Está en la página 1de 2

Mata a Simei

octubre 9, 2013 por rudygarrido

En 1 Reyes 2 podemos leer lo que pasó entre el rey Salomón y Simei, benjamita.

Este hombre sale al camino a maldecir al rey David, cuando huía de su hijo Absalón…  2 Samuel 16:13 “Y

mientras David y los suyos iban por el camino, Simei iba por el lado del monte delante de él, andando y

maldiciendo, y arrojando piedras delante de él, y esparciendo polvo.”; y también es de los primeros en venir a

recibir a David, cuando regresa a Jerusalén, después de la muerte de Absalón en batalla…  2 Samuel

19:16 “Y Simei hijo de Gera, hijo de Benjamín, que era de Bahurim, se dio prisa y descendió con los hombres

de Judá a recibir al rey David.” Este hombre recibió la promesa, por parte de David, de no ser muerto a

espada a causa de sus maldiciones al rey… 2 Samuel 19:23 “Y dijo el rey a Simei: No morirás. Y el rey se lo

juró.”

Pero es de este Simei que el rey David advierte a su hijo Salomón, antes de morir… 1 Reyes 2:8-9 “También

tienes contigo a Simei hijo de Gera, hijo de Benjamín, de Bahurim, el cual me maldijo con una maldición

fuerte el día que yo iba a Mahanaim. Mas él mismo descendió a recibirme al Jordán, y yo le juré por Jehová

diciendo: Yo no te mataré a espada. Pero ahora no lo absolverás; pues hombre sabio eres, y sabes cómo

debes hacer con él; y harás descender sus canas con sangre al Seol.”

También, en obediencia al consejo de su padre, es a este Simei a quien el rey Salomón hace una clara

advertencia… 1 Reyes 2:36-37 “Después envió el rey e hizo venir a Simei, y le dijo: Edifícate una casa en

Jerusalén y mora ahí, y no salgas de allí a una parte ni a otra; porque sabe de cierto que el día que salieres y

pasares el torrente de Cedrón, sin duda morirás, y tu sangre será sobre tu cabeza. ” Y es este Simei el que

acepta las “condiciones del juego”… 1 Reyes 2:38 “Y Simei dijo al rey: La palabra es buena; como el rey mi

señor ha dicho, así lo hará tu siervo. Y habitó Simei en Jerusalén muchos días.”

Es acá en donde retomamos la historia que nos atañe, la historia que llamaba mi atención esta mañana. Por

dos años Simei obedece la palabra del rey, pero un día…

 1 Reyes 2:39-46 “Pero pasados tres años, aconteció que dos siervos de Simei huyeron a
Aquis hijo de Maaca, rey de Gat. Y dieron aviso a Simei, diciendo: He aquí que tus siervos están en
Gat. Entonces Simei se levantó y ensilló su asno y fue a Aquis en Gat, para buscar a sus siervos.
Fue, pues, Simei, y trajo sus siervos de Gat. Luego fue dicho a Salomón que Simei había ido de
Jerusalén hasta Gat, y que había vuelto. Entonces el rey envió e hizo venir a Simei, y le dijo: ¿No te
hice jurar yo por Jehová, y te protesté diciendo: El día que salieres y fueres acá o allá, sabe de
cierto que morirás? Y tú me dijiste: La palabra es buena, yo la obedezco. ¿Por qué, pues, no
guardaste el juramento de Jehová, y el mandamiento que yo te impuse? Dijo además el rey a
Simei: Tú sabes todo el mal, el cual tu corazón bien sabe, que cometiste contra mi padre David;
Jehová, pues, ha hecho volver el mal sobre tu cabeza. Y el rey Salomón será bendito, y el trono de
David será firme perpetuamente delante de Jehová. Entonces el rey mandó a Benaía hijo de Joiada,
el cual salió y lo hirió, y murió. Y el reino fue confirmado en la mano de Salomón.”
WOW! Y algunos miembros de las iglesias se quejan de la disciplina ejercida por su liderazgo (esto en las

iglesias que aún se atreven a ejercer su autoridad divina). ¿Qué dirían del rey Salomón, pastor de la iglesia

cristiana “El reino establecido”?

Sin duda dirían que Salomón fue muy fuerte y falto de misericordia.

Pero vamos a analizar un par de cosas… Primero, fue el rey David quien dio este consejo a su hijo Salomón;

fue aquel que es tipo de Cristo quien le dio esta advertencia. Segundo, fue después de la muerte de Simei que

la Escritura, inspirada por Dios, y útil para enseñar, redargüir, corregir, e instruir en justicia, dice:  “Entonces

el rey mandó a Benaía hijo de Joiada, el cual salió y lo hirió, y murió. Y el reino fue confirmado en

la mano de Salomón.” Es decir, tratar de negar que la mano de Dios estaba en todo esto, es tratar de tapar

el sol con un dedo. Tal vez muchos acusaron a Salomón de falta de amor y misericordia; tal vez algunos no

estuvieron de acuerdo; pero es innegable que Dios cumplió su propósito en todo esto.

Pero hay algo más allá de todo esto… una enseñanza muy grande para nosotros. Esta historia, que siendo

honestos, es dura de digerir, nos enseña de un principio, sin el cual el reino de Cristo no será establecido en

nuestras vidas. Es interesante notar que Simei fuel el ultimo de varios con los cuales Salomón tuvo que tratar

para establecer el reino. Y le tomo dos años para poder tratar con este. No fue al comienzo de su reino, sino

dos años después…

Simei significa “Famoso”… Si el reino de Cristo en nuestra vida, y en la vida de la iglesia, va a ser confirmado,

Simei debe morir tan pronto se manifiesta. No podemos darle un centímetro, no podemos permitirlo por un

segundo… La gloria es para Dios, y solo para Dios.

Cuando un pastor comienza a firmar Biblias, y a escribir libros, y a viajar por todas partes… asegúrese de

tener la madurez suficiente, y hacerlo totalmente muerto a la carne y por la voluntad de Dios… sino, Simei

causará gran daño al Reino del Señor, y éste no será estable en la mano del Señor. Lo digo totalmente

convencido… no he llegado a ese nivel de madurez, y me da miedo que esta carne reciba algo de

reconocimiento. he visto “grandes hombres de Dios” menguar después de que sus iglesias cobran “fama”, y

ellos “escriben libros”… como se de grandes hombres de Dios que a pesar de escribir libros, y predicar por

todo el mundo, mantienen su sencillez, y Cristo es el REY… y creo que esto es a causa de que tan pronto

“Simei” asomo su cabeza, son dudarlo la cortaron con la espada, y murió.