Está en la página 1de 10

CAPITULO X

TRATADO ENCICLOPEDICO DE IFA

IROSO OSA

IROSO SUN SUN

+
OI
I I
IO
IO

Rezo: Iroso Sa Ifá pele lelé oguele wa guere manile ilá pupua Ologin tinshe ofoyude Olofin Maferefun
Shangó.

NACE:
-Los Cereales

MARCA :
-Deudas con Shangó y con Oshún que pague cuanto antes

HABLA:
-Que aquí Shangó maldijo a todas las mujeres.
-Que Oshún desea que la pongan más alto que los demás Orishas.
-Que cuando a la persona le sucede algo, le echa la culpa a los Santos.
-Que la persona tiene dinero guardado y llora cuando lo tiene que gastar, y así se le aleja la suerte.
-Que si es hombre está algo impotente.
-Que el dueño de este Ifá tiene poca fe en los Santos y en Orúnmila y hasta llega abandonarlos, porque
aunque los conserva no trabaja con ellos, olvidándose del juramento hecho ante Olofin por el bien de la
humanidad.
-De dinero guardado.
-De persona amiga fallecida que hay que hacerle misa.
-De que los amigos le quieren quitar un lugar para después ellos cogérselos.
-De persona que tiene que la cabeza se le pone como loca.
-De hombre que tiene que buscar mujer o viceversa.
-De persona desconfiada que siempre se cree que lo están engañando.
-Que a la persona le han mandado a hacer algo que no lo ha realizado y por eso puede buscarse una des-
gracia o que le roben.
-De fuego en la casa y hasta pérdida de la vida por no pagarle la deuda a Shangó.
-Aquí fue donde Orúnmila le dijo a Obatalá que hiciera Ebó e hiciera Ifá, y éste no hizo nada y se baldó y
tuvo que volver a casa de Orúnmila y hacerlo todo.
-De que la persona esta enferma y no se cuida, tiene que tener a Orúnmila y a Osanyin.
-Que a las mujeres le viene la regla y se le puede retirar por un susto.

RECOMENDACIONES
-Hay que cumplir con Shangó y con Oshún para salir bien en lo adelante y no tenga pérdidas.
-Por este Ifá se pone a Oshún en lo alto del canastillero.
-Poner a Shangó Shekete y a Ogún para vencer a los enemigos y para que le llegue la suerte.
-Hay que respetar a los mayores para que no se vea baldado.
-Cuidado no se le queme la casa o alguien en la misma se queme de gravedad con agua o grasa caliente.
-Trate de pagar las deudas que tenga con otras personas, no sea cosa que por causa de esa deuda Ud. y
lo suyos se vean en peligro.
-Múdese de donde vive para que le llegue la suerte.

1
-No llore más el dinero que Ud. gaste, porque así se le aleja la suerte.
-Hacer Ebó con pájaro zun zun a Osanyin.

HIERBAS DEL ODU.

Ceiba, Guayaba, Jagüey, Algarrobo.

OSOBO IKU.
-Dice que por una deuda con Shangó Ud. y lo suyo pueden hasta perder la vida.

OSOBO ARUN.
-Habla de impotencia en el hombre.
-Aquí la persona por desobediente se puede baldar.
-Aquí la persona está enferma y no se cuida tiene que tener a Orúnmila y a Osanyin.

OSOBO OFO.
-Habla de robo y de pérdida por desobediencia y no realizar lo que se le manda.

OSOBO EYO.
-Aquí Shangó maldijo a las mujeres.
-Habla de desgracia que puede tener la persona por no realizar lo que le mandan a hacer.

IRE AIKU.
-Habla de dinero guardado.
-Misa a un Egun amigo fallecido.
-Agárrese de Shangó y de Oshún para que le den una suerte.

IRE ASHEGUN OTA.


-Los enemigos le quieren quitar algo a la persona.
-Dice que a la persona la cabeza se le pone como loca.
-Habla de hombre que tiene que buscar mujer o vise versa.

RELACION DE OBRAS DEL ODU IROSO-SA.

Para los enemigos.


Póngale Shekete a Shangó y a Oshún para que le venza a sus enemigos.

