Está en la página 1de 3

LA LIEBRE QUE TENÍA LAS OREJAS GRANDES

Érase una vez un liebre pequeñita que tenia las orejas enormes. Las otras
liebres se reían de ella:

- Tienes las orejas muy grandes. ¡Qué fea eres!

La pobre liebre se ponía muy triste y decía:

- Todavía tengo que crecer y espero que las orejas no me crezcan más.

Pero no sucedió lo que ella se imaginaba. Creció ella y también crecieron sus
orejas. Las otras liebres le decían:

- Con esas orejas tan grandes no podrás correr y te cazarán muy pronto.

Y la liebre se ponía muy triste porque no le había servido de nada el crecer.


Pero con sus grandes orejas, podía oír mejor que las demás liebres. Podía oír
cómo se movían los escarabajos, podía oír cómo se arrastraban las lombrices
de tierra, y hasta podía oír caer una pluma de pájaro.

Un día que todas las liebres estaban en un campo de trigo, apareció un


cazador con un perro. El cazador estaba muy lejos, pero la liebre de las orejas
grandes le oyó. Rápidamente movió sus grandes orejas, y como un molinete
empezó a girarlas. Las demás liebres, que la vieron, echaron a correr hacia el
bosque y se escondieron.

El cazador no las pudo encontrar y se marchó a su casa con el zurrón vacío.

Entonces todas las liebres dijeron a la de las orejas grandes:

- ¡Qué suerte tener unas orejas tan grandes! ¡Verdaderamente no son tan feas!

Y desde aquel día la liebre presumió de sus grandes orejas.

Úrsula Wölfel
PREGUNTAS (marca la opción correcta):

1) ¿Qué problema tenía la liebre?


a) Que no crecía.
b) Que no le crecían las orejas.
c) Que sus orejas eran más grandes de lo normal.
d) Que no podía correr mucho cuando la perseguían.

2) ¿Crees que a la liebre le importaba que se riesen de ella?


a) Sí, por eso deseaba que no le creciesen las orejas.
b) No, porque ella sabía que no era fea.
c) No, porque así podía presumir de sus orejas.

3) ¿Por qué pensaban las liebres que no podría correr?


a) Porque debido al peso de sus orejas, se cansaría pronto.
b) Porque se distraería al ir escuchando todos los sonidos.
c) Porque no había crecido lo suficiente para poder correr mucho rato.

4) ¿Qué imaginaba ella que le ocurriría cuando creciera?


a) Que las orejas no le crecerían y se igualarían con su cuerpo.
b) Que las otras liebres la respetarían por ser mayor.
c) Que sus orejas seguirían creciendo a la vez que su cuerpo.

5) Al crecer….
a) Sus orejas se quedaron como estaban.
b) Sus orejas también crecieron.
c) Crecieron sus patas para que corriera más.

6) ¿Qué cualidad especial tenía ella que no poseían las otras liebres?
a) Corría más rápido que las demás.
b) Era amiga de los escarabajos, las lombrices y los pájaros.
c) Oía muy bien desde muy lejos.

7) La liebre, al ver al cazador, giró sus orejas como un molinete para…


a) Que las otras liebres vieran lo que era capaz de hacer con sus largas
orejas.
b) Avisarlas de que había un grave peligro.
c) Intentar volar con ellas y escapar de allí.

8) A pesar de que todas se reían de ella, la liebre las salvó del cazador.
¿Qué piensas de ella?
a) Que era generosa y no les guardaba rencor.
b) Que fue tonta, porque se habían burlado de ella y no tenía que haberlas
ayudado.
c) Que tenía que haberse salvado ella y no decir nada a nadie.
d) Que debió hacer ruido para que el cazador las descubriera.

9) Recuerdas algún personaje de cuento que tenía un problema similar al


de la liebre?
a) Cenicienta.
b) El patito feo.
c) La bestia.
d) Dumbo.