Está en la página 1de 482

COSAS DEL AMOR

TATIANA

Era una mañana como tantas otras, sin ningún inconveniente hasta el momento, Tatiana estaba en
su trabajo como de costumbre, siempre llagaba allí a eso de las 7:00 am, le gusta llegar a esa
hora porque podía empezar su mañana con tranquilidad, ya que los demás trabajadores llegaban a
eso de las 8:00 am, así que llego y empezó a realizar su trabajo, Tatiana es secretaria de
presidencia en una compañía de gran prestigio, su trabajo es muy agotador, siempre tiene mucho
trabajo, por el momento no tenia esposo ni novio, así que tenia relativamente tiempo suficiente ya
que no tenia mas obligaciones que su trabajo, el hecho de no estar comprometida era un poco
extraño, ya que Tatiana  es un mujer hermosa, tiene 26 años, su figura es admirable, sus ojos
color miel resaltaban impresionantemente su cara, su piel bronceada, el color de su cabello es de
un castaño claro, al colocarse en el sol su cabello irradiaba belleza, se veía un esplendor hermoso
rodeándola toda, lo cual hacia que más de uno se quedara boquiabierto a su paso. Esa mañana
Tatiana empezó desde muy temprano a hacer sus deberes, ese día era muy importante para ella
ya que en cualquier momento llegaría el nuevo presidente a la compañía, el cual era el hijo del ex
presidente, todo esto paso debido a que el antiguo presidente había decidido que ya era momento
de descansar y dejar que sus hijos se hicieran cargo de la compañía, designando así a su hijo
mayor para ocupar este puesto.

Tatiana tenía todo organizado, para su nuevo jefe, su oficina estaba impecable, siempre la
organizaba ella misma ya que su antiguo jefe le pedía que por favor fuera ella quien lo hiciera ya
que las empleadas de servicio siempre desordenaban su escritorio revolviendo todos los papeles y
haciendo imposible encontrar los que necesitaba, así que Tatiana como era de costumbre organizo
todo. A eso de las 9:00 de la mañana llego una mujer alta, de unos 28 años, con unos ojos
increíblemente hermosos, un azul en el cual al mirarlos se perdía en ellos, piel blanca, sus labios
eran de un rojizo carnosos de lo más apetecibles, su cuerpo tenía unas curvas impresionantes,
todo en ella era bello, tenía en sus manos un portafolio negro y en su hombro un bolso que
combinaba con su vestido, se dirigió directamente al despacho de presidencia lo cual puso en
alerta a Tatiana la cual se paró de inmediato de sus escritorio y bloqueo la entrada del despacho, a
lo cual la mujer la miro y sorprendida le dijo:

Mujer: ¡qué diablos estas haciendo!

Tatiana: lo siento señorita pero no la puedo dejar pasar sin una autorización del presidente.

Mujer: ¡es que acaso no sabes quién soy yo!-la mujer dijo esto en tono un poco fuerte y lanzando
una mirada de furia hacia Tatiana.

Tatiana: la verdad es que no, y lo siento señorita pero no la puedo dejarla pasar

La mujer a ver la negativa de Tatiana se volvió hacia ella y la miro desconcertada y dijo.

Mujer: no puede ser que en esta maldita empresa nadie sepa quién soy yo

Tatiana estaba igual que ella desconcertada no sabía qué hacer hasta que una voz detrás suyo le
dijo:

Alberto: Tatiana buenos días.

Tatiana: buenos días doctor no esperaba verlo por aquí hoy

Alberto: vine a dejar unas cosas antes de irme pero dime ¿tú qué haces hay parada obstruyéndole
el paso a la nueva presidente de la compañía?

Tatiana abrió los ojos y puso cara de sorpresa, la verdad era que no esperaba que fuera una mujer
la que llegaría hoy a ocupar el puesto del doctor Alberto.
Tatiana: perdón yo…yo no sabía nada creía que vendría su hijo no su hi… hija. Perdóneme señorita
todo fue un mal entendido le prometo que esto no volverá a pasar.

Mujer: eso te lo aseguro, nada de esto volverá a pasar, en realidad no sé como mi papa es capaz
de contratar a gente tan inepta para esta compañía. Ahora apártate que quiero entrar a mi oficina.

Tatiana se quedo inmóvil, no creía que nada de esto estuviera pasando, empezó muy mal su
primer día de secretaria para la señorita Campusano, nunca imagino que fuera ella en vez de su
hermano la que ocuparía el cargo de presidente, al parecer había empezado muy mal con su nueva
jefa.

Al ver esto el doctor Alberto le coloco su mano en el hombro y sonriendo le dijo:

Alberto: tranquila Tatiana que todo fue un mal entendido no pasa nada, dale solo un poco de
paciencia a mi hija, solo está un poco estresada y no es para menos mira la pequeña compañía
que le va tocar manejar.-lo decía de modo sarcástico mostrando con su mano todo la compañía-.

Tatiana: si doctor, que pena, yo… yo enserio no sabía nada.

Alberto: tranquila Tatiana.

Así pues Tatiana se sentó en su escritorio y retomo de nuevo su trabajo, estaba muy preocupada y
además inquieta, cada vez que se acordaba de su jefa su piel se erizaba provocando en ella una
especie de electricidad debajo de su piel que la hacía estremecer, no sabía a ciencia cierta si esto
era debido a que empezó mal con ella o a que le llamaba mucho la atención esa hermosa mujer.

A eso de las 10 am el doctor Campusano salió de la oficina que ahora era de su hija, se despidió de
Tatiana y le dijo que había hablado con mas clama con su hija y que se tranquilizara que todo iba a
estar bien. Tatiana seguía inquieta sin saber qué hacer ni que pensar, está en esas cuando timbra
su teléfono, lo contesta desesperadamente:

Tatiana: dígame doctora en que le puedo servir.

Catalina: venga  a mi oficina por favor.

Tatiana: ya mismo voy para allá.

Tatiana coge su agenda y lapicero, se acerca a la puerta, la abre y entra:

Tatiana: me necesitaba doctora.

Catalina: si, siéntese por favor, la llame porque quería presentarme, se que al llegar no fui muy
cortes con usted pero me entenderá que no es fácil hacerse cargo de un puesto como lo es la
presidencia de una empresa, el hecho era que le quería pedir disculpas por mi comportamiento de
esta mañana y pues mucho gusto catalina campusano.-diciendo esto estira su mano-

Tatiana un poco atónita, no sabía le porque esta mujer tan hermosa hacia esto, era muy raro
encontrar personas como ella en el medio, por lo general todos eran arrogantes, no querían tener
ningún contacto con los empleados de bajo rango, pero ella era diferente, o al menos eso era lo
que Tatiana pensaba en esos momentos.

Tatiana: mucho gusto doctora Tatiana Arango, su secretaria.-que tonta por supuesto que soy su
secretaria eso es obvio Tatiana que te pasa no digas mas bobadas-

Catalina sonrió sabiendo que Tatiana estaba un poco sorprendida mas sin embargo siguió hablando
con ella.
Catalina: bueno Tatiana, ahora que ya nos presentamos me podrías decir que hay para hoy y por
favor no me des malas noticias como que me toca ir a reuniones aburridas o cosas por el estilo.

Tatiana esbozo una sonrisa y le dijo:

Tatiana: bueno, para hoy doctora lo primero que hay en su agenda es ir a hablar con los
directivos, así que si le toca hacer una reunión pero será solo de media ahora ya que para después
tiene un almuerzo con el doctor Mario Duarte, el presidente de la asociación de la compañía, luego
a las 2:00 tendrá que ir a su casa a llevar a su padres al aeropuerto, cuando llegue debe
presentarse a la compañía, así todos la conocerán y no se volverá a presentar ningún
inconveniente-Tatiana sonrió y catalina le devolvió la sonrisa-, y al finalizar la tarde debe tener
firmado estos documentos que son de un nuevo acuerdo que dejo su padre. Y ya eso es todo.
Quiere saber lo de mañana.

Catalina: perdón no te escuche ¿qué dijiste?

Tatiana: que si quiere saber que hay para mañana.

Catalina: aaa no gracias, con lo de hoy me basta y me sobra, mañana es mañana hoy es hoy.
Gracias Tatiana.

Tatiana: de nada

En ese momento Tatiana se para de la silla y se dispuso a salir pero catalina la detuvo.

Catalina: ¿para dónde vas?

 Tatiana: que pena doctora creí que ya había terminado, desea algo más

Catalina se quedo pensativa unos segundos y le dijo:

Catalina: si, necesito que me hagas un gran favor

Tatiana: si dígame doctora

Catalina: necesito que después de la reunión de las 11:00 am me lleves a conocer el lugar, es mas
creo que ahora tenemos tiempo que te parece si lo hacemos ya.

Tatiana se quedaba mirando como sus labios se movían articulando cada palabra que le salía de
esa hermosa boca, no sabía que era lo que le pasaba pero no podía dejar de mirarlos, los deseaba
y eso era algo nuevo para ella, no sabía cómo reaccionar cuando de pronto escucho algo que la
dejo perpleja y contesto asustada:

Tatiana: ¿lo hacemos ya? A que se refiere doctora

Catalina: ¿no me estas prestando atención Tatiana?

Tatiana: si doctora lo que pasa es que me distraje un segundo

Catalina: que si podemos hacer un pequeño tour por la empresa para así conocerla.

Tatiana se sonrojo y le dijo:

Tatiana: si claro doctora tenemos tiempo, todavía faltan unos minutos para su reunión, pero no
creo que alcance a mostrársela toda, al fin y al cabo es muy grande.

Catalina: no importa, solo muéstrame lo que alcances ya después tendremos tiempo de que me
des un tour completo.
Tatiana se sentía un poco rara y al parecer catalina se daba cuenta y aprovechaba esto para
hacerla sonrojar una que otra vez.

Tatiana: si doctora como quiera, si quiere empezamos ya, si le parece.

Catalina: ok

Catalina se paró de su escritorio dejando ver lo alta que era y mostrando su hermosa figura,
camino hacia la puerta la abrió e hizo un ademan con su mano para que Tatiana saliera primero,
esta camino rápidamente y salió, dejo la agenda y el lapicero en su escritorio y se dispuso a hacer
al tour mostrándole una que otra instalación, catalina caminaba a su lado mirándola fijamente, no
dejaba de observar a esa mujer tan hermosa, jamás había visto a alguien como ella, la miraba
detenidamente, con un poco de disimulo, igual no quería incomodar a Tatiana, la mira de arriba
abajo sin que esta se diera cuenta, nunca había sentido la necesidad de ver a alguien así, pero en
esos momentos ella no era la que controlaba sus ojos, ellos solos tenían vida y querían disfrutar de
esa vida deleitándose con tan espectacular vista.   

Tatiana por su parte seguía dando el tour, de vez en cuando miraba el reloj para mirar que hora
era, ya que la doctora no podía perder su primera reunión con los directivos de la compañía, en un
instante quiso que el tiempo fuera más lento, ya que ella disfrutaba cada segundo al lado de
catalina, no se explicaba cómo era posible que quisiera pasar más tiempo con ella si apenas la
conocía, pero no pudo evitarlo así que llego la hora de separarse de catalina o al menos eso creía.

Tatiana: doctora tenemos que irnos ya o va a llegar tarde a su reunión.

Catalina: ok, vamos entonces

Fueron caminando de nuevo hacia la oficina, catalina hacia las preguntas acerca de la empresa y
Tatiana se dedicaba a contestar, hasta que catalina cambia un poco de tema y empieza a hacer
preguntas un poco más personales.

Catalina: y Tatiana cuéntame ¿tú con quien vives?

Tatiana estaba un poco sorprendida por la pregunta, no se imagino que toda una doctora como ella
le gustaría saber de su vida, pero respondió:

Tatiana: vivo sola doctora.

Catalina: a veo, pero demás que tienes tus tinieblos por ahí que no te dejan solita o me equivoco.

Tatiana se sorprendió aun más con esa pregunta

Tatiana: no doctora, para nada, en estos momentos estoy soltera, no estoy saliendo con nadie, me
estoy dedicando un 100% a mí.

Catalina la miro sorprendida, no imaginaba que una mujer tan bonita no tuviera a nadie, era
increíble el saber que estaba sola, catalina no lo creía pero igual siguió preguntado.

Catalina: pero déjame decirte que te ha servido porque estas súper linda-catalina se sonrojo al
decir esto al igual que Tatiana a la cual de inmediato se le vio sus mejillas ruborizadas- además
mírate, no es por nada pero creo que cualquier persona con una visión normal y hasta alterada le
gustarías o no.

Tatiana seguía roja, se sentía avergonzada, nunca antes una mujer le había dicho algo así, pues en
ocasiones sus amigas se lo decían pero no era lo mismo, en estos momentos Tatiana estaba en
una confusión de cuerpo y mente, no sabía cómo reaccionar, que catalina le estuviera diciendo
eso, la hizo sentir apenada porque Tatiana veía de una manera distinta a su jefa, nunca le había
pasado esto, pero le gustaba saber que a catalina le parecía linda.
Tatiana: pues no lo sé doctora- le dijo esto aun sonrojada- bueno doctora ya llegamos valla hacia
la sala de juntas que ya la deben de estar esperando los directivos- le señalo con la mano la sala y
catalina se dirigió hacia allá.

Tatiana se encontraba ya sola divagando en sus pensamientos, pensando en catalina, su cuerpo,


sus manos, su voz, le encantaba cuando de su boca salía su nombre, no lo podía creer, nunca
imagino sentirse así por alguien y menos por una mujer, todo le parecía muy extraño, algo salido
de lugar, así que decidió concentrarse mas en el trabajo y tratar de olvidarse por un momento de
su jefa., lo cual no lo logro ya que cada vez pensaba mas y mas en ella.

CAPITULO 2

CATALINA

Era ya de día y catalina se dispuso a levantarse de cama, era su primer día de trabajo, no lo podía
creer, por fin después de tantos años iba a ser ella y no su hermano la presidente de la compañía de su
padre, aunque fuera porque el hermano no podía hacerlo ya que este no quiso alejarse de su esposa y
su hijo y hacerse cargo de la compañía de su padre, pero igual el está bien, tiene sus propias acciones
y es muy trabajador, así que él no le preocupaba, ahora estaba centrada en ella, en como ahora ella
era la nueva presidente.

Salió de su casa en su carro a eso de las 8:00 am, llego a la compañía a las 8:30, pero el portero la
detuvo y no quiso dejarla pasar, esto enojo mucho a catalina ya que nunca le había pasado algo tan
vergonzoso como esto, y menos en su propia compañía, así que llamo a su padre y le informo lo
sucedido, este a su vez se comunico con el portero y le hizo saber que en esos momentos tenia
retenida a la nueva presidente de la compañía, el portero estaba un poco desconcertado, y apenado, ya
que todos ese día esperaban al hijo de Alberto, Miguel, no a Catalina, además esta nunca se había
presentado antes en la empresa, siempre era Miguel su hermano el que le ayudaba a su padre, así que
todos lo esperaban a él y no a ella, y al no conocerla pues era muy difícil el saber que era la nueva
presidente.    

Catalina estaba muy enojada, nunca antes le había pasado algo así, además habían hecho que se
retrasara su entrada, ya eran las 9:00 am y ella sin poder entrar a su oficina, se subió en el ascensor y
llego hasta su nueva oficina, cuando se bajo diviso a los lejos a una mujer hermosa, de cabello castaño
claro, su cuerpo bien bronceado y en muy buena forma, no dijo nada y siguió su camino hacia su
oficina, cuando se disponía a abrir la puerta, la mujer hermosa que anteriormente había visto se le paro
en frente y no la dejaba pasar, le daba explicaciones de que debía esperar a que llegara el presidente,
que antes no la podía dejar pasar, catalina estaba súper enojada, no entendía porque todos estaban
ese día en su contra, ¿acaso nadie sabía quien era ella y que hacia ahí?, se puso furiosa y le contesto
de una manera muy descortés a la señorita que bloqueaba su paso, ella quiso decirle a esta quien era
pero de un momento a otro escucho la voz de su padre saludando a la señorita, e informándole quien
era ella, cuando por fin la señorita se dio cuenta quien era Catalina quito su brazo y la dejo pasar, no
sin antes pedirle disculpas, catalina entro a su nueva oficina con mucha rabia y detrás de ella su padre,
catalina se sentó en su escritorio y su padre se coloco a su lado y le dijo:

Alberto: tranquila hija, no paso nada.

Catalina: ¡que no paso nada papa! ¡No viste acaso como me trato esa mujer! Es increíble que no le
hallas dicho  nada a nadie que era yo la nueva presidente y no Miguel.

Alberto: perdóname hija se me paso, no creí que fuera necesario, además tu también tienes la culpa
por nunca venir aquí, varias veces te pedí que vieras y no quisiste, ahora vez las consecuencias, ni
siquiera Tatiana que es mi secretaria te conoce.

Catalina: perdón papa, tienes razón, no era mi intención hablarte mal, pero mira ya todo lo que me ha
pasado en mi primer día, no lo puedo creer.

Alberto: te entiendo hija, pero mira que te portaste muy mal con Tatiana y tienes que disculparte.

Catalina: si papa lo hare, y gracias por todo, si no hubiera sido por ti en estos momentos estaría afuera
de la compañía sin poder empezar a realizar  mi trabajo. Gracias.
Alberto: no es nada hija, bueno creo que es hora de que me valla para la casa, tu mama debe estar
insoportable, todavía nos falta empacar muchas cosas y ya sabes cómo es tu mama cuando viaja, se
quiere llevar hasta los cubiertos de la casa, y debo impedir eso – Alberto dijo esto sonriendo a lo cual
catalina también esbozo una sonrisa.

Catalina: está bien papa, me gustaría que te quedaras un rato mas para que me guíes pero bueno, es
verdad, tienes muchas cosas que hacer y que impedir,-dijo esto riéndose- bueno papa nos vemos ahora
en un rato antes de que se vallan, te quiero mucho papi adiós.

Alberto: adiós hija, y tranquila acuérdate de lo que hablamos-diciendo esto le da un beso a catalina en
la frente y sale de la oficina.

Catalina ya un poco más calmada levanta el teléfono y llama a su secretaria, no quería perder más
tiempo y empezar a trabajar ya, pero antes tenía que saber a qué era lo que debía enfrentarse.

En eso llega Tatiana, Catalina apenas alzo la vista, miro a esa mujer hermosa que minutos antes
retenía su paso, al verla noto lo hermosa que era, como sus ojos color miel hacían que su cara resaltara
de una manera impresionante, la miro de pies a cabeza no podía imaginar tener tan cerca una mujer
tan hermosa, aunque de un momento a otro despertó de su sueño y volvió a la tierra, se sintió un poco
rara, nunca antes había visto de esa manera a una mujer, nunca imagino sentirse así, era algo
completamente nuevo para ella, le dijo a Tatiana que se sentara, le pidió disculpas así como su padre le
dijo que lo hiciera, se presento, y le pidió que le dijera que cosas debía hacer ese día.

Catalina la miraba atentamente sin perder ni un solo movimiento de sus labios, en realidad solo
escucha sonidos, pero no tenían ningún significado para ella, ya que se encontraba embobada con
aquella mujer, aunque lo disimulaba muy bien, noto más de una ocasión que Tatiana se encontraba un
poco nerviosa, al parecer ella la intimidaba, y esto le gustaba de una forma inexplicable.

Al terminar Tatiana de leer todo se dispuso a irse pero catalina se apresuro a detenerla, no sabía
porque lo hacía pero quería pasar más tiempo con ella, así  que invento una excusa para poder hacer
que esta que quedara un poco mas. Le pidió que le diera un tour por la empresa para conocerla, la
verdad es que no le importaba conocer la empresa solo quería pasar más tiempo con esa hermosura,
no sabía exactamente porque lo hacía, pero era algo que no podía controlar, no paraba de mirar a
Tatiana y esta se daba cuenta pero no le decía nada, a ella le gustaba como Catalina la miraba pero
nunca mostro nada que lo demostrara, así se paso el tiempo, hasta que Tatiana le dijo que debían
volver y ella accedió, no sin antes preguntarle a Tatiana cosas de su vida, al enterarse que no tenia
novio se sorprendió muchísimo ya que Tatiana era hermosa y no entendía como una mujer así podía no
tener a nadie, pero a la vez se sintió feliz de saberlo, lo cual le pareció muy extraño, nunca había
experimentado esta sensación, y al saber que lo hacía por una mujer la hizo estremecer, así que se fue
a su reunión de media hora que le pareció una eternidad, pero en esa eternidad solo pensaba en
Tatiana, no presto mucha atención hasta ya el final cuando todo el mundo se fue y la felicitaban por su
puesto.

Catalina salió de la sala de juntas y se fue hacia su oficina, no sin antes regalarle una sonrisa a Tatiana
la cual al verla se puso muy nerviosa, pero le devolvió la sonrisa, Catalina entro a su oficina y trato de
distraerse pero le era muy difícil hacerlo, Tatiana se encontraba en todos sus pensamientos, no
entendía que era lo que le sucedía con esa mujer, en ese momento el sonido del teléfono la saco de
aquellos pensamientos.

Catalina: si dime Tatiana

Tatiana: doctora para informarle que ya llego el doctor Mario Duarte.

Catalina: ¿y para que vino?

Tatiana: -con un tono de voz bajo- doctora recuerde que tiene usted un almuerzo hoy con él, se lo leí
hoy en la mañana ¿no lo recuerda?

Catalina: a si, si – en realidad no lo recordaba ya que en todo momento de la lectura solo veía en
movimiento de los labios de Tatiana sin prestarle atención a lo que decía- dile que me espere 5 minutos
que ya salgo.
Tatiana: ok doctora

Catalina se arreglo lo mas que pudo, salió de allí y observo que en una de las sillas de la sala de espera
se encontraba un hombre muy bien vestido de unos 35 años, blanco, ojos café oscuro, con un cuerpo
bien marcado, parecía que hiciera ejercicio, se acerco a Tatiana y le dijo:

Catalina: hola Tatiana, me podrías decir quién es el doctor Duarte.

Tatiana: si claro doctora mírele es ese el de allá.

En ese momento Mario se levanto de la silla, se paro justo detrás de catalina y le dijo:

Mario: apuesto que tú debes ser la hija de Alberto o bueno mejor dicho la nueva presidente de la
compañía- todo esto lo dijo con una sonrisa en su boca.

Catalina: si, hola, mucho gusto doctor Duarte, Catalina Campusano

Mario: hola catalina, mucho gusto, pero por favor dime Mario, así entramos mas en confianza.

Catalina: ok Mario, entonces que, ¿nos vamos? 

Mario: tus deseos son mis órdenes – sonrió e hizo un ademan para que ella pasara primero.

Catalina estaba normal, le parecía que ese hombre era un encanto, muy caballeroso, y querido, salió de
la compañía en su carro y se fueron a almorzar a un restaurante muy prestigiosos de la cuidad,
comieron, hablaron de negocios, de su primer día como presidente, y de todo un poco, por primera vez
en el día catalina había podido dejar de pensar en Tatiana y todo esto gracias a Mario. 

Terminaron de almorzar y Mario la volvió a dejar en la compañía no sin antes pedirle volver a verla, a lo
cual catalina acepto pero le dijo que tenía que organizar con su secretaria a ver qué día podía a lo cual
el accedió, y pidió su número de teléfono para estar en contacto.

Catalina llego de su almuerzo y allí estaba Tatiana en su escritorio, enfrente de su computadora,


escribiendo.

Catalina: hola Tatiana, algún recado para mí.

Tatiana: hola doctora, no ninguno.

Catalina: ok, gracias

Tatiana: para servirle doctora.

Catalina iba entrando a su oficina pero se devolvió, no aguanto las ganas de estar otra vez con Tatiana,
había algo en ella que la atraía de forma inusual, así que se acerco a ella y dijo:

Catalina: Tatiana, si no estás muy ocupada me gustaría que siguieras con el tour, pues si no es mucha
molestia.

Tatiana: no claro que no, yo no tengo mucho que hacer pero doctora a las 2:00 pm debe estar en su
casa y ya es la 1:30 pm así que no creo que lo podamos hacer ahora mismo, es mas yo creí que del
almuerzo usted se iría directamente para alla.

Catalina: ¡diablos! Lo olvide por completo.

Tatiana: al parecer anda usted muy distraída hoy- como se te ocurre decir eso Tatiana, que te pasa ¿a?
reacciona ella es tu jefe no le puedes hablar así- perdón doctora no quise decir eso.

 Catalina: tranquila Tatiana no es nada, además es verdad desde que llegue hoy he estado muy
distraída, es que no sé que me está pasando, pero bueno menos mal te tengo a ti para recordarme
todo- además también para distraerme porque la verdad he estado todo el día pensando en ella y por
eso no me puedo concentrar- gracias Tatiana

Tatiana de sonrojo por lo que le había dicho Catalina pero reacciono de inmediato

Tatiana: lo hago con mucho gusto doctora además ese es mi trabajo.

Catalina: ok Tatiana nos vemos en un rato, voy a mi casa, adiós.

Tatiana: adiós, doctora.

Catalina salió de la compañía y se dirigió a su casa, allí estaban su papa, su mama y su hermano
esperándola.

Miguel: hola hermanita que mas como te ha ido.

Catalina: pues bien, uno que otro inconveniente con los empleados pero de resto todo bien

Alberto: hija, apúrate que tenemos que llegar rápido al aeropuerto

Catalina: si papa vamos, súbanse que Miguel y yo subimos las maletas

Alberto: no hija tranquila que ya el chofer las lleva adelante, es que siempre salieron artas y pues no
queríamos incomodarte.

Catalina: ok papa, entonces vamos

Todos subieron a su carro y llegaron al aeropuerto, registraron su tiquete y llego el momento de la


despedida.

Catalina: hay mama, papa los voy a extrañar un montón- los abraza a ambos-

María: hay mi amor, tranquila que volveremos pronto ya verás cómo un año se pasa volando, no te
preocupes por nosotros que tu papa y yo nos sabemos cuidar muy bien.

Catalina: lo sé, mama, lo sé, pero igual me van a hacer mucha falta, pero bueno por fin llego el
momento de disfrutar después de tanto trabajo, ambos se lo merecen.

Alberto: gracias hija, pero mejor nos vamos ya, antes de que nos deje el avión, te cuidas y te quiero
mucho, cuida mucho la empresa, yo se que la de dejo en las mejores manos.

Catalina: gracias papa y lo hare, los quiero mucho, adiós

Miguel se despide de ellos y luego se va junto con Catalina a la casa, durante el trayecto hablaron de
cómo le había ido en la empresa, de novedades que se presentara, pero Miguel conocía muy bien a su
hermana y notaba algo raro en ella.

Miguel: hermanita que te pasa, te veo como diferente, algo extraña, además desde que salimos de la
casa te veo un poco pensativa.

Catalina: cómo crees, a mi no me pasa nada, esas son suposiciones tuyas.

Miguel: si claro, suposiciones mías, como no. Para mí que fue que encontraste a alguien que te gusto.

Catalina de inmediato se ruborizo y no pudo contenerlo, se sentía muy apena de que su hermano se
diera cuenta, y lo peor de todo era que supiera que el motivo de su cambio era por una mujer y no por
hombre.

Miguel: aja, yo sabía, mírate como te pusiste, es que tú no me puedes engañar, a ver quién es el
afortunado, algún hombre de la empresa, un directivo, un trabajador, pero habla mujer que esperas.
Catalina: nada de eso Miguel, no empieces que tu bien sabes que no me gusta hablar de eso, ahora
déjame en paz y hablemos de otra cosa por favor.

Miguel: ok hermanita, pero tarde o temprano me enterare quien es el hombre por el que te ruborizas
de esa manera.

Catalina: deja ya de molestar y cuéntame más bien como están Andrea y mateo que hace días que no
los veo.

Miguel: pues bien como siempre, mateo esta inmenso, ha crecido un montón y cada día más se parece
a mí-una leve sonrisa de orgullo apareció en su rosto-

Catalina: me alegra que mi sobrino y mi cuñada estén bien.

Pasaron así los minutos hablando de todo un poco hasta que llegaron a la casa, catalina dejo a su
hermano y se fue directo para la compañía, llego y de inmediato subió a su  oficina y allí estaba
Tatiana, hermosa como siempre, catalina sentía como si no la hubiera visto en años, ella necesitaba
estar cerca de Tatiana, no sabía porque pero Tatiana en un solo día se había convertido en su
necesidad.

Catalina: hola Tatiana, como estas

Tatiana: bien doctora, la espera más tarde-dijo mirando su reloj-

Catalina: pues mis papas son un  poco acelerados así que decidieron entrar lo antes posible a la sala de
espera porque de pronto podrían perder el viaje, así que Salí un poco antes de lo esperado.

Tatiana: a ya, doctora recibió una llamada del doctor Mario Duarte, era para decirle que si podía salir
esta noche a cenar con él.

Catalina: esta noche, no lo sé, estoy un poco cansada, más bien llámalo y dile que hoy no puedo que
mejor mañana en la noche y que gracias por la invitación.

Tatiana: ok doctora.

Catalina: ¿algo más?

Tatiana: si doctora, eee, ¿recuerda que debe ir a presentarse a los empleados?

Catalina: lo había olvidado por completo, que haría yo sin ti, gracias Tatiana.

Tatiana: no es nada doctora, además debería aprovechar que llego temprano para hacerlo, antes de
que se vallan, porque algunos salen más rápido que otros.

Catalina: ok Tatiana, entonces llama a los jefes de planta y diles que citen a todos los empleados que la
presidente de la compañía se va a presentar ¿ok?

Tatiana: ya mismo lo hago doctora.

Catalina entro a su oficina encantada por aquella dulzura, no podía creer que ella haría que volviera a
sentir esas mariposas en el estomago, que aletean cada vez con más fuerzas, no sabía se sería capaz
de disimularlo por más tiempo y solo pensaba en un nuevo plan para acercarse a Tatiana.

CAPITULO 3

TATIANA

Tatiana se encontraba divagando en sus pensamientos cuando vio que la doctora salió de su reunión,
de repente noto que Catalina le regalo una sonrisa y ella sin más se la devolvió. No podía creer lo que
esta mujer le hacía sentir, nunca antes había sentido esto por nadie, para ella era extraño, por su
mente a cada instante se aparecía la figura de Catalina, y esto la hacía distraerse enormemente, estaba
en esas cuando se acerca un hombre muy bien presentado y buen mozo, regalándole una sonrisa le
dice:

Mario: buenas tardes señorita, soy Mario Duarte, vengo a buscar a la doctora Catalina.

Tatiana: buenas tardes doctor, no lo esperaba aquí, creí que habían quedado para encontrarse en el
restaurante como siempre.

Mario: pues eso siempre lo hacía con Alberto, pero ahora es diferente, siendo una mujer lo menos que
puedo hacer es venir a buscarla.

Tatiana: ok doctor, que pena con usted, ya se la llamo.

Tatiana cogió el teléfono y le marco a Catalina, esta contesto de inmediato y Tatiana le conto que allí
estaba el doctor Mario, catalina al parecer se encontraba un poco confundida, pues no se acordaba de
ningún Mario, Tatiana le recordó quien era y ella salió a los 5 minutos de su oficina para recibirlo.

Tatiana: doctor, la doctora le manda a decir que la espere 5 minutos que ella ya sale.

Mario: ok, gracias.

5 minutos después salió Catalina de su oficina, se acerco a Tatiana y le pregunto dónde estaba el doctor
Duarte, Tatiana se lo mostro, pero de inmediato vio con el doctor Duarte se acerco y se presento, vio
como este era tan especial con ella, de inmediato sintió una rabia en todo su ser, vio como Catalina le
respondía a sus halagos y esto la enfureció demasiado, nunca antes se había sentido así, era algo no lo
podía controlar, la ira que sintió en eso momento era indescriptible, además Catalina no se despidió de
ella, sin más se fue, sin decir nada, esto hacia que Tatiana se sintiera muy mal, nunca imagino sentirse
así por nadie.

Al subir Catalina y Mario al ascensor, Tatiana se desboronó, salió corriendo hacia el baño, comenzó a
llorar de una manera impresionante, solo pensaba en lo que había pasado, en como Catalina se había
olvidado de ella por culpa de ese hombre, no podía creer como Catalina le podía hacer esto, estaba en
esas cuando la puerta de baño se abre y entra una de sus compañeras de trabajo y al verla así le dice:

Mariana: Tatiana, que te pasa, porque lloras así- se acerca rápidamente a ella y la abraza-

Tatiana: -secándose las lágrimas de su rostro- no nada Mariana, solo que hoy es un mal día y ya, eso
es todo.

Mariana: estás segura eso no parece que fuera por un mal día, porque no me dices la verdad Tatiana.

Tatiana: esa es la verdad Mariana y si no me quieres creer pues no me creas -y se aleja de ella
bruscamente-.

Marina: ok, ok, no te digo nada mas, pero vamos, límpiate esas lagrimas y vamos a almorzar que ya es
hora.

Tatiana: vete adelantando yo ya llego.

Mariana: ok, pero no te demores, mira que si lo haces me voy a preocupar.

Tatiana: si tranquila, ve que yo ya voy.

En esos momentos Tatiana respiro profundo, limpio una vez sus lágrimas, mojo un poco su cara, se la
seco y trato de tranquilizarse. Salió del baño y se fue directo a la cafetería donde se encontraban sus
compañeras de trabajo esperándola en la misma mesa de siempre.

Tatiana: hola chichas, que más.


Chichas: hola.

Empezaron pues a comer y al terminar de hacerlo Tatiana se fue directo a su escritorio, no quería dejar
de trabajar, al menos esto le mantendría su mente ocupada y de esa manera dejaría de pensar tanto
en Catalina. Ya estaba más clamada y más concentrada en su trabajo, cuando de repente se abre el
ascensor y de allí sale Catalina, no pudo evitar observarla de pies a cabeza, pero de inmediato trato de
disimular concentrándose en su computadora y haciéndose la que estaba escribiendo, Catalina la saludo
y le pregunto que si tenía algún recado a lo cual ella contesto que no, entonces Tatiana vio que Catalina
se dirigía su oficina, respiro profundo, se calmo un poco y siguió son lo suyo, cuando de pronto ve a
Catalina en su escritorio pidiéndole que siguieran con el tour, Tatiana estaba sorprendida, imagino que
esto ya se le había olvidado, pero al parecer a esta no se le había pasado, Tatiana quería salir de ese
lugar junto con Catalina pero en ese momento recordó que Catalina debía ir a recoger a sus padres a sí
que no podían, al parecer a ella se le había olvidado por completo, en esos momento a Tatiana se le
ocurrió pensar que tal vez esta no le había prestado ni la mas mínima atención cuando ella le leyó lo el
cronograma del día, al parecer a Catalina no le importaba en lo más mínimo lo que hacía o dejara de
hacer Tatiana o al menos eso era lo que ella pensaba, así pues le recordó esto Catalina y entonces esta
se fue volviendo a dejar sola a Tatiana, la cual al principio sintió un poco de alivio, ya que pensaba que
si estaba nuevamente cerca de Catalina no iba a ser capaz de controlarse y dejar ver lo que en esos
momentos sentía por ella.

Todo trascurría con calma, cuando de pronto timbro el teléfono

Tatiana: presidencia, buenas tardes.

Mario: buenas tardes señorita, soy el doctor Mario Duarte, podría usted comunicarme con Catalina.

Tatiana: que pena doctor la DOCTORA no se encuentra en estos momentos, pero si gusta le puede
dejar un mensaje.

Mario: ok, le podría decir que si por favor aceptaría a salir a comer esta noche con migo.

Tatiana: -su cara estaba completamente roja de la rabia y celos que sentía en esos momentos- claro
doctor con mucho gusto yo le digo.

Mario: ok señorita muchas gracias, ¡a! y por favor le podría dejar mi número telefónico para que se
comunique con migo.

Tatiana: si claro doctor dígame.

Mario: ok es ….. bueno muchas gracias, que tenga buena tarde, hasta luego.

Tatiana: lo mismo doctor hasta luego.

En el momento de colgar Tatiana estaba que no podía mas, tenía unas ganas impresionantes de alejar
a Mario de Catalina, en ese momento lo encontraba como un rival muy fuerte, primero era hombre y no
sabía ciencia cierta si a Catalina le llamaba la atención las mujeres, el otro punto en su contra era que
el tenia mucho dinero, además era muy apuesto y caballeroso, Tatiana sabia que le iba a ser muy difícil
competir con él, por un momento se detuvo, paro sus pensamientos, no era posible que estuviera
pensado así,  estaba anonadada, no podía creer que estuviera celosa, y mucho menos que estuviera
celando a una mujer, -tranquila Tatiana, tranquila, esto no está pasando, no es lo piensas que es- lo
decía en voz alta a ella misma, - respira profundo no pasa nada, concéntrate en tu trabajo, solo tu
trabajo, ya a trabajar se dijo-.

Cada vez más Tatiana divagaba en sus pensamientos, se perdía en ellos con gran facilidad, solo
pensaba en catalina, pero trataba de una mil maneras cambiar eso, pero todos sus intentos fueron
fallidos, de repente, se abre el ascensor saliendo de el Catalina, la saludo y Tatiana sorprendida mira su
reloj, en realidad no pensó que llegara tan rápido, la verdad era que la esperaba más tarde, pero igual
se dedico a darle el mensaje del doctor Mario, lo cual no le agrado, por un momento pensó en no
dárselo pero lo pensó mejor ya que eso podría afectar su trabajo, entonces decidió dejarlo así y decirle
a Catalina lo de la invitación, su sorpresa fue mayor cuando Catalina le dijo que llamara a Mario y le
dijera que hoy no podía salir con él, lo cual le gusto mucho a Tatiana pero la dicha duro poco porque
Catalina decidió salir con él al día siguiente, así que mejor cambio de tema y le dijo que era buen
momento para hablar con los empleados y presentarse, Catalina accedió y se dirigió hacia su oficina.

Tatiana hizo lo que Catalina le había dicho y llamo a cada uno de los jefes de plantas y en media hora
ya tenía todo organizado, así que llamo a Catalina para hacérselo saber.

Catalina: si, dime Tatiana.

Tatiana: doctora, para informarle que ya esta lista la reunión, en estos momentos la están esperando.

Catalina: ok, ya salgo.

A los pocos segundo Catalina salió de su oficina se dirigió donde Tatiana y le dijo:

Catalina: ¿lista?

Tatiana: ¿lista para qué?

Catalina: como que para que, pues para ir conmigo, como se supone que voy a saber yo donde están
reunidos todos si todavía no conozco bien las instalaciones.

Tatiana: a si, qué pena con usted doctora, deme unos segundos, listo, ¿vamos?

Catalina: pues vamos

Las dos se dirigieron al ascensor, en el momento de cerrarse las puertas el clima estaba lleno de
tensión por parte de ambas, cuando de un momento a otro se escucho un estruendo en el ascensor, se
detuvo sin más, ninguna sabía que había pasado, todo era confusión en ese momento.

Catalina: que pasa Tatiana porque se detuvo esto

Tatiana: no lo sé doctora,- tocando cada uno de los botones del ascensor- ha de ser alguna falla
mecánica.

Catalina: no me digas eso, por favor.- comenzó también a tocar cada uno de los botones.

Tatiana: tranquila doctora, tranquila

Catalina: como me puedes decir que me tranquilice, ¡no vez que estamos aquí atrapadas, en un
ascensor!-en su voz se notaba ya la desesperación.

Tatiana: yo sé doctora pero si se altera no va a lograr nada, esperemos unos minutos que esto ya lo
deben de estar solucionando.

Catalina: más te vale que sea verdad, porque si no es así no respondo, no soy capaz de estar mucho
tiempo aquí, esto es lo peor que me ha pasado en la vida.

Tatiana: ¿mucho mas peor que nadie de su propia empresa la reconozca y no la deje pasar a su
empresa? –dijo esto sonriendo, buscando distraer un poco a Catalina, la verdad era que no le gustaba
verla tan angustiada así que trato de cambiar el tema-

Catalina: pues sí, aunque eso más que un mal rato fue algo vergonzoso, a lo cual tú también
participaste así que no te hagas la santa.

Tatiana: en ningún momento trate de serlo doctora, además, tranquila en unos minutos estará parada
enfrente me toda la empresa presentándose así eso nunca volverá a pasar.

Catalina: eso espero.


El silencio rondo en el ascensor por unos segundos, cuando de pronto Tatiana y Catalina alzan su mano
en busca del botón de emergencia del ascensor, teniendo así un roce mínimo entre ambas, Tatiana
sintió como un choque eléctrico paso por todo su cuerpo, su brazo encontraba completamente erizados,
voltio su mirada hacia ella, mordió su labio inferior, pero al darse cuenta de lo que pasaba dio un paso
atrás y se quedo pasmada, sin saber que hacer o que decir, catalina al darse cuenta de esto le dijo:

Catalina: qu… que… pena contigo Tatiana no quería incomodarte.

Tatiana: ¿incomodarme? No ¿Por qué doctora?- que idiota soy, que obvia, no pude tan siquiera quitar
mi mano y  ya, estúpida, estúpida, -pensaba esto mentalmente-

Catalina: no por nada

Tatiana no sabía qué debía hacer o decir, simplemente se quedo en el rincón del ascensor sin decir
nada, cuando de pronto escucha a catalina

Catalina: Tatiana, dime qué te pasa, porque estas así, pareces distante.

Tatiana. No me pasa nada doctora, no se preocupe, solo que no se, nunca me había quedado encerrada
con alguien en el ascensor y muchos menos con alguien que- cerro su boca de inmediato y no articulo
palabra alguna-

Catalina: que, que Tatiana, porque te callas

Demonios Tatiana que te está pasando como se te ocurre hablar más de la cuenta casi le dices que te
gusta, no no no, que voy a hacer ahora- decía esto mentalmente mientras sentía que catalina la
observaba detenidamente.

Tatiana: que es mi jefe, doctora-valla por fin pensaste en algo, ojala se lo crea-

Catalina: ya, pero tranquila que por ser tu jefe no me hace una persona diferente, sabes algo, a mi no
me gusta etiquetar a la gente, que por que este hace esto o lo otro lo tengo que tratar de una forma u
otra, para mi todos somos iguales.

Tatiana: que bien que piense así doctora, en realidad hay muy pocas personas como usted en este
mundo, y es bueno saber eso de usted.

Catalina: gracias me halagas con el cumplido.

 Tatiana no pudo evitar sonrojarse, ya que cada vez que hablaba con Catalina sentía que no podía mas,
que cada segundo a su lado era una extrema agonía sabiendo que no podía besar sus labios, tocar su
cuerpo, todo lo que se le pasaba por la mente era besarle, pero no se atrevía, tenía miedo de que ella
no le correspondiera, y por eso se abstuvo de hacerlo.

De un momento a otro decidieron sentarse ya que habían pasado ya vario minutos y nadie aprecia para
socorrerlas, Tatiana se sentó primero en el mismo rincón donde se encontraba ya hace vario minutos,
después catalina se acerco un poco a ella y se sentó a su lado.

Tatiana trataba de manejar su respiración, pero no podía controlarla, por más que trataba no podía y
su respiración se escuchaba fuerte, todo esto producto de la excitación que le producía estar tan cerca
de Catalina, de un momento a otro siente como una mano cálida empieza a rozarla, no lo podía creer,
es mas en un momento llego a pensar que todo era producto de su imaginación, pero no, era verdad
Catalina está rozando su mano, poco a poco se iba acercando a ella haciendo que su respiración se
acelerara cada vez más, Catalina acerco su cara a la de ella, la miro fijamente a los ojos y le dijo con
una voz baja y sensual:

Catalina: yo se que tu lo deseas tanto como yo.

Tatiana: cómo es posible que me conozcas tanto


Ambas sonrieron y poco a poco sus labios se fueron acercando, rozándose unos contra otros, sintiendo
como la exhalación e inhalación de su respiración se sentía cada vez más cerca, las ganas de besarse
les gano y empezó un beso despacio, fue un beso tierno, lleno de amor y dulzura, poco a poco el beso
fue creciendo, haciendo de su boca un campo de guerra donde sus lenguas se pelaban tratando cada
una introducirse en la boca de la otra. Tatiana tenía sus manos abrazando fuertemente a Catalina, la
cual poco a poco fue bajando sus manos acariciando lentamente la espalda de Tatiana, pararon por un
instante solo para mirarse la una a la otra, pero de inmediato retomaron su juego, Tatiana un poco mas
desinhibida decide acariciar a Catalina, empieza a tocar sus senos, las dos están a mil, súper
excitadas,  cuando de pronto se escucha un ruido en el ascensor, en ese momento las dos paran, caen
en cuenta de lo que está pasando y se paran de inmediato, a lo lejos se escuchaba una voz poco
inteligible, al parecer es el hermano de catalina que la llama a lo lejos.

Catalina: ¿Miguel?, MIGUEL- dijo ya gritando- es mi hermano vino a rescatarnos.

Tatiana: ¿el doctor Campusano esta aquí?

 Catalina: eso parece, por fin vamos a salir de aquí- lo dijo con un tono de alivio.

Al escuchar esto Tatiana se sintió una tonta, ¿tan mal la estaba pasando Catalina con ella que quería
salir de ahí dejando a tras todo lo que había pasado?, no podía creerlo, para ella el beso que había
compartido con Catalina había sido lo mejor que le había pasado en la vida, pero al parecer para
Catalina lo fue, ya que quería salir corriendo de allí.

Al cabo de uno minutos se abrieron las puertas de ascensor, allí estaban Miguel, con 5 bomberos, los
cuales ayudaron a sacar a  Tatiana y a Catalina del ascensor.

Catalina: hermanito, que gusto verte, gracias, mil gracias por sacarme de allí.

Con cada palabra que decía Catalina, Tatiana se sentía mas y mas tonta, pero decidió dejarlo así, así
que salió del ascensor y se fue de inmediato para su oficina, tomo aire, respiro profundo, no podía
aguantar las ganas de llorar, se sentía muy mal, no sabía qué era lo que iba a pasar con ellas después
de esto, no tenía la más remota idea de lo que le iba a decir a Catalina, no sabía nada, se cuestionaba
una y otra vez porque lo hizo, hasta que de pronto una voz la despejo de sus pensamientos.

Miguel: hola Tatiana, ¿como estas?, ¿todo bien no te paso nada estando allí en el ascensor?.

Tatiana: hola doctor, no gracias a Dios nada me paso, estoy perfecta, un poco en shock, pero todo esta
normal.

Miguel: eso veo, si ni siquiera esperaste a que te sacaran del ascensor para venirte a trabajar.

Tatiana: jajajaja, pues si doctor, usted sabe, primero el trabajo.

Miguel: pero mujer que dices, si acabas de pasar por un trauma -al escuchar esto Tatiana sonrió
recordando lo que había pasado en el ascensor- no se tu pero mi hermana esta como una loca, no te
imaginas como esta, debió haber pasado los peores minutos de su vida encerrada allá- al oír esto
aquella sonrisa que tenia se fue desvaneciendo-

Tatiana: pues no lo sé doctor, de pronto es que yo sea un poco más fuerte que la doctora, o hasta
puede ser que todavía no halla asimilado por lo que acabo de pasar.

Miguel: pues eso puede ser una opción, pero bueno viene aquí para ver como estabas y a decirte que
Catalina te manda a decir que te tomes lo que queda del día libre.

Tatiana: no creo que sea necesario doctor, yo estoy bien.

Miguel: pues eso veo, pero igual tómatelo Tatiana, veras como un descansito no te queda nada mal.

Tatiana: pero doctor todavía tengo muchas cosas que hacer, no me puedo dar ese lujo.
Miguel: ok, Tatiana como tú quieras, al parecer por las buenas no entiendes ¿no?, señorita Tatiana
Arango le ORDENO que se tome el resto de la tarde libre, y como esto es una ORDEN me la tiene que
obedecer, así que por favor apague ese computador y vámonos de aquí.

Tatiana: está bien doctor, como ordene.

En esos momentos Tatiana organizo sus cosas, apago el computador, dejo todo muy bien ordenado y
salió de la oficina, Miguel se quedo y la acompaño, tomaron el ascensor, el cual ya había sido arreglado
y llegaron a la primera planta.

Tatiana: bueno doctor muchas gracias, hasta luego, que le vaya bien.

Miguel: para donde creer que vas mujer, ven que yo te llevo a tu casa.

Tatiana: no doctor como cree, no se preocupe yo me voy sola no hay ningún problema.

Miguel: Tatiana, no me hagas hacer lo mismo que acabo de hacer arriba, por favor deja de ser tan
terca y sígueme.

A Tatiana no lo quedo más que seguir a Miguel hasta le parqueadero, él muy caballerosamente le abrió
la puerta de su vehículo y ella entro sin percatarse que allí se encontraba Catalina.

Catalina: hola Tatiana como estas

Tatiana: ho…hola doc..doctora perdón no sabía que estaba usted aquí.

Catalina: pues sí, desde hace rato que los estoy esperando.

Miguel: que pena hermanita, pero es que tienes una secretaria muy pero muy terca.-al decir esto
Tatiana no pudo evitar sonrojarse-

Tatiana: que pena doctora, de verdad que no sabía que usted estaba aquí esperando, si hubiera sabido
no la hago esperar tanto.- al decir esto catalina le sonrió y el carro arranco-

Todos iban muy silenciosos, en ese instante se dirigían a la casa de Tatiana, la cual quedaba un poco
lejos de la compañía, así que el viaje era un poco largo, y sin decir palabra se hacia un poco más largo,
así que Miguel decidió romper el hielo.

Miguel: bueno y ustedes porque tan calladitas, si algo caracteriza a las mujeres es que hablan hasta por
los codos, y vean preciso me toco las mujeres menos comunicativas de todas.

Tatiana y catalina esbozaron una sonrisa, pero igual siguieron calladas.

Miguel: bueno, pero digan algo, no sé, a ver Tatiana ¿Qué te pareció la compañía de mi hermanita por
más de 20 minutos que estuvieron encerradas en ese ascensor?

Tatiana: -al recordar lo que allí había pasado sus brazos se erizaron y su cara se ruborizo  de
inmediato, le daba pena que Miguel se enterara que era lo que había pasado allí dentro-  no pues,
normal.

Miguel: normal, nada más, no lo entiendo, pasaron 20 minutos juntas y ni así pudiste conocer un poco
a mi hermana, no hicieron nada, no hablaron, no se conocieron, ni siquiera le dijiste nada, yo no creo
que se hayan quedado ahí por más de 20 minutos sin hacer nada, eso sí es casi imposible.

Catalina: pues si hablamos pero fueron cosas sin importancia, además tú crees que con esa
desesperación que teníamos allí encerradas se nos iba ocurrir hacer algo.

Miguel: ok, ok, yo solo decía.


Gracias a la intervención de Catalina, Tatiana se sintió aliviada el solo hecho de saber que alguien más
se enterara de lo que había pasado allí dentro la desconcertaba enormemente, le hacía dar un miedo
impresionante, nunca imagino encontrarse en una situación como esa, nuca antes había sentido deseos
por una mujer, y mucho menos había besado alguna, pero lo que había sentido era maravilloso, no lo
podía describir con palabras, el sentir sus labios rozando los suyos la llevaban al cielo, el solo hecho de
recordar aquel instante hacia que perdiera el control de sí misma, solo imaginaba ese momento una y
otra vez en su mente, repasaba cada segundo que paso junto con Catalina en ese ascensor, recordaba
cómo sus manos tocaron sus pechos, y como Catalina acariciaba su espalda, cada momento, cada
instante quedo guardo en su memoria, de un momento a otro escucho la voz de miguel que le decía
algo que no entendió.

Tatiana: que me decía doctor.

Miguel: que si esta es tu casa.

Tatiana: a si doctor que pena estaba distraída.

Miguel: al parecer no eres la única- al decir esto miro a catalina, la cual de repente salió de sus
pensamientos-

Catalina: ya llegamos

Miguel: al parecer si

Tatiana: bueno, muchas gracias por todo, doctor Campusano, doctora, que tengan una buena tarde y
noche, gracias por todo.

Miguel: fue un placer Tatiana, trata de descansar, hasta mañana.

Tatiana: hasta mañana doctor.

Catalina: Tatiana, gracias por tu compañía esta tarde en el ascensor, de verdad no se que habría hacho
si tu no hubieras estado ahí, mil y mil gracias.

Tatiana: -se encontraba anonadada, no pensó que la despedida de Catalina fuera a ser así, trato de
Salir rápido de su asombro para que no se dieran cuenta- de nada doctora, igual a usted muchas
gracias por todo, que tenga un feliz día, hasta mañana.

Catalina: hasta mañana Tatiana que descanses.

Después de esto Tatiana entro a su casa, fue directamente a la cocina, se tomo un vaso con agua, se
dirigió a su habitación, se quito su ropa y se coloco su ropa de dormir, pensaba que era una buena
oportunidad para descansar, ya que hace muchos días que no lo hacía, se dispuso a dormir, pero los
recuerdos de aquella tarde navegaban como naufrago en el mar por todo su cerebro, evitando así que
Tatiana pudiera dormir tranquilamente, daba vueltas en su cama tratando de encontrar el mejor ángulo
para poder arrancarla de su mente, pero todo era imposible, hasta que después de unas horas por fin
pudo conciliar el sueño, pero ni siquiera durmiendo era capaz de olvidarse de aquella mujer, de esa que
con sus labios la hizo estremecer, la que con un beso le demostró lo que es el verdadero amor.

CAPITULO 4

CATALINA

Se encontraba sentada en su escritorio firmando unos papeles, no sabía si debía hacerlo, pero lo
supuso así que empezó a firmarlos haciéndolo casi automáticamente, ya que su cabeza estaba en otro
lugar, no sabía qué hacer para poder pasar más tiempo con Tatiana, eso le estaba quemando el
cerebro, buscaba formas de pasar más tiempo con ella pero sin ser tan obvia, cada vez se mataba mas
pensando pero no encontraba nada que le sirviera, tenía ideas tontas, las cuales descartaba de
inmediato, pensaba y pensaba pero nada, no se le ocurría nada bueno, cuando de pronto sonó su
teléfono, lo cogió de inmediato, era Tatiana informándole que ya era hora de irse a presentar, así que
salió de su oficina y se le ocurrió invitarla, con la excusa de que no sabía donde era, la verdad era que
si sabia pero quería que la acompañara, en eso se subieron al ascensor y este se detuvo. Catalina
sentía el pavor más grande de este mundo, este era su mayor miedo, no podía creerlo, pero recordó
que estaba acompañada, ¡y qué compañía!, al principio se desespero un poco pero lentamente Tatiana
la fue calmando, llego un momento en el cual ninguna de las dos decía nada, así que Catalina decidió
oprimir el botón de emergencia, cuando se disponía a hacer esto sintió como la piel de Tatiana le
rozaba su mano, al percibir su piel con la de Tatiana todo su cuerpo se estremeció, al parecer esta
mujer hacia que Catalina sintiera cosas que jamás en la vida había sentido, además vio también como
Tatiana se mordió su labio inferior en el momento del roce, lo cual llamo mucho su atención, pero de
pronto sintió como de golpe Tatiana se aleja de ella, haciéndose en un rincón del ascensor, Catalina no
entendía que pasaba, al parecer a Tatiana le pasaba algo con ella pero no sabía si era lo mismo que a
ella le estaba pasando.

Catalina trata de saber que era lo que le pasaba a Tatiana así que le pregunto, y cuando esta respondió
dijo algo que a catalina le pareció una declaración, pues por las circunstancias en que se encontraban a
Tatiana casi se le sale algo de más de su boca, y esto abrió la puerta por decirlo así para que Catalina
actuara.

Esta siguió indagando pero no encontraba nada concreto, después de un tiempo Tatiana se sentó en el
mismo rincón donde se encontraba, así que Catalina aprovecho y se sentó a su lado, al estar allí
escuchaba como la respiración de Tatiana estaba a mil, así que dedujo que era porque ella estaba
cerca, y no dedujo mal, al escuchar como Tatiana respiraba cada vez con más fuerza la incito a rozar su
mano, y de nuevo sintió como la  respiración delataba enormemente a Tatiana, así que Catalina decidió
acercarse mas y mas y después de decir unas palabras la beso.

En esos momentos Catalina se sintió en el cielo, nunca antes había sentido esta sensación, todo para
ella era irreal, no podía creer que la estuviera besando, que estuviera saboreando esos hermosos
labios, que la extasiaban de una manera sobrenatural, que estuviera probando el néctar mas delicioso
que jamás había probado, al principio el beso fue tierno, fue dado con amor, así era como Catalina lo
quería, pero no aguanto mucho antes de besarla con pasión, sintió como sus manos se deslizaban
lentamente por la espalda de Tatiana, y después de un instante en que se miraron fijamente sintió
como Tatiana le tocaba todo su cuerpo, llego a sentir como la mano de esta acariciaba su pecho, al
parecer ya se había desinhibido y estaba loca de pación, al igual que ella, pero la dicha les duro poco,
ya que de un momento a otro escucharon un ruido que las obligo a parar. 

Al aparecer ya habían llegado los bomberos a sacarlas de allí, Catalina escucho una voz muy lejana que
decía su nombre, de inmediato supo que era su hermano, y empezó a gritar ella también, por un
momento se olvido de Tatiana, solo quería salir de allí lo antes posible, y lo logro. A los pocos minutos
ya se encontraban afuera, de repente se acordó de todo lo que había pasado y busco con su mirada a
Tatiana la cual no estaba.

Catalina: y Tatiana ¿Qué se hizo?

Miguel: no se hermanita, creo que se fue a la oficina

Catalina: Dios que he hecho, primero la beso y después la dejo tirada como si nada hubiera pasado-
pensaba catalina- hermanito ¿me puedes hacer un grande favor?

Miguel: si hermanita lo que me pidas.

Catalina: puedes ir a buscar a Tatiana a la oficina, y le dices que se puede tomar el resto de la tarde
libre, pues es que creo que es lógico que después de pasar por esto merece un descanso.

Miguel]: si claro hermanita no hay problema

Catalina: eso no es todo, también quiero que por favor la llevemos a su casa, no me imagino cómo
debe de estar la pobrecita después de esto. Pues si no es mucho pedir.

Miguel: pues sí, yo no le veo ningún problema, y porque no vas tú y se lo dices personalmente.

Catalina: hay no hermanito, no lo puedo creer, después de lo que me paso y tu quieres que valla y siga
trabajando no no no, que gran hermano me gasto yo.
Miguel: ok, ok ya voy, pero tú a dónde vas entonces.

Catalina: voy al parqueadero, a esperarlos en tu carro.

Migue: ok, mira coge las llaves.

Catalina: gracias hermanito, adiós, nos vemos abajo.

Mientras bajaba, Catalina recordaba aquel beso, paso a paso, como se fueron acercando, como sus
labios se rozaron, como sus lenguas se encontraron, cada imagen en su cerebro la hacían estremecer,
recordar todo lo ocurrido la hacía sentir tan bien que no quería olvidar nunca en su vida ese momento,
lo quería tener presente por siempre y para siempre.

Llego pues al parqueadero y se dispuso a esperar a que su hermano llegara con Tatiana, pero la espera
se hizo larga, no veía la hora de volver a ver Tatiana hasta que de pronto sintió como la puerta del
carro se abrió, entrando en el esta hermosa mujer, la saludo, y vio en el rostro de Tatiana una
expresión de sorpresa, al parecer no se la esperaba allí, pero sin embargo le hablo hasta que Miguel
arranco en el carro y de ahí en adelante todo fue silencio, hasta que su hermano empezó a buscar
conversación y se le ocurrió la brillante idea de preguntarle a Tatiana que habían hecho en el ascensor,
al escuchar esto Catalina noto como Tatiana se puso nerviosa y después de dar una respuesta tonta y
ver como su hermano insistía decidió intervenir para que su hermano no se enterara de nada, en el
fondo ella no quería que el supiera, ya que le iba a costar mucho trabajo explicarle el porqué de lo que
había ocurrido, así que pensó rápido y dio una excusa para que su hermano dejara de preguntar.

Así  pues se paso todo el resto del camino en completo silencio, hasta que llegaron a la casa de Tatiana,
Catalina vio como esta no se había percatado de que ya habían llegado, y llego a creer que
seguramente estaba pensando en lo mismo que ella, el beso, lo cual era cierto, después vio como
Tatiana salió de carro, se despidió, haciendo que Catalina reaccionara antes de que se fuera y le dio las
gracias por su compañía en ese ascensor, de inmediato Catalina vio la cara de sorpresa de Tatiana y le
dio un poco de gracia verla así, y después de despedirse de ella el carro arranco dirigiéndose hacia su
casa.

En el momento de arrancar Catalina suspiro y vio hacia el horizonte, recordando aquel momento de
gloria, pero la voz de su hermano la saco de aquellos pensamientos:

Miguel: hermanita, yuju, ¿estás aquí?-hacia esto pasándole una de sus manos enfrente de su cara-
estas como muy despistada hoy, ahora si ¿me puedes decir que es lo que te pasa?

Catalina: ¿Qué me pasa de qué?

Miguel: no te me hagas la tonta que tu sabes que yo se que te pasa algo, pero no me quieres decir, a
ver suéltalo ya,

Catalina: no tengo ni la remota idea de que me estás hablando.

Miguel: hermanita por favor no me hagas esto, dime quien es el dueño de tus pensamientos, por favor,
no me hagas suplicarte, si

Catalina: de verdad hermanito pareces en las drogas, a mi no me pasa nada, tu eres el que se está
inventando todo, yo estoy normal, como siempre.

Miguel: jum, si como no, si no te conociera diría que hiciste algo malo, pero la mirada que tienes no es
de culpa si no de otra cosa, de algo que nunca había visto en ti.

Catalina: ya deja de hablar bobadas y más bien apúrate que ya quiero descansar, el día de hoy ha sido
muy difícil para mí y tú aquí molestándome la vida, más bien acelera hermanito y ya deja de hablar.

Miguel: pero que genio hermanita, ok, ok ya me callo, pero me terminaras diciendo que es lo que te
pasa tarde o temprano, ya verás.
Catalina no sabía qué hacer, trataba de ocultarle todo a su hermano, simplemente porque le daba pura
y física vergüenza que él se enterara de lo que había pasado, aunque estaba segura de que lo que
había sentido era lo más bonito que jamás había sentido y estaba dispuesta a luchar por eso.

Llegaron pues a la casa de Catalina y esta salió del carro despidiéndose de su hermano, entro a su
casa, dejo sus cosas en la sala y se dirigió a su habitación, se despojo de su ropa y entro en el baño, se
baño y se recostó en su cama, pensaba y pensaba, y se preguntaba una y otra vez ¿qué pasaría si
decidiera seguir con esto?, ¿qué pasaría si le dice a Tatiana lo que siente por ella?, ¿qué haría si ella
acepta este sentimiento?, estaba en esas cuando de pronto suena su celular, ella extrañada lo coge y
contesta.

Catalina: ¿alo?

Mario: hola catalina ¿como estas?, hablas con Mario Duarte

Catalina: hola Mario, yo estoy bien y ¿tu?

Mario: pues bien, pero tengo un pequeño problema y me preguntaba si tú podrías ayudarme a
solucionarlo.

Catalina: pues dime lo que necesites y si está en mis manos no dudes en que te ayudare.

Mario: pues lo que pasa es que hoy después de nuestro almuerzo me ha pasado algo que no sé como
explicártelo, pero bueno, resulta que todo el día he estado pensando en ti y pues tenía las ganas más
grandes del mundo de verte de nuevo y pues te llame a tu oficina para pedirte que saliéramos esta
noche pero no estabas y pues tu secretaria después me devolvió la llamada diciéndome que tu no
podías, así que te llamo a hora para pedirte que por favor mañana almorcemos juntos, pues si no es
mucha molestia.

Catalina: ¡y ese era el problema que tenias!

Mario: pues claro, no ves que no me he podido concentrar en todo el día por estar pensando en ti, y
eso ya es un gran problema, porque primero no te pude ver y segundo no hago bien mi trabajo, ¿no te
parece que es un gran problema?

Catalina: bueno, pues viéndolo desde ese punto de vista, puede serlo.

Mario: a si ves, entonces ¿me vas a ayudar o no?

Catalina: pues Mario la verdad es que no se si pueda almorzar contigo mañana, me tocaría preguntarle
a mi secretaria y pues ya no estoy en la oficina, pero si quieres mañana a primera hora te llamo y te
aviso ¿vale?

Mario: -lamentándose- ok, ok, pero me avisas, mira que si no lo haces puedo llevar a la ruina mi
empresa, y eso no sería bueno, solo te digo que eso está en tus manos Catalina.

Catalina: no seas tan exagerado Mario, y tranquilo que te prometo que apenas vea mi agenda te llamo
y te aviso, ¿ok?

Mario: bueno entonces así quedamos, que tengas bonitos sueños hermosa, bye

Catalina: ok Mario lo mismo, que descanses, bye

En el momento de colgar, Catalina se sintió diferente, esta vez lo que sentía era más bien confusión
que otra cosa, al escuchar las palabras de Mario y al recordar lo sucedido con Tatiana, se sintió perdida,
no sabía qué hacer, ni que pensar, ya que ahora sabia que Mario estaba interesado en ella, pero no
sabía si Tatiana también lo estaba o si por el contrario no sentía nada por ella, se la paso pensando casi
toda la noche hasta que el sueño le gano y por fin se quedo sugerida en un profundo sueño, donde
aparecía y desaparecía tanto la imagen de Tatiana como la de Mario.
CAPITULO 5

TATIANA

A la mañana siguiente Tatiana se levanto a la misma hora de siempre, solo que esta vez ahora había
algo nuevo en ella, algo en sus ojos que se evidenciaba desde lejos, era un brillo nuevo, acompañado
de una gran sonrisa que desbordaba felicidad por todo su rosto haciéndolo más angelical, más hermoso
que de costumbre. Todo esto por el simple hecho de haber besado a Catalina y porque en toda la noche
se la paso soñando con ella y recordando como poco a poco consiguió lo que estaba anhelando desde el
instante que la conoció, en como su vida dio un giro de 180° dejando todo patas arriba, sin saber qué
hacer, o que decir, así que en ese momento solo se dejo llevar por lo que estaba sintiendo.

Salió entonces de su casa, llego al trabajo temprano como de costumbre, subió al ascensor y apenas
esas puertas abrieron, una lluvia de recuerdos inundo su  mente, haciéndola erizar de solo recordar lo
que había pasado en aquel ascensor. Mientras subía pensaba en lo sucedido y hasta ese momento cayó
en cuenta que en unas pocas horas se iba a encontrar de nuevo con aquella mujer que con solo mirarla
la derretía, y fue entonces cuando entro en pánico, no tenía la más remota idea de lo que le iba a decir
a Catalina, el porqué la beso, porque había reaccionado como reacciono, en ese momento deseaba que
Catalina olvidara todo lo que había pasado para  así poder evitar tener que hablar con ella, Tatiana no
sabía qué hacer, si decirle lo que sentía o más bien decirle que lo que había pasado era un completo
error.

Tatiana estaba tratando de distraerse un poco, de olvidar que en pocos minutos entraría por ese
ascensor aquella mujer, trataba de hacerlo pero sus intentos eran fallidos, cada vez que miraba su reloj
y veía que las 8:00 am se acercaban todo su cuerpo temblaba, de pronto de un momento a otro sonó el
teléfono de Tatiana así que esta lo tomo:

Tatiana: presidencia buenos días, en que le puedo colaborar.

Mario: buenos días señorita, habla con Mario duarte.

En el momento que Tatiana escucho la voz de Mario se puso roja a causa de la ira que sentía en su
interior, ya que ella presentía que a Mario lo gustaba catalina, y esto le daba unos celos impresionantes
de los cuales ella ni sabía que podía llegar a sentir, ya que nunca antes en relaciones anteriores había
presentado esta sensación que para ella era completamente nueva y lo más desagradable  de este
mundo.

Tatiana: buenos días doctor, como esta, en que le puedo colaborar.

Mario: pues muy bien señorita muchas gracias, me podría comunicar con catalina por favor.

Tatiana: que pena doctor pero la doctora catalina no ha llegado.

Mario: a ok, entonces ¿me podría usted hacer un favorcito?

Tatiana: dígame doctor en que le puedo servir

Mario: señorita lo que pasa es yo quería saber si usted me podría informar si catalina se encuentra libre
esta tarde, lo que pasa es que nos quedaron temas pendientes y la verdad es que necesito organizar
todo esto lo más rápido posible.

Tatiana: pues doctor, la verdad es que hoy la doctora no tiene ningún compromiso LABORAL a la hora
del almuerzo, pero tendría que hablar con ella para ver si es posible almorzar hoy con usted o si por el
contrario ya tiene planes.

Mario: ok, muchas gracias señorita y ¿me puede hacer un último favor?

Tatiana: si claro doctor, dígame.

Mario: ¿me podría apartar una cita para las horas del almuerzo mañana con catalina por favor?
Tatiana: -inundada aun mas por los celos- si claro doctor ahora mismo se la separo

Mario: ok niña, muchas gracias.

Tatiana: para servirle doctor.

En el momento de colgar, Tatiana se sintió impotente, no sabía qué hacer, veía como este hombre le
trataba de robar a la mujer que ella tanto quería, pero no se encontraba en las condiciones para poder
luchar contra él, todo en lo que pensaba era que él no se iba a rendir hasta conquistar a catalina y esto
la ponía muy mal, el solo hecho de pensar que la iba a perder hacia que Tatiana perdiera los estribos y
no fuera capaz de controlarse, se notaba mucho que algo le inquietaba pero nadie tenía el valor
suficiente como para preguntárselo. Pasaron los minutos y Tatiana aun seguía con su ira, cuando de
pronto se abre el ascensor y sale de él Catalina, completamente hermosa, se veía fresca, reluciente,
pero igualmente preocupada, se acerco al escritorio de Tatiana y le dijo:

Catalina: buenos días Tatiana como estas.

Tatiana: bien doctora y usted

Catalina: bien gracias, Tatiana me puedes hacer le favor de pasar a mi oficina en 10 minutos que tengo
que hablar contigo.

Tatiana:-con todo su rostro ruborizado- si claro doctora, en 10 minutos estoy haya.

Catalina siguió su camino hasta su oficina y Tatiana se quedo sin saber qué hacer, todo en su cabeza
daba vueltas, no sabía que podría llegar a responderle a catalina si ella le preguntaba algo de lo que
había pasado el día anterior, todo a su alrededor daba vueltas, solo deseaba que el tiempo se parara
para que jamás llegara la hora de ir a hablar con ella, pensaba y pensaba, cuando de repente una voz
la saco de sus pensamientos, cuando abrió sus ojos lo primero que vio fue un arreglo floral inmenso y
detrás de él se encontraba un hombre, el cual le preguntaba por Catalina:

Hombre: buenos días señorita, ¿esta es la oficina de la señora catalina campusano?

Tatiana: si señor claro, en que le puedo colaborar

Hombre: usted me podría hacer el favor de entregarle esto que le mandaron- dijo esto estirando sus
brazos para entregarle el arreglo-

Tatiana: si como no, venga yo le recibo,-mientras estiraba sus manos recibiendo el arreglo y
colocándolo encima de su escritorio-.

Hombre: muchas gracias, me puede firmar acá por favor- dijo esto pasándole un papel para que
firmara-.

Tatiana: si claro, ya se lo firmo.

Hombre: muchas gracias señorita, que le vaya muy bien.

Tatiana: de nada y gracias.

Al entrar el hombre en el ascensor y al cerrar este sus puertas, Tatiana empezó a buscar
desesperadamente la tarjeta, para ver quién era el que le había mandado ese espectacular arreglo
floral. En el momento de encontrar la tarjeta con la dedicatoria la abrió rápidamente y leyó lo que
decía:

Espero que estas flores sean capaz de trasmitirte a través de su aroma lo mucho que te quiero y lo
importante que eres para mí.

Con todo mi amor


Mario. 

Al leer esto Tatiana no pudo contener sus lágrimas, y lentamente todo su rostro se vio inundado por
aquellas pequeñas gotas que brotaban a cantaros de sus ojos, salían involuntariamente de estos e
impedían que esta pudiera ver a su alrededor, lo único que podía ver era su entorno borroso, sin
dirección alguna donde se pudiera guiar, tanto su mente como su corazón estaban destrozados, pero
poco a poco se fue reponiendo, y fue en ese instante cuando tomo una decisión que marcaria el rumbo
de su vida y el de Catalina, limpio sus lagrimas, se organizo y se dirigió hacia la oficina de Catalina
llevando en sus manos el arreglo de flores de Mario, tomo aire, y toco la puerta.

Catalina: siga

Tatiana: -abriendo la puerta y ocultándose detrás del arreglo- doctora que pena incomodarla pero lo
llego esto.

Catalina: y quien lo manda

Tatiana: la verdad no se doctora, no he mirado la tarjeta

Catalina: ven te ayudo –le recibió el arreglo a Tatiana y se dispuso a buscar la tarjeta, la leyó y abrió
sus ojos sorprendida, pero no dijo nada, no quería que Tatiana supiera quien había sido el que se las
había enviado, así que la coloco encima de su escritorio y se sentó como si no fuera nada importante.

Tatiana: bueno doctora eso era todo-al decir esto se fue dirigiendo hacia la puerta pero luego se
devolvió- ay, casi se me olvida doctora, esta mañana antes de que usted llegara el doctor Mario la
llamo-en ese momento Tatiana vio como la expresión de catalina cambio de inmediato a preocupación-
y le dejo dicho que si al fin si va a almorzar con él hoy en la tarde que porque tiene unos asuntos
pendientes que tratar con usted.

Catalina: eee, la verdad es que no se qué agenda tengo para hoy así que no sabría decirte- maldición,
porque me está pasando esto a mi ¿a?, ojala tenga algo para hoy en la tarde, por favor, por favor, que
tenga algo-.

Tatiana: pues la verdad doctora, para hoy no tiene nada a la hora del almuerzo-catalina se veía
intrigada y con cara de sorpresa- ¿entonces llamo a doctor Duarte para organizar la cita?

Catalina: espera Tatiana, que te pasa, estas muy rara

Tatiana: a mi nada doctora, porque lo dice.

Catalina: porque estas muy seca conmigo, ni siquiera eres capaz de verme a los ojos, que tienes
Tatiana yo se que a ti te pasa algo.

Tatiana: ya se lo dije doctora, no me pasa nada.

Catalina: ¿es por lo que paso ayer entre nosotras?

Tatiana: ¿Qué paso ayer entre nosotras?

Catalina: no te hagas la tonta Tatiana que estoy hablando enserio

Tatiana: pero si de verdad doctora no sé de qué me está hablando, o espere- dijo esto con cara de
estar recordando algo- aaaa ya, usted se refiere a lo que paso en el ascensor, claro, claro, el beso
¿cierto?

Catalina:-con su cara completamente seria- si a eso me refería, pero que te pasa Tatiana, es que no te
importo nada de lo que paso ayer.
Tatiana: y ¿Por qué debería importarme?, fue un simple beso, nada más que eso- el mejor beso que
jamás nadie me había dado en la vida, pero tengo que continuar, no puedo dar mi brazo a torcer- las
personas se besan a cada rato y eso no significa nada o al menos eso creo yo.

Catalina: la verdad Tatiana me desilusionas, como es posible que me digas esto, si en todo lo que he
pensado desde ayer a sido en eso, en ese beso que me hizo perder mi razón, y vienes tu y me dices
que es un simple beso, no me jodas Tatiana.

Tatiana: -pensó en el beso, pensó en mi, ay no Dios santo por favor dame fuerzas para continuar, no
es posible que ella me diga esto, no por favor no (pensó Tatiana)- perdone doctora si usted mal
interpreto la situación, pero no era mi intención que pena con usted, pero de verdad fue solo un beso y
ya - no puede ser que la esté haciendo sufrir, no lo puedo soportar, por favor acabemos con esto, Dios
ayúdame a terminar con esto.

Catalina: no lo puedo creer, es increíble, cuando te bese sentí que fue diferente, que había algo que nos
conectaba, pero al parecer estaba muy equivocada.

Tatiana: pues la verdad que si doctora, yo no sentí exactamente lo mismo, como le digo un beso es
solo un beso.

Catalina: ok, ya entendí Tatiana, ahora puedes retirarte.

Tatiana: ok doctora, hasta luego.

En el momento de cerrar la puerta de la oficina de catalina, Tatiana salió corriendo al baño, no podía
aguantar más las ganas de llorar, el solo recordad las palabras que le dijo a catalina la herían
completamente, ya que estas la hirieron mucho, pero lo que pensaba Tatiana y lo que le daba pie para
que siguiera haciendo lo que hacia era el saber que esto era lo mejor para ambas, lo que más se le
venía a la cabeza era saber que catalina tenía un pretendiente y que este era mucho mejor para ella,
así que era mejor que se alejara de ella para que esta pudiera ser feliz con Mario, sin tenerse que
preocupar por nada ni nadie.

Pasaron unos 10 minutos y Tatiana seguía en el baño llorando, cuando de pronto la puerta se abrió,
Tatiana trato de disimular lo que le pasaba, trato de limpiar rápido sus lagrimas pero el intento fue
fallido, de repente se escucho una voz ya muy conocida para ella:

Mariana: mi niña, no otra vez, que te está pasando, esta es la segunda vez que te encuentro llorando,
no puedes seguir así Tatiana, te tienes que desahogar con alguien y aquí me tienes, dime por favor que
te pasa.

Tatiana: hay mariana, ojala yo supiera que es lo que me está pasando, aunque no me creas, ni siquiera
yo misma sé que es lo pasa.

Mariana: a ver, pues dime entonces porque estas llorando, mira que esto te puede ayudar a liberarte
un poco.

Tatiana: es que no sé cómo decirte esto mariana, es algo que no sé como paso, ni nada, es mas no sé
si lo que siento es de verdad, no sé, de verdad no sé.

Mariana: a ver ¿es por alguien que conociste o qué?

Tatiana:-con su cara llena de lagrimas y sonrojada- si, es por alguien que conocí

Mariana: a ver, pero cuéntame, tu sabes que puedes contar conmigo para lo que quieras- dice esto
quitando una de las lagrimas de su cara y mirándola tiernamente-

Tatiana: es que es difícil de explicar mariana, no es fácil para mí decir esto, pero me enamore de
alguien que no debí hacerlo- después de decir estas palabras empieza a llorar con mas desespero-
Mariana. Hay mi niña- la abraza fuertemente- eso nos pasa a todas, no te sientas mal por eso, siempre
nos enamoramos de las personas equivocadas, pero está bien desahogarse, tranquila, aquí estoy yo,
llora mi niña, llora todo lo que quieras.

Tatiana:-sollozando- gracias mariana, no sabes todo lo que te agradezco esto

Mariana: no tienes que agradecerme nada, lo hago con todo el gusto.

Tatiana un poco más tranquila, fue secando sus lagrimas, pero sin separase de mariana a la cual tenía
abrazada fuertemente, Tatiana veía en ella una persona que le daba una fortaleza que la ayudaba a
salir a delante, mariana era su mejor amiga, siempre se contaban todo, pero en esta ocasión Tatiana
decidió no contarle la historia completa, así que solo le digo que estaba enamorada de alguien que no
podía corresponder su amor y ya, nada más, lo único que necesitaba Tatiana en esos momentos era a
su amiga para que le diera ánimos, así que ya con sus lagrimas completamente secas decidió quedarse
un rato más en los brazos de mariana que la acogían con gusto y hacían que se sintiera protegida,
estando así con mariana, se escucho el ruido de la puerta abriéndose, las dos se sobresaltaron al sentir
esto, y fue mucho más la sorpresa cuando frente de ellas se aparece Catalina con cara de pocos
amigos, le lanzo una mirada de furia Tatiana y dijo:

Catalina: perdón por la interrupción, la verdad no quería molestarlas- y hace ademan de irse-

Mariana: tranquila doctora, no inter...

Tatiana interrumpió evitando que mariana terminara la frase:

Tatiana: no importa doctora, igual ya nos íbamos, cierto mari-dice esto acariciando la cara de mariana
y cogiendo su mano, la cual se sorprendió mucho al ver la actitud de Tatiana, pero le siguió la
corriente.

Mariana: cierto, que pena doctora, el baño es todo suyo, hasta luego.

Catalina: ok, gracias.

Tanto mariana como Tatiana salieron del baño cogidas de las manos, y el momento de estar ya afuera
Tatiana soltó a  mariana y esta intrigada le pregunto:

Mariana: ¿Qué diablos acaba de pasar allá dentro?

Tatiana: no paso nada

Mariana: ¡que no paso nada! noooo señorita a mi me explicas que fue lo que paso allá dentro, porque
hiciste eso, a ver contéstame.

Tatiana: por nada mariana, no te imagines cosas que no son, allá dentro no paso nada, todo fue
producto de tu imaginación.

Mariana: si claro, como no, producto de mi imaginación, ¿también fue producto de mi imaginación ver
como intentaste darle celos a la doctora Catalina conmigo? O me lo vas a negar.

Tatiana: huy no amiga, hoy si estas muy paranoica, como se te ocurren tales cosas, no, no, no.

Mariana: Tatiana Arango, no me vengas a meter los dedos a la boca, porque te salgo mordiendo, yo ya
soy lo suficientemente grandecita como para saber cuando alguien quiere darle celos a otra persona,
así que me lo vas aclarando de una vez, ¿te gusta la doctora Catalina?

Tatiana:- por tal pregunta de inmediato se sonrojo y corrió la cara para que mariana no se diera
cuenta- ay, mariana que preguntas son esas, como se te ocurre pensar en eso.
Mariana:-la coge de la cara y la coloca frente a la de ella, a tan solos unos milímetros distancia- dime
mirándome a los ojos que no te gusta la doctora-sostenía su cara muy cerca a la de ella y la miraba
directamente a los ojos-

Tatiana: suéltame mariana por favor, o no respondo

Mariana: a ver qué vas a hacer, ¿me vas a seguir utilizando para darle celos a tu doctora?

Tatiana: mariana por favor suéltame, te lo suplico, no me hagas esto, ¿sí?

Mariana: no te voy a soltar hasta que me digas la verdad, ¿te gusta la doctora?

Tatiana:-no podía evitar mirar esos los ojos color miel que la acusaban con su mirar- n… no me
pregun…tes eso, por favor.

Mariana: entonces si te gusta la doctora, ¿es ella la persona de la que te enamoraste y no puede
corresponderte?-le decía todo esto mirándola fijamente a sus ojos-

Tatiana:-luchando con las manos de mariana- suéltame mariana, por favor, ya te dije todo lo que
necesitabas saber, ahora suéltame.

Mariana: a que le tienes miedo Tatiana, tú sabes que puedes contar conmigo en todo lo que quieras,
porque me esquivas ahora, hace unos minutos me utilizaste para darle celos a la doctora, y ahora no
puedo si quiera hacerte una pregunta directa.

Tatiana: no es eso mariana, solo que- no dijo nada mas, no sabía cómo hacer para que mariana no mal
interpretara las cosas-no sé, no me gusta estar así contigo, suéltame por favor.

Mariana: que pasa Tatiana ¿te pongo nerviosa?

La verdad era que si pero, Tatiana tenía muy claro que debía separarse lo más pronto posible de
mariana para que no se confundiera mas, pero las manos de mariana sosteniendo su cara de tal
manera que le era imposible separarse de ella, la distancia a la que se encontraban era casi nula,
Tatiana estaba perdida en su mirada, nunca antes se había fijado en esos hermosos ojos color miel que
adornaban tan bien la mirada de mariana, nunca antes la había visto diferente a una amiga, en ese
momento, al tenerla tan cerca y después de lo que había pasado, Tatiana la vio diferente, pero al
pensar en esto hizo un movimiento brusco, y por fin logro separarse de ella, pero de inmediato mariana
la agarro de la cintura y la volvió a acercar a ella esta vez ya sin tener escapatoria, mientras se sentía
aprisionada le dijo a mariana:

Tatiana: pero que estás haciendo, que te está pasando mariana.    

Mariana: a mi nada, dime más bien que es lo que te está pasando a ti, porque si mal no recuerdo fuiste
tú la que empezaste con este jueguito, y es a mí a la que le va tocar terminarlo, así que dime que te
está pasando, ¿Por qué lo hiciste? 

Tatiana: ¿Por qué hice qué? No sé de lo que me estás hablando

Mariana la acerco más a ella

Mariana: no pues, me salió amnésica la niña, a ver Tatiana, porque dijiste eso en el baño, porque
acariciaste mi cara y me tomaste de la mano, a ver quiero saberlo.

Tatiana: bueno está bien te lo voy a contar, pero suéltame por favor.

Mariana: a no, eso sí que no,- y la apretó con mas fuerza- primero me cuentas y luego si te suelto o
¿es que de verdad te pongo nerviosa?

Tatiana: ja, ja, ja, tan chistosa, bueno, te voy a contar para que me sueltes de una buena vez
Mariana: ok

Tatiana le conto todo rápidamente a mariana, haciendo énfasis en el beso y luego contándole lo de las
flores, y le explico que lo del baño lo había hecho con el fin de que catalina creyera que a ella no le
importaba ni poquitico y así poder que esta se olvidara de ella. Mariana escuchaba atentamente a su
amiga, cuando de repente escucharon un ruido detrás de ellas, cuando voltearon, era catalina
pidiéndoles permiso para poder seguir hacia su oficina, al ver esto Tatiana se sintió muy mal, porque en
la situación que estaban ella y mariana era demasiado comprometedora, así que se sentía un poco
avergonzada por lo sucedido, en ese instante mariana soltó a Tatiana, haciendo que el paso se abriera
para que catalina pasara, viendo en ella una cara de furia, veía como sus ojos irradiaban, odio,
desprecio, desesperación, celos.

Al pasar catalina por el medio de ellas, ambas quedaron inmóviles, no sabía qué hacer, ni que decir,
solo atinaron a irse cada uno a su puesto de trabajo y hacer como si nada hubiera pasado, así pues
Tatiana llego a su escritorio y se sentó, empezó a trabajar y a organizar la agenda de catalina, de
pronto suela su teléfono:

Tatiana: presidencia buenos días

Mario: buenos días, señorita, otra vez yo, Mario duarte, me podría hacer el favor de comunicarme a
catalina

Tatiana:- bueno días, doctor espéreme un momento veo si ella puede atenderlo.

Mario: ok, gracias

Tatiana: doctora el doctor duarte está en la otra línea preguntando por usted, ¿desea que se lo
comunique?

Catalina: si por favor Tatiana comunícame con él.    

Aquellas palabras hicieron que Tatiana sintiera un dolor muy fuerte en su interior, se dio cuenta que lo
que había pasado anteriormente realmente había funcionado pero se sentía mal, así que trato de dejar
pensar más en eso, porque algo si tenía claro Tatiana, era que ese sentimiento que sentía hacia
catalina fuera el que fuera no podía ser posible, así que dejo que las cosas quedaran así, dejándole el
camino completamente libre a Mario.

La mañana trascurrió lenta, Tatiana veía como las manecillas del reloj se movían cada vez más lento,
haciendo así que el tiempo no pasara rápido y sintiendo ese dolor tan grande dentro de su ser que la
agobiaba y no le permitía concentrarse, por primera vez en su vida se había atrasado de una manera
impresionante en su trabajo, tenía muchas cosas por hacer, pero su cuerpo y su mente no le
respondían, solo se dejaba llevar por el dolor y el desamor, solo pensaba en lo injusta que es la vida
por hacer que en su camino se encontrara con catalina, en lo tonta que era ella por haberla dejado a un
lado, por haber dejado que otro se la llevara, pero luego pensaba de nuevo con calma y pensaba que
era lo mejor, ya que la sensación que sentía al estar cerca de catalina o al pensar en ella no estaba
bien, así que lo mejor para todos era que ella se alejara de una vez por todas de catalina.

Así pues paso la mañana, poco movida realmente, todo estaba completamente normal, no había
pasado ningún contratiempo en toda la mañana, eran ya las 12:30 pm, y de un momento a otro se
abre el ascensor y de el sale Mario, como siempre con un traje elegante, con su toque tan varonil, con
su porte de hombre exitoso y para mala suerte de Tatiana con una caja de chocolates en sus manos, se
dirigió hacia Tatiana y con un tono de voz muy suave le dijo:

Mario: hola señorita, ¿le podría decir a catalina que ya estoy aquí?

Tatiana: buenas tardes doctor, ya se la llamo.

Mientras Tatiana marcaba a la oficina de catalina deseaba con todo su corazón que esta no le
contestara, o que al contestarle le dijera que lo sentía mucho pero que esta vez no podía salir con él a
almorzar, después de unos segundos catalina levanto la bocina y contesto:
Catalina: dime Tatiana, que paso

Tatiana: doctora, lo que pasa es que aquí se encuentra el doctor Mario preguntando por usted, que le
digo

Catalina: dile que ya salgo, que me de 5 minutos en un momento estoy allí.

Al escuchar esto Tatiana se desborono, todo a su alrededor se torno gris, su cuerpo no aguantaba más,
el solo hecho de saber que catalina iba  salir con Mario la ponía mal, pero en su interior sabia que se lo
merecía, por ser tan cobarde y por no luchar por lo que quería, por dejar a un lado lo que sentía por
catalina y hacerse creer tanto a catalina como a ella que lo que había pasado no había significado nada,
que todo había sido una equivocación, un error del destino y tratar de hacer pensar a catalina que no
sentía nada por ella, tratando de demostrárselo con mariana, utilizando a su mejor amiga para darle
demostrarle a ella que todo era un error, eso le pesaba en el alma, toda ella se sentía caer, sentía como
poco a poco su cuerpo no respondía sus impulsos y de un momento a otro toda su mente se torno de
un blanco profundo, donde solo podía ver una luz resplandeciente y al fondo la imagen de catalina
regalándole una sonrisa.

CAPITULO 6

CATALINA

En momento de abrir sus ojos y ver que ya era un nuevo día, lo primero que se le vino a la cabeza fue
Tatiana, su piel, su aroma, la suavidad de sus labios, toda la imagen de Tatiana se adueñaba de su
cabeza sin dejar que esta pudiera liberarse de ella, así pues paso el inicio de su mañana, teniendo ya
claro sus pensamientos y sentimientos, si solo pensaba en Tatiana era porque de verdad quería a estar
con ella, así que decidió ir a decirle todo esto a Tatiana, salió de su casa rumbo a la compañía con las
ganas más grandes de llegar y declarase, nunca antes había estado tan segura de algo, siempre
pensaba mucho antes de actuar, pero ahora era diferente, Tatiana la hacía sentir cosas que ella jamás
en la vida había sentido, y por eso la decisión de contarle lo que pasaba con ella en estos momentos.

Llego así a la compañía y al acercarse al ascensor toda ella se estremeció, en el preciso instante que se
abrieron aquellas puertas, toda ella se traslado a aquel momento en el que su boca se junto con la de
Tatiana haciéndola sentir en las nubes, recordando cada gesto, cada caricia, cada instante vivido en
aquel lugar, los mejores minutos de su vida, de repente se abrió el ascensor y la primera imagen que
detallo a lo lejos fue a Tatiana sentada en su escritorio, hermosa como siempre, tal cual como la había
estado soñando, se fue acercando entonces a ella y diciéndole unas palabras se fue preparando para
decirle todo lo que sentía por esta, pero no lo hizo en ese preciso instante, decidió más bien que no
fuera todo tan a la ligera, sino mas bien despacio, con tiempo, que fuera capaz con sus palabras y sus
actos demostrarle a Tatiana lo mucho que la quería, así pues se dispuso a entrar a su oficina y a
esperar que pasara el tiempo, miraba su reloj constantemente, se sentía muy nerviosa, nunca imagino
encontrarse en una situación de estas, por lo general ella era la que esperaba que se le declararan,
pero en este caso era diferente, ella quería ser ella la que tomara la iniciativa, la que expresara primero
sus sentimientos, esperando que fueron igualmente correspondidos, el solo hecho de pensar que
Tatiana fuera capaz de rechazarla le producía un dolor en su pecho indescriptible, solo esperaba que
esto no sucediera y que al igual que ella Tatiana también la quisiera, estaba pues mirando el reloj y
contando los pocos minutos que hacían falta para que Tatiana entrara en su oficina cuando oye que
tocan su puerta, así que permite que pasen, para su sorpresa era Tatiana con un arreglo floral inmenso,
que no permitía dejar ver a Tatiana detrás de este, estaba completamente confundida no sabía qué era
lo que pasaba, ni quién era el que le envía tal regalo, y por lo visto Tatiana tampoco lo sabía, así que al
recibir el arreglo, empezó a buscar rápidamente la tarjeta, para su mayor sorpresa vio que eran de
Mario, y después Tatiana le empieza a hablar de una forma seca y cortante, catalina no quería saber
nada de Mario, solo quería estar con Tatiana pero la forma en que esta se estaba comportando le
extrañaba mucho, la manera tan seria en que le decía las cosas y la forma hostil en que le decía que
Mario la había invitado a salir, era más bien como si no le importara que Mario la estuviera invitando a
salir, era como si estuviera de acuerdo con que catalina saliera con este, en ese momento catalina
entro en confusión no sabía qué era lo que estaba pasando, la indiferencia que estaba demostrando
Tatiana la confundía inmensamente, no sabía realmente que pensar, así que empezó a habar con ella
tratando de encontrar respuestas, pero la respuesta que encontró no era precisamente la que estaba
esperando, cuando Tatiana empezó a hablar, cada palabra que le decía hacia que  su corazón se
partiera en mil pedazos, todo su ser dolía, todas aquellas palabras hicieron que muriera en vida, nunca
pensó volver a sentir este dolor de nuevo, nunca imagino volver a sufrir por amor, era el peor dolor que
un ser humano pudiera sentir, y ella lo estaba volviendo a experimentar, todo su ser se desvaneció,
pero intento verse fuerte, trato de no dejar salir sus lagrimas que se encontraban estancadas en sus
ojos, sin poder salir, trato de tranquilizarse y logar sacar a Tatiana de su vista, porque ya no podía
aguantar más.

En el momento de Tatiana salir de la oficina, catalina dejo salir todas las lágrimas que estaba
aprisionando en su interior, lloro y lloro hasta que poco a poco se fue tranquilizando, al recordar cada
una de esas palabras la hacían volver a llorar, así que trato de no pensar más en eso, y salió de su
oficina con dirección al baño para retocarse un poco, al salir se percato que Tatiana no estaba en su
puesto de trabajo, lo cual le extraño un poco, pero igual siguió su camino hacia al baño, en el momento
de abrir la puerta y ver esa escena, todo en su interior se revolvió, y decidió mejor salir de allí, pero
Tatiana y mariana  se lo impidieron saliendo ellas primero, cuando ya se encontraba sola, no se pudo
controlar, al ver esto todo le quedo claro, pensó que Tatiana y mariana tenían algo, por la forma en que
se hablan y por el gesto que hizo Tatiana, ahora que sabía lo que pasaba se sentía una tonta por
enamorarse de alguien así, tan frívolo, tan capaz de hacer sufrir tanto a una persona, duro unos
minutos en el baño, pensando, organizando sus ideas, tranquilizándose, respiro profundo antes de salir
de baño, se miro al espejo y salió de allí, cuando iba saliendo se las volvió a encontrar, esta vez
estaban muy cerca, parecía que estaban a punto de darse un beso, pero interrumpió antes de que esto
sucediera, no quería ver como Tatiana besaba a otra persona que no fuera a ella, el solo hecho de
pensarlo la ponía mal, su cara se trasformo completamente haciéndola reflejar los celos que tenía en
esos momentos, así que haciendo un ruido con su garganta hizo que estas se separan y se fueran cada
una a si puesto de trabajo.

En el momento de entrar a su oficina, catalina intento por todos los medios olvidar lo sucedido, pero le
fue imposible, cada pensamiento en su cabeza la llevada directo a la imagen de Tatiana con mariana y
eso la trastornaba de manera incontrolable, estaba en esas cuando su teléfono sonó, al contestar y
escuchar la voz de Tatiana todo su cuerpo se erizo, un escalofríos la recorrió de pies a cabeza, por un
momento deseo con todas sus fuerzas que esta llamada era porque Tatiana quería aclarar las cosas que
habían pasado, pero entonces escucha decir a Tatiana que tiene una llamada de Mario, así que no le
quedo de otra que atender su llamada y olvidarse de lo que había pensado.

Catalina: buenos días Mario ¿como estas?

Mario: hola preciosa, pues ahora que te escucho estoy mucho mejor, ¿qué tal tu como estas?

Catalina: pues bien también, como siempre, mucho trabajo, ya sabes como es esto.

Mario: pues si, oye pero dime una cosa, ¿si recibiste mi arreglo esta mañana?

Catalina: -al recordar todo lo que había pasado después de recibir ese arreglo, sintió ese dolor en su
pecho que ya se estaba volviendo costumbre en ella- si Mario, muchas gracias, estaba super bonito,
muy lindo tu detalle.

Mario: pues aquí estoy para servirte, me alegra mucho que te haya gustado, oye pero entonces que, al
fin si me vas a aceptar la invitación a almorzar esta tarde.

Catalina: mmmm, la verdad es que no se Mario, tengo mucho trabajo y no creo que tenga el tiempo
suficiente para salir a almorzar.

Mario: por favor, princesa di que si, por favor, acéptame esta invitación, solo esta, ¿si?- dice todo esto
con voz suplicante-

Catalina: mmmmm, bueno está bien, te espero entonces para que pases por mí, ¿listo?

Mario: ok, gracias, me acabas de hacer el hombre más feliz del mundo, a las 12:30 paso por ti, bueno,
ahora que tengo tu sí, me voy a ir a trabajar tranquilo y de paso también te dejo trabajar, nos vemos
preciosa, te cuidas, bye

Mario: ok Mario, nos vemos


Al colgar el teléfono no sabía que acababa de hacer, ahora todo lo que pensaba hacer lo había
cambiado, ¿Qué pasaría ahora?, ¿Qué debía hacer?, ¿debía dejar a un lado a Tatiana y dejarse llevar
por lo que Mario sentía hacia ella?, todo en su cabeza daba vueltas, volvía otra vez a lo mismo, no
sabia que hacer, al final dejo de pensar tanto y dejo todo en manos de Dios y del destino, ellos se
encargarían de mostrarle lo que debía hacer.

Así pues paso su mañana, adelanto el trabajo que mas pudo, organizo todo para que cuando llegara
Mario estuviera lista, pero a eso de las 12:20 recibió una llamada de Tatiana avisando que este ya
había llegado, y todavía no había terminado de organizarse, así que pidió 5 minutos mas y empezó a
terminar de organizarse, cuando de pronto escucho mucho ruido fuera de la oficina, la gente esta
gritando desesperada, catalina al escuchar esto salió de su oficina y lo primero que encontró fue a
Tatiana en brazos de Mario completamente inconsciente, este mientras tanto, le estaba dando
ventilación con una de sus manos, y se escuchaban gritos de desesperación cada vez más fuertes,
catalina de acerco rápidamente, trato de levantarla y quitarla de los brazos de Mario pero no pudo.

Catalina: ¿pero qué pasa aquí?, ¿qué le paso a Tatiana?, ¿Porque se desmayo?, ¿qué le hiciste Mario?
¿A?

Mario: yo no he hecho nada, no sé qué pasó, lo último que vi fue que ella estaba hablando contigo por
teléfono y de un momento a otro se cayó, yo lo único que hice fue levantarla y empezar a echarle aire,
y a llamar a alguien como un loco para ver si podían ayudarme, pero nada, ya no se qué hacer.

Catalina cogió el teléfono e intento llamar a enfermería, pero como no sabía que extensión era, lo más
que pudo hacer fue llamar a mariana, la cual se encontraba a pocos metros de allí, esta llego de
inmediato y llamo, a los pocos minutos se encontraban llevando a Tatiana a esta ya que no
reaccionaba, así que al llegar allí hicieron todo lo que tenían a su disposición para hacer que Tatiana
despertara, mientras tanto catalina se encontraba afuera de la enfermería junto con Mario y mariana
esperado a que les dieran noticias de Tatiana, a los pocos minutos salió uno de los enfermeros y salió
buscando a catalina.

Enfermero: buenas tardes, ¿alguna de ustedes es catalina?-hizo esto señalando a mariana y a catalina-

Catalina: soy yo, ¿Por qué?, ¿qué paso?, ¿le paso algo malo a Tatiana?

Enfermero: podemos hablar a solas un segundo, por favor señorita  

Catalina lo obedeció y se alejaron un poco de donde estaban los demás, al estar allí empezaron a
hablar.

Enfermero: señorita, lo que pasa es que desde que la señorita Tatiana llego aquí no ha parado de decir
su nombre, no ha podido despertar, pero inconscientemente solo dice su nombre, y pues nos
preguntábamos si usted podría entrar y tal vez hablarle un poco a ver si reacciona, porque la verdad ya
no sabemos que mas darle o hacerle, usted es nuestra última esperanza.

Catalina:- estaba completamente sorprendida por todo lo que había escuchado- e…e, bu… bueno, eeee,
este, dígame ¿dónde está?

Enfermero: Claro señorita, sígame por favor.

Llegaron entonces a una habitación donde yacía inconsciente Tatiana, se veía tan indefensa, tan frágil,
tan hermosa, con sus ojos completamente cerrados, pero su boca se abría pronunciando el nombre de
catalina, al escuchar esto catalina se fue acercando lentamente hasta donde estaba Tatiana
inconsciente, alzo su mano y acaricio su rostro, ese rostro suave y acogedor que el solo tocarlo
provocaba un escalofrió en todo su ser, una vez más su nombre salía de los labios de Tatiana, parecía
como si esta la estuviera buscando, como si al decir su nombre quisiera que catalina estuviera ahí con
ella, y lo estaba logrando, poco a poco, catalina se fue acercando mas y mas, hasta llegar al punto de
estar besando sus mejillas, se acercaba lentamente a su oído y le decía:

Catalina: -susurrando- Tatiana, por favor, despierta, te necesito aquí conmigo, te lo suplico, abre tus
ojos
Tatiana: -con su voz débil- catalina…. Cata….. TE AMO

Catalina al escuchar esto se separo un poco de Tatiana, no creyó que lo que había escuchado era cierto,
pensaba que todo era un producto de su imaginación, así que volvió a acercarse a ella, volvió a besar
su mejilla y se recostó a su lado  por unos segundos, cuando de un momento a otro vuelve a escuchar
a Tatiana, pero esta vez con una voz más fuerte e inteligible:

Tatiana: catalina, TE… AMO, TE AMO, cata… TE… AMO.

Cuando Tatiana termino de decir esto catalina se levanto asustada, más que asustada estaba
emocionada, Tatiana la amaba, y eso no lo podía creer, su felicidad era tanta que sentía una opresión
en el pecho, toda su felicidad se acumulo ahí, ahogaba sus gritos de felicidad con su mano, trataba de
respirar pero se le dificultaba mucho, nunca antes había sentido tanta felicidad, fue entonces cuando se
calmo un poco, se acerco lentamente a Tatiana, junto su frente con la de ella y le dijo:

Catalina: yo también TE AMO Tatiana, no te imaginas cuanto…. por favor despierta ya- mientras decía
esto, sus ojos estaban cerrados y una lágrima iba recorriendo su rostro-

Tatiana: -con una voz nuevamente débil- no… llores corazón…. que no me…. gusta verte… así

Catalina abrió sus ojos, sorprendida, y al verla despierta le dio un beso en sus labios y le dijo:

Catalina: ¡Tatiana!- un beso mas- Dios mío gracias, gracias por hacer que despertaras, ya me tenias
muy preocupada Tatiana, como fuiste capaz de hacerme esto,-mientras decía esto sostenía la cara de
Tatiana con su dos manos, y su frente aun se encontraba pegada a la de ella-

Tatiana: per…dóname, por…favor, yo…-catalina la interrumpe-

Catalina: no tienes que disculparte, lo que te quería decir era que me tenias demasiado  preocupada,
no podía imaginar que te pasara algo, no me vuelvas a hacer esto Tatiana, yo TE AMO y no sé cómo
podría vivir sin ti, por favor no me dejes sola, te lo suplico-terminando esto le da otro beso-

Tatiana: cata… -tomo aire y sintiéndose con más fuerza empezó a decir- por fa perdóname, de verdad
yo no quería decir todo lo que dije esta mañana, yo de verdad te amo, no puedo dejar de hacerlo, lo
intente, pero sencillamente no puedo, simplemente me enamore de ti, y no puedo evitarlo, te amo
catalina campuzano, eres la persona que se robo mi corazón, eres por quien respiro, por quien vivo,
eres lo que tanto había buscado y hasta ahora lo encontré te amo catalina te amo.

Después de decir esto, sus labios se unieron con los de catalina en un beso tierno, cálido,
demostrándose con este el amor que corría por sus venas, poco a poco se iban sintiendo en el paraíso,
cada vez más cerca al cielo, era el beso más perfecto que habían tenido en toda sus vidas, no querían
separarse ni un milímetro, pero el ruido de una  voz las obligo a hacerlo.

Enfermero: bueno, a ver cómo está la –alza su vista y observa a catalina y a Tatiana separarse
rápidamente- paciente, perdón por interrumpir, creí q aun estaba inconsciente.

Catalina: tranquilo, no pasa nada, pero si, ya despertó, acabo de hacerlo, en estos momentos iba a ir  a
avisárselo.

Enfermero: ok, vamos a ver, ¿cómo te sientes Tatiana?

Tatiana: de maravilla, mejor q nunca

Enfermero:-esboza una sonrisa- ok, déjame reviso unas cositas por aquí, y vamos a ver si te puedes ir
ya a tu casa- la revisa brevemente y después de unos segundos- listo, al parecer todo está bien, tu
desmayo fue provocado por un estado de estrés y mucha tención, por hora debes descansar mucho,
trata de no estresarte tanto, y estar más tranquila, para que esto no vuelva a suceder, ¿entendido
señorita?  

Tatiana: ok, entendido.


Enfermero: bueno, te voy a dar esta incapacidad por 1 semana, para que te la pases en tu casa,
descanses un poco, y te relajes, olvídate del trabajo por unos días y veras que todo va volviendo a la
normalidad,

Tatiana: pero, eso es mucho tiempo, 1 semana sin venir, nooo imposible, deme solo el día de hoy y
nada mas con eso tengo para reponerme, ¿sí?

Catalina: nada de eso, Tatiana, como así, después de que pasas por esto quieres seguir trabajando así
como así, no señorita, tú te me vas para la casa y te vas a tomar todos esos días de descanso,
¿entendido?

Tatiana: pero cat…-se detuvo y reacciono por un momento- doctora, como me voy a ir por una semana,
como le voy a dejar el trabajo tirado, si no hago yo mi trabajo, quien lo va a ser por mí, no doctora, yo
con solo la tarde de hoy tengo para recuperarme.

Catalina: que no Tatiana, te estoy diciendo que no, tú te me vas para tu casa, y te tomas esa semana
libre, por tu trabajo no te preocupes que ya veré  que hago para organizarme, por ahora solo importas
tu señorita,- y diciendo eso le coloco su dedo índice en su nariz, haciendo que Tatiana se sonrojara, y al
ver esto en catalina se dibujo una sonrisa en su rostro y bajo su mano, volteo su cara dirigiéndose al
enfermero- no se hable más, por favor dele la incapacidad, y… ¿será que ya me la puedo llevar?

Enfermero: si claro, mire, aquí está la incapacidad, y Tatiana –dijo esto observándola a ella- por favor
cuídate, no seas terca, y toma esto como unas pequeñas vacaciones, hasta luego señoritas, que tengan
un feliz resto de tarde.

Tatiana y catalina: hasta luego

Catalina: bueno, ya escuchaste, señorita terquedad- se acerca a ella y le da un beso en su nariz- ahora
nos vamos para tu casa a descansar y a disfrutar tus días de vacaciones

Tatiana: ok, como tu digas, ¿vamos entonces?

Catalina: claro, vamos de una vez, para que así tengas más tiempo para descansar

Así pues salieron de la enfermería y se disponían a irse directamente a la casa de Tatiana, solo que a
catalina se le había olvidado un pequeño detalle, el cual era que Mario se encontraba afuera
esperándola, cuando salió y lo vio recordó todo e inmediatamente empezó a hablar con el:

Catalina: Mario, que pena contigo hacerte esperar-de inmediato Mario la interrumpió-

Mario: para nada princesa, no hay problema, yo te espero todo lo que quieras, además no fue tanto
tiempo, ahora si ¿nos vamos?

Catalina: lo siento Mario pero no puedo irme contigo, la verdad es que Tatiana sigue aun muy mal y
pues no la voy a dejar ir sola a su casa, así, que la voy a llevar, perdóname pero no puedo dejar sola.

Mario: pero, cata, mírala ella está bien, se puede ir sola, o si quieres las acompaño, si eso es, yo las
llevo, y luego tu y yo nos vamos a almorzar que te parece ¿si?

