Está en la página 1de 199

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

EN ORDEN
CRONOLÓGICO
UNA VISIÓN GENERAL DE LA PROFECÍA BÍBLICA

MILENIO
TRIBULACION

JUICIO
TRIBUNAL
RAPTO

RON RHODES

provided by Centro Cristiano de Apologética Bíblica 2020


A menos que se indique lo contrario, todas las citas de las Escrituras son de La
Santa Biblia, Versión Estándar en Inglés, copyright © 2001 de Crossway Bibles,
una división de Good News Publishers. Usado con permiso. Reservados todos los
derechos.
Los versículos marcados como NVI se han tomado de La Santa Biblia, Nueva
Versión Internacional NIV . Copyright © 1973, 1978, 1984, 2011 por Biblica,
® ®

Inc. ™ Usado con permiso. Todos los derechos reservados en todo el mundo.

El autor agrega todo el énfasis en las citas de las Escrituras.

Foto de portada © Fotolia / sdecoret

Portada de Dugan Design Group, Bloomington, Minnesota

Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida,
almacenada en un sistema de recuperación o transmitida en cualquier forma o por cualquier
medio (electrónico, mecánico, digital, fotocopia, grabación o cualquier otro) excepto por breves
citas en reseñas impresas, sin el previo permiso del editor.

LOS ÚLTIMOS TIEMPOS EN ORDEN CRONOLÓGICO


Copyright © 2012 por Ron Rhodes
Publicado por Harvest House Publishers
Eugene, Oregón 97402
www.harvesthousepublishers.com
-------------------------------------------------------
Edición Digital presentada por
Centro Cristiano de Apologética Bíblica – CCAB © 2021
Apologetics Center © 2021
Este libro no está vinculado con los propietarios del copyright.
Solo para uso personal. Prohibida su venta o utilización comercial,
por lo que rogamos, adquirir la obra impresa.
-----------------------------------------------------------
Para mi hijo David
Contenido
Expresiones de gratitud
Prefacio

1. Introducción a la Profecía Bíblica

2. Antes de la Tribulación

3. El Rapto

4. Los Resultados del Rapto

5. La Iglesia con Cristo en el Cielo

6. La invasión de Israel

7. El Comienzo de la Tribulación: el Surgimiento del Anticristo

8. El Comienzo de la Tribulación: El Templo y las Señales del Fin

9. La Primera Mitad de la Tribulación: El Cordero y Sus Testigos

10. La Primera Mitad de la Tribulación: Juicios, Martirio y Apostasía

11. El Punto Medio de la Tribulación

12. La Segunda Mitad de la Tribulación

13. El Fin de la Tribulación

14. Después de la Tribulación, Antes del Reino Milenial

15. Durante el Reino Milenial

16. Después del Reino Milenial

17. El Estado Eterno

Bibliografía
Notas
Sobre el autor
Apéndice: Glosario de Términos Escatológicos
Expresiones de Gratitud

D eseo reconocer y agradecer públicamente al difunto Dr. John F. Walvoord,


mi principal mentor de profecías en el Seminario Teológico de Dallas (DTS)
en la década de 1980. También sigo apreciando al Dr. J. Dwight Pentecost en DTS
por sus cursos completos sobre los libros proféticos de Daniel y Apocalipsis. Las
perspicaces enseñanzas de Walvoord y Pentecostés jugaron un papel
importante en dar forma a mis puntos de vista sobre la profecía bíblica.

También estoy rebosante de gratitud por mi esposa, Kerri, no solo por la


bendición que ella es en mi vida hoy, sino también por la bendición que fue
durante mis siete años de estudios de posgrado en DTS. Desde el principio, ella
me ha apoyado fielmente a mí y a mi trabajo, y no podría haberme involucrado
en esta vida de ministerio sin ella.

Por último, sigo eternamente agradecido con el Señor por habernos bendecido a
Kerri ya mí con dos hijos maravillosos, David y Kylie, ambos ahora adultos, cuyas
vidas y compromiso cristiano son una fuente inagotable de inspiración. Incluso
mientras escribo, David está ocupado tomando cursos de seminario y Kylie acaba
de regresar de la obra misional en Ghana.

¡Alabado sea el Señor por sus muchas bendiciones!


Prefacio

G racias por la lectura de este libro. ¡Espero que sea una bendición para ti!
Para aprovecharlo al máximo, debes comprender su diseño. Cada
capítulo trata de los eventos en un período de tiempo particular en el plan
profético de Dios, y los capítulos están en orden cronológico. Los eventos
proféticos específicos dentro de cada capítulo también están ordenados
cronológicamente. La página de apertura de cada capítulo enumera los eventos
del capítulo, por lo que navegar por el libro es fácil. El libro está diseñado para
ser una guía cronológica fácil de usar, de la profecía bíblica de los últimos
tiempos.
En algunos casos, la cronología real de un evento profético se basa más en
inferencias teológicas que en declaraciones bíblicas explícitas. En vista de esto,
hay lugar para algunos desacuerdos entre los cristianos con respecto al
momento de algunos eventos proféticos. La cronología expresada en este libro
es fiel al texto bíblico, basada en una interpretación literal de la profecía, y
sostenida por muchos devotos creyentes en la Palabra de Dios.
Mi oración es que este libro te ayude a comprender el plan de Dios para los
siglos. ¡Espero que también te ayude a entusiasmarte con la Palabra de Dios!

Ron Rhodes
Frisco, TX
2011
1
Introducción a la Profecía Bíblica

EN ESTE CAPÍTULO
I. Puedes Confiar en las Escrituras Proféticas
II. Un Enfoque Literal es lo Mejor
III. Puedes Entender las Escrituras Proféticas

I. PUEDES CONFIAR EN LAS ESCRITURAS PROFÉTICAS

V ivimos tiempos extraños. Un autor muy popular e influyente, un cristiano


emergente, dice que no podemos estar seguros de nada, incluidas las
doctrinas bíblicas como la profecía. Por lo tanto, deberíamos descartar cualquier
preocupación por cosas como la evidencia, la prueba, el debate y la defensa de
una posición sobre otra. Todo es ambiguo, se nos dice.
Al leer el libro de este autor, me di cuenta de que un párrafo tras otro estaba
lleno de argumentos contraproducentes. Por ejemplo, parecía completamente
seguro de que estaba en lo cierto acerca de su posición de que no podemos estar
seguros de nada.
También afirmó que no hay buenas razones para lo que creemos, y luego
proporcionó las que consideró buenas razones para sostener que no hay buenas
razones para lo que creemos. Este tipo de pensamiento descuidado es un reflejo
de nuestra cultura actual.

Una revelación segura y digna de confianza


En las Escrituras, Dios nos ha proporcionado todo lo que quiere que sepamos
sobre él y cómo podemos tener una relación con él. Dios es quien hizo que se
escribiera la Biblia. A través de él, Él nos habla hoy, tal como habló a las personas
en la antigüedad, cuando se dieron sus palabras por primera vez.
Debemos recibir la Biblia como las palabras de Dios para nosotros y
reverenciarlas y obedecerlas como tales. Al someternos a la autoridad de la
Biblia, nos colocamos bajo la autoridad del Dios viviente.
La Biblia no es meramente un producto humano, está inspirada por
Dios. Inspiración no significa simplemente que el escritor bíblico se sintió
entusiasmado, como el compositor de "Star Spangled Banner". La palabra griega
bíblica para inspiración significa literalmente "inspirado por Dios". Debido a que
la Escritura es inspirada por Dios, porque se origina en Él, es verdad.
La inspiración bíblica puede definirse como la supervisión de Dios sobre los
autores humanos para que, utilizando sus propias personalidades individuales e
incluso sus estilos de escritura, compusieran y registraron sin error Su
revelación a la humanidad en las palabras de los manuscritos originales. En otras
palabras, los documentos originales de la Biblia fueron escritos por hombres a
quienes se les permitió ejercitar sus propias personalidades y talentos literarios
pero que escribieron bajo el control y la guía del Espíritu Santo, el resultado fue
un registro perfecto y sin errores del mensaje exacto. Dios deseaba dar a la
humanidad.
Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento afirman repetidamente ser de
origen divino. En Zacarías 7:12, por ejemplo, el profeta se refiere a "la ley y las
palabras que el SEÑOR de los ejércitos había enviado por su Espíritu por medio de
los profetas anteriores". Esta es una afirmación de que los escritos ("palabras")
de Moisés y los profetas del Antiguo Testamento eran de origen divino.
Asimismo, en 2 Samuel 23: 2, David escribió: “El Espíritu de la SEÑOR habla por
mí; su palabra está en mi lengua. " Aquí se mencionan tanto el origen divino
como el instrumento humano de la Escritura. Los escritos vinieron de Dios, pero
fueron mediados por un profeta de Dios.
El apóstol Pablo en 2 Timoteo 3:16-17 igualmente afirma que la Escritura
viene de Dios: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para
redargüir, para corregir y para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios
pueda ser competente, equipado para todo buen trabajo ". Varias cosas son
importantes en este texto. Primero, Pablo se refiere a “toda la Escritura” (todo el
Antiguo Testamento), que Timoteo aprendió de su ascendencia judía (versículo
15). En segundo lugar, el texto escrito en sí tiene autoridad divina: la "Escritura"
(griego: grapha). En tercer lugar, estos escritos fueron inspirados, o más
literalmente, "inspirados por Dios". Finalmente, tienen autoridad divina para la
fe y la práctica. Debido a que son la Palabra de Dios, tienen autoridad para el
pueblo de Dios.
Segunda de Pedro 1:21 proporciona una perspectiva clave sobre el
intercambio humano-divino en el proceso de inspiración. Este versículo nos
informa que “ninguna profecía fue jamás producida por voluntad humana, sino
que los hombres hablaron de parte de Dios siendo llevados por el Espíritu
Santo”. La palabra griega traducida como "llevado" significa literalmente
"llevado con fuerza". Aunque se utilizó a seres humanos en el proceso de escribir
las profecías de Dios, todos estos hombres fueron literalmente llevados por el
Espíritu Santo. La voluntad humana de los autores no fue la creadora del mensaje
de Dios. Dios no permitió que la voluntad de los seres humanos pecadores
desvirtuara o registrara erróneamente Su mensaje. Dicho de otra manera, Dios
se movió y el profeta articuló estas verdades reveladas. Dios reveló y el
hombre registró Su Palabra a la humanidad. 1

Curiosamente, la palabra griega traducida como "llevado" en 2 Pedro 1:21


también se encuentra en Hechos 27:15-17. En este pasaje los marineros
experimentados no pudieron navegar el barco porque el viento era muy
fuerte. El barco estaba siendo conducido, dirigido y llevado por el viento. Esto es
similar a la manera en que el Espíritu impulsa, dirige y lleva a los autores
humanos de la Biblia como lo deseaba. La palabra es fuerte, indicando la
completa superintendencia del Espíritu sobre los autores humanos.
Sin embargo, así como los marineros estaban activos en el barco (aunque el
viento, no los marineros, en última instancia controlaba el movimiento del
barco), los autores humanos estaban activos en la escritura según las
instrucciones del Espíritu. Esto nos asegura que las Escrituras proféticas
realmente derivaron de Dios y no de simples seres humanos.

Jesús confirma la autoridad divina de las Escrituras


Cristo mismo indicó que podemos confiar plenamente en las Escrituras
proféticas. Su punto de vista de las Escrituras se puede expresar brevemente en
seis declaraciones:
1. La Escritura tiene autoridad divina. Jesús mismo declaró a Satanás: “Escrito
está: 'No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca
de Dios'” (Mateo 4:4).
2. La Escritura es imperecedera. Jesús declaró: “No penséis que he venido a
abolir la Ley o los Profetas; No he venido a abolirlos sino a cumplirlos. Porque de
cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni una jota ni
una puntilla de la ley, hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:17-18).
3. La Escritura es infalible. Jesús afirmó claramente que "la Escritura no puede
ser quebrantada" (Juan 10:35).
4. La Escritura es infalible. Jesús afirmó al Padre: “Tu palabra es verdad” (Juan
17:17).
5. La Escritura es históricamente confiable. Jesús confirmó: “Así como estuvo
Jonás tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así estará el Hijo del
Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra” (Mateo
12:40). También dijo: “Como fueron los días de Noé, así será la venida del Hijo
del Hombre. Porque, así como en aquellos días antes del diluvio estaban
comiendo y bebiendo, casándose y dando en matrimonio, hasta el día en que Noé
entró en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a
todos, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).
6. La Escritura tiene supremacía suprema. Jesús les dijo a algunos líderes
judíos: “¿Por qué quebrantan el mandamiento de Dios por causa de
su tradición?… Por causa de su tradición han invalidado la palabra de Dios”
(Mateo 15:3,6). Tales versículos afirman que la Escritura es suprema sobre la
tradición humana.
En vista de tales hechos, usted y yo podemos confiar en cada declaración
profética que se encuentra en las páginas de las Escrituras. Podemos estar
seguros de que las palabras de Dios sobre el futuro son confiables y verdaderas.

II. UN ENFOQUE LITERAL ES LO MEJOR

A principios de los ochenta, yo era una de las tres o cuatro docenas de


estudiantes del Seminario de Dallas que trabajaban con una empresa de
mensajería cristiana. Entregamos varios tipos de documentos en el área de
Dallas-Fort Worth.
Para hacerlo, tuvimos que aprender a usar un libro de mapas. Al usar el índice
en la parte posterior del libro de mapas, pudimos ubicar rápidamente la página
del mapa correcta, e incluso la sección correcta en la página del mapa, donde se
encontraba la dirección de la calle. Nos dijeron que mientras usáramos el libro
de mapas correctamente, nunca nos perderíamos. Siempre que me perdía, era
invariablemente porque estaba leyendo el libro de mapas incorrectamente.
Por analogía, mientras leamos la Biblia correctamente, es decir, siempre que
la interpretemos correctamente, nunca nos perderemos en sus páginas ni en sus
enseñanzas. Lo entenderemos de la manera en que Dios quiso que se entendiera.
Quiero abordar brevemente la forma correcta de leer la Biblia. Una vez que
hagamos esto, estaremos mejor equipados para comprender adecuadamente la
revelación de Dios sobre la profecía bíblica, especialmente en lo que respecta a
la cronología profética. También podremos reconocer mejor la locura de ideas
proféticas erróneas como la teología del reemplazo.* y preterismo .†
Comenzamos con la sabiduría de adoptar un enfoque literal para interpretar
las Escrituras. La palabra literal como se usa en hermenéutica (la ciencia de la
interpretación) proviene del latín sensus literalis, que se refiere a buscar un
sentido literal del texto en oposición a un sentido alegórico o no literal del
mismo. Se refiere a la forma en que cualquier persona de inteligencia normal
entendería el texto sin utilizar claves o códigos especiales.
Otra forma de describir el significado literal de las Escrituras es que abarca el
entendimiento común, cotidiano y normal de los términos. A las palabras se les
da el significado que normalmente tienen en la comunicación común. Es la forma
básica, normal o sencilla de interpretar un pasaje. Pero necesito mencionar
algunas calificaciones.
El método literal no elimina las figuras retóricas
Cuando la Biblia habla del ojo, los brazos o las alas de Dios (Salmo 34:15; Isaías
51:9; Salmo 91:4), estos no deben tomarse como literalmente verdaderos. Dios
realmente no tiene estas características físicas: es Espíritu puro (Juan
4:24). Asimismo, no puede ser literalmente una roca (Salmo 42:9), que es
material. Pero no sabríamos lo que no es literalmente cierto de Dios a menos que
primero sepamos lo que es literalmente cierto.
Por ejemplo, si no fuera literalmente cierto que Dios es Espíritu puro e infinito,
no podríamos decir que ciertas cosas atribuidas a Dios en otras partes de la
Biblia no son literalmente verdaderas, como la materialidad y la finitud. Cuando
Jesús dijo “Yo soy la vid verdadera” (Juan 15:1), el método literal de
interpretación no toma esto como físicamente cierto. Más bien, entendemos esto
como una forma de hablar: significa que los creyentes obtienen su vida espiritual
de Cristo, nuestra vid espiritual. Es importante comprender todo esto, porque la
literatura apocalíptica profética, como los libros de Daniel y Apocalipsis, hace un
uso intensivo de figuras retóricas.
Determinar cuándo un pasaje debe o no tomarse literalmente a veces puede
ser difícil. Pero ciertas pautas son útiles. Brevemente, un texto debe tomarse en
sentido figurado ...

• cuando es obviamente figurativo, como cuando Jesús dijo que era una puerta
(Juan 10:9)
• cuando el texto mismo autoriza el sentido figurado, como cuando Pablo dijo
que estaba usando una alegoría (Gálatas 4:24)
• cuando una interpretación literal contradice otras verdades dentro o fuera
de la Biblia, como cuando la Biblia habla de los “cuatro ángulos de la tierra”
(Apocalipsis 7:1)

En resumen, como dice el famoso dicho, "Cuando el sentido literal tiene


sentido, no busques otro sentido para que el resultado no sea una tontería". Sigo
esta máxima a lo largo del resto del libro.

El método literal no elimina el uso de símbolos


La Biblia está llena de símbolos. Pero cada símbolo es emblemático de algo
literal.
Por ejemplo, el libro de Apocalipsis contiene muchos símbolos que
representan cosas literales. Jesús explicó que las siete estrellas en Su mano
derecha eran “los siete ángeles [mensajeros] para las siete iglesias” (Apocalipsis
1:20) y que los siete candeleros eran las siete iglesias (1:20). Los tazones de
incienso representan las oraciones de los santos (5:8), y “muchas aguas”
simbolizan “pueblos, muchedumbres, naciones e idiomas” (17:15). Claramente,
entonces, cada símbolo representa algo literal. Las claves textuales a menudo nos
señalan la verdad literal que se encuentra en un símbolo, ya sea en el contexto
inmediato o en el contexto más amplio de toda la Escritura.

El método literal no elimina el uso de parábolas


Jesús usó a menudo parábolas que no deben tomarse literalmente. Sin
embargo, cada parábola transmite un punto literal.
Jesús quería que sus parábolas fueran claras para los receptivos. De hecho,
interpretó cuidadosamente dos de ellos para los discípulos: la parábola del
sembrador (Mateo 13:3-9) y la parábola de la cizaña (13:24-30). Hizo esto no
solo para que no hubiera incertidumbre en cuanto a su significado correcto, sino
también para mostrar a los creyentes cómo interpretar las otras parábolas. El
hecho de que Cristo no interpretó sus parábolas posteriores indica que esperaba
plenamente que los creyentes pudieran seguir su metodología y comprender las
verdades literales que señalaron.

Seis razones para un enfoque literal


Hay al menos seis buenas razones para adoptar una interpretación literal de
las Escrituras (incluida la profecía).

1. Es la forma normal de entender todos los idiomas.


2. La mayor parte de la Biblia tiene sentido cuando se toma literalmente.
3. Este enfoque permitirá un significado secundario (alegórico) cuando lo
demande el contexto.
4. Todos los significados secundarios (o alegóricos) en realidad dependen
del significado literal. No sabríamos lo que no es literalmente cierto de Dios
a menos que primero sepamos lo que es literalmente cierto.
5. Es el único control sano y seguro de nuestra imaginación subjetiva.
6. Es el único enfoque acorde con la naturaleza de la inspiración (la idea de
que las palabras de las Escrituras son “inspiradas por Dios”).

Confirmación bíblica de una interpretación literal


El mismo texto bíblico proporciona numerosas confirmaciones del método
literal de interpretación. Por ejemplo, los textos bíblicos posteriores toman los
anteriores como literales, como cuando los eventos de la creación en Génesis 1–
2 son tomados literalmente por libros posteriores (ver Éxodo 20:10-11). Este es
también el caso con respecto a la creación de Adán y Eva (Mateo 19: 6; 1 Timoteo
2:13), la caída de Adán y su muerte resultante (Romanos 5:12,14), el diluvio de
Noé (Mateo 24:38). y los relatos de Jonás (Mateo 12: 40-42), Moisés (1 Corintios
10: 2-4,11) y muchas otras figuras históricas.
Además, en la primera venida de Jesús, literalmente cumplió más de cien
predicciones, incluida la de que sería ...

 de la simiente de una mujer (Génesis 3:15)


 de la línea de Set (Génesis 4:25)
 un descendiente de Sem (Génesis 9:26)
 la descendencia de Abraham (Génesis 12:3)
 de la tribu de Judá (Génesis 49:10)
 el hijo de David (Jeremías 23:5-6)
 concebido de una virgen (Isaías 7:14)
 nacido en Belén (Miqueas 5:2)
 anunciado como el Mesías (Isaías 40:3)
 el Rey que viene (Zacarías 9:9)
 la ofrenda de sacrificio por nuestros pecados (Isaías 53)
 traspasado en su costado en la cruz (Zacarías 12:10)
 "Cortado " (o asesinado) alrededor del año 33 d.C. (Daniel 9:24-26)
 resucitado de entre los muertos (Salmo 2:16)

Note también que al interpretar la profecía literalmente, Jesús mismo indicó


su aceptación de la interpretación literal del Antiguo Testamento (Lucas 4:16-
21).
Más aún, al indicar específicamente la presencia de parábolas (Mateo 13:3) o
una alegoría (Gálatas 4:24), la Biblia demuestra que el significado ordinario es
literal. Y al proporcionar la interpretación de una parábola, Jesús reveló que las
parábolas tienen un significado literal detrás de ellas (Mateo 13:18-23).
Al reprender a los que no interpretaron la resurrección literalmente, Jesús
indicó que la interpretación literal del Antiguo Testamento era la correcta
(Mateo 22:29-32). El uso que hace Jesús de las Escrituras constituye una de las
evidencias más convincentes de que las Escrituras deben interpretarse
literalmente.
La relevancia de todo esto para este libro es obvia. Una cronología profética
que tenga alguna esperanza de ser precisa debe seguir un método literal de
interpretación de las profecías bíblicas individuales. La sabiduría de este
enfoque se hará cada vez más evidente a lo largo de nuestro estudio.
III. PUEDES ENTENDER LAS ESCRITURAS PROFÉTICAS

Así como debemos usar un enfoque literal al interpretar la profecía bíblica,


debemos usar principios interpretativos sólidos para “manejar correctamente la
palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15). Este versículo tiene una profundidad y
riqueza en el griego original que no se encuentra en las traducciones al inglés,
como explica el expositor de la Biblia Thomas Constable.

“Manipulación precisa” (literalmente, corte recto) es una figura que pinta la


imagen de un trabajador que es cuidadoso y preciso en su trabajo. La
palabra griega (orthotomounta) en otros lugares describe a un fabricante de
tiendas que hace cortes rectos en lugar de ondulados en su
material. Representa a un constructor que coloca ladrillos en hileras rectas
y a un granjero que ara un surco recto. 2

Esta imagen indica que, así como un artesano es preciso y cuidadoso en su


trabajo, también debemos serlo tú y yo al interpretar las Escrituras. Por eso los
principios interpretativos pueden ser tan beneficiosos. Aquí hay seis que me han
guiado a través de los años.

El sentido llano
1. Cuando el sentido llano tiene sentido, no busque otro sentido para no
terminar en tonterías.
Observé este dicho antes, pero vale la pena repetirlo. El expositor de la Biblia
David Cooper sugiere que en vista de este dicho, debemos “tomar cada palabra
en su significado primario, ordinario, usual y literal, a menos que los hechos del
contexto inmediato, se estudien a la luz de pasajes relacionados y verdades
axiomáticas y fundamentales , indique claramente lo contrario ". Asimismo, el
3

erudito en profecía Arnold Fruchtenbaum sugiere que “a menos que el texto


indique claramente que debe tomarse simbólicamente, el pasaje debe
entenderse literalmente”. 4

Una lectura sencilla de Génesis indica que cuando Dios creó a Adán a Su propia
imagen racional, le dio a Adán el don de un habla inteligible para que pudiera
comunicarse objetivamente con el Creador y con otros seres humanos (Génesis
1:26; 11:1,7). Las Escrituras muestran que Dios eligió soberanamente usar el
lenguaje humano como medio para comunicar las verdades reveladas, a menudo
a través de pronunciamientos de los profetas. Muchas veces, estos hombres
comenzaron sus mensajes con “Así dice la SEÑOR” (por ejemplo, ver Isaías 7:7;
10:24; 22:15; 28:16; 30:15; 49:22; 51:22; 52:3-4).
Si Dios creó el lenguaje principalmente para poder comunicarse con los seres
humanos y para que los seres humanos pudieran comunicarse entre sí,
naturalmente usaría el lenguaje y esperaría que el hombre lo usara en su sentido
normal y sencillo. Esta visión del lenguaje es un requisito previo para
comprender no solo la palabra hablada de Dios, sino también Su Palabra escrita
(Escritura).
Considere las promesas específicas que Dios le ha hecho a Israel, incluidas las
promesas de la tierra en el pacto de Abraham. El significado simple de estas
5

promesas tiene perfecto sentido. No hay una buena razón para decir que tales
versículos no se cumplirán con Israel, sino que se cumplirán espiritualmente en
la iglesia moderna, una posición que tienen los defensores de la teología del
reemplazo.

Supuestos
2. Someta todas las suposiciones doctrinales a las Escrituras.
Nuestras opiniones doctrinales no deben gobernar nuestra interpretación de
las Escrituras. Por supuesto, todos los intérpretes están influenciados hasta
cierto punto por prejuicios personales, teológicos, denominacionales y
políticos. Ninguno de nosotros se acerca a las Escrituras con una pizarra en
blanco. Por esta razón, nuestras opiniones doctrinales deben estar en armonía
con las Escrituras y estar sujetas a corrección por ellas. Solo las posiciones que
son compatibles con las Escrituras son legítimas. Debemos permitir que el texto
bíblico mismo modifique o incluso remodele completamente nuestras
presuposiciones y creencias.
Por ejemplo, mucha gente cree que cuando el anticristo aparezca en escena,
será musulmán. Algunas de estas personas parecen tener un sesgo teológico a
favor de esta posición debido a la reciente proliferación del terrorismo islámico.
Sin embargo, comparar esta posición con la Escritura revela problemas
importantes. Por un lado, Daniel 9:26 predice la destrucción de Jerusalén en el
año 70 d.C. pero también menciona al anticristo: "El pueblo del príncipe que ha
de venir destruirá la ciudad y el santuario". "Príncipe" se refiere al anticristo. Las
personas que destruyeron Jerusalén y su templo fueron los romanos. Dado que
el anticristo es de este pueblo, podemos concluir que el anticristo será un gentil
romano y no un musulmán. El punto es que siempre debemos estar dispuestos a
contrastar nuestras creencias con las Escrituras.

El contexto bíblico
3. Preste mucha atención al contexto bíblico.
Cada palabra en la Biblia es parte de una oración, cada oración es parte de un
párrafo, cada párrafo es parte de un libro y cada libro es parte de toda la
Escritura. La interpretación de un pasaje específico no debe contradecir la
enseñanza total de la Escritura en un punto. Los versos individuales no existen
como fragmentos aislados, sino como partes de un todo. Para interpretarlos
correctamente, debemos comprender su relación con el todo y entre sí. La
Escritura interpreta la Escritura.
Como ejemplo de la importancia del contexto, considere Mateo 24:34: “De
cierto os digo que esta generación no pasará hasta que sucedan todas estas
cosas”. ¿Quiso decir Jesús que todas las profecías del tiempo del fin deben
cumplirse durante el primer siglo, como sostienen los preteristas de
la actualidad? No lo creo. Consultar el contexto indica que Cristo estaba diciendo
que las personas que presencian las señales declaradas antes en Mateo 24: la
abominación desoladora (versículo 15), la gran tribulación como nunca antes se
había visto (versículo 21), la señal de la Hijo del Hombre en el cielo (versículo
30), y similares, todavía estarán vivos cuando las profecías restantes del tiempo
del fin se cumplan. El período de tribulación futura durará siete años (Daniel
9:27; Apocalipsis 11: 2), por lo que Jesús está diciendo que la generación viva al
comienzo de la tribulación seguirá viva al final de la misma. El contexto aclara
todo.

Género
4. Haga un juicio de género correcto.
La Biblia contiene una variedad de géneros literarios, cada uno de los cuales
tiene ciertas características peculiares que debemos reconocer para interpretar
el texto correctamente. Los géneros bíblicos incluyen historia (Hechos), la
epopeya dramática (Job), poesía (Salmos), dichos sabios (Proverbios) y escritos
apocalípticos (Daniel y Apocalipsis). Los juicios de género incorrectos nos
llevarán por mal camino al interpretar las Escrituras.
Una parábola no debe tratarse como historia, ni la poesía (que contiene
muchos símbolos) debe tratarse como una narración directa. Por ejemplo, los
Salmos se refieren a Dios como una Roca (Salmo 18: 2; 19:14). Esto
no debe entenderse literalmente, sino verse como un símbolo de la solidez de
Dios: Dios es nuestro fundamento sólido como una roca. Los Salmos a menudo
usan tales metáforas.
El intérprete sabio permite que su conocimiento de los géneros controle cómo
se acerca a cada pasaje bíblico. De esta manera, puede determinar con precisión
lo que el autor bíblico intentaba comunicar al lector.
Aunque la Biblia contiene una variedad de géneros literarios y muchas figuras
retóricas, los autores bíblicos emplearon con mayor frecuencia declaraciones
literales para transmitir sus ideas. Cuando usan un medio literal para expresar
sus ideas, el estudiante de la Biblia debe emplear un enfoque literal
correspondiente para explicar estas ideas. Un método literal para interpretar las
Escrituras le da a cada palabra del texto el mismo significado básico que tendría
en la escritura, el habla o el pensamiento normal, ordinario y habitual. Sin tal
método, la comunicación entre Dios y el hombre sería imposible.
Para ilustrar la importancia del género, tenemos todos los indicios de que la
promesa profética en 1 Tesalonicenses 4:16-17 debe tomarse literalmente.

Porque el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de
arcángel y con sonido de trompeta de Dios. Y los muertos en Cristo
resucitarán primero. Entonces nosotros los que estemos vivos, los que
quedamos, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para
encontrarnos con el Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

En otras palabras, habrá un rapto literal. Primera de Tesalonicenses es una


epístola (carta) escrita por el apóstol Pablo, y contiene declaraciones claras de
hechos.
Por otro lado, en el libro de Apocalipsis, un texto apocalíptico que incluye
muchos símbolos, encontramos que los siete candeleros son las siete iglesias
(Apocalipsis 1:20), los tazones llenos de incienso denotan las oraciones de
los santos (5:8), y las muchas aguas describen “pueblos y multitudes y naciones
e idiomas” (17:15). Las distinciones de género son fundamentales.

Los contextos histórico y cultural


5. Consultar historia y cultura.
El intérprete de las Escrituras debe salir de su mentalidad occidental
contemporánea y adoptar una mentalidad judía antigua, prestando especial
atención a cosas como los ritos matrimoniales judíos, los ritos funerarios, las
prácticas familiares, las prácticas agrícolas, las prácticas comerciales, el sistema
monetario, métodos de guerra, esclavitud, tratamiento de cautivos, uso de
convenios y prácticas religiosas. Armados con información histórica tan
detallada, interpretar la Biblia correctamente se convierte en una tarea mucho
más fácil porque entendemos mejor el mundo de los escritores bíblicos.
Una comprensión histórica completa de la historia judía nos ayuda a
comprender por qué al anticristo se le llama el "cuerno pequeño" (Daniel
8:9). Los judíos antiguos reconocieron que los animales usaban sus cuernos
como armas, por lo que el cuerno eventualmente llegó a ser visto como un
símbolo de poder y fuerza. Como una extensión de este símbolo, los cuernos en
los tiempos bíblicos a veces se usaban como emblemas de dominio,
representando reinos y reyes, como en los libros de Daniel y Apocalipsis (véanse
Daniel 7–8; Apocalipsis 13: 1,11; 17: 3- dieciséis). Entonces, el anticristo, como
un “cuerno pequeño”, aparentemente comienza de una manera relativamente
menor con un dominio localizado, pero finalmente alcanza el dominio global
(Apocalipsis 13).

Múltiples aplicaciones
6. Recuerde que un pasaje puede aplicarse a más de un evento.
Las Escrituras proféticas pueden referirse a dos eventos que están separados
por un período de tiempo significativo. Sin embargo, estos eventos se encuentran
en un solo pasaje de las Escrituras, aparentemente mezclados en una sola
imagen, enmascarando el período de tiempo intermedio. La brecha de tiempo no
se reconoce dentro de ese texto en particular, pero se hace evidente al consultar
con otros versículos.
Esto es lo que encontramos en ciertos pasajes del Antiguo Testamento sobre
la primera y segunda venidas de Jesucristo. Por ejemplo, en Zacarías 9: 9-10,
leemos: “¡Alégrate mucho, hija de Sion! Da voces de júbilo, hija de Jerusalén. He
aquí, tu rey viene a ti; Justo y salvador es él, humilde y montado sobre un asno,
sobre un pollino, el potro de un asno ... Hablará paz a las naciones; su gobierno
será de mar a mar ". Este pasaje habla tanto de la primera venida (Cristo rey
montado en un asno) como de la segunda venida, que se producirá en su reino
milenario universal. (Véase Isaías 11: 1-5 para ver otro ejemplo).
Estos seis principios interpretativos facilitarán mucho nuestros esfuerzos por
establecer una cronología profética bíblica. Ahora examinemos profecías
específicas en las Escrituras.

* La teología del reemplazo básicamente sostiene que la iglesia ha


reemplazado a Israel en el plan de Dios y que las promesas hechas a Israel
se cumplen en la iglesia.
† La palabra preterismo deriva del latín preter , que significa pasado. Desde
este punto de vista, las profecías bíblicas del libro de Apocalipsis
(especialmente los capítulos 6–18) y el discurso de Cristo en el monte de los
Olivos (Mateo 24–25) ya se han cumplido.
2
Antes de la Tribulación

EN ESTE CAPÍTULO
I. Un Propósito Divino para la Era Actual
II. Israel Renace como Nación
III. Aumenta la Apostasía
IV. Estados Unidos se Debilita

I - UN PROPÓSITO DIVINO PARA LA ERA ACTUAL

D ios tiene un propósito divino para la era actual. Demostraré que este
propósito se relaciona tanto con Israel como con la iglesia. Dios, a través
de las Escrituras, también nos da una idea de las características de la era
actual. Todo esto sirve como preludio de profecías específicas del tiempo del fin
sobre el rapto y el período subsiguiente de tribulación.

El propósito de Dios para Israel


Desde el momento en que Israel rechazó a Cristo en el primer siglo, ha
experimentado una ceguera judicial y un endurecimiento como un juicio de
Dios. El apóstol Pablo lo expresó de esta manera: “Hermanos, quiero que
comprendan este misterio: un endurecimiento parcial ha venido sobre Israel,
hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles [es decir, hasta que el número
completo de los gentiles que serán salvos de hecho, he sido salvo]” (Romanos
11:25).
El trasfondo es que los judíos en Israel habían buscado una relación con Dios
no por fe sino por obras (ver Gálatas 2:16; 3:2, 5, 10). Por supuesto, para alcanzar
la justicia mediante la observancia de la ley, las personas deben guardar la ley
perfectamente (Santiago 2:10), lo cual ninguna persona es capaz de hacer. Los
judíos tropezaron con la "piedra de tropiezo", que es Jesucristo (Romanos
9:3133). Jesús no se ajustaba a sus ideas preconcebidas sobre el Mesías (Mateo
12:14,24), por lo que lo rechazaron. Como resultado de este rechazo del Mesías,
Israel ha sufrido una ceguera y una dureza judiciales parciales. Israel perdió así
su posición privilegiada ante Dios, por lo que el evangelio fue predicado a los
gentiles para hacer que los judíos se pusieran celosos de que pudieran ser salvos
(Romanos 11:11).
Desde ese momento, los gentiles que tienen fe en Jesús se convierten en
miembros de la iglesia de Dios. Los judíos creyentes también se convierten en
miembros de la iglesia de Dios en la era actual (ver Efesios 3:3-5,9; Colosenses
1:26-27).
La buena noticia es que el endurecimiento y el abandono de Israel es solo
temporal. En la terrible amenaza del Armagedón, hacia el final del período de la
tribulación, Israel finalmente reconocerá a su Mesías y se volverá a Él para que
lo rescate de las fuerzas invasoras del anticristo (Zacarías 12:10; ver también
Romanos 10:13-14). Un remanente de Israel será salvo (Romanos 11:25). (Más
sobre todo esto más adelante en el libro).

El propósito de Dios para la iglesia


Hoy vivimos en lo que se llama la era de la iglesia. La iglesia universal es el
cuerpo cada vez mayor de creyentes nacidos de nuevo que componen el cuerpo
de Cristo y sobre quienes Él reina como Señor. Aunque los miembros de la iglesia
pueden diferir en edad, sexo, raza, riqueza, estatus social y capacidad, todos
están unidos como un solo pueblo (Gálatas 3:28). Todos comparten un Espíritu
y adoran a un Señor (Efesios 4:3-6). Este cuerpo está compuesto únicamente por
creyentes en Cristo. La forma en que uno se convierte en miembro de este cuerpo
universal es simplemente poniendo fe en Cristo (Hechos 16:31; Efesios 2:8-9).
La palabra iglesia se traduce de la palabra griega ekklesia. Esta palabra griega
proviene de dos palabras más pequeñas. El primero es ek, que significa "de
entre". El segundo es klesia, que significa "llamar". Combinando las dos
palabras, ekklesia significa "llamar de entre". La iglesia representa a aquellos a
quienes Dios ha llamado de entre el mundo, tanto judíos como gentiles. Y los que
Dios ha llamado provienen de todos los ámbitos de la vida. Todos son
bienvenidos en la iglesia de Cristo.
La iglesia no siempre ha existido. Siete factores bíblicos clave nos llevan a esta
conclusión.
1. La iglesia no existía en los tiempos del Antiguo Testamento. Mateo 16:18
cita a Jesús diciendo que Él edificaría Su iglesia. Esto indica que la iglesia aún no
existía.
2. Esto es consistente con el texto del Antiguo Testamento mismo, porque no
contiene una sola referencia a la iglesia.
3. En los tiempos del Nuevo Testamento, la iglesia se describe claramente
como distinta de Israel (ver Romanos 9:6; 1 Corintios 10:32; Hebreos 12:22-
24). Por tanto, la iglesia no es una mera continuación del Israel del Antiguo
Testamento. Es cierto que hay algunas similitudes entre Israel y la iglesia. Ambos
son parte del pueblo de Dios, ambos son parte del reino espiritual de Dios y
ambos participan en las bendiciones espirituales del pacto abrahámico y el
nuevo pacto. Más allá de esto, sin embargo, hay distinciones notables. Israel es
una entidad política terrenal (Éxodo 19:5-6), pero la iglesia universal es el
cuerpo espiritual invisible de Cristo (Efesios 1:3). Israel estaba compuesto por
judíos, pero la iglesia está compuesta tanto por judíos como por gentiles (ver
Efesios 2:15). Y uno se vuelve judío por nacimiento físico, mientras que uno llega
a ser miembro de la iglesia por nacimiento espiritual (Juan 3:3).
4. Cada creyente en la era de la iglesia es bautizado en el cuerpo de Cristo (1
Corintios 12:13), por lo que la era de la iglesia debe haber comenzado el día de
Pentecostés, porque este es el día en que este fenómeno ocurrió por primera vez
(Hechos 2; 11:15-16).
5. La iglesia es un misterio que no fue revelado a las generaciones pasadas,
pero que fue revelado por primera vez en la era del Nuevo Testamento. Este
misterio involucraba la idea de unir a creyentes judíos y gentiles en un cuerpo
espiritual (ver Efesios 3:3-6,9; Colosenses 1:26-27). Esto apoya la idea de que la
era de la iglesia comenzó el día de Pentecostés. (Los judíos pueden llegar a ser
miembros de la iglesia por la fe en Cristo en la era presente, pero Dios todavía
tiene un propósito futuro para Israel. Esto se hará cada vez más claro a lo largo
de este libro).
6. Se nos dice en Efesios 1:19-20 que la iglesia está construida sobre el
fundamento de la resurrección de Cristo, lo que significa que la iglesia no podría
haber existido en los tiempos del Antiguo Testamento.
7. La iglesia es llamada “hombre nuevo” en Efesios 2:15, lo que significa que
no pudo haber existido en los tiempos del Antiguo Testamento.
Concluimos, entonces, que la génesis de la iglesia fue el día de Pentecostés, y
que, desde entonces, hemos estado viviendo en la era de la iglesia. Esta era de la
iglesia durará hasta que la iglesia sea arrebatada de la tierra; los muertos en
Cristo resucitarán, y todos los creyentes vivos en la tierra serán trasladados
instantáneamente a sus cuerpos de resurrección (1 Tesalonicenses 4:13-17; 1
Corintios 15:50-58). Proporcionaré evidencia en este libro de que el rapto tiene
lugar antes del período de tribulación de siete años. Durante la tribulación, Dios
reanudará sus tratos especiales con Israel (Daniel 9:26-27).

El curso de la era actual


Como demuestra el erudito en profecía Thomas Ice, las parábolas de Cristo en
Mateo 13 describen el curso de la era actual. Estas parábolas cubren el período
de tiempo entre los dos advenimientos de Cristo: su primera y segunda venidas. 1

El trasfondo teológico es que el reino había sido ofrecido a los judíos por el
divino Mesías, Jesucristo (Mateo 11-12). Sin embargo, los líderes judíos no solo
rechazaron a Jesús, sino que incluso afirmaron que sus milagros se realizaron en
el poder de Satanás. Esto constituyó un alejamiento definitivo de Jesucristo, el
Mesías judío. Por eso, Israel ha sufrido una ceguera y un endurecimiento judicial
como juicio de Dios (Romanos 11:25).
De ese modo, el programa del reino de Dios fue alterado: su llegada se
retrasó. (Se retrasará hasta el futuro reino milenial de 1000 años, que sigue a la
segunda venida de Cristo). En Mateo 13, Jesús reveló cómo sería el curso de la
era presente hasta Su segunda venida. Proporcionó sus conocimientos en
parábolas.
La parábola del sembrador enseña que esta era se caracterizará por la siembra
de la semilla del evangelio en diferentes tipos de suelo (Mateo 13:1-23). Esto
revela que la gente tendrá varias respuestas al evangelio porque varias fuerzas
se oponen al evangelio, incluido el mundo, la carne y el diablo.
La parábola de la cizaña indica que la verdadera siembra de la semilla del
evangelio será imitada por una falsa contra-siembra (Mateo 13:24-30,36-
43). Solo un juicio después del futuro período de tribulación separará el trigo
(verdaderos creyentes) de la mala hierba (incrédulos o falsos creyentes).
La parábola de la semilla de mostaza indica que el reino espiritual de Dios
tendría un comienzo casi imperceptible, apenas perceptible. Pero, así como una
pequeña semilla de mostaza puede producir una planta grande (puede crecer
más de 15 pies de altura), el reino espiritual de Dios comenzaría pequeño pero
llegaría a ser muy grande en el mundo (Mateo 13:31-32).
La parábola de la levadura ha sido interpretada de diversas formas por los
eruditos bíblicos (Mateo 13:33). La mayoría cree que la levadura típicamente
representa el mal en las Escrituras (ver Mateo 16:12; Marcos 8:15; Lucas 12:1; 1
Corintios 5: 6-8; Gálatas 5:9). Por esta razón, concluyen que quizás la parábola
está enseñando que la enseñanza falsa puede surgir y crecer exponencialmente
y penetrar en la cristiandad.
La parábola del tesoro escondido también ha sido interpretada de diversas
formas por los eruditos bíblicos (Mateo 13:44). Muchos creen que Jesús estaba
señalando el valor increíble del verdadero reino de los cielos en oposición a los
sistemas de creencias falsificados. Aquellos que realmente ven su importancia
harán todo lo que esté a su alcance para poseerlo. No permitirán que nada se
interponga en su camino.