Para Egun.
Un Egun amigo suyo quiere que la de una misa para ayudarlo.

Iyefá
El Iyefá de este Ifá es con Mate, se le pone dos cocos a Oshún y a los cinco días al río.

Limpieza.
Lo que Ud. dice en la tierra de Shangó, lo afirma en el cielo, busque mujer o marido, se limpia y baldea la
casa con Álamo.

Para resolver situaciones.


Hay que darle Abo a Shangó, mientras pueda hacerlo, se le pone Amalá ilá que se deja quemar y así se le
pone esto es para resolver algo importante.

En este Ifá es donde se pone a Oshún en lo más alto del canastillero

2
Obra para enemigos.
Se coge un plátano fruta, se le hace una zanja y se le introduce el nombre del araye escrito con papel tra-
za, se le echa ataré en polvo e Iyé Ogu, se envuelve en tela negra, se entiza bien y se pone a hervir en
agua caliente, después se saca y se pone encima del Osha que haya cogido la obra bien caliente, se le da
omí y omí tuto para saber los días que tiene que estar y su destino.

Para tomar.
Las ranas son venenosas, menos en las extremidades trasera, se busca una rana a la que se le saca un
hueso de la pata izquierda con lo que hace el muslo, se le saca del cuerpo y se le pregunta a Orúnmila
con que hierba (hierba o flor), se hierve durante 10 o 15 minutos y se le da a tomar a la persona 3 veces
al día o 3 días, eso calma la soberbia de los enajenados y podría convertirse en la medicina para que logre
su curación.

Nota: Ododo-flor.

Para aguantar la casa.


Un clavel una casucha, leri eku, cambia voz, amansa guapo, sacu-sacu, hierba de su casa, eku, eyá, asho
de colores y se entierra.

Iyefá de Iroso-sa
Se hace iyé con opolopo Mate, eru, obi, kola, obi motiguao, osun , eku, eyá.

Hay que darle un Abo a Shangó con urgencia y también akukó, mientras no lo haga o esté arrestado, se le
da la mitad del Abo, si este lleva eyebale de Abo o de Akukó.

Secreto del Odu.


Se pone a comer a Ogún del Abo y del akukó de Shangó.

Nota: En Osa Roso, se le da Abo y Akukó a Shangó, pero cuando el interesado lo pueda dar o Shangó lo
pida porque no es de tanta urgencia. Pero en este Odu si es de urgencia.

Para enfermedad.
Se cogen dos jícaras y se pintan de blanco por dentro a una se le echa orí, efun, 16 pedacitos de coco, a
la otra almagre. A la que tiene orí, efun y el coco, se pone al pie de Obatalá se le dan dos conejos chiqui-
tos y dos palomas blancas. Con la de Almagre se le hace Paraldo a la persona con jio-jio y se le echa de-
ntro, después con esa jícara del Paraldo, tapa a los conejos, después se hace ebó por enfermedad.

EBO: 3 gallos,1 pájaro, 4 muñecos, 4 palos de ceiba, guayaba, algarrobo, jagüey, una casita, eku, eyá,
awado.
Después de resolver lo que Ud. desea, se le da una chiva a Orúnmila.

RELACION DE ESES, HISTORIAS O PATAKIES DEL ODU IROSO SA

1- La adivinación que hizo antes de bajar a la Tierra.

MIKOLIGHO KIRIN, MO KO LIGBO KIRIN. OMO EKU OKIRIN KA ABAJE


ODUKULUKU ODI BABA EKA. ONO EJA KIRIN KA ABA RE. ODI BABA RE JA
MIKOLIGHO KIRIN, MI GHRIGBO KIRIN ODUROKPEKPE.OKIRINKA ABARE
ODU KULUKULU, ODI BABA REKIN.

Cuando preguntó por el sacrificio hacer antes de bajar a la Tierra, se le dijo de; agasajar a su Ángel de la
Guardia con un chivo castrado, servir a Eshu con un chivo, y a Ogún con un gallo, tortuga y perro. Se le
dijo que el sacrificio era necesario para vencer los problemas que le aguardaban en la Tierra.