Catalina: no Mario, de verdad muchas gracias, pero no puedo ir a almorzar hoy contigo, como podrás
ver ya no tengo a Tatiana hoy, y va a estar ausente por una semana, por ende se me va a duplicar el
trabajo, así que mejor lo dejamos para otro día, y ahora qué pena contigo pero tenemos que irnos,
gracias por todo y adiós.

Mario: ok, princesa como tu digas, pero por favor trata de que nos veamos lo más pronto posible, que
tenemos que hablar de muchas cosas, ¿listo?

Catalina: ok, Mario, hablamos entonces, te cuidas, bye.


Y diciendo esto se dispuso a salir, cuando una voz al fondo del pasillo las detuvo, era mariana que llego
en ese momento y al ver que ya se iban las detuvo.

Mariana: tati, pero que paso, ¿como estas?, ¿para donde van?

Tatiana: hola mari, ya estoy mucho mejor,  y pues ahora me voy para la casa y cat… perdón, la doctora
se ofreció a llevarme hasta mi casa para descansar, me dieron una semana de incapacidad, y empieza
desde hoy mismo, así que voy a descansar.

Mariana: ok, tati, entonces más tarde paso por allá, para que hablemos, bien, te me cuidas, y que
descanses. Hasta luego doctora. Nos vemos.

Catalina: adiós mariana, que te vaya bien.

Al despedirse, mariana se acerco a Tatiana a darle un beso el cual se lo dio en la comisura de los labios,
a lo cual Tatiana no reacciono, solo abrió sus ojos sorprendida, y se despidió de ella saliendo
rápidamente de donde estaban, en ese momento solo quería estar sola con catalina, y no quería que
nada ni nadie le arruinara ese momento.

Llegaron a si al parqueadero, se subieron al carro, Tatiana se sentó en la silla del copiloto mientras que
catalina iba conduciendo

Catalina: bueno, y ¿no me piensas decir donde es tu casa? 

Tatiana: ¿cómo así?, ¿tú no sabes donde es mi casa?, pero si apenas ayer fuimos con tu hermano, no
me digas que no te acuerdas donde era.

Catalina: para serte sincera, no estaba pendiente del camino, en ese momento mi mente y mi
concentración se encontraban en un lugar diferente.

Tatiana: a ver ¿cómo es eso? ¿En dónde estaban o qué?

Catalina: estaban ocupadas pensado una y otra vez en una mujer hermosa que conocí ayer, que con
solo una mirada me enamoro, que con solo el oír su voz decir cualquier palabra me estremecía como
nunca antes lo había hecho, que el solo hecho de ver sus labios me producía la tentación más grande
de este mundo el probarlos, y cuando por fin los probé, me capturo y desde entonces no he podido
sacarlas de ese pensamiento, así que no tengo la más remota idea de dónde queda tu casa –dijo esto
de forma divertida, ya que de verdad no sabía donde era la casa de Tatiana-

Tatiana:- con una sonrisa en su rostro- pues mira tú, esa mujer te trae pero bien loquita, al parecer si
te enamoraste de ella -dijo esto ampliando a un mas su sonrisa-

Catalina: pues la verdad es que sí, estoy enamorada lo acepto, me enamore del todo de esa mujer, es
que, aquí entre nos –se acerco un poco a Tatiana a nivel de su oído- ella ha despertado en mi un
sentimiento que pensé que jamás volvería a sentir, me enamoro con sus palabras, con su forma de ser,
con su belleza, y para rematar con ese beso, ese beso que fue el mejor que me han dado en la vida, te
juro que nadie besa como ella.

En ese momento Tatiana se sonrojo completamente, y de inmediato catalina empezó a reírse al verla
así

Catalina: me encanta verte así, te ves tan hermosa con tu carita toda roja, te ves divina.

Tatiana: no seas mala catalina, mira que no me gusta que me hagas sonrojar, no te burles de mi –y
agacho su cabeza en dirección al suelo-

Catalina: pero si no me estoy burlando –alzo su cara con una de sus manos haciendo que Tatiana la
viera directamente a los ojos- lo que te digo es de verdad, me encanta verte toda rojita, me encanta
verte enojada, me encanta verte reír, me encanta verte seria, en pocas palabras, me encantas toda tu,
y es enserio Tatiana, lo que te dije allá adentro es verdad, te amo con todas las fuerzas de mi corazón,
que eso te quede bien claro.
Tatiana: yo también te amo, catalina, no sabes cuánto, nunca imagine sentir esto por alguien, y menos
por una –guardo silencio por un momento y retomo- mujer, pues nunca me había sentido atraída por
una, y llegaste tu y todo en mi cambio, desde el mismo instante al verte entrar por ese ascensor,
empezó un nuevo sentimiento a crecer dentro de mí, no lo podía contener, cada vez que te veía me
ponía nerviosa, cada vez que estaba frente a ti lo único en  lo que pensaba era en besarte, en probar
esos labios que se veían tan apetecibles a su paso, y cuando tú me hablas, eso es, como decirlo, es la
melodía más hermosa que jamás había escuchado, el escuchar tu voz es lo mejor que me ha pasado en
la vida, bueno no lo mejor, lo mejor ha sido cuando probé tus labios, ese sabor que emanas es
indescriptible, la verdad que me quede corta al imaginar cómo sabrían, porque de verdad ha sido el
mejor beso del mundo, te amo cata, te amo.

Al terminar de decir esto Tatiana se acerco lentamente, le dio un beso en la frente, fue bajando hacia
su nariz, la beso también, luego rozo su nariz con la de ella y poco a poco fue acercando sus labios con
los de ella, hasta llegar completamente a ellos, empezó a besarla, a sentir de nuevo aquellos labios que
la volvían loca, los beso lo mas que pudo, quería que ese beso fuera perfecto, que con este catalina
supiera cuanto la amaba y que estaba dispuesta a hacer lo  que fuera necesario por estar con ella,
siguió entonces con el beso hasta que catalina empezó a hablar

Catalina:ta..ti….quisiera….estar….to…da….mi…vida….haciendo….esto…con…tigo….pero…tienes…que
descansar-dijo esto último separando de ella- de verdad amor, tienes que ir a tu casa a descansar, por
favor no me provoques más que después no respondo-al decir esto esbozo una sonrisa- ahora si dime
por donde es tu casa-

Tatiana: está bien, como digas, arranca entonces yo te voy indicando el camino

Catalina: ok

Arranco pues el carro y en el trascurso del trayecto iban hablando, conociéndose un poquito mejor,
pero no desaprovechaban la oportunidad para darse besitos de vez en cuando, hablaban, se besaban,
volvían a hablar, y se volvían a besar, así paso el tiempo, llegando así a la casa de Tatiana, al ver esta
su casa le indico a catalina que se detuviera y esta lo hizo, Tatiana se empezó a quitar el cinturón de
seguridad para bajarse del carro

Tatiana: oye, se que sueña un poco lanzado, pero ¿quieres pasar?, mira que no hemos almorzado y ya
es necesario que lo hagamos, así que te propongo que entremos y te preparo algo para que comas y
puedas irte a la oficina con tu barriguita llena. ¿Si?

Catalina: mmmmm no se,-mira su reloj- esta como tarde ya, mmmm, bueno está bien, pero entonces
más bien pidamos un domicilio, así no tienes que cocinar, ¿te parece?

Tatiana: ok, entonces vamos

Entraron a la casa de Tatiana, era una casa pequeña, modesta, de dos pisos, en el primero solo
estaban la sala, el comedor y la cocina, y el segundo constaba de 2 habitaciones bien repartidas,
espaciosas, cada una con una gran cama, tocador y baño. Ya al encontrarse dentro catalina detallo
todo, observo los cuadros que se encontraban en la sala, la estructuración de la casa, reparaba todo lo
que se le presentaba a su paso.

Tatiana: siéntete como en tu casa

Catalina: ok, gracias

Tatiana: bueno, entonces que deseas comer

Catalina: mmm no se, ¿te gusta la comida italiana?

Tatiana: me encanta, ¿llamamos entonces?   

Catalina: aja
Llamaron hicieron su pedido y se quedaron esperando a que este llegara, mientras tanto se pusieron a
hablar

Tatiana: -sentándose a su lado- entonces cata, que vamos a hacer mientras llega nuestro almuerzo

Catalina: pues no sé, que te parece si me cuentas quienes son ellos-y señalo un porta retrato que se
encontraba en la mesa de centro de la sala-

Tatiana: -se recuesta en las piernas de catalina- pues son mi familia, mira este es mi hermano mayor,
Ernesto, esta es mi hermanita pequeña Sandra y esta que esta acá es mi mama Carmen- dijo todo esto
señalándolos uno a uno-

Catalina: y cuéntame de ellos, quiero conocer un poco de tu familia

Tatiana: pues mira, Ernesto es el mayor de los tres, tiene una esposa y 2 hermosos hijos, Sandra es la
menor, tiene apenas 18 años, en estos momentos está estudiando, y pues mi mama es una viejita
hermosa, vive con mi hermana en su casa y de vez en cuando voy a visitarla, no siempre puedo por el
trabajo, pero apenas me dan vacaciones voy para allá,  y me quedo todas mis vacaciones con ellas.

Catalina: y porque no vives con tu mama

Tatiana: pues porque ella se encuentra en otra ciudad

Catalina: y porque no te la traes para acá

Tatiana: porque primero que todo ella tiene una enfermedad que la incapacita para estar en un viaje
tan largo, segundo, si me la traigo donde la voy a meter, si puedes observar esta casa no es muy
grande que digamos, además las habitaciones están arriba y a mi mama se le dificultaría mucho estar
subiendo y bajando escaleras, y en tercer lugar, para que me la voy a traer aquí si va a mantener igual
o más sola, prefiero que este allá en su casa, disfrutando de su hija.

Catalina: bueno en eso si tienes razón, pero bueno, algún día me tienes que llevar a conocer a mi
familia política, más que todo quiero conocer a mí suegrita.

Al escuchar esto Tatiana se levanto de las piernas de catalina y se volvió a sentar, y cambio
completamente su rostro

Catalina: ¿qué paso?, ¿dije algo malo?, ¿Por qué te pusiste así?

Tatiana: no, no pasa nada, solo que…-se cayó, no artículo más palabras y desvió su mirada hacia el
piso-

Catalina: solo que, ¿Qué?, dime que te paso Tatiana, tú sabes que puedes confiar en mí

Tatiana: si yo sé, pero es que no quiero herir tus sentimientos, ni herir los míos

Catalina: Tatiana mírame- y le voltio la cara y se la puso frente a la de ella, permitiendo que se vieran
directo a los ojos- tu sabes que me puedes contar lo que tú quieras, y si es respecto a las dos, con
mayor razón, no importa lo que me tengas que decir, solo dilo y ya.

Tatiana: ok, bueno…. lo que pasa es que…. Pues cata… no sé cómo va a reaccionar mi familia con esta
noticia, es muy complicado ver como de la noche a la mañana me enamoro de una mujer, es que es
difícil de explicar, no sé cómo se van a sentir después de que les diga lo que me paso, no sé si me van
a creer, no sé si me van a aceptar, no sé que voy a hacer, yo te amo de verdad, pero no se qué hacer
en esta situación, nunca en mi vida me cuestione por mi sexualidad, siempre tuve claro que me
gustaban los hombres, nunca llegue a sentirme atraída por una mujer, y llegas tu y con una mirada me
trasformas y le das una vuelta a mi mundo de 180˚, es difícil despertarse una mañana y sentirse
distinta -empiezan sus lagrimas a salir de sus ojos sin que ella pueda hacer algo para detenerlas- no se
catalina, la verdad no se qué va a pasar ni que vamos a hacer.
Catalina:- la abraza y seca sus lagrimas- ya chiquita no llores mas, me parte el alma verte llorar,
tranquilízate que no eres la única que le pasa lo eso, a mí también me pasa lo mismo, yo nunca en la
vida me sentí atraída por una mujer-Tatiana se separa de ella y la mira sorprendida-

Tatiana: entonces tu no… eres…

Catalina: -no la dejo terminar de hablar- pues la verdad eres la única mujer por la cual he sentido esto,
así que no se si deba llamarme lesbiana o no, solo sé que desde que te vi, mi mundo cambio, esa
mañana que te vi, me enamore perdidamente de ti, el sentimiento que cada vez más crece en mi por ti,
es inmenso, y tampoco sé como se lo vayan a tomar mis padres y mi hermano, como ves la familia
campuzano es y debe ser perfecta- dice esto en un tono irónico- así que se por lo que estas pasando,
para mí no va hacer nada fácil decirle esto a mi familia, pero por ti hago lo que sea, con tal de estar
siempre contigo me enfrento a quien sea, lo importante aquí es que estemos juntas y podamos vivir
este amor que cada una tenemos hacia la otra, no te digo que lo hagamos ya mismo, es verdad que
necesitamos tiempo para poder asimilar más las cosas, pero si te digo que así pasen 1 millón de años,
este amor hacia ti no se va a acabar.

Al terminar de decir esto catalina se va acercando lentamente a Tatiana, el roce de sus labios se hacen
presentes, el aliento de la una lo siente la otra, empieza un beso suave, lento, lo que más desean es
que ese beso sea duradero, que por medio de este se pueda trasmitir el amor que cada una siente
hacia a otra, es un beso tierno, sin prisa, la boca de la una abre paso para que la lengua de la otra
pueda entrar y explorar cada espacio de su boca, el beso se empieza a intensificar cuando de pronto
sienten un ruido en la puerta, lo cual las hace detenerse y sonreír, Tatiana se levanta y se va hacia la
puerta y la abre, era el domicilio que acababa de llegar, atiende al repartido le paga y se vuelve a
donde esta catalina.

Tatiana: bueno, ahora si a comer se dijo, vamos al comedor

Catalina: ok, voy detrás de ti

Llegaron al comedor y empezaron a comer, entre risas, besos y caricias, el almuerzo termino, y era
hora de que catalina se marchara, la verdad ya era un poco tarde y tenía que hacer muchas cosas en la
compañía, y más ahora que Tatiana no iba a estar, así que al terminar de almorzar catalina se quedo
unos minutos mas, pero no podía quedarse más tiempo

Catalina: tati, que pena contigo pero creo que ya es hora que me marche, mira la hora que es y yo no
he podido hacer absolutamente nada hoy en la oficina

Tatiana: como así que nada, y esta mañana que te la pasaste haciendo o que- al parecer a Tatiana se
le había olvidado lo que había pasado en la mañana, pero inmediatamente cayo en  cuenta de su error
al ver como a catalina se le cambiaba su cara de felicidad a tristeza-

Catalina: no pues esta mañana me la pase llorando como loca por una niña hermosa a la cual amo con
todo el corazón porque me decía en la cara que el beso más maravilloso que me habían dado en la vida
para ella no había significado absolutamente nada, así que como veras no tenía mucha cabeza para
pensar –bajo su mirada al suelo-

Tatiana: amor, perdón, la verdad era que estaba furiosa contigo en esos momentos, por eso fue que te
dije lo que te dije, pero la verdad me sentía muy mal al decírtelo, porque ese besos fue lo mejor que
me ha pasado en la vida, perdóname cata, de verdad no era mi intención hacerte sufrir, pero los celos
me segaron y mira lo que paso.

Catalina: como así que los celos, es que acaso tú estabas celosa de alguien o que

Tatiana: pues te parece poco que un día después de haberte besado llegue un arreglo floral a la oficina
con una nota diciéndote “Espero que estas flores sean capaz de trasmitirte a través de su aroma lo
mucho que te quiero y lo importante que eres para mí. Con todo mi amor Mario”.- dijo esto
sarcásticamente- no pues imagínate tu lo feliz que me encontraba en ese momento, y por esa
estupidez fue que decidí dejar las cosas así, pero fue porque me dio mucha rabia que ese idiota te
mandara semejantes regalos, y pensé que tal vez eso era lo mejor para ti y para mi, pero no fue así,
porque en el preciso instante que Salí de tu oficina me sentí la peor mujer de este mundo por hacerte
sufrir de esa manera, te prometo que nunca más vuelve a suceder, de ahora en adelante voy a luchar
por lo que siento.

Catalina: oye pero tú me dijiste que no habías leído la tarjeta, eso fue trampa, claro con razón esa
actitud hacia mí, no entiendo porque pensaste que a mí me gustaba Mario, si yo ni siquiera había
demostrado ni un poco de interés hacia él, la verdad no sé el porqué de tu actitud

Tatiana: es que al ver como él te cortejaba y te escribía esas cosas, pensé que tal vez a ti te gustaba,
pero ya veo que no es así, perdóname si?, de verdad no era mi intención hacerte sentir así.

Catalina: ok, pero no lo vuelvas hacer, ¿entendido?

Tatiana: entendido

Catalina: oye pero espera un segundo, tú tenías celos de Mario, con el cual yo nunca hice nada, pero tú
si estabas con mariana, ¿o me equivoco?, porque eso fue lo que yo percibí en el momento de entrar al
baño, ver como tú le acariciabas la cara y luego la cogías de la mano, eso sí es indicio de algo, y
después verlas a punto de besarse, noo, eso sí fue lo peor, no te imaginas la rabia y los celos que tenía
en ese momento, y creo que me merezco una explicación.

Tatiana: aaa, sí, eso, mira, lo que paso en el baño y afuera fue algo que nunca debió haber pasado,
primero en el baño yo estaba completamente destrozada, sabía que te había hecho daño y de paso me
hice daño yo misma, me reprochaba el haberme enamorado de ti y el sentir lo que siento por ti, estaba
llorando como loca sin encontrar consuelo, y en eso llego mariana que es como una hermana para mí,
es la única persona en la que confió, es la única en la empresa que es capaz de entenderme y que
siempre está ahí para ayudarme cuando algo me pasa, y como ayer también me vio muy pensativa, un
poco ida y mal por todo este cuento de Mario, al ver como Salí hoy de tu oficina salió ella también
detrás de mí, a preguntarme que me pasaba y pues lo único que le pude decir era que me había
enamora de alguien que no debía, y ella me estaba consolando, en ese momento tu entraste por esa
puerta y lo único que pude hacer fue utilizar a mariana y por eso fue que le acaricie el rostro y la tome
de la mano.

Catalina: aja, y lo de afuera que fue, porque ahí si estaban a punto de darse un beso, o me lo vas a
negar, es que esa proximidad en la que estaban no denotaba nada más.

Tatiana: pues mira, en el preciso instante que salimos del baño mariana me pidió una explicación del
porque había actuado de esa manera, y pues como yo no le quería decir nada me aprisiono sin darme
oportunidad de liberarme, y hasta que no le conté lo que me pasaba, ella no me soltó, bueno mas bien,
yo termine de contarle lo que me pasaba y llegaste tu y ella me soltó, pero en ningún momento nos
íbamos a dar un beso.

Catalina: mmm ok, pero entonces ¿mariana sabe que tu estas enamorada de mi?

Tatiana: pues si, al final tuve que contárselo, porque de otra manera no me iba a soltar.

Catalina: bueno, eso está bien, al menos ahora ella sabe que tú me quieres a mí y solamente a mí- dijo
esto con una sonrisa en sus labios-

Tatiana: eeeeee, pero mira que celosita me saliste, yo creí q la celosa era yo, pero al parecer me
equivoque completamente.

Catalina: a no, es que mira, si tú te pusiste celosa solo con el hecho de ver una nota y un regalo para
mi, imagínate como me sentí yo al verte tan cerca a ella, nooooo pues eso fue  lo peor de este mundo,
pero bueno, eso ahora quedo en el pasado, ahora estamos solo tú  y yo y eso es lo que
verdaderamente importa –se acerco a Tatiana y le robo un beso- bueno…. Creo… que llego… la
hora…..de… decir….adios….

Tatiana: no….quédate….un ratito… mas…por fa…

Catalina: -separándose de ella- si me lo sigues pidiendo así no voy a poder resistirme, pero no, por
favor no digas nada mas, que de verdad tengo que irme, no lo hagas más duro de lo que es, ahora me
voy-se levanto de la silla- hablamos luego amor, te amo- le dio un beso en su frente no quería volver a
besarla, porque fijo no podía contenerse y lo más probable era que se quedara allí con ella, así que
evito caer más en la tentación- chao tati, que descanses.

Tatiana: ok, amor, nos vemos otro día entonces, que te vaya bien, chao

Catalina salió de la casa de Tatiana con una felicidad que ni ella misma se creía, el saber que Tatiana la
quería y que sentía el mismo sentimiento que ella sentía, la hacía inmensamente feliz, al salir por esa
puerta se le veía como una hermosa sonrisa  iluminaba su rostro, haciéndolo aun más bello, mas
glamuroso, se veía feliz, enamorada.

Entro pues en su carro, empezó a conducir rumbo a la compañía, en ese trascurso iba recordado cada
palabra, cada gesto, cada caricia, cada beso, absolutamente todo lo que había pasado con Tatiana, en
su mente recreaba cada momento vivido a su lado, y le volvía el alma al cuerpo cuando recordaba que
por fin Tatiana se había decido a abrir su corazón y a decirle que la amaba.

Llego a la compañía, entro al ascensor, llego a su piso, al ver el puesto de Tatiana vacio le entro un
poco de nostalgia, pero sabía que era por su bien, entro a su oficina, y empezó a hacer todo el trabajo
que tenia acumulado desde que llego a la empresa, por primera vez en esos días había podido trabajar
tranquilamente, en paz, pudo terminar su trabajo a tiempo e irse a su casa a descansar, pero más que
a descansar lo que quería en realidad catalina era pensar, entender que era exactamente lo que había
pasado en ese día, así que llego a su casa, se despojo de su ropa de trabajo y se puso cómoda
colocándose su pijama, cuando ya se encontraba recostada en su cama, pensando en todo, y al
recordar a Tatiana, lo único q pudo hacer en ese momento fue llamarla, para poder dormir en paz,
tranquila al saber que ella estaba bien.

Catalina: alo, hablo con la mujer más hermosa del mundo

Tatiana: hola amor, ¿como estas?, ¿ya llegaste a tu casa?

Catalina: si ya estoy acá, en mi casita, acostada en mi camita, pensado en ti, no me quiero dormir
sabes?

Tatiana: y eso ¿porque?

Catalina: es que tengo miedo

Tatiana: ¿miedo?, ¿miedo de que?

Catalina: miedo de que esto solo sea un sueño, y que en el momento de despertar mañana me dé
cuenta que esto no es cierto, que todo lo que paso es una ilusión mas, que nada es lo que pienso que
es, por eso tengo miedo, mucho miedo.

Tatiana: oye no, no tengas miedo, que esto es verdad, todo lo que paso hoy es verdad, yo te amo de
verdad, todo es real, no pienses que mañana al despertar todo esto va a desaparecer, porque no es así,
yo te amo, y no voy a dejar q nada ni nadie me impida amarte, ten eso bien claro, ok?

Catalina: gracias tati, gracias por decirme esas palabras, yo también te recontramega amo, y pase lo
que pase siempre lo voy a seguir haciendo, ya sabiendo eso voy a dormir como una bebe.

Tatiana: a eso espero, que descanses mucho y que tengas bien claro q al despertar voy a estar aquí
para ti. Bueno, entonces ¿ya te vas a dormir?

Catalina: pues yo creo q si, después de lo que me dijiste creo ya puedo descansar, bueno, entonces
hablamos mañana, ¿te parece?

Tatiana: ok, que tengas buena noche, descansa y ten lindos sueños, te amo hermosa.

Catalina: ok amor, gracias, lo mismo para ti, y yo también te amo, hablamos luego entonces, bye
Tatiana: bye, te amo

Así pues catalina colgó el teléfono y se acostó del todo en su cama, a los pocos minutos ya se
encontraba en un sueño profundo, deseando que la noche pasara rápido y que llegara un nuevo día
rápidamente, para poder disfrutarlo al máximo con su amor, Tatiana.

CAPITULO 7

Tatiana

Después de haber pasado por el desmayo, después de haberse declarado sin más, después de haber
sido correspondida, después de vivir la mejor tarde de su vida, Tatiana se encontraba en el éxtasis
total, cada recuerdo de lo vivido pasaba por su mente haciéndola perder en sus pensamientos,
haciéndola ver como el amor era la mejor droga que podía existir en el mundo, se sentía volar, llegar al
cielo y quedarse por mucho tiempo, ahí, con catalina, disfrutando de su compañía, de su amor, de su
ternura, de toda ella.

Al pasar varias horas en ese estado, Tatiana escucho fuertes golpes que venían de abajo, al parecer
alguien estaba tocando su puerta, pero era demasiado duro, así que bajo rápidamente, y al abrir se
percato que era mariana la que estaba tocando como loca su puerta.

Tatiana: hola, que paso, porque estas tocando así de duro.

Mariana: tati, por Dios me tenias preocupada-dice esto dándole un abrazo- donde te habías metido,
hace como media hora que te estoy tocando y tu nada que respondes, yo ya había pensado que te
había pasado algo.

Tatiana: aaa lo que pasa es que estaba durmiendo, por eso no te había escuchado, pero pasa por favor
mariana, no te quedes ahí parada.

Mariana. Gracias, bueno y entonces, que mas como te sientes.

Tatiana: pues muy bien, gracias a Dios, todo a pasado relativamente tranquilo, estoy más calmada,
siento más paz en mi interior, estoy bien, disfrutando de mi vida-dijo todo esto con una gran sonrisa en
su rostro-

Mariana: espera, espera, espera, me perdí, ¿qué te paso?, ¿porque estas tan cambiada?, si hace
apenas unas horas estabas a punto de cortarte las venas por tu doctorcita, y ¿ahora?, ¿qué?, ¿estás
feliz?, ¿tranquila?, eso no me cabe en la cabeza, a ver ¿Qué te paso? Cuéntame

Tatiana: pues que quieres que te diga, si ya te lo dije, estoy feliz, por fin mi vida ha tomado su rumbo,
hoy me he dado cuenta de lo importante que es vivir, de lo fundamental que es amar y sentirse amada,
de que para que el amor sea correspondido tienes que luchar y no dejar que nada ni nadie se
interponga a él, y eso estoy haciendo, luchando para que esta felicidad me dure para siempre.

Mariana: espera, espera, me estas queriendo decir que tu y la doctora son…-y cayó por un momento-

Tatiana: pues mira mariana, la verdad no hemos formalizado nada, pero lo que verdaderamente
importa en estos momentos es que ella me ama y yo la amo a ella, no sé como paso pero el hecho es
que nos amamos y queremos luchar por este sentimiento que a nacido en nostras.

Mariana:-la miraba expectante-pues bueno tati si eso es lo que tu sientes y ella también pues espero
que les vaya muy bien y que sean muy felices-y se acerco y la abrazo-

Tatiana: gracias mari yo sabía que tú entenderías.

Mariana: pues claro que entiendo, si para amar lo único que importa es que las personas sientan ese
amor, sin importar si son del mismo sexo o no, lo importante es que se quieran, y por lo que he visto
hoy ustedes si se aman de verdad
Tatiana: pues si yo la amo con todo mi ser, es tan extraño esto que siento, la verdad nunca pensé que
me fue a pasar esto a mí, ¿enamorarme y amar perdidamente a una mujer?, no pues nunca se me
paso por la cabeza, es mas siempre estuve clara con respecto a mi sexualidad, nunca me sentí atraída
por una mujer, siempre tuve novios, siempre me gustaron los hombres, pero llego ella y cambio mi
vida por completo.

Mariana: pues mira tú, lo que pasa es que las y los homosexuales tiene como ese no se qué, que hace
tu pierdas el control en ti misma y de una te ponen a dudar.

Tatiana: pero ese no es mi caso, porque según lo que me conto catalina, a ella también le pasa lo
mismo q a mí, ella nunca ha tenido una relación con una mujer, pues ella no es lesbiana, bueno demás
que ahora sí, bueno no sé,-en su rostro se observaba una confusión total al decir estas palabras- el
hecho es que ella nunca se había sentido así con una mujer, es la primera vez que le pasa esto,
entonces yo no sé qué pensar ni que decir, solo paso y ya, ahora las dos estamos enamoradas y eso es
lo que cuenta ¿no?

Mariana: pues la verdad lo que me cuentas es muy extraño, pero bueno, lo que dices es verdad, lo
importante es que ambas se quiera y ya, lo demás no importa, ahora a luchar por lo que sienten, oye
tati y a todas estas ¿qué paso con el doctor Duarte?, ¿al fin ellos no tiene nada?     

Tatiana: pues según lo que me conto cata, era que el si la estaba cortejando y todo pero que ella nunca
se metería con el porqué solo me quiere a mi-y una gran sonrisa se asomo en su rostro- además ella y
yo ya arreglamos todo lo que paso, ya ella sabe que entre tú y yo no hay nada y yo se que entre ella y
el doctor tampoco hay nada.

Mariana: pues bueno saberlo, yo creí que ya me iba a ganar de enemiga a la dueña de la empresa solo
por celos hacia mi- y se rio por un buen rato-

Tatiana: que tonta eres mari, como crees q ella iba a hacer eso, no pues hasta allá no creo q sea capaz
de llegar.

Mariana: ay tati, si supieras lo que uno es capaz de hacer por amor, no dirías eso, pero bueno creo que
tu ya lo sabes, porque tu sí que has hecho cosas locas por amor, o ¿te parece poco utilizarme a mí para
darle celos a la doctora?- y volvió a reír-

Tatiana: bueno si ya, lo acepto, lo acepto, pero esto no va a volver a pasar, ya estoy segura que ella
me quiere y yo también la quiero a ella, y que juntas vamos a luchar por este amor.

Mariana: pues bueno amiga, como lo dije antes, espero que sean muy felices, y ya sabes que puedes
contar conmigo para lo que necesites, te quiero mucho amiga- y le dio un fuerte abrazo- bueno yo creo
q ya es hora de irme, tengo que llegar rápido a mi casa, nos vemos pronto, voy a tratar de visitarte
estos días q no puedes ir a la oficina, nos vemos tati que te vaya bien, chau.

Tatiana: chau, mariana lo mismo, y gracias por la visita, y yo también te quiero mucho amiga, nos
vemos- la acompaño hacia la puerta se despidió de nuevo de ella y entro a su casa-

Suspiro, nuevamente sola, miro la hora y era un poco tarde, se fue a su habitación se organizo para ir a
la cama, prendió su televisor un empezó a ver un programa por un rato y  a los pocos minutos escucho
el teléfono y al contestar escucho la voz de catalina al otro lado de la línea, hablo con ella unos minutos
y después de despedirse se a costo a dormir plácidamente, teniendo presente en cada uno de sus
sueños la figura de catalina.  

CAPITULO 8

CATALINA

El sol empezó a salir poco a poco, los rayos de este pegaban directo en la ventana de catalina, haciendo
que esta empezara a sentir como su habitación se iluminaba mostrando un nuevo día y con él un
mundo de sensaciones nuevas rodeando todo su ser. Se despertó y lo primero que hizo fue mirar a su
alrededor, observo la hora, el día, se levanto un poco desorientada, salió de su cama y se fue directo a
su baño, de repente, un mar de recuerdos inundaron su memoria, haciendo que esta recordara paso a
paso lo que había pasado, provocando que con cada recuerdo su cuerpo empezara a erizarse
completamente, recordaba todas las palabras que le dijo Tatiana, cada uno de los “te amo” que salieron
de sus labios, todos esos recuerdos hicieron que catalina cayera en cuenta de todo por lo que había
pasado el día anterior, y de inmediato cogió su teléfono y marco un poco insegura el numero de
Tatiana.

Catalina: alo?, eee… tati, eres tú?

Tatiana: hola mor, como amaneciste?

Catalina:-cerro su ojos y suspiro-es cierto, todo lo de ayer fue verdad-pensó- pues bien  amor, estaba
un poquito preocupada ¿sabes?

Tatiana: si, y  eso ¿por qué?

Catalina: porque de verdad pensé que todo lo que había pasado había sido un lindo sueño, pero ahora
que te escucho veo que es una hermosa realidad.

Tatiana:-no puedo evitar reír frente al comentario de catalina- un sueño? No amor, si esto es más
cierto que quien sabe que, todo esto es verdad, y todo lo que sentimos es real, sabes?, soñé toda la
noche contigo.

Catalina: a si, y que soñaste a ver cuéntame

Tatiana: no pues soñé que estabas aquí conmigo, que vivamos en una casa gigante, con un jardín
inmenso en donde había muchas, pero muchas plantas, todo era hermoso, tu me abrazabas, me
besabas y me decías una y mil veces que me amabas, y yo hacía lo mismo, fue un sueño muy lindo,
pero ¿sabes que es más lindo que ese sueño?

Catalina: a ver ¿qué?

Tatiana: la realidad, porque nada supera lo que siento cuando me dices que amas y cuando me besas,
de inmediato me traslado a un mundo donde  una paz completa inunda todo mi ser haciendo que cada
vez te ame mas y mas.

Catalina: ahora si terminaste de alegrarme el día, con esas palabras tan lindas que me acabas de decir
me acabas de enamorar aun mas, aunque creo que mas no lo podría estar, te amo tanto Tatiana, eres
lo mas importante en mi vida, te amo, te amo, te amo, y me alegra tanto poder al fin decírtelo, te amo
hermosa

Tatiana: y yo a ti corazón, quisiera verte ya, no sé porque me tuve que enfermar precisamente ahora,-
dijo esto con  un poco de nostalgia- ¿porque no olvidas lo de la semana de incapacidad y me recibes
hoy otra vez en la oficina si? Por favor, no seas mala, mira que si no te veo ya, no sé que me pueda
pasar.

Catalina: lo siento amor, pero no lo puedo hacer, primero es tu salud, ya escuchaste lo que dijo el
enfermero, así que, mejor no me pidas eso que no lo voy a hacer, igual tranquila amor, que apenas
salga de la oficina me voy directo a tu casa, ¿te parece?

Tatiana: todo el día sin verte, nooooooo, amor no me hagas eso, mira, porque no hacemos algo, esta
tarde cuando salgas de la oficina te vienes para acá, te invito a almorzar, te preparo algo bien rico y ya
puedo verte un poco mas temprano, ¿te suena?

Catalina: mmmmmm, no sé, suena buena la idea, pero y ¿qué pasa si ya después de que termine el
almuerzo ya no me quiera ir? Es que tu siempre logras que no me quiera ir de tu lado y eso si sería un
problema

Tatiana: no mor no te preocupes por eso, es súper sencillo, mira, te quedas aquí conmigo, por eso no
hay problema, es mas yo estaría encantada de recibirte toda la tarde en mi casa.   
Catalina: mmm, no se amor, es que de verdad hay muchas cosas que tengo q hacer, tú misma sabes
que tengo mi agenda completamente llena

Tatiana: pues sí, pero mira, te propongo otra cosa entonces, vienes almuerzas conmigo, y te traes lo
que tengas que hacer en la tarde y yo te ayudo, así hacemos las cosas más rápido, y no te atrasas en
el trabajo, mira que yo soy muy eficiente, ¿qué tal?

Catalina: tati de verdad tu no entiendes en concepto de “DESCANSO” ¿cierto que no?, amor tienes que
descansar, de verdad, lo que me estas pidiendo es llevarte el trabajo de la oficina a la casa, y eso no te
va a hacer ningún bien, mira, más bien hagamos una cosa, yo me voy a poner a hacer mi trabajo y voy
a tratar de terminar todo en la mañana, para así poder ir a pasar la tarde contigo, ¿te parece si
hacemos eso?

Tatiana: mor pero tienes mucho trabajo, y para hacerlo tu sola, es muy agotador, no sé si sea buena
idea.

Catalina: no tranquila, que yo le pido ayuda a tu amiga mariana, pues creo q me puede ayudar en una
que otra cosita, así no me queda tanto trabajo para mi sola.

Tatiana: ok, así está mejor, entonces ¿si vienes a almorzar? 

Catalina: claro amor, espérame allá a eso de la 1:00 pm ¿ok?

Tatiana: ok, aquí te espero entonces, ¿cata?

Catalina: si dime

Tatiana: te amo

Catalina: y yo a ti preciosa, ahora si ya me voy, tengo q organizarme para ir a la oficina, hablamos más
tarde amor, ¿listo?

Tatiana: ok amor, que tengas un buen día, y aquí te estaré esperando, bye

Catalina: adiós, te amo

Tatiana: y yo a ti.

Así pues catalina corto la llamada con Tatiana, entro al baño, se baño, al cabo de unos minutos salió y
se organizo rápidamente, desayuno algo rápido y se dirigió rápidamente a la oficina, quería llegar
temprano para poder cumplir con lo que le había dicho a Tatiana, así que llego a la oficina a los pocos
minutos, se dirigió a su oficina, y de inmediato se puso a trabajar, lo bueno era que Tatiana era una
persona muy eficiente, como ella misma lo había dicho, y tenía todo muy bien organizado, así que a
catalina se le dificulto más bien poco organizarse, estaba concentrada en su trabajo cuando escucha
que tocan la puerta.

Catalina: adelante

Mariana: hola doctora, buenos días

Catalina: buenos días mariana, ¿como estas?

Mariana: bien doctora, y ¿usted?

Catalina: más que bien,-dijo esto con una sonrisa q iluminaba su rostro- pero no te quedes ahí parada,
sigue por favor

Mariana: si claro, doctora

Catalina: toma asiento-y le señala la silla que se encontraba enfrente de su escritorio-


Mariana: gracias

Catalina: y bueno, dime que te trae por acá.- y toma asiento ella también-

Mariana: bueno doctora, lo que pasa es que como Tatiana esta incapacitada por una semana, yo pensé-
y la miro un poco insegura- que tal vez usted necesitaría de ayuda, así que vengo a ponerme a su
disposición.

Catalina: -la miro un poco extrañada, la verdad no conocía muy bien a mariana, pero había algo en ella
que no le terminaba de cuadrar- a pues muchas gracias mariana, la verdad si pensaba pedirte un poco
de ayuda, por lo mismo q dices, pero, ¿si me vienes a ayudar a mi no le harás falta al doctor Martínez?

Mariana: no doctora, no se preocupe por eso que igual yo ya tengo adelantado mucho trabajo con él,
así que puedo ayudarle sin ningún problema.

Catalina: ok, pero entonces primero déjame hablar con él para infórmalo de la situación, y muchas
gracias por tu ofrecimiento, la verdad no me vendría nada mal, pues Tatiana tiene todo muy bien
organizado, pero hay cosas en las que si necesito a alguien que me ayude, muchas gracias mariana.

Mariana: a la orden doctora, usted sabe que estamos para servirle, bueno no siendo mas- y se disponía
a levantarse- yo me vo…-pero catalina la interrumpió-

Catalina: espera mariana un momento, no te vayas todavía, tengo una cosita mas que decirte.

Mariana:- se sentó de nuevo- si claro doctora, dígame

Catalina: pues mira mariana, no es nada laboral, es un tema personal, espero que no te incomodes,
¿será que podemos hablar de esto o tienes algún inconveniente?

Mariana: no para nada doctora, usted dirá

Catalina: bueno mariana, la verdad no sé si ya sabes que en este momento me encuentro…- no sabía si
decir en una relación, o saliendo, o que con Tatiana, todavía no habían concretado nada, así que opto
por el “saliendo”- saliendo con Tatiana-miraba directamente a los ojos mariana, pero al parecer esta no
tuvo ninguna reacción al oír esto- y pues, me gustaría que fueras completamente sincera conmigo y me
digas si a ti te gusta Tatiana o no-observo como mariana se sonrojaba completamente al oír esto y
espero a su respuesta-

Mariana: eee.. no… n.. no doctora para nada-se le notaba el nerviosismo que reflejaba por la pregunta
hecha por catalina- tati y yo solo somos amigas, yo nunca me he fijado en ella como mujer-diablos!!!
Tan evidente soy q catalina se dio cuenta-pensó-

Catalina: ok, gracias por a sincerarte conmigo, para hacerte honesta si lo llegue a pensar, ayer cuando
las vi tan cerca a punto de besarse, no sabes lo que sentí en ese momento, te vi como tan perdida en
su mirar que pensé que probablemente te gustaba, pero veo q me equivoque.

Mariana:-sonreía algo nerviosa- no doctora, lo que pasa es que, pues en ese momento estaba
concentrada en lo que me decía Tatiana, así que la mire fijo a los ojos, pero es algo que hago siempre-
se dio cuenta, se dio cuenta, que tonta soy!!! Porque no soy capaz de disimular un poquito a?. que te
pasa mariana, a ver reacciona-pensaba mientas esperaba a que catalina le respondiera-

Catalina: ok mariana, gracias, ahora si eso es todo, al menos que tu quieras preguntarme algo.

Mariana: no doctora yo no tengo nada que decir- rápido, rápido, por favor, Dios santo que esto acabe
ya-

Catalina: a bueno pues siendo así ya te puedes ir a tu puesto de trabajo, en un momento voy a hablar
con el doctor Martínez para lo de tu ayuda, y mariana, muchas gracias.
Mariana: de nada doctora, ahora si me permite me retiro-gracias Dios, por fin acabo esto- hasta luego
doctora

Catalina: adiós mariana

Mariana se disponía a salir cuando escucha una voz pronunciando su nombre.

Catalina: mariana, espera

Mariana: -noooooo, ahora que- si doctora

Catalina: dejaste tu agenda en mi escritorio, ten-y se la pasa-

Mariana:-uffff- a gracias doctora

Catalina: de nada

Mariana salió rápidamente de la oficina de catalina, a los pocos segundos esta ya se encontraba
nuevamente sola, organizando rápidamente los documentos que debía tener listos para antes de las
12:00 m, al terminar de hacer esto se dirigió a la oficina del doctor Martínez con el fin de hablar con
este acerca de lo de mariana.

Catalina: hola mariana, le podrías decir al doctor Martínez que necesito hablar con él, que si me puede
atender un momento.

Mariana: hola doctora, si claro, ya mismo le aviso- y cogió su teléfono y marco a la oficina del doctor-
doctor, la doctora campuzano está aquí, que quisiera hablar con usted un momento, ¿será eso posible?

Martínez: pues claro mariana, hazla pasar inmediatamente-y le colgó-

Mariana: ok, doctora que puede pasar, la esta esperando

Catalina: gracias mariana

Catalina toca la puerta y de inmediato se la abre el doctor Martínez, con una sonrisa en sus labios.

Martínez: doctora campuzano, como está usted

Catalina: hola doctor, muy bien y usted- se lo dice un poco cortante, nunca le ha caído bien Camilo
Martínez, siempre ha logrado librarse de hablar con el, pero en este momento lo tenía que hacer-

Martínez: pues ahora que me da el honor de tenerla en mi presencia, estoy mucho mejor, pero siga
doctora, no se quede hay parada, bien pueda tome haciendo-lo dice señalando su escritorio-

Catalina: gracias-y se sienta- bueno doctor, voy a ir grano, lo que quisiera hablar con usted, es algo
acerca de mariana-y Camilo la interrumpió-

Martínez: ahora que hizo esa inepta, no me diga que le hizo o le digo algo

Catalina: -lo mato con la mirada al escuchar esto, si bien mariana no era del todo de su agrado, le
molestaba mucho que las personas se expresaran de esa manera hacia las otras- pues no Camilo- lo
dijo alzando un poco la voz- no me hizo absolutamente nada, y no veo porque la tiene que tratar así,
por favor la respeta, así como ella lo respeta a usted, ¿entendido?

Martínez: ok, doctora, perdón por decir eso, pero creí q le había hecho algo

Catalina: así me lo hubiera hecho usted no tiene ningún derecho de hablar así, pero bueno, el hecho es
que estoy aquí para infórmale que por esta semana mariana me va a ayudar con algunas cosas de
presidencia, ya que mi secretaria esta incapacitada por este tiempo, así que quería que lo supiera, y no
siendo más, me voy, que tenga un feliz día- y se levanto y salió de la oficina sin siquiera dejar que este
articulara palabra, salió furiosa y cerró la puerta un poco fuerte-

A catalina no le gustaba para nada que hablaran así de las personas, eso le enfurecía de manera
irracional, cuando salió de la oficina noto como mariana la observaba sorprendida por cómo había
salido, así que se acerco a ella y le dijo:

Catalina: todo listo mariana, ya me puedes ayudar, cuando puedas claro está, no te voy a presionar
para que hagas el trabajo de tati, y tampoco quiero que descuides tu trabajo aquí, así que cuando
hayas terminado con el doctor Martínez, te vas a mi oficina, y de nuevo muchas gracias

Mariana: ok, doctora, así será

Catalina: bueno mariana, entonces nos vemos, tengo mil cosas que hacer, hasta más tarde.

Mariana: adiós doctora

Así pues, catalina se dirigió a su oficina y comenzó de nuevo a trabajar en los proyectos que tenía
pendientes, pasaron unos minutos cuando siente que se puerta está sonando.

Catalina:-pero que, será que no me van a dejar trabajar-pensó- adelante

Mariana: hola doctora que pena interrumpirla, es para avisarle que desde ya estoy a toda su
disposición.

Catalina: gracias a Dios que ya estás aquí, ese teléfono ya estaba por volverme loca, te agradecería si
lo atendieras apenas ocupes tu puesto, y muchas gracias por todo.

Mariana: no es nada doctora, y ya mismo me pongo en eso- y salió de la oficina cerrando la puerta-

De inmediato catalina sintió que el teléfono dejo de sonar, ya se sentía un poco aliviada a dejar de
escuchar este sonido, pero ahora empezó a sonar el de su oficina haciendo que se multiplicara aun más
su trabajo, poco a poco fue recibiendo las llamadas que tenia atrasadas en la mañana pero ya tenía
prácticamente todo terminado, solo le hacían falta terminar de leer un proyecto y todo está terminado,
así que se dispuso a leer esto, no sin antes ver la hora y notar que ya eran las 11:30 am, se sentía
bien, porque había logrado terminar casi todo en poco tiempo, además ya faltaba poco para ver a
Tatiana así que se sentía aun mejor, pensó durante unos minutos en ella y decidió llamarla.

Catalina: alo, hola mor, ¿como estas, como te ha ido?

Tatiana: preciosa!!!, que sorpresa no esperaba que me llamaras, pues muy bien, aquí juiciosita
preparándote un almuerzo espectacular, y ¿tú qué tal?, ¿cómo te ha ido hoy?, ¿muy movido todo?

Catalina: ¿a si?, pues qué bien que me estés preparando algo rico, por ya tengo mucha hambre, pues
amor, bien, bien, con mucho trabajo, he estado de arriba para abajo todo el día, pero ha ido bien, ya
como desde las 9:30 am tengo a mariana a mi disposición, así que me ha sido de mucha ayuda, ya me
estaba volviendo loca de tanto escuchar ese bendito teléfono sonar todo el día, pero bueno, ya está
todo organizado, y allá esta mariana en tu lugar haciéndose cargo de todo.

Tatiana: mmmm, me estoy sintiendo un poco celosa de mariana

Catalina: ¿y eso porque amor? Dije algo que te molestara o ¿qué?

Tatiana: pues no amor, lo que pasa es que extraño mi trabajo, extraño estar cerca de ti, extraño recibir
tus llamadas, organizar tu agenda, hacer todo, no sé, tengo así como unos celos profesionales-y se rio
después de decir esto-

Catalina: -riendose también- ay no amor, eres la única que le pasa eso, ¿celos profesionales?, eres
increíble, no te imagino en vacaciones, demás que no te la pasas sino contando los días para volver a
tu puesto, pero espero que eso cambie.
Tatiana: ¿a si? Y ¿cómo se supone que va a cambiar?

Catalina: pues sencillo, ahora en tus próximas vacaciones vas a tener compañía, o sea yo, y te aseguro
que no te va a quedar tiempo para pensar en el trabajo, solo en mi.

Tatiana: a pues bueno saberlo, porque mis vacaciones ya se hacen próximas, el problema es si tu
también vas a tener las vacaciones en el mismo mes que yo.

Catalina: ay amor, ¿se te olvida con quien es que estas hablando? A ver Tatiana, esta es mi empresa,
así que puedo tomar las vacaciones en el mes que yo quiera, por eso no hay problema.

Tatiana: a si verdad, se me había olvidado por completo que estaba hablando con una de los
¡CAMPUZANO! Los dueños de toda la compañía, si perdón amor, se ve olvido ese pequeño detalle-dijo
un poco molesta-

Catalina: mor, no te pongas bravita, no era mi intención hablarte así, perdóname ¿sí?, te prometo que
no te vuelvo a hablar así, pero no te pongas bravita conmigo-su voz sonaba suplicante- perdóname
amor.

Tatiana: está bien, pero no vuelvas a hablar así, que no me gusta que digas…-y guardo silencio-

Catalina: ¿que diga qué?

Tatiana: no nada amor, deja así, más bien hablamos, que tengo q terminar de prepararte el almuerzo,
hablamos mas tarde, te cuidas

Catalina: amor no, espera, dime lo que ibas a decir, por favor, dale que yo no me pongo brava, ¿sí?

Tatiana: no amor, de verdad no es nada, no te preocupes por eso

Catalina: Tatiana…

Tatiana: ok, ok, te voy a decir, que insistente eres, pero bueno, lo que posa es que no me gusta que
digas que eres la dueña de la empresa, y que puedes hacer lo que quieras porque tienes toda la plata
que quieras, no me gusta, eso es todo

Catalina: y ¿se puede saber por qué no te gusta?

Tatiana: pues porque no me gusta, es que…-cayo por unos segundo- no me siento bien, porque tú eres
una CAMPUZANO, eres dueña de todo esto, y yo solo soy una simple secretaria-dijo esto con algo de
tristeza en su voz- y no me gusta que sea así.

Catalina: amor, pero tú sabes que yo te quiero así como eres, a mi no me importa si tu eres una
secretaria o si eres la reina de Inglaterra, lo único que me importa es que me ames a si como yo te
amo, así que deja esos prejuicios a un lado, que yo nunca, óyeme bien, nunca me fije ni me fijare en
eso, para mi eres la persona mas importante de mi vida, tengas la profesión que tengas, lo importante
aquí es que nos amemos y ya, ¿entendido señorita?   

Tatiana: ok mi amor, gracias por lo que me dices.

Catalina: solo te digo lo que pienso y siento, pero bueno amor, ya ahora si me voy, tengo q terminar de
leer unas cositas para poder irme directamente para allá, así que mejor lo dejamos aquí y ya dentro de
poco nos vemos, ¿va?

Tatiana: ok amor, aquí te espero, bye, te amo

Catalina: y yo a ti, bye

Después de cortar de hablar con Tatiana, catalina siguió en su trabajo, ya eran las 12 pasadas, y ella
aun no había acabado, así que le envió un mensaje a Tatiana diciéndole que se demoraba un poco más
de lo planeado, después de hacer esto, siguió haciendo su trabajo, estaba sumamente concentrada
cuando el timbre de su teléfono la saco de esta concentración.

Catalina: dime Tatiana, eeeeeee, perdón mariana, que pena

Mariana: tranquila doctora no hay problema, doctora era para informarle que el doctor Duarte se
encuentra aquí preguntando por usted.

Catalina:-diablos!!! Se me había olvidado por completo Mario, ahora que hago- mmmm, y que quiere
exactamente el doctor.

Mariana: no pues doctora dice que necesita hablar con usted, urgentemente.

Catalina: ok, dile que pase, pero hazme un favor ¿si?

Mariana: claro doctora dígame

Catalina: mira, apenas veas que pasan 5 minutos entras a la oficina y me dices que me tengo q ir
rápidamente a la reunión que tengo con el doctor, eeeee, no sé quien, invéntate algo bueno, y que
tengo q salir ya porque es una reunión súper importante a la que no puedo faltar, ¿listo?

Mariana: ok doctora yo le digo entonces.

Catalina: ok, gracias mariana

Después de unos pocos segundo catalina escucho su puerta sonar

Catalina: adelante

Mario: hola preciosa, ¿como estas?- y se acerca a ellay le da un beso en la mejilla-

Catalina: pues un poco ocupada, pero bien, y ¿tú qué tal? ¿como estas?

Mario: pues mira que sigo con el mismo problema de todos estos días, yo no me puedo concentrar por
culpa de tu persona, y tú nada que me permites una invitación a almorzar o a cenar, así que esto lo
tenemos que solucionar ya.

Catalina: eeee, pues Mario, q pena contigo pero hoy no puedo, la verdad es que tengo ahora una
reunión muy importante y no puedo faltar, así que creo que va tocar para una próxima vez, además yo
si tengo q hablar contigo pero en este momento me coges sin mucho tiempo disponible.

Mario: ok, ya me estoy resignando a que contigo sea así, entonces cuando podemos ver…- la puerta de
la oficina se abrió y en la entrada se encontraba mariana-

Mariana: doctora, que pena la interrupción, pero es que se le hace tarde para ir a la reunión con el
doctor zapata, y pues como usted sabrá, es una reunión muy importante así que no lo puede hacer
esperar.

Catalina:- que obediente es esta mujer- gracias mariana, ya salgo para allá- y cogió alguno de los
documentos que se encontraban en su escritorio organizándolos como si los necesitara para la reunión-
Mario perdóname pero de verdad es una reunión muy importante tengo que irme

Mario: ok cata, pero entonces ¿qué?, ¿cómo quedamos tu y yo?

Catalina: eeee, pues a ver, ve y saca una cita con mi secretaria, pregúntale para cuando tengo un día
libre para que podamos ir a almorzar y después ella me cuenta, ¿listo?

Mario: ok, como tu digas preciosa, pero si no se puede al almuerzo, podemos salir a cenar, ¿no te
parece?
Catalina: pues Mario, la verdad no sé, yo creo que es mejor que sea en horas de almuerzo, es que en
las noches no puedo, pero si es el caso en que no haya más, pues bueno.

Mario: ok, entonces nos vemos señorita campuzano-coge su mano y la besa- hasta una nueva
oportunidad, que te vaya bien cata, nos vemos-salió de la oficina-

En el momento de salir de Mario de la oficina catalina se dispuso a terminar de hacer si trabajo no sin
antes llamar a mariana a darle las gracias por lo que había hecho, le dijo además que tratara en lo
posible por darle una cita para almorzar rápidamente con Mario, quería salir de este enredo de una vez
por todas, y aclarar las cosas con Mario, así que tenia q verse con él lo más pronto posible, mientras
tanto  termino de hacer su trabajo a las 12:45 pm y salió corriendo hacia la casa de Tatiana, no sin
antes decirle a mariana que no volvería sino hasta mañana, y así lo hizo. 

CAPITULO 9

Tatiana

Al iniciar la mañana la despertó el sonido de su despertador, el cual la despertaba a la misma hora


todos los días, ya le era costumbre dejarlo ya programado así que la noche anterior se le había olvidado
completamente desactivarlo, al escuchar el sonido de este se levanto automáticamente y lo apago,
entro a su baño, se baño, y cuando se disponía a organizarse para irse a trabajar vino a su mente todo
lo sucedido el día anterior, así que se recostó de nuevo en su cama reviviendo cada uno de los
momentos del día anterior, la imagen de un sueño que había tenido llego a su mente, haciendo que
esta sonriera inmediatamente con aquella imagen, se quedo unos minutos ida, hundida en sus
pensamientos, cuando el sonido del teléfono hizo que saliera a flote y volviera a la realidad, tomo el
teléfono y contesto, al escuchar la voz de catalina una felicidad lleno todo su ser, pero al mismo tiempo
tenía un poco de nostalgia al ver que no iba a ver pronto a catalina, así que decidió invitarla a almorzar
para así lograr verla más rápido, su felicidad aumento cuando catalina le propuso quedarse toda la
tarde con ella, así que después de despedirse de ella se organizo un poco, organizo su casa, y se
dispuso a preparar el almuerzo, no tenía la más remota idea de que le iba a preparar a catalina, de
pronto recordó que a catalina le gustaba mucho la comida italiana, así que decidió prepararle este tipo
de comida, salió al mercado a hacer una que otra compra de algunos ingredientes que le hacían falta y
volvió a su casa a dedicarse por completo a hacer que ese almuerzo fuera el mejor que catalina haya
comido en su vida, estaba preparándolo con mucha dedicación, cuando escucha el teléfono y corre a
contestarlo, y se encuentra con la maravillosa y melodiosa voz de catalina, con la cual hablo por
algunos minutos, después de colgar y pensar un poco lo que había hablado con catalina, empezó a
sentir un olor poco usual en su casa, cuando cayó en cuenta de lo q estaba pasando salió corriendo
hacia la cocina y encontró está llena de humo por todas partes, al abrir su horno se encontró de frente
con su peor pesadilla, absolutamente toda la comida que había estado preparando con tanto esmero
para catalina estaba completamente quemada, no lo podía creer, todo su trabajo se había perdido por
completo, y lo peor de todo era q ya en pocos minutos estaría catalina en su casa, y no tenia
absolutamente nada más preparado, el desespero la invadió por completo, no sabía qué hacer, pensó
en volver a empezar a hacer  todo, pero el tiempo estaba ya muy encima, además siempre era un poco
demorado lo que ella tenía pensado hacerle a catalina, así que decidió hacerle algo mucho más rápido,
pero un poco menos especial, ya que el tiempo con el que contaba era casi nulo, por mas q corrió
tratando de terminar a tiempo no lo logro, y como si de una mala jugada que le tenía deparada el
destino se tratara, el timbre de su casa sonó, anunciando así la llegada de catalina a su hogar, de
nuevo el desespero invadía todo su cuerpo, pero no le quedo de otra q ir a abrir la puerta y encontrarse
con aquella mujer de sus sueños.

Tatiana: hola mor, como estas-y le da un beso-

Catalina: mmmmm, pues ahora q me has besado mucho mejor-y le roba otro beso-

Tatiana: lo mismo digo, pero pasa amor, no te quedes ahí parada

Catalina: gracias-y se dispone a entrar- bueno y que amor, como vas con el almuerzo, ya está listo?

Tatiana: eeeee, precisamente de eso te quería hablar,-se empieza a rascar su cabeza- mmmm, lo que
pasa es que, cuando estaba haciendo el almuerzo, y tu me llamaste, me desconcentre un poquito, y
pues cuando volvi a mi concentración lo que encontré fue mi cocina llena de humo y con todo nuestro
almuerzo quemado- al decir esto se ruborizo por completo- lo siento amor, pero te va tocar esperarte
unos minutitos mas para poder almorzar

Catalina: -al escuchar esto empezó a reír- tranquila amor, no te preocupes por eso, si quieres llamamos
un domicilio y listo, no hay problema

Tatiana: no pero es que ya casi soluciono el problemita, ya casi acabo, solo necesito unos pocos
minutos y ya

Catalina: ok amor, como digas, ¿quieres que te ayude?

Tatiana: -se va acercando lentamente a catalina- ¿es que la doctora sabe cocinar?

Catalina:-la coge de su cintura- a pues ahí se hace lo que se puede, pues hasta ahora no se me ha
quemado nada y pues a mí me parece que queda hasta rico-dijo esto en forma de burla-

Tatiana: auch, golpe bajo, eso dolió, pero bueno, al fin y al cabo si se me quemo fue por tu culpa,
porque a mi jamás se me había quemado nada

Catalina: a pues entonces eso solo demuestra que estas tan, pero tan enamorada de mi, que hasta la
comida se te quema, y eso me encanta-y la empieza a besar de nuevo-

Sus labios juntos, compartiendo tal delirante sensación de suavidad, serenidad, amor, placer, y miles
de sensaciones indescriptibles, después de un tiempo en estas Tatiana se separa bruscamente

Tatiana: diablos, amor, mira-señalando hacia la cocina- otra vez se me va a quemar la comida, no seas
mala y más bien espérate un segundo a que termine de cocinar-hace ademan de irse-

Catalina:-la detiene del brazo y la atrae hacia ella- más bien no seas mala tu y quédate aquí conmigo
por favor, que importa la comida, solo quiero estar contigo, ya después comemos ¿sí?-y la vuelve a
besar-

Los brazos de Tatiana se aferran completamente al cuerpo de catalina, abrazándola fuertemente,


separa sus labios de los de ella y la sigue abrazando fuertemente, Tatiana no se quiere separar ni un
milímetro del cuerpo de catalina, quiere por medio de este abrazo trasmitirle a esta todo su amor, poco
a poco se va sintiendo el latido de sus corazones resonando uno en el cuerpo de la otra, se quedaron
así por unos minutos, solo abrazándose.

Tatiana: te amo catalina, y no sabes cuánto, de verdad nunca imagine sentir esto por alguien, es muy
raro, no te quiero perder, quiero estar siempre así contigo, no quiero que te vayas de mi lado-y una
lagrima empieza a rodar por su mejilla-

Catalina: amor, no llores por favor-se separo un poco de ella y con sus dedos limpia las lagrimas de
Tatiana- yo siempre estaré aquí para ti, te amo demasiado como para dejarte, eso nunca va a suceder,
que te quede bien claro eso, no voy a permitir que nada ni nadie nos separe, ¿está bien?-y vuelve a
abrazarla-

Tatiana: ok, te amo catalina, te amo- se acerca a ella dándole un último beso-

Catalina: bueno amor, ya nada de lagrimas, ahora si vamos a terminar de hacer el almuerzo que no
quiero que en esta casa haya un incendio por mi culpa

Tatiana: -sonriendo- ok amor, vamos

Se fueron entonces a la cocina, la verdad lo que hacía falta era muy poco, así que acabaron a los poco
minutos, organizaron la mesa y empezaron a almorzar, mientras lo hacían hablaban de todo un poco,
de todo lo que había pasado en la oficina, de la reunión de catalina con Mario y de la conversación que
tuvo catalina con mariana, después de un tiempo y después de acabar con su almuerzo se fueron un
rato a la sala de estar y siguieron con su conversación.
Catalina: gracias amor, te quedo muy rico el almuerzo, se nota que lo hiciste con amor

Tatiana: a pues de nada, fue un completo placer para mi cocinar para ti, y la verdad si lo hice con todo
mi amor para ti

Catalina: oye, pero dime una cosa, tú le echaste algo diferente a la comida ¿cierto?

Tatiana: no amor, ¿porque?

Catalina: lo que pasa es que desde que terminamos de comer, estoy sintiendo algo raro

Tatiana: ¿qué pasa?, ¿estás enferma?, te duele algo- la mira y toca su frente preocupada-

Catalina: no amor, lo digo porque desde que terminamos de comer siento que te quiero más, no será
que le echaste un poquito de quereme a la comida o algo así.

Tatiana: -con cara de alivio- boba, me asustaste, creí que te habías enfermado por mi culpa, y pues la
verdad me has descubierto, no quería que lo supieras pero si le he echado un poquito de quereme a ver
si te enamoras un poquito más de mi- y se empieza a reír-

Catalina:-riéndose también- pues déjame decirte que lo has logrado amor-se acerca y la besa-

Tatiana: que rico es tenerte aquí a mi lado, contigo me siento tan, pero tan feliz, que si por mí fuera
estaría contigo noche y día, te amo tanto cata-dice esto dándole un abrazo- bueno amor, y entonces
qué quieres hacer ahora.

Catalina: no pues si te dijera lo que quiero hacer, no lo aceparías

Tatiana: ¿a no? pruébame a ver si es así

Catalina: mmmm, no lo sé, ¿será que te digo?

Tatiana: dale amor porfa, mira que ya me estas intrigando y no me gustaría quedar así

Catalina: bueno está bien, ven acercarte un poco-al acercarse Tatiana, catalina se acerca a su oído y le
susurra- quiero hacerte mía- y se aleja tratando de ver la reacción de Tatiana, al verla se da cuenta
que esta tiene una cara de asombro impresionante y el silencio ronda alrededor de ellas, así que
catalina rompe el silencio después de unos segundos- ves te lo dije, pero bueno, sigamos hablando de
otra cosa, ¿te parece?

Tatiana:- aun sin salir de su asombro- espérame un segundo, ya regreso- se paro del mueble y salió de
la sala de estar directo a la cocina-

Al llegar a la cocina el desespero se apodero de ella, no sabía q hacer ni que decir frente a lo que le
acababa de decir catalina, la verdad tenía mucho miedo, no sabía si dejarse llevar por lo que sentía, o
pensar bien las cosas y esperar un poco a que pasara más tiempo a ver como se iba dando todo, daba
vueltas y vueltas en la cocina, cuando la voz de catalina la saco de sus preocupaciones.

Catalina: amor olvida lo que te dije, no pasa nada, ven siéntate conmigo y hablemos ¿si?

Tatiana: cata es que, no sé qué es lo que me pasa, la verdad es que si quiero, me muero de ganas por
estar contigo, pero tengo miedo, es algo que no lo puedo controlar, el solo pensarlo me causa temor,
perdóname amor, de verdad pero no puedo, al menos no por ahora.

Catalina: te entiendo amor, yo sé que es muy apresurado todo esto, y no te quiero presionar, a mí
también me da mucho miedo no lo niego, pero no importa, las cosas se darán cuando tanto tu como yo
estemos preparadas, ahora ven vamos a sentarnos y a seguir hablando-y le estira su mano, la cual
Tatiana coge fuertemente-

Tatiana: cata gracias por entenderme, te amo


Catalina: y yo a ti hermosa, ahora vamos q la tarde es joven y podemos hacer miles de cosas

Tatiana: ok, vamos

Se fueron así otra vez a la sala de estar, siguieron platicando de todo un poco, conociéndose mejor,
hablando de una y mil cosas, y así poco a poco se fue pasando el tiempo hasta que el sol dejo de brillar
y ahora la luna era la encargada de iluminar la hermosa noche que se avecinaba, miles de estrellas a su
alrededor hacían de esta noche una noche única, colmada de paz, serenidad, tranquilidad, Tatiana y
catalina decidieron subir al segundo piso donde se encontraba un pequeño balcón, donde se alcanzaba
a divisar desde allí toda la cuidad, mostrando desde aquel punto toda la hermosura de esta, se
observaba como la luna y las estrellas cobijaban esta hermosa cuidad haciéndola ver aun más bella, y
haciendo que todo se viera mas especial, catalina estaba asombrada por todo lo que veía, si bien era
cierto que en su casa la vista también era espectacular, en esta ocasión la vista era aun más hermosa.

Catalina: wow amor, que es esto tan lindo, ¿es mi impresión u hoy la cuidad esta mucho más hermosa
que de costumbre?   

Tatiana: pues la verdad es que si esta mas linda, debe ser porque hoy la luna es la de los enamorados,
mira que grande e iluminada esta

Catalina: pues si es verdad, esta hermosa la luna, pero no más hermosa que tu- poco a poco se va
acercando a Tatiana, junta su frente con la de ella y le dice- te amo hermosa, como nunca imagine
amar a nadie,-se separa un poco y la mira directo a los ojos- y quiero hoy poner de testigos a esta luna
y a esta hermosa noche de todo este amor que siento por ti, Tatiana Arango, te amo con todo mi
corazón, así que quisiera saber si aceptarías que esta mujer que está aquí a tu lado, que te ama
profundamente y que se muere por estar siempre contigo sea tu novia

Tatiana: -abrazándola- claro que si amor, te amo catalina campuzano, y también quisiera saber si
aceptarías ser amada por esta mujer que esta frente a ti y que te ama con todo el corazón, ¿Qué me
dices, me aceptarías también como tu novia?

Catalina: mmmm, pues déjame pensarlo, que tal si me das unos días, es que no estoy muy segura q
digamos-Tatiana le da un golpecito en uno de sus brazos- auch-dice sobándose- buenos está bien, por
las buenas si, acepto, te amo hermosa

Tatiana: y yo a ti

Lentamente sus labios se juntan dándose un beso tierno, lento, sin apuros, el vaivén de sus labios se
va volviendo más rítmico, y a medida que pasa el tiempo el beso va creciendo y creciendo cada vez
más, Tatiana toma la iniciativa e introduce su lengua en la boca de catalina, la cual la deja pasar  sin
apuros, rápidamente el beso se va volviendo más acelerado, la respiración de ambas están a mil, las
manos de Tatiana se deslizan lentamente por la espalda de catalina, mientras que las de esta están
aferradas a su cintura, poco a poco los pulmones de ambas les van pidiendo oxigeno, así que se
separan por poco segundos para tomar aire y continuar, Tatiana se separa de los labios de catalina y se
dirige a su cuello, lo empieza a besar lentamente, pasando por cada parte de este, haciendo que a
catalina se le dificulte cada vez mas respirar, su pecho se contrae y expande rápidamente y es casi
imposible evitar que salgan uno que otro suspiro, a los cuales Tatiana solo sonríe y continua besando su
cuello, vuelve a sus labios besándolos como nunca antes lo había hecho, de un momento a otro sus
manos empiezan a desabrochar la blusa de catalina, esta al notarlo, reacciona y se separa de Tatiana

Catalina: oye espera, espera, sé que soy una estúpida por interrumpir esto, pero quiero saber si estás
segura de lo que estás haciendo

Tatiana: estoy más que segura amor, quiero estar contigo, no me importa nada mas, te amo y tú me
amas, y eso es lo que importa -la coge de su cintura a la atrae hacia ella- pues pero si no quieres, no
hay ningún problema, yo esperare

Catalina: claro que quiero amor, me muero de ganas de estar contigo, pero no quiero presionarte, solo
lo haremos si tú quieres

Tatiana: pues si quiero, así que,-se acerca a su oído y le susurra- hazme tuya mi amor-
Catalina le coge la cara con sus dos manos y se juntan en un beso apasionado, empiezan a caminar
lentamente hacia la habitación de Tatiana, después de uno que otro tropezón por fin llegan a ella,
catalina empieza a desnudar lentamente a Tatiana, sus manos temblaban incontrolablemente, cada vez
q una prenda caía al suelo, las manos de catalina temblaban cada vez más, pero no solo era ella,
Tatiana también temblaba, cada centímetro de su cuerpo se movía inevitablemente, el solo hecho de
sentir el roce de los dedos de catalina en su piel hacían que su cuerpo reaccionara como si de un
choque eléctrico se tratara, poco a poco y lentamente se encontraban ya desnudas, catalina observaba
el cuerpo de Tatiana y con uno de sus dedos delineaba su figura, empezó en su cara, acariciándola
lentamente, bajo a su cuello, llego a sus senos y con su dedo empezó a hacer pequeños círculos
alrededor de su areola, sus pezones se encontraban ya completamente erectos, y de su boca salían
pequeños gemidos de placer, la mano de catalina seguía su curso y fue bajando por toda la mitad de su
abdomen, los gemidos de Tatiana iban en aumento, cada vez más fuertes, catalina la observaba de
arriba abajo, queriendo guardar en su mente cada rincón de su cuerpo, se acerca a ella y la besa, va
bajando hacia su cuello, allí se queda por unos segundos, besando cada rincón de este, la excitación de
ambas iba en crecimiento, la desesperación por sentir más placer se apoderaba del cuerpo de Tatiana,
pero catalina se tomaba su tiempo, no lo hacía por hacerla sufrir, si no porque quería disfrutar del
cuerpo de esta lo mas que pudiera, del cuello bajo a sus senos, los observo por unos segundos y sin
pensarlo dos veces su boca se apodero de uno de los pezones de Tatiana, la cual al sentir semejante
estimulo arqueo su espalda y un grito de placer salió de ella acabando con el poco silencio que se sentía
en la habitación, catalina no sabía muy bien que era exactamente lo que estaba haciendo, pero al
parecer lo estaba haciendo bien, ya que los gemidos de Tatiana se lo demostraban una y otra vez,
estimulaba con su boca y con su mano los pezones de Tatiana, los succionaba cada vez más fuerte y de
vez en cuando le daba pequeños mordiscos, los cuales llevaban al éxtasis a esta, así estuvo durante
unos minutos pasando de un pezón a otro, hasta que decidió bajar un poco más, dando pequeños
besos por todo su abdomen hasta llegar a su sexo, aquel manjar que tanto le apetecía y que deseaba
con ansias, así que abre un poco las piernas de Tatiana para facilitar un poco mas  su trabajo, después
de hacer esto empieza a besar su entrepierna, haciendo mayor el desespero y la excitación de Tatiana,
hasta que por fin después de tanta espera catalina decide empezar a besar el sexo de Tatiana, coge su
clítoris en su boca y empieza a succionarlo como si de un dulce se tratara, al principio era lento, pero
poco a poco fue intensificando cada movimiento de su boca, lo único q escuchaba era la voz y los
gemidos entrecortados de Tatiana pidiéndole mas y mas, y sentía como el cuerpo de esta se tensionaba
indicándole que pronto llegaría el orgasmo, así q empezó a hacer movimientos aun mas rápidos con su
lengua, ayudándose un poco con sus dedos, logrando así que después de unos pocos segundos Tatiana
llegara al clímax, después de unos gritos de placer desenfrenados y unas pequeñas convulsiones por
parte de Tatiana, llega el tan anhelado orgasmo q hace que retumben las paredes de la habitación
haciendo q Tatiana caiga cansada y con su respiración demasiado agitada, mientras tanto catalina
empieza a subir lentamente besando de nuevo cada parte de su cuerpo ya antes besados hasta llegar a
su boca y detenerse allí con una sonrisa en sus labios, viendo como se encontraba Tatiana toda agitada
y complacida

Catalina: te ves hermosa así como estas, te amo tati, te amo

Tatiana: -agitada- wow, esto fue, ufff, lo máximo, nunca había sentido tanto placer en mi vida, gracias
amor, todavía no salgo del asombro, todavía mi cuerpo está cargado de esa electricidad que produces,
te amo cata, has sido lo mejor que me ha pasado en la vida, te amo, te amo, te amo-se funden en un
beso tierno-               

Catalina: -se separa de ella y la mira a los ojos- pues para mí no estaría mal repetirlo, me encanta tu
sabor, tu olor, ese aroma q emanas cuando estas excitada, wow definitivamente irresistible para mí-y
la vuelve a besar pero esta vez es un beso mas pasional-

Tatiana:-se separa bruscamente- espera, espera, espera, y ¿es que tú crees q yo no quiero que seas
mía o qué?, ya tu me diste placer, ahora permíteme a mi dártelo yo a ti

Catalina: no hace falta amor, con solo disfrutarte y tenerte para mí es suficiente

Tatiana: nada de eso corazón, no voy a permitir que me cohíbas de hacerte mía, no no no señorita,
estas muy equivocada si piensas que lo voy a permitir, ahora déjame deleitarme contigo- la besa
apasionadamente-

CAPITULO 10
Catalina

Cada beso, cada caricia, cada sensación, la hacían transportarse a un mundo nuevo, en donde solo
estaban Tatiana y ella, el sentir los labios de Tatiana recorrer su cuerpo la volvían loca, era una
sensación completamente nueva para ella, nunca antes había sentido esto al estar con alguien, solo con
Tatiana sentía como su cuerpo explotaba de placer con tan solo tocarla, Tatiana la besaba
apasionadamente, sus manos se encontraban aferradas a su espalda y de vez en cuando le daba
pequeños rasguños a esta haciendo que su excitación aumentara, Tatiana se deleitaba con su cuerpo,
besaba su cuello lentamente, pasaba su lengua por este formando un caminito de saliva hacia sus
senos, al llegar a estos de inmediato empezó a hacer círculos con su lengua alrededor de los pezones
de catalina, la cual se encontraba completamente extasiada, su cuerpo se movía a cada contacto y de
su boca salían pequeños gemidos de satisfacción, Tatiana seguía en lo suyo, esa sensación de sentir
aquellos senos en su boca la excitaban cada vez, y lograba excitar mas a catalina, con una de sus
manos se encargaba de estimular el otro pezón q en ese momento se encontraba libre, estuvo allí
durante algunos minutos deleitándose de aquellos senos tan provocativos y delirantes, no quería
separarse de ellos, pero quería probar mas, quería saber a qué sabia el cuerpo de catalina en su
totalidad, así q continuo con su camino, deteniéndose por unos segundos en el ombligo de catalina,
introduciendo su lengua en el, al poco tiempo siguió bajando hasta encontrarse de frente con el sexo de
catalina, fue dando pequeños besos a este, hasta llegar a su clítoris, empezó a succionarlo y a
saborearlo, a medida que hacia esto catalina se encontraba al borde de la locura, sus gemidos crecían
cada vez más, y esto le encantaba a Tatiana, el escucharla disfrutar de lo que le hacia la impulsaba a
seguir haciéndolo con mas deseo y pasión, aprisionaba con sus labios el clítoris de catalina, en una
ocasión lo llego hasta a morder, y esto hizo q catalina gritara por aquella sensación de dolor y placer.
Tatiana no se cansaba de darle placer a catalina, después de un tiempo de estar estimulando su clítoris,
decidió introducir uno de sus dedos y sentir el interior de catalina, la cual al sentir esto empezó a mover
sus caderas rítmicamente y pedía cada vez mas y mas rápido, a lo cual Tatiana obedeció sin ninguna
objeción, ya eran dos de sus dedos los que  entraban en el interior de catalina, y su boca aun se estaba
saciando con el sabor de su clítoris, ya hacía falta poco para que catalina explotara de placer, su cuerpo
la delataba, cada movimiento y cada gemido demostraban que lo que hacía falta era poco, así que
Tatiana aumento un poco la velocidad y con esto obtuvo que catalina llegara al séptimo cielo con un 
espectacular orgasmo, todo su cuerpo se encontraba agitado y cansado, sus ojos completamente
cerrados y con una gran sonrisa en su rostro que mostraba la felicidad que sentía en esos momentos,
Tatiana se acerco y la beso.

Tatiana: te amo hermosa

Catalina: yo te amo aun mas, gracias tati, de verdad ha sido el mejor orgasmo que he tenido en mi
vida, wow, mira todavía estoy temblando-le dice mostrando su mano- te amo tanto, te amo, te amo, te
amo- y la besa- bueno, otra vez mi turno

Tatiana: -con cara de sorpresa- ¿a?, ¿otra vez?, jum, que golosa me saliste

Catalina: es que es prácticamente imposible no volverse adicto a ti, y ya lo lograste conmigo, no puedo
parar de probarte, lo siento, pero tú eres como una droga que no quiero dejar de tomar, quiero hacerte
mía una y otra vez- la besa con pasión-

Se la pasaron casi toda la noche haciendo el amor, se detuvieron ya cuando sus cuerpos no les
respondían más y el cansancio se apodero de ellos quedando  dormidas rápidamente, se encontraban
profundamente dormidas y abrazadas cuando el sonido del despertador hizo que se despertaran un
poco asustadas.

Tatiana: diablos, amor perdón, es que se me ha olvidado quitar el despertador estos días, tú sabes, la
costumbre

Catalina: fresca amor, no pasa nada- se queda mirándola- es lindo despertar contigo-la besa-
empezamos muy bien el día

Tatiana:-riendo-lo mismo digo, te amo- la abraza- quisiera quedarme así contigo siempre-
Catalina: ojala nos pudiéramos quedar así, eso sería  maravilloso, pero amor, el deber llama y me
tengo q ir a la oficina, ahí no-golpea su cabeza con su mano-

Tatiana: ¿qué paso amor?, ¿porque estas así?

Catalina:-se levanta rápidamente de la cama- mor pues que estoy en tu casa y tengo que ir a la mía a
organizarme y voy a llegar tarde al trabajo, por eso estoy así,-mira por todas partes- ¿Dónde está mi
ropa?

Tatiana: para que la quieres si así te vez hermosa

Catalina: eee bueno si, pero no creo q quieras que salga así a la calle, o ¿sí?-señala todo su cuerpo-

Tatiana:-levantándose de la cama- a no, eso si no, solo yo te puedo ver así, nadie más-se acerca a
catalina y le da un beso- tranqui amor, mira, te propongo algo vas te bañas, mientras yo busco tu ropa,
te vistes y vas a tu casa, te cambias de ropa y ya después si te vas para la oficina y listo solucionado el
problema-la vuelve a besar-

Catalina: mmmm, pues no esta mala la idea, mmmm está bien, pero quisiera cambiar algo

Tatiana: a ver dime

Catalina: quiero que te bañes conmigo-la abraza-

Tatiana: a que pillina tu, ¿no te basto con lo de anoche?  

Catalina: eh ave maría!!!, pero que mal pensada eres, yo dije que QUERIA BAÑARRRMEEE CONTIGO,
nada mas eso, no, no, no, al parecer a la que no le basto fue a otra

Tatiana: -riendo- no mor, solo q pensé que tal vez, pero bueno, si te quieres bañar conmigo, pues
vamos, yo te acompaño

Catalina: bueno, entonces ¿Dónde queda el baño?

Tatiana: vamos, yo te llevo-le coge su mano y la lleva al baño-espérame un segundo voy a traer las
toallas, ponte cómoda

Catalina: ok, aquí te espero

Pasaron unos minutos y volvió Tatiana con las toallas

Tatiana: perdón la demora, es que no encontraba las toallas, pero ya.

Catalina: ok, no hay problema-se acerca a ella y la besa- ¿entramos?

Tatiana: si dale, sigue

Entraron entonces a la ducha y empezaron a bañarse la una a la otra, entre besos y caricias, pasó lo
inevitable, catalina se encontraba arrinconando a Tatiana y besando su cuello, mientras q una de sus
manos estaba en los senos de la misma acariciándolos, y la otra se encontraba en el sexo de esta
penetrándola, las manos de Tatiana estaban aferradas a la pared del baño, una de sus piernas
abrazaba la cintura de catalina, y su cuerpo no hacía más que moverse al ritmo de esta, hasta que no
pudo aguantar más y llego su orgasmo.

Después de tomarse unos minutos para reponerse, salieron del baño y se fueron a la habitación, y
empezaron a buscar la ropa de catalina, ya que esta se debía ir a su casa lo antes posible.

Tatiana: amor mira, encontré esto, ¿lo necesitas?-con los panties de catalina en su mano-
Catalina: no mor, yo creo q no son necesarios, yo creo q puedo salir a la calle así, mostrando todo, es
mas yo creo q mejor me voy desnuda, así evitamos buscar la ropa, ¿te parece?

Tatiana: jummmm pero que geniecito, ya no puedo decir nada pues

Catalina: hay amor, estoy jugando, presta para acá-y le quita sus paties de la mano y se les pone-
perdón, yo se que sonó como si estuviera brava, pero no es así, estoy feliz, podría decir que soy la
mujer más feliz del mundo entero, el solo estar contigo me llena de felicidad, así que no tengo ninguna
razón para estar brava, te amo corazón

Tatiana: y yo a ti mi vida, pero de verdad sonaste bravita, pero bueno, menos mal no lo estas, mira
amor, aquí está el resto de tu ropa, casi no la encuentro, como que la tiramos muy lejos anoche-se ríe-

Catalina:-riéndose también- si eso veo, casi me la tiras por el balcón-le recibe la ropa a Tatiana y se
viste-

Tatiana: bueno amor, mientras te terminas te organizar yo voy y te preparo algo para desayunar, ya
vengo

Catalina: no tati espera, deja así amor, yo llego a mi casa y allá me tienen el desayuno listo, así te
evitas la molestia y de paso aceleramos un poco las cosas que mira ya la hora que es y yo todavía aquí,
más bien en otra ocasión te lo recibo ¿sí?

Tatiana: ok amor, como digas, entonces ¿nos vemos más tarde?

Catalina: si amor, pero tiene q ser en la noche porque hoy si tengo muchas cosas que hacer, paso por ti
apenas salga de la oficina, ¿listo?

Tatiana: ¿pasas por mi? Y es que para donde vamos

Catalina: pues te voy a llevar a conocer mi casa, y te quiero presentar a mi hermano y a su esposa, así
q prepárate porque hoy vas a empezar a formar parte de la familia campuzano

Tatiana: - sorprendida- eee, pe…pero oye no crees q es muy pronto

Catalina: pues no lo creo, porque te amo y tu me amas, ¿que mas necesitamos para ser felices?

Tatiana: pues si amor, pero es que, no sé, que tal que a tu hermano o a su esposa lo les guste que te
hayas enamorado de mi, ósea de una mujer

Catalina: amor no te preocupes por eso que ellos son muy comprensivos y siempre me han apoyado en
todo lo que he hecho, y pues bueno, si no les gusta pues allá ellos, yo no te voy a dejar solo porque a
ellos no les guste que yo haya encontrado el amor, y que ese amor seas tú-la besa- ahora si amor, me
voy, gracias por todo, te amo hermosa, nos vemos más tarde, y no te preocupes por nada que yo
estaré ahí contigo, ¿listo?

Tatiana: ok amor, ahora vamos te acompaño a la puerta

Salió entonces catalina a su casa, acelero lo mas que pudo hasta que llego los poco minutos a esta, y
allí pidió que le prepararan su desayuno y se fue directo a su habitación a cambiarse, después de unos
minutos, miro su reloj y se dio cuenta que ya iban a ser las 10:00 am, la verdad era que no había
sentido el tiempo correr, cuando estaba con Tatiana era como si todo a su alrededor se detuviera y solo
quedaran ellas dos, así que al ver ya lo tarde que era salió casi que corriendo y se fue a la oficina sin
desayunar, ya el tiempo que tenia era muy poco y no lo quería desperdiciar desayunando, así que salió
casi de inmediato de su casa y llego a la oficina, saludo mariana, la cual se encontraba ya en el puesto
que ocupaba antes Tatiana, entro, y empezó a trabajar, después de algunos minutos su cuerpo le pedía
alimento, así que le pidió a mariana que le llevara algo rápido para comer y ya después de haber
comido continuo con su labor, estando en esas suena el teléfono

Catalina: si dime mariana ¿qué pasa?


Mariana: doctora, lo que pasa es que acaba de llegar el doctor duarte por usted

Catalina: diablos, se me había olvidado por completo, dile que me de 5 minutos que ya salgo

Mariana: ok doctora yo le digo

5 minutos después

Catalina: Mario, hola como estas

Mario: hola cata, wow te ves hermosa, hoy hay en un brillo en ti que te ilumina toda-le da un beso en
su mejilla-

Catalina: gracias Mario, tu también te ves muy bien, ¿vamos?

Mario: si claro, pero antes, mira-le entrega una caja de chocolates-te traje esto

Catalina: muchas gracias Mario, no debiste molestarte

Mario: no es ninguna molestia, te los traje para que endulces un poco tu día, porque sé que has tenido
unos días muy pesados, así que cuando estés así súper estresada te comes uno y listo

Catalina: ok, de nuevo gracias por el detalle

Mario: es un placer, entonces ¿vamos?

Catalina: si claro vamos

Mario: después de ti

Catalina: gracias

Salieron de la compañía directo al restaurante donde ya antes habían estado, después de haber hecho
su pedido empezaron a hablar de todo un poco, de la compañía, de los negocios, de cosas de poca
importancia, hasta que Mario coge la mano de catalina y le dice:

Mario: cata mira, lo que te dije hace unos días es verdad, desde que te conocí no he podido sacarte de
mi mente, siempre estas presente en todo lo que hago, no se qué fue lo que me hiciste, porque desde
aquel día en que te vi no he parado de pensar en ti.

Catalina:-quitando su mano de las suyas-Mario mira, yo te voy a ser muy sincera, no quiero hacerte
sufrir porque veo que eres una buena persona y eso sería lo último que quisiera hacer, así que no
puedo hacerte ilusiones, la verdad es que en estos momentos estoy con alguien, y estoy muy
enamorada, así que no puedo corresponderte, lo siento, pero de verdad amo a esta persona.

Mario:-resignado- ok, debí suponerlo, una mujer tan linda como tu era más que seguro que tuviera
novio, bueno pero no hay problema, igual podemos ser amigos ¿cierto?

Catalina: claro, eso no lo debes ni preguntar, tú me caes súper bien, y creo q serias un muy buen
amigo

Mario: pues gracias entonces, y ¿te puedo hacer una pregunta?

Catalina: al preguntar eso ya me estás haciendo una pregunta

Mario:-riendo- pues sí, pero esa no era la pregunta, es otra

Catalina:-riendo también- pues claro, dale pregunta

Mario: quisiera saber si lo conozco


Catalina: ¿a quién?

Mario: pues a tu novio

Catalina: a si claro, tú le conoces

Mario: ¿a si?, mira tú, y se puede saber quién es el afortunado-coge su copa para tomar un poco de
agua-

Catalina: querrás decir afortunada, porque es una mujer

Mario: -se atora con el agua que estaba tomando-cof cof, cof, ¿cómo dijiste?

Catalina: pues que la persona de la cual estoy enamora es de una mujer y tu le conoces

Mario: ósea que eres…-calla-

Catalina: pues no sé si podría decir que soy lesbiana, pero lo que si te puedo asegurar es que amo a
Tatiana, ella es lo mejor que me ha pasado en la vida, pero no sé, esta es la primera vez que me pasa
algo así.

Mario: mmmm veo, y me dijiste que se llama Tatiana, ¿cierto?

Catalina: aja

Mario: es Tatiana que, es que ese nombre no se me hace muy familiar

Catalina: es Tatiana Arango, mi secretaria

Mario: ¿Tatiana tu secretaria?, ¿la que hace unos días se desmayo?

Catalina: esa misma

Mario: pero tú en que estas pensado catalina, ¡como se te ocurre meterte con una secretaria!

Catalina: ¿perdón?, más bien que es lo que estas pensado tu, estar con una secretaria no tiene nada de
malo, eso a mí no me importa, lo que importa es que nos amamos y ya.

Mario: si claro cómo no, mira cata, te lo digo por experiencia, esa tipo de personas lo único que quieren
es nuestro dinero, no te recomiendo para nada relacionarte con ellos.

Catalina: espera Mario-sube un poco su tono de voz- me haces el favor y respetas a Tatiana que ella no
es ese tipo de personas que tu dices, ella es una de las mejores personas que he conocido en mi vida, y
la amo y ella me ama, así que no voy a permitir que hables mal de ella ¿entendido? 

Mario: ¿segura?, ¿estás completamente segura que te ama? Yo de ti lo dudaría, es que como es posible
que tan pocos días ya te ame, no lo sé catalina, creo que ella está jugando contigo y eso no me parece,
porque tú eres una persona buena, y no es justo que jueguen de ese modo con tus sentimientos, yo de
ti lo pensaría muy bien

Catalina: sabes que Mario, ya me hartaste,-se levanta de la mesa- lo siento pero no tolero que las
personas hablen mal de las personas que amo, y no te permito que te metas así en mi vida, tu no me
conoces ni la conoces a ella, así que déjanos en paz y no te mestas mas en mis cosas ¿ok?

Mario: cata tranquila, no era mi intención, yo solo te quiero abrir los ojos porque-catalina lo calla-

Catalina: ya Mario no hables mas, adiós-coge su bolso y sale del restaurante-

Catalina estaba completamente furiosa por todo lo que le había dicho Mario, el solo hecho de hablar
mal de Tatiana la enfurecía de una manera impresionante, ni ella misma se reconocía, estaba tan
furiosa que al salir del restaurante tomo un taxi y se dirigió a la compañía, quería distraerse trabajando
para ver si con eso  se le quitaba un poco lo que estaba sintiendo, llego entonces y se dirigió hacia su
oficina aun con enojo y allí estaba mariana sentada en su escritorio.

Catalina: hola mariana, me puedes hacer el favor de pasarme los documentos que me hacen falta para
el negocio con el doctor zapata

Mariana: ok doctora, -mirándola extrañada-¿disculpe doctora está usted bien?

Catalina: si mariana, pues eso creo, es que el almuerzo con Mario no salió muy bien que digamos, pero
bueno eso no importa, me haces el favor de llevarme los papeles y un vaso con agua con una aspirina
que ya me está dando dolor de cabeza

Mariana: si doctora, ya se le llevo todo

Entro entonces a su oficina y se sentó en su escritorio, siguió trabajando hasta que sintió que tocaban
la puerta 

Catalina: adelante

Mariana: -con una bandejita en una de sus manos y en la otra con una carpeta-doctora mire, aquí le
traigo lo que me pidió

Catalina: -se levanta para recibirle- gracias mariana, pero ven te ayudo con eso-se disponía a ayudarle
cuando mariana se tropieza y le derrama el agua encima- mierda, lo que me faltaba

Mariana:-desesperada-doctora que pena con usted,-tratando de limpiarla- no era mi intención, perdón

Catalina-limpiándose también- tranquila mariana, no hay problema, me haces el favor de traerme una
toallita o algo para secarme

Mariana: si doctora ya mismo se la traigo-salió corriendo de la oficina-

A los pocos segundo

Mariana: doctora mire, de verdad que pena con usted, no se con que me tropecé, discúlpeme de
verdad

Catalina: tranquila mariana, que no paso nada, relájate, estoy fue una bobada, no te preocupes por eso

Mariana: no doctora es que no es la primera “bobada” que he hecho en el día, la verdad no sé que me
está pasando, pero bueno, me voy a concentrar un poco más en mi trabajo y ya

Catalina: ¿y eso?, ¿estás muy estresada por estar de aquí para allá conmigo y Martínez?

Mariana: no doctora no es nada de eso, más bien es algo de aquí-señalando su corazón-pero bueno, no
importa, olvide lo que le dije, disculpe por todo y si no es más yo creo q es mejor que me retire, ¿le
parece?

Catalina: ok mariana, como quieras, si necesito algo te llamo, y espero que logres arreglar todos tus
problemas

Mariana: gracias doctora, lo mismo digo-y salió-

Después de esto catalina siguió con su trabajo, trataba de distraerse como fuera, pero nada lograba
quitarle el enojo, hizo en tiempo record todo lo que tenía que hacer para ese día y aun así no se le
había pasado aquella sensación, después de haber  terminado con todo decidió llamar a miguel para
informarle lo de la cena de esa noche.

Catalina: ¿alo?, hola hermanito ¿como estas?   


Miguel: ¿alo? cata!!!, que sorpresa, yo muy bien hermanita, y ¿tu cómo vas?

Catalina: muy bien migue, aquí dándole al trabajo, pues ya acabe, pero siempre he estado un poquito
ocupada, por eso es que no te he llamado en estos días, ¿me perdonas?

Miguel: mmmm, a ver déjame pensarlo, listo ya lo pensé, claro que si hermanita, yo se que apenas
estas empezando en tu cargo y sé que es pesado, así q no te preocupes, pero a ver cuéntame que mas
¿cómo te ha ido?

Catalina: pues bien migue, te tengo noticias, muy buenas noticias

Miguel: ¿a si?, a ver dime

Catalina: es sorpresa, y si quieres saber cuáles son tienes que venir hoy a mi casa para que te des
cuenta, e invita a mi cuñadita que también quiero que ella sepa.

Miguel: ok hermanita, ¿a qué hora más o menos llegamos allá?

Catalina: ¿les queda bien a las 8:00 pm?

Miguel: perfecto, entonces nos vemos a las 8:00 pm en tu casa, hablamos luego que estoy haciendo
unas vueltas, apenas lleguemos allá nos desatrasarnos ¿listo cata? 

Catalina: ok migue, nos vemos, llega puntual porfa

Miguel:-riéndose- eso no deberías decírmelo a mí sino a aleja que es la que siempre se demora
arreglándose y nos hace llegar tarde a todo

Catalina: ok, entonces llama ya a mi cuñadita para que se empiece a organizar desde ya y puedan
llegar a tiempo

Miguel: ok, ya mismo la llamo y le doy tu recado, hablamos entonces, te cuidas, chao

Catalina: chao

Después de colgar y arreglar toda con su hermano, llama a Tatiana para organizar todo con ella.

Catalina: ¿alo?, hola amor ¿como estas?

Tatiana: morrrrrrr, que milagro, pensé que ya te habías olvidado de mí-dice con voz triste-

Catalina: no linda como crees que me voy a olvidar de ti, lo que pasa es que he tenido un día muy
pesado, y como llegue tarde a la compañía entonces me la he pasado es trabajando para ver si termino
rápido y poder ir a organizar lo de la cena esta noche, lo bueno es que ya acabe, entonces yo creo que
ya me voy para la casa a organizar todo

Tatiana: uyyy pero te rindió, mira la hora que es y ya acabaste, pero bueno, mucho mejor que hallas
acabado rápido para así poder organizar todo, amor hablando de eso, quisiera saber si necesitas ayuda
o si quieres que vaya haciendo algo mientras tu llegas.

Catalina: no amor, tranquila que yo organizo todo, no es sino decirle a rosita que prepare la cena y
listo, por eso no hay problema, así que no te preocupes por nada que yo ya lo tengo todo fríamente
calculado-se ríe-

Tatiana: ok amor, entonces ¿a qué hora pasas por mi?

Catalina: pues yo cite a mi hermano y a mí cuñada a las 8:00 pm, si quieres te recojo a eso de las 7:00
pm o 7:30 pm, ¿te parece?

Tatiana: ok, pero entonces ven a las 7:00 pm, es mejor estar temprano para no estar sobre tiempo
Catalina: listo mi amor, como digas, oye tati te parece si hablamos más tarde cuando vaya a recogerte,
es que ahora tengo que ir a hacer unas vueltas

Tatiana: claro amor no hay problema, ve y haz lo que tengas que hacer, aquí te espero, que te vaya
bien, te amo

Catalina: ok amor, trato de no tárdeme, te amo

En el momento de colgar se dispuso a organizar su oficina y dejar todo listo para el día siguiente, salió,
se despidió de mariana y se fue para su casa a organizar todo.
CAPITULO 11

Tatiana

El despertar al lado de catalina era lo mejor de todo, sentir sus brazos alrededor de ella durante toda la
noche, sentir el roce de su piel en cada movimiento, sentir su cuerpo pegado al de ella, todo,
absolutamente todo era espectacular, lamentablemente de nuevo la alarma le jugó una mala pasada
haciéndolas despertar de tan maravillosa realidad, después de despertarse no quería que el tiempo
pasara y que solo estuvieran así como estaban antes, juntas, abrazadas para siempre, pero no todo se
puede cumplir y catalina tenía que volver al trabajo, asique después de “darse un baño” catalina debía
partir. El tiempo paso y con él la oportunidad de estar más tiempo juntas, llego el momento del adiós,
pero antes de eso catalina le dijo lo q planeaba para esa noche, el solo hecho de saber q parte su
familia se iba a enterar de los que estaba pasando entre ellas dos le producía mucho miedo, ese miedo
al rechazo, a que no fueran capaz de entender el amor que sentían, pero catalina la tranquilizo un poco
y al final termino relajándose y preparándose psicológicamente para lo que se les venía encima, desde
el preciso momento que catalina salió de su casa no pensaba más que en la cena q iban a tener y en la
reacción que iban a provocar en los familiares de catalina, el miedo invadía su ser una vez más, pero
luego recordaba las palabras de catalina y volvía a la calma, así se la paso casi todo el día, con dudas e
imaginándose cosas que tal vez pudieran pasar, hasta que una llamada interrumpió sus pensamientos

Tatiana: ¿alo?

Mariana: ola tati ¿como estas?       

Tatiana: -sorprendida- hola mari, que sorpresa, yo estoy bien y ¿tu?            

Mariana: pues bien también, con un poco de trabajo, pero ahí vamos, y tú que tal, como te ha ido

Tatiana: a pues muy bien, estoy súper feliz

Mariana: a ¿sí?, y ¿eso porque tan feliz?

Tatiana: ya sabes mari, el amor, el amor-y se rie-

Mariana: claro, me lo imaginaba, con razón la doctora esta igual que tu, claro pues q ella llego hoy
como distinta, pues no es por nada, pero llego súper linda hoy, como con un brillo diferente, no sé, se
veía diferente

Tatiana:-sonriendo- eso es lo que hace el amor mari, nos hace ver diferentes, como si fuéramos otra
persona, pues por lo menos eso es lo que me pasa a mi

Mariana: si, se te nota q estas superhipermega enamorada de la doctora, pero bueno, cambiando un
poquito de tema, ¿cómo has estado?, ¿ya no te ha vuelto a dar otro desmayo o algo similar?

Tatiana: no para nada, estoy muy aliviada, no me ha vuelto a pasar nada, gracias por preguntar

Mariana: no de nada, tu sabes q siempre me preocupo por ti, y me alegra mucho q estés bien, oye te
quería preguntar si me puedo pasar más tarde por tu casa, pues a ver si te puedo hacer la visita un
rato
Tatiana: mmm, creo q no se va a poder mari, lo que pasa es q hoy cata me invito a cenar y pues como
sabrás tengo un montón de cosas que hacer así que yo creo q mejor vienes otro día, perdóname

Mariana: aaaaaah, ok, no hay problema, igual y me paso por allá otro día, no importa, bueno tati,
hablamos luego, que tengo q seguir trabajando, nos vemos, bye -colgó-

Tatiana: ok, b…-¿colgó? Mirando su teléfono-creo q no le gusto mucho, pero bueno

Siguió entonces con lo que estaba haciendo, espero casi todo el día a que catalina la llamara, pero
nada, y esto la estaba desesperando un poco, en algún momento pensó en llamarla, pero luego lo
pensó y decidió mejor no hacerlo, ya que si catalina no la había llamado era porque probablemente
estaba muy ocupada y no quería que se desconcentrara mas por su culpa, así que espero
pacientemente hasta que el teléfono sonó y a través de este salía la voz de catalina, llenando sus oídos
de esa hermosa armonía que era su voz, después de hablar con ella y de organizar todo para esa
noche, los nervios se volvieron a apoderar de ella, ya hacían falta pocas horas para que se encontraran
con miguel y su esposa, toda ella era un mar de nervios, y el tiempo estaba en su contra como era ya
su costumbre, cada vez se aproximaba la hora acordada, así que se fue a organizar y después de esto a
esperar con ansias a que llegara catalina, a los pocos minutos su puerta sonó, y detrás de ella se
encontraba catalina, Tatiana se le quedo mirando embobada hasta que el sonido de la voz de catalina la
saco de sus pensamientos

Catalina: si buenas, amorrr, estas ahí-pasando su mano de arriba abajo por la cara de Tatiana-    

Tatiana: -reaccionado- eee, si amor, perdón, es que estas hermosa, divina, wow-y la besa-

Catalina: gracias amor, tan linda tu como siempre, oye pero tu no te quedas atrás, mira como estas,
divina, cada segundo que pasa me enamoro mas de ti-beso- oye que hora es.

Tatiana: no se, como las 7:00 pm, creo, déjame ver,-mira su reloj- las 7:05 pm

Catalina: bueno tenemos tiempo

Tatiana: ¿tiempo para qué?

Catalina: ya lo veras-y entra a su casa besándola apasionadamente-

Tatiana: mor… es..pera… te…nemos…q…ir ya a tu casa-y se separa de ella- debemos tener todo listo
para tu hermano y su esposa

Catalina: mor ya todo está listo, solo falta esto-y la vuelve a besar-

Tatiana:-se separa y coge con sus dos manos la cara de catalina-segura que no falta nada

Catalina: segurísima-y la besa-

Catalina besa con pasión a Tatiana y la va llevando hacia el interior de su casa, cierra la puerta y se van
acercando a una de las paredes, luego alza el vestido de Tatiana y baja la tanga de esta y empieza a
acariciar su sexo con una de sus manos, mientras que con su otra sostiene sus brazos, evitando que
esta la toque, la besa desesperadamente y empieza a penetrarla con sus dedos, poco a poco Tatiana va
perdiendo el control de su cuerpo, su vientre se mueve desesperadamente mientras catalina la penetra
y la besa, los gemidos no se hacen esperar y poco a poco la respiración de Tatiana incrementa, catalina
besa su cuello y aumenta el ritmo de sus penetraciones, hasta que siente como Tatiana llega a su
orgasmo y se detiene, la besa y organiza su vestido.

Catalina: te amo hermosa, pero ya llego la hora de irnos-la besa de nuevo-¿vamos?

Tatiana: oye pero espera que te toca-la voltea quedando catalina contra la pared-

Catalina:-se voltea de nuevo quedando Tatiana otra vez contra la pared-lo siento amor, pero ya es
tarde, mira la hora q es, más bien dejemos así y ahora más tarde continuamos ¿listo?
Tatiana:-resignada- ok, pero en la próxima empiezo yo, ¿estamos?

Catalina: esta bien, como tu digas, ahora vamos que se nos va a ser tarde

Tatiana: oye no, espera, no ves como me dejaste,-se señala- mira lo desorganizada que estoy,
espérame un segundo voy y me arreglo así súper rápido y no me demoro nada, ya vengo

Catalina: ok, pero no te demores-pocos minutos después baja Tatiana-

Tatiana: listo, ¿vamos?  

Catalina: wow, te ves hermosa, se me acaba de ocurrir una gran idea, porque mas bien no nos
quedamos aquí en tu casita y disfrutamos de nosotras por toda la noche-se acerca y la coge de la
cintura-

Tatiana: esa es una muy buena idea, pero-la separa-tenemos que ir con tu familia ahora mismo, no los
quiero hacer esperar, ya después habrá tiempo para eso, por ahora vamos

Catalina: bueno, al menos lo intente, ok vamos

Salieron de la casa, y se dirigieron hacia la casa de catalina, esta iba un poco apresurada en el carro, ya
que faltaban pocos minutos para que fueran las 8:00 pm y ellas sin estar en la casa esperando a los
invitados, así que acelero lo mas que pudo hasta que llego faltando tan solo unos minutos para que
fueran las 8:00 pm.

Tatiana iba mirando todo a su alrededor, desde el preciso momento que llegaron a la casa quedo
completamente sorprendida por ver tan grande y hermosa casa, para ella era casi una mansión, todo
era muy hermoso y elegante, quedo impactada con tan solo ver la entrada de la casa, se quedo parada
unos segundos en frente de la casa observándola.

Catalina: tati, mi amor, ¿te piensas quedar toda la noche mirando la puerta?

Tatiana: perdón amor, es que es hermosa tu casa, wow, la verdad estoy sorprendida con todo esto, no
me la imaginaba así, bueno no importa, vamos que ya esta como tarde, y no demora en llegar tu
hermano-al decir esto una pequeña corriente sacudió su cuerpo haciéndose evidente para catalina-

Catalina: que pasa amor, ¿porque te pones así? 

Tatiana: tengo miedo cata, mucho miedo, no sé qué reacción vayan a tener al vernos, eso me está
matando, ¿qué tal que no nos apoyen y que nos discriminen por lo que sentimos?     

Catalina:-la abrasa-tati, ya te dije que no te preocuparas por eso, si no les gusta pues que se va a
poder hacer, lo importante es que tu y yo luchemos por esto, y sea el que sea el obstáculo que se nos
presente, seamos capaces juntas de derrumbarlo para logar ser felices, así que tranquila q pase lo que
pase, aquí estaré contigo.

Tatiana: te amo

Catalina: y yo a ti hermosa, ahora entremos y los esperamos a dentro

Entraron entonces a la casa, ambas estaban muy impacientes, catalina no mostraba tanto sus nervios,
pero Tatiana los sentía, el ambiente era muy tensionarte, la espera era casi que una tortura para
ambas, hasta que sonó el timbre de la casa.

Catalina: llegaron!!!, voy a abrirles, ya vengo, quédate aquí

Tatiana: ok, aquí los espero

Catalina salió en dirección hacia la puerta y la abrió, y allí estaban miguel y Alejandra, los hizo pasar a
la sala de estar, donde se encontraba Tatiana.
Catalina: bueno, pues como ya saben ella es Tatiana, mi secretaria, y hoy nos va a acompañar en la
cena, porque tenemos algo muy importante que decirles.

Miguel: hola Tatiana, como estas-se acerca le da la mano y un beso en la mejilla- mira te presento a mi
esposa, Alejandra Maldonado-dirigiéndose a su esposa-amor, mira te presento a Tatiana Arango, la
secretaria de papa, bueno ahora la secretaria de cata.

Tatiana y Alejandra: -al unisonó-mucho gusto

Miguel: bueno hermanita, y ¿qué era eso tan importante que nos querías contar?

Catalina: todo a su tiempo migue, no seas apresurado, por el momento vamos al comedor q la cena
esta lista, ¿vamos?

Se dirigieron todos al comedor y empezaron a comer, iban hablando de todo un poco, miguel estaba
muy interesado de conocer un poco de la vida de Tatiana y le preguntaba infinidad de cosas acerca de
ella, todo transcurrió normal hasta que cada uno acabo su plato, entonces volvieron a la sala de estar a
continuar con la conversación.

Miguel: bueno hermanita, yo creo que ya es hora que nos cuentes lo que nos querías decir, ¿o no mi
amor?

Alejandra: si cata, cuéntanos, no nos dejes más intrigados ¿sí?

Catalina: jum, pero que impacientes son, yo que pensé que ustedes tenían ese don de paciencia que
todos deberíamos tener, pero al parecer me equivoque

Miguel: bueno ya, ¿nos vas a decir sí o no?, mira que yo soy el hermano mayor así que te puedo
obligar a decirlo-lo dice en tono burlón-

Catalina: ay migue no me hagas reír por favor,  tiene más fuerza un zancudo que tu, así que te va a
quedar como difícil hacerme hablar-todos empezaron a reír-

Miguel: ok, lo acepto, pero entonces dinos ya, en serio no aguanto más, ¿es algo de la empresa o algo
así?

Catalina: ¿porque lo preguntas? 

