Está en la página 1de 1

Informe Social

⮚ Claudia Magaly Pop Tut

Claudia es una niña muy responsable, a sus 8 años ella ya está aprendiendo a responsabilizarse en
todas las actividades que realiza, actividades como las de la escuela que por la situación que
atraviesa nuestro país del Covid_19 ella está en casa, aprovecha el tiempo repasando sus libros,
cuadernos, ejercitando algunos cntenidos vistos en clases para que no se le olvide y no pierda interés
en el mismo.

Estando en casa Claudia no solo queda de brazos cruzados si no también ayuda en los que haceres
del hogar, por ejemplo barrer, lavar trastos, entre otras pequeñas actividades , su abuela Margarita
quien es la que está a cargo de ella y sus dos hermanos más, se siente muy angustiada y triste,
porque desde que empezó toda esta situación del Estado de Emergencia por el Covid_19 ella ya no
se da abasto para sufragar los gastos necesarios del hogar, doña Margarita con sus ventas de
torttillas a diario se ayudaba con los gastos de la Canasta básica, los alimentos de los tres tiempos de
sus nietos ya que ella hace mucho tiempo es responsable de 3 nietos, la mamá de los niños hace
tiempo los abandono por lo que ella se hizo a cargo, entonces ella junto a don Francisco su esposo
buscan la manera como sacar adelante su familia, pero por cuestiones de seguridad y el cuidado a la
salud doña Margarita ya no está saliendo a vender tortillas porque también teme salir infectada del
virus y contagiar a su familia que es lo que más ama, Dios no lo quiera que sea así.

De igual forma don Francisco (abuelo de Claudia) no cuenta con un trabajo formal, el es únicamente
agricultor, busca trabajos por días ya sea de chapiar, de ir sembrar, a buscar leñas o algún otro
trabajo de jornaleroo donde únicamente a diario gana Q40. 00, dejando claro que a veces en la
semana no le sale algún trabajo,. Entonces ahora ellos se sienten bastante preocupados y frustrados
Por esta dura situación y realidad que están viviendo en carne propia.

Claudia ha visto el sentir y la preocupación de sus abuelos, pero ella lamenta no poder hacer nada
para ayudar a la pareja de esposos y a sus hermanos. La ayuda que ha dado UNBOUND en estos
últimos meses de la cuenta individual ha sido de gran apoyo para la familia, con la misma han
comprado víveres para el sustento del hogar pero ya no alcanza, porque ahora ya sólo dependen del
pequeño ingreso de don Francisco, abuelo de Claudia.

Doña Margarita a pesar de su edad avanzada siempre ha sido una mujer ejemplar, muy participativa
en las diferentes actividades que realiza Unbound.