También le fue dicho de servir a los enemigos desconocidos con un perro en el bosque, además de un
gallo y sus ropas desgastadas.

3
El hizo todos los sacrificios y buscó y obtuvo la bendición de Dios antes de bajar a la Tierra con tiza blanca
y plumas de Águila. También le fue dicho hacer sacrificio a la divinidad del Obstáculo, pero estaba muy
cansado para recordar hacerlo.

Llegó al Mundo para ver que ya había cultura. El no demostró que era Awó aunque la gente sospechaba
que él era uno. Comenzó sirviendo a sus colegas Awoses sin ignorar a uno solo de ellos. Más tarde se
encontró en la casa del Obá del pueblo. Mientras que en el palacio se dedicaba tranquilamente a la prácti-
ca de Ifá para otra gente.

Entre tanto, la divinidad del Obstáculo a la que él había fallado en servir en el Cielo, comenzó a interrum-
pir sus actividades, al estropear las cosas puestas bajo su cuidado en el palacio, que eran los dispositivos
de protección medicinal y diabólico del Obá. Cuando el Obá descubrió el daño causado a una de sus co-
sas más querida, le pidió una explicación a Iroso-Sa. El Obá no lo ejecutaba por ser él un Awó, pero con-
fiscó todas sus pertenencias, y lo expulsó del palacio, y lo desterró al exilio.

Pasó sus primeros meses del exilio en el bosque ya que no tenía ropas que usar en el habitad humano.
Comenzó a vivir con los animales, a los cuáles les mostraba su benevolencia. Cuando Eshu vio cuanto él
sufría, fue donde Ogún y a su Ángel de la Guardia en el Cielo para preguntarles porque le habían dejado
padecer tanta privación en la Tierra, a pesar de los sacrificios que él había hecho antes de bajar a la Tie-
rra. Su Ángel de la guarda le explicó que él estaba destinado a ser un sacerdote de Ifá, pero que él había
abandonado la práctica del Ifismo y comenzó a servir a otra gente, cuando él debía estar dirigiendo.

Posteriormente Eshu lo encontró y le pidió un chivo, el cual él sacó de su Akpominijekun. Después de co-
merse el chivo, Eshu lo condujo a un sacerdote de Ifá que se encontraba de visita en la Tierra. Eso fue en
la frontera entre el Cielo y la Tierra.

El Awó adivinó para Iroso-Osa y le recordó que él juró en el Cielo ser un sacerdote de Ifá practicante en la
Tierra. El Awó lo conminó a regresar al bosque y recoger cualquier cosa que viera en el sitio donde había
estado durmiendo. Al llegar allí el vio una Almadana (martillo grande) el cual Ogún había guardado entre-
tanto para él.

El Awó del Cielo le había dicho que recogiera cualquiera cosa que se encontrase y lo sirviera con un gallo
y también servir su propio Ifá con un carnero. Cuando volvió a su casa en el bosque, no pudo encontrar
sus semillas de Ifá Ikinis. Sin embargo vio algunos Ikinis separados como si hubiesen sido preparado, pero
no los tocó.

El ni recogió el martillo que Ogún le había regalado ni los Ikinis de Ifá que vio alineados. Mientras dormía
en la noche, su Ángel de la guaria le dijo que él debía recoger las semillas de Ifá que él había visto ya que
eran su propio Ifá y también el regalo de Ogún y hacerles sacrificios para marcar el comienzo de su ejerci-
cio en Ifá.

El hizo los sacrificios y comenzó el ejercicio del arte de Ifá para todo aquel que lo consideraba serio y ven-
ía a él. A propósito, todas sus predicciones se hicieron realidad y todos sus sacrificios resultaban, lo cuál
comenzó a atraerle muchos clientes. Los Awoses del Cielo también le habían aconsejado servir a la divini-
dad del Obstáculo con todo tipo de materiales comestible y un perro. Finalmente él hizo el sacrificio des-
pués del cual Elenini quitó el bloque del camino con el cual el había retrasado su prosperidad en el Cielo.