Miguel: no pues como Tatiana esta aquí pensé que era algo de la empresa, ¿o me equivoco?

Catalina: pues si te equivocas hermanito, porque Tatiana esta aquí por otra cosa

Miguel: ¿y tiene que ver con lo que nos vas a decir?

Catalina: en eso si acertaste hermanito

Miguel: bueno pero cuéntanos ya

Alejandra: amor déjala, no la presiones tanto, mira que después se arrepiente de contarnos lo que nos
quiere decir, tranquilízate

Miguel: ok, ok, no te pregunto mas, dinos cuando creas que es el momento oportuno para decirlo

Catalina: bueno, pues creo q el momento oportuno es este, así que, tati, puedes venir por favor-
Tatiana se acerca al sofá donde catalina se encontraba-

Tatiana:-se acerca a su oído y le susurra-¿estás segura de lo que vamos a hacer?

Catalina: -también en su oído-completamente amor, yo estoy contigo-le toma su mano-


Al ver este gesto miguel y Alejandra se sorprenden un poco, pero ninguno de los dos dijo nada

Catalina: bueno, sin darle más vueltas al asunto, el día de hoy los invite a esta cena con el fin de
informarles algo que es muy importante para mí-aprieta fuerte la mano de Tatiana- siendo ustedes
unas de las personas que más quiero y en las que más confió, siendo tu mi hermano y tu mi mejor
amiga, quisiera confiarles algo que me está pasando,-toma aire profundamente- lo que pasa es que me
enamore, pero no me enamore de cualquier persona, me he enamorado de alguien muy especial, a la
que amo mucho, y quiero compartir con ustedes todo esto que siento, y quiero que conozcan a esta
persona.

Miguel: que bien  hermanita, te felicito, me alegra mucho que vuelvas a estar enamorada, creí q jamás
te volvería a ver así, yo si decía que te veías diferente y no me equivoque, y bueno ¿dónde está el?,
¿por qué no está aquí con nosotros?

Catalina: en eso te equivocas hermanito, porque si esta aquí, ha estado todo el tiempo aquí.

Miguel: ¿es que lo tienes escondido o qué? porque yo no lo he visto, las únicas personas que veo somos
nosotros 4 y a él no lo veo, ¿donde lo tienes?

Catalina: es que estas buscando a la persona equivocada migue, la persona a la que amo ha estado
aquí siempre con nosotros-miguel y Alejandra voltea a ver a Tatiana-y la están mirando en este preciso
momento

Alejandra:-se levanta de su silla- ¿nos estas queriendo decir que te enamoraste de tu secretaria? No
entiendo, ¿te enamoraste de ella?-señalando a Tatiana-

Catalina: así es, la amo, es el amor de mi vida, desde el primer momento que la vi me enamore
perdidamente de ella y tú me conoces aleja, yo no soy de las personas que se enamoran de todo el
mundo, tu sabes q yo no soy así, pero con tati es diferente, ella es la persona más importante para mí
en este momento, espero que entiendas eso

Alejandra: pues la verdad no te entiendo, como es posible que te hayas enamorado de ella, ¡no ves q
es una mujer!, cata reacciona por favor, ¿acaso esto es por lo que paso con Rodrigo?, ¿es por eso que
estás haciendo esto a ver qué pasa? 

Catalina: se levanta también de su silla-mira Alejandra, no te voy a permitir que metas a Rodrigo en
esto, si yo decidí estar con Tatiana es porque la amo y no porque quiera experimentar o algo así, yo la
amo y ella me ama, eso es todo

Tatiana estaba un poco confundida, no entendía nada, ¿Rodrigo?, ¿Quién es ese?, ¿Por qué Alejandra lo
menciona?¿Qué tiene q ver el en esto?, estas y otras preguntas invadían su mente, pero no decía nada,
también se encontraba un poco en shock por la reacción que había tenido Alejandra, por una parte se lo
esperaba, pero por otra pensaba que tal vez no les importara, pero al parecer esto no había pasado,
mientras catalina discutía con Alejandra, miguel se encontraba sentado y mirando hacia el suelo, se le
notaba pensativo, pero no decía ni hacia nada.

Alejandra: es que de verdad cata, no lo puedo creer, es que como se te ocurre enamorarte de una
mujer, ¿desde cuándo eres lesbiana? ¿Hace cuanto me lo has estado ocultando? Se suponía que soy tu
mejor amiga, ¿Qué paso, porque no me habías dicho nada?  

Catalina: no es así aleja, todo paso muy rápido, yo ni siquiera sabía que me gustaban las mujeres, es
más, nunca antes había estado con alguna, tati es la única mujer con la que he estado y con la única
que voy a estar, es la única mujer a la que quiero, y esperaba que me apoyaras, desde el primer
instante en el que me di cuenta y empecé a tener una relación con tati quise contarles, esperando de
ustedes apoyo, pero al parecer no va a ser así-lo dice en tono triste-

Alejandra: es que cata, entiende es ¡una mujer!, te imaginas todo lo que va a pasar cuando las
personas se enteren, es que no cata, tu no nos puedes hacer esto, yo creo q es un capricho tuyo, tú no
puedes amarla, me niego a entenderlo, lo siento pero es lo que pienso, además…-miguel se levanta de
su silla-
Miguel: suficiente-grita- ya cállate Alejandra por favor, no la embarres mas, mira como estas tratando
a disque “tu mejor amiga”, no ves que lo que ella busca es que la entendamos, está enamorada, sea de
quien sea, eso no nos importa a nosotros, lo que debería importarnos es apoyarla y entenderla, y
¿vienes tu y le dices eso?, te desconozco Alejandra, pensé que eras diferente, mira que tratar así a tu
mejor amiga q aparte de todo es mi hermana, tu sabes todo lo que yo la quiero a ella, y catalina-se
acerca a ella y la coge de las manos- cuenta conmigo para lo que quieras, tu sabes q pase lo que pase
yo siempre estaré contigo y Tatiana bienvenida a la familia, se que eres una muy buena persona y sé
que vas a ser feliz a mi hermana y ella te va a ser feliz a ti, ¿te puedo abrazar?

Tatiana:-sorprendida- claro miguel-y lo abraza-gracias por tu apoyo

Miguel: no es nada, a mi lo único que me importa es que mi hermana sea feliz, y si lo es contigo no
tengo ninguna reparación.

Catalina: gracias hermanito, yo sabía que podía contar contigo-lo abraza-

Alejandra: que bien, como siempre los hermanos maravilla haciendo de las suyas, miguel acaso no te
das cuenta que esto es una locura, no te entiendo

Miguel: Alejandra por favor, no digas nada mas, mira más bien vamos ya para la  casa y después
hablamos del tema

Alejandra: me parece bien, no puedo soportar más esta situación, pero cata-se dirige a ella- de verdad
yo te quiero mucho y por eso es que te digo lo que te digo, espero que en algún momento me prestes
atención y veas que esto no es lo mejor para ti

Miguel: Alejandra, ya por favor, vamos,-la coge de su brazo- cata muchas gracias por la comida estuvo
deliciosa, y bueno, espero que les vaya bien, Tatiana de nuevo bienvenida a la familia, nos vemos, que
tengan muy buena noche, hasta luego-se despide de ellas con un beso en la mejilla-

Catalina los acompaña a la salida y se despide de ellos mientras que Tatiana la espera en la sala

Catalina:-se sienta en las piernas de Tatiana la abraza y suspira- bueno 1 de 2, algo es algo, ¿no?

Tatiana: si, la verdad yo no creí q tu hermano nos fuera a defender así, se le ve q es un muy buena
persona, pues desde que lo conocí me pareció buena persona, pero ahora es completamente diferente,
me cae súper mi cuñadito

Catalina: esa era la idea, la verdad no entiendo porque Alejandra se comporto de esa manera, creí q
ella también nos iba a apoyar, ella es completamente diferente a como se comporto en estos
momentos, de verdad me extraño mucho, pero bueno, no importa, lo importante ahora es que estamos
juntas y al menos tenemos el apoyo de mi hermano

Tatiana: pues yo creo que  Alejandra lo que tenía era miedo

Catalina: ¿miedo?, no te entiendo, ¿por qué miedo? Más bien ¿miedo de que?

Tatiana: pues si amor, ella tiene miedo de lo que digan los demás, mira que tu familia es muy
importarte y conocida en todo el país, ¿te imaginas si todos se llegaran a enterar que la hija del doctor
Alberto campuzano está enamorada de una mujer? Eso sería escándalo nacional y creo q eso le
afectaría mucho a tu cuñada, y a tu familia en general, mira que todos deben mantener una buena
imagen, y el hecho de que tu estés conmigo de una u otra manera daña esa imagen

Catalina: bueno viéndolo desde ese punto de vista, si puedes tener razón, pero igual eso a mí me es
indiferente, no me importa lo que digan de mí, al fin y al cabo es mi vida y solo yo sé cómo vivirla y
tengo muy claro que la quiero vivir contigo-la besa-  

Tatiana: gracias amor por tus palabras, ¿ya te había dicho que te amo?

Catalina: pues hace como 2 horas que no me lo dices, y la verdad ya me hace falta
Tatiana: ok, no te voy a hacer esperar más, te amo catalina, te amo-la besa-

Catalina: yo te amo mas, oye, ¿quieres conocer el resto de la casa?, si quieres te hago un pequeño tour
para que la conozcas       

Tatiana: ¿pequeño?, si como no, si esta casa de pequeña no tiene nada, pero si me gustaría conocerla,
así que acepto tu “pequeño tour”

Catalina: ok, entonces vamos-se levanta de sus pierna y le extiende su mano-

Salen de la sala de estar, y catalina empieza a darle el tour por la casa, la verdad si era muy grande,
tardaron casi una hora paseando por la casa, claro pues que en parte la demora había sido porque para
cada lugar de la casa catalina tenía una historia así que se la iba contando a Tatiana mientras se la
mostraba, después de casi terminar de mostrarle toda la casa a Tatiana, catalina la va llevando a un
lugar un poco oculto, el cual se encontraba en la parte trasera de la casa

Catalina: tati mira, este es mi lugar favorito de esta casa

Tatiana: wow amor, es hermoso, nunca antes había visto algo así

Estaban en el jardín trasero inmenso, el cual estaba adornado por las más exóticas plantas y una gran
fuente iluminada, uno que otro árbol también lo adornaban, desde ahí había una vista al cielo
espectacular, todo a su alrededor era simplemente hermoso, en ese lugar se respiraba una tranquilidad
increíble al estar allí todo pasa a segundo plano, era un lugar único, casi mágico

Catalina: ¿te gusta?

Tatiana: me encanta, me siento tranquila aquí, es una sensación como de descanso

Catalina: si, aquí es donde vengo a tranquilizarme, a tomar un nuevo aire, siempre funciona, me ayuda
a aclarar mi cabeza cuando la tengo enredada

Tatiana: es que es maravilloso, gracias amor por traerme aquí

Catalina: si quieres nos quedamos un rato más acá

Tatiana: ¿nos podemos quedar?

Catalina: claro amor, si tu quieres nos quedamos aquí

Tatiana: claro que quiero

Catalina: ok, entonces espérame traigo algo para estar más cómodas, no me tardo  

Tatiana: ok, aquí te espero

Unos minutos después se divisaba la silueta de catalina aparecer en el jardín, en sus manos había algo
que Tatiana no lograba identificar, mientras más se acercaba se iba viendo una botella de vino con unas
copas y una manta.

Catalina: mira lo que traje-mostrando las cosas- ahora espérame organizo esto

Coloco la manta en el piso y el vino con las copas a un lado de esta, luego se sentó y extendió su mano
para que Tatiana hiciera lo mismo, después de sentarse catalina se dispuso a servir el vino en las copas

Catalina: mira-pasándole la copa- quiero que hagamos un brindis, quiero brindar por estar aquí contigo,
porque me haces la mujer más feliz del mundo, y porque ya hace-mira su relog-20 horas, 17 minutos
con 35 segundos que eres mi novia, salud
Tatiana-choca su copa con la de ella-salud-y toma un sorbo- wow, no pensé que tuvieras contabilizado
el tiempo que llevamos de novias, ahora si me sorprendiste

Catalina:-riendo-es que lo llevo contabilizado porque desde entonces mi vida cambio completamente,
recordar ese “sí”, me llena de plena felicidad, te amo hermosa-la besa-

Tatiana: y yo a ti corazón, nunca imagine amar así a nadie, ahora quiero que brindemos también
porque hemos encontrado el amor, porque día a día este va creciendo mas y mas, porque te amo y
porque me amas, y también porque esta noche ha sido una de las más difíciles que hemos tenido al
mostrar nuestro amor a tu familia, por haber sabido afrontar las cosas y por el apoyo que nos dio tu
hermano, salud- choca su copa con la de ella-

Catalina: salud-y bebe-

Tatiana: amor, una pregunta

Catalina: si claro amor, dime

Tatiana: ¿quién es ese Rodrigo del que hablaba Alejandra?

Catalina:-compone su postura, cambia su expresión y deja de mirar la cara de Tatiana desviándola


hacia el horizonte, toma de su copa-Rodrigo, supuse que me ibas a preguntar de él, Rodrigo fue alguien
muy importante para mí, el y yo nos íbamos a casar, llevábamos 5 años de relación y vivimos juntos
cerca de año y medio, nos llevábamos muy bien, todo era perfecto a su lado, llegue a pensar que era el
amor de mi vida, hasta que un día-bebe de su copa y se sirve más vino- yo estaba algo cansada y lo
único que quería era llegar a mi casa a descansar, cuando llegue hay estaba Rodrigo con dos de sus
amigos y estaban jugando y tomando, eso era algo normal, por lo menos una vez por semana hacían
eso en nuestra casa, así que no me pareció nada extraño, llegue lo salude y les dije q me iba a dormir
porque estaba muy cansada, pero Rodrigo insistía que me quedara con ellos, ya estaba muy ebrio así
que no le preste mucha atención y le decía q no, q en ese preciso momento estaba demasiado cansada,
que en otra oportunidad me quedaría con ellos, pero que hoy no, al final lo convencí, pero veía como
sus amigos se secreteaban y hablaban con voz baja, en ese momento no le di ni la más mínima
importancia, entonces me fui a dormir, me acosté en mi cama y a los poco minutos ya me estaba
quedando dormida, cuando empecé a escuchar como hablaban detrás de la puerta, era la voz de
Rodrigo y de sus amigos 3 voces en total, pero no alcanzaba a escuchar bien que era lo que ellos
estaban diciendo, así que tampoco le preste mucha atención y seguí intentando dormir, pero las voces
seguían, y eso ya me parecía un poco extraño, así que me levante y abrí la puerta y allí estaban ellos y
al verse descubiertos de inmediato guardaron silencio, pregunte qué era lo que pasaba, pero nadie me
contesto, y fue entonces cuando-toma un sorbo mas de vino- Rodrigo se me lanzo y me empezó a
besar bruscamente, intente detenerle pero mis intentos eran fallidos, fue entonces cuando Rodrigo se
separo de mi, pero me agarraba con fuerza y les dijo a sus amigos, “muchachos es ahora o nunca”
aquellas palabras me desgarraron el alma, nunca imagine que Rodrigo fuera así, y más ver como sus
amigos de inmediato se tiraron encima mío y-una lagrima empezaba a salir- me colocaron en la cama-
Tatiana la interrumpe-

Tatiana: ya amor, no continúes mas, perdóname por hacerte recordar esto, perdón soy una estúpida-la
abraza-ven ya, olvidemos eso, ahora ya estás conmigo y nada de esto va a volver a pasar, te amo
hermosa, ya no llores mas-seca sus lagrimas-perdóname amor, de verdad lo siento, ven mi amor ya no
llores mas.

Catalina: fue horrible tati- abrazándola y llorando a su costado- de verdad yo nunca me imagine que
Rodrigo fuera así, 5 años de mi vida con una persona detestable, que no merecía nada de mi ni de
nadie, pero ya está pagando por lo que hizo, y aunque me pidió perdón mil veces, no he sido capaz de
perdonarlo y no sé si algún día pudiera llegar a hacerlo

Tatiana: es que ese desgraciado no se merece el perdón de nadie, pero ya amor, tranquila, no llores
mas, mira el lugar donde nos encontramos, es todo tan perfecto y además estás conmigo, y yo no voy
a permitir que nada ni nadie te lastime, acostémonos ¿sí? Y vemos las estrellas por algunos minutos,
mira que eso nos va a tranquilizar un poco y además están hermosas, mira-señalando el cielo- ven
acuéstate-catalina obedece y se acuesta al lado de Tatiana abrazándola-
Catalina: nunca me dejes tati

Tatiana: nunca te voy a dejar-y la abraza fuerte-

Así se quedaron abrazadas mirando las estrellas casi toda la noche, hasta que la noche empezó a
hacerse día y un hermoso naranja empezó a mostrarse mientras empezaba a salir el sol, fue un
amanecer como pocos y ahí estaban ellas disfrutando de este abrazadas sin siquiera moverse, sin decir
palabra alguna, solo se dedicaban a observar como un nuevo día se les presentaba.

CAPITULO 12

Mariana

Una vez más el sol empieza a salir, y con él se asoma el comienzo de una nueva mañana, una mañana
en la que mariana, esta mujer que desde siempre ha estado enamorada de Tatiana pero q por miedo a
perder su amistad ha dejado que esta no sepa de su amor, ese amor q ha estado creciendo   desde el
primer momento en que la vio y que se ha convertido en su peor pesadilla en estos días en los que le
ha tocado soportar como Tatiana ha sufrido por culpa de catalina, pero al mismo tiempo su felicidad por
poder estar ahora con ella. Había un gran conflicto en su interior, no sabía cómo actuar ni que hacer,
estaba completamente perdida y dolida, porque gracias a su cobardía ahora el amor de Tatiana le
pertenecía a catalina y no a ella.

Empieza pues su mañana como es ya de costumbre, solo que esta vez se levanta más cansada de lo
habitual, en estos últimos días ha tenido mucho desgaste físico, mental y emocional, desde que decidió
colaborarle a catalina con sus cosas en la oficina todo ha sido mucho más pesado para ella, pero en
parte había tomado esta decisión precisamente para tratar de olvidar por algunos momentos todo lo
que estaba pasando, en parte quería llenarse de trabajo para así poder tener su cabeza muy ocupada y
de esa manera logar no pensar tanto en Tatiana, al comienzo creyó que era posible hacerlo, ya que de
una y otra manera le estaba funcionando, pero al estar trabajando con catalina la hacía estar más
enterada de lo que estaba sucediendo entre ella y Tatiana, y su dolor crecía aún más a ver que todo iba
demasiado bien y que cada vez Tatiana se hacía más inalcanzable.

Al salir de su casa lo único en lo que pensaba era en hacer rápido su trabajo para poder ir a visitar a su
amiga, tenía demasiadas ganas de ver a Tatiana y poder estar unos minutos cerca de ella, recordaba
aquella vez en la tuvo a tan solo unos milímetros de distancia, en donde pudo mirarla fijo a los ojos e
intimidarla, recordaba aquel momento cuando estuvo a punto de besarla pero la inoportuna llegada de
catalina no permitió q eso pasara, el solo pensar en eso le causaba nostalgia, pero al mismo tiempo le
daba esperanzas, ya que al estar tan cerca de Tatiana la hizo ver que ella lograba ponerla nerviosa, y
esto le daba indicios q tal vez Tatiana pudo haber sentido algo en ese momento y por esto iba a ser
todo lo posible para logar que esta lo volviera a sentir.

Llego entonces a la compañía y se dirigió a su puesto con el doctor Martínez, por lo general se
demoraba unas tres horas en dejarle todo listo y después se iba a su puesto con catalina, de vez en
cuando pasaba de catalina a Martínez y viceversa, así lograba hacer su trabajo sin tener q faltar a
cualquiera de los dos, pero la mayoría del tiempo permanecía sirviendo a catalina, en parte era porque
quería saber un poco de todo lo que pasaba entre ella y Tatiana, y el estar cerca podría darle pistas que
le podrían ayudar. Ese día llego y después de haber terminado su labor con el doctor Martínez se fue
directo a su otro puesto, estaba un poco apurada porque ya era un poco tarde y no había hecho aún
nada para catalina, llego casi que corriendo y toco la puerta de catalina esperando q ella ya estuviera
allí, pero nadie contesto, así q supuso que no había llegado aún, no le pareció raro porque en estos días
catalina siempre llegaba tarde, así q se sentó y empezó a trabajar. No dejaba de ver su reloj, y su
mirada constantemente se centraba en las puertas del ascensor esperando que al abrirse sus puertas
salieran de ella catalina, pero las horas pasaban y nada que sabía de ella, así que después de esperar
unos minutos más se dispuso a llamarla.     

Tatiana: alo-con voz de dormida-

Mariana: alo, ¿con quién hablo?-confundida

Tatiana: con Tatiana Arango, ¿a quién necesita?


Mariana: aaa, hola tati, ¿cómo estás?, hablas con mariana

Tatiana: hola mari, q más?, no te reconocí la voz

Mariana: si, yo tampoco, ¿estabas durmiendo?    

Tatiana: -bostezando-  sí, me acabaste de levantar   

Mariana: perdón, la verdad no era mi intención, yo estaba era llamando a la doctora catalina, pero al
parecer meti mal el dedo, pero bueno, no importa, hay me disculparas por despertarte.

Tatiana: fresca q no hay problema, oye pero no metiste mal el dedo, este si es el número de catalina
solo q ella esta tan dormida q no fue capaz de levantarla el sonido del teléfono, pero espérame la
levanto y ya te la paso- se oía una voz q decía: cata amor, es para ti, despierta, es mariana, amor,
levántate q es de la oficina-

Catalina:-voz a lo lejos- q pasa amor, quien es

Tatiana: amor es mariana, necesita algo, levántate ya dormilona

Catalina: aaaaaaa, pero porque si apenas está amaneciendo, que quiere

Tatiana: mor no sé, atiende por favor-le pasa el teléfono-

Catalina: alo?

Mariana: hola doctora, q pena despertarla, pero es que ya estaba un poquito preocupada por usted, es
q ya la hora q es y usted no se había reportado y pues como en 2 horas es la reunión con el doctor
zapata, creí q…-catalina la calla-

Catalina:-gritando- en 2 horas?, es que ¿qué hora es?,-busca su reloj- mierda, Mierda, es súper tarde,
eeee, mariana mira, ya mismo me organizo y voy a la oficina, mientras tanto ve organizándome en
carpetas separadas los documentos que tengo en el escritorio, ya salgo para allá, gracias

Mariana: ok doctora, hasta luego-colgó-

Cuando colgó una gran tristeza invadió su cuerpo, como era posible que Tatiana estuviera allí, en su
casa, en su cama, y ella haciéndose ilusiones bobas en las que Tatiana podía llegar a ser más q su
amiga, la rabia rápidamente se apodero de ella haciéndose casi imposible controlarla, estaba por tirar
sus cosas a la basura cuando escucha una voz q le dice: 

Voz: al parecer no soy el único en tener un mal día

Mariana:-apenada-doc…doctor duarte, q pena con usted, perdóneme,-organizando sus cosas- no,


no..sé que me paso, perdón

Mario: tranquila, eee-tratando de recordar su nombre-

Mariana: mariana doctor

Mario: eso mariana, no te preocupes, malos días tenemos todos, y por lo visto hoy estamos
compartiendo un mal día los dos-y le dio una sonrisa-

Mariana:-sonriendo también- pues sí, la verdad es un día un poco estresante, pero ya-respira profundo-
aquí no pasó nada, en que le puedo colaborar doctor.

Mario: no pues vengo a ver si catalina puede sacar un pequeño espacio en su agenda tan apretada,
para hablar un segundo con ella.
Mariana: pues eso no se va a poder hacer doctor, lo que pasa es que la doctora aún no ha llegado a
trabajar, -en un tono bajo de voz- por estarse revolcando con mi tati

Mario: perdón, que fue lo último que dijo q no le alcance a escuchar

Mariana: no, que la doctora llega en unos minutos, pero no sé si pueda atenderlo

Mario: a ok, aunque bueno, lo más probable es que no me quiera volver a ver ni en pintura, pero la
esperare, hablamos luego, y que tu día se mejore

Mariana: lo mismo doctor y muchas gracias.

Al terminar de hablar con Mario se dirigió hacia la oficina de catalina organizo lo que ella le había
pedido, y a los pocos minutos salió, siguió realizando su trabajo y de vez en cuando miraba a Mario q
se encontraba un poco impaciente esperando a catalina, pero de un momento a otro esta llego

Mario:-se levantó rápidamente en busca de catalina- cata, hola, ¿será q podemos hablar?

Catalina: si vienes hablar de negocios debes sacar una cita con mi secretaria para atenderte, sino, no
puedo hacer nada por ti

Mario: catalina perdóname ¿sí?, mira que no fue mi intención hablarte así ayer, perdóname yo sé que
no me comporte como debía, pero entiende q yo solo quiero lo mejor para ti, y sé que ella…-catalina lo
interrumpe-

Catalina: mira Mario, si ayer no te quedo claro q no quiero oír lo que tengas para decir de Tatiana,
ahora mismo te lo dejo claro, no quiero q vuelvas a decir nada de ella, ni que la nombres, ni que la
pienses ni que nada, te dejo terminantemente prohibido que te metas en nuestra relación, porque así
te duela ella me ama y yo la amo a ella, así q no importa lo que me digas, porque mis sentimientos
hacia ella jamás cambiaran, ¿te quedo claro, o me va tocar repetírtelo?

Mario:-resignado- ok, pero después no digas q no te lo dije

Catalina: idiota-y se dirigió hacia su oficina-

Mariana estaba realmente impactada con lo que había acabado de ocurrir, la forma como catalina había
tratado a Mario la había impactado mucho, y el enterarse q el sabia ya de la relación que estas dos
tenían le ratificaba q esto iba muy enserio, y que mientras más tiempo pasara, menos posibilidades
tenia de estar con Tatiana, así que estaba ideando un plan para poder separarlas, lo único que quería
era estar con Tatiana y pasara lo q pasara iba a lograr este objetivo suyo.

Al ver entonces a Mario un poco confundido y enojado, aprovecho para acercarse a él y buscar de algún
modo q Mario le ayudara con su plan.

Mariana:-se acerca con un vaso de agua- doctor mire-y se entrega- tranquilícese, vea que cuando se
trata de Tatiana la doctora no razona-Mario la mira sorprendido- sí, yo sé lo que está pasando entre
ellas, la misma catalina me lo conto y luego más tarde Tatiana me lo reconfirmo-agacho su cabeza y su
cara se tornó triste- pero bueno q más le vamos a hacer, ahora tómese el agüita y tranquilícese.

Mario: -tomo un sorbo de agua- es que no entiendo enserio porque cata se comporta así, no le puedes
decir absolutamente nada de esa niña porque inmediatamente se trasforma, es increíble ver como la
defiende, como no tolera que tú digas nada de ella, de verdad no parece la catalina dulce y amable q
conocí.

Mariana: si, es que al parecer están muy enamoradas-de nuevo su cara muestra su tristeza-

Mario: oye que te pasa, porque esa carita de tristeza, ¿es que acaso tú también estas enamorada de
catalina?        
Mariana: noo, para nada, yo no me metería con mi jefa, eso es algo q jamás haría, todos tenemos
nuestras posiciones y yo respeto eso, además los jefes por lo general buscan de uno solo un placer
sexual nada más, y yo no estoy como para ser objeto sexual de nadie, así que siempre evito ese tipo
de acercamientos, de la persona de la que estoy enamorada es Tatiana, pero ella no lo sabe, y ahora
esta con catalina, y no es mucho lo que yo pueda hacer

Mario: mira tú, los dos estamos enamorados de las personas equivocadas, yo desde el primer momento
que vi a catalina me enamore de ella, pero mira como son las cosas, ahora esta con otra mujer, en
realidad no tengo nada en contra de las lesbianas, pero igual que tú no creo meterse con un empleado
de tu compañía sea algo bueno, yo siempre he sido de los que piensa q lo único que buscan los
empleados al meterse con sus jefes es un bienestar económico, y a través de mi experiencia me he
dado cuenta q así es, por eso es q no me cuadra mucho que ellas estén por amor, para mí que catalina
está buscando eso que dijiste, y Tatiana está buscando lo que yo digo, siempre son así las cosas, y no
me gustaría ver que tarde o temprano catalina va a sufrir por culpa de esa-apretó su vaso- disculpa es
q no me gustaría q catalina llorara por su culpa.

Mariana: pienso lo mismo q tú, a mí no me gustaría ver a Tatiana sufriendo cuando se dé cuenta que
catalina solo la quiere para acostarse con ella, deberíamos hacer algo, ¿no te parece? Pues no sé,
deberíamos como abrirles los ojos o algo así.

Mario: pues no es ni tan mala idea, sabes que, mira-saca algo de su bolsillo- toma mi tarjeta, llámame
esta tarde a eso de las 4 pm y organizamos una cita para hablar más de esto, me gusta mucho la idea
que tienes, pero ahora no tengo el tiempo suficiente para organizar todo, así que me llamas y sacamos
un día de estos para planear bien las cosas, por ahora dejemos así, hablamos después mariana, que
tengas un buen día, y arriba ese ánimo que pronto podrás estar con Tatiana y yo con cata, así que no
te preocupes más por eso, nos vemos te me cuidas, hasta luego

Mariana: ok doctor, hablamos entonces, y muchas gracias por todo, hasta luego

Así termino la conversación de estos dos, dejando abierta la posibilidad de separar a catalina y Tatiana,
en ese momento mariana se encontraba un poco más tranquila, el saber que Mario le iba a ayudar le
daba un nuevo aire, ya estaba planeando que hacer para logar con su objetivo, tenía q ser algo muy
fuerte para poder separarlas, y de esa forma poder estar cerca de Tatiana, y poder declarársele y tal
vez tener algo con ella. Estaba divagando en sus pensamientos, pensando miles de cosas, realizando
diferentes planes cuando timbro su teléfono.

Mariana: si doctora. ¿En qué le puedo colaborar?

Catalina: ¿puedes venir un segundo por favor?         

Mariana: ya voy para allá doctora

Sale de su puesto y se dirige a la puerta, toca y después de un “adelante” entra a la oficina de catalina.

Mariana: dígame doctora

Catalina: bueno mariana primero que todo, ¿Mario ya se fue?

Mariana: si doctora él se acabe de ir

Catalina: ok, esperemos q no vuelva a molestar entonces, ahora quisiera que me colabores con las
carpetas que te pedí que me hicieras para la reunión con zapata.

Mariana: claro doctora, mírelas ahí-señalando su escritorio- ya se las tenía listas, no es sino que las
revise a ver si están bien, y ya está lista para la reunión

Catalina: si claro cómo no, ahora es cuando me lamento no haber dormido en toda la noche, si lo
hubiera hecho tuviera todo preparado para la reunión de ahora, pero no, preciso ayer se me dio por
quedarme toda la noche con tati, pero bueno, igual no me acordaba que tenía hoy esa reunión, es que
si ves lo que hace Tatiana, es tanto lo que me tiene embobada q ya se me están olvidando mis
deberes, pero bueno, eso no viene al caso, ahora me toca correr contra el tiempo, gracias mariana y
¿me puedes hacer un ultimo favor?   

Mariana: si claro doctora, dígame

Catalina: podrías llamar a mi casa y decirle a Tatiana que no se valla a ir, que no se preocupe por nada
y que valla donde rosita que ella le tiene algo, y que por favor no se valla a mover de allá hasta que yo
vuelva o pueda comunicarme con ella. Listo?

Mariana: si doctora, ya mismo hago eso, ahora si no es más, ¿me puedo retirar?

Catalina: si mariana, ya te puedes ir

Se disponía a salir cuando la voz de catalina la detuvo

Catalina: mariana, espera

Mariana: si doctora

Catalina: dile también que la amo, ahora si puedes retirarte.

Estas últimas palabras fueron como un puñal q lentamente iba atravesando su pecho hasta llegar a su
corazón, produciéndole un dolor imposible de describir, salió de la oficina y se sentó en su escritorio,
tomo el teléfono y marco el número, deseando que Tatiana ya no estuviera allí, pero después de tres
timbrazos se escuchó la voz de Tatiana responder.

Tatiana: alo?

Mariana: alo, hora tati como estas?

Tatiana: hola mari, creí q eras catalina, pero bueno yo estoy bien y tú?

Mariana: pues bien también, ha sido un día un poco duro pero ahí vamos

Tatiana: si me imagino tu corriendo de un lado para otro ayudando al doctor Martínez y a cata, pero
tranquila q ya casi se cumple mi incapacidad y podre volver y así no te toca tan duro

Mariana: gracias tati, pero bueno, no te llamaba para eso, por lo que te estaba llamando era para
dejarte un recado de la doctora, te manda a decir q por favor no te vallas, q esperes a que ella vuelva y
que fueras donde rosita que ella te tenía algo y ya creo q no fue mas

Tatiana: a ok, bueno dile q yo al espero entonces

Mariana: te amo

Tatiana: que?

Mariana: que te amo, pues eso fue lo otro q te había mandado a decir la doctora, te amo

Tatiana: aaa ya-con voz de alivio-bueno eeee dile porfa que yo la amo mas y que trate de no
demorarse mucho q la extraño un montón y que aquí me quédate hasta que llegue

Mariana: ok yo le digo, bueno tati un gusto hablar contigo, un dia de estos paso por tu casa a visitarte,
o no, sabes q, mas bien avísame cuando tengas tiempo para verme, cuando puedas me avisas y voy y
así no pierdo mi tiempo listo?

Tatiana: oye pero tu porq me estás hablando así, a ti que te pasa, estos días has estado actuando
super raro conmigo, que es lo que tienes mariana, a ver dime
Mariana: nada Tatiana no me pasa nada, no me prestes atención, más bien ve y organízate para tu
novia, q no demora en terminar la reunión e irse corriendo para allá, así q corre ve y organízate-lo dice
con cierto aire de sarcasmo-   hablamos otro día, ya sabes me avisas

Tatiana: oye espera, q es lo q te pasa, porque me estás hablando así, te molesta algo de lo que está
pasando, suenas como si estuvieras celosa, que diablos te está pasado

Mariana: celosa yo? Por Dios, celosa de que, no tengo nada por lo que estar celosa, tú y tus cuentos,
ahora según tu yo estoy celosa, por favor Tatiana no inventes

Tatiana: pues es q es la impresión q das, hay con tu tono sarcástico y con tus reclamos ocultos, dime q
es lo q te pasa mari, enserio tu sabes q puedes confiar en mi, dime q es lo q tienes

Mariana: nada Tatiana, de verdad dejemos las cosas así, ahora no estoy de humor como para decir
nada, hablamos luego ya me tengo q ir, te cuidas, bye

Tatiana: pero espe…..-colgó-

En el momento de colgar se dio cuenta de la gran estupidez q había cometido, pero ya lo hecho, hecho
estaba y lo ultimo que quería era tratar de remediar de su error, porq en esos momentos no se
encontraba en sus 5 sentidos, la rabia recorria por su cuerpo y los celos se apoderaban de ella, después
de estar así por algún tiempo se tranquilizo y entro a la oficina de catalina a darle el recado de Tatiana,
al Salir de allí centro toda su atención en planear algo verdaderamente bueno y que con la ayuda de
Mario pudieran separar de una vez por todas a Tatiana y catalina. 

CAPITULO 13

Tatiana

Toda la noche hasta el amanecer junto a su amor, abrazadas observando como un nuevo día se
postraba frente a sus ojos, todo era casi perfecto, pero el cansancio pronto se apodero de ambas y
decidieron mejor dormir un rato antes que catalina tuviera que irse a trabajar, así pues durmieron por
algunas horas hasta que el teléfono de catalina interrumpió sus sueños haciendo que ambas se
despertaran y se acabara así su noche mágica, por cosas del trabajo catalina tuvo que irse casi que
corriendo de la casa dejando sola a Tatiana sin saber qué hacer, observaba todo a su alrededor,
encontrándose maravillada con cada cosa que veía, todo era tan grande y elegante que se encontraba
anonadada con tanta belleza, a medida que iba paseándose por la habitación de catalina encontraba a
su paso fotos de sus padres, su hermano, y hubo una foto que llamo de sobre manera su atención en la
cual se encontraba catalina abrazada con un hombre muy bien parecido, nunca antes lo había visto, así
que supuso que era Rodrigo, y un sentimiento de rabia y desprecio invadió todo su ser, no se explicaba
como catalina guardaba aun algún recuerdo de ese ser tan despreciable, trato de controlarse y dejar allí
la foto y seguir observando mientras esperaba noticias de catalina.

Pasaron así algunos minutos, en los cuales la espera fue larga y ya cuando estaba decidida a irse recibe
una llamada de mariana diciéndole lo que catalina le mandaba a decir, en el momento de hablar con
ella la sintió un poco rara, la forma en la que le hablaba no era la usual, todo en ella había cambiado,
ya no era esa amiga condicional a la cual le contaba todo, ya que cada vez que le mencionaba a
catalina esta cambiaba por completo su forma de expresarse y trataba de cambiar de tema, era algo
raro para Tatiana ya que mariana había sido su amiga por muchos años y siempre le contaba
absolutamente todo y nunca había reaccionado de esta manera, en realidad no entendía que era lo que
le pasaba, ahora le mantenía haciendo todo tipo de reclamos y hablaba con cierto aire sarcástico
cuando hablaban de la su relación con catalina, por todo esto Tatiana llego a  pensar que tal vez eran
celos de amiga, ya que ahora q ella tenía una relación el tiempo que pasaba con mariana no iba a hacer
el mismo que cuando era soltera, pero cuando se lo menciono  mariana reacciono muy ofensivamente,
nunca pensó que iba a reaccionar así y lo peor de todo era el hecho de que le colgara el teléfono sin
siquiera dejarla hablar, todo esto la dejo pensando por algunos minutos, hacia memoria de todo lo que
le había dicho para ver que fue exactamente lo que había hecho que mariana reaccionara así, pero por
mas q pensaba nada le daba indicios para creer que fue algo que ella le haya dicho, empezó a recordar
todo lo que había pasado los días anteriores en los que mariana se enteró de lo q ella sentía por
catalina y vino a su mente esa escena en la que estuvieron a solo milímetros de distancia, en los que
por unos segundos se perdió en los profundos ojos de mariana y recordó ese miedo de tenerla tan
cerca y como mariana hacia todo lo posible por mantenerla así, en ese momento llego a pensar que tal
vez mariana iba a intentar besarla pero de inmediato quito eso pensamiento de su mente, la verdad
para ella era una bobada más de su momento de confusión, tal vez al estar confundida por lo que
sentía por catalina en ese momento le hizo pensar cosas que no eran, ella conocía muy bien a mariana
como para saber si le gustaban las mujeres, ¿o no?, la verdad era que nunca le había conocido algún
novio, y siempre tenía muchos pretendientes ya q mariana era una mujer hermosa, pero nunca les
prestaba atención, siempre decía que aún no había encontrado a la persona indicada, y que todos los
que la asediaban era solo para acostarse con ella, pero que ninguno la quería de verdad, en ocasiones
mencionaba que estaba enamorada de alguien pero que era un amor casi imposible, pero nunca había
dicho quién era. Al recordar todo esto Tatiana no sabía que pensar, todo era demasiado confuso para
ella, así que mejor decidió posponer este tema y más adelante encontrar el espacio para hablar con
mariana y así aclarar todas sus dudas.

Después de un rato de estar pensando, se dispuso a bañarse para luego ir a donde rosita, y conocer
que era lo que esta tenía para ella, así que bajo las escaletas y empezó a buscar a rosita, le llamaba  
pero esta no le contestaba, así que decidió esperarla en la cocina a ver si llegaba en algún momento, y
efectivamente llego.

Rosita: señorita Tatiana, buenos días, como amaneció

Tatiana: buenos día señora rosita, yo amanecí muy bien y ud?

Rosita: muy bien también señorita, ¿tiene hambre?

Tatiana: la verdad si, un poco

Rosita: entonces acompáñeme por favor

Tatiana la siguió y llego al lugar en donde se había quedado toda la noche con catalina, pero esta vez
se veía aún más hermoso que de noche, los rayos del sol bañaba todo el jardín haciéndolo ver
inmensamente hermoso, rosita la llevo hacia una mesa que se encontraba en una parte del jardín que
Tatiana aun no conocía, la mesa se encontraba bien decorada, y con un ramo de rosas con una tarjeta
que decía “te amo” y a su lado un espectacular desayuno.

Rosita: siéntese señorita, buen provecho

Tatiana: gracias

Rosita: voy a estar en la cocina si necesita algo, con permiso-se dispuso a irse-

Tatiana: espere señora rosita, ¿usted no va a desayunar conmigo?

Rosita: -sonriendo- no muchas gracias señorita, yo ya almorcé

Tatiana: -sorprendida- ¿almorzó?, es que hora es pues

Rosita: la 1 de la tarde

Tatiana: -aún más sorprendida- no, en serio?

Rosita: si señorita, pero si no me cree mire-le muestra su reloj-

Tatiana:-mirando el reloj- no lo puedo crees, esta tardísimo, y yo sin ir a mi casa, termino acá y me
voy

Rosita: no señorita, usted no se puede ir, la señorita catalina me dijo que por ningún motivo la dejara
ir, que esperara hasta que ella llegara.

Tatiana: está bien, me quedo, no tengo otra opción, así que tendré que esperarla, igual muchas gracias
señora rosita.
Rosita: no me diga más señora, dejémoslo solo en rosita, listo señorita

Tatiana: está bien, pero si usted también me dice solo Tatiana

Rosita: está bien Tatiana, entonces si no es más yo me retiro, buen provecho

Tatiana: gracias rosita, nos vemos ahora

Así pues se dispuso a desayunar, hasta ese momento no había sentido hambre, pero inmediatamente
empezó a comer su apetito despertó y se acabó absolutamente todo lo q había en la mesa, cuando
termino cogió su ramo de rosas y se sentó en el pasto a pensar en todo lo que le había sucedido en
esos días, observaba la naturaleza que adornaba al jardín y poco a poco el sueño se a dueño de ella,
haciendo que callera en los brazos de Morfeo, permaneció dormida por algunas horas hasta que
empezó a sentir como alguien acariciaba su rostro y poco  a poco fue abriendo sus ojos encontrándose
de frente con los catalina mientras esta pasaba sus dedos por su rostro.

Catalina: buenas tardes mi dormilona hermosa, ¿si descansaste?      

Tatiana: -estirándose- hola amor, si descanse arto, este jardín es súper bueno para descansar, pero ya
te extrañaba, este jardín no es nada sin ti, si tú no estás aquí al jardín le falta la flor más exótica y la
más linda para así poder llegar al grado de la perfección.

Catalina: que linda eres amor, por eso es que te amo-la besa- oye y que, ¿te piensas quedar todo el
resto del día aquí acostada?

Tatiana: pues si te quedas aquí conmigo me quedo todo e resto de mi vida

Catalina: oye pero como que dormir en el pasto te vuelve más romántica, no pues sigues así  ni yo
misma querré levantarme de aquí

Tatiana: esa es la idea, que te quedes siempre a mi lado, te amo tanto-la besa- bueno y entonces
¿para dónde me querías llevar?

Catalina: no pues ahora mismo te quiero llevar a mi habitación y hacerte  mía hasta que un nuevo
amanecer se pose en nuestra ventana

Tatiana: mira tú ahora me saliste poeta, que linda eres,-le acaricia la cara- esa idea está muy
tentadora, pero amor, mira que tú no has descansado absolutamente nada, y no quiero que por mi
culpa te enfermes, mira que ya hasta estas faltando al trabajo y eso no está bien, tenemos que
organizarnos, no podemos seguir como lo estamos haciendo hasta ahora, creo q es mejor q por hoy
descanses.

Catalina: mor, pero yo no estoy cansada, yo solo quiero estar contigo, no me importa nada más, mira
que en la oficina ya tengo todo listo, en la reunión de hoy me fue muy bien, no es sino cuadrar una que
otra cosita que hace falta pero de eso se encarga mariana, así que tengo el tiempo suficiente para
hacerte mía, no me niegues eso por favor, mira que ya mañana descanso todo lo que quieras pero hoy
no me niegues la oportunidad de estar contigo-voz y cara suplicante-

Tatiana: no amor, lo mejor es q descanses, mira que lo hago por tu bien, tu crees q es que yo no me
muero por estar contigo

Catalina: -interrumpe- pues eso parece

Tatiana: no amor, no es eso, es solo que quiero que descanses mira que estos días no has dormido
bien, y has tenido unos días muy duros y de verdad no quiero que te enfermes o te pase algo por mi
culpa, así que mejor me voy para mi casa, así te me quedas aquí y descansas, listo?

Catalina: esa idea no me gusta para nada, pero está bien, yo hago lo que me pidas y pues si no quieres
estar conmigo te lo respeto, entonces ¿te me vas a ir ya?
Tatiana: si amor, mira que no he ido desde ayer a la casa y debe estar vuelta un desastre, así que
mejor me voy ya, ¿me podrías llamar un taxi?

Catalina: ¿un taxi?, no señorita eso no, me da mucha pena contigo pero yo te llevo a tu casa, y en eso
si no me vas a convencer, así que alístate que yo te llevo

Tatiana: pero…

Catalina: -interrumpe- pero nada-se levanta y le estira su mano- ¿vamos?

Tatiana:-recibe su mano y se levanta-vamos

Salen así de la casa de catalina en dirección a la casa de Tatiana, el trascurso fue lento, catalina se
tomaba su tiempo, manejaba sin ánimos de llegar, mientras Tatiana se dedicaba a preguntarle acera de
su día y de todo lo que había pasado en la oficina, desde que estaba en su semana de incapacidad
catalina no la había dejado enterarse de lo que pasaba en la oficina pero poco a poco le iba sacando
información para que así cuando volviera a trabajar no estuviera tan atrasada y pudiera retomar sin
complicaciones. Así pasaron los minutos hasta que llegaron a la casa de Tatiana y esta se bajó de carro
despidiéndose de catalina, la cual aún no se resignaba a no pasar el resto de la tarde y la noche con
ella, pero al final Tatiana logro convencerla y catalina se fue, así que al ver como el auto de catalina
desaparecía a la distancia, entro en su casa y se dispuso a organizarla, pero mientras lo hacía no era
capaz de olvidarse de lo que había pasado con mariana, así que al terminar de organizar la llamo.

Mariana: alo

Tatiana: hola mari como estas?

Mariana: -sorprendida- hola tati, bien y tú?

Tatiana: pues hay más o menos, es que no he podido estar tranquila desde esta mañana que
hablamos, estoy un poco preocupada por lo que pueda pasar entre nosotras, no me gusta estar así
contigo, y pues me preguntaba si ahora puedo pasar por tu casa para hablar o estas ocupada?

Mariana: no para nada, pero más bien espérame tu en la tuya yo ya voy para allá, recuerda que te
mandaron reposo absoluto y no quiero ser yo la culpable de otro desmayo, eeeh, dame 15 minutos ya
estoy en tu casa, oye pero una pregunta antes

Tatiana: si dime

Mariana: ¿está la doctora allá?  

Tatiana: no para nada, ella está en su casa desde hace rato

Mariana: a ok, entonces espérame ya voy para allá

Tatiana: aquí te espero.

15 minutos después suena la puerta

Tatiana: ¿Quién es?

Mariana: yo

Tatiana: ¿y quién es yo?

Mariana: pues yo boba, mariana, ábreme

Tatiana: voy, espérame un segundo-le abre- hola-le da un beso en la mejilla-

Mariana: hola
Tatiana: pasa, no te quedes ahí parada

Mariana:-entra- y bueno, q más ¿cómo te ha ido, ya estas mejor?

Tatiana: pues sí, cata me ha sabido cuidar muy bien,-nota de inmediato la cara de malestar de mariana
al nombrar a catalina-

Mariana: si me lo imagine, ha estado muy pendiente de ti, pero bueno, y que más me cuentas, que has
hecho estos días

Tatiana: la verdad no mucho,-haciendo memoria- a bueno ahora q lo mencionas si ha pasado algo


importante en mi vida, es más, paso precisamente ayer, por eso no te pude atender cuando me lo
pediste

Mariana: a sí, y que pasó pues

Tatiana: pues imagínate que ayer cata me invito a cenar a su casa con el fin de presentarme
oficialmente a su familia, bueno no a toda la familia, sino a miguel y a su esposa

Mariana: -sorprendida- espera, espera, ¿me estás diciendo que ayer catalina te presento como su novia
a su familia?    

Tatiana: así es, ayer me presento a ellos dos, aun faltan sus padres y mi familia pero ahí vamos.

Mariana: y entonces, ¿cómo les fue?

Tatiana: pues maso, la verdad es que a la esposa de miguel no le gustó mucho la idea y se opuso a
todo, pero miguel nos dio todo su apoyo, a él no le importó nada, solo que su hermana fuera feliz, y
pues si lo es conmigo, para él está bien

Mariana: bueno al menos uno de su familia las apoya, y que cuando piensas tu decírselo a la tuya

Tatiana: eso es algo que me tiene un poco preocupada, es que no es fácil que de la noche a la mañana
llegue yo a la casa con una novia, pues eso sería una poco difícil de asimilar para todos, la verdad no sé
qué hacer, pero estoy segura que catalina es  el amor de mi vida y junto a ella voy a ser capaz de
enfrentarme a todo y a todos, porque de verdad la amo y no quiero perderla por nada del mundo.

Mariana: bueno, espero que te vaya bien con eso, ojala y la doctora si sienta lo mismo por ti, porque o
sino tu esfuerzo habrá sido en vano.

Tatiana: oye pero porque le tienes tan mala fe a cata, ella me ama y me lo ha demostrado, yo sé que
sí, así que cada esfuerzo que haga por ella valdrá la pena, eso es más que seguro.

Mariana: pues no sé, yo creo que se están tomando las cosas muy a la ligera, y por una parte veo q es
ella la que te está empujando para que tú lo hagas, no sé qué este tramando pero me parece algo
sospechoso, no sé, yo de ti investigaría más acerca de ella, quien sabe cuáles serán sus verdaderas
intenciones.

Tatiana: ¿a que te refieres con “sus verdaderas intenciones”?, ¿acaso crees que lo que catalina me dice
no es cierto?, ¿piensas que ella está jugando conmigo o qué?, habla claro por favor mariana.

Mariana: pues para serte sincera no creo en sus intenciones, es que, no es por nada tati,-le toma la
mano- pero por experiencia, y tú también lo sabes, los jefes no buscan sino sexo con sus empleados,
¿o me vas a decir que no?

Tatiana: -suelta su mano y se levanta del sofá- pues sí, pero cata es diferente ella si me ama, no es
como los demás jefes que solo buscan acostarse con uno y ya, ella no es así, yo sé que me quiere, lo
siento.

Mariana: a ver entonces respóndeme una cosa, ¿ya te acostaste con ella?
Tatiana: si

Mariana: -frunciendo el ceño- ¿y eso fue cuando?

Tatiana: hace tres noches cuando me propuso que fuera su novia

Mariana: aja, y te apuesto todo lo que quieras que cada vez q ella está contigo busca la oportunidad
para acostarse contigo, ¿o me equivoco?.

Tatiana:-pensativa- pues si te equivocas porque a ella también le gusta hablar conmigo, desahogarse
de todas las cosas que le pasan, no solo me busca para acostarse conmigo.

Mariana: ¿estas segura?, yo no te veo muy convencida

Tatiana: pues si lo estoy, yo sé que ella me ama, además eso a ti que te importa, si ella está jugando
conmigo o si de verdad me ama no es tu problema, es mío y de nadie más, no entiendo porque te
metes en esto.

Mariana: ¿de verdad no te has dado cuenta del porque?

Tatiana:-alza su voz- no ¿por qué?

Mariana: por nada, olvídalo-se levanta-más bien yo me voy ya, esta conversación no nos va a llevar a
ningún lado, así que es mejor que me valla, adiós tati nos vemos.

Tatiana: no, no, y no, me haces el favor y te sientas, todos estos días me has estado evadiendo y
quiero arreglar esto hoy mismo

Mariana: ¿evadiéndote yo?, a ver, ¿dime quien ha sido la que estos días no ha tenido tiempo para
hablarme por estar haciendo quien sabe q con su novia?, quien ha sido la que me ha estado sacando
todo tipo de excusas para no venir a su casa para ver como esta? A?, ¿he sido yo o más bien has sido
tú la que me ha estado evadiéndome?

Tatiana: bueno si lo acepto, estos días no he tenido  mucho tiempo para ti, pero aun así, no tienes el
derecho de hablarme como lo estás haciendo, estas muy ofensiva conmigo, y tú no eras así, se puede
decir que desde el momento que empecé a salir con cata tu comportamiento a cambiado

Mariana: Tatiana por Dios, ¿si estas escuchando lo que me estás diciendo?, a ver y según tu porque mi
“comportamiento ha cambiado?

Tatiana: pues la verdad no sé, he estado pensando que tal vez sean celos de tu parte ya que ahora
como me la paso más tiempo con catalina no he podido seguir con esta relación de amistad que hemos
tenido desde hace tantos años, y pues eso te da celos, pensé q de pronto sea por eso.

Mariana: tu no sabes nada,-hace ademan de irse-

Tatiana:-la coge de uno de sus brazos- entonces dime q es lo q está pasando, ¿porque estas así?, ¿qué
te hice yo para que tú ahora estés así conmigo?, dime por favor que fue lo que paso

Mariana:-se voltea y la mira a los ojos- es algo q no vas a entender, lo siento pero no puedo decirlo

Tatiana: pero como sabes q no lo voy a entender sin ni siquiera hacer el esfuerzo por decirme que es lo
que está pasando, dime por favor, tu sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites, pero
habla, dime ya que es lo que te esta pasando, no te quedes con eso guardado saca…-la interrumpe
mariana-

Mariana: estoy enamorada de ti-lo dice rápidamente-

Tatiana:- sorprendida y confundida a la vez- ¿Qué es lo que acabas de decir?


Mariana:- más despacio- que estoy enamorada de ti, desde el primer momento en que te vi me
enamore, pero nunca tuve el valor para decírtelo hasta hoy, perdóname pero te amo, y no sabes la
impotencia que me da al verte con ella, sabiendo que pude haber sido yo-la mira a los ojos- pero di
algo, no te quedes callada.

Tatiana: es que no me lo esperaba, para mí esto es, no sé, raro, ¿Por qué no me lo habías dicho antes?

Mariana: por temor a que te alejaras de mí y me quitaras tú amistad, prefería mil veces estar cerca de
ti sin poder decirte nada, que estar lejos y tu sabiendo lo que siento.

Tatiana: la verdad no sé qué decirte mariana, me has tomado por sorpresa.

Mariana: no digas nada, solo siente

Se acerca y le da un beso a Tatiana en sus labios, al principio Tatiana no respondía, estaba


completamente inmóvil sin saber qué hacer, por su mente pasaron muchas cosas, poco a poco se fue
soltando correspondiéndole así el beso a mariana, pero en el momento de pasar la imagen de catalina
por su mente reacciono y se separó bruscamente.

Tatiana:-con su mano en sus labios- vete por favor

Mariana: pero..

Tatiana:-se acerca a la puerta y se la abre- pero nada, te tienes que ir, esto nunca debió haber pasado,
yo amo a catalina y tú debes aceptar eso, así que por favor vete de mi casa    

Mariana: está bien, me iré, pero quiero que sepas que no voy a dejar de luchar por tu amor, este beso
era lo único que me hacía falta para tener las fuerzas suficientes para luchar por ti, te quiero y eso
nunca va a cambiar

Tatiana: vete por favor-y mariana salió y cerró la puerta-

Después de esto un sinfín de preguntas invadió a Tatiana sin tener ella ninguna respuesta a estas, lo
único que quería hacer era descansar, recapacitar por todo lo que había hecho ese día, lo próximo que
se le venía era contarle a catalina lo que había pasado, no sabía cómo lo iba a tomar catalina, pero
debía hacerlo, las palabras de mariana aun retumbaban en su mente, y no sabía cómo hacer para
sacárselas, así que después de un baño relajante y de organizar un poco sus ideas se dejó caer de
nuevo en los brazos de Morfeo, esperando así que un nuevo día apareciera y con él las respuestas a
todas sus preguntas.       

CAPITULO 14

Catalina

El frio inundaba su ser, la noche había sido una de esas en las que la lluvia fue la encarda de adornarla,
en su cuerpo se sentía la ausencia de Tatiana, necesitaba hablar con ella, tenerla cerca, pero tenía claro
que lo que le había dicho esta era verdad, y que ella debía hacer un equilibrio entre su relación con ella
y el trabajo, logrando así no descuidarlos a ninguno de los dos.

Se levantó en la mañana, la cual se encontraba un poco nublada, al ver por su ventana se encontró con
la cuidad completamente imposible de observar, toda ella se encontraba cobijada por una densa
neblina, y unas gotas de lluvia empezaban a caer, era un día gris, obscuro, y el frio otra vez se
adueñaba de su cuerpo, haciéndole imposible el no temblar. Al terminar de organizarse, se dispuso a
llamar a Tatiana.

Tatiana: alo, buenos días

Catalina: hola amor, como amaneciste.

Tatiana: hola mor, muy bien y ¿tú?


Catalina: con mucho, pero mucho frio, hoy el día esta horrible, mira que ni siquiera se alcanza a ver la
cuidad de lo nublado que esta

Tatiana: si, tienes razón, así que debes irte bien abrigadita a trabajar hoy, no quiero que te de un
resfriado por no cuidarte, ¿entendido señorita?

Catalina: uy, acabas de sonar como mi mama-se ríe- pero bueno, como digas, pero eso sí, si a mí me
llega a dar un resfriado es por tu culpa no por la mía

Tatiana: ¿y por qué por mi culpa?         

Catalina: porque no estás aquí para darme todo tu calor humano que es lo tanto necesito de ti

Tatiana: ay amor, tu sabes que si fuera por mi estaría contigo todo el tiempo, y te daría todo mi calor,
pero sabes que no puedo, al menos no este momento, tal vez te de todo el calor que de mi cuerpo esta
noche cuando nos veamos

Catalina: hasta esta noche!!!, no se si pueda aguantar tanto, no me hagas esto, mira yo trato de…-
Tatiana la interrumpe-

Tatiana: tu tratas nada, me haces el favor de tomarte tiempo para hacer bien las cosas, no quiero que
por mi culpa descuides el trabajo así que es mejor q nos veamos hasta en la noche, sé que es duro
para ti, porque también lo es para mí, pero tenemos que hacer las cosas bien hechas amor, además
mira que ya solo faltan unos días para que se acabe mi incapacidad así que vamos a estar juntas todo
el día, solo te pido un poco de paciencia ¿sí?

Catalina: -con voz de resignación- ok, tocara porque q más, tu eres la mujer más terca que he conocido
en mi vida, pero aun así te amo, y eso jamás va a cambiar.

Tatiana: ¿me lo prometes?   

Catalina: te lo juro si quieres, el amor que siento por ti es tan grande que sé que jamás podrá ser
destruido, eso tenlo por seguro, te amo demasiado como para dejarte ir, y por eso que hago lo que me
pidas, si quieres verme hasta en la noche, en la noche nos vemos, tus deseos son mis órdenes.

Tatiana: ay amor, tu si sales con unas, yo también que recontra amo, pero si, es mejor vernos hasta la
noche, y de paso aprovecho para contarte algo que me urge que sepas, pero no te lo puedo decir por
teléfono, tiene que ser personalmente.

Catalina: ahora que paso, no me preocupes por favor

Tatiana: no es nada grave, bueno tal vez si un poco, pero tranquila, esta noche te cuento bien que es

Catalina: ok amor, como tú digas, pero bueno ya me tengo que ir, voy a llegar tarde y no quiero que
esto pase de nuevo-se ríe- ya como que se me hizo costumbre llegar tarde a la oficina, si ves lo que me
haces hacer, es que no hay derecho de verdad.

Tatiana: q mala eres, si antes yo soy la que te insisto para que vayas a trabajar, si vez lo que me gano
por ser buena novia, no, no, no, pero bueno, gracias por lo que me toca.

Catalina:-riéndose- mentiras amor, tú sabes que estoy molestando, eres la mejor novia de todas, por
eso es que te amo tanto, pero enserio, me tengo que ir ya o sino me van despedir, -piensa un
momento-no espera, eso no lo pueden hacer, a menos que yo misma me despida y eso no lo pienso
hacer, no pues entonces sí puedo hablar contigo todo lo que quiera, y entonces en que íbamos.

Tatiana: catalina campuzano, me hace el favor y se pone seria y se va juiciocita a trabajar, o sino yo
personalmente me encargo de convencerte para que te despidas a ti misma, así que a trabajar se dijo.

Catalina: -riéndose-ok amor, a las buenas si, bueno tati entonces nos vemos, espero verte pronto, te
amo con todo mi ser
Tatiana: y yo a ti, que tengas un lindo día, te estaré esperando, te amo, bye

Catalina: ok amor, allí estaré, nos vemos, te amo, chau   

Salió entonces de su casa, nada a su alrededor se veía claramente, así que al entrar en su carro
empezó a conducir despacio. Se demoró más de lo habitual pero al fin llego a la compañía, la lluvia se
hacía cada vez más fuerte y el día más frio y gris.

Llego a su oficina y allí estaba sentada mariana en el puesto de Tatiana, en mismo instante en verla
entrar la miraba con sorpresa, pero catalina no le presto mucha atención a esto, la saludo y continuo su
camino hacia la oficina, después de estar un rato organizando las cosas, pensó en organizar una salida
para ese fin de semana con Tatiana, pero en esos momentos no tenía el tiempo para organizar todo, así
que decidió llamar a mariana para pedirle el favor de hacer esto por ella.

Mariana: si doctora, que se le ofrece

Catalina: mariana puedes venir a mi oficina un momento, por favor

Mariana: ya voy doctora

A los pocos segundos se escuchó la puerta sonar

Catalina: adelante

Mariana: -nerviosa- si doctora

Catalina: mariana siéntate por favor que necesito hablar contigo

Mariana: gracias doctora-se sienta- y bueno, de que es eso que quiere hablar doctora

Catalina: es de Tatiana-mariana estaba completamente nerviosa y catalina lo noto- ¿pero por qué estás
tan nerviosa que te pasa?

Mariana: doctora de verdad discúlpeme no fue mi intención que pasara, pero no me pude aguantar
más, perdón pero fue inevitable para mí no hacerlo-catalina con cara de confusión-

Catalina: ¿inevitable no hacer qué?

Mariana: pues lo del beso doctora, de verdad no fue mi intención besar a Tatiana, pero…-catalina la
interrumpe-

Catalina: ¿qué hiciste qué?-completamente sorprendida

Mariana: espere doctora,-confundida- no me diga que usted no sabía lo del beso, mierda, perdón
doctora, olvídelo si-se levanta de la silla para irse-

Catalina: mariana toma asiento ya-le ordena-

Mariana:-se sienta- perdón doctora de verdad discúlpeme

Catalina: ya deja de pedir tantas disculpas y dime exactamente qué fue lo que paso, y no omitas nada,
necesito saberlo todo

Mariana: lo siento doctora pero creo q eso no me pertenece a mi contárselo, hable con Tatiana, ella es
la indicada para decirle esto

Catalina: no me vengas con eso ahora,-indignada- primero besas a mi novia, luego me dices que LA
BESASTE y después me dejas con la duda, pues no, ahora mismo me dices que fue lo que pasó
Mariana: pues doctor, es que no sé cómo decírselo, pues estábamos hablando y una cosa llevo a la
otra, y la bese y nos besamos y luego me fui sin mas

Catalina: ¿la besaste, se basaron y te fuiste sin más?, me estas tomando el pelo o qué?, dime que fue
lo que paso, ¿por qué se dio el beso?.

 Mariana: es que eso fue lo que paso, ya después del beso yo me fui sin hacer nada más.

Catalina: pero ¿por qué se besaron?

Mariana: de verdad doctora debería mejor hablar de esto con Tatiana

Catalina:-furiosa-QUE POR QUE SE BESARON-y golea su escritorio-

Mariana:-se asusta- porque yo le dije que estaba enamorada de ella-lo dice rápidamente-

Catalina:-tira su cuerpo al espaldar de la silla y suspira- ¿estas enamorada de mi novia? Y ¿la besas?

Mariana: perdón doctora, pero no soy capaz de luchar contra lo que siento, y sí, estoy enamorada de
Tatiana, y para serle sincera eso beso me impulsa a luchar por ella, porque sentí como sus labios me
correspondían y solo sentir eso ya me da fuerzas para luchar por ella.

Catalina: cállate por favor, ¿no te das cuenta de lo que estás diciendo?, ¿es que no te has dado cuenta
que Tatiana me ama a mí y no siente nada por ti?,¿no entiendes eso?

Mariana: ¿está segura de eso doctora?, yo de usted pensaría muy bien lo que estoy diciendo

Catalina: vete de mi oficina por favor y deja sola

Mariana: está bien, pero quiero que sepa que no dejare de luchar por el amor de Tatiana, porque yo sé
que ella siente algo por mí, anoche lo sentí, así que doctora con todo el respeto que usted se merece
pero no voy a dejar de luchar por la persona que amo. 

Catalina: si ya acabaste puedes salir de mi oficina, no te quiero escuchar más, LARGATE

Mariana: con permiso doctora y disculpe por todo-sale-

Esta noticia fue demasiado impactante para catalina, el saber que su novia había besado a otra mujer y
que de paso le correspondió el beso, eso era algo que no podía creer, tenía que saber que era lo que
había pasado exactamente y si de verdad ella había correspondido ese beso, catalina se negaba a
creerlo, pensaba que tal vez era algo que mariana había supuesto, o que simplemente lo invento para
hacerla dudar,  así que trato de calmarse y esperar a que Tatiana le aclarara todo, no pensaba empezar
a dudar de ella, lo último que quería era sufrir y hacerla sufrir  por esta situación, decidió mejor esperar
y ya cuando tuviera la oportunidad de hablar con ella aclarar las cosas.

No era que no sintiera celos, todo lo contrario, el saber que había probado otros labios que no eran los
de ella, y que mientras ella se moría de ganas por pasar la noche rodeada de su cuerpo, ella se
encontraba con otra mujer besándose, pero trato de pensar las cosas con cabeza fría, para así no
cometer ninguna estupidez de la cual se podría arrepentir mas adelante.

Continuo entonces con su trabajo, no quería distraerse por nada, quería centrar toda su atención en las
cosas que tenía pendientes y olvidar todo lo que había pasado, lo intento, pero la voz de mariana que a
cada rato la llamaba para infórmale algo la hacía recordar todo lo que esta le había dicho, y lo celos
volvían a inundar su ser.

La mañana paso lenta, fría, desesperante, todo a su alrededor le estorbaba, la reunión de ese día no
había salido muy que digamos, habían unas cosas que hicieron falta y otras que estuvieron mal hechas,
todo esto peso recaía en ella y ya la desesperación se estaba apoderando de ella, pero llego aquel
salvavidas que desde hacía mucho tiempo necesitaba.
 Se abre la puerta de la oficina de catalina abruptamente

Miguel: como esta la hermanita mas linda de este mundo!!-entra gritando-

Catalina: -asustada- bobo, me asustaste,-agarrándose su pecho- casi me haces dar un infarto, que son
eso gritos por Dios.

Miguel: -riendo- es que te quería dar una sorpresa y lo logre

Catalina: si, y también casi logras matarme, que malo eres de verdad

Miguel: que exagerada, si solo fue un saludito-se acerca y la besa en su mejilla- hola hermanita como
estas?

Catalina: ay migue no sabes lo bueno q es tenerte en estos momentos, me caído con un angelito de
cielo,-suspira-la verdad no es que este muy bien que digamos, hoy mi día ha sido pésimo, yo creo q
más que pésimo, menos mal llegaste para arréglamelo un poquito, porque de verdad ya no sé qué
hacer.

Miguel: pero que te paso hermanita, ¿por qué me estás diciendo eso?, ¿problemas con mi cuñis o con el
trabajo?

Catalina: ambos, por un lado hoy llega mi hermosa secretaria-sarcasmo- y me va diciendo así de la
nada que anoche estuvo en la casa de mi novia y que la ha besado, y que de paso ella le correspondió
el beso, pero eso no es nada, además de todo mariana le confeso que estaba enamorada de ella y que
iba a luchar por ganarse su cariño y me lo dejo muy claro, lo repetía una y otra vez, y para colmo de
males, la reunión con zapata hoy fue horrible, los balances están mal hechos, las estadísticas no me
dieron, me falto terminar el reporte, todo fue un caos, no sé qué hacer, estoy que no doy más, esto no
me quiere dar y estoy súper indispuesta, siento que la cabeza me va a explotar

Miguel: hey mírame,- le alza su cara- tranquila hermanita, mira hagamos algo, apaga esto –cierra su
portátil-  respira profundo y dale un gran abrazo de desahogo a tu hermanito querido-la abraza fuerte,
catalina empieza a llorar- shhh, no llores cata q todo va a salir bien, no te preocupes por nada mira que
yo sé que tu eres una berraca y vas a salir de esta, por los informes no te preocupes, no te están
saliendo simplemente porque no tienes cabeza para hacerlos, y con respecto al beso, que te dijo tati?

Catalina: -aun llorando- no pues todavía no he podido hablar con ella, quedamos en vernos en la
noche, pero sinceramente no sé si puede aguantar hasta esa hora.

Miguel: con mas veras aun no te puedes adelantar a los hechos, espera que arregles todo con tati y
veras que todo va a mejorar, además no creo eso que tati haya besado a tu secretaria, para mí que es
un invento de ella, y si ella misma dice que está enamorada de tati y que va a hacer todo lo que pueda
para ganarse su cariño, que mejor jugada que hacerlas pelear, eso es típico, así que por eso tampoco
me preocuparía, ya verás que todo se va a aclarar, y bueno si no te puedes aguantar hasta la noche
pues vamos, yo te llevo, igual ya aquí tu trabajo está hecho por hoy, además que son 4 horitas menos
de trabajo, nada cierto que no?, bueno pues, me haces el favor y dejas de llorar y te me pones bien
hermosa, bueno, más hermosa de lo q eres y te me vas a hablar con mi cuñis, ya verás que apenas te
mire así bien mamacita va a quedar sin palabras y va a querer comerte a besos, así que vamos pues-la
levanta de su silla- a organizarse se dijo.

Catalina: -lo abraza- ya te había dicho que te amo hermanito

Miguel: si, ya lo sabía, es que es imposible no amarme, no ves lo bueno que estoy-se rie-

Catalina:-riendo con el- ay no, tu si no vas a cambiar es pero nunca, pobre de aleja con el marido que
le toco.

Miguel: antes muy de buenas, hombres como yo, ya no se consigue así de fácil-los dos rieron al
unísono- pero bueno, hablando de aleja, quiera pedirte disculpas por su comportamiento la otra noche,
fue una noticia un poco fuerte, por eso su reacción, pero dale tiempo, que yo sé que ella terminara
aceptándote a ti y a mi cuñis.
Catalina: tranqui migue, no te preocupes por eso, como tú dices, debo darle tiempo, eso es lo que ella
necesita, pero sabes, la verdad si me dolió un poco, ella era mi mejor amiga y me sale con esto, pero
bueno, esperemos que piense mejor las cosas y vea q de verdad soy feliz con tati sin importar que ella
sea mujer. Bueno, ¿entonces me esperas voy y me organizo y ya nos vamos?         

Miguel: ok, aquí te esperare, solo que no te vayas a demorar que sabes que odio esperar

Catalina: jum, que desesperado eres, no, no, no, tranquilo que no me demoro nada, ya vengo,
mientras ponte cómodo.

Se limpió un poco sus lágrimas y salió de su oficina, y allí estaba mariana observándola a su paso, no
quería darle el gusto de verla mal, quería verse tranquila y lo logro, al menos aparentemente estaba
bien, aunque por dentro no aguantara más, trato de controlarse y salir en buen estado de la oficina, se
fue entonces con su hermano para la casa de Tatiana, y al llegar allí todo su cuerpo empezó a templar,
tenía miedo de que todo lo que mariana le había dicho fuera verdad, y que efectivamente Tatiana se
había besado con ella, pero quería esperar, a ver si Tatiana hablaba o simplemente se lo iba a ocultar,
asi que toco la puerta y en todo su frente, la figura de Tatiana se postro ante su vista, verla asi, tan
indefensa, tan linda, tan ella, volvió el amor a ella y borro todo rastro de dudas, no era capaz de dudar
de ella, la ama tanto que era incapaz de pensar mal de ella, a penas la vio Tatiana su cara fue de
completa sorpresa.

Tatiana: amor, q haces aquí, se suponía que nos veriamos en la noche

Catalina: hola mor, no, lo q pasa es q no me pude aguantar las ganas de verte, entonces me vine.

Tatiana: ay pero amor, en que habíamos quedado, si ves, tu eres demasiado terca, no sé qué voy a
hacer contigo, pero bueno así te quiero, ven pasa, no te quedes ahí parada.

Catalina: gracias, y bueno, q más como has estado?.

Tatiana: pues un poquito triste, ya me hacías mucha falta, menos mal legaste ya, la verdad ya estaba a
punto de ir por ti, me hacías tanta falta-la besa-

Catalina: y tú a mí, por qué crees que me volé de la oficina, solo para estar contigo, es que creo q en
este punto en que estamos no soy capaz de vivir sin ti.

Tatiana: ay amor que linda eres, ya sabias que te amo?

Catalina: nooooooo, verdad?

Tatiana: -riendo- pues sí, es verdad, te recontra amo-la besa- y por eso tengo q contarte algo-se puso
seria- la verdad no sé cómo lo vayas a tomar, pero, como te amo tanto, no quiero que nada ni nadie se
interponga entre nosotras, así que debo decirte que-suspiro- ayer estuvo aquí mariana, yo le dije q
viniera para aclarar unas cosas con ella, y pues aquí estuvo, pero después de reclamarle por algunas
actitudes que ha tenido ella con migo, me dijo que, ella sentía algo por mí, que estaba enamora de mí,
y después de eso-aparto su mirada de la de catalina y no dijo más-

Catalina:-calmada- después de eso ¿qué?, ¿por qué te quedas cayada, que paso?  

Tatiana: que después de eso, ella me beso y cuando caí en cuenta de lo que estaba pasando la estaba
besando también, lo cual no debí hacer, porque de una o otra forma con los pocos segundo que le
correspondí el beso fueron suficientes para que ella creyera que yo siento algo por ella.

Catalina: y ¿es así?, ¿sientes algo por ella?

Tatiana:-la mira extrañada- no, como se te ocurre pensar eso, si yo solo te quiero a ti, a nadie más,
ese beso no significo nada para mí, solo que me tomo por sorpresa y no supe cómo reaccionar,
perdóname si mi amor, de verdad no fue mi intención que las cosas se dieran así, te juro que mañana
mismo hablo con ella y le dejo las cosas claras, aunque ya se lo he dicho varias veces pero no quiere
entender, esta enceguecida conmigo, ya no sé cómo hacerla entender que a la mujer a amo es a ti y no
a ella, es más, no sé de donde saco que yo siento algo por ella.    
Catalina: demás que lo sintió en el momento que la besaste

Tatiana: no me salgas con eso por favor catalina, como se te ocurre q yo voy a sentir algo por ella, si
yo a la que amo es a ti, ella no es nadie para mí.

Catalina: bueno si tú lo dices, pero ella estaba muy convencida de poder ganar tu amor, eso me lo dejo
muy claro.

Tatiana:-confundida- espera, me acabo de perder, ¿Cómo asi que ella estaba muy convencida de ganar
mi amor?, ¿Cuándo te dijo ella eso?

Catalina: esta mañana cuando me conto lo del beso

Tatiana:-enojada- que, que?, ella se atrevio a contarte lo que paso, eso si no se lo voy a perdonar, yo
quería que lo supieras por mi, no por ella, es que como fue capaz.

Catalina: bueno amor, la verdad se le salió y pues en parte yo la presione para que me contara todo.

Tatiana: y ¿qué te dijo?

Catalina: no pues lo mismo que tú, que te había besado y que tú le habías correspondido, y que ese
beso es lo que ahora le dan fuerzas para luchas por ti, o algo así, la verdad no recuerdo muy bien que
fue exactamente lo que dijo.

 Tatiana:-aun furiosa- es q me va a oir, como es posible que haya intentado meter cizaña entre
nosotras, amor-se acerca y toma su rostro- yo te amo, y eso no va a cambiar por nada ni por nadie, yo
a mariana la quiero como a una amiga nada más, y si ella no puede aceptar eso pues lo siento, pero no
puedo corresponder a un amor que no siento, te amor hermosa y espero que nunca dudes de eso.

Catalina: nunca dude, pero no te puede negar que sentí celos, muchos celos invadieron todo mi ser, el
solo hecho de imaginarte con ella me iba dando algo, te lo juro que trate de controlarme y esperar a
que me contaras lo que había pasado, y te quiero agradecer por la sinceridad que has tenido conmigo,
eso es lo mas importante, que tuviste el valor para contarme y asi poder arreglar juntas las cosas, y
pues con respecto a mariana me parece que deberíamos hablar las dos con ella, y decirle que
definitivamente no pierda su tiempo contigo, pero se que va a ser muy difícil hacerla entrar en razón,
porque se le nota que de verdad estar súper enamorada de ti, y esa completamente segura que va a
poder tener tu amor, no me gustaría que sufriera por un imposible, pero si se niega a aceptarlo, pues
hay si ya no podemos hacer nada.

Tatiana: si amor, tiene razón, mañana mismo hablamos las dos con ella y aclaramos todo, y de paso le
digo lo perdidamente enamorada que estoy de ti-la besa- ahora si, ¿me perdonas por lo que hice?

Catalina: claro amor, no te preocupes, solo que no lo vuelvas a hacer porque hay si no respondo

Tatiana: ¿así?, y ¿qué me piensas hacer?

Catalina: no, mejor ni te digo porque después sales corriendo

Tatiana: ok, no me digas entonces, oye que pena contigo, no te he ofrecido nada, ¿quieres comer o
tomar algo?

Catalina: si, gracias, mira eh, para comer te quiero a ti, y para tomar te quiero a ti-la empieza a besar
de nuevo-

Tatiana:-se separa- al parecer tienes mucha hambre

Catalina: si muchísima diría yo, así que no pongas resistencia, que yo con hambre me transformo-se
rien- te amo
Empieza un beso apasionado, lleno de ganas, deseo, amor, todo en uno; a los pocos minutos la ropa
empieza a estorbar y el sofá se convierte en ese lugar donde este idilio de amor empieza a florecer y va
dejando a su paso marcas de deseo en la piel. Todo es tan perfecto, en ese momento, sus cuerpos
entrelazados, sus manos acariciándose la piel, y entregando en cada beso su ser. Cada caricia se
convierte en un sinfín de sensaciones imposibles de describir y varios orgasmos se presentan a su paso,
haciendo esta tarde, una tarde inolvidable.

CAPITULO 15

Tatiana

Después de sentir tanto deseo, tanta pasión y tanta satisfacción, el cansancio se apodero de ambas
haciendo que se quedaran dormidas por algunos minutos, el sonido de la puerta fue el encargado de
despertarlas y no permitirles seguir durmiendo, un toque fuerte y repetitivo fue el que hizo q se
despertaras desesperadas y empezaran a buscar sus prendas para poder estar medio presentables;
después de medio organizarse y al ver la insistencia de quien tocaba catalina se dispuso a abrir la
puerta.

Catalina: ¿tu?, ¿pero qué diablos haces acá?

Mariana: perdón la insistencia, pero debo hablar con Tatiana, ¿me permite pasar por favor?

Catalina: pues te va tocar esperar unos minutos porque no está presentable, se está vistiendo así que
danos unos segundos nos terminamos de organizar las dos y ya te hacemos pasar-cerro la puerta
dejando a mariana completamente muerta de los celos, su expresión así lo demostraba, al parecer
había captado el mensaje de lo que había acabado de ocurrir entre ellas y esto era algo que de una u
otra forma disfrutaba catalina-

Tatiana: mor ¿quién era?

Catalina: quien es, querrás decir, allá esta parada en la puerta tu adorado tormento esperando para
hablar contigo.

Tatiana: ¿mi adorado tormento?, ¿a quién te refieres?

Catalina: pues a tu marianita amor, a ella, q no se rinde ni se rendirá, por eso dijo q es tu adorado
tormento

Tatiana:-riendo- ay no, tu si sales con unas cosas, pero ¿Por qué no la hiciste pasar?

Catalina: y q te viera así semidesnuda, noooo, amor deja así, de esa manera solo te puedo ver yo y
nadie más, y menos esa, imagínate tu como seria si te viera así, si de por sin verte semidesnuda dice q
te quiere, si te ve tal cual como estas yo creo q va a decir q te ama.

Tatiana:-riendo-no seas payasa, más bien ayúdame a buscar mi blusa q no la encuentro, a ya, mírala,
wow si q la mandaste lejos, mira hasta donde llego.

Catalina: pero no fue lo suficientemente lejos, si así lo hubiera hecho en estos momentos no la hubieras
encontrado y te hubiera podido ver más así como estas, es una lástima, pero bueno, a la próxima si no
la vas a encontrar-se acerca y la besa-

Tatiana: ya sabias q te amo

Catalina: noooooooooo, verdad, wow, yo q pensé q tu solo me querías para tener sexo y ya, es que de
verdad abusas mucho de mí-Tatiana le da un puño en su brazo- auch eso dolió, mejor no digo nada
más.

Tatiana: si, calladita te ves más bonita.


Catalina:-riendo-ay amor si te vieras en este momento como luce enojada yo creo q hasta tú te
enamorarías de ti, te amo tanto, y esto ya no es broma, de verada te amo-la besa-

Tatiana: y yo a ti, pero bueno ya, deja-y se separa de ella- tenemos q atender a la visita así q si me
disculpas-se acerca a la puerta y la abre-

Mariana: hola tati ¿cómo estás?

Tatiana: de maravilla. ¿Y tú?

Mariana: pues no tan bien como tú, pero ahí vamos, será que puedo pasar, es que necesito hablar
contigo.

Tatiana: si claro pasa-le permitió la entrada-espero que no te moleste que este aquí catalina, es que
vino a pasar la tarde conmigo.

Catalina: y la noche también

Tatiana: bueno y la noche también, siéntate por favor, ¿quieres algo para tomar?

Mariana: no tranquila no te preocupes, solo vine para hablar una cosita contigo, será posible que lo
hagamos

Tatiana: si claro dime

Mariana: eeee, ¿será que lo podemos hacer a solas?

Tatiana: lo que me tengas que decir lo puedes hacer en frente de catalina, igual entre ella y yo no hay
secretos, así que puedes hablar tranquila

Catalina: fresca amor, no hay problema, si ella se siente más cómoda hablando a solas contigo, pues
yo me voy, te espero en la habitación, ¿listo?

Tatiana: ok amor, entonces nos vemos allá-la besa-

Catalina:-subiendo las escaleras-no tardes.

Tatiana:-asiente y se dirige a mariana- y bueno ¿qué es lo q me tienes q decir?

Mariana: bueno, primero que todo quisiera pedirte disculpas por haberle contado lo del beso a la
doctora, de verdad no era mi intención hacerlo, simplemente se me salió, yo pensé que tú ya le habías
contado y que tal vez ella me iba a reclamar o algo por el estilo, así que te pido mil disculpas de verdad
no fue mi intención.   

Tatiana: pues sí, la verdad no me gusto para nada que se lo contaras a catalina, eso me pareció muy
mal, pero bueno, ya no importa igual ya las cosas se arreglaron.

Mariana:-en voz baja- sí, eso veo

Tatiana: ¿Cómo? ¿Qué estás diciendo?

Mariana: que si, eso está bien, me alegra q estén mejor las cosas, bueno-se levanta- no siendo más, yo
creo q me voy.

Tatiana: ¿segura?, ¿Ya te vas tan pronto?, ¿eso era todo lo que me tenías que decir?

Mariana: si eso era todo-se queda pensativa- aunque sabes que, si te soy completamente sincera, no
me gusta para nada q estés bien con catalina, en realidad me duele, y mucho, desde el preciso
momento en que ella me abrió la puerta mi corazón se rompió en mil pedazos, no sabes todo el dolor q
tengo en estos momentos, pero no importa, ya llegara el día en que tu cojas cada uno de esos
pedacitos y los vuelvas a unir, tengo la esperanza de que algún día eso pase, pero hasta entonces,
tendré q esforzarme para que me des tu amor, y lo hare y lo lograre, que de eso no te quede la menor
duda. Ya, creo q eso si es todo, ahora si me voy, adiós Tatiana-salió y se fue-

Tatiana no pudo decirle nada, cada palabra que mariana le decía era como un puñal que se clavaba en
su interior, lo que menos quería ella era hacer sufrir a alguien por amor, pero no podía hacer nada, ella
estaba completamente enamorada de catalina y eso era algo que nada ni nadie podía cambiar, pero
igual, ver a si a mariana la ponía mal, no le gustaba tener ese sentimiento de culpa, ¿culpa?, pero por
qué culpa si ella no había hecho nada, igual ese sentimiento se aferraba a ella y no la dejaba en paz.

Catalina: mor, ven sube, no te quedes ahí

Tatiana:-pensativa- ya voy, espérame un segundo 

Catalina: amor, ven, deja de pensar más en eso, yo sé que eso te hace daño, que tu no quieres que
ella sienta eso por ti, pero tarde o temprano ella debe entender que tú no puedes hacer nada para
corresponderle, no te preocupes más, ven conmigo, te invito a ver una peli q están dando y está súper
buena, ven, así se nos olvidan un poquito todos estos problemas. ¿Sí?

Tatiana:-la mira sonriente- ok, como siempre tu logrando convencerme.

Catalina: es que tengo mis encantos y tú no te puedes resistir a ellos.

Tatiana:-riendo- si claro, como no, eso piensas tú, pero yo también soy fuerte, yo creo q soy capaz de
huir de ellos.

Catalina: yo de ti no estaría tan segura,-la toma de cintura y la besa- ahora si vamos pues a ver la peli
que de verdad esta buenísima-se la lleva a la habitación-.

Al llegar allí empezaron a ver la película, pero Tatiana no lograba concentrarse en ella, tenía su mente
en otro lugar, solo pensaba en las palabras que le había dicho mariana, no podía olvidar todo lo que le
había dicho.

Catalina: ¿y?, como te pareció la peli, ¿estuvo buena cierto?

Tatiana: -distraída- a?, si, estuvo muy buena.

Catalina: ¿así? Y de que trataba, ¿me la puedes contar por favor?

Tatiana: eeeee,-tratando de hacer memoria- ay no amor, tú ya te la viste, para que quieres que te la
cuente

Catalina: ¿es enserio Tatiana? ¿No te viste ni siquiera un pedacito de la peli? dime algo, ¿todavía estas
pensado en ella?-un poco molesta-

Tatiana: en ella no, estoy pensado en lo que me dijo, pero ya amor, perdóname, ya olvidémonos de
ella y de lo que dijo y sigamos viendo películas ¿sí?

Catalina: ¿para qué? Para que te sigas refugiando en las películas para seguir pensado en ella, nooo,
gracias, prefiero hacer otras cosas.

Tatiana: bueno está bien, y entonces ¿qué te gustaría hacer?

Catalina: mmmm, a ver déjame pensar,-unos segundos después- ya se, que tal si vamos a la cocina y
preparamos algo para cenar, mira q aun no esta tan tarde y además ya tengo hambre, que te parece la
idea.

Tatiana: pues, si esta buena, con tal q esta vez no se nos queme la comida todo está bien-ambas ríen-
vamos pues
Se fueron entonces a la cocina y empezaron a preparase la cena, entre risas, juegos y besos; todo
trascurría con normalidad, por ahora el asunto de mariana estaba guardado en un cajón de donde no
iba a salir, se la pasaron disfrutando de todo el tiempo que tenían juntas.

Después de haber terminado la cena y de cenar:

Catalina: delicioso, me quedo muy rico

Tatiana: ¿te quedo?-indignada- a bueno, menos mal lo hiciste tu solita, porque o sino quien sabe cómo
habría quedado de feo si yo te hubiera ayudado.

Catalina: si tienes toda razón, menos mal lo hice yo solita, es que si te dijo la verdad, yo todavía quiero
vivir un poco más, y si sigo comiendo lo que preparas no creo q eso suceda-con ganas de reírse-

Tatiana: ok, ahora no es que después vengas a mi casa suplicándome que te prepare la cena porque no
lo voy a hacer

Catalina: tranquila amor q eso jamás lo hare, es que es enserio, yo quiero vivir un poco más-Tatiana le
da un golpecito en su brazo- auch, este es el segundo de hoy, ahora sí creo q me vas a matar-riendo-

Tatiana:-haciéndose la enojada- te lo mereces, quien te manda a criticar mi comida-se cruza de brazos-

Catalina:-se levanta de la mesa y se acerca- mor, pero tú sabes q yo estoy molestando, yo amo todo
de ti, hasta tu comida, no importa que no sea rica-Tatiana estira su puño para volverle a pegar pero
catalina se corre- mor espera, estoy molestando, tu cocinas delicioso, es la mejor comida que he
probado, hasta mejor q la de mi mama, ya con eso te digo todo, te amo a ti y todo lo tuyo, que eso te
quede claro-la besa-.

Tatiana:-se separa- bueno, te creo, pero por fa no me vuelvas a molestar con mi comida, ¿entendido?

Catalina: como ordene mi capitana-haciendo el saludo de los soldados-

Tatiana: ay no, tú si eres payasa, ven para acá-la empieza a besar-

Catalina: huy, me va tocar seguir haciendo más payasadas para que me sigas dando esos besos tan
ricos

Tatiana:-riendo- no necesitas hacer ninguna payasada, solo necesitas estar aquí conmigo para que te
de todos los besos que quieras-la besa-

Catalina: bueno saber eso, pero-se caya-

Tatiana: pero ¿qué?

Catalina: pero ya me tengo q ir, mira la hora q es, y mañana tengo q madrugar, hoy me quedaron
faltando unas cositas por hacer, así que mañana tengo que estar temprano en la oficina para
terminarlo.

Tatiana: ahhh, entonces lo que le dijiste a mariana de que ibas a pasar la noche conmigo no era cierto,
yo ya me había hecho ilusiones-con un tono triste-.

Catalina: perdón amor, pero mira q no vine preparada para quedarme, y de verdad tengo que organizar
muchas cosas que me quedaron pendientes hoy, así que, hoy no te voy a poder complacer, pero que te
parece si mañana vengo y me quedo contigo todo el tiempo que quieras, ¿sí?

Tatiana: mmm, tocara porque qué más puedo hacer, pero seguro te quedas mañana.

Catalina: te lo prometo, mañana me quedare contigo  todo el tiempo que quieras.


Tatiana: ok, entonces me va tocar dejarte ir, nos vemos entonces, te voy a extrañar un montón, te
amo-la besa-  

Catalina: y yo a ti, bueno ahora si me voy, q tengas feliz noche amor, nos vemos mañana, te amo-se
dirige hacia la puerta-

Tatiana: adiós amor, nos vemos-se besan-

Catalina: oye amor, y ¿por qué no te vas conmigo a mi casa?

Tatiana:-sorprendida-no como crees, está muy tarde y además no quisiera despertar mañana y estar
toda la mañana divagando por tu casa, mejor dejemos asi y nos vemos mañana.

Catalina: ok, como quieras, bye amor q descanses.

Tatiana: adiós

Así pues, Tatiana volvió a quedarse sola en su casa, y en el preciso momento en que catalina salió de
su casa la imagen de mariana se apareció frente a ella, no sabía por qué, pero mariana ahora ocupaba
una gran parte de su mente y no lograba sacarla de allí. Trato de olvidar todo lo sucedido e irse a
dormir, pero en el momento de cerrar sus ojos allí estaba mariana repitiéndole una y otra vez todo lo
que sentía por ella hasta que por fin logro conciliar el sueño.     

CAPITULO 16

CATALINA

Otra vez el sol se postraba en su ventana, el amanecer era hermoso, el día parecía ser uno de los
mejores, o al menos eso era lo que ella esperaba. Organizo todo lo que tenía q hacer y cuando por fin
termino se dispuso a ir a la compañía, al llegar a esta se dispuso a arreglar todo lo que había
destrozado el día anterior, al volver a tener la reunión con los demás directivos logro arreglar todo,
ahora su vida empresarial estaba bien, ahora solo faltaba arreglar su vida amorosa, aunque ella sabía
que Tatiana la amaba, también sabía que en estos momentos ella no lo estaba pasando nada bien con
todo el tema de mariana, esta situación la preocupaba mucho porque de una u otra forma estaba
viendo dudas en Tatiana y esto no era nada bueno.

Después de cumplir con su agenda se dispuso a llamar a su amada:

Tatiana: alo?

Catalina: hola mor, ¿cómo amaneciste?

Tatiana: hola mor, pues que te dijera yo, amanecí un poquito triste

Catalina: y ¿eso?, ¿te paso algo? ¿Tienes algo?, ¿te sientes mal?

Tatiana: no es nada de eso amor, es que al despertar esta mañana me encontré con la no tan buena
sorpresa que no estabas a mi lado y te extrañe muchísimo, pero ahora que ya se de ti, me siento un
poquito mejor

Catalina: ay tati, ya me habías asustado, yo pensé que había pasado algo malo.

Tatiana: pues si es malo, no ves que me entristece el que no estés aquí, eso es muy malo, que tal que
me dé una depresión bien brava y haga quien sabe que cosas, no, no, no, si ves que si es malo.

Catalina: mmm, me saliste un poquito exagerada, pero así te amo mi niña hermosa, ¿sabes qué?
Hagamos una cosa, para que no te entre la depresión, y no cometas ningún tipo de locura,  ahora más
tarde a eso de las 5:00 pm q salgo de la compañía me voy directamente para tu casa y te invito a
cenar y de ahí me la paso toda la noche contigo, hasta que el sol se postre ante nuestra vista y nos
muestre a su paso el nuevo día estando las dos abrazadas en tu camita, ¿qué te parece? ¿Te gusta la
idea?  

Tatiana: me encanta, ha sido una de las mejores ideas que has tenido, por eso es que te amo.

Catalina: aaaaaaa ¿por eso nada más?-lo dice con un tono triste en la voz- yo pensé que era por otra
cosa, pero bueno, el hecho es que me amas, eso es lo importante.

Tatiana: ay que tontita eres, tu sabes que te amo por todo lo que eres, pero además de todo eso das
buenas ideas, entonces eso hace que te amé mucho más.

Catalina: bueno, eso espero,-se ríe-no mentiras amor, tu sabes q estoy molestando, yo sé que tú me
amas, y por eso te quería hacer una propuesta.

Tatiana: ¿otra?, estas como muy inspirada hoy.

Catalina: es que tú siempre me inspiras, por eso te propongo algo.

Tatiana: a ver dime.

Catalina: pues estaba pensado, que como ya mañana es sábado, y la otra semana por fin vuelves a la
compañía, por que no vamos a la finca que tengo a la afueras de la cuidad y disfrutamos este fin de
semana rodeadas de la naturaleza, asi te relajas un poquito y también me relajo yo, para que
empecemos la otra semana con todas las pilas puestas, ¿qué te parece?

Tatiana: pues es una buena idea, pero me da un poquito de pena, pues ir a tu finca, no amor, mejor
hagamos otro plan

Catalina: ¿pena?, no jodas Tatiana, pena de nada, tu eres mi novia y si yo te quiero llevar al otro lado
del mundo tú no tienes por qué sentir pena, dale vamos, mira que es un tiempecito las dos solas, en un
buen ambiente, sin nadie que nos moleste, si, porfa vamos-con su voz más suplicante-

Tatiana: mmm, bueno está bien, entonces salimos mañana, peor te espero ahora en la casa ¿listo?, te
extraño demasiado, ya quiero que estés conmigo, trata de no demorarte, ¿sí?

Catalina: ok amor, lo intentare, apenas termine aquí salgo volada para allá. Entonces nos vemos más
tarde ¿listo?

Tatiana: ok amor, nos vemos, te amo y aquí te espero, chau

Catalina: yo también te recontra amo, que te vaya bien, te mando muchos besos. Chau.

Después de hablar con Tatiana se apresuró a terminar su trabajo, la verdad si quería estar cerca de
Tatiana, eso era en lo que pesaba todo el día, así que hizo todo lo que tenía que hacer y alcanzo a
terminar rápido así que organizo su oficina y salió, apenas atravesó a puerta se encontró de frente con
Mario, el cual se encontraba hablando con mariana, al otra la presencia de catalina este se notó
nervioso, pero sin embargo organizo su postura y le hablo:

Mario: catalina-sorprendido- hola ¿cómo estás?

Catalina: muy bien, y ¿tu q tal?

Mario: pues bien, aquí tratando de convencer a tu secretaria que me dejara pasar a verte.

Catalina: es que ella sabe que si no es para asuntos estrictamente laborales tú no puedes pasar a mi
oficina.     

Mario: si yo sé, pero no perdía la esperanza de que me dejara pasar, pero bueno, mira que el destino
se encargó de que nos encontráramos.
Catalina: pues sí, pero el destino no tenía planeado el que yo me tengo q ir ya y no puedo hablar
contigo, lo siento pero ya me voy,-dirige su mirada hacia mariana- hasta luego mariana nos vemos la
próxima semana-hace el ademan de irse, pero se devuelve- mariana se me olvidaba, a partir del lunes
Tatiana va a volver a ocupar su puesto, así que la otra semana ya puede volver a su puesto de antes.

Mariana: aaa ya tati vuelve a la compañía-con sus ojos iluminados- que alegría, la verdad ya se le
extrañaba, será bueno tenerla de vuelta.

Catalina: si ya el lunes volverá a su puesto, así que ya no necesito más de tu ayuda, muchas gracias
por estos días, y ten por seguro que vas a tener una remuneración  por lo que hiciste.

Mariana: no doctora, como cree, si yo lo hice con mucho gusto, no se preocupe por eso.

Catalina: no tranquila, igual tendrás ese dinero en tu cuenta, no me gusta deberle nada a nadie así
que, las cosas son mejor así, ahora si me disculpan, me voy a ver a mi novia hermosa que me está
esperando, con permiso-y siguió su camino, pero Mario la detuvo-

Mario: catalina espera-y la cogió de uno de sus brazos, ella miro su brazo y luego lo miro a él con una
mirada desafiante, lo cual hizo que Mario la soltara- perdón, no era mi intención molestarte.

Catalina: pues entonces no lo vuelvas a hacer, no me gusta que me detengan así, ¿entendido?       

Mario: oye pero porque tanta agresividad conmigo, mira que yo no he hecho ni dicho nada

Catalina: ya todo lo que tenías que hacer y decir lo has hecho, así que no se q más quieres de mi

Mario: yo solo quiero que me des otra oportunidad de ser tu amigo, te prometo que esta vez no me
meteré en nada con respecto a tu relación con tu secretaria, pero por favor dame otra oportunidad.

Catalina: es que Mario, las cosas no son así de fáciles, tu no aceptas a mi novia, y te guste o no ella es
la mujer a la que amo, y no te voy a permitir ni a ti ni a nadie que la trate mal o digas cosas de ella q
no son, y tú eres así o peor, tú crees q Tatiana es una mala persona,   y solo por eso no puedo volver a
ser tu amiga, lo siento pero si no la aceptas a ella no me aceptas a mí y por eso no puedo ser tu amiga.

Mario: entonces hagamos algo, déjame conocerla, permíteme saber cómo es ella, tratare de ser su
amigo, o bueno tratare de conocer quien en verdad es, y si ella y tu quieren les puedo brindar mi
amistad, ¿te parece?

Catalina: mmm, no sé, es que no quiero que la trates mal, y no sé si tú puedas hacerlo.  

Mario: por eso te digo que me des la oportunidad de acercarme a ella, es más mira, las invito a cenar a
las dos hoy, pues si pueden.

Catalina: pues no sé porque ya teníamos planes para hoy, pero se lo mencionare y si dice q si, entones
aceptamos tu invitación, y si no, pues en otra oportunidad será.

Mario: ok, como quieras, pero llámala de una vez, así nos dice si, si o si no.

Catalina: ¿sabes qué? Hagamos una cosa, ahora yo estoy de salida para allá, aun esta temprano, así
que apenas llegue yo le digo y pues depende de lo que ella me diga te aviso, ¿listo?

Mario: ok, entones me llamas, no importa si lo acepta o no, igual llámame.

Catalina: ok, entonces nos vemos

Catalina salió entonces para la casa de Tatiana, estaba ansiosa por verla, pero al mismo tiempo estaba
muy pensativa por todo lo que le había dicho Mario, para ella era demasiado raro el cambio que este
había tenido, pero creía que tal vez en realidad el si quería cambiar e iba apoyar ese repentino cambio,
no sabía si lo que estaba haciendo estaba bien, pero le quería dar otra oportunidad. Esta idea la
abordaba a cada instante, estaba muy pensativa pero en el fondo creía que todo iba a estar bien, fue
entonces cuando sin darse cuenta llego a la casa de Tatiana. Se bajó de su carro y se fue directo a la
puerta, después de tres golpecitos apareció detrás de ella su amada.

Tatiana: cata!!-la abraza- mi amor ¿cómo estás?

Catalina: pues después de ese abrazo súper bien, ya te extrañaba amor, y mira que hice todo lo más
rápido posible para estar contigo.

Tatiana: si yo sé, y aprecio mucho lo que haces, pero ven, entra, no te quedes ahí parada, pasa por
favor.

Catalina:-entrando a la casa- ay gracias amor-se sienta en el mueble- ven siéntate conmigo.

Tatiana: no quieres algo antes, no sé, algo de tomar o comer

Catalina: lo único que quiero en este momento es a mi hermosa novia sentada al lado mío, con eso me
basta y me sobra.

Tatiana:-riendo-ok-intenta sentarse a su lado pero catalina la corre y hace que se siente en sus
piernas-

Catalina:-mirándola a los ojos y rozando con su dedos su cara- que hermosa eres-se acerca y la besa-
definitivamente eres la mujer de mi vida, quien iba a imaginar q a tu lado iba a encontrar el amor, te
amo tanto Tatiana.

Tatiana: que linda eres mi amor, yo también te amo, tú has sido algo así como la luz en toda mi
oscuridad, has iluminado mi vida de tal manera que ni las más terribles tinieblas podrán opacarla, me
has hecho ser mejor persona, te amo mi niña hermosa, y ten por seguro que no permitiré que nada ni
nadie se interponga entre nosotras, yo te amo a ti y solo a ti-la besa-

Catalina: gracias amor por esas palabras, y ten por seguro que yo tampoco permitiré que nada ni nadie
dañe esto tan lindo que tenemos-la abraza por algunos segundos- oye y hablando de todo un poco,
perdón por el cambio de tema tan radical pero tengo algo q decirte.

Tatiana:-se separa de ella un poco asustada- ¿qué paso amor?, ¿es algo grave? 

Catalina: no para nada, es más, casi ni importancia tiene, solo que están esperando por nuestra
respuesta entonces tengo que preguntártelo ya.

Tatiana:-inquieta y confundida- bueno, y entonces, ¿qué es lo que me tienes que decir?    

Catalina: amor, es que estamos invitadas hoy a cenar por parte de Mario, el me pidió el favor de que te
informara a ver si tu querías ir y pues que fuera cual fuera tu respuesta que se la informara, entonces,
no sé qué dices, ¿vamos?

Tatiana:-extrañada- ¿Mario?, ¿el mismo doctor Mario Duarte?,

Catalina: aja, el mismo

Tatiana: wow, esto me toma por sorpresa y ¿ese que quiere ahora o qué?, ¿por qué nos está invitando
a cenar? o más bien, ¿por qué me está invitando a mí?

Catalina: pues amor, es que él quiere conocerte, saber más de ti, por eso nos invitó a cenar

Tatiana: ¿conocer más de mí? Y ¿eso por qué? A ese que bicho le pico que ahora quiere conocerme, no
pues que yo soy una caza fortunas y no sé qué más cosas, ¿para qué quiere conocerme?-se levanta de
las piernas de catalina-

Catalina: amor, no te pongas así, mira que el solo quiere conocerte, el está arrepentido, ahora solo
quiere arreglar las cosas.
Tatiana: ¿arreglar las cosas?, entonces para que las daño inventado todas esas cosas de mí, debió
haberme conocido antes de juzgarme, de verdad ahora no entiendo para que quiere saber quién soy

Catalina:-se levanta del mueble y la coge de la cintura- tati, no seas así, mira q a ti no te gusto que te
juzgaran sin conocerte, entonces no hagas lo mismo, a mí me parece que tiene buenas intenciones,
solo te quiere conocer, eso es todo.

Tatiana: mira tú como lo defiendes-se separa de ella- yo no sé cata, a mí se me hace raro que él ahora
quiera conocerme así como de la nada, pero bueno, yo creo que todo el mundo se merece una segunda
oportunidad, así que llámalo y dile que esta bien.

Catalina:-se acerca y la besa- eso me encanta de ti, por eso y muchas cosas más te amo-la vuelve a
besar- ahora si me permites, lo voy a llamar.

Mario: bueno

Catalina: hola Mario, hablas con catalina, ¿cómo estás?

Mario: cata, hola, yo muy bien y tu?

Catalina: bien también, oye te llamaba para informarte la decisión de Tatiana

Mario: si claro, desde hace rato estaba esperando tu llamada, hasta ansioso estaba-rie- pero dime por
favor ¿acepto?

Catalina: pues mira, hice todo lo que estuvo a mi alcance, pero ella es un poco necia, auch-Tatiana le
pega un puño suave en su hombro- y un poco agresiva también-ríe- no mentiras, mira ha dicho que sí,
que entonces dime la hora y donde y allá llegamos.

Mario: ufff, me regreso el alma al cuerpo, de verdad quería mucho hacer esto, pero bueno mira, ¿qué
te parece a las 8 pm en el mismo restaurante de la vez pasada?

Catalina: espérame un segundo le pregunto-se dirige a Tatiana- ¿mor que si a las 8 está bien?-se dirige
a Mario- que sí, perfecto, entonces nos vemos alla

Mario: ok, oye o más bien, por qué no me das la dirección de las dos y las mando a recoger

Catalina: no, fresco que yo la llevo, no te preocupes por eso

Mario: de verdad cata insisto, déjame recogerlas, mira que así tienes tiempo de organizarte sin ninguna
prisa, yo me encargo de mandarlas a recoger, por favor permite hacer esto.

Catalina: mmm déjame le pregunto a tati-se dirige a Tatiana- ¿tati que si Mario puede mandar a
recogernos?-se dirige a Mario- Mario que listo, entonces, ¿tienes donde anotar?

Mario: espérame un segundo-busca un papel y un lapicero- listo dime.

Catalina:-le da la dirección- listo, entonces nos vemos allá, ¿no es más cierto?

Mario: no, eso es todo, entonces nos vemos más tarde, te me cuidas, salúdame a Tatiana, bye

Catalina: ok, bye

Cuelga

Catalina: listo amor, ya está todo organizado, entonces nos vemos ahora porque mira la hora que es,
mejor me voy ya para poder organizarme, ¿listo?

Tatiana: noo, si ves ahora nos va tocar volver a separarnos, pero bueno, tocara porque que más, oye
nada mas no te vayas a organizar mucho
Catalina: ¿Qué? Y eso ¿por qué?

Tatiana: porque no quiero que el doctorcito te mire de más, recuerda que el desde el primer momento
en que te vio de una quedo encantado, así que es mejor prevenir que lamentar.

Catalina:-riendo- ay amor, pero que celosa me saliste, pero déjame decirte un cosita-se acerca- así te
ves hermosa, no sé qué me gusta más, si verte enojada o celosa, de las dos maneras me encantas-la
besa-

Tatiana: pues si me sigues molestando así yo creo q voy a terminar teniendo las dos, así que mejor no
me molestes mas ¿sí?

Catalina: mor pero no te pongas así, si todo esto es por la cena con Mario la cancelamos y listo, nos
quedamos aquí en la casita las dos solitas y dejamos la cena para otro día, ¿te parece?

Tatiana: no cata, ya dijimos que sí, y no me gusta incumplir mi palabra, así que, mejor te vas, y nos
vemos en un rato.

Catalina: ¿segura?

Tatiana: si amor, dale, ve a organizarte, ya ahora más tardecito nos vemos.

Catalina: ok, entonces me voy, te amo tati chau

Tatiana: y yo a ti, chau-le abre la puerta y le da un beso-

Catalina salió directo a su casa, tenía el tiempo preciso, al llegar se dirigió a su habitación, se bañó y se
organizó rápidamente, ya estaba sobre la hora así que se apresuró y termino de organizarse, y en ese
preciso momento llego rosita a informarle que habían llegado por ella, salió y allí estaba el chofer que
había mandado Mario, lo saludo y llego hasta al carro, cuando entro allí estaba Tatiana, hermosa como
siempre, al verla se le iluminaron los ojos, estaba radiante, era la mujer más hermosa que jamás había
visto.