Oportunidades continuas de arrepentimiento y conversión


Algunos pueden preguntarse por qué la segunda venida de Cristo no ha
ocurrido ya en la era de la iglesia actual. ¿Por qué Dios no trae el fin
inmediatamente? Hay una buena respuesta para esto.
Segunda de Pedro 3: 9 nos instruye: “El Señor no tarda en cumplir su promesa,
como algunos la consideran lentitud, sino que es paciente para con ustedes, no
queriendo que ninguno perezca, sino que todos alcancen el
arrepentimiento”. Dios es paciente y está proporcionando suficiente tiempo para
que la gente se arrepienta.
Esto concuerda con el hecho de que Dios tiene un largo historial de mostrar
inmensa paciencia antes de llevar a la gente a juicio (ver Joel 2:13; Lucas 15:20;
Romanos 9:22). Por lo tanto, no debería sorprendernos que continúe con esta
paciencia en la era actual.
Lamentablemente, a pesar de la paciencia de Dios y su deseo de que nadie
perezca, muchas personas se negarán a volverse a Dios y, por lo tanto, pasarán
la eternidad apartados de Él (Mateo 25:46). Dios anhela que todos sean salvos
(ver 1 Timoteo 2:4), pero no todos recibirán el regalo de la salvación de Dios (ver
Mateo 7:13-14). Esa es una de las razones por las que tantos juicios horribles
caen sobre un mundo incrédulo durante el futuro período de tribulación
(Apocalipsis 4–18). ¡Las personas que vivan en la tierra durante ese tiempo no
tendrán excusa!

II - ISRAEL RENACE COMO NACIÓN

El nacimiento de la nación moderna y autónoma de Israel en 1948 inició el


cumplimiento de profecías bíblicas específicas sobre una reunión internacional
de los judíos en incredulidad antes de los juicios por venir durante el período de
tribulación futura. Se predijo que esta reunión tendría lugar después de siglos de
exilio en varias naciones del mundo.
En Ezequiel 36:10 Dios le prometió al pueblo judío: “Multiplicaré gente sobre
ti, toda la casa de Israel, todo. Las ciudades serán habitadas y los lugares
desolados reconstruidos ". Dios también prometió: “Los tomaré de las naciones,
los reuniré de todos los países y los llevaré a su propia tierra” (versículo 24).
En tiempos bíblicos, Israel había sido esclavo de naciones individuales, como
los egipcios, los asirios y los babilonios. Y en cada caso, Dios los entregó después
de un tiempo. Pero nunca en la historia bíblica se ha librado a los israelitas de
"todos los países". Este evento no se cumplió hasta 1948, cuando Israel
finalmente se convirtió en una entidad nacional nuevamente, y los judíos han
regresado a su tierra natal desde entonces. Joel Rosenberg ofrece esta
información:

Considere los números. Cuando Israel declaró su independencia el 14 de


mayo de 1948, la población del país era de solo 806.000. Sin embargo, a
finales de 2005, casi 7 millones de personas vivían en Israel, 5,6 millones de
las cuales eran judías. Cada año llegan miles más. Solo en 2005, unos 19.000
judíos emigraron a Israel. De hecho, hoy en día viven más judíos en el área
metropolitana de Tel Aviv que en la ciudad de Nueva York, tantos judíos
viven en Israel como en los Estados Unidos, y no pasará mucho tiempo antes
de que vivan más judíos en Israel que judíos que no lo hacen. 2

El programa divino de restaurar a Israel aparentemente ha estado en


progreso, incluso antes de 1948, preparando el escenario para el futuro período
de tribulación. Estas son algunas fechas clave de la historia reciente:

• 1881–1900: Aproximadamente 30.000 judíos que habían sido


perseguidos en Rusia se trasladaron a Palestina.
• 1897: El objetivo de establecer un hogar en Palestina para los judíos
recibió un gran impulso cuando el Primer Congreso Sionista se reunió en
Basilea, Suiza, y adoptó el sionismo como programa.
• 1904-1914: 32.000 judíos más que habían sido perseguidos en Rusia se
trasladaron a Palestina.
• 1924-1932: 78.000 judíos polacos se trasladaron a Palestina.
• 1933–1939: 230.000 judíos que habían sido perseguidos en Alemania y
Europa central se trasladaron a Palestina.
• 1940-1948: 95.000 judíos que habían sido perseguidos en Europa central
se trasladaron a Palestina. Mientras tanto, más de seis millones de judíos
fueron asesinados por Adolf Hitler y la Alemania nazi.
• 1948: Nace el nuevo estado de Israel.
• 1967: Israel capturó Jerusalén y Cisjordania durante la Guerra de los Seis
Días, que fue precipitada por una invasión árabe.3

En la visión de huesos secos en Ezequiel 37, el Señor, milagrosamente, vuelve


a juntar los huesos esparcidos en un esqueleto, envuelve el esqueleto en
músculos, tendones y carne, y da vida al cuerpo. No hay duda de que este capítulo
está hablando de Israel, porque leemos que “estos huesos son toda la casa de
Israel” (versículo 11). El capítulo describe a Israel como una nación viva que
respira, aparentemente resucitada de entre los muertos.
Esto significa que 1948 es un año para recordar. Después de todo, en el año 70
d.C. Tito y sus guerreros romanos destruyeron Jerusalén, poniendo fin
definitivamente a la identidad de Israel como entidad política (ver Lucas
21:20). Los judíos estuvieron dispersos por todo el mundo durante muchos
siglos. En 1940, nadie podría haber adivinado que dentro de una década Israel
volvería a ser una nación. Y sin embargo sucedió. Israel logró la condición de
estado en 1948 y los judíos han regresado a su tierra natal desde entonces.
La profecía bíblica revela que esta nación recién renacida de Israel se volverá
próspera. Dios promete: “Haré abundante el fruto del árbol y la cosecha del
campo, para que nunca más vuelvas a sufrir la vergüenza del hambre entre las
naciones” (Ezequiel 36:30).

Se está preparando el escenario


La reunión de judíos en Israel es necesaria para que las profecías bíblicas clave
sobre el período de la tribulación tengan sentido. El regreso de los judíos a la
tierra antes del período de la tribulación está claramente implícito en el pacto de
paz entre el anticristo y los líderes de Israel (Daniel 9:27). La firma de este pacto
de paz marcará el comienzo real del período de tribulación. Sin embargo, tenga
en cuenta que para que tal tratado tenga sentido, los judíos deben estar en su
propia tierra e Israel debe ser una entidad política viable. El punto es, entonces,
que Israel debe ser reunido en la tierra antes del comienzo del período de
tribulación. Esto es lo que hace que el año 1948 sea tan significativo desde un
punto de vista profético.
Podemos señalar el mismo punto en relación con la reconstrucción del templo
judío que existirá durante el período de la tribulación (ver Mateo 24: 15-16; 2
Tesalonicenses 2: 4). ¿Cómo podría haber una reconstrucción del templo judío
en Israel a menos que Israel hubiera renacido previamente como nación?

Una calificación
Debo tener cuidado de enfatizar que Israel en este momento todavía
permanece incrédulo. Pero según Joel 2: 28-29, eventualmente ocurrirá un
despertar espiritual en Israel.
El Armagedón, la serie de batallas que ocurren al final del período de la
tribulación, parece ser el contexto histórico en el que Israel finalmente se
convertirá (Zacarías 12:2–13:1). La restauración de Israel incluirá la confesión
del pecado nacional de Israel (Levítico 26:40-42; Jeremías 3:11-18; Oseas 5:15),
después de lo cual Israel será salvo, cumpliendo así la profecía de Pablo en
Romanos 11:25- 27. En una terrible amenaza en el Armagedón, Israel suplicará
que su Mesías recién encontrado regrese y los libere. “Llorarán por él como se
lamenta por un hijo único” (Zacarías 12:10; Mateo 23: 37-39; ver también Isaías
53:1-9), y su liberación ciertamente vendrá (ver Romanos 10:13-14). Los líderes
de Israel finalmente se habrán dado cuenta de la razón por la cual la tribulación
ha caído sobre ellos, tal vez porque el Espíritu Santo iluminará su comprensión
de las Escrituras, o por el testimonio de los 144.000 evangelistas judíos
(Apocalipsis 7), o por el testimonio de los dos testigos proféticos (Apocalipsis
11).
Más tarde, en el reino milenial, que sigue a la segunda venida de Cristo, Israel
experimentará una posesión total de la tierra prometida y el restablecimiento
del trono davídico. Será un tiempo de bendición física y espiritual, cuya base es
el nuevo pacto (Jeremías 31:31-34).

III - AUMENTA LA APOSTASÍA

La palabra apostasía proviene de la palabra griega apostasia, que significa


"apartarse". La palabra se refiere a apartarse de la verdad. Representa una
deserción deliberada y decidida de la fe o un abandono de la fe.
La traición de Judas Iscariote a Jesús por 30 piezas de plata es un ejemplo
clásico de apostasía y sus efectos (ver Mateo 26:14-25,47-57; 27:3-10). Se apartó
de la verdad, quizás por razones económicas. Más tarde, en el remordimiento,
Judas se ahorcó, después de lo cual su cuerpo cayó de cabeza y “se abrió de par
en par y todas sus entrañas se derramaron” (Hechos 1:18).
Himeneo y Alejandro experimentaron un naufragio de su fe y aparentemente
se involucraron en la blasfemia (1 Timoteo 1:19-20). Demas se apartó del
apóstol Pablo debido a su amor por el mundo presente (2 Timoteo 4:10).
Ya sea que las personas se sientan atraídas por el dinero, el amor al mundo o
cualquier otra cosa, se las puede desviar de su compromiso con el Señor. Y las
consecuencias son siempre graves, incluso mortales. Los apóstoles a menudo
advirtieron del peligro de la apostasía (Hebreos 6:4-8; 10:26-27).
La apostasía también ocurrió en los tiempos del Antiguo Testamento entre los
israelitas (Josué 22:22; 2 Crónicas 33:19; Jeremías 2:19; 5:6). Como resultado de
su apostasía, se exiliaron (el reino del norte fue exiliado por Asiria en el 722 a. C.
y el reino del sur fue exiliado por Babilonia en el 597-581 a. C.).
Pablo advirtió a los ancianos de la iglesia que, después de su muerte, surgirían
falsos maestros que buscarían llevar a los miembros de la iglesia a la apostasía:
“Sé que después de mi partida entrarán entre ustedes lobos feroces, que no
perdonarán al rebaño, y de entre ustedes mismos Levántense hombres que
hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” (Hechos 20:29-30).
Las Escrituras nos dicen que habrá un aumento de la apostasía en los últimos
tiempos. Por ejemplo, 1 Timoteo 4:1-2 advierte: “El Espíritu dice expresamente
que en tiempos posteriores algunos se apartarán de la fe dedicándose a espíritus
engañosos y enseñanzas de demonios, por la falta de sinceridad de mentirosos
cuyas conciencias están cauterizadas”.
Muchos de los cultos y religiones falsas que salpican nuestra tierra hoy
surgieron de la iglesia cristiana. Los líderes de estos grupos recibieron supuestas
revelaciones de ángeles, que sabemos que son ángeles caídos o demonios. El
mormonismo es un ejemplo clásico. Fue fundada por José Smith después de
recibir una revelación del supuesto ángel Moroni. Otro ejemplo es el Islam, que
se basa en supuestas revelaciones que el ángel Gabriel le llevó a Mahoma.
Además, 2 Timoteo 4:3-4 ofrece esta advertencia: “Se acerca el tiempo en que
la gente no tolerará la sana enseñanza, sino que, teniendo comezón en los
oídos, acumulará para sí maestros para satisfacer sus propias pasiones, y dejará
de escuchar la verdad y vagar por los mitos ". ¿Quién puede dudar de que estas
palabras describen los mismos días en que vivimos? Al navegar por los canales
de televisión por la noche, encontrará ejemplos de numerosos falsos maestros
que abrazan doctrinas que apelan a las pasiones de las personas, como el
evangelio de la salud y la riqueza.

Segunda de Timoteo 3:1-8 proporciona algunos detalles sobre la apostasía de


los últimos tiempos:

Entiende esto, que en los últimos días vendrán tiempos de dificultad. Porque
las personas serán amantes de sí mismas, amantes del dinero, orgullosas,
soberbias, abusivas, desobedientes a sus padres, ingratas, impías,
despiadadas, insaciables, calumniadoras, sin autocontrol, brutales, no
amando el bien, traidoras, imprudentes, hinchadas de vanidad, amadores de
los placeres más que de Dios, que tienen apariencia de piedad, pero niegan
su poder. Evite a esas personas. Porque entre ellos están los que se infiltran
en los hogares y capturan a mujeres débiles, cargadas de pecados y
extraviadas por diversas pasiones, siempre aprendiendo y nunca capaces de
llegar al conocimiento de la verdad. Así como Jannes y Jambres
se opusieron a Moisés, estos hombres también se oponen a la verdad,
hombres corruptos de mente y descalificados en cuanto a la fe.

Las Escrituras revelan que los falsos maestros a menudo fomentan la apostasía
(Gálatas 2:4) y se intensifica durante tiempos de prueba (Lucas 8:13). Esto es
proféticamente significativo, porque los falsos maestros y las pruebas severas
proliferarán en el futuro período de tribulación.
La Escritura es clara en cuanto a que la apostasía llegará a un punto álgido
durante el futuro período de tribulación. En 2 Tesalonicenses 2: 3 leemos: “Nadie
os engañe de ninguna manera. Porque ese día no vendrá, a menos que la rebelión
venga primero”. Muchos creen que esto se refiere a una rebelión contra la
verdad.
Mateo 24:9-12, un pasaje que habla sobre el período de tribulación, incluye
muchos de estos temas: "Muchos se apartarán ... muchos falsos profetas se
levantarán y desviarán a muchos ... el amor de muchos se enfriará".
Se avecinan días aleccionadores.

IV - ESTADOS UNIDOS SE DEBILITA


¿Se menciona América en la profecía bíblica? Muchos lo han pensado. Algunos
entusiastas de la profecía han sugerido interpretaciones especulativas e
inverosímiles. Otros han adoptado un enfoque más razonado.
La Biblia es clara en que los Estados Unidos de Europa, el Imperio Romano
revivido que estará encabezado por el anticristo, será la superpotencia política y
económica en los últimos tiempos (ver Daniel 2;7). Siendo este el caso,
muchos estudiosos de la profecía creen que los Estados Unidos se debilitarán
progresivamente para cuando comience el período de
tribulación. Personalmente creo que esta es una gran posibilidad. Y hay una serie
de escenarios que podrían explicar cómo podría suceder.

Implosión moral
La continua degeneración moral y espiritual de Estados Unidos podría
provocar su implosión. Muchas estadísticas muestran los problemas en que se
encuentra este país moral y espiritualmente. En la actualidad, cuatro de cada
cinco adultos —alrededor del 83 por ciento— dicen estar preocupados por la
condición moral de los Estados Unidos. Si la fibra moral de este país continúa
erosionándose, su desaparición es solo cuestión de tiempo.
Debido al alto nivel de inmoralidad en este país, Dios puede traer juicio sobre
él. Los líderes cristianos han estado advirtiendo sobre esta posibilidad durante
décadas, pero sus advertencias a menudo caen en oídos sordos, al igual que los
profetas a menudo fueron ignorados durante los tiempos del Antiguo
Testamento.
Las Escrituras revelan que Dios es absolutamente soberano (Salmo 50:1; 66:7;
93:1; Proverbios 19:21; Isaías 14:24; 46:10), y en Su soberanía Él bendice a las
naciones que se someten a Él y derriba naciones que se rebelan contra él. En el
libro de Job leemos: “Él engrandece a las naciones y las destruye; ensancha
naciones y las aparta” (Job 12:23). Daniel 2:20-21 nos dice que Dios "quita reyes
y establece reyes". En vista de tales hechos bíblicos, ¿Estados Unidos está listo
para ser juzgado? Tenemos motivo de preocupación.
• Dios es absolutamente soberano sobre las naciones.
• Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento afirman que Dios es un Dios
de juicio.
• Estados Unidos está en caída libre, cayendo en picado moral y
espiritualmente, sin ningún arrepentimiento a la vista.
• Por lo tanto, debemos preguntarnos si Dios podría juzgar soberanamente a
Estados Unidos en los últimos tiempos por alejarse de Él.

Odio decirlo, pero creo que es una posibilidad real. Aquellos que dudan de esto
deben consultar lo que dice el apóstol Pablo en Romanos 1:18-28:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e


injusticia de los hombres, que con su injusticia suprimen la verdad. Porque
lo que se puede saber acerca de Dios les es claro, porque Dios se lo ha
mostrado. Porque sus atributos invisibles, es decir, su poder eterno y
naturaleza divina, se han percibido claramente, desde la creación
del mundo, en las cosas que han sido hechas. Por lo tanto, no tienen
excusa. Porque, aunque conocían a Dios, no lo honraron como a Dios ni le
dieron gracias, sino que se volvieron inútiles en sus pensamientos y sus
necios corazones se oscurecieron ...
Por tanto, Dios los entregó en la concupiscencia de sus corazones a la
impureza, al deshonor de sus cuerpos entre ellos, porque cambiaron la
verdad acerca de Dios por una mentira y adoraron y sirvieron a la criatura
en lugar del Creador, que es bendito para siempre. Amén.
Por eso Dios los entregó a pasiones deshonrosas. Pues sus mujeres
intercambiaron relaciones naturales por aquellas que son contrarias a la
naturaleza; y los hombres también abandonaron las relaciones naturales
con las mujeres y se consumieron por la pasión unos por los otros,
cometiendo los hombres actos desvergonzados con los hombres y
recibiendo en sí mismos la pena debida por su error. Y como no creyeron
conveniente reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente degradada para
que hicieran lo que no debían hacer.

Si este pasaje nos dice algo, es que cuando una nación continúa rechazando
deliberadamente a Dios y Su Palabra, dando la espalda a Sus requisitos morales,
Dios finalmente revela Su ira contra esa nación. Dios tiene un largo historial de
ira contra naciones impías. Este pasaje revela que una forma en que Dios revela
Su ira es permitiendo que la gente de esa nación experimente todo el peso de las
devastadoras consecuencias de su pecado.
Muchas grandes naciones se han levantado y caído a lo largo de la historia de
la humanidad. En cada caso, la nación no tenía ninguna expectativa de su
inminente desaparición. De hecho, quienes vivían en estas naciones
probablemente creían que su nación nunca podría caer. “La antropología nos
dice que muchas de las civilizaciones caídas en la historia también pensaron que
eran superiores a sus vecinos y antepasados. Pocos de sus ciudadanos podrían
haber imaginado que su sociedad colapsaría repentinamente ”. Pero la dura
4

realidad de la historia documentada es que las grandes naciones caen, y caen con
fuerza.
¿Qué tal una pequeña dosis de historia real? El Imperio babilónico duró menos
de un siglo. El Imperio Persa capituló después de unos dos siglos. Grecia menguó
en menos de tres siglos. El poderoso Imperio Romano resistió durante nueve
siglos. Los ciudadanos de estos imperios probablemente pensaron que sus
naciones durarían para siempre, pero cada imperio sufrió un grave declive moral
y Dios pronunció el juicio apropiado.
Aquí hay una pregunta para reflexionar: si lo que estamos presenciando en
Estados Unidos hoy: pornografía, sexo prematrimonial, sexo extramatrimonial,
homosexualidad generalizada, matrimonios entre personas del mismo sexo,
abortos, alcoholismo, drogas, divorcio, la desintegración de la unidad familiar,
etc. - estaban teniendo lugar en la antigua Babilonia, ¿pensaría usted que
Babilonia estaba madura para el juicio? ¡Creo que sí! El problema actual es que
muchos en nuestro país se han vuelto insensibles a los problemas morales
porque la inmoralidad es tan desenfrenada. Ese es un estado peligroso, porque
la paciencia de Dios no durará para siempre.

Detonación nuclear
Otra posibilidad es que Estados Unidos se vea debilitado por una detonación
nuclear en su suelo. Estados Unidos tiene muchas posibilidades de ser atacado
con armas nucleares en algún momento en un futuro no muy
lejano. Actualmente, los asesores gubernamentales dicen que es más probable
que ocurra un ataque nuclear en suelo estadounidense en los próximos diez
años.
Por supuesto, no es probable que todo Estados Unidos sea destruido por un
ataque nuclear. Pero si una ciudad importante, como Nueva York, Los Ángeles,
Chicago o Houston, fuera destruida, el efecto sería absolutamente devastador
para la ya frágil y endeudada economía estadounidense.
Ataque de pulso electromagnético (EMP)
Otra posibilidad más es que Estados Unidos pueda quedar incapacitado por un
ataque de pulso electromagnético (EMP). Esta posibilidad está documentada en
un informe emitido en 2004 por una comisión especial creada por el Congreso
llamada "Comisión para evaluar la amenaza a los Estados Unidos por un ataque
de pulso electromagnético". Con base en este informe, varios funcionarios
gubernamentales muy respetados lamentan que la tecnología esté ahora aquí
para poner fin al estilo de vida de Estados Unidos.
La comisión descubrió que una sola arma nuclear, lanzada por un misil a una
altitud de unos pocos cientos de millas sobre los Estados Unidos, produciría un
daño catastrófico para la nación. Tal misil podría lanzarse fácilmente desde un
carguero frente a la costa de los Estados Unidos. La comisión explicó que cuanto
mayor sea la altitud de detonación del arma, mayor será el área geográfica
afectada. A una altura de 300 millas, todo el territorio continental de los Estados
Unidos quedaría expuesto, junto con partes de Canadá y México.
La comisión advirtió que el pulso electromagnético producido por tal arma
probablemente dañaría severamente los sistemas de energía eléctrica, la
electrónica y los sistemas de información, todos de los cuales dependen los
estadounidenses. En alto riesgo estarían el control electrónico, las
infraestructuras para el manejo de energía eléctrica, sensores y sistemas de
protección de todo tipo, computadoras, teléfonos celulares, telecomunicaciones,
transporte, combustible y energía, banca y finanzas, servicios de emergencia e
incluso alimentos y agua. Cualquier cosa eléctrica está en riesgo.
Las consecuencias de un ataque EMP serían especialmente dañinas para la
sociedad estadounidense de hoy porque la infraestructura de nuestra sociedad
— civil y militar — virtualmente funciona con electricidad y componentes
electrónicos. La comisión estimó que se necesitarían "meses o años" para
recuperarse por completo de tal ataque.
Un ataque importante de EMP podría potencialmente provocar hambre y
enfermedades. El testimonio de un experto presentado ante el Congreso indicó
que un ataque EMP podría reducir a Estados Unidos a una capacidad
preindustrial en términos de opciones de transporte y la capacidad de
proporcionar alimentos y agua a la población. En lugar de automóviles,
autobuses y trenes, la gente se vería reducida a usar bicicletas, caballos y
carritos.

Una dependencia excesiva del petróleo


En mi libro The Coming Oil Storm (Harvest House Publishers, 2010), noté otra
posibilidad. Quizás Estados Unidos se debilite debido a su enorme dependencia
del petróleo. Los expertos ahora nos dicen que una disminución progresiva del
suministro de petróleo debilitará progresivamente la economía de nuestra
sociedad impulsada por el petróleo. En la actualidad, toda nuestra
infraestructura (incluido el transporte, la fabricación, la agricultura y mucho
más) depende de un suministro sostenido de petróleo. Una vez que el suministro
de petróleo comience a disminuir, una posibilidad inminente, según presidentes
de compañías petroleras, geólogos y líderes gubernamentales, los años
siguientes podrían traer escaseces que podrían causar una recesión global o algo
peor. Estados Unidos se vería especialmente afectado porque somos el mayor
consumidor mundial de petróleo.

El Rapto de la Iglesia
Una última posibilidad es que el rapto debilitará catastróficamente a los
Estados Unidos, más de lo que afectará a la mayoría de las otras naciones, debido
a la alta concentración de cristianos en este país.
Tras el momento del rapto, muchos líderes empresariales y sus empleados ya
no se presentarán a trabajar; las facturas, hipotecas y otros préstamos no se
pagarán; los agentes del orden y otros socorristas no estarán disponibles; y el
mercado de valores probablemente colapsará a medida que sobreviene el
pánico. Esto y mucho más seguirá al rapto.

Una catástrofe compuesta


Cualquiera de estos escenarios, y especialmente una combinación de ellos,
podría debilitar mucho a Estados Unidos. Es probable que esto suceda porque la
profecía revela que al final de los tiempos, el equilibrio de poder se desplazará
hacia los Estados Unidos de Europa, es decir, el Imperio Romano revivido, que
será dirigido por el anticristo. Demostraré más adelante en el libro que Estados
Unidos probablemente se convertirá en un aliado del Imperio Romano revivido.
3
El Rapto

EN ESTE CAPÍTULO
I. La Iglesia Será Arrebatada
II. El Rapto es Inminente
III. El Pretribulacionismo es el Punto de Vista Preferido

I - LA IGLESIA SERÁ ARREBATADA

E l rapto es ese evento glorioso en el que los muertos en Cristo resucitarán,


los cristianos vivos serán trasladados instantáneamente a sus cuerpos de
resurrección, y ambos grupos serán arrebatados para encontrarse con Cristo en
el aire y llevados de regreso al cielo (Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51-54;
1Tesalonicenses 4:13-17). Esto significa que una generación de cristianos nunca
pasará por las puertas de la muerte. Estarán vivos en la tierra en sus cuerpos
mortales, y de repente, en un instante, estarán con Cristo en sus cuerpos
inmortales. ¡Qué momento será ese!
La Biblia ofrece varias pistas de que el rapto tendrá lugar antes del período de
la tribulación. Esto significa que la iglesia no pasará por los juicios profetizados
en Apocalipsis 4–18. Este punto de vista parece ser más consistente con una
interpretación literal de la profecía bíblica.
En Apocalipsis 3:10, por ejemplo, Jesús promete a la iglesia en Filadelfia: "Te
guardaré de la hora de la prueba que viene sobre el mundo entero, para que
pruebes a los que moran en la tierra". Note el artículo definido (el) antes de la
palabra hora en este versículo. Esto indica que se vislumbra un período de
tiempo específico y distintivo, no cualquier “hora de prueba” en la historia de la
iglesia. El contexto claramente apunta a la futura tribulación de siete años, que
se describe en detalle en Apocalipsis 6–19. Esta es la hora de la prueba de la que
se mantendrá a la iglesia.
Este versículo revela que los santos de la iglesia se mantendrán alejados de la
hora real de la prueba, no solo de la prueba en sí. Si el Señor quisiera comunicar
que los preservaría en medio de la prueba misma, habría omitido las palabras la
hora y simplemente habría dicho: "Te evitaré la prueba".
El texto griego apoya este punto de vista. La preposición
griega ek (traducida de) conlleva la idea de separación de algo. Esto significa que
los creyentes se mantendrán alejados de la hora de la prueba en el sentido de
que serán completamente separados de ella al ser arrebatados antes de que
comience el período. Renald Showers comenta sobre esto en su libro Maranath :
Our SEÑOR Come!

El lenguaje en la referencia de Jesús a este período futuro de prueba mundial


implicaba que era bien conocido por los santos de la iglesia. Era bien
conocido porque tanto las Escrituras del Antiguo como del Nuevo
Testamento, escritas años antes de Apocalipsis, predijeron este período
único y futuro de prueba o tribulación, que tendría lugar antes de la venida
del Mesías para gobernar el mundo en la Era Mesiánica o Milenio. (Isaías
2:10-21; Dan. 12:1; Sofonías 1:14-18; Mateo 24:4-31). 1

Note que Apocalipsis 3:10 solo promete que los santos de la iglesia serán
apartados de esta hora de prueba que vendrá sobre toda la tierra. Aquellos que
se conviertan en creyentes durante la hora de la prueba misma (aquellos que
podríamos llamar santos de la tribulación) pasarán por la
tribulación. Arnold Fruchtenbaum explica esto en su libro Los pasos del Mesías.

A lo largo de la Tribulación, los santos están siendo asesinados a gran escala


(Apocalipsis 6:9-11; 11:7; 12:11; 13:7, 15; 14:13; 17:6; 18:24). Si estos
santos son santos de la Iglesia, no se los mantendrá a salvo y Apocalipsis
3:10 no tiene sentido. Solo si los santos de la Iglesia y los santos de
la Tribulación se mantienen distintos, la promesa de Apocalipsis 3:10 tiene
algún sentido. 2

De acuerdo con la idea de que la iglesia será arrebatada antes de que comience
este tiempo de tribulación, ningún pasaje del Antiguo Testamento sobre la
tribulación menciona a la iglesia (Deuteronomio 4: 29-30; Jeremías 30:4-11;
Daniel 8:24-27; 12:1-2). Asimismo, ningún pasaje del Nuevo Testamento sobre
la tribulación menciona a la iglesia (Mateo 13:30,39-42,48-50; 24:15-31; 1
Tesalonicenses 1:9-10; 5:4-9; 2 Tesalonicenses 2:1-11; Apocalipsis 4-18). La
ausencia total de la iglesia parecería indicar que no está en la tierra durante la
tribulación.
Además, un rapto pretribulacional explica mejor la apostasía masiva que
envuelve al mundo después de la remoción del "que restringe", aparentemente
el Espíritu Santo (2 Tesalonicenses 2:3-7). El Espíritu Santo mora en todos los
creyentes (Juan 14:16; 1 Corintios 3:17), por lo que esencialmente será removido
cuando la iglesia sea arrebatada, haciendo posible el estallido de la apostasía.
Además, la Escritura nos asegura que la iglesia no está destinada a la ira
(Romanos 5:9; 1 Tesalonicenses 5:9). Esto significa que la iglesia no puede pasar
por el gran día de la ira, el período de la tribulación (Apocalipsis 6:17; 14:10,19;
15: 1,7; 16:1).
Primera de Tesalonicenses 1:9 declara explícitamente que Jesús "nos libra de
la ira venidera". La palabra griega traducida entrega significa “sacar o arrebatar
para uno mismo, rescatar, salvar, preservar”. De hecho, el erudito griego Marvin
Vincent, autor de Word Studies in the New Testament , dice que el verbo significa
literalmente “atraer a uno mismo” y casi invariablemente se refiere a la
liberación de algún mal, peligro o enemigo. Esto claramente parece estar
3

refiriéndose al rapto de la iglesia antes del comienzo del período de la


tribulación.
De hecho, esta definición de la palabra griega en 1 Tesalonicenses 1:9 nos
recuerda la descripción del rapto en 1 Tesalonicenses 4:16-17.

Porque el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de
arcángel y con sonido de trompeta de Dios. Y los muertos en Cristo
resucitarán primero. Entonces nosotros los que estemos vivos, los que
quedamos, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para
encontrarnos con el Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

La frase "atrapado" aquí significa literalmente "arrebatado o


quitado". Además, la preposición griega ek (“de”) se usa en este versículo, tal
como se usa en Apocalipsis 3:10. Como hemos visto, el término lleva la idea de
"separación de". Los creyentes serán liberados de esta ira al estar
completamente separados de ella, lo que requiere el rapto.
A lo largo de las Escrituras, Dios protege a su pueblo antes de que caiga el juicio
(ver 2 Pedro 2:5-9). Enoc fue trasladado al cielo antes del juicio del diluvio. Noé
y su familia estaban en el arca antes de que se abrieran las compuertas. Lot fue
sacado de Sodoma antes de que se derramara el juicio sobre Sodoma y
Gomorra. Los primogénitos entre los hebreos en Egipto fueron protegidos por la
sangre del cordero pascual antes de que cayera el juicio. Los espías estaban a
salvo fuera de Jericó y Rahab estaba asegurada antes de que el juicio cayera sobre
Jericó. Así también la iglesia estará segura (por medio del rapto) antes de que
caiga el juicio en el período de tribulación.
Encontramos paralelos entre la descripción del apóstol Pablo del rapto en 1
Tesalonicenses 4: 16-18 y sus palabras en 1 Tesalonicenses 5:10-11: “[Cristo]
murió por nosotros para que, ya sea que estemos despiertos o dormidos,
vivamos con nosotros. él. Por tanto, anímense unos a otros y edifíquense unos a
otros, tal como lo están haciendo ". Tenga en cuenta estas similitudes:

1 TESALONICENSES 4:16-18
los muertos en cristo
nosotros que estamos vivos
Anímense unos a otros con estas palabras.

1 TESALONICENSES 5:10-11
dormido
despierto
Anímense unos a otros y edifíquense unos a otros.

Por tanto, podemos inferir que ambos pasajes se refieren al rapto. También
hay paralelos entre 1 Tesalonicenses 4:13-18 y la descripción de Jesús del rapto
en Juan 14:2-3. Por ejemplo:

• Juan 14:3 describe a Jesús descendiendo del cielo a la tierra. Del mismo
modo, 1 Tesalonicenses 4:16 dice que Cristo "descenderá del cielo".
• En Juan 14: 3, Jesús les dice a los creyentes: "Vendré otra vez y los llevaré
conmigo". Primera de Tesalonicenses 4:17 revela que los creyentes serán
“arrebatados” a Cristo.
• En Juan 14:3, Jesús promete: "Yo ... te llevaré conmigo, para que donde yo
esté, tú también estés". Primera de Tesalonicenses 4:17 afirma que los
creyentes "siempre estarán con el Señor".
• Jesús comparte sus palabras en Juan 14:1 para que el corazón de sus
seguidores no se turbe. Asimismo, Pablo comparte la información en 1
Tesalonicenses 4:13,18 para minimizar el dolor y dar ánimo.

Estas similitudes dejan en claro que ambos pasajes se refieren al mismo


evento: el rapto de la iglesia. La evidencia escritural revela que tiene lugar antes
de la tribulación.
Esto se confirma en el hecho de que el rapto involucra a Cristo viniendo por sus
santos en el aire antes de la tribulación, mientras que en la segunda venida
vendrá con sus santos a la tierra para reinar por mil años (Apocalipsis 19; 20:1-
6). El hecho de que Cristo venga con Sus santos (creyentes redimidos) en la
segunda venida supone que han sido raptados previamente. (No puede
venir con ellos hasta que primero haya venido a buscarlos).
El rapto: un misterio
Un misterio, en el sentido bíblico, es una verdad que no puede ser discernida
simplemente por la investigación humana, sino que requiere una revelación
especial de Dios. Generalmente, esta palabra se refiere a una verdad que era
desconocida para las personas que vivían en los tiempos
del Antiguo Testamento, pero que Dios le reveló a la humanidad durante los
ministerios de Jesús y los apóstoles (Mateo 13:17; Colosenses 1:26). Esto se
ilustra en un versículo clave sobre el rapto de la iglesia.

¡Mirad! Te digo un misterio. No todos dormiremos, pero todos seremos


transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la última
trompeta. Porque sonará la trompeta, y los muertos resucitarán
incorregibles, y nosotros seremos transformados. Porque este cuerpo
perecedero debe vestirse de imperecedero, y este cuerpo mortal debe
vestirse de inmortalidad. Cuando lo perecedero se viste de imperecedero y
el mortal se viste de inmortalidad, entonces se cumplirá el dicho que está
escrito: "La muerte es devorada por la victoria". “Oh muerte, ¿dónde está tu
victoria? ¿Oh muerte, dónde está tu aguijón?" (1 Corintios 15:51-55).

El rapto de la iglesia es un misterio porque nunca se había revelado en los


tiempos del Antiguo Testamento. Fue revelado por primera vez en el Nuevo
Testamento.

El parpadeo de un ojo
En 1 Corintios 15:51-52, el apóstol Pablo describe que el rapto ocurrió “en un
abrir y cerrar de ojos”. Esta frase es la manera en que Pablo demuestra cuán
breve será el momento del rapto. El aleteo de un párpado, el parpadeo de un ojo,
es extremadamente rápido.
Esto significa que la transformación corporal que experimentarán los
creyentes vivos en el rapto será casi instantánea. En un momento estarán en la
tierra en cuerpos mortales, y al momento siguiente se encontrarán con Cristo en
las nubes, instantáneamente transformados en sus cuerpos resucitados
glorificados.

La Voz de un Arcángel
El apóstol Pablo nos dice que el rapto de la iglesia seguirá a “un grito de mando,
con voz de arcángel” (1 Tesalonicenses 4:16). Los eruditos debaten lo que se
quiere decir con esta frase. Algunos sugieren que quizás Jesús lanzará el grito
con una voz de arcángel. Sin embargo, parece más natural para el texto
interpretar este grito como si realmente proviniera de la voz del arcángel mismo.
Las Escrituras revelan que, en la segunda venida, el Señor Jesús será "revelado
desde el cielo con sus ángeles poderosos" (2 Tesalonicenses 1:7). Si los ángeles
acompañan a Cristo en la segunda venida, seguramente se incluirá al arcángel
Miguel. Y si los ángeles acompañan a Jesús en la segunda venida, no hay razón
para suponer que tampoco lo acompañarán siete años antes en el rapto. Después
de todo, a menudo se describe a los ángeles como muy involucrados en
los eventos del tiempo del fin (ver Apocalipsis 5:11; 7:1-2,11; 8:2, 4, 6; 9:14-15;
10:10; 12:7,9; 14:10; 15:1,6-8; 16:1; 17:1; 21:9,12).

El novio y su novia
Las Escrituras describen a Cristo como el esposo (Juan 3:29) y a la iglesia como
Su esposa (Apocalipsis 19:7). El telón de fondo de estas imágenes tiene sus raíces
en las bodas hebreas, que tenían tres fases. Primero, el matrimonio fue
consumado legalmente por los padres de los novios, luego de lo cual el novio fue
a preparar un lugar para vivir en la casa de su padre. A continuación, el novio
vino a reclamar a su novia. Finalmente, hubo una cena de bodas, que podría
durar varios días. Las tres fases se ven en la relación de Cristo con la iglesia, la
novia de Cristo.
1. A medida que las personas que viven durante la era de la iglesia llegan a la
salvación, bajo la mano amorosa y soberana del Padre, se vuelven parte de la
novia de Cristo (la iglesia). Mientras tanto, Cristo, el Novio, está en el cielo,
preparando un lugar para que la esposa de Cristo viva en la casa de Su Padre.
2. El Novio (Jesucristo) viene a reclamar a Su esposa (en el rapto) y llevarla al
cielo, donde Él le ha preparado un lugar (Juan 14:1-3). El matrimonio real tiene
lugar en el cielo antes de la segunda venida (Apocalipsis 19:6-16).
3. La cena de las bodas del Cordero seguirá a la segunda venida, que
aparentemente tendrá lugar durante un período intermedio de 75 días entre la
segunda venida de Cristo y el comienzo del reino milenial (ver Daniel 12:11;
comparar con Mateo 22:1-14; 25:1-13). (Más sobre este período intermedio más
adelante en el libro).
También podemos ver otros paralelos. Así como los antiguos novios judíos
pagaron un precio de compra para establecer el pacto matrimonial, Jesús pagó
un precio de compra por la iglesia (1 Corintios 6:19-20). Además, así como una
novia judía fue declarada santificada o apartada al esperar a su novio, así la
iglesia es declarada santificada y apartada para Cristo el Esposo (Efesios 5:25-
27; 1 Corintios 1:2; 6:11; Hebreos 10:10; 13:12). Y así como una novia judía no
sabía la hora exacta en que vendría su novio por ella, la iglesia tampoco sabe la
hora exacta en que vendrá Jesús el Novio, aunque es un evento inminente.
La bendita esperanza
El término "esperanza bienaventurada" en las Escrituras es una referencia
general al rapto de la iglesia. Este evento es bendecido en el sentido de que trae
bendición a los creyentes. El término lleva la idea de anticipación gozosa. ¡Los
creyentes apenas pueden esperar que suceda!
Leemos sobre esto en Tito 2:13, donde Pablo dice que los cristianos estamos
"esperando nuestra esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria de
nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo". En este evento trascendental, los
muertos en Cristo resucitarán y los creyentes que aún estén vivos en la tierra
serán trasladados instantáneamente a sus cuerpos de resurrección (ver
Romanos 8:22-23; 1 Corintios 15:51-58; Filipenses 3:20-21; 1 Tesalonicenses 4:
13-18; 1 Juan 3:2-3). Estos cuerpos nunca más estarán sujetos a enfermedades,
dolores y muerte. A medida que continuamos pasando por este mundo caído
como peregrinos, esta magnífica esperanza nos fortalece.

II - EL RAPTO ES INMINENTE

El término inminente significa literalmente "listo para tener lugar" o


"inminente". El Nuevo Testamento enseña que el rapto es inminente, es decir,
nada debe cumplirse proféticamente antes de que pueda ocurrir (ver 1 Corintios
1:7; 16:22; Filipenses 3:20; 4:5; 1 Tesalonicenses 1:10; Tito 2:13; Hebreos 9:28;
1 Pedro 1:13; Judas 21). El rapto es un evento sin señales que puede ocurrir en
cualquier momento. Esto contrasta con la segunda venida de Cristo, que está
precedida por muchos eventos que suceden durante el período de tribulación de
siete años (véase Apocalipsis 4–18).
La inminencia del rapto ciertamente está implícita en las palabras del apóstol
Pablo en Romanos 13:11-12: “Ustedes saben que el tiempo ha llegado para que
despierten del sueño. Porque la salvación está más cerca de nosotros ahora que
cuando creímos. La noche se ha ido; el día está cerca. Entonces, desechemos las
obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz”. La
palabra salvación en este contexto debe ser escatológica, refiriéndose al rapto,
porque Pablo lo describe como un evento futuro específico. Al final de cada día,
el cristiano está mucho más cerca del rapto.
La inminencia del rapto también está implícita en Santiago 5:7-9.

Por tanto, hermanos, sean pacientes hasta la venida del Señor. Mira cómo el
agricultor espera el precioso fruto de la tierra, con paciencia, hasta que
reciba las lluvias tempranas y tardías. Tú también, ten paciencia. Afirma tu
corazón, porque la venida del Señor está cerca. Hermanos, no se quejen
unos de otros para que no sean juzgados; he aquí, el juez está a la puerta.
La Escritura dice que algunos creyentes estarán vivos durante el período de la
tribulación (por ejemplo, Apocalipsis 6:9-11). Pero estas personas se vuelven
creyentes algún tiempo después del rapto. Quizás se convenzan de la verdad del
cristianismo después de presenciar cómo millones de cristianos se desvanecen
sobrenaturalmente del planeta en el rapto. O tal vez se vuelven creyentes como
resultado del ministerio de los 144.000 evangelistas judíos presentados en
Apocalipsis 7 (quienes ellos mismos llegan a la fe en Cristo después del rapto). O
pueden haberse convertido en creyentes como resultado del ministerio
milagroso de los dos testigos de Apocalipsis 11, profetas que aparentemente
tienen los mismos poderes que Moisés y Elías. Además, la literatura cristiana
quedará atrás después del rapto, y muchos pueden llegar a la fe después de leer
esos libros.

La inminente venida de Cristo en el rapto debería tener un efecto práctico


increíble en las vidas de los cristianos individuales y de la iglesia en su conjunto.

Dios pretende que el hecho de que el santo y glorificado Hijo de Dios pueda
atravesar la puerta del cielo en cualquier momento sea la motivación más
apremiante e incesante para una vida santa y un ministerio agresivo
(incluidas las misiones, el evangelismo y la enseñanza de la Biblia) y la
mayor cura para el letargo y la apatía. Debe hacer una diferencia en los
valores, acciones, prioridades y metas de cada cristiano. 4

III - EL PRETRIBULACIONISMO ES EL PUNTO DE VISTA PREFERIDO

Estoy completamente convencido de que el punto de vista anterior


a la tribulación del rapto, descrito anteriormente, es correcto. Sin embargo,
algunos cristianos tienen puntos de vista diferentes. Estos incluyen
el postribulacionismo, el midtribulacionismo, la teoría del rapto parcial y
el punto de vista previo a la ira. Explicaré brevemente cuáles son estos puntos de
vista y por qué creo que son incorrectos.