Había una notable oscilación de la suerte para él después del sacrificio final. La hija de Olokun llegó del
Cielo para verlo en la adivinación. Después de adivinarle, la mujer se negó abandonarlo, ofreciéndole ca-
sarse con él. Posteriormente, la mujer trajo sus esclavos y bienes del Palacio de su padre, lo cuál los hizo
convertirse en extremadamente rico. Un poco más tarde, él fue capaz de construirse su propia casa.

Al mismo tiempo Eshu fue al pueblo donde él había vivido con el Obá y les causó muchos problemas. Los
problemas les duraron un término de tres años en que sus soluciones desafiaron la habilidad y pericia de
todos los Awoses invitados. Finalmente, el Awó del Cielo se encontró con el Obá del pueblo y le dijo que
los problemas eran originados por causa del Awó que él tan ignominiosamente había desterrado de sus
dominios.

4
Se le dijo que solamente ese Awó podía resolver los problemas del Pueblo. Casi inmediatamente, el Obá
hizo una proclamación que Iroso-Osa debía ser buscado y persuadido para que retornara al Pueblo. Bus-
cadores profesionales (Uwamuwa en Yoruba y Omu-ama en Benin) fueron enviados para localizar su pa-
radero. loa buscadores profesionales tuvieron éxito en su búsqueda y pudieron localizar y posteriormente
acordaron una cita con él.

No obstante cuando le dijeron que el Obá quería verlo, él se negó rotundamente. El insistió que había sido
expulsado y obligado a ir al exilio en circunstancias despectivas ya que el Obá no lo necesitaba más. Fi-
nalmente les dijo que para él poder regresar al pueblo, el Obá debería enviarle un chivo castrado, un pe-
rro, un gallo, tela blanca, rata y pescado para el sacrificio.

Cuando el mensaje fue dado al Obá, este ordenó que se buscara rápidamente los materiales y se lo envia-
ran. Después de recibirlos, él sirvió a Eshu con un chivo, a su Ifá con el chivo castrado, rata y pescado, y a
Ogún con el gallo y el perro.

Después de eso, partió para el pueblo a ver al Obá. Al llegar a Palacio, adivinó para el Obá y le dijo que la
divinidad secundaria del pueblo llamada Osa no había sido servida por casi siete años desde la muerte se
su último sacerdote. El Altar fue inmediatamente restaurado y la divinidad fue servida con una chiva, un
carnero padre, un gallo y muchas comida y bebida.

Casi inmediatamente después , los problemas que habían estado azotando al pueblo comenzaron a dis-
minuir siguiendo una tormenta de lluvia. Había habido allí una sequía que duró tres años. Finalmente,
cuando el sacrificio estaba siendo realizado, alguien cayó en trance poseído y profetizó que la paz, tranqui-
lidad y la prosperidad finalmente retornarían al pueblo si Iroso-Osa podía aceptar en convertirse en el
próximo jefe de los Sacerdotes de la reanimada divinidad de Osa.

Después de ordenarse la construcción de una casa propia para él, el Obá tuvo éxito al convencerlo de
que regresara al pueblo. Su retorno al pueblo marcó el comienzo de la reaparición de la paz y la prosperi-
dad para todos. El vivió hasta edad avanzada en relativa opulencia. Se hizo famoso por hacer profecías
que constantemente se hacían realidad.

Cuando este Ifá aparece en Igbodun, a la persona se le deberá decir que él ha ignorado a Ifá durante mu-
cho tiempo. El deberá preparar inminentemente a Eshu y a Ogún para su Ifá y servir el reanimado Ifá con
un chivo castrado. El prosperará en la Tierra donde nació.

2- Adivinó para el gallo antes de casarse con la gallina.

EKE KUKURU IKA GBOORO.


ADIFAFUN AKIKO MO GALAJA NIJO.
T'ONLO SHE OKO ABO.

Adivinó para el gallo cuando iba a tomar a la gallina por esposa. Le dijo al gallo que hiciera sacrificio con
una rata, pescado, akara, eko y nueces de kolá. El hizo el sacrificio y la gallina
no opuso ninguna resistencia a su propuesta de matrimonio.

Cuando este Ifá aparece en la adivinación, a la persona se le dirá hacer sacrificio para cortar el riesgo de
perder la vida por causa de una mujer. Si aparece para una mujer, se le dirá hacer sacrificio, para que dos
hombres no se peleen por su culpa, y por seguridad de sus hijos.

5
3- Se Adivinó para el cuchillo.

IROSUN SASASA AWO ABE, ADIFAFUN ABE.

El adivinó para el cuchillo cuando iba afeitar la cabeza de Orisha. Se le dijo hacer sacrificio para evitar
hacer el trabajo a medias. El no hizo el sacrificio. Sin hacer el sacrificio, partió al día siguiente para afeitar
el pelo de Orisha.

En su camino, se cruzó con Eshu y pensó en que gran oportunidad sería ganar un dinero adicional al cor-
tarle a Eshu el cabello primero. Le dijo a Eshu que su primera prioridad era cortar el pelo de Orisha. Final-
mente, Eshu dejó que le afeitara el cabello. Pero mientras afeitaba el cabello de Eshu, este no paraba de
crecer. El pelado duró el día entero y todavía, no lograba terminar su trabajo. Al amanecer el cabello de
Eshu estaba tan espeso como cuando había comenzado. Por consiguiente Eshu se negó a pagarle ya que
su cabello no fue cortado. El cuchillo no tuvo ninguna duda y estableció una casual conexión entre el sacri-
ficio que él no había hecho y esta frustrada experiencia. Al llegar a la casa esa noche, procedió hacer el
sacrificio.

Después de eso, pudo llegar a casa de Orisha en la mañana siguiente para cortar el cabello. Cuando
Orisha lo vio, le preguntó la razón por lo cual había dejado de presentarse el día anterior, él le explicó
narrándole su infructuosa experiencia y todo lo que había en el camino.

Cuando aparece en la adivinación, a la persona se le aconsejará hacer sacrificio para evitar obstáculos en
su trabajo. Para una mujer, se le aconsejará hacer sacrificio para evitar problemas en su matrimonio de su
marido o de sus hijos.

4- Adivinó para el Fuego.

IROSO SA ARA GA. Adivinó para el Fuego, aconsejándole hacer sacrificio para evitar la pérdida de su
esposa,

Se le dijo hacer sacrificio con un gallo rojo, tela roja y aceite de palma. El se negó hacer el sacrificio por-
que ni se podía imaginar a su esposa dejándolo ni que nadie fuera capaz de seducirla.

Su esposa fue aconsejada hacer sacrifico con la ropa de uso para cortar tener problemas. Ella también se
negó hacer el sacrificio. Posteriormente, ella huyó de la casa de su esposo para vivir con la Hierba del ma-
torral.

El Fuego no hizo nada ya que todo sucedió durante la estación de lluvia. Por lo que esperó la estación de
seca para aparecer. A la llegada de la estación de seca, el Fuego se puso sus ropas rojas y se paró en el
borde del matorral llamando a la Hierba para que le devolviera a su esposa o enfrentaría su ira.

La Hierba contestó que él haría lo imposible.


El Fuego reaccionó quemando todas las plantas y animales del matorral.

Cuando este odu aparece en adivinación, el hombre será prevenido de no seducir la mujer de nadie ya
que podría costarle la vida.

5- Adivinó para el Halcón (Asa ó Ahua).

Adivinó para el Halcón cuando Orisha sacó su arma de caza después que él lo había ensuciado. Orisha le
había dado unas tijeras para que le cazaran el Halcón. El Halcón sin embargo desarrolló el hábito de volar
por ahí todo el día y anunciarle a Orisha que no podía cumplir su misión. Después de eso, el Halcón pro-
cedería a cazar para el solo, y casi siempre tenía éxito. Cuando Orisha descubrió que el Halcón lo estaba
engañando, lo invitó para que trajera su arma de caza para darle mantenimiento. Lejos de volver afilar las
tijeras, Orisha quería apoderarse de ellas.

6
Después de eso, el Halcón comenzó a pasar hambre por la falta de armas de caza. Sentía mucha ver-
güenza de regresar a la casa de Orisha, decidió ir por adivinación.

Se le dijo de hacer sacrificio con un gallo y un chivo. Orúnmila le dio a Ogún para que le preparara unas
tijeras nuevas al Halcón. Ogún elaboró las tijeras y se las dio a Orúnmila quien le aplicó Iyerosun para
magnetizarlas, de forma tal que todo se pegara en el.

Con esta nueva arma, el Halcón fue capaz de volver a tener una exitosa caza.

Cuando aparece este odu en el Igbodun, la cabeza de un halcón y las hojas apropiadas serán utilizadas
para preparar unas tijeras de hierro sobre el cráneo de un gorila, para que la persona lo mantenga en su
trono de Ifá, para que le permita lograr su objetivo en la vida.

6- Su adivinación final para el Obá.

Alrededor de los siete después de su regreso al pueblo de Igbajo, él tuvo un curioso sueño en el cual el
Obá era quitado del trono. Mientras el pensaba si alertaba o no de su mal presentimiento, decidió hacer
adivinación en la cual se le dijo de servir a su cabeza con tiza blanca y sal, suplicándole a su cabeza que
lo guíe hasta el término de su vida. El hizo el sacrifico y partió hacia el Palacio.

Al llegar allá, adivinó para el Obá, aconsejándole servir su cabeza con carne de un elefante para obviar el
peligro de ser removido del trono. El Obá se molestó tanto que de inmediato ordenó el arresto y la deten-
ción de Iroso-Osa por atreverse a predecir una posibilidad remota de su derrocamiento. El Obá había olvi-
dado como todas las predicciones anteriores de Iroso-Osa se habían hecho realidad. En lugar de hacer el
sacrificio prescrito, el Obá se sintió aliviado después de haber encarcelado al adivino.

Cinco días más tarde, el pueblo de Igbajo fue atacado por fuerzas enemigas y el Obá fue removido y pos-
teriormente enviado a un lugar desconocido. Más tarde fue reportado como que había sido asesinado.

Encontrándose ellos sin Obá, los ayudantes del rey fueron invitados por el pueblo para adivinaran y nom-
braran a un nuevo Obá. Los siete adivinos invitados, todos unanimente convinieron en que el Awó que se
encontraba detenido debía ser liberado y coronado como el nuevo Obá, ya que solo el podía retornar la
paz y la tranquilidad a Igbajo.

Cuando este Ifá aparece en el Igbodun, inmediatamente la persona deberá servir a su cabeza con tiza
blanca mezclada con sal, coco, nuez de kolá y un gallo blanco. Deberá dar inmediatamente un chivo a
Eshu y perseverar en cualquier cosa que él se proponga ya que Dios lo recompensará al final con un gran
favor. En la adivinación, a la persona se le dirá de servir también a su cabeza con un gallo para obtener un
favor esperado.

7- “HAY QUE CUMPLIR CON SHANGO”.

HISTORIA.

En cierta ocasión en que Orúmila fue a visitar una casa y se abrió el día y se vio este Ifá donde le decía a
Orúnmila que habría fuego en la casa, Orúnmila preguntó que debían e Ifá y le dijo, que lo único que se
debía era un carnero Shangó y pregunto si ese era la causa del fuego, contestándole; que Shangó quería
cobrar la deuda ya que estaba cansado de esperar.

Shangó ante aquella situación prendió fuego a la casa y parándose con su arco y flecha en la puerta en la
puerta de salida estaba esperando a que salieran para dispararle; Orúnmila lo ve y enseguida se puso la
careta de Obatalá, salió y convidó a Shangó a que soltara el arco y la flecha, éste lo obedeció creyendo
que era Obatalá, Shangó al percatarse del engaño y ver que era Orúnmila, le dice a éste; lo hice porque
aquí me deben un carnero y no quieren pagármelo.

7
Entonces Orúnmila le dice que él no tenía nada que ver con eso, que solo él estaba de visita, pero te diré
que yo le exigiré que te paguen el carnero, para que todo vuelva a la normalidad. Shangó aceptó y la gen-
te de aquella casa le pagaron su carnero, no sin antes haber tenido pérdida de casa y por poco también su
vida.

Nota:
Obatalá es el único santo que calma a los demás santos cuando éstos están molestos por algo que le de-
ben.

8- “ OSHÚN SALVO A ORUNMILA Y ESTE LA DEJO COMER JUNTO A ÉL”

HISTORIA.

En una casa en cierta ocasión convivían Shangó, Oshún, Ogún y Orúnmila y Oshún era mujer de Shangó,
pero al mismo tiempo estaba viviendo con Ogún y además fuera de la casa en el pueblo Oshún tenía tres
amantes más.

Orúnmila estaba baldado de las piernas y le era difícil caminar, un día en que Orúnmila se abre el día se
ve este Ifá, donde tuvo que hacer ebó, siendo Oshún la única persona que se preocupó por eso y le consi-
guió a Orúnmila todo lo necesario y en el registro Ifá le dijo que habría fuego en la casa.

Shangó enterado de la traición de Oshún aprovechó un instante en que todos estaban despreocupados
dentro de la casa y dio candela por los cuatro costados por venganza.

Todos salieron corriendo al ver el fuego, Oshún recordando que Orúnmila no podía caminar regresa dentro
de la casa y al no encontrarlo salió por la puerta trasera, donde se encontró con Orúnmila que había salido
gracias al susto que se había llevado. Oshún le dice a Orúnmila, entré a salvarlo pero no lo encontré y por
eso he salido por aquí y ya veo que Ud. se salvó solo, Orúnmila le dice a Oshún, siempre te estaré agra-
decido por este gesto, tu que eres la pecadora, fuiste la única que se acordó de mí, desde este momento
tus pecados son perdonados y también desde hoy tú eres la única que tiene potestad para comer junto
conmigo.

Nota:
Por esta razón Oshún come junto a Orúnmila chiva, gallina, y todo lo que él coma, cuando lo hace convi-
dada junto a él.

9- “ AQUÍ OBATALA SE ENFERMO POR DESOBEDIENTE”

EBO: 3 Gallos, un pájaro Zunzún, 4 palos, 4 muñequitos, una casita, eku, eyá, epo, ewe algarrobo, Jagüey
y Guayaba mucho dinero.

Nota:
Hay que darle una chiva a Orúnmila. A la mujer le viene la regla o se le suspende por el susto. El hombre
tiene deficiencia en su naturaleza.

HISTORIA.

Obatalá estaba enfermo y se le estaba cayendo la casa, entonces fue a mirarse con Orúnmila y le salió
este Ifá: Iroso-Sa o Zunzún y le dijo: Que hiciera ebó con: tres gallos, 1 pájaro Zunzún, 4 palos, 4 muñequi-
tos, una casita, eku, eyá, epo y $16.80 y que fuera al monte a buscar las cosas, pero que tenía que pagar
los tributos al monte.

Pero Obatalá no hizo caso y se metió dentro del monte y después de caminar largo trecho, se encontró
con Elegba y le contó lo que le había dicho Orúnmila y que lo ayudara a buscar las cosas del ebó.

8
Obatalá reanudó la marcha junto con Elegba y al caminar cierta distancia se encontraron con Ogún y Oba-
talá le contó lo mismo que a Elegba y le pidió ayuda, y acto seguido se nubló el tiempo y empezaron a
caer truenos y apareció Shangó y Obatalá le contó lo mismo que a Elegba y a Ogún y prosiguieron la mar-
cha. Dentro del monte se le apareció Osanyin y este le dijo: ¿Quién les ha dado permiso a Uds. para en-
trar en mi casa? Nadie le contestó y siguieron caminando sin hacer caso, pisando plantas y tumbando
árboles.

Obatalá regresó a su casa con todo lo del ebó y con sus acompañantes y no hizo el ebó y se quedó pro-
fundamente dormido y un extraño ruido lo despertó y al mirar para la esquina de su casa, empezó a caer-
se, también el techo y al mirar al otro lado de la esquina, también había empezado a caerse. Obatalá asus-
tado se impresionó y se enfermó.

Fue urgentemente a casa de Orúnmila y le contó lo sucedido y éste le contestó así: “Esto le ha sucedido,
porque no hiciste caso y no hiciste el ebó”, y Obatalá le rogó a Orúnmila que lo salvara. Orúnmila le hizo el
ebó y antes de cerrarlo le dijo: “Esto te ha pasado también por no pagarle tributos al monte y el no hacer el
ebó que te marcó Irá”. En estos momentos te sientes mal y se te cae la casa. Esos personajes que tienes
en la casa, tienen hambre, mira dale un gallo a cada uno en una esquina de la casa con un pollo cada uno
del ebó, págale 3 centavos y dale un pájaro Zunzún a Osanyin en el monte. To Iban Eshu.

Obatalá después de hacer estas recomendaciones, comenzó a sentirse bien y su casa no se le cayó más,
fue a casa de Orúnmila y en agradecimiento le dio una chiva, se arrodilló y le rindió Moforibale y dijo:
Orúnmila contigo no hay quien pueda.

10- “ENINI MENSAJERO DE OBATALA SÉ COMIA TODO LO DEL EBO”

HISTORIA.

Al principio del mundo, Olofin, mandó a Obatalá (Babá) a la tierra para que la refrescara con sus oracio-
nes y no se enfermaran sus hijos y tuvieran suerte y salud.

Obatalá manda las bendiciones a su destino con su criado Enini pero no veía el resultado de sus oraciones
por lo que fue a casa de Orúnmila, quien le hizo osode y le vio este Ifá. Babá la preguntó: ¿Porqué razón si
yo hago tantas oraciones, las cosas en la tierra no estaba bien?. Y Orúnmila le contestó; Porque hay una
persona en el camino que le está haciendo daños y cuando mandes el próximo ebó con tu criado Enini,
escóndete en el camino y verás quien se come las rogaciones y los eboses.

Así lo hizo Obatalá y vio como Enini se comía todo lo del ebó, Obatalá salió de la manigua y le dijo; será
posible que gente de mi entera confianza y de mi propia casa me esté haciendo daños.

Nota: Se convive con personas que desean destruirlo de cualquier forma.

11- “ÁRMESE PARA QUE TENGA CON QUÉ DEFENDERSE” (Reciba Kakuanardo para que funde un
pueblo).

HISTORIA.

En un pueblo vivían Elegba, Ogún, Obatalá y Oshún, y Elegba estaba disgustado con Ogún y no tenía ni
armas ni pueblo para ganarle la guerra a Ogún. Ante esta situación Elegba va a casa de Orúnmila quien lo
miró y le salió este ifa y le dijo: “Tus enemigos son muchos y están bien armados, pero si tú haces Ebó
con: tres guadañas; bogbo ota, akukó, eyele, y lo pones en lo alto de una loma tapada por la manigua, los
filos de la guadaña cortarán a tus enemigos y las ota al desprenderse loma abajo, bloquearán el camino y
los aplastarán. También Orúnmila le dijo; “tienes que armarte poco a poco para que tus enemigos cuando
te vean armado, comiencen a respetarte y así la gente se pasará de tu lado y serás el gobernador de
todos.

9
Elegba así lo hizo y cuando sus enemigos salieron en su busca, los que primeros subieron se hirieron con
las guadañas y al caer hacían que las piedras se desprendieran y aplastaran a los que abajo habían que-
dado y Elegba recogió las armas que sus enemigos querían emplear contra él y así se armó y se internó
en el monte. Así siguió Elegba con esa táctica hasta que tubo gran cantidad de armas y la gente al perca-
tarse de ello, comenzaron a pasarse al lado de él, venciendo la guerra.

6- “CUANDO SHANGO CORTESABA A OSHUN”.

HISTORIA.

Oshún vivía en una casa en lo profundo del bosque, donde ella acostumbraba a recibir a sus amistades
entre los que se encontraba Shangó, y sucedió que Shangó enamorándose de ella la comenzó a cortejar,
pero Ogún quien era el marido de ella se dio cuenta de la situación y celoso de Shangó, tapó aquél sende-
ro con Álamo, por lo que Shangó perdió el camino a la casa de Oshún.

Pasado un tiempo y Shangó deseando ver a Oshún, se dirige a donde está Eshu y le cuenta la situación y
le dijo que le daría un chivo si él le resolvía el problema. Eshu le muestra el camino a Shangó y este pudo
cortejar a Oshún y Eshu se comió su chivo.

10