Catalina: wow, amor, estas hermosa, bueno siempre lo estás, pero ahora lo estás más-la besa-         

Tatiana:-sonriendo-gracias amor, tu también estas súper hermosa, ahora sí, vamos a ver cómo nos va
con el doctor.

Catalina: ya vas a ver que nos va a ir súper bien, tranquila, Mario no es tan malo, cometió un error y
mira q ahora quiere remediarlo, esperemos que aproveche esta oportunidad que le estas dando.

Así pues se la pasaron hablando de cosas sin importancia durante todo el viaje hacia el restaurante,
después de unos minutos en camino llegaron al restaurante, se bajaron del carro, entraron y allí estaba
Mario en la mesa esperándolas, catalina cogió la mano de Tatiana y se fueron acercando a paso lento
hasta que llegaron a la mesa y Mario se paró y las recibió.

Mario: señoritas, muy buenas noches, ¿cómo están?

Catalina: muy bien gracias- Mario se acerca y le da un beso en la mejilla-        

Mario: estas muy hermosa, como siempre-se dirige a Tatiana, le estira su mano- hola, un placer
conocerte

Tatiana: buenas noches doctor, ¿como esta?

Mario: como que doctor, no señorita quita ese doctor y déjalo solo en Mario, y si gustas tutearme
también sería muy bueno. 

Tatiana: como digas Mario.


Mario: eso me gusta-sonríe- bueno, tomen asiento por favor.

Todos toman asiento, después de llegar el mesero y tomar la orden empiezan a hablar.

Mario: bueno, primero que todo quisiera pedirte unas disculpas Tatiana, la verdad mi comportamiento
no ha sido el mejor contigo, no debí generalizar, no todas las mujeres que trabajan como secretarias se
enredan con sus jefes solo su dinero, al parecer tu eres muy diferente a todas esas mujeres q he
conocido, y por eso quiero pedirte perdón

Tatiana: pues para serte muy sincera Mario, cuando cata me comento lo que habías dicho me dio
mucha rabia, porque sencillamente me estabas juzgando sin conocerme, y así me conocieras tú no eres
nadie para hablar así de mí, no te imaginas lo mal que me sentí, porque así tu no lo creas yo a esta
mujer la amo-le toma la mano a catalina- y sin importar lo que tu u otras personas digan la seguiré
amando, ahora bien, acepto tus disculpas, pero te pido el favor que tengas más cuidado con las cosas
que dices y más si no conoces a la persona de la cual estás hablando.   

Mario: ok, tienes toda la razón, no te voy a decir que no, de verdad lo único que busco en este
momento es ganarme tu amistad, porque para serte sincero también, en el corto tiempo que llevo de
conocer a catalina me ha parecido una mujer como ninguna otra, y sé que si te escogió a ti fue por
algo, así que ahora lo que quiero es recuperar su amistad y ganarme la tuya, ahora mi pregunta es,
¿me podrías dejar conocerte Tatiana?  

Tatiana: está bien Mario, pero antes de todo, quisiera aclararte algo.

Mario: si claro dime

Tatiana: la verdad yo no soy una mujer celosa, pero yo se q las intenciones que tenías con cata no eran
simplemente de una sana amistad-catalina la interrumpe-

Catalina: amor, no veo la necesidad de traer este tema en estos momentos.

Tatiana: pues yo sí, es que él tiene q tener muy claras las cosas

Mario: déjala cata, ella tiene todo el derecho de decir lo que quiera, y yo estoy dispuesto a escucha,
entonces no te preocupes Tatiana, dime lo que tengas que decirme.  

Tatiana: ok, continuo entonces, como te decía, yo sé que tus intenciones con cata no siempre han sido
de amistad, por eso quisiera decirte que si en algún momento se te llegara a agotar esa amistad y
quisieras tener algo con ella mientras yo sea su mujer, no te lo voy a permitir, además debes tener
muy presente que hagas lo que hagas ella me seguirá amando a mí, así que quisiera ahorrarte todo el
trabajo de tratar de separarnos para estar con ella, porque te lo digo aquí y ahora, eso es algo que no
vas a lograr hacer, bueno,  eso era todo lo que quería decirte.    

Catalina: disculpen un momento, ya vengo

Tatiana: ¿para dónde vas?

Catalina: al baño, ya vengo no me demoro

Tatiana: ok

Catalina se levantó de la mesa dejando solos a Tatiana y Mario, se dirigió al baño y mientras lo hacía
pensaba en las palabras que acaba de decir Tatiana, la verdad era que se sentía un poco incomoda por
el comportamiento que estaba teniendo esta, no era la misma dulce mujer que siempre había conocido,
en esta ocasión era un poco más agresiva, era diferente, en el preciso momento que entraron al
restaurante fue como si ella prendiera una alarma que llevara en su interior y tratara por todos los
medios de hacerse respetar a ella y a catalina, por una parte este comportamiento le gustaba, pero por
otro lado le parecía que estaba siendo muy dura con Mario.

Tatiana: mor, q tienes, porque tan pensativa.


Catalina:-asustada- tati!!, Dios mío, que susto me pegaste

Tatiana:-se acerca- y eso ¿por qué?, en ¿que estabas pensado?

Catalina: no en nada, pero ¿tú que haces aquí?, ¿por qué no me esperaste en la mesa con Mario?

Tatiana: es que te estabas demorando mucho, entonces vine a ver si te había pasado algo, es que
llevas más de 10 minutos aquí.

Catalina: así, no me di cuenta del tiempo, que pena con ustedes, bueno vamos entonces

Tatiana: no espera, primero dime que te pasa, estas rara, a ti te pasa algo, lo puedo notar, amor dime,
tu sabes que a mí me puedes decir lo que sea.

Catalina: no pues es que-caya-

Tatiana: es que, ¿qué?

Catalina: es que me extraña el comportamiento que estas teniendo con Mario, parece como si
estuvieras marcando tu territorio o algo parecido.

Tatiana:-ríe- ¿marcando mi territorio? No amor tu si sales con unas-aun riendo- como se te ocurre que
yo estoy haciendo eso, lo único que quiero es que él tenga claro que no va a poder separarnos, eso es
lo único que quiero, no marcar mi territorio, no sé de donde sacas esas cosas

Catalina: no te rías tati que es enserio, pues esa es la impresión que me has dado, estas toda a la
defensiva, no conocía esta faceta de ti, me has sorprendido de verdad.       

Tatiana: ay cata, es que lo que siento por ti es tan grande que no quiero que se vea afectado por
terceras personas.

Catalina:-se acerca y la besa- eso nunca va a pasar, así que tranquila, y ya muéstrale a la Tatiana
dulce y divertida de la cual me enamore y a la cual amo, no estoy diciendo con esto que la que estas
mostrando en estos momentos no me guste, todo lo contrario me encanta, es más se me hace
excitante verte así, te ves divina.

Tatiana: así, mira tú, entonces voy a seguir con esta faceta mía, porque si para ti me veo divina así,
para mi te ves mucho más divina excitada-le da un beso y poco a poco lo va intensificando, la empieza
a acariciar cuando de pronto se escucha la puerta abrirse, lo cual las obliga a separarse-

Desconocida:-sorprendida- eee perdón, no era mi intención interrumpir

Catalina:-completamente roja de la pena y limpiándose los labios- no tranquila, más bien discúlpanos a
nosotras, se nos olvidó donde era que estábamos-se dirige a Tatiana- ¿vamos no?

Tatiana: pero ¿no tenías que entrar al baño?

Catalina:- la mira con rabia- NO, ahora ¿vamos?  

Tatiana: ok, vamos pues

Salieron del baño

Catalina: Tatiana Arango, te voy a matar, como se te ocurre hacerme esto aquí, que pena, y tras de
eso tu toda tranquila allá, no pues por poquito y la invitas a q que se nos uniera.

Tatiana: oye no habría sido ni tan mala idea, porque la muchacha no estaba para nada mal.

Catalina: así, entonces porque no te quedaste con ella metida en el baño a terminar lo que comenzaste
conmigo.
Tatiana: wow, ¿estas celosa?, ahora veo porque es que te gusta verme así, definitivamente hermosa, te
ves más hermosa que de costumbre.

Catalina: ja, ja, ja, tan chistosita, bueno pues, compórtate q mira donde estamos, ahora vamos con
Mario.

Tatiana: mor pero si no estoy bromeando, enserio te ves hermosa celosa, pero eso sí, no le gana a
cómo te ves cuando estas excitada, así te ves más que hermosa-se acerca para besarla pero catalina la
detiene-.

Catalina: Tatiana enserio compórtate deja de molestar ¿sí?, ahora vamos donde Mario-sale la
muchacha que antes había entrado al baño-

Desconocida: ya está desocupado, por si quieren volver

Tatiana: si oíste amor, ¿vamos?

Catalina:-roja- deja de decir tonterías- y se va-

Tatiana:-le dice a la desconocida- bueno, no quiso, que más se le va a poder hacer, igual gracias, que
tengas buena noche.

Desconocida: ok, que te vaya bien.

Tatiana alcanza a catalina

Tatiana: mor, pero ¿por qué tanta prisa?

Catalina: Tatiana enserio compórtate, mira ya todo el tiempo que llevamos fuera de la mesa, no
podemos hacerle esto a Mario.

Tatiana: ok, tienes razón, vamos pues

Llegaron entonces a la mesa y allí estaba Mario esperándolas ya con sus órdenes servidas.

Mario: menos mal llegaron, yo ya estaba preocupado, pensé que les había pasado algo.

Tatiana: lo q paso fue q  catalina no encontraba su polvo para retocarse, entonces yo me ofrecí a darle
el mío, pero llego una muchacha q nos interrumpió y no se lo pude dar, y más q todo fue por eso, por
estar buscando un polvo. ¿Cierto amor?

Catalina:-le da una mirada matadora-sí, más que todo fue por eso.

Mario: a bueno, pero igual no lo necesitabas, con o sin polvo te ves hermosa.

Tatiana: si, lo mismo le digo, aunque no la has visto así recién con el polvo encima, así se ve mucho
más hermosa.

Catalina: Tatiana ya por favor.

Tatiana: ok, no digo más,-se dirige a Mario- es que a ella no le gusta que hablen de lo hermosa q es,
pero para mí eso es inevitable.

Mario: si eso veo, pero creo q eso sería inevitable para cualquiera, es que es imposible no decir lo
hermosa que es.

Tatiana: ee bueno si, y cambiando de tema que les parece si empezamos a probar estas delicias.

Catalina: no amor, espera que Mario estuviera diciendo algo importante, y entonces Mario.
Mario: no pues que no debería disgustarte que te digan lo hermosa que eres, es que la verdad ninguno
de nosotros puede evitar hacerlo. ¿Cierto Tatiana?

Tatiana: muy cierto, oigan porque no prueban esto, esta delicioso

Mario: ok, cenemos pues.

Empezaron así la cena, mientras comían iban hablando de todo un poco, la intención era conocerse, y
así lo hicieron.

Catalina: bueno Mario, yo creo q ya es hora de marcharnos, ¿cierto amor?, es que mañana tenemos
que madrugar y ya es un poco tarde así que.

Tatiana: si, tienes razón, bueno Mario muchas gracias por todo, de verdad fue un gusto conocerte,
ahora si tenemos que marcharnos.

Mario: ok señoritas, entonces vamos, yo las llevo a sus respectivas casas.

Catalina: eee, más bien llévanos a mi casa ¿sí? Es que tenemos que organizar unas cositas para
mañana, ya después yo llevo a tati a su casa.

Mario: ok como quieran entonces, ¿vamos?

Catalina y Tatiana: vamos

Mario pago la cuenta, salieron del restaurante, después de montarse al carro se dirigieron a la casa de
catalina, al dejarlas allí Mario partió a su hogar no sin antes decirles que tenían que repetirlo en otra
ocasión.   

CAPITULO 17

Tatiana

Después de haber pasado la noche conociendo a Mario y viendo cuales eran sus supuestas buenas
intenciones se olvidó por un momento de él y se volvió a concentrar en catalina, aunque ella siempre
estuvo presente, pero ahora ya estaban solas y no se cansaba de ver a esta mujer, la cual cada día se
veía más hermosa, definitivamente era la mujer de su vida, estos últimos días habían sido los mejores,
no se imaginaba un solo día sin poder verla, sin tocarla, sin besarla, sin ver esos lindos ojos azules, en
los cuales siempre se perdía, al entrar a la casa de catalina se sentó y se quedó observándola mientras
catalina buscaba se celular en la bolso, la mirada de Tatiana era intensa, la observaba de pies a cabeza,
no podía evitarlo, se veía hermosa buscando su celular, aunque ya estaba un poquito desesperada
porque no lo encontraba, Tatiana disfrutaba mucho verla así, su mirada era cada vez más penetrante,
cosa que catalina no puedo evitar sentir.

Catalina: ¿y tú que tanto me ves?

Tatiana: estoy viendo lo hermosa que te ves buscando tu celular.

Catalina: no pues ni tan hermosa, ya me estoy preocupando, creo q lo bote, no lo encuentro por ningún
lado.

Tatiana:-abre su bolso y lo saca- por casualidad no es este-le muestra el celular-

Catalina:-con cara de alivio- si ese es, ¿por qué lo tienes tú?

Tatiana: lo dejaste en mi casa después de hablar con Mario

Catalina: a claro, ya me acorde-se acerca a recibirlo, pero Tatiana corre su mano evitando que esta lo
coja-
Tatiana: ¿para que lo quieres?

Catalina: ¿cómo que para qué?, pues para llamar

Tatiana: y ¿a quien vas a llamar tan tarde?

Catalina: pues a mis papas, se les olvida que están al otro lado del mundo, en estos momentos ya es
de día allá, así que los voy a llamar, porque desde hace mucho tiempo que no lo hago, así que por
favor me das mi celular.

Tatiana: mmm,-la reta- si lo quieres ven a quitármelo

Catalina: tati por favor dámelo, no seas así- se acerca a quitárselo pero Tatiana vuelve a retirarlo- tati
pásamelo ya-se le monta encima y trata de quitarle el celular pero sus intentos son fallidos- oye no
seas mala-seguía intentado pero Tatiana se las ingeniaba para que no lo consiguiera-    

Tatiana:-riendo- no lo vas a conseguir-en esas catalina le da un beso que la deja sin defensas y las
pocos segundo le logra quitar el celular, al hacer esto se levanta y se va- oye no, ven q eso es trampa

Catalina: en la guerra y en amor todo se vale, ahora si me disculpas un segundo voy a llamar a mis
papas-empieza a marcar el celular-

Alberto: alo buenos días

Catalina: hola papa, ¿cómo estás?

Alberto: catalina, que milagraso el oírte, pues bien amor, aquí aguantándome a tu mama que no se me
separa ni un segundo-al fondo se oyó la voz de la mama de catalina “te estoy escuchando, cuidado con
lo que dices”- si ves, ahí la tienes-ríe-

Catalina:-riendo- si eso veo, salúdamela por favor, dile que la quiero mucho, y que la extraño- Tatiana
se fue acercando lentamente y le dio un beso en el cuello y la abrazo, al sentir esto dio un pequeño
brinco y le empezó a hacer señas a Tatiana para que no la molestara, pero esta no le prestaba
atención-

Alberto: ok amor yo le dijo, oye y como te está lleno en la compañía, si estás bien con Tatiana.

Catalina:- al escuchar su nombre se asustó un poco- ¿con Tatiana?-al oír esto Tatiana se detuvo-¿Cómo
así que como me está lleno con ella?

Alberto: pues como te esta lleno, si están bien, no ha habido ningún problema con ella

Catalina: papa y tu ¿por qué me preguntas eso?, acaso tu que sabes-Tatiana la miraba expectante.

Alberto: ¿cómo que, que se? Pues como el primer día en la compañía tuviste inconvenientes con ella,
por eso pregunto, ¿Por qué me preguntas eso, es que pasa algo con ella?

Catalina: no papa no pasa nada, es que pensé que era otra cosa, pero no, con ella me ha ido bien, es
muy buena secretaria, aunque se enfermó hace poco y no ha podido ir a la compañía, pero me gusta
mucho, el trabajo que hace es muy bueno-Tatiana la miraba confundida-

Alberto: a bueno, entonces las cosas están bien con ella, por fa cuando la veas dile que le mando
saludes

Catalina: ok papa yo le digo

Alberto: y bueno, cuéntame cómo está la compañía, como van las co…-la mama de catalina le quita el
teléfono-
María: bueno catalina, me haces el favor y no le hablas más de trabajo a tu papa q estamos de
vacaciones, así que si nos disculpas nos vamos a desayunar para luego ir a dar un paseo, te quiero
mucho mi niña, pero ya nos tenemos que ir.

Catalina: ok mama, nos vemos entonces, que disfrutes mucho y mándale un beso y una abrazo a mi
papa, oye yo también te quiero mucho, me haces mucha falta.

María: y a mí también mi niña, pero bueno, ahora a disfrutar, hablamos después, te me cuidas, bye

Catalina: ok mama, bye-cuelga-

Tatiana:-la mira esperando que le diga algo pero catalina no habla- y entonces, ¿qué paso?

Catalina: nada, que mi papa te manda saludes

Tatiana: oye pero te pregunto algo de nosotras ¿no?

Catalina: si, pero no era en sí de nosotras como tal, sino de cómo íbamos en la compañía

Tatiana: -con alivio- a ya, pensé que ya se habían dado cuenta de que teníamos algo.

Catalina: si yo también lo pensé, y me dio un poquito de susto, pero bueno, en fin tarde o temprano se
van a tener que enterar.

Tatiana: bueno pero no ahora, que todavía piensen que somos jefe y secretaria.

Catalina: mmm, eso no me gusta mucho, pero si tienes razón, es mejor esperar a que ellos regresen
para hablar con ellos, pero bueno, mientras sigamos disfrutando de nuestro nidito de amor-le sonríe y
se acerca y la besa-

Tatiana: no sé si ya te lo había dicho pero me encantan tus besos- la besa-

Catalina:-se separa- no, es la primera vez q te lo oigo decir a ti, pero ya me lo habían dicho

Tatiana: ah bueno, menos mal ya te lo habían dicho, pero apuesto a que a ninguno le dabas los besos
como me los das a mí.

Catalina: en eso tienes toda la razón, con ellos me esmeraba más, contigo es más relajado

Tatiana:- la mira seria- entonces conmigo no te esmeras, bueno saber eso.

Catalina: mor no te enojes, es q es verdad-le coloca una de sus manos en su mejilla- con ellos me
esmeraba más porque simplemente no me salían los besos así de natural, mientras que contigo es todo
diferente, a mí me encanta besarte y se me da con una facilidad hacerlo, no tengo q esmerarme para
darte un beso porque contigo me salen mil veces mejor-se acerca y la besa-

Tatiana: y por lo visto no es lo único que se te da fácil hacer conmigo, porque también se te da con una
facilidad el convencerme, siempre me haces enojar y así de la nada con tus palabras me vuelves a la
normalidad.

Catalina:-riendo- es que me encanta verte enojada, te ves súper sexy así.

Tatiana: si ya lo sabía, por eso es que me haces enojar tanto, pero no importa, igual enojada o no, te
sigo amando- la besa lentamente, pero poco a poco empieza a besarla apasionadamente, le empieza a
acariciar la espalda y la atrae cada vez más a ella, de repente de la nada sale rosita-

Rosita: señorit…-las ve besándose y se separan rápidamente-

Catalina:-si rosita ¿qué paso?


Rosita: no nada, que pena con ustedes, perdón por la interrupción, solo quería saber si se les ofrecía
algo

Catalina: mor, quieres algo-voltea a ver a Tatiana, la cual en esta ocasión estaba roja de la pena y un
poco alterada-

Tatiana: ah?, ehh, no, no,  tranquila yo estoy bien, no quiero nada-al ver a catalina se le veía una
sonrisa dibujada en su rostro-

Catalina: te pasa algo tati, estas como pálida, tal vez un vasito con agua te pueda servir ¿no crees?

Tatiana:-la mira y sabe q con esto se está desquitando por lo q paso en el restaurante- no de verdad yo
estoy bien así.

Catalina: ok amor, pero entonces tranquilízate un poquito mira q a rosita no le molesto lo que vio, ¿o si
rosita?

Rosita: no para nada, no se preocupe señorita Tatiana

Catalina: si ves tati, entonces tranquila-se acerca e intenta darle un beso pero Tatiana se quita- bueno
rosita, no siendo más ya te puedes ir a dormir no te preocupes por nosotras que así estamos bien.

Rosita: bueno señorita, que tengan una buena noche entonces, y de nuevo perdón por la interrupción.

Catalina: no te preocupes por eso, no es la primera vez que nos pasa, ¿cierto amor?-Tatiana la mira
con reproche y no contesta- bueno rosita q tengas buena noche, descansa, nos vemos mañana.

Rosita: está bien, y señorita Tatiana, no se preocupe por nada que a mí no me incomoda que usted
este con la señorita catalina, todo lo contario, me alegra mucho que haya encontrado una persona
como usted.

Tatiana:-la mira y le sonríe- muchas gracias rosita, que tengas buena noche, nos vemos

Rosita se fue y las dejo solas.

Catalina:-se acerca a Tatiana y la abraza- mor, ¿por qué tan seria?

Tatiana: es q me dio mucha pena con rosita, es que ella es casi como tu mama, pues el solo hecho de
vernos así me dio de todo, qué pensaría de nosotras.

Catalina: -riendo- ¿ahora si sientes lo que sentí yo en el restaurante con esa muchacha que entro al
baño y nos encontró en las mismas?

Tatiana:-se separa de ella- ay no, pero es que eso si fue completamente diferente, pues esa muchacha
ni siquiera nos conocía, mientras que rosita si, ya con eso tengo para que me dé pena

Catalina:-se pone seria- ¿ósea que te da pena que gente que te conozca sepa que estás conmigo?

Tatiana:-acercándose- no mor, te estas yendo por otro lado, lo que me da pena es que personas que
nos conozcan nos vean cuando estamos así de apasionadas, es que las que no conocemos van y
vienen, tal vez nunca más nos las volvamos a encontrar, pero con rosita tú te ves con ella todos los
días, y yo también la estoy viendo más a menudo, por eso me da más pena, pero ten muy claro que a
mi jamás me daría pena que la gente sepa q estoy contigo, porque te amo, y eso es lo único que me
importa- la besa-

Catalina: ok, eso espero-le da un beso tierno- oye pero que te parece si nos vamos a mi habitación y
así nos dejan de interrumpir tanto, ¿sí?

Tatiana: me parece una excelente idea


Fueron subiendo a la habitación mientras se besaban, lentamente dejaban a su paso cada escalón hasta
llegar a ella, apenas llegaron los vestidos empezaron a estorbar y rápidamente se fueron deslizando en
sus cuerpos, las caricias no se hicieron esperar, catalina con sus manos repasaba cada rincón de la
espalda de Tatiana, la cual a cada contacto perdía el control de sus movimientos. El beso se volvía cada
vez más apasionado, sin dudar catalina desabrocho el brasier de Tatiana dejando sus senos a su plena
disposición; y así estaban cuerpo a cuerpo, piel con piel, sus respiraciones mostraban ya la excitación
de estas, catalina lentamente fue besando su cuello dejando pequeñas marcas a su paso, los gemidos
de Tatiana no se hicieron esperar, mientras catalina se deleitaba suavemente en cada uno de sus
senos, la excitación aumentaba y el deseo de sentir más se hacía cada vez más grande; catalina estaba
disfrutando de todo lo que hacía, al igual que Tatiana, pero rápidamente sintió el deseo de dar más, fue
entonces cuando su mano se postro en el vientre de Tatiana, mientras su boca aún seguía disfrutando
de sus senos, con sus manos fue quitando despacio la única prenda que le impedía disfrutar al 100%
del cuerpo de esta. Después, se acercó a sus labios y le dio un beso cargado de deseo mientras iba
llevándola  hacia la cama y al mismo tiempo se iba quitando las últimas prendas que le quedaban
recibiendo ayuda de ella, al llegar recostó suavemente a Tatiana mientras sus manos acariciaban todo
su cuerpo y sin pensarlo dos veces una de sus manos se postro en su sexo completamente húmedo, el
solo roce de sus dedos con este hizo que Tatiana comenzara a gemir con más frecuencia. El
movimiento de su mano era lento, pero poco a poco fue aumentando el ritmo haciendo que Tatiana
disfrutara cada vez más. La mirada de catalina se perdía en  su cuerpo, todos sus movimientos, todos
sus gemidos, todos sus gestos, era algo que la enloquecía rápidamente, después de verla por un
tiempo  le dio un beso en sus labios, se acercó a uno de sus oídos y después de un “te amo” fue
descendiendo hacia su sexo, llenando de besos cada parte de su cuerpo mientras bajaba, su mano se
apartó y ahora era su lengua la que se tomaba el trabajo de hacerla disfrutar, al sentir este cambio
Tatiana tomo con fuerza en cada una de sus manos las sabanas de la cama, mientras su cuerpo se
levantaba rápidamente de esta, su respiración era incontrolable, estaba a punto de legar a su más alto
nivel de excitación, en ese momento catalina introduce dos de sus dedos en su vagina haciendo que
Tatiana cayera de nuevo a la cama extasiada de placer, rápidamente catalina empieza un mete y saca
mientras  su lengua seguía deleitándose de todo el sabor que esta emanaba, después de esta haciendo
esto por algún tiempo, el cuerpo de Tatiana empieza a descontrolarse cada vez más y con cada
movimiento demostraba el gran orgasmo por el que estaba pasando, cuando este término, catalina
empezó a hacer el mismo recorrido besando cada parte de su cuerpo, pero esta vez fue subiendo hasta
encontrarse de frente con los ojos de Tatiana, con su pupila completamente dilatada y con un brillo
nuevo en ellos, después de una gran sonrisa le regalo un beso.

Catalina: te amo hermosa, me haces la mujer más feliz del mundo cuando miro eso brillo en tus ojitos.        

Tatiana: yo te amo más, y este brillito q ves, es gracias a ti –la besa- gracias amor, bueno, ahora si a
dormir-se voltea dándole la espalda a catalina- hasta mañana amor, que descanses

Catalina:-sorprendida- ¿enserio te vas a dormir ya?

Tatiana:-la voltea a ver- si amor, estoy muy cansada, me dejaste sin aliento, además mañana tenemos
q ir temprano a mi casa por las cosas para después irnos a la finca, ¿se te olvido eso o qué?

Catalina:-desconcertada- no, claro que no se me olvido, solo q-caya-

Tatiana: ¿q amor?

Catalina:-resignada- no nada amor, vamos a dormir, q descanses-le da un beso- q tengas lindo sueños.

Tatiana: los tendré porque voy a soñar contigo-le regala una sonrisa y le acaricia con sus dedos su
rostro- eres hermosa, te amo-le da un beso y la abraza- ahora si hasta mañana.

Catalina:-abrazándola- hasta mañana mi amor

Mientras catalina acariciaba el cabello de Tatiana, esta se encontraba recostando su cabeza en su


pecho, tratando de dormir, el silencio gobernó la habitación por algún tiempo, hasta que a los pocos
minutos el silencio se vio interrumpido por la risa de Tatiana.

Tatiana:-riendo- mor, ¿enserio crees que te voy a dejar así?-la besa-


Catalina:-se separa- que mala eres de verdad pensé que querías descansar.

Tatiana: es que si quiero descansar, pero lo que más quiero en estos momentos es hacerte mía.

Nuevamente empezó la faena, pero esta vez era Tatiana quien se dedicó a catalina, con sus besos y
caricias le entrego su ser, sus manos inquietas recorrieron sus cuerpo, mientras sus labios devoraban
su boca, su cuerpo se acomodaba de tal manera que una de sus rodillas quedo rozando la entrepierna
de catalina, la cual a cada roce iba perdiendo el control. Las manos inquietas de Tatiana empezaron a
bajar por todo su cuerpo, deteniéndose en su sexo, empezando a darle pequeños masajes a este, su
boca bajo por su cuello hasta llegar a sus senos, donde se detuvo y empezó a succionarlos y morderlos
suavemente. Catalina completamente excitada comenzó a gemir cada vez más fuerte, haciendo q
Tatiana intensificara sus movimientos, por un momento retiro su mano de su sexo y con esta empezó a
estimular uno de sus pezones. Después de un largo beso apasionado, empezó de nuevo a descender
por todo su cuerpo, hasta llegar a donde quería, su boca empezó a dar pequeños besos a su clítoris, a
los pocos segundo era su lengua la que se encargaba de brindarle este placer, catalina por su parte ya
no aguantaba más, su respiración era cada vez más rápida, y sus gemidos interrumpían el pacifico
silencio de la noche, su cuerpo se movía al compás del estímulo recibido, Tatiana hizo un movimiento
rápido cambiando su boca por su mano, y siguió estimulándola cada vez más rápido, mientras besaba y
mordía su cuello, a los pocos segundo sintió como catalina llego por fin a su orgasmo, y poco a poco le
fue bajando la velocidad a sus movimientos hasta que paro por completo, llevo su mano mojada a su
boca y después de saborearla le dio un beso a catalina.

Tatiana: te amo hermosa, definitivamente eres la mujer de mi vida.

Catalina: y yo a ti, cada día me haces más y más feliz, te amo-la besa y la abraza, después de unos
minutos las dos caen en un sueño profundo.-

La noche trascurrió rápidamente, el sol de la mañana iluminaba ya toda la habitación. Tatiana


lentamente fue abriendo sus ojos y allí estaba catalina abrazada a ella,   despertar a su lado era la
mejor sensación del mundo, sentir sus brazos rodeándola, su piel tocándola y su respiración rozándola,
era algo q no quería que se acabara nunca, el despertar y ver a su lado a tan hermosa mujer y saber
que era solo suya, la motivaba a vivir, a disfrutar más de todo ese amor y lo que más quería era
compartirlo con ella. Lo q más le gustaba era verla despertar, ver como esos ojitos azules empezaban a
abrirse y notar la sonrisa q siempre aparecía cuando sus ojos se encontraban, escuchar el sonido ronco
de su voz diciendo un “buenos días amor”, ver su cabello despeinado y su cuerpo desnudo aferrado al
suyo.

Tatiana: te ves hermosa recién levantada.

Catalina:-riendo- si claro, como no, lo único seguro aquí es q tu eres la mujer más hermosa del mundo,
te amo-la besa- bueno, a levantarse dormilona q tenemos q organizar las cosas para irnos, así q arriba-
se levanta de la cama y la mira- voy a bañarme, ¿vienes?   

Tatiana:-se levanta rápidamente- claro, eso no se pregunta-la sigue-

Después de una larga ducha, salieron y se organizaron para irse a la casa de Tatiana, no sin antes
comer algo antes de salir, ya que el camino hacia la finca era un poco largo, al llegar a la cocina Tatiana
tenían aun algo de pena con rosita, pero poco a poco fue dejándola siendo de nuevo la misma q antes
fue con ella. Al acabar, empacaron las cosas q catalina iba a llevar y se dirigieron a la casa de Tatiana
para recoger lo q hacía falta. Al llegar allí empezaron a buscar las cosas y a empacarlas en medio de
risas, besos y caricias, todo trascurría con normalidad.

Al tener todo la ya listo bajaron y dejaron las cosas encima del mueble mientras se besaban, Tatiana le
rodeaba su cuello con sus manos, mientras catalina se aferraba fuerte a ella agarrando su cintura,
ninguna quería parar, los besos se multiplicaban cada vez más.

Tatiana:-aun besándola- mor…va..mos…ya…mira..la..ho…ra

Catalina:-no..impor…ta…des..pues…nois…vamos-la siguió besando sin dejar que dijera nada mas-


Catalina la fue llevando hacia uno de los muebles y la recostó mientras la besaba, de pronto de manera
inoportuna escuchan tocar la puerta.

Catalina:-enojada- otra vez no, ¿por qué siempre nos pasa lo mismo? No entiendo

Tatiana:-riendo- no lo se amor, pero espérame veo quien, demás q no es nadie importante, vengo en
un rato-se intenta parar, pero catalina la detiene-

Catalina: no mor, hagamos como si no hubiera nadie, en fin quine se va a enterar, quédate si?- le
empieza  a besar el cuello-

Tatiana: no cata, déjame-la separa- demás q ya nos escucharon, mejor voy atiendo al q este allí y ya
vengo, no me demoro-se levanta y organiza un poco su ropa y vuelve a sonar la puerta-

Catalina se queda sin poder hacer nada esperando en el mueble, mientras Tatiana se acerca y abre la
puerta, al hacerlo no puede creer lo que ven sus ojos, quedo impactada con la imagen, no sabía qué
hacer ni que decir, se quedó quieta sin poder emitir ningún sonido.

Sandra: hola hermanita, ¿por qué esa cara?, ¿es que no piensas saludar a tu hermanita?  

Tatiana:-sorprendida- ¿tú que estás haciendo acá?

Sandra: jum, pero q recibimiento tan bueno, hace mucho tiempo q no nos vemos, y ¿así es como me
recibes?

Tatiana: es que no me esperaba verte aquí en mi casa, deberías estar en casa con mama

Sandra: a bueno, de eso te quería hablar, ¿pero es q no me piensas hacer pasar?

Tatiana: eee-escucha la voz de catalina-

Catalina: tati, ¿quién es?-acercándose hasta llegar a la puerta-

Tatiana: eee, pasa Sandra-la hace seguir-

Sandra:-entrando- ¿qué pasa tati? ¿por qué estas así?

Tatiana: no por nada, mira te presento a mi jefe, ella es catalina Campuzano

Catalina:-mira a Tatiana como buscando una explicación- mucho gusto, y ¿tú eres?

Sandra: soy Sandra Arango, la hermana menor de Tatiana

Catalina:-sorprendida- a claro, con razón el parecido-le sonríe-

Sandra: y  ¿eres la jefe de mi hermana?

Catalina: si, pero en estos momentos no lo soy-mira a Tatiana la cual se encontraba completamente
callada- solo soy una amiga mas

Sandra: mm veo, nunca me había hablado de ti, pues no es q yo conozca a todas sus amigas pero si
las más cercanas, bueno en realidad solo le conozco a mariana, de ella ha sido la única q me ha
hablado.

Tatiana:-interrumpe a catalina q iba a hablar- sí, es que hace poco nos conocemos, y bueno que te trae
por acá.

Sandra: es que tengo q hablar contigo acerca de mama, pero ¿será q podemos hablar a solas?-se dirige
a catalina- no es por nada catalina, pero es algo un poco personal.
Catalina: si, no hay problema, igual yo ya estaba por irme-mira a Tatiana, completamente callada y
pensativa- así que, un placer conocerte Sandra, espero volver a verte pronto.

Sandra: lo mismo digo catalina

Catalina: bueno tati, nos vemos después,-empieza a recoger sus cosas- si necesitas algo me llamas-se
acerca y le da un beso en su mejilla- chao

Tatiana: te acompaño a la puerta-abrió la puerta y espero q catalina saliera-oye perdón, apenas pueda
te llamo

Catalina: ok no te preocupes, chao-se fue-

Después de esto se sentó a hablar con su hermana

Tatiana: y bueno, q fue lo que paso, ya me tienes preocupada

Sandra: pues en realidad no es nada grave, pero si es importante, lo que pasa es q mi mama tiene q
hacerse unos exámenes especializados y pues como en la casa no los hacen entonces decidimos venir
para que ella se los hiciera aquí, ya que aquí si los hacen.

Tatiana: espera, ¿ósea q mi mama esta aquí?   

Sandra: aja, ella vino conmigo

Tatiana: y ¿dónde está?, ¿en qué lugar la dejaste? ¿Por qué no me habías llamado?

Sandra: pues claro que te llame unas mil veces ayer cuando estábamos saliendo de casa, porque los
exámenes se los debe hacer rápido, y debe consultar aquí otro médico, así que decidimos venir desde
hoy para poder hacer todo lo más pronto posible, pero tú no contestaste, ¿en dónde te habías metido?

Tatiana:-recordando la noche anterior- es que salí con…-se calló- anoche Sali y se olvidó llevar el
celular, y ¿entonces dónde está mi mama?

Sandra: pues como llegamos esta mañana y no había nadie en la casa, decidí llamar a mariana, pues
como ella es la única amiga q te conozco pensé en ella, y allá la fuimos, en este momento mi mama
esta con ella

Tatiana:-un poco enojada- ¿con mariana?, pero como se te ocurre llevarla allá

Sandra:-sorprendida por la reacción de Tatiana- pues perdón, no sabía q era tan malo el llevar allá,
además no sabía dónde más acudir, tu sabes q en esta ciudad yo no conozco a nadie más, solo a
mariana, y si hubieras estado en la casa esta mañana y si nos hubieras contestado el teléfono la
historia seria otra. A todas estas, ¿tu donde eras que estabas?

Tatiana: eso no importa ahora, lo importante es ir por mama, espérame busco mis cosas y ya vamos
por ella

Sandra: oye pero espera, ella allá está bien, mariana nos ha tratado muy bien, no te preocupes por
ella, más bien dime q es lo q te está pasando estas súper rara, ¿acaso peleaste con mariana o q?

Tatiana: es una historia muy larga y no tenemos tiempo, más bien vamos por mama que después te
cuento.

Sandra: ok

Salieron de la casa, tomaron un taxi y a los pocos minutos estaban en la casa de mariana, tocaron la
puerta y salió mariana a recibirlas.

Mariana: hola niñas, pensé q se iban a demorar mas


Tatiana: ¿dónde está mi mama?

Mariana: hola Tatiana, ¿cómo estás?, yo estoy bien gracias por preguntar

Tatiana: me alegra mucho, y ¿Dónde está mi mama?

Carmen: pero q es esa forma de tratar a tu amiga, esa no fue la forma en la que te eduque señorita

Tatiana:-aliviada- mama-la abraza- que felicidad verte, ¿cómo estás?

Carmen: muy hija, marianita nos ha atendido como nunca nadie lo había hecho, y tu vienes y la tratas
así

Tatiana: perdón mama, es que estaba preocupada por ti

Carmen: pero ¿Por qué? Si estaba en muy buenas manos

Tatiana: si mama, pero no se me preocupe un poco, eso es todo, y bueno, ¿nos vamos?

Carmen: pero que es esta grosería, a ti que te está pasando, mariana nos brinda su casa y nos trata
súper bien y tu ni siquiera le agradeces nada, parece como si estuvieras huyéndole.

Tatiana: no es eso mama, lo q pasa es q no la quiero molestar mas

Mariana: tranquila tati q no es ninguna molestia, si quieres pasa y te quedas un rato con nosotras, mira
q tu mama la está pasando muy bien.

Tatiana: eeeee, no mejor nos vamos ya, no quiero causarte más molestias, ¿vamos mama?

Carmen: pues no, yo me quiero quedar un rato más con mariana, su compañía es muy buena, si tú
tienes mucho afán pues vete, pero yo me quedo con ella.

Tatiana: pero mama-la interrumpe-

Carmen: pero mama nada, si te quieres ir puedes hacerlo, ya después yo veré como llego a tu casa,
pero por ahora me voy a quedar con mariana, así que adiós.

Tatiana: ok mama tu ganas, nos quedamos un rato más, pero deberías estas descansando después de
ese viaje tan largo, pero si eso es lo q quieres pues bueno, eso tendrás-entro a la casa y se sentó en la
sala de estar junto a Sandra-    

Mariana: tati ¿quieres algo para tomar o comer?

Tatiana: no gracias, yo estoy bien

Mariana: ok

Carmen: Tatiana, hablando de todo un poco, tu ¿dónde estabas metida? Te llamamos toda la noche y
esta mañana cuando llegamos a tu casa no había nadie, ¿en dónde estabas señorita?

Tatiana:-nerviosa- no mama, pues lo q pasa es q…-pensado q decir- es que anoche salí con unos
amigos a cenar y ya cuando terminamos me quede en la casa de una amiga porq ya era muy tarde
para irme a la casa.

Carmen: y ¿quiénes son esos?-mariana la miraba fijamente esperando su respuesta-

Tatiana: eee, no pues, son amigos de la oficina

Carmen: y ¿por qué no fue mariana?


Mariana: lo q pasa es q ella está saliendo con altos directivos y pues yo no estaba invitada-Tatiana la
miro seriamente-

Carmen: ¿cómo así? Y tu ¿Por qué estas saliendo con ellos?

Tatiana: no mama lo q pasa es q uno de los socios de la compañía nos invitó a cenar a mi jefe y a mi
en plan de amigos, pues el quería conocernos mas, entablar una amistad con las dos.

Carmen: cuidado con eso hija, tu sabes q lo q buscan los jefes con esas invitaciones es conseguir algo
mas q una simple amistad con su empleado, así que ten cuidado con eso

Mariana: exactamente lo mismo le he dicho, pero no me cree-Tatiana la miraba ya mas rabia q otra
cosa-

Tatiana: pero eso no se da siempre mama, no seas así, ellos son buenas personas, no buscan nada
mas

Mariana: yo no estaría tan segura, pero bueno si tu lo dices

Carmen: si ves hija, hazle caso a mariana q ella también ha pasado por la misma situación ¿cierto
mari?

Mariana: si señora y muchas veces, por eso es q le digo, pero bueno, ella no quiere entender

Tatiana:-enojada- bueno suficiente, no quiero que hablen mal de ellos, porq son unas muy buenas
personas, así que les pido que no hablen sin conocerlos.

Sandra: si mama, déjala ya, además yo acabo de conocer a su jefe, y a mí no me parece una mala
persona, es muy buena gente.

Mariana: ¿conociste a la doctora campuzano?

Sandra: aja, cuando llegue a la casa de Tatiana ella estaba allá

Carmen: y ¿qué hacia tu jefe en tu casa?

Tatiana: ay mama, nada solo me estaba visitando

Carmen: pero espera, ¿no me dijiste q te habías quedado a dormir en la casa de una amiga? ¿Ella era
tu amiga u otra?

Tatiana: es ella misma, solo q me quede en su casa y ya ella me llevo esta mañana a la casa y se
quedó un rato.

Carmen: a ya, ¿y es q son tan amigas que ya hasta te quedas en su casa?

Tatiana: si mama, somos buenas amigas, ¿le ves algún problema a eso?

Carmen: no para nada, solo que se me hace raro, porq tu no nos habías hablado de ella, ¿hace cuánto
se conocen?

Tatiana: hace algunos días

Carmen: mmm está bien, y ¿me decías que es tu jefe?

Tatiana: aja, es la hija del doctor Alberto, se llama catalina campuzano

Carmen: a bueno, entonces ahora q estoy aquí voy a tener la oportunidad de conocerla, pues si es tan
amiga tuya la debo conocer.
Tatiana:-sorprendida- ¿qué?, ¿la quieres conocer?

Carmen: claro, si es amiga tuya la quiero conocer, le quiero dar mi visto bueno

Tatiana: pero mama-la interrumpe-

Carmen: pero mama nada, apenas puedas me la presentas, ¿entendido?

Tatiana:-resignada- contigo no se puede, está bien.

Pasaron unas horas en la casa de mariana, hablaron de todo un poco, Tatiana seguía cortante con
mariana, no quería darle ningún tipo de esperanza, lo único que quería era estar con catalina, pero
estando su mama ahí era muy complicado. Después de estar por un largo tiempo allí por fin se fueron a
su casa, dejando atrás todo lo planeado para ese día con catalina y empezando ahora a pensar cómo
iba a hacer para poder estar con ella. 

CAPITULO 18

Catalina

Después de salir casi corriendo de la casa de Tatiana se fue a su casa a pensar un poco las cosas. La
llegada de la hermana de Tatiana cambiaba un poco todo ya que si su hermana decidía quedarse, lo
más probable era que no podría verla tan a menudo.

El tiempo pasaba y con él las ganas de escuchar las noticias que Tatiana le tenía crecían a pasos
agigantados. Ya no sabía qué hacer, estaba desesperada, el día estaba llegando a su fin y no tenía
ningún conocimiento de lo q estaba pasando. Al ver que no recibía ninguna noticia decidió llamar a
Tatiana a preguntarle, pero tras varios intentos de llamarle a su celular, nunca contesto, así que no le
quede de otra que intentar llamar a su casa y después de algunos timbres escucho una voz q respondía
su llamado.

Sandra: alo buenas noches

Catalina: -sin saber q decir- eeeh buenas noches, me podría comunicar con Tatiana por favor.

Sandra: ¿quién la busca?

Catalina: catalina

Sandra: ¿catalina su jefe?

Catalina:-sonriendo- sí, ella misma

Sandra: ah, hola catalina, hablas con Sandra, la hermana de tati

Catalina: hola Sandra, ¿Cómo estás?

Sandra: yo bien gracias, pero en este momento no te puedo pasar a mi hermana, esta algo ocupada
con mi mama

Catalina:-sorprendida-¿con tu mama?

Sandra: si, es que la está ayudando a organizarse en su habitación, no creo q se demore, si quieres las
llamas más tarde o si gustas le dejas un mensaje y yo con mucho gusto se lo doy

Catalina: mmm ok, eeeh le puedes decir por favor que cuando pueda me llame que necesito hablar con
ella.

Sandra: ok, yo le digo, ¿algo más?


Catalina: no, eso es todo, muchas gracias, q estés bien, chao

Sandra: ok, lo mismo, chao

Al colgar no podía creer lo que acababa de escuchar, precisamente a ese tipo de noticias eran a las que
le tenía miedo, sin embargo, trato de tranquilizarse y esperar a que Tatiana la llamara, pero el tiempo
pasaba y Tatiana no daba rastros de vida, hasta que después de tanto esperar su celular sonó e
inmediatamente contesto sin siquiera mirar el número que la llamaba.

Catalina: alo

Miguel: ¡hermanita de mi alma!, ¿Cómo está la mejor hermana del mundo?

Catalina: -con un tono de decepción en su voz- ,migue eres tu, pensé que era tati, pero bueno, yo bien
y ¿tú que tal?

Miguel: jum pero que, yo pensé que te iba alegrar escucharme pero por lo visto no, ¿qué pasa?, ¿otra
vez está peleando con mi cuñis?

Catalina: no es eso, la verdad no es nada grave, o bueno al menos eso espero, simplemente es que al
parecer llegaron de visita la mama y la hermana de Tatiana, pues llegaron de sorpresa hoy, y desde q
nos encontramos con su hermana esta mañana no he sabido nada de ella.

Miguel: ¿Cómo así? ¿llego tu familia política? No te lo puedo creer,  y de paso ya conociste a tu
cuñada,  y ¡dentro de poco vas a conocer a tu suegrita! ¿no te alegra esa noticia?

Catalina: ja, ja, ja, tan chistosito tú, como se te ocurre que me va a alegar eso y más sabiendo lo difícil
de la situación en la q estamos, estoy muy preocupada por tati, no sé cómo este llevando todo esto.

Miguel: pero ¿Por qué? ¿Qué tiene de malo que su familia este aquí?

Catalina: no hermanito, tu si estás muy lento hoy, pues a ver, que te dijera yo, tal vez sea el hecho de
que yo soy la novia de Tatiana y que su familia no tiene ni la más remota idea q lo soy, o de pronto
podría ser que tal vez si su madre se llega a enterar que está enamorada de una mujer puede que la
decepción que sienta en ese momento le pueda dar algo, pues por lo que me ha contado Tatiana está
muy enferma y no sé si esto le pueda provocar algún daño, ¿ahora si entiendes el porqué de mi
preocupación?

Miguel: mmm, buen punto, no había pensado en eso

Catalina: si, se nota

Miguel: a pero tranquila cata que demás que su mama no va a estar por mucho tiempo acá, lo mas
probable es que venga unos días y ya después vuelva a su casa, no te preocupes por eso.

Catalina: pues Dios te oiga migue, porque si no es así, no sé qué vamos a hacer.

Miguel: pero bueno, ya te dije q no te preocupes más por eso, ya veras que  eso no pasa a mayores, en
fin, yo te llamaba para otro cosita.

Catalina: a ver dime

Miguel: no pues es que estamos aquí en el club con aleja y unos amigos, y pues te quería invitar para
que vinieras a tomarte unos tragos con nosotros, pues la idea era que vinieras con tati, pero viendo las
circunstancias creo q eso no se va a poder, sin embargo, tu si puedes venir, pues si quieres.

Catalina: espera un segundo, ¿me acabas de decir que aleja esta allá y que va a permitir q yo vaya con
tati?
Miguel: eeeh, pues la verdad lo de Tatiana no se lo había dicho, solo que te iba a invitar a ti, pero si
quieres tu sabes que puedes venir con ella, no te cohíbas de hacerlo por aleja ni por nadie.

Catalina: mmm veo, pero igual no creo q vaya o q vayamos, la verdad no tengo muchas ganas de salir
hoy,  y no creo q tati pueda, pero gracias por tu invitación

Miguel: ok, de todas maneras si quieres venir aquí estaremos hasta tarde, entonces si algo llegas aquí
¿listo?

Catalina: ok-escucha una llamada entrante- migue hablamos después que me esta entrando una
llamada, te quiero, chau

Miguel: ok, chau cata, te quiero-cuelga-

Catalina: alo

Tatiana: hola cata ¿cómo estás?

Catalina: -aliviada- tati, mi amor, ya me tenías preocupada, ¿cómo estás?

Tatiana:-hablando bajo- eeeh yo bien, pero no puedo hablar mucho, solo quería decirte que mi mama
está en la casa y por ahora no vamos a poder vernos, perdón, pero esto se me sale de las manos

Catalina: ok, no hay problema, pero ¿a qué vino? ¿Va a estar aquí por mucho tiempo? ¿se…-la
interrumpe-

Tatiana: después te cuento ¿sí?, ahora no puedo, nos vemos en lunes en la oficina, que descanses

Catalina: ok, te amo hermosa

Tatiana:-calla por unos segundos- eeh ok, perdón-cuelga-

Al terminar de hablar una lagrima empezó a bajar por su mejilla casi inconscientemente, a pesar de
saber q Tatiana la amaba, el solo hecho callar lo que sentía por su familia le dolía, la entendía, pero no
por eso el dolor q sentía lo podía controlar. Sus lágrimas salían sin siquiera ella darles permiso, no era
capaz de contenerse, necesitaba sacar todo lo que sentía y esa era la única forma de hacerlo.

Luego de desahogarse, decidió no llorar más, se levantó de su cama, se organizó y se fue para club a
encontrarse con miguel,  necesitaba distraerse un poco y q mejor forma de hacerlo q estando con su
hermano y sus amigos, así q al terminar de organizarse emprendió la marcha hacia allá. Al llegar, se
dirigió al bar y a lo lejos diviso la imagen de su hermano abrazando a Alejandra, poco a poco se fue
acercando, hasta llegar a donde estaban.

Catalina:-asustando a miguel por la espalda- ¡borrachin!

Miguel: ¡hermanita de mi alma, viniste!-le dio un beso en la mejilla, ya se notaba q estaba un poco
tomado- muchachos-llamando la atención de todos- miren, para quienes no la conocían esta es la
mujer más linda del mundo, es la persona q yo más amo, bueno la segunda, porque la primera es mi
aleja-la abraza- pero ella es una de las mujeres más importantes en mi vida, ella es  mi hermosísima
hermana, catalina, pero pilas pues con pasarse con ella muchachos, porque ya está comprometida,
¿cierto hermanita?.

Catalina: pues no sabría decírtelo en estos momentos pero digamos que si

Miguel:-bajando el tono de su voz- ¿cómo así? ¿Qué paso pues con tati?

Catalina: nada hermanito, no me prestes atención, solo estoy molestando.

Miguel: ok, eso espero-dirigiéndose a todos- bueno muchachos, que empiece de nuevo la fiesta.
Así pues empezó a tomar, un trago tas otro y fue conociendo un poco a los amigos de su hermano, al
principio se sintió un poco mal ya que allí estaba Alejandra, y esta no le dirigía la palabra, ni tan
siquiera la miraba, solo se dedicó a estar con su marido y a ignorarla todo el tiempo, pero al pasar los
minutos y posteriormente las horas empezó a olvidarse de todo, el alcohol ya estaba cumpliendo su
labor en ella, se divertía cada vez más, estaba completamente desinhibida y ya estaba perdiendo la
conciencia de sus acciones, de un momento a otro salió del bar con una botella medio llena de vodka en
una de sus manos y se sentó en la acera a tomar, de repente una lagrima empezó de nuevo a rodar por
su mejilla y poco a poco empezaron a salir unas tras otras, mientras recordaba todo lo ocurrido y
seguía tratando de ahogar sus penas con el alcohol, pero al parecer esto era inútil, ya que al trascurrir
el tiempo pensaba cada vez más en Tatiana, todo su ser la sentía y tenía muchas ganas de estar con
ella. Sus pensamientos se centraban solo en ella y el vodka ya casi llegaba a su fin, hasta que sintió q
alguien se le sentó a su lado y le brindo otra botella, al levantar la cabeza y mirar a aquella persona su
reacción no fue la mejor.

Catalina: déjame sola, no quiero nada tuyo

Alejandra: catalina por favor, no seas necia-toma un trago- yo se que en estos momentos me
necesitas-le ofrece de nuevo la botella-

Catalina:-le empuja la mano- déjame en paz-le dice gritando- no ves q no estoy como para ponerme a
discutir contigo, vete, déjame sola-las lágrimas salen sin siquiera sentirlo-

Alejandra:-la abraza- tranquila cata, no llores más, mira q aquí estoy yo

Catalina:-se separa de ella fuertemente- tu no estas y nunca estuviste, a ti solo te importa lo q digan
los demás, no lo q yo siento, así q te pido q te vayas, no quiero nada de ti, lárgate-los sollozos se
hacen cada vez más fuertes-

Alejandra: lo siento, pero no te voy a dejar aquí, y así tu creas q yo no me intereso por ti, no me
importa, yo sé que en estos momentos me necesitas y no te pienso dejar sola.

Catalina: ok, entonces yo me voy-se levanta, pero ya estaba muy tomada y el equilibrio le fallo
haciendo que casi se cayera, pero Alejandra la sostuvo- suéltame-le quita su mano- no necesito tu
ayuda, yo puedo sola-trata de hacer equilibrio pero no puede dar ni un solo paso, su mundo da mil
vueltas y de nuevo casi cae, peor logra mantenerse en pie-

Alejandra: catalina, tú no te puedes ir así, déjame ayudarte-trata de cogerla, pero catalina no se deja-

Catalina: ¡que no!, no te quiero cerca, vete-sigue llorando-

Alejandra: q mujer mas terca- saca su celular y llama a miguel-

Miguel llega a los pocos segundos después de la llamada con unos de sus amigos, al llegar encuentra a
catalina en el piso sentada y llorando, la levanta y la lleva a su carro, y uno de sus amigos que no
estaba tan tomado los lleva a la casa de catalina, al llegar la bajan y la llevan a su habitación, el amigo
se va y quedan miguel y Alejandra cuidando de ella.

Catalina:-completamente borracha- migue, ven por favor

Miguel: dime

Catalina:-lo abraza y se acerca a uno de sus oídos- llámala y dile q la amo

Miguel: ok

Catalina: ¡pero ya!, quiero ver q la llames ya

Miguel: pero cata, está muy tarde, más bien mañana llamamos

Catalina: shhh,-le coloca dos dedos en la boca- no digas más, llámala, además ya es mañana o no?
Miguel:-riendo- ay hermanita, borracha pero consiente, pero no, más tarde la llamamos, ahora
duerme-trata de arroparla-.

Catalina: ¡no!-gritando- yo quiero que la llames ya, y si no lo haces tú lo hago yo-coge el teléfono q
está en su habitación y empieza a marcar, pero miguel le quita el teléfono- dámelo, ella tiene q saber q
la amo, se lo tienes q decir-empieza a llorar- por favor dile q la amo.

Miguel:-la abraza- ya mi niña, no llores más q ella lo sabe, y ella también te ama, deja ya de llorar ¿sí?

Catalina:-lo mira con sus ojos llenos de lágrimas- ¿seguro q ella sabe q la amo?

Miguel: completamente, no te preocupes por eso, ahora vamos a dormir ¿sí?

Catalina: ¿vas a dormir conmigo?

Miguel: no, yo me voy a dormir a mi habitación con aleja

Catalina: no migue quédate conmigo, mira q aleja no me quiere, ella es mala, quédate aquí por favor,
no me dejes sola-suplicándole-

Miguel:-mirando a Alejandra que estaba parada a un lado de la cama de catalina- ok, yo me quedo,
pero entonces déjame llevo a Alejandra a la habitación.

Catalina: no, yo sé que si te vas no vuelves, no te vayas, quédate conmigo-se aferra a el  fuertemente-

Miguel: ok- se dirige a Alejandra hablando en voz baja- vete a la habitación mañana hablamos

Alejandra: ok, hasta mañana-se va-

Miguel se acostó con ella y los pocos minutos se quedaron dormidos.

Al día siguiente, catalina se levantó aun mareada y con mucho dolor de cabeza, daba pasos cortos y se
sostenía para evitar caerse. Entro al baño y después de una larga ducha salió ya un poco mejor, pero
aún se le dificultaba mantener el equilibrio, después de organizarse bajo a la cocina y allí estaba rosita
preparando algo para comer.

Catalina: buenos días rosita, ¿cómo estás?

Rosita: ¡señorita catalina! Yo muy bien gracias, y ¿ud como amaneció?

Catalina: un poquito mareada, pero ya estoy mejor

Rosita: bueno, igual aquí le estoy preparando un caldo bien rico para que se le pase el guayabo

Catalina: muchas gracias rosita, y dime algo, ¿dónde están miguel y Alejandra?

Rosita: aaah, ellos se fueron después de almuerzo, pues como vieron que usted nada q se levantaba
decidieron mejor irse para su casa.

Catalina:-sorprendida- ¿cómo así?, ¿es que q hora es?

Rosita:-mira su reloj-falta un cuarto para las 6:00 de la tarde

Catalina:-alterada- ¿Qué? No puedo creer que haya dormido tanto

Rosita: pues sí, una completa piedra, porque el joven miguel estuvo un rato molestándola y ud ni
sintió.

Catalina:-riendo- ese miguel si es fastidioso, pero bueno, menos mal no logro su objetivo, en fin, oye y
¿no me ha llamado nadie?
Rosita: no que yo sepa, aunque en la mañana llamaron pero el que contesto fue el joven miguel y no
dijo quien fue.

Catalina: ¿y no escuchaste nada que diera indicios de quién era?

Rosita: la verdad no, yo solo sentí el teléfono y ya

Catalina: mm ok, gracias entonces

Rosita: de nada señorita, ¿quiere que le sirva ya? 

Catalina: eeeh, pues no tengo mucha hambre, pero sí, es mejor comer algo.

Después de terminar de comer, se sentía un poco mejor, aunque después de unos minutos se empezó
a sentir cansada, a pesar de haber dormido todo el día sus ojos le pesaban y  el sueño volvió a
apoderarse de ella, sin más se fue a su habitación no sin antes buscar noticias de Tatiana, pero al
marcar a su celular se encontraba apagado y después de dejar que timbrara el teléfono de su casa por
varios minutos una voz ronca y cansada le contesta

Carmen: alo buenas noches

Catalina:- sin saber q decir-

Carmen: alo, ¿hay alguien ahí?

Catalina: eeeh sí, perdón, eeeeh buenas noches, sería tan amable de comunicarme con Tatiana.

Carmen: ella en estos momentos no se encuentra, ¿quién le habla?

Catalina: eeeh su jefe, catalina campuzano

Carmen: a con que usted es la famosa catalina.

Catalina:-sorprendida- ¿famosa?

Carmen: si, lo que pasa es que mi hija Sandra me ha hablado de usted y mi tati también, al parecer
son buenas amigas ¿cierto?

Catalina: si, si señora, y usted es la mama de Tatiana ¿verdad?

Carmen: si señorita, esa misma

Catalina: a bueno, doña…-¿Cómo es q se llamaba?-

Carmen: Carmen mi hijita

Catalina:-eso- doña Carmen, perdón, no me acordaba de su nombre, eeh ¿usted me podría decir si
Tatiana se demora mucho?

Carmen: pues la verdad no se, salio hace rarito con Sandra y marianita a hacer unas compras, yo creo
q no demoran

Catalina:-con un poco de celos- ¿con mariana me dijo?

Carmen: si mi hijita, con marianita, pero eso fue ya hace rato, demás q ya están por llegar.

Catalina:-con mucho mas celos- mmm ok, entonces muchas gracias doña Carmen,  yo ya me despido,
q tenga buena noche

Carmen: pero mi niña no desea dejar algún mensaje o algo.


Catalina: no, no señora, dejemos así

Carmen: está bien, entonces que descanse

Catalina: muchas gracias, lo mismo, hasta luego-iba a colgar cuando…-

Carmen: ay espere mi hijita que al parecer ya llegaron- al fondo se escuchaban muchas risas- tati, mira
tu jefe al teléfono

Tatiana:-agitada- alo

Catalina: hola hermosa, ¿cómo estás?

Tatiana: bien y ¿tu?

Catalina: pues la verdad, maso, pero bueno ya ahora que tengo la oportunidad de escucharte me siento
feliz.

Tatiana: a ya, ¿y para que me necesitabas?

Catalina:-le dolía la forma como le hablaba- no pues solo quería saber de ti, pero veo q estas ocupada.

Tatiana: si, un poquito, te parece si mejor hablamos mañana en la oficina, es que acabo de llegar y
estoy un poquito cansada.

Catalina: ok, y perdóname por interrumpirte, q estés bien y q descanses, aaa y me saludas a mariana,
chau, te amo-y colgó sin dejarla hablar-

Decidió mejor colgarle antes de que Tatiana respondiera, ya que lo que iba a decir no era exactamente
lo que quería escuchar y era mejor eso a que su silencio o sus palabras la lastimaran, además estaba
siendo demasiado cortante con ella, y era mejor dejar así antes q cometiera más estupideces
haciéndole cualquier reclamo o contestándole ofensivamente sabiendo que Tatiana no tenía la culpa y q
su comportamiento estaba justificado por la presencia de su madre y hermana, por eso mejor se calmó
y decidió olvidarse de todo por un momento y caer de nuevo en brazos de Morfeo esperando q sus ojos
vieran un nuevo amanecer y q el siguiente día fuera el apropiado para hablar bien con Tatiana.  

CAPITULO 19

Tatiana

La llegada de su familia la dejo sin saber q hacer, deseaba con todo su corazón poder estar con catalina
y disfrutar de cada momento juntas, pero esto cambiaba todo, no sabía exactamente cuánto tiempo se
quedaría su madre y su hermana con ella, según habían dicho, solo se realizaba los exámenes y volvían
a su casa, pero no sabía a ciencia cierta cuento tiempo tardaría esto; estaba desesperada, no sabía q
hacer ni que decir,  cada vez que escuchaba su celular y veía que era catalina la que llamaba se sentía
morir, no le parecía justo que ella estuviera sufriendo por su cobardía de no aceptar frente a su familia
que la amaba, pero era más el miedo de lo que le pudiera pasar a su madre lo que la detenía a hacerlo,
solo pensaba en eso y sabia q no se podría llegar a personar si a su madre le llegara a pasar algo por
su culpa, así que con el dolor presente en todo su ser, evitaba hablar con catalina y cuando lo hacía era
lo más cortante del mundo, esquivaba por todos los medios posibles el contacto con ella, al menos por
ahora.

Sandra: tati ¿qué te pasa?

Tatiana:-perdida en sus pensamientos- eeh? No, nada

Sandra: el que nada no se ahoga ¿sabías?

Tatiana:-irritada- boba, de verdad no me pasa nada, estoy bien


Sandra: eso no es verdad, yo te conozco muy bien hermanita, desde ayer te noto rara y te vuelves más
rara después de hablar con tu jefe, ¿que te pasa? ¿acaso tienes problemas en el trabajo o q?.

Tatiana:-evadiéndola- no es nada de eso, son solo suposiciones tuyas, no me pasa nada, deja ya de
inventarte cosas.

Sandra: no te creo, a ti te pasa algo, pero está bien si no me lo quieres decir, igual si no me lo dices tú
lo averiguare por mis propios medios.

Tatiana: ay hermanita, tu sí que estas loquita, más bien vete ya a descansar que ya está muy tarde y
debes dormir.

Sandra: jum, pero si yo ya no soy una bebe, ya me puedo quedar despierta hasta tarde, ¿se te olvida
eso?

Tatiana: pues sí, lo tengo muy claro, pero recuerda que mañana debes llevar a mama a hacerse los
exámenes, entonces te va tocar irte a dormir ya-la va llevando hacia su habitación-

Sandra:-resignada- bueno, tienes razón –llegan a su habitación- hasta mañana tati, que descanses y
recuerda que tengo mis ojos puestos en ti-le da un beso en la mejilla- que tengas buena noche.

Tatiana: hasta mañana.

Después de esto, decide acostarse a dormir, pero las palabras de su hermana aun retumbaban en sus
oídos, pensaba ¿Qué pasaría si Sandra se diera cuenta de todo?¿la apoyaría?¿le reprocharía lo que
estaba haciendo?¿se alejaría de ella?¿le contaría a su mama?, estas y otras preguntas invadían su
mente y perturbaban su tranquilidad, aun no sabía que iba a pasar con catalina, estaba demasiado
preocupada por lo que podría pasar. Casi toda la noche se la paso revolcándose en su cama pensando
en todo hasta que su despertador dio el indicio de que ya era un nuevo día y que había llegado el
momento de hablar por fin con catalina.

Al terminar de bañarse y de organizarse, se fue directo a la cocina a prepararse algo, pero al llegar,
estaba ya su madre sirviéndole el desayuno.

Carmen: buenos días mi niña, ¿Cómo amaneciste?

Tatiana: buenos días mi viejita hermosa-le da un beso en su frente- yo muy bien, y ¿tu?, ¿si dormiste
bien?

Carmen: si mija, ya estoy lista para irme a hacer todo lo que me tiene que hacer.

Tatiana: a bueno mami, esperemos que te vaya muy bien, ¿Sandra si sabe a qué centro médico es al
que te debe llevar?

Carmen: si, ella se defiende muy bien en esta ciudad, por eso no te preocupes, además ella ha sido lo
que siempre me ha llevado.

Tatiana: está bien, pero ya sabes que si algo me llamas ¿listo?

Carmen: pero entonces prométeme que si me vas a contestar, que no sea como a tu amiga-jefe que no
le contestas las llamadas.

Tatiana:-sonrojada- no mami tranquila q para ti estoy disponible las 24 horas del día, y bueno, ¿qué
tienes ahí?-señalando su desayuno-

Carmen: tu desayuno mira -se lo entrega- quiero ver eso plato sin nada, ¿entendido?

Tatiana:-sorprendida- ¡mama pero eso es mucho!, yo no soy capaz de comerme todo eso.
Carmen: lo siento mucho, pero lo tienes que hacer, el desayuno es la comida más importante del dia,
así que a comer se dijo y deja de estarte quejando tanto, por eso es que estas así toda flacuchenta
porque no te alimentas bien, pero ahora que estoy acá te va tocar comerte todo lo que prepare, así que
te me sientas me haces el favor y hasta que no termines no te me paras de ahí.

Tatiana: ¡mama!

Carmen: mama ¿qué?

Tatiana: -bajando la cabeza- no nada, que te quedo muy rico-en eso llega Sandra-

Sandra: buen día familia, ¿cómo están?

Tatiana y Carmen: bien

Sandra: oye hermanita, ¿te levantaste con mucha hambre o que?, ¡Qué es todo ese montón de
desayuno!

Tatiana: eso díselo a tu mama q fue la que me lo preparo y la que me está obligando a comérmelo.

Sandra:-riendo- te lo tienes merecido, quien te manda a estar tan flaca, ¿cierto mama?

Carmen: cierto, y mira q aquí está el tuyo-le pasa un plato igual que el de Tatiana-

Tatiana: y entonces a ti porque te sirven también todo eso si tu si estás bien repuestica

Sandra: pues porque tengo q mantener mi línea-se señala su cuerpo lo que provoca que todas rían-
¿qué? ¿Qué tiene?

Tatiana:-riendo- no nada hermanita, siéntate y cállate ya, que calladita te ves más bonita.

Terminaron pues de desayunar y después de eso Tatiana salió a la compañía no sin antes despedirse de
mu mama.

Tatiana: bueno mami ya me tengo que ir-cogiendo sus cosas- nos vemos ahora más tarde, ya sabes
que si necesitas algo me llamas-le da un beso en su frente- que te vaya bien-se dirige a la salida-

Carmen: bueno mija, que la virgen te acompañe, pórtate bien

Tatiana: amen, chau- y se va-

Mientras iba en el camino pensaba en todo lo que le iba a decir a catalina, pero por más que lo
pensaba, no tenía la más remota idea de que decirle, le daba rabia con ella misma por ser tan cobarde,
por no ser capaz de luchar por su amor así como hasta ahora lo ha hecho catalina, a ella no le ha
importado enfrentarse con quien sea por defender su amor, pero en cambio ella, se le presenta la
primera oportunidad de aceptar lo que siente y se lo que hace es esconderse, huir de todo y tratar de
refugiarse en el silencio. El trayecto llego a su fin, ahora solo le quedaba esperar que catalina llegara a
la oficina, pero aún le quedaba algo de tiempo ya que siempre llegaba una media hora antes de la hora
de entrada para tener todo organizado, después de tener listo todo salió de la oficina y se sentó en su
escritorio a esperar mientras se perdía en sus pensamientos, hasta que una voz la saco de ellos.

Mariana: tati, Tatiana, yuju, ay alguien ahí-pasando su mano por su cara-

Tatiana: -alzando su vista- hola, perdón, estaba un poquito distraída

Mariana: si de eso me di cuenta, llevo como 5 minutos hablándote y nada, ya hasta pensaba que
estabas dormida con los ojos abiertos.

Tatiana: algo así, pero bueno, para que me necesitabas.


Mariana: no pues solo quería dejarte eso-le pasa unos papeles- son todos los documentos que la
doctora necesita para hoy, solo los metes en unas capetas separándolos y listo, y también te traía esto-
le pasa una rosa con unos chocolates- bienvenida de nuevo.

Tatiana: muchas gracias mariana, eres muy amable-toma la rosa y los chocolates- y gracias también
por ayudarle a cat.., eee, perdón a la doctora campuzano en estos días de mi ausencia.

Mariana:-riendo- no hay de que, ya sabes que estoy siempre a la orden, oye una pregunta.

Tatiana: si dime

Mariana: ¿cómo está tu mama?

Tatiana: ella está muy bien gracias a Dios, ya hoy empieza a hacerse los exámenes que necesita.

Mariana: y ¿tu como estas?

Tatiana: yo muy bien, gracias

Mariana: pues sí, pero ¿cómo estas llevando esto de que tu mama haya llegado ahora?   

Tatiana: pues hasta ahora bien, todo está trascurriendo normal, como siempre que ella viene.

Mariana: ¿y le piensas contar lo que tienes con la doctora?

Tatiana: eso es algo que no te incumbe, perdóname pero por ahora déjame llevar las cosas a mi
manera, ¿vale?

Mariana: jum, pero que agresividad, pero bueno, yo solo quería ver si te podía ayudar en algo pero
bueno

Tatiana: tranquila mariana que de eso solo me puedo encargar yo, muchas gracias por brindarme tu
ayuda pero no la necesito.

Mariana: ok, no me meto más tus cosas, me voy entonces, que disfrutes los chocolates y la rosa, chao-
se acerca y le da un beso en la comisura de los labios, en ese momento se abre el ascenso saliendo de
el catalina, quien ve toda la escena-nos vemos hermosa-se va-

Catalina: hola-dirigiéndose a Tatiana- ¿cómo estás? Ah pero para que pregunto bobadas si se ve q
estas súper bien-mira a mariana mientras se aleja-

Tatiana: cata-le levanta de su silla- perdón, doctora, podemos seguir a su oficina para hablar.

Catalina:-enojada- no le veo la necesidad, mejor hablamos después-trata de irse pero Tatiana se mete
en su camino-

Tatiana: doctora por favor, es necesario que lo hagamos

Catalina: ya te dije q ahora no Tatiana, ahora vuelve a tu lugar de trabajo y ahora más tarde hablamos,
¿listo?

Tatiana:-resignada- está bien-se dirigió de nuevo a su puesto mientras catalina continuaba su camino
hacia su oficina-

Catalina:-se devuelve- se me olvidaba, me puedes pasar mi agenda por favor.

Tatiana: claro doctora-se la pasa-

Catalina: gracias, y me puedes hacer un último favor de no dejar que nadie me moleste, gracias-se
entró a su oficina-
Solo eso era lo que le faltaba, el solo hecho de saber que catalina había visto lo que había pasado entre
mariana y ella la perturbaba aún más, definitivamente ese no era su día, el tratar de explicar lo que
pasaba y las negativas por parte de catalina la alteraban más, se sentía impotente, le dolía mucho la
forma en que catalina la trababa, pero en el fondo sentía que se lo merecía, pensaba que tal vez lo que
ella estaba sintiendo en esos momentos, era lo mismo que sintió catalina cada vez que ella le hablaba
cortante.

Después de pasar varias horas, no sabía qué hacer, estuvo tentada varias veces de entrar y
enfrentarla, pero después de pensar bien las cosas decidió más bien no hacerlo y continuar ocupándose
con su trabajo para poder mantener su mente alejada de todos esos pensamientos. El tiempo pasaba y
con él se iba perdiendo la esperanza de hablar con ella, sentía una gran desesperación en su cuerpo,
pero no le quedaba más que esperar.

Mariana: -gritando- ¡Tatiana!

Tatiana: -sobresaltada- ¿que?, ¿por qué estas gritando?

Mariana: es que llevo aquí un buen rato y tu nada que respondes, de verdad que estas distraída hoy.

Tatiana: si un poco, y que se te ofrece.

Mariana: oye pero no seas tan grosera.

Tatiana:-enojada- ay no me jodas mariana, sabes que por tu culpa he tenido un problema con-calla- ya
sabes quién-bajando la voz

Mariana: ¿por mi culpa?, mira pues, ¿ahora yo que hice?

Tatiana: pues que nos vio cuando tu te estabas despidiendo y pensó lo peor al ver eso beso

Mariana: pero si eso ni siquiera fue un beso

Tatiana: pues sí, pero lo pareció, y ¿sabes qué? Mejor no me molestes más, que no estoy de genio
como para ponerme a pelear contigo

Mariana: pero si yo no hice nada

Tatiana: no me importa, ahora si no es más, me puedes dejar trabajar, gracias

Mariana: oye pero en qué mundo vives, ya es la hora del almuerzo, antes vine por ti para irnos a
almorzar.

Tatiana:-mira la hora, 12:30 m- sí, tienes razón, pero ve tú, yo no tengo hambre.

Mariana: lo siento mucho, pero me tienes q acompañar, tú no te puedes quedar sin comer, recuerda
que acabas de llegar de una incapacidad y te tienes que cuidar, no queremos que te vuelva a pasar
nada.

Tatiana: no, de verdad no tengo hambre, ve tu

Mariana:- se acerca y la saca de su escritorio- lo siento, pero debo seguir órdenes.

Tatiana:-saliendo empujada por mariana- ¿ordenes?-se suelta- ¿ordenes de quién?

Mariana: pues de tu mama, ella me encargo que comieras bien, porque según ella te ve un poco
delgada y está preocupada por ti, aunque a mí me parece que estas perfecta-la mira de arriba abajo y
suspira- en fin, ¿vamos?

Tatiana: ya te dije q no tengo hambre-se trata de devolver, pero mariana se lo impide agarrándola de
la cintura- oye suéltame-la acerca a ella-
Mariana:-le dice en su oído- o sino ¿qué?

Tatiana: oye no estoy jugando de verdad suéltame-trata de soltarse pero no es capaz- si no me sueltas
ya, voy a empezar a gritar

Mariana: pues grita, pero no te voy a soltar.

Tatiana: -agarrando fuerte sus manos para salir de ella- oye es enserio, ¡suéltame!-dice casi gritando-
sale catalina de su oficina-

Catalina:- las mira- mariana la sueltas por favor

Mariana: lo siento doctora pero no lo voy a hacer, si me toca llevármela alzada y cucharearle lo hare,
pero ella debe ir a comer.

Catalina: tranquila, la puedes soltar, yo me encargo.

Mariana: pero doctora…-la interrumpe-

Catalina: pero nada, vete tranquila que ya yo me encargo de todo.

Mariana: ok, pero que de verdad coma por favor

Catalina: ya te dije q tranquila, -dirigiéndose a Tatiana- coge tus cosas y vamos

Tatiana:-le obedece- ya mari, vete tranquila que con ella estoy bien

Mariana: ¿segura?

Tatiana: completamente, más tarde hablamos

Mariana: ok, nos vemos ahora, hasta luego doctora.

Catalina: adiós mariana-mira a Tatiana- ¿vamos?

Tatiana: vamos-se dirigen al ascensor-

Mientras iban en el ascensor no hablaron, el silencio fue el rey hasta que llegaron al parqueadero de la
compañía.

Tatiana: ¿dónde vamos?

Catalina: a mi casa-le abre la puerta de carro para q entre-

Tatiana:-después de que catalina entrara al carro- cata yo te quería pedir dis…-la interrumpe-

Catalina: tranquila hermosa-se acerca y la besa- wow, como extrañaba tus besos

Tatiana:-confundida- oye pero…-la interrumpe de nuevo-

Catalina: mor, por ahora no hables, no te disculpes, no digas nada, ya llegara el momento, mientras
déjame disfrutar de tus labios-le da un beso tierno, sin afán- te amo hermosa, ahora si vamos a mi
casa-enciende el carro y salen de la compañía-

Tatiana: cata, no te entiendo, tú estabas enojada conmigo esta mañana y ahora estas, ¿normal?

Catalina: pues para serte sincera, si estaba un poquito enojada contigo, pero más lo estaba con
mariana por besarte de nuevo, te juro que si te trate esta mañana así fue porque no quería que mis
celos se apoderaran de mí y te hicieran daño, porque yo se q es ella la que te busca y la que trata por
todos los medios que tú te fijes en ella, pero también sé que a la única que amas es a mí.
Tatiana: en eso tienes toda la razón, tu eres la única a la que amo, pero sabes q en realidad no fue un
beso, fue un casi beso, de verdad no lo vi venir, si lo hu…-la interrumpe-

Catalina: -le toma su mano-si amor, tranquila, yo lo sé, no te preocupes por eso, solo te digo q no me
gusta que ella haga eso contigo, es que de verdad se pasa, mira cómo te tenia ahora, te juro que
estaba a punto de ir y ponerla en si lugar, por favor no permitas que siga así contigo, que mira q hoy
me controle, pero otro dia no se si logre hacerlo.

Tatiana: si amor lo sé, e intentare que nada de esto vuelva a pasar.

Después de pasar algunos minutos hablando de muchas cosas menos de lo más importante, llegaron a
la casa de catalina, al llegar ya tenían todo organizado para el almuerzo, así que empezaron a comer y
a siguieron hablando.

Catalina: bueno, ahora sí, ¿qué es lo que tenías que decirme?

Tatiana: eeeh bueno, es que no sé por dónde empezar-toma aire- bueno, como sabes mi familia está
viviendo en mi casa, mi mama está un poco enferma y por eso tuvo que venir a hacerse unos
exámenes, según ella se los hace y vuelve a su casa, pero no sé cuánto tiempo es el que se van a
quedar aquí, por eso te quería pedir que durante ese tiempo-calla y agacha su mirada-

Catalina: -coge su mano- ¿quieres que mientras este tu familia aquí nos dejemos de ver?

Tatiana: si, pero no, es que es muy difícil que estemos juntas estando mi mama aquí, yo tengo q cuidar
de ella y de mi hermana, y no puedo contarles que tú y yo somos novias, de verdad no puedo-
empiezan a salir unas lágrimas- te amo, pero no le puedo hacer esto a mi mama, ella está enferma y
no quiero que por mi culpa le pase algo, perdóname pero no tengo la valentía para enfrentarme con
ella y decírselo.

Catalina:-secando sus lágrimas- amor tranquila, yo sé que para ti es difícil por la situación en la que se
encuentra tu mama, pero sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites, y pues si lo que
quieres es que no nos veamos mas por un tiempo así será.

Tatiana: es que eso no lo quiero,-aun llorando- yo quiero estar contigo, estos días sin ti han sido un
verdadero infierno, no puedo estar si ti, sin sentirte cerca, sin saber de ti, no te imaginas lo difícil que
ha sido para mí tratarte de esa manera tan fría, sabiendo que por dentro quisiera gritarte todo lo que te
amo.

Catalina: ¿entonces que quieres?

Tatiana: no se

Catalina: ok, entonces debemos pensar en algo para poder estar juntas pero que tu familia no se
entere.

Tatiana: ¿escondernos?

Catalina: pues eso es lo único q podemos hacer, o ¿qué otra opción tenemos?

Tatiana: pues no sé, creo q eso es lo único q podemos hacer, pero entonces como vamos a hacer.

Catalina: ay si ni idea, yo nunca me he escondido de nadie.

Tatiana: perdón por hacerte pasar por esto.

Catalina: tranquila amor, a veces hay que hacer cosas así por las personas que amas y por ti estoy
dispuesta a hacer lo que sea-la besa- así que deja de llorar que ya encontraremos una solución a este
problema.

Tatiana: gracias amor, tenía mucho miedo q no me entendieras


Catalina: no tati, yo te apoyo en lo q quieras, eso tenlo por seguro.

Tatiana: gracias amor,-la besa- pero sabes q desde ahora debemos ser más discretas, además mi
hermana ya está sospechando, ella me conoce muy bien y sabe q me está pasando algo y no quiero
que se dé cuenta, no por ahora.

Catalina: ok amor, como tú digas, ¿entonces cómo vamos a hacer?  ¿Puedo decir q soy una gran amiga
tuya  que soy demasiado intensa y q debes estar conmigo porque además soy  muy inestable y puedo
cometer una locura sino estás conmigo? O mas bien decimos que soy una jefe que te absorbe
demasiado y no te deja descansar y que entonces tienes q trabajar hasta muy pero muy tarde solo
para que yo no te eche, esa puede ser ¿no?

Tatiana:-riendo- ay cata tu si sales con unas cosas q no, no, no, mejor deja así, ya nos inventaremos
algo,  pero lo de la jefe absorbente no es tan mala idea.

Catalina:-también riendo- es que gracias a ti digo muchas bobadas, es que con tal de poder estar
contigo me invento lo que sea, es más, podemos decir q soy lo más dictador de este mundo y que por
eso tienes que estar siempre a mis órdenes.

Tatiana: uy no, si decimos eso de entrada le caes más a mi mama y lo último que queremos es que te
lleves más con tu suegra ¿no?

Catalina: se me había olvidado ese pequeño detalle-rie- pero bueno, entonces tratare de ganarme a mi
suegrita-hace una pausa- wow eso suena raro-las dos rien- igual yo  creo q esa batalla con mi suegra
ya está perdida.

Tatiana: ¿por qué?

Catalina: pues porque ella no va a querer que me lleve a la más hermosa de sus hijas, de pronto si me
metiera con mi cuñada la historia sería diferente

Tatiana:-le da un pequeño golpe- ¡oye! Que te pasa, deja a mi hermanita en paz

Catalina:-riendo- mor como crees q me voy a meter con tu hermana, si a la única mujer que amo es a
ti, a nadie más-le da un beso tierno- además tu eres la mujer más hermosa que he conocido, no te
cambiaría por nadie, pero mi cuñada es bien ¿no?

Tatiana: si, pero está muy chiqui, así que pilas con ella

Catalina:-riendo-ok

Tatiana: oye cata mi mama te quiere conocer

Catalina:-se deja de reír y se queda completamente seria- ¿qué?

Tatiana:-riendo fuertemente- ay no, si te pudieras ver la cara en estos momentos creo q también
estaría muerta de la risa

Catalina:-sonriendo- boba, enserio, q me dijiste

Tatiana: pues q mi mama te quiere conocer

Catalina:-de nuevo seria- ¿de verdad? O me estas molestando

Tatiana: es de verdad, no ves que Sandra se encargó de hacerle saber que eres mi amiga o bueno, más
bien que eres una “gran amiga” mía,-rie- entonces mi mama quedo intrigada porque como eres mi jefe
y yo nunca había tenido ninguna clase de relación con ninguno de ellos, te quiere conocer.

Catalina: wow, si ves que cause una gran impresión en mi cuñadita, por eso es que me está haciendo
barra
Tatiana: ja, ja, ja, tan chistosita tú, enserio cata, pilas con mi hermana

Catalina: te ves hermosa celosa-se acerca a besarla pero Tatiana se quita-

Tatiana: si, celosa, brava, excitada, feliz, triste, como sea sigo siendo hermosa

Catalina: bueno si, pero celosa te ves más hermosa, pero bueno, ya dejo de molestar con tu hermana,
solo q me cayó bien, se ve que es buena persona

Tatiana: si, tiene un gran corazón, en fin,-mira la hora- ya es hora de irnos, ya se deben estar
preguntando en compañía donde estamos.

Catalina: “¿deben estar preguntando?” o mariana se debe estar preguntado donde estamos

Tatiana: mira tú quien es la celosa ahora

Catalina: bueno ya, vamos entonces

Tatiana: oye pero no es para que te enojes, si quieres nos quedamos más tiempo, pero recuerda que a
las 3:00 pm tienes la reunión con el doctor zapata

Catalina: verdad, q pereza, no sé por qué pero zapata no me da buena espina, pero bueno, mi padre
confía mucho en él, esperemos que conmigo logre tener la misma confianza, entonces ¿vamos? 

Tatiana: si, vamos, -mientras salían-oye pero recuerda entonces que tienes que sacar un tiempo para
conocer a mi mama.

Catalina: ¿es q va enserio eso?

Tatiana: pues sí, mi mama es muy insistente, y si no te llevo a la casa es capaz de conseguirse tu
dirección y caerte aquí de sorpresa.

Catalina: ya veo a quien saliste así.

Tatiana: ¡oye!, tu como siempre molestándome-se hace la enojada-

Catalina: ya amor mentiras,-la abraza- solo q me es difícil el no molestarte, pero tratare de no hacerlo
tanto y bueno, pues si mi suegrita me quiere conocer, pues a conocerla se dijo, ¿puede ser este fin de
semana?

Tatiana: no se, yo te aviso, igual no me ha vuelto a decir nada, pero no demora en preguntar por ti,
creo q eso es un tema q le obsesiona, y más porque como me llamas a cada rato eso la intriga más.

Catalina: mira tú, ahora es por mí que tu mama me quiere conocer, yo no tengo la culpa que aquí la
niña presente no me atienda al celular y por eso me toque llamarla a su casa, ahí sí, tú te ganaste esto
solita.

Tatiana: bueno si tienes razón, pero es que no me gustaba contestarte porque sabía que te iba a
contestar mal y no quería que eso pasara, pero bueno, ya lo tendré en cuenta para las próximas veces
contestarte el cel, eso sí, no te prometo que te voy a hablar bonito porque no puedo.

Catalina: ok, por mí no hay problema, con tal que me contestes las llamadas todo está bien.

Pasaron algunos minutos en los cuales llegaron a la compañía, entraron al ascensor y después de llegar
a su piso, al abrirse las puertas de este se encontraron con una visita inesperada.

Tatiana:-se dirige rápido a su escritorio alejándose de catalina- ¿Sandra tu que estás haciendo aquí?
Sandra: nada tati, te estaba esperando, pero veo que andas como ocupada,-mira a catalina- mariana si
me dijo q saliste a almorzar con catalina pero no pensé que fuera verdad, es que tu no eres de esa que
sale con sus jefes.

Tatiana: deja de decir tantas estupideces y dime para que me necesites.

Sandra: -se acerca a catalina- hola cata, ¿cómo estás?-le da un beso en la mejilla-

Catalina:-sorprendida- bien y tu Sandra, ¿cómo te ha ido?

Sandra: pues bien, ha sido una mañana larga pero bien, después de que acompañe a mi mama a
hacerse los exámenes vine a buscar a tati, pero me dijeron que la invitaste a almorzar, ¿verdad?

Catalina:-mirando a Tatiana- eeh, si, lo que pasa es que teníamos que organizar unos pendientes que
teníamos para ahora más tarde y no nos queda más tiempo que el del almuerzo.

Sandra: aah veo, yo pensé que era una salida a almorzar normal entre amigas.

Catalina: no como crees, mientras  estamos aquí mantenemos una relación de jefe-empleado, ya fuera
de las instalaciones si somos amigas.

Sandra: por eso, ¿no salieron pues de la compañía?

Catalina: eeh-Tatiana la interrumpe-

Tatiana: bueno Sandra deja ya de molestar a ca… la doctora, ella tiene muchas cosas que hacer y tu le
estas haciendo perder el tiempo con tus preguntas bobas, ya te dijo q estábamos organizando unas
cosas del trabajo, así que deja ya de molestar-se dirige a catalina- doctora que pena, disculpe a mi
hermana, es que es un poco curiosa.

Catalina: no te preocupes Tatiana, yo entiendo, bueno no siendo más me retiro, un gusto verte Sandra,
que estés bien

Sandra: lo mismo digo catalina, ah no perdón, doctora campuzano.

Catalina:-sonriendo-tranquila Sandra, tú me puedes llamar catalina o cata o como quieras

Tatiana:-casi matando con la mirada a catalina- si hermanita, tú no tienes por qué decirle doctora, solo
yo le debo decir así

Catalina:-reacciona ante la mirada de Tatiana- bueno tu tampoco tati, solo q como estamos en la…-la
interrumpe-

Tatiana: tranquila doctora, yo no le estoy pidiendo ningún tipo de explicaciones, por mí no se preocupe.

Catalina: -se acerca a ella- pero tati tu sabes que es porque estamos en la compañía, por nada más,
deja de ser así conmigo-le acaricia el rostro, se quedan en silencio por unos segundos-

Sandra: cof, cof, -al escuchar, reaccionan y se separan rápidamente-

Catalina: bueno Tatiana ya sabes, si necesitas algo me llamas, ahora si Sandra nos vemos-entra casi
corriendo a su oficina, antes de cerrar la puerta mira a Tatiana y le dice “perdón” sin producir ningún
sonido y se encierra en su oficina-

Sandra: ¿y eso que fue?

Tatiana-ruborizada- ¿qué?

Sandra: pues todo, desde tus escenas de celos hasta la forma con la que ella te trato.
Tatiana:-tratando de ocuparse en algo para que no se notara si nerviosismo- ¿de qué me estás
hablando?

Sandra: no te hagas la tonta Tatiana, que yo lo vi, tu le estabas reclamando por lo que me dijo y ella te
estaba tranquilizando, ¿me puedes explicar que es lo que está pasando?

Tatiana: ay hermanita de verdad, deja de ver tanta telenovela y concéntrate en otras cosas, que
imaginación la que tienes de verdad.

Sandra: no me vengas con eso Tatiana, que se perfectamente lo q vi, así que me vas contando de una
vez

Tatiana:-alzando su voz- que no pasa nada, ya deja de estar viendo cosas en donde no las hay, ahora
dime a que viniste-tratando de cambiar de tema-

Sandra: no puede ser, te gusta tu jefe

Tatiana:-más ruborizada y con muchos más nervios- ¿qué?, estás loca de verdad.

Sandra: si, te gusta, es que mira tus ojitos, se te iluminan cuando hablas de ella, y le hiciste una
escena de celos por mí, -reacciono- noooooooo, a ella también le gustas, por eso se fue a
tranquilizarte.

Tatiana:-nerviosa- bueno ya parala, deja de estar inventando tantas cosas, mira que te pueden oir, no
ves que estas en mi trabajo, aja la voz y deja de estar diciendo tantas bobadas juntas.

Sandra: ¿entonces es cierto? ¿Te gusta y por eso sentiste celos de mí?

Tatiana: no, no fueron celos, no fue nada, deja de molestar y dime a que viniste.

Sandra: a no, primero me cuentas que es lo que esta pasando entre ustedes

Tatiana: no jodas Sandra, ¿no ves que estoy ocupada? A que viniste

Sandra: ok, de esta te salvaste, pero esta noche hablamos y me tienes que contar todo, TODO
¿entendido?

Tatiana: ya deja de molestar y habla

Sandra: bueno, es que mama me dijo que viniera a avisarte que llegaras temprano a la casa que
porque te va a preparar una cena especial y que quiere que invites a tus amigas

Tatiana: ¿y para eso viniste?, no me podias llamar al cel o aquí a la oficina.

Sandra: pues tú crees que no lo hice, y pues claro, como estabas con tu traga (persona q te gusta)
pues ni siquiera contestaste el celular, si lo revisas veras que tienes un montón de llamadas perdidas, y
pues también llame aquí, pero nadie me contesto, entonces mi mama me mando para acá, ya sabes
cómo es ella.

Tatiana:-saca su celular y mira efectivamente 10 llamadas perdidas- si, lo siento, la verdad no lo


escuche

Sandra: sabra Dios que estabas haciendo para no escucharlo

Tatiana: bueno ya, deja de estar diciendo esas cosas, y dime q mas dijo mi mama

Sandra: no pues nada, solo que invitaras a mariana y a catalina, q hoy mismo la quería conocer.

Tatiana:-quedo en shock- ¿Qué dijiste?


Sandra: que mama quiere conocer hoy mismo a catalina, así que ve a decirle q hoy en la casa a las
8:00 pm y que no tarde

Tatiana: pero es que la doctora no creo q pueda hoy, estamos empezando semana y ella mantiene
muchas cosas que hacer, mama no puede estar disponiendo del tiempo de las personas así

Sandra: pues te toco convencerla porque mi mama ya llamo a mariana y ella le dijo que con gusto iria,
ahora solo falta catalina, así que llamala y dile

Tatiana: no pero es que de verdad, no creo q pueda.

Sandra: pues por eso te digo q la llames y le preguntes

Tatiana: no, es que mi mama como me va poner en estas.

Sandra: ay hermanita, tu eres muy lenta-se va rápidamente a la oficina de catalina, Tatiana no logra
alcanzarla, toca y abre la puerta-

Catalina:-sorprendida- ¡Sandra! Dime que se te ofrece.

Tatiana: no la deja hablar- nada doctora que pena la interrupción-trata de sacarla de la oficina pero no
se deja-

Sandra: como que nada, mira catalina lo pasa es que mi mama quiere conocerte-ante esto catalina
pone cara de asombro- y bueno, quiere que sea hoy-su cara cambia de asombro a preocupación- así
que estas cordialmente invitada a cenar hoy en nuestra casa.

Catalina:-mira a Tatiana, la cual le hace señas de que diga q no- eeh, me toma por sorpresa esto, no
sabría que decirte, la verdad no sé si pueda hacerlo porque hoy tengo unos compromisos pendientes

Sandra: pues yo creo q lo mejor es que los canceles, porque a mama no le gusta que le dejen las cosas
preparadas.

Tatiana:-regañándola- Sandra que te pasa, no ves que la doctora es una mujer muy ocupada, no puede
estar cancelando sus compromisos así como así, además a tu no tienes ningún derecho de hablarle así-
se dirige a catalina- que pena doctora, es que como ve mi hermana es un poco mal educada, sino
puede pues no puede, ya será otro día.

Catalina:-siguiendo sus instintos- pues bueno Tatiana, igual no es algo importante lo que tengo q hacer
hoy, así que Sandra,-la mira- dile a tu mama que allí estaré-mira a Tatiana y ahora es ella la que
expresa preocupación en su rostro-

Sandra: si ves tati que no era gran cosa, bueno cata entonces nos vemos a las 8:00 pm en la casa de
tati, ya sabes con llegar ¿verdad?

Catalina: si claro

Sandra: a verdad que allí fue donde nos conocimos, que pregunta tan boba la mía,-catalina sonríe ante
el comentario- bueno, entonces nos vemos allá, por favor no llegues tarde q mama odia la
impuntualidad.

Catalina: ok, allí estaré puntual

Sandra: bueno, ahora si que estés bien, chau-sale de la oficina-

Tatiana:-furiosa- ¿tú estás loca o qué? Como se te ocurre meterte así a la oficina de la doctora y tras
de eso casi obligarla a que vaya a la cena con mama, eres una mal educada

Sandra: ay hermanita, era eso o dejar q mi futura cuñada empezara a perder puntos con mi mama.
Tatiana:-gritándole- que deja de estar diciendo ya esas cosas, déjame en paz y vete ya.

Sandra: ok, como quieras, nos vemos en la noche, ya sabes tienes que llegar temprano a la casa

Tatiana: adiós Sandra

Sandra: chau hermanita-le da un beso en la mejilla y se va-

Después de algunos minutos de estar pensando en lo que había pasado, decide por fin acercarse a
hablar con catalina, así que la llama.

Catalina: dime Tatiana

Tatiana: doctora ¿será que podemos hablar de lo que paso ahora?

Catalina: si claro tati pasa

Tatiana:-entrando a la oficina y sentándose- cata perdón, de verdad no fue mi intención que esto
pasara a si, te lo advertí, mi mama es así y yo no pude hacer nada.

Catalina: tranquila amor, igual no pasa nada, solo somos amigas ¿no?

Tatiana: pues para mi mama si, pero para Sandra no

Catalina:-sorprendida- ¿qué? ¿Cómo así? ¿Qué paso?

Tatiana: pues nada, solo que al ver nuestro comportamiento hace un rato empezó a pensar en montón
de cosas y hasta te dijo “cuñadita”

Catalina:-riendo- “¿cuñadita?” interesante eso, entonces no dijo nada mas

Tatiana: no solo que le tenia que contar todo esta noche, pero no se que hacer.

Catalina: bueno amor si quieres contarle lo de nosotras pues ya sabes que yo estaré ahí para apoyarte,
pero sino pues no hay problema, todo debe ser a su debido tiempo y si no te sientes preparada pues
podemos esperar.

Tatiana: gracias cata, lo pensare, no se si sea conveniente que ella sepa, peor bueno, como dices tu
todo a su debido tiempo, ahora bien, si no puedes ir a cenar hoy, no hay problema, yo le digo a mi
mama que se te presento algo a ultimo minuto y que no pudiste venir, o no se, me invento algo

Catalina: no amor como crees, allí estaré no te preocupes, yo sabré como esquivar las preguntas de mi
suegrita, por eso no te preocupes.

Tatiana: cata, es que hay una cosa mas-calla-

Catalina:-le toma la mano- que pasa amor

Tatiana: también está invitada a la cena mariana, es q mama la quiere mucho, pues es que ella ha sido
mi única amiga desde que llegue a esta ciudad, así que mi mama le tomo un gran aprecio y pues la
invito hoy a cenar que porque según ella quería tener a mis amigas en la cena y de paso conocerte a ti

Catalina: mmm veo, pero bueno, que mas le vamos a poder hacer, ojala y a mariana no se le salga
nada de lo nuestro en la cena porque ahí si nos jodimos.

Tatiana: no como crees, yo ahora voy a hablo con ella para que no diga nada, por eso no te preocupes.

Catalina: ok, entonces no se diga más, a las 8:00 pm en punto en tu casa


Tatiana: aja, allá te espero, bueno me voy, aah se me olvidaba, ya están listas las carpetas con los
documentos que necesitas para la reunión, ahora mismo las voy a colocar en la sala de juntas y mira,
esta es la tuya, para que la revises desde ya.

Catalina: ok amor muchas gracias

Tatiana: bueno, nos vemos al rato-hace ademan de irse-

Catalina: -la toma del brazo- oye espera, ¿no me vas a dar ni un besito?

Tatiana: cata estamos en tu oficina, este es un lugar de trabajo, no podemos hacer esto.

Catalina: pero nadie nos va a ver, además es solo un besito nada mas-se acerca-

Tatiana:-tratando de alejarse- cata no, aquí no

Catalina:-suplicando- uno nada más, ¿sí?

Tatiana: ok, pero solo uno- se acerca y le un beso lento sin afanes y se separa y se va- te amo-sale de
la de la oficina

Al salir de la oficina se dirigió a la sala de juntas a llevar las carpetas y de paso se dirigió al escritorio
de mariana para hablar con ella.

Tatiana: mari hola

Mariana:-alegre- ¡Tatiana! Hola, y ese milagraso que vienes a visitarme  

Tatiana: es que necesito hablar contigo de la cena de hoy

Mariana: a si claro, tu mama me llamo hoy a invitarme, y si no estoy mal también invito a la doctora
¿verdad?

Tatiana: si, y precisamente veía hablarte de eso, pues como tu supondrás ni mi mama ni mi hermana
saben q –baja la voz- cata y yo tenemos algo-vuelve a su tono natural- entonces te quería pedir el
favor que no hagas ningún tipo de comentarios que puedan llegar a hacer pensar lo que pasa

Mariana: claro, por mi no hay ningún problema, tranquila q de mi boca no saldrá nada

Tatiana: ok mari muchas gracias, entonces nos vemos en la noche, que tengas buena tarde-se va-

Ya al tener todo organizado con mariana y catalina solo le quedaba esperar que llegara la noche para la
dichosa cena, nunca imagino que las cosas se dieran tan rápido, pero al parecer todo lo que tenía que
ver con catalina era así, rápido, sin tiempo de pensar, solo sentir. Sabiendo esto se dedicó a terminar lo
más pronto posible su trabajo para poder acabar pronto y así poder ir a su casa para ayudar a su
mama con la cena, aunque el nerviosismo ya estaba apoderado de ella, no le quedaba más que respirar
profundo y esperar a que todo fuera bien.

CAPITULO 20

Catalina

Luego de saber que iba a conocer  a su suegra estaba hecha un mar de nervios, trataba de ocultarlo y
lo hacía muy bien, pero por dentro se estaba muriendo, el solo hecho de saber que iba a estar ahí con
la mama de Tatiana y con su hermana q ya sospechaba algo, le daba un miedo tremendo ya que no
sabía si iba a ser capaz de ocultar sus sentimientos, sabiendo que Tatiana iba a estar ahí, tan cerca
pero al mismo tiempo tan lejos, pero iba  a estar ahí y eso la mortificaba, no le quedaba más que
resignarse y tranquilizarse, ahora lo que importaba era tratar de caerle bien a la mama de Tatiana, eso
era algo que mariana tenía muy bien ganado, o bueno, eso era lo que parecía, ya que el solo hecho de
que ella también estuviera invitada, y según Sandra invito a las “amigas” de tati, era porque la mama
ya tenía una empatía con ella, así que estaba decidida a mostrarse lo mejor posible para al menos
tener algo ganado con su suegra.  

La tarde iba pasando entre reuniones y trabajo acumulado, los minutos se iban rápidamente y el
nerviosismo aumentaba, catalina trataba por todos los medios de tranquilizarse pero no podía, nunca
antes se había sentido tan nerviosa, miraba la hora a cada rato, veía como las manecillas del reloj se
movían rápidamente, solo deseaba que el tiempo se parara por tan solo un momento y tener un poco
mas de este para organizar sus ideas, pero no, el tiempo seguía y la hora acordada llegaba.

Tatiana:-toca la puerta de la oficina pero no responden- doctora-la llama- doctora-sigue tocando pero
nada así que decide entrar y ve a catalina sentada y pensativa- doctora que pena la interrupción

Catalina:-asustada- tati por Dios q susto me has pegado

Tatiana: pero es que te estuve tocando la puerta y no decías nada, por eso entre, perdon, no era mi
intención asustarte.

Catalina: no tranquila no te preocupes, ya estoy bien-toma agua-

Tatiana:-entra del todo y cierra la puerta- ¿oye que te pasa?, estas como pálida

Catalina: no es nada, estoy bien.

Tatiana: ¿bien?, no te ves nada bien, ven, llamemos al enfermero a que venga a revisarte-coge el
teléfono pero catalina la detiene-

Catalina: mor no es nada, tranquila, ya se me pasara

Tatiana: espera, ¿estas así por la cena con mi mama?-lo dice con un tono de burla-

Catalina: eeh, no, como se te ocurre, yo estoy bien

Tatiana:-riendo- nooooo, ¿estas nerviosa?- le toca la mano y la tiene fría- es que mírate, hasta las
manos las tienes frías.

Catalina:-seria- que no, estoy bien, deja de molestarme

Tatiana:-riendo- ay no, si pudieras verte yo creo q estarías igual que yo-se sienta a reírse-

Catalina:-enojada- bueno ya deja de burlarte, o acaso tengo q recordarte como estabas cuando le
íbamos a decir a mi familia lo nuestro, yo creo q estabas igual o peor.

Tatiana:-tratando de aguantarse la risa- bueno si, tienes razón, pero te ves muy chistosa-vuelve a reír-

Catalina: oye me vas a poner mas nerviosa si te sigues riendo

Tatiana: bueno ya-aguantando la risa- no espérame me rio otro poquito y después si me pongo seria-
riendo- bueno-seria- listo, ya amor no te preocupes q no va a pasar nada, igual mi mama solo te quiere
conocer, además recuerda que para ella solo somos amigas así q no te preocupes

Catalina: pues si yo sé, pero el solo hecho de imaginarme que voy a pasar por esto 2 veces me da de
todo.

Tatiana:-confundida- ¿2 veces? ¿Por qué 2 veces?

Catalina: pues esta primera que me vas a presentar como amiga, y la segunda será cuando me
presentes como novia, yo creo q ahí si muero lento-rie-

Tatiana:-seria y callada-
Catalina:-al darse cuenta de lo que había dicho se acerca y le toma la mano- amor estoy molestando,
no me prestes atención, ya sabes que todo va a ser como y cuando quieras.

Tatiana: si cata yo sé, solo que no me parece justo para ti todo lo que estoy haciendo, esto es solo un
acto más de cobardía por mi parte y …-catalina la calla con un beso-

Catalina: y nada, olvídate de todo esto, ya llegara el momento indicado para hacer las cosas como las
queremos hacer.

Tatiana: ok, ya te había dicho que te amo

Catalina: no, pero lo suponía, es que es difícil no amarme-rie-

Tatiana:-riendo- ay cata, tu siempre sales con tus bobadas

Catalina: no son bobadas son verdades, pero si no me quieres creer pregúntale a cualquiera.

Tatiana: para que preguntar a alguien más si yo misma me puedo responder esa pregunta-la besa
lentamente-

Catalina: yo también te amo tati, pero mira la hora, vamos a llegar tarde a la cena de mi suegrita, y
mira que tengo que empezar a ganarme puntos con ella-rie-

Tatiana: si tienes razón, pero quiero quedarme más tiempo contigo, estos días no he podido hacerlo y
ya me haces falta-la abraza fuerte-

Catalina: y tú a mí, pero hay que darle tiempo al tiempo, además tranquila que ya nos inventaremos
algo para poder estar así por mucho más tiempo.

Tatiana: si, tienes razón, bueno-se separa de ella- entonces me voy, a bueno, primero que todo doctora
campuzano, será que me puede dar permiso para irme hoy más temprano.

Catalina: mmm, no se Tatiana, es que creo q todavía hay mucho trabajo-coge unos documentos- mira,
todo esto es para mañana, yo creo q lo mejor sería que te quedaras y que me ayudaras a solucionar
esto.

Tatiana: por mi encantada, pero es que mi mama es una persona un poquito brava y si no llego a casa
temprano me regaña-al decir esto no pudieron aguantar la risa-

Catalina: ¿tan grande y te dejas regañar así de tu mama?

Tatiana: es que con ella es imposible, hay q hacer lo que nos dice o sino nos atenemos a las
consecuencias.

Catalina: bueno siendo así tienes el permiso, es más, yo también me voy a dar un auto permiso para
ver si no hacemos enojar a tu señora madre.

Tatiana: ok, pero doctora y los papeles que necesita para mañana.

Catalina: en realidad solo eran una excusa para que te quedaras, pero no funciono-sonrie- pero para
mañana si te tienes que quedar, definitivamente estos documentos necesitan de tu ayuda.

Tatiana: ok, entonces me voy doctora, que tenga una buena noche, con permiso.

Catalina: Tatiana, espera, se te olvido algo-se acerca a ella-

Tatiana:-buscando con la mirada- ¿qué?

Catalina: esto-le da un beso que dura algunos minutos- ya, ahora si te puedes ir.
Tatiana: te amo, nos vemos en la casa, chau

Catalina: y yo a ti, bye –antes de salir de la oficina-tati espera.

Tatiana:-se detiene y la voltea a ver- ¿qué?, se me olvido otra cosa.

Catalina:-riendo- sí, eres medio olvidadiza, no mentiras, pues te quería preguntar si te llevaba a tu
casa, pues igual yo también ya me voy, entonces no sé si quieras.

Tatiana: mmm, no sé si sea buena idea, que tal que mama te vea y te haga entrar de una vez

Catalina: no creo, seremos cautelosas, si quieres te puedo dejar una o dos cuadras antes para que no
se den cuenta, ¿sí?

Tatiana: eeeh, ok, entonces ¿vamos?

Catalina: vamos-coge sus cosas y salen-

Mientras iban en el carro hablan de todo un poco, ya catalina estaba un poco más tranquila, el estar  al
lado de Tatiana la tranquilizaba, pero el camino se hacía cada vez más corto y ya se estaba llegando la
hora de despedirse.

Tatiana: mor me puedes dejar aquí

Catalina: pero todavía falta mucho, déjame te dejo un poquito más cerca, así no caminas tanto

Tatiana: ok, pero no tanto.

Catalina:-tres cuadras más adelante- aquí puede ser-fue parqueando-

Tatiana: no pues por poco me dejas en la puerta de mi casa.

Catalina: bueno pero no lo hice, además todavía faltan 2 cuadras para llegar a tu casa, puedes estar
tranquila por eso.

Tatiana: ok, entonces ya me voy, ya sabes a las 8:00 pm en punto, no llegues tarde.

Catalina: ok amor, aquí estaré puntual

Tatiana:-se acerca para besarla pero catalina la esquiva recibiendo en beso en su mejilla- oye pero que
pa…-la interrumpen-

Sandra:-asomada por la ventanilla- ¿hola muchachas cómo están?

Tatiana: -sorprendida- ¿tú qué haces aquí?

Sandra: no pues mi mama me mando a la tienda a comprar unas cosas y pues vi el carro de catalina y
me acerque a saludar, ¿Por qué? ¿Interrumpí algo?

Tatiana:-se baja del carro muy nerviosa- no nada, ya nos estábamos despidiendo

Sandra: ¿pero por qué te bajas aquí si la casa queda unas cuadras mas adelante?

Tatiana: porque la doctora tiene que ir a  su casa y desde aquí le queda más derecho, así que no
preguntes más y vámonos-la hala-.

Sandra: no pero espera –se suelta y se asoma de nuevo en la ventanilla- cata, ¿si vas a venir a la
cena?

Catalina: si claro, ya voy para mi casa a organizarme.


Sandra: ok, organízate entonces para que quedes bonita, aunque bueno, eso en ti no hace falta, así
como estas podrías irte a presentar a mi mama e igual te verías hermosa.

Catalina:-sonrojada- eeeh gracias

Tatiana:-celosa- bueno, ¿será que ya nos podemos ir?

Sandra: si claro, vamos, -se dirige a catalina-nos vemos ahora, te cuidas, bye

Catalina: ok, q estés bien, adiós-busca con la mirada a Tatiana pero esta la está evadiendo- tati-la
llama y logra obtener su atención- nos vemos ahora más tarde, adiós.

Tatiana: adiós doctora que este bien, y gracias por traerme.

Catalina: ok, no es nada, cuando quieras, bueno, se cuidan-y arranca-

No se esperaba esto, solo le daba gracias a Dios porque alcanzo a ver que Sandra se acercaba antes de
que Tatiana la besara y por eso alcanzo a esquivarla a tiempo, no quería por nada del mundo que las
cosas se complicaran más, no pretendía que Tatiana tuviera que enfrentarse a esto ya, quiera que todo
fuera llevado con calma, tranquilamente, sin apresurarse a nada, esperaba que Tatiana tuviera el
tiempo necesario para organizar sus ideas y así poder hablar y demostrar libremente todos sus
sentimientos.

Al llegar a su casa se fue directo a su habitación, dejo a un lado todas sus cosas y se dio un baño, al
ver que tenía tiempo suficiente se quedó un rato algo largo en el cual trataba de relajarse, pero sus
intentos eran fallidos, estaba demasiado estresada, pero poco a poco se fue haciendo a la idea que
debía estar tranquila y de paso brindarle esa tranquilidad a Tatiana. Los minutos pasaban y la hora se
acercaba, ya estaba lista lo único que hacía falta era llevarle un presente, así que salió de su casa con
anticipación para comprar una botella de vino, no sabía muy bien si este iba a ser un buen presente o
no, pero no sabía que más llevar, el nerviosismo no la dejaba pensar. Después de comprarlo, se dirigió
a la casa de Tatiana, miro el reloj y tenía buen tiempo, después de algunos minutos en carretera llego,
parqueo el carro donde siempre y después de tomar aire por varios minutos bajo del carro trayendo
consigo la botella de vino, miro su reloj, faltaban pocos minutos para la hora acordada, se paró
enfrente de la puerta, tomo aire y toco, después de unos segundos se escuchó como abrían la puerta
estando detrás de ella Sandra.

Sandra:-la mira de pies a cabezas- wow, cata, estas hermosísima y súper puntual,-baja el tono de su
voz y se acerca un poco- ya vas ganando puntos-su voz vuelve a la normalidad- sigue.

Catalina:-sonrojada y nerviosa- gracias- entra a la casa-

Sandra: tati mira quien llego-Tatiana voltea y al verla le sonríe y se dirige a ella-

Tatiana: hola-le da un beso en la mejilla- ¿cómo estás?

Catalina:-nerviosa- eeeh, creo q se me nota ¿no?-todas ríen-

Tatiana: ya tranquila que mi mama no come personas-le sonríe-

Catalina:-le devuelve la sonrisa- gracias, eeh mira-le pasa el vino- no sabía que más traer así que he
decido traer esto, ¿será que le gusta a tu mama?

Tatiana: la verdad ni idea, demás q si

Catalina: mmm ok, esperemos que así sea-suena la puerta-

Sandra: y llego la otra invitada-se dirige a la puerta-

Tatiana: ven, siéntate que mama ya viene,-la lleva a la sala de estar- solo esperábamos por ustedes-se
sientan-
Catalina: ok-moviendo las piernas- estoy un poquito nerviosa

Tatiana: -le toma la mano- ya, tranquila que me tendras siempre a tu lado.

Mariana: buenas noches, ¿cómo están?

Tatiana: hola mari-se para a saludarla y le da un beso en la mejilla- bien y ¿tu?

Mariana: muy bien gracias, y ¿dónde está tu mama?- la busca con la mirada-

Tatiana: está arriba terminándose de organizar, no demora.

Mariana: mm ok, oye mira traje esto-le entrega una cajita-

Tatiana:-lo mira- ¿oye como sabias q es el postre preferido de mi mama?

Mariana: para que veas que estoy bien informada.

Tatiana: eso veo, bueno, espérenme un segundo voy a dejar esto a la cocina y ya vengo, mari toma
asiento-se fue-

Mariana: ok-se sienta enfrente de catalina- buenas noches doctora

Catalina: buenas noches mariana

Tatiana:-vuelve- muchachas me esperan otro momentico voy a ver que le paso a mi mama que no
baja.

Catalina y mariana: ok

Mientras Tatiana se iba, la sala iba quedando en un silencio completo, catalina solo se dedicaba a mirar
por todos lados, mientras que mariana se fijaba directamente en lo que hacía catalina, después de
pasar algunos segundos sin que se dijera nada, Sandra rompió el silencio.

Sandra: ¿pero ustedes es que no tienen ningún tema de conversación o que?-catalina le sonrie pero no
dice nada-

Mariana: es que la doctora y yo casi no nos hemos relacionado, solo tenemos un trato meramente
laboral.

Sandra: ¿cómo así? ¿Ustedes tres no son amigas? Yo pensé que eran todas amigas

Mariana: no, las dos somos amigas de Tatiana, pero la doctora y yo solo somos conocidas.

Sandra: mmm veo, pero si se la llevan bien o ¿no?

Mariana:-mira fijo a catalina y duda en la respuesta- eeh, no hemos tratado mucho como para saberlo.

Sandra:-se dirige a catalina- oye cata pero di algo, ¿a ti te cae bien mariana?       

Catalina:-sin saber que contestar- pues como dice ella, no nos hemos conocido mucho como para saber
si me cae bien o mal.

Sandra: pero como no si trabajan juntas, ustedes es que no tienen integraciones de trabajo o algo así
para conocerse todos.

Catalina: pues si, pero como yo soy nueva en la empresa pues no he tenido la oportunidad de socializar
mucho con los empleados, es mas que todo por eso.

Sandra: aaa veo, y cuan…-llega Tatiana y la interrumpe-


Tatiana: ay hermanita, tu si eres preguntona, deja ya de molestarlas y deja un poquito de preguntas
para mi mama.

Sandra: jum pero que, tu nunca me dejas seguir preguntando, ¿acaso tienes miedo de que con mis
preguntas averigüe algo que no me quieres contar?-todas se miran-

Tatiana: ya deja de molestar tanto y más bien ven y me ayudas a traer a mama-la levanta de la silla,
se alejan y Tatiana le empieza a hablar bajo- oye, te voy a pedir encarecidamente que evites ese tipo
de comentarios cuando mi mama este con nosotras, ¿me podrías hacer solo ese favor?

Sandra: ok, pero entonces luego me dices por qué, ¿listo?

Tatiana: por lo visto no me vas a dejar en paz hasta que sepas lo que quieras saber.

Sandra: exacto, entonces por ahora me quedo calladita, pero más tarde me cuentas todo.

Tatiana:-resignada-ok, contigo definitivamente no se puede, te odio.

Sandra: no digas mentiras que yo sé que me amas-la abraza- vamos pues por mi mama que ya debe
estar enojada porque no le ayudamos a bajar

Catalina y mariana esperaban pacientemente mientras escuchaban la conversación que tenían Tatiana y
Sandra, catalina se encontraba un poco  ansiosa ya que al parecer hacía falta poco para que Tatiana
hablara con Sandra, esto no se lo esperaba, pero si así iba a ser, era porque así debía ser, mientras
tanto mariana solo se dedicaba a observarla y esto ya estaba molestando a catalina, no se aguantaba
más el sentirse vigilada.

Catalina: -encuentra su mirada con la de ella-¿qué es lo que tanto me ves?

Mariana: nada, solo que está muy bonita hoy.

Catalina:-con cara de confusión- eeh ok gracias, pero por favor deja de mirarme tanto que ya me estas
poniendo más nerviosa de lo que estoy.

Mariana-en tono de burla- ¿más? Yo creo q eso es imposible, si se le nota a mil kilómetros de distancia
como esta.

Catalina: bueno, por eso mismo deja de mirarme así que me pones mucho peor.

Mariana: como diga doctora.

Catalina: dime catalina, no tienes por qué decirme “doctora” estando fuera de la compañía, y también
me puedes tutear, bueno si no te molesta.

Mariana: ok, como digas catalina.

Catalina: así está mejor, oye quería decirte algo antes de que lleguen todas, sé que no es momento ni
el lugar pero quisiera pedirte que lleváramos la fiesta en paz, sé que no hemos tenido una muy buena
relación que digamos, pero hagamos esto por tati, mira que con familia aquí es todo más complicado,
hagámoslo por ella ¿sí?.

Mariana: está bien, a mí también me parece pertinente que estemos “bien” en estos momentos, por mí
no hay ningún problema, pero que esto no te de falsas expectativas, porque seguiré luchando por ella.

Catalina:-la mira fijamente- contigo definitivamente no se puede-llega Tatiana junto con sandra y su
mama, las dos se levanta rápidamente-        

Mariana:-eufórica- ¡doña Carmen! Mírate nada mas como estas, bellísima como siempre-le da un beso
en la mejilla-
Carmen: hola mijita, tú también estas divina, me alegra mucho que hayas podido venir-mira detrás de
mariana y allí estaba catalina- hola, tú debes ser catalina ¿verdad?

Catalina:-nerviosa- si señora, mucho gusto, catalina Campuzano-se acerca y extiende su mano pero
carme la abraza y ella recibe el abrazo sorprendida-

Carmen: mucho gusto mija, Carmen Estrada-se separa de ella y la mira fijo a los ojos- por fin conozco
a la famosa catalina, mira que apenas llevo unos días aquí y ya mis dos hijas hablan mucho de ti, de
verdad ya tenía muchas ganas de conocerte.

Catalina: eeh bueno, no sabía que era tan conocida aquí-mira a Tatiana y a Sandra- espero que hayan
hablado bien de mí.

Carmen: claro que lo han hecho, más que todo Sandra, ella si desde que te conoció me hablo de ti, al
parecer le diste una buena impresión-catalina mira a Sandra con una sonrisa- Tatiana también poco a
poco le he ido sacando información porque como sabes,  ella es un poco reservada-ríen-

Catalina: me alegra mucho saber eso, el poco tiempo que conozco a sus hijas también me he llevado
una buena impresión de ellas, déjeme decirle que tiene unas hijas excepcionales.

Carmen: lo se mija, por eso es que las cuido tanto para que no venga cualquiera a endulzármeles el
oído y se me las lleve, ella son únicas y como tales se merecen alguien igual o más especiales que
ellas.

Catalina: en eso si tienes toda la razón.

Tatiana: bueno ma, vamos ya a cenar que a eso fue que vinimos ¿no?

Carmen:-regañándola- deja de ser mal educada Tatiana, no ves que estoy hablando con catalina.

Tatiana:-agachando la cabeza- si señora, perdón-levanto la mirada en dirección a catalina y tenía una


sonrisa dibujada en su rostro-

Carmen: bueno, entonces ¿vamos a la mesa?

Todas: si vamos

Empezaron pues la cena, hablan de cosas sin importancia, las que más hablan eran Sandra y Mariana,
mientras que catalina solo se dedicaba a mirar a Tatiana y a contestar una que otra pregunta. Al
terminar la cena se dirigieron de nuevo a la sala de estar y ahí si empezó Carmen a bombardearla con
preguntas.

Carmen: y bueno catalina, cuéntame cómo conociste a mi hija.

Catalina:-recordando el día en que se conocieron- no pues la primera vez que vi a Tatiana casi me hace
dar un infarto de la rabia que me dio cuando no me dejo entrar a mi oficina.

Carmen: ¿cómo es eso?

Catalina: -les conto toda la historia y empezaron a reír-

Carmen: ay no mija- diciéndole a Tatiana- si ves, eso te pasa por no relacionarte con las personas de la
empresa.

Tatiana: es que yo si me relaciono con las personas de la empresa, la q no se relaciona con nadie en
catalina, yo si sabía de su existencia, pero nunca llegue a imaginar que ella iba a ser la sucesora del
doctor Campuzano, es más, ni siquiera la conocía, eso fue más su culpa por no hacerse conocer que la
mía por no dejarla entrar.
Catalina: si, en eso tiene toda la razón, pero bueno, eso ya paso y ahora somos amigas, eso es lo
importante-le regala una sonrisa a Tatiana-

Carmen: y ¿cómo se hicieron amigas?

Catalina:-mira a Tatiana y a mariana como buscando una respuesta- eeh-se queda pensado un rato- a
bueno, eso fue ya al siguiente día de conocernos, pues es que el día anterior nos quedamos encerradas
en el ascensor de la compañía y eso nos dio tiempo para conocernos y saber un poco más de cada una,
y después de vivir esa experiencia  se puede decir que nos convertimos en amigas, ¿verdad? 

Tatiana: verdad

Carmen: uy no, pero ustedes han pasado por unas cosas muy raras, y aun así son amigas, y ¿hace
cuánto es que se conocen?

Catalina: hace unas semanas

Carmen:-sorprendida- ¿semanas? Solo unas semanas y ya se puede decir que eres una de sus mejores
amigas, ¿Qué hiciste catalina para que pasara esto? Pues es que mira que mi tati no es de hacer
amistades por montones, ella es muy reservada, ¿y llegas tú y en unas semanas logras ser su amiga?

Catalina:-riendo- pues no sé, las cosas se fueron dando, desde que nos conocimos hubo una –calla y
piensa- como decirlo, eeh, ¿química?, pues después de haber pasado por todo lo que pasamos todo fue
fluyendo.

Carmen: mmm interesante, oye catalina y ¿tu si tienes novio o esposo? Es que mira que tati desde
hace mucho q no me presenta a nadie.

Tatiana: mama, q son esas preguntas, no ves q eso ya es de su vida privada.

Carmen: a bueno, si te molesta la pregunta pues no la contestes

Catalina: no, tranquila eso no me molesta, y pues la verdad no, no tengo novio, pero existe una
persona que me encanta, se puede decir que estoy enamorada de ella-mira a Tatiana y le sonríe-

Carmen: pero que les pasa a los hombres de hoy en día, mira todas estas mujeres tan hermosas-las
señala- y ninguna tiene novio, ¿porque tú tampoco cierto mari?

Mariana: no, no señora, todavía no he encontrado a mi media naranja, o bueno, ya la encontré pero
ella no me presta atención-mira fijo  a Tatiana y esta se sonroja-

Carmen: si ves, es que los hombres de hoy en día son unos tontos, como se les ocurre no prestarles
atención a ustedes, y a ti marianita, ese hombre se pierde a una gran mujer, aunque tú también hazte
notar, si tú crees q él es la persona indicada para ti, lucha porque ya sabes como dice el dicho “el que
persevera, alcanza”

Mariana: si doña Carmen, eso es  lo que hago y tengo muy presente ese dicho y sé que poco a poco me
ganare su corazón

Tatiana: eee bueno, podemos cambiar de tema, es que ya se está tornando un poco triste.

Carmen: si, tienes razón, entonces cuéntenme, ¿Cuándo salen las tres que hacen?

Tatiana: ¿cuando salimos las tres?

Carmen: si, ¿o acaso no han salido nunca las tres?

Tatiana: la verdad no

Carmen: ¿y eso por qué? No se supone que son pues tus amigas, tu deberías salir con ellas
Tatiana: pues si lo son, pero son aparte, a ver cómo te explico, el hecho de q mariana sea mi amiga y
catalina también, no significa que catalina y mariana también lo sean.

Carmen: pero y tu porque no las unido o algo parecido, mira que sin son tus amigas deben tener por lo
menos un trato entre ellas, sería mejor si todas son amigas.

Tatiana: pues si mama, pero es que igual catalina y yo solo llevamos poco tiempo saliendo, pues de
conocernos, y no hemos tenido la oportunidad de que todas estemos unidas, es más, esta creo q es la
primera vez q nos reunimos las tres.

Carmen: ¿enserio?

Catalina y mariana:-asienten-

Carmen: bueno, entonces porque no planean una salida las tres para que se conozcan.

Sandra: o más bien las cuatro, yo también quiero estar.

Tatiana:-las mira- ustedes que piensan muchachas

Catalina: por mí no hay problema

Mariana: por mí tampoco, cuando quieran.

Sandra: listo, este fin de semana salimos.

Tatiana: oye y tu porque te estas metiendo al paseo si nadie te invito-todas ríen-

Sandra: pues me meto porque quiero, el hecho de que yo sea la más peque no significa que no pueda
ni quiera ir, yo si quiero ir y voy a ir, además tengo cuidar que ustedes-señala indirectamente a
catalina y Tatiana- no hagan nada malo, voy más en son de cuidadora que otra cosa-mariana y Carmen
reían por el comentario de Sandra, mientras que catalina y Tatiana sonreían un poco apenadas-

Tatiana: pues son señorita tú te quedas aquí, ¿cierto mami?

Carmen: pues a mí no me parece mala idea que lleven a Sandrita, además mira que ella aquí no
conoce a nadie.

Tatiana:-resignada- está bien, cuando toca, toca

Sandra:-feliz- yupi, ahora si voy a poder conocer bien a mi cu…-cae en cuenta y calla- a mi ciudad-rie
nerviosa y mira a Tatiana apenada-

Tatiana:-con una mirada matadora- si hermanita te vamos a llevar a conocerla mejor, entonces
después cuadramos bien cuando y donde, ¿listo?

Así pasaron las horas hablando de todo un poco, ya catalina estaba tranquila, la cena había ido bien y
al parecer le había caído bien a la mama de Tatiana, ya lo que quedaba era esperar para poder
presentarse formalmente como la novia y no la amiga de Tatiana.

Carmen: bueno muchachas, yo ya me voy a descansar, pueden quedarse el tiempo que quiera, pero yo
ya no aguanto más, los años no llegan solos y ya tengo mucho sueño, espero que todo haya sido de su
agrado y ojala y las vuelva a tener nuevamente aquí.

Catalina:-se levanta- doña Carmen, mil gracias por todo, eres una excelente cocinera, ya veo a quien le
saco eso Tatiana, yo también espero tener la oportunidad de volver a estar acompañada por ustedes,
es más, las invito a cenar a mi casa el miércoles, porque mañana no creo q alcance, tengo mucho
trabajo y no creo poder estar a tiempo para una cena con ustedes-mira a Tatiana con una sonrisa en su
rostro- ¿entonces que dicen? ¿Aceptan?
Carmen: está bien, vamos a ver qué tan buena cocinera eres-ríe- entonces nos vemos en miércoles en
tu casa, Tatiana sabe llegar ¿cierto?

Catalina: por eso no se preocupen, yo las mando a recoger para q llegue sin ningún inconveniente, y
mariana, tú también estas invitada, mañana me pasas tu dirección para mandarte a recoger también
¿listo?

Mariana: ok

Carmen: bueno, entonces no se diga más, nos vemos el miércoles que tengan buena noche, hasta
mañana-se va-

Todas: hasta mañana

Después que se fuera Carmen, se quedaron las cuatro hablando hasta muy tarde, pero al siguiente día
debían madrugar así que cada quien se fue despidiendo para irse a sus respectivas casas.

Mariana: bueno, fue un gusto venir hoy, pero miren la hora que es y recuerden que mañana hay
trabajo, así que yo mejor me voy ya.

Catalina: si, mariana tiene razón, yo también me voy ya para mi casa, fue un placer venir, me ha
gustado mucho conocer a tu familia, y recuerden de la cena en mi casa el miércoles, vayan sacando un
espacio en su agenda para que vayan.

Tatiana: ok cata y mari, que les vaya muy bien y que descansen, nos vemos mañana en la compañía

Sandra: ¿por qué será que lo bueno tiene que terminar tan rápido?-todas ríen- no mentiras muchachas,
ya saben que por aquí a la orden, cuando quieran venir bienvenidas sean, ¿cierto hermanita?

Tatiana: completamente cierto.

Sandra: entonces espero que les vaya bien mañana en el trabajo y que les rinda arto.

Catalina: ok niñas q les vaya bien, hasta mañana-se despide de beso en la mejilla de cada una-

Mariana: chao, q duerman-hace lo mismo y salen-

Catalina: oye mariana si quieres te llevo a tu casa

Mariana: no como crees, tranquila yo tomo un taxi aquí cerca.

Catalina: ¿segura? Mira que para mí no hay ningún problema, anda, vamos yo te llevo.

Mariana: ok, vamos entonces-se montan al carro y catalina la lleva a su casa, durante el camino casi no
hablaron, solo lo necesario, hasta que llegaron a su casa- bueno catalina muchas gracias, que
descanses-se baja del carro-

Catalina: ok, hasta mañana- arranca y se va para su casa-

Después de pasar algunos minutos manejando, llego a su casa completamente tranquila, ya la prueba
difícil había pasado, ahora solo pensaba en el día siguiente, estaba tratando de pensar en algo para
poder quedarse hasta tarde con Tatiana, ya la extrañaba demasiado y no aguantaba estar un día más
sin ella, con ese pensamiento cayo en brazos de Morfeo en un sueño profundo y tranquilo.  

CAPITULO 21

Tatiana

Al terminar la cena en su casa y a la ver que todo había quedado bien, se encontraba tranquila, aunque
aún le pesaba el hecho de no haber presentado a catalina como su novia sino como su amiga, pero
quería esperar, no quería apresurar las cosas, no deseaba por ninguna razón hacerle daño a su familia
con esta decisión que había tomado, aunque estaba 100% segura que era lo que quería para su vida
entera, sabía que amaba a catalina y sentía que ella también lo hacía, lo único que hacía falta era
enfrentarse a este sentimiento y sacarlo de una vez por todas, pero al mismo tiempo sentía mucho
miedo, solo esperaba que catalina aceptara esto y q juntas salieran poco a poco adelante.

Sandra: ay hermanita, que buenas amigas tienes, todas juiciositas, queridas, trabajadoras, ¿Qué más
se le puede pedir a la vida?-ríe- no mentiras, de verdad me caen muy bien, más que todo catalina, mira
que hay algo en esa mujer que me llama la atención.

Tatiana:-mirándola seriamente- ¿qué?

Sandra: no sé, tal vez sea las miraditas q te hace a cada rato, o la forma en que te sonríe y dirige toda
su atención a ti, debe ser eso.

Tatiana:-completamente sonrojada- a ti te encanta ver fantasmas donde no los hay ¿no? Que cosita la
tuya de estarte inventado cosas

Sandra: no señorita, yo no me estoy inventando nada, eso es algo q yo misma he visto y no parece que
sea algo inventado, se ve muy real.

Tatiana: ¿real?, estás loca-va subiendo a su habitación-

Sandra: ¿óyeme y tú para dónde vas?

Tatiana: pues para donde más, a mi cama a dormir, no ves q tengo q madrugar mañana-sigue su
camino pero Sandra la toma de la mano y la hala hasta donde esta ella-

Sandra: no señorita, tu aquí no te mueves, ¿o ya se te olvido lo que me prometiste?

Tatiana:-haciéndose la desentendida- ¿de qué me estás hablando?

Sandra: no pues ahora te haces la que no te acuerdas, pero tranquila que yo tengo buena memoria, ¿te
acuerdas que me dijiste antes que bajara mama que después de la cena me ibas a contar todo lo que
estaba pasando contigo y catalina? Ahora si lo recuerdas.

Tatiana: aaah eso, no, pero yo te dije q después, no que después de la cena, así que si me permites
me voy a dormir q ya es muy tarde.

Sandra:-se interpone en su camino- no señorita, estás loca si crees q te voy a dejar ir así como así, a
mí me haces el favor y me cuentas ya o no respondo.

Tatiana:-riendo- ¿me estas amenazando?

Sandra: no, solo te estoy advirtiendo, ya tu veras como lo quieres tomar.

Tatiana: pues entonces has lo que quieras, no me importa.

Sandra: ok, después no digas que porque le dio un infarto a mi mama, mira q puedo convencer al que
sea de lo q yo quiera

Tatiana:-enojada- oye pero a ti que te está pasando, con mi mama no te metas.

Sandra: ya tu veras, si no me cuentas ahora mismo, mañana seré la encargada de contarle a mi mama
todo lo que sospecho.    

Tatiana: y ¿qué es lo que sospechas?

Sandra: eso no te lo voy a decir, ya te enteraras mañana cuando mi mama te pregunte, hasta mañana-
empieza a subir las escaleras-
Tatiana:-la detiene- espera-calla- está bien te voy a contar lo que pasa-resignada- pero prométeme
que no le vas a decir nada a mi mama

Sandra: ok, te lo prometo, de mi boca saldra una palabra con respecto a esto para mi mama

Tatiana:-toma aire- está bien, pues no es nada malo, solo que catalina y yo-calla-

Sandra: ¿catalina y tú qué?

Tatiana: en este corto tiempo en el que nos conocemos nos hemos vuelto muy buenas amigas, por eso
es que se ve raro lo que hacemos, pero no es nada más.

Sandra: no me jodas Tatiana, a ver, méteme el dedo en la boca a ver si tengo dientes, tú crees q es q
yo nací ayer o que, no me vengas con eso, habla claro por favor, tu sabes que puede contar conmigo
en todo lo que necesites, no sé porque te niegas a recibir mi ayuda o mi apoyo.

Tatiana:-bajando su rostro- está bien, no sé cómo te lo vayas a tomar, es algo difícil de decir, lo que
pasa es que-calla- ash, no me salen las palabras, esto es duro, no pensé que se me fuera a hacer tan
difícil decirlo-calla tratando de buscar las palabras indicadas-

Sandra: te gusta catalina

Tatiana:-la mira sorprendida- sí, pero no es solo eso, es que-vuelve a callar-

Sandra:-desesperada- es que, ¿qué? habla ya que me estas matando lento

Tatiana:-ríe nerviosamente- es que, catalina no es mi amiga, bueno si lo es, pero es más q mi amiga,
es que mira, las cosas pasaron sin que nos diéramos cuenta, todo simplemente paso, y cuando caímos
en cuenta de lo que estaba pasando ya nos estábamos besando-a decir esto la cara de Sandra era de
total asombro- y pues una cosa llevo a la otra y hoy en día ella-calla y toma aire- ella y yo somos
pareja, pues catalina es mi novia,  listo, ya lo dije, contenta.

Sandra: wow, q directa-rie- no mentiras tati, la verdad ya me lo esperaba

Tatiana: pero ¿por qué?, no entiendo, ¿tan obvias somos?

Sandra: no para nada, solo q digamos que yo tengo mi radar funcionando a las mil maravillas.

Tatiana: ¿radar?, ¿de qué hablas?

Sandra: de nada hermanita, deja así, lo q pasa es q entre ustedes se siente esa atracción, pues es
difícil ocultarla, además yo soy muy observadora y me fijo de cosas q nadie más se fija, eso es lo q
pasa.

Tatiana: mmm veo, pero y entonces, que tienes para decirme.

Sandra: para decirte nada, solo q tienes excelente gustos, porque no es por nada pero mi cuñada es
muyyyyyy mamacita, te la tenías muy bien escondida-riendo-

Tatiana: boba, ya habla enserio, que piensas de esto

Sandra: pero si es enserio, que más voy a pensar, pues si la quieres, la quieres y punto, o ¿vas a dejar
de quererla por lo que yo diga?.

Tatiana: pues no

Sandra: a bueno, entonces q es lo que necesitas oír de mí, ¿una aprobación? ¿Para qué? Si te apruebe
o no vas a seguir queriéndola
Tatiana: pues sí, pero no sé, creo q me hace falta ese “te acepto” o “no pasa nada hermanita, así te
seguiré queriendo” o algo por el estilo, solo quiero escucharlo para sentirme mejor.

Sandra: mmm ok, si, te entiendo, se q esto es importante para ti, entonces déjame decirte,-toma aire-
te acepto hermanita y tan bien acepto a mi cuñada, q enserio esta como quiere.

Tatiana:-riendo, la abraza- gracias Sandra, nunca imagine que esto fuera a ser así, te quiero
hermanita.

Sandra: si ves, yo sabía q me querías,-ríe- ahora dime, cuando me vas a presentar mi cuñada.

Tatiana: pues ya la conoces ¿no?

Sandra: no, yo conozco a catalina Campuzano la amiga, no a catalina Campuzano la novia, entonces te
figuro volvérmela a presentar.

Tatiana: ay hermanita, estás loca de verdad, pero bueno, el miércoles sacamos tiempo para
“presentártela” con todas las de la ley, ¿listo?

Sandra: ok, pero q no pase del miércoles, aunque pensándolo bien me podría pasar mañana por la
compañía y-la interrumpe-

Tatiana: ni se te ocurra

Sandra: ¿pero por qué?

Tatiana:-tratando de pensar rápido- no, lo que pasa es q, ehh,-nerviosa- mañana hay mucho trabajo en
la oficina entonces no creo q vayamos a estar disponibles en todo el día, así q mejor te esperas hasta el
miércoles ¿ok?

Sandra:-le lanza una mirada picara y habla irónica-  aja, con que trabajo, entonces te vas a quedar
hasta muy tarde “trabajando”

Tatiana:-sonrojada- ya deja de decirlo así que es enserio que tenemos mucho trabajo, y si, lo más
probable es que nos quedemos hasta tarde trabajando

Sandra:-riendo- sí, ya entendí,-sigue hablando con ironía- entonces que disfrutes mucho de tu trabajo,
yo ya me voy a dormir-empieza a subir las escaleras- ¡a!-se detiene- se me olvidaba, dile a mi cuñada
q por favor usen protección, porque no me quiero convertir en tía tan joven, ahora si hasta mañana.

Tatiana:-completamente sonrojada- oye, pero tu si sales con unas cosas, si, mejor vete ya a dormir, yo
haré lo mismo, que descanses.

Sandra: ok, lo mismo y descansa arto porque mañana no creo q te dejen descansar con tanto trabajo-
rie-

Tatiana: oye ya párala, deja de molestarme ¿quieres?

Sandra: no,-rie- bueno descansa y cuidado con lo q sueñas, no vaya a ser que en vez de descansar no
hagas sino cansarte más con esos sueños reprimidos que has de tener, pilas pues, mañana tienes q
rendir al 100% en la oficina, no vaya a ser que te le canses a mi cuñadita y no le des la talla para
terminar el “trabajo” que tienen que hacer

Tatiana: como sea Sandra, que descanses-se va directo a su habitación-

Después de terminar de organizar todo para el día siguiente se acostó a dormir con la tranquilidad de
saber que al menos Sandra la apoyaba y que con eso podía hacer las cosas más llevaderas para las
dos, después de algunos minutos callo en un profundo sueño anhelando la llegada del nuevo día.

CAPITULO 22 
Catalina

La mañana inicio como de costumbre, su despertador le hizo saber que ya era un nuevo día y que había
llegado la hora de levantarse, así que lo hizo y realizo su rutina diaria, salió de su casa directo a la
compañía esperando encontrarse lo más rápido posible con Tatiana, la deseaba de una manera
incontrolable, la extrañaba demasiado, no podía seguir sin estar sin ella, era como si su cuerpo fuera
una droga supremamente adictiva y le era casi imposible hacer caso omiso a lo que estaba sintiendo.
Después de estar un rato en carretera llego a la compañía e inmediatamente subió a su oficina
esperando encontrar a Tatiana, y efectivamente al abrirse el ascensor allí estaba ella hermosa como
siempre, organizando algunos papeles y algunas cosas que sabía q necesitaba, como siempre Tatiana
preocupándose por todo, estaba bien que fuera su trabajo, pero en ocasiones hacía más de lo q le
correspondía, sabía que era una gran mujer, siempre lo había demostrado y esas pequeñas cosas era
las q más la enamoraban.

Catalina:-acercándose- buenos días Tatiana ¿cómo amaneciste?

Tatiana: hola doctora, muy bien y ¿tu?

Catalina: bien, solo que-se acerca a su oído- me haces mucha falta

Tatiana:-riendo nerviosa- y tú a mí.

Catalina:-dirigiéndose a su oficina- Tatiana por favor apenas se desocupe entre a mi oficina.

Tatiana: está bien doctora-observa cómo se va catalina y después de algunos minutos toca la puerta-

Catalina: sigue

Tatiana: -abre y cierra la puerta- me necesitaba doctora.

Catalina:-se levanta de su escritorio- sí, ven un momento que te quiero mostrar una cosa

Tatiana:-se acerca- dígame

Catalina:-se acerca a ella- te amo- la abrasa y la besa-

Tatiana:-se separa- y yo a ti, pero no es el momento ni el lugar

Catalina: aguafiestas, si se siente super bien estar así contigo, no importa el momento, no importa el
lugar, lo importante es que es que estemos tu y yo-la vuelve a besar-

Tatiana:-se vuelve a separar- si cata, pero mira donde estamos, este es nuestro lugar de trabajo, que
tal que llegue alguien y al no verme en mi puesto se le dé por entrar por esa puerta y nos encuentre en
estas.

Catalina: ¡a es por eso!, bueno, entonces solucionemos el problema-se acerca a la puerta y le hecha
seguro y vuelve donde Tatiana- listo, ¿feliz?

Tatiana: si, mucho mejor-la besa-

Al principio el beso era lento, pero a los pocos segundos ya era un beso apasionado, ninguna de las dos
se aguantaba las ganas de estar con la otra, catalina fue llevando a Tatiana hasta sentarla encima de
su escritorio y sus manos inquietas fueron subiendo lentamente por sus piernas, pasando por su
abdomen  hasta llegar a sus senos, el solo contacto con ellos hizo q le pasara una corriente por todo su
cuerpo.

Tatiana:-la separa- espera

Catalina: ¿ahora que paso?


Tatiana: es que me siento incomoda, no sé, me da la impresión que nos van a descubrir, o algo así y no
me concentrar, perdón.

Catalina: no amor no te preocupes, es verdad nos pueden oír, además tu eres medio gritona entonces
mejor esperemos-empieza a reír-

Tatiana:-sonrojada- ¡oye! q mala, definitivamente sabes cómo apagar la pasión y bueno también como
encenderla porque es por tu culpa q yo soy así.

Catalina:-acercándose- a bueno eso me gusta- trata de besarla pero Tatiana se quita-

Tatiana: lo siento, pero como soy TAN GRITONA no voy a poder darte nada, así que si no es más
doctora, ¿puedo seguir haciendo mi trabajo?      

Catalina: ¿y es que piensas dejarme así?

Tatiana: ¿así como?

Catalina: así tan necesitada de ti

Tatiana: eso lo podemos arreglar en otro momento cuando yo quede muda o algo por el estilo

Catalina: mmm, está bien, entonces me va tocar enmudecerte rápido para ver si se me quita esta
necesidad de ti

Tatiana:-riendo- bueno ya, ¿entonces me puedo ir?

Catalina: pero ¿Por qué te quieres ir tan rápido? ¿Acaso  le tienes miedo a algo de mi oficina o q?

Tatiana: más bien te tengo miedo a ti

Catalina: ¿a mí? Pero si yo no como gente, bueno solo a ti-se acerca y la da un beso en el cuello-

Tatiana: -le toma la cara y la mira fijo a los ojos- por eso es que tengo miedo, mejor dejemos así, en
serio no quiero q se den cuenta aquí, ¿me podrías perdonar esta vez?, después te recompenso.

Catalina: mmm ok, va tocar aguantarme las ganas, pero ten en cuenta  q no va a ser nada fácil, no sé
si me pueda controlar, pero lo intentare.

Tatiana: que exagerada eres, solo ten paciencia q pronto llegara

Catalina: eso espero,-resignada- bueno, entonces vete ya a trabajar porque si sigues aquí no me voy a
poder controlar

Tatiana:-riendo- ni yo, entonces nos vemos ahora, ya sabes q si necesitas algo me llamas y aquí
estaré.

Catalina: lo que necesito en este momento no me lo puedes dar, pero bueno, esperare

Tatiana: ok, entonces si no es más ya me voy-le da un beso- chau hermosa- va saliendo-

Catalina: oye tati, una cosita, antes de que te vayas.

Tatiana:-se voltea- si dime

Catalina: esos grititos son lo más excitante que he escuchado en mi vida y eso es algo q me encanta de
ti.

Tatiana:- sonrojada- eeh gracias


Catalina:-riendo- te ves hermosa así, te amo

Tatiana: y yo a ti-sale de la oficina-

Se quedó sola en la oficina deseando que el tiempo pasara volando para poder estar a solas con
Tatiana, lo que más deseaba en ese momento era estar con ella, pero era verdad lo que ella decía, no
era el momento ni el lugar, aunque el hecho de pensar que estaban en un lugar muy concurrido la
excitaba de más, pero no iba a presionar a Tatiana a hacer algo que no quisiera, así que decidió
esperar, tener paciencia era lo único que podía hacer e intentaba hacerlo pero le era casi imposible, el
solo saber que la tenía tan cerca y no poder hacer nada la desesperaba, se buscaba trabajo de más,
pero su mente y su cuerpo no respondían, solo dejaba una tarea empezada y continuaba con otra para
ver si así lograba ocupar su mente en otra cosa pero no lo conseguía. Las llamadas de Tatiana se
hacían presentes y el solo hecho de escuchar su voz le ponía la piel de gallina, no podía concentrarse en
lo que estaba haciendo y después de pasar algunas horas ya no sabía que era lo que estaba haciendo,
necesitaba un respiro, tenía q relajarse y olvidarse de sus pensamientos cuanto antes, estaba en esas
cuando recibe de nuevo otra llamada de Tatiana.

Catalina:-con voz suplicante- tati, por favor deja ya de llamarme, mira q me tienes mal.

Tatiana:-confundida- eeh, perdón doctora, no era mi intención molestarla.

Catalina: es que no me estas molestando, ¡me estas provocando! q es aún peor,-suspira- perdón, sé
que tengo q alejar lo nuestro del trabajo pero no puedo.

Tatiana: ok doctora la entiendo, pero la llamo porque aquí se encuentra su hermano y quisiera saber si
puede pasar.

Catalina:-sorprendida- ¿migue está aquí? Claro que pase y a la próxima déjalo pasar sin anunciar el no
necesita ser anunciado.

Tatiana: se lo dije, pero el insistió en q te avisara, ok, entonces ya va para alla-cuelga-

A los pocos segundos siente como abren la puerta.

Miguel: hermanita de mi alma, ¿cómo estás?-se acerca y le da un beso en la mejilla-

Catalina: bien, mucho mejor, y ¿tú que tal?             

Miguel: pues bien también, solo quería venir para cerciorarme que todo estaba bien con mi cuñada.

Catalina: ay migue, q chismoso eres

Miguel:-riendo- noooo, yo no soy chismoso,  lo que pasa es q me preocupa lo que pueda pasar con mi
hermanita, pues después de esa borrachera que te pegaste imagine que aun estabas mal, pero por lo
visto las cosas ya se arreglaron.

Catalina:-sonriendo- pues sí, pero no, es que efectivamente mi suegra esta aquí en la cuidad, es mas,
ayer la conoci, es una señora excepcional –la interrumpe-

Miguel: espera, espera, ¿me estás diciendo que ya conoces a tu suegra?-sorprendido- ¿pero cómo?,
¿cuándo?, ¿por qué?

Catalina: -riendo- ¿no que no eras chismoso? Pues sí, ayer la conocí, me invito a cenar y pues me fue
bien.

Miguel: ¿si ves? Y tu preocupándote que porque le podía dar algo a la señora por saber que eras la
novia de su hija.

Catalina: es que ella aun no lo sabe


Miguel: ¿cómo así? ¿No te la presentaron pues ayer?

Catalina: si, pero como la novia de su hija, solo soy una amiga.

Miguel: mm veo, entonces no es tan bueno eso.

Catalina: gracias, me estás dando tantos ánimos-irónica-.

Miguel:-riendo- no es eso hermanita, es solo que pensé que ya habían pasado por eso, pero bueno, lo
importante es que por ahora estén bien y pues ya llegara el momento de presentarte como su novia.

Catalina: si, eso espero, igual ya hemos hablado de eso y pues yo estoy dispuesta a esperar todo lo
que sea necesario para poder estar con ella, aunque es difícil esto de estarnos escondiendo, ya ahora
tiene que rendir cuentas de donde está, que está haciendo, para donde va, etc, etc, etc, y casi no
hemos podido estar juntas.

Miguel: aja, picarona,-ríe- tranquila que si quieres yo te ayudo para que hoy puedan estar juntas.

Catalina: y como se supone que vas a hacer eso.

Miguel: sencillo, a ver levántate-catalina obedece y él toma su lugar- listo, ahora si catalina Campuzano
estas libre para poder hacer lo que quieras.

Catalina: ¿Qué estás haciendo?

Miguel: nada, solo estoy ocupando tu lugar

Catalina: estás loco, ni siquiera sabes que es lo q estoy haciendo, levántate de ahí.

Miguel: hermanita, ¿se te olvida quien fue el que le ayudo a papa todos estos años?, se perfectamente
que hacer, ahora ve y róbate a Tatiana, yo me encargo por hoy de ser el presidente de esta compañía.

Catalina: de verdad estás loco, como me pides que me robe a Tatiana, ella no va  a dejar su puesto de
trabajo así como así, eso es una mala idea, mejor párate y ahí y ya después veo como hago para pasar
tiempo con ella.

Miguel: la que estás loca eres tu si desaprovechas esta oportunidad, así que ve y haces lo que sea para
que te siga, ¿listo?

Catalina: pero no sé qué hacer, no se me ocurre nada.

Miguel: ay hermanita definitivamente te falta malicia indígena-ríe- eso es lo de menos, mira, le dices
que vaya por unos papeles que se te quedaron en el carro apenas ella valla tu sales detrás de ella, le
haces la encerrona y te la llevas, sencillo.

Catalina: wow hermanito eres un genio, ok, eso hare-coge el teléfono- oye pero y entonces ¿te vas a
quedar sin secretaria?

Miguel: ¿eso importa? Lo importante es que puedas estar con Tatiana ya yo sabré como arreglármelas,
ahora llama ya, no pierdas más tiempo.

Catalina: ok-empieza a marcar y Tatiana contesta-

Tatiana: dígame doctora

Catalina: uy pero que seca, deberías tratarme con más cariñito

Tatiana: perdón doctora, es que, deberías entenderme-calla-

Catalina: ok, no te preocupes, oye tati necesito q me hagas un favor.


Tatiana: si dime

Catalina: necesito q vayas al sótano 5 y busques mi carro, cuando lo encuentres lo abres y buscas unos
documentos que tengo en la parte de adelante, es que migue los necesita urgente y a mí se me
quedaron el en carro, ¿me podrías hacer ese favor?

Tatiana: claro doctora ya mismo voy

Catalina: ok, entonces entra y te entrego las llaves

Tatiana: ok, ya voy para allá-cuelga y de inmediato toca la puerta-

Catalina: entra

Tatiana: -abre y entra- hola

Miguel: hola, oye cuñis q pena contigo por hacerte ir hasta el carro de cata pero es que la necesito aquí
para que adelantemos un trabajo mientras traes los documentos, ¿no te molesta cierto?

Tatiana: no, tranquilo, por mí no hay ningún problema

Catalina: ok, entonces mira la llaves, y porfa asegúrate que quede bien cerrado el carro

Tatiana: ok, ya vuelvo, nos vemos-sale y cierra la puerta-

Catalina: bueno, entonces ahora a esperar, ¿por ahí cuanto tiempo espero?

Miguel: yo te aviso cuando debes salir, mientras, ve organizando tus cosas

Catalina: ok-empieza a organizar todo- oye migue gracias, eres el mejor-le da un beso- por eso es que
te quiero tanto

Miguel: no es nada hermanita, ahora ve q ya es tiempo.

Catalina: ok, te me cuidas-se dirige a la puerta- te quiero bye

Miguel: y yo a ti

Catalina salió de la oficina con sus cosas y se dirigió al sótano donde se encontraba su carro, al llegar
vio como Tatiana estaba en su interior buscando los supuestos documentos, se fue acercando rápida
pero sigilosamente, al estar cerca noto que la puerta del copiloto se encontraba abierta así que al llegar
abrió la puerta del piloto se sentó rápidamente y cerró la puerta de copiloto, dejando a Tatiana sin
poder decir o hacer nada, cerro su puerta y tomo las llaves de las manos de Tatiana la cual no sabía
que era lo que estaba pasando y no era capaz de reaccionar a nada, así que catalina encendió el carro y
empezó a conducir hacia la salida y fue allí cuando reacciono Tatiana.

Tatiana: ¿pero qué diablos estás haciendo?

Catalina: ¿no lo ves?, te estoy secuestrando.

Tatiana: ¿Qué?, ¿es q acaso estás loca o qué?

Catalina: si, loca de amor por ti y no aguanto más estar sin ti, entonces me toco hacer esto para poder
hacerlo.    

Tatiana:-aparentemente enojada- catalina para el carro por favor.

Catalina: no lo hare

Tatiana: catalina enserio para el carro, mira que tenemos mucho trabajo y si no lo –la interrumpe-
Catalina: por eso no te preocupes que migue se está encargando de todo, así que tenemos el resto del
día libre.

Tatiana: no, ustedes están locos, catalina para el carro ya, de verdad esto no está bien.

Catalina: pero q es lo que tanto te preocupa, se te olvida que yo soy la dueña de la compañía, no va a
pasar nada

Tatiana: a claro, es que se me estaba olvidando el poder q tienes sobre todos nosotros, entonces como
eres la dueña de la compañía puedes hacer lo que se te dé la gana ¿verdad?

Catalina: si, y hoy te quiero secuestrar y así lo voy a hacer.

Tatiana: de verdad que eres arrogante, sabes que no puedes decidir sobre las demás personas, yo
tengo muchas cosas por hacer y no me parece justo que ahora me vaya a atrasar solo porque tú
quieres.

Catalina: deja de preocuparte ya por el trabajo, es más, si quieres yo misma te ayudo mañana a
terminarlo, además migue se va a encargar de todo hasta de lo tuyo, así que no te preocupes más ¿sí?,
solo vive el momento conmigo, o ¿acaso no quieres estar conmigo?

Tatiana: claro que quiero cata, pero no así, no dejando a un lado nuestros trabajos, tu sabes q no me
gusta que nuestra relación influya en él, solo quisiera separarlo y q no pasara esto, pero claro que
quiero estar contigo, es lo q más deseo en este mundo.

Catalina: ok, tienes razón, entonces hagamos una cosa, déjate llevar solo por hoy, olvídate de todo,
mira que las cosas en estos momentos no son las mejores, y sino aprovechemos los poquitos
momentos que tenemos juntas se nos va a ser muy difícil hacerlo después, ten en cuenta q una
oportunidad como esta no se nos va a volver a presentar, así que solo te pido el día de hoy, ya después
mañana te prometo que tratare de alejar las cosas de trabajo con lo nuestro, pero regálame el día de
hoy ¿sí?

Tatiana:-se queda pensado por algunos segundos- mmm ok, en eso tienes razón, yo sé que no estamos
pasando por el mejor momento y todo debido a mi culpa y mira como me comporto cuando tu solo
quieres pasar tiempo conmigo, perdón cata, te prometo que tratare de ser mejor para ti.

Catalina: tati, tu eres perfecta para mí, de eso no tengas la menor duda, y no te preocupes por nada,
yo no te quiero presionar a nada, solo quiero estar contigo, solo eso, y pues si puede ser hoy será hoy,
aunque si no quieres no te voy a obligar.

Tatiana:-le toma su mano- si quiero, hoy, mañana y siempre, eso es lo que más deseo, así que
olvidémonos de todo ¿quieres?, solo dediquémonos a disfrutar del momento y ya.

Catalina:-con una gran sonrisa en su rostro- ok, como mande la señorita, entonces próxima parada mi
casa, o no, mejor vamos a comer antes primero ¿te parece?

Tatiana: ¿tienes hambre?

Catalina: no, pero pensé q tal vez tu tenias

Tatiana: no, para nada, si mi mama se encarga de darme un desayuno-almuerzo antes de salir de mi
casa, no ves q según ella estoy muy delgada entonces me quiere hacer engordar.

Catalina:-riendo- mira tú mi suegrita con las cosas que sale, si estas perfecta, aunque un par de kilitos
de mas no te vendrían mal.

Tatiana: no pues ahora que, todas contra mí, ahora todo el mundo me quiere engordar, no, deja así, tu
no

Catalina: ok, no vuelvo a decir nada, o bueno si, estas hermosa tal cual como estas.
Tatiana: gracias amor

Catalina: no me des las gracias por decir la verdad, y bueno entonces para donde vamos.

Tatiana: no pues tu veras si nos vamos a mi casa a ver como esta mi mama-irónica-

Catalina: ok, ya entendí, entonces si vamos a mi casa, igual ya estamos cerca, no sé porque pero
presentí q ibas a decidir por mi casa-ríe-.

Tatiana: no pues, como te llamamos ahora psíquica o ¿qué?-ríe-

Catalina:-riendo- no gracias, todavía no estoy tan loca para serlo

Tatiana:-riendo- eso pensé-calla- cata, te amo ¿sabías?

Catalina: noooooo ¿enserio?-ríe-

Tatiana: si, te amo demasiado y por eso he decidido contarle todo a mi mama.

Catalina:-frena en seco el carro- ¿Qué?

Tatiana: -alterada- oye casi nos matas

Catalina: perdón, es que me tomo por sorpresa esto-vuelve a arrancar- ¿estas segura?

Tatiana: si, completamente segura, estar contigo es lo que quiero hacer y pues sé que puedo causarle
un mal a mi mama, pero también puede que no y pues he decido que pase lo que pase te voy a seguir
amando y voy a seguir teniendo tu apoyo, entonces ¿Por qué no?

Catalina: ok tati, tu sabes que yo hago lo que tú me pidas y si eso es lo que quieres eso vamos a hacer,
solo te pido que el día que le vayas a decir yo esté ahí, no quiero que pases por esto sola ¿está bien?

Tatiana: ok amor, gracias por ser así conmigo

Catalina: no es anda amor, las dos estamos metidas en esto y las dos lo debemos enfrentar, antes
gracias a ti por tomar esa decisión, sé que para ti no fue nada fácil hacerlo, pero tienes todo mi apoyo-
llegan a la asa- bueno, llegamos

Tatiana:-bajan del carro y se dirigen a la casa tomadas de la mano- amor tengo q contarte otra cosa
pero después, ahora si me dio amnesia de verdad, no quiero pensar en otra cosa que no seas tú, hoy
es nuestro día así que a disfrutarlo.

Catalina: así me gusta que me hables-la besa pero se detiene- ehh mejor entremos no estoy en
condiciones para detenerme, una vez q empiece no voy a ser capaz de parar así que mejor entramos
ya.

Tatiana:-ríe- jum pero que, ¿tangas ganas me tienes que ya no aguantas ni un besito?

Catalina: -entran- exacto, pero es más por no apresurar las cosas, no quiero que pienses q lo único que
quiero es sexo y ya, pero es q la carne es débil y contigo más.

Tatiana:-riendo- tranquila amor que a mí me pasa la mismo, solo que yo puedo controlarme más que
tú.

Catalina:-la coge de la cintura- ¿así? Y porque no me das la receta a ver si logro aguantarme esto.

Tatiana: nooooo, ni loca, si a mí me encanta que seas así,-coloca sus brazos alrededor de su cuello y
empieza a caminar con ella- no tengo la más remota intención de pararte, si por mi fuera te mantendría
todo el día y todos los días así como estas.
Catalina: que mala, ¿por qué solo te gusta provocarme y no hacer nada?

Tatiana: ¿y quién dijo que no haría nada?

Catalina: a bueno, siendo así, entonces has lo que quieras conmigo.

Tatiana: ¿segura?

Catalina: completamente-la besa- 

Subieron rápidamente a la habitación, al estar allí Tatiana se sentó en la cama esperando a catalina, la
cual después de cerrar la puerta se sentó a su lado y la beso lentamente mientras q una de sus manos
acariciaba su pierna, el beso era lento a pesar del deseo mutuo, estaban disfrutando de cada
movimiento, cada caricia, cada encuentro de sus labios. Tatiana empezó a besarle el cuello, lo recorría
todo mientras lo mordía suavemente, poco a poco fue quitando su blusa mientras la miraba fijamente a
los ojos, después de deshacerse de ella, empezó a besar y masajear sus senos, lentamente fue
quitando su brasier hasta dejarlos completamente libres, recostó a catalina en la cama, mientras la
besaba. Catalina estaba demasiado inquieta, trataba de desnudar también a Tatiana pero esta se lo
impedía, no la dejaba tocarla lo suficiente, la desesperación poco a poco se iba apoderando de ella,
pero Tatiana era quien llevaba el control y no pensaba perderlo, así que rápidamente se sentó en su
vientre y sujeto con sus manos los brazos de catalina, mientras su boca besaba parte de su cuello   fue
bajando hasta encontrarse con sus senos, al llegar a ellos empezó a jugar con su lengua pasándola por
cada rincón, lentamente fue cambiando su posición bajándose del vientre de catalina y tomando sus
brazos con una sola mano quedando así con una libre la cual la llevo directo a su sexo  y empezó a
masturbarla, catalina al sentir aquel estimulo empezó poco a poco a dar pequeños gemidos los cuales al
pasar el tiempo ya era demasiado audibles, movía sus caderas al copas de la mano de Tatiana, la cual
realizaba movimientos pausados mientras besaba su cuello y sus senos.

Catalina trataba de soltarse de la mano de Tatiana  que la tenía atrapada pero no era capaz, por más q
intentaba, Tatiana la tenía agarrada de una manera donde no podía soltarse. Después de pasar algunos
minutos estimulando su clítoris catalina no aguanto más y exploto en un orgasmo, al pasar esto Tatiana
soltó sus brazos y se dirigió directo a quitar el pantalón y la tanga de catalina para poder dejarla
completamente desnuda, al tenerla ya como quería separo sus piernas quedando entre ellas y fue
subiendo pasando su lengua por todo su abdomen deteniéndose en su ombligo por algunos segundos,
Catalina se encontraba extasiada, sus respiración está a mil y su cuerpo reaccionaba con pequeños
movimientos al  sentir la lengua de Tatiana en él. Tatiana seguía su recorrido esta vez descendiendo
hasta llegar de nuevo a su clítoris brindándole sexo oral, catalina no hallaba que hacer, con sus manos
ya libres estimulaba sus senos mientras la  lengua de Tatiana se movía desenfrenadamente brindándole
el mayor de los placeres, sus dientes en ocasiones daban pequeños mordiscos haciendo que catalina
gimiera más fuerte, era un dolor fuerte pero placentero, la boca de Tatiana besaba locamente sus
labios vaginales proporcionándole más placer hasta que un nuevo orgasmo se apodero de catalina
haciendo q su cuerpo experimentara pequeñas convulsiones y su respiración que antes era
completamente agitada poco a poco se fuera regulando.

Tatiana por su parte fue subiendo lentamente besando cada parte de su cuerpo hasta llegar de nuevo a
sus labios y allí se quedó por algún tiempo hasta que catalina después de un movimiento rápido quedo
encima de ella y empezó a besar su cuello y a desabotonar su blusa quitándola de su camino, levanto
un poco su espalda  para desabrochar su brasier y se lo quito dejándola así parcialmente desnuda.
Volvió de nuevo a sus labios mientras q una de sus manos fue subiendo lentamente por su pierna
pasando por su falta hasta llegar a su entrepierna, al estar ahí empezó a acariciar su sexo mientras la
besaba, ágilmente quito su falda con todo y ropa interior, dejándola completamente desnuda y continuo
acariciándola, mientras hacía esto la besaba y sentía como ya su respiración era cada vez más fuerte y
entrecortada, así que dejo su boca para darle un poco más de aire y se dedicó a besar sus senos
mientras con su mano seguía estimulándola, a los pocos minutos decidió empezar a penetrarla
suavemente y poco a poco fue realizando movimientos cada vez más rápidos, rápidamente dejo sus
senos y ocupo su boca con su clítoris, dedicándose a darle más placer, Tatiana se movía
desesperadamente y sus gemidos eran cada vez más fuertes ya lo que faltaba era poco, unos
movimientos más por parte de catalina y Tatiana pudo llegar a su orgasmo. Catalina al sentir esto,
subió rápidamente y empezó a besarla mientras entrelazaba sus piernas con las de ella iniciando un
movimiento de caderas el cual Tatiana imito, el roce de sus piernas con sus sexos se hacía cada vez
más rápido, y los gemidos de ambas interrumpían el poco silencio que quedaba, mientras sus cuerpos
se  movían desenfrenadamente dándose placer mutuo logrando así que las dos llegaran al tiempo al
orgasmo.

Así se la pasaron parte de la mañana y la tarde, a pensar de que sus cuerpos se encontraban ya
cansados no paraban de hacer el amor, solo querían estar una con la otra, no les importaba el
cansancio, el hambre, la sed, el sueño, nada, solo eran ellas dos y nada más, pero el tiempo pasaba y
contra eso no podían luchar, ya se estaba haciendo de noche y había llegado ya el momento de decir
adiós, catalina intentaba por todos los medio convencer a Tatiana para quedarse con ella, pero la
respuesta siempre era no, así que desistió de su idea y continuar dándole amor.

Tatiana:-sentada en la cama y catalina besando su cuello- cata ya para, enserio, mira la hora q es, ya
me tengo q ir.

Catalina: es que no quiero que te vayas, quédate otro ratito ¿sí?

Tatiana: no puedo amor, mira q ya es tarde, mi mama debe estar preocupada

Catalina: no pues si es por eso la llamamos y le decimos que te vas a demorar un poquito porque
tenemos un trabajo q tenemos q entregar mañana a primera hora.

Tatiana:-voltea a verla- cata enserio, no has visto la hora q es

Catalina: no

Tatiana: se nota-empieza a buscar su ropa- falta un cuarto para las 8, debí haber salido hace ya 3
horas, mi mama debe estar hecha un titi, así q mejor lo dejamos aquí ¿sí?-le da un beso-

Catalina:-resignada- mmm ok, tocara,-se levanta de la cama- bueno entonces espérame me organizo y
te llevo a tu casa.

Tatiana:-vistiéndose- ok

Catalina:-mirándola- eeh amor

Tatiana: dime

Catalina: esa es mi blusa

Tatiana:-se mira- ah si, -se la quita- es q ya no tengo ganas ni de pensar y toda esta ropa esta
revuelta, recuérdame la próxima vez ser más organizadas.

Catalina:-riendo- ¿organizadas?, si claro, espérame un segundo voy a colocarlo de recordatorio en mi


cel, así no te vuelves a colocar mis cosas

Tatiana: mor no te burles q enserio estoy mal

Catalina:-vistiéndose también- no tienes ni que decirlo, se te nota y más cuando te pones la ropa al
revés-ríe-

Tatiana: -se mira- ay no, enserio hoy te pasaste conmigo, mira como me dejaste-se organiza la ropa-

Catalina:-le da un beso- es la primera vez q te veo tan desconcentradita, pero bueno, entonces termina
de vestirte yo voy a decirle a rosita q nos prepare algo así rapidito para q te vayas a tu casa bien
comida, aunque ya lo estás ¿no?-ríe-

Tatiana: ja, ja, ja, como siempre tú con tus chistes pesados, más bien ve rápido donde rosita y así
puedo vestirme en paz

Catalina: está bien, ya vuelvo entonces-se acerca a la puerta- oye tati una pregunta.
Tatiana: si dime

Catalina: ¿tan mal amante soy q siempre q terminamos de hacer el amor tu terminas de mal genio?

Tatiana:-riendo- no para nada, solo q siempre me dejas súper cansada y de paso empiezas a
molestarme diciéndome un montón de cosas y por eso es q termino con mal genio, pero no es porque
seas mal amante, todo lo contrario eres excelente.

Catalina: uff, siquiera, yo ya me lo estaba cuestionando, bueno ya vuelvo a ser feliz-sale y vuelve y
entra- tati se me olvidaba decirte algo

Tatiana: mira tú, yo termino de mal genio y tu amnésica-ríe- dime q se te olvido

Catalina: te amo, ahora sí, nos vemos abajo-sale y se va-

Al llegar a la plata baja le indica a rosita q prepare algo rápido para poder cenar y así lo hace, a los
pocos minutos ya estaba lista la cena pero Tatiana no bajaba.

Catalina:-en las escaleras gritando- tati, la cena esta lista

Tatiana: -gritando también-ya bajo-pasados 5 minutos baja- perdón por la demora, es que cuando
bajaste decidí darme un baño rápido antes de ir a la casa y por eso me demore.

Catalina: un baño, aja, y no crees q tu mama se va a preguntar porque su hija llega bañada a esta hora
cuando se supone q estaba trabajando

Tatiana: eeh buen punto, no lo pensé, mierda ahora q voy a hacer

Catalina: ahí sí ni idea, ya tu verás q te inventas, aunque a esta hora no creo q tu mama se dé cuenta.

Tatiana: bueno, esperemos q no, igual si me pregunta me invento cualquier cosa

Catalina: ok, mira-le pasa la cena- ahora si a reponer fuerzas.

Después de terminar de cenar se dirigieron al carro de catalina y de allí salieron rumbo a casa de
Tatiana en completo silencio, solo se dedicaban a oír la canción q sonaba en la radio, después de haber
trascurrido  algunos minutos Tatiana rompe el silencio.

Tatiana: mor, se me había olvidado contarte algo importante

Catalina: si dime

Tatiana: lo que pasa es que anoche después de que ustedes se fueran me quede hablando con Sandra
y pues ella ya sabe de lo nuestro.

Catalina:-frena en seco- ¿qué?

Tatiana: decidido, a partir de hoy no te vuelvo a dar este tipo de noticias en el carro, mira q si no es
por el cinturón de seguridad ya no estaría aquí.

Catalina: perdón, es que todo esto me toca por sorpresa, no me lo esperaba-vuelve a arrancar-

Tatiana: pues yo tampoco, pero como veras mi hermanita consigue lo que quiere cuando quiere y pues
anoche me interrogo hasta mas no poder y tuve q contarle q somos pareja.

Catalina: y bueno, como lo tomo

Tatiana: pues bien, me dijo q si yo te quería ella no podía decir ni hacer nada, q lo importante era lo q
sentíamos nada más.
Catalina: mira tú a mi cuñadita, a pesar de ser tan joven tiene unos pensamientos maduros, entonces,
¿tenemos su aprobación?

Tatiana: pues aprobación, aprobación, no sé, pero está de acuerdo con que estemos juntas.

Catalina: bueno, eso es suficiente para mí.

Tatiana: y otra cosa, pero antes de decírtela prométeme q no vuelves a frenar en seco

Catalina:-riendo- ok, te lo prometo

Tatiana: quiere que te presente ante ella como mi novia

Catalina: pero ella ya me conoce

Tatiana: si, pero según ella conoce es a catalina la “amiga” y que a la que quiere conocer a catalina la
novia, entonces me figuro volverte a presentar

Catalina:-riendo- ok, por mí no hay problema, cuando quieras y donde quieras, es más puede ser
mañana q tenemos la cena en mi casa.

Tatiana: si eso estaba pensando, mor para aquí

Catalina: ¿aquí?, ¿porque aquí?

Tatiana: ya desde aquí me puedo ir a mi casa sin ningún problema, para por favor

Catalina: estás loca si piensas q te voy a dejar aquí, ni lo pienses, hoy si te llevo hasta tu casa además
tenemos una buena excusa así q no se diga más.

Tatiana: amor pero mi mama-la interumpe-

Catalina: pero tu mama nada, antes ella me agradecerá q te lleve a tu casa y no te deje a estas horas
por aquí, así q no me vas a convencer.

Tatiana: ok, me saliste igual o peor de terca a ella.

Catalina: es q es por tu seguridad, además mira, ya llegamos

Tatiana: ok, entonces ya me voy-busca sus cosas pero no las ve- eeh cata, se nos olvido un pequeño
detalle.

Catalina: ¿que?

Tatiana: mis cosas, se quedaron en la compañía, ahora q voy a  hacer.

Catalina: pues nada, dices q se olvido y q ya era muy tarde para devolvernos y listo

Tatiana: ok, eso hare, entonces nos vemos, te amo-le da un beso en la mejilla- eso te ganas por
dejarme aquí y no donde te dije-se baja-

Catalina:-riendo- ok, me lo merezco, q descanses amor, nos vemos-espera a que Tatiana entre a su
casa y arranca-

Después de esto se dirigió a su casa pensado en todo lo que Tatiana le había dicho, desde q quería
contarle a su mama lo q tenían hasta cuando le dijo q Sandra ya sabia y no se oponía a nada; todo esto
la alegraba mucho ya que iba a poder disfrutar de su amor sin estarse escondiendo. Al llegar a su casa
se fue directo a su habitación la cual aún mostraba indicios de lo q había pasado hacia unas horas, se
quitó su ropa, cayó en la cama abrazando fuerte las cobijas quedando profundamente dormida.  
CAPITULO 23

TATIANA

En el preciso momento de bajarse del carro de catalina sintió una gran angustia, no tenía ni la más
remota idea de q decirle a su mama de su llegada tarde, la verdad no tenía ganas de dar ningún tipo de
explicación, lo único q sabia y que le importaba era q está feliz por todo lo que había pasado ese día, no
se arrepentía de absolutamente nada y estaba segura que si se le volvía a presentar la oportunidad la
volveria a tomar, solo q en esta oportunidad con más precauciones y son tantos afanes.

Tatiana:-entrando a la casa- buenas noches familia

Carmen: por fin se digna en llegar la señorita a la casa, ¿se puede saber dónde estabas?  

Tatiana: claro mama, en la compañía, donde más iba a estar

Carmen: aja, y ¿Por qué saliste tan tarde, no se supone que trabajas hasta las 6?

Tatiana: si mama pero recuerda que ayer te dije q hoy teníamos muchas cosas q hacer y que
probablemente llegaba un poquito tarde

Carmen: pues sí, pero era un poquito no casi 4 horas tarde, además no me hiciste ni una llamada para
saber si estabas bien, nos tenías muy preocupadas y ese vicio tan feo tuyo de no contestar ese bendito
celular, Sandra te estuvo llamando todo este tiempo y tu nada.

Tatiana: perdón mama es que siempre pongo el cel en vibrador y se me olvida volverlo a poner a
sonar, pero lo tendré en cuenta para cambiarlo.

Carmen: esta bien y a la próxima por favor llama ¿entendido?

Tatiana: si mama, es que de verdad estaba muy ocupada

Sandra: aja, MUY OCUPADA-ríe-

Carmen: bueno y a todas estas donde están tus cosas

Tatiana: eeh mis cosas, se me olvidaron en la compañía, la verdad estaba tan cansada q ni me acorde
de ellas

Carmen: ten mucho cuidado Tatiana con esas cosas, mira q no puedes estar dejando todo por ahí
tirado, q tal q se te pierda algo, uno no puede ser tan confiado en esta vida

Tatiana: mami porfa deja de decirme ya tantas cosas, de verdad estoy súper cansada, perdóname pero
de verdad hoy ha sido un día muy agotador.

Sandra: si mama, mírale la cara, se le nota el cansancio, déjala ya q se vaya a descansar.

Carmen: está bien hija, pero prométeme que no me vuelves a hacer esto, avisa donde vas a estar
¿listo?

Tatiana: ok mami, te lo prometo, ¿ahora si puedo ir a descansar?

Carmen: si hija ve a dormir, pues más bien vamos a dormir q ya yo tambien quiero hacerlo.

Tatiana: ok mami, entonces ven te ayudo a subir-empieza a llevarla a la habitación-

Carmen: bueno mija, hasta mañana q descanses

Tatiana: ok mama, q tengas buena noche-le da un beso en la frente- chau-se va directo a su habitación
se empieza a quitar la ropa cuando siente q entrar a su habitación-
Sandra: oe hermanita,-tapándose los ojos con su mano-  tapete q no tengo ganas de ver tu figura-ríe-

Tatiana: boba, ¿por qué no tocas antes de entrar?

Sandra: sencillo, si tocaba no me ibas a dejar pasar, entonces decidí mejor no hacerlo

Tatiana: si tienes razón, y como todavía tengo derecho a decidir si te quedas o no, te pido q salgas ya
de mi habitación ya

Sandra:-se acerca a la cama y se sienta- ¿si? A ver sácame si puedes

Tatiana: Sandra enserio hoy no, de verdad estoy q no doy más, déjame dormir ¿sí?

Sandra: aja, y ese cansancio es por culpa de mi cuñada ¿verdad?

Tatiana: si, tuvimos mucho trabajo hoy, de verdad fue un día agotador

Sandra: si claro me imagino, por eso fue que te quedaste hasta tan tarde “trabajando”, oye tati no seas
mala conmigo, mira q de verdad ese cuento de que estabas trabajando no me lo trago.

Tatiana: pero ¿tú porque eres tan necia? Si te digo q estaba trabajando es porque estaba trabajando y
punto.

Sandra: pues no te creo, a mi mama la puedes engañar fácilmente, pero a mí no, así q no te hagas la
loca

Tatiana: de verdad Sandra ahora no estoy de humor para hacerte entrar en razón, así que si me
disculpas me voy a terminar de cambiar para acostarme a dormir, hasta mañana-trata de sacarla de la
habitación-

Sandra: espera-la detiene- que es esto-señala su cuello-

Tatiana: ¿qué?-se va directo a un espejo a verse y nota un pequeño chupón en su cuello y contesta
nerviosa- no es nada-tratando de taparse-

Sandra: ¿que no es nada?, para mí que tiene que ver con el “trabajo” que tenían q hacer hoy con mi
cuñadita

Tatiana:-completamente sonrojada- bueno si, estuve con cata, ¿ya contenta?

Sandra:-riendo- yo sabía, es que si ves, a mí no se me pasa nada

Tatiana: si eso veo

Sandra: y entonces ¿cómo te fue?

Tatiana: a que te refieres con ese “como te fue”

Sandra: pues si, como te fue, si estuvo bien, más o menos, q tal, como te fue

Tatiana: estás loca si piensas q voy a hablar de eso contigo

Sandra: y ¿por qué no? ¿Qué tiene eso de malo?

Tatiana: sabes q existe una cosa q se llama privacidad ¿verdad? Por eso

Sandra: no jodas Tatiana, me vas a venir con esas bobadas a estas alturas de la vida, que te cuesta
contarme, ¿o acaso es q catalina es tan mala en la cama q te da vergüenza hablar de eso?
Tatiana: no para nada como se te ocurre, todo lo contario, es genial, con ella siento lo q nunca llegue a
sentir con un hombre, ella es especial, todo lo q hace lo hace muy bien, excelente diría yo, no sé, pero
con ella todo es diferente

Sandra: ay, estas enamorada hermanita, es q se te nota en lo ojitos, apenas hablas de ella se te
iluminan de una manera q ni para q te cuento-rie-

Tatiana: -se sienta en la cama- no te burles de mí q de verdad lo q siento por ella es demasiado
grande, jamás llegue a pensar que sentiría esto por alguien, es que ni siquiera yo se describir lo q me
pasa, sencillamente la amo, ella es mi todo, es mi paz, mi tranquilidad, cuando estoy con ella nada
importa, ella es como esa luz q ilumina mi vida, ella es la q me de fuerza, vitalidad, es el amor en
persona

Sandra: wow, definitivamente hermanita te perdimos-rie-

Tatiana: y definitivamente contigo no se puede hablar enserio, eres igualita a ella en ese sentido, todo
lo toman en forma de burla

Sandra: bueno ya, perdóname, es que nunca antes te había oído hablar así, de verdad q te atrapo mi
cuñadita, demás q si es buena en la cama, eso es lo q te tiene así-rie-

Tatiana:-le levanta de la cama- de verdad contigo no se puede-se empieza a quitar de nuevo la ropa-

Sandra:-tapándose los ojos con la mano- oye!! q te he dicho del exhibicionismo a?, no deberías estar
mostrándote así, tapate!!.

Tatiana: si no te gusta lo q ves vete de mi habitación, así evitas la contaminación visual

Sandra: -se quita la mano de los ojos- naah no es para tanto, ni que fuera la primera vez q viera a una
mujer desnuda

Tatiana: aja eso mismo digo-se voltea rápidamente- espera, ¿a quién has visto desnuda?

Sandra: a nadie, solo decía-cambiando de tema- bueno hermanita, entonces al fin me vas a presentar a
mi cuñada mañana

Tatiana: si, ya todo está listo, ya cata se está preparando psicológicamente para lidiar contigo

Sandra: ja, ja, ja, no pues tan chistosita la niña, pero bueno, espero entonces que mañana me la
presentes con todas las de la ley

Tatiana: eso tenlo por seguro, ¿pero ahora será q puedo dormir?

Sandra: si hermanita dale, q tienes una cara de cansancio q no puedes con ella, oye a todas estas
¿cuantas veces lo hicieron?

Tatiana:-ruborizada- ¡Sandra! Q son esas preguntas por Dios

Sandra: noooooo, a ver 3, no, ehh 5, nada, mmm más de 5?

Tatiana: -calla-

Sandra: wow, ¡más de 5!, oye pero les rindió el pedacito de noche- la mira fijamente pero Tatiana
desvía la mirada- ¿no fue solo un pedacito de noche verdad?

Tatiana: ya, deja de preguntar tanto

Sandra: ¿desde qué hora entonces?

Tatiana: eso no te importa


Sandra: Tatiana

Tatiana: -resignada- está bien, no fue solo un pedacito de noche, más bien fue un pedazote del día

Sandra: ¿cómo así? ¿Se la pasaron todo el día en esas?

Tatiana: eeh, si

Sandra: wow, me sorprendes hermanita, yo de verdad te hacia trabajando, pero con razón se te olvido
todo y por eso es q estas tan cansada

Tatiana: exacto, la verdad es q no paramos ni un segundo, así q como veras estoy q no doy más y
mañana tengo q trabajar temprano, así q si es mucha molestia me dejas dormir, gracias

Sandra: ok, ya te voy a dejar en paz, pero entonces mañana me das la receta para ver si yo también
aguanto tanto-ríe y va saliendo de la habitación- te adoro tati, q tengas buena noche y q descanses un
montón q de verdad lo necesitas

Tatiana: gracias Sandra, lo mismo, hasta mañana- cierra la puerta de su habitación-

Al salir Sandra de su habitación se terminó de organizar para irse a la cama, se acostó y a los pocos
segundos de q su cabeza reposara en la almohada  cayó en un profundo y placido sueño.

CAPITULO 24

CATALINA

Un día mas, un nuevo amanecer en donde un radiante sol era el protagonista, las montañas que
adornaban la cuidad se encontraba bañadas por un magnifico amanecer que mostraban una vez más la
belleza de esta. Catalina en el preciso instante de en el que su despertador le hizo saber que era un
nuevo día se levantó con mucho ánimos, se encontraba feliz, calmada, con ganas de hacer 100 y 1
cosa, se había levantado con las pilas puestas, ya tenía pensado y programado todo lo que iba a hacer
en el día.  Antes de dirigirse a la compañía le informo a rosita lo que quería que preparara para la cena
de esa noche y después de eso a encontrarse con el amor de su vida.

Después de realizar su trayecto hacia la compañía llego y subió la piso donde se encontraba su oficina y
allí estaba ella, hermosa como siempre, con la mirada más linda que había visto en su vida, a paso
lento se fue acercando a ella y después de decir “buen día” siguió directo hacia su oficina. La cara de
Tatiana era de completa confusión, catalina entro a su oficina complacida al ver la reacción de Tatiana,
pero no le gustaba mucho lo que estaba haciendo pero eso era lo que Tatiana quería y así lo iba a
hacer. Después de pasar algunos minutos timbro su teléfono:

Catalina: si dime

Tatiana: doctora, era para ver si puedo pasar para decirle su agenda para hoy.

Catalina: claro Tatiana sigue-a los pocos segundos entro Tatiana-

Tatiana:-sonriendo- hola

Catalina: hola, siéntate por favor-Tatiana se sienta- bueno y que tenemos para hoy entonces

Tatiana: -la mira fijamente- ¿Qué tienes?, ¿por qué me estas tratando así?

 Catalina: ¿así como?

Tatiana: así tan cortante, pues desde que llegaste estas así, mira que ni siquiera me has saludado

Catalina: como no, si cuando llegue te salude, ¿o no escuchaste mi “buen día”?


Tatiana: pues sí, pero ese no es el tipo de saludo que le das  a tu novia ¿o sí?

Catalina: pues claro, ¿o cómo quieres pues que la salude?

Tatiana:-la mira fijamente- pues tan siquiera un besito de buenos días ¿no?

Catalina: a ok, entonces lo tendré en cuenta para la próxima

Tatiana:-cruzando los brazos- enserio cata ¿Qué te pasa?

Catalina:-la corrige-doctora Campuzano por favor, y a mí no me pasa nada, solo estoy cumpliendo con
la promesa que le hice a mi novia ayer, eso es todo.

Tatiana: perdón DOCTORA y ¿de qué promesa me estás hablando?

Catalina: tan olvidadiza tu ¿no? Y eso que tú eras la q más insistía en que te lo prometiera.

Tatiana: aja, ¿entonces me lo vas a decir o no?

Catalina: claro mira, ¿recuerdas que ayer me hiciste prometerte que iba a separar lo laboral de lo
sentimental?

Tatiana: mmm veo, pero estas exagerando un poquito, ¿no crees?, pues, a lo que yo me refería era a
que no volviéramos a tomar espacios de trabajo para estar juntas, pero un besito de buenos días no le
hace mal a nadie

Catalina: pues no sé, tu ayer estabas súper furiosa conmigo por lo que hice, no te entiendo, ¿entonces
sería algo así como si pero no?

Tatiana: algo así, ósea, mientras estemos aquí podemos hacer excepciones en el día, no muchas pero si
las podemos hacer, por ejemplo el besito de los buenos días podría ser una excepción.

Catalina: mmm, ósea que las excepciones serían más bien cuando tú quieras y ya, si, bacanisimo eso,
me gusta la idea.

Tatiana: oye no te pongas así-se levanta de la silla y se acerca a donde esta catalina- mírame-le dice
mientras la voltea de frente- las cosas no son cuando yo diga, si tú quieres también puedes hacer
excepciones, solo es cuestión de rendir en el trabajo y ya, así que deja esa carita que no me gusta
verte así.

Catalina: ok, ya entendí, pero aún me queda un pregunta.

Tatiana: a ver dime

Catalina: ¿Qué es lo que me has hecho de verdad?, es que tienes tanto poder sobre mí que yo soy
capaz de decirte que no o refutarte anda.

Tatiana:-riendo- ya ves, ese es el poder de las Arango

Catalina:-ríe- no pues tan irresistible la niña, ven acá- le toma una de sus manos y la atrae hacia ella
para sentarla  en sus piernas Tatiana se sienta y pone sus manos alrededor de su cuello- te amo
¿sabes? Y todo lo que tú me digas o lo que quieras lo tendrás-se acerca y la besa- buen día mi amor.

Tatiana:-sonriendo- buen día-la vuelve a besar- buen, yo como que mejor me paro antes que no me
pueda controlar-intenta pararse pero catalina la retiene-

Catalina:-con voz suplicante- nooo quédate, hagamos la excepción otro ratito ¿sí?-la besa-

Tatiana:-después de un tiempo- bueno ya -se levanta- mira que ya llevamos mucho tiempo en estas y
pueden sospechar algo.
Catalina: ¿sospechar qué? Solo me estas mostrando la agenda que tenia para hoy y lo primero en la
lista era saludar a mi novia, lo que demuestra que estamos trabajando.

Tatiana: si claro y eso es lo que ellos van a pensar, aja

Catalina: bueno está bien, ¿te preocupa lo que ellos piensan que estamos haciendo?

Tatiana: si

Catalina: bueno, entonces para que no te sientas tan preocupada mañana mismo mando a desalojar el
piso para que solo quedemos tú y yo.

Tatiana:-sorprendida- ¿que tú qué?

Catalina:-levantándose de su silla- si amor mira, acabo de decidir que para tu tranquilidad voy a hacer
una reorganización de este piso, voy a mandar a todo el mundo a diferentes pisos, de esa manera solo
quedaríamos tú y yo aquí, ¿qué te parece? 

Tatiana:-riendo- que chistosa eres de verdad, esta vez me has hecho reír.

Catalina:-completamente seria- tati, no estoy bromeando, es enserio

Tatiana:-para de reírse- ¿enserio cata?

Catalina: si, así no tendremos ese inconveniente

Tatiana: no pues como, así es mucho peor, lo más probable es que la gente sospeche más, no cata, eso
no es buena idea.

Catalina:-ofuscada- la gente, la gente, la gente, ¿alguna vez te has preocupado más por lo que tú
piensas y no por lo que de los demás?

Tatiana: cata, por favor no te pongas así, solo que no se, esto es completamente nuevo para mí y no sé
cómo se lo tomaran los demás y eso me preocupa.

Catalina: a claro, y como yo soy experta en esto ¿verdad?, no Tatiana es que es verdad, no siempre
debes preocuparte por lo que piensa el otro, lo importante es lo que pienses tú, lo que te hace feliz, lo
que sientes aquí- toca su corazón- eso es lo más importante, los demás no son nada.

Tatiana:-la mira a los ojos y baja su mirada y calla-

Catalina:-resignada- está bien, veo que necesitas más tiempo para aceptar lo que sientes y te lo voy a
dar-le da un beso fugaz y se va a su asiento- y bueno, entonces ¿qué es lo que tenemos en la agenda
para hoy?

Tatiana le informo todas las cosas que tenía para el día y al acabar se dirigió a su lugar de trabajo,
después de la conversación que habían tenido, se le notaba que estaba pensativa, pero sin embargo no
decía nada, solo se dedicó a hacer lo suyo y marcharse.

Catalina por su parte se dedicó a hacer todo lo que tenía planeado, aunque la discusión que tuvo con
Tatiana le demostró que por más que ellas se amaran el miedo iba a estar ahí entre ellas perturbando
todo, la verdad era que a catalina se le hacía mucho más fácil aceptar todo por lo que estaba pasando,
tenía claro que ella haría todo lo que fuera necesario para estar con Tatiana e iba  a estar para
acompañarla en sus dudas, en sus miedos, todos aquellos temores que la atormentaban, estaba
dispuesta a esperar todo lo que fuera necesario y de una u otra forma ayudarla para que todos esos
miedos fueran enfrentados.

Las horas pasaban rápidamente entre documentos y una que otra reunión sin importancia. La hora del
almuerzo se aproximaba, así que catalina empezó a hacer lo más rápido posible los trabajos que tenía
pendientes para así poder almorzar tranquilamente y al volver fuera más relajado el trabajo y de esa
manera poder salir antes a organizar lo de la cena. La hora llego así que salió directo a donde se
encontraba Tatiana.

Catalina: tati hola, ¿ya estas lista?

Tatiana: ¿lista para qué?

Catalina: pues para ir a almorzar

Tatiana: ¡ah! eso-baja la mirada- lo que pasa es que ya quede de ir con las muchachas.

Catalina: mmm veo, ok entonces buen provecho-se va-

Tatiana:-gritando- doctora espere

Catalina:-se detiene y la mira- que quieres

Tatiana:- se acerca- perdón, pero es mejor así

Catalina: ¿mejor así? No me jodas Tatiana, ayer pase a tu lado el mejor día de mi vida y ¿ahora me
tratas así solo por miedo? La verdad no le veo lo “mejor” a esto.

Tatiana:-calla y baja la cabeza-

Catalina: no hagas mas eso-levanta su cabeza- mira de frente y se valiente-se va-

Al salir de la compañía empezó a conducir sin rumbo fijo, no sabía para dónde coger, solo pensaba en
todo lo que estaba pasando, no quería presionar a Tatiana, pero le estaba dificultando mucho hacerlo
porque sentía mucha impotencia de ver como Tatiana no intentaba solo un poco olvidarse de los demás
y pensar por un momento en ella, pensaba una y otra vez como ayudarla a vencer su miedo, pero por
más que pensaba no sabía cómo hacerlo, de pronto escucho el sonido de su celular el cual la saco de
sus pensamientos.

Catalina: bueno

Miguel: hermanita de mi alma, ¿cómo estás?

Catalina:-alegre- mi cupido hermoso, yo bien y ¿tu?

Miguel:-riendo- ¿cupido? Que buen apodo me acabas de dar

Catalina: es que te lo mereces por todo lo que has hecho por nosotras, de verdad muchas gracias mi
migue

Miguel: no es nada hermanita ya sabes q puedes contar conmigo para lo q necesites, y bueno, llamaba
para preguntarte una cosita

Catalina: si dime

Miguel: ¿ya almorzaste?

Catalina: que pregunta tan interesante-ríe- no, todavía no lo he hecho ¿por qué?

Miguel: no pues es que hoy me dio por querer invitar a mi hermanita a almorzar, bueno, a ti y a tati

Catalina: por mí no hay problema, pero tati no va a poder ir, en este momento no está conmigo.

Miguel: ¿Cómo así? ¿otra vez problemas en el paraíso?

Catalina:-rie- algo así, pero entonces ahora cuando nos veamos te cuento bien ¿va?
Miguel: ok, entonces te espero donde siempre ¿listo?

Catalina: ok, ya voy para allá, te quiero, chauu

Miguel: y yo a ti, bye

Al colgar la llamada se dirigió al lugar pactado y después de algunos minutos llego. Al entrar allí estaba
miguel esperándola con una botella de vino en la mesa y con una copa en su mano.

Catalina: mi cupido hermoso-se acerca y le da un beso- ¿llevas esperando mucho?

Miguel: no para nada, o si, no sé, con el vino el tiempo no pasa-rie- ¿quieres?-le ofrece vino-

Catalina: tú me quieres emborrachar como la otra vez o ¿qué?

Miguel: nooo, ese error no lo cometo dos veces-los dos ríen- solo te ofrecí por cortesía, pero si no
quieres está bien

Catalina: ok dame pues, pero solo una porque estoy manejando

Miguel: ok-le sirve y llama al mesero- nos trae la carta por favor-a los pocos segundo hacen su pedido
y empiezan a almorzar- y bueno hermanita, ¿qué paso pues?, ¿cómo les fue ayer?

Catalina: excelente, te puedo decir que ayer fue el mejor día de mi vida, gracias de verdad migue, no
sabes todo lo que hiciste por nosotras.

Miguel:-sonriendo- ese era el objetivo, ya ahora estoy más que feliz, pero entonces no entiendo por
qué me dijiste q están maso, ¿Qué paso hoy?

Catalina: pues lo mismo de siempre, su dedito miedo que sale vez más a flote, mira que hoy estábamos
en la oficina y nos estábamos besando y después de un tiempo me dijo que ya dejáramos así que
porque la GENTE podía sospechar algo y ahora no quiso salir conmigo a almorzar por lo mismo y de
verdad la entiendo, para nadie es fácil esto, pero lo que más me frustra de todo esto es que ella piensa
en todo el mundo menos en ella misma, en su felicidad, eso de verdad me saca de casillas.

Miguel: wow, no pensé q tati fuera así, pues con su familia es entendible pero lo demás no importan,
que se jodan si no les gusta.

Catalina: eso mismo digo yo, ¿pero sabes que me dijo ayer?    

 Miguel: ¿qué?

Catalina: que le iba a decir a su mama lo nuestro, no sé cuándo ni dónde, pero se lo va a decir.

Miguel:-sorprendido- ¿enserio?

Catalina: si, pues eso dijo, ¡ah! Y además también me dijo q su hermana ya sabía que yo era su novia y
pues q nos apoyaba.

Miguel:-más sorprendido- ¿Tatiana le dijo a su hermana? Wow

Catalina: pues más bien su hermana se dio cuenta y a ella le toco decírselo.

Miguel: bueno pero se lo dijo, eso es lo importante.

Catalina: pues si

Miguel: oye cata a todas estas, ¿tu como se lo piensas decir a mis papas?
Catalina: la verdad ni idea, pero que se los digo, se los digo, yo quiero vivir nuestro amor bien, no
escondiéndonos, aunque si ella lo prefiere así pues-calla-

Miguel: ¿pues qué?

Catalina: pues toca así, la verdad es que no sabría qué hacer si la pierdo, la amo demasiado migue

Miguel: eso no me lo tienes que decir, se te nota a 1000 kilómetros de distancia, solo debes tener
paciencia, eso es todo, dale tiempo al tiempo y veras que poco a poco ella ira dejando sus miedos

Catalina: en eso tienes toda la razón y eso hare, pero por ahora solo me queda preparar todo para esta
noche, oye y hablando de eso, por que no vienes esta noche a mi casa a cenar conmigo y la familia de
Tatiana, así las conoces y de paso me das apoyo moral.

Miguel: ¿cena? ¿Familia de Tatiana?, espera, espera, ¿tienes una cena hoy con la familia de Tatiana y
no me habías dicho?

Catalina: es q se me había olvidado, pero entonces si vas a ir, pues claro aleja también está invitada,
pues si quiere ir sino pues ve tu solo ¿sí?

Miguel: ok, yo le digo a aleja entonces, y pues si no quiere iré yo solo.

Catalina: ok, oye pero si va ella por favor adviértele que no puede hablar de nada relacionado con tati y
yo, explícale por favor para que no cometa ninguna indiscreción.

Miguel: está bien, yo le digo, pero entonces a qué hora debemos estar

Catalina: pues yo las cite a las 8:00 pm así que te figuro ir temprano porque la mama de tati es súper
puntual.

Miguel: mmm ok, cuando toca, toca-rie- bueno, entonces ahora más tarde le aviso a aleja porque ella
es la que se demora siempre y me hace llegar tarde a todo

Catalina:-ríe- si claro, ahora échale la culpa a aleja, si no te conociera te creería pero bueno conste q te
advierto para q llegues puntual, además deberías estar antecito para que cuando llegue la mama de tati
te la pueda presentar, así q atento pues, te espero bien tempranito en la casa.

Miguel:-resignado- ok

Así se la pasaron varios minutos más hablando, hasta que la hora del almuerzo se fue acabando y cada
uno se despidió y retomo su camino hacia su respectivo trabajo. Al llegar catalina a la compañía ya se
encontraba allí Tatiana trabajando como siempre, al pasar por su lado le regalo una sonrisa y entro a
su oficina. La tarde transcurrió sin ninguna novedad, a catalina le hacía falta poco para acabar los
pendientes que tenía para ese día, había un sido un buen día a pesar de todo lo que había pasado.
Después terminar de hacer los pendientes que tenía cogió sus cosas y salió de su oficina y se dirigió
dónde estaba Tatiana.

Catalina:-recostándose en su escritorio- hola

Tatiana:-sonriendo- hola doctora

Catalina: ¿ya casi acabas o te demoras mucho?

Tatiana: pues maso, aun me faltan unas cositas.

Catalina: ¿entonces te espero para llevarte o me voy?

Tatiana: tranquila doctora, si quiere vayase, por mí no hay problema

Catalina: es que no me gusta que te vayas sola, pero si no quieres q te lleve pues entonces no lo hago.
Tatiana: no es eso doctora, de verdad me falta hacer unas cosas, pero si me quiere esperar entonces
espéreme.

Catalina: ok, entonces voy a entrar a la oficina a ver si puedo adelantar algo más y cuando estés lista
me avisas, ¿listo?

Tatiana: ok doctora

Catalina se va entonces a su oficina y se busca cosas que hacer pero no encuentra nada al parecer ya
todo lo había hecho, no sabía q más hacer así q se quedó revisando su computadora, eliminando
correos basura y haciendo cosas sin importancia hasta que su teléfono por fin sonó

Catalina: hola

Tatiana: hola, ya acabe

Catalina: ok, ya voy para allá-cuelga y sale de la oficina- ¿lista?

Tatiana: si vamos

Salieron pues de la compañía con dirección a la casa de Tatiana, el silencio era el rey del ambiente,
ninguna se atrevía a hablar, solo se escuchaba la música de fondo que sonaba en la radio, después de
algún tiempo de estar así Tatiana rompe el silencio.

Tatiana: cata, perdóname ¿sí?, la verdad no sé qué me pasa, tengo demasiado miedo y no soy capaz
de controlarlo, no es que no te amé, solo q no sé qué me pasa-empieza a llorar- perdón

Catalina:-la mira- tati por favor no llores, tranquila, yo sé que no es fácil para ti, para mí tampoco lo
es, pero para eso estamos las dos, para apoyarnos mutuamente, tu sabes que me yo estoy contigo en
todo esto, más bien perdóname a mí por presionarte tanto, tú debes tener tiempo y yo no te lo estoy
dando.

Tatiana: no cata, es que yo tengo q reaccionar, no me puedo guiar por mi miedo sino por lo que siento,
debo ser más como tú y menos como yo, es que a ti no te da miedo enfrentarte a lo que sientes,
siempre has sido muy valiente y yo siempre me he quedado aquí, encerrada en mis miedos, quiero
cambiar, quiero demostrarte que lo único q me importa es estar contigo, amarte como lo hago pero
abiertamente, eso es lo quiero-sus lágrimas siguen cayendo por sus ojos-

Catalina:-estaciona el carro se quita el cinturón y la abraza- tati tranquila, no te preocupes que ya


llegara el dia en que eso pase, no te sientas mal por eso, todos somos diferentes y pues tal vez yo sea
más desprendida de todo lo que piensan las personas y me preocupe más por lo que siento, pero tú
eres diferente, necesitas más tiempo-se separa de ella y la mira a los ojos-  tati yo te amo y te voy a
dar el tiempo q necesites no te preocupes más por eso ¿sí?-la besa-

Tatiana: gracias cata, de verdad intentare no pensar más en ellos, yo solo quiero estar contigo y no voy
a permitir  que nada ni nadie nos separe-la besa-

Catalina: te amo, que no se te olvide eso, pero bueno ahora sigamos a tu casa porque mi suegrita me
va regañar por demorarte tanto-arranca de nuevo el carro y se pone el cinturón- a todas estas, como te
fue anoche con eso de la llegada tan tarde.

Tatiana: pues bien, mi mama no me dijo mucho, pues si me regaño un poquito pero normal, la que si
dedico a indagarme fue Sandra, de verdad no sé qué le pasa, eso quiere saber todo.

Catalina:-riendo- demás que tiene curiosidad, eso es normal.

Tatiana: ¿curiosidad?, no creo, más bien pienso que a ella le pasa algo raro no sé, es que está tomando
esto con una tranquilidad que me esta preocupando.  
Catalina: ya vas a empezar a armarte una película en esa cabecita maquiavélica-ríe- a ver, ¿q es lo que
estas pensado?       

Tatiana: la verdad no sé, pero creo q ella también esta-calla- pues no sé, como que está también en
nuestro lado

Catalina: ¿en nuestro lado?, ¿cómo así?

Tatiana: pues que también le gustan las mujeres

Catalina:-riendo fuertemente- no jodas Tatiana, yo creo q de verdad todo esto te está afectando
mucho, ya estás viendo fantasmas donde no los hay

Tatiana: mor es enserio, mira que si la escuchas hablar y si miras como se expresa también pensarías
lo mismo, pero bueno, tal vez si sea verdad que me esté afectando todo esto.

Catalina: eso es lo más probable, pero bueno, ¿te dejo entonces en tu casa o paro aquí?

Tatiana: no, sigue hasta mi casa

Catalina: ok, como digas, pero entonces nos vamos despidiendo desde acá porque yo no me voy a
quedar sin mi besito de “hasta luego” –detiene el carro-

Tatiana:-ríe- ok, yo tampoco me quiero ir sin ese beso-la besa por algunos segundos-

Catalina:-se separa- bueno para ya que yo creo q los vecinos se dieron cuenta

Tatiana: que se jodan-la besa de nuevo- te amo

Catalina: y yo a ti hermosa, ahora si vamos que mira ya la hora que es, tu mama ya debe estar lista y
tu apenas llegando.

Tatiana: si, tienes razón, arranca pues-catalina obedece y a los poco minutos llegan-

Catalina: bueno, hemos llegado, nos vemos ahora más tarde ¿listo?

Tatiana: ok amor, nos vemos, te amo, chau-baja del carro-

Catalina se dirigió a su casa para organizarse y terminar de organizar lo que hacía falta, aunque no
hacía falta mucho, ya tenía casi todo, lo único que esperaba era que llegara miguel, de verdad quería
tener su apoyo y de paso presentárselo a la familia de Tatiana, así estarían más a la par. Después de
pasar algunos minutos más organizando decidió mandar al chofer  a las casas de Tatiana y mariana y
ya lo único que debía hacer era esperar a que todos llegaran.   

CAPITULO 25

TATIANA

Su día había iniciado como de costumbre, al llegar a la compañía tenía muchas ganas de a catalina,
quería verla de nuevo, sentirla, tocarla, devorar aquellos labios que era su debilidad. Deseaba con
todas sus fuerzas volver a ver a catalina, en  el preciso momento de verla salir por el ascensor sus ojos
se iluminaron al ver aquella mujer que despertaba tantas cosas bonitas en ella, pero a pesar de
desearla por tanto tiempo, solo recibió unas pocas palabras de saludo por parte de catalina, al ver esto
se desilusiono un poco, no sabía que era lo que había pasado, el comportamiento de catalina la
extrañaba demasiado, no entendía que por qué de su actitud y fue entonces cuando decidió ir a aclarar
las cosas, al principio iba bien, ella sabía muy bien que tenía un poder especial para convencer a
catalina y en parte sabia como utilizarlo con ella, y efectivamente le funciono, pero al final fueron más
grandes sus inseguridades y una vez más ganaron la batalla.
Tatiana tenía claro que tenía que dejar ese miedo a un lado y centrarse en el amor que sentía por
catalina, pero sabía muy bien que necesitaba tiempo para pensar las cosas, necesitaba organizar sus
sentimientos y una vez más opto por alejarse de catalina.

Mariana: hola tati, ¿lista?

Tatiana: si, dame un segundo organizo esto y nos vamos-miro a mariana y a su alrededor- ¿y  las
muchachas?  

Mariana: ella están en la cafetería esperándonos

Tatiana: a ok-termino de organizar algunos papeles y salieron-

Mariana: y que, ¿cómo te ha ido?

Tatiana: pues bien, el día ha estado un poco movido hoy, ha habido mucho trabajo.

Mariana: mmm veo, que bueno eso, oye y ¿te puedo hacer una pregunta?

Tatiana: al hacerme ese pregunta ya me estas preguntando algo

Mariana:-ríe- veo q ya se te están pegando algunas manías de la doctora.

Tatiana: si un poco, es que es inevitable no hacerlo, y bueno, ¿que me ibas a preguntar entonces?

Mariana: no pues te quería preguntar donde estabas ayer, es q te estuve buscando todo el día y no
apareciste  por ningún lado.

Tatiana: ah! Eso, lo que pasa es que-trata de buscar una excusa rápida- ayer tuvimos q hacer unas
vueltas de la compañía con la doctora, pero era fuera y pues me pidió que la acompañara.

Mariana: ah! Ya, por eso fue q estuvo el doctor Campuzano aquí y no la doctora

Tatiana: aja, es que también habían muchas cosas que hacer aquí y pues no se podían dejar de hacer
algunas cosas entonces el doctor estaba libre y colaboro con la compañía-llegan a la cafetería y se van
directo para donde estaban las muchachas-

Luisa: ¡pero miren que resucito!, yo pensaba que tú ya no trabajabas más aquí.

Tatiana:-riendo y sentándose- no para nada, todavía estoy aquí, lo que pasa es q como saben estaba
incapacitada y por eso no había podido estar con ustedes.

Susana: pues sí, pero eso fue la semana pasada y esta semana no te has aparecido tampoco.

Tatiana:-nerviosa- es que…-pensando- he tenido mucho trabajo, he estado un poquito atrasada y pues


no me quedaba mucho tiempo para estar con ustedes.

Luisa: ah ya, pero bueno, ya estás aquí de nuevo, eso es lo importante, ya te extrañábamos

Tatiana: gracias niñas, yo también las extrañe mucho

Susana: y bueno tati, ¿qué más?, ¿que ha sido de tu vida estos días?

Tatiana: pues bien, la verdad ya extrañaba trabajar, no es fácil para mi quedarme quieta tanto tiempo

Luisa: completamente de acuerdo contigo, pero un descansito de una semana no le cae mal a nadie.

Susana: en eso si tiene toda la razón luisa, ¿pero entonces no hiciste nada?, ¿te quedaste en tu casa y
ya?
Tatiana: si, solo en mi casita recuperándome, no ven q me pidieron reposo absoluto

Mariana:-entre dientes- y sí que reposaste

Luisa: ¿decías algo mari?

Mariana: que ¿por qué no fueron a visitarla?

Luisa: no teníamos tiempo, esa semana fue muy dura, pero si lo pensamos, solo que no pudimos ir,
perdona tati

Tatiana: tranquila muchas que por eso no hay ningún problema

Susana: oye tati, y cambiando de tema, ¿qué tal la nueva jefe? ¿Verdad q es muy brava?

Tatiana:-riendo- ¿brava?, para nada, ella es un amor de persona, es súper querida.

Luisa: pero creo q eres la única q habla bien de ella, porque todos los que la han tratado han dicho q es
muy arrogante

Tatiana:-enojada- pues no la conocen, las personas q han dicho eso de verdad no saben quién es.

Mariana:-le toma la mano y dice en voz baja- tranquila, no te ofusques

Susana: oye pero esto no es para q te enojes, pues si a ti te parece que ella es una buena persona
pues entonces para ti es una buena persona, será q solo a ti es a quien trata bien, porque de verdad
eso es lo que se dice de ella

Tatiana: pues que piensen entonces lo que quieran, al fin y al cabo son ellos los que se pierden de
conocer a la maravillosa persona q es.

Luisa: oye, ¿y tú por que la defiendes tanto?

Tatiana: -baja la mirada- por nada, solo q yo la conozco un poquito más que ustedes.

Luisa: pero es que hablas como si la conocieras desde hace años, en fin, no importa, igual no creo q
nos toque tratar mucho con ella.

Susana: gracias a Dios, porque yo no quiero conocerle el mal genio a la doctorcita.

Tatiana:-se levanta de la silla- ¡suficiente! Ya me canse de verdad-mariana le toma la mano pero ella se
suelta- lo siento pero no puedo más-se va dejándolas con la palabra en la boca-

Tatiana estaba muy enojada, sentía una gran impotencia al no poder defenderla como ella quería
hacerlo, al no poder destaparse y decir el por qué la conocía tan bien, por qué sabía qué clase de
persona era. Esto en parte la hizo reflexionar un poco a cerca de lo que estaba pasando entre ella y
catalina, y se sentía mal por todo lo que le había hecho a ella.

Mariana: tati, ¿podemos hablar?

Tatiana: dime

Mariana: tati, yo sé que a ti no te gusto lo que paso hace un momento, pero debiste ser más prudente,
no sabes  todo lo que empezaron a decir las mucha…-la interrumpe-

Tatiana: mari, ¿sabes qué?, no me importa, que piensen lo que quieran, yo no puedo seguir ocultando
lo que siento por catalina así como así, de verdad la amo y no es justo ni para ella ni para mí el yo
poner por encima de este amor el miedo, no quiero, ¿me entiendes?, no quiero-empieza a llorar-
Mariana:-la abraza- tati ya, no llores, nadie dijo que sería fácil, el miedo siempre es algo que está
presente, te lo digo por experiencia-Tatiana se aleja-

Tatiana: lo siento, pero eso solo me demuestra que debe luchar, no quiero q me pase lo mismo q a ti.

Mariana: si, tienes razón, no es justo que tú sientas lo que yo estoy sintiendo-baja su mirada y calla-
tati, de verdad yo te quiero y aunque sé que tú no me quieres de igual manera, sabes q puedes contar
conmigo.

Tatiana: gracias mari, yo sé que lo puedo hacer, pero no quiero involucrarte más en esto, no quiero
que sufras, yo creo q es mejor que dejemos las cosas así, te pido que por favor no volvamos a hablar
de tema ¿sí?

Mariana: tati, pero el que yo te quiera no debe cambiar las cosas entre nosotras

Tatiana: mari claro que las cambia, porque tú ya no me ves como amiga, lo siento pero tienen q
cambiar, no quiero q sufras por mi culpa

Mariana: ¿que no quieres que sufra?, primero te digo lo que siento y me rechazas, ¿y ahora también
me quieres quitar lo único q tenia de ti?, ¡vaya forma de no hacerme sufrir!

Tatiana: mariana, entiéndeme por favor, no quiere seguir haciendo las cosas mal, no te estoy diciendo
que dejemos de ser amigas, sino que por nuestro bien mejor no hablemos de las cosas de cata y yo,
eso es todo.

Mariana: ok has lo que quieras, eso me pasa por querer sola-se va-

Tatiana:-gritando- mari espera, mari!!!-no vuelve-

La tarde pasó rápidamente, ese definitivamente no había sido su mejor día, lo único que esperaba era
que en la noche las cosas mejoraran y no cometer más errores. Cada minuto que pasaba sentía que
debía hablar con catalina, tenía que dejarle claro que haría todo lo posible por dejar su miedo y estar
junto a ella sin importar el qué dirán, y aunque para ella era muy difícil lo intentaría, debía mostrarse a
sí misma que era más grande el amor que el miedo.

En la tarde-noche, cuando llego a su casa se encontró con su mama completamente histérica por su
hora de llegada, se suponía que debía estar más temprano, la puntualidad era algo que su madre
siempre les había enseñado, pero al parecer esto se le había olvidado a Tatiana, o eso era lo que su
mama pensaba. Después de recibir los regaños por su parte se fue directo a su habitación, se bañó y se
organizó rápidamente ya que la hora de salida se aproximaba.

Sandra:-tocando la puerta de la habitación de Tatiana- ¿hermanita ya estas lista?

Tatiana: ya casi

Sandra: ¿puedo pasar?

Tatiana: si te digo que no, ¿no pasarías?

Sandra: no

Tatiana: entonces pasa y no hagas preguntas bobas.

Sandra:-entrando- que hubo hermanita, ¿lista?

Tatiana:-organizándose- ya te dije que no 

Sandra: no me refería a eso, digo q si estas lista para presentarme a tu amorcito.

Tatiana:-va y cierra la puerta- shhh, no digas eso tan duro, no ves mi mama se puede dar cuenta
Sandra: ok, ok, ya bajo el tono de mi voz, pero y entonces, ¿lista?

Tatiana: ¿tengo otra opción?

Sandra: no

Tatiana: Tatiana, entonces estoy lista-le regala una sonrisa-

Sandra: eso me gusta-ríe- ya quiero conocer a mi cuñada-dice en susurro-

Tatiana:-riendo- ok, pero no me hagas quedar mal, ¿listo?

Sandra: ¿cuándo te he hecho yo quedar mal?

Tatiana: mejor no me hagas hablar hermanita, pero de verdad Sandra, cata es muy importante para
mí, te pido q por favor la trates bien, no quiero seguir embarrándola más con ella.

Sandra: ¿ahora qué hiciste?

Tatiana: pues lo mismo de siempre, mi bendito miedo, esta tan presente en mí que siempre la embarro
con cata, hoy me la pase todo el día huyéndole por mi miedo a que las personas se dieran cuenta de lo
que tenemos, soy una estúpida.

Sandra: completamente de acuerdo

Tatiana: ¡oye! pero tu estas como para ayudar

Sandra: pero si es verdad, además tu misma fuiste la que lo dijo, yo solo lo reafirme.

Tatiana: bueno, si es verdad, pero igual no sé qué hacer con esto, tu qué me dices-espera su respuesta
impaciente-

Sandra: mmm, pues que te dijera yo-calla-

Tatiana: habla pues-impaciente-

Sandra: tati-la mira fijamente- lucha por lo sientes, no dejes que el miedo de gane, si eso llega a pasar
vas a sufrir y mucho, mira-le toma una de sus manos y se la lleva a su corazón- ¿sientes?-Tatiana
asiente- cada latido que tu corazón da, es una palabra que te está diciendo, escúchalo, él tiene todas
las respuestas que necesitas.

Tatiana: wow, a pesar de que eres chiqui sabes muchas cosas, gracias Sandra, has sido de gran ayuda
hoy-la abraza-

Sandra: no es nada hermanita, ya sabes q aquí estoy yo para despertarte, porque estas como medio
dormida-ríe-.

Tatiana: ¿por qué será que si no la embarras a la entrada la embarras a la salida?

Sandra:-ríe- esa es mi naturaleza, pero bueno hermanita, ya sabes q es lo que tienes q hacer, ahora si
apúrate, organízate rápido que mama ya está afanando además acabo de llamar mi cuñada diciendo
que ya había mandado a recogernos, entonces, muévete.

Tatiana: ok, no tardo, solo unos minutos más y bajo

Sandra: ok, te espero abajo-sale y vuelve a entrar- tati

Tatiana: si dime.

Sandra: te quiero mucho


Tatiana:-sonríe- y yo a ti Sandra- sale de su habitación y la deja sola-

Después de pasar algunos minutos Tatiana bajo y efectivamente estaba su mama súper enojada pero
logro tranquilizarla ya que había llegado a tiempo, todavía no había llegado el chofer así que esperaron
por algunos minutos más hasta que llego y se dirigieron a la casa de mariana quien los estaba
esperando. Luego de pasar algunos minutos de recorrido fueron llegando a la casa de catalina, todas
estaban completamente sorprendidas por la casa, nunca se imaginaron encontrarse con una casa tan
grande, todas estaban impactadas, mientras que Tatiana las miraba con cara de burla, suponía que esa
había sido la misma cara que puso ella la primera vez que fue a la casa de catalina y le dio un poco de
gracia ver esto. Al llegar, todas se bajaron del carro y la primera imagen que vieron fue a catalina en la
entrada de la casa esperándolas.

Tatiana al verla se le iluminaron los ojos, inmediatamente una sonrisa se postro en su rostro siendo
difícil esconderla, su corazón latía muy rápido, sentía una gran paz en su interior, no podía dejar de
verla, su cuerpo se fue moviendo por inercia hacia donde estaba catalina, al llegar se acercó y la beso,
todo el mundo desapareció en ese momento, fue un beso tierno, despacio, sin ninguna prisa, se notaba
como había tomado por sorpresa a catalina quien no sabía si corresponderle, pero poco a poco se fue
dejando llevar, a los pocos segundos se separaron y se quedaron viendo fijamente.

CATALINA

No podía reaccionar, la miraba fijamente con una sonrisa en su rostro pero no podía creer lo que había
hecho Tatiana, la sensación que sentía era indescriptible, se sentía muy bien, le había encantado lo que
había pasado, las dos estaba completamente perdidas en la mirada de la otra, hasta que un ruido las
saco de su trance.

Miguel:-aclarando su garganta- muchachas, muy lindas ustedes, pero por si no lo recuerdan allá-
señalando el auto- está tu familia tati.

Tatiana:-volteo y vio como todas estaban entretenidas ayudando a bajar a su madre del carro- Dios, se
me olvido por completo mi mama-se fue corriendo a ayudarla y detrás de ella salió catalina-

Carmen: ya niñas q yo puedo sola-se las quito de encima a todas-

Sandra: ¿segura mama?, ven yo te ayudo a ir hasta la casa

Carmen: está bien, pero solo tu-aparto a las otras y miro a catalina- hola mi niña ¿cómo estás?

Catalina: doña Carmen, yo muy bien ¿y tú?

Carmen: muy bien mi niña, solo que aquí estas señoritas no hacen sino preocuparse por mi estando yo
bien, ya no me dejan ni caminar.

Catalina:-riendo-  pero doña carme, eso lo que hace es demostrarte que estas señoritas te quieren
mucho y por eso es que preocupan por ti.

Carmen: pues sí, pero exageran-empiezan a subir las escaleras de la entrada- oye catalina, tienes una
casa muy linda.

Catalina: muchas gracias doña Carmen y a la orden, aquí la tiene para lo que necesite.

Carmen: gracias mi niña, la tendré en cuenta entonces para cuando mi tati se case, este puede ser
buen lugar para celebrarlo

Tatiana: ¡mama!

Carmen: mama que, solo estaba molestando, ¿acaso ya uno no puede hacer bromas?-entran a la
casa-  

Catalina: tati-la mira- tranquila que no hay problema, bueno, bienvenidas a mi casa
Sandra: wow, pero que casa-se queda embobada viéndola-

Tatiana: ya hermanita cierra la boca que se te van a entrar moscas en ella-todas ríen-

Sandra: jum pero que, ya una no puede admirar la belleza pues-ríen aún más-

Catalina: bueno, ahora por favor acompáñenme a la sala de estar que quiero que conozcan a unas
personas-todas van detrás de ella- y aquí están, bueno, tati y mariana ya los conocen, o al menos a
migue si, este es mi hermano Miguel,-se dirige a miguel- migue mira, ella es doña Carmen, la mama de
Tatiana y ella es Sandra su hermana.

Miguel: un placer conocerlas -les da su mano a cada una- catalina me ha hablado mucho de ustedes, ya
estaba ansioso por conocerlas.

Carmen: el placer es nuestro, cierto Sandrita-Sandra asiente- por fin un hombre entre tantas mujeres-
todos ríen-

Catalina: bueno y ella es mi cuñada, Alejandra la esposa de migue.

Sandra:-lamentándose- aaah ¿es que eres casado? Lástima-ríen-

Alejandra: si, es casado, pero tranquila que yo no soy celosa

Sandra: ah ok, y ¿tu miguel eres celosos?

Miguel: eh ¿yo? Para nada

Sandra: ok, bueno saber eso

Catalina mira rápidamente a Tatiana

Alejandra: un pacer conocerlas eeh, ¿cómo es que se llaman?

Catalina: perdón aleja, mira, ella es Carmen, ella Sandra y ella es mariana –señalándolas a cada una-

Alejandra: un gusto conocerlas-se acerca a cada una y les da un beso en la mejilla pero al llegar donde
Sandra esta voltio un poco su cara haciendo que el beso fuera muy cerca de sus labios-

Sandra: un gusto conocerte Alejandra-la mira fijamente sin soltar su mano mientras Alejandra se
encontraba completamente roja-

Catalina: ehh, bueno, vamos al comedor entonces.

Tatiana: si, vamos, Sandra-voltea a ver- ¿vamos?

Sandra: eeh si vamos-suelta a Alejandra y vuelve a ayudar a su madre-

Así pues todos se dirigieron a donde estaba el comedor, al llegar se encontraron con la mesa
perfectamente organizada y a un lado de ella se encontraban rosita y dos muchachas más, una a cada
lado. Todos tomaron asiento y al poco tiempo llegaron rosita con las muchachas con unas bandejas y
les empezaron a servir la cena. Después de algunos minutos se encontraban todos comiendo y
hablando de todo un poco, la mama de Tatiana empezó a conocer un poco más a miguel, se dedicó a
interrogarlo toda la cena, mientras tanto,  catalina y Tatiana mantenían miradas profundas y Sandra,
mariana y Alejandra hablaban amenamente. Luego de acabar la cena fueron de nuevo a la sala de estar
a seguir hablando.

Sandra: catalina, ¿me puedes hacer el favor de mostrarme donde está el baño?

Catalina: claro mira-se levanta- vas por este pasillo y…


Sandra: mejor me acompañas ¿no?

Catalina: eeh, si claro vamos, yo te llevo

Sandra: ok,-dirigiéndose a todos- ya venimos

Carmen: ¿para dónde van?

Sandra: al baño

Carmen: ok, pero no se demoren

Sandra: si señora, ya venimos.

Las dos salen de la sala mientras Tatiana las mira alejarse y llegan al baño

Catalina: y aquí esta-señalándolo-.

Sandra: aja, ya sabía, solo era una excusa para estar solas

Catalina: ¿y para que querías estar sola conmigo?

Sandra: no pues quería ver si estando solas cambia algo en ti

Catalina:-la mira con cara de confusión-

Sandra: y si cambias, mira q ya no tienes ese brillito en los ojos que tenías hace un rato mientras
mirabas a mi hermanita

Catalina: -sonríe- es que ese brillo solo lo tengo cuando veo a tati, de resto mis ojos se tornan opacos,
ella es el brillo de mi vida

Sandra: -suspirando- ay el amor, el amor, el amor-ríe y respira profundo-  ¿hueles eso?

Catalina: ¿qué? Yo no huelo nada

Sandra: huele a amor-respira profundo- sip ya viene

Catalina:-confundida- ¿ya viene quién?

Tatiana: se puede saber que estás pasando aquí

Sandra: y ya está aquí-las dos ríen-

Tatiana: y ahora que, de q se están riendo.

Sandra: del amor que está en el aire, ¿no lo hueles?

Tatiana: estás loca de verdad

Catalina:-riendo- a mí no me parece, creo q Sandra es una de las pocas personas cuerdas que he
conocido-le regala una sonrisa-

Tatiana: de verdad no sabes de lo que estás hablando y tu-hablándole a Sandra- ¿para qué q trajiste
para acá a catalina?

Sandra: deja los celos hermanita que estas dañando el aroma-catalina ríe-

Tatiana: a mí no me causa gracia esto, a ver, ¿díganme que está pasando acá?
Sandra: pues nada, solo que si no hacia esto tú nunca te ibas a decidir de sacar el espacio para venir a
presentarme a mi cuñadita

Tatiana: ah! Era eso.

Sandra: pues claro tonta, ¿acaso que pensabas?

Tatiana: no nada, solo que no me gusto que te la trajeras así, pero no importa

Sandra; ok, ¿y entonces?

Tatiana: ¿y entonces qué?

Sandra: entonces, ¿me la vas a presentar o no?

Tatiana: pero si ya la conoces, para que quieres que te la presente otra vez

Sandra: Tatiana, ya hablamos de eso, yo conozco a catalina tu JEFE no a catalina tu NOVIA, así que me
la tienes que presentar-catalina solo reía viéndolas discutir-

Tatiana: ok, ok, de verdad eres muy terca, bueno en fin, Sandra te presento a catalina, mi NOVIA, la
mujer q amo con todo mi corazón, amor-mirando a catalina- te presento a la intensa de tu cuñada

Sandra:-con una sonrisa de oreja a oreja- un placer conocerte cuñis

Catalina:-sonriendo- el placer es mío

Sandra:-la abraza- que emoción, nunca pensé que mi hermana por fin me iba a presentar a alguien.

Catalina: ¿nunca te había presentado a alguien?

Sandra: no, ella siempre fue muy sola y muy cerrada, muy pocas fueron las veces que le conocí a
alguien, yo creo q te estaba esperando a ti.

Catalina: ¿de verdad?

Sandra: si, es que contigo es súper diferente, mira que se le nota la bobada, yo desde el primer
momento que las vi me di cuenta, es que tati es muy evidente, desde lejos se le nota lo enamorada
que esta de ti, cada vez q te ve pone una cara de enamorada que no puede con ella es tan…-Tatiana la
interrumpe-

Tatiana:-aclarando su garganta- eeh, Sandra, por si no te has dado cuenta yo estoy aquí

Sandra: perdón hermanita pero es verdad, es que el que te mire cuando estas cerca de catalina se da
cuenta de una,  eres tan obvia.

Catalina: si, es que la traigo loca-ríen-

Sandra: si, quien sabe que es lo que le das para que la tengas tan idiotizada

Catalina: amor, mucho amor y una que otra cosita que la vuelve loca, ¿verdad amor?-se acerca a
Sandra y le dice en voz baja- ya conozco sus puntos débiles-las dos ríen-

Tatiana: Dios santo, de verdad tú las creas y ellas se juntan, ¿qué he hecho yo para merecerme esto?

Sandra:-riendo- hermanita tranquila, que cata y yo somos inofensivas, ¿verdad cata?

Catalina: si, totalmente inofensivas.

Sandra: ves tati, no pasa nada,-se dirige a catalina- ahora si cuñis dime cuáles son sus puntos débiles.
Tatiana: no me jodan, ustedes si son pasadas, y catalina por favor no andes contando nuestras cosas

Catalina:-se acerca a ella y la toma de la mano- ok amor, lo q tú digas, ya oíste cuñis, ha hablado la
reina y hay q obedecerle.

Sandra: jum, que anticheveres que son, no, no, no.

Tatiana: lo siento hermanita pero de nuestras bocas no obtendrás nada

Sandra: ok, ya encontrare la forma de hacerlas hablar, ya sabes que ese es mi don-ríe-

Tatiana: has lo que quieras, pero por ahora vamos a la sala que ya deben estar extrañadas de que no
lleguemos.

Sandra: ok vamos

Catalina: esperen-las detuvo-

Tatiana: ¿qué paso amor?

Catalina: es que, ya que estamos aquí, no puede desaprovechar esta oportunidad-se acerca y la besa-

Sandra: cof, cof, eeh no coman delante de los pobres jum

Catalina:-aun besándose y sonriendo- ok ya-se separa de Tatiana- perdón Sandra pero no me pude
aguantar

Sandra: fresca, yo solo molestaba

Catalina: ok, entonces el ultimo y nos vamos-la vuelve a besar-

Sandra: tres años después…

Tatiana:-se separa de catalina-ahora quien es la antichevere

Sandra: es que ya llevamos mucho tiempo aquí

Tatiana: eso no te importaba hace unos minutos, eso es que estas envidiosa porque tú no tienes a
quien besar

Sandra: aja, eso es, ¿ahora si nos vamos?

Catalina: no pues si quieres solucionamos eso y mandamos a llamar a Alejandra para que tengas con
quien entretenerte

Sandra:-completamente roja- ustedes están locas

Tatiana: -riendo-aja, por eso es que estas tan roja ¿no?, te gusto, di la verdad

Sandra: que no, no sé de dónde sacan eso

Catalina:-riendo- ok, pero te advierto desde ya que ella no es mujer para ti, además está casada y
tiene dos hijos

Sandra:-con cara de asombro- ¿enserio tienen don hijos? No parece

Catalina: aja, y son mis sobrinos, así que pilas

Sandra: ok, además ella no me interesa como mujer, es más, a ustedes quien les dijo q a mí me
gustaban las mujeres
Tatiana:-riendo- ay hermanita, a ver cómo decirlo-hace la q esta pensando- si ya se, eres tan evidente,
cada vez q ves una mujer pones una cara de idiota que no puedes con ella, eres demasiado obvia-ríe
junto con catalina-

Sandra: no me simpatizas sabes

Tatiana:-riendo- ni tu a mí, pero aun así te adoro

Catalina: cuñis, lo le prestes atención a Tatiana, tu no pones cara de idiota cuando vez a una mujer,
eso no es cierto

Sandra:-aliviada- por fin alguien sensato aquí

Catalina: aja, la cara que pones es de pura y física lujuria-ríe- ya cuñis acéptalo que te gustan las
mujeres, igual no vas a convencernos de lo contrario, es que tu cara te delata

Sandra: ¿saben qué? Todo bien, se les tiene en cuenta para el día de la hermana y el de la cuñada, ese
día no esperen ningún presente de mi parte, ahora si me disculpan me voy

Tatiana y catalina iba riéndose a mas no poder, ya cuando estaba cerca de la sala de estar se calmaron
un poco y entraron como si nada.

Carmen: ¿y ustedes porque se demoraron tanto?

Catalina: eeeh, lo que pasa es que- se queda pensando que decir- ehh

Sandra: mama, lo que pasa es que aprovechamos la ida al baño para conocer un poco mas la casa,
pues cata me hizo un mini tour por algunas partes de la casa, por eso fue que nos demoramos

Carmen: a bueno, pero entonces vámonos ya miren la hora que es

Sandra: ¿ya?, ¿tan rápido? Yo no alcance a conocer del todo a la familia de cata-mira fijamente a
Alejandra- que lastima

Carmen: quien te manda a ir de “mini tour por la casa”, debiste a ver aprovechado, pero como no lo
hiciste ahora te aguantas-todos ríen- que pena con ustedes, pero de verdad ya es muy tarde y es mejor
irnos ya

Catalina: ok doña Carmen no hay problema, espero que haya pasado un rato agradable

Carmen: muy agradable, tu hermano es muy querido, es un gran hombre, ojala y Tatiana encuentre un
hombre así como el

Tatiana: ¡mama! Ya deja de decir esas cosas

Carmen: pero por qué si es verdad, lo que yo más quiero en este mundo es que encuentres un hombre
bueno que te haga feliz, ¿es malo decir eso?

Tatiana: no, pero no me gusta que digas eso, no me siento cómoda

Carmen: ¿ay mija quien te entiende? Pero no importa ya Sandra y yo nos encargaremos de encontrarte
un hombre bueno, que te quiera, que de todo por ti, que te amé, que te brinde su apoyo incondicional,
que…-Tatiana la interrumpe-

Tatiana: yo ya encontré a esa persona-todo el mundo quedo en silencio y expectante, catalina solo
mantenía su miraba en ella, se acercó sigilosamente y sin q nadie lo notara tomo su mano con fuerza-

Carmen: ¿qué dijiste?

Sandra: nada mama, que ya nos vamos, ¿verdad?


Tatiana:-no entendía la reacción de su hermana, pero prosiguió- Sandra por favor déjame hablar,
mama, yo ya encontré a esa persona que estas describiendo.

Carmen:-alegre- Dios santo, por fin escuchaste mis plegarias, ¿tú por qué no me habías dicho esto
antes?

Tatiana:-apretaba fuerte la mano de catalina- por miedo

Carmen: ¿miedo? ¿Miedo de que?

Tatiana: miedo de la reacción que tengas

Carmen: no te entiendo

Tatiana:-tomando aire y con su voz temblorosa- mama, estoy enamorada, bueno, eso ya lo sabes, pero
lo que no sabes es que he encontrado el amor de mi vida, es la persona más linda y tierna que he
conocido, ha estado conmigo en los momentos más difíciles de mi vida y siempre he tenido su apoyo
incondicional, sé que ama y yo también lo hago, créeme, mi corazón le perece y a pesar que he estado
a punto de perder a este amor por mis estúpidos miedos, no estoy dispuesta a dejarle ir, porque desde
que le conocí he sido la mujer más feliz de este mundo-una lagrima empezó a caer por su rostro- y te
pido perdón por no habértelo dicho antes, pero no quería causarte daño-toma aire de nuevo tratando
de tranquilizarse- mama-calla- la persona de la cual te estoy hablando es… es catalina

Un profundo silencio  se hizo dueño de la habitación dejando a todos expectantes, Tatiana miraba
fijamente a su madre mientras seguía aferrada a la mano de catalina, intentaba descifrar lo que los
ojos de su mama reflejaban, pero su esfuerzo era inútil, lo que más deseaba era que dijera algo pero el
silencio era el rey de este momento. 

CAPITULO 26

Tatiana

Su cuerpo estaba completamente inmóvil, su mirada estaba fija en su madre, sentía como catalina
estaba a su lado acompañándola en todo lo que pasaba, sentía como el calor de cuerpo la rodearla y al
mismo tiempo la reconfortaba, el ambiente estaba muy pesado, nadie se atrevía a producir ninguna
palabra hasta que por fin el silencio se rompió.

Sandra: mama, ¿estás bien?

Carmen: ¿tu sabias?

Sandra: -sorprendida- ¿Qué? Nooo,  eeeh bueno si, pero hace poco me entere

Carmen:-dirigiéndose a Tatiana- vámonos ya

Tatiana: pero mama…

Carmen:-alzando su voz- pero mama nada, ¡vámonos ya!

Tatiana:-se suelta de catalina y se acerca a su mama- mami, yo sé es un noticia muy dura, pero no
quiero que te pongas así por favor

Carmen: -llorando- Tatiana por favor vamos

Catalina:-se acera a Carmen- doña Carmen, ven no llores más, yo sé que es duro y todo, pero yo amo
a tu hija de verdad, ella lo es todo para mí.

Carmen:-secando sus lágrimas- ¿Qué he hecho yo para merecerme esto ah? Dime Tatiana, ¿Qué te
falto? ¿Qué paso con mi niña?-se dirige a catalina- ¿Qué le hiciste?
Catalina: doña Carmen tranquilízate, ven siéntate-trata de cogerla pero Carmen no se deja-

Carmen: ¡no me toques! Tú no tienes derecho a tocarme, mira lo que has hecho con mi niña, la luz de
mis ojos, no tenías ningún derecho a meterte con ella, con ella no-vuelve a llorar-

Tatiana: mami- la abraza y llora con ella- no llores más por favor, me parte el alma verte así,
perdóname mama, perdóname pero yo a ella la amo, ella es mi felicidad, es mi todo, para mí tampoco
es fácil, jamás me había pasado esto-se separa y la mira a los ojos- pero paso y estoy segura que es lo
que quiero en la vida.

Carmen: no, no, tu no por favor, no puedo volver a pasar por lo mismo, díganme que esto es una
broma de mal gusto-busca con su mirada a Sandra- Sandra, dímelo por favor, dime que tu planeaste
eso y que ellas te estas ayudando.

En la sala todos estaban  confundidos, no sabían que era lo que estaba pasando, Sandra por su lado
solo se dedicaba a observar a su mama con sus ojos vidriosos, estaba a punto de llorar y no era capaz
de articular ninguna palabra, solo miraba como si estuviera buscando las palabras pero no las
encontraba.

Tatiana: mami, ella no tienen nada que ver con esto, ella apenas se enteró ayer de lo que estaba
pasando, esto no es una broma de mal gusto, es verdad, estoy enamorada de una mujer.

Carmen: no, esto no puede estar pasando-busca donde sentarse y llora, en esas miguel se acerca y le
ofrece un vaso con agua-

Miguel: doña Carmen, mire tómese esto-le brinda el vaso-

Carmen:-lo mira con lágrimas en sus ojos- ¿tu sabias?

Miguel: si señora

Carmen: -buscando con la mirada a mariana- mari hija, dime que tu no sabías por favor

Mariana:-se acerca a Carmen- Carmencita, no llores ¿sí?-le seca sus lágrimas-

Carmen: mariana, contéstame por favor

Mariana:-baja la mirada- si señora, yo sabia

Carmen: y ¿por qué no hiciste nada para impedirlo?

Mariana: Carmen tranquila-la abraza-

Carmen:-se suelta- respóndeme hija, ¿Por qué no hiciste nada?

Mariana: Carmen perdón pero esto se me salió de las manos.

Carmen: esto no puede ser, esto no me puede estar pasando a mi

Catalina: doña Carmen tranquilízate, mira, tomate el agua-se la acerca pero Carmen tira el vaso-

Carmen: ¡déjame!-trata de levantarse pero se le dificulta mucho, así que Sandra se acerca a ayudarle-
suéltame que tú también me has decepcionado, no entiendo que mal he hecho yo en mi vida para que
me salgan von estas-vuelve el llanto- no…enti…endo…como…es…posi…ble…que mis…dos hijas…sean…
lesbianas-su llanto se hace más fuerte-

Al decir esto todos en la sala dirigieron su mirada a Sandra, la cual ya se encontraba llorando, si bien
era cierto que tenían sus sospechas, también era bien sabido que era eso, solo sospechas, nadie se
imaginado que Carmen supiera ya las inclinaciones sexuales de su hija menor y esto obviamente
complicaba un poco más las cosas. Todos estaban con cara de asombro, en la sala solo se escuchaban
los sollozos de Carmen y los “¿por qué?” que salían de su boa.

Sandra:-limpiándose sus lágrimas- creo que mejor nos vamos

Tatiana:-secando también sus lágrimas- sí, yo también creo que es lo mejor

Catalina: está bien-se acerca a Tatiana y baja la intensidad de su voz- tati tranquila amor, yo voy es
estar aquí para ti, no te preocupes por nada y cuida a tu mama, si pasa algo me llamas ¿listo?

Tatiana: está bien, cata te amo.

Catalina: lo se amor, yo también te amo-la abraza y le susurra en su oído- gracias por aceptarme

Tatiana: -le regala un sonrisa y se dirige a su mama- mami, vamos, debes descansar, no te ves bien.

Carmen: ¡cómo quieres que este bien si a mis dos hijas les gustan las mujeres!

Sandra: mami ya-llora- perdónanos, mira que esto no es algo que planearamos, simplemente es lo que
sentimos

Carmen: ¿entonces lo que yo siento no importa? Esta tristeza, este dolor, toda la decepción que siento
en este momento, ¿no importa?

Todos callan unos segundos.

Mariana: Carmen ven-la rodea con su brazos- vamos a tu casa, descansa y ya después hablas esto con
las muchachas, date tiempo para organizar tus cosas y después hablas con ellas ¿sí?

Carmen:-mira fijamente a mariana y se desploma-

Todos acudieron a su rescate, las lágrimas y gritos de Tatiana se hacían cada vez mas fuerte.
Rápidamente miguel la tomo en sus brazos y se la llevo al carro para emprender la ida a la clínica, todo
era un completo caos, Tatiana y Sandra estaban como locas, no reaccionaban, no pensaban, solo se
dedicaban a llorar y a estorbar. Miguel la ingreso en la parte trasera de su carro y se dirigió junto con
Alejandra quien estaba a su cuidado, a  la clínica más cercana mientras que Tatiana, Sandra, mariana y
catalina se fueron el carro de esta última siguiendo lo más cerca posible el carro de miguel.

Tatiana: -llorando- la mate, la mate, no debí abrir mi boca, Dios ¿por qué, por qué pasa esto?

Sandra:-llorando- te dije q nos fuéramos, yo sabía que esto iba a pasar, ¿por qué diablos no te
esperaste?

Tatiana; -gritando- ¡NO PUDE!, simplemente salió-rompe de nuevo en llanto-

Catalina: -tratando de tranquilizarla- ya amor, no llores mas, tu mama va a estar bien, ella es una
persona muy fuerte, no te preocupes, tu no tuviste la culpa de nada.

Sandra: ¡NO LA DEFIENDAS! Que por su estupidez es que esto está como está, debiste esperar-llora-

Mariana:-abraza a Sandra y la lleva hacia su pecho- ya mi niña no llores mas, tu mama va a estar bien-
acaricia su cabeza-

Después de estar algún tiempo en carretera, llegaron a la clínica e inmediatamente ingresaron a


Carmen y le empezaron a hacer el chequeo médico, rápidamente la llevaron a una habitación y  los
dejaron a todos esperando. Tatiana estaba destrozada, no paraba de llorar mientras catalina trataba
consolarla.

 SANDRA
Sentía como su mundo se venía abajo, ver a su mama en esas condiciones la ponía mal, nunca imagino
verla tan mal y que fuera por su culpa, no se podía perdonar q su madre estuviera así por ella y
Tatiana. En el preciso momento en el que llego a clínica y vio como se llevaban a su madre, se sentó en
un rincón de la sala de espera, recogió sus piernas mientras su cabeza descansaba en ellas, sus manos
la abrazaban y sus ojos no dejaban de emanar lágrimas de dolor.

Mariana:-se sienta a su lado y la abraza- ya cálmate ¿sí? Mira que esto no te hace bien, tranquilízate
por favor.

Sandra:-levanta la cabeza y la mira con lagrimas en todo su rostro- Cómo me puedes pedir que me
tranquilice mariana si por allá en una de esas habitaciones esta mi mama con quien sabe qué y todo
porque a sus dos hijas se les dio por ser lesbianas, no me puedo tranquilizar sabiendo que en parte yo
también tengo la culpa.

Mariana: ¿culpa de que? ¿De sentir? ¿De vivir? ¿De amar a una mujer? Es no es ninguna culpa, sácate
eso de la cabeza. Si es cierto que es difícil para las personas aceptar que nos gustan las personas de
nuestro mismo sexo, y es entendible, pero por eso no te puedes sentir mal, yo se que tu mama se va a
recuperar y tarde o temprano las va a entender, ¿sabes por qué? Porque ella las ama, ustedes son su
todo y si esa es su felicidad ella sabrá entenderlas.

Sandra:-secando sus lagrimas y recostándose en el hombre de mariana mientras su mirada permanece 


perdida- pero le hicimos daño, mira como esta por nosotras, desearía que no se hubiera enterado de
mis preferencias sexuales, fui una estúpida, debí ser más precavida-rompe de nuevo en llanto-

Mariana: ya mi niña no llores mas-acaricia su cabeza- mira que si tu mama se entero es porque así
debía ser.

Sandra: pero lo pude haber evitado y no lo hice

Mariana: ¿quieres hablar de eso? ¿Me quieres contar que fue lo que paso?

Sandra:-con si mirada inexpresiva- no creo q sea ni el momento, ni el lugar adecuado para hablar de
eso.

Mariana: cualquier momento y lugar es adecuado para desahogarte, lo único que necesitas es alguien
dispuesta a escucharte, y yo lo estoy, aunque si no quieres hacerlo, te entiendo.

Sandra: -quita si cabeza de su hombro y la mira a los ojos- tienes razón-suspira y aparta la mirada-
está bien, te contare-mariana la mira expectante- hace aproximadamente 3 años me declare lesbiana,
estaba muy pequeña pero estaba completamente segura que no quería compartir mi vida al lado de un
hombre sino de una mujer, desde entonces empecé a tener relaciones con mujeres y te aseguro que
han sido los momentos más maravillosos de mi vida, he sufrido, si, pero también he querido y me han
querido. En estos últimos meses, me enamore perdidamente de una niña de mi universidad, ella estaba
en otra carrera y en otro semestre, así que no la podía ver tan seguido, hice muchas cosas para poder
coincidir con ella y de esa manera acercarme. Después de intentar de todas las maneras posibles,  lo
hice y me convertí en su amiga, como te imaginaras yo quería algo con ella, pero no sabía si a ella le
gustaban las mujeres, tenía mis sospechas pero nada confirmado. Un día me pidió le favor de que le
ayudara con un trabajo que ella tenía ya que esa materia  ella y yo la compartimos pero ella apenas la
estaba viendo y yo ya la había visto y pues ese trabajo yo ya lo había hecho así que acepte y pues
quedamos de vernos en mi casa ya que esta quedaba más cerca de la U y así lo hicimos, llegamos a mi
casa y empezamos a hacer el trabajo. En ese momento mi mama se fue, iba a encontrarse con una
vecina con la que duraba horas hablando, así que la casa estaba sola. Nosotras empezamos a hacer el
trabajo en la sala de la casa, todo iba bien, me estaba entendiendo rápido así que avanzábamos
mucho-toma aire- aquí fue donde cometí mi error, ese día, después de estar casi una hora estudiando y
jugando, porque no nos quedábamos quietas, le empecé a hacer cosquillas u ella cayó al suelo y yo
quede encima de ella haciéndola reír con mis cosquillas, hasta que llegue a un punto de estar tan, pero
tan cerca de su boca que me fue imposible contenerme y la bese-sonríe- fue el mejor beso alguien me
haya dado, o bueno eso fue lo que sentí en ese momento, pero lo que más me gusto fue el hecho de
que fui correspondida y eso me alegro mucho, no quería parar de probar esos labios, era la mejor
sensación de todas, poco a poco ese beso me fue trasportando a un nuevo mundo, de verdad había
sido especial, el sentir sus labios en mi piel, fue, uff, lo máximo, pero las cosas no se quedaron en un
beso, nuestros cuerpos nos pedían más, así que ella empezó a desvestirme lentamente y yo hice lo
mismo, nuestros cuerpos temblaban, lo recuerdo muy bien, esta no era la primera vez que yo tenía
relaciones con una mujer, pero con ella no sé, fue diferente, tenía miedo de lastimarla, de hacerle algún
tipo de daño, el hecho es que las dos estábamos nerviosas, pero las dos queríamos que esto pasara, y
paso, no te imaginas la satisfacción tan grande que sentía cuando escuchaba sus gemidos y cuando
llego a su orgasmo, fue lo más placentero que he sentido en mi vida,  tenerla ahí, entre mis brazos,
haciéndola mía y siendo yo suya, fue algo que jamás imagine que pasara, pero-su mirada cambia
drásticamente y vuelve a ella la tristeza- la felicidad y la dicha no dura para siempre, y mientras
estábamos amándonos sentimos como la puerta de la casa se abrió y tras de ella se encontraba mi
mama, no nos dio tiempo de nada, nos encontró así desnudas haciendo el amor en la sala de su casa,
eso fue  un golpe muy duro para ella, Nia y yo nos separamos rápidamente y nos empezamos a vestir
mientras mi mama lloraba-empieza a llorar de nuevo- y empezó a decir cosas así como las que dijo
hoy, estaba mal, casi que saco a Nia de la casa, ella apenas termino de vestirse me miro y se fue sin
decir más, mi mama empezó a preguntarme de todo y a reprocharme por lo que había hecho, me dijo
que la había decepcionado que no sabía qué hacer conmigo, en fin, me dijo de todo, no lo acepto-se
limpia sus lagrimas con la mano- desde ese día cambio conmigo, pues yo antes era su niña consentida,
yo era su casi todo, pero en el momento de enterarse se aferro mas a tati y mira las vueltas que da la
vida, ni a ella ni a mí nos gustan los hombres, ella ahora está con catalina y se ve q se aman y contra
eso nadie va a poder competir-al mirar a mariana nota como su mirada cambia- tu estas enamorada de
mi hermana ¿cierto?

Mariana: mirándola fijamente- sí, estoy muy enamorada de ella, pero me he dado cuenta que haga lo
que haga, ellas se quieren, y como tu dijiste, contra eso no se puede luchar, pero sabes que estoy feliz,
porque tati está en buenas manos, yo se que catalina la va a cuidar bien y eso es lo importante. Pero
bueno, en este momento no estamos hablando de mi sino de ti, y pues déjame decirte que ahora
entiendo muchas cosas, para tu mama si debió haber sido un golpe muy duro encontrarte así con tu
amiga, pero ten presente que si fue capaz de superar eso, lo más seguro es que también supere esto.

Sandra: puede que tengas razón, pero no sé, ahora es doble decepción eso es aun más duro-abraza
fuertemente a mariana- Mari, gracias por esto.

Mariana: no es nada mi niña, ya sabes que puedes contar conmigo para lo que necesites.

Sandra: ok, lo tendré en cuenta-se quedan abrazadas por algún tiempo-

Mariana: oye Sandra, y ¿al fin que paso con tu amiga?  

Sandra:-deja de abrazarla y endereza su cuerpo- pues nada, eso fue lo mas bacano de todo,-en tono
irónico- al otro día la busque para que habláramos de lo que había pasado y me salió con que olvidara
todo, que ella haría lo mismo que porque esto había sido un error y bla, bla, bla, en pocas palabras me
amando a carajo, así que deje insistir y me aleje de ella, eso fue lo mejor, porque si me quedaba allí
íbamos a sufrir las dos.

Mariana: si, eso fue lo mejor, ¿entonces no has vuelto a tener una relación con alguien?

Sandra: no, desde entonces ando como dicen, solterita y a la orden-esboza una sonrisa-

Mariana: mira que linda te ves sonriendo, me gusta mucho verte así-la abraza- ¿ya estas mejor?

Sandra: si, un poco, has sido de gran ayuda-en ese momento llega el doctor-

Doctor: ¿familiares de la señora Carmen Valenzuela?-todos se ponen de pie y empiezan a indagar al


doctor-

Tatiana: yo soy su hija, dígame como esta

Doctor:-la mira de arriba abajo- mire señorita-hace una pausa para que le dé su nombre-

Tatiana: Tatiana
Doctor: mire señorita Tatiana, su mama en estos momentos se encuentra bien, esta estable, ahora está
bajo observación, aun no ha despertado pero esperamos que lo haga en los próximos minutos.

Sandra: y ¿qué fue lo que le paso?

Doctor: la señora en el momento de ingresar presento la presión arterial baja, lo que le provoco el
desmayo, les recomiendo que mientras se recupera es necesario que no tenga disgustos, ni peleas, ni
hacer que tenga emociones demasiado fuertes, es conveniente que guarde mucho reposo.

Tatiana: y ¿podemos entrar a verla?

Doctor: si claro, pero solo pueden entrar dos personas.

Tatiana: ok, muchas gracias doctor-se dirige a Sandra- Sandra vamos

Sandra: voy

Tatiana:-se acerca a catalina- cata mi vida, voy a entrar con Sandra así salimos de esta angustia de
una vez

Catalina: tranquila tati, aquí te espero

Tatiana: gracias-le da un beso- te amo hermosa

Catalina:-un poco sorprendido- y yo te amo más

Sandra y Tatiana partieron a la habitación donde estaba su madre y después de pasar por un pasillo
llegaron.

Doctor: es aquí-señalando una puerta- ya saben, nada de emociones fuertes-las dos asiente y entran-

Allí estaba Carmen conectada a algunas maquinas y recibiendo su medicamento por vía intravenosa, al
verla así tanto Tatiana como Sandra empezaron a llorar. 

Tatiana:-tomando una de sus manos- mami, perdóname, en ningún momento fue mi intención que te
pasara esto, perdóname mami, perdón-sus lagrimas lavaban ya todo su rostro-

Sandra: -abrazándola- tati tranquila, no te preocupes mas, recuerda lo que dijo el médico, nada de
emociones fuertes, ella está bien, solo debemos esperar a que se recupere y después de eso dedicarnos
más a ella

Tatiana: gracias Sandra-seca sus lagrimas- eres de gran ayuda mi bebe hermosa-sienten como Carmen
empieza a despertar-

Carmen:-con voz ronca y débil- ¿Dónde estoy?

Tatiana: mamita, estas en una clínica, has sufrido un desmayo y te trajimos aquí, pero a estas bien.

Carmen: claro, ya lo recuerdo todo-su mirada se apaga-

Sandra:-se tira a abrazarla- mami, ya no pienses mas en eso, ya tendremos tiempo de hablar, pero
ahora te tienes que recuperar.

Carmen: pero es que no entiendo porque me hacen esto-empieza a llorar-

Tatiana:-acariciando su mano- mami ya no llores, no te sientas culpable por eso, solo es algo que paso
y no pudimos evitarlo, te seguro que la amo y ella me ama, esto no cambia nada, yo seguiré siendo tu
hija al igual que Sandra, somos las mismas solo que con gustos diferentes.
Carmen: lo sé, pero es que son mis bebes, las niñas de mis ojos ¿y me salen con esto?  Es muy duro,
en parte lo entiendo porque en el corazón no se manda, pero aun no lo digiero y espero que me den el
tiempo que necesito para hacerlo

Sandra: mami tu sabes que tienes todo el tiempo que necesites-le da un beso en su frente- ahora si
descansa que debes hacerlo

Carmen: está bien, pero quisiera antes que nada hablar con catalina.

Tatiana: mami pero…-la interrumpe-

Carmen: pero nada, ya sabes que para mí no hay peros que valgan así que mejor le vas diciendo que
entre porque necesito hablarle

Tatiana: está bien mama, pero mejor hablan cuando te recuperes ¿sí?

Carmen: no, yo quiero hablar ya con ella

Sandra: mami, deja la terquedad por favor, ahora no te vamos a hacer caso porque es por tu bien,
pero apenas salgas de aquí puedes hacer lo que quieras

Carmen:-resignada- está bien, por lo hoy hare lo que me digan

Tatiana: ahora mi viejita hermosa solo falta que te recuperes del todo para que nos vayamos a la casa-
le besa la frente-

Carmen: está bien, pero no crean que esto se quede así

Tatiana: se mira con Sandra- bueno, ya llegara el momento apropiado para hacerlo-entra el doctor a la
habitación-

Doctor: buenas noches doña Carmen, mucho gusto soy el doctor Herrera, ¿Cómo se siente?

Carmen: muy bien doctor, me siento  como nueva

Doctor: me alegra mucho eso, doña Carmen usted en este momento tiene la tensión muy baja por esto
hemos decidido dejarla por esta noche bajo observación

Carmen: ¿osea que me va tocar quedarme toda la noche aquí?

Doctor: si señora

Carmen: ¡bendito sea mi Dios! Y a mi que no me gustan estos hospitales

Doctor:-sonriendo- tranquila doña Carmen que aquí se le va a tratar muy bien

Carmen: ¿tengo otra opción? No verdad-el doctor niega con la cabeza- bueno, entonces figuro
quedarme

Sandra: doctor, ¿será posible que aluna de nostras se quede cuidándola?

Doctor: si claro, por eso no hay problema, pero solo se puede quedar una

Sandra: ok, entonces yo me quedo

Tatiana: ¿Qué? Estas loca o que, yo soy la que me quedo

Sandra: la loca eres tu si piensas que te vas a quedar tu, además tu tienes que trabajar mañana y no
puedes faltar, o se te olvido que acabas de llegar de una incapacidad de una semana.
Tatiana: pues si, pero puedo cuidar a mama hasta antes de irme al trabajo, o hablo con cata para que
me de permiso, o algo, eso no importa, lo importante es que o me quedo con mama

Sandra: que no Tatiana, por qué eres tan terca, mira que…-Carmen la interrumpe-

Carmen: bueno, se calman las dos, Tatiana te me vas por favor para la casa a descansar y Sandra se
queda conmigo, ¿entendido?

Tatiana:-agachando la cabeza- si señora

Sandra: -con cara triunfante- si señora

Doctor: bueno, déjeme decirle doña carme que tiene usted mucha suerte, ojala yo tuviera 2 mujeres
tan hermosas peleándose por pasar una noche conmigo, o bueno, al menos una de ellas.se queda
mirando a Tatiana-

Carmen: ay doctor, más bien quite esa miradita que tiene y diríjala para otra parte porque en la que la
tiene puesta es más que un imposible para usted

Doctor: -sonrojado- que pena señora, pues yo lo único que hacía era contemplar la belleza de su hija,
aunque déjeme decirle que tiene usted dos hijas hermosas –se dirige a Tatiana- y discúlpeme señorita,
no sabía que tenía novio

Tatiana: y no lo tengo, pero existe alguien en mi vida que amo con todo mi corazón, así que le pido el
favor que concentre toda su atención en mi madre

Doctor: ok –mira a Carmen- entonces doña Carmen eso es todo, espero verla mañana para darle el alta

Carmen: bueno doctor, muchas gracias por  todo, que Dios lo bendiga

Doctor: amen señora, ahora sí me lo permite me retiro, que tenga buena noche

Carmen: bueno doctor, lo mismo

Sandra: hasta luego doc, muchas gracias

Doctor: de nada, nos vemos entonces-dirige su mirada a Tatiana- ¿nos vamos?

Tatiana: ok, mami te quiero mucho, nos vemos mañana, descansa-le da un beso en la frente y en
ambas mejillas- chau ma

Carmen: chao mi niña, y ya sabes, dale  mi recado a catalina

Tatiana: que viejita tan terca, pero así te quiero, ok yo le digo, nos vemos-le da un beso en la mejilla a
Sandra y sale con el doctor-

Sandra:-riendo- al doc le gusta tati

Carmen: pobre, si supiera-su mirada entristece-

Sandra: mami ya, no te pongas asi por favor

Carmen: es que no se, todavía no puedo creer que esto sea verdad

Sandra: pero lo es y necesitas tiempo para aceptarlo y te lo vamos a dar

Carmen: esta bien, entonces espero no recibir presiones por parte de ustedes

Sandra: tranquila ma que no va a ser asi


Carmen: bueno, mija quisiera hacerte una pregunta

Sandra: si ma dale

Carmen: ¿tu desde cuando sabes lo de las muchachas?

Sandra: mama, ¿otra vez con eso?

Carmen: solo contéstame eso y ya, por favor

Sandra: ok, pues mira, yo me di cuenta prácticamente desde que llegamos, el dia que fui a buscar a
tati a su casa estaba con cata y pues de una se puso nerviosa y después de un tiempo de analizarlas
me di cuenta que aho pasaba algo y a los días ella me lo confirmo

Carmen: y ¿tu crees que eso sea serio?

Sandra: mami-le toma las manos-ellas se aman, eso tenlo por seguro, si no fuera cierto ni tu ni yo, ni
nadie estuviera aquí-se escucha como tocan la puerta y Sandra va y abre-mari!! Sigue por favor

Mariana:-entra- hola, es que quería ver como seguía Carmen

Carmen: yo muy bien mi niña, pero me tengo que quedar hasta mas mañana aquí

Mariana: si, eso nos dijo tati, oye miguel, Alejandra y catalina te mandan saludes y te desean que
mejores, no quisieron entrar porque no querían molestar más-

Carmen: si claro, eso fue que Tatiana no dejo

Sandra: -riendo- mami es que tiene miedo de lo que le puedas decir a cata

Carmen: pero si yo no como gente, ella es que es boba, yo no le voy a hacer nada a catalina

Mariana. Veo que las cosas han mejorado un poco, ojala y sigan así, bueno yo solo quería venir a verte,
espero que te recuperes pronto

Carmen: gracias hija, que te vaya bien-mariana se acerca y le da un beso en la mejilla-

Mariana: hasta luego Carmen-se acerca a Sandra-¿será que podemos hablar un segundo afuera?

Sandra: si claro-mira a Carmen- ya vengo mami

Carmen: está bien-salen de la habitación-

Mariana: ¿Cómo sigues?

Sandra: mucho mejor, ya estoy más tranquila porque mi mama está mejor y está tomando
relativamente bien las cosas

Mariana:-sonriendo- me alegra mucho eso, esperemos que siga siendo así, no te quiero volver a ver
triste, no a ti ni a tati

Sandra: si, nos vemos muy feas así y no aguanta-ríen- no, pero hablando enserio, muchas gracias
mari, hoy has sido de gran ayuda para mi-la abraza por algunos segundos-

Mariana: para mí es un placer ayudarte-se separan- bueno yo creo q ya es hora de irme, catalina y tati
me están esperando afuera, entonces mejor me voy, que estés bien mi niña hermosa-le da un beso en
la mejilla- nos vemos

Sandra: ok, que descanses, chau-mariana se va y Sandra entra a la habitación-


Al entrar, se acerca a la cama y encuentra a Carmen completamente dormida, después de darle un
besito de buenas noches se sentó en una mueble que se encontraba allí, luego de pasar algunos
minutos recordando los sucedido, cayó en un profundo sueño.  

CATALINA  

El sentimiento de impotencia era más grande que ella, lo único que podía hacer era consolar a Tatiana
y rezar para que todo saliera bien. Después de ver volver a Taiana  con buenas noticias, su ser volvió a
respirar.

Tatiana: ya despertó, esta buen, decidió que Sandra se queda cuidándola y el doctor dijo que lo más
probable era que mañana le dieran de alta

Catalina:-la abraza- que buena noticia, entonces podemos entrar a verla

Tatiana: ¡NO! Pues es que es mejor que la dejemos descansar, además tendrá que pasar uno por uno y
eso sería más demorado y agotador para mi mama.

Catalina: ok, no hay problema entonces

Mariana: pues bueno, si ustedes no van a ir yo si voy, así que si me disculpan me retiro

Catalina: dale mariana y de paso le mandas saludes por fa

Mariana: ok, nos vemos entonces

Catalina: ok, aquí te esperamos

Mariana: no doctora como se le ocurre, si quiere váyanse que yo tomo un taxi, por eso no se preocupe

Catalina: no es ninguna molestia para nosotras esperarte, cierto amor?

Tatiana: para nada, mari ve que aquí te esperamos

Mariana: ok, no tardo entonces-se fue-

Miguel: bueno muchachas si ya no es más, nosotros nos vamos

Catalina: si migue dale, muchas gracias por todo, te quiero mucho hermanito-lo abraza y le da un beso
en la mejilla- que te vaya bien

Miguel: y yo a ti hermanita de alma, nos vemos entonces-se dirige a Tatiana- cuñada querida, te felicito
por lo que hiciste, espero que todo se mejore pronto-le da un beso en la mejilla- nos vemos tati

Tatiana: gracias migue, espero verte pronto y gracias por todo, que estes bien

Alejandra: chao muchachas que estén bien

Catalina y Tatiana:-al unísono- chao-miguel y Alejandra se van-

Catalina:-sentándose en una silla de la sala de espera- ¡uff que día!

Tatiana:-sentándose a su lado- y los que nos esperan

Catalina: no digas eso amor, que ya dentro de poco todo se arreglara.

Tatiana: ojala, oye amor, hay algo que debo decirte

Catalina:-preocupada- a ver dime, ¿Qué paso?


Tatiana: no es nada grave amor, o bueno, eso depende del punto de vista en que lo veas-rie- no
mentiras, es que ahora estaba hablando con mi mama y me pidió que te dijera que apenas se recupere
quiere hablar contigo

Catalina: mmm veo, ok no es tan malo entonces

Tatiana: pues no, pero debes estar preparada porque te va a preguntar de todo y hasta puede que te
reclame, es mejor que estés preparada para todo, porque con mi mama nunca se sabe

Catalina: ok amor, pero no te preocupes que pase lo que pase a tu mama le va a quedar más que claro
que yo te amo

Tatiana: eso espero porque si no es asi, ella es capaz de hacerme terminar contigo

Catalina: -sorprendida- ¿enserio?

Tatiana:-riendo- como crees amor, como te he dicho antes, nada ni nadie podrá separarnos, el amor
que yo siento por ti es tan grande que nada podrá destruirlo

Catalina:-la mira fijamente- te amo –se acerca para besarla pero llega mariana y las interrumpe-

Mariana: niñas ya…-las mira- eeh perdón, no quería interrumpir

Catalina: tranquila, no hay problema, entonces, ¿vamos?

Mariana: si vamos

Se dirigieron así al carro y emprendieron la marcha hacia la casa de mariana, hablan poco, el camino
fue más bien callado, hacían falta unas pocas cuadras para llegar a la casa de mariana cuando esta
empieza a hablar

Mariana: eeh, muchachas, yo les quería decir algo

Tatiana: si mari dinos

Mariana: lo que pasa es que he estado pensado las cosas, pues más bien he estado analizando las
cosas y me he dado cuenta que definitivamente lo que yo siento por ti  no supera ni superara lo que
catalina siente por ti, y es por eso que he decidió rendirme-toma aire- ustedes se aman y después de lo
que paso esta noche me he dado cuenta que ese amor es muy grande y no me siento en las
condiciones para luchar contra esto tan grande, creo que pronto llegara la persona adecuada para mí y
espero que cuando llegue tengamos ese amor que tienen ustedes en este momento, no sé porque no lo
había percibido antes, estaba enceguecida, pero ya abrí mis ojos y me di cuenta de todo, así que,
espero que sean muy felices y ya pueden estar tranquilas porque de mi parte no tendrán nada más que
una buena amistad

Catalina: wow, me has dejado sin palabras mariana, ehh muchas gracias

Tatiana: mari-a punto de llorar- gracias amiga, de verdad me has dado una alegría muy grande hoy, de
verdad espero que tu también encuentres a esa persona que te haga feliz, sabes que te quiero mucho y
sea la persona que sea la que encuentres si de verdad la quieres aquí tendrás mi apoyo.

Mariana: gracias tati lo sé, y bueno, ya llegamos-sonríe- que estén bien muchachas-se baja del carro-

Tatiana:-se baja también y la abraza- te quiero mucho mari

Mariana: y yo a ti-se dirige a catalina- doctora…-catalina la interrumpe-

Catalina: dime catalina por favor


Mariana: ok catalina, no es por nada pero, sabes que si haces sufrir a mi amiga te las veras conmigo,
conocerás a la mariana mala, pero si la haces feliz siempre veras a la mariana buena-sonríe-

Catalina:-ríe-upa, eso me sonó a amenaza, pero está bien, espero conocer siempre a la mariana buena,
y muchas gracias mariana, se que de verdad quieres a tati, si no lo hicieras no estarías haciendo esto q
haces

Mariana: si, la quiero mucho, por eso es que te estoy diciendo esto, pero bueno, creo q ya te quedo
claro, entonces muchas gracias por todo, que tengas buena noche-se dirige a Tatiana-tati, hasta
mañana, nos vemos

Tatiana: descansa mari, que tengas buena noche-mariana entra a su casa y Tatiana vuelve al carro-

Catalina: wow, no me esperaba eso-arranca-

Tatiana: yo tampoco, pero gracias a Dios q ya se le quito eso

Catalina: no se le quito tati, solo se dio cuenta que de verdad esto es amor-toma su mano-

Tatiana: si, tienes razón, creo q somos muy obvias

Catalina: ¿somos?, yo no soy la que me anda besando en cuanto lugar público este-rie- tu eres la
obvia, yo soy muy reservada

Tatiana: -le suelta la mano- ¿así? Está bien, como digas, después no me estés pidiendo besos, porque
no te los voy a dar

Catalina: ¿Perdón? A ver, y ¿cuándo te he pedido yo besos?, si mal no recuerdo la que estaba casi
llorando por un beso eras tú, ¿o no lo recuerdas?

Tatiana: está bien, de ahora en adelante no te voy a volver a besar ni a pedir que me beses

Catalina:-ríe- si claro, tú no eres capaz de aguantarte sin darme besos, no ves q soy casi irresistible

Tatiana: bueno, eso no te lo puedo negar, me muero por tus labios –muerde su labio inferior, se le
acerca y coloca su mano en la entrepierna de catalina-

Catalina: mor, estoy manejando, por fa contrólate

Tatiana: ¿mucho miedo?

Catalina: la verdad, si, no quiero que me provoques mientras manejo, no me puedo controlar contigo y
esto es muy peligroso

Tatiana: ok-se aleja de ella- tú te lo pierdes

Catalina:-se queda mirándola- amor-Tatiana voltea a verla- gracias

Tatiana:-sonríe- no me debes agradecer nada, todo esto es gracias a ti, por darme la seguridad que
necesitaba, por todo el apoyo que recibí de tu parte, por tu paciencia y por todo el amor q me has dado

Catalina:-le toma la mano y le sonríe- te amo

Tatiana: y yo a ti hermosa

Catalina: tati, ven a pasar la noche conmigo

Tatiana: mor no puedo, mejor dejémoslo para otro día


Catalina:-con voz suplicante- tati porfa, solo quédate esta noche, mira que me muero por despertar
junto a ti una vez más, extraño ver tu sonrisa en la mañana, ver tus ojitos al amanecer, quiero sentir
de nuevo tus brazos rodeando mi cuerpo mientras duermes, quiero sentirte, por favor

Tatiana: mor pero…-la interrumpe-

Catalina: pero nada, dale tati, no seas mala, regálame esta noche, no te pido más, solo esta noche y
ya, ¿sí?

Tatiana:-la mira fijamente- mmm ok, pero solo esta noche, cuando mi mama se recupere me quedare
con ella, no le puedo dar más disgustos.

Catalina:-con una sonrisa en su rostro- ok, solo esta noche y ya después juiciocita con tu mama,
después de que vuelva a tu casa no te voy a molestar tanto, solo de vez en cuando

Tatiana: si claro, eso lo dices ahora porque dije que iría contigo, pero apenas me veas lejos vas a
empezar a molestar de nuevo

Catalina:-riendo- es q soy medio cansona, pero es que me haces mucha falta, si por mi fuera me la
pasaría todo el día contigo.

Tatiana: intensa

Catalina: ¿intensa yo?

Tatiana: no, yo-ríe- pues claro q tú, pero así de intensa te amo, eres mi vida y déjame decirte q no me
molesta para nada que hagas todo lo que haces, antes eso me encanta, te aseguro también que si por
mi fuera estaría siempre contigo, pero el deber me llama y debo estar con mi mama

Catalina: si amor, te entiendo, pero bueno, ya llegara el día en que estemos juntas sin tener ningún
impedimento-llegan a la casa de catalina- y hemos llegado-se bajan del carro y entran a la casa-

Tatiana: cata, se nos olvidó una cosa

Catalina: que paso amor

Tatiana: pues mi ropa, no ves q no tengo nada para cambiarme

Catalina: por eso no hay problema, dame las llaves de tu casa y mandamos a José a que te traiga lo
que necesites

Tatiana: ok-busca las llaves y se las pasa-

Catalina:-las recibe- ya vengo, mientras ve subiendo a la habitación que ya voy

Tatiana: ok-empieza a subir las escaleras-

Después de algunos minutos llega catalina a la habitación y encuentra a Tatiana acostada en la cama
con la mirada perdida hacia el techo

Catalina: -se acuesta a su lado- ¿en qué piensas?

Tatiana: en todo, en mi mama, en mi hermana, en mariana, en ti-voltea a verla- en lo orgullosa que


me siento de saber que no te perdí, en saber q todo ha salido bien, mi mama lo está tomando
relativamente bien, mi hermanita también está bien, mari por fin nos ha déjalo el camino libre y tú, tu
estas a mi lado-le acaricia el rostro- estoy feliz de saber que una persona como tu ha escogido estar
con una persona como yo, no sé qué fue lo que te enamoro de mí, pero agradezco mil veces al cielo por
hacer que tu entraras a mi vida, te amo y me siento afortunada de saber que tú también me amas-la
besa-
Catalina: la q da mil veces gracias por tenerte a mi lado soy yo, nunca imagine sentir esto tan grande
por alguien, te amo-la besa y la abraza- quisiera pasar todo el resto de mi vida abrazada a ti, me
encanta sentirte tan cerca-acomoda su cabeza en el pecho de Tatiana-

Tatiana:-empieza a acariciar su cabello- ¡ay catalina, que me has hecho!-la abraza fuertemente y
después de algunos minutos caen en un profundo sueño-

CAPITULO 27 

Tatiana

El inicio de un nuevo día se postró ante tus ojos al igual que la imagen de catalina en sus brazos, a
pesar de haber pasado toda la noche con ella quería quedarse ahí más tiempo, no quería separarse de
ella ni un instante, quería sentir su piel junto con la suya, besar sus labios, quedarse enganchada a su
cuerpo, disfrutar cada segundo q pasaba a su lado. Sus ojos no podían dejar de verla, observaba cada
parte de su rostro, detallaba hasta lo más mínimo, quería grabarse cada parte en su mente, era
hermoso verla así y verse a ella despertando al lado de la persona que amaba, ver como a pesar de
todo ahí estaban, juntas, como querían estarlo.

Tatiana: te amo tanto hermosa-acaricia su rostro mientras catalina aun duerme- no sabes lo
importante que eres para mí, te amo con todas la fuerzas de mi corazón, nunca pensé amar tanto a
alguien, le doy gracias al destino que te puso en mi camino y a Dios por permitir que alguien como tú
se fijara en mí-besa su frente- te adoro hermosa, no quiero separarme nunca de ti- la abraza
nuevamente-  

Catalina: ni yo te de ti-la junta más a ella-  

Tatiana:-sorprendida- amor, ¿desde hace cuánto estas despierta?

Catalina: el tiempo suficiente como para saber q no puedes vivir sin mí-sonríe- y créeme, yo tampoco
lo puedo hacer sin ti-la besa- ¿ya te había dicho que despertar a tu lado es lo mejor de todo el mundo?

Tatiana: -ríe- si amor, ya varias veces lo has hecho

Catalina: ¿sí? Mmm ok, pero ¿sabes qué? Cada amanecer es distinto, siempre es mucho mejor, cada
nuevo  amanecer a tu lado es completamente diferente al anterior, tú lo haces especial, se siente
diferente, no sé cómo explicarte, pero me haces sentir diferente cada día en que amanezco a tu lado.

Tatiana: -ríe- sabes q a mí me pasa lo mismo, es como q cada vez q despierto a tu lado algo en mi
cambia, siento diferente, creo q te amo más

Catalina: exacto, aunque eso de q me amas mas es porq yo me hago amar mas todos los días, eso no
es porq duermes conmigo, solo es cuestión de saber q existo para amarme, es q es inevitable no
amarme más, acéptalo-ríe-

Tatiana: ya te habías demorado en sacar tu ego a flote-ríe- pero es verdad, el solo saber q existes hace
q te amé más y más y más-la besa-

Catalina: wow, hoy como q amaneciste medio romántica

Tatiana:-sonríe- es que tú me haces romántica

Catalina: ya me vas a echar la culpa a mí pues, todo yo y yo sin hacer nada o ¿acaso he hecho algo y
no me he dado cuenta?

Tatiana: claro q no, tú lo único q has hecho es amarme y ya con eso tengo para ser romántica, es que
tu amor me inspira, te amo tanto hermosa-la besa-
Catalina: tati quédate conmigo-la abraza fuerte- por favor no me dejes, no te vayas nunca de mi lado,
mira q si me llegaras a faltar, no sabría q hacer, por favor prométeme q nada ni nadie va a hacer q tú
te vayas de mi lado, prométemelo

Tatiana: te lo prometo mi amor, nada ni nadie va poder destruir esto q las dos sentimos, eso tenlo por
seguro, te amo

Catalina: y yo te amo más-la besa lentamente, pero tras algunos segundos el beso se va haciendo cada
vez más apasionado, las manos de ambas empiezan a recorrer el cuerpo de la otra, sus respiraciones
son cada vez más entrecortadas y el deseo se apodera de sus cuerpos-

Tatiana:-con la voz entrecortada, se separa rápidamente de catalina- amor para

Catalina:-agitada- ¿pero por qué?, ¿qué pasa?

Tatiana: no sé, no puedo, mi cuerpo está aquí deseándote mucho, pero mi mente está en la clínica con
mi mama y no puedo, me bloqueo, discúlpame

Catalina: ok tati, te entiendo y no te culpo, pero…-se acerca un poco más a su cuerpo- ¿no será q
puedo hacer q tu mente venga?-empieza a bajar su mano por el vientre de Tatiana hasta llegar a su
sexo y lo acaricia, de inmediato un pequeño gemido sale de Tatiana- yo creo q si- empieza a besar su
cuello-

Tatiana:- se levanta de la cama alejándose de catalina- enserio cata, no puedo, cada vez q cierro los
ojos me llega la imagen de mi madre en esa cama conectada a todas esas máquinas, lo siento, pero no
puedo.

Catalina:-bajando su mirada- si amor tienes razón, discúlpame, no debí insistir, que te parece si más
bien nos bañamos, desayunamos y antes de ir a la compañía vamos a la clínica a ver como amaneció tu
mama.

Tatiana: me parece buena idea, entonces metete a bañar mientras yo voy a buscar mi ropa

Catalina:-colocando cara de tristeza- ¿entonces no me vas a acompañar a bañar?

Tatiana: catalina, que te acabo de decir

Catalina: pero es q yo te estoy diciendo q a BAÑAR nada más, -con voz suplicante- vamos ¿sí?

Tatiana: mmm, ok, pero ten en cuenta q no vamos a hacer nada ¿ok?

Catalina: pues no iras a hacer nada tú, yo si voy a hacer algo, me voy a bañar-se levanta de la cama y
se dirige al baño- ¿vienes?

Tatiana:-la mira fijamente con los brazos cruzados- ¿tú no cambias verdad? – sale detrás de ella-

Después de algunos minutos en el baño salen

Tatiana: cata, no traje la ropa

Catalina: q despistada, si ves, eso te pasa por querer bañarte conmigo-sonríe- mentiras amor, mira,
toma el teléfono marca el 5 y dile a rosita q la traiga

Tatiana: ok-toma el teléfono y marca-

Rosita: buenos días señorita catalina, ¿cómo amaneciste?

Tatiana: eeh, hola rosita, hablas con Tatiana

Rosita: ah, q pena, discúlpeme Tatiana, no sabía q eras tu


Tatiana: no te preocupes, rosita ¿será que me puedes hacer un favor?

Rosita: si claro, dime

Tatiana: ¿me podrías traer la ropa q trajo ayer el chofer? Es q necesito cambiarme y se me olvido ir por
ella

Rosita: si señorita, ya mismo te lo mando

Tatiana: ok rosita, muchas gracias-cuelga- listo, ya la trae

Catalina:-vistiéndose- de verdad no entiendo esa manía tuya de vestirte si desnuda de te vez hermosa

Tatiana: ¿manía? No pues entonces tú también tienes la misma manía, o sino mírate, ya estas vestida,
y a ti sí que te queda bien la desnudez

Catalina: si lo sé, es q  a mí me queda bien todo-le guiña un ojo-

Tatiana: ¡que egocéntrica! No, no, no, me he metido con una mujer q tiene mas ego que quien sabe q

Catalina:-riendo- pero así me quieres

Tatiana: ¿así te quiero? No señorita, así te amo-se acerca y la besa, en ese momento tocan la puerta
de la habitación- llego mi ropa

Catalina: aja, y en mejor momento de todos

Tatiana:-ríe- lo mismo digo- se acerca y abre la puerta- gracias rosi... –mira  a una muchacha parada
en la puerta con su ropa- ah q pena, pensé q eras rosita

Muchacha: -agachando su mirada- no, es que mi abuela me mando porq les está preparando el
desayuno y está un poquito ocupada.

Catalina:-se acerca a la puerta- hola Fernanda, hace días q no te veía por aquí

Fernanda:-levanta su mirada- hola catalina, es q he estado estudiando mucho, por eso no he podido
venir, pero ya Salí de vacaciones y pues vine a ayudarle a mi abuela

Catalina: me alegra saber q has vuelto, pero siempre vienes es a trabajar, un día de estos deberías
venir para hacer algo, no todo en la vida es trabajo y estudio      

Fernanda: si catalina yo lo sé, pero tú sabes q a mí me gusta ayudarle  a mi abuela, pero no estaría
mal encontrarnos un día de estos-se escucha como Tatiana carraspea su garganta-

Catalina: ah perdón, Fernanda mira, ella es Tatiana, mi novia

Fernanda:-sorprendida voltea a ver a Tatiana- mucho gusto Tatiana, yo soy Fernanda la nieta de rosita

Tatiana:-le extiende su mano y se queda mirándola fijamente- el gusto es mío Fernanda

Fernanda:-aun con la mano de Tatiana en su mano y sosteniéndole la mirada- así q son novias, ¡vaya!
No sabía q a catalina le gustaran las mujeres

Tatiana: es que no le gustan las mujeres, le gusta solo una mujer, ósea,  yo –su mirada era
penetrante, no podía dejar de verla a los ojos, eran demasiado lindos como para dejar de verlos, eran
de un color verde oscuro y mantenían una expresión difícil de descifrar-

Catalina:-tose y tanto Tatiana como Fernanda reaccionan y se sueltan- perdón es q como q me quiere
dar gripa
Fernanda: -un poco nerviosa- eh, si, bueno, yo venía dejar esto y pues ya me voy, no quiero
interrumpir más

Catalina: ok, nos vemos ahora

Fernanda: bueno, mira-le estira el bolso donde estaba su ropa a Tatiana- creo q esto es tuyo

Tatiana: si-lo recibe- muchas gracias

Fernanda: bueno, q estén bien, hasta pronto-se va-

Catalina:-cierra la puerta- ¿se puede saber q fue lo que acaba de pasar?

Tatiana: ¿de qué?

Catalina: no te me hagas la boba tati q sabes de lo q estoy hablando, ¿Qué paso ahí con Fernanda?
¿Por qué te quedaste mirándola así? Y ¿Por qué no le soltaste la mano después de presentarte?

Tatiana: por nada, no sé, solo q tiene algo esa niña, no podía dejar de verle los ojos, tiene algo en ellos
q me llama la atención

Catalina: y ¿me lo dices así de tranquila?

Tatiana: ay amor, no te pongas celosa-se acerca- ¿a ti acaso no te ha quedado claro q yo respiro y vivo
por ti? Con ella no pasó nada, solo me llamo la atención su mirada, eso es todo

Catalina: te cuidado con eso, que por la mirada es q se empieza, primero se miran, luego se hablan,
después se enamoran, luego…-Tatiana la calla con un beso-

Tatiana: luego nada, el amor solo se siente una vez y por una sola persona, y yo tengo claro q te amo,
no te me armes más películas en esa cabecita que yo solo tengo ojos para ti

Catalina: eso espero, bueno amor, vístete rápido para poder irnos a la clínica

Tatiana: ok, si quiere baja mientras yo termino de organizarme yo ya te alcanzo

Catalina: ok, te espero en mi escondite, allá nos vamos a desayunar-le da un beso y sale de la
habitación-

Tatiana se quedó sola en la habitación, mientras se organizaba pensaba en lo había pasado con
Fernanda, había algo en ella q le llamaba la atención, al principio sintió un poco de celos de ver como la
trataba catalina,  pero después no sabía q era lo q pasaba con ella, tenía algo que no podía saber q era,
la intrigaba mucho esa mujer, pero decidió dejar de pensar tanto en ella y terminar de organizarse
rápido para poder ir donde su madre, y así lo hizo, después de algunos minutos se dirigió al jardín
trasero y allí se encontraba catalina junto con rosita esperándola.

Catalina: amor, no es por afanarte pero vamos tarde

Tatiana: si cata ya se-se sienta a su lado- comemos rápido y nos vamos ¿listo?

Catalina: ok, rosita, nos puedes traer los desayunos por fa

Rosita: si señorita ya voy-se dirige a la cocina toma la bandeja con los desayunos y se dispone a
llevárselos pero llega Fernanda y se la quita-

Fernanda: permíteme abuela, yo se los llevo

Rosita: está bien mijita, solo ten cuidado de no dejar caer nada
Fernanda: tranquila abuela q yo sé muy bien cómo llevar una bandeja-le sonríe y se dirige a donde
están Tatiana y catalina-

Catalina: ¿fer?  Q haces aquí, ¿Dónde está tu abuela?

Fernanda:-sirviendo los desayunos- se quedó en la cocina-por accidente golpea un jugo de naranja


haciendo q el líquido caiga en la ropa de catalina-

Catalina: ¡mierda! Fer q has hecho

Fernanda:-completamente apenada- catalina perdón no era mi intención-intenta secarla-

Catalina: no tranquila, deja así, me voy a ir a cambiar, no me puedo quedar así, tati, ve desayunando
yo ya vengo

Tatiana: ok amor, aquí te espero-catalina se va- la has embarrado Fernanda, ahora cata va a estar de
mal humor todo el día, y ¿sabes a quien le va tocar aguadársela? A mí –empieza a comer-

Fernanda:-sonrojada- de verdad no fue mi intención, fue un accidente, no sé qué paso, discúlpame

Tatiana: tranquila, lo q pasa es q hemos tenido unos días un poco duros, precisamente hoy vamos un
poquito de afán pero bueno, esperemos q lleguemos a tiempo a nuestros compromisos

Fernanda: y es q tiene q hacer –Tatiana se queda viéndola y ella baja la mirada- perdón es q a veces
soy medio metida-se sonroja-

Tatiana:-sonríe- eso veo- la hace sonrojar más y Tatiana ríe- oye estoy molestando, mira, hoy tenemos
q ir a la clínica donde tiene q a mi mama, ayer tuvo un pequeño incidente donde por seguridad la
dejaron bajo observación entonces vamos a ver como amaneció y después de eso nos vamos para la
compañía a trabajar y ya.

Fernanda: mmm veo, entonces ¿tú trabajas con cata?

Tatiana: aja

Fernanda: y en que trabajas

Tatiana: soy su secretaria

Fernanda: ah, tu eres la misma Tatiana de la que hablaba don Alberto, tu trabajaste para el también
¿verdad?

Tatiana: si, dure varios años siendo su secretaria, pero no sabía que él hablaba de mi

Fernanda: si, él lo hacía y mucho, según él eras la mejor secretaria q había tenido, y decía q miguel iba
a quedar en muy buenas manos contigo, pero veo que la que quedo en buenas manos fue otra

Tatiana:-sonríe- pues digamos que sí, me gusta ponerle dedicación a lo hago y eso hace que haga bien
mi trabajo. Oye y tú que haces, escuche ahora q estudiabas ¿verdad?

Fernanda: si, ya estoy en 8vo semestre de contaduría pública, me falta un año para graduarme

Tatiana: interesante, mi hermana iba a estudiar eso, pero se arrepintió y termino estudiando terapia
ocupacional, una carrera súper rara pero según ella es buena

Fernanda:-riendo- ¿de contaduría pública a terapia ocupacional? ¡Q cambio!, pero bueno, como dicen
por ahí, “al que le gusta le sabe” y pues si a ella le gusta todo está bien

Tatiana: si eso le digo yo, sabes, un día de estos te la voy a presentar, no sé por qué pero creo que se
la van a llevar bien
Fernanda: pues a mí me cae bien la hermana, y pues si la genética influyera para q las personas se
caigan bien, yo creo q tu hermana me caería súper bien-ríen, en ese momento llega catalina-

Catalina: como q hice bien en irme para q pudieran disfrutar sin ningún problema ¿no?

Tatiana: no amor, es que Fernanda es muy entretenida, le decía q me gustaría presentarle a Sandra, yo
creo q se la llevarían bien, ¿no crees?

Catalina: puede-empieza a comer- la verdad no sé, eso dependería de Sandra

Tatiana: catalina por favor

Catalina: por favor ¿q?, mira ¿sabes q? te espero en el carro, ya se me quito el hambre-se levanta y se
va-

Fernanda: perdón, no pensé q se fuera a enojar por eso

Tatiana: es que tiene celos de ti porque le dije q me parecías interesante, lo q ella no entiende es q yo
no tengo ojos para otra persona q no sea ella

Fernanda: ¿te parezco interesante?

Tatiana: si, no sé, la primera vez q te vi me perdí en tus ojos, no sé si te diste cuenta, es q hay algo en
ellos q no me permitía apartar la vista, y pues se lo dije a cata y se puso celosa

Fernanda: ahora me va a odiar, no me va a querer cerca de esta casa-su rostro se torna triste-

Tatiana: no como crees, ella no es así, tranquila q ahora le aclaro todo, es q de verdad no se porq los
celos, ella sabe q yo la amo, sería incapaz de tener algo con otra persona, de solo pensarlo me siento
mal, no sería capaz de verdad 

Fernanda: pues yo no te conozco mucho, pero no pareces ser mala persona, además como puede
pensar q yo me voy a meter contigo siendo tú mujer, pues ni que estuviera loca o muy necesitada-se
tapa la boca- perdón, no era mi intención decir eso

Tatiana: tranquila, yo también dije eso en alguna oportunidad en mi vida, pero mírame, aquí estoy
locamente enamorada de una mujer y no me da pena decirlo, no me avergüenzo de lo q soy ni me
avergüenzo de lo que amo-se levanta de la silla- ah! Y una cosa más-se acerca a su oído- el sexo entre
mujeres es lo mejor q hay en la vida, así estés o no necesitada deberías probarlo, veras q no te
arrepentirás-se aparta de su oído de la mira a los ojos- bueno, ya debo irme, fue un placer hablar
contigo, espero verte pronto, chau

Fernanda:-sin poder articular ninguna palabra hace el movimiento con su mano despidiéndose-

 Tatiana se dirigió rápidamente a la salida de la casa buscando el carro, al verlo se fue hasta donde este
estaba, subió y de inmediato catalina arranco

Tatiana: amor ¿por q estas así?

Catalina: por nada

Tatiana: cata por favor deja la bobada ¿sí?, mira q ahí no pasó nada, solo estábamos hablando

Catalina: aja

Tatiana: cata, mírame por favor

Catalina: estoy manejando, no puedo verte ahora

Tatiana: ok, entonces cuando lleguemos a la clínica hablamos


Así pasaron los minutos en el carro sin que ninguna dijera nada, hasta que llegaron a la clínica

Tatiana: ¿será que ahora si podemos hablar?

 Catalina: aja

Tatiana: deja de ser tan cortante, a ver dime q ¿te pasa?

Catalina: nada

Tatiana: catalina, dime q ¿te qué pasa?

Catalina: ya te dije q nada

Tatiana: -respira profundo- a ver amor, una cosa, si cuando nos encontramos en estas situaciones no
hablamos, no vamos a poder arreglar nada, así que dime, ¿Qué te pasa?

Catalina: ok, estoy celosa, no puedo soportar verte al lado de Fernanda y menos después de lo q me
dijiste, y va esta… -calla y respira- niña, y me riega el jugo encima a propósito para quedarse a solas
contigo y cuando vuelvo, me encuentro que están riendo todas felices, ¿cómo quieres que este después
de eso?

Tatiana: ok, te entiendo, pero te aclaro q no fue a propósito, fue un accidente…-catalina la interrumpe-

Catalina: ¿un accidente? Por favor Tatiana, yo no nací ayer

Tatiana: pues parece como si lo hubieras hecho, solo mírate, te estas comportando como una niña,
amor, mírame-catalina aparta su rostro- cata porfa mírame-le toma la cara para q la mire pero catalina
vuelve a apartarse- ok, entonces siente- le toma la mano y la coloca en su pecho- ¿sientes?, cada latido
q da mi corazón te pertenece a ti y a nadie más, cata deja esos celos absurdos q solo nos hacen daño,
recuerda q yo te amo más q a mi vida, mira todo lo que he hecho por ti, mira todo lo que tú has hecho
por mí, ¿eso no te demuestra que lo q sentimos es amor? 

Catalina:-la mira a los ojos- pues si tati, pero no me gusta la forma en la q se miran, en como hablan,
discúlpame si me invento historias o veo cosas donde no las hay, pero es q tengo miedo-baja la
mirada- tengo miedo de q me dejes, a q se te acabe el amor, de verdad no soportaría saber q me dejas
por estar con otra persona –levanta la cabeza- tati, yo te amo y este sentimiento va a estar vivo
siempre para ti, solo quiero saber si lo mismo va a pasar contigo

Tatiana: -le toma la mano- cata, eso no lo debes dudar, yo siempre te amere, pase lo q pase siempre lo
voy a hacer

Catalina:-sonriendo- eso es todo lo que necesito saber, ahora sí-respira profundo- vamos a visitar a mi
suegrita-se dirigen a la habitación donde se encuentra Carmen, al tocar la puerta abre Sandra aun con
cara de dormida-

Tatiana: uy hermanita, ¿tu si dormiste anoche o pasate toda la noche en vela?

Sandra: buenos días tati, yo amanecí bien, gracias por preguntar y pues contestando a tu pregunta, ¿si
ves ese mueble que hay allá?-señala el mueble- pues bien, si tú lo ves a simple vista se ve cómodo y si
te sientas en él, pues también se siente la comodidad, pero si te acuestas a dormir en él, te darás
cuenta q de cómodo no tiene nada   

Tatiana:-rie- ay Sandra, debiste acostarte en el piso

Sandra: y ¿aguantarme el frio?, no gracias así estoy bien-mira detrás de Tatiana a catalina- hola cata,
¿yo dormí contigo anoche o qué, q no me saludas?

Catalina:-ríe- que pena Sandra es q estaba concentrada viéndolas dándose el primer saludo del día,
¿cómo estás?
Sandra: pues podría estar mejor, pero ahí vamos, y tu q tal, ¿cómo amaneciste?

Catalina: muy bien, excelente diría yo

Sandra:-con cara de asombro- ¡ahí pillinas! Con que pasaron la noche juntas ¿no?, eso, aprovechen q
mi mama está aquí para hacer sus cosas, porq les advierto q apenas salga no les va a quedar tiempo ni
espacio para hacer sus cositas

Tatiana: pero si no hicimos nada malo

Catalina: fue todo lo contrario, todo fue bueno-Sandra y catalina rien-

Tatiana: catalina por favor estoy hablando enserio, no hicimos nada malo, solo dormimos y ya

Sandra: aja, ¿Por qué no me metes un dedo en la boca para ver si ya me crecieron los dientes? Eso no
se los cree nadie

Catalina: si amor, no trates de dar excusas q nadie va a creer

Tatiana: catalina Campuzano, tu estas como para ayudar ¿no?

Catalina: ay tati, yo solo estoy jugando, ya ahora tampoco puedo jugar

Sandra: bienvenida al mundo de las Arango, aquí se hace lo q nosotras queramos, y si tati te dice q no
juegues más, tú tienes q obedecer-ríe- en la que te metiste catalina

Catalina: no puede ser, eso me lo debiste haber dicho antes de meterme con tu hermana, noooo, ahora
q voy a hacer, no voy a poder volver a jugar ni nada por el estilo-coloca cara de tristeza-

Tatiana: ¡ay Dios santo!, tú las creas y ellas se juntan, bueno niñas ya, dejen la bobada y
concentrémonos. Sandra ¿cómo amaneció mi mama?

Sandra: pues dormida, como lo hacen la mayoría de los mortales o ¿tu no amaneces dormida?-catalina
rie-

Tatiana: -la mira enojada- Sandra del perpetuo socorro deja ya la bobada-catalina rompe a reír-

Catalina:-riendo- ¿de verdad ese es tu nombre o solo lo dice porq está enojada contigo?

Tatiana: ese es su nombre completo, solo q no le gusta

Sandra: si es verdad lo q dice Tatiana de la santísima trinidad, a ninguna de las dos nos gusta nuestro
nombre ¿verdad SANTISIMA TRINIDAD?

Catalina:-muerta de la risa- perp..Perpetuo del…soco…rro-ríe-y san…tisima… trinidad-rompe a reír- no


lo puedo creer

Sandra: pues créelo, es q mama es un poco religiosa

Tatiana:-completamente sonrojada- pues sí, pero yo no me llamo así, bueno ahora ya no me llamo así,
apenas cumplí los 18 me quite el “ de la santísima trinidad” y me quede solo con el Tatiana

Catalina: jum menos mal, porque te imaginas yo presentándote a mis padres así, “mama, papa, les
presento a mi novia, Tatiana de la santísima trinidad Arango”-vuelve a reír- no pues yo creo antes de
colocar el grito en el cielo por lo de “mi novia” lo ponen primero por tu nombre-vuelve a reír-

Tatiana:-completamente seria- ok catalina, cuando quieras dejar de reír, nos dices para ver si
continuamos

Catalina:-aguantándose la risa- dale amor, puedes seguir


Tatiana: ok, gracias, ahora si Sandra, ¿me puedes contestar mi pregunta?

Sandra: pues ya te la respondí, solo q no conteste lo q querías oír

Tatiana: ok, entonces ¿me puedes decir lo q quiero oír?

Sandra: ok, mira, el doctor vino hace rato y dijo q estaba bien y que probablemente en algunas horas
le daban el alta, ¡ah! Y pregunto por ti

Tatiana: ¿quién, mama?

Sandra: no boba, el doctor, dijo q si tú ya habías venido y pues dejo dicho q cuando llegaras le
informáramos q por q quería hablar contigo

Tatiana: ok, entonces voy a ir a hablar con el haber q se es lo q me tiene q decir, amor ¿vamos o te
quedas con Sandra?

Catalina: y ¿arriesgarme a q despierte tu mama y empiece su interrogatorio? No gracias, yo me voy


contigo, no es nada personal Sandra, es solo, puro y físico miedo a mi suegrita, tu entiendes de eso

Sandra:-ríe- si, completamente, y más cuando la suegra es igual o peor q mi mama, tranquila, ve con
tati q yo las espero aquí

Tatiana: ok, ya venimos-se dirigen a el consultorio del doctor y tocan la puerta abriéndoles este-
buenos días doctor Hernández, ¿me estaba buscando?

Doctor H: buenos días Tatiana y si, te estaba buscando, es que necesito hablar contigo

Tatiana: ok doctor, aquí me tiene

Doctor H: eeeh, es que me gustaría q fuera a solas, es mejor así

Catalina: ok doctor como quiera, tati te espero afuera entonces

Tatiana: ok cata, nos vemos ahora-catalina sale- ahora si doctor, cuénteme q es lo q tiene q decirme,
¿le paso algo a mi mama?

Doctor H: toma asiento por favor-Tatiana se sienta- pues bueno,  la verdad tu mama está bien, anoche
tuvo una gran mejoría, pero me preocupa mucho algo q pasara si tu madre no sigue aquí con nosotros

Tatiana:-asustada y preocupada-¿Qué pasa doctor? ¿Se tiene q quedar más tiempo aquí mi mama?

Doctor H: no, como te dije anteriormente, tu mama está bien, lo que me preocupa al ver q tu mama ya
no seguirá aquí con nosotros es q no te volveré a ver-hace una pausa- Tatiana, te voy a ser sincero,
desde el primer momento en que te vi en la sala de espera me impactaste, desde entonces no puedo
dejar de pensar en ti, me atraes mucho y pues al ver que muy probablemente ya no te volvería  a ver
he decidido hablar contigo y decirte esto, puede q te parezca muy atrevido de mi parte hacer esto, pero
de verdad hay algo en ti q me gusta mucho y pues he pensado que tal vez podamos salir algún día de
estos, sin ninguna clase de compromiso, solo para conocernos y ver q tal van las cosas, ¿Qué me dices?

Tatiana:-suspira- doctor mire, así como usted ha sido sincero conmigo hare lo mismo, no estoy
interesada en salir con usted ni con nadie, por si no le quedó claro ayer, en este momento estoy en una
relación y no estoy disponible para salir con nadie, lo siento mucho pero de verdad no estoy interesada

Doctor H: entiendo, pero podríamos salir como amigos, es más, puedes invitar a tu novio si quiere, yo
solo por ahora quiero conocerte

Tatiana: doctor a ver cómo le dijera yo-busca las palabras adecuadas- de verdad no estoy interesada,
además, dejemos la bobada, usted lo que está buscando es algo más q una amistad y yo no se lo
puedo brindar ni ahora ni nunca, eso se lo puedo asegurar.
Doctor H: nunca digas nunca, mira q uno no sabe cuándo pueden darse las cosas, por favor dame una
oportunidad, solo una ¿sí?

Tatiana: mire doctor-respira profundo- le voy a decir la verdad, yo nunca podre tener algo con usted,
eso se lo puedo asegurar por el simple hecho q usted es hombre y a mí me gustan las mujeres, así que
discúlpeme pero de mi no podrá obtener lo que usted quiere

Doctor H:-soprendido- eeh ok, teniendo esto en cuenta si es verdad lo que me dices, es una verdadera
lástima, creo q hubiéramos sido una muy bonita pareja

Tatiana:-riendo y sarcásticamente- si claro, hermosa

Doctor H: está bien, no me creas pero así pasaría, pero bueno, que más se le va a poder hacer,
entonces fue un placer conocer a alguien tan linda como tú, espero volver a verte, no por las mismas
circunstancias, pero si volverte a ver

Tatiana: lo mismo digo doctor, que este muy bien

Doctor: lo mismo Tatiana, hasta pronto-Tatiana se levanta y abre la puerta pero se devuelve-

Tatiana: disculpe doctor, una pregunta

Doctor H: si dime

Tatiana: a qué hora le dan el alta a mi mama

Doctor H:-sonrie- dentro de unas horas, apenas le demos el alta te avisamos para q vengas por ella

Tatiana: ok doctor, muchas gracias entonces, nos vemos-sale del consultorio y se encuentra con
catalina-

Catalina: ¿y? ¿Qué era eso tan importante de lo q tenían q hablar?

Tatiana: nada, solo quería invitarme a salir

Catalina:-sorprendida- ¿enserio? Y ¿tú que le dijiste?

Tatiana: pues q si, q para mi seria todo un placer salir con alguien como el

Catalina: a ya

Tatiana:-la mira fijo a los ojos- amor, estoy molestando, pues q más le voy a decir, obvio le dije q no, q
en este momento me encontraba en una relación y q no estaba interesada en salir con nadie más.

Catalina: ok

Tatiana: wow, como q te hizo daño despertar a mi lado, todo el día has estado súper celosa

Catalina: discúlpame amor, es que no sé qué me pasa, soy una tonta al pensar todo lo que he estado
pensado, pero ya, ahora si voy a dejar la bobada.

Tatiana: eso espero, aunque ¿sabes q? te ves muy linda celosa, ahora entiendo porque te gustaba
verme así-ríe-

Catalina: y ahora entiendo cómo te sentías tu cuando de hacia dar celos, creo q no lo volveré a hacer

Tatiana: no sería tan mala idea esa, cata, vamos otra vez a la habitación de mama a ver si ya se
levantó y de ahí no vamos a la compañía ¿listo?

Catalina: ok vamos-van a la habitación, tocan, entran y encuentran a Carmen ya despierta-


Carmen: ¡hija! Buen día ¿cómo amaneciste?

Tatiana:-corre a la cama y le da un beso a su madre- mami, yo muy bien, y ¿tú que tal?, ¿cómo te
trataron?

Carmen: muy bien hija, no tengo ninguna queja

Tatiana: me alegra eso, y ¿Cómo te sientes?

Carmen: mucho mejor, espero q ya me dejen ir  a la casa

Tatiana: dentro de unas horas te dan el alta, ahora estaba hablando con el doctor y me dijo q apenas te
la dieran nos avisaban para q viniéramos por ti, pero creo q Sandra se va a quedar hasta q pase eso,
¿verdad?-mira a Sandra-

Sandra: si claro, aquí me quedo con mama, y apenas nos digan q nos podemos ir, te aviso

Tatiana: ok, entonces ya dentro de poco te volvemos a tener en la casa

Carmen: si, me van a tener q aguantar otra vez

Tatiana: pero eso no importa, con tal que estés bien, nos aguantamos todo lo que tú quieras

Carmen: eso espero, y bueno, ¿dónde está catalina?, ¿no vino contigo?

Catalina:-se acerca a la cama de Carmen- si señora, aquí estoy

Carmen: necesito hablar contigo, ¿si te lo dijo Tatiana?

Catalina: si señora, ella me lo dijo ayer y pues solo dígame cuando y donde y ahí me tendrá

Carmen: ¿Qué te parece aquí y ahora?

Tatiana: no señora, nada de eso, debes esperar a que estés en la casa, recuerda q ayer lo prometiste y
así va a ser, después de q estés en la casa pueden hablar todo lo que quieran, pero por ahora no

Catalina: ok tati, como tú digas

Carmen: pues tocara, esta niña saco mi terquedad, y contra eso no podemos luchar

Tatiana: en eso tienes toda la razón, ahora si mama, nos tenemos que ir, mira la hora q es y no hemos
ido a la compañía, tenemos mucho trabajo q hacer y no nos podemos retrasar, así que, nos vemos
ahora más tarde ¿listo?

Carmen: está bien hija, nos vemos si Dios quiere en la casa

Tatiana: ok mami, entonces nos vamos-le da un beso en la frente- chau

Carmen: chau hija q la virgen te acompañe

Tatiana: amen mama

Catalina: hasta luego doña Carmen, nos vemos después

Carmen: hasta luego catalina, te espero esta noche en mi casa para q hablamos

Catalina: está bien, ahí estaré-salen de la habitación junto con Sandra-

Sandra: bueno Tatiana apenas el doctor venga a darle el alta a mi mama te llamo para q sepas, ¿listo?
Tatiana: ok, espero tu llamada

Catalina: Sandra por fa nos llamas apenas te digan, así venimos a recogerlas

Sandra: ok cata, entonces nos vemos mas tarde

Catalina: bueno, q estes bien entonces, chao-le da un beso en la mejilla-

Sandra: chao cata y ya sabes no? Cuida a mi hermana

Catalina: claro, como siempre

Tatiana: bueno Sandra, hablamos más tarde, q estés bien-le da un beso en la mejilla y se van a la
compañía-

Catalina: bueno, ya tu mama está bien, esperemos que siga así

Tatiana: pues sí, pero me preocupa mucho que quiera hablar de esto otra vez, no sé, tengo miedo de q
vuelva a pasarle algo

Catalina: no va a pasar  nada amor, ella va a estar bien, se recupera rápido, o sino mira como esta

Tatiana: en eso tienes razón, pero bueno, por favor ten cuidado con tus respuestas a mi madre, ella
sabe muy bien cómo sacar hasta el más mínimo detalle, te cuidado por favor

Catalina: tranquila amor q yo se responder muy bien, por algo fui reina de belleza-las dos ríen-

Tatiana: ¡ay no! Ahora si nos jodimos-ríen-

Catalina: no pero ya hablando enserio, no te preocupes q todo va a salir bien

Tatiana: ok, igual yo voy a estar ahí por si acaso

Catalina: ok

Así pasaron los minutos hablando de cosas sin importancia, hasta que llegaron a la compañía, después
de salir del ascensor se encontraron con la persona menos esperada.

Catalina:-en total sorpresa- ¿tú qué haces aquí?

CAPITULO 28

Existen momentos  en la vida donde al estar con una persona y al ver la seguridad, la protección y por
qué no decirlo, la atracción q sentimos hacia ella, podemos llegar a confundir lo que realmente
sentimos, en ocasiones pensamos q es amor, pero al pasar el tiempo nos damos cuenta q solo era un
simple capricho o solamente llegamos a querer demasiado a esa persona o como dije anteriormente, es
una simple atracción. El amor es completamente diferente, pensamos q eso es lo q sentimos y juramos
q es verdad, que nuestro corazón no miente, pero no, a veces nuestro corazón nos puede engañar
ágilmente o más bien nos da una percepción diferente a la que verdaderamente es,   lo bueno de toda
esto es saber q el amor aún está esperando por nosotros y que lo único q debemos hacer es tener
paciencia y  luchar para encontrarlo.

Catalina

Al llegar a la oficina, no podía creer lo que veían sus ojos, hacia tanto tiempo que no lo veía q le era
muy difícil reconocer q había vuelto, miles de preguntas llegaron a ella, ¿Cómo era posible que
estuviera allí? ¿Por qué volvió? ¿Qué estaba buscando? ¿Por qué aparece en ese momento cuando las
cosas ya están bien?

Catalina: -en total sorpresa- ¿tú qué haces aquí?


Rodrigo: -entusiasmado- ¡mi amor! Hasta q por fin llegaste-se acerca y la besa apasionadamente- te
extrañe un montón-la abraza-

Catalina: te hice una pregunta, ¿tu que haces aquí?

Rodrigo: amor, q es forma de tratar a tu prometido, o ya se te olvido q tu y yo nos vamos a casar

Catalina: ¡¿Qué?! ¿Tu es las loco o qué? Quien te dijo a ti que yo me iba a casar contigo después de lo
q me hiciste-se rostro se torna triste-

Rodrigo: amor no pongas esa carita, mira q lo q paso esa noche fue un error por el cual ya pague, todo
fue por culpa de los tragos, pero yo te sigo amando

Catalina: no, estás loco, vete de aquí por favor, no te quiero ver, vete o sino llamo a seguridad

Rodrigo: -la toma de los brazos- amor pero que te pasa, no seas así conmigo, yo solo quiero hablar
contigo, dame una oportunidad de explicarte q fue lo q paso, por favor

Catalina: mira, Rodrigo yo no quiero saber nada de lo que me tengas q decir, yo solo quiero q te alejes
de mí, no voy a permitir que te me vuelvas a acercar, ahora si me disculpas tengo muchas cosas q
hacer

Rodrigo: cata espera-la toma fuerte del brazo-

Tatiana:-se lanza y la quita de sus manos- oiga señor, usted fue que no entendió ¿o qué? Déjela en paz
q ella no quiere nada con usted

Rodrigo: mire señorita, usted no se meta, esto es algo entre catalina y yo, nadie más, así que si me
permite tengo q hablar con ella

Tatiana:-se interpone en su camino- lo siento pero no lo voy a dejar pasar

Rodrigo:-enojado- ¿pero quién se cree usted para venirme a tratar así? Quítese de mi camino o no
respondo

Tatiana: mire señor, no me venga aquí con amenazas q solo es oprimir un botón y usted queda fuera
de esta compañía y no lo vuelve a dejar entrar de por vida, así q me hace el favor y a mí no me venga
con esas cosas y por favor se retira q la doctora no quiere hablar con usted

Rodrigo:-un poco más calmado- mire señorita, mi intención no es hacerle daño a alguien, yo solo
quiero hablar con catalina eso es todo, después de hablar con ella  me iré pero tengo q hablar con ella-
dirigiéndose a catalina-cata por favor escúchame ¿sí?

Catalina: lo siento Rodrigo pero tu oportunidad ya paso

Rodrigo: solo dame unos minutos amor, tengo q explicarte todo lo que paso, por favor solo dame unos
minutos

Tatiana: señor, ya escucho a la doctora, ahora si por favor retírese

Rodrigo: cata, yo sé que todavía me amas, por ese amor q sientes dame la oportunidad de hablar
contigo, por favor, solo 5 minutos, no te pido más

Tatiana: señor enserio, si no se va ya llamare a seguridad

Rodrigo: cata por favor, por favor

Tatiana: ok, usted lo pidió- se dirige al teléfono-

Catalina: Tatiana, cuelga


Tatiana:-sorprendida- pero doctora…

Catalina: pero nada tati, por favor cuelga el teléfono, voy a hablar con el

Tatiana:-cuelga el teléfono, se le acerca y le habla en voz baja- ¿cata estas segura de lo que vas a
hacer?

Catalina: si tati, tranquila, sé que él no me va a hacer daño

Tatiana: ok, pero por si algo, gritas o me llamas, no permitiré q te lastime ¿ok?

Catalina: está bien, no te preocupes-dirigiéndose a Rodrigo- Rodrigo entra a mi oficina por favor

Rodrigo: gracias cata, muchas gracias de verdad-entran a la oficina-

Catalina: ahora sí, ¿qué es lo que me tienes que decir?

Rodrigo: cata mi amor, te extrañe mucho-se acerca a abrazarla para catalina le esquiva-

Catalina: Rodrigo no me toques, tú no tienes ningún derecho de tocarme y menos a decirme “mi amor”
dime a q viniste, sino, me veré en el obligación de llamar a seguridad y no estoy bromeando, así q
habla ya

Rodrigo: cata no me hables así, mira q de verdad yo estoy arrepentido de todo lo q paso, no fue mi
intención q todo esto pasara, de verdad todo tiene una explicación

Catalina: me pediste 5 minutos y ya van 3 y no me has dicho nada

Rodrigo: ok, entonces te responderé tu pregunta, he venido a recuperarte, sé que la embarre y que te
hice mucho daño pero quisiera que me dieras la oportunidad de explicarte lo que realmente paso esa
noche

Catalina: aja, y ¿tú crees q yo quiero recordar lo que paso? Mira --------- mejor deja así y vete q todo
lo que paso no tiene vuelta a atrás

Rodrigo: amor, yo sé que te hice daño, pero permíteme explicarte, solo te pido eso

Catalina: lo siento Rodrigo pero lo que hiciste no tiene explicación-una lagrima empieza a rodar por su
mejilla-

Rodrigo: -se acerca y la abraza para consolarla- amor no llores, no me gusta verte así –empieza a
llorar- cata yo sé que fui un estúpido, que todo lo que paso fue mi culpa, por dejarme convencer por
mis amigos, nada de eso fue planeado por mí, de verdad, yo estaba muy borracho y además de eso
drogado-catalina se separa de el-

Catalina:-indignada- no me jodas Rodrigo, ¡ahora resulta q además de todo estabas drogado!, no te


conozco

Rodrigo: de eso precisamente quería hablarte-limpia sus lágrimas- ese día Juan Carlos y Sergio me
drogaron sin yo darme cuenta, ellos tenían todo esto planeado, mi amor créeme, yo no estaba en mis 5
sentidos, ellos con la droga q me dieron hicieron q yo perdiera el control de mí mismo, yo no soy así, tú
me conoces, yo te amo-empieza a llorar- cata, al siguiente día cuando me levante y vi lo que había
pasado, empezaron a venir a mi recuerdos de la noche anterior y me sentí el peor hombre del mundo
por haber permitido que eso te pasara, pero no fui yo, ese el que estaba ahí no era yo, por favor cata
créeme, yo te amo, te juro q esos idiotas ya están pagando todo lo que nos hicieron, pero por favor
dame otra oportunidad, mira q nos íbamos a casar, yo te amo y tu me amas, no necesitamos mas, por
favor dame una segunda oportunidad para demostrarte q mis sentimientos hacia ti no han cambiado.

Catalina: -llorando- lo siento Rodrigo, pero llegas tarde, yo ya no te amo, ya no siento nada por ti
Rodrigo:-le toma las manos- eso no es verdad cata, yo sé que lo sigues haciendo, a pesar de todo tú
me amas, yo lo sé, lo siento, sino fuera así no me hubieras dejado entrar a explicarte todo, cata porfa
dame una oportunidad solo una

Catalina: -se suelta las manos- de verdad Rodrigo, no lo puedo hacer, ya no te amo, mi corazón ahora
ya tienen a quien amar y esa persona no eres tu

Rodrigo:-secando sus lágrimas- eso no es amor, estas confundida, tú me amas a mí-se acerca y la
besa, catalina corresponde su beso y se deja llevar por lo q está pasando hasta q Rodrigo se separa de
ella- ¿si ves? Ese beso me dice q me sigues amando, no mientas más, tú sabes q aun sientes amor por
mí al igual q yo lo hago por ti, cata mírame-le levanta la cabeza- no te mientas más amor, dame la
oportunidad de demostrarte q aun puedo merecerme ese amor q sientes por mí, solo te pido una
oportunidad, por favor.

Catalina:-con lágrimas en sus ojos- vete Rodrigo

Rodrigo: cata no seas así, no me niegues la oportunidad de volver a estar contigo      

Catalina:-se aleja de el- te he dicho q te vayas, no puedes seguir aquí, ¡vete!

Rodrigo: está bien, me iré, pero volveré, yo sé que aún me amas y ese tipo q esta ahora contigo solo
es un capricho porq yo soy a quien tu amas

Catalina: -limpiando sus lágrimas- si ya acabaste por favor vete

Rodrigo: te amo hermosa-se va de la oficina-

Al salir Rodrigo, catalina no pudo aguantar más y rompió en llanto, no entendía porque después de
tanto tiempo volvía a aparecerse en su vida a dañar todo lo que había construido, todo este tiempo
había tratado de formar una barrera la cual él ni nadie pudiera derrumbar, pero solo le hizo falta verlo
para caer de nuevo, Rodrigo siempre fue su debilidad, nunca le pudo negar nada, ahora llegaba a
confundir sus sentimientos, se sentía perdida, le parecía increíble ver como una persona q le hizo tanto
daño pudiera llegar así de la noche a la mañana y hacerla sentir como se estaba sintiendo en ese
momento, los recuerdos de esa noche invadían su mente tratando de tener algo con lo cual no volver a
caer, pero ¿acaso quería más? Todo lo que había pasado era suficiente para no volver a creer en su
palabra y eso se lo repetía una y otra vez, pero también recordaba sus palabras en ese momento, ¿era
posible que lo que decía fuera verdad? No sabía que pensar, estaba en un conflicto de pensamiento y
sentimientos encontrados, no paraba de llorar ni recordar, se encontraba ya desesperada sin saber q
hacer, solo estaba tratando de buscar una salida, una solución a todo esto que le estaba pasando, en
ese momento entra Tatiana a su oficina y al verla así se le lanza a abrazarla.

Tatiana:-abrazándola- amor ya, no llores, él no se merece q llores por lo q te haya dicho, tranquilízate
¿sí?

Catalina: -llorando- es que tú no entiendes Tatiana, él llega aquí como si nada y enreda todo a su paso,
¿Por qué volvió? ¿Por qué tenía q venir cuando yo ya estaba bien?

Tatiana: cata él es un desgraciado q no merece nada de ti, tranquilízate amor q yo estaré aquí contigo

Catalina: gracias tati-la abraza fuertemente, por algunos minutos ninguna dice nada, solo se dedican a
abrazarse y a desahogarse-

Tatiana:-se separa un poco de ella y la mira a los ojos aun llorosos- ¿ya estas mejor? 

Catalina: si tati, gracias

Tatiana: espérame un segundo voy y te traigo un poquito de agua para q estés mejor

Catalina: -separándose por completo de Tatiana y secando sus lágrimas-  aquí te espero-Tatiana sale y
vuelve a poco tiempo con el agua y algunos pañuelos-
Tatiana: ten, con esto te pondrás mejor

Catalina: gracias-empieza a tomarse el agua- eres un ángel ¿sabías? Siempre estas a mi lado cuando te
necesito, gracias-la abraza-

Tatiana: es lo mínimo que puedo hacer por ti, te amo tanto

Catalina:-calla, se separa de Tatiana, termina de limpiar por completo sus lágrimas y trata de cambiar
la conversación- y ¿Qué has sabido de tu mama?

Tatiana: no mucho, lo mismo de siempre, aún Sandra está esperando que le den el alta.  

Catalina: ok, entonces nos tocó seguir esperando

Tatiana: si, unas horas mas

Catalina: tati, que te parece si me traer la agenda para hoy, quiero poner a trabajar ya

Tatiana: ¿segura? ¿ya estas mejor?

Catalina: si, no te preocupes q ya estoy bien

Tatiana: ok, entonces ya te la traigo-se levanta y se va por la agenda-

Mientras catalina esperaba a Tatiana decidió dejar a un lado todo lo que le estaba pasando en ese
momento y dedicarse a trabajar, refugiarse en el trabajo era lo mejor que podía hacer en esos
momentos, así que después de que Tatiana le diera su agenda para el día se dispuso a trabajar hasta
que recibieron la llamada de Sandra diciendo q ya Carmen se podía ir a su casa, así q de inmediato
salieron a la clínica donde ya las estaban esperando

Tatiana: hola Sandra, ¿hace mucho nos están esperando?

Sandra: hola, no, solo unos 10 minutos más o menos

Tatiana: ok, entonces ¿vamos?

Sandra: si, vamos

Tatiana y Sandra ayudan a llevar a Carmen a la salida mientras catalina cancela la cuenta de la estadía
de Carmen en la clínica, al llegar al carro las tres entran y se dirigen a la casa de Tatiana

Tatiana: cata ¿cuánto de debo?

Catalina: ¿Cuánto me debes de qué?

Tatiana: pues de lo de mi mama, ¿Cuánto te debo?

Catalina: no me debes nada

Tatiana: como q no, dime por favor ¿Cuánto te debo?

Catalina: ya te dije q nada

Tatiana: catalina deja de ser tan terca por favor y dime cuanto te tengo que pagar

Catalina: más bien deja de ser tan terca tú, q no me tienes q pagar nada

Tatiana: como no, si es mi mama, es mi responsabilidad y por serlo yo tengo q pagar lo q ella gaste
Catalina: pues ella es tu mama y como tal termina siendo mi suegra y por ende yo también tengo la
responsabilidad de pagar lo q necesite

Tatiana: catalina por favor deja ya la bobada y dime

Catalina: -frena el carro y grita- ¡tati ya!-todas quedan en silencio- perdón tati, no era mi intención
gritarte, disculpen, no sé qué me está pasando

Carmen: sea lo que sea tienes q solucionarlo porque yo no te voy a permitir q le vuelvas a gritar así a
mi hija, y si ella quiere pagarte por mis gastos deberías dejarla, al fin y al cabo ella es mi hija no tu

Sandra: bueno, bueno, me hacen el favor y se calma todo el mundo aquí, amor y paz mujeres,
llevemos la fiesta en paz

Catalina: si, es verdad lo que dice Sandra, tranquilicemos todas, de nuevo pido disculpas por mi
comportamiento, no volverá a pasar

Carmen: eso espero

Tatiana: tranquila cata, yo se q no estás muy bien que digamos, más bien perdóname tu a mí por la
insistencia, pero igual deberías dejar q yo pague, no es tu obligación pagarle nada a mi mama

Catalina: es q yo no lo hago por obligación, lo hago porque quiero, mira hagamos algo, que esta sea la
última vez q yo le pago algo a tu mama y listo, solucionado el problema, ¿te parece?   

Tatiana: mmm está bien, pero que se la ultima

Catalina: ok, te lo prometo-arranca de nuevo- ahora sí, próxima parada…-Sandra interrumpe-

Sandra: el próximo semáforo que se nos atraviese-ríen y siguen su camino sin ninguna complicación, al
cabo de unos minutos llegan a la casa- tati, muévete pues q yo sola no soy capaz con mi mama

Tatiana: ya voy-sale del carro y ayuda a Sandra con Carmen, mientras q catalina abre la puerta de la
casa-

Sandra: -entran a la casa llevan a Carmen a su habitación y se va a la sala de estar a sentarse un rato-
hogar dulce hogar, un día fuera de la casa y ya la extrañaba, aunque bueno, si me hubiera tocado
quedarme a dormir en la casa de cata y no en la clínica yo creo q ahí si no extrañaría esta casita-ríe-

Tatiana: bueno pues, no digas eso en voz alta q después se me enoja la casa y después quien se la
aguanta-ríen-

Sandra: no pero hablando enserio cata, un día de estos me tienes q invitar a dormir a tu casa,
deberíamos hacer una pijamada o algo así

Tatiana: nosotras ya estamos muy grandes para eso, eso es más para ti q estas más chiqui

Sandra: mmm pero que, crecer las hizo anti pijamadas o ¿qué?, entonces cambiémosle el nombre,
dejémoslo en noche de chicas, ¿mejor no?

Tatiana: es lo mismo

Sandra: pues si, pero tiene diferente nombre, ¿tú que piensas catalina?

Catalina:-despistada- ehh, perdón, ¿Qué me decías?

Sandra: que si es verdad q una mujer es mucho mejor en la cama q un hombre

Catalina: -ruborizada- ehhh


Tatiana: ¡Sandra! Deja ya la bobada

Sandra: ¿en qué mundo estas catalina? Estábamos diciendo que si un día de estos podemos hacer una
pijamada en tu casa

Catalina: si claro, no hay ningún problema

Sandra: si ves tati, cata no es antichevere como tu

Tatiana: no pues yo solo decía, ya si cata dice q si pues bueno

Sandra: si, pero ahí un problema

Catalina: ¿cuál?

Sandra: que solo somos nosotras tres, necesitamos más mujeres

Catalina: mmm bueno, yo podría invitar a mi cuñada y tu tati puedes invitar a mariana, ya hay
seriamos cinco

Sandra: esa idea me está gustando

Tatiana: claro, y también podemos invitar a Fernanda ¿no crees cata?

Catalina: -la mira fijamente y su expresión cambia- ¿a Fernanda? Pero si apenas la acabas de conocer

Tatiana: pero es una buena persona, deberíamos invitarla, además recuerda que le dije q le presentaría
a Sandra y pues que mejor oportunidad para hacerlo que ahí

Catalina: aja, ¿solo es para presentársela a tu hermana o es para estar más tiempo con ella?

Sandra: pi, pi, pi, pi, pi, creo q mi radar de detector de celos se ha acabado de activar y está a punto
de explotar por la cantidad de celos q  se perciben en el ambiente

Tatiana: ya cállate Sandra, cata otra vez con lo mismo, ya párala ¿no?

Catalina: es que todo el tiempo la sacas en nuestras conversaciones, ya más bien párala tú

Tatiana: oye cálmate, no entiendo porque estas tan celosa, antes la q debería estarlo soy yo, o te
parece poco tener que aguantar ver como un idiota te besa mientras tú no haces nada y después de
eso lo metes a tu oficina

Sandra: booom, ahora sí, acaba de explotar

Tatiana y catalina: ¡ya cállate!

Catalina: no puedo creer q me traigas eso aquí, tu sabes bien q es lo q paso con Rodrigo, no es justo q
lo metas en esto

Tatiana: porque sé que fue lo que paso con ese imbécil es q te estoy diciendo esto, ¿tú crees q después
de todo lo q hizo es justo q venga y te ponga así como estas?, ¿acaso crees q no me he dado cuenta q
has estado pensativa y despistada todo el día por su culpa?, ¿te confundió tanto o qué?-catalina calla-
ves, tú lo único q estás haciendo es buscar excusas, y así no podemos catalina, yo sé que te amo, pero
en este momento te puedo decir q no se q es lo q estas sintiendo por mí, ese hombre llego y tu
cambiaste tanto, de verdad no sé qué te pasa

Sandra: bueno niñas yo creo q no es ni el momento ni el lugar para hablar de esto, mejor esperan un
poco y hablan después
Tatiana: Sandra por favor no te metas, ella debería saber ahora mismo q es lo q siente por mí y me lo
tiene q decir ahora, cata habla

Catalina:-con la cabeza agachada- tati, perdón no era mi intención hacer q todo esto pasara, no quiero
estar así contigo, eres alguien muy importante para mí, por favor disculpa mi estupidez

Tatiana: esa no fue la pregunta q te hice catalina, te pregunte que sentías por mí, pero veo q ya eso ni
tu misma lo sabes-catalina guarda silencio-

Sandra: tati no seas tan dura con ella, yo realmente no se q paso pero si ella está así es porque fue
algo grave, dale tiempo, no seas así

Tatiana: ok, cata, ¿quieres tiempo?

Catalina:-con lágrimas en sus ojos- no, yo solo quiero estar contigo, por favor no me dejes en este
momento, te necesito-la abraza-

Tatiana: cata, tu sabes q yo te amo, eso no va a cambiar por nada del mundo, si tu no estas segura de
lo q sientes por mí, está bien, te entiendo, sé que Rodrigo fue alguien muy importante en tu vida y sé
que haya hecho lo que haya hecho tu aun sientes algo por él, puede q sea amor, o puede ser algo de
cariño por todos esos momentos lindos que pasaron juntos, solo quiero que tengas en cuenta q pase lo
q pase contigo yo estaré aquí, si decides q él es el que se merece tu amor, con todo el dolor de mi alma
lo aceptare, pero si decides escogerme te aseguro q seré la mujer más feliz del mundo entero y
dedicare el resto de mi vida a serte feliz

Catalina: tati, no entiendo que me pasa, no entiendo por qué estoy dudando, no sé cómo puedo estar
pensado en él teniéndote a ti, soy una completa idiota-rompe en llanto-

Tatiana:-abrazándola fuerte- ya linda, no llores más, solo estas confundida, eso es todo

Catalina: gracias Tatiana, de verdad muchas gracias

Tatiana: no es nada, ahora mírame-se separa de ella y levanta su cabeza para que la mire- me vas a
hacer el favor de irte para tu casa a descansar, ya ahora me voy a la compañía y me hago cargo de
todo lo q está pendiente, ahora lo q necesitas es tomarte un tiempo para pensar

Catalina: no me pidas eso por favor, lo q menos quiero ahora es pensar, solo quiero trabajar, quiero
ocupar mi mente en algo q no sea él

Tatiana:-hace un gesto de malestar- ok, entonces vámonos para la compañía a trabajar, puede q te
ayude, pero debes tener en cuenta que tarde o temprano te debes enfrentar a tus sentimientos

Catalina: si, eso lo sé, pero por ahora quiero olvidarme de ellos

Tatiana: ok, entonces ¿vamos?

Catalina: si, espera- recuerda algo- yo tengo q hablar hoy con tu mama, eso se me había olvidado por
completo

Tatiana: por eso no te preocupes yo me encargo de decirle q no te sientes bien para hablar hoy, mejor
cambiamos la conversación para otro día.

Catalina: pero tu mama quiere hablar conmigo hoy, no le puedo hacer el desplante

Tatiana: y ¿qué le vas a decir cuando te pregunte cualquier cosa? ¿Que estas confundida y no sabes q
hacer? Mejor déjalo para otro día cuando sepas q es lo q quiere

Catalina: si, tienes razón, disculpa mi estupidez, creo q este no es mi día

Tatiana: tranquila am… cata, no te preocupes


Catalina: ok, ¿vamos entonces?

Tatiana: aja, -dirigiéndose a Sandra- Sandra, porfa mantente pendiente de mi mama, si pasa algo me
llamas a la compañía, nos vemos más tarde

Sandra: ok, nos vemos ahora-se acerca a catalina-cata ya sabes q puedes contar conmigo para lo q
necesites, y pues ten en cuenta lo de la pijamada, tal vez es te ayude a despejarte un poco

Tatiana: Sandra, no creo q sea pertinente eso en este momento

Sandra: yo solo decía, es q un distractor sería bueno

Catalina: no sería mala idea, ¿sabes q? organízala, te doy vía libre para q lo hagas este fin de semana
en mi casa, prepara todo, me vas diciendo lo q necesitas o más bien mira-busca algo en su bolso-
toma-le pasa una tarjeta de crédito- saca de ahí lo q necesites

Tatiana: ¡no! ¿Qué haces?-le quita la tarjeta a catalina antes de q se la dé a Sandra- ¿tú estás loca o
qué?

Catalina: ¿por qué?, ¿Qué paso?

Tatiana: como se te ocurre darle una tarjeta de crédito a una niña irresponsable

Sandra: óyeme, pero si yo no soy irresponsable, yo se manejar bien el dinero

Catalina:-riendo- ay amor, como se te ocurre decirle así a mi cuñada

Sandra: -con cara de sorpresa- le dijiste amor y a mi cuñadita, wow, avanzas rápido

Tatiana: ya deja de molestarla

Catalina:-seria- bueno, igual no importa Tatiana, déjale la tarjeta yo confió en ella, y pues si se gasta
mucho después la hago pagar, por eso no te preocupes

Tatiana: ok, así si me gusta-le entrega la tarjeta a Sandra-

Sandra: ahora a la q no me gustó fue a mí-ríen- no mentiras tranquilas q voy a hacer un buen uso de
esta tarjeta

Tatiana: eso esperamos, bueno ahora si nos vamos, cuidas mucho a mi mama, nos vemos-le da un
beso en la mejilla-

Sandra: ok tati, nos vemos

Catalina: bueno Sandra, yo veré, me cuidas la tarjeta-se acerca a darle un beso y le susurra- no
importa q tanto gastes, solo encargarte de q sea espectacular-vuelve a su tono de voz normal- bueno,
nos vemos, me saludas a doña Carmen

Sandra:-con una gran sonrisa- ok, chau

Catalina y Tatiana se dirigen a la compañía, en el trascurso a esta no hablan mucho solo lo necesario y
al llegar se dedican inmediatamente a trabajar, el día trascurre en total tranquilidad. Catalina estaba
fundida en su trabajo, pero cuando lo acabo de inmediato miles de pensamientos y sentimientos la
rodearon, era verdad lo q le había dicho Tatiana, tenía q enfrentarse a esto tarde o temprano, y era
mejor hacerlo más temprano q tarde, pero no sabía q debía hacer, así q después de tanto pensar se
acordó de su cupido, el único hombre q jamás la ha engañado y quien sabe muy bien que palabras
decirle, así que decidió llamar a miguel pero después de varios intentos no contesto su teléfono,   al
parecer todo estaba en su contra, o al menos eso era lo q ella pensaba, luego de ver q no podía
contactarse con su hermano se dio por vencida y decidió irse a su casa, no sin antes dejar en la suya a
Tatiana, después de esto llego a su casa a pensar, luego de varias horas de estar en un completo
conflicto de sentimientos, el cansancio mental y físico se apoderaron de ella dejando q cayera en un
sueño donde los pensamientos no la dejaban tranquila, a pesar del cansancio seguían allí, haciendo q
esta fuera una de las peores noches de su vida.

CAPITULO 29

Cuando una persona importante en tu vida decide irse el dolor q se siente es algo q no se puede
describir, simplemente el dolor se apodera de ti y es casi imposible lograr q este se vaya, como
dicen por ahí, “solo  el tiempo cura las heridas” y solo el tiempo es q el q puede curar los dolores
del alma, esos q se quedan marcados en ti, esos que el amor deja en ti.

Tatiana

Su día había sido uno de esos días que nadie quisiera tener, su despertar fue maravilloso, pero  el
trascurso del día fue agobiante, primero los celos de catalina por Fernanda, luego el encuentro de
catalina con Rodrigo y por último la indecisión que esta estaba teniendo por lo q sentía por ella, no
sabía q era lo que debía hacer, por un lado sabía que catalina necesitaba que ella estuviera cerca, pero
eso también podía hacer q su confusión aumentara, no quería intervenir, lo único q deseaba era darle el
espacio necesario para q aclarara sus sentimientos, pero ¿Qué era de ella? ¿Qué pasaba con todo lo
que había hecho por amor? ¿Todo eso acaso no valía? Esas preguntas invadían su mente, pero se
repetía mil y una vez “es solo una confusión, ella te ama, dale tiempo” y estaba dispuesta a dárselo,
pero no sabía si ahora que su madre sabía todo estaría dispuesta a darle ese tiempo que ella
necesitaba, debía convencerla, pero ¿Cómo? Se suponía que si ella se lo había dicho era porque estaba
segura de lo que sentía por ella, y era verdad ella estaba segura, pero ahora era catalina la que
dudaba, en ese momento sintió todo lo que muy probablemente sintió catalina en esos momentos de
inseguridades por su parte, de su miedo, de todas esas cosas que se interponían en su camino, esto era
un obstáculo más que juntas debían derribar

Sandra: -entrando a la habitación de Tatiana-tati, ¿cómo estás?

Tatiana:-decaída- bien

Sandra: sí claro, con ese “bien”-imita su voz- me convenciste, de verdad tati-se sienta a un lado de su
cama- dime como estas después de todo esto

Tatiana: -la mira- no sé, creo q en parte me lo merezco por no haber tenido la valentía desde un
principio, eso es uno de los factores que influyen en que este pasando lo que está pasando

Sandra: no digas eso tati, mira que tú fuiste muy valiente, no cualquiera hace eso que hiciste, y menos
teniendo una mama como la nuestra

Tatiana:-bajando la mirada- pero fue muy tarde

Sandra: no fue tarde tati, lo hiciste a tiempo, ¿tú te imaginas que esto no hubiera pasado en este
momento? Tal vez ahora catalina si tendría porque dudar de tu amor, pero con esto solo le demostraste
que de verdad la amas, ten por seguro que esto lo va a tener en cuenta a hora q está pasando por esto

Tatiana: no sé, o más bien no entiendo- se levanta de la cama- de verdad no entiendo ¿por qué tuvo
que aparecer Rodrigo ahora?, ¿por qué llego a desestabilizarla?, ¿por qué?

Sandra: la que no entendí aquí soy yo, ¿quién es ese tal Rodrigo?

Tatiana: su ex, ella se iba a casar con el pero él le hizo algo imperdonable, por eso fue que lo dejo,
pero al parecer ya lo perdono-vuele y se acuesta en su cama- él fue la primera persona q amo en su
vida, por eso esta como esta, al parecer yo solo soy un simple experimento o algo que pudo probar en
su vida y ya ahora vuelve con su verdadero amor- una lagrima empieza rodar por su mejilla-

Sandra: -se acuesta a su lado y la abraza- no digas eso tati, no creo q eso sea así, a ella se le nota q
siente algo por ti, solo dale tiempo para q se aclare
Tatiana:-llorando- es muy difícil hacerlo, yo la amo, y llega esta imbécil así como así y la pone a dudar
de lo q siente por mí, no creo q eso sea amor Sandra, ella aun lo ama, lo ama más de lo q me puede
amar a mí –Sandra solo la abraza dejando q se desahogue llorando, así se la paso por mucho tiempo
hasta que tocan la puerta-

Carmen: tati, Sandra, ¿estás ahí?

Sandra: si señora, ya salimos

Carmen: bueno, las espero entonces

Sandra: vamos tati, sé que es duro todo esto, pero trata de dar tu mejor cara a mama, ella no se
puede enterar de esto así q animo

Tatiana:-limpiado sus lágrimas- ok –respira profundo- dame un segundo me lavo la cara y hacemos
como si nada hubiera pasado

Sandra: dale yo te espero-a los pocos segundos salen de la habitación-

Carmen: ¿por qué se demoraron tanto?

Sandra: lo que pasa mami es q tati no se sentía muy bien, esta como enfermita, entonces la estaba
acompañando porque estaba con mucho vómito

Carmen: a ya, pero ya estás bien mija

Tatiana: si señora, ya estoy un poquito mejor

Carmen: bueno, entonces Sandra ayúdame a ir abajo para prepararle un remedio a tati para q se le
pare el vómito

Tatiana: no mami tranquila, no es necesario, de verdad ya estoy mejor

Carmen: ¿segura?

Tatiana: si señora

Carmen: bueno, entonces ¿a qué hora viene catalina?, pensé q se iba a quedar apenas salieran del
trabajo 

Tatiana: no mami ella tampoco se pudo quedar, es que también esta enfermita, está peor q yo, creo q
nos hizo daño lo que comimos al almuerzo por eso yo le dije q mejor se fuera a su casa porque de
verdad está mal

Carmen: para mí que fue que se enfermó preciso para no venir a hablar conmigo

Tatiana: no mami como crees, ella quería venir, pero yo no la deje, en estos momentos no está en las
condiciones como para contestarte nada

Carmen: está bien, entonces esperemos a que se recupere para que hablemos, entonces niñas yo me
voy a descansar, ¿Sandra vienes conmigo?

Sandra: mami yo creo q es mejor q esta noche yo duerma con tati ¿no crees? Es q me da miedo q se
enferme más y tú sabes cómo es ella de necia, puede estar q se muere y no avisa

Carmen: si, tienes razón, entonces me voy a dormir, q tengan buena noche, hasta mañana

Tatiana y Sandra: hasta mañana mami-cada una se acerca y le da un beso de buenas noches y se van
a la habitación de Tatiana-
Tatiana: gracias Sandra por estar aquí conmigo

Sandra: no es nada hermanita, ahora mejor duerme q lo necesitas, ya mañana será otro día-Tatiana se
acuesta en la cama junto con Sandra y después de algún tiempo logra conciliar el sueño, pero el sonido
de su celular la despierta- alo-en voz baja- hola mari, hablas con Sandra ella ahora está dormida, pero
si gustas le dejas un mensaje

Tatiana: ¿Sandra quién es?

Sandra: -dirigiéndose a mariana- espera q ya se despertó-mirando a Tatiana- es mariana

Tatiana: pásamela-le estira la mano-

Sandra: ya te la paso- le dice esto a mariana y le pasa el celular a Tatiana-

Tatiana: hola mari

Mariana: hola tati, q pena despertarte, no pensé q estuvieras dormida tan temprano

Tatiana: es q ha sido un día duro, por eso decidí dormir temprano

Mariana: ah ok, no pues yo solo llamaba para preguntar por tu mama, es q como en la compañía hoy
no nos vimos estaba un poquito preocupada y pues como tampoco tengo en número de tu hermana ahí
si es q estaba más desinformada que quien sabe quien

Tatiana: claro, pero tranquila q ella está bien, ya está aquí en la casa y pues yo la veo bien

Mariana: a bueno, entonces creo q eso es todo, me disculpas por despertarte

Tatiana: ok, oye pero si quieres entonces te paso el número de Sandra ella es la q mantiene con mi
mama así que ella es la que te puede dar más información que yo

Mariana: ok, dámelo entonces

Tatiana: si mira es…-se lo da- y pues bueno ya sabes que alguna duda la llamas y ella te la resuelve

Mariana: ok tati, entonces ahora sí que tengas buena noche

Tatiana: ok mari lo mismo chau-cuelga-

Sandra: ¿se puede saber tú por qué andas repartiendo mi número?

Tatiana: ay ya no molestes, ni que fueras tan importante como para no dar tu número, ya mejor
duérmete-la abraza y vuelve a quedarse dormida-

A la mañana siguiente se levantó como era de costumbre estaba un poco ansiosa por saber algo de
catalina así q salió casi corriendo de su casa para poder llegar rápido a la compañía, al llegar aún no
estaba catalina, eso era común, ella siempre llegaba más temprano de lo habitual y en esta
oportunidad lo hizo aún más temprano. Los minutos pasaban y las ansias aumentaban cada vez más,
hasta que por fin sus ojos vieron lo que tanto querían ver, allí estaba catalina hermosa como siempre,
pero algo había cambiado, no tenía ese brillo en sus ojos que tanto la caracterizaba cuando tenían
algún contacto visual, algo en ella había cambiado, cada paso q daba hacia su oficina era decido y lleno
de coraje, veía como a paso rápido se iba acercando la mujer q tanto amaba, pero solo con verla sintió
como un frio inundo todo su ser, no entendía por qué sentía esto, pero cada vez ese frio se
intensificaba, en el momento de llegar catalina a su escritorio se acercó, la saludo y le pidió que fuera a
su oficina en 5 minutos, fueron los 5 minutos más largos de toda su vida, los 5 minutos más esperados.

Tatiana:-toca la puerta-

Catalina: sigue Tatiana


Tatiana:-un poco nerviosa- buenos días doctora       

Catalina: buenos días tati, siéntate por favor

Tatiana:-toma asiento y abre su agenda- bueno doctora para el día de hoy…-catalina la interrumpe-

Catalina: espera tati, antes de eso quisiera hablar contigo

Tatiana:-más nerviosa de lo q estaba- está bien doctora    

Catalina: ok, pero quiero q hablemos Tatiana y catalina, no Tatiana y la doctora ¿está bien?

Tatiana:-un poco más calmada- ok catalina, como digas

Catalina: bueno tati, quisiera hablarte de nosotras, de todo este tiempo que hemos pasado juntas,
antes q nada quiero decirte q has sido una de las mejores personas que he tenido la oportunidad de
conocer, has sido muy importante para mí, llegaste a mi vida en un momento donde ya no creía en
nada ni en nadie, me ayudaste a ver muchas cosas de mi q no conocía, me enseñaste a volver a abrir
de nuevo mi corazón a alguien y eso es algo q te agradezco mucho, te puedo asegurar q cada momento
q pase contigo fueron los mejor días de mi vida, despertar a tu lado fue una de las mejores sensaciones
y hacerte mía fue lo mejor que he hecho en todo este tiempo, has sido y serás la única mujer de mi
vida, pero-baja su mirada- anoche estuve pensado en muchas cosas, en todo lo que ha pasado, en todo
lo que pase con Rodrigo, en todo lo que pase contigo y me he dado cuenta q él es el hombre q yo amo,
por más que me decía que tú eras la persona indicada para mí, mi corazón lo volvía a elegir a él,
perdóname, sé que has hecho muchas cosas por mí, pero no puedo engañar a mi corazón, él es que
tiene la última palabra y ya ha elegido y lo eligió a él-Tatiana solo se dedicaba a mirarla y a callar- tati-
le toma la mano- dime algo

Tatiana:-con una lagrima en su rostro- ¿qué quieres que te diga? ¿Ya elegiste no?-catalina agacha la
cabeza- no pensé q esto fuera a doler tanto-se agarra el pecho- siento como si me hubieran arrancado
en corazón-sus lágrimas aumentan y toma un respiro profundo- está bien, si estas segura de lo que
quieres yo no me voy a meter en esto, solo ten presente q si él te vuelve a lastimar ya no estaré aquí
para ti, perdón pero después de esto no soy capaz de estar aquí-se levanta y trata de irse-

Catalina:-no la deja irse- pero ¿para dónde vas?

Tatiana: no importa para donde voy, eso ni siquiera yo lo sé, lo único q sé es que quiero alejarme de ti,
lo siento pero no me puedo aguantar esto

Catalina: tati no te vayas, por favor no me dejes

Tatiana: ¿que no te deje? Por Dios catalina aquí la que me está dejando eres tú, lo siento pero no
puedo más con esto-sale de la oficina y catalina sale detrás-

Catalina:-la sigue hasta el baño- tati por favor no te pongas así, pensé que te amaba, pero…-Tatiana la
interrumpe-

Tatiana: no me digas más catalina, no me hagas más daño-sale del baño dejando a catalina dentro-

El dolor que sentía en su pecho era algo q nunca antes en la vida había sentido, era como si no tuviera
nada en el lugar donde se encontraba su corazón. Las lágrimas salían por inercia y lo único que quería
era salir de allí, no aguantaba más estar en ese lugar. Recogía sus cosas mientras sus lágrimas caigan
desenfrenadamente en su escritorio, de repente, sintió como su alrededor daba vueltas, no se sentía
bien, sus ojos empezaron a cerrarse siendo la imagen de catalina la última en ver, después de eso, solo
escuchaba una voz q a lo lejos decía su nombre

Sandra:-moviéndola- Tatiana, tati, Tatiana despierta ya, tati-la mueve con más fuerza y Tatiana
despierta-

Tatiana:-asustada- ¿dónde estoy?    


Sandra: ¿dónde más?, en tu habitación

Tatiana: ¿en mi habitación?-recordó todo lo que había posado y se desesperó- ¿dónde está catalina?-
mirando para todos lados-

Sandra: tranquila, ella está en su casa

Tatiana: ¿en su casa? Claro debe estar con Rodrigo-empieza a llorar-

Sandra: ¿con Rodrigo? Ay tati, ¿se puede saber que estabas soñando?

Tatiana: -confundida- ¿soñando?

Sandra: claro, no ves q me toco despertarte porque estabas llorando como loca, ¿Qué estabas
soñando?

Tatiana: ¿Qué? ¿Ósea que todo fue un sueño?

Sandra: aja

Tatiana:-aliviada- gracias Dios mío-se recuesta en su cama-

Sandra:-la mira extrañada- y bueno, ¿no me vas a contar q soñaste?

Tatiana: eso no fue un sueño, más bien lo podemos llamar pesadilla

Sandra: bueno sueño, pesadilla, lo q sea, ¿me vas a contar o no?

Tatiana: eh pero como desesperada la niña ¿no?

Sandra: si un poco

Tatiana: está bien te voy a contar-respira profundo- lo q soñé fue que catalina me había terminado, me
decía q había sido algo muy lindo en su vida pero a la persona q verdaderamente amaba era a Rodrigo
así q me boto.

Sandra:-sorprendida- ¿enserio estabas soñando eso? 

Tatiana: si

Sandra: wow, creo q tienes un trauma con ese tal Rodrigo

Tatiana: la verdad no sé pero tengo un mal presentimiento con todo esto, pero gracias a Dios fue solo
un sueño, pero se sintió tan real, fue un dolor tan grande el que sentí cuando cata me decía todo eso,
espero q esto nunca vaya a pasar

Sandra:-la abraza- bueno, pero todo fue un sueño así q no te preocupes, deja q todo pase como tenga
q pasar

Tatiana: ok, esperemos q todo salga bien

Sandra: saldrá bien, ahora si vuelve a dormir q ya dentro de poco te tienes q volver a levantar

Tatiana: después de esta pesadilla no creo q pueda volver a conciliar el sueño

Sandra: pues inténtalo, porque yo todavía quiero dormir un poquito mas

Tatiana:-riendo- ok, entonces lo intentare


Pasaron algunos minutos y por mas q intentaba, no podía dormir, hasta q después de algunas horas
logro volver a caer en brazos de Morfeo pero siempre teniendo en presente aquel sueño.

CAPITULO 30

Catalina

El sonido de su alarma le avisaba q era hora ya de levantarse, la verdad llevaba mucho tiempo de estar
despierta, su sueño fue interrumpido varias veces por las palabras de cada uno, las de Tatiana y
Rodrigo siempre rodaban por su mente. La confusión seguía apoderada de ella, no podía decidir q
hacer, mientras más pensaba menos decidía. Después de hacer todo lo pertinente antes de irse a
trabajar se dispuso a irse a la compañía, trabajar era lo q necesitaba, lo único q quería era lograr q el
trabajo ocupara su mente y de esa manera distraerse un poco. Al llegar a la compañía se dirigió a su
oficina y al salir del ascensor se encontró fijamente con la mirada insistente de Tatiana, sabia q tenía
que hablar con ella, pero todavía no sabía q decirle, intentaba esquivarle la mirada, pero no podía, la
mirada de Tatiana la atrapaba, sentía tanta ganas de decirle q era ella a  quien había elegido, q no
tenía más dudas, q ella siempre había sido el amor de su vida y que Rodrigo no era más q un mal
recuerdo, pero no, sus sentimientos aun no le decía nada, solo un poco más de tiempo era lo q
necesitaba, solo eso.

Catalina: bueno días tati, ¿cómo amaneciste?

Tatiana: muy bien doctora y ¿tu?

Catalina: mmm no tan bien q digamos, pero ahí vamos, será q puedes pasar en unos 5 minutos a mi
oficina, tengo q hablar contigo

Tatiana:-nerviosa- ¿en 5 minutos?

Catalina: si, 5 minutos, ¿Por qué?

Tatiana: no por nada, ya voy

Catalina: ok, te espero

Después de 5 minutos sintió q tocaron la puerta

Catalina: sigue tati

Tatiana:-nerviosa- me necesitabas doctora

Catalina: si, sigue siéntate

Tatiana:-se sienta- y bueno, para q soy buena doctora

Catalina: tati, necesito que dejes a un lado lo de doctora y hables con catalina no con  tu jefe ¿listo?

Tatiana:-más nerviosa- ok, dime

Catalina: oye q tienes, ¿por qué estas nerviosa?

Tatiana: no es por nada, cosas q pasan nada mas

Catalina: ok, mira, de lo q quiero hablar es de nosotras, sé que estas esperando una respuesta en este
momento y sé que mereces saber lo q estoy pensado ahora, pero lo único q te puedo decir es q no sé,
aun me encuentro indecisa, te lo digo porque no me parece gusto hacerte sufrir por la espera a una
respuesta a aun no tengo, perdón, pero aun necesito mas tiempo 

Tatiana:-toma su mano- cata, tu sabes q te voy a dar el tiempo y el espacio q necesites, por mi parte
no hay presión alguna, solo espero q utilices bien ese tiempo para poder hacer una buena elección.
Catalina: gracias tati, de verdad no sé cómo puedo estar en estas teniendo una mujer tan maravillosa a
mi lado

Tatiana: tranquila, es q bien es cierto q una cosa es la q piensa el cerebro y otra muy diferente la q dice
el corazón, guíate por él, él es el que tiene todas las respuestas a tus dudas

Catalina:-se queda mirándola- sabes que eres una persona única, eres muy especial, me gustaría
mucho q si esto no funcionara sigamos siendo amigas

Tatiana:-suelta su mano y endereza su cuerpo- cata, eso es algo q no creo q sea posible, si las cosas
llegan hasta aquí te puedo asegurar q no sería capaz de estar cerca de ti, lo siento pero no creo q sea
posible ser tu amiga, te amo tanto q eso sería como una tortura para mí.

Catalina:-agacha la mirada- ok, te entiendo para nadie sería fácil esto, pero ¿sabes qué? Mejor no
hablemos más de eso q aun no sabes q es lo va a pasar, lo único q tenemos seguro en esta vida es la
muerte el resto es incierto

Tatiana: si, eso es verdad, entonces por ahora a dedicarnos al trabajo ¿no?

Catalina: exacto, vamos a ver si este me ayuda a despejarme un poco.

Tatiana: ok doctora, entonces empecemos con lo q tiene para el día de hoy

Catalina: tati espera, ¿será q me puedes hacer un último favor?

Tatiana: si claro doctora, dime q necesitas

Catalina: ¿sería mucho pedir q me regales un beso?

Tatiana:-sonriendo- claro q no es mucho pedir-se acerca a ella y la empieza a besar-

Ese beso era quizá, el beso más importante de todos, en este se notaba el esmero de Tatiana porque
catalina sintiera todo lo q ella estaba sintiendo, y catalina lo sentía, sentía como sus labios devoraban
los de ella trasmitiéndole todo el amor q sentía Tatiana, con ese beso estaba obteniendo lo q su corazón
estaba buscando, o eso era lo q ella creía, el sentir de nuevo los labios de Tatiana besando los suyos le
daba la seguridad q tanto buscaba pero de inmediato la imagen de Rodrigo llegaba a su mente y el
momento mágico estando en brazos de Tatiana se esfumo quedando ella y sus pensamientos

Catalina:-se separa- gracias, ese beso me ha servido mucho

Tatiana:-aun sonriendo- esa era la intensión-ríen-

Catalina: bueno, ahora sí de nuevo al trabajo-Tatiana le empieza a informar todo lo q necesita y luego
se va dejando sola a catalina-

El tiempo pasaba rápido, en ocasiones deseaba q en esta oportunidad el tiempo parara un poco para no
tener q enfrentarse de nuevo a su realidad, después de estar toda la mañana ahogada de tanto trabajo,
termino, no podía creer q todo lo q tenia q hacer ya lo había hecho, eso era algo muy malo en ese
momento, no sabía q más ponerse a hacer para distraer su mente, estaba en esas cuando sintió q
abrieron la puerta de su oficina

Miguel: ¡hermanita de mi alma!

Catalina:-asustada- bobo me asustaste

Miguel: no pues tan sensible la niña, quien sabe q tantos demonios te están rodeando en este momento
q ya mí presencia te asusta-se acerca a su escritorio y se sienta-

Catalina: no creas hermanito, esos demonios estas muy presentes en mi, me están persiguiendo por
todos lados
Miguel: ¿enserio cata? Entonces creo q he llegado en el momento indicado

Catalina: si, acaba de llegar mi ángel, el que me va sacar de una vez por todas de esto

Miguel: no jodas cata, ¿otra vez es Tatiana verdad?

Catalina: no, esta vez soy yo

Miguel: ¿tu? Ahora si me perdí, cuéntame ¿Qué paso?

Catalina: está bien, yo te voy a contar pero prométeme q no te vas a poner bravo

Miguel: ¿Por qué habría yo de ponerme bravo contigo?

Catalina: tu solo prométemelo ¿sí?

Miguel: ok te lo prometo

Catalina: ok-toma aire- es por Rodrigo-apenas dijo este nombre la expresión de miguel cambio de
serenidad a enojo- ha vuelto y estoy confundida, no se q hacer con él, ayer estuvo aquí y me dijo
muchas cosas q me dejaron pensando y no sé qué hacer

Miguel: ¿acaso tienes algo q pensar?

Catalina: es q ayer me dijo q me amaba y q el sentía q yo aún lo seguía haciendo y no sé si de verdad


aun lo hago, es q si siento algo por él, pero no sé qué es

Miguel: yo si se q es, es el beneficio de la duda, mínimo vino a decirte q el no tuvo la culpa de nada de
lo q paso y q lo perdonaras porq el aun te ama, ¿o me equivoco?

Catalina: si, eso fue lo q me dijo

Miguel: ok y conociéndote como te conozco muy probablemente le creíste todo lo q te dijo

Catalina: si

Miguel:-se acerca a ella y le toma sus manos-  hermosa, eres muy ingenua, ¿tú crees q después de
todo lo q te hizo él va a volver a ser el mismo? Déjame decirte algo hermanita, el que es nunca deja de
ser y si lo hizo una vez lo volverá a hacer una vez más, eso te lo puedo asegurar

Catalina: migue pero sonaba tan arrepentido, de verdad se le notaba q estaba mal por lo q hizo, no sé
migue

Miguel: es q no digo q no este arrepentido, pero no por eso vas a volver con él, ¿quién te dijo a ti que
perdonar el sinónimo de volver? 

Catalina: nadie, pero soy débil ante él, cuando él está a mi lado no soy yo, me dejo llevar por él, no le
puedo negar nada, es algo q desde siempre me ha pasado con él

Miguel: y ¿crees q eso es bueno?

Catalina: no

Miguel: entonces ahí está tu respuesta, mira cata, yo se q él fue muy importante en tu vida, ha sido el
único hombre  capaz de capturar tu corazón, pero al mismo tiempo hizo trizas de él y no quiero q eso
vuelva a pasar contigo, no te quiero volver a ver como aquella vez, él no te merece y lo sabes solo q la
lastima está rondando tus pensamientos, lo q sientes por él es lastima no amor, tu amas a otra persona
y sabes muy bien de quien es q estoy hablando-Catalina guarda silencio- ok, creo q yo ya he hecho
todo lo q tenia q hacer, la respuesta de todo esto está frente a tus ojos, solo q eres una excelente
ciega, espero q mis palabras si las hayas escuchado y no te hayas convertido en una excelente sorda
también, porque puedes estar cometiendo el error más grande de tu vida, piensa en eso, piensa en lo q
puede pasar si decides volver con ese…-calla- Rodrigo, ante todo debes saber q tienes mi apoyo en lo q
decidas, pero piénsalo muy bien, y no olvides pensar con este-señala su corazón- a veces la razón no
es una buena consejera, bueno hermanita espero q mis palabras te hayan servido de algo ahora llego el
momento de partir, me volé (escapar) de la oficina y ya deben de estar buscándome

Catalina: ok migue muchas gracias, como siempre estás aquí para mí, espero poder verte pronto, q
estés bien-se despide de él y se va-

Después de su conversación con miguel estaba un poco más clara, aun no resolvía su dilema, pero
estaba cerca, percibía q pronto podría llegar a solucionar todo esto, estaba un poco aliviada por sentir
esto, pero su alivio no duro mucho

Tatiana:-llamándola por el teléfono- doctora Campuzano aquí la esta buscando el mismo hombre de
ayer

Catalina:-sorprendida- ¡¿qué?! ¿Rodrigo está aquí otra vez?

Tatiana: si señora, te está buscando

Catalina: y que quiere

Tatiana: la verdad no se doctora

Catalina: ok, hazlo pasar entonces

Tatiana:-con su voz quebrada- está bien

A los pocos segundos entra Rodrigo a su oficina

Rodrigo:-entregándole un ramo de rosas- hola hermosa ¿cómo estás?-se acerca y le da un beso-

Catalina: yo bien y ¿tu?

Rodrigo: ahora q te veo, mucho mejor, te extrañe mucho-la abraza y la empieza a besar-

Catalina:-se separa-Rodrigo para ¿sí? mira q estamos en mi trabajo

Rodrigo: cata pero si eso nunca te importo, es más, eso te excitaba más-se acerca a volverla a besar
pero catalina lo esquiva-

Catalina: si, pero ya he cambiado

Rodrigo: ok, no insisto más entonces

Catalina: y bueno, ¿a qué viniste?

Rodrigo: he venido a invitarte a almorzar

Catalina: mmm no creo q sea buena idea, tengo demasiado trabajo y….la interrumpe-

Rodrigo: y nada de excusas, me haces el favor y te alistas porque nos vamos

Catalina: pero te dije q…-la besa-

Rodrigo:-con voz suplicante- no seas así mi amor, mira q desde hace mucho tiempo no nos vemos y
quiero comer contigo, ¿es mucho pedir eso?

Catalina: está bien, vamos entonces


Rodrigo: veras q no te vas a arrepentir-catalina se organiza un poco y salen de la oficina-

Pasan por el lado de Tatiana y se alejan de ella mientras Rodrigo toma la mano de catalina, al llegar al
ascensor antes de q las puertas se cierren Rodrigo le roba un beso a catalina el cual Tatiana alcanza a
ver

Rodrigo: estoy tan feliz de poder volver a estar contigo

Catalina: aun no estás conmigo, recuerda q estoy con alguien más

Rodrigo: ahí amor, seamos sinceros, si de verdad ese “alguien más” te importara no estarías aquí
conmigo, tú al q amas es a mí, no a ese

Catalina: estas equivocado, lo q siento por esa persona es muy grande, más grande de lo q te imaginas

Rodrigo: pero no más grande q lo q sientes por mí, cata ya deja de pensar en él y quédate aquí
conmigo, vive este momento conmigo y nadie más, así te darás cuenta q él es un simple capricho y yo
soy tu verdadero amor-la empieza a besar-

Este beso está completamente diferente, era más pasional, el deseo corría por sus venas y catalina no
hacía más q corresponderle, pero sentía la diferencia entre los dos, con Tatiana era todo diferente, era
más tierno, mas lleno de ese amor q tanto buscaba, mientras q con Rodrigo era más pasión, el
despertaba en ella esa parte indefensa pero al mismo tiempo ese instinto sexual desenfrenado. Al sentir
todo esto se separó de él tratando de volver a la realidad, a su realidad.

Catalina:-agitada- bueno, entonces vamos a almorzar ¿no?

Rodrigo: o podemos ir a otro lugar más interesante

Catalina: no, mejor vamos a almorzar, tengo mucha hambre

Rodrigo: ok, entonces vamos, yo te llevo

Catalina; no, prefiero q cada uno vaya en su carro, yo te sigo

Rodrigo: ok como quieras-cada uno se va a su carro y llegan al restaurante-

Al llegar al restaurante cada quien hizo su pedido y empezaron a hablar de cosas sin importancia.
Catalina recordó el por qué se había enamorado de él, ese tiempo q había compartido le hizo recordar
todo lo bueno q tenia y efectivamente sabia q sentía algo diferente a lastima por él, era algo más,
¿amor? Podría ser, ¿deseo? Muy probablemente, pero lastima, definitivamente eso no era. El almuerzo
termino y con él, el tiempo q tenia disponible para compartir con Rodrigo. Después de esto catalina se
dirigió a la compañía y continuo con sus labores hasta el final del día, aun no había decidido nada, pero
ahora estaba mucho mejor q antes. 

CAPITULO 31

Licor + despecho= el peor error de tu vida. En una gran cantidad de ocasiones utilizamos el alcohol
como acompañante, y en realidad es un buen acompañante, con el podemos llegar a hacer cosas q
jamás en la vida llegamos a pensar q podíamos hacer, a su lado experimentamos momentos de
verdadero gozo o tratamos de ahogar nuestras penas y tristezas, pero siempre esta ahí a nuestro lado
tentándonos para q estemos con el, pero el verdadero problema no es q este, sino q no este, cuando
este nos falta y volvemos a ser quienes éramos, nos damos cuenta de todo lo pasamos junto a él, y en
ocasiones los momentos q recordamos no son precisamente los que queríamos recordar. Actuar bajo
este tipo de efectos, nos pueden nublar la mente y enceguecer al corazón y por lo tanto hacemos cosas
de las cuales nos podemos arrepentir por el resto de nuestras vidas.  

Tatiana
Un día difícil definitivamente, mantenía con mucha, pero mucha ansiedad y catalina seguía sin decir
nada, le destrozaba el corazón ver como salía con Rodrigo y lo q más fuerte de todo era ver como este
la trababa como si fuera su mujer, los besos y todas las muestras de afecto de él hacia ella hacían que
su corazón se partiera en mil pedazos, lo único q deseaba hacer era olvidarse de todo por un momento
y respirar, llenar sus pulmones de oxígeno para q este llegara  a su cerebro y de esa manera pensar
con claridad.

La semana paso sin ningún tipo de avances, ya no sabía q más excusas darle a su madre y mucho
menos q más excusas o consuelos darle a su corazón, se decía una y otra vez q catalina iba a volver, q
esto era algo pasajero, pero cada vez q se decía esto, catalina dañaba esa ilusión junto con Rodrigo, el
desespero ya se estaba apoderando de su ser, sentía q la estaba perdiendo y  todo esto pasaba sin que
ella  pudiera hacer nada. En el trascurso de la semana para poder distraer su mente se dedicó a hacer
su trabajo y de paso a ayudarle a Sandra con lo de la pijamada.

Tatiana:-hablando por teléfono- Sandra, llámame más tarde q de verdad ando ocupada

Sandra: tati pero es q mira q ya hoy es viernes, hoy se supone q debe empezar esto, y tu ni siquiera
has invitado a nadie, ponte seria por favor, o sino quedaremos solo cata, tu y yo y ese plan no me
gusta mucho

Tatiana: si, eso ya lo sé, pero no he tenido tiempo de avisar, pero si me das unos minutos, ahora
mismo llamo a las niñas q voy a invitar

Sandra: ok eso espero, entonces te doy 20 minutos para q llames, si en 20 minutos no llamas yo
misma voy y te obligo a q las llames, ¿está bien?

Tatiana: ok, ya mismo me pongo en esas, ahora si me disculpas voy a hacer unas llamadas para invitar
a unas amigas a una pijamada de TODO UN FIN DE SEMANA, oye, a todas estas, eres como medio
exagerada no? Todo un fin de semana en una pijamada, eso es más como una salida de finde, te pasas
de verdad

Sandra: cual salida de finde ni que nada, es una pijamada y como tal todas vamos a estar en pijama
todo el día todos los días, ese ha sido el sueño de toda mi vida, te imaginas como será eso, ¡todo el día
en pijama!, genial.

Tatiana: eres una niña, ahora sí, voy a llamar, me llamas ahora, chau

Sandra: ok, en 20 minutos te llamo, y el tiempo empieza a correr desde ya, así q chau-cuelga el
teléfono-

Tatiana:-empieza a hacer las llamadas- mari hola, como estas

Mariana:-sorprendida- ¿tati? ¿Tú qué haces llamándome estando tan cerca?

Tatiana:-ríe- cuestiones de tiempo mari

Mariana: ok, entonces dime

Tatiana: mari, lo q pasa es q te quiero invitar a una pijamada en la casa de cata

Mariana: ¿una pijamada?

Tatiana: aja, una pijamada, te advierto de una vez q es todo el fin de semana y empieza desde hoy,
por las pijamas no te preocupes porq Sandra ya se encargo de comprar para cada una

Mariana: ¿Qué? Y ¿a q hora hicieron todo eso? Y ¿Por qué hasta ahora me avisas?

Tatiana: cuestiones de tiempo mari

Mariana: no pues tan ocupada la niña


Tatiana: aunque no lo creas es verdad, he estado muy ocupada por eso hasta ahora te aviso, entonces,
¿cuento contigo?

Mariana: y quienes van a ir

Tatiana: pues hasta ahora solo sabemos q van cata, Sandra, creo q la cuñada de cata, Alejandra, y yo,
falta confirmar a una más y a ti

Mariana: ok, me apunto, la verdad no tenía nada para este finde, entonces ¿dónde nos vemos?

Tatiana: no tranquila, nosotras pasamos por ti

Mariana: ok, ¿a qué hora?

Tatiana: a las 8 pasamos, ¿listo?

Mariana: ok, entonces las espero

Tatiana: ok, nos vemos más tarde, q estés bien-cuelga y busca llamar a Fernanda pero se da cuenta q
no tiene su número telefónico así q llama a catalina para pedírselo-

Catalina: dime tati

Tatiana: doctora, q pena interrumpirte pero necesito q me hagas un favor

Catalina: tranquila tati, dime q necesitas

Tatiana: doctora es acerca de la pijamada q está planeada para empezar esta noche, lo q pasa es q ¿te
acuerdas q vamos a invitar a Fernanda? Pues bien, para hacer eso necesitamos su número telefónico y
yo no lo tengo, ¿será q tú me lo puedes dar?

Catalina:-seria- ¿enserio la piensas invitar?

Tatiana: si, ¿por qué?

Catalina:-con cierto malestar- no, por nada, entonces mira, llama a la casa y te comunicas con rosita y
ya ella te la puede pasar, o si quieres marca el siguiente número…. Ahí también la puedes contactar

Tatiana: ok doctora muchas gracias por tu colaboración, oye, a todas estas, ¿tú ya le dijiste a tu
cuñada lo de la pijamada?

Catalina: aja, y dijo q allá estaría, así q ella ya está confirmada

Tatiana: ah ok, entonces eso es todo doctora, nos vemos mas tarde-cuelga-

Cada palabra de catalina le dolía, cada vez la sentía más fría, más distante, pero aun así se aguantaba
todo.

Tatiana:-llamando a Fernanda- alo? Por favor con Fernanda

Fernanda: con ella habla, ¿Quién es?

Tatiana: hola Fernanda hablas con Tatiana, la novia, o bueno la amiga de catalina, ¿me recuerdas?

Fernanda: claro, no podría olvidarme de ti

Tatiana: a pues gracias, oye fer, ¿te puedo decir así verdad?

Fernanda: si claro tati me puedes decir como quieras-ríe-


Tatiana: ok, tú también puedes decirme tati, pues nada más si quieres-ríe- no mentiras, estoy
molestando, bueno, fer te llamaba para hacerte una invitación

Fernanda: aja, y ¿eso de que?

Tatiana: te invito a una pijamada de un fin de semana, ya sé q es algo extraño, pero mi hermana es así
de exagerada, entonces, ¿qué me dices? ¿Aceptas?

Fernanda: pero si no me has dicho nada, solo q es una pijamada, dime en ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿a qué
hora?, ¿por qué?, todo

Tatiana:-riendo- ok, pues bueno, ¿Dónde? En la casa de cata, no creo q te quede muy lejos ¿verdad?

Fernanda:-ríe- no para nada

Tatiana: ok, ¿Cuándo? Empieza hoy y termina el domingo, es todo el finde en pijama, ¿a qué hora?
Quedamos de encontrarnos a las 8 pm en la casa de cata y ¿Por qué? Esa es una de las tantas ideas
descabelladas de mi hermana, va tocar q le preguntes a ella

Fernanda: mmm ok, bueno, entonces nos vemos acá

Tatiana: eso es un ¿sí?

Fernanda: eso es un ¿tengo otra opción? Igual voy a pasar todo el finde en la casa de cata, así q pues
toca-ríe-

Tatiana: no pues tan sufrida tú, bueno, entonces nos vemos allá, ¿listo?

Fernanda: ok, aquí las espero-cuelga-

Después de hacer las llamadas q tenia q hacer se dispuso a seguir haciendo sus labores, pero de nuevo
su trabajo se vio interrumpido

Tatiana: presidencia buenos días

Sandra: dime q ya llamaste a todas

Tatiana:-desesperada- ah! Eres tú

Sandra: pues claro, entonces, q me dices, ¿sí o nada?

Tatiana: si estresin, ya están todas confirmadas, de verdad cuando te esmeras puedes lograr hacer q
hasta el ser más tranquilo de este mundo se estrese

Sandra:-riendo- aja, esa es mi especialidad, bueno, ya estoy tranquila y ya te puedo dejar tranquila

Tatiana: si por favor

Sandra: ok, entonces nos vemos más tarde para q vallamos por las muchachas

Tatiana: ok, pero solo hay q recoger a mari, el resto llegan allá

Sandra: ok, entonces nos vemos luego-cuelga-

Ahora si podía dedicarse a su trabajo, después de todo esto se dispuso a ocupar su mente en otra cosa,
no quería pensar más en catalina y sus dudas, así q hizo lo mismo q ha estado haciendo ella para huir
de sus pensamientos y se llenó de trabajo, pero por mas que buscaba distraerse, el destino le tenia
deparado todo lo contrario.
Rodrigo:-acercándose al escritorio de Tatiana- buen día señorita, seria tan amable de decirle a catalina
q ya llegue.

Tatiana:-lo mira y le sonríe falsamente- espéreme un segundo ya lo anuncio-llama a catalina-

Catalina: dime tati

Tatiana: doctora, es aquí esta –se queda pensando, tapa la bocina del teléfono y le pregunta a Rodrigo-
¿de parte de quien?

Rodrigo: de su novio- Tatiana queda fría con ese comentario y no es capaz de articular palabra alguna-
¿esta bien señorita?

Tatiana: si, si, disculpe-destapa la bocina y habla con catalina, con una voz apagada- aquí esta su novio
buscándola

Catalina:-nerviosa- mmm, ehh, dile q me de unos minutos, que termino algo aquí y ya salgo

Tatiana: ok doctora-cuelga- que le de unos minutos q ya sale, si gusta puede sentarse mientras la
espera

Rodrigo: ok gracias-se dirige a las sillas pero se devuelve- oye, ¿será q me puedes hacer un favor?

Tatiana: si esta a mi alcance, con mucho gusto

Rodrigo: si mira, es que hace algunos minutos que mande a traer unas rosas para cata, pero no le deje
ningún mensaje porque no sabia que escribir, pero en este momento ya sé que escribir, pero como cata
no tarda en salir, ¿será q yo te lo puedo dejar escrito y tu llamas a la floristería y lo dejas?

Tatiana: si claro, no hay ningún problema

Rodrigo: ok, entonces me prestas una hoja y un lapicero-se los pasa y empieza a escribir- listo mira- se
lo pasa- ahora si, apenas nos vallamos me haces el favor de llamar, ahí mismo te deje el numero, y
muchas gracias.

Tatiana:-lo recibe- ok, de nada- sale catalina de la oficina-

Catalina:-sorprendida por ver su cercanía- ¿ustedes que están haciendo?

Rodrigo:-se acerca y le  trata de dar un beso en la boca pero catalina se voltea y logra q se lo de en la
mejilla- nada amor, solo q estaba pidiéndole un favor a tu secretaria, eso es todo

Catalina: y ¿que favor?

Rodrigo: uno de la oficina q se me olvido hacer, pero ya ella se va a encargar, ¿cierto?

Tatiana: si señor

Rodrigo: bueno amor, vamos

Catalina: si vamos-se alejan, pero catalina se devuelve- tati, solo quería decirte q él no es mi novio,
pues lo q dijo no es cierto, el cree q ya volví con él pero no, todavía no tengo una decisión

Tatiana:-le toma la mano- tranquila cata, no tienes por qué darme explicaciones, tomate tu tiempo que
yo te esperare.

Catalina:-la mira fija a los ojos- gracias-todo queda en total silencio-

Tatiana:-suelta su mano- y bueno doctora, la están esperando


Catalina: si, entonces nos vemos en un rato, chau

Tatiana: que le vaya bien doctora-se va y se reúne con Rodrigo y parten-

Después de eso Tatiana se quedo un rato mas terminando de hacer sus deberes, cuando se acordó del
mensaje q debía mandar en nombre de Rodrigo, así q busco el papel donde lo había escrito y se
dispuso a leer, cada palabra escrita hacia q su corazón se partiera en mil pedazos, no sabia como aun
podía estar de pie después de leer eso.

“sé que en este momento no has decidido y sé que puede que sea un proceso largo, pero
¿sabes algo? Ayer mientras te hacia mía, me di cuenta que tu cuerpo me extrañaba al igual q
el mio extrañaba al tuyo, tus besos me demostraron que me amas. Tu mente puede estar
confundida, pero tu cuerpo no lo esta, espero que recapacites y te des cuenta que la persona
indicada para ti, soy yo.

Con amor, Rodrigo.”

No podía reaccionar tras semejante descubrimiento, su cuerpo no respondía, solo se dedicaba a llorar,
las lágrimas salían de sus ojos por inercia, no era capaz de controlarse, pero debía hacerlo, a pesar de
todo, debía reponerse, no se podía dejar caer tan fácilmente, así que decidió limpiar sus lágrimas,
llamar a la floristería y dar el mensaje. Esa tarde no hizo mas q llenarse de trabajo, cuando llego
catalina no podía verla a los ojos, la esquivaba por todos los medios posibles, seguramente ya había
visto las rosas que se postraban en el escritorio de su oficina y muy seguramente ya sabia q era lo que
quería, pero en ese momento no quería pensar mas en eso, solo quería olvidar, así q al terminar su
trabajo se fue a su casa a terminar de organizar la pijamada.     

Tatiana:-en su casa- Sandra apúrate q se nos va a hacer tarde

Sandra:-gritando desde el segundo piso- ya voy, dame unos minutos

Tatiana: no se para q te organizas tanto si igual apenas lleguemos nos vamos a poner las pijamas,
pierdes tu tiempo

Sandra:-se asoma a las escaleras- tati, una nunca se imagina q el amor de su vida llegue a aparecer
esta noche, y si lo hace, espero q me vea bien organizada y no en pijama

Tatiana: está bien, pero apúrate

Carmen: ya cálmate hija q tienen tiempo

Tatiana: pues si mami pero tenemos q ir a recoger a mari y de ahí ir a la casa de cata, eso nos lleva
más tiempo del q tenemos

Carmen: bueno, viéndolo así pues si tienes razón-se para a su lado- oye mija a todas estas, cuando se
va a dignar catalina en venir, mira q todos estos días la he estado esperando y nada q llega, ¿acaso me
estas ocultando algo de ella?

Tatiana:-un poco nerviosa- no mami para nada, solo q como te he dicho, ha estado un poquito enferma
y hemos tenido demasiado trabajo, por eso es q no ha podido venir, pero espérate q estemos más
desocupadas y ella viene 

Carmen: eso espero, ojala y no me estés ocultando nada, recuerda q entre el cielo y la tierra no hay
nada oculto

Tatiana: si mami yo sé-baja Sandra-

Sandra: lista,-mira a su alrededor- hola doña flor ¿como esta?

Flor: muy bien gracias, aquí preparada para encartarme con esta viejita cansona-ríe-
Sandra: y que encartada la q sea metido doña flor-ríe- no mentiras mi mama es bien, solo hay q
saberla llevar, ¿cierto ma?

Carmen: estoy completamente de acuerdo con mi hija, así q florcita, tienes q saber llevarme, o sino si
te vas a encartar conmigo-ríe-

Flor: tranquila Carmen q yo ya sé cómo lidiar contigo

Tatiana: bueno, sabiendo eso ya tengo asegurado q dejamos en buenas manos a mi mama

Sandra: si, hemos escogido bien, pero bueno, creo q se nos hace tarde ¿no?

Tatiana: si, vamos, chao mami, nos vemos el domingo en la tarde o en la noche

Carmen: bueno mija, q la pasen bien, que la virgen las acompañe-les da la bendición a ambas-

Sandra: chau mami, te voy a extrañar-le da un abrazo- hasta luego doña flor

Flor: hasta luego Sandrita, nos vemos pronto

Sandra: ok, le encargo a mi viejita cansona, me la cuida bien

Flor: eso tenlo por seguro, no te preocupes q queda en buenas manos

Sandra: si, eso lo sé, bueno, nos vamos q estén bien-salen de la casa-

Toman un taxi y se dirigen a la casa de mariana, la recogen y se van directo a la casa de catalina, al
llegar se encuentran varios carros parqueados en la entrada de la casa, pero hacen caso omiso a esto y
siguen su camino, al entrar a la casa ven q catalina tiene visita, no se esperaban esto, pero aun así
entran a saludarla y encuentran a catalina tomada de la mano de Rodrigo mientras charlan
alegremente con unas personas

Sandra: buenas noches

Catalina:-sorprendida voltea y ve a las muchachas e inmediatamente suelta la mano de Rodrigo- hola


niñas, ¿cómo están?

Sandra: yo bien, mari también, pero creo q tati no tanto-Catalina dirige su mirada a Tatiana la cual
mantiene su mirada en el piso-  

Tatiana: -se acerca al oído de Sandra- Sandra por favor vámonos de aquí, no quiero ver esto

Sandra: lo siento tati pero si nos vamos le estarías dando el gusto a estos dos, así q nos quedamos

Tatiana: pero no puedo aguantarme esto, por favor llévame a otro lugar, o has algo

Sandra: ok-dirigiéndose a catalina- bueno no los interrumpimos más, cata te esperamos arriba, nos
vemos más tarde, hasta luego-se van-

Al llegar a la habitación q habían adecuado para la pijamada Tatiana no aguanta más y rompe en llanto

Sandra: tati ya no llores más, ella no se merece tus lágrimas, por favor para ya

Tatiana: ¿Cómo q no se merece mis lágrimas? Si yo  ella la amo, se merece esto y mas

Sandra: no, no se merece nada de esto porq no te valora, si lo hiciera ya estaría aquí contigo y no con  
ese idiota

Mariana: no se q es lo q está pasando pero creo q esto ayudara-le pasa una botella de ron-
Tatiana: ay mari, tu sabe q yo no tomo

Mariana: si, yo sé, pero hay momentos en la vida donde es bueno probar el licor-le sirve un trago-
tómatelo y veras q te va a ayudar

Tatiana: ok-se lo toma- está muy fuerte

Sandra: que fuerte ni q nada-se toma uno ella- hoy vamos a tomar para ahogar nuestras penas, q el
licor llene cada vacío en nuestro cuerpo, sí o no mari

Mariana: si señorita, además aquí vinimos a pasarla bien, tati-se acerca a ella- no importa que está
pasando en estos momentos con cata, olvídate de ella por un segundo y disfruta-le da otro y se lo
toma-

Tatiana:-se limpia las lágrimas- es verdad, no voy a dejar q ella me afecte más, hay q vivir el aquí y el
ahora así q a disfrutar se dijo

Sandra: esa es la actitud

Fernanda:-entrando- buenas, creo q llegue justo a tiempo

Tatiana: hola fer, entra no te quedes ahí parada, Sandra un traguito para fer-Sandra se lo da- anda
tómatelo

Fernanda: esta como q un poquito temprano para tomar ¿no crees?

Tatiana: Sandra, mari, será q pueden hacerme el favor de convencer a esta niña de q se lo tome

Sandra: yo no puedo obligar a nadie q no conozco

Mariana: yo tampoco

Tatiana: q pena niñas se me había olvidado, ella es Fernanda la nieta de rosita, la señora q trabaja
aquí, -dirigiéndose a Fernanda- fer, ellas son Sandra mi hermana y mariana mi mejor amiga

Fernanda: un gusto conocerlas muchachas

Sandra:-se acerca, le da la mano y le regala una sonrisa- el gusto es mío

Tatiana: Sandra no empecemos ¿bueno?, déjala, además ella es hetero así q no molestes

Sandra: ¿y eso q? tú también lo eras, al igual q cata y mari, y míralas hoy en día, eso no es ningún
problema

Tatiana: pues sí, pero ella es diferente así q no la molestes

Sandra: si claro, eso es q tú la quieres para ti por eso no me dejas hacer nada

Fernanda:-carraspea su garganta- niñas disculpen, pero por si no se han dado cuenta, estoy aquí

Tatiana: q pena contigo fer pero es q mi hermana es un poco necia además de ser picaflor, le coquetea
a medio mundo

Sandra: eso es una gran mentira, yo no le coqueteo a medio mundo, le coqueteo a más de medio
mundo, no ves q las mujeres somos mayoría, y eso me encanta

Fernanda: oye eres hasta divertida, ya me cayó bien tu hermana tati

Tatiana: te lo dije
Sandra: claro, es q yo le caigo bien a todo el mundo

Fernanda: sabes q me recuerdas a alguien

Sandra: ¿a quién? No me digas q hay alguien más como yo porque eso sí sería la mentira más grande
de este mundo, yo soy única     

Fernanda:-rie- no pues no tanto como q sea igual a ti, pero si se parecen, me recuerdas mucho a cata,
ella es así como por tu estilo

Sandra: ¿a catalina? No jodas, yo creí q yo era más bacana

Fernanda: pero es q lo eres, solo q hay cosas de ti q me la recuerdan

Sandra: ok, ok, pero entonces dejemos de hablar de esas cosas y ahora si tomate el ron

Fernanda: ok-se lo toma-

Sandra: mira pues, me salió súper obediente la niña, una así es la q yo necesito

Tatiana: Sandra, párala enserio

Sandra: está bien, entonces no digo más

Fernanda: no fresca q a mí eso no me molesta, con tal q no te quieras sobrepasar conmigo todo está
bien

Sandra: ¿sobrepasar? Eso nunca, antes q nada está el respeto, y yo te respeto

Tatiana: espero q lo sigas haciendo entonces y no le digas más bobadas

Sandra: ay tati-se sienta al lado de ella- ¿Por qué la cuidas tanto? Yo creo q ella está lo suficientemente
grande como para decidir, sí o no fer

Fernanda: si, tranquila tati q yo se me cuidar, además no creo q tu hermana se pase conmigo

Sandra: ¿si ves? Entonces tranquilita hermanita

Tatiana: ok, sin embargo mis ojos estarán puestos en ti-en ese momento se abre la puerta y entra
Alejandra-

Sandra: Dios santo, tati, yo creo q estoy muerta

Tatiana: ¿muerta? No, lo q estas es loca-ríen-

Sandra: no, es enserio, para mi q me morí y me fui al cielo porque estoy mirando solo angelitos

Tatiana: y eso nos confirma q estás loca,-se acerca a Alejandra- hola Alejandra, sigue y siéntete como
en tu casa, eso sí, no le prestes mucha atención a mi hermana q esta como medio loca hoy, bueno, así
siempre ha sido, pero hoy está mas

Alejandra:-riendo- ok, lo tendré en cuenta, hola niñas como están

Sandra: yo muy bien, pero tu si q estas mejor, ¿no muchachas?

Mariana:-ríe- hey Sandra ya párala enserio, con todas pues

Sandra: tranquila marianita q para ti también tengo espacio en mi corazón


Tatiana: me disculpan un momento-se lleva a Sandra al baño- oye enserio compórtate, mira q puede q
estés incomodando a las muchachas

Sandra: ¿incomodando? Incomoda estarás tú, porque las otras se ven bien, oye no te preocupes

Tatiana: es enserio Sandra, pilas pues

Sandra: si fresca, ahora vamos q no quiero q me extrañen tanto

Tatiana: contigo no se puede-salen del baño-

Mariana: ¿ya la regañaste tati?

Sandra: si, mira q me pego y todo –le muestra su ojo- ¿no ves? Quedo medio morado

Tatiana: sigue de payasa y veras q hay si te dejo el ojo morado-ríen-

Fernanda: bueno niñas paz y amor por favor

Sandra: -se acerca a Fernanda- ah ¿quieres amor? Yo te lo puedo dar

Fernanda: aja, pero en tus sueños será

Sandra: bueno, soñar no cuesta nada

Tatiana: bueno, creo q es momento de colocarnos la pijama

Alejandra: y ¿no vamos a esperar a cata?

Fernanda: ella ahora está un poquito ocupada, yo creo q se demora entonces es mejor q nos vistamos
ya

Sandra: me parece buena idea, entonces ya voy por ellas-se va y las trae- listo niñas, escojan la q
quieran-todas empiezan a buscar y escoger su pijama- jum, me dejaron las más feas, gracias

Mariana: quien te manda a no escoger

Sandra: si tienes razón-se empieza a quitar su ropa-

Tatiana: ¡Sandra que haces!

Sandra:-dejando caer su blusa al piso- pues quitándome la ropa, ¿no ves?

Tatiana: pues sí, pero porque aquí, creo q en esta casa hay espacio suficiente para q te cambies, así no
tienes q hacerlo enfrente de nosotras

Sandra:-desamarrándose sus tenis-  no pues ni que todas no tuviéramos lo mismo, ya relájate q aquí
nadie está viendo a nadie, y pues si alguien quiere ver pues q mire

Tatiana: discúlpenla muchachas es q de verdad es muy loca

Alejandra: es bien tu hermana, sabes q tiene un medio parecido a cata

Sandra: ¿otra? ¿Qué he hecho yo para merecerme esto? Niñas yo no me parezco en nada a catalina, yo
no dejo a la persona q amo por inseguridades pendejas

Tatiana: Sandra ya

Alejandra: ¿cómo así?, ¿es q ustedes terminaron o qué?


Tatiana:-con cara triste- no, o más bien no sé, es q esta confundida eso es todo, pero ella va a volver

Alejandra: mira Tatiana, yo no soy partidaria de ese amor de ustedes, y creo q desde un principio lo
deje claro, pero sabes q después de ver a catalina contigo me di cuenta q de verdad ella te ama, nunca
la había visto así de enamorada, así de decidida, no entiendo porque se comporta de esa manera

Tatiana: esta confundida, y es entendible, pues yo la entiendo y la espero

Alejandra: pues bueno, esperemos q esa confusión se le pase rápido

Sandra: bueno, bueno, mejor dejemos de hablar ya de ella q la intención acá es estar felices y no
tristes así q a festejar se dijo.

Tatiana: si tienes razón, ¿dónde quedo el ron?

Mariana: aquí lo tengo, espérame q lo estoy sirviendo

Tatiana: ok

La noche transcurría entre trago, música, baile, anécdotas, experiencias vividas, la estaban pasando
muy bien, pero el licor ya estaba haciendo efecto en sus organismos, Sandra ya casi no podía
mantenerse en pie, prácticamente ella era la q se estaba tomando todo, las otras aun podían caminar
pero ya estaban un poco ebrias. En un momento determinado, Tatiana decidió salir un momento al
balcón a divisar la cuidad, mientras lo hacía recordaba la primera vez q hizo el amor con catalina,
recordaba aquella noche, las estrellas, la luna, la cuidad, todo era casi igual, solo q con la gran
diferencia de q catalina no estaba a su lado.  

Fernanda: ¿en qué piensas?

Tatiana:-asustada- me asustaste

Fernanda: ¿enserio? ¿Tan fea soy q ya hasta te asusto?

Tatiana: no, fea no, todo lo contrario eres hermosísima, solo q estaba un poquito concentrada

Fernanda: si eso note, pero aun no me has dicho en q piensas

Tatiana:-se queda mirándola- estaba pensado en el día en q hice el amor por primera vez con cata, la
noche era muy parecida a esta, solo q en esa ocasión cata estaba conmigo, en este momento no se si
tendré la oportunidad de  tan siquiera volver a probar sus labios-una lagrima empieza a salir-

Fernanda:-la abraza- no llores ¿sí?, no me gusta verte así, además tú lo has dicho, ella solo esta
confundida, dale tiempo y veras q se dará cuenta q tu eres el amor de su vida

Tatiana: hace unos días si creía eso, pero ahora, no sé, ya tengo muchas dudas

Fernanda:-se separa y la mira a los ojos- no dudes, solo siente y se paciente

Tatiana: gracias fer, de verdad me has dado ánimos, muchas gracias por aparecerte en mi vida-la
abraza-

Fernanda: la que debe agradecer soy yo, nunca imagine conocer a una mujer tan buena como tú, a
pesar q no te conozco mucho se q eres una excelente persona-se separa de ella y junta sus frentes-
gracias tati por darme la oportunidad de conocerte

Duraron unos segundos así hasta q Fernanda empezó a acercarse más hasta llegar a su boca y la beso,
al principio Tatiana no sabía q hacer, no captaba q era lo q estaba pasando, inmediatamente en ese
momento recordó la nota, y todo lo había pasado con cata, fue entonces cuando sus labios empezaron
a moverse y a corresponderle el beso, fue un beso un poco torpe ya q el licor estaba apoderado de sus
cuerpos, pero beso al fin y al cabo. Fernanda no deja de besarla y acariciarla, mientras q Tatiana solo le
correspondía, su cuerpo estaba ahí, con Fernanda, pero su mente y corazón estaban con catalina, aun
así se dejó llevar. Por su mente pasaba la imagen de catalina junto con Rodrigo, así que simplemente
dejo q las cosas tomaran el rumbo q tenia q tomar, fue ahí cuando decidió empezar a quitarle la ropa a
Fernanda sin q esta colocara la mas mínima objeción

Tatiana:-besando su cuello- ¿estas segura de lo q estamos haciendo?    

Fernanda: no, pero es algo q he querido desde q te conocí

Tatiana: ok, después no te me vallas a arrepentir porq si empiezo, no paro

Fernanda: y no quiero q pares –le toma la cara y la sube para besarla- te deseo Tatiana, muéstrame lo
q se siente ser amada por otra mujer

Tatiana empezó a bajar por su cuello dando pequeños besos a su paso, en el momento de llegar a sus
senos se detuvo y la miro como esperando una aprobación y continuo, sus manos acariciaban los senos
de Fernanda encima de su brasier mientras su boca besaba su abdomen, rápidamente quito el brasier y
lo dejo caer e inmediatamente su boca se encontró besando sus senos, no sabia muy bien que era lo
que estaba pasando con ella, se sentía rara al estar besando otro cuerpo diferente al de catalina, sentía
una sensación completamente diferente a  la que sentía con ella, con ella era mas amor que otra cosa,
mientas que con Fernanda era mas pasional. A pesar de todo, el deseo se apodero de tal manera que
ya no pensaba, solo actuaba, en un movimiento rápido llevo a Fernanda y la apoyo en la pared,
mientras su boca estaba completamente dedicada a besar sus senos, Fernanda se encontraba ya
demasiado excitada y lo único que pedía era mas, Tatiana por su parte obedecía, una de sus manos fue
entrando ágilmente dentro de su ropa interior y empezó a masajear su clítoris, los gemidos de
Fernanda no se hicieron esperar, definitivamente estaba disfrutando del momento, pero aun así, era
consiente de que las podían oír y por esto trataba de ahogar un poco sus gritos, pero Tatiana no se la
estaba poniendo fácil, sus besos la hacían enloquecer y las penetraciones que  le hacia ya estaban
apunto de hacerla llegar. Lentamente Tatiana fue bajando hasta llegar a su sexo y la despojo de su
ropa interior e hizo q una de sus piernas se postrara en su hombro y empezó a realizarle sexo oral, su
boca besaba desesperadamente su clítoris mientras con sus dedos la penetraban, durante varios
minutos se dedico a morder, succionar y hacer movimientos con su lengua q hacían q Fernanda
perdiera el control de si misma. Sin mas, fue sintiendo como Fernanda llegaba a su orgasmo, mientras
le brindaba ayuda para q no se cayera, después de esto, Fernanda bajo su pierna y se fue resbalando
para llegar a la altura en la que estaba Tatiana y aun estando con su respiración entrecortada la beso,
mientas hacia esto una de sus manos fue metiéndose dentro del pantalón de Tatiana, pero esta
inmediatamente la detuvo.

Tatiana:-la deja de besar- fer, lo siento pero no, detente

Fernanda: pero ¿por qué? ¿Acaso he hecho algo mal o que?

Tatiana: no-baja su mirada- solo  q no puedo

Fernanda:-levanta su cabeza- mírame, si puedes, solo déjate llevar, veras q lo disfrutaras tanto como
lo he hecho yo-la empieza a besar-

Tatiana:-para- fer de verdad, no puedo

Fernanda: y ¿Por qué no puedes?

Tatiana: porque yo le pertenezco solo a cata, lo siento, pero no le puedo dar mi cuerpo a otra persona  
q no sea ella

Fernanda:-decepcionada- ok, igual la intención era solo q yo probara lo q se siente llegar al orgasmo en
manos de una mujer, y lo logre ¿verdad?, pues bueno, gracias entonces

Tatiana: -la mira fijo a los ojos- oye, tampoco es para q me digas eso, es que entiéndeme fer, yo no
soy capaz de serle infiel a cata
Fernanda: tati, entonces ¿Cómo le llamas a todo esto q acaba de pasar?-Tatiana caya- ves, si ya le
fuiste infiel a cata haciéndome tuya, ¿por qué no me dejas hacerte mía? –Junta sus frentes y le
empieza a hablar en susurro- te quiero sentir, quiero probarte, así sea solo por esta noche quiero q
seas mía, solo dame eso ¿si?-la empieza a besar, tras unos minutos empieza a acariciar sus senos- 

Tatiana:-la separa- fer, enserio, no puedo

Fernanda:-resignada y enojada-ok, no te voy a insistir mas, solo espero  que ella también piense igual
q tu y no le esté dando ya su cuerpo a Rodrigo-se empieza a vestir, Tatiana calla y recuerda que cata
ya estuvo con el pero aun así no da su brazo a torcer- gracias de verdad, puedo decir que fue una de
las mejores experiencias que he vivido en mi vida-le da un beso- ahora, ¿vamos? Creo q ya deben estar
preguntándose donde estamos.

Tatiana:-se levanta y organiza un poco su ropa-si, vamos

Al entrar se encuentran con la imagen de Sandra besando apasionadamente a mariana mientras q


Alejandra se encontraba dormida en una de las camas.

Tatiana:-sorprendida- ¡SANDRA! ¿Que esta pasando aquí?

Sandra:-asustada, se separa de mariana- ay tati, me asustaste, pues no ves, nos estamos besando

Tatiana: pues si veo, pero no lo creo

Sandra: ah, entonces necesitas verlo mas-vuelve a besar a mariana-

Tatiana:-se acerca- hey no-las separa- ya párenla

Sandra: ¿por qué?

Tatiana: porque no esta bien, primero q todo, mari es como una hermana para mi

Sandra: pues si, pero gracias a Dios no es tu hermana

Tatiana: pues si, están muy borrachas así q mejor párenla ahí antes q se arrepientan

Sandra:-riendo- ay hermanita, tu si no sabes q excusas dar, ya deja el show y únetenos, mira,


aprovecha a la hermosura q tienes al lado-refiriéndose a Fernanda- mira q podrías ser hasta buena
profe para la niña, ¿o no mari?

Mariana:-ebria- pues si, mira q tu hermana da unos besos q uff, deberías aprovechar fer, así no te
quedas con las ganas

Tatiana:-sonrojada- bueno niñas, ya dejen de molestar y mas bien compórtense, miren q ya están muy
tomadas, lo mejor es q se vayan ya a dormir

Sandra: ¿dormir? Pero si la noche apenas comienza-mira a mariana- oye y ¿como es eso de q da unos
besos “q uff”? ¿Acaso son mejores q los míos?

Mariana: no linda, para nada, los tuyos son definitivamente mejores-la vuelve a besar-

Tatiana: oigan ya, enserio, dejen de besarse

Fernanda: tati-le toca el hombro- déjalas, mira q no están haciendo nada malo, ellas están felices, no
les dañes mas el momento

Tatiana:-la mira- es q fer, ella es mi hermanita, mi bebe y mari mi mejor amiga, no, esto no puede
pasar, yo no puedo permitir eso
Fernanda: oye solo es un beso, no seas así, mas bien-se acerca- porque no mejor me enseñas a dar
esos besos de los que habla mariana

Tatiana: oye, no creo q sea el momento adecuado

Fernanda: yo creo q si-se acerca para besarla, pero la puerta de la habitación se abre entrando catalina
a ella lo q hace q se separen y se queden viendo a la puerta-

Catalina: perdón por la interrupción, veo q la están pasando muy bien sin mi

Sandra:-emocionada- cuñis!!! A no, verdad q estas en “tu proceso”, cata!!! Ya te extrañábamos, bueno,
no del todo, pero si hacías falta

Tatiana: Sandra!!-regañándola- deja de estar diciendo eso –se dirige a catalina-oye discúlpala, es q
esta un poquito tomada

Catalina:-sonriendo- si, de eso me di cuenta, así q no te preocupes, por lo visto tu también lo estas,
pues, creo q todas lo están

Tatiana: si, no hemos desaprovechado la noche-Sandra interrumpe-

Sandra:-se acerca con la botella en la mano- entonces mi querida, mmm, -piensa-cata, toda esta es
para ti-le pasa la botella- así q a empezar se dijo-le trata de servir pero riega por todas partes-

Tatiana:-le quita la botella- ven mejor yo le sirvo-le sirve y le regala una sonrisa-

Catalina: gracias-le recibe la copa-

Sandra: bueno, fondo blanco, porque en menos de una hora debes estar igual o peor q nosotras

Catalina: eeh, no creo q eso se vaya a poder porque mañana tengo unos compromisos que atender,
entonces voy a tomar mucho

Sandra: noooooo, pero ¿como?-se dirige a tati- ¿no que ya habían adelantado el trabajo de mañana
para poder hoy estar sin ningún inconveniente aquí?

Catalina:-toma un trago- es q no es de la compañía, es algo personal

Sandra: mmm ok, mejor no nos digas mas porque no creo q nos interese saber más

Tatiana: Sandra por favor

Catalina: déjala tati, no hay problema

Fernanda: y bueno, entonces sigamos en lo q estábamos ¿no?

Catalina: y ¿que estaban haciendo?

Sandra: no pues tati le iba a dar clases a Fernanda de como dar besos, no ves q aquí la señorita
mariana dijo q tati daba unos besos “q uff” –catalina miraba con celos a Fernanda-

Tatiana: Sandra, enserio, ¿por qué no te callas?

Sandra: ah, pero que, ella pregunto, yo solo le respondí

Fernanda: pues si, pero bueno, ya que interrumpiste la clase, mejor hacemos otra cosa

Tatiana: si, vayan cuadrando a ver q hacemos y yo ya vengo

Sandra: ¿para donde vas?


Tatiana: al baño, no me demoro

Sandra: ok, oye pero te va tocar ir al de afuera porque Alejandra lo vomito hasta mas no poder y lo
dejo vuelto nada, entonces te figuro salir

Tatiana: ok, ya vengo entonces

Al salir de la habitación, se dirigió rápidamente al baño, al estar ahí lavo varias veces su cara, estaba
casi desesperada, no sabia q hacer, el ver a catalina después de lo q había pasado con Fernanda la
ponía mal, no sabia q decir ni q hacer, solo se repetía una y otra vez q le había fallado, a pesar de
saber q ella también había hecho lo mismo, se sentía mal. Tras varios minutos de estar en el baño, se
tranquilizo, respiro profundo y salió.

Tatiana: -sorprendida- ¿tu qué haces aquí?

Catalina: nada, solo quería verte

Tatiana:-nerviosa- ehh ok, ya me viste, ¿entramos?

Catalina: si, entremos-iban yendo a la habitación pero catalina la detiene- espera-la toma del brazo-
antes de entrar, quiero saber algo

Tatiana: si claro dime

Catalina: ¿Qué paso allá adentro con Fernanda?

Tatiana:-esquiva su mirada- nada, solo estábamos molestando

Catalina: mmm, pues no lo parecía

Tatiana: ay cata, no me vengas ahora con escenitas de celos porque no tienes ningún derecho a
hacerlo

Catalina: ¿como no? Tu todavía sigues siendo mi novia, solo por eso yo creo q tengo derecho a tenerlos
¿no?

Tatiana: ¿novia? No es q estábamos en “un tiempo” no me jodas cata, o decídete pues, porque no me
parece justo q mientras tu haces quien sabe q con tu adorado Rodrigo yo sino puedo mantener una
relación de amistad con una niña q me importa ¿verdad?-catalina calla- eso pensé-se dirige a la puerta
de la habitación-

Catalina:-la toma del brazo- tati, discúlpame, tienes razón, es que no sabes los celos tan grandes q me
dan cuando te veo con ella, es algo q no puedo controlar, pero tienes razón, no tengo ningún derecho a
reclamarte nada, todo lo contrario, me merezco esto y mas por no elegirte a ti

Tatiana:-queda fría con lo q me le dice catalina- ¿por no elegirme? ¿A que te refieres con eso?

Catalina: a nada tati, solo q por mas q lo pienso no logro entender porque no te elijo de una buena vez
a ti, eso es lo q pasa

Tatiana: yo sé que es lo q pasa, estas pensado con este-señala su cabeza- cuando deberías hacerlo con
este-señala su corazón- cuando hagas eso, podrás saber q es lo q verdaderamente quieres-abre la
puerta y entra a la habitación dejando afuera a catalina-

Fernanda: ven aquí bonita, siéntate conmigo

Tatiana: gracias fer-se sienta-

Fernanda:-la abraza- no es nada, oye, yo creo q las niñas necesitan un poco de privacidad-señala
donde están Sandra y mariana-
Tatiana:-alterada-Dios santo, q es lo q están haciendo estas dos!!-trata de levantarse e ir por ellas,
pero Fernanda la detiene-

Fernanda: ¿para donde vas? Déjalas, ellas ya están grandecitas como para saber q es lo q quieren, mas
bien vámonos de aquí, no quiero presenciar esto

Tatiana: pero…

Fernanda: pero nada, mira, si quieres nos vamos a la habitación q tengo aquí en la casa, allá nadie nos
va a molestar, igual mira, Alejandra esta profunda, yo no creo q se levante ahora, Sandra y mariana
pues, tu ya sabes q es lo q están haciendo, y pues catalina ya se despidió, entonces yo creo q es mejor
q no vayamos antes de q esto se caliente

Tatiana: bueno, tienes razón, entonces vamos

Salieron de la habitación y se dirigieron a la habitación de Fernanda, al llegar se fueron directo a la


cama

Fernanda:-mirando para el techo al igual q Tatiana- y bueno, ¿que te dijo cata?

Tatiana:-haciéndose la desentendida- ¿que? ¿Cuando? 

Fernanda:-se voltea para verla- no te hagas, yo se q cata se fue a buscarte

Tatiana: pues si, pero no dijo mucho, lo mismo de siempre, q sigue igual, no ha habido ningún avance,
pero bueno, ahí q esperar

Fernanda: y ¿que pasaría si decide quedarse con Rodrigo?

Tatiana:-hace un gesto de dolor- nada, hay q resignarse, si ella lo escoge es porque esta segura q
quiere compartir su vida con el y porque de verdad lo ama

Fernanda: entonces ¿a ti no te ama?

Tatiana:-voltea a verla y se queda mirándola fijo a los ojos- no lo se

Fernanda:-le acaricia el rostro- sabes q si ella elige a Rodrigo cometería el peor error de su vida, se
perdería de una gran persona y q además de todo, una persona q la ama-Tatiana calla- ¿te puedo
confesar algo?

Tatiana: si, dale

Fernanda: ok, pero no lo tomes a mal ¿listo?

Tatiana: ok

Fernanda: desde el primer momento en q escuche hablar de ti, no se porque me llamaste la atención,
mira q mi abuela hablaba mucho de ti, pero decía q eras una amiga de cata y pues todo lo q me decía
hacia q yo quisiera conocerte, por eso el día de lo de tu ropa, yo le dije a mi abuela q me dejara
llevarla, ella no quería porque sabia q me iba a dar cuenta q en realidad eras la novia y no la amiga de
cata, pero sin embargo yo insistí, hasta q la convencí y me dejo. Mientras subía las escaleras estaba
muy nerviosa por la reacción q podías tomar, y cuando te vi, con eso tuve para saber q había algo
especial en ti, luego después de q nos quedamos viendo por tanto tiempo, hubo algo q cambio, no se,
fue algo raro, me paso lo mismo q me dijiste ese día, yo tampoco podía dejar de mirarte y luego
después de hablar contigo supe q de verdad habías llegado a mi vida por algo, y que de verdad eres
una persona especial, tati, gracias, no tanto por haberme hecho pasar, quizá la mejor noche de mi
vida, sino por dejarme entrar en tu vida.
Tatiana: wow, no pensé q esto iba a pasar, pues fer, antes gracias a ti por todo lo q me has ayudado,
de verdad eres una muy buena amiga y espero q esta amistad q apenas comienza no se vea afectada
por lo que hicimos  

Fernanda: tranquila, q no permitiré q eso pase, tú eres demasiado importante como para dejarte ir por
eso

Tatiana: gracias fer, de verdad sabes como hacerle subir el ánimo a alguien-ríe-

Fernanda: esa es mi especialidad-le regala una sonrisa- bueno, -mira la hora- yo creo q ya es momento
de dormir

Tatiana: si, ya es hora

Fernanda: bueno hermosa, entonces q tengas lindos sueños, ¿será q te puedo dar un beso de buenas
noches?

Tatiana: claro, no hay ningún problema

Fernanda:-se acerca y le da un beso tierno- gracias, ahora si puedo dormir tranquila-sonríe y la abraza
recostando su cabeza en su pecho-

Tatiana: descansa fer

Fernanda:-levanta su cabeza- oye, antes de q te duermas, es verdad lo q dice mariana, das unos besos
q ufff-Tatiana ríe-

Tatiana: bueno ya, no molestes con eso

Fernanda: pero sino es broma, es enserio, de verdad, me encantan-se muerde su labio inferior-

Tatiana:-tratando de cambiar el tema- eeeh bueno, duerme ya que se nos va a ser de día y nosotras
aun despiertas

Fernanda: ok, descansa entonces-vuelve a la posición en la q estaba pero se vuelve a levantar- oye,
espera, es q no podre dormir sino te pregunto esto

Tatiana: a ver, dime

Fernanda: no se como te vayas a tomar esto, pero bueno-respira profundo- si las cosas no se llegan a
dar con cata, ¿cabe la remota posibilidad que tu y yo podamos tener algo?

Tatiana:-sorprendida- ehh, pues me toma por sorpresa esa pregunta, no se q contestarte-se queda
pensado unos segundos- pues mira fer, tu me pareces una niña muy linda, y como te dije antes, tu me
llamas mucho la atención, pero si de algo estoy segura es q yo amo a cata, y a pesar de todo lo q paso
esta noche contigo y con ella, yo la sigo amando, no quiero crearte falsas esperanzas, porque la verdad
no sé que será de mi vida si cata decide elegir a Rodrigo, lo único q se, es que de solo pensarlo me
duele el pecho, y no me creo capaz de soportarlo, y aunque tus intenciones son buenas, no quiero
lastimarte, no quiero  hacerte sufrir, porque si eso llegara a pasar, no me lo perdonaría

Fernanda: algo así pensé q me dirías, y pues bueno, tienes razón, pero solo te voy a decir una cosa,
puede q ahora o mas adelante el dolor este presente, pero mas adelante ese dolor se puede superar y
lograra hacerte fuerte, cuando eso pase yo estaré ahí.

Tatiana: oye fer, enserio, reacciona, tú no te puedes enamorar de mí, no lo hagas

Fernanda: tranquila, yo solo decía

Tatiana: ok, pero de verdad no te enamores


Fernanda: y me puedes decir el ¿Por qué no?

Tatiana: porque yo no te merezco, yo no soy la persona q necesitas a tu lado, no te dejes guiar por el
momento de placer q viviste, Fernanda, mírame bien, yo no soy una mujer para ti, lo q yo te di esta
noche otra u otro te lo puede dar, así q no tomes una decisión por esto, no lo hagas

Fernanda: esta bien, pero yo se q hay algo mas, pero no importa, sino quieres esta bien, no voy a
insistir-le da la espalda- hasta mañana

Después de tener esta conversación con Fernanda, cayo en cuenta de el error tan grande q había
cometido, el dejarse llevar por el despecho, no fue lo mejor q pudo hacer, las imágenes de lo q había
pasado recorrían su mente dejando a su paso un mal sabor, se sentía mal por lo q había hecho,
definitivamente el alcohol y el despecho no eran  buenos consejeros, y eso le había quedado claro,
ahora lo único q quedaba era tratar de remediar su error y dejarle claro a Fernanda q nada de lo que
paso esa noche volvería a pasar.

CAPITULO 32

¿Realmente se perdona a quien se ama? ¿El amor hacia una persona puede ser tan grande que puede
llegar a perdonarlo todo? No sé que piensen ustedes, pero yo creo que si, creo q si es verdadero el
amor, se puede hacer, que es difícil perdonar algunas cosas, si, en ningún momento dije q fuera fácil,
pero también hay que ver que tan arrepentida esta la persona a la que se ama, y si en verdad es amor,
porque como dije, el verdadero amor es el que perdona, con esto no estoy diciendo que hay q perdonar
todo o mas bien que hay q perdonar cada vez que nos hagan algo que nos haga daño, ¡no!, la cuestión
de perdonar a quien amamos o que nos perdonen, es que no volvamos a cometer el mismo error, si lo
hacemos, es porque definitivamente no es amor. 

“El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado;  a aquel que aun cree, aunque haya
sido traicionado;  a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y aquel que
tiene coraje y la fe para construir la confianza de nuevo”.  

Catalina

Sus días eran largos, cada día q pasaba era como si de un año se tratara, su mundo daba miles de
vueltas, al igual q su mente. Toda la semana estuvo al lado de Rodrigo, intentando aclarar sus
sentimientos, pero a pensar de todo el tiempo juntos, aun no sabia q era lo que quería.

Una noche como las otras, salió con él a cenar como ya era de costumbre, y durante la cena tomaron
varias botellas de vino, a tal punto q ella no tenia casi conciencia de q era lo q estaba haciendo, cuando
menos lo pensó se encontraba con Rodrigo en su departamento durmiendo con él, al despertarse no
recordaba q era lo q había pasado, pero inmediatamente que noto q se encontraba completamente
desnuda empezó a recordar cada momento vivido en esa noche, al principio sintió un poco de malestar
al recordar todo, luego sintió la necesidad de bañarse, se sentía sucia, no se sentía ella, e
inmediatamente después de salir del baño, se vistió y se fue a su casa. Mientras pasaba la mañana no
podía sacar de si mente lo q había pasado, se sentía mal por haber engañado a Tatiana,
definitivamente ella no se merecía todo lo q le estaba haciendo.

Al terminar el día estaba preparada para empezar con la pijamada q tenían preparada, pero  una vez
mas Rodrigo interfería en sus planes, no sabia como era posible q con solo una palabra q este le dijera,
ella ya estaba disponible para él, le frustraba saber y aceptar que el poder que tenia él sobre ella era
realmente grande, hacia todo lo que él le decía, sabia exactamente como convencerla y esto no le
gustaba para nada. Después de pasar parte de la noche a su lado y quedar para salir al día siguiente,
se dispuso a ir al lugar donde estaban haciendo la pijamada y lo que vio no le gusto para nada, los
celos se apoderaron de ella, pero tenia autocontrol, cosa q agradecía mucho, además después de tener
la conversación con Tatiana, se dio cuenta que de verdad ella no tenia ningún derecho de estarle
reclamando nada, y menos sabiendo que la había traicionado.

Al día siguiente…

Catalina:-entra en la habitación- buenos días niñas, ¿como amanecieron?


Sandra:-tocándose la cabeza- shhh, no hagas mucho ruido que mi cabeza esta que estalla

Catalina:-riendo- eso es para que sigas tomando hasta más no poder

Sandra: pero si solo fueron unos traguitos, no fue mucho, ¿cierto mari?

Mariana:-recostada en la cama tapando su cara- aja, como digas

Catalina: wow, al parecer alguien esta que se la lleva el guayabo

Alejandra:-saliendo del baño- no creas cuñis, ella no es la única, ¡Diossssss q es este dolor tan
impresionante!-tomando su cabeza con ambas manos y recontándose en la cama-

Sandra: si ven niñas, yo les dije q no tomaran tanto, eso les pasa por desobedientes-se recuesta al
lado de mariana-

Catalina:-riendo- pero bueno, igual la pasaron muy bien, además ahora van y le dicen a rosita que
prepare un levanta muertos y listo, quedan como nuevas.

Mariana: pues eso espero, porque quiero que este dolor se me quite ya

Sandra: ven yo te lo ayudo a quitar-le empieza a dar besos en toda su cabeza- ¿mejoro?

Mariana: si linda, gracias

Sandra: de nada, aquí me tienes para servirte-se queda mirándola fijamente-

Catalina: ok, ¿me pueden decir que es lo q esta pasando aquí?

Sandra: ¿que esta pasando de que o que?

Catalina: si claro no te hagas la boba, pero bueno, no importa, tarde o temprano yo misma me daré
cuenta de lo q pasa-mira a su alrededor- niñas, y ¿Dónde están Tatiana y Fernanda-

Sandra: jum, ni idea, yo solo recuerdo q salieron mientras mari y yo-calla- salieron esta madrugada y
no han vuelto

Catalina:-completamente enojada- ¿como que no han vuelto?

Sandra: pues si, ellas salieron y ni mas, no las volvimos a ver

Catalina:-gritando- ¡PERO A TI COMO SE TE OCURRE DEJARLAS IR SOLAS!   

Sandra: bueno, me le vas bajando al tonito porque yo no tengo porque estar detrás de mi hermana
como si ella no estuviera lo suficientemente grande para saber con quien se quiere ir y con quien no,
así q a mi no me vengas a hacer ningún tipo de reclamos

Catalina:-desesperada- pero es que Sandra, ¿tu viste como se miraban?, ¿la forma en la que se
trataban? ¿Por qué las dejaste ir, por qué?

Sandra: mira catalina, no me hagas hablar, porque tu no eres quien para venirle a joder mas la vida a
mi hermana, si ella esta así con Fernanda es por tu culpa, quien te manda a estar “confundida” lo
siento, pero ese cuento se lo come mi hermana, yo no, así q no me vengas a hacer reclamos pendejos,
porque desde el punto de vista que lo veas, siempre va a estar en tu contra

Catalina: pero es que…-la interrumpe-

Sandra: pero es que nada-se levanta del lado de mariana y se para en frente de catalina- ¿tu crees que
tati va a estar siempre hay para ti? ¿Piensas q te va a esperar toda la vida?, porque yo si lo creo, ella
es capaz de eso y mas, y ¿sabes por qué? Porque ella te ama, a pensar de todo lo que le has hecho ella
sigue perdidamente enamorada de ti, y tu estas mal gastando tu tiempo con  un hombre q no te ama ni
te valora la mitad de lo que tati lo hace, y óyeme bien catalina Campuzano, el día de mañana, cuando
reacciones y te des cuenta de todo lo que te estas perdiendo por estar en los brazos equivocados, vas a
llorar lagrimas de sangre.-la habitación queda en total silencio por algunos segundos-

Alejandra: bueno ya, cata –hace q esta la mire de frente- ya no pienses mas en eso y ve a hacer las
cosas q debes hacer

Catalina: -saliendo de su trance- si, tienes razón, ya me voy

Sandra: eso, huye, escóndete de lo que sientes, solo así podrás estar a lado de ese idiota

Mariana: Sandra ya

Sandra:-la mira fijamente- ok, discúlpame

Mariana: no te debes disculpar conmigo sino con cata

Sandra: yo me disculpare con ella, el día en que reaccione y se dé cuenta de lo que esta perdiendo-sale
de la habitación, mariana trata de ir tras ella, pero Alejandra la detiene-

Alejandra: déjala, necesita un tiempo a solas- mariana asiente y se queda en la habitación- y bueno
cata, creo q es hora de irte

Catalina-pensativa- si, creo q ya es momento, no demora en llegar Rodrigo, niñas nos vemos, hoy si les
prometo que pasare la noche con ustedes

Alejandra: ok, que la pases bien-catalina sale de la habitación-

Cada una de las palabras que le había dicho Sandra estaban retumbando en su cabeza, definitivamente
tenia toda la razón, así ella no lo hiciera con intención, estaba dañando inmensamente a Tatiana y eso
era algo q jamás se lo podría perdonar. Mientras se encontraba divagando en sus pensamientos se
encontró de frente con la imagen de Tatiana y Fernanda desayunando amenamente en la cocina junto
con rosita, los celos se volvieron a apoderar de su ser, pero  no dejo q este actuara en ella y mas bien
salió de su  casa esperando a Rodrigo en la entrada.

Minutos después…

Rodrigo:-se acerca y le da un beso en la mejilla- hola hermosa, ¿que haces aquí afuera?

Catalina: ¿pues q me ves haciendo?, te estoy esperando

Rodrigo: upa, como que alguien amaneció de mal genio hoy, pero tranquila q yo voy a hacer q eso se
acabe, ¿vamos?

Catalina: ¿para donde?

Rodrigo: como te dije ayer, es una sorpresa, así q vamos

Catalina: ok, yo te sigo

Rodrigo: nada de eso, hoy te vas conmigo

Catalina: no Rodrigo, yo mejor te sigo

Rodrigo: cata, es enserio, hoy te vas conmigo, mira q desde q nos volvimos a encontrar no has vuelto a
dejarme llevarte, permíteme q ese día se hoy, solo hoy por favor

Catalina:-se queda mirándolo meditando lo que le acaba de decir- mmm ok, pero solo por hoy, ¿listo?
Rodrigo: ok, como tu quieras, entonces vamos

Se fueron de la casa con rumbo  a una dirección completamente desconocida para catalina, a su paso
veía muchos arboles y el camino q recorrían era destapado, catalina estaba un poco nerviosa, pero el
lugar la tranquilizaba, era algo pacifico, lleno de naturaleza, todo lo que veía le gustaba mucho, sentía
esa paz interior, y en el momento de llegar a su lugar de destino esa paz incremento,   llegaron a una
cabaña en medio de mucha naturaleza, y cerca de ella se encontraba una cascada de agua cristalina,
que con su sonido lograba relajar cada musculo del cuerpo de catalina. Era sin lugar a dudas un lugar
hermoso, un lugar donde se encontraba totalmente a gusto.

Rodrigo: y ¿que tal?, ¿como te pareció?

Catalina:-asombrada- wow, Rodrigo, este lugar es maravilloso, ¿de donde lo sacaste?

Rodrigo: tengo mis influencias-sonríe-

Catalina: te va tocar presentarme esas influencias, porque este lugar esta genial

Rodrigo: sabía que te iba a gustar, por eso te traje y pues bueno, si quieres ve a dar una vuelta
mientras yo organizo unas cosas q tengo q hacer.

Catalina: ok- se dirige a la cascada y se queda allí por algunos minutos-

Su cuerpo por inercia se recostó en el pasto y se dejo llevar por el sonido de la cascada,
inmediatamente sus pensamientos tomaron vuelo y empezó a meditar todo lo que había pasado, ese
era el momento perfecto, se sentía en las nubes, el lugar le daba un tranquilidad y paz que jamás
pensó tener y que desde hace tiempo necesitaba para aclarar su mente. Tras algunos minutos
pensando, se quedo profundamente dormida, al pasar algunas horas la voz de Rodrigo logro sacarla de
aquel sueño.

Rodrigo: hermosa, es hora de levantarse, vamos, despierta

Catalina: -con voz de dormida- ¿Qué? ¿Qué paso?

Rodrigo: nada linda, solo q te quedaste dormida, eso es todo

Catalina: ¿dormida?-toca su cabeza- verdad-un poco desorientada- oye y ¿que hora tienes?

Rodrigo: las 4:37 de la tarde

Catalina:-asombrada- ¡que!, ¿Por qué me dejaste dormir tanto? –Se levanta alterada- Vámonos ya, me
deben estar esperando

Rodrigo: tranquila, no te preocupes- la vuelve a sentar- además ¿para donde quieres ir? Aquí estamos
bien

Catalina: pues para donde mas, quiero irme a mi casa, tengo un compromiso con mis amigas, por si se
te olvida

Rodrigo: amor, tranquila, ellas no te extrañaran, mejor quédate aquí conmigo y disfrutamos de este
finde los dos solitos

Catalina:-alterada- ¿estas loco o que? No, nos vamos ya- se levanta pero Rodrigo la vuelve a sentar-

Rodrigo: linda, no me hagas esto, mira q solo es este fin de semana y ya, te prometo q mañana
estaremos en tu casa antes de q se vayan tus amigas, no te preocupes por eso

Catalina: ya te dije q no, es q a ti como se te ocurre traerme aquí a pasar todo un fin de semana
sabiendo que yo ya tenia ese compromiso con mis amigas, no, nos vamos ya
Rodrigo: pero cata, mira q necesitamos pasar mas tiempo juntos, quiero demostrarte que de verdad te
amo, y que te des cuenta que también sientes lo mismo por mi, por favor regálame solo este fin de
semana, no te pido mas

Catalina: que no Rodrigo, ya te dije q nos vamos

Rodrigo: pero ¿Por qué tanta insistencia? No será mas bien q tienes ganas de ver a ese idiota de novio
que tienes-se levanta junto con ella- mira cata, deja las cosas así, quédate conmigo, el no podrá
amarte ni siquiera la mitad de lo q yo te amo, y tu y yo sabemos q tu también me amas, o me vas a
decir que el día en que te volviste a entregar a mi no sentiste nada

Catalina: sabes que si sentí algo

Rodrigo: si ves, no puedes negar q aun me amas

Catalina: pero si aun no te he dicho q sentí, pero te lo voy a decir ahora, sentí asco, asco de sentir tus
manos recorrer mi piel, asco de sentir tus labios besando mi cuerpo, asco de tenerte cualquier tipo de
contacto contigo, eso fue lo que sentí

Rodrigo: no, eso no es verdad, tu me amas, deja de negarlo

Catalina: ¡no! Yo no te amo ni  nunca lo hice, pensé q si lo hacia, pero no, lo q pasa contigo es q sabes
como manipularme, pero sabes que Rodrigo, esto se acabó, no voy a permitir q me separes mas de la
persona q realmente amo

Rodrigo:-se acerca a ella y toma su rostro con sus manos- estas mal linda, tu me amas a mi, por ese
idiota lo único q sientes es lastima, o cualquier otra cosa menos amor

Catalina: te equivocas, lo q yo verdaderamente siento es amor, pero te aseguro q no es por ti

Rodrigo: -riendo- estas equivocada, y bueno, si eso fuera cierto, ¿tu crees que él te va a perdonar el
haberte acostado conmigo? Yo no lo creo-catalina calla- si ves-se acerca y la abraza- tu lugar esta es
conmigo, no con él, él no te merece, él no te ama, yo si lo hago.

Catalina: -se separa de él- el equivocado eres tu, yo se q a pesar de todo aun me ama, y lo se porque
me lo ha dicho

Rodrigo: pues si, pero él no sabe de tu desliz conmigo, es mas, ¿siquiera le has dicho q todos estos días
has estado conmigo?

Catalina: si, sabe completamente todo y me esta dando su total apoyo

Rodrigo: con q su total apoyo, eso esta muy bien, pero no creo q te apoye el que te hubieras acostado
conmigo

Catalina:-bajando su cabeza- aun no sabe de eso

Rodrigo: ves, él no te perdonara eso, un hombre jamás perdona una traición y no creo q sea tan
estúpido como para hacerlo

Catalina:-completamente desesperada- ¡ya cállate! ¡Yo se q ella me ama!-rompe en llanto-

Rodrigo:-sorprendido-espera, espera, acabas de decir “ella” no me jodas catalina como q “ella”

Catalina:-limpiando sus lagrimas- nada, me tengo q ir ya y sino me llevas me voy a pie como sea, pero
no me voy a quedar mas tiempo contigo-se dispone a irse pero Rodrigo la retiene-

Rodrigo: espérate un segundo, a mi me haces el favor y me explicas lo q acabas de decir, sino es así,
no te llevo a ningún lado
Catalina: me da igual, me voy sola, eso no me importa

Rodrigo: esta bien, vete, pero si me llego a enterar de quien es la tal “ella” me vas a conocer catalina
Campuzano

Catalina: ¿me estas amenazando?

Rodrigo: tómalo como quieras-se dirige a la cabaña y sin más se va dejando sola a catalina en ese
lugar-

Después de algunos minutos en donde no sabia q hacer, se encontraba completamente sola y sin saber
en q lugar estaba ni nada, el desespero se apodero de ella, inmediatamente trato de llamar a alguien,
pero su teléfono se encontraba sin señal, así q no le quedo de otra q llegar hasta la carretera y caminar
en busca de la señal y de paso adelantar camino, porque sea como sea, debía llegar a la cuidad, pero
por mas q caminaba su celular seguía muerto y el camino se hacia mas largo. Los minutos pasaban y la
noche se acercaba, su caminar era rápido, pero el camino era realmente largo y aún no sabia para
donde iba, solo se dedicaba a buscar la señal de su celular, pero por mas q caminaba no la encontraba.
El tiempo avanzaba rápidamente y la oscuridad de la noche se apoderaba ya del camino, al verse en
ese estado, un miedo inmenso llego a ella, tenia miedo de perderse y no llegar a su destino, el lugar en
donde se encontraba era casi desierto, durante las horas que estuvo caminando nunca llego a ver
ningún carro, ni ninguna señal de vida humana, solo veía arboles y diferentes animales a su paso, y
poco a poco fue perdiendo la esperanza de llegar a encontrar una salida, hasta que un luz ilumino su
caminar haciendo así q la esperanza volviera a ella.

Desconocida:-para el carro en frente de ella y baja la ventana- hola, ¿oye estas perdida o algo por el
estilo?

Catalina: algo así, es q me dejaron abandonada y necesito llegar como sea a la cuidad y la verdad no
tengo la menor idea de donde estoy

Desconocida: ok, entonces sube, yo te llevo

Catalina: ¿enserio?

Desconocida: si claro, mira q precisamente voy para la cuidad  así que te puedo llevar, pues solo si
quieres, o sino, pues puedes seguir caminando en medio de la oscuridad contemplando la belleza de
este lugar en la noche

Catalina: mmm creo q ya la contemple lo suficiente-le regala una sonrisa- entonces acepto q me lleves,
gracias

Desconocida: no es nada-le abre la puerta del copiloto- entra

Catalina: gracias-entra, se sienta y se pone el cinturón de seguridad- ah, que pena contigo, no me he
presentado, mi nombre es catalina Campuzano, mucho gusto-estira su mano-

Desconocida:-toma la mano de catalina- es gusto es mio catalina, mi nombre es Julieta Mercuri, ehh,
¿tu por casualidad tienes algún tipo de relación con Alberto Campuzano? ¿O con la compañía
Campuzano?

Catalina: -extrañada- si, Alberto es mi papa y pues en este momento yo soy la presidente de la
compañía, ¿por qué?

Julieta:-arranca el carro- claro, yo si decía q te conocía de alguna parte, mira te acuerdas q hace como
unos 20 años mas o menos, tu y yo nos conocimos

Catalina:-tratando de hacer memoria- mmm la verdad no, pues yo tengo buena memoria, pero no
tanta, en esa época yo estaba muy pequeña, los recuerdos q tengo son casi nulos
Julieta: claro, mira recuerda q en ese tiempo mi papa y el tuyo eran muy amigos, nosotros
prácticamente vivíamos en tu casa y ustedes en la nuestra, siempre eran muy unidos, recuerda q hasta
estudiamos juntas

Catalina: mmm, no, lo siento, no recuerdo

Julieta: ok, tal vez esto te refresque la memoria-para el carro, se quita el cinturón de seguridad y le da
un beso-

Catalina:-sorprendida la separa- ¿pero que haces? –se queda viéndola- claro!!! Julieta, como pude
olvidarme de ti-sonríe- tiempo sin verte, enserio hace mucho q no nos veíamos, wow, como has
cambiado, estas, mmm irreconocible-ríe-

Julieta: sabia q eso te iba hacer recordar-ríe y vuelve a arrancar el carro- ya ves, es que crecí y cambie
mucho

Catalina: si, eso veo-ríe nerviosamente- no creí volverme a encontrar contigo, pensé q te habías ido del
país o algo así

Julieta: la verdad si me fui, pero volví, creo q mi lugar esta aquí y no en otra parte, así q decidí volver,
y pues aquí me tienes de nuevo

Catalina: y ¿hace cuanto de volviste?

Julieta: unos 5 años mas o menos

Catalina: pues no fue hace mucho, con razón no había vuelto a saber de ti ni de tu familia, oye y
German y María ¿como están?

Julieta: pues mama este bien, y pues mi papa murió hace ya 10 años

Catalina: ehh, lo siento mucho, la verdad no sabia q había pasado eso

Julieta: si, lo se, si lo hubieras sabido no habrías preguntado-ríen-

Catalina: si, tienes razón-calla por unos segundos- mira las vueltas del destino, volver a encontrarnos
tu y yo después de tanto tiempo

Julieta: si, da demasiadas vueltas sino fuera por eso no estaríamos aquí, yo creo q el destino esta de
nuevo a mi favor-le sonríe- oye y a todas estas ¿por qué estabas aquí? ¿Que te paso?

Catalina: una historia un poco larga

Julieta: creo q tenemos tiempo-sonríe-

Catalina: tienes razón, mmm déjame ver por donde empiezo-caya y toma aire profundamente- bueno,
resulta que me trajo mi ex novio, él creyó que trayéndome aquí yo lograría salir de un momento de
indecisión por el cual estoy pasando o mas bien, estaba pasando, ya que no sabia si volver con él o
quedarme con mi pareja actual, así que desde hace algún tiempo él ha estado haciendo de todo para
reconquistarme, y yo he estado saliendo con él, pero al mismo tiempo le he hecho mucho daño a la
persona con la q estoy y al traerme aquí y tener este espacio con la naturaleza me he dado cuenta que
realmente amo a mi pareja actual, y él no lo acepto y me dejo aquí votada

Julieta: ¡que patán tu ex!, como se le ocurre dejarte aquí tirada, definitivamente creo q has hecho una
muy buena elección escogiendo al actual.

Catalina: pues si, pero fui una estúpida, de verdad le hice mucho daño y ahora no se si me va a
perdonar todo lo q hice, te juro q si me deja, me voy a odiar toda la vida por esto q le he hecho-sus
lagrimas empiezan a caer-
Julieta: oye pero no llores, ya veras q él te perdonara

Catalina: Dios te oiga

Julieta: así va ser bonita, ya veras q si-le regala una sonrisa- oye y ¿como conociste a tu pareja actual?

Catalina: en la oficina, trabaja para mí

Julieta: ¡¡ ¿te enamoraste de un empleado?!! Yo pensé q eso solo pasaba en las novelas

Catalina:-ríe- pues no, en la vida real también pasa, pues a mi me paso y ha sido lo mejor que me ha
podido pasar en la vida

Julieta: te ves toda linda enamorada, ese hombre te enamoro hasta los huesos-sonríe- y ¿que cargo
tiene en la compañía?

Catalina: mmm pues primero q todo, no es un hombre, es una mujer y es mi secretaria

Julieta: -sorprendida- wow, ¿enserio? ¡Tu, Catalina Campuzano enamorada de una mujer! Si aun
recuerdo la primera vez q te di un beso y me saliste toda moralista diciendo q esto estaba mal y q tu
papa te iba a regañar-ríen- no lo puedo creer

Catalina: oye pero es q era una niña, además estaba asustada, eso no es fácil, aunque con ella es
completamente diferente, mira q desde el primer momento que la vi supe que era la persona con la
quería pasar el resto de mi vida y no me importaba nada, solo q ella y yo estuviéramos felices.

Julieta: pero no entiendo, si sabias q era la persona con la que querías pasar el resto de tu vida, ¿Por
qué estabas saliendo con tu ex?

Catalina:-baja la mirada- por estúpida, porque él fue muy importante en mi vida y sabia muy bien
como ponerme a dudar, se puede decir q es la persona q mas me conoce y sabe cuales son mis puntos
débiles y se aprovechó de eso, pero ya abrí mis ojos, o mas bien mis oídos, ahora pude oír lo q mi
corazón decía, y te puedo decir q siempre me había dicho que el amor de mi vida era Tatiana, solo q 
mis oídos estaban sordos, hasta hoy.

Julieta: pues bueno bonita, lo importante de todo es que ya sabes q la amas y lo mas probable es q ella
también lo hace, y pues si no lo hace aquí me tienes a mi, una nunca se imagina lo q puede pasar-ríen-
no mentiras, pero enserio, si nos encontramos fue por algo, así q ya sabes q puedes contar conmigo
para lo q necesites y pues cuando quieras me presentas a Tatiana, te prometo q no te la voy a quitar-
ríen-

Catalina: ok, lo tendré en cuenta.

El tiempo pasaba mientras ellas hablaban de algunas de las cosas que habían pasado durante todos
estos años, hasta que llegaron a su lugar de destino.

Julieta: bueno, si no estoy mal, a 4 cuadras de acá queda tú casa, ¿verdad?

Catalina:-sorprendida- wow, pero que memoria la tuya, si, ya falta poco

Julieta: claro, como no acordarme si vivía aquí metida jugando contigo y con migue

Catalina: buenos tiempos aquellos-suspira- oye y si vienes el próximo sábado a cenar a la casa, yo
invito a migue y su esposa y pues si tati mi perdona, de paso te la presento

Julieta: ok, no es mala idea esa-llegan a la casa- wow, igual de linda a como la recordaba

Catalina: si, mi mama la ha mantenido muy bien-sonríe-


Julieta: bueno princesa, hemos llegado a tu reino-sonríe- de verdad espero q todas las cosas te salgan
como las esperas

Catalina: muchas gracias Julieta, de verdad eres como una ángel, llegaste en el momento en que mas
te necesitaba-la abraza- gracias por todo

Julieta: no es nada, ya sabes q aquí me tienes para cuando vuelvas a estar perdida

Catalina:-ríe- ok, oye, ¿quieres pasar?

Julieta: de querer, si quiero, pero no puedo, tengo q hacer unas cosas y las tengo q hacer ya para
mañana poder volver a la finca, las necesitan urgente

Catalina: ok, entonces será para la próxima-le regala un sonrisa- bueno, muchas gracias de nuevo y
espero verte pronto- se baja del carro- oye, y ¿no me piensas dar tu numero?

Julieta: pues como no me lo pediste-ríe- mira, aquí esta mi tarjeta –se la pasa- en cualquiera de esos
números me puedes encontrar, para ti voy a estar siempre disponible.

Catalina: si claro, seguro eso les dices a todas-ríe-

Julieta: mmm, dejémoslo en que mi disponibilidad esta abierta a todo el publico-rie- bueno hermosa ya
me voy, q estés bien y me saludas a migue

Catalina: ok Juli, nos vemos, cuídate-arranca y se va-

Allí estaba catalina, parada en frente de la puerta de su casa decidida a decirle todo a Tatiana, pero al
mismo tiempo el miedo estaba apoderado de su ser, tenia miedo a perderla, a que por todo lo que
había hecho pudiera destrozar el amor que le tenia Tatiana, en ese momento trataba de encontrar las
palabras adecuadas para poder convencer a Tatiana que lo que sentía por ella si era amor.

A paso lento se acercó a la puerta de su casa, la abrió y entro, miro hacia todas partes a ver si algunas
de las muchachas estaban en el primer piso, pero no vio a nadie, así q subió y se dirigió a la habitación
donde habían hecho la pijamada y al llegar allí estaban. Su mirada inmediatamente se encontró con la
de Tatiana, su corazón latía a mil por hora y su cuerpo no reaccionaba, solo estaba ahí, al lado de
puerta viendo al amor de su vida, sus mirada se encontraba completamente perdida con la de Tatiana y
en su rostro se dibujaba una pequeña sonrisa como reacción a lo que estaba viendo.

Sandra: pero miren quien llego!!!, hasta que por fin se digna a llegar la señorita

Catalina:-saliendo de su encanto- hola, disculpen la tardanza

Sandra: tranquila cata, igual ya estamos acostumbradas a estar sin ti

Tatiana: Sandra por favor

Mariana: bueno, tranquilas las dos, ya siempre andan agarradas

Tatiana: es que Sandra no mide sus palabras

Sandra: y a ti no te gusta nada de lo que digo, te va tocar eliminar mi voz de tu memoria, así no tienes
q escuchar mas mis palabras 

Tatiana: ok, eso hare

Catalina: mmm bueno-entra- y que mas niñas, ¿como lo han pasado?

Alejandra: muy bien cata, pero te extrañamos, ¿donde andabas?


Catalina: estaba resolviendo unos problemitas que tenia-mira a Tatiana- pero ya los solucione-le sonríe
y desvía la mirada - así q ahora si, ya tienen cata pa rato-ríe-

Sandra: excelente noticia, entonces ahora si, toma-le pasa una botella de ron- es tu turno

Catalina: ¿para mi solita?, ¿no me piensan acompañar?

Sandra: es que anoche tomamos mucho, así que hoy estamos tomando moderadamente, pero tu nos la
debes, así q a tomar se dijo-le quita la botella y le empieza a dar directo en su boca-

Tatiana:-se acerca y le quita la botella- ¡oye! pero así tampoco, déjala q tome despacio

Sandra: nada de eso hermanita, hoy es el día de cata, tu ayer ya te desahogaste con el alcohol, así que
deja que ella haga lo mismo

Catalina: tranquila tati q yo se cuidarme

Tatiana: -le devuelve la botella y se sienta al lado de Fernanda- ok, toma y ahoga tus penas

Así lo hicieron durante varios minutos, tomaron hasta mas no poder, Tatiana tomaba solo de vez en
cuando, mientras que catalina si estaba dispuesta a tomar hasta decir ya no mas. Después de pasar
algunas horas, Sandra se desapareció, pero regreso a los pocos minutos interrumpiendo la actividad en
la q estaban.

Sandra: -gritando- ¡niñas! Préstenme atención-todas se quedaron viéndola- bueno, me puede hacer le
favor de levantarme la mano las q estén en este momento sufriendo por amor-todas la alzaron,
incluyéndose ella- eso pensé- sonríe- y es por eso que les he traído un regalito que muy probablemente
nos va a subir el animo-se dirige a la puerta y la abre- ¡sorpresa!

En el momento de abrir la puerta, empieza a sonar una canción muy sensual y poco a poco van
entrando 5 stripper con unos trajes de enfermeras sexis. Siguiendo el ritmo de la canción cada una de
las “enfermeras” se encarga de tomar a su paciente y prestarle los cuidados que necesitaban. Sus
cuerpos se movían al compas de la música mientras sus prendas iban cayendo repentinamente llenando
la habitación de estos. De repente, hay un cambio abrupto de canción e inmediatamente las stripper se
formaron en el centro de la habitación y continuaron con su espectáculo desde allí, mientras todas
disfrutaban de este. En un momento determinado entro un hombre con traje de cirujano y con una voz
extremadamente grave dijo: “¿quien necesita que le curemos su corazón?”, inmediatamente el grito de
todas lleno la habitación, rápidamente el hombre se incorporo junto con sus colegas y siguieron
regalándoles pasos sensuales y atrevidos, dejando solo unas pocas prendas puestas. Las “enfermeras”
se fueron acercando cada una a una de las muchachas, mientras que el “cirujano” se fue directo a
donde estaba Alejandra brindándole así su espectáculo. Al cabo de algunos minutos y después de
numerosos movimientos muy atrevidos por parte de todos, el espectáculo llego a su fin, dejando la
adrenalina y la excitación del momento en estado “full”.

Mariana: wow Sandra, te pasaste

Sandra: ¿por qué?

Mariana: porque esto ha sido una de las cosas mas excitantes q he vivido y ya se acabó.

Sandra:-ríe, se acerca a su oído y le susurra- si quedaste con muchas ganitas tranquila q ahorita de las
quito- se separa y le sonríe- y bueno muchachas, ¿Qué mas? ¿Cómo se sintieron?

Fernanda: sin palabras-ríen-

Alejandra: definitivamente hoy me han curado mi corazoncito-ríen- oye Sandra,  gracias por acordarte
de mi, mira q yo apenas vi todas esas mujeres pensé q me iba tocar resignarme a ver como se
desnudaban

Sandra: y tu brava no?-ríen- no, yo siempre trato de complacer a todas, por eso te traje al doctorcito-
le sonríe- y bueno niñas, ¿ustedes que?-dirigiéndose a Tatiana y catalina-
Tatiana: si, estuvo bueno

Sandra: ¿bueno? Jum, estuvo ¡excelente! Que es muy diferente, pero bueno, y tu cata, q me dices, ¿si
sanaron tu corazoncito las enfermeras?

Catalina:-ríe- lastimosamente no, a mi solo me puede sanar una persona-dice esto mirando a Tatiana-
solo que me toca esperar a ver si quiere volver a ser mi enfermera-todas cayán-

Sandra: eeh, bueno, al parecer a todas les gusto, esa era la intención-el silencio vuelve a aparecer-
bueno, q siga la fiesta entonces-vuelve a colocar música-

La noche trascurrió sin mas novedades, rápidamente llego la madrugada y con ella se percibía los
efectos del alcohol. Alejandra esta vez logro mantenerse despierta y se dedico a platicar con Fernanda,
las dos conversaban muy amenamente mientras que Sandra y mariana hacían lo mismo en un rincón
de la habitación. Catalina por su parte se encontraba recostada en una de las camas tratando de aclarar
su mente para encontrar las palabras para hablar con Tatiana, la cual se encontraba en el mismo lugar
de la noche anterior, divisando de nuevo el paisaje que se postraba ante sus ojos.

Catalina:-levantándose de la cama y yendo a donde estaba Tatiana- hola-se hace a su lado-

Tatiana:-un poco asustada- hola, ¿Qué haces aquí?

Catalina: solo quería venir a verte

Tatiana: mmm ok, pues ya me viste ¿no?

Catalina: si-se acerca- pero no me canso de hacerlo

Tatiana: ok-se aleja- ¿me puedes decir que es lo que buscas?

Catalina: si, trato de buscar el amor en tu mirada

Tatiana:-la voltea a ver- y ¿lo encontraste?

Catalina: -le sonríe- si, lo encontré, pero la pregunta aquí no es si yo lo encontré, sino mas bien si tu lo
logras encontrar en mi-la mira directo a los ojos-

Tatiana: -sonriendo- si, ahí siempre ha estado

Catalina:-se acerca y la besa- amor, perdóname-empieza a llorar- fui una estúpida, nunca debí dudar
de mi amor por ti, tu eres la única persona que con una sonrisa me trasmites paz, que con un beso me
llevas al cielo y me vuelves a traer a la tierra, eres el amor de mi vida y siento mucho q por mis
estupideces pueda llegar a perderte-su llanto incrementa-

Tatiana:-con lagrimas en sus ojos- amor no digas eso, yo sé que te amo y siempre lo hare, no importa
lo que hiciste, lo único que importa es que ya estas aquí conmigo, te extrañe-la  besa-

Catalina:-se separa. No tati, pero espera, ahí algo q tengo q decirte-caya y respira profundo- te
engañe, me acosté con Rodrigo, solo fue una vez pero lo hice y me siento muy mal por eso-baja la
mirada y vuelve a romper en llanto- perdóname-se recuesta en su pecho-

Tatiana:-empieza a llorar- amor, yo ya sabia eso- catalina se separa de ella y la mira sorprendida- me
entere el viernes cuando él te mando las rosas, yo fui quien tuvo que llamar a la floristería para dictar
la dedicatoria

Catalina-confundida- pero ¿Cómo?

Tatiana: recuerda que cuando saliste a recibirlo, él me estaba entregando algo, eso era la dedicatoria
que te quería hacer solo que no había tenido tiempo de hacerla antes y me pido el favor de que llamara
y la diera, y pues cuando la leí, te juro que  sentí como si mi corazón se hubiera partido en mil
pedazos, fue muy doloroso enterarme así-empieza a llorar-

Catalina:-llora y la abraza- amor perdóname de verdad, eso fue algo que jamás debió suceder, te juro
que yo no buscaba esto, simplemente paso, perdón-su llanto aumenta-

Tatiana: cata-respira profundo- también te engañe

Esa noticia le cayo como si de una balde de agua fría se tratara, no reaccionaba, simplemente se quedo
mirándola en silencio sin lograr salir de su trance.

Tatiana: -llorando- dime algo por favor

Catalina:-automáticamente- ¿con quien?

Tatiana: -bajando la mirada- con Fernanda

Catalina:-se recuesta en el balcón- ¿Por qué hiciste eso?

Tatiana: no puedo echarle la culpa a nada ni a nadie, porque yo soy la responsable de mis actos, pero
el alcohol y la noticia de que te habías acostado con Rodrigo definitivamente fueron factores muy
influyentes.

Catalina: ¿te gusto?

Tatiana:-sorprendida- ¿que? ¡No!, ella ni siquiera me toco, bueno, eso no viene al caso, y no me siento
orgullosa de lo que hice, con eso la dañe a ella, a ti y a mi-empieza a llorar- aquí la única estúpida soy
yo por dejarme guiar por lo que estaba pasando y no escuchar a mi corazón.

Catalina: -se acerca a ella, toma su mano y la pone en su pecho- ¿sientes eso?-Tatiana asiente- tu eres
la única que puede hacer que mi corazón se acelere y se detenga al mismo tiempo, cada vez q estoy
contigo muero y vuelvo a vivir, tu lo eres todo para mi, y si algo paso durante mi ausencia, solo fue por
mi culpa, tu solo eres culpable de amarme y por eso no te voy a condenar-la besa- todo lo que paso en
ese tiempo no importa, lo que verdaderamente importa es que este amor que nos tenemos se
fortalezca y crezca cada vez mas, te amo

Tatiana:-ríe entre lágrimas- yo pensé q no volvería a escuchar esas palabras de ti-sonríe- yo te amo
mas.

Se funden en un beso tierno, ese que por tantos días dejaron de darse. En él se trasmitían todo lo que
sentían, dejando atrás todo lo que había pasado y volviendo a ser las q eran.

Catalina: siempre me haces la mujer más feliz del mundo, te amo-la besa-

En esta ocasión era un beso más pasional, lleno de ganas, de deseos, sus cuerpos se necesitaban, cada
parte de ellos extrañaba al otro, la pasión rápidamente se iba apoderando del momento. Catalina quería
con todas las fuerzas de su corazón volverse a entregar a Tatiana, quería amarla nuevamente y sentir
de nuevo como sus cuerpos se unían para hacerse uno solo.

Catalina:-acariciando y  besando a Tatiana- te necesito

Tatiana:-con voz entrecortada- yo también –la separa- pero aquí no

Catalina:-besando su cuello- no me digas que no-con voz suplicante- por favor, por favor- empieza a
meter su mano por debajo de la blusa de Tatiana y a acariciarla-

Tatiana: -le toma la cara y la besa apasionadamente pero se detiene- no, cata enserio, aquí no-catalina
hace caso omiso y sigue besándola y acariciando su cuerpo, de repente, una voz las interrumpe-

Fernanda:-enfadada- ¿pero que diablos esta pasando aquí?


Catalina:-separándose de Tatiana- ¿pues no ves? –Enfadada-Estaba a punto de hacerle el amor a mi
novia, pero nos acabas de dañar el momento

Fernanda:-dirigiéndose a Tatiana- ¿enserio ibas a hacer el amor con ella después de lo pasa entre
nosotras?

Tatiana: oye lo siento, pero yo te he dejado muy claro q lo q paso ayer, simplemente paso, yo a la
persona q realmente amo es a catalina, y eso lo sabes tu, lo sabe ella y lo se yo, de verdad discúlpame,
pero en el corazón no se manda

Fernanda: -con su voz quebrada-  ¿pero por qué aquí? ¿Por qué no buscaste otro lugar?, yo se q para ti
no fue importante, pero para mi si lo fue, por lo menos hubieras respetado eso-Tatiana baja su mirada-

Catalina:-confundida- pero ¿tu de q estas hablando? –Cae en cuenta- ¿fue aquí?-sorprendida-

Tatiana:-con su voz un poco apagada- si, fue aquí

Catalina:-apoyándose en la pared- ¿por eso me decías q aquí no?

Tatiana: si, no quería q estuviéramos en el mismo lugar donde te fui infiel-baja su mirada-

Catalina:-se acerca y la abraza- ya amor, no te preocupes, antes discúlpame por insistirte-Fernanda


entra de nuevo a la habitación- ¿sabes q? las cosas van a pasar cuando tengan q pasar, ahora mas bien
vamos a dormir ¿si?

Tatiana:-se separa- gracias-le sonríe- vamos

Así pues se dirigieron de nuevo a la habitación, pero esta vez era completamente diferente, un brillo en
los ojos de ambas hacían notar de nuevo el amor.

Sandra:-sorprendida- Dios Santo, no me digan q ya volvieron

Catalina:-sonriendo- eso es algo que te lo tendría q decir ella, no yo-mira a Tatiana-

Sandra:-dirigiéndose a Tatiana- bueno tati, ¿y entonces?

Tatiana:-sonríe, mira a catalina y toma su mano-si, hemos  vuelto

Sandra: wow, ¡casi que no!-se acerca a cata y la abraza- casi que no decides ¿no?-catalina le sonríe-
pero puedo decirte que has escogido bien, pero eso si-cambia su tono de voz a uno mas serio- si
vuelves a hacer sufrir a mi hermana de esta manera, no respondo

Catalina: no te preocupes que así será, y bueno ahora si nos disculpan vamos a dormir

Sandra:-sarcásticamente- ¡si claro! A dormir-ríen-

Tatiana: no amor, pero durmamos aquí, al fin y al cabo esta pijamada se hizo para que estuviéramos
juntas y pues ya que es la ultima noche es mejor pasar aquí, ¿no crees?

Catalina: ok amor, por mi no hay problema

Alejandra: niñas pero…-se acerca a ellas-igual no la podemos pasar todas porque Fernanda salió como
alma que lleva el diablo, y no creo q vuelva.

Sandra: buen punto, entonces espérenme un segundo yo voy y hablo con ella

Catalina:-la detiene- no, deja que yo voy

Tatiana: cata, no creo que sea buena idea


Catalina:-le toma le rostro- amor no te preocupes, yo se lo que estoy haciendo

Tatiana: ok, pero entonces prométeme q no vas a romper sus sentimientos

Sandra: mas!!!-mariana le da un codazo- ouch!!, ¿pero que paso?-le hace señas- ok, ya me callo

Catalina: tranquila tati, no te reocupes por eso, yo se como tratarla-Tatiana asiente y después de un
beso, catalina se va en busca de Fernanda-

Después de algunos minutos de estar buscándola decidió preguntarle a rosita por ella.

Catalina: rosita, ¿no sabes donde puedo encontrar  a Fernanda? Es que la he estado buscando por
todas partes y no la encuentro

Rosita: no mi niña, la ultima vez q la vi, estaba en su habitación

Catalina: no, pero ya no esta allá

Rosita: entonces no sé mi niña

Catalina: ok, entonces seguiré buscando

Los minutos pasaban y no tenia la mas mínima señal de donde se encontraba Fernanda, la había
buscado casi por toda la casa, pero nada, así que salió y busco en uno de los jardines y fue allí donde
después de seguir el sonido de algunos sollozos, encontró a Fernanda, se en encontraba en uno de los
arboles recostada en su tronco, tapando con sus manos su rostro, mientras sus lagrimas caían bañando
con ellas el verde pasto que la adornaba.

Catalina: -sentándose a su lado- ¿estas bien?

Fernanda: -asustada- ¿Qué haces aquí?

Catalina: vine a buscarte para hablar contigo

Fernanda: y ¿de que quieres hablar?-enojada- ¿vienes a restregarme en la cara que Tatiana es solo
tuya y que lo nuestro solo fue una aventura de una noche? Eso ya lo se, así que puedes volver por
donde llegaste

Catalina: ¿Qué sientes por tati?

Fernanda: -se queda callada por algunos minutos- no lo se-ríe entre lagrimas- soy una estúpida, que
llora sin causa alguna, pero me duele, a pesar de todo me duele

Catalina: es entendible, al fin de cuentas ella fue la primera mujer en tu vida y ahora tu cabeza y
corazón están completamente perdidos sin saber que hacer-le toma su mano- pero tranquila que
pronto encontraran la salida

Fernanda: no te entiendo, no puedo entender como una persona como tú haya dudado por un segundo
el estar con Tatiana, ella es tan dulce, tan tierna, tan bella, tan única y tú te das el privilegio de dejarla

Catalina:-suelta su mano y calla por algunos segundos- si, lo se, fui una total estúpida, nunca debí ni
siquiera pensarlo, pero hay momentos en la vida donde la razón nubla al corazón y es allí cuando no
sabemos que hacer con nuestras vidas, por eso siempre es bueno callar por un segundo y escuchar
detenidamente lo que el corazón nos dice, solo de esa forma sabremos que hacer

Fernanda: y si te digo que mi corazón me dice a gritos que Tatiana es la persona para mi, que con ella
puedo obtener todo lo que quiero, que ella es mi paz, mi armonía, mi tranquilidad, es todo aquello que
siempre estuve buscando pero que hasta hoy se me ha dado la oportunidad de conocer
Catalina: es verdad, tati te puede dar eso y mucho más, pero ¿sabes que es lo único que no tendrás de
ella?

Fernanda:-la mira expectante- ¿que?

Catalina: amor, tati te puede dar todo menos eso, porque a la persona a la que ama es a mi, y aunque
no  lo merezco, eso algo que siempre tendré

Fernanda: -calla- tienes razón, ella siempre me lo digo, siempre me lo demostró, ni siquiera quiso que
la tocara porque decía que su cuerpo te pertenecía a ti y a nadie mas, a pesar de que me duele, debo
aceptarlo porque haga lo q haga ella nunca me tendrá ni siquiera la mitad del amor que te tiene

Catalina: entonces ¿que piensas hacer?

Fernanda: nada, dejarla ser feliz contigo, eso es lo que ella quiere y no se lo puedo negar

Catalina:-sonriendo- pues bueno, ya que tenemos esto claro y solucionado, ¿Qué te parece si volvemos
con las muchachas? Mira que te están extrañando un montón

Fernanda:-sonríe y seca sus lagrimas- ok-catalina se levanta y le ofrece su mano para levantarse-
gracias

Catalina: no es nada

Fernanda: no pero enserio, gracias por todo lo que me has dicho

Catalina:-sonríe- de nada, de todos modos a pesar de todo lo que paso te sigo queriendo-la abraza- ah!
–Se separa- pero eso si, donde te vuelvas a acostar con ella, no respondo

Fernanda: ah pero yo que culpa si tu novia es una mujer muy deseable-se queda seria por un momento
y luego ríe- no, no te preocupes que no vuelvo a hacer eso, a menos que ella venga suplicándome para
que lo haga, ahí si pues seria difícil negarme, ya sabes que la carne es débil y todo eso

Catalina: no pues tan chistosita la niña, ni creas que te vuelvo a pasar una de esas

Fernanda: solo estoy molestando, te prometo que eso no volverá a pasar

Catalina: yo sé que no, pero bueno, ¿vamos?-Fernanda asiente y vuelven donde se encontraban las
muchachas-

Ya en la habitación

Sandra: wow, la convenciste!!!, ahora veo por qué tati esta contigo, si es q convences hasta al mas
indeciso

Tatiana: ya deja de decir tanta bobada

Sandra: ok, ya no vuelvo a hablar

Fernanda: bueno muchachas, disculpen mi ausencia este tiempo, pero ya estoy aquí, así que, que siga
la fiesta ¿no?

Después de esto continuaron con la pijamada, más risas, más baile, más licor, más locuras, hasta que
el sueño las fue venciendo lentamente quedando solo catalina y Tatiana despiertas.

Catalina:-en una de las camas acostad al lado de Tatiana y abrazándola- esta es la ultima noche que
estarás conmigo-pone cara de tristeza- ojala y te pudieras quedar todas las noches de tu vida a mi
lado- la abraza fuerte-
Tatiana:-sonriendo- ¡si claro! Apuesto a que no me aguantarías mucho, lo más probable es que a los
pocos días ya estés cansada de mí

Catalina:-se levanta y la mira a los ojos- eso nunca, jamás me cansare de ti

Tatiana: eso espero-la besa-

Catalina: bueno-se recuesta a su lado- lo mejor de todo esto es que tuvo un final feliz

Tatiana: ¿final feliz? Bueno si, hemos vuelto, eso es bueno, pero aun no se ha acabado esto, o ¿tú
crees que te vas a librar así de fácil de mi mama?

Catalina:-tomando su cabeza- Dios!! Verdad, se me había olvidado por completo mi suegrita-Tatiana


ríe- ok, mañana mismo hablo con ella, no quiero hacerla esperar mas

Tatiana: ok, porque ha estado preguntando mucho por ti y la verdad ya no tengo mas excusas para
darle

Catalina: si amor, lo siento de verdad, pero ya estando clara, puedo hablar con ella

Tatiana: ok amor, ahora si vamos a dormir ¿si?

Catalina: enserio quieres dormir o…-acerca sus manos y la empieza a rodear-prefieres que…-acerca su
rostro y le empieza a dar besitos por su cuello- ¡te haga cosquillas!- empieza a hacerle cosquillas!

Tatiana:-tratando de quitársela de encima y riendo- cata no!! Para, enserio, ¡no!

Catalina:-se detiene y ríe- ok, pero te ves muy linda riendo

Tatiana: si claro!! Mira q pudimos despertar a las demás

Catalina: sobre todo, no ves q parecen rocas, yo creo q pasa por aquí un tsunami y ellas ni cuenta

Tatiana:-riendo- si, tienes razón, pero por acaso no hagamos mas ruido

Catalina: ok, entonces que tengas lindos sueños mi princesa

Tatiana: lo mismo amor-la besa- te amo!!

Catalina: y yo a ti-la abraza- te amo mas

Tras varios minutos el sueño se apodero de ellas dejando que cayeran en un profundo y placido sueño

CAPITULO 33

La edad, creo q desde siempre este ha sido uno de los factores por los cuales las personas se niegan a
sentir, por unos simples números de mas o menos, que lo único que hacen es darte o quitarte
experiencia, pero que por perjuicios estúpidos, te pueden quitar el amor. La diferencia de edades no es
sino una diferencia mas, no podemos ser todos iguales, creo que la vida seria demasiado aburrida si
esto pasara, las diferencias son para disfrutarlas, no para hacer un problema de ellas, además, para el
amor no existe ninguna limitación, lo único importante es amar, es sentir todo lo que la otra persona
quiere q sientas, lo demás, no tiene importancia. Y recuerden las diferencias, siempre llaman la
atención. 

Sandra

El sol de nuevo se postraba en la ventana de la habitación donde se encontraban, haciendo que el dolor
de cabeza se hiciera presente en el momento de abrir los ojos. El fin de semana había llegado a su fin y
con el la pijamada, pero sin lugar a dudas había sido un fin de semana inolvidable, no solo para ella
sino para cada una de las personas que se había arriesgado a vivir unos días guiados por su locura.
Esos días habían sido increíbles para ella, las noches vividas al lado de mariana habían sido
simplemente maravillosas, pero a pesar de todo, tenia miedo, miedo a caer de nuevo en ese
sentimiento q no es capaz de controlar, miedo a salir de nuevo lastima o lastimar, lo menos que quería
era lastimar a mariana y muy probablemente lo haría y pensaba que lo mas sensato era que al
terminar todo esto, debía alejarse de ella para así no dañar a nadie.

Su mañana paso normal, sin ningún contra tiempo, termino junto con las demás muchachas a
organizar todo lo que habían hecho en la noche anterior. En el fondo estaba feliz de ver por fin a su
hermana otra vez feliz, pero al mismo tiempo se sentía triste porque ese día acabaría lo que nunca
empezó y que terminaría por el simple hecho de tener miedo.

Sandra:-en la habitación organizándola junto con mariana- mari, eeh creo q debemos hablar antes de
irnos

Mariana: ok, terminamos aquí, y hablamos

Unos minutos después de estar organizando se dirigieron a otro lugar de la casa para poder hablar
cómodamente

Sandra: y bueno, ¿como la pasaste?

Mariana: bien, definitivamente sabes como entretener a las personas-ríe-

Sandra: si, ese es mi don-calla- bueno, creo q debemos hablar de lo que paso entre nosotras aquí

Mariana: si, de eso te quería hablar-calla- eeh, ¿podrías olvidar todo lo que paso? O mejor dicho has
como si esto no hubiera pasado

Sandra:-confundida y sorprendida- pero ¿por qué? ¿A caso no te gusto o no fue importante para ti?

Mariana: si lo fue, me gusto mucho, pero entiende que esto no puede pasar, tu y yo no tenemos futuro

Sandra: es porque sigues enamorada de tati ¿verdad?

Mariana: no, no es eso, entiéndeme por favor entre tu y yo no puede haber nada

Sandra: pero ¿por qué? No te entiendo

Mariana: a ver Sandra, mírate y mírame, tu eres una niña, estas muy pequeña como para atarte a una
persona como yo, estas demasiado joven para gastar tu tiempo conmigo, entiéndelo, esto no
funcionaria

Sandra:-la mira fijo a los ojos un poco sorprendida- ¿me estas hablando enserio?

Mariana: muy enserio

Sandra: no te lo puedo creer-sorprendida-no entiendo porque ahora me vienes con estas, ¿pequeña
yo? Mariana abre los ojos, solo me llevas q, 8 años, eso es una bobada, eso a mi no me importa, me
importas tu, nada mas que tu

Mariana: no es una bobada y lo sabes, tú debes vivir mas tu vida, a penas estas empezando a vivir, no
te convengo, además recuerda que soy como una hermana para tati, y eso me convierte en una
hermana para ti, tu eres como mi hermanita pequeña, no dañemos eso por favor

Sandra: claro, eso mismo me decías anoche mientras te hacia el amor, en ese momento también era tu
hermanita pequeña ¿verdad?-enojada- no me jodas mariana enserio, no me digas q no sientes nada
por mi porque yo sé que si, en cada beso me lo demostrabas, cada vez que te entregaste a mi podía
notar que me querías, ahora no me vengas con q soy tu hermanita menor, porque para tu información
NO LO SOY-se acerca- si lo fuera no podría hacer esto- la toma del rostro y la besa apasionadamente-
ahora dime q no sentiste nada, dímelo!!-mariana calla- ves, yo sé que me quieres y tú también lo
sabes, no tengas miedo a sentir, no me temas por favor-la toma de la mano-

Mariana:-a punto de llorar- lo siento, pero no puedo- se suelta y se va-

Sandra no podía creer lo que estaba pasando, no podía entender el porqué de su reacción, si bien era
cierto que ella iba a hacer lo mismo, también era cierto que era por razones completamente diferentes,
ella no quería hacerla sufrir por sus inseguridades, pero el hecho de que mariana se alejara de ella por
el simple hecho de ser mayor mas q rabia, le daba tristeza, porque así le demostraba su miedo a luchar
y eso era algo q no iba a permitir q pasara.

La tarde paso rápidamente y al faltar poco tiempo para que se hiciera de noche cada quien fue
partiendo para su respectiva casa

Alejandra: bueno niñas, un placer haber compartido con ustedes este fin de semana, enserio fue muy
bueno todo, me distraje demasiado y pase un rato agradable con cada una de ustedes, espero que se
repita, porque estuvo genial

Catalina: pues eso depende de mi cuñadita, ella es la encargada de panificar todo, así que cuando ella
decida volver a hacer algo como esto, las volvemos a invitar, si o no cuñis-Sandra no responde- cuñis?,
cuñis-se acerca y la mueve- Sandra ¿estas bien?

Sandra:-saliendo de su encierro mental- ah? ¿Que paso?

Catalina: nada cuñis que si esto se puede volver a repetir

Sandra: ah eso, si claro, ustedes nada mas me dicen y listo

Alejandra: ok, entonces espero esa invitación de nuevo, por el momento me despido, ya extraño mucho
a mis hijos y a mi esposo, así que hasta una nueva oportunidad

Catalina: ok aleja, nos vemos, me le das muchos besos y muchos abrazos a mis sobrinos y diles q los
quiero mucho-le da un beso en la mejilla- que estés bien

Alejandra se despidió de cada una y se fue

Mariana: eeh bueno niñas, yo también ya me voy, fue un placer estar con ustedes, que tengan un buen
día

Tatiana: espera mari, ¿tu no te vas con nosotras?

Mariana: no tati, yo tomo un taxi, enserio, no te preocupes por mi

Catalina: oye mari pero tu sabes q para mi no es ninguna molestia llevarte, anda ven con nosotras

Mariana: no catalina enserio, yo tomo un taxi, mas bien nos vemos mañana en el trabajo

Tatiana: pero…-Sandra la interrumpe-

Sandra: que no oíste tati, ella se quiere ir en un taxi, déjala, no le va a pasar nada, ella ya es una
mujer lo suficientemente grande como para cuidarse sola, ¿verdad?

Mariana: si, tienes razón, entonces nos vemos mañana en la oficina, hasta pronto Fernanda, fue un
placer conocerte

Fernanda: lo mismo mari, espero verte pronto, que estés bien-se despide con un beso en la mejilla-

Mariana: adiós Sandra- no le contesta-  bueno niñas, nos vemos-se despide de todas y se va-

Tatiana: ¿me puedes decir que acaba de suceder aquí?


Sandra: nada, ¿acaso no viste q se fue?

Tatiana: pues si, por eso mismo estoy preguntando, ¿Qué le hiciste?

Sandra: ¿yo? ¿Acaso no pudo haber sido ella la que me hizo algo a mí?

Tatiana: porque te conozco es porque te pregunto, ¿Qué le hiciste?

Sandra:-enojada- pues entonces no me conoces y ¿sabes q? yo también me largo de acá, no quiero


seguir escuchando tus estupideces

Tatiana: oye, pero no te pongas así, tranquilízate

Sandra: no me quiero tranquilizar, lo único que quiero es salir de aquí, así q si me disculpan, me voy-
sale de la casa-

Pasaron algunos minutos después de salir de la casa, caminaba sin rumbo fijo, solo se dedicaba a dar
vueltas y a pensar en lo sucedido, lo que buscaba con dejar las cosas así con mariana era no sufrir,
pero lo estaba haciendo, a pesar de todo se había enamorado, algo que definitivamente no quería pero
había pasado. Rápidamente la noche llego y ella aun seguía vagando por diferentes lugares, hasta que
llego a un parque donde se encontraba mucha gente, a pesar de la hora, habían muchas familias y
muchas parejas, así que decidió sentarse un rato a observar. Después de un par de horas divagando en
sus pensamientos, decidió volver a su casa para descansar y tratar de olvidar un poco lo que había
pasado.

Después de algunos minutos en un taxi, llego a su casa,  antes de entrar respiro profundo y toco la
puerta

Tatiana:-abriendo- ¿tu donde carajos estabas?-enojada- te hemos estado buscando por todas partes

Sandra: -entrando- pues ya no tienen que buscar mas, aquí me tienen

Tatiana: ¿donde estabas?

Sandra: caminando por ahí

Tatiana: y ¿por qué no avisaste? O al menos hubieras contestado ese verraco celular

Sandra: -enojada-ay ya, no me jodas más, si no conteste era porque no quería y si no avise donde
estaba era porque quería estar sola, pensé q después de la decima llamada se habían dado cuenta de
eso

Catalina:-dirigiéndose a Tatiana- amor ya déjala, creo q en este momento necesita estar sola

Sandra: por fin unas palabras sensatas, ahora si me disculpan voy a comer algo para después irme a
descansar- se dirige a la cocina- Dios santo, lo q me faltaba, ¿tu que haces acá?

 Mariana: eeh-suelta un vaso con agua q tenia en su mano- estaba ayudando a las muchachas a
buscarte

Sandra: y ¿pensaste que estaba en la cocina o que?

Mariana: no, solo q vine por un vaso de agua para Tatiana porque estaba muy nerviosa

Sandra: claro, para Tatiana-abre la nevera y saca una manzana- y que esperas para llevársela, no ves
que se puede desmayar o quien sabe que le pueda pasar

Mariana:-enojada- bueno ya me dejas las ironías por favor que enserio estábamos muy preocupadas
por ti
Sandra:-mordiendo la manzana- aja, se te nota, además, tu porque deberías estar preocupada por mi
si tu y yo no somos nada ¿a?-mariana calla- eso pensé-se le acerca- pero si quieres, lo podríamos ser-
junta sus frentes- tu solo dime y aquí me tienes para ti

Mariana: no me hagas esto Sandra, por favor

Sandra: ves, yo sé que te mueres por mí, no te cohíbas el quererme, siente-le pone su mano en su
corazón- solo siente-la besa-

Mariana:-se separa- Sandra por favor

Sandra: por favor ¿que?-con voz suplicante- no me hagas esto, no nos hagas esto, mira q tenemos
futuro, yo sé que si

Mariana: lo siento-baja la mirada- pero no voy a cambiar de parecer

Sandra: pero ¿porque?, mira si es por que no vivo aquí, no importa, me vengo para acá y termino mis
estudios, si es por que no tengo nada q ofrecerte, te prometo que voy a buscar trabajo y empezare a
ahorrar para darte lo que necesites, si es por…-la calla-

Mariana: no es por eso, tu ya sabes mi razones, lo mas conveniente es que busques una mujer de tu
edad que pueda brindarte lo que yo no

Sandra: ¿conveniente? Mariana por Dios, a mi lo único q me conviene es estar a tu lado, ¿no ves como
tienes? Es la primera vez q le mendigo a alguien cariño y ¿sabes por qué? Porque tú has sido la única
persona que ha despertado en mi todo esto, piénsalo por favor, no dejes que los prejuicios invadan tu
mente

Mariana: me tengo q ir-se leja de ella y sale de la cocina-

Sandra:-saliendo de la cocina- hasta mañana-sube rápido a su habitación-

Al llegar se dio cuenta q su mama no se encontraba allí y se preocupo por lo q bajo a preguntar por
ella.

Sandra: tati, donde esta mama

Tatiana: ella esta donde doña flor, hoy también se quedo donde ella, dijo q venia mañana

Sandra: aah, ok, entonces ahora si hasta mañana-vuelve a subir rápidamente y se encierra en la
habitación-

Al cabo de algunos minutos siente como tocan a la puerta

Sandra:-entre dormida- ¿que quieres?

Tatiana: necesito hablar contigo

Sandra: estoy durmiendo, no molestes

Tatiana: Sandra, abres o abro, tu veras

Sandra: pues entonces abre y así no me tengo q parar de la cama-siente como Tatiana abre la puerta
con la llave y entra- bueno, de que quieres hablar-se sienta en la cama-

Tatiana:-se sienta a un lado de ella- de mariana, quiero q me digas q es lo q esta pasando con ella

Sandra: ¿pasando? Todo y a la vez nada, y no por mi, como tu piensas, sino por ella

Tatiana: no te entiendo, habla claro


Sandra: pues nada, que mariana no quiere nada conmigo que porque soy muy peque para ella, que
debo vivir la vida y un montón de bobadas q no entiendo y no voy a entender

Tatiana: y ¿tu q sientes por ella?

Sandra: -se queda pensado- ¿la verdad?

Tatiana: si, la verdad

Sandra: no se, la quiero

Tatiana: ay Sandra, ten cuidado, porque si no sabes lo que sientes para que le insistes

Sandra: si te soy sincera yo iba a dejar las cosas ahí, había sido algo lindo y todo pero no quería sufrir,
no otra vez, y menos hacerla sufrir a ella y pensé q tal vez si me alejaba no pasaría nada, pero fue ella
la que me corto y las razones q me dio me hicieron dar mucha rabia e impotencia, ¿como es posible
que se niegue a sentir solo por la diferencia de edades? Ni q me llevara 50 años, es muy exagerada, yo
con miedo de hacerla sufrir y ella prestándole atención a eso

Tatiana: ay Sandra,  tiene miedo, es que no te das cuenta

Sandra: si, yo se, pero mira q estoy dispuesta a haces todo por ella y ni así deja de pensar esa
estupidez

Tatiana: dale tiempo Sandra, ya veras q eso se le quita, si quieres yo puedo hablar con ella

Sandra: noooo, ni se te ocurra hacer eso, yo solita puedo arreglar todo, solo déjame pensar en que
hacer

Tatiana: ok, pero  si necesitas ayuda me avisas, igual sabes q tienes mi apoyo, y pues dale q yo se q
ella siente algo por ti-se acerca y la abraza- eso si-se separa de ella- cuidadito si me la llegas a
lastimar, mira que de verdad la aprecio mucho y no quiero q vuela a sufrir

Sandra: tranquila tati q lo q menos quiero yo es hacerla sufrir

Tatiana: ok, eso espero, bueno-se levanta de la cama- ya me voy a dormir, que tengas buena noche

Sandra: ok tati, muchas gracias, que descanses-se acuesta en la cama mientras Tatiana sale de la
habitación-

Después de esa charla se dispuso a dormir tratando de idear algo para lograr convencer de sus
intenciones a mariana.

Mariana

De nuevo un día de trabajo empezaba a postrarse frente a ella, un día mas de monotonía, un día mas
donde su trabajo se convertía de nuevo en se refugio.

El fin de semana anterior fue, sin lugar a dudas el mejor de su vida, no pensó entregarse así de cuerpo
y alma a una persona, pero con Sandra le fue imposible no hacerlo, se entrego totalmente a ella, pero
al mismo tiempo sintió que eso no estaba bien, se planteaba una y otra vez que ella  era una niña que
le faltaba muchas cosas por vivir y no quería por nada en el mundo que por su culpa, Sandra perdiera
su tiempo y su oportunidad de vivir, pero al mismo tiempo cuando estaba a su lado, el escudo que
siempre trataba de armar en frente de ella se derrumbaba con solo una palabra, con un gesto, cada
suplica la hacían dudar, pero luego pensaba de nuevo en sus razones y volvía a hacerse la fuerte e
intentaba armar un escudo mas impenetrable y poderoso.

Su mañana inicio como de costumbre, llego a su escritorio y empezó a hacer sus labores, todo era
exactamente lo mismo a excepción de una cosa, su cuerpo estaba ahí, pero su mente y corazón
estaban con Sandra.
Tatiana:-acercándose a su escritorio- hola mari, ¿Cómo estas?

Mariana: hola tati, yo muy bien, aquí metida de lleno en mi trabajo

Tatiana: si, eso veo, oye venia a invitarte a almorzar, ¿quieres venir conmigo?

Mariana:-sorprendida- ¿tu y tu? ¿Solas?

Tatiana: si claro, tú y yo, ¿quieres?

 Mariana: ok, entonces a la hora del almuerzo paso por ti y nos vamos

Tatiana: ¿Cómo que a la hora del almuerzo? ¿Acaso no has visto que hora es? Ya es hora del almuerzo,
así que vamos

Mariana:-mira su reloj- wow, hoy el tiempo se paso volando, déjame organizo esto aquí y nos vamos-

Después de algunos minutos partieron a almorzar, al llegar a la cafetería se sentaron en una de las
mesas e hicieron su pedido, luego de algunos minutos llego la comida así q empezaron a comer y a
hablar.

Tatiana: y ¿que mas mari? ¿Cómo te termino de ir ayer?

Mariana: pues bien, llegue a mi casa, organice unas cosas y después me acosté a dormir

Tatiana: y ¿te gusto la pijamada del finde?

Mariana: si, Sandra-cambia su expresión facial- es muy ocurrente

Tatiana: es que ella es un loca total, pero tiene buenas ideas, a mi me gusto

Mariana: si, ella fue, por decirlo así, el alma de la pijamada, sin ella no hubiera sido nada igual

Tatiana: bueno, voy a dejar los rodeos, mira mari, yo sé que entre tu y Sandra paso algo, o bueno mas
bien, paso de todo, pero entonces yo quisiera saber que significo eso para ti, si en estos momentos
sientes algo por Sandra o que es lo q pasa

Mariana: mmm pues, si te soy sincera, para mi significo muchas cosas, fue la primera vez en mi vida
donde me entregue completamente a alguien, y claro que siento algo, la quiero, sé que lo hago, y por
eso mismo fue que decidí alejarme, por que ella no merece perder su tiempo con alguien como yo

Tatiana: pero ¿Por qué dices eso?

Mariana: ay tati, ¿Por qué será? Tu hermana es una bebe, apenas esta empezando a vivir y no quiero
que pierda su tiempo conmigo, quiero q viva mas, que conozca mas, que obtenga mas experiencia y
que no ate a mi

Tatiana: ay mari, pues perdón por lo que te voy a decir, pero eso si es una bobada, mira que Sandra si
es una bebe y todo lo que tú quieras, pero esa niña muy probablemente tiene mas experiencia que tu y
yo juntas, pues no es por nada, pero tu misma sabes como es Sandra y te has dado cuenta q es una
persona súper madura, así que me da pena contigo, pero para mi lo  que dices no aplica  y pues bueno,
me dijiste que la quieres no?-mariana asiente- entonces ¿Por qué no lo intentas? ¿Por qué no te das
una oportunidad con ella?

Mariana: -baja la mirada- no se tati

Tatiana: -le toma la mano- mari, mírame-mariana alza la mirada- no permitas que el miedo se apodere
de ti, deja salir lo que sientes, te puedo asegurar que serás correspondida-le sonríe-

Mariana: gracias tati por tus palabras, de verdad muchas gracias


Tatiana: no es nada, y bueno entonces terminemos de comer porque ya esta que termina la hora del
almuerzo.

Así pues terminaron de almorzar y cada una retomo su lugar de trabajo. Mariana se repetía una y otra
vez las palabras dichas por Tatiana tratando de encontrar una respuesta a todo lo que en ese momento
pasaba por su mente.

La tarde finalizo y con ella su jornada laboral, sin más, se dirigió a su casa esperando encontrar la paz
que buscaba, pero al llegar allí, se encontró con quien menos se esperaba.

Mariana: ¿Qué haces aquí?

Sandra: vine a hablar contigo, ¿será que me permites hacerlo?

Mariana: creo q las cosas entre tu y yo ya están suficientemente claras-sigue derecho he intenta abrir
la puerta-

Sandra:-la toma del brazo- déjame hablar por ultima vez, si después de esto decides no volverme a
ver, lo aceptare

Mariana: ok-abre la puerta- pasa-entran a la casa y mariana deja sus cosas encima del sofá- ¿gustas
tomar algo?

Sandra: no, así estoy bien

Mariana: y bueno, habla pues

Sandra: eh, bueno, en realidad no hablare yo sino mi corazón

Mariana: ay Sandra por favor, no me vengas con esas cursilerías por favor

Sandra: no son cursilerías, es la verdad, ya de ti depende si lo escuchas o no-se acerca a ella- mari, te
quiero, tu eres esa persona que llego a mi vida para cambiarla, te has apoderado de mi mente y ser sin
siquiera darme cuenta, es enserio, no sé que pasa contigo, cuando estoy a tu lado siento que no existe
nada mas a mi alrededor, te he sentido y tu me has sentido, todo lo que ha pasado entre nosotras fue
importante para mi, hubo un momento en el que dude porque tenia miedo de lastimarte, de no ser la
persona indicada para ti por mis locuras, por mi forma de ser, pero esto que siento me gana, me
controla, contigo soy otra persona, a tu lado me siento bien, encuentro una paz q jamás había sentido-
le toma la mano- mari, sé que puede que mis palabras no te convenzan, pero recuerda que no soy yo
la que habla, es este-le pone su mano en el pecho- escúchalo, hazle caso, no dejes q vuelva a callar-
mariana la mira y calla- ok-resignada- creo q esto fue todo-suelta su mano- tu silencio lo dice todo-
una pequeña lagrima sale, pero se la quita rápidamente- que estés bien mariana, espero que
encuentres a la persona que sea lo suficientemente buena para ti-se dirige a la puerta y sale-

Mariana:-saliendo detrás de ella- ¡Sandra!-Sandra voltea a verla- creo q ya encontré a esa persona-le
sonríe- eres tu

Sandra:-le devuelve la sonrisa- ¿me estas hablando enserio? 

Mariana: mas serio no puedo hablar

Sandra:-vuelve donde esta ella y la besa- no sabes las ganas tan grandes que tenia de volver a probar
tus labios,  gracias mari por esta oportunidad-intenta besarla pero mariana se aleja- ¿que pasa?    

Mariana: nada, solo que por si no te has dado cuenta estamos en la calle 

Sandra: ups, perdón es que fue la emoción del momento-ríe- bueno, entonces ¿no me invitas a pasar?

Mariana:-ríe- claro, ¿quieres seguir?-Sandra entra y al cerrar la puerta la atrae a ella y la besa-
El beso era algo entre lento, tierno y pasional, un beso pausado, ocasional, que demostraba la
necesidad de sentirse cerca, de tocarse, de acariciarse.

Sandra:-entre besos- me…tienes…loca

Mariana:-no hables… solo siente-le dirige hacia la sala y de un pequeño empujón la sienta en el sofá y
posteriormente se sienta en sus piernas-

Mariana la empezó a besar apasionadamente mientras la desnudaba. Se deshizo ágilmente de su blusa


y su brasier y de inmediato sus manos empezaron a estimular los senos de Sandra, la cual, intentaba
por todos los medios posibles desnudar a mariana pero esta no se dejaba, así que no le quedo de otra
que regalarle caricias furtivas mientras Mariana hacia lo suyo.

Lentamente se fueron recostando en el sofá mientras mariana terminaba de denudar a Sandra. Al hacer
esto, recorrió con sus manos cada espacio de su cuerpo desnudo, proporcionándole caricias excitantes
pero al mismo tiempo desesperante. Hábilmente y sin previo aviso uno de sus dedos empezó a
penetrarla haciendo que un pequeño grito apagado por sus besos, saliera de su boca. Un mete y saca
ágil hacia que su cuerpo se tensionara recibiendo el placer esperado. Mariana hacia que sus
movimientos fueran placenteros más no satisfactorios, no quería terminar tan rápido, así que sin mas,
dejo sus penetraciones y subió su mano y empezó de nuevo a acariciar sus senos mientras su boca
hacia un descenso lento, lo que hacia que Sandra sufriera, o mas se desesperara en búsqueda de su
placer. Esto, sin lugar a dudas le gustaba a mariana, la volvía loca el verla así y por eso se encargo de
besar cada parte de su cuerpo antes de llegar a la parte q mas quería besar. Sus labios se encontraban
besando la cara interna de su muslo mientras Sandra en un momento de desespero postro una de sus
manos en su clítoris y se empezó a estimular, pero mariana respondió rápidamente quitando su mano y
siguiendo con su trabajo. Después de unos pocos minutos su boca ya se encontraba jugando con su
clítoris, haciendo de nuevo que Sandra se estremeciera de placer. Su lengua se deleitaba de él,
mientras sus dedos empezaban a penetrarla. Las penetraciones junto con el juego de su boca con su
clítoris, sumado a la excitación de Sandra, hicieron que rápidamente llegara al clímax. Su cuerpo
trataba de recuperarse mientras mariana hacia de nuevo su recorrido ascendente hasta llegar a su
boca, fundiéndose así en un beso.

Sandra:-separándose de ella y recobrando la respiración- eres mala, me hiciste sufrir mucho

Mariana:-riendo- si, perdóname, pero me fue inevitable no hacerlo, es que te veías súper linda-la besa-

Sandra:-tratando de quitarle la ropa pero de nuevo mariana la interrumpe- ¿que pasa? ¿Por qué no me
dejas? ¿Acaso no quieres q te haga el amor?-reclamándole-

Mariana: no, como puedes decir eso, es solo q, hoy es el día q tu disfrutes, por si no te acuerdas, este
fin de semana prácticamente abusaste de mi, así que hoy es mi desquite

Sandra:-riendo- mari no, -con voz suplicante- yo también te quiero hacer disfrutar, no seas malita

Mariana: lo siento, pero no,  hoy te toca-la empieza a besar-

Sandra: mari pero-calla con un beso y continua con su objetivo-

La noche iba transcurriendo, entre besos y caricias, pero no todo dura para siempre y Sandra debía
volver a su casa.

Sandra: -abrazando a mariana- no me quiero ir

Mariana: ay mi niña, pero lo debes hacer, mira la hora q es, tu mama debe de estar preocupada por ti

Sandra: pero ella sabia q yo venia para acá, así q no hay problema

Mariana: pues si sabia que ibas a venir, pero no que te ibas a quedar tanto tiempo

Sandra: bueno, en eso tienes razón, pero no me quiero ir-la abraza fuertemente- es que se siente tan
rico estar a tu lado
Mariana:-la besa- yo tampoco quiero q te vayas, me encanta estar contigo-calla por un segundo- oye y
si llamamos para decir que esta noche te vas a quedar aquí

Sandra:-con sus ojos iluminados- ¿enserio?

Mariana: si claro, ¿por qué no? Mira, si contesta tati, pues demás q nos ayuda a tranquilizar a tu
mama, al fin y al cabo ella quería q tu yo estuviéramos juntas, entonces le estamos dando gusto
¿verdad?

Sandra:-ríe- completamente cierto

Mariana: y pues bueno, si contesta tu mama le decimos que me estas ayudando a hacer unas cosas
aquí pero q aun no hemos acabado y como ya es tan tarde es mejor q te quedes aquí.

Sandra:-con una gran sonrisa en su rostro- excelente idea, entonces pásame el teléfono-empieza a
marcar-

Tatiana: alo, buenas noches

Sandra: hola tati, ¿como estas?

Tatiana: Sandra por Dios, tu donde andas, mira la hora que es y tu nada que apareces

Sandra: ya tati, tranquila, estoy donde mariana, así que no te preocupes

Tatiana: aaah, ok, y entonces, ¿ya vienes para acá?

Sandra: mmm no precisamente, para eso fue q llame, es que estamos en algo así como en luna de
miel-mariana le da un golpecito- ouch –dirigiéndose a mariana-amor, no me pegues que duele, mmm
bueno, como te decía, estamos en luna de miel, entonces me gustaría quedarme esta noche aquí, ¿me
podrías hacer el favor de colaborarme con eso?

Tatiana: -riendo- ok, no hay problema, pero eso si, no lo cojas de costumbre porque si no me toca
regañarte

Sandra: gracias tati, por eso es que adoro mi hermanita hermosa

Tatiana: si claro, yo también te quiero, entonces que la pases bien, y pues bueno, no te preocupes por
mi mama que yo me encargo de eso, aaah, y me saludas a mari, que tengan buena noche, o sino que
duerman-ríe-

Sandra:-riendo- tranquila que vamos a tener una excelente noche, entonces hasta mañana tati, nos
vemos-cuelga- listo, ahora si, toda la noche es nuestra-la besa-

Mariana: mmm que rico, oye bebe, pero entonces vámonos para la habitación, así estamos mas
cómodas

Sandra: si, es verdad, igual ya aquí se nos acabaron los lugares, mira que hasta la mesita de centro fue
cómplice-ríe-

Mariana: si, es verdad, por eso es mejor buscar nuevos recursos, así que vamos-se levanta y le da su
mano-

Así pues, pasaron una noche mas, brindándose todo su cariño.

CAPITULO 34

Catalina
Un día más se postraba en su ventana, ese día ni siquiera espero que el día iniciara del todo, estaba
despierta desde hacia mucho tiempo, pero se levanto solo cuando su despertador le indico que era
momento de hacerlo. Estaba extremadamente ansiosa y nerviosa, pero al mismo tiempo segura de si
misma y de que sus palabras iban a convencer a la madre de Tatiana para que viera que su amor era
sincero.

Después de terminar de organizarse, se dirigió a la compañía esperando encontrar a Tatiana allí, pero
al llegar, se encontró con quien menos quería.

Catalina: buen día-sorprendida al verlo- ¿tu que haces aquí?

Rodrigo: cata, será q podemos hablar un segundo

Catalina: creo q ya todo ha quedado claro entre tu y yo

Rodrigo: cata, te lo suplico, solo dame unos segundos

Catalina: lo siento Rodrigo, pero ya tus palabras no causan el mismo efecto en mi, así que por favor, te
pido q te retires

Rodrigo:-se le acerca- pero cata, solo dame unos segundos, no te quito mas tiempo

Catalina: ya te dije q no, y si sigues insistiendo, no me quedara de otra q llamar a seguridad, así que
por favor, déjame en paz, ya no quiero saber nada de ti

Rodrigo:-enojado- es por esa perra ¿verdad? Estas loca, como se te ocurre cambiarme a mi por ella, es
que no ves la gran diferencia entre ella y yo

Catalina: claro que la veo, ella es el ser mas maravilloso de este mundo, mientras que tu, tu no eres
sino una basura mas que contamina las calles y no voy a permitir q vuelvas a interferir entre nosotras

Rodrigo: estas muy equivocada si piensas que esto se va a quedar así, tu de mi no te desases así de
fácil-se se acerca- no te vasa librar de mi, eso te lo juro

Tatiana:-apartando a Rodrigo de catalina- señor por favor le pido q se retire, sino llamo a seguridad

Rodrigo: tú no te metas, que contigo no es el problema

Catalina: tati, tranquila, no hay ningún problema

Tatiana: no doctora, es q  este señor no puede venir a tratarla así-dirigiendo se a Rodrigo-y claro q me
meto porque lo que es ella es conmigo

Rodrigo: ah ¿si? osea que tú eres la perra que se metió con mi mujer-se acerca desafiante a ella-

Catalina:-lo toma del brazo- Rodrigo, lárgate ya

Rodrigo: esta bien, me iré, pero esto no se queda así, vas a pagar por haberte metido con mi mujer,
zorra

Catalina:- le da una cachetada- no te permito que la sigas tratando mal, lárgate ya mismo de aquí

Hombre de seguridad: doctora ¿algún problema?

Catalina: si, saque a este hombre de aquí, y por favor no vuelvan a dejar que entre a esta compañía

Rodrigo: te vas a arrepentir de todo esto, me la vas a pagar- dos hombres lo toman y van sacando-
esto no se queda así-se lo llevan del todo-

Catalina:-se acerca a Tatiana- ¿estas bien? 


Tatiana: si, y tu

Catalina: si, bien

Mariana:-aclarando su garganta- doctora-baja el tono de su voz- todo el mundo esta mirándolas, así
que…

Catalina: gracias mariana-se aleja un poco de Tatiana- bueno, estando todo bien, continuemos con el
trabajo-se dirige a su oficina-

Apenas iniciaba el día y ya se le avecinaban problemas, no le gusto para nada todo lo que había dicho
Rodrigo, le daba un poco temor, por que sabia que él no era un hombre de los q hablan por hablar y
eso la tenia pensando, además, el hecho de q todos en el piso se dieran cuenta de lo había pasado,
también la tenia un poquito preocupada, no tanto por ella, sino por Tatiana, sabia q no le gustaba para
nada la idea que las personas en la compañía se enteraran que entre ellas había algo, pero fue algo que
no pudo controlar y que ahora también tenia que solucionar.

Catalina:-llamando- tati, puedes venir un momento

Tatiana: ya voy doctora

A los pocos segundos entra

Tatiana: ¿me necesitabas?          

Catalina: si, ven

Tatiana:-cierra la puerta, se acerca a catalina y le da un beso- amor perdón, enserio no fue mi


intención q nada de esto pasara, pero no me pude controlar, no podía permitir q él siguiera…-catalina la
calla con un beso-

Catalina: amor, ya, no te preocupes, por mi no hay ningún problema, pero si me preocupa lo que dijo,
es q Rodrigo no es un hombre de hablar por que si, tengo miedo

Tatiana: entonces que hacemos

Catalina: no se, estaba pensando en contratar unos guardaespaldas tanto para ti como para mi, es q no
sé que pueda hacer

Tatiana: no mi amor, pero eso me parece demasiado exagerado, no creo q sea para tanto, solo es
cuestión de cuidarnos un poquito y ya  

Catalina: mmm  bueno, la verdad yo tampoco creo q sea para tanto, pero no se, tengo miedo, y no
quiero q te pase nada, me moriría si te llegara a pasar algo por mi culpa

Tatiana: amor no pienses en eso, q no me va a pasar nada-la besa-

Catalina: ok, pero igual eso me preocupa, oye y-calla- mmm yo creo q todos se dieron cuenta q entre
tu y yo hay algo, ¿que vamos a hacer al respecto?

Tatiana: ¿tú quieres hacer algo al respecto?

Catalina: tu sabes que a mi no me importa que el mundo entero sepa q te amo y que eres mi novia,
pero también sé que a ti no te gusta mucho que las personas sepan de tu vida, y menos en la oficina,
así que no se, dime tu

Tatiana: pues tienes razón, no me gusta, pero si ya se enteraron que más podemos hacer, yo no puedo
negar que te amo

Catalina: ¿entonces si te preguntan si tienes algo conmigo, vas a decir que si?
Tatiana: si tu no le ves ningún problema, si

Catalina:-sonriendo- pues a mi me vale lo que los demás piensen, a mi solo me interesa lo que pienses
y sientas tu, así que por mi no hay problema, te amo-la besa-

Tatiana:-sonriendo- oye amor, y hablando de todo un poco, ¿ya estas preparada para esta noche?

Catalina: ¿Qué pasa esta noche?

Tatiana: amor!!! ¿Como q q pasa?, pues vas a hablar con mi mama, ¿ya se te olvido?

Catalina:-riendo- no amor, no se me ha olvidado, solo estaba molestando, claro que estoy preparada,
voy a convencer a tu mama q te amo con todo mi ser-la abraza-

Tatiana: ok, ya me estabas asustando

Catalina:-riendo- no te preocupes amor que yo ya tengo todo fríamente calculado

Tatiana: así es q me gusta-la besa- bueno amor, yo me voy ya porque tengo mucho que hacer, ¿nos
vemos para almorzar?

Catalina: si amor-la toma de la mano- no quiero q te vayas

Tatiana: yo tampoco me quiero ir, pero tengo q hacerlo, o te quedaras sin secretaria

Catalina: mmm tienes razón-se queda pensado un momento- ¡ya se!, voy a trasladar tu escritorio para
mi oficina, así permaneces siempre conmigo-la abraza-

Tatiana: ay amor, tu si sales con unas ideas súper locas, mejor me voy ya a trabajar antes de que me
salgas con otra locura-la besa- nos vemos ahora-sale de la oficina-   

Después de esto, catalina siguió con su vida laboral normal. La mañana se paso rápidamente y después
de almorzar con Tatiana, la tarde paso aun mas rápida, los nervios ya se apoderaban cada vez mas de
ella, no era fácil hablar con la mama de Tatiana y menos después de todo lo que había pasado, pero
estaba convencida de poder mostrar y demostrar q lo que sentía era realmente cierto y q daría todo por
estar al lado de Tatiana. Así pues, termino la tarde y con ella la espera, la hora había llegado, era ahora
o nunca.

Catalina:-saliendo de su oficina- tati, ¿estas lista?

Tatiana: dame un segundo guardo estos papeles y vamos

Catalina: ok

Tatiana:-la mira expectante- ¿estas nerviosa?

Catalina: para que te digo q no, si si

Tatiana:-riendo- ok, pero no te preocupes q yo estaré ahí contigo-le toma su mano-

Catalina:-le sonríe-gracias amor

Tatiana: no es nada-suelta su mano y termina de guardar los papeles- listo –toma su bolso- ¿vamos?

Catalina:-respira profundo- llego la hora

Tatiana:-riendo- amor ya, no te preocupes mas y vamos-salen tomadas de la mano hacia el sótano-

Catalina:-se sienta en carro y lo enciende- wow, nunca en mi vida había estado tan nerviosa
Tatiana:-toma su mano- amor, yo estoy aquí para ti, no te preocupes q nos va a ir bien-le sonríe-

Catalina:-sonriendo- ok-arranca-

Tras varios minutos de camino, llega por fin a la casa de Tatiana

Tatiana: amor, respira q estas morada

Catalina:-respira profundo- bueno ya –ríe nerviosamente- tu mama me pone nerviosa

Tatiana:-ríe- ya mi amor, tranquila, ya estamos aquí, tu solo se tu misma y muéstrale lo que sientes
por mi, yo sé que ella notara q tu eres la persona para mi

Catalina:-le sonríe- te amo

Tatiana: y yo a ti-la besa- bueno, ¿lista?

Catalina: no, pero ya es hora

Tatiana: ¡amor!

Catalina: ya, si, solo estoy molestando-ríe- solo espero que cuando entre no se me olvide respirar-ríen-

Tatiana: yo espero lo mismo, pero bueno ya, vamos

Catalina: vamos- se quita el cinturón de seguridad y sale del carro-

Tatiana:-toma la mano de catalina- recuerda que siempre estaré a tu lado-catalina sonríe-

Entran a la casa y encuentran a Sandra con su madre esperándolas en la sala.

Catalina: buenas noches

Sandra: ¡cuñadita!, tiempo sin verte-se acerca y le da un beso en la mejilla- ¿como estas?

Catalina: yo muy bien, y ¿tu?

Sandra: mejor que nunca, oye, pero te veo como nerviosa, no te preocupes que mi mama no come
gente-ríe-

Tatiana: Sandra, por favor, no empecemos

Sandra: ok, me quedo callada entonces

Tatiana: nos harías un gran favor

Carmen: bueno muchachas, dejen de pelear q ponen mas nerviosa a catalina, aunque la verdad no
entiendo porque lo esta, pero bueno, muchachas-dirigiendo a Tatiana y catalina- pero no se queden ahí
paradas, sigan y tomen asiento-obedecen- bueno, les prepare algo para que coman, así que me
disculpan un segundo voy y se los sirvo

Sandra: te ayudo mami-se va con ella a la cocina-

Catalina: ves amor, se nota mucho q estoy nerviosa

Tatiana: y si lo sigues diciendo, se te seguirá notando mas, así que tranquila-le toma su mano
fuertemente-

Catalina: gracias amor por estar así conmigo-Tatiana le sonríe-


Sandra:-saliendo de la cocina- niñas, pasen a la mesa

Empezaron pues a cenar. La cena fue silenciosa, la que más trataba de buscar conversación era
Sandra, pero cada una estaba tan concentrada en lo suyo, que no la seguían. Después de algunos
minutos la cena termino y pasaron de nuevo a la sala

Carmen: bueno, ahora si muchachas, me pueden dejar sola con catalina

Tatiana: mama, lo siento pero yo de aquí no me muevo, yo tengo que estar en esta conversación,
porque al fin y al cabo van a hablar de mi, así que tengo derecho a quedarme

Sandra: y yo no me quiero perder el chisme, así que también me quedo

Carmen: Sandra, vete a lavar los platos, y tati, esta bien, te puedes quedar

Sandra: mami pero yo-la interrumpe-

Carmen: pero tu nada, me haces el favor y nos dejas solas, esto solo nos incumbe a las tres

Sandra: esta bien, entonces nos vemos ahora, cata, suerte, creo q la necesitas-ríe y va saliendo de la
sala-

Catalina:-un poquito asustada- gracias Sandra

Tatiana:-Susurrándole al oído- no le prestes atención-le toma su mano fuerte-

Carmen: bueno catalina, antes q nada gracias por venir, para serte sincera, ya estaba pensando que no
ibas a venir, así que, primero que todo, quiero una explicación de todos estos días de ausencia

Tatiana: mama, yo ya te había dicho…-la interrumpe-

Carmen: dije catalina, no Tatiana, así que déjala responder

Catalina: bueno señora, sé que merece una explicación y de paso unas disculpas por mi ausencia, pero
en esos días estuve un poquito enferma y con mucho trabajo, así que por eso no puede venir

Carmen: aja, y ustedes creen q yo nací ayer ¿verdad?, necesito la verdad, y se q esa no es, así que
hablen

Tatiana: mama, eso es lo q paso, si no quieres creer, allá tu, pero fue lo q paso

Carmen: si tati, y por eso fue q durante esa “enfermedad” y “ocupación” te la pasaste deprimida
¿cierto?-Tatiana calla- quiero la verdad, ¿Qué paso durante ese tiempo?

Catalina: esta bien doña Carmen, quiere la verdad, le voy a contar la verdad

Tatiana: cata espera

Catalina: tranquila amor, igual creo q es importante que tu mama sepa q paso

Tatiana: ok

Catalina: bueno doña Carmen, lo que paso fue lo siguiente, durante ese tiempo, estuve saliendo con mi
ex novio-se detiene y trata de buscar las palabras para continuar- él, fue una persona muy importante
en mi vida, nos íbamos a casar, pero-calla- cometió una estupidez y nuestra relación termino, eso paso
hace algún tiempo, desde entonces no me había vuelto a enamorar, hasta que llego Tatiana-la mira y le
sonríe- El caso está, en q él volvió, y al llegar me confundió-calla- mire doña Carmen, sinceramente ese
tiempo que pase ausente, me la pase con él, sé que estuvo mal, sé que jamás debí dudar de lo que
sentía por tati, fui una estúpida por llegar tan si quiera a pensar en él, pero le puedo asegurar que ese
tiempo que pasé a su lado, me demostró de definitivamente lo que siento por Tatiana es amor, y
aprovecho este momento para pedirle perdón a ella y a usted, por dudar.    

Tatiana: amor, tu sabes q eso ya es tema pasado

Carmen: pues para mi es tema presente y pues bueno catalina, te agradezco por ser sincera conmigo,
pero eso me genera muchas dudas. Primero que todo, ¿Por qué dudaste?

Catalina: por boba, por dejarme guiar por cosas del pasado, yo a él lo quise mucho y me dolió mucho
cuando terminamos así que cuando volvió fue un impacto muy grande, no sabia que hacer, recordé
todo lo que viví a su lado y me genero muchas confusiones.

Carmen: ¿entonces como estas tan segura que amas a mi hija si tenias tantas confusiones?

Catalina: lo que pasa doña Carmen, es q las confusiones son de aquí-se señala su cabeza- pero lo que
siento por tati, es de aquí-se señala el corazón- puede parecer muy bobo o cursi lo que digo, pero le
puedo prometer, que el día en que me senté y deje de pensar y me dedique a sentir, mi corazón
traspaso las tinieblas de mi mente y me dejo claro, que a la persona que yo amo y con la que quiero
estar el resto de mi vida es Tatiana.

Carmen: no se porque, pero hay algo en tu mirada que me dice q estas hablando con la verdad, pero
entonces, ¿Qué pasó con tu ex?

Catalina: pues le dije la verdad, que estaba enamorada de una mujer, que la amaba con toda mi alma
y que no iba a permitir q él se volviera a meter en vida.

Carmen: y ¿cómo fue su reacción?

Catalina: no lo tomo muy bien que digamos, se enojo y hasta me amenazo, pero ya le deje claro q
haga lo q haga yo seguiré amando a tati

Carmen: ¡te amenazo!, eso si esta muy grave, ¿Qué piensas hacer al respecto?

Tatiana: nada mama, solo fueron palabras, no vamos a preocuparnos por eso

Catalina: pues yo le comente a tati la idea de contratar unos escoltas por si acaso, pero no quiere

Carmen: bueno es q es una medida algo extrema, pero si deberían tener mas cuidado, bueno, no nos
desviemos del tema. Entonces, dime ¿Qué intenciones tienes con mi hija?

Catalina: solo las mejores, como se lo he dicho desde q usted supo q teníamos una relación, yo a
Tatiana la amo, y solo quiero hacerla feliz, quiero poder estar con ella y q ella pueda estar conmigo sin
ninguna complicación, quiero q sea la persona con la q despierte cada mañana para compartir con ella
mi vida entera

Carmen: pues hablas muy bonito, pero del dicho al hecho hay mucho trecho y es muy fácil decir ahora
q amas a mi hija, pero si una vez dudaste, ¿Quién me dice a mi q no vas a volver a hacer sufrir a mi
hija?

Catalina: la entiendo doña Carmen, sé que conociendo todo esto que le digo ahora no es muy fácil que
crea en mis palabras, pero si usted me lo permite, se lo demostrare, no crea en mis palabras, crea en
mis actos

Carmen: eso me gusta mas, pero aun no estoy convencida, puede q de verdad tu quieras a mi hija y
ella a ti, pero deben también tener en cuenta que no va a ser fácil, ¿Qué piensa tu familia de esto?

Catalina: en realidad solo lo sabe mi hermano, Migue, usted lo conoció -Carmen asiente-  él me apoya
100%, adora a Tatiana y se puede decir que es nuestro cupido-ríe- desde q supo de nuestra relación se
ha dedicado a ayudarnos y apoyarnos
Carmen: ¿y tus padres?

Catalina: ellos en este momento están fuera del país, se fueron de vacaciones por un año, así que no
he tenido la oportunidad de hablar con ellos, pero apenas tenga la oportunidad de contarles, lo haré,
ellos ya conocen a tati, como es de su conocimiento, mi padre fue su jefe por mucho tiempo y pues yo
sé que él la adora y mi mama también

Carmen: si tienes razón, pueden adorar a Tatiana, la secretaria de la compañía, pero ahora Tatiana es
la novia de su hija, SU HIJA ya eso cambia completamente las cosas

Catalina: si señora yo entiendo, pero créame q al igual q a usted, les demostrare q lo q siento por ella
es realmente amor, y así podre convencerlos q ella y yo tenemos futuro

Carmen: esta bien, siento q tus palabras son sinceras y espero q si lo sean, ahora otra cosa-catalina la
mira expectante- bueno, tu sabes, tati sabe y yo se, que esta relación entre ustedes es inusual, si te
soy sincera nunca llegue a pensar que alguna de mis hijas fuera a salir con un tipo de preferencias
sexuales diferentes, pero en vez de una, fueron las dos y como todas sabemos aquí, esto ha sido un
golpe muy duro para mi, no tanto por q lo sean, eso lo respeto, el problema para mi es la maldad que
se maneja en el mundo, no quiero por ningún motivo que mis hijas estén expuestas a cualquier tipo de
habladurías, no quiero q la gente las empiecen a catalogar y hablar mal de ellas y de sus parejas, eso
es algo que no toleraría, ¿tu que piensas al respecto?

Catalina: mire doña Carmen, la entiendo, a nadie le gusta que hablen mal o que digan cosas que
puedan ser hirientes para uno, a mi tampoco me gusta, pero la vida me ha enseñado q hagas lo q
hagas, siempre va a haber alguien que hable mal de ti, no podemos complacer a todo el mundo, si
hacemos eso lo mas probable es q  muriéramos locos, así que, realmente ya las cosas q los demás
digan de mi, me resbalan, no con eso estoy diciendo que a ustedes también les debe resbalar, y en eso
he sido clara con Tatiana, si ella quiere q sea discreta, lo seré, y si usted me pide eso, también lo haré

Carmen: bueno, pues entonces te pido por favor q seas discreta-catalina asiente-bueno, no siendo mas,
bienvenida a la familia

Catalina:-sonriendo- ¿enserio?

Carmen: no, estoy jugando, ¡pues claro q es enserio! ¿O no quieres q lo sea?

Catalina: si, claro, eso es lo q mas he querido en la vida, doña Carmen gracias, de verdad me esta
haciendo la mujer mas feliz del mundo en este momento

Carmen: pues bueno, ya sabes que aun estas en periodo de prueba, pero si, igual yo no le puedo
prohibir a mi hija querer, además ella ya esta muy grande, ya debe saber q es lo quiere en esta vida, y
si te quiere a ti, yo no puedo hacer nada al respecto. Eso si, si vuelvo a ver q esta sufriendo por tu
culpa, no respondo

Catalina:-sonriendo- muchas gracias doña Carmen por darme esta oportunidad

Carmen: no agradezcas nada mi niña, y ya deja de decirme “doña Carmen” ya me puedes decir
suegrita-ríen-

Catalina: ok, mmm suegrita, ve, suena hasta lindo-ríe-

Tatiana: mami gracias-salen unas lagrimas de sus ojos- nunca imagine sentir tanta felicidad, de verdad
mami, gracias-la abraza-

Carmen: ya mi bebe, no llores, mira q ya acepte a tu novia, debes estar sonriendo en vez de estar
llorando

Tatiana:-se separa de ella, sonríe y seca sus lagrimas- ok, no mas lagrimas
Carmen: bueno mis niñas, creo q ya ha sido suficiente por hoy, creo q deben hablar, así q yo me retiro.
Sandra, deja de estar ahí parada pegando la oreja a ver q mas puedes escuchar y ven a ayudarme a
subir

Sandra:-entrando a la sala- contigo no se puede

Carmen: eso te digo a ti q vives pendiente de las conversaciones ajenas, que vicio mas feo

Sandra: perdón mami pero es que esto estaba muy bueno, no me lo podía perder

Carmen: si claro-se levanta de la silla- más bien vamos pues q ya es muy tarde. Muchachas, nos vemos
después, q tengan buena noche

Tatiana: ok mami, y de nuevo gracias, te adoro-la abraza fuertemente-

Catalina: suegrita-le sonríe- que tenga buena noche, mmm le puedo dar un abrazo

Carmen: claro hija eso no se pregunta-la abraza-

Catalina: muchas gracias, de verdad, no la voy a decepcionar

Carmen: no lo hagas por mi, hazlo por tati, yo se q ella te quiere de verdad, así q aprovecha ese
cariño, porque un cariño mas puro q el de ella, no vas a encontrar

Catalina: eso lo tengo muy claro-le sonríe- bueno entonces q descanses y de verdad muchas gracias

Sandra: chao cuñis y felicitaciones, ya pasaste la prueba de fuego

Catalina:-sonriendo- gracias Sandra, q tengas buena noche-se van y las dejan solas-

Tatiana:-sonriendo- te amo

Catalina: yo te amo mas-la besa- me alegra mucho q tu mama acepte nuestra relación, estoy feliz!!!

Tatiana: yo mas-la abraza- no pensé q mi mama aceptara, la verdad yo venia preparada para hacer de
todo-ríe- enserio, estaba dispuesta a enfrentármele

Catalina:-ríe- pero gracias a Dios todo salió bien, ahora si, a demostrarle a tu mama q te amo-la besa-
amor, esto definitivamente hay q celebrarlo, mmm ¿te parece si mañana vamos a cenar?

Tatiana: me parece excelente idea

Catalina:-sonriendo- ok, pero entonces mañana cuadramos bien, ¿listo amor? Es q ya esta muy tarde y
también me da pena con tu mama

Tatiana: si mi amor, dale, entonces nos vemos mañana, te voy a extrañar

Catalina: yo también, ya quiero q sea mañana

Tatiana: bueno, ya falta poco

Catalina: si tienes razón, bueno amor, entonces ya me voy-coge sus cosas y se dirige a la puerta junto
con Tatiana- no olvides q te amo y que siempre estarás en mi corazón-la besa-

Tatiana: yo también te amo, descansa arto amor q mañana va a ser un día pesado

Catalina: ok mi vida, entonces q tengas lindos sueños, hasta mañana

Tatiana: hasta mañana-la besa y le abre la puerta-


Ya en su carro catalina hizo un recuento de todo lo que había pasado, estaba sumamente feliz, ya
habían podido superar esta difícil prueba y cada día estaba más segura de su amor por Tatiana, pero
aún las palabras de Rodrigo rondaban en su cabeza. Al llegar a su casa, se dio un baño y cayo de nuevo
en un profundo sueño.

CAPITULO 35

Fantasías, ¿Quién no ha tenido una? Se puede decir que es una de las cosas más excitantes que se
puede hacer, siempre y cuando haya un acuerdo. Bien llevada, es una experiencia única, inimaginable,
sencillamente espectacular, en una ocasión leí que  las  fantasías sexuales eran unas   representaciones
mentales creadas por nuestro inconsciente teniendo como tema principal las relaciones sexuales y
nuestro querido Freud las definía como  "representaciones no destinadas a ejecutarse”, puede que él
no las pudiera ejecutar, pero hoy en día, solo bastan las ganas y la disposición para hacerlas realidad.
En este relato plasmo mi fantasía, ya miraran ustedes si es la de catalina o la de Tatiana y luego me
cuenta, espero que acierten :D y ahora mi pregunta es ¿Cuál es tu fantasía?

Tatiana

Un nuevo amanecer daba certeza que un día mas iluminaba su vida. Se sentía la mujer más feliz del
mundo, estaba dichosa de poder vivir su amor estando su madre de acuerdo con este. Ese día, por más
que intentara disimular, una hermosa sonrisa en su rostro acompañaba su gesto.

Al llegar a la oficina, organizo todo lo previsto para ese día y espero con ansias que llegara catalina.

Mariana: buen día tati-le da un beso en la mejilla

Tatiana:-con una súper sonrisa- buen día mari, ¿Cómo estas?

Mariana: pues yo muy bien, y a ti ni te pregunto porque te ves dichosa, ¿Qué paso?

Tatiana: ayer mi mama y cata hablaron, y mi mama la acepto-sonríe- estoy súper feliz, no sabes todo
lo que yo deseaba que mi mama la aceptara

Mariana: que buena noticia, me alegro mucho por las dos, se lo merecen, pero ¿que dijo tu mama? ¿No
les puso mucho problema?

Tatiana: pues maso, a cata le toco contarle todo lo de Rodrigo, pero a pesar de eso la acepto, ya hasta
le dice suegrita-ríen-

Mariana: no pues ya avanzaron mucho, que bueno

Tatiana: si, vamos a ver cuando te animas tú para que quedemos todas en familia –ríe-

Mariana: -completamente seria- oye no, dele tiempo al tiempo, no me avientes así de feo con tu mama

Tatiana: pero cual es el miedo pues, mi mama te adora!! Eso lo sabes, era como una hija para ella, si le
fue bien a cata que no la conocía, a ti te ira mejor

Mariana: pues yo no estoy muy segura, no se, da mucho miedo enfrentarse a tu mama, ella pensara
que me metí a tu familia a corromperlas, no se, además mira pues, yo siendo si hija adoptada y salirle
también con las mismas? No creo que le simpatice mucho.

Tatiana: boba, como se te ocurre decir eso, yo sé que mi mama estará feliz de saber que ya conformas
mas parte de la familia

Mariana: mmm vamos con calma tati, no te aceleres a las cosas

Tatiana: ok, entonces mejor no digo mas-las puertas del ascensor se abren, saliendo de ellas catalina-

Mariana: ay no, que linda!!! La viste y de inmediato se te iluminaron los ojitos


Tatiana:-mirando fijamente como se acercaba- es que ella es la luz de mis ojos

Mariana: si no me lo dices, no me doy cuenta-ríe-

Catalina: buen día niñas, ¿Cómo amanecieron?

Mariana: yo muy bien, pero tati esta mejor, la tienes mal!!

Catalina: mas bien, el amor nos tiene bien-sonríe-

Tatiana:-sonriendo-lo mismo digo

Mariana: bueno, yo como que sobro aquí, así que me voy-se va, pero se devuelve- ah! Niñas, una
cosita, tengan mas cuidado que ya están hablando muchas cositas por ahí-se intenta ir pero catalina la
detiene-

Catalina: mari espera-mariana la mira-¿Qué es lo q están diciendo?

Mariana: pues nada, que al parecer ustedes tienen algo y que Rodrigo era tu novio y que tati te
enamoro  y por eso terminaste con él, para estar con ella y que por eso fue el escandalo de ayer, hasta
me han preguntado si yo se algo, pero les he dicho que no, que solo son habladurías.

Catalina: mmm ok, muchas gracias mari

Mariana: no es nada, ahora si, me voy a trabajar, que tengan buen día-se va-

Catalina: puedes seguir a mi oficina por favor

Tatiana: si doctora ya voy.

Catalina: -entra a la oficina, deja sus cosas en el escritorio y se sienta en el borde de este- cierra la
puerta por fa

Tatiana:-cierra la puerta, se acerca rápidamente y la besa- ¡te amo!

Catalina:-sorprendida- wow, me encanta tu efusividad-la toma de la cintura y la atrae mas hacia ella-
te amo- la besa-

Las caricias por parte de catalina no se hicieron esperar, sus manos recorrían la espalda de Tatiana de
arriba abajo mientras la pasión se apoderaba de sus besos.

Tatiana:-separándose y tomando aire- amor!!! Aquí no, tranquila

Catalina: si-respira profundamente- perdón, es que no me pude controlar, pero ya-se levanta del
escritorio y se sienta en su silla-

Tatiana:-se acerca, se sienta en sus piernas y rodea su cuello con sus brazos- te ves tan linda cuando
estas así, tienes los ojitos todos iluminados, te ves hermosa-la besa-

Catalina: se claro, y tu bien mala provocándome mas, mira que si sigues así, no respondo-se acerca e
intenta darle un beso pero Tatiana se levanta y se siente enfrente-ves, hoy estas malvada

Tatiana: para nada, solo hice lo q me pediste

Catalina: ah! Entonces estas súper obediente hoy-se levanta de la silla y se acerca a ella- ¿vas hacer
todo lo que yo diga?

Tatiana: mmm déjame pensarlo y más tarde te lo digo

Catalina: -ríe- ok, eso me gusta


Tatiana: a mi me gustas tu, me encantas, me muero por ti-se acerca a solo milímetros de su boca y la
mira a los ojos- te amo-baja su mirada a sus labios, muerde los suyos y se sienta- pero bueno doctora
tenemos q organizar lo que tienes q hacer hoy

Catalina:-riendo- hoy estas muy cruel, pero ¿sabes que? Me encanta-se dirige a su silla y se sienta-
bueno Tatiana, que hay para hoy

Tatiana:-abre su agenda- pues doctora, en la mañana tiene reunión con el doctor zapata y el doctor
Martínez y en la tarde tiene un almuerzo con el doctor Ledesma-cierra la agenda- A bueno, me falto
algo-abre de nuevo su agenda y hace que lee- Y en la noche tiene una cena con su novia-sonríe-

Catalina: de todo lo q tengo agendado, definitivamente lo que mas me gusto fue lo ultimo-sonríe-
entonces le puedes decir a mi novia que este lisa para esta noche y que la amo   

Tatiana:-sonríe- ok doctora, ya mismo le digo-guarda su agenda- bueno, no siendo mas-se levanta de


la silla-

Catalina: no tati, espera, tenemos que hablar de algo importante, toma asiento por favor

Tatiana:-se sienta- esta bien ¿Qué paso?

Catalina: tati, ¿a ti no te molesta que están hablando de nosotras?

Tatiana: pues-calla- la verdad, si me molesta un poco, no me gusta que las personas estén hablando de
mi vida privada y menos que inventen tantas cosas

Catalina: si amor, eso también me molesta, pero entonces ¿Qué hacemos al respecto?

Tatiana: pues no se cata, sinceramente yo no soy capaz de negarte, pero tampoco quiero que toda la
compañía hable de nosotras

Catalina: pues amor, recuerda lo que dije anoche en tu casa, si nos ponemos a complacer a todo el
mundo no vamos hacer nada, así que no se, yo tampoco quisiera ocultarte

Tatiana: ok, entonces “que digan lo que quiera que hablen mal de mi, mi amor no te preocupes yo te
hare feliz”-ríen-

Catalina: cantas hasta bonito, el vallenato te queda bien-ríen. Pero bueno, entonces así quedamos

Tatiana: ok, entonces ¿ahora si puedo irme?

Catalina: ¿Qué? ¿Tienes muchas ganas de irte?

Tatiana: ¡no! Solo que ya llevamos mucho tiempo aquí encerradas y pues igual hay q ser prudentes

Catalina: -ríe- ok, tienes razón, entonces dale, nos vemos mas tarde, te amo

Tatiana: y yo a ti-se levanta e intenta salir pero catalina la detiene-

Catalina: ¡tati!-Tatiana voltea a verla- organízate la ropa y aplícate un poco de lápiz labial porque te lo
quite todo, ya sabes, hay q ser prudentes-ríe-

Tatiana:-organizándose y ruborizada- que mala eres, pero así te amo, chau-sale de la oficina-

Al salir, noto como varias de sus compañeras se quedaron viéndole de arriba abajo y los murmullos no
se apoderaron de la sala, aun así, no dejo q nada de esto le afecta y continuo normal con su trabajo. La
mañana trascurrió a paso lento, haciendo que pudiera adelantar varios de sus trabajos atrasados.

Mariana: tati!!-gritando y golpeando la mesa-


Tatiana:-asustada- ¿que paso?

Mariana: nada, que feliz día del árbol

Tatiana: ¿que? ¿De que me hablas?

Mariana: ay tati, tu definitivamente estas en la nebulosa, nada que hoy me siento demasiado ignorada
por ti, eso es lo que pasa

Tatiana: ay mari, perdón, es que enserio no se donde tengo la cabeza

Mariana: yo si sé donde la tienes, y precisamente la estoy viendo en este momento-Tatiana voltea y ve


a catalina salir de su oficina-

Catalina: hola niñas-sonríe- tati, ¿estas lista para el almuerzo?

Tatiana: ¿almuerzo? Pero si tu tienes el almuerzo con el doctor Ledesma ¿o ya te se olvido?

Catalina: no, pero necesito a mi asistente personal para esta reunión-sonríe- así que. ¿Vamos?

Tatiana:-sonríe- esta bien, dame unos minutos y listo

Catalina: cok, tomate tu tiempo

Mariana: bueno, se me acaba de dañar el parche para ir a almorzar, pero bueno-ríe- entonces me voy a
ir a aguantarme a ese puñado de chismosas

Tatiana:-ríe- eso te pasa por se la mejor amiga de la novia de la jefe, ¿cierto amor?

Catalina:-riendo- si, a la próxima deberías escoger mejor tus amistades

Mariana:-sorprendida- y ¿ustedes por qué están hablando de esto tan abiertamente? De que me perdí

Tatiana:-ríe- de nada mari, solo que hemos estado hablando de esto y ninguna esta dispuesta a ocultar
lo nuestro, así q no importa lo q los demás piensen o hablen, lo q verdaderamente importa es lo
sentimos y ya, así que pues normal, dile a esa manada de chismosas que ya dejen de inventar tanto y
q cata y yo si andamos, ¿verdad amor?

Catalina: si amor, y de paso les dices que yo a esta mujer la amo-sonríe-

Mariana:-sonriendo- ok, un peso menos que cargo sobre mis hombros porque enserio ya no sabia que
mas decir, definitivamente las mujeres somos demasiado insistentes

Tatiana:-riendo- si, tienes toda la razón, pero entonces mari nos haces ese favor-toma su bolso junto
con su agenda- ahora nos vamos por que ya estamos medio tarde

Catalina: ¿tarde? Estamos apenas

Tatiana: no, llevamos 5 minutos retrasados así que vamos ya

Mariana: como siempre tati tan meticulosa con el tiempo, yo realmente no te imagino a ti en la cama,
¿también contabilizas el tiempo en el llegas o que?-ríe-

Tatiana:-ruborizada- ¡no! Y no me molesten con el tiempo, yo no tengo la culpa q a ustedes eso no les
importe, y vamos ya que vamos a llegar tarde

Mariana: ves cata, si contabiliza el tiempo-ríe-

Catalina:-riendo- yo creo q si-se hace la sorprendida- con razón siempre miras el reloj antes de
empezar y cuando terminamos
Tatiana:-completamente ruborizada- ¡QUE NO! Y ya dejen de molestar con eso

Catalina: no amor espera, ¿Cuánto tiempo te demoraste el llegar la última vez? Ese dato es
importante-ríen-

Tatiana:-completamente seria-ustedes dos-las señala- no me simpatizan-toma su bolso y se dirige al


ascensor-

Mariana:-riendo- ok tati, buen provecho y toma el tiempo para ver cuanto se demora el almuerzo, no
vayas a llegar tarde-ríen-

Catalina: bueno mari nos vemos ahora, voy a tratar de contentar a la fiera, buen provecho en tu
almuerzo, chauu

Mariana: lo mismo para ti, chao-ambas parten a sus respectivos destinos-

Tatiana:-esperando el ascensor- ¿ya? ¿Ahora si nos podemos ir?

Catalina: si amor, ya-se quedan en silencio unos segundos- amor, ¿estas bravita?

Tatiana: no, para nada

Catalina: si, estas bravita

Tatiana: que no

Catalina: que si, mira q se te nota en los ojitos y en la forma en como te expresas, así toda cortante-
Tatiana no contesta nada- ok amor, discúlpame si, perdón por jugar tan feo, te prometo q no lo vuelvo
hacer, pero es q tu sabes q a mi me encanta molestar y jugar así, pero ya, no lo vuelvo hacer, mmm
bueno, al menos no contigo, ¿si?

Tatiana: es q amor, tu siempre te juntas ya sea con Sandra o con mariana para hacerme sentir mal, y
esta bien, yo me dejo recochar, pero es q ustedes se pasan

Catalina: si amor tienes razón, oye-se quede en silencio un momento- espera, tu siempre te enojas
cuando las cosas con las q molestamos son ciertas-se sorprende- ¿ósea que si es enserio? 

Tatiana: -sonrojada- no-llega el ascensor con algunas personas en el y entran- buenas tarde

Todos: buenas tardes-se quedan mirándolas-

Catalina:-le susurra en el oído- de esta no te salvas-el ascensor se va vaciando hasta quedar ellas
solas- ahora si, ¿en que estábamos?

Tatiana: en nada-llegan al sótano y se dirigen al carro-

Catalina:-detrás de ella- ¿es verdad?

Tatiana: que no, yo soy lo mas maniática del mundo con  respecto al tiempo, pero en eso no,
¿contenta?

Catalina: ok, ya dejemos así, no te vuelvo a molestar con eso-entran al carro y lo prende- amor, que
tienes ahí-señalándole la cara-

Tatiana: ¿Dónde?-tocándose la cara-

Catalina: aquí-se acerca y le da un beso- es que tenias un beso esperando por mi

Tatiana: ay amor, tu si eres ocurrente, por eso te amo


Cata:-se pone el cinturón y arranca- ¿por eso nada mas? yo pensé que había mas

Tatiana:-sonriendo- si, nada mas por eso

Catalina:-con cara triste- ok, por lo menos me amas por algo bonito

Tatiana: ay amor, tu sabes que yo te amo por todo lo que tu eres, así no preguntes bobadas

Catalina:-sonriendo- si amor yo se

Tatiana: amor, y cambiando un poquito de tema, ¿por qué me trajiste a esta reunión?

Catalina: no pues es que ¿recuerdas la llamada que recibí esta mañana de la secretaria de Arturo?-
Tatiana asiente- pues bien, ella me dijo que era necesario que llevara a mi asistente que porque las
íbamos a necesitar

Tatiana: mmm ok, oye ¿sabes q? a mi esa secretaria del doctor Ledesma no me genera confianza, es
que no se, siempre me mira raro y en ocasiones me ha tratado mal

Catalina: pues yo nunca la he visto, pero tranquila que igual yo estaré a tu lado-toma su mano-  y si te
llega a medio mirar mal, se las ve conmigo

Tatiana: -sorprendida- pero que agresividad-ríe- no amor, tranquila, igual ella frente su jefe es toda
pasiva, entonces no pasa nada

Catalina: es que él sabe como domarla-ríe- eso es algo que tenemos todos los jefes

Tatiana: ¿ah si?, no pues tan domadora tu-ríe-

Catalina: mmm, ¿me estas queriendo decir que yo no te he domado?

Tatiana: eso es algo que deberías saber, ¿me ves domada?

Catalina: yo creo que si

Tatiana:-ríe- ok

Catalina: esa risa tuya me hace dudar, pero bueno, esta noche nos daremos cuenta

Tatiana: ¿esta noche?

Catalina: claro amor, ¿o ya se te olvido que me dijiste que ibas hacer lo q yo quisiera? Pues con eso de
q estas toda obediente

Tatiana: yo no te dije eso, solo dije que lo iba a pensar

Catalina: bueno, eso para mi es un si-llegan al restaurante- bueno, hasta aquí nos trajo el rio-parquea
el carro, lo apaga y se bajan- ¿traes todo?

Tatiana: aja, aquí tengo rodo-entran al restaurante y visualizan la mesa donde quedaron de
encontrarte-

Arturo:-efusivamente- Catalina Campusano-se levanta de su silla- tiempo sin verte-le da un beso en la


mejilla- estas-la mira de arriba abajo-wow, hermosísima como siempre

Catalina: gracias Arturo, tu como siempre tan querido, mira, te presento a Tatiana, mi secretaria

Arturo: si, ya nos conocíamos, ¿Cómo esta señorita?

Tatiana: muy bien doctor ¿y usted?


Arturo: más que bien al tener todas estas preciosidades a mi lado-sonríe- cata, te presento a Manuela,
ella es mi secretaria

Manuela: mucho gusto doctora-le da su mano-

Catalina: el gusto el mio, eh, ustedes ya se conocían ¿verdad?-refiriéndose a Tatiana y manuela-   

Tatiana: si doctora, ya nos conocemos

Cata: ok, entonces que les parece si comenzamos-toman asiento- bueno Arturo, yo si quisiera que
habláramos de las exportaciones que se están realizando, porque sinceramente hay cosas que no me
están quedando claras

Arturo: tranquila mi amor, no te me preocupes ni te me aceleres- le toma su mano- primero


ordenemos lo que vamos a comer, ¿te parece?

Catalina: mmm ok-llama la mesero y hacen sus pedidos-

Arturo: oye catalina, enserio, estas hermosísima, te ha sentado súper bien el cargo

Catalina: gracias Arturo-mira a Tatiana- pero bueno, aprovechemos el tiempo mientras esperamos y
hablamos de lo importante

Arturo: ok preciosa, como quieras-le sonríe-

Empezaron pues la conversación que tenían pendiente, mientras Tatiana y manuela  tomaban nota
atentas. Había lago que estaba sacando de sus casillas a Tatiana y era el hecho que Arturo se tomara
atrevimientos con catalina, tocaba su mano, su rostro, le decía “mi amor”, “cariño”, realizaba
comentarios que generaban en ella unos celos casi incontrolables. Llego un momento donde no se
aguantó más y se excuso para dirigirse al baño, al llegar allí, traro de tranquilizarse, entro a uno de los
cubículos, respiro profundo por varios minutos y al salir, se encontró de frente con manuela.

Tatiana: -asustada- oye! que susto

Manuela: perdón, no era mi intención asustarte

Tatiana: ok, no hay problema-se dirige al lavamanos-

Manuela: mmm oye, te tengo una pregunta

Tatiana: si claro, dime

Manuela: ¿yo te caigo mal? Es que siempre mantienes como cierta distancia conmigo y nunca manejas
ningún tipo de comunicación, algo que por lo general hago con la mayoría de la compañía.

Tatiana:-mirándola por el espejo- para nada, pues normal, solo que no se-se voltea y la mira- ¿sabes
que? Antes yo pensaba que eras tu a la que yo le caía mal, pero no es así-le sonríe y se dirige al
dispensador de toallas-

Manuela: -siguiéndola con la mirada- ¿caerme mal tu a mi? Para nada, todo lo contrario-se le acerca-
tu me caes bien, mas que bien, diría yo

Tatiana: ok-se aleja un poco- mmm ¿vas a entrar?-señalando uno de los cubículos-

Manuela: no, ya lo hice

Tatiana: ok, entonces ¿vamos?

Manuela: si dale- se dirigen a la puerta, pero antes de abrir manuela la detiene-oye espera
Tatiana:-voltea a verla-dime

Manuela: sé que tal vez después de esto, si te caiga mal y hasta no quieras saber mas de mi, pero no
me puedo aguantar mas-ágilmente le pone seguro a la puerta y se acerca a Tatiana-

Tatiana:-retrocediendo- ¿pero que haces?

Manuela: algo que debí haber hecho desde hace mucho tiempo-la arrincona contra la pared y al ver que
no tiene salida la besa-

El beso fue forcejeado, tati trataba por todos los medio posibles separarse de ella, pero la fuerza de
manuela era mayor y lograba controlarla disfrutando un poco de aquel beso. En un momento en el que
no sabia que hacer para separarse de ella, Tatiana mordió su labio inferior, con tal fuerza que llego a
reventárselo y de esa manera logro liberarse de ella.

Tatiana:-agitada- no se te ocurra volver hacer eso en tu vida, me oíste!!

Manuela:-con su labio completamente hinchado y sangrando- ok, no lo vuelvo hacer-limpiando su


labio-pero a pesar del dolor y sangrado, estoy conforme por haber podido tan siquiera probar tus labios

Tatiana: estas loca-tocan la puerta-

Catalina: -detrás de la puerta- niñas, están bien, abran por favor-Tatiana sin pensarlo dos veces abre y
catalina entra-¿Qué esta pasando aquí? –Mira a Tatiana y a manuela-¿Qué te paso manuela?-se acerca
a ayudarla-

Manuela: nada doctora, es q soy muy torpe, cuando Salí de uno de los cubículos me resbale y me
golpee la boca con eso-señala el lavamanos- y mira como quede-muestra su labio-

Catalina: -sarcásticamente- oye, pero te diste durísimo, entonces ven, vamos donde el encargado para
que te presten los primeros auxilios, -mira a Tatiana- y tati, a la próxima no la muerdas tan duro, mira
que le pudiste arrancar el labio

Manuela:-sorprendida y sonrojada- no.. doc tora…ella, ella no me mordió, yo me caí

Catalina: aja manuela, y yo nací ayer, pero bueno, vamos pues y te advierto una cosa, si vuelves a tan
siquiera intentar besarla de nuevo, ya no será ella quien te muerda sino que te la veras conmigo,
¿entendido?

 Manuela:-asombrada- osea que ustedes son-catalina no la deja terminar-

Catalina: si, somos pareja, y pues ya lo sabes, soldado advertido, no muere en guerra

Manuela:-apenada- perdón doctora, enserio no sabia nada de esto, si lo hubiera sabido no lo habría
hecho, discúlpeme por favor

Catalina: bueno, ya lo sabes, ahora vamos. Tati, ve donde Arturo y dile q vamos donde el encargado
para solucionar esto.

Tatiana: ok-se dirige donde Arturo- doctor, hola, mmm, la doctora catalina le manda a decir que en
este momento se encuentra donde el encargado del restaurante por que manuela tuvo un pequeño
accidente, entonces están allá.

Arturo:-preocupado- pero ¿Qué paso? ¿Manuela esta bien?

Tatiana: si doctor tranquilo, solo fue un pequeño golpe, pero esta bueno

Arturo: no! Pero como paso esto-se levanta de la silla, se dirige a buscarlas estando Tatiana detrás de
el- ¿que paso?-entrando y mirando a manuela- manuela, ¿como estas?
Manuela: bien doctor, ya me dieron unos medicamentos para calmar el dolor y desinflamar un poquito

Arturo: pero ¿que te paso? ¿Cómo te hiciste eso?

Manuela: -sonrojada mira a Tatiana y a catalina- por torpe doctor, me resbale y caí en el lavamanos y
me revente el labio y pues ya la doctora catalina me trajo y aquí me tiene, ya estoy bien

Arturo:-mira a catalina y la toma del brazo- es que definitivamente eres todo un angelito

Tatiana: con permiso-sale furiosa de ahí-

No aguantaba más, estaba muy alterada por todo lo que había pasado, en el momento de llegar a la
mensa en donde estaban, tomo una copa de vino y se la tomo sin pensarlo dos veces

Catalina:-se sienta a su lado y toma su mano- amor, cálmate, no pasa  nada

Tatiana: eso lo se, pero no me puedo aguantar, tengo una mezcla de celos y rabia, no me gusta que
ese-calla y respira profundo- señor te trate así y tampoco me gusta el hecho que manuela me haya
besado

Catalina: si, todo esto ha sido demasiado aburridor, pero bueno, ya falta poco, pues ya casi esta todo
listo, así que no te preocupes-aprieta su mano-

Arturo:-llega a la mesa con manuela- bueno bellas damas, ¿en que íbamos?-se sientan-

Catalina: pues creo q ya todo esta listo, solo falta que vayas a la compañía mañana para la reunión con
los proveedores para presentarles todo lo que hemos hablado hoy

Arturo: ¿osea que ya se acabó nuestra reunión?

Catalina: si

Arturo: ah que lastima!, yo quería pasar mas tiempo disfrutando de tu belleza-intenta tomar su mano
pero catalina se lo impide-

Catalina: Arturo, lo siento, pero ya colmaste mi paciencia, así que te pido el favor que te comportes y
no digas mas esas cosas, por si no lo sabias y soy una mujer comprometida y amo a mi pareja, así que
te pido el favor que ya no sigas coqueteándome porque sinceramente, pierdes tu tiempo y de paso, me
dañas el genio.

Arturo: ok, perdóname si te incomode, no sabia que te fuera a molestar tanto, intentare dejar de
decirte ese tipo de cosas

Catalina: ok, entonces, no siendo mas, nosotras nos retiramos-Tatiana empieza a guardar todo- Arturo,
un gusto poder haber arreglado todo, nos vemos mañana a las 10 am en la sala de juntas, y manuela,
cuídate ese labio y a la próxima ten mas cuidado donde pisas, no vaya a ser que te pase eso otra vez-
manuela asiente-

Arturo: bueno cata, entonces nos vemos mañana y de nuevo discúlpame-se despide-

Tatiana:-saliendo del restaurante- que almuerzo mas largo, pensé q no se iba a acabar nunca

Catalina:-riendo- su, fue un poco largo, y mas habiendo celos de por medio

Tatiana: yo no estaba celosa

Catalina: -riendo- no amor, no se te notaba

Tatiana: es enserio, no lo estaba


Catalina: aja, como tu digas-llegan al carro y entran-

Tatiana: contigo no se puede, ya no me crees lo q te digo

Catalina: no es eso amor, es q ya te conozco y se cuando tienes celos y cuando no, y hoy tenias celos,
¿o me vas a decir que te tomaste esa copa vino así de una solo porque tenias sed?-Tatiana calla y
catalina ríe- ves amor, pero bueno, igual no importa, a mi me encanta cuando tienes celos, te ves
hermosísima así-arranca el carro-

Tatiana: claro, por eso es q te encanta provocarme, pero no mas, de ahora en adelante no me pondré
mas celosa

Catalina-riendo- ok, como digas, oye amor, a todas estas, ¿que fue lo que paso con manuela?

Tatiana: ni me lo r