Postribulacionismo
El punto de vista postribulacional, expresado en los escritos de George Eldon
Ladd, Robert Gundry y otros, es el punto de vista de que Cristo arrebatará a la
iglesia después del período de tribulación en la segunda venida de Cristo. Esto
significa que la iglesia pasará por el tiempo del juicio profetizado en el libro de
Apocalipsis, pero los creyentes se mantendrán alejados de la ira de Satanás
durante la tribulación (Apocalipsis 3:10). Los pretribulacionistas (como yo)
responden, sin embargo, que Apocalipsis 3:10 indica que los creyentes serán
salvados o separados (griego: ek ) del período de tiempo real de la tribulación.
Los postribulacionistas argumentan que Apocalipsis 20: 4-6 prueba que todos
los creyentes resucitarán al final del período de tribulación. Los
pretribulacionistas responden, sin embargo, que en contexto, solo aquellas
personas que se vuelven creyentes durante la tribulación y luego mueren
resucitarán al final del período de tribulación. Los creyentes que vivan antes de
la tribulación serán resucitados antes en el rapto (1 Tesalonicenses 4:13-17).
Los postribulacionistas refutan que los santos se ven en la tierra durante la
tribulación, y esto debe significar que el rapto aún no ha ocurrido. Nuevamente,
los pretribulacionistas conceden que habrá santos que vivirán durante
el período de la tribulación (por ejemplo, Apocalipsis 6:9-11). Pero estas
personas se vuelven creyentes algún tiempo después del rapto.
Los postribulacionistas contrarrestan citando Mateo 24:37-40. En este pasaje,
ubicado en el contexto de la segunda venida de Cristo, se nos dice que “dos
hombres estarán en el campo; uno será tomado y el otro dejado”. Los
pretribulacionistas responden, sin embargo, que el contexto indica que los que
son apresados no son apresados en el rapto, sino que son llevados en juicio para
ser castigados (ver Lucas 17:37). Este no es el rapto.
Algunos postribulacionistas intentan reforzar su punto de vista con la
afirmación de que el pretribulacionismo surgió tarde en la historia de la iglesia,
encontrando su origen en John Nelson Darby (1800–1882), quien
supuestamente lo obtuvo de Edward Irving (1792–1834). Por lo tanto, la mayor
parte de la historia de la iglesia no sabía nada de esta nueva perspectiva. Los
pretribulacionistas responden que la cuestión clave es qué enseña realmente la
Biblia, no cuándo surgió la creencia.
Además, algunos en la iglesia primitiva sostenían doctrinas falsas, como la
regeneración bautismal. El hecho de que una doctrina se sostuviera al principio
de la historia de la iglesia no significa que sea correcta. Por el contrario, el hecho
de que una doctrina se haya desarrollado tarde en la historia de la iglesia no
significa que sea incorrecta.
Muchos creen que, con el proceso de desarrollo doctrinal a través de los siglos,
la escatología naturalmente se convertiría en un enfoque más adelante en la
historia de la iglesia. Además, muchos a lo largo de la historia de la iglesia, ya en
el primer siglo, se han aferrado a la doctrina del inminente regreso de Cristo, una
característica clave del pretribulacionismo.
La verdad es que el punto de vista anterior a la tribulación es más consistente
con un enfoque literal de la profecía bíblica. Y se ha sentado el precedente para
la confiabilidad de un enfoque literal. Después de todo, ¡las profecías mesiánicas
relacionadas con la primera venida de Cristo (más de 100 de ellas) se cumplieron
literalmente!

Midtribulacionismo
El midtribulacionismo, la opinión de que Cristo arrebatará a la iglesia en medio
del período de tribulación, ha sido enseñado por proponentes como Gleason
Archer (1916-2004), J. Oliver Buswell (1895-1977) y Merrill Tenney (1904-
1985). ). Se cree que los dos testigos de Apocalipsis 11, que son arrebatados al
cielo después de resucitar, son representantes de la iglesia. Los
pretribulacionistas responden, sin embargo, que virtualmente no hay indicios en
el contexto de que estos testigos representen a la iglesia.
Los defensores de la tribulación media argumentan que la iglesia será liberada
de la ira (1 Tesalonicenses 5:9), que, argumentan, está en la segunda mitad de la
tribulación, pero no de la tribulación en la primera mitad. Los
pretribulacionistas señalan, sin embargo, que todo el período de tribulación se
caracteriza por la ira (Sofonías 1:15,18; 1 Tesalonicenses 1:10; Apocalipsis 6:17;
14:7,10; 19:2), por lo que tiene más sentido para decir que la iglesia está libre de
todo el período de siete años (Apocalipsis 3:10).
Los proponentes midtribulacionales también argumentan que debido a que el
rapto ocurre en la última trompeta (1 Tesalonicenses 4:16-17), y porque la
séptima trompeta suena en medio de la tribulación (Apocalipsis 11:15-19), el
rapto debe ocurrir durante la en medio de la tribulación. Los pretribulacionistas,
sin embargo, interpretan Apocalipsis 11:15 como mostrando que la séptima
trompeta suena al final de la tribulación. Además, la séptima trompeta no está
relacionada con el rapto, sino que trata con el juicio.

La vista del rapto parcial


El punto de vista del rapto parcial, expresado en los escritos de Witness Lee
(1905–1997), se basa en la parábola de las diez vírgenes. Se prepararon cinco
vírgenes y cinco no estaban preparadas (Mateo 25:1-13). Esto se interpreta en el
sentido de que solo los cristianos fieles y vigilantes serán arrebatados. Los
cristianos infieles se quedarán atrás para sufrir durante el período de
tribulación.
Los pretribulacionistas responden, sin embargo, que este versículo no tiene
nada que ver con el rapto. Aquellas vírgenes que no estaban preparadas
aparentemente se refieren a personas que vivieron durante el período de la
tribulación y que no están preparadas para la segunda venida de Cristo (siete
años después del rapto). Además, las Escrituras indican que cuando las personas
creen, son salvas y participarán en el rapto. Además, el bautismo del Espíritu
coloca a todos los creyentes en el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:13), por lo que
todos los creyentes serán arrebatados (1 Tesalonicenses 4:16-17). El punto de
vista del rapto parcial no se ajusta a los hechos de la profecía bíblica.

Vista previa a la ira


El punto de vista anterior a la ira, representado por Robert Van Kampen y
Marvin Rosenthal, sostiene que el rapto ocurre hacia el final del período de
tribulación antes de que caiga la gran ira de Dios. Se argumenta que la Biblia
indica que la iglesia no experimentará la ira de Dios (2 Tesalonicenses 1:5-
10). Dado que la palabra ira no aparece en Apocalipsis hasta después del sexto
sello, la ira de Dios no debe derramarse hasta el séptimo sello (Apocalipsis 6:12–
8:1). Por lo tanto, el rapto debe tener lugar entre el sexto y el séptimo sellos.
Los pretribulacionistas plantean una serie de problemas con este punto de
vista, uno de los cuales es el menor de los cuales es que la ira de Dios se derrama
sobre la tierra antes del séptimo sello (Sofonías 1:15,18; 1 Tesalonicenses 1:10;
Apocalipsis 6:17; 14: 7, 10; 19:2). Las Escrituras describen los siete sellos como
una secuencia, todos provenientes de la misma fuente última: Dios (Apocalipsis
6; 8). Esta secuencia presenta juicios divinos que aumentan en intensidad con
cada nuevo sello. Tanto los seres humanos como la guerra son instrumentos de
la ira de Dios durante los primeros seis sellos. Incluso los inconversos que
experimentan esta ira la reconocen específicamente como la "ira del Cordero"
(Apocalipsis 6:15-16), quien Él mismo abre cada sello que causa cada juicio
respectivo (ver Apocalipsis 6:1,3,5,7, 9, 12; 8:1). Además, todos los juicios de los
sellos están completos en la primera mitad del período de tribulación, no hacia
el final del período de tribulación, como sugiere este punto de vista. El punto
de vista anterior a la ira no se ajusta a los hechos de la profecía bíblica.
Concluimos que el rapto de la iglesia está mejor ubicado antes del período de
tribulación. Este punto de vista es más consistente con una interpretación literal
de la profecía bíblica.
4
Los Resultados Del Rapto

EN ESTE CAPÍTULO
I. Se Quita el Inmovilizador.
II. Los Cristianos son Resucitados (glorificados)

I - SE QUITA EL INMOVILIZADOR

E l misterio de la anarquía ya está en juego. Solo el que ahora lo refrena lo


hará hasta que no estorbe. Y entonces el inicuo será revelado” (2
Tesalonicenses 2:7-8). Este versículo indica que el inicuo (el anticristo) no puede
ser revelado hasta que el que refrena sea quitado del camino.
Pero, ¿quién es este limitador? ¿Y cómo se relaciona el limitador con el
misterio de la anarquía? ¿Cuál es el misterio de la anarquía? El Comentario del
conocimiento bíblico ofrece esta explicación:

Un misterio en el Nuevo Testamento es una nueva verdad previamente


desconocida antes de su revelación en la presente dispensación. En este
caso, el misterio es la revelación de un futuro clímax de anarquía en el
mundo. Entonces y ahora estaba operativo un movimiento contra la ley
divina dirigido por Satanás. Pero se está restringiendo un poco, y esta
restricción continuará hasta el tiempo señalado para revelar al hombre de
pecado y el clímax de la iniquidad. 1

El "hombre de pecado" (2 Tesalonicenses 2:3 NKJV) es el anticristo. Él


encarnará el pecado y promoverá el pecado como nunca antes se había
promovido. Todo en él tendrá sus raíces en el pecado.
Por supuesto, este aspecto de la profecía bíblica sería mucho más fácil si las
Escrituras identificaran con precisión quién (o qué) es el limitador. Pero por
razones que solo Dios conoce, esta información no se nos proporciona en las
Escrituras. Sin embargo, como quedará claro a continuación, podemos inferir
lógicamente quién es el inmovilizador.
Primero, sin embargo, revisemos algunas opiniones inadecuadas.
Roma
Algunos de los padres de la iglesia creían que el limitador mencionado en 2
Tesalonicenses 2: 7-8 era el Imperio Romano. Creían que el poder de restricción
estaba incorporado en la persona del emperador romano.
Estos padres de la iglesia sugirieron que el apóstol Pablo fue deliberadamente
vago sobre la identidad del limitador. Después de todo, si identificó
explícitamente al limitador como Roma y su epístola cayera en manos de las
autoridades romanas, su declaración sobre la eliminación de Roma podría
considerarse sediciosa.
Esta comprensión del inmovilizador puede haber tenido algún sentido para las
personas que vivían durante esos días, pero desde nuestro punto de vista actual
podemos ver múltiples problemas con él. Fundamentalmente, el Imperio
Romano cayó del poder en el siglo V d.C. y el anticristo aún no se ha
revelado. Esto significa que el limitador de 2 Tesalonicenses 2: 7-8 no puede ser
el Imperio Romano.
Hay otra explicación para la vaguedad de Paul que tiene sentido. Pablo ya
había hablado verbalmente con los tesalonicenses sobre el inmovilizador. Por lo
tanto, la breve alusión de Pablo a ella en 2 Tesalonicenses 2 habría sido
fácilmente comprendida por ellos sin que él tuviera que explicarla en detalle
nuevamente.
Otro problema espinoso para el punto de vista de Roma es que el anticristo no
solo será una figura poderosa, ejerciendo autoridad sobre todo el mundo, sino
que también tendrá el poder de Satanás. Por lo tanto, muchos intérpretes dicen
que el que lo restringe debe ser lo suficientemente poderoso como para
enfrentarse a Satanás. Sugieren que ningún ser humano o gobierno humano
tiene el poder de restringir la obra de Satanás.
Además, las Escrituras revelan que el anticristo gobernará sobre un Imperio
Romano revivido (Daniel 2; 7). Por lo tanto, no tiene sentido decir que el Imperio
Romano —en sí mismo un bastión de la religión falsa— frenaría la venida del
anticristo.

Gobierno humano
En una visión similar, se dice que el gobierno humano en general restringe al
anticristo. La idea aquí es que "la restricción a través del imperio de la ley [por
parte del gobierno] es lo opuesto al hombre de pecado y el misterio de la
iniquidad". En otras palabras, la anarquía está restringida por la aplicación de la
2

ley por parte del gobierno. En este punto de vista, el anticristo algún día
derrocará al gobierno humano para que pueda hacer su voluntad sin ley en el
mundo.
Quizás el argumento más convincente para este punto de vista proviene del
erudito en profecía Arnold Fruchtenbaum en su libro The Footsteps of the
Messiah.

La tarea de restringir el mal fue encomendada al gobierno humano bajo


el Pacto Noéico en Génesis 9:1-17, y esta verdad doctrinal básica fue
reiterada por Pablo en Romanos 13:1-7. Por un lado, el gobierno humano
incluso ahora está restringiendo la anarquía. Por otro lado, el gobierno
del último de los tres reyes restringirá al Anticristo, el inicuo, hasta la mitad
de la Tribulación. 3

Fruchtenbaum se refiere a Daniel 7: 7, que habla del surgimiento del anticristo.


He aquí una cuarta bestia, terrible y espantosa y sumamente fuerte. Tenía
grandes dientes de hierro; devoró y partió en pedazos y pisoteó lo que
quedaba con sus pies. Era diferente de todas las bestias que le precedieron
y tenía diez cuernos. Consideré los cuernos, y he aquí, apareció entre ellos
otro cuerno, uno pequeño, ante el cual tres de los primeros cuernos fueron
arrancados de raíz. Y he aquí, en este cuerno había ojos como los de un
hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.

Esta imaginería salvaje se refiere al Imperio Romano. Roma ya existía en la


antigüedad, pero se vino abajo en el siglo V d.C. Sin embargo, será revivido en los
últimos tiempos, aparentemente compuesto por diez naciones gobernadas por
diez reyes (diez cuernos). Un undécimo cuerno, uno pequeño (el anticristo),
comienza aparentemente de una manera insignificante, pero se vuelve lo
suficientemente poderoso como para desarraigar tres de los cuernos (reyes)
existentes que aparentemente se resisten a su ascenso. Finalmente, llega al
poder absoluto y al dominio sobre este Imperio Romano
revivido. Fruchtenbaum ofrece esta interpretación:

Solo cuando el último de estos tres reyes haya sido asesinado, lo que llevó a
la sumisión completa de los otros siete reyes, el Anticristo será libre para
asumir la dictadura global completa ... En consecuencia, el último limitador
del Anticristo será el último de los tres reyes y el gobierno que representa. 4

Ciertamente es posible que Fruchtenbaum tenga razón. Si hay una debilidad


en el punto de vista, se relaciona con si los seres humanos, que componen el
gobierno humano, son lo suficientemente fuertes para oponerse al anticristo,
quien será energizado por Satanás. De hecho, Satanás es más poderoso que los
humanos en gran medida, por lo que algunos intérpretes de la Biblia rechazan la
posibilidad de que cualquier forma de gobierno humano lo restrinja. Un erudito
señala: "Parecería que se requiere que una persona refrene a otra persona, y que
una persona sobrenatural refrena a este hombre del desafuero que está
motivado por el mismo Satanás". 5

Algunos expositores de la Biblia también señalan que tanto las Escrituras


como la evidencia empírica moderna revelan que no todos los gobiernos
humanos restringen el pecado; algunos en realidad lo alientan. Por lo tanto,
puede ser poco realista decir que el limitador es el gobierno humano,
especialmente durante el futuro período de tribulación, cuando prevalecerá la
anarquía. Pero esta opinión sigue siendo una posibilidad.

El espíritu santo
Muchos teólogos creen que sólo una persona, el Dios omnipotente, es lo
suficientemente poderosa para contener a Satanás. Por esta razón, interpretan
al refrenador como el Espíritu Santo que habita en la iglesia. Esta opinión fue
sostenida por muchos en la iglesia primitiva, incluidos Teodoreto , Teodoro
de Mopsuestia y Crisóstomo. 6

El expositor de la Biblia Thomas Constable es representante de los eruditos


más modernos. "El Espíritu Santo de Dios es la única Persona con suficiente
poder [sobrenatural] para hacer esta restricción ... La remoción del Restrainer
en el momento del Rapto obviamente debe preceder al día del Señor". 7

En consonancia con esto, 1 Juan 4: 4 nos dice: "El que está en vosotros es mayor
que el que está en el mundo". “El que está en” los cristianos es el Espíritu Santo,
que es más poderoso que “el que está en el mundo”, es decir, el diablo.
El Comentario de la Profecía Bíblica Popular extrae apoyo para este punto de
vista de la gramática de 2 Tesalonicenses 2.

La palabra "refrenar" (griego, katecho, "sujetar") en los versículos 6 y 7 es


un PARTICIPIO PRESENTE ACTIVO, pero en el versículo 6 aparece en el
género neutro ("lo que restringe") mientras que en el versículo 7 es en
masculino ("el que refrena, sujeta"). Tal uso también ocurre en referencia al
Espíritu de Dios. La palabra griega para "espíritu", pneuma, es una palabra
de género neutro, pero el pronombre masculino se usa para referirse a la
persona del Espíritu Santo. 8

La palabra griega traducida restringir lleva la idea, "retener la acción,


mantener bajo control, privar de la libertad física, como por medio de
grilletes". Esto es lo que hace el Espíritu Santo en nuestros días para evitar que
9

el anticristo se levante.
La restricción del Espíritu Santo del inicuo (el anticristo) está de acuerdo con
su obra más amplia de restringir el pecado en el mundo. El experto en profecías
Mark Hitchcock señala: "En las Escrituras se habla del Espíritu Santo como
refrenando el pecado y la maldad en el mundo (ver Génesis 6:3) y en el corazón
del creyente (ver Gálatas 5:16-17)". Mal Couch también nos dice: “Por la
10

providencia divina y por toda la evidencia de las Escrituras, el Espíritu Santo de


manera característica refrena y lucha contra el pecado (Génesis 6:3). El Espíritu
actualmente habita en el mundo de una manera especial en esta era a través de
la iglesia ”. Una vez que se elimine esta obra especial del Espíritu Santo, el
11

anticristo se manifestará.

Sacado del camino en el Rapto


Cuando ocurre el rapto, la iglesia, el cuerpo universal de creyentes en Cristo
desde el día de Pentecostés hasta el presente (Efesios 1:3; 2:5; vea también
Hechos 1:5; 1 Corintios 12:13) - será arrebatado para estar con Cristo en el
aire. Esta iglesia está habitada por el Espíritu Santo. Primera de Corintios 3:16
nos dice: "¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios mora en
vosotros?" Primera de Corintios 6:19 nos dice: "¿No sabes que tu cuerpo es
templo del Espíritu Santo dentro de ti, a quien tienes de Dios?" Primera de
Corintios 12:13 nos dice: “En un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un
cuerpo, judíos o griegos, esclavos o libres, y a todos se nos dio a beber de un
mismo Espíritu” (ver también 1 Juan 3:24).
Esto significa que si la iglesia es quitada de la tierra en el rapto (Juan 14:1-3; 1
Corintios 15:51-54; 1 Tesalonicenses 4:13-17), el Espíritu Santo estará “fuera del
camino. " Esta eliminación de la restricción del Espíritu Santo permite que el
anticristo, energizado por Satanás, asuma el poder durante el período de
tribulación.

El Espíritu Santo en la Tribulación


Si el Espíritu Santo es quitado del camino en el rapto, ¿seguirá estando activo
en la tierra durante el período de la tribulación? Creo que lo hará. También lo
hace el erudito bíblico John Phillips.

La edad de la iglesia es un paréntesis en el trato de Dios con el mundo. La


iglesia, inyectada sobrenaturalmente en la historia en Pentecostés y
mantenida sobrenaturalmente a lo largo de la era por las obras
bautizadoras, moradas y llenas del Espíritu Santo, será removida
sobrenaturalmente cuando esta era termine. Lo que debe eliminarse
entonces es la obra poderosa del Espíritu Santo a través de la iglesia. Hasta
que eso suceda, Satanás no puede llevar sus planes a un punto crítico ...
Después del rapto de la iglesia, el Espíritu Santo continuará su obra para
llevar a la gente a la salvación, pero ya no los bautizará en el cuerpo místico
de Cristo, la iglesia, ni impedirá activamente que Satanás lleve a cabo sus
planes. Una vez que Satanás haya logrado su meta de siglos, ¡Cristo
regresará y demolerá todo! 12

El erudito bíblico Paul Feinberg está de acuerdo.


Parece haber abundante evidencia de que el Espíritu Santo estará activo en
la tierra durante el período de tribulación. Dará poder a sus testigos (Marcos
13:11). El evangelismo será más efectivo que nunca (Mateo 24:14;
Apocalipsis 7:9-14). Es razonable suponer que a medida que aumenta la
actividad satánica, también aumentará la actividad del Espíritu Santo. 13

Así que el Espíritu Santo seguirá activo en la tierra durante el período de


tribulación. Pero su obra no será idéntica a la de la época actual.

II - LOS CRISTIANOS SON RESUCITADOS (GLORIFICADOS)

La evidencia de que Jesucristo resucitó físicamente de entre los muertos es


abrumadora (Mateo 28:1-15; Marcos 16:1-11; Lucas 24:1-12; Juan 20:1-18;
Hechos 1:3; 1 Corintios 15:1-4; Colosenses 1:18; Apocalipsis 1: 5,18). Una vez
que resucitó, muchos testigos se acercaron para dar fe de que sucedió (Hechos
2:32; 3:15; 10:39-40; 1 Corintios 15: 3-8; ver también Juan 20:24-29).
El hecho maravilloso que tenemos ante nosotros es que la resurrección de
Jesús asegura nuestra propia resurrección de entre los muertos. Recuerde las
palabras de Jesús a Marta después de la muerte de Lázaro: “Yo soy la
resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive
y cree en mí, no morirá jamás” (Juan 11:25-26). Para probar Su autoridad para
hacer tales declaraciones, ¡Jesús rápidamente resucitó a Lázaro de entre los
muertos!
Jesús había hecho una afirmación similar antes. “Esta es la voluntad del que
me envió, que nada de todo lo que me ha dado perderé, sino que lo resucite en el
último día. Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que mira al Hijo y
cree en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día” (Juan 6:39-40).
Por lo que Jesús mismo logró en nuestro favor, nosotros también
resucitaremos de entre los muertos. Podemos descansar en la tranquila
seguridad de que aunque nuestros cuerpos mortales mueran en la muerte y se
conviertan en polvo en la tumba, serán resucitados gloriosamente, para nunca
volver a envejecer y morir.
¿Qué son la muerte, la tumba y la descomposición en presencia de un poder
como este? ... Millones que se han estado pudriendo en el polvo durante
miles de años, surgirán en un momento a la vida, la inmortalidad y la gloria
eterna, a la voz de ese bendecido. 14

Criado imperecedero, glorioso y poderoso


Esta maravillosa resurrección de entre los muertos tendrá lugar en el rapto de
la iglesia. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, los creyentes muertos serán
resucitados de entre los muertos. Aún mejor, en ese mismo rapto, los cuerpos de
los cristianos vivos se transformarán instantáneamente en cuerpos de
resurrección, y todos nos encontraremos con el Señor en el aire (1
Tesalonicenses 4:13-17). Nunca más estaremos sujetos a las debilidades de
nuestros débiles cuerpos mortales.
En 1 Corintios 15:42-43, el apóstol Pablo dice esto del cuerpo resucitado: “Lo
que se siembra, perecedero; lo que resucita es imperecedero. Se siembra en
deshonra; resucita en gloria. Se siembra en debilidad; se eleva en poder ". Qué
afirmación tan contundente es esta sobre la naturaleza de nuestros futuros
cuerpos de resurrección.
Pablo ilustra aquí gráficamente los contrastes entre nuestros cuerpos
terrenales presentes y nuestros cuerpos futuros de resurrección. La referencia a
la siembra es probablemente una referencia metafórica al entierro. Así como se
siembra una semilla en la tierra, así el cuerpo mortal se "siembra" en el sentido
de que está enterrado en la tierra. Cuando nuestros cuerpos se colocan en la
tumba, se descomponen y vuelven al polvo.
Lo emocionante es que el cuerpo resucitado se levanta de la tierra. Pablo nota
que nuestros cuerpos actuales son perecederos. Las semillas de la enfermedad y
la muerte están siempre sobre ellos. Luchar contra infecciones peligrosas es una
lucha constante. A menudo nos enfermamos y todos finalmente morimos. Es solo
cuestión de tiempo. Nuestros nuevos cuerpos de resurrección, sin embargo,
serán resucitados imperecederos. Todo riesgo de enfermedad y muerte
desaparecerá para siempre. Nunca más tendremos que preocuparnos por las
infecciones o la muerte.
¿Qué quiere decir Pablo cuando dice que nuestros cuerpos actuales son
"sembrados en deshonra"? De cualquier manera, que lo mires, que tu cadáver sin
vida baje al suelo y que se amontone tierra es cualquier cosa menos
honorable. Podemos tratar de honrar un funeral vistiendo a nuestros seres
queridos fallecidos con sus mejores ropas, comprando un ataúd elegante,
trayendo hermosas flores y ofreciendo elogios entusiastas. Y deberíamos hacer
todas estas cosas. Pero detrás de todo está el hecho de que la muerte, a pesar de
nuestros esfuerzos por camuflarla, es intrínsecamente deshonrosa. Después de
todo, el hombre fue creado para vivir para siempre con Dios, no para morir y ser
enterrado en la tierra.
Nuestros nuevos cuerpos, por el contrario, serán absolutamente gloriosos. No
hay deshonor aquí. Nuestros nuevos cuerpos nunca más estarán sujetos al
envejecimiento, la descomposición o la muerte. Nunca más nuestros cuerpos
serán enterrados en el suelo. ¡Qué grandioso será!
Pablo también nota que nuestros cuerpos actuales se caracterizan por la
debilidad. Desde el momento en que nacemos, “nuestra naturaleza exterior se
está consumiendo” (2 Corintios 4:16; ver también 1:8-9). La vitalidad disminuye,
llega la enfermedad, y luego sigue la vejez con sus arrugas y decrepitud. Con el
tiempo, en la vejez, es posible que nos incapacitemos por completo, no podamos
movernos y realizar las tareas más simples.
Por el contrario, nuestro cuerpo de resurrección será uno de gran
poder. “Nuestro nuevo cuerpo, como el de nuestro Señor, se caracterizará por el
poder. No será necesario dormir para aliviar el cansancio o recuperar la energía
gastada. Nuestras habilidades se ampliarán y nos desharemos de las limitaciones
de las que somos tan conscientes en la vida en la tierra ”. Nunca más nos
15

cansaremos, nos volveremos débiles o incapacitados. Las palabras realmente


parecen inadecuadas para describir las increíbles diferencias entre nuestros
cuerpos presentes (los que serán "sembrados" en la tierra) y nuestros cuerpos
futuros de resurrección.

Fuerte como un edificio


El apóstol Pablo comparó nuestros cuerpos terrenales actuales con tiendas y
nuestros cuerpos de resurrección permanentes con edificios (2 Corintios 5:1-
4). Paul estaba hablando en términos que sus oyentes habrían entendido
fácilmente. Después de todo, el tabernáculo temporal de los vagabundeos de
Israel por el desierto (una estructura gigante en forma de tienda) fue finalmente
reemplazado por un edificio permanente en la tierra prometida (el templo)
cuando Salomón era rey. De la misma manera, la “tienda” (o cuerpo) temporal en
la que los creyentes ahora moran será reemplazada en el día del rapto con un
cuerpo eterno, inmortal e imperecedero (ver 1 Corintios 15:42,53-54). Un
comentarista parafraseó las palabras de Pablo de esta manera:

No se tome su situación física demasiado en serio. Su cuerpo está bien para


acampar por un tiempo, pero en poco tiempo, la tienda comenzará a
hundirse; una o dos estacas se perderán en el camino; las costuras
comenzarán a romperse ... Nuestro Padre es tan bueno en recordarnos
gentilmente cada vez que nos miramos en el espejo que estamos corriendo
hacia la eternidad. Pablo fue uno que realmente entendió que su cuerpo era
solo una morada temporal. dieciséis
La declaración de Pablo en 2 Corintios 5:4 (NVI) es particularmente relevante:
“Porque mientras estamos en esta tienda [de nuestro cuerpo mortal actual],
gemimos y estamos agobiados, porque no deseamos estar desnudos [sin un
cuerpo] sino para ser revestidos en cambio con nuestra morada celestial [cuerpo
de resurrección], para que lo que es mortal [nuestro cuerpo terrenal] sea
absorbido por la vida [resurrección]”. Pablo aquí indica que estar "desvestido",
es decir, estar sin un cuerpo físico como resultado de la muerte, es un estado de
incompletitud y para él conlleva una sensación de desnudez. Aunque partir para
estar con Cristo en un estado incorpóreo es mucho mejor que vivir en la tierra
(Filipenses 1:21-23), el verdadero anhelo de Pablo era estar "vestido" con un
cuerpo físicamente resucitado (ver 2 Corintios 5:6-8). Ese anhelo será
plenamente satisfecho en ese futuro día de resurrección en el rapto.
Mientras tanto, como dijo Paul, "gemimos". ¿Por qué? Porque nuestros
cuerpos están agobiados por el pecado, la enfermedad, el dolor y la muerte. El
comentarista Albert Barnes lo explica de esta manera: “La sensación es ... que el
cuerpo está sometido a tantos dolores, y a tanto sufrimiento, que nos hace desear
sinceramente ser investidos con ese cuerpo que estará libre de toda
susceptibilidad al sufrimiento." O, más concretamente, "gemimos porque
17

nuestras 'tiendas' muestran signos de uso, porque nuestros cuerpos se están


desgastando". 18

El Espíritu Santo: un depósito


En 2 Corintios 5:5, el apóstol Pablo afirmó que Dios nos ha dado el Espíritu
Santo como depósito de lo que vendrá en la otra vida. Pablo acababa de referirse
a nuestros cuerpos terrenales como tiendas y a nuestros futuros cuerpos de
resurrección como edificios (versículos 1-3). Sin embargo, mientras todavía
existimos en nuestros cuerpos mortales, Pablo dice que gemimos (versículo
4). Además, dijo Pablo, idealmente preferimos recibir inmediatamente los
cuerpos resucitados en lugar de convertirnos temporalmente en espíritus
incorpóreos, a pesar del hecho de que ser un espíritu incorpóreo con Cristo en el
cielo es mucho mejor que nuestra vida actual en la tierra (Filipenses 1:23).
En este contexto, Pablo agregó que Dios nos ha dado el Espíritu Santo como
depósito de lo que está por venir. La palabra griega traducida depósito se usaba
entre los griegos para referirse a una prenda que garantizaba la posesión final
de un artículo. A veces se usaba como anillo de compromiso, que actuaba como
garantía de que el matrimonio se llevaría a cabo. El Espíritu Santo es un depósito
en el sentido de que Su presencia en nuestras vidas garantiza nuestra eventual
transformación total y glorificación a la semejanza del cuerpo resucitado
glorificado de Cristo (ver Filipenses 3:21). El Espíritu Santo en nosotros es
garantía de lo que vendrá.
Esto nos ayuda a mantener una perspectiva eterna. Nuestros cuerpos actuales
realmente se están desgastando. Han sido infectados por la enfermedad fatal del
pecado. Un día, simplemente dejarán de funcionar (se caerán como una tienda
endeble). Por el contrario, nuestros cuerpos de resurrección en el cielo nunca
más se desgastarán, nunca más se enfermarán y nunca más morirán (serán tan
sólidos y resistentes como un edificio). “No habrá ojos ciegos en el cielo. No hay
brazos ni piernas marchitos en el cielo. No hay dolor ni agonía allí. Las lágrimas
se habrán ido. La muerte se habrá ido. La separación se habrá ido. Esta será la
curación definitiva. Entonces, y solo entonces, seremos libres por fin".
19

Cuerpos físicos de resurrección


Nuestros cuerpos de resurrección serán físicos. ¿Cómo sabemos que esto es
así? Lo sabemos porque Jesús resucitó físicamente de entre los muertos, y las
Escrituras prometen que nuestros cuerpos resucitados serán como Su cuerpo
resucitado. ¿Cómo sabemos que el cuerpo resucitado de Jesús era físico?

• El cuerpo no estaba en la tumba (Mateo 28; Marcos 16; Lucas 24; Juan
20).
• Conservó las cicatrices de la crucifixión (Lucas 24:39-40; Juan 20:27).
• Estaba compuesto de carne y huesos (Lucas 24:39).
• La gente lo tocó (Mateo 28:9; Juan 20:27-28).
• Era visible (Mateo 28:17).
• Cristo comió alimentos después de Su resurrección (Lucas 24: 30,42-43;
Juan 21:12-13; Hechos 1:4).

Sabemos que nuestros cuerpos de resurrección serán los mismos, porque


Cristo “transformará nuestros cuerpos humildes para que sean como su cuerpo
glorioso” (Filipenses 3:21 NVI). Juan también dijo: “Queridos amigos, ahora
somos hijos de Dios, y aún no se ha dado a conocer lo que seremos. Pero sabemos
que cuando Cristo aparezca, seremos como él, porque le veremos tal como es” (1
Juan 3:2 NVI). ¡Estas mejoras corporales serán increíbles!
5
La Iglesia con Cristo en el Cielo

EN ESTE CAPÍTULO
I. El Tribunal de Cristo
II. Las Bodas del Cordero

I - EL TRIBUNAL DE CRISTO

T odos los creyentes comparecerán un día ante el tribunal de Cristo


(el bema) (Romanos 14:8-10; 1 Corintios 3:11-15; 9:24-27). En ese
momento se examinará la vida de cada creyente con respecto a las acciones
realizadas mientras estaba en el cuerpo. También se sopesarán los motivos
personales y las intenciones del corazón.
La idea de un tribunal se remonta a los juegos atléticos de la época de Paul. Una
vez concluidos los juegos, un dignatario se sentó en un trono elevado en la
arena. Uno por uno, los atletas ganadores subieron al trono para recibir una
recompensa, generalmente una corona de hojas, la corona de un vencedor. En el
caso de los cristianos, cada uno de nosotros se presentará ante Cristo el Juez y
recibirá (o perderá) recompensas.
El juicio de Cristo sobre nosotros no será en un entorno corporativo, como una
gran clase a la que un maestro alaba o regaña. Más bien, será individual y
personal. “Todos estaremos ante el tribunal de Dios” (Romanos 14:10). Cada uno
de nosotros será juzgado de forma individual.
Este juicio no tiene nada que ver con si el cristiano permanecerá
salvo. Aquellos que han puesto fe en Cristo son salvos, y nada amenaza eso. Los
creyentes están eternamente seguros en su salvación (Juan 10: 28-30; Romanos
8:29-39; Efesios 1:13; 4:30; Hebreos 7:25). Este juicio más bien tiene que ver con
la recepción o pérdida de recompensas. Primera de Corintios 3:12-15 describe
este juicio de esta manera:

Ahora bien, si alguno edifica sobre el fundamento con oro, plata, piedras
preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada uno se manifestará, porque el
Día lo revelará, porque será revelado por fuego, y el fuego probará de qué
tipo. de trabajo que cada uno ha hecho. Si el trabajo que alguien ha
construido sobre la base sobrevive, recibirá una recompensa. Si la obra de
alguien se quema, sufrirá pérdida, aunque él mismo se salvará, pero solo
como por fuego.

Note que Pablo enumera los materiales según su combustibilidad. Los metales
preciosos y las piedras no se queman. La madera lo hace, y el heno y la paja aún
más.
Este es también el orden de su utilidad para la construcción. Una casa
construida con materiales sólidos como piedras y metales resistirá y durará
mucho tiempo. Pero una casa hecha de heno o paja podría fácilmente
derrumbarse o quemarse.
¿Qué representan estos materiales de construcción? El oro, la plata y las
piedras costosas pueden referirse a cosas que logramos por el poder del Espíritu
Santo, cosas que hacemos con motivos que honran a Cristo y obediencia
piadosa. La madera, el heno y la paja, sin embargo, se refieren a cosas
perecederas y pueden representar actitudes carnales, motivos pecaminosos,
acciones llenas de orgullo y ambición egoísta.
El fuego en las Escrituras a menudo simboliza la santidad de Dios (Levítico 1:8;
Hebreos 12:29) y Su juicio sobre lo que Su santidad ha condenado (Génesis
19:24; Marcos 9:43-48). En el tribunal, Dios examinará nuestras obras y las
probará contra el fuego de Su santidad. Si nuestras obras están construidas con
buenos materiales, metales preciosos y piedras, nuestras obras permanecerán
en pie. Pero si nuestras obras se construyen con materiales menos valiosos
(madera, heno o paja) se quemarán.
Quizás la figura tenga la intención de comunicar que aquellas obras realizadas
con miras a glorificar a Dios son las obras que perdurarán. Aquellas obras
realizadas con miras a glorificarse a uno mismo, realizadas en la carne, son las
que serán quemadas.

La posibilidad de la vergüenza
Algunos creyentes en el tribunal de Cristo pueden experimentar un
sentimiento de privación y sufrir cierto grado de pérdida y vergüenza. De hecho,
se pueden perder ciertas recompensas que de otro modo se podrían haber
recibido, y esto implicará una sensación de pérdida. Por tanto, Segunda de Juan
8 nos advierte: “Cuídense ustedes mismos, para que no pierdan aquello por lo
que hemos trabajado, sino que ganen una recompensa completa” (comparar con
1 Juan 2:28).
Sin embargo, debemos mantener todo esto en perspectiva. La venida de Cristo
por nosotros en el rapto y la perspectiva de vivir eternamente con Él es algo que
debería darnos gozo a cada uno de nosotros. Y nuestro gozo durará por toda la
eternidad. A algunas personas les irá mejor que a otras en el tribunal de Cristo,
pero todos estaremos en el cielo, ¡y todos viviremos cara a cara con Cristo para
siempre!

El alcance de la sentencia
El juicio del cristiano se enfocará en su mayordomía personal de los dones,
talentos, oportunidades y responsabilidades que se le han dado en esta vida. El
carácter mismo de la vida y el servicio de cada cristiano quedará al descubierto
bajo la visión infalible y omnisciente de Cristo, cuyos ojos son como una llama de
fuego (Apocalipsis 1:14).
Comportamiento. Numerosos versículos de las Escrituras revelan que cada
una de nuestras acciones será juzgada ante el Señor. El salmista le dijo al Señor:
“Pagarás al hombre según su obra” (Salmo 62:12; ver también Mateo 16:27). En
Efesios 6:7-8 leemos que "todo el bien que haga alguien, lo recibirá de parte del
Señor".
Pensamientos. En el tribunal de Cristo, Él escudriñará más que solo nuestras
acciones. También juzgará nuestros pensamientos. En Jeremías 17:10 Dios dijo:
“Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón y pruebo la mente, para dar a cada uno según
sus caminos, según el fruto de sus obras”. El Señor “sacará a la luz las cosas que
ahora están ocultas en las tinieblas y revelará los propósitos del corazón” (1
Corintios 4:5). El Señor es el que “escudriña la mente y el corazón” (Apocalipsis
2:23).
Palabras. Finalmente, el alcance del juicio del creyente incluirá todas las
palabras que ha dicho. Cristo dijo que “la gente dará cuenta de toda palabra
descuidada que hable” (Mateo 12:35-37). Este es un aspecto importante del
juicio, porque se puede hacer un daño tremendo a través de la lengua humana
(ver Santiago 3:1-12).

El juicio sigue al rapto


La Escritura revela que este juicio tendrá lugar inmediatamente después de
que Cristo se encuentre con los santos en el aire (en el rapto) y los lleve de
regreso al cielo. Ningún versículo de la Biblia declara esto explícitamente, pero
varios factores nos llevan a esta conclusión.
Primero, muchos eruditos bíblicos creen que los 24 ancianos en el cielo que se
mencionan en Apocalipsis 4:4,10 representan a los creyentes. Se les describe
como si ya hubieran recibido sus coronas en el cielo al comienzo mismo del
período de tribulación (ver 2 Timoteo 4:8; Santiago 1:12; 1 Pedro 5:4;
Apocalipsis 2:10). El hecho de que estén vestidos de blanco puede ser
significativo, ya que estas mismas palabras se usaban anteriormente para los
creyentes en las iglesias (ver Apocalipsis 3:5, 18). Todo esto parecería indicar
que el juicio de los creyentes ya ha tenido lugar en algún momento después del
rapto.
De acuerdo con esto, las Escrituras a menudo describen las recompensas que
los cristianos reciben en el juicio como coronas que usamos. De hecho, hay varias
coronas diferentes que simbolizan las diversas esferas de logros y premios en la
vida cristiana.

• La corona de la vida se les da a los que perseveran en la prueba y


especialmente a los que sufren hasta la muerte (Santiago 1:12; Apocalipsis
2:10).
• La corona de gloria es dada a aquellos que con fidelidad y sacrificio
ministran la Palabra de Dios al rebaño (1 Pedro 5:4).
• La corona imperecedera se da a aquellos que ganan la carrera de la
templanza y el dominio propio (1 Corintios 9:25).
• La corona de justicia es dada a aquellos que anhelan la segunda venida de
Cristo (2 Timoteo 4:8).

Apocalipsis 4:10 nos informa que los 24 ancianos (que aparentemente


representan a los creyentes en el cielo) arrojan sus coronas ante el trono de Dios
en un acto de adoración y adoración. Parece claro que esta escena celestial tiene
lugar en algún momento después del rapto.
Además, cuando la esposa de Cristo (el cuerpo corporativo de los cristianos)
regresa a la tierra con Cristo en la segunda venida, está adornada con "lino fino,
brillante y puro", que se nos dice que representa "las obras justas de los santos".
(Apocalipsis 19:8). Claramente, los creyentes en el cuerpo de Cristo ya han sido
juzgados, lo que da crédito a la idea de que el tribunal de Cristo sigue al rapto.

Las bodas del cordero


La Escritura describe la relación entre Cristo y la iglesia como un
matrimonio. Cristo es el Novio y la iglesia es la esposa. Jesucristo, el Cordero, con
frecuencia se refería a sí mismo como un novio (ver Mateo 9:15; 22:2-14; 25:1-
13; Marcos 2:19-20; Lucas 5:34-35; 14:15-24; Juan 3:29). La iglesia es
considerada como una esposa virgen que espera la venida de su esposo celestial
(2 Corintios 11:2). Mientras espera, se mantiene pura, sin mancha del mundo.

“Gocémonos y alegrémonos y démosle la gloria, porque han llegado las


bodas del Cordero, y su Esposa se ha preparado; le fue concedido vestirse
de lino fino, resplandeciente y puro”, porque el lino fino son las obras justas
de los santos. Y el ángel me dijo: “Escribe esto: Bienaventurados los
invitados a la cena de las bodas del Cordero”. Y me dijo: “Estas son las
verdaderas palabras de Dios” (Apocalipsis 19:7-9).

En el capítulo 3, notamos tres aspectos de las bodas hebreas que son


relevantes para esta discusión: la novia se comprometió con el novio, el
novio vino a reclamar a su esposa y se celebró la fiesta de bodas. Estos tres
aspectos se ven en la relación de Cristo con la iglesia, la novia de Cristo.
1. A medida que las personas que viven durante la era de la iglesia llegan a la
salvación, se vuelven parte de la iglesia, la esposa de Cristo, que está desposada
con Cristo, el Esposo. Si confías en Cristo en cualquier momento durante la era
de la iglesia, ¡estás dentro!
2. El Novio (Jesucristo) luego viene a reclamar a Su novia en el rapto, momento
en el cual Él lleva a Su novia al cielo, la casa del Padre, donde ha preparado un
lugar para vivir (Juan 14:1-3). El matrimonio real tiene lugar en el cielo en algún
momento después de que la iglesia haya sido raptada y antes de la segunda
venida (Apocalipsis 19:11-16). Arnold Fruchtenbaum, en su libro Los pasos del
Mesías, sugiere que la ceremonia del matrimonio tiene lugar necesariamente
después del tribunal de Cristo.

La ceremonia del matrimonio se lleva a cabo en el cielo e involucra a la


iglesia. Que debe tener lugar después del tribunal del Mesías es evidente en
[Apocalipsis 19:8], porque se considera que la novia está vestida de lino
blanco, que son los actos justos de los santos. Esto significa que toda la
madera, el heno y el rastrojo se han quemado y todo el oro, la plata y las
piedras preciosas se han purificado. Por lo tanto, después del rapto de la
iglesia en el que el Novio trae a la novia con Él a Su hogar, y después del
tribunal del Mesías que resulta en que la novia tenga las vestiduras de lino
blanco, tiene lugar la ceremonia de la boda. 1

La novia está hermosamente vestida. Como señala el expositor de la Biblia


Thomas Constable, “Dios amablemente le permitió vestirse de lino fino ...
'Brillante' indica gloria divina, y 'limpio' refleja pureza ... Este es el vestido
apropiado para la presencia de Dios. John MacArthur agrega: “Tales vestiduras
2

deslumbrantes fueron usadas anteriormente por los ángeles en Apocalipsis


(15:6), y serán la vestimenta de los ejércitos del cielo (compuestos por ángeles y
santos redimidos) que acompañarán a Cristo cuando regrese a tierra (v. 14) ". 3

3. La cena de las bodas del Cordero tiene lugar en la tierra algún tiempo
después, aparentemente durante el intervalo de 75 días entre el final del período
de tribulación y el comienzo del reino milenial. (Más sobre esto más adelante en
el libro).
6
La Invasión de Israel

EN ESTE CAPÍTULO
I. Israel en Paz en la Tierra.
II. Israel Invadido por una Coalición Militar del Norte

I - ISRAEL EN PAZ EN LA TIERRA

H ace unos 2600 años, el profeta Ezequiel profetizó que los judíos de
muchas naciones serían reunidos en la tierra de Israel en los últimos
tiempos (Ezequiel 36–37). Luego predijo una invasión total de Israel por una
fuerza de asalto masiva del norte compuesta por Rusia, Irán, Turquía, Sudán,
Libia y otros. El objetivo de la fuerza de asalto será aniquilar por completo a los
judíos. Con el gran tamaño de esta fuerza de asalto, Israel prácticamente no
tendrá ninguna posibilidad de defenderse.
Antes de abordar esta invasión en detalle, quiero enfatizar que una condición
previa para esta invasión de los últimos tiempos es que Israel debe vivir en
seguridad y en reposo. Ezequiel deja esto bastante claro en su profecía sobre los
invasores.

Después de muchos días estarás reunido. En los últimos años irás contra la
tierra que ha sido restaurada de la guerra, la tierra cuyo pueblo fue reunido
de entre muchos pueblos sobre las montañas de Israel, que había sido un
desierto continuo. Su gente fue sacada de los pueblos y ahora habita
seguros, todos ellos (Ezequiel 38:8).

También se nos dice que esta fuerza de invasión se moverá contra Israel, una
“tierra de amurallados pueblos ... las personas tranquilas que habitan seguros
todos ellos habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas” (38:11). Esta
invasión de la coalición militar del norte simplemente no puede tener lugar hasta
que exista este estado de seguridad para Israel. Pero, ¿qué provoca esta
sensación de seguridad? Hay al menos dos posibles escenarios interpretativos.
Una realidad presente
Algunos eruditos y maestros de la profecía creen que Israel ya se encuentra en
un estado de relativa seguridad. Joel Rosenberg, por ejemplo, cree que el nivel
actual de seguridad de Israel se basa en múltiples factores, incluida la caída del
régimen de Saddam Hussein, la muerte de Yasser Arafat, los tratados de paz de
Israel con algunas naciones de Oriente Medio, la retirada de los sirios de Líbano
e Israel, el ejército bien equipado, la fuerza aérea de primer nivel, el sistema
eficaz de defensa antimisiles, la economía sólida y la relación sólida con Estados
Unidos.

Tenga en cuenta que el profeta hebreo no va tan lejos como para decir que
habrá un tratado de paz integral entre Israel y todos sus vecinos, o que todas
o incluso la mayoría de las hostilidades en el Medio Oriente habrán
cesado. Pero deja en claro que en "los últimos días" (Ezequiel 38:16 NASB)
antes del ataque ruso-iraní, el pueblo judío está "viviendo seguro" en "la
tierra que ha sido restaurada de la espada" (Ezequiel 38:8 NASB). 1

Rosenberg siente así que las condiciones actuales en Israel cumplen el espíritu
de la profecía de Ezequiel. Esta opinión también la sostiene el erudito en profecía
Arnold Fruchtenbaum.

Esta no es una seguridad debida a un estado de paz, sino una seguridad


debida a la confianza en la propia fuerza. Esta ... es una buena descripción
de Israel hoy. El ejército israelí ha librado cuatro guerras importantes desde
su fundación y las ganó rápidamente cada vez. Hoy Israel está seguro,
confiado en que su ejército puede repeler cualquier invasión de los estados
árabes. Por lo tanto, Israel vive con seguridad. 2

Una realidad futura


Otros cristianos tienen un punto de vista diferente. Dicen que desde que Israel
se convirtió en una nación en 1948, ha tenido que permanecer en alerta máxima
debido al peligro de todos sus vecinos árabes y musulmanes. Israel nunca ha
podido bajar la guardia. Debido al conflicto y la tensión constantes en el Medio
Oriente, un líder occidental tras otro ha intentado negociar un acuerdo de paz
para la región. La estabilidad en la zona productora de petróleo de Oriente Medio
y el Golfo Pérsico es una alta prioridad para todo el mundo.
En vista de esto, algunos creen que Israel experimentará verdadera seguridad
solo cuando el líder de un Imperio Romano revivido,
un superestado europeo, firme un pacto de paz o un pacto con Israel, un evento
que comenzará oficialmente el período de la tribulación (Daniel 9:27). Este líder,
el anticristo, aparentemente logrará lo imposible, resolviendo el rompecabezas
de la paz del Medio Oriente. Estos intérpretes de la Biblia sugieren que desde el
momento de la firma del pacto hasta los próximos tres años y medio, Israel
disfrutará de una mayor sensación de seguridad, y esta seguridad estará
respaldada por el poderío militar del líder político más poderoso de México. el
mundo.

Opciones cronológicas
Ambos puntos de vista son completamente posibles, y ambos lados del debate
están respaldados por buenos estudiosos de la Biblia. En términos de la
cronología de la profecía bíblica de los últimos tiempos, estos escenarios se
desarrollan de manera un poco diferente.
En el primer escenario, Israel se encuentra actualmente en un estado de
seguridad, y esta sensación de seguridad no depende de la firma del anticristo
del pacto con Israel. Visto desde esta perspectiva, la invasión de la coalición
militar del norte podría tener lugar en cualquier momento antes de que
comience el período de tribulación.
En el segundo escenario, sin embargo, el estado de seguridad de Israel
depende de la firma del anticristo del pacto con Israel. Esto significa que la
invasión no puede tener lugar hasta que comience el período de tribulación,
quizás justo después de que comience el período de tribulación.

Mi Evaluación
Mi evaluación es que Israel ya se encuentra en un estado de relativa seguridad
y que la invasión probablemente tendrá lugar en algún momento después del
rapto, pero antes del comienzo del período de tribulación. El estudioso de la
profecía Thomas Ice está de acuerdo y sugiere que la invasión "será durante el
intervalo de días, semanas, meses o años entre el rapto y el comienzo de la
tribulación de siete años". Aquí hay cinco argumentos que apoyan este punto de
3

vista.
1. El mundo probablemente estará en un estado de caos después del rapto. El
rapto tendrá un efecto devastador en los Estados Unidos, que tiene una gran
población de cristianos. Rusia y sus aliados musulmanes bien pueden
aprovechar el momento, considerando que este es el momento ideal para lanzar
un ataque masivo contra Israel, que había sido protegido por Estados Unidos.
2. Una vez que Dios destruya a los invasores rusos y musulmanes antes del
período de la tribulación, la puerta puede estar abierta para el surgimiento del
anticristo como líder de un superestado europeo: el Imperio Romano revivido.
Siempre he pensado que uno de los puntos fuertes de este punto de vista es
la forma en que podría preparar el escenario para el escenario bíblico de la
tribulación. Si la tribulación es precedida de cerca por una invasión regional
fallida de Israel (por Rusia y sus aliados musulmanes), entonces esto
eliminaría gran parte de la influencia rusa y musulmana en el mundo actual
y permitiría que surja una orientación eurocéntrica. 4

3. Con los invasores musulmanes ya destruidos antes del comienzo del período
de tribulación, el anticristo podría firmar fácilmente un pacto de paz con Israel
(Daniel 9:27), garantizando que Israel estará protegido. En otras palabras, Israel
será más fácil de proteger si las fuerzas musulmanas ya están fuera de escena.
4. Este escenario puede explicar la capacidad de Israel para construir el templo
judío en el monte del templo en Jerusalén. Con las fuerzas musulmanas
destruidas, la resistencia musulmana se minimizará en gran medida.
5. Si la invasión tiene lugar después del rapto, y el rapto tiene lugar al menos
tres años y medio antes del comienzo del período de tribulación, las armas
utilizadas en la invasión podrían quemarse por completo durante siete años
(Ezequiel 39:9 -10) antes del punto medio de la tribulación, cuando Israel huye
de Jerusalén (Mateo 24:15-21). Por lo tanto, un lapso de tiempo significativo
puede separar el rapto del comienzo de la tribulación.

II - ISRAEL INVADIDO POR UNA COALICIÓN MILITAR DEL NORTE

Pasemos ahora a la invasión en sí, profetizada en Ezequiel 38–39. El objetivo


de la fuerza de asalto del norte será aniquilar por completo a los judíos. Estas son
las naciones que se incluirán en la invasión:

• Rosh, que probablemente se refiere a la Rusia moderna, en el extremo


norte de Israel.
• Magog, que probablemente incluye las antiguas repúblicas soviéticas del
sur de Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Tayikistán y
posiblemente incluso partes del norte del Afganistán moderno.
• Mesec y Tubal, que se refieren al área al sur de los mares Negro y Caspio,
la Turquía moderna.
• Persia, que se convirtió en Irán en 1935 y la República Islámica de Irán
en 1979.
• Etiopía o el actual Sudán.
• Put, o la actual Libia. El término también puede incluir Argelia y Túnez.
• Gomer, que aparentemente se refiere a parte de la Turquía actual.
• Bettogarma, que aparentemente también se refiere a la Turquía actual,
aunque también puede incluir Azerbaiyán y Armenia.

Esta alineación única de naciones nunca ha ocurrido en el pasado, pero está


ocurriendo hoy, lo que da crédito a la idea de que vivimos en los últimos tiempos.
Una alianza entre muchas de estas naciones puede no necesariamente haber
tenido sentido en la época de Ezequiel porque ni siquiera están ubicadas cerca
una de la otra y porque el Islam aún no existía. Sin embargo, tal alianza tiene
mucho sentido hoy porque las naciones que componen la coalición son
predominantemente musulmanas. Eso en sí mismo es una razón más que
suficiente para que se unan y ataquen a Israel, especialmente considerando el
odio islámico actual hacia Israel.

¿Cuándo ocurre la invasión?


En el capítulo anterior, señalé que Israel debe estar viviendo en un estado de
seguridad cuando ocurra esta invasión (Ezequiel 38:8,11). Sugerí que ese estado
existe ahora y que la invasión probablemente tendrá lugar en algún momento
después del rapto, pero antes del comienzo del período de tribulación, tal vez
incluso tres años y medio antes del comienzo del período de tribulación (ver
Ezequiel 39:9-10).
Algunos eruditos afirman que Ezequiel 38–39 puede referirse a una invasión
que ya ha tenido lugar. Aquí hay seis razones por las que creo que esta opinión
es incorrecta.
1. Israel nunca ha sido invadido en la escala de lo que se describe en Ezequiel
38–39. Tampoco una invasión a Israel involucró a las naciones específicas
mencionadas en el pasaje. Esta profecía aún no se ha cumplido, por lo que su
cumplimiento aún debe ser futuro.
2. Ezequiel fue claro en que las cosas de las que habló se cumplirían “en los
últimos años” (Ezequiel 38:8) y “en los últimos días” (versículo 16). Tales frases
apuntan al fin de los tiempos.
3. La alineación única de naciones como se describe en Ezequiel 38–39 nunca
ha ocurrido en el pasado, pero aparentemente está ocurriendo hoy.
4. Ezequiel afirmó que la invasión ocurriría después de que Israel fuera
reunido de toda la tierra - “reunido de muchos pueblos” (Ezequiel 38:8,12) - a
una tierra que había sido un páramo. Ciertamente, hubo ocasiones en la historia
de Israel en las que los judíos fueron esclavizados. Por ejemplo, estuvieron en
cautiverio en Egipto. Fueron al cautiverio en Asiria, así como en Babilonia. Pero
en cada uno de estos casos, su liberación implicó ser liberados de una sola nación,
no de muchas naciones alrededor del mundo. La única reunión de judíos de
“muchos pueblos” alrededor del mundo en la historia de Israel es la que está
ocurriendo en los días modernos (especialmente desde 1948, cuando Israel
alcanzó la condición de estado).
5. Dado que los capítulos 36-37 aparentemente se están cumpliendo
literalmente (una reunión de “muchos pueblos”), podemos asumir razonable y
consistentemente que los capítulos 38-39 también se cumplirán
literalmente. Esto está en consonancia con el precedente bien establecido de que
las profecías bíblicas a lo largo del Antiguo Testamento se cumplen literalmente.
6. En vista de tales factores, es razonable y consistente con el resto de la
profecía bíblica sostener que este pasaje se refiere a una futura invasión a Israel
que tendrá lugar cuando Israel se encuentre en un estado de seguridad,
probablemente después del rapto, pero antes del período de tribulación.

Israel se mantiene solo


Israel estará solo cuando sea atacado por la masiva coalición militar del
norte. Algunas naciones - “Sheba, Dedán, los comerciantes de Tarsis ”
(aparentemente Arabia Saudita y algunas naciones occidentales) - preguntarán
diplomáticamente a los invasores: “¿Habéis venido a apoderarse del botín? ¿Has
reunido a tus huestes para llevarse el botín? (Ezequiel 38:13). Pero sus palabras
no van seguidas de acciones. Israel está completamente solo.
Esto significa que las probabilidades de supervivencia de Israel, desde una
perspectiva humana, serán nulas. Israel será inmensa y abrumadoramente
superado en número. Si esto fuera simplemente una batalla humana, el resultado
sería fácil de predecir. Israel parecerá débil y solo ante este intruso Goliat, ¡pero
Dios es fuerte! Ezequiel 38–39 revela que la fuerza invasora será aniquilada por
Dios antes de que Israel sufra algún daño.

Dios es el protector de Israel


Dios es todopoderoso (Jeremías 32:17). Tiene el poder de hacer todo lo que
desea y quiere. Unas 56 veces las Escrituras declaran que Dios es todopoderoso
(ver Apocalipsis 19:6, por ejemplo). Dios es abundante en fuerza (Salmo
147:5 NASB) y tiene un poder incomparablemente grande (2 Crónicas 20: 6;
Efesios 1:19-21). Nadie puede detener su mano (Daniel 4:35), revertir sus
acciones (Isaías 43:13) o frustrarlo (Isaías 14:27 NVI). Nada es imposible para Él
(Mateo 19:26; Marcos 10:27; Lucas 1:37), y nada es demasiado difícil para Él
(Génesis 18:14; Jeremías 32:17,27). El Todopoderoso reina (Apocalipsis
19:6). Las Escrituras revelan que este Dios todopoderoso frustrará por completo
la invasión de la coalición militar del norte.
Las Escrituras también revelan que Dios está siempre alerta: “He aquí, no se
adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel” (Salmo 121:4), y será el defensor
de Israel. Los invasores pueden pensar que su éxito está casi garantizado, pero
Dios lo ve todo, y los atacantes de Israel no tienen ninguna posibilidad de éxito.
Recuerde que Dios le había prometido anteriormente a su pueblo que “ningún
arma que se forme contra ti triunfará” (Isaías 54:17). A menudo somos testigos
de cómo Dios cumple esta promesa en el Antiguo Testamento, desempeñando el
papel definitivo en la batalla contra los enemigos de Israel (ver, por ejemplo,
Éxodo 15: 3 y Salmo 24: 8). A Dios incluso a veces se lo describe en términos
militares: el " Señor de los ejércitos" (2 Samuel 6:2,18).
Ezequiel 38: 18-19 menciona la ira y el enojo de Dios hacia los invasores
militares del norte. Estas palabras expresan la intensidad de la venganza de Dios
contra los que atacan a su pueblo.
La multifacética derrota de Dios de la coalición militar del norte, descrita para
nosotros en Ezequiel 38:17–39:8, incluirá un juicio cuádruple.
1. Un terremoto (Ezequiel 38:19-20. El devastador terremoto descrito por
Ezequiel, en el cual “las montañas serán derribadas, los acantilados caerán y todo
muro caerá al suelo”, causará la muerte de muchas tropas. El transporte se
interrumpirá por completo y, aparentemente, los ejércitos de las fuerzas
multinacionales se verán sumidos en el caos absoluto.
2. Luchas internas (Ezequiel 38:21). Dios induce soberanamente a los ejércitos
de las diversas naciones en la fuerza invasora a volverse unos contra otros y
matarse unos a otros. Esto puede deberse, al menos en parte, a la confusión y el
caos que resultan del terremoto masivo. John F. Walvoord ofreció esta
explicación: “En el pandemonio, la comunicación entre los ejércitos invasores se
romperá y comenzarán a atacarse entre sí. La espada de cada hombre estará
contra su hermano (Ezequiel 38:21). El miedo y el pánico se apoderarán de las
fuerzas, por lo que cada ejército disparará indiscriminadamente contra los
demás ". Los ejércitos de las diversas naciones también hablarán diferentes
5

idiomas, incluidos el ruso, el farsi, el árabe y el turco, lo que dificulta la


comunicación y aumenta la confusión. Las naciones rusas y musulmanas
también pueden volverse unas contra otras. Quizás en medio del caos,
sospecharán que están siendo traicionados y responderán abriéndose fuego
entre ellos. En cualquier caso, habrá innumerables bajas.
3. Enfermedad (Ezequiel 38:22). El terremoto y las luchas internas dejarán
innumerables cadáveres a su paso. El transporte se verá interrumpido, lo que
dificultará o evitará el traslado de personas heridas, medicamentos, alimentos y
agua y otros suministros. Mientras tanto, las aves y otros animales depredadores
se deleitarán con la carne insepultura. Todo esto es una receta para el brote de
una pandemia que, según Ezequiel, se cobrará muchas más vidas.
4. Lluvia torrencial, granizo, fuego y azufre ardiente (Ezequiel 38:22). La cuarta
y última fase de la ejecución de las fuerzas enemigas por parte de Dios
involucrará lluvias torrenciales (con fuertes inundaciones), granizo, fuego y
azufre ardiente que caerá sobre las tropas invasoras. El poderoso terremoto
puede desencadenar volcanes en la región, arrojando a la atmósfera una lluvia
de roca fundida y azufre ardiente (ceniza volcánica) que caería sobre las tropas
invasoras, destruyéndolas por completo.
Qué giro de los acontecimientos será todo esto. Las tropas invasoras vendrán
con la intención de matar, pero ellos mismos serán asesinados. Creerán que su
poder es abrumador, pero se sentirán abrumados por el mayor poder
de Dios. Vendrán a apoderarse de una nueva tierra (Israel), pero en cambio serán
enterrados en la tierra.
Como si todo esto no fuera suficiente, Dios también promete: "Enviaré fuego
sobre Magog y sobre los que habitan seguros en las costas" (Ezequiel 39:6). El
término Magog parece referirse a la parte sur de la ex Unión Soviética, quizás
incluyendo las ex repúblicas soviéticas del sur de Kazajstán, Kirguistán,
Uzbekistán, Turkmenistán, Tayikistán y posiblemente incluso las partes del
norte del Afganistán moderno. En este versículo profético se nos dice que Dios
hará llover fuego sobre esta área del mundo y sobre los aliados de Magog "que
viven seguros en las costas". Estas aleccionadoras palabras han llevado a Joel
Rosenberg a hacer este comentario:

Esto sugiere que los objetivos en toda Rusia y la ex Unión Soviética, así como
los aliados de Rusia, serán atacados sobrenaturalmente en este día del juicio
y consumidos parcial o completamente. Estos podrían limitarse a silos de
misiles nucleares, bases militares, instalaciones de radar, ministerios de
defensa, sedes de inteligencia y otros edificios gubernamentales de diversos
tipos. Pero esos objetivos también podrían incluir centros religiosos, como
mezquitas, madrazas, escuelas y universidades islámicas, y otras
instalaciones que predican el odio contra judíos y cristianos y piden la
destrucción de Israel. De cualquier manera, tendremos que esperar grandes
daños colaterales y muchos civiles estarán en grave riesgo. 6

Esta sentencia servirá para anular cualquier posible represalia o futuros


intentos de invasión. ¡No será posible ningún otro ataque contra Israel por estas
fuerzas del mal!

El entierro de los cuerpos enemigos


Normalmente, cuando muchos mueren en una batalla importante y la batalla
termina, los invasores entierran a sus propios muertos. En el caso presente, sin
embargo, todos los invasores estarán muertos, por lo que la tarea del entierro
debe recaer en la casa de Israel.
Las Escrituras revelan que el entierro de estos cuerpos comenzará
inmediatamente después de que Dios destruya la alianza militar del norte. El
número de invasores muertos será tan vasto, tan innumerable, que nada más que
un valle profundo, el Valle de Hamon-gog, será suficiente para sus cadáveres
(Ezequiel 39:11). Y se necesitarán siete meses completos para realizar la tarea
del entierro en este valle. Tenga en cuenta que los invasores no provienen de una
sola nación, sino de una coalición de naciones, incluidas Rusia, Irán, Turquía,
Libia y otras naciones musulmanas.
Después del período de siete meses, un equipo de entierro secundario
atravesará la tierra y buscará los huesos que se hayan perdido. Todo esto es
parte del esfuerzo concertado para limpiar la tierra perfectamente de toda
inmundicia que surja de los huesos de los muertos (ver Números 19:11-22;
Deuteronomio 21:1-9). Se colocarán marcadores donde se encuentren huesos y
los sepultureros llevarán los huesos al lugar de enterramiento.

La recolección y la quema de armas enemigas


Después de la destrucción de la coalición militar del norte por parte de Dios,
los israelitas se reunirán y quemarán las armas enemigas durante un período de
siete años. Si se requieren siete años para quemarlos a todos, eso significa que se
recolectará un arsenal formidable.
Aquellos interesados en la cronología precisa de la profecía bíblica notarán un
problema aquí. Si los siete años de armas en llamas son paralelos al período de
tribulación de siete años, ¿cómo puede Israel huir de Jerusalén en medio de la
tribulación? En Mateo 24, Jesús insta a los judíos que viven en Jerusalén a que
huyan cuando el anticristo establezca su sede allí en medio de la tribulación. Así
que el problema es este: ¿Cómo podrán los judíos continuar la tarea de quemar
armas si tienen que huir de Jerusalén en medio de la tribulación?
El problema se puede evitar si los siete años de quema de armas no son
paralelos al período de siete años de tribulación. Si la invasión de Ezequiel tiene
lugar al menos tres años y medio antes del comienzo del período de tribulación
(como sugerí anteriormente), la quema de armas se completará a la mitad del
período de tribulación.
Tenga en cuenta que la tribulación no comienza directamente después del
rapto. Nada en las Escrituras niega la posibilidad de que pasen varios años entre
el rapto y la tribulación. La señal para el comienzo de la tribulación no es el rapto,
sino el anticristo que firma un pacto con Israel (Daniel 9:26-27).

La conversión de multitudes
En Ezequiel 38–39, Dios da un poderoso testimonio de Su poder y gloria en
medio de Su destrucción de la coalición militar del norte contra Israel.
• “Mostraré mi grandeza y mi santidad y me daré a conocer a los ojos de
muchas naciones. Entonces sabrán que yo soy el SEÑOR” (Ezequiel 38:23).
• “Mi santo nombre daré a conocer en medio de mi pueblo Israel, y no
dejaré que mi santo nombre sea profanado más. Y sabrán las naciones que
yo soy el SEÑOR, el Santo en Israel” (Ezequiel 39:7).
• “Pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio
que ejecuté, y mi mano que sobre ellos puse. La casa de Israel sabrá que
yo soy el SEÑOR su Dios, desde ese día en adelante” (Ezequiel 39:21-22).

Claramente, la destrucción de los invasores del norte por parte de Dios será
un testimonio poderoso que nadie puede ignorar. De hecho, el mundo entero
será testigo de la destrucción de los invasores por parte de Dios y reconocerá Su
grandeza, santidad y gloria (38:23; 39:13, 21). Además, Israel estará
absolutamente asombrado por la intervención de Dios en su favor. La asombrosa
derrota de Gog y su maquinaria militar por parte de Dios obligará a Israel a
reconocer Su insondable poder y justicia (ver Ezequiel 39:28-29).

Un cambio en el equilibrio de poder


Cuando Dios destruya la enorme coalición militar del norte, el equilibrio del
poder político y religioso en el mundo cambiará. Esto hará las cosas mucho más
fáciles para el anticristo.
Más específicamente, la destrucción de los invasores del norte allanará el
camino para que el anticristo ascienda al poder. Con Rusia y varias naciones
musulmanas ricas en petróleo fuera del camino, muchas menos naciones
tendrán la influencia política para desafiar su autoridad cuando llegue al poder
al principio del período de tribulación. Arnold Fruchtenbaum hace esta nota: “El
equilibrio de poder oriental colapsará con la caída de las fuerzas rusas y sus
aliados musulmanes en Israel y la destrucción de la propia Rusia. Con el poder
oriental destruido, esto abrirá el camino para un gobierno mundial ". 7

Como hemos visto, esto también permitirá al anticristo firmar un pacto de paz
con Israel (Daniel 9:27), garantizando que Israel estará protegido. Las fuerzas
musulmanas ya no serán una amenaza. Además, esto probablemente explica por
qué Israel puede construir su templo al principio del período de la
tribulación. Después de todo, si los musulmanes todavía estuvieran en el poder
en la primera parte del período de la tribulación y en control del monte del
templo en Jerusalén, Israel no podría construir su templo allí. Pero si todos los
ejércitos musulmanes son destruidos en gran parte por Dios antes del comienzo
de la tribulación, este gran obstáculo para la reconstrucción del templo por parte
de Israel desaparece.
7
El Comienzo de la Tribulación: el Surgimiento del
Anticristo

EN ESTE CAPÍTULO
I. El Anticristo Firma un Pacto
II. El Ascenso del Anticristo

I - EL ANTICRISTO FIRMA UN PACTO

L as Escrituras revelan que el único evento que comienza el período de la


tribulación es la firma del anticristo de un pacto con Israel. Esto se
relaciona directamente con la profecía de Daniel de las setenta semanas.
En Daniel 9, Dios proporcionó un calendario profético para la nación de
Israel. El reloj profético comenzó a correr cuando se emitió la orden de restaurar
y reconstruir Jerusalén después de su destrucción por Babilonia (Daniel
9:25). Según este versículo, el calendario de Israel se dividió en 70 grupos de 7
años, un total de 490 años.
Los primeros 69 grupos de 7 años — o 483 años — contaron los años “desde
la salida de la palabra para restaurar y reconstruir Jerusalén hasta la venida de
un ungido, un príncipe” (Daniel 9:25). El Ungido, o Mesías, es Jesucristo. El día en
que Jesús entró en Jerusalén para proclamarse a sí mismo como el Mesías de
Israel fue 483 años después de que se dio la orden de restaurar y reconstruir
Jerusalén.
En ese momento se detuvo el reloj profético de Dios. Daniel describe una
brecha entre estos 483 años y los últimos 7 años del calendario profético de
Israel. Varios eventos iban a tener lugar durante esta brecha, según Daniel 9:26:
El Mesías sería asesinado, la ciudad de Jerusalén y su templo serían destruidos
(lo que ocurrió en el 70 d.C.), y los judíos encontrarían dificultades y penurias
por esa vez en adelante.
La “semana” final de siete años comenzará para Israel cuando el anticristo
confirme un pacto de siete años (Daniel 9:27). La firma de este pacto de paz
marcará el comienzo del período de tribulación. Comenzará la cuenta regresiva
de siete años hasta la segunda venida de Cristo, que sigue al período de
tribulación.
Este período de siete años para la tribulación se refleja en otra literatura judía
antigua, como lo muestra Renald Showers en su útil libro Maranatha: Our SEÑOR
Ven!
El Talmud de Babilonia declara, "Nuestros rabinos enseñaron: En el ciclo de
siete años al final del cual vendrá el hijo de David ... al final del septenato
vendrá el hijo de David".
Raphael Patai, escribiendo sobre los textos mesiánicos, dijo: “La idea se
afianzó en que la venida del Mesías será precedida por un sufrimiento
mucho mayor… Esto durará siete años. Y luego, inesperadamente, vendrá el
Mesías”. 1

El día del señor


La firma del anticristo del pacto con Israel constituye no solo el comienzo del
período de tribulación, sino también el comienzo del día del Señor. El
término día del Señor se usa en varios sentidos en las Escrituras. Los profetas del
Antiguo Testamento a veces lo usaban para describir un evento que se cumpliría
en el futuro cercano. En otras ocasiones, se refirieron a un evento en el futuro
escatológico lejano (el período futuro de tribulación). El contexto inmediato del
término generalmente indica qué sentido se pretende.
En ambos casos, el día del Señor se caracteriza por la intervención
sobrenatural de Dios para traer juicio contra el pecado en el mundo. El día del
Señor es un tiempo en el que Dios controla y domina activamente la historia de
manera directa en lugar de obrar por causas secundarias.
Entre los escritores del Nuevo Testamento, el término se usa generalmente
para el juicio que culminará en el período de tribulación de siete años del tiempo
del fin (ver 2 Tesalonicenses 2:2; Apocalipsis 16-18), así como el juicio que
marcará el comienzo de la tierra nueva después del reino milenial (2 Pedro
3:1013; Apocalipsis 20:7–21: 1; ver también Isaías 65:17-19; 66:22; Apocalipsis
21: 1). Este tema del juicio contra el pecado corre como un hilo a través de las
muchas referencias al día del Señor.
Varios pasajes de las Escrituras indican que este aspecto del día del Señor aún
no ha ocurrido, pero espera el fin de los tiempos. Por ejemplo, Isaías 34: 1-8
describe un día del Señor en el que Dios juzgará a todas las naciones de la tierra:
“La SEÑOR está furiosa contra todas las naciones ... las ha consagrado a la
destrucción, las ha entregado al matadero” (Versículo 2). Ninguno de los últimos
días del Señor involucró el juicio divino de todas las naciones. Esto indica que el
día del Señor de Isaías 34 debe ser todavía futuro, es decir, el período de la
tribulación.
De manera similar, Joel 3:1-16 y Zacarías 14:1-3, 12-15 hablan de un día del
Señor que involucrará el juicio de Dios sobre los ejércitos de todas las naciones
cuando se reúnan para hacer la guerra contra Israel. Se nos dice que el Mesías
judío vendrá a la guerra contra estas naciones. Esto parece coincidir con
Apocalipsis 16:12-16, donde encontramos que los ejércitos no comenzarán a
reunirse hasta que se derrame la sexta copa durante la septuagésima semana de
Daniel 9. Apocalipsis 19:11-21 revela que Cristo hará la guerra. contra estos
ejércitos cuando venga del cielo a la tierra como Rey de reyes y Señor de
señores. Tales hechos fuerzan la conclusión de que el día del Señor del que se
habla Joel 3 y Zacarías 14 aún es futuro.
Asimismo, el apóstol Pablo en 1 Tesalonicenses 5:1-11 revela que este día
escatológico del Señor aún es futuro. Pablo advirtió que este día traería
destrucción repentina e ineludible sobre los inconversos del mundo. El contexto
de 1 Tesalonicenses 5 claramente apunta al período de tribulación de los últimos
tiempos.
Debido a que la firma del anticristo del pacto con Israel comienza el período
de la tribulación, también podemos decir que esta firma del pacto comienza el
día escatológico del Señor. Afortunadamente, los cristianos escaparán este día
debido al rapto.
2

II - EL ASCENSO DEL ANTICRISTO

El apóstol Pablo advirtió sobre un “hombre de desafuero”, que es el anticristo


(2 Tesalonicenses 2:3,8-9). Aunque el pecado y la iniquidad ya están obrando en
nuestros días (versículo 7), Pablo dice que llegará un día en el que un individuo
específico asumirá el poder en el futuro período de tribulación, quien será la
encarnación del pecado y la iniquidad (comparar con 1 Juan 2:18; Apocalipsis
11:7; 13:1-10).
Este inicuo finalmente conducirá al mundo entero a la rebelión contra Dios (2
Tesalonicenses 2:10) como el hijo de destrucción (versículo 3). Actualmente está
siendo restringido por el Espíritu Santo, pero después del rapto (cuando los
cristianos morados por el Espíritu Santo serán removidos de la tierra), se
manifestará (versículo 6) y engañará a multitudes (Apocalipsis 19:20).
Las escrituras revelan que el anticristo será un genio en intelecto (Daniel
8:23), comercio (Daniel 11:43; Apocalipsis 13:16-17), guerra (Apocalipsis 6:2;
13:2), habla (Daniel 11:36) y política (Apocalipsis 17:11-12).
Este individuo realizará señales falsas y maravillas y engañará a muchas
personas durante el período de tribulación futura (2 Tesalonicenses 2:9-10). En
el libro de Apocalipsis, el apóstol Juan describe a este individuo anti-Dios como
una bestia (Apocalipsis 13:1-10).
Este individuo inspirado por Satanás se elevará a la prominencia en el período
de la tribulación, inicialmente haciendo un tratado de paz con Israel (Daniel
9:27). En su deseo de dominar el mundo, traicionará y luego buscará destruir a
los judíos, perseguir a los creyentes y establecer su propio reino (Apocalipsis
13). Hablará palabras arrogantes y jactanciosas, glorificándose a sí mismo (2
Tesalonicenses 2:4). Su asistente, el falso profeta, buscará que el mundo adore al
anticristo (Apocalipsis 13:11-12). El falso profeta controlará la economía global
al obligar a las personas de todo el mundo a recibir la marca del anticristo para
comprar o vender (Apocalipsis 13:16-17). Sin embargo, recibir esta marca
asegura que uno será el destinatario de la ira de Dios. El anticristo finalmente
gobernará el mundo entero (Apocalipsis 13:7) desde su sede en Roma
(Apocalipsis 17:8-9). Esta bestia será derrotada y atada por Jesús en su segunda
venida (Apocalipsis 19:11-16).
Este es el panorama general. Ahora consideremos algunos detalles sobre esta
persona malvada.

El anticristo no será judío


Algunos intérpretes han intentado argumentar que el anticristo será judío. Por
ejemplo, una de las primeras tradiciones sostenía que el anticristo vendría de la
tribu de Dan (una de las 12 tribus de Israel). Algunos relacionan esto con el hecho
de que la tribu de Dan cayó en una profunda apostasía e idolatría, erigiendo una
imagen esculpida (Jueces 18:30). El Testamento de Dan (5:6) nombra a Satanás
como el príncipe de la tribu. Ireneo, escribiendo en la última parte del siglo II,
señaló que la omisión de Dan de la lista de tribus en Apocalipsis 7 se debió a la
tradición de que el anticristo vendría de esa tribu (Adv. Haer. V.30.2.).
Sin embargo, Apocalipsis 13:1 y 17:15 describen al anticristo surgiendo
del mar, una metáfora bíblica para las naciones gentiles. Antíoco Epífanes, él
mismo un gentil, tipifica al futuro anticristo en Daniel 11. Por lo tanto, no es
probable que el anticristo sea judío. Además, perseguirá a los judíos en el período
de la tribulación (Jeremías 30: 7; Mateo 24:15-21; Apocalipsis 12:6,13-14).

El anticristo no será musulmán


Más recientemente, por razones comprensibles, muchos han afirmado que el
anticristo será musulmán. Sin embargo, este punto de vista tiene importantes
problemas teológicos. Por un lado, Daniel 11:36 nos dice que el anticristo "se
exaltará a sí mismo y se engrandecerá sobre todo dios". También leemos en 2
Tesalonicenses 2:4 que el anticristo finalmente "se opone y se exalta a sí mismo
contra todo supuesto dios u objeto de adoración, de modo que toma su asiento
en el templo de Dios, proclamándose Dios".
Por decir lo menos, un anticristo musulmán que dice ser Dios estaría
destrozando el credo musulmán: "Hay un Dios llamado Alá, y Mahoma es su
profeta". Ningún verdadero musulmán afirmaría que él es Dios. Así como es
anatema para los musulmanes llamar a Jesús “Dios encarnado” o el “Hijo de
Dios”, también sería anatema para los musulmanes que cualquier ser humano
afirmara que es Dios. (Tenga en cuenta que los musulmanes son monoteístas
radicales). Por lo tanto, un anticristo musulmán sería visto como un infiel entre
los musulmanes que creen en el Corán.
La enseñanza musulmana declara: "Dios no puede tener socios". Los
musulmanes generalmente citan esto como un argumento en contra de la
doctrina cristiana de la Trinidad, pero ciertamente es aplicable a los líderes
humanos en la tierra que afirman ser Dios. Es imposible imaginar a un musulmán
exaltándose a sí mismo a la deidad de esta manera.
Aún más, la enseñanza musulmana afirma que Alá es tan radicalmente
diferente a cualquier realidad terrenal, tan trascendente y más allá de cualquier
cosa en el reino finito, que difícilmente puede describirse usando términos
terrenales. Entonces, ¿cómo podría un anticristo musulmán humano pretender
ser Dios? De nuevo, es imposible imaginar a un musulmán describiéndose a sí
mismo de esta manera.
Además, ¿por qué un anticristo musulmán haría un pacto con Israel,
garantizando su protección (Daniel 9:24-27)? Muchos musulmanes radicales
hoy quieren empujar a Israel al mar o sacar a Israel del mapa. No es probable que
un líder musulmán firme un pacto para proteger a Israel.
Además, los israelitas, plenamente conscientes de la animosidad y el odio de
los musulmanes hacia ellos, nunca pondrían sus esperanzas de supervivencia y
seguridad en manos de un musulmán. Tal punto de vista no tiene sentido.

El Anticristo no será Gog


Contrariamente a las suposiciones de algunos hoy en día, Gog (el líder de la
invasión de Israel descrita en Ezequiel 38) no es el anticristo. Los intérpretes de
la Biblia terminarán en un caos profético si intentan hacer esta identificación.
El anticristo encabeza un Imperio Romano revivido (Daniel 2; 7), pero Gog
encabeza una fuerza de invasión compuesta por Rusia y varias naciones
musulmanas (Ezequiel 38:1-6). Además, la invasión de Gog a Israel constituye un
desafío directo al pacto del anticristo con Israel (Daniel 9:27). Además, el
momento de Gog en el centro de atención es de corta duración porque Dios
destruirá la fuerza invasora (Ezequiel 39), mientras que el anticristo está en el
poder durante gran parte de la tribulación de siete años.

El Anticristo se levanta en una Roma revivida


Daniel 7:3-8 se refiere a cuatro bestias. Estos representan reinos que juegan
un papel importante en la profecía bíblica. Daniel comienza en el versículo 3
afirmando: "Cuatro grandes bestias subieron del mar, diferentes entre sí". Estas
cuatro bestias revelan mucho sobre la cronología profética.
El primero, dice Daniel, era “como un león y tenía alas de águila”, pero “le
fueron arrancadas las alas” (versículo 4). Esta imagen aparentemente representa
a Babilonia, su cualidad de león indica poder y fuerza. Es interesante observar
que los leones alados custodiaban las puertas de los palacios reales de Babilonia
(ver Jeremías 4:7). Las alas indican una movilidad rápida, y el aleteo de las alas
indica una eliminación de la movilidad (quizás una referencia a la locura de
Nabucodonosor o al deterioro de Babilonia después de su muerte).
Daniel continuó en el versículo 5. “Y he aquí otra bestia, una segunda, como un
oso. Estaba levantado, por un lado. Tenía tres costillas en la boca entre los
dientes; y se le dijo: 'Levántate, devora mucha carne'”. Este es
el reino Medo- Persia, y las costillas son naciones vencidas, quizás Lidia,
Babilonia y Egipto. Medo- Persia era bien conocido por su fuerza y ferocidad en
la batalla (ver Isaías 13:17-18).
Daniel describe una tercera bestia en el versículo 6. “Y he aquí, otra como un
leopardo, con cuatro alas de pájaro en el lomo. Y la bestia tenía cuatro cabezas, y
se le dio dominio”. El leopardo era conocido por su rapidez, astucia y
agilidad. Esta imagen representa a Grecia bajo Alejandro Magno. Las cuatro
cabezas representan a los cuatro generales que dividieron el reino tras la muerte
de Alejandro, gobernando Macedonia, Asia Menor, Siria y Egipto.
Finalmente, en el versículo 7, Daniel menciona la cuarta bestia, un mestizo que
era más aterrador y poderoso que las tres bestias anteriores.

He aquí una cuarta bestia, terrible y espantosa y sumamente fuerte. Tenía


grandes dientes de hierro; devoró y partió en pedazos y pisoteó lo que
quedaba con sus pies. Era diferente de todas las bestias que le precedieron
y tenía diez cuernos. Consideré los cuernos, y he aquí, apareció entre ellos
otro cuerno, uno pequeño, ante el cual tres de los primeros cuernos fueron
arrancados de raíz. Y he aquí, en este cuerno había ojos como los de un
hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.

Esta imaginería salvaje se refiere al Imperio Romano. Roma ya existía en la


antigüedad, pero se vino abajo en el siglo V d.C. Sin embargo, será revivido en los
últimos tiempos, aparentemente compuesto por diez naciones gobernadas por
diez reyes (diez cuernos). Anteriormente señalé en el libro que los animales
usaban sus cuernos como armas (ver Génesis 22:3; Salmo 69:31). Por esta razón,
el cuerno eventualmente llegó a ser visto como un símbolo de poder y
fuerza. Como una extensión de este símbolo, los cuernos en los tiempos bíblicos
a veces se usaban como emblemas de dominio, representando reinos y reyes,
como es el caso en los libros de Daniel (capítulos 7-8) y Apocalipsis (12:13; 13:1,
11; 17:3-16).
En Daniel 7, un undécimo cuerno, un cuerno pequeño (el anticristo), comienza
aparentemente de una manera insignificante, pero crece lo suficientemente
poderoso como para desarraigar tres de los cuernos existentes
(reyes). Eventualmente llega al poder absoluto y al dominio sobre este Imperio
Romano revivido, probablemente a la mitad del período de tribulación.
Relacionado con esto, Daniel 2 registra un sueño profético que tuvo
Nabucodonosor. En este sueño, este Imperio Romano de los últimos tiempos fue
representado como una mezcla de hierro y arcilla (véanse los versículos 41-
43). Daniel, el gran intérprete de los sueños, vio esto en el sentido de que así
como el hierro es fuerte, este Imperio Romano de los últimos días sería
fuerte. Pero así como el hierro y la arcilla no se mezclan naturalmente entre sí,
este Imperio Romano de los últimos días tendría algunas divisiones. No estaría
completamente integrado.
Muchos intérpretes bíblicos modernos ven a la Unión Europea (que se
caracteriza tanto por la unidad como por alguna división) como una perspectiva
principal para el cumplimiento final de esta profecía. El escenario ahora parece
3

estar listo para el cumplimiento de Daniel 2 y 7. Una vez que el anticristo emerge
al poder en una Roma revivida, es solo una cuestión de tiempo antes de que entre
en completa dominación global.
8

El Comienzo de la Tribulación: El Templo y


las Señales del Fin

EN ESTE CAPÍTULO
I. El Templo Judío es Reconstruido
II. Los Signos de los Tiempos

I - EL TEMPLO JUDÍO ES RECONSTRUIDO

E l templo ha desempeñado durante mucho tiempo un papel destacado en la


historia judía. De hecho, Israel ha tenido tres templos diferentes.

El primer templo
David quería construir el primer templo para Dios, aunque no iba a suceder,
porque David fue descalificado por ser un guerrero. Su hijo Salomón finalmente
construyó el templo (1 Reyes 6–7; 2 Crónicas 3–4).
Como el tabernáculo, el templo de Salomón tenía un Lugar Santo y un Lugar
Santísimo. El Lugar Santo (el cuarto exterior principal) contenía el altar del
incienso de oro, la mesa de los panes de la proposición, cinco pares de
candelabros y utensilios usados para el sacrificio. Las puertas dobles conducían
al Lugar Santísimo, en el que se encontraba el arca de la alianza. El arca
descansaba entre dos ángeles querubines de madera, cada uno de tres metros de
altura. Dios se manifestó en el Lugar Santísimo en una nube de gloria (1 Reyes 8:
10-11).
Este templo, el corazón y centro de adoración del reino de Judá, fue finalmente
destruido por Nabucodonosor y los babilonios en el 587 a. C.

El segundo templo
Después del exilio en Babilonia, muchos judíos regresaron a Jerusalén y
construyeron una versión más pequeña y delgada del templo de Salomón. El rey
Ciro de Persia les había permitido regresar y reconstruir el templo, y envió los
vasos del templo que Nabucodonosor había saqueado.
Los exiliados que regresaron empezaron bien en el 538 a. C. pero pronto se
agotaron. Los profetas Ageo y Zacarías trabajaron arduamente para animarlos, y
el segundo templo finalmente se completó en el 515 a. C. Sin embargo, no era tan
magnífico como el templo de Salomón (véase Esdras 3:12). Tenía poco de su
antigua gloria y era un vago reflejo del original. Este templo estaba sin el arca del
pacto y tenía un solo candelero de siete brazos. El arca y los diez candeleros de
Salomón nunca fueron recuperados. Este templo duró unos 500 años.

El tercer templo
El tercer templo de Israel en Jerusalén fue construido por el rey Herodes el
Grande. Herodes creía que este ambicioso programa de construcción, que
comenzó en el 19 a. C., sería una excelente manera de ganarse el favor de los
judíos de su tiempo (es decir, sus súbditos) e impresionar a las autoridades
romanas.
Terminado en el 64 d. C., era mucho más grande y resplandeciente (con más
oro) que el templo de Salomón. Era una estructura enorme, de color crema, que
brillaba extraordinariamente durante el día. Medía 490 yardas (de norte a sur)
por 325 yardas (de este a oeste).
Este magnífico templo fue destruido junto con el resto de Jerusalén por Tito y
sus guerreros romanos en el año 70 d. C., apenas seis años después de que se
completara el proyecto. Qué irónico que aquellos que Herodes buscaba
impresionar en Roma fueran los instigadores de la destrucción del templo.

El templo de la tribulación
Las Escrituras revelan que se construirá otro templo durante el período de la
tribulación. En términos de cronología profética, hay varios factores
importantes.
El primero y más importante es el requisito previo de que Israel vuelva a su
tierra natal como nación. Esto ha sido una realidad desde 1948. Desde entonces,
los judíos han regresado a tierra santa desde todo el mundo (véase Ezequiel 36–
37). Obviamente, el templo judío no se puede reconstruir a menos que una
nación renacida de Israel esté en la tierra.
En segundo lugar, sabemos que el templo debe ser reconstruido al menos a
mediados de la tribulación de los siete años porque Jesús en el discurso del
Monte de los Olivos advirtió de un evento catastrófico que asume la existencia
del templo: “Cuando vean la abominación desoladora de la que se habla por el
profeta Daniel, de pie en el lugar santo (que el lector entienda), que los que estén
en Judea huyan a los montes” (Mateo 24:15-16). Esta abominación desoladora es
la profanación del templo judío por el anticristo, quien colocará una imagen de
sí mismo dentro del templo en el punto medio de la tribulación. El templo debe
estar construido para entonces.
Es significativo que Jesús diga esto porque antes (en los versículos 1-2), afirmó
positivamente que el gran templo construido por Herodes (el templo judío de la
época de Jesús) sería completamente destruido: “De cierto os digo que no
quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada”. Esta profecía se
cumplió literalmente en el año 70 d.C. cuando Tito y sus guerreros romanos
invadieron Jerusalén y el templo judío.
La única conclusión posible es que el templo de los días de Jesús sería
destruido y que la abominación desoladora ocurriría en un templo aún
futuro. Este último templo se construiría al menos a mediados del período de la
tribulación (ver también Daniel 9:27; 12:11).

Se restablecen los sacrificios judíos


La Escritura es clara en cuanto a que habrá sacrificios de animales en el templo
judío en algún momento durante la primera mitad de la tribulación, pero luego
el anticristo los detendrá. Leemos en Daniel 9:27 que el anticristo "hará un pacto
fuerte con muchos durante una semana, y durante la mitad de la semana pondrá
fin a los sacrificios y las ofrendas". Esta "semana" se refiere al período de
tribulación de siete años que precede a la segunda venida de Cristo. Durante la
mitad de la semana, es decir, los últimos tres años y medio, cesarán los sacrificios
en el templo. John F. Walvoord lo explica de esta manera:

Esta expresión [“durante la mitad de la semana pondrá fin al sacrificio y la


ofrenda”] se refiere a todo el sistema levítico, lo que sugiere que Israel habrá
restaurado ese sistema en la primera mitad del séptimo séptimo. Después
de que este gobernante gane poder político mundial, asumirá el poder
también en el ámbito religioso y hará que el mundo lo adore (2 Ts. 2:4; Apoc.
13:8). Para recibir tal adoración, terminará con todas las religiones
organizadas. Haciéndose pasar por el rey y dios legítimo del mundo y como
el príncipe de paz de Israel, se volverá contra Israel y se convertirá en su
destructor y profanador. 1

Preparativos en la actualidad
Incluso hoy en día escuchamos informes de que varios individuos y grupos
judíos han estado trabajando entre bastidores para preparar diversos materiales
para el futuro templo, que incluyen túnicas sacerdotales, tapices del templo y
utensilios de adoración. Estos elementos se están prefabricando para que
cuando finalmente se reconstruya el templo, todo esté listo para ello.
Reitero que el templo no necesita ser reconstruido hasta la mitad del período
de tribulación. Esto hace que el hecho de que muchos elementos ya estén siendo
prefabricados sea aún más emocionante para muchos entusiastas de la
profecía. Puede que se acerque el día del rapto.

II - LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS

Una "señal de los tiempos" es un evento de importancia profética que apunta


al fin de los tiempos. Podríamos decir que las señales de los tiempos en las
páginas de la Escritura profética constituyen la "información de antemano" de
Dios sobre cómo será el mundo al entrar en el fin de los tiempos.
Se nos instruye específicamente que ciertas señales ocurrirán a medida que se
desarrolle el período de tribulación. En Mateo 24: 3, los discípulos le
preguntaron a Jesús: "¿Cuál será la señal de tu venida y del fin de los tiempos?" En
los versículos 4 y siguientes, Jesús menciona una serie de señales de los tiempos
que predominarán durante el período de la tribulación (justo antes de la segunda
venida).
Jesús instó a sus seguidores a ser observadores atentos de los tiempos. Les dio
a los saduceos y fariseos, que lo rechazaron como el Mesías divino, este desafío:
“Cuando cae la tarde, decís: 'Habrá buen tiempo, porque el cielo está rojo'. Y por
la mañana, "Hoy va a hacer tormenta, porque el cielo está rojo y es
amenazante". Sabes interpretar la apariencia del cielo, pero no puedes
interpretar las señales de los tiempos” (Mateo 16:1-3).
Estos líderes judíos eran supuestamente expertos intérpretes de las Escrituras
del Antiguo Testamento. En pasajes mesiánicos como Isaías 11 y 35, se nos dice
que cuando llegara el Mesías, los cojos caminarían, los sordos oirían y los ciegos
verían. Cuando Jesús entró en escena, esto es precisamente lo que sucedió. Estos
líderes judíos deberían haber podido leer las señales de los tiempos y reconocer
que Jesús era en verdad el Mesías prometido. Pero no pudieron.
La lección que aprendemos de esto es que tú y yo somos llamados por Jesús a
ser observadores atentos de los tiempos. Debemos ser conscientes de lo que
enseña la profecía bíblica y luego vigilar de cerca los eventos que se desarrollan
en el mundo para que nos demos cuenta de cualquier posible correlación entre
los eventos mundiales y la profecía bíblica.
Nunca debemos fijar fechas (Mateo 24:36); no sabemos el día ni la hora
específicos de la venida de Jesús (Hechos 1:7), pero podemos conocer la
temporada general del regreso del Señor en virtud de las señales de las
veces. Jesús instó a sus discípulos: “Ahora aprendan la parábola de la higuera:
cuando su rama ya se ha puesto tierna y brota sus hojas, ustedes saben que el
verano está cerca; así, también tú, cuando veas todas estas cosas, reconoce que
Él está cerca, a la puerta” (Mateo 24:32-33 LBLA).
Jesús indica en este pasaje que Dios ha revelado ciertas cosas a través de la
profecía (particularmente relacionadas con el futuro período de tribulación) que
deberían hacer que las personas que conocen la Biblia comprendan que se está
cumpliendo una profecía, o tal vez, en nuestro día presente, se está preparando
el escenario para que finalmente se cumpla una profecía. Jesús les está
informando a sus seguidores que sean observadores precisos de los tiempos
para que cuando se cumplan las profecías bíblicas o se establezca el escenario,
se den cuenta de lo que está sucediendo (ver también Lucas 21:25-28).
Examinemos ahora brevemente las señales de los tiempos que describió
Jesús. Los he categorizado como signos de tierra y cielo, signos morales, signos
religiosos y signos tecnológicos.

Signos de tierra y cielo


La Escritura revela que en el futuro período de tribulación, los terremotos, el
hambre, la pestilencia y las señales en los cielos aumentarán en frecuencia e
intensidad (Mateo 24:3,7). En Lucas 21:11 NVI) leemos: "Habrá grandes
terremotos, hambrunas y pestilencias en varios lugares, y acontecimientos
espantosos y grandes señales del cielo". Se dice que tales cosas son el comienzo
de los “dolores de parto” (Mateo 24: 8). Así como los dolores de parto aumentan
en frecuencia e intensidad, estos signos se volverán cada vez más catastróficos.
Estos signos tienen una relevancia particular para el futuro período de
tribulación de siete años, pero creo que así como los temblores (o presagios) a
menudo ocurren antes de los grandes terremotos, las manifestaciones
preliminares de algunos de estos signos pueden surgir antes del período de
tribulación. Otras personas han dicho que las profecías proyectan sus sombras
ante ellos. Creo que esto es cierto. Las profecías que se relacionan
específicamente con la tribulación están proyectando sus sombras ante ellos en
nuestros días.
¿Cuáles son los “eventos espantosos” mencionados en Lucas 21:11 (NVI)? Las
Escrituras no nos lo especifican, pero la frase griega significa literalmente
"terror", "visiones de terror" o "cosas aterradoras". El terrorismo nunca ha sido
más prominente a nivel mundial que en nuestros días. El terrorismo
aparentemente empeorará a medida que avanzamos hacia el futuro.
Los signos en los cielos podrían incluir cualquier cantidad de cosas diferentes,
incluidos patrones climáticos extraños, estrellas fugaces, un oscurecimiento de
la luna y otros cuerpos celestes (específicamente durante el período de
tribulación) y cuerpos grandes que golpean la tierra. Por ejemplo, en el contexto
del futuro período de tribulación, encontramos una referencia al "ajenjo" en
Apocalipsis 8:10-12 (LBLA):

El tercer ángel tocó la trompeta, y una gran estrella cayó del cielo, ardiendo
como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre los
manantiales de las aguas. El nombre de la estrella se llama Ajenjo; y la
tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres
murieron a causa de las aguas, porque se amargaron.
El cuarto ángel tocó la trompeta, y un tercio del sol y un tercio de la luna y
un tercio de las estrellas fueron golpeados, de modo que un tercio de ellos
se oscurecería y el día no brillaría por un tercio de él, y la noche del mismo
modo.

Muchos creen que esta "estrella" será, de hecho, un gran meteoro o asteroide
que golpeará la Tierra, causando un "impacto profundo" cercano al nivel de
extinción. Se verá como una estrella porque estallará en llamas, ardiendo como
una antorcha mientras cae en picado a través de la atmósfera terrestre. Se
volverá amarga una tercera parte de las aguas, de modo que la gente que las beba
morirá. Puede contaminar este gran volumen de agua por el residuo que resulta
de la desintegración del meteoro al atravesar la atmósfera terrestre. O el
meteoro puede caer en picado en las cabeceras de las que fluyen algunos de los
principales ríos y fuentes de agua subterráneas del mundo, esparciendo así el
agua venenosa a muchas personas en la tierra.
Algunos estudiosos han especulado que este impacto profundo puede ser lo
que causa una reducción de la luz del sol y otros cuerpos celestes. Después de
este impacto, un nivel catastrófico de polvo podría ser arrojado a la atmósfera,
bloqueando la luz (ver Apocalipsis 8:12).
Los principales científicos de la actualidad dicen que no se trata de si tal
cuerpo celeste chocará contra la Tierra, sino de cuándo. Las probabilidades
matemáticas hacen que esto sea una certeza en algún momento en el futuro. Y
cuando suceda, probablemente involucrará un cuerpo celeste significativo
golpeando la Tierra con una velocidad mínima de 130,000 millas por hora. La
triste realidad es que este evento, de hecho, sucederá durante el período de
tribulación y el resultado será verdaderamente catastrófico. ¡Muchos morirán!
Algunos también han especulado que los signos en los cielos también pueden
incluir algunos fenómenos OVNI. Se informan innumerables avistamientos de
ovnis en todo el mundo, y muchos hoy creen que los "hermanos del espacio" se
están contactando con nosotros a través de psíquicos y médiums. Encuentro muy
revelador que este contacto "extraterrestre" no sea a través de medios físicos,
como radios, sino a través del ocultismo. Muchas de las “revelaciones”
provenientes de los “hermanos del espacio” a través de la física niegan las
doctrinas esenciales del cristianismo, incluido el problema del pecado de la
humanidad, la realidad del infierno y la necesidad de confiar en Jesucristo para
la salvación. Además, uno debe preguntarse por qué estos “extraterrestres” han
recorrido millones (¿miles de millones?) De millas solo para decirnos el mismo
tipo de cosas que la Nueva Era nos ha estado diciendo durante décadas.
Aún más, uno no puede dejar de notar que casi sin excepción, aquellos que
afirman haber sido secuestrados por extraterrestres hoy han estado
involucrados en alguna forma de ocultismo. Además, la experiencia de abducción
típica tiene notables similitudes con las ceremonias de iniciación chamánica
oculta.
Veo las huellas digitales de Satanás en todos los fenómenos OVNI actuales. Por
favor no me malinterpretes. No estoy diciendo que cada vez que alguien ve un
objeto volador no identificado en el cielo, sea el diablo. Como documenté en mi
libro Alien Obsession: What Lies Behind Abductions, Sightings, and the Attraction
to the Paranormal , muchas veces la gente solo está viendo fenómenos naturales,
como basura espacial (más de 7000 piezas de basura espacial están flotando
alrededor de la tierra) , el planeta Venus, un rayo en forma de bola (una forma
de rayo que toma una forma ovalada, chisporrotea y puede moverse por el cielo
a gran velocidad, cambiando instantáneamente de dirección), un globo
meteorológico que vuela alto, un jet u otra cosa.
No obstante, una gran cantidad de fenómenos ocultos y psíquicos acompañan
a los incidentes OVNI actuales. Tales fenómenos han dado lugar a muchas
“doctrinas de demonios”, que las Escrituras proféticas revelan que
caracterizarán el fin de los tiempos (ver 1 Timoteo 4:1-2 NASB; ver también 2
Timoteo 4:3-4).

Signos morales
La Escritura también habla de señales morales que surgirán durante el futuro
período de tribulación.

Pero ten en cuenta esto, que en los últimos días vendrán tiempos
difíciles. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amantes del
dinero, jactanciosos, soberbios, injuriosos, desobedientes a los padres,
ingratos, impíos, desamorosos, irreconciliables, chismosos maliciosos, sin
dominio propio, brutales, odiadores del bien, traidores, imprudentes,
presumidos, amadores de los placeres más que amadores de Dios,
aferrándose a una apariencia de piedad, aunque han negado su poder. Evite
a hombres como estos (2 Timoteo 3:1-5 NASB).
Tenga en cuenta que en los últimos días, la gente se amará a sí misma
(podríamos llamar a esto humanismo), el dinero (podríamos llamar a esto
materialismo) y el placer (podríamos llamar a esto hedonismo). Es significativo
que el humanismo, el materialismo y el hedonismo sean tres de las filosofías más
destacadas de nuestro mundo actual y se complementan entre sí. Jesús mismo
dio esta advertencia:

Debido a que aumenta la iniquidad, el amor de la mayoría de la gente se


enfriará… Porque la venida del Hijo del Hombre será como los días de
Noé. Porque como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y
bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró
en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a
todos; así será la venida del Hijo del Hombre (Mateo 24:12,37-39).

Este pasaje se refiere específicamente al período futuro de tribulación, pero


vemos la actitud que Jesús describió en nuestros días. La gente sigue
alegremente su camino, aparentemente sin preocuparse por las cosas de Dios.
Sin lugar a dudas, Estados Unidos está sumido en una crisis moral. La fibra
moral de este país se está erosionando ante nuestros propios ojos, y si la
tendencia continúa, es solo cuestión de tiempo antes de que el país capitule.
Hoy existe una amplia aceptación de la homosexualidad. El aborto, incluso la
práctica bárbara del aborto por nacimiento parcial, sigue siendo una práctica
generalizada, con unos 50 millones de bebés no nacidos que han sido asesinados
desde la promulgación de Roe v. Wade en 1973. La pornografía está generalizada
y está disponible gratuitamente en Internet, esclavizando a millones como
adictos al sexo.
El abuso de drogas y el alcoholismo son omnipresentes tanto entre los
adolescentes como entre los adultos. La promiscuidad, la fornicación y el
adulterio continúan escalando a alturas siempre nuevas, provocando la matanza
de enfermedades de transmisión sexual.
Mientras tanto, la unidad familiar se desintegra ante nuestros ojos. La tasa de
divorcios es de alrededor del 50 por ciento, y hoy en día muchos viven juntos
fuera del matrimonio. Los nacimientos fuera del matrimonio han escalado a
nuevos máximos, con el 40 por ciento de las mujeres que no están casadas
cuando dan a luz. Además, las parejas homosexuales están adoptando niños,
criándolos en un ambiente homosexual.
La gente está mucho más interesada en la felicidad que en la santidad. Anhelan
más el placer que la alabanza a Dios. ¡El humanismo, el materialismo y el
hedonismo reinan en los últimos tiempos!
Signos religiosos
La Escritura profética se refiere a muchas señales religiosas que encontrarán
cumplimiento en el período de la tribulación (Mateo 24:3).
Cristos falsos. Jesús mismo advirtió sobre el fin de los tiempos: “Porque
aparecerán falsos mesías y falsos profetas que harán grandes señales y prodigios
para engañar, si es posible, aun a los elegidos” (Mateo 24:24 NVI; ver también
Marcos 13:22). El apóstol Pablo también advirtió sobre un Jesús diferente (2
Corintios 11:4).
El peligro, por supuesto, es que un Jesús falso que predica un evangelio falso
produce una salvación falsa (ver Gálatas 1:8). No hay excepciones a esta máxima.
Incluso en nuestros días, somos testigos de un aumento sin precedentes de
falsos cristos y mesías autoconstituidos afiliados al reino de los cultos y lo
oculto. Sin duda, esto continuará a medida que avanzamos hacia el final de los
tiempos.
Falsos profetas y maestros. Las Escrituras contienen muchas advertencias
contra los falsos profetas y los falsos maestros por la sencilla razón de que el
propio pueblo de Dios puede ser engañado. Ezequiel 34:1-7, por ejemplo, indica
que las ovejas de Dios pueden ser abusadas y extraviadas por pastores malvados.
Jesús advirtió a sus seguidores: “Cuidado con los falsos profetas. Vienen a ti
con piel de oveja, pero por dentro son lobos feroces” (Mateo 7:15-16 NVI). ¿Por
qué advirtió Jesús a sus seguidores que tuvieran cuidado si no podían ser
engañados?
El apóstol Pablo advirtió a los cristianos sobre la posibilidad del engaño
(Hechos 20:28-30; 2 Corintios 11:2-3). La Biblia exhorta a los creyentes a probar
a los que dicen ser profetas (ver 1 Juan 4:1-3). ¿Cómo pueden los creyentes
reconocer a un falso profeta? Los falsos profetas pueden ...

• Ofrecer profecías que no se cumplen (Deuteronomio 18:21-22)


• Hacer que la gente siga dioses o ídolos falsos (Éxodo 20: 3-4;
Deuteronomio 13:1-3)
• Negar la deidad de Jesucristo (Colosenses 2:8-9)
• Negar la humanidad de Jesucristo (1 Juan 4:1-2)
• Prohibir el matrimonio y abogar por abstenerse de ciertos alimentos (1
Timoteo 4:3-4)
• Promover la inmoralidad (Judas 4-7)
• Fomentar la abnegación legalista (Colosenses 2:16-23)
Una regla básica es que si un supuesto profeta dice algo que contradice
claramente cualquier parte de la Palabra de Dios, sus enseñanzas deben ser
rechazadas (1 Tesalonicenses 5:21).
Falsos apóstoles. El apóstol Pablo advirtió acerca de los falsos apóstoles que
son “obreros engañosos, disfrazándose de apóstoles de Cristo” (2 Corintios
11:13). Las dos características clave que vemos aquí son que estas personas
engañan doctrinalmente a las personas y que fingen ser verdaderos apóstoles de
Jesucristo.
Cristo elogia a los que se oponen a los falsos apóstoles. Por ejemplo, elogió a la
iglesia de Éfeso: “Conozco tus obras, tu arduo trabajo y tu perseverancia. Sé que
no puedes tolerar a los inicuos, que has probado a los que dicen ser apóstoles
pero no lo son, y los has hallado falsos” (Apocalipsis 2:2 NVI).
¿Cómo podemos probar las afirmaciones de los apóstoles? Como los antiguos
habitantes de Berea, todos los cristianos deberían tener el hábito de probar
todas las cosas contra las Escrituras (Hechos 17:11), porque las Escrituras son
nuestro único barómetro infalible de la verdad. Ningún verdadero apóstol jamás
dirá algo que contradiga la Palabra de Dios (ver Gálatas 1:8).
Aumentando la apostasía. Las Escrituras profetizan una gran apostasía de los
últimos tiempos que implica una deserción masiva de la verdad (Mateo 24:10-
12; 2 Tesalonicenses 2:3). Primera de Timoteo 4: 1-2 advierte: “El Espíritu dice
expresamente que en tiempos posteriores algunos se apartarán de la fe
dedicándose a espíritus engañosos y enseñanzas de demonios, por la falta de
sinceridad de los mentirosos cuyas conciencias están cauterizadas”. Asimismo, 2
Timoteo 4:3-4 advierte: “Se acerca el tiempo en que las personas no soportarán
la sana enseñanza, sino que, teniendo comezón en los oídos, acumularán para sí
mismos maestros para satisfacer sus propias pasiones, y dejarán de escuchar la
verdad y deambular por los mitos ". ¿Puede alguien dudar de que estamos siendo
testigos de tales cosas en nuestros días? Considere las cosas que la gente niega
cuando se aparta:

Dios (2 Timoteo 3:4-5)


Cristo (1 Juan 2:22)
El regreso de Cristo (2 Pedro 3:3-4)
la fe (1 Timoteo 4:1-2)
sana doctrina (2 Timoteo 4:3-4)
moral (2 Timoteo 3:1-8)
autoridad (2 Timoteo 3:4)

¡Vivimos en días de engaño!


Signos tecnológicos
Deben ocurrir ciertos avances tecnológicos para hacer posible el
cumplimiento de algunas de las cosas específicamente profetizadas del período
de tribulación en las Escrituras. Podríamos llamar a estos signos
tecnológicos. Muchos estudiosos de la profecía creen que la tecnología ya está en
su lugar para que ocurran estas cosas.
Evangelismo global. Mateo 24:14 nos dice que antes de la segunda venida de
Cristo, el evangelio debe ser predicado a todas las naciones. Con la tecnología
actual (satélites, Internet, medios globales, tecnologías de traducción,
tecnologías de publicación, transporte rápido y similares), esto nunca ha sido
más posible.
Control económico. No sabemos específicamente qué forma tomará la marca
de la bestia, pero sí sabemos que el falso profeta la usará para controlar quién
podrá comprar y vender, dependiendo de si se somete a adorar al anticristo
(Apocalipsis 13:16-17). Con los satélites actuales, Internet, supercomputadoras,
procedimientos de identificación biométrica (escáneres de mano, escáneres de
retina, escáneres de reconocimiento facial y similares), chips RFID y tecnología
de tarjetas inteligentes, sería fácil para todos los establecimientos de venta y
todos los compradores tener un número de cuenta separado que permitiría tal
control por parte del falso profeta. ¡Esta tecnología existe hoy!
Detonaciones nucleares? La Escritura profética puede referirse a detonaciones
nucleares en los últimos tiempos. Por ejemplo, Apocalipsis 8: 7 nos dice que "se
quemó un tercio de la tierra, se quemó un tercio de los árboles y se quemó toda
la hierba verde". Además, Apocalipsis 16: 2 nos dice que la gente alrededor del
mundo estallará con llagas malignas y repugnantes. ¿Podría ser esto el resultado
del envenenamiento por radiación después de la detonación de armas nucleares?
Algunos creen que Jesús pudo haber estado aludiendo al armamento nuclear
cuando habló de “hombres desmayados por el miedo y la expectativa de las cosas
que vendrán sobre el mundo; porque los poderes de los cielos serán
conmovidos” (Lucas 21:26 LBLA). Si esto es así o no, la tecnología claramente
existe ahora para que un tercio de la tierra se queme y para que haya muchas
víctimas.

Importancia de los signos de los tiempos


Hemos considerado brevemente las señales de la tierra y el cielo, las señales
morales, las señales religiosas y las señales tecnológicas que se relacionan con el
período de tribulación futuro. Incluso ahora, sin embargo, estos signos proféticos
proyectan sus sombras ante ellos. Están surgiendo en forma preliminar en
nuestros días. ¡Podemos inferir lógicamente que se está preparando el escenario
para la tribulación!
9

La Primera Mitad de la Tribulación: El Cordero


y Sus Testigos

EN ESTE CAPÍTULO
I. El Cordero y el Rollo de Siete Sellos
II. Los 144.000 Evangelistas Judíos
III. Los Dos Testigos Proféticos de Dios

I - EL CORDERO Y EL ROLLO DE SIETE SELLOS

E n Apocalipsis 5, somos testigos de una escena sobrecogedora que exalta a


Cristo que tiene lugar en el cielo a principios del período de la tribulación:
Jesucristo, el Cordero de Dios, recibe el rollo de siete sellos.
Entonces vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un rollo
escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte
que proclamaba a gran voz: "¿Quién es digno de abrir el rollo y romper sus
sellos?" Y nadie en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra podía abrir el
rollo o mirar en él, y me puse a llorar mucho porque no se halló a nadie digno
de abrir el rollo ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: “No llores
más; he aquí, el León de la tribu de Judá, la Raíz de David, ha vencido, para
que pueda abrir el libro y sus siete sellos”.
Y entre el trono y los cuatro seres vivientes y entre los ancianos vi un
Cordero de pie, como inmolado, con siete cuernos y con siete ojos, que son
los siete espíritus de Dios enviados a toda la tierra. Y fue y tomó el rollo de
la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando tomó el rollo,
los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el
Cordero, cada uno con un arpa y copas de oro llenas de incienso, que son las
oraciones de los santos. Y cantaron una canción nueva, diciendo:

Digno eres de tomar el pergamino


y abrir sus sellos,
porque fuiste asesinado, y por tu sangre
pueblo rescatado por Dios
de cada tribu y lengua y pueblo y
nación,
y les has hecho reino y sacerdotes
a nuestro Dios,
y reinarán sobre la tierra.

Entonces miré, y oí alrededor del trono y a los seres vivientes y a los


ancianos la voz de muchos ángeles, miríadas de miríadas y miles de miles,
que decían a gran voz: “Digno es el Cordero que fue inmolado, de recibir
poder. y riqueza y sabiduría y poder y honor y gloria y bendición”. Y oí a
toda criatura en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y todo
lo que hay en ellos, diciendo: “Al que se sienta en el trono y al Cordero sea
bendición, honra, gloria y fortaleza por los siglos de los siglos. ¡alguna
vez!" Y los cuatro seres vivientes dijeron: "¡Amén!" y los ancianos se
postraron y adoraron.

Las referencias a Cristo como Cordero y León se refieren a la primera y


segunda venida de Cristo, respectivamente.

El León y el Cordero seguramente se refieren a Cristo, con el Cordero


refiriéndose a Su primera venida y Su muerte y el León refiriéndose a Su
segunda venida y Su juicio soberano del mundo. Este es el único lugar en
Apocalipsis donde a Cristo se le llama León, mientras que la palabra
"Cordero" (arnion, "un cordero pequeño o joven") se encuentra 27 veces en
Apocalipsis y en ningún otro lugar del Nuevo Testamento. 1

Este Cordero que es León es todopoderoso. Anteriormente, noté que los


animales usan sus cuernos como armas y que los cuernos eventualmente
llegaron a ser vistos como símbolos de poder y fuerza. Como una extensión de
este símbolo, los cuernos en los tiempos bíblicos a veces se usaban como
emblemas de dominio, representando reinos y reyes, como es el caso en los
libros de Daniel y Apocalipsis (véanse Daniel 7–8; Apocalipsis 13:1,11; 17:3-
16). El número siete en la Biblia indica integridad o perfección. Por lo tanto, los
siete cuernos de Cristo apuntan a su dominio y omnipotencia completos. Los
“siete espíritus de Dios” aparentemente apuntan al Espíritu Santo (ver
Apocalipsis 1:4; 4:5).
Debido a que este Cordero y León fueron considerados dignos, "tomó el rollo
de la mano derecha del que estaba sentado en el trono". Esto nos recuerda a
Daniel 7:13-14:
Vi en las visiones nocturnas, y he aquí, con las nubes del cielo vino uno como
un hijo de hombre, y vino al Anciano de Días y fue presentado ante él. Y se
le dio dominio y gloria y un reino, para que todos los pueblos, naciones y
lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su
reino uno que no será destruido.

¡Qué asombroso es meditar en escenas celestiales que involucran al Padre y al


Hijo, la primera y segunda persona de la Trinidad!
Después de que el Cordero que es un León toma el rollo de Aquel que está
sentado en el trono, los 24 ancianos se postran y lo adoran. Por supuesto, esto es
como debe ser, porque Cristo, como Dios, siempre ha sido adorado (Hebreos
1:6). Incluso durante su tiempo en la tierra, Jesús aceptó la adoración de ...

 Tomás (Juan 20:28)


 los sabios (Mateo 2:11)
 un leproso (Mateo 8:2)
 un gobernante (Mateo 9:18)
 un ciego (Juan 9:38)
 una mujer (Mateo 15:25)
 María Magdalena (Mateo 28:9)
 los discípulos (Mateo 28:17)

Si has leído el libro de los Hechos últimamente, quizás recuerdes que el apóstol
Pablo y Bernabé curaron milagrosamente a un hombre en Listra por el gran
poder de Dios, y los que estaban entre la multitud gritaron: “Los dioses han
descendido a nosotros en la semejanza de hombres! " (Hechos 14:11). Pero
Pablo y Bernabé no aceptaron nada de eso. “Se rasgaron las vestiduras y se
lanzaron a la multitud gritando: 'Hombres, ¿por qué están haciendo estas
cosas? También nosotros somos hombres, de la misma naturaleza que vosotros'”
(versículos 14-15). Tan pronto como percibieron lo que estaba sucediendo,
inmediatamente corrigieron la idea errónea de que eran dioses.
Por el contrario, Jesús nunca trató de corregir a sus seguidores cuando se
postraron y lo adoraron. Más bien, consideró que tal adoración era
perfectamente apropiada. Que Él aceptó la adoración y no corrigió a quienes lo
adoraban es otra afirmación de que Él realmente era Dios encarnado.
Cuando se adora a Cristo en esta escena celestial en Apocalipsis 5, es un
reconocimiento claro no solo de que Él es digno, sino también de que Él es
verdaderamente Dios. De hecho, a los ancianos se unen las huestes de ángeles en
el cielo, quienes colectivamente rinden alabanza al Cordero en voz alta. Entonces
toda criatura en el cielo y en la tierra se une en alabanza a Dios.
Esta maravillosa escena en el cielo prepara el escenario para todo lo que sigue,
porque ahora seremos testigos de la apertura real de los siete sellos. Y a medida
que se abren los sellos, uno por uno, somos testigos de los juicios que caen sobre
los que están en la tierra por manos de nuestro Dios soberano y majestuoso. ¡Qué
asombroso y aleccionador será!

II - LOS 144.000 EVANGELISTAS JUDÍOS

En Apocalipsis 7:4 (NVI), el apóstol Juan escribe: "Entonces oí el número de los


sellados: 144.000 de todas las tribus de Israel". ¿Quiénes son estos 144.000?
Algunos cristianos han tomado esto como una referencia metafórica a la
iglesia. Sin embargo, el contexto indica que el versículo se refiere a 144.000
hombres judíos, 12.000 de cada tribu, que viven durante el futuro período de
tribulación (véase Apocalipsis 14:4). El mismo hecho de que se mencionen tribus
específicas en este contexto, junto con números específicos para esas tribus,
elimina toda posibilidad de que esto sea una forma de hablar. En ningún otro
lugar de la Biblia una referencia a las 12 tribus de Israel significa algo más que
12 tribus de Israel. De hecho, la palabra tribu nunca se usa para nada más que un
grupo étnico literal en las Escrituras.
El trasfondo de una comprensión adecuada de los 144.000 durante la
tribulación es que Dios originalmente había elegido a los judíos para que fueran
sus testigos. Los designó para que compartieran las buenas nuevas de Dios con
todas las demás personas del mundo (véase Isaías 42:6; 43:10). Los judíos serían
representantes de Dios ante los pueblos gentiles. La historia bíblica revela que
los judíos fallaron en esta tarea, especialmente cuando no reconocieron a Jesús
como el Mesías divino. Durante la futura tribulación, estos 144.000 judíos, que
se convertirán en creyentes en Jesús, el Mesías divino, en algún momento
después del rapto, finalmente cumplirán este mandato de Dios y serán sus
testigos en todo el mundo. Su trabajo producirá una gran cosecha de almas (ver
Apocalipsis 7:9-14).
Estos testigos serán “sellados” (divinamente protegidos) por Dios mientras
llevan a cabo su servicio para Él durante la tribulación (Apocalipsis 14:1-4; ver
también 2 Corintios 1:22; Efesios 1:13; 4:30).
Algunos se han preguntado por qué las tribus del Antiguo Testamento de Dan
y Efraín se omiten de esta lista de tribus judías. El Antiguo Testamento tiene unas
20 listas variantes de tribus, por lo que no hay dos listas de las 12 tribus de Israel
que sean idénticas. La mayoría de los eruditos coinciden en que la tribu de Dan
fue omitida porque esa tribu era culpable de idolatría en muchas ocasiones y,
como resultado, fue destruida en gran medida (Levítico 24:11; Jueces 18: 1,30;
ver también 1 Reyes 12:28-29). Participar en una idolatría sin arrepentimiento
es estar separado de la bendición de Dios. La tribu de Efraín también
estuvo involucrada en la idolatría y la adoración paganizada (Jueces 17; Oseas
4:17). Probablemente por eso se omitieron ambas tribus en Apocalipsis 7.
Otros se han preguntado por qué la tribu de Leví se incluyó en esta lista de
tribus judías en lugar de mantener su estatus especial como tribu sacerdotal bajo
la ley mosaica. Levi probablemente se incluye aquí porque las funciones
sacerdotales de la tribu de Levi cesaron con la venida de Cristo, el sumo
sacerdote supremo. De hecho, el sacerdocio levítico se cumplió en la persona de
Cristo (Hebreos 7–10). Sin más necesidad de los servicios de la tribu de Leví
como sacerdotes, Dios no tenía más razón para mantener a esta tribu distinta y
separada de las demás. Esta es probablemente la razón por la que se incluyeron
adecuadamente en la lista tribal del libro de Apocalipsis.
En cuanto a la cronología de cuando estos 144.000 evangelistas judíos
emergen en escena, personalmente creo que este evento ocurre en la primera
parte del período de la tribulación, en algún momento después del
rapto. Algunos expositores de la Biblia sugieren que los 144.000 deben
participar en su obra de evangelización al principio de la tribulación, porque los
creyentes que son martirizados en el juicio del quinto sello (Apocalipsis 6:9-11)
están entre el fruto de sus labores, y los juicios de los sellos están definitivamente
en la primera mitad del período de tribulación. 2

Estos judíos probablemente se convertirán en creyentes en Jesús de una


manera similar a la del apóstol Pablo, él mismo un judío, que tuvo un encuentro
en el camino de Damasco con el Cristo resucitado (ver Hechos 9:1-
9). Curiosamente, en 1 Corintios 15:8, el apóstol Pablo se refiere a sí mismo en
su conversión a Cristo como "un nacido prematuro". Algunos expositores de la
Biblia, como J. Dwight Pentecostés, creen que Pablo pudo haber estado aludiendo
a sus 144.000 hermanos judíos de la tribulación, quienes “nacerían”
espiritualmente de una manera similar a él; solo que Pablo nació espiritualmente
mucho antes que ellos.

III - LOS DOS TESTIGOS PROFÉTICOS DE DIOS

Durante el período de la tribulación, Dios levantará dos testigos poderosos que


testificarán del Dios verdadero con un poder asombroso. De hecho, el poder de
estos testigos nos recuerda a Elías (1 Reyes 17; Malaquías 4:5) y Moisés (Éxodo
7-11). En el Antiguo Testamento, se requerían dos testigos para confirmar el
testimonio (ver Deuteronomio 17:6; 19:15; Mateo 18:16; Juan 8:17; Hebreos
10:28).
Daré autoridad a mis dos testigos, y ellos profetizarán durante 1.260 días
vestidos de cilicio.

Estos son los dos olivos y los dos candelabros que están delante del Señor
de la tierra. Y si alguien quiere hacerles daño, el fuego sale de su boca y
consume a sus enemigos. Si alguien quisiera hacerles daño, así es como está
condenado a morir. Tienen el poder de cerrar el cielo, para que no caiga
lluvia durante los días de su profecía, y tienen poder sobre las aguas para
convertirlas en sangre y para herir la tierra con toda clase de plagas, tantas
veces como deseen (Apocalipsis 11:3-6).

Estos testigos llevarán ropa hecha de pelo de cabra o camello, prendas que
expresan simbólicamente el duelo por la condición miserable y la falta de
arrepentimiento en el mundo. La referencia a los olivos y los candelabros
pretende simbolizar la luz del avivamiento espiritual. ¡Aquellos que se opongan
a estos dos testigos encontrarán una respuesta ardiente!
Muchos expositores creen que los dos testigos serán Moisés y Elías. Aquí hay
tres de las razones de esta opinión.

• La tribulación es un período en el que Dios trata con los judíos, tal como
lo hizo en las primeras 69 semanas (es decir, semanas de años) de
Daniel. Moisés y Elías son dos de las figuras más influyentes de la
historia judía.
• Moisés y Elías aparecieron en el monte de la transfiguración con
Jesús. Esto muestra su centralidad.
• Los milagros descritos en Apocalipsis 11 son muy similares a los
realizados anteriormente por Moisés y Elías en los tiempos del Antiguo
Testamento.

Estas razones son válidas, pero no se puede ser dogmático. Los dos testigos
pueden ser dos profetas de Dios completamente nuevos.
Los eruditos debaten si el ministerio de los dos testigos pertenece a la primera
mitad o la segunda mitad de la tribulación. Su ministerio durará 1260 días, lo que
equivale exactamente a tres años y medio. Obviamente, esto equivale a la mitad
del período de tribulación. Sin embargo, el contexto de Apocalipsis 11 no revela
si esta es la primera o la segunda mitad de la tribulación.
La mayoría de los estudiosos de la profecía concluyen que los dos testigos
hacen su obra milagrosa durante los primeros tres años y medio. La razón es que
la ejecución de ellos por parte del anticristo parece encajar mejor con otros
eventos que sucederán en medio de la tribulación, como la exaltación del
anticristo de sí mismo a la divinidad en desafío al Dios verdadero y sus testigos.
Además, la resurrección de los dos testigos, después de estar muertos durante
tres días, tendría un impacto mucho mayor en el mundo en medio de la
tribulación que al final, cuando el Armagedón está en pleno apogeo, justo antes
de la segunda venida de Cristo.

En cualquier caso, el martirio de los dos testigos, aparentemente en el punto


medio de la tribulación, se describe en detalle en Apocalipsis 11:7-12:

Cuando hayan terminado su testimonio, la bestia que se levanta del abismo


hará la guerra contra ellos, los conquistará y los matará, y sus cadáveres
yacerán en la calle de la gran ciudad que simbólicamente se llama Sodoma y
Egipto, donde su El Señor fue crucificado. Durante tres días y medio, algunos
de los pueblos, tribus, lenguas y naciones contemplarán sus cadáveres y se
negarán a que los coloquen en una tumba, y los que habitan en la tierra se
regocijarán por ellos y harán regocijo e intercambiarán regalos, porque
estos dos profetas habían sido un tormento para los moradores de la
tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos un soplo de vida de
Dios, y se pusieron de pie, y gran temor cayó sobre los que los
vieron. Entonces oyeron una fuerte voz del cielo que les decía: "¡Sube acá!" Y
subieron al cielo en una nube, y sus enemigos los miraban.

Esta resurrección servirá como un poderoso testimonio del poder de Dios


durante la tribulación. Qué día tan maravilloso será este. (Me dirigiré a estos dos
testigos nuevamente en el capítulo 11, que trata de los eventos en el punto medio
de la tribulación).
10

La Primera Mitad de la Tribulación: Juicios,


Martirio y Apostasía

EN ESTE CAPÍTULO
I. Se Desatan los Juicios del Sello.
II. Aumenta el Martirio
III. Se Desatan los Juicios de las Trompetas
IV. La Babilonia Religiosa Domina el Mundo

I - LOS JUICIOS DE LOS SELLOS SE DESATAN

E l Dios del cielo, cuya gloria y majestad atestiguamos en Apocalipsis 6, es


todopoderoso y soberano sobre todas las cosas del universo, pero también
es un Dios de juicio. En su clásico moderno Knowing God, JI Packer nos recuerda
enérgicamente esta verdad aleccionadora, a menudo olvidada.

La realidad del juicio divino, como un hecho, se expone página tras página
de la historia bíblica. Dios juzgó a Adán y Eva, expulsándolos del Huerto y
pronunciando maldiciones sobre su futura vida terrenal (Génesis 3). Dios
juzgó al mundo corrupto de los días de Noé, enviando un diluvio para
destruir a la humanidad (Génesis 6–8). Dios juzgó a Sodoma y Gomorra,
envolviéndolas en una catástrofe volcánica (Génesis 18-19). Dios juzgó a los
capataces egipcios de Israel, tal como predijo que lo haría (véase Génesis
15:14), desatando contra ellos los terrores de las diez plagas (Éxodo 7-
12). Dios juzgó a los que adoraban al becerro de oro, usando a los levitas
como sus verdugos (Éxodo 32:26-35). Dios juzgó a Nadab y Abiú por
ofrecerle fuego extraño (Lev. 10:1ss.), Como luego juzgó
a Coré, Datán y Abiram , quienes fueron devorados por un temblor de
tierra. Dios juzgó a Acán por robo sacrílego; él y su familia fueron
aniquilados (Josué 7). Dios juzgó a Israel por su infidelidad a Él después de
su entrada a Canaán, lo que hizo que cayeran bajo el dominio de otras
naciones (Jueces 2:11ss., 3:5ss., 4:1ss.).
1
Algunas personas han tratado de afirmar que el Dios del Antiguo Testamento
se caracteriza por el juicio, mientras que el Dios del Nuevo Testamento tiene que
ver con el amor. Dios es un Dios de amor, pero también sigue siendo un Dios de
juicio en el Nuevo Testamento. El juicio cae sobre los judíos por rechazar a
Jesucristo (Mateo 21:43), sobre Ananías y Safira por mentirle a Dios (Hechos 5),
sobre Herodes por su orgullo que se exalta a sí mismo (Hechos 12:21-23) y sobre
los cristianos en Corinto, quienes sufrieron una enfermedad grave e incluso la
muerte en respuesta a su irreverencia en relación con la Cena del Señor (1
Corintios 11:29-32; ver también 1 Juan 5:16). Los cristianos algún día
comparecerán ante el tribunal de Cristo (1 Corintios 3:12-15; 2 Corintios
5:10). Los incrédulos serán juzgados en el gran trono blanco (Apocalipsis 20:11-
15).

El período de la tribulación
No es ninguna sorpresa presenciar varios juicios que caen sobre el mundo
durante el futuro período de tribulación. Curiosamente, la
palabra tribulación nos viene de una palabra latina que significa "prensar" (como
uvas). Se refiere a tiempos de opresión, aflicción y angustia. La palabra
griega thlipsis se traduce de diversas formas como "tribulación", "aflicción",
"angustia", "persecución", "problema" y "carga". Esta palabra se ha utilizado en
relación con ...

• Aquellos “aprisionados” por las calamidades de la guerra (Mateo 24:21)


• Una mujer que da a luz a un niño (Juan 16:21)
• Las aflicciones de Cristo (Colosenses 1:24)
• Los "presionados" por la pobreza y la escasez (Filipenses 4:14)
• Gran ansiedad y carga de corazón (2 Corintios 2:4)
• Un período en los últimos tiempos que tendrá una tribulación
incomparable (Apocalipsis 7:14)

La tribulación general debe distinguirse del período de tribulación de los


últimos tiempos. Todos los cristianos pueden esperar una cierta cantidad de
tribulaciones generales en sus vidas. Jesús mismo les dijo a los discípulos: "En el
mundo tendréis tribulación" (Juan 16:33). Pablo y Bernabé también advirtieron
que “a través de muchas tribulaciones debemos entrar en el reino de Dios”
(Hechos 14:22). Pero el período de tribulación de los últimos tiempos es distinto.

• La Escritura se refiere a un período definido de tribulación al final de la


era (Mateo 24:29-35).
• Será de tal severidad que ningún período de la historia pasada o futura
lo igualará (versículo 21).
• Será acortado por causa de los elegidos (versículo 22), ya que ninguna
carne podría sobrevivirlo.
• Se le llama el tiempo de la angustia de Jacob, porque es un juicio sobre el
Israel que rechaza al Mesías (Jeremías 30:7; Daniel 12:1-4).
• Las naciones también serán juzgadas por su pecado y rechazo de Cristo
(Isaías 26:21; Apocalipsis 6:15-17).
• Este período de tribulación durará siete años (Daniel 9:24,27).
• Este período será tan malo que la gente querrá esconderse e incluso
morir (Apocalipsis 6:16).

La liberación de juicios
El libro de Apocalipsis indica que el sufrimiento humano aumentará
constantemente durante el período de tribulación. El primer conjunto de juicios
que se desatará en la tierra son los juicios de los sellos. Considere el horror de
estos juicios:
Juicio del primer sello. El jinete del caballo blanco, el anticristo, sale a
conquistar y hacer la guerra (Apocalipsis 6:1-2).
Juicio del segundo sello. La paz se quita de la tierra, y las personas se matan
unas a otras a gran escala (versículos 3-4).
Juicio del tercer sello. Surge una hambruna generalizada, probablemente como
resultado del estallido de una guerra a escala global, que causa una interrupción
en el transporte y distribución de los suministros de alimentos (versículos 5-6).
Juicio del cuarto sello. Las bajas masivas resultan de la hambruna y la
pestilencia generalizadas, agravadas aún más por las bestias salvajes
depredadoras (versículos 7-8).
Juicio del quinto sello. Un gran número del pueblo de Dios es martirizado sin
piedad (versículos 9-11).
Juicio del sexto sello. Un terremoto devastador va acompañado de graves
perturbaciones cósmicas. La gente en todas partes trata de esconderse
(versículos 12-17). Más disturbios cósmicos ocurrirán un poco más tarde en el
período de tribulación. Un tercio del sol, la luna y las estrellas se oscurecerán a
la cuarta trompeta (8:12), el sol se oscurecerá con el humo del abismo a la quinta
trompeta (9:1-2) y el sol quemará. gente con fuego y calor feroz cuando se vierte
el cuarto tazón (16:8-9).
Juicio del séptimo sello. Este juicio final del sello resulta en el
desencadenamiento de los juicios de las trompetas, que son aún más
catastróficos.

Paralelos al discurso de Jesús en el monte de los Olivos


En el discurso de Jesús en el monte de los Olivos, Él habla de cosas que
ocurrirán durante la primera mitad del período de la tribulación, y más de unos
pocos expositores de la Biblia han notado los paralelismos que parecen existir
entre estos eventos y los juicios de los sellos.

Jesús y el discurso de monte de los Olivos (Mateo 24)


falsos cristos (versículos 4-5)
guerras y rumores de guerra (versículo 6)
hambrunas (versículo 7)
terremotos (versículo 7)

Los Juicios de los Sellos (Apocalipsis 6)


el anticristo (versículos 1-2)
los hombres se matan unos a otros (versículos 3-4)
hambre (versículos 5-6)
un gran terremoto (versículos 12-14)

Una comparación de Mateo 24 y Apocalipsis 6 parece indicar que estos


horribles eventos ocurren durante la primera mitad del período de
tribulación. Ay de los que vivan en la tierra durante este tiempo, porque las cosas
están por empeorar aún más.

II - AUMENTA EL MARTIRIO
Las Escrituras revelan que, aunque la iglesia será arrebatada antes del período
de tribulación (1 Tesalonicenses 1:10; 4:13-17; 5:9; Apocalipsis 3:10), muchas
personas se convertirán en creyentes durante el período de tribulación. (Estas
son las "ovejas" de Mateo 25:31-46.) Habrá muchas conversiones (Apocalipsis
7:9-10).
Aunque muchos creyentes en Jesús todavía estarán vivos en el momento de la
segunda venida, que ocurre después de la tribulación (ver Mateo 25:31-46),
muchos otros serán martirizados durante la tribulación. Ya hemos notado el
martirio en relación con el juicio del quinto sello en Apocalipsis 6:9-11:
Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían
sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que habían
dado. Clamaron a gran voz: "Oh Señor Soberano, santo y verdadero, ¿hasta
cuándo juzgarás y vengarás nuestra sangre sobre los que habitan en la
tierra?" Luego se les dio a cada uno una túnica blanca y se les dijo que
descansaran un poco más, hasta que se completara el número de sus
compañeros de servicio y de sus hermanos, que iban a ser asesinados como
ellos mismos.

Este pasaje indica que no solo muchos ya han sido martirizados, sino que más
aún están por venir, incluso en los primeros días del período de
tribulación. Algunos de estos "consiervos" martirizados son la "gran multitud"
mencionada en Apocalipsis 7: 9-17 - " los que salen de la gran tribulación" que
"han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero" (versículo
14). Algunos de esta gran multitud pueden morir de muerte natural, pero la
mayoría probablemente morirá como mártires, como explica el expositor de la
Biblia Thomas Constable.

Este grupo parece ser el mismo que el mencionado anteriormente en 6:9-11


(véase el versículo 14). Estos creyentes murieron de forma natural o
violenta durante la primera mitad de la Tribulación. Se han unido a los
ángeles en el salón del trono celestial que Juan vio anteriormente (caps. 4-
5; cf. v. 11). Ahora sostienen ramas de palmera que simbolizan su victoria y
gozo (cf. Juan 12:13). Ellos están adorando y sirviendo a Dios en el cielo ...
Ya no experimentarán las privaciones e incomodidades de su existencia
terrena (cf. Isa 49:10 [LXX]; Juan. 4:14; 6:35; 7:37). El Cordero, ahora visto
de pie delante de la mitad del trono, proveerá para ellos como un buen
pastor cuida de sus ovejas (cf. Sal. 23:1-4; Isa. 40:11; Eze. 34:23; Juan. 10:11,
14; Hebreos 13:20; 1 P. 2:25; 5:2-4). 2

El libro de Apocalipsis indica que tal martirio en el período de la tribulación


no será nada nuevo. En Apocalipsis 2, Cristo habla a la iglesia de Pérgamo acerca
de uno de sus fieles mártires: “Sé dónde moras, dónde está el trono de
Satanás. Sin embargo, retienes mi nombre y no niegas mi fe incluso en los días
de Antipas, mi testigo fiel, que fue muerto entre vosotros, donde habita Satanás”
(versículo 13).
Cristo insta a su pueblo a mantenerse firme y no temer el martirio. Cuando
consoló a la iglesia en Esmirna, incluyó esta exhortación: “No temas lo que estás
a punto de sufrir. He aquí, el diablo está a punto de echar a algunos de vosotros
en la cárcel, para que seáis probados, y durante diez días tendréis tribulación. Sé
fiel hasta la muerte, y te daré la corona de la vida” (Apocalipsis 2:10).
El pueblo de Dios será perseguido durante el período de tribulación y algunos
serán asesinados. Pero la muerte será simplemente la puerta de entrada a la vida
eterna con Jesucristo, el Mesías divino.

III - SE DESATAN LOS JUICIOS DE LAS TROMPETAS

Apocalipsis 8 indica que los juicios de los sellos, por malos que sean, son
seguidos por juicios aún peores: los juicios de trompeta.
Juicio de la primera trompeta. Granizo y fuego caen sobre la tierra. Se nos dice
que “se quemó la tercera parte de la tierra, se quemó la tercera parte de los
árboles y se quemó toda la hierba verde” (versículo 7). Algunos estudiosos de la
profecía moderna sugieren la posibilidad de detonaciones nucleares en este
juicio. Después de todo, ¿qué más podría quemar un tercio de la tierra?
Juicio de la segunda trompeta. Una montaña de fuego cae en picado en el mar,
que se vuelve sangriento, lo que resulta en la muerte de un tercio de las criaturas
marinas (versículo 8). Esto, por supuesto, corta el suministro de alimentos y
ensucia las aguas del mar.
Juicio de la tercera trompeta. Una estrella cae del cielo (versículos 10-
11). Como se señaló anteriormente, muchos creen que esta "estrella" será un
gran meteoro o un asteroide que golpeará la Tierra y causará un "impacto
profundo" cercano al nivel de extinción. Parece una estrella porque estalla en
llamas al caer en picado a través de la atmósfera terrestre. El resultado es que un
tercio de las aguas se vuelven amargas y las personas que las beben mueren.
Juicio de la cuarta trompeta. Surgen graves perturbaciones cósmicas. Se nos
dice que “fue golpeada una tercera parte del sol, una tercera parte de la luna y
una tercera parte de las estrellas, para que se oscureciera una tercera parte de
su luz y se evitara que la tercera parte del día brille, y también un tercio de la
noche” (versículos 12-13). La disminución de la luz puede deberse al polvo
masivo que se eleva a la atmósfera cuando el gran meteoro o asteroide asociado
con el juicio de la tercera trompeta golpea la tierra. Con la disminución de la luz,
el crecimiento de la vida vegetal se verá obstaculizado, lo que reducirá aún más
el suministro de alimentos.
Juicio de la quinta trompeta. Los horribles demonios son liberados del abismo
y se involucran en el implacable tormento de los seres humanos durante cinco
meses (Apocalipsis 9:1-12). Durante este tiempo, la gente buscará la muerte,
pero no podrá escapar de su dolor. Anhelarán la muerte antes que arrepentirse
ante un Dios santo.
Juicio de la sexta trompeta. Los ángeles que están atados en el Éufrates son
liberados y matan a un tercio de la humanidad con plagas (versículos 13-
21). Sorprendentemente, “el resto de la humanidad, que no murió por estas
plagas, no se arrepintió de las obras de sus manos ni abandonó la adoración de
demonios e ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, que no pueden ver, oír
ni caminar. ni se arrepintieron de sus asesinatos ni de sus hechicerías ni de su
inmoralidad sexual ni de sus robos” (versículos 20-21). Los corazones de los
seres humanos se endurecerán y endurecerán contra Dios.
Juicio de la séptima trompeta. Este juicio final de trompeta da como resultado
el desencadenamiento de los juicios de las copas, que son incluso peores que los
juicios de las trompetas (ver Apocalipsis 16). Qué terrible será para los que
habitan en la tierra. Aquellos que han experimentado los juicios de las trompetas
pensarán que las cosas están tan mal como es posible. Pero los juicios de Dios
seguirán aumentando en los juicios del cuenco.

IV - LA BABILONIA RELIGIOSA DOMINA EL MUNDO

En Apocalipsis 17 encontramos profecías de la Babilonia religiosa. Los


versículos 1-7 lo describen, y los versículos 8-18 interpretan la visión de Juan,
que incluye mucho lenguaje simbólico.
El pasaje indica que la Babilonia religiosa es una gran prostituta cuya
infidelidad religiosa influye en la gente de muchas naciones. Apocalipsis 17:1 nos
dice que esta prostituta está “sentada sobre muchas aguas”, lo que simboliza a
varios pueblos, multitudes, naciones e idiomas. La Escritura revela que los reyes
de la tierra cometen adulterio con esta ramera y se vuelven parte del sistema
religioso que ella simboliza (ver Apocalipsis 14: 8). Este sistema religioso falso
aparentemente surge durante la primera mitad del período de tribulación.
Esta gran prostituta, una religión verdaderamente blasfema, se sienta sobre (y
por lo tanto controla) una bestia escarlata, que es el anticristo. La prostitución es
a menudo una metáfora gráfica en las Escrituras que simboliza la infidelidad a
Dios, la idolatría y la apostasía religiosa (ver Jeremías 3:6-9; Ezequiel 20:30;
Oseas 4:15; 5: 3; 6:10; 9:1).
También leemos acerca de “siete montes sobre los que está sentada la mujer”
(Apocalipsis 17:9). Aparentemente, las siete montañas simbolizan los siete
reinos y sus reyes que se mencionan en el versículo 10. Las montañas a menudo
simbolizan reinos en las Escrituras (ver, por ejemplo, Salmo 30:7; Jeremías
51:25; Daniel 2:44-45).
Estos siete reinos se refieren a los siete grandes imperios mundiales: Egipto,
Asiria, Babilonia, Medo- Persia, Grecia, Roma y el del anticristo. El texto bíblico
nos dice que cinco de estos reinos han caído, uno todavía existe y el otro está por
venir (Apocalipsis 17:10). Esto significa que en el momento de la escritura de
Juan, el egipcio, asirio, babilónico, Medo -Persian, y los imperios griegos habían
caído. Roma, sin embargo, todavía existía durante los días de Juan, y el reino del
anticristo aún estaba por llegar en los últimos tiempos. Este pasaje nos dice que
la religión falsa paganizada ha afectado (o afectará) a todos estos imperios.
Apocalipsis 17 indica que este sistema religioso apóstata ...

• Ser mundial (versículo 15)


• Ser completamente infiel a la verdad y por lo tanto una "ramera"
(versículos 1,5,15-16)
• Ejercer una poderosa influencia política entre las naciones (versículos 12-
13)
• Parecen gloriosos por fuera mientras son corruptos por dentro (implícito
en el versículo 4)
• Perseguir a los creyentes durante el período de tribulación (versículo 6)
11
El Punto Medio de la Tribulación

EN ESTE CAPÍTULO
I. Se Abre el Pequeño Pergamino
II. El Anticristo es Herido y Aparentemente Resucita
III. Satanás es Arrojado del Cielo
IV. La Iglesia Mundial es Destruida
V. Los Dos Testigos Proféticos de Dios son Ejecutados y Resucitados
VI. El Anticristo Rompe su Pacto con Israel
VII. Ocurre la Abominación Desoladora
VIII. El Falso Profeta Ejerce su Diabólico Ministerio
IX. El Anticristo Blasfema Contra Dios
X. El Remanente Judío Huye
XI. Satanás Hace la Guerra a los Santos
XII. Los Anuncios de Miditribulación se Pronuncian desde el Cielo

I - SE ABRE EL PEQUEÑO PERGAMINO

E n Apocalipsis 10, leemos acerca de un ángel con un pequeño pergamino


misterioso. La descripción bíblica es intrigante.

Luego vi a otro ángel poderoso que descendía del cielo, envuelto en una
nube, con un arco iris sobre su cabeza, y su rostro era como el sol y sus
piernas como columnas de fuego. Tenía un pequeño pergamino abierto en
la mano. Y puso su pie derecho sobre el mar, y su pie izquierdo sobre la
tierra, y gritó a gran voz, como el rugido de un león. Cuando llamó, sonaron
los siete truenos. Y cuando habían sonado los siete truenos, estaba a punto
de escribir, pero oí una voz del cielo que decía: "Sella lo que han dicho los
siete truenos y no lo escribas". Y el ángel que vi de pie sobre el mar y sobre
la tierra, levantó su mano derecha al cielo y juró por el que vive por los siglos
de los siglos, que creó el cielo y lo que hay en él, la tierra y lo que hay en él,
y el mar. y lo que hay en él, que no habría más demora, sino que en los días
en que el séptimo ángel tocara la trompeta, se cumpliera el misterio de Dios,
tal como anunció a sus siervos los profetas.
Entonces la voz que había oído del cielo me habló de nuevo, diciendo: "Ve,
toma el rollo que está abierto en la mano del ángel que está sobre el mar y
sobre la tierra". Así que fui al ángel y le dije que me diera el pergamino. Y me
dijo: “Tómalo y cómelo; te amargará el estómago, pero en tu boca será dulce
como la miel”. Y tomé el pequeño rollo de la mano del ángel y lo comí. Era
dulce como la miel en mi boca, pero cuando lo hube comido se me amargó
el estómago. Y se me dijo: "Debes profetizar de nuevo acerca de muchos
pueblos, naciones, idiomas y reyes".

El Apocalipsis proporciona al pueblo de Dios una revelación sobre el


futuro. Sin embargo, como vemos en este pasaje, a Juan se le prohibió registrar
lo que dijeron los siete truenos. Sin embargo, lo que se registró fue para no tener
más demoras. Se anunció que la séptima trompeta traería consigo el
cumplimiento del misterio de Dios.
¿Qué es este misterio de Dios? Los expositores de profecías tienen varias
opiniones. John F. Walvoord ofrece esta explicación: “El misterio [de Dios] había
sido previamente anunciado a los profetas de Dios. La referencia, por tanto, no
es a la verdad oculta, sino al cumplimiento de muchos pasajes del Antiguo
Testamento que se refieren al glorioso regreso del Hijo de Dios y al
establecimiento de Su reino de justicia y paz en la tierra ”. William MacDonald y
1

Arthur Farstad sugieren que "el misterio de Dios tiene que ver con el plan de Dios
para castigar a todos los malhechores y marcar el comienzo del reino de Su
Hijo". Arnold Fruchtenbaum sugiere que "el contenido del Librito es la profecía,
2

especialmente la profecía de la mitad y la segunda mitad de la Tribulación". No 3

es prudente ser dogmático sobre este misterio.


Juan obedeció la instrucción del ángel de comerse el rollo, y aunque era dulce
(como miel) en su boca, rápidamente se agrió en su estómago. El símbolo parece
relacionarse con las Escrituras. La Palabra de Dios fue dulce para Juan, como es
dulce para los creyentes de todo el mundo, de todas las edades. Después de todo,
la Palabra de Dios abunda en las gloriosas promesas de Dios. La Palabra de Dios
habla de la victoria final para el pueblo de Dios. Sin embargo, la Palabra de Dios
es amarga para los incrédulos porque incluye advertencias de dolor y juicio. La
Escritura promete condenación, no victoria, para aquellos que han rechazado a
Dios. Este pasaje describe tanto la dulzura como la amargura en la Palabra de
Dios.
Fruchtenbaum sugiere que esta amargura de la tribulación que se aproxima
para los incrédulos debería darnos una carga por los perdidos para que algunos
puedan ser alcanzados por Cristo y escapar de la tribulación venidera a través
del rapto de la iglesia. Eso, por supuesto, requiere que la gente confíe ahora en
4
el Mesías divino, porque la salvación se encuentra solo en Él (Juan 14:6; Hechos
4:12).

II - EL ANTICRISTO ES HERIDO Y APARENTEMENTE RESUCITA

En Apocalipsis 13:1-3, leemos sobre la aparente muerte y resurrección del


anticristo.

Vi una bestia que salía del mar, con diez cuernos y siete cabezas, con diez
diademas en sus cuernos y nombres blasfemos en sus cabezas. Y la bestia
que vi era como un leopardo; sus pies eran como de oso, y su boca como
boca de león. Y el dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad. Una de
sus cabezas parecía tener una herida mortal, pero su herida mortal fue
sanada y toda la tierra se maravilló mientras seguían a la bestia.

Este ha sido tema de mucho debate y especulación. Algunos han sugerido que
esto puede referirse al renacimiento del Imperio Romano y que la gente se
asombrará cuando suceda. Sin embargo, este punto de vista tiene problemas,
como señala el erudito en profecía Arnold Fruchtenbaum: “Un Imperio Romano
revivido no haría que el hombre lo adorara como Dios más de lo que lo hizo el
avivamiento de Polonia o Israel. Este tipo de pensamiento es puramente
imaginario. Es la resurrección del hombre Anticristo lo que crea este culto ".
5

Muchos otros amantes de las profecías que creen en la Biblia creen que esto se
refiere al anticristo que sufrió una herida mortal en la cabeza y luego de alguna
manera fue sanado por Satanás. De acuerdo con esto, Apocalipsis 13:12 aclara
un poco las cosas en su referencia a "la primera bestia, cuya herida mortal había
sido sanada". John F. Walvoord lo explica de esta manera:

El gobernante mundial final recibe una herida que normalmente sería fatal,
pero es curada milagrosamente por Satanás. Si bien la resurrección de una
persona muerta parece estar más allá del poder de Satanás, la curación de
una herida sería posible para Satanás, y esta puede ser la explicación. El
punto importante es que el gobernante mundial final llega al poder
obviamente apoyado por una liberación sobrenatural y milagrosa del
mismo Satanás. 6

Este evento sobrenatural parecería ser un factor que contribuye a que las
personas adoren al anticristo, porque muchos creerán que esto implica una
recuperación divina. Muchos estarán asombrados.
Poder de Satanás
Walvoord toca un tema importante: ¿Tiene Satanás la capacidad de participar
en milagros? Las Escrituras revelan que Satanás tiene limitaciones de criatura,
pero sin embargo es extremadamente poderoso e influyente en el mundo. Se le
llama el "gobernante de este mundo" (Juan 12:31), "el dios de este mundo" (2
Corintios 4:4) y el "príncipe de la potestad del aire" (Efesios 2:2). Engaña al
mundo entero (Apocalipsis 12:9; 20:3) y tiene poder en lo gubernamental
(Mateo 4: 8-9), físico (Lucas 13:11,16; Hechos 10:38), angelical (Judas 9; Efesios
6:11-12) y eclesiásticos (iglesia) (Apocalipsis 2:9; 3:9).

La vasta experiencia de Satanás


Es fundamental que los cristianos se den cuenta de que Satanás tiene una vasta
experiencia en engañar a los seres humanos y derribarlos. De hecho, su
experiencia es mucho mayor que la de cualquier ser humano. Por su misma
longevidad, Satanás ha adquirido una amplitud de experiencia que fácilmente
eclipsa el conocimiento limitado del hombre. Ha observado a las personas de
primera mano en todas las situaciones imaginables, por lo que puede predecir
con precisión cómo responderán a las circunstancias. Entonces, aunque Satanás
no es omnisciente, su amplia experiencia le da un conocimiento que es muy
superior a cualquier cosa que pueda tener cualquier ser humano.
Debido a su vasta experiencia, Satanás ha aprendido muchas artimañas y
trucos sobre cómo engañar a los seres humanos. Algunos de sus trucos
engañosos sin duda se relacionan con los milagros falsos que inspira. Por lo
tanto, se insta a los cristianos a tener cuidado (2 Corintios 2:11; 1 Pedro 5:8).

Satanás como el mono de Dios


Agustín llamó al diablo Simius Dei - " el mono de Dios". Satanás es el gran
falsificador. Imita a Dios de muchas formas. Una táctica principal que Satanás usa
para atacar a Dios y Su programa en general es ofrecer un reino y un programa
falsos. Esto se insinúa en 2 Corintios 11:14, que hace referencia a Satanás
disfrazado de ángel de luz.
¿De qué manera actúa Satanás como el mono de Dios?

• Satanás tiene su propia iglesia, la “sinagoga de Satanás” (Apocalipsis 2:9).


• Satanás tiene sus propios ministros de las tinieblas: falsos profetas que
traen falsos sermones (2 Corintios 11:4-5).
• Satanás ha formulado su propio sistema de teología, o “doctrinas de
demonios” (1 Timoteo 4:1; Apocalipsis 2:24).
• Los ministros de Satanás proclaman un evangelio falso (Gálatas 1:7-8).
• Satanás tiene su propio trono (Apocalipsis 13: 2) y sus propios
adoradores (13: 4).
• Satanás inspira falsos cristos y mesías autoconstituidos (Mateo 24: 4-5).
• Satanás emplea falsos maestros que traen herejías destructivas (2 Pedro
2:1).
• Satanás envía falsos profetas (Mateo 24:11).

Toda esta imitación indica que el plan de Satanás siempre ha sido establecer y
dirigir un gobierno rival al reino de Dios.
Las Escrituras indican que Satanás realiza señales y prodigios falsos. De hecho,
2 Tesalonicenses 2: 9 nos dice: "La venida del inicuo es por obra de Satanás con
todo poder, señales falsas y prodigios".

¿Y los milagros?
Aunque Satanás tiene grandes poderes espirituales, existe una diferencia
gigantesca entre el poder del diablo y el poder de Dios. Primero, Dios es infinito
en poder (omnipotente); el diablo es finito y limitado. Segundo, solo Dios puede
crear vida (Génesis 1:1,21; Deuteronomio 32:39); el diablo no puede (ver Éxodo
8:19). Solo Dios puede verdaderamente resucitar a los muertos (Juan 10:18;
Apocalipsis 1:18).
Ciertamente, el diablo tiene un gran poder para engañar a la gente (Apocalipsis
12:9), para oprimir a los que se rinden a él e incluso para poseerlos (Hechos
16:16). Es un maestro mago y un súper científico. Y con su vasto conocimiento
de Dios, el hombre y el universo, puede realizar “señales falsas y prodigios” (2
Tesalonicenses 2:9; ver también Apocalipsis 13:13-14). Simón el hechicero en la
ciudad de Samaria asombró a la gente con su magia inspirada por Satanás, pero
los milagros logrados a través de Felipe fueron mucho, mucho mayores (Hechos
8:9-13). Los milagros falsos del diablo no compiten con los milagros verdaderos
de Dios.
Quizás la mejor ilustración de las maravillas falsas de Satanás se encuentra en
el relato del Éxodo. En Éxodo 7:10, por ejemplo, leemos que la vara de Moisés se
convirtió en una serpiente por el poder de Dios. Luego, según el versículo 11, el
faraón "convocó a sabios y hechiceros, y ellos, los magos de Egipto, también
hicieron lo mismo con sus artes secretas". El propósito de estos actos, por
supuesto, era convencer al faraón de que sus magos poseían tanto poder como
Moisés y Aarón y que el faraón no necesitaba ceder a su pedido de dejar ir a
Israel. Funcionó, al menos durante los primeros tres encuentros (la vara de
Aaron, la plaga de sangre y la plaga de ranas). Sin embargo, cuando Moisés y
Aarón, por el poder de Dios, sacaron piojos vivos de la arena, los magos no
pudieron producir vida (o seres vivos). Solo podían exclamar: "Este es el dedo de
Dios" (Éxodo 8:19).
Los eruditos bíblicos difieren en cuanto a si Satanás solo hace trucos
convincentes o obras milagrosas genuinas (aunque limitadas). Algunos eruditos
afirman que las hazañas de los magos de Egipto, inspirados por Satanás, fueron
realizadas por prestidigitación. Tal vez los magos habían encantado a las
serpientes para que se pusieran rígidas y parecieran varas. Cuando fueron
arrojados al suelo, salieron de su trance y empezaron a moverse como
serpientes. Se sugiere que Satanás, quien es el "padre de la mentira" (Juan 8:44),
pudo haber estado haciendo algún tipo de truco engañoso en lugar de realizar un
verdadero milagro.
Otros eruditos dicen que estos fueron actos sobrenaturales y milagrosos de
Satanás, quien en realidad convirtió las varas de los magos en
serpientes. Algunos creen que el diablo y los demonios pueden realizar algunos
milagros de "grado B". Como tales, pueden ser capaces de alterar o manipular los
procesos naturales del mundo.
Aún otros creen que Satanás a veces hace trucos y otras veces hace obras
milagrosas sobrenaturales (aunque limitadas). Parte de lo que hace es un mero
engaño, pero parte de lo que hace es sobrenatural. Recuerde que el diablo le
mostró al Señor Jesús todos los reinos del mundo en un momento de tiempo
(Lucas 4:5) y es capaz de transformarse en ángel de luz (2 Corintios
11:14). Obviamente, estos son actos sobrenaturales.
La cuestión de si Satanás puede realizar milagros depende de cómo se defina
un milagro. Si un milagro es cualquier evento que trasciende las causas físicas de
manera limitada, entonces podemos decir que Satanás puede hacer un
milagro. Sin embargo, si definimos un milagro como un acto sobrenatural
producido por el poder inmediato de Dios, entonces, por supuesto, Satanás no
puede hacer un milagro.
Ya sea que Satanás tenga la capacidad de realizar algunos milagros limitados
de grado B o si sus obras son solo trucos impresionantes, la evidencia bíblica es
innegablemente clara de que solo Dios puede realizar milagros de grado A de
gran resistencia. Solo Dios puede controlar completamente y reemplazar las
leyes naturales que Él mismo creó, aunque en una ocasión le concedió a Satanás
el poder de traer un torbellino sobre la familia de Job (Job 1:19). Como lo ilustra
el relato de Job, todo el poder que tiene el diablo se lo concede Dios y está
cuidadosamente limitado y supervisado (véase Job 1:10-12). En otras palabras,
Satanás está "atado". El poder finito de Satanás está bajo el control del poder
infinito de Dios.
La curación del anticristo
En vista de la evidencia de las Escrituras, debemos concluir que en los últimos
tiempos, Satanás realizará un milagro de grado limitado -B en la curación del
anticristo o participará en algún tipo de engaño magistral, o quizás una
combinación de ambos. En cualquier caso, el mundo se asombrará de que la
herida mortal del anticristo sea sanada y muchos lo adorarán. Esto contribuirá a
su objetivo final de dominar el mundo.

III - SATANÁS ES ARROJADO DEL CIELO

En Apocalipsis 12:12-13 encontramos una descripción aleccionadora de la


expulsión de Satanás del cielo, después de lo cual mora en el anticristo, o al
menos, llena de energía: “Por tanto, ¡regocíjense, cielos y ustedes que los
habitan! Pero ¡ay de ti, tierra y mar, porque el diablo ha descendido a ti con gran
furor, porque sabe que le queda poco tiempo!
Note el contraste entre el "ay" y el regocijo. El acceso de Satanás al cielo se
elimina por la presente y ya no podrá presentarse ante el trono de Dios y acusar
a los hermanos. Por esto hay regocijo en el cielo (ver versículos 10-12a).
Satanás está lleno de furia porque sabe que le queda poco tiempo. Más
específicamente, él sabe que su tiempo está limitado a apenas 1260 días, los
últimos tres años y medio del período de tribulación. Esto trae aflicción a la
tierra. Arnold Fruchtenbaum hace esta nota: “Debido a la ira de Satanás, es ¡ay
de la tierra! Este es un punto muy importante a tener en cuenta en la
comprensión de lo que está sucediendo durante la mitad y la segunda mitad de
la tribulación ". En otras palabras, las cosas ahora van de mal a mucho, mucho
7

peor en la tierra. Thomas Constable escribe: "Todos los que viven en la tierra,
especialmente los creyentes, deben tener cuidado porque ahora se mueve entre
ellos de manera más antagónica que nunca". 8

IV - LA IGLESIA MUNDIAL ES DESTRUIDA

En este momento, el anticristo, junto con los diez reyes que están bajo su
autoridad, destruirá la falsa iglesia mundial, la prostituta religiosa de los últimos
tiempos.

Los diez cuernos que viste, ellos y la bestia odiarán a la prostituta. La


dejarán desolada y desnuda, y devorarán su carne y la quemarán con fuego,
porque Dios ha puesto en sus corazones el llevar a cabo su propósito siendo
unánimes y entregando su poder real a la bestia, hasta que las palabras de
Dios se cumplen (Apocalipsis 17:16-17).

El texto no da indicadores ni pistas sobre el momento preciso de este


evento. Sin embargo, parece más lógico y coherente colocarlo en el punto medio
del período de la tribulación, al mismo tiempo que el anticristo asumirá el papel
de dictador mundial por medio de la proclamación (ver Daniel 9:27; Mateo
24:15). Es lógico inferir que al mismo tiempo básico, el anticristo entrará en el
dominio global tanto política como religiosamente, exigiendo incluso ser
adorado (Daniel 11:36-38; 2 Tesalonicenses 2: 4; Apocalipsis 13:8,15).

La bestia y sus aliados eventualmente desecharán a la ramera y la destruirán


completamente ... Esto probablemente ocurrirá en medio de la Tribulación
cuando el Anticristo rompa su pacto con Israel y exija que todos en la tierra
lo adoren o mueran (Dan. 9:27; 11:26-38; Mateo 24:15; 2 Tesalonicenses
2:4; Apocalipsis 13:8, 15).9

El falso sistema religioso que floreció durante la primera mitad del período de
tribulación será borrado porque el anticristo estará en el centro del escenario
religioso. La religión mundial final implicará la adoración únicamente del
anticristo. No se permitirán sistemas religiosos en competencia, incluido el de
los judíos.

V - LOS DOS TESTIGOS PROFÉTICOS DE DIOS SON EJECUTADOS Y


RESUCITADOS

Anteriormente noté que, durante el período de la tribulación, Dios levantará


dos testigos poderosos que testificarán de Él con asombroso poder. Los milagros
que realizan recuerdan a Elías (1 Reyes 17; Malaquías 4:5) y Moisés (Éxodo 7-
11).
Estos testigos proféticos aparentemente emergen en escena al comienzo del
período de tribulación. Continúan ministrando durante 1260 días, que son
precisamente tres años y medio (la primera mitad del período de
tribulación). Los dos testigos son martirizados por el anticristo.

Cuando hayan terminado su testimonio, la bestia que se levanta del abismo


hará la guerra contra ellos, los conquistará y los matará, y sus cadáveres
yacerán en la calle de la gran ciudad que simbólicamente se llama Sodoma y
Egipto, donde su El Señor fue crucificado. Durante tres días y medio, algunos
de los pueblos, tribus, lenguas y naciones contemplarán sus cadáveres y se
negarán a que los coloquen en una tumba, y los que habitan en la tierra se
regocijarán por ellos y harán regocijo e intercambiarán regalos, porque
estos dos profetas habían sido un tormento para los moradores de la
tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos un soplo de vida de
Dios, y se pusieron de pie, y gran temor cayó sobre los que los
vieron. Entonces oyeron una fuerte voz del cielo que les decía: "¡Sube acá!" Y
subieron al cielo en una nube, y sus enemigos los miraban (Apocalipsis 11:7-
12).

Note varias cosas aquí. Primero, los cuerpos de los testigos yacen sin vida en
Jerusalén, y aparentemente es a través de la televisión e Internet que la gente de
todo el mundo los mirará durante tres días y medio. Solo la tecnología moderna
puede explicar cómo el mundo entero podrá ver todo esto.
Observe también que la negativa a enterrar un cadáver era, en tiempos
bíblicos, una forma de mostrar desprecio (ver Hechos 14:19; ver también
Deuteronomio 21:22-23). Así que los dos testigos de Dios se mostrarán
despreciados por el mundo entero mirando.
La gente del mundo tendrá algo así como una celebración de Navidad cuando
los testigos de Dios sean ejecutados. Intercambiarán regalos, aparentemente
aliviados de que ya no estén cerca. Como señaló un expositor, "Los únicos
profetas que la gente ama son los muertos". 10

Pero entonces sucede algo asombroso. “Un soplo de vida de Dios entró en ellos,
y se pusieron de pie, y gran temor cayó sobre quienes los vieron”. La celebración
de Navidad rápidamente da paso al miedo cuando la gente es testigo de este
poderoso acto de Dios. Esta resurrección y ascensión de los dos testigos al cielo
sirve como un signo de exclamación para sus palabras proféticas a lo largo de su
ministerio de tres años.
Muchos llegarán a conocer al Señor durante el período de la tribulación (Mateo
25:31-46; Apocalipsis 7:9), por lo que podemos suponer que algunas de estas
conversiones probablemente se deben al testimonio y los milagros de estos
testigos.

VI - EL ANTICRISTO ROMPE SU PACTO CON ISRAEL

Daniel 9:24-27 revela que el evento que marcará el comienzo del período de
la tribulación es la firma de un pacto entre el anticristo e Israel. Sabemos que es
el anticristo quien firma, porque el versículo 26 nos dice que el firmante será "el
príncipe que ha de venir". El anticristo será entonces el hacedor del pacto, y
llegará al poder encabezando un Imperio Romano revivido (ver Daniel 7:8).
Nuestro texto nos dice que el anticristo “hará un pacto fuerte con muchos
durante una semana” (Daniel 9:27). Esta es una semana de siete años, por lo que
el pacto que el anticristo firma con Israel está diseñado para permanecer vigente
durante el período completo de siete años. Pero el anticristo traicionará a Israel,
porque se nos dice que "durante la mitad de la semana pondrá fin al sacrificio y
la ofrenda". En otras palabras, después de que el pacto ha estado en vigor
durante tres años y medio, él incumple el pacto y hace que cesen los sacrificios
en el templo de Israel.
Daniel 11:45 indica que el anticristo se trasladará de Europa a la tierra de
Israel: “Pondrá sus tiendas palaciegas entre el mar y la gloriosa montaña
santa”. Tomando todo esto en conjunto, parece claro que en medio del período
de la tribulación, el anticristo invadirá la tierra santa y hará que cesen los
sacrificios en el templo judío.
¿Por qué hacer cesar los sacrificios? La razón clave es que cerca del punto
medio del período de la tribulación, el anticristo, habiendo alcanzado ya el poder
político, ahora buscará asumir el poder religioso también. De hecho, buscará que
el mundo lo adore (ver 2 Tesalonicenses 2: 4; Apocalipsis 13: 8). Para que sea
adorado por todas las personas de la tierra, necesariamente debe destruir todas
las religiones en competencia, incluida la religión judía, con sus sacrificios y
ofrendas levíticas.
Podemos concluir que el anticristo comienza como el protector de Israel pero
se convierte en el perseguidor de Israel. Pasa de ser el defensor de Israel a ser su
profanador.
El anticristo se convertirá en un profanador al colocar una imagen de sí mismo
en el templo judío, algo que la Escritura profética llama la abominación
desoladora.

VII - OCURRE LA ABOMINACIÓN DESOLADORA

En el libro de Daniel, el término “abominación desoladora” transmite la


indignación u horror de un acto bárbaro de idolatría dentro del templo santo de
Dios (ver la traducción de NASB de 11:31; 12:11). Tal acto profano y profana
completamente el templo.
En este contexto, leemos esto sobre el anticristo: “Sus fuerzas armadas se
levantarán para profanar la fortaleza del templo y abolirán el sacrificio
diario. Entonces establecerán la abominación desoladora” (Daniel 11:31 NVI).
El Nuevo Testamento agrega más claridad sobre esta abominación que causa
desolación. Aparentemente tendrá lugar a la mitad del futuro período de
tribulación, cuando el anticristo, el “hombre de pecado” (2 Tesalonicenses 2:4),
establezca una imagen de sí mismo dentro del templo judío (ver Mateo 24:15).
Esto equivale a que el anticristo se entronice en el lugar de la deidad,
mostrándose como Dios (comparar con Isaías 14:13-14; Ezequiel 28:2-9). Este
acto blasfemo profanará por completo el templo, haciéndolo abominable y, por
tanto, desolado. El anticristo, el dictador mundial, exigirá entonces que el mundo
lo adore y le rinda homenaje idólatra. Cualquiera que se niegue será perseguido
e incluso martirizado. El falso profeta, que es el primer lugarteniente del
anticristo, se encargará de esto.
Una abominación tuvo lugar en menor escala en el 168 a. C. Antíoco Epifanías
erigió un altar a Zeus en el templo de Jerusalén y sacrificó un cerdo, un animal
inmundo, sobre él. Las Epifanías de Antíoco fueron, por tanto, un prototipo del
futuro anticristo.
El hecho de que el anticristo “abolirá el sacrificio diario” en el templo judío es
otro indicio de su autoexaltación. No permitirá sistemas de adoración en
competencia. Nadie debe ser adorado excepto él.

VIII - EL FALSO PROFETA EJERCE SU DIABÓLICO MINISTERIO

Apocalipsis 13:13-15 describe al falso profeta como una bestia y describe su


trabajo.

Realiza grandes señales, incluso hace descender fuego del cielo a la tierra
delante de la gente, y con las señales de que se le permite trabajar en
presencia de la bestia [el anticristo] engaña a los que habitan en la tierra,
diciéndoles que haz una imagen para la bestia [el anticristo] que fue herido
por la espada y aún vivió. Y se permitió dar aliento a la imagen de la bestia,
para que la imagen de la bestia incluso hablara y pudiera causar que los que
no adoraran la imagen de la bestia fueran asesinados.

Como hemos visto, Satanás no tiene el poder de participar en el tipo de


milagros de grado A que hace Dios. Sin embargo, aparentemente puede
realizar milagros menores, de grado B, y le da poder al falso profeta para que
participe en ellos (ver Éxodo 7:11; 2 Timoteo 3:8). El falso profeta hace esto para
inducir a la gente a adorar al sustituto de Satanás por Cristo: el anticristo (ver
Daniel 9:27; 11:31; 12:11; Mateo 24:15).
Uno de los actos milagrosos que realiza el falso profeta es animar una imagen
de la bestia en el templo judío. El apóstol Pablo reveló anteriormente que el
anticristo mismo se sentará en el templo de Dios (ver 2 Tesalonicenses 2: 4) y
recibirá la adoración que pertenece solo a Dios. Algunos estudiosos de la profecía
sugieren que cuando el anticristo no está presente en el templo, se coloca una
imagen de él para proporcionar un objeto de adoración en su ausencia (ver
Apocalipsis 13:14-15; 14:9,11; 15: 2; 16:2; 19:20; 20:4).

Muchos se preguntan qué quiere decir la Escritura cuando afirma que el falso
profeta da aliento a la imagen de la bestia para que incluso pueda hablar. Un
expositor de la Biblia explica el versículo de esta manera:

Solo Dios es el Creador. Así que probablemente la imagen de la bestia pueda


dar la impresión de respirar y hablar mecánicamente, como los robots
parlantes computarizados de hoy. Podría haber una combinación de
poderes naturales y sobrenaturales para permitir que la bestia fuera de la
tierra logre su propósito. 11

El falso profeta puede usar algún tipo de engaño científico para aparentar dar
aliento a la imagen de la bestia y permitirle hablar. No olvide que Satanás tiene
una gran inteligencia y también tiene la capacidad limitada de manipular las
fuerzas de la naturaleza, como lo hizo cuando afligió a Job. Entonces, tal vez
pueda dar la apariencia de animar la imagen de alguna manera. Cualquiera que
sea la explicación, muchas personas en la tierra serán engañadas por lo que
perciben como sobrenatural.
Esta aparente animación distingue la imagen de la bestia de los ídolos típicos
de la época del Antiguo Testamento. Como leemos en el Salmo 135: 15-16, “Los
ídolos de las naciones son plata y oro, obra de manos humanas. Tienen boca, pero
no hablan; tienen ojos, pero no ven”. Asimismo, Habacuc 2:19 dice: “¡Ay del que
le dice a una cosa de madera: Despierta; a una piedra silenciosa,
¡levántate! ¿Puede esto enseñar? He aquí, está revestido de oro y plata, y no hay
aliento en él ". Al contrario de esos ídolos muertos, esta imagen idólatra del
anticristo parecerá estar viva, incluso divina.
El objetivo de estos actos sobrenaturales es inducir a personas de todo el
mundo a adorar al anticristo. El anticristo se pondrá en el lugar de Cristo, por lo
que buscará adoración, tal como Jesús fue adorado muchas veces durante Su
ministerio de tres años en la tierra.
Recuerde también el mandamiento bíblico: “No adorarás a ningún otro dios,
porque el SEÑOR, cuyo nombre es Celoso, es un Dios celoso” (Éxodo
34:14). Debido a que el anticristo exigirá adoración, se colocará en la posición de
deidad.

IX - EL ANTICRISTO BLASFEMA CONTRA DIOS

El punto medio del período de tribulación parece ser cuando el anticristo se


dedica a la autoexaltación y autodeificación. Segunda de Tesalonicenses 2: 4 dice
que el anticristo "se opone y se exalta contra todo supuesto dios u objeto de
adoración, de modo que se sienta en el templo de Dios, proclamándose Dios". No
hay mayor blasfemia que esta. El anticristo verdaderamente es anticristo,
poniéndose en el lugar de Cristo.
Este versículo debe interpretarse junto con Apocalipsis 13: 5-6: “A la bestia se
le dio una boca que pronunciaba palabras altivas y blasfemas, y se le permitió
ejercer autoridad durante cuarenta y dos meses. Abrió su boca para proferir
blasfemias contra Dios, blasfemando su nombre y su morada, es decir, los que
moran en el cielo”.
La bestia no tolerará la adoración de nadie y nada más que a sí mismo. Se
coloca en el centro del escenario. Se sentará en el trono de Dios en el santuario
interior del templo de Dios. Algunas personas a lo largo de la historia de la iglesia
han interpretado que esto significa que el anticristo busca colocarse en el trono
del corazón humano como un objeto de adoración, pero parecería mejor
interpretar las Escrituras literalmente, con el anticristo entronizado en el templo
literal en Jerusalén. Muchos de los padres de la iglesia primitiva lo tomaron de
esta manera, y no hay razón para apartarse de un enfoque tan literal.
Muchos intérpretes relacionan todo esto con la caída de Lucifer, que se
registra en Isaías 14:13-14: “Subiré al cielo; sobre las estrellas de Dios pondré en
alto mi trono; Me sentaré en el monte de la asamblea en los confines del
norte; Por encima de las alturas de las nubes subiré; Me haré semejante
al Altísimo ". Considere la implicación de cada una de estas declaraciones.

• “Subiré al cielo”. Aparentemente, Lucifer quería permanecer en el cielo y


deseaba un reconocimiento igual al lado de Dios mismo.
• “Por encima de las estrellas de Dios pondré mi trono en lo alto”. Las
estrellas probablemente se refieren a los ángeles de Dios. Lucifer
aparentemente deseaba gobernar el reino angelical con la misma
autoridad que Dios.
• “Me sentaré en el monte de la asamblea en los confines del norte”. En otra
parte, las Escrituras indican que el monte de la asamblea se refiere al
centro del gobierno del reino de Dios (ver Salmo 48:2; Isaías 2:2). La
frase a veces se asocia con el futuro gobierno terrenal del Mesías en
Jerusalén durante el reino milenial. Satanás pudo haber deseado
gobernar a los seres humanos en lugar del Mesías.
• “Subiré por encima de las alturas de las nubes”. Las nubes a menudo
representan metafóricamente la gloria de Dios en la Biblia (Éxodo
13:21; 40:28-34; Job 37:15-16; Mateo 26:64; Apocalipsis
14:14). Aparentemente, Lucifer buscaba una gloria igual a la de Dios
mismo.
• “Me haré semejante al Altísimo”. La Escritura dice que Dios posee el cielo
y la tierra (Génesis 14:18-19). Al parecer, Lucifer buscó la posición
suprema del universo para sí mismo. Satanás quería ejercer la autoridad
y el control en este mundo que legítimamente pertenece solo a Dios. Su
pecado fue un desafío directo al poder y la autoridad de Dios.

Recuerde que Lucifer, o Satanás, energiza al anticristo. Así como Satanás buscó
establecerse como Dios en Isaías 14, el anticristo se establece a sí mismo como
Dios. El anticristo continuará en este falso papel divino durante 42 meses,
la última mitad del período de tribulación. Y así como Lucifer fue juzgado por ser
un pretendiente al trono divino, también lo hará el anticristo.

X - EL REMANENTE JUDÍO HUYE

La persecución de los judíos se intensificará geométricamente después de que


Satanás sea arrojado del cielo a la tierra.

Cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer
que había dado a luz al hijo varón. Pero a la mujer se le dieron las dos alas
de la gran águila para que pudiera volar de la serpiente al desierto, al lugar
donde debe ser alimentada por un tiempo, y tiempos y medio tiempo. La
serpiente derramó agua como un río de su boca detrás de la mujer, para
arrastrarla con una inundación. Pero la tierra acudió en ayuda de la mujer,
y la tierra abrió su boca y se tragó el río que el dragón había derramado de
su boca. Entonces el dragón se enfureció contra la mujer y se fue a hacer la
guerra al resto de su descendencia, a los que guardan los mandamientos de
Dios y se aferran al testimonio de Jesús. Y se paró sobre la arena del mar
(Apocalipsis 12:13-17).

¿Quién es la mujer que se convierte en el objeto de la gran persecución de


Satanás?
Una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y en su cabeza una
corona de doce estrellas… estaba embarazada y lloraba de dolores de parto
y la agonía de dar a luz… El dragón se paró ante la mujer que estaba a punto
de dar a luz. parir, para que cuando ella diera a luz a su hijo, él lo
devorara. Ella dio a luz un hijo varón, uno que gobernará a todas las
naciones con vara de hierro, pero su hijo fue arrebatado para Dios y su
trono, y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios,
en el que debe ser alimentada durante 1260 días (Apocalipsis 12:1-6).

En este pasaje, la mujer representa a Israel, basándose en las imágenes del


Antiguo Testamento de Israel como la esposa de Dios (Isaías 54:5-6; Jeremías
3:6-8; 31:32; Ezequiel 16:32; Oseas 2:16). En consecuencia, las 12 estrellas
representan las 12 tribus de Israel, y la luna puede aludir a la relación del pacto
de Dios con Israel porque las lunas nuevas están asociadas con la adoración del
pacto (1 Crónicas 23:31; 2 Crónicas 2:4; 8:13).
El hijo varón se refiere a Jesucristo. El intento del dragón de devorar al niño
probablemente alude a la masacre de niños varones de Herodes (Mateo 2:13-18;
ver también Lucas 4:28-29). El niño fue arrebatado a Dios en el sentido de que
ascendió al cielo después de Su resurrección (Hechos 1:9; 2:33; Hebreos 1:1-3;
12:2). El niño, el Mesías divino, está destinado a gobernar las naciones (ver
Salmo 2:6-9).
En los versículos 12 y siguientes, Satanás busca perseguir a Israel con furia
porque sabe que le queda muy poco tiempo. Pero Dios brinda ayuda
sobrenatural y los judíos logran encontrar refugio en un lugar secreto.

Este escondite no estaba claramente identificado. Algunos sugieren que


podría ser Petra, la capital fortaleza de los nabateos en Edom, al sur del Mar
Muerto. Esta ciudad tiene un acceso estrecho que podría bloquearse
fácilmente pero que se abre a un gran cañón capaz de atender a muchos
miles de personas. 12

Las dos alas probablemente se refieren al poder liberador sobrenatural de


Dios (ver Éxodo 19:4; Deuteronomio 32:11-12; ver también Mateo 24:16;
Marcos 13:14; Lucas 21:21).
Aunque Dios preservará un remanente de judíos a través de esta persecución,
no todos los judíos sobrevivirán. Muchos estudiosos de la profecía relacionan
este pasaje con Zacarías 13: 8, donde se nos dice proféticamente: “En toda la
tierra, declara la SEÑOR, dos tercios serán cortados y perecerán, y un tercio
quedará vivo”. Muchos morirán, pero un remanente sobrevivirá al ataque.
Las Escrituras nos informan que Dios preserva a los judíos por "un tiempo,
tiempos y medio tiempo". Esto se refiere a los últimos tres años y medio del
período de tribulación (ver Daniel 7:25; 12:7). Este período también coincide
con los 42 meses a los que se hace referencia en Apocalipsis 11:2 y 13:5. Los
últimos tres años y medio del período de tribulación a menudo se conocen como
la gran tribulación.
En medio del período de tribulación, entonces, las cosas se vuelven
traumáticas para el pueblo judío de Jerusalén. El anticristo ha asumido el poder
político mundial, y ahora se declara Dios y se exalta en el templo judío. Para
empeorar las cosas, el anticristo está ardiendo con pasión por perseguir al
pueblo judío.
Jesús, en el Discurso del Monte de los Olivos, señala lo mal que serán las cosas
y predice que los judíos que viven en Jerusalén huirán para salvar sus vidas.

Cuando veas la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel,


de pie en el lugar santo (que el lector entienda), entonces los que están en
Judea huyan a las montañas. El que esté en el terrado no baje a tomar lo que
está en su casa, y el que esté en el campo no se vuelva atrás para tomar su
manto. ¡Y ay de las mujeres que están embarazadas y de las que están
amamantando en aquellos días! Ore para que su vuelo no sea en invierno o
en sábado. Porque entonces habrá una gran tribulación, como no ha sido
desde el principio del mundo hasta ahora, no, y nunca lo habrá (Mateo
24:15-21).

Cuando estas horribles circunstancias se desarrollan en Jerusalén, Jesús insta


a los judíos que viven allí a no preocuparse en absoluto por las pertenencias
personales, sino a salir de la ciudad lo más rápido posible. El tiempo dedicado a
la recolección de pertenencias personales puede significar la diferencia entre la
vida y la muerte. Jesús indica que la angustia está a punto de aumentar de forma
espectacular y rápida. Jeremías 30: 7 describe esto como "un tiempo de angustia
para Jacob". Jacob es otro nombre para Israel.

XI - SATANÁS HACE LA GUERRA A LOS SANTOS

Las Escrituras revelan que el anticristo se involucrará en una gran persecución


no solo contra los judíos sino también contra los santos de Dios durante el
período de la tribulación.

A [la bestia] se le permitió hacer la guerra a los santos y vencerlos. Y se le


dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación, y todos los
habitantes de la tierra la adorarán, todo aquel cuyo nombre no esté escrito
antes de la fundación del mundo en el libro de la vida del Cordero que fue
inmolado. Si alguno tiene oído, oiga:
Si alguien ha de ser llevado cautivo,
al cautiverio va;
si alguien va a morir a espada,
con la espada debe ser muerto.
Aquí hay un llamado a la perseverancia y la fe de los santos (Apocalipsis
13:7-10).

Un pasaje paralelo es Daniel 7:21, que, hablando del anticristo, nos dice que
"hizo guerra contra los santos y venció sobre ellos". Muchos morirán. El pasaje
de Apocalipsis nos dice que el anticristo los conquistará, y el pasaje de Daniel nos
dice que prevalecerá sobre ellos. Habrá muchos mártires durante el futuro
período de tribulación.
“[El anticristo] hace la guerra al pueblo de Dios y vence a muchos de
ellos. Mueren antes que someterse a él. Su dominio se extiende por todo el
mundo, el último imperio mundial antes del reinado de Cristo ". El pueblo Dios
13 de

prefiere experimentar la muerte, sabiendo que vivirá para siempre con el


verdadero Cristo, Jesús, el divino Mesías.
El anticristo ahora ejerce un dominio global, con autoridad sobre cada tribu,
pueblo, idioma y nación. No solo es un líder político, sino también el objeto
religioso central de adoración (2 Tesalonicenses 2:4). Todos los que están en la
tierra, excepto aquellos cuyos nombres están registrados en el libro de la vida, le
rendirán homenaje.
¿Qué es el libro de la vida? Es interesante observar que la idea de un registro
divino que contenga nombres se remonta al encuentro de Moisés con Dios en el
monte Sinaí (Éxodo 32:32-33). El apóstol Pablo habla de sus colaboradores como
aquellos "cuyos nombres están en el libro de la vida" (Filipenses 4:3). El libro de
Apocalipsis menciona el libro de la vida seis veces (3:5; 13:8; 17:8; 20:12,15;
21:27). Contiene los nombres de todos los que pertenecen a Dios. En Apocalipsis
13: 8 y 21:27, se dice que el libro de la vida pertenece específicamente al Cordero
de Dios, Jesucristo. Aquellos cuyos nombres no están registrados en el libro de la
vida del Cordero adorarán al anticristo.

XII - LOS ANUNCIOS DE MIDTRIBULATION SE PRONUNCIAN DESDE EL


CIELO

Apocalipsis 14 sirve como un vínculo de conexión entre los eventos que tienen
lugar a mitad del período de tribulación (Apocalipsis 10-13) y los eventos que
suceden en la segunda mitad del período de tribulación (15-16). En Apocalipsis
14, anuncios divinos ...
• Predecir el fracaso del programa de la trinidad falsa: Satanás, el anticristo
y el falso profeta
• Anunciar los resultados de los juicios de tazón que se acercan
• Dar palabras de seguridad, aliento y consuelo a los santos que viven en la
segunda mitad de la tribulación. 14

Aquí hay seis revelaciones clave de los cielos.


1. Un ángel “con un evangelio eterno para proclamar a los moradores de la
tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo” proclama a gran voz: “Temed a Dios
y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio y adorad al que hizo los
cielos y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (versículos 6-7).
2. Otro ángel luego proclama: “Caída, caída es Babilonia la grande, la que hizo
beber a todas las naciones el vino de la pasión de su fornicación” (versículo 8).
3. Sigue otra proclamación angelical. “Si alguno adora a la bestia y su imagen y
recibe una marca en su frente o en su mano, también beberá el vino de la ira de
Dios, derramado con toda su fuerza en la copa de su ira, y será atormentado con
fuego y azufre en presencia de los santos ángeles y en presencia del Cordero. Y
el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos, y no tienen descanso, ni
de día ni de noche, estos adoradores de la bestia y su imagen, y cualquiera que
reciba la marca de su nombre” (versículos 9-11).
4. El apóstol Juan luego registra una afirmación. “Oí una voz del cielo que decía:
'Escribe esto: Bienaventurados los muertos que de ahora en adelante mueren en
el Señor'. 'Bienaventurados en verdad’, dice el Espíritu, ‘para que descansen de
sus trabajos, ¡porque sus obras los siguen! '” (Versículo 13).
5. Otro ángel aparece con una proclamación. “Pon tu hoz y siega, porque ha
llegado la hora de cosechar, porque la mies de la tierra está completamente
madura” (versículo 15).
6. Y otro ángel más llama desde el altar. “Pon tu hoz y recoge los racimos de la
vid de la tierra, porque sus uvas están maduras” (versículo 18).
Después de estas revelaciones de los cielos, los eventos de la segunda mitad
del período de tribulación comienzan a suceder. ¡Ay de los de la tierra!
12
La segunda mitad de la tribulación

EN ESTE CAPÍTULO
I. Comienza la Gran Tribulación
II. Límites de Tiempo de la Gran Tribulación
III. La Marca de la Bestia
IV. El Engaño se Intensifica
V. Los Juicios de las Copas
VI. El Evangelio del Reino

I - COMIENZA LA GRAN TRIBULACIÓN

L os eventos de la segunda mitad del período de tribulación de siete años se


llaman propiamente la gran tribulación. Hay varias razones para hacer
esta distinción entre las dos mitades del período de tribulación.
Primero, la profecía fundamental en Daniel 9:27 hace una distinción entre las
dos mitades. Leemos que el anticristo "hará un pacto fuerte con muchos durante
una semana, y durante la mitad de la semana pondrá fin a los sacrificios y las
ofrendas". Como hemos visto, la semana se refiere a una semana de años o siete
años. Durante la mitad de esa semana, es decir, los últimos tres años y medio, el
anticristo pondrá fin a los sacrificios de animales en el templo judío.
El anticristo hará esto debido a su deseo de ser adorado como Dios. El
expositor bíblico Renald Showers explica: “A mediados de la semana 70, se
volverá contra toda forma de adoración establecida para despejar el camino para
la adoración de sí mismo. Se magnificará a sí mismo al nivel de la deidad ". Se
1

sentará en el templo judío, anunciará que es Dios y exigirá que sus súbditos le
adoren (véase Daniel 11: 36-37; 2 Tesalonicenses 2:3-4; Apocalipsis 13:4-8,11-
17; 19:20; 20:4).
En este contexto, la segunda mitad de Daniel 9:27 adquiere un gran
significado: "Sobre el ala de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que el
fin decretado se derrame sobre el desolador". Una vez que el anticristo ponga fin
a los sacrificios de animales en el templo judío en el punto medio del período de
tribulación, aparentemente desolará el templo, y esa desolación
aparentemente continuará durante la segunda mitad de la tribulación. Esto es
algo que hace que esta parte de la tribulación sea tan terrible, especialmente para
los judíos.
Jesús advierte a los judíos que salgan de Jerusalén rápidamente cuando ocurra
la abominación desoladora.

Cuando veas la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel,


de pie en el lugar santo (que el lector entienda), entonces los que están en
Judea huyan a las montañas. El que esté en el terrado no baje a tomar lo que
está en su casa, y el que esté en el campo no se vuelva atrás para tomar su
manto. ¡Y ay de las mujeres que están embarazadas y de las que están
amamantando en aquellos días! Ore para que su vuelo no sea en invierno o
en sábado. Porque entonces habrá una gran tribulación, como no ha sido
desde el principio del mundo hasta ahora, no, y nunca lo habrá (Mateo
24:15-21).

La conexión entre esta abominación desoladora y el comienzo de la gran


tribulación, entonces, parece clara al comparar Daniel 9:27 con Mateo 24: 15-21.
Hablando de este mismo tiempo de dolores de parto, Daniel 12: 1 comenta:
“Habrá un tiempo de angustia, como nunca ha existido desde que hubo una
nación hasta ese tiempo”. Este período de tiempo trata en gran medida con
Israel, por lo que Jeremías 30: 7 lo llama “un tiempo de angustia para Jacob”
(Jacob es un nombre metafórico que se refiere a Israel). Verdaderamente este
será un tiempo de gran tribulación.

II - LÍMITES DE TIEMPO DE LA GRAN TRIBULACIÓN

Estos pasajes de Daniel y del Evangelio de Mateo revelan las dos


características definitorias de la gran tribulación: la exaltación propia y la
adoración forzada del anticristo, y su guerra contra el pueblo de Dios. Al
comprender cuánto tiempo será adorado el anticristo y cuánto tiempo
perseguirá a los santos, podemos confirmar que la gran tribulación durará tres
años y medio.
El anticristo afirma ser deidad, blasfema contra el único Dios verdadero y exige
ser adorado en el punto medio de la tribulación, y estas actividades continúan
precisamente durante tres años y medio, es decir, 42 meses (Apocalipsis
13:5). Esto confirma que la gran tribulación será los últimos tres años y medio
del período de tribulación.
Asimismo, Daniel 7:25 revela que el anticristo “consumirá a los santos
del Altísimo … y serán entregados en su mano por un tiempo, tiempos y medio
tiempo”: tres años y medio. La persecución de los santos es una característica
definitoria de la gran tribulación, por lo que este versículo confirma que la gran
tribulación será los últimos tres años y medio de la tribulación.
Sin embargo, otra observación de las escrituras apoya este punto de
vista. Sabemos que la persecución de los santos por el anticristo comienza en el
punto medio de la tribulación (Apocalipsis 13:5-10). Esto continuará hasta que
“llegó el tiempo en que los santos poseyeron el reino” (Daniel 7:21), es decir,
hasta la segunda venida de Jesús y el comienzo de Su reino milenial (ver Zacarías
14:1-9; Apocalipsis 19:11– 20:6). Nuevamente, entonces, parecería que la gran
tribulación constituirá los últimos tres años y medio del período de tribulación.
Renald Showers cita a Ireneo, el obispo de Lyon que vivió durante el siglo II y
que apoyó este punto de vista.

Cuando este Anticristo haya devastado todas las cosas en este mundo,
reinará durante tres años y seis meses, y se sentará en el templo de
Jerusalén; y luego el Señor vendrá del cielo en las nubes, en la gloria del
Padre, enviando a este hombre ya los que lo siguen al lago de fuego; sino
trayendo para los justos los tiempos del reino. 2

Siendo este el caso, ¿cómo vamos a entender estas palabras de Jesús sobre el
acortamiento de la gran tribulación? “Entonces habrá una gran tribulación, como
no ha sido desde el principio del mundo hasta ahora, no, y nunca lo habrá. Y si
esos días no se hubieran acortado, ningún ser humano se salvaría. Pero por causa
de los elegidos esos días serán acortados” (Mateo 24:21-22). ¿Estaba Jesús
diciendo que haría la gran tribulación menos de tres años y medio, o estaba
diciendo que tres años y medio es el tiempo acortado?
Para responder a esta pregunta, recurrimos al versículo paralelo en Marcos
13:20. “Y si el Señor no hubiera acortado los días, ningún ser humano se
salvaría. Pero por el bien de los elegidos, a quienes eligió, acortó los días ". Los
eruditos griegos señalan que los dos verbos en este versículo - "acortado" y
"acortado" - expresan una acción que Dios tomó en el pasado.
En este punto de vista, Dios en la eternidad pasada decretó soberanamente
una limitación en la duración de la gran tribulación. ¿Cuáles son los decretos
soberanos de Dios? Nos lo cuenta el teólogo Henry C. Thiessen. “Los decretos son
el propósito eterno de Dios. Él no hace sus planes ni los altera a medida que se
desarrolla la historia humana. Él los hizo en la eternidad y, debido a que es
inmutable, permanecen inalterados (Sal. 33:11; Santiago 1:17) ". (Ver también
3

Isaías 14:24-27; 46:9-11; Daniel 9: 24,26-27; 11:36; Lucas 22:22; Hechos 2:23;
4:27-28; Efesios 1:11 ; 3:11.)
En vista de esto, concluimos que Jesús estaba enseñando que Dios en el pasado
ya había acortado la gran tribulación. Lo hizo en el sentido de que en el pasado
decretó soberanamente cortarlo en un momento específico en lugar de dejar que
continúe indefinidamente. En Su omnisciencia, Dios sabía que si la gran
tribulación continuaba indefinidamente, toda la humanidad perecería. Para
evitar que eso suceda, Dios en la eternidad pasada “fijó soberanamente un
tiempo específico para que terminara la Gran Tribulación, cuando había seguido
su curso durante tres años y medio o 42 meses o 1.260 días. Ese tiempo fijo no se
puede cambiar ". 4

III - LA MARCA DE LA BESTIA

En Apocalipsis 13, leemos que el anticristo y el falso profeta, un dúo diabólico,


subyugarán al mundo entero para que nadie pueda comprar o vender si no recibe
la marca de la bestia.

[El falso profeta] hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres
y esclavos, sean marcados en la mano derecha o en la frente, de modo que
nadie pueda comprar ni vender a menos que tenga la marca, es decir, el
nombre de la bestia o el número de su nombre. Esto requiere sabiduría: el
que tiene entendimiento, calcule el número de la bestia, porque es el
número de un hombre, y su número es 666 (versículos 16-18).

Claramente, el libro de Apocalipsis revela que el falso profeta buscará forzar a


los seres humanos a adorar al anticristo, el hombre de pecado. Él requerirá que
todos tomen una decisión: o recibir la marca de la bestia y adorar al anticristo o
morirse de hambre, sin capacidad para comprar o vender.
El siguiente verso denota un marcado contraste. “Entonces miré, y he aquí, en
el monte Sion estaba el Cordero, y con él 144.000 que tenían el nombre de él y el
nombre de su Padre escritos en la frente”. La marca del anticristo parece ser una
parodia del sellamiento de Dios de los 144.000 testigos de Apocalipsis 7 y 14. Los
expertos en profecía Thomas Ice y Timothy Demy ofrecen esta sugerencia: “El
sello de Dios de Sus testigos es muy probablemente invisible y con el propósito
de protegerlo del antecristo. Por otro lado, el anticristo ofrece protección de la
ira de Dios, una promesa que no puede cumplir, y su marca es visible y externa
". También señalan: "Por única vez en la historia, una indicación externa
identificará a aquellos que rechazan a Cristo y su evangelio del perdón de los
pecados". 5

Recibir esta marca es un asunto serio, como leemos en Apocalipsis 14:9-10.


Si alguno adora a la bestia y a su imagen y recibe una marca en la frente o en
la mano, también beberá el vino de la ira de Dios, vertido con toda su fuerza
en la copa de su ira, y será atormentado con fuego y azufre en la presencia
de los santos ángeles y la presencia del Cordero.

Apocalipsis 16:2 describe la escena. “El primer ángel fue y derramó su copa en
la tierra, y las personas que llevaban la marca de la bestia y adoraban su imagen
sufrieron llagas dolorosas y dolorosas”.
Tales palabras son aleccionadoras. Cualquiera que exprese lealtad al anticristo
y su causa sufrirá la ira de nuestro santo y justo Dios. ¡Cuán terrible será para
ellos experimentar toda la fuerza de la ira divina y la venganza absoluta de Dios
(ver Salmo 75:8; Isaías 51:17; Jeremías 25:15-16)!
Apocalipsis 20:4 nos dice, por el contrario, que los creyentes en el Señor
Jesucristo rechazarán la marca de la bestia. “Vi las almas de los que habían sido
decapitados por el testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y que no habían
adorado a la bestia ni a su imagen y no habían recibido su marca en la frente ni
en las manos. Volvieron a vivir y reinaron con Cristo por mil años”.

¿Qué es la marca?
Aparentemente, la gente será marcada de alguna manera, al igual que los
animales de hoy son marcados y los esclavos alguna vez fueron marcados por
sus dueños de esclavos. No podemos estar seguros de cómo se relaciona el
número 666 con este personaje o la marca. Los intérpretes de la Biblia han
ofrecido muchas sugerencias sobre el significado del 666 a lo largo de los
siglos. Una teoría popular es que en la medida en que 7 es el número de
perfección, y el número 777 refleja la Trinidad perfecta, tal vez 666 apunta a un
ser que aspira a la deidad perfecta (como la Trinidad) pero nunca la alcanza. (El
anticristo es solo un hombre, aunque influenciado y posiblemente habitado por
Satanás).
Otros han sugerido que tal vez el número se refiere a un hombre específico,
como el emperador romano Nerón. Se sugiere que si el nombre de Nerón se
traduce al idioma hebreo, el valor numérico de sus letras es 666. Algunos
sugieren que el anticristo será un hombre como Nerón en la antigüedad. Por
supuesto, todo esto es muy especulativo. La verdad es que las Escrituras no
definen claramente lo que significa 666. La interpretación de este versículo
implica algunas conjeturas.
Una cosa es cierta. De alguna forma que actualmente desconocemos, este
número será una parte crucial de su identificación. Es aleccionador darse cuenta
de que recibir esta marca de la bestia es aparentemente un pecado imperdonable
(Apocalipsis 14:9-10). La decisión de recibir la marca es una decisión
irreversible. Una vez hecho, no hay vuelta atrás.
Recibir la marca significa la aprobación del anticristo y su propósito. Nadie
toma esta marca accidentalmente. Uno debe optar por hacerlo con todos los
hechos sobre la mesa. La elección será deliberada y tendrá consecuencias
eternas. Quienes elijan recibir la marca lo harán con pleno conocimiento de lo
que han hecho.
La elección provocará una polarización radical. No es posible un término
medio. Uno elige a favor o en contra del anticristo. Uno elige a favor o en contra
de Dios. La gente en nuestros días piensa que puede evitar a Dios y sus demandas
en sus vidas fingiendo neutralidad, pero tal neutralidad no será posible durante
la tribulación, porque la supervivencia misma estará determinada por una
decisión a favor o en contra de Dios. Uno debe elegir entre recibir la marca y vivir
(poder comprar y vender) o rechazar la marca y enfrentar el sufrimiento y la
muerte. Uno debe elegir seguir al anticristo y comer bien o rechazar al anticristo
y morir de hambre.

Un pasaporte comercial
La marca de la bestia será un pasaporte comercial durante el futuro período
de tribulación. Arnold Fruchtenbaum sugiere que la marca de la bestia se dará a
todos los que se sometan a la autoridad del anticristo y lo acepten como dios. “La
marca servirá como pasaporte para los negocios (Apocalipsis 13:17a). No
podrán comprar ni vender nada a menos que tengan la marca ... Sólo a quienes
tengan este número se les permitirá trabajar, comprar, vender o simplemente
ganarse la vida ”.
6

Esta marca aparentemente será necesaria durante la segunda mitad del


período de tribulación. El estudioso de la profecía Mark Hitchcock sugiere que
existe una antigua precedencia histórica para tal marca. Por ejemplo, señala
7

Ezequiel 9:4: “La L ORD le dijo: 'Pasa por la ciudad, por Jerusalén, y pon una marca
en la frente de los hombres que gimen y se lamentan por todas las abominaciones
que se cometen. en ella '”. Esta marca en la frente preservó a los fieles, así como
la sangre del Cordero pascual marcó los postes de las puertas de los israelitas y
los salvó de la muerte durante la última plaga sobre los egipcios (véase Éxodo
12:21-29).
Tal marca también se usó en conexión con paganos y deidades falsas en la
antigüedad, como explica Robert Thomas.

La marca debe ser una especie de marca similar a la dada a los soldados,
esclavos y devotos del templo en la época de Juan. En Asia Menor, los
devotos de las religiones paganas se deleitaban con la exhibición de tal
tatuaje como emblema de propiedad de cierto dios. En Egipto,
Ptolomeo Philopator I marcó a los judíos que se sometieron al registro con
una hoja de hiedra en reconocimiento a su culto dionisíaco (cf. 3 Macis.
2:29). Este significado se asemeja a la práctica de llevar carteles para
anunciar lealtades religiosas (véase Isaías 44:5) y sigue el hábito de marcar
a los esclavos con el nombre o la marca especial de sus dueños (véase Gá.
6:17). Charagma ("marca") era un término [griego] para las imágenes o los
nombres de los emperadores en las monedas romanas, por lo que podría
aplicarse adecuadamente al emblema de la bestia que se coloca en las
personas. 8

John MacArthur hace una nota similar.

En el Imperio Romano, este era un símbolo de identificación normal, o


marca, que los esclavos y soldados llevaban en sus cuerpos. Algunos de los
antiguos cultos místicos se deleitaban con tales tatuajes, que identificaban a
los miembros con una forma de adoración. El Anticristo tendrá un requisito
similar, uno que deberá ser visible en la mano o en la frente. 9

Economía y religión
La Escritura profética revela que el falso profeta será
un líder económico y religioso. Estos dos dominios se fusionarán para que uno
dependa del otro durante la futura tribulación. La marca de la bestia los
unirá. David Jeremiah lo expresa de esta manera: “La marca permitirá a los
seguidores del Anticristo comprar y vender porque los identifica como
religiosamente ortodoxos: seguidores sumisos de la Bestia y adoradores de su
imagen. A los que no tienen la marca se les prohíbe comprar porque se les
identifica como traidores”. Entonces, aunque recibir la marca es esencialmente
una decisión espiritual, tendrá consecuencias económicas de vida o muerte.

La alta tecnología en sí misma no es la marca


Este es un punto muy importante. Aunque la tecnología moderna permitirá al
anticristo y al falso profeta crear una sociedad sin efectivo y controlar todo el
comercio en la tierra, debemos diferenciar entre esta tecnología y la marca de la
bestia, porque la tecnología en sí no es la marca. Hago este punto porque varios
expositores de profecías han afirmado que la marca será un chip de alta
tecnología insertado debajo de la piel, un código de barras en la mano o en la
frente, algún tipo de código de producto universal o alguna otra tecnología
similar.
Este no es el caso. La marca en sí identificará la lealtad al anticristo, pero eso
está separado y es distinto de la tecnología que le permite hacer cumplir su
sistema económico. John F. Walvoord comenta cómo la tecnología hará posible
ese control económico, en función de si las personas han recibido la marca o no.
No hay duda de que, con la tecnología actual, un gobernante mundial, que
tiene el control total, tendría la capacidad de mantener un censo
continuamente actualizado de todas las personas vivas y saber día a día con
precisión qué personas le han jurado lealtad a él y a él. recibió la marca y
cuál no. 10

El Dr. Walvoord también sugiere que también es muy probable que "los
implantes de chips, la tecnología de escaneo y la biometría se utilicen como
herramientas para hacer cumplir su política de que no se puede comprar ni
vender sin la marca".11

Tenga en cuenta que esta marca estará en las personas, no en ellas (como una
especie de micro chip de computadora). Estará en la mano derecha o en la cabeza
y será visible (tal vez como un tatuaje), no escondido debajo de la piel. Será
rechazado universalmente por el pueblo de Dios, pero aceptado universalmente
por los incrédulos. ¡Ay de los que reciben la marca!

IV - EL ENGAÑO SE INTENSIFICA

En Mateo 24:11, Jesús profetiza que, en el período de la tribulación, "muchos


falsos profetas se levantarán y desviarán a muchos". El apóstol Pablo ofrece una
enseñanza similar en 2 Tesalonicenses 2:9-11.

La venida del inicuo es por la actividad de Satanás con todo poder y señales
falsas y maravillas, y con todo engaño perverso para los que están
pereciendo, porque se negaron a amar la verdad y así ser salvos. Por
tanto, Dios les envía un fuerte engaño, para que crean lo que es falso.

Note que el inicuo (el anticristo) es energizado y empoderado por


Satanás. Aprendemos de las Escrituras que Satanás es el padre de la mentira
(Juan 8:44). Satanás es un maestro engañador y el más grande entre todos los
mentirosos. Sus mentiras son típicamente religiosas y distorsionan la imagen
bíblica de Dios, Jesús y el verdadero evangelio.
Debido a que Satanás es el padre de la mentira, aquel a quien él da energía, el
anticristo, también se caracterizará por la mentira y el engaño. Las señales falsas
y las maravillas que realiza el anticristo causarán aún más engaño porque
parecerán exaltar al anticristo como Dios entre nosotros.
Peor aún, Satanás cegará la mente de los seres humanos para que no puedan
percibir la verdad. Segunda de Corintios 4: 4 nos dice que "el dios de este mundo
ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean la luz del
evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios".
Trágicamente, los incrédulos durante el período de tribulación le habrán dado
la espalda a Dios, por lo que Dios los entregará a un poderoso engaño. Dios desea
que todos sean salvos (1 Timoteo 2:4-6), pero muchos rechazan la verdad y la
oferta de salvación de Dios. Cuando eso sucede, Dios eventualmente les permite
experimentar todo el peso de las consecuencias de la falsedad (ver Romanos
1:18-25). El libro de Apocalipsis indica que los que no se arrepientan
experimentarán esas consecuencias durante la segunda mitad de la tribulación,
también conocida como la gran tribulación.
El engaño será enorme. Parece ponerse en marcha en el punto medio de la
tribulación. Las Escrituras proporcionan muchas evidencias para esto.
Apocalipsis 12:9, por ejemplo, nos dice que en el punto medio de la tribulación,
“fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás,
el engañador de todo el mundo; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron
arrojados con él”. Una vez que esté en la tierra, le dará poder o morará en el
anticristo para participar en el engaño.
En el capítulo 13, se nos dice que el falso profeta cumple el mandato del
anticristo al participar en actos engañosos. “Con las señales de que se le permite
obrar en presencia de la bestia, engaña a los moradores de la tierra, diciéndoles
que hagan una imagen de la bestia que fue herida a espada y vivió” (Apocalipsis
13:14). Muchos caerán en el engaño.
Este engaño finalmente terminará con la segunda venida de Cristo. “La bestia
fue capturada, y con ella el falso profeta que en su presencia había hecho las
señales con las que engañó a los que habían recibido la marca de la bestia y a los
que adoraban su imagen. Estos dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que
arde con azufre” (Apocalipsis 19:20). Multitudes sufrirán el engaño y recibirán
la marca de la bestia.
Satanás será atado durante el reino milenial de Cristo “para que no engañe más
a las naciones, hasta que se acaben los mil años” (Apocalipsis 20:3, véanse
también los versículos 8,10). El engaño fluirá implacablemente de la trinidad
satánica — el anticristo, el falso profeta y Satanás — durante la gran tribulación.

V - LOS JUICIOS DE LAS COPAS

Anteriormente fuimos testigos del desencadenamiento de los juicios de los


sellos, que involucran derramamiento de sangre, hambre, muerte, agitación
económica, un gran terremoto y graves disturbios cósmicos (Apocalipsis
6). Entonces fuimos testigos del desencadenamiento de los juicios de las
trompetas, que involucran granizo y fuego mezclados con sangre, el mar se
vuelve sangre, el agua se vuelve amarga, más disturbios cósmicos, aflicción por
escorpiones demoníacos y la muerte de un tercio de la humanidad (Apocalipsis
8:6–9:21).
Ahora, finalmente, los peores juicios de todos caen sobre la tierra durante la
gran tribulación: los juicios de las copas. Una breve lectura de Apocalipsis 16
revela que estos serán días horribles para estar vivo en la tierra.
Juicio del primer tazón. “El primer ángel fue y derramó su copa en la tierra, y
vinieron llagas dolorosas y dolorosas sobre la gente que llevaba la marca de la
bestia y adoraban su imagen” (versículo 2).
Juicio del segundo tazón. “El segundo ángel derramó su copa en el mar, y se
volvió como sangre de cadáver, y murió todo ser viviente que estaba en el mar”
(versículo 3).
Juicio del tercer tazón. “El tercer ángel derramó su copa en los ríos y fuentes de
agua, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel a cargo de las aguas decir: 'Solo
eres tú, oh Santo, que eres y que eras, porque has traído estos juicios. Porque han
derramado sangre de santos y profetas, y tú les has dado a beber sangre. ¡Es lo
que merecen! '” (Versículos 4-6).
Juicio del cuarto tazón. “El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y se le
permitió quemar a la gente con fuego. Fueron quemados por el calor feroz, y
maldijeron el nombre de Dios que tenía poder sobre estas plagas. No se
arrepintieron ni le dieron gloria” (versículos 8-9).
Juicio del quinto tazón. “El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la
bestia, y su reino se hundió en las tinieblas. La gente se mordía la lengua con
angustia y maldecía al Dios del cielo por sus dolores y llagas. No se arrepintieron
de sus obras” (versículos 10-11).
Juicio de la sexta copa. “El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río
Éufrates, y sus aguas se secaron para preparar el camino a los reyes del oriente. Y
vi, saliendo de la boca del dragón y de la boca de la bestia y de la boca del falso
profeta, tres espíritus inmundos como ranas. Porque son espíritus demoníacos,
que realizan señales, que van a los reyes de todo el mundo para reunirlos para la
batalla en el gran día de Dios el Todopoderoso. ('¡He aquí, vengo como un ladrón!
¡Bienaventurado el que permanece despierto, vistiendo sus ropas, para que no
pueda andar desnudo y ser visto descubierto!') Y los reunieron en el lugar que
en hebreo se llama Armagedón” (versículos 12-16).
Juicio de la séptima copa: El juicio final de la copa se aborda en los versículos
17-21. Sin embargo, debido a que este juicio se desata en relación con la campaña
de Armagedón, lo abordaré más adelante.
A pesar del horror de estos dolores de la mano de Dios, la gente seguirá
endureciendo su corazón. Se negarán completamente a arrepentirse y volverse
a Dios. Muchos de ellos habrán caído en las promesas engañosas del anticristo y
terminarán en el lago de fuego, como el anticristo y el falso profeta.
Y, sin embargo, todavía hay tiempo para arrepentirse y volverse a Dios. Como
vamos a ver, el evangelio del reino será predicado incluso en medio de este
omnipresente rechazo de Dios.

VI - EL EVANGELIO DEL REINO

Mateo 24:14 nos dice que durante el período de la tribulación, "este evangelio
del reino será proclamado en todo el mundo como testimonio a todas las
naciones, y entonces vendrá el fin". Aunque la persecución y la aflicción se
extenderán, y aunque muchos endurecerán sus corazones contra Dios, Dios
tendrá testigos en la tierra que están comprometidos a difundir Su mensaje
acerca de Jesucristo y el reino venidero.
Así como Juan el Bautista y Jesús en los Evangelios a menudo predicaron que
el reino de Dios estaba cerca, los testigos de Dios harán lo mismo durante el
período de la tribulación. Jesucristo será claramente presentado como el Mesías
divino, el Rey que gobernará en el reino venidero. William MacDonald y Arthur
L. Farstad señalan: “El evangelio del reino son las buenas noticias de que Cristo
viene a establecer Su reino en la tierra, y que aquellos que lo reciban por fe
durante la Tribulación disfrutarán de las bendiciones de Su Reino Milenial. " 12

A los que se vuelvan al Rey durante el período de la tribulación se les


concederá la entrada al reino milenial de mil años de Cristo, pero a los que
rechacen al Rey se les prohibirá la entrada. De hecho, en el juicio que tendrá lugar
después de la segunda venida de Cristo, Cristo dividirá a todas las personas en
dos grupos: ovejas y cabras (creyentes e incrédulos). Las ovejas (creyentes)
serán invitadas al reino milenial de Cristo, pero las cabras (incrédulos) serán
enviadas al castigo (ver Mateo 25:31-46).
El libro de Apocalipsis deja en claro que muchos responderán a este evangelio
del reino. Al final, habrá "una gran multitud que nadie podría contar, de todas las
naciones, de todas las tribus y pueblos y lenguas, de pie ante el trono y ante el
Cordero, vestidos con ropas blancas, con palmas en sus manos" (Apocalipsis 7:9).
13
El Fin de la Tribulación

EN ESTE CAPÍTULO
I. Comienza La Campaña de Armageddon
II. Fase 1: Los Aliados del Anticristo se reúnen para la Guerra
III. Fase 2: Se Destruye la Babilonia Comercial
IV. Fase 3: Jerusalén Cae y es Devastada
V. Fase 4: El Anticristo se mueve hacia el Sur Contra el Remanente
VI. Fase 5: Israel en Peligro y Regenerado
VII. Fase 6: Jesucristo Regresa en Gloria
VIII. Fase 7: La Batalla Final Estalla
IX. Fase 8: Cristo Asciende Victoriosamente al Monte de los Olivos

I - COMIENZA LA CAMPAÑA DE ARMAGEDDON

L as Escrituras revelan que el sufrimiento humano aumentará


constantemente durante el período de tribulación de siete años. Primero
están los juicios de los sellos, que involucran derramamiento de sangre, hambre,
muerte, trastorno económico, un gran terremoto y disturbios cósmicos
(Apocalipsis 6). Luego vienen los juicios de las trompetas, que involucran
granizo y fuego mezclados con sangre, el mar se convierte en sangre, el agua se
vuelve amarga, más disturbios cósmicos, la aflicción de escorpiones demoníacos
y la muerte de un tercio de la humanidad (Apocalipsis 8:6–9:21). Luego vienen
los juicios del cuenco, que involucran llagas horriblemente dolorosas en los seres
humanos, más cuerpos de agua que se convierten en sangre, la muerte de todas
las criaturas marinas, gente quemada por el sol, oscuridad total que envuelve la
tierra, un terremoto devastador y mucho más (Apocalipsis 16).
Sin embargo, lo peor llega a lo peor cuando estos seres humanos ya
traumatizados se involucran en una campaña de guerra catastrófica llamada
Armagedón (ver Daniel 11:40-45; Joel 3:9-17; Zacarías 14:1-3; Apocalipsis
16:14- dieciséis). Esto tiene lugar al final del período de tribulación. Millones de
personas perecerán en la peor escalada de conflicto que jamás haya golpeado la
tierra.
La palabra Armagedón significa literalmente "Monte de Meguido" y se refiere
a un lugar a unas 60 millas al norte de Jerusalén. Esta es la ubicación de la batalla
de Barac con los cananeos (Jueces 4) y la batalla de Gedeón con los Madianitas
(Jueces 7). Este será el lugar de las horribles batallas finales de la humanidad
justo antes de la segunda venida.
Se dice que Napoleón comentó una vez que este sitio es quizás el campo de
batalla más grande que jamás haya presenciado. Por supuesto, las batallas que
libró Napoleón se atenuarán en comparación con el Armagedón. Tan horrible
será el Armagedón que nadie sobreviviría si no fuera por la venida de Cristo
(Mateo 24:22).
Armageddon implicará un conflicto extendido y creciente, y será
catastrófico. En vista de todo lo que ocurre en el Armagedón, sería incorrecto
referirse a él como una batalla, como si fuera un solo evento. Veremos que la
campaña de Armageddon en realidad consta de ocho fases.

II - FASE 1: LOS ALIADOS DEL ANTICRISTO SE REÚNEN PARA LA GUERRA

Los ejércitos aliados del anticristo se reunirán para la destrucción final de los
judíos. Los espíritus demoníacos "van a los reyes de todo el mundo, para
reunirlos para la batalla en el gran día de Dios el Todopoderoso ... Y los reunieron
en el lugar que en hebreo se llama Armagedón" (Apocalipsis 16:14,16).
El ensamblaje de estos ejércitos en realidad tiene lugar cuando se desencadena
el juicio de la sexta copa. El río Éufrates se secará, lo que facilitará la reunión de
los ejércitos del este. El río Éufrates, el río más largo de Asia occidental (casi 1800
millas), comienza en la actual Turquía, se dirige hacia el mar Mediterráneo, luego
gira hacia el sur, fluye más de 1000 millas, converge con el río Tigris y luego
desemboca en el Golfo pérsico. Muchas ciudades antiguas, incluidas Ur y
Babilonia, se encuentran en varios puntos a lo largo del río.
¿Quiénes son los reyes de oriente? Los eruditos de la Biblia tienen diferentes
opiniones. De hecho, una encuesta de 100 libros de profecías revela más de 50
interpretaciones diferentes sobre quiénes son. Algunos sugieren que puede
referirse a los siete reyes de Daniel 7 que se han sometido a la autoridad del
anticristo. Sin embargo, el estudioso de la profecía John F. Walvoord sugiere otra
interpretación.

Sin embargo, la explicación más simple y mejor es que se refiere a los reyes
o gobernantes de Oriente o de Oriente que participarán en la guerra mundial
final. A la luz del contexto de este pasaje que indica la proximidad de la
segunda venida de Cristo y la situación mundial contemporánea en la que el
Oriente de hoy contiene una gran parte de la población mundial con un
tremendo potencial militar, cualquier interpretación que no sea literal lo
hace. no tiene sentido. 1

Esto es lo que hace que el río Éufrates sea significativo. Este río es el límite de
agua principal entre Tierra Santa y Asia al este. El teólogo Charles Ryrie comenta:
"Los ejércitos de las naciones de Oriente serán ayudados en su marcha hacia el
Armagedón por el secado sobrenatural del río Éufrates". El secado de este río se
predice en Isaías 11:15.
El objetivo de la coalición será destruir de una vez por todas al pueblo
judío. Cada miembro de la trinidad satánica estará involucrado: Satanás, el
anticristo y el falso profeta. Los demonios también participarán en la invocación
de los reyes de la tierra.

La convocatoria se verá reforzada por la actividad demoníaca para


asegurarse de que las naciones realmente cooperarán para reunir sus
ejércitos. Estos mensajeros demoníacos tendrán el poder de realizar señales
con el fin de asegurar el cumplimiento y vencer cualquier reticencia a
alinearse por parte de los otros reyes. 2

III - FASE 2: SE DESTRUYE LA BABILONIA COMERCIAL

Apocalipsis 17-18 revela que el anticristo reconstruirá y revivirá a Babilonia


en los últimos tiempos. Será un centro económico y religioso mundial. Cuando el
difunto Saddam Hussein estuvo en el poder, gastó más de mil millones de dólares
en dinero del petróleo para reconstruir la ciudad, esencialmente como un
monumento a sí mismo.
Anteriormente en el libro, noté que el anticristo establecerá su sede en
Jerusalén a la mitad del período de tribulación, cuando afirmará ser Dios y
establecerá una imagen de sí mismo en el templo judío.
En algún momento de la segunda mitad del período de tribulación, no se nos
dice exactamente cuándo, el anticristo trasladará su sede a Babilonia, que se
convertirá en un centro comercial mundial. Es probable que Babilonia en este
momento controle los campos petroleros (y el dinero que estos campos generan)
en el Medio Oriente. Este centro comercial babilónico será destruido durante la
fase 2 del Armagedón.
Qué ironía tenemos aquí. Mientras la fase 1 del Armagedón está en marcha,
con el anticristo preparando sus ejércitos para atacar a Israel, Dios hará que una
fuerza militar ataque la sede del anticristo en Babilonia.
Varios pasajes clave describen la destrucción total de Babilonia en asociación
con el Armagedón.
A causa de la ira del SEÑOR, ella no será habitada, sino que será una total
desolación; Todo el que pase por Babilonia se horrorizará y silbará a causa
de todas sus heridas. Pónganse en orden contra Babilonia en derredor,
todos los que tensan el arco; dispara contra ella, no escatimes flechas,
porque ha pecado contra la L ORD ...
¡Cómo se ha convertido Babilonia en un horror entre las naciones! Te puse
lazo y fuiste apresada, oh Babilonia, y no lo sabías; usted fue encontrado y
capturado porque se opuso al SEÑOR. La L ORD ha abierto su arsenal y ha
sacado las armas de su ira ...
Como cuando Dios derrocó a Sodoma y Gomorra y sus ciudades vecinas,
declara el SEÑOR, así nadie morará allí, ni hijo de hombre habitará en ella
(Jeremías 50:13-14,23-25,40).

Isaías 13:19 nos informa que Babilonia "será como Sodoma y Gomorra cuando
Dios las derribe". El libro de Apocalipsis es gráfico en su descripción de la
destrucción comercial de Babilonia.

Entonces un ángel poderoso tomó una piedra como una gran piedra de
molino y la arrojó al mar, diciendo: “Así será derribada con violencia
Babilonia, la gran ciudad, y no será hallada más; y el sonido de arpistas y
músicos, de flautistas y trompetistas, no se oirá más en ti, y no se hallará
más en ti un artífice de cualquier oficio, y el sonido del molino no se oirá más
en ti, y la luz de una lámpara no brillará más en ti, y la voz del esposo y de la
esposa no se oirá más en ti, porque tus mercaderes eran los grandes de la
tierra, y todas las naciones fueron engañadas por tu hechicería. Y en ella se
halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido
muertos en la tierra” (Apocalipsis 18:21).

¿Quién atacará a Babilonia y al anticristo? Una coalición militar del norte.

Porque he aquí, estoy suscitando y trayendo contra Babilonia una reunión


de grandes naciones de la tierra del norte. Y se levantarán contra ella ...
He aquí, un pueblo viene del norte; una nación poderosa y muchos reyes se
mueven desde los lugares más lejanos de la tierra. Echan arco y lanza; son
crueles y no tienen piedad. El sonido de ellos es como el rugido del
mar; montan a caballo, vestidos como hombres para la batalla contra ti, ¡oh
hija de Babilonia! (Jeremías 50:9,41-42).

Así como Dios usó a los babilonios en los tiempos del Antiguo Testamento
como su vara de juicio contra Israel, ahora Dios usa una coalición del norte como
su vara contra Babilonia. Así como Babilonia no mostró misericordia en su
opresión de Israel, así Dios ahora no muestra misericordia a Babilonia.
Cuando Babilonia sea destruida al final del período de tribulación, el anticristo
no estará presente en la ciudad. Los mensajeros le informarán de su destrucción
(ver Jeremías 50:43; 51: 31-32). Se enfurece aún más.

IV - FASE 3: JERUSALÉN CAE Y ES DEVASTADA

La fase 2 del Armagedón implicó la destrucción de la capital del anticristo,


Babilonia. Sin embargo, incluso la destrucción de su capital no es suficiente para
distraerlo de su objetivo de destruir al pueblo judío. Entonces, en lugar de lanzar
un contraataque contra la coalición militar del norte que aniquiló a Babilonia, el
anticristo y sus fuerzas se trasladaron al sur para atacar a Jerusalén. Esto
constituye la fase 3 del Armagedón. Lo leemos en Zacarías 12:1-3.

Así declara el SEÑOR, que extendió los cielos y fundó la tierra y formó el
espíritu del hombre dentro de él: “He aquí, estoy a punto de hacer de
Jerusalén una copa de asombro para todos los pueblos circundantes. El sitio
de Jerusalén también será contra Judá. En ese día haré de Jerusalén una
piedra pesada para todos los pueblos. Todos los que lo levanten
seguramente se lastimarán. Y todas las naciones de la tierra se juntarán
contra él ".

Zacarías 14:2 agrega esto: “Reuniré a todas las naciones contra Jerusalén para
la batalla, y la ciudad será tomada, las casas saqueadas y las mujeres violadas. La
mitad de la ciudad saldrá al destierro, pero el resto del pueblo no será cortado
de la ciudad ".

Note que todas las naciones del mundo se reúnen contra


Jerusalén. Lamentablemente, muchos estudiosos de la profecía creen que esto
incluye a los Estados Unidos. En otra parte de este libro, señalé la gran
posibilidad de que después del rapto de la iglesia, Estados Unidos probablemente
se convierta en un aliado del Imperio Romano revivido: los Estados Unidos de
Europa.
En cualquier caso, con grandes pérdidas en ambos lados, Jerusalén caerá y será
devastada ante esta abrumadora fuerza de ataque. Los ejércitos del anticristo
obtienen la victoria inicial. Sin embargo, como veremos, Israel pronto alcanzará
la victoria final mediante la intervención directa de su Mesías.
V - FASE 4: EL ANTICRISTO SE MUEVE HACIA EL SUR CONTRA EL
REMANENTE

No todos los judíos están en Jerusalén cuando el anticristo y sus fuerzas


atacan. Recuerde que, en medio del período de la tribulación, el anticristo
romperá su pacto con Israel y se exaltará a sí mismo como deidad, incluso
poniendo una imagen de sí mismo en el templo judío. Cristo, en Su Discurso del
Monte de los Olivos, advierte a los judíos que huyan para salvar sus vidas lo antes
posible (Mateo 24:15-31). Muchos de los judíos aparentemente huyen a los
desiertos y montañas (versículo 16), quizás en el área de Bosra o Petra, a unas
80 millas al sur de Jerusalén. Este escape de Jerusalén se describe en Apocalipsis
12.
La mujer [una metáfora que se refiere a Israel] huyó al desierto, donde tiene
un lugar preparado por Dios, en el que debe ser alimentada durante 1260
días ... A la mujer se le dieron las dos alas de la gran águila para que pudiera
volar de la serpiente al desierto, al lugar donde debe ser alimentada por un
tiempo, y tiempos, y medio tiempo (versículos 6,14).

El anticristo ahora apunta a este remanente de judíos. Sienten la muerte


inminente cuando las fuerzas del anticristo se reúnen en el desierto accidentado,
preparadas para atacarlos y aniquilarlos. Desde una perspectiva terrenal, están
indefensos e indefensos. Esto prepara el escenario para la fase 5 de Armageddon.

VI - FASE 5: ISRAEL EN PELIGRO Y REGENERADO

El remanente de Israel está en peligro y muy consciente de que las fuerzas del
anticristo se han reunido para destruirlos. Sin embargo, la ceguera espiritual de
los judíos se elimina, y claman a su Mesías, Jesucristo, y experimentan la
regeneración nacional.
Como telón de fondo para comprender el significado de esto, recuerde las
palabras del apóstol Pablo (él mismo un judío que se volvió al Mesías) en
Romanos 11:25: “Quiero que comprendan este misterio, hermanos: ha llegado
un endurecimiento parcial Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los
gentiles ". Pablo también nos dice: “Israel, que siguió una ley que conduciría a la
justicia, no logró alcanzar esa ley. ¿Por qué? Porque no lo persiguieron por fe,
sino como si se basara en obras. Tropezaron con la piedra de tropiezo”, que es
Jesucristo (Romanos 9:31-32).
Dicho de otra manera, Israel buscó una relación con Dios por medio de una
justicia ganada al guardar la ley. En lugar de buscar una relación de fe con Dios a
través de Cristo, en su lugar buscaron ganarse una relación con Dios haciendo
todo lo que prescribe la ley (ver Gálatas 2:16; 3: 2, 5, 10).
El fracaso era inevitable, porque para alcanzar la justicia mediante la
observancia de la ley, los judíos habrían tenido que guardarla perfectamente
(Santiago 2:10), lo que ningún hombre es capaz de hacer. Para empeorar las
cosas, se negaron a admitir su incapacidad para guardar perfectamente la ley y
acudir por fe a Dios en busca de su perdón. Rechazaron a Jesucristo como el
Mesías, negándose a volverse a Él con fe, porque no encajaba con sus ideas
preconcebidas sobre el Mesías (ver, por ejemplo, Mateo 12:14, 24). Ellos
"tropezaron" con él.
Como resultado, Israel sufrió una ceguera judicial parcial o una dureza de
corazón. Israel perdió así su posición favorita ante Dios, y el evangelio fue
predicado a los gentiles para que los judíos se volvieran celosos y fueran salvos
(Romanos 11:11). Por tanto, el endurecimiento y el abandono de Israel es sólo
temporal.
Ahora avance rápido a la campaña de Armageddon. Los ejércitos del anticristo
están reunidos en el desierto, preparados para atacar al remanente judío. En este
punto desesperado, los judíos finalmente se arrepienten y se vuelven a su divino
Mesías.
Oseas 6:1-3 indica que los líderes judíos pedirán a la gente de la nación que se
arrepienta, y su arrepentimiento colectivo tomará dos días.

Ven, volvamos al SEÑOR; porque nos ha desgarrado para sanarnos; nos ha


herido y nos vendará. Después de dos días nos revivirá; al tercer día nos
resucitará para que vivamos delante de él. Haznos saber; sigamos adelante
para conocer al SEÑOR; su salida es segura como el alba; vendrá a nosotros
como las lluvias, como las lluvias de primavera que riegan la tierra.

Mientras que los líderes judíos una vez llevaron al pueblo judío a rechazar a
Jesús como su Mesías, ahora instan al arrepentimiento e instruyen a todos a
volverse a Cristo. Esto hará el remanente y serán salvos.
Esto está de acuerdo con Joel 2: 28-29, que nos informa que habrá un
despertar espiritual del remanente judío. Parecería que Armagedón será el
contexto histórico en el que Israel finalmente se convertirá (Zacarías 12:2-13:
1). En términos de cronología, los israelitas confesarán su pecado nacional
(Levítico 26:40-42; Jeremías 3:11-18; Oseas 5:15) y luego serán salvos,
cumpliendo así la profecía de Pablo en Romanos 11:25-27. En la terrible
amenaza del Armagedón, Israel suplicará que su Mesías recién encontrado
regrese y los libere (Zacarías 12:10; Mateo 23: 37-39; ver también Isaías 53:1-
9), y su liberación seguramente vendrá (ver Romanos 10:13-14). Los líderes de
Israel finalmente se habrán dado cuenta de la razón por la cual la tribulación ha
caído sobre ellos, tal vez porque el Espíritu Santo iluminará su comprensión de
las Escrituras, o por el testimonio de los 144.000 evangelistas judíos, o por el
testimonio de los dos testigos proféticos.
Es triste reconocer que según Zacarías 13:7-9, unas dos terceras partes del
pueblo judío perderán la vida durante el período de la tribulación. Sin embargo,
una tercera parte, el remanente, sobrevivirá, se volverá al Señor y será salvo
(véase Isaías 64:1-12).
Más tarde, en el reino milenial, Israel experimentará la posesión total de la
tierra prometida y el restablecimiento del trono davídico. Será un tiempo de
bendición física y espiritual, cuya base es el nuevo pacto (Jeremías 31:31-34).

VII - FASE 6: JESUCRISTO REGRESA EN GLORIA

¡Las oraciones del remanente judío son contestadas! El divino Mesías regresa
personalmente para rescatar a su pueblo del peligro. El mismo Jesús que
ascendió al cielo vuelve en la segunda venida (Hechos 1:9-11).
La segunda venida implicará un regreso físico, visible y corporal del Jesús
glorificado. Apokalupsis es una palabra griega clave del Nuevo Testamento que
se usa para describir la segunda venida de Cristo. Lleva el significado básico de
"revelación", "revelación visible", "desvelar" y "quitar la cubierta" de algo que
está oculto. La palabra se usa para la segunda venida de Cristo en 1 Pedro 4:13:
"Regocíjense en la medida en que comparten los sufrimientos de Cristo, para que
también puedan regocijarse y alegrarse cuando su gloria sea revelada ".
Epiphaneia es otra palabra griega usada para la segunda venida de Cristo en el
Nuevo Testamento. Significa "aparecer" o "brillar". En Tito 2:13, Pablo habla de
"esperar nuestra esperanza bienaventurada, la manifestación de la gloria de
nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo". En 1 Timoteo 6:14, Pablo insta a
Timoteo a "guardar el mandamiento sin mancha y libre de oprobio hasta
la aparición de nuestro Señor Jesucristo".
La segunda venida será una experiencia universal en el sentido de que todos
los ojos serán testigos del evento. “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le
verá, los que le traspasaron, y todas las tribus de la tierra harán lamentación por
él” (Apocalipsis 1:7). Jesús también se refirió a esto. "Entonces aparecerá en el
cielo la señal del Hijo del Hombre, y entonces lamentarán todas las tribus de la
tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y
gran gloria" (Mateo 24:30).
Además, en el versículo 29, Jesús explica que su regreso estará acompañado
de magníficas señales en los cielos. Cristo vendrá como Rey de reyes y Señor de
señores con muchas coronas en Su cabeza, coronas que representan la soberanía
absoluta. Sus ojos serán como fuego ardiente (Apocalipsis 19:11-16).
La Escritura profética del Antiguo Testamento revela que Jesús regresa
primero al desierto montañoso de Bosra, donde el remanente judío está en
peligro (Isaías 34:1-7; 63:1-6; Habacuc 3:3; Miqueas 2:12-13). ¡No estarán en
peligro por mucho tiempo!

VIII - FASE 7: LA BATALLA FINAL ESTALLA

En la segunda venida de Jesús, confrontará al anticristo y sus fuerzas y los


matará con la palabra de su boca. La descripción de la segunda venida en el libro
de Apocalipsis deja en claro que los enemigos de Cristo sufren una derrota
instantánea.

Entonces vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco. El que está sentado


sobre él se llama Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y hace la guerra. Sus
ojos son como una llama de fuego, y en su cabeza hay muchas diademas, y
tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo. Está vestido con
una túnica teñida en sangre, y el nombre por el que se le llama es Palabra de
Dios. Y los ejércitos del cielo, vestidos de lino fino, blanco y puro, lo seguían
en caballos blancos. De su boca sale una espada afilada con la que herir a las
naciones, y las regirá con vara de hierro. Pisará el lagar del vino del furor de
la ira de Dios Todopoderoso. En su túnica y en su muslo tiene escrito un
nombre: Rey de reyes y Señor de señores (Apocalipsis 19:11-16).

Y así llega la liberación instantánea al remanente judío. El anticristo y sus


fuerzas están preparados para atacar al remanente en el desierto. El remanente
no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir. Los líderes judíos instan al
remanente a que se arrepienta y se vuelva a Jesús el Mesías. Ahí es cuando ocurre
la segunda venida de Cristo.
Cristo derrota a todos los que se oponen a Israel. El anticristo será
asesinado. Habacuc 3:13 profetiza de la victoria de Cristo sobre el anticristo:
“Saliste por la salvación de tu pueblo, por la salvación de tu ungido. Aplastaste la
cabeza de la casa del impío, dejándolo desnudo desde el muslo hasta el
cuello”. Asimismo, en 2 Tesalonicenses 2: 8 leemos acerca del anticristo, "a quien
el Señor Jesús matará con el aliento de su boca y reducirá a nada con la apariencia
de su venida".
El anticristo será impotente e impotente ante el verdadero Cristo. Todas las
fuerzas del anticristo también serán destruidas desde Bosra todo el camino de
regreso a Jerusalén (Joel 3:12-13; Zacarías 14:12-15; Apocalipsis 14:19-20). Qué
día tan maravilloso será ese.

IX - FASE 8: CRISTO ASCIENDE VICTORIOSAMENTE AL MONTE DE LOS


OLIVOS

En la fase final de la campaña de Armagedón, Jesucristo asciende


victoriosamente al Monte de los Olivos. Leemos sobre esto en Zacarías 14:3-4.

Entonces el L ORD saldrá y peleará contra esas naciones como cuando pelea
en un día de batalla. En ese día, sus pies estarán sobre el monte de los Olivos
que está frente a Jerusalén al este, y el monte de los Olivos se dividirá en dos
de este a oeste por un valle muy ancho, de modo que la mitad del monte se
moverá hacia el norte. y la otra mitad hacia el sur.

Entonces se desatará el juicio de la séptima copa.

El séptimo ángel derramó su copa en el aire, y una voz fuerte salió del
templo, desde el trono, diciendo: "¡Hecho está!" Y hubo relámpagos,
retumbos, truenos y un gran terremoto como nunca había habido desde que
el hombre estuvo en la tierra, tan grande fue ese terremoto. La gran ciudad
se dividió en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron, y Dios se
acordó de Babilonia la grande, para hacerla beber la copa del vino del furor
de su ira. Y todas las islas huyeron y no se encontraron montañas. Y grandes
piedras de granizo, de unas cien libras cada una, cayeron del cielo sobre la
gente; y maldijeron a Dios por la plaga del granizo, porque la plaga era tan
severa (Apocalipsis 16:17-21).

Claramente, cuando Cristo asciende al Monte de los Olivos, algunos eventos


cataclísmicos pondrán fin al período de tribulación.

• Un terremoto de proporciones asombrosas a nivel mundial (comparar


con Apocalipsis 8:5 y 11:19). La tierra entera sentirá sus efectos. Las
montañas se nivelarán. Las islas desaparecerán. La topografía de la tierra
cambiará drásticamente.
• Jerusalén se dividirá en tres áreas.
• El Monte de los Olivos se dividirá en dos partes, creando un valle.
• Habrá una terrible tormenta de granizo, y el sol y la luna se oscurecerán
(ver Joel 3: 14-16; Mateo 24:29).
A medida que estos terribles eventos remiten, el período de tribulación
finalmente llega a su fin. Sin embargo, los juicios permanecen en el horizonte: el
juicio de las naciones (Mateo 25: 31-46) y el juicio de Israel (Ezequiel 20). Ambos
juicios preceden al reino milenial de Cristo.
14
Después de la Tribulación, Antes del Reino Milenial

EN ESTE CAPÍTULO
I. Un Período de Transición de 75 Días
II. El Juicio de las Naciones
III. El Juicio de los Judíos
IV. La Cena de las Bodas del Cordero

I - UN PERÍODO DE TRANSICIÓN DE 75 DÍAS

U n intervalo de 75 días aparentemente separa el final del período de


tribulación del comienzo del reino milenial. Durante este breve intervalo,
suceden una serie de eventos importantes.
Por ejemplo, la imagen del anticristo que causó la abominación desoladora en
el punto medio de la tribulación será removida del templo después de 30
días. “Desde el momento en que sea quitado el holocausto habitual y se
establezca la abominación desoladora, serán 1.290 días” (Daniel 12:11). La
última mitad de la tribulación dura solo 1260 días (o tres años y medio), por lo
que la abominación desoladora se retira del templo judío 30 días después de que
termina la tribulación.
También deben agregarse 45 días adicionales al calendario profético:
“Bienaventurado el que espera y llega a los 1335 días” (versículo 12). Los 1335
días menos los 1290 días significan que se agregan otros 45 días a la
mezcla. Aparentemente, aquí es cuando tiene lugar el juicio de
las naciones (Mateo 25:31-46). Los judíos sobrevivientes del período de la
tribulación también serán juzgados.
Es probable que durante este intervalo tengan lugar otros eventos clave. Aquí
tienes seis.
1. El anticristo y el falso profeta serán arrojados al lago de fuego. “La bestia fue
capturada, y con ella el falso profeta que en su presencia había hecho las señales
con las que engañó a los que habían recibido la marca de la bestia y a los que
adoraban su imagen. Estos dos fueron arrojados vivos al lago de fuego que arde
con azufre” (Apocalipsis 19:20).
Es interesante observar que el juicio del gran trono blanco, en el que los seres
humanos inicuos son juzgados y luego arrojados al lago de fuego, no ocurre hasta
después del reino milenial. Esto significa que, durante 1000 años completos, el
anticristo y el falso profeta serán los únicos habitantes del lago de fuego. Tendrán
mucho tiempo para reflexionar sobre la inutilidad de sus esfuerzos.
2. Satanás también estará atado desde este punto hasta el final del reino
milenial.

Entonces vi a un ángel que descendía del cielo, sosteniendo en su mano la


llave del abismo y una gran cadena. Y agarró al dragón, la serpiente antigua,
que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años, lo arrojó al pozo, lo cerró y
lo selló sobre él, para que no engañara a las naciones. más (Apocalipsis 20:1-
3).

3. Los santos del Antiguo Testamento resucitarán de entre los muertos. “Tus
muertos vivirán; sus cuerpos se levantarán. ¡Tú que moras en el polvo, despierta
y canta de alegría! Porque tu rocío es rocío de luz, y la tierra dará a luz muertos”

(Isaías 26:19). “Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se


despertarán, algunos para vida eterna, otros para vergüenza y desprecio eterno”
(Daniel 12:2).
4. Finalmente, los santos de la tribulación que habían muerto son resucitados
de entre los muertos. “Vi las almas de los que habían sido decapitados por el
testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y los que no habían adorado a la
bestia ni a su imagen y no habían recibido su marca en la frente ni en las
manos. Resucitaron y reinaron con Cristo mil años” (Apocalipsis 20:4).
5. Renald Showers sugiere que la estructura gubernamental del reino milenial
venidero se establecerá durante estos 45 días adicionales. Las Escrituras revelan
que los santos reinarán con Cristo en el reino milenial (2 Timoteo 2:12;
Apocalipsis 20:4-6). Showers señala: "Después de que los santos y los incrédulos
hayan sido separados y los incrédulos sean destituidos en juicio, llevará tiempo
nombrar santos para diferentes puestos gubernamentales e informarles de sus
diversas responsabilidades". 1

6. También es completamente factible que la fiesta de bodas de Cristo, el divino


Esposo, y Su esposa, la iglesia, se lleve a cabo al final del período de 75 días. Si es
así, será el punto culminante de ese período de dos meses y medio. La invitación
a la fiesta de bodas se mencionó anteriormente en Apocalipsis 19: 9 (que apenas
precede a la segunda venida): "Bienaventurados los invitados a la cena de las
bodas del Cordero". Por lo tanto, tendría sentido que la fiesta de bodas tuviera
lugar poco después.
Después del intervalo de 75 días, Cristo establecerá Su reino milenial (Isaías
2:2-4; Ezequiel 37:1-13; 40-48; Miqueas 4:1-7; Apocalipsis 20). Sin embargo,
antes de discutir este reino glorioso, consideremos más detalles sobre el juicio
de las naciones, el juicio de los judíos y la fiesta de bodas de Jesús el Esposo y Su
esposa, la iglesia.

II - EL JUICIO DE LAS NACIONES

Mateo 25:31-46 describe el juicio de las naciones, que tiene lugar después de
la segunda venida de Cristo. Las naciones están compuestas por ovejas y cabras,
que representan a los salvos y los perdidos entre los gentiles. Según Mateo 25:32,
están entremezclados y requieren separación mediante un juicio especial.
Algunos intérpretes han argumentado que este juicio es el mismo que el juicio
del gran trono blanco en Apocalipsis 20:11-13, un juicio que tiene lugar al final
del reino milenial. Sin embargo, una comparación del juicio de Mateo con el de
Apocalipsis hace que este punto de vista sea imposible.

El Juicio de las Naciones


Mateo 25:31-46
 Ocurre en la segunda venida
 Ocurre en la tierra
 Incluye las ovejas, las cabras y los hermanos
 Basado en el trato a los hermanos de cristo
 Los justos entran en el reino y los injustos son arrojados al lago de fuego.
 No se menciona ninguna resurrección.

El Juicio del Gran Trono Blanco


Apocalipsis 20:11-15
 Ocurre después del reino milenario
 Ocurre en el gran trono blanco
 Incluye a los muertos no salvos de todos los tiempos
 Basado en obras
 Los muertos inconversos son arrojados al lago de fuego (ninguno de los
salvos está presente).
 Los muertos inconversos resucitan para ser juzgados.

Claramente, una simple lectura del texto indica que estos juicios no son los
mismos. El juicio de las naciones trata de las naciones gentiles y tiene lugar
después de la segunda venida de Cristo.
Relación con la compra y la venta
Durante el período de la tribulación, las personas no podrán comprar ni
vender si no reciben la marca de la bestia (Apocalipsis 13:16-17). Los cristianos
deberán actuar con sacrificio hacia los menos afortunados.

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con él,
entonces se sentará en su trono glorioso. Delante de él serán reunidas todas
las naciones, y separará a las personas unas de otras como un pastor separa
las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a
la izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: “Venid, benditos de
mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del
mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de
beber, fui forastero y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estuve
enfermo y me visitasteis, estuve preso y vos vino a mí." Entonces los justos
le responderán diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos
de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero y te
recibimos, o desnudo y te vestimos? ¿Y cuándo te vimos enfermo o en la
cárcel y te visitamos? Y el Rey les responderá: "De cierto os digo que lo que
hicisteis con uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis".
Luego dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno
preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis
de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me acogisteis,
desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.
" Entonces ellos también responderán diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos
hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel y no
te servimos?" Entonces él les responderá diciendo: "De cierto os digo que
como no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, a mí no me lo hicisteis". Y
estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna (Mateo 25: 31-
46).

Note la base del juicio de estos pueblos gentiles. El destino de uno —entrar en
el reino de Cristo o entrar en castigo— depende de cómo se trató a los hermanos
de Cristo.
¿Quiénes son estos hermanos? Una comparación de este pasaje con los
detalles de la tribulación registrados en Apocalipsis 4-19 sugiere la posibilidad
de que el término hermanos se refiera a los 144.000 judíos mencionados en
Apocalipsis 7, los hermanos judíos de Cristo que dan testimonio de Él durante la
tribulación. El expositor de la Biblia Stan Toussaint, uno de mis antiguos
profesores en el Seminario Teológico de Dallas, señala: “Parece mejor decir que
'hermanos míos' es una designación del remanente piadoso de Israel que
proclamará el evangelio del reino a cada nación del mundo." expositor bíblico
2 El

Merrill F. Unger está de acuerdo.

Durante el período de la tribulación, Dios soberanamente llamará y salvará


a 144.000 judíos ... Tan glorioso y maravilloso será el ministerio de los
144.000 judíos salvos y tan fiel será su poderoso testimonio, el Rey en Su
trono de gloria no se avergonzará de llamarlos "Mis hermanos." Más que
eso, se considerará a sí mismo tan íntimamente unido a ellos que lo que se
les hizo o no se les hizo es lo mismo que se le hizo o no a él mismo. 3

El expositor de la Biblia J. Dwight Pentecost también señala que los 144.000


judíos ...
será condenado a muerte por la bestia. Se negarán a llevar la marca de la
bestia, por lo que no podrán comprar ni vender. En consecuencia, tendrán
que depender de aquellos a quienes ministran para recibir hospitalidad,
comida y apoyo. Solo aquellos que reciban el mensaje pondrán en peligro
sus vidas al brindar hospitalidad a los mensajeros. Por tanto, lo que se haga
por ellos será una prueba de su fe en Cristo, es decir, lo que se haga por ellos,
será hecho por Cristo. 4

El Comentario del conocimiento bíblico proporciona este resumen.


La expresión "estos hermanos" debe referirse a un tercer grupo que no son
ni ovejas ni cabras. El único grupo posible serían los judíos, hermanos físicos
del Señor. En vista de la angustia en el período de la Tribulación, está claro
que cualquier judío creyente tendrá dificultades para sobrevivir (véase 24:
15-21). Las fuerzas del dictador mundial harán todo lo posible para
exterminar a todos los judíos (cf. Ap. 12:17). Un gentil que se desvíe de su
camino para ayudar a un judío en la Tribulación significará que el gentil se
ha convertido en un creyente en Jesucristo durante la Tribulación. Con tal
postura y acción, un gentil creyente pondrá su vida en peligro. Sus obras no
lo salvarán; pero sus obras revelarán que está redimido. 5

Aquí, entonces, está el punto principal: el anticristo y el falso profeta ejercerán


un control económico sobre el mundo durante el período de tribulación
(Apocalipsis 13), pero Dios seguirá obrando. Sus redimidos acudirán en ayuda
de los hermanos judíos de Cristo mientras dan testimonio de Cristo en todo el
mundo. Estos serán invitados al reino milenial de Cristo.
Estos gentiles salvos aún no reciben cuerpos de resurrección. Entrarán en el
reino en sus cuerpos mortales y continuarán teniendo bebés a lo largo del
milenio (tal como lo harán sus homólogos judíos, consulte el capítulo
siguiente). Aunque la longevidad caracterizará al reino milenial, tanto los judíos
mortales como los gentiles continuarán envejeciendo y muriendo (véase Isaías
65:20). Resucitarán al final del milenio (Apocalipsis 20: 4-5). (Más sobre esto
más adelante en el libro).

III - EL JUICIO DE LOS JUDÍOS

El juicio de los judíos se describe en Ezequiel 20: 34-38 (ver también Mateo
25:1-30).

Los sacaré de los pueblos y los reuniré de los países donde están esparcidos,
con mano poderosa y brazo extendido, y con ira derramada. Y los llevaré al
desierto de los pueblos, y allí entraré en juicio con ustedes cara a cara. Como
entré en juicio con vuestros padres en el desierto de la tierra de Egipto, así
entraré en juicio con vosotros, declara el Señor Dios. Te haré pasar por
debajo de la vara, y te llevaré al vínculo del pacto. Limpiaré de entre ustedes
a los rebeldes ya los que se rebelan contra mí. Los sacaré de la tierra donde
habitan, pero no entrarán en la tierra de Israel. Entonces sabrás que soy el
SEÑOR.

Aquí hay cuatro hechos importantes sobre este juicio.

• Tendrá lugar después de que el Señor haya reunido a los israelitas de todo
el mundo en Palestina.
• Cristo purificará a los rebeldes, a aquellos que se han negado a volverse a
Él en busca de salvación.
• Los creyentes de este grupo entrarán en el reino milenial de Cristo, donde
luego disfrutarán de las bendiciones del nuevo pacto (versículo 37; ver
también Jeremías 31:31).
• A estos judíos salvos todavía no se les han dado cuerpos de
resurrección. Entrarán al reino en sus cuerpos mortales y continuarán
teniendo bebés durante el milenio (tal como lo harán sus contrapartes
gentiles). Aunque la longevidad caracterizará al reino milenial, tanto los
judíos mortales como los gentiles continuarán envejeciendo y muriendo
(Isaías 65:20). Resucitarán al final del milenio (Apocalipsis 20: 4). (Más
sobre esto más adelante en el libro).
IV - LA CENA DE LAS BODAS DEL CORDERO

Al principio del libro, noté que las Escrituras describen la relación entre Cristo
y la iglesia como un matrimonio. Cristo es el Novio y la iglesia es la
esposa. Jesucristo, el Cordero, con frecuencia se refirió a sí mismo como un
Esposo (ver Mateo 9:15; 22:2-14; 25:1-13; Marcos 2:19-20; Lucas 5: 34-35;
14:15- 24; Juan 3:29). La iglesia es considerada como una novia virgen
esperando la venida de su Novio celestial (2 Corintios 11:2). Mientras espera, se
mantiene pura, sin mancha del mundo.

Gocémonos y alegrémonos y démosle la gloria, porque han llegado las bodas


del Cordero, y su Esposa se ha preparado; Le fue concedido vestirse de lino
fino, resplandeciente y puro, porque el lino fino son las obras justas de los
santos.
Y el ángel me dijo: “Escribe esto: Bienaventurados los invitados a la cena de
las bodas del Cordero”. Y me dijo: “Estas son las verdaderas palabras de
Dios” (Apocalipsis 19:7-9).

Como vimos en los capítulos 3 y 5, las bodas hebreas incluían tres fases: la
novia se comprometió con el novio, el novio vino a reclamar a su esposa y se
celebró la cena de bodas, una fiesta que duraba hasta una semana. Las tres fases
se ven en la relación de Cristo con la iglesia, la novia de Cristo.
Primero, a medida que las personas que viven durante la era de la iglesia llegan
a la salvación, se vuelven parte de la iglesia, la novia de Cristo, comprometida con
el Esposo divino.
En segundo lugar, el Novio (Jesucristo) viene a reclamar a Su novia en el rapto,
momento en el cual Él lleva a la novia al cielo, la casa del Padre, donde ha
preparado un lugar para vivir (Juan 14:1-3). El matrimonio real tiene lugar en el
cielo, en algún momento después de que la iglesia haya sido raptada, antes de la
segunda venida (Apocalipsis 19:11-16). La novia está hermosamente vestida de
lino fino (versículos 8,14).
En tercer lugar, la cena de las bodas del Cordero aparentemente tiene lugar en
la tierra durante el intervalo de 75 días entre el final del período de tribulación
y el comienzo del reino milenial.
15
Durante el Reino Milenario

EN ESTE CAPÍTULO
I. Comienza el Reino Milenario
II. Los santos de la tribulación entran en el reino milenario
III. Israel es restaurado y posee la tierra
IV. Se construye un templo milenario
V. Cristo reina desde el trono davídico
VI. Los santos resucitados reinan con Cristo
VII. Cristo trae bendiciones físicas
VIII. Cristo instituye un gobierno perfecto
IX. Cristo otorga una gran bendición espiritual

I - COMIENZA EL REINO MILENARIO

D espués de la segunda venida de Cristo, Jesús establecerá personalmente


Su reino en la tierra. En los círculos teológicos, esto se conoce como el
reino milenial (Apocalipsis 20:2-7; ver también Salmo 2:6-9; Isaías 65:18-23;
Jeremías 31:12-14,31-37; Ezequiel 34:25-29; 37:1-13; 40-48; Daniel 2:35; 7:13-
14; Joel 2:21-27; Amós 9:13-14; Miqueas 4:1-7; Sofonías 3: 9- 20).
En la cronología del libro de Apocalipsis, el reino milenial sigue claramente a
la segunda venida de Jesucristo. Apocalipsis 19 y 20 son cronológicos, con la
segunda venida descrita en el capítulo 19 y el reino milenial descrito en el
capítulo 20. La segunda venida sienta las bases para el establecimiento del reino
milenial. John Walvoord explica que la segunda venida ...

incluye la destrucción de los ejércitos reunidos contra Dios en Tierra Santa


(Apocalipsis 19:17,21), la captura de la Bestia y el Falso Profeta y su ser
arrojados al lago de fuego (v.20), la atadura de Satanás (20:1-3), y la
resurrección de los muertos martirizados de la tribulación para reinar con
Cristo mil años (vv. 4-6). Una interpretación literal de Apocalipsis 20:4-6
requiere que Cristo reine en la tierra durante mil años después de su
segunda venida. 1
II - LOS SANTOS DE LA TRIBULACIÓN ENTRAN EN EL REINO MILENARIO

Hemos visto que después de la segunda venida de Cristo, los gentiles se


enfrentarán a Cristo en el juicio de las naciones (Mateo 25:31-46). Solo los
creyentes serán invitados al reino milenial de Cristo en sus cuerpos mortales
(versículos 34, 46). Asimismo, el resto redimido entre los judíos será invitado a
entrar en el reino milenial en sus cuerpos mortales (Ezequiel 20:34-38).
Aunque la longevidad caracterizará al reino milenial, las Escrituras revelan
que tanto los judíos mortales como los gentiles continuarán envejeciendo y
muriendo (Isaías 65:20). Las Escrituras también revelan que las parejas casadas
de ambos grupos seguirán teniendo hijos durante el milenio. Todos los que
mueran durante este tiempo serán resucitados al final del milenio (Apocalipsis
20:4-5).
Algunos intérpretes de la Biblia en los últimos días —Robert Gundry es un
ejemplo— han sugerido que tanto las personas salvas como las no salvas
entrarán en el reino milenial de Cristo de mil años. Sin embargo, tal punto de
vista no se ajusta a los hechos de la profecía bíblica.
La Biblia indica claramente que solo las personas salvas entran en el milenio,
y los malvados son eliminados (ver Isaías 1:19-28; 65:11-12; 66:15-16; Jeremías
25:27-33; 30:23- 24; Ezequiel 11:21; 20: 33-44; Miqueas 5:9-15; Zacarías 13:9;
Malaquías 3:2-6,18; 4:3). Isaías 60:21 parece explícito: “Todo tu pueblo
será justo; para siempre poseerán la tierra, renuevo de mi plantío, obra de mis
manos, para que yo sea glorificado” (véase también Isaías 26:2).
La Escritura revela que los gentiles definitivamente entrarán en el reino
milenial de Cristo, pero se convertirán antes de su admisión (ver Isaías 16:5;
18:7; 19:19-21; 23:17-18; 55:5-6; 56:6-8; 60:3-5; 61:8-9; Jeremías 3:17; 16:19-
21; Amós 9:12; Abdías 17-21). Además, la Escritura afirma positivamente que
estarán sujetos al Mesías (Isaías 42:1; 49: 6; Zacarías 8:22-23).
El libro profético de Daniel también nos informa que solo los santos entran en
el reino de Dios. Se nos dice que “los santos del Altísimo recibirán el reino y
poseerán el reino… Llegó el momento en que los santos poseyeron el reino”
(Daniel 7:18,22). La palabra santo en Daniel proviene de una palabra aramea que
se deriva de una raíz hebrea oilp. Esta palabra tiene la connotación de un derecho
divino y de propiedad de la persona. Connota aquello que es distinto de lo común
o profano. En otras palabras, las personas profanas no entran en el reino
milenial. Solo los que son el pueblo de Dios, los "poseídos" por Dios, entran.
Además, parece inconcebible que los malvados y los santos puedan juntos
heredar un reino caracterizado universalmente por la justicia (Isaías 61:11),
la paz (Isaías 2: 4), la santidad (Isaías 4:3-4) y la justicia (Isaías 9:7). La parábola
del trigo y la cizaña (Mateo 13:30-31) y la parábola de los peces buenos y malos
(Mateo 13: 49-50) confirman que solo los salvos entran al reino.
Por supuesto, el hecho de que solo los santos entren en el reino no se opone a
la posibilidad de que algunos de los hijos de los santos no sean
creyentes. Después de que hayan pasado algunos años, habrá personas, nacidas
durante los primeros días del milenio, que crecerán hasta la edad adulta
rechazando al Rey-Salvador en sus corazones (aunque exteriormente
obedeciéndole). Algunos de ellos eventualmente participarán en la rebelión final
contra Dios que tendrá lugar al final del milenio bajo la dirección de Satanás
(quien es liberado del abismo después de mil años).

III - ISRAEL ES RESTAURADO Y POSEE LA TIERRA

Jeremías 31:31-34, una profecía fundamental que trata del nuevo pacto,
promete la regeneración de Israel.

He aquí, vienen días, declara la SEÑOR, en que haré un nuevo pacto con la casa
de Israel y la casa de Judá, no como el pacto que hice con sus padres el día
en que los tomé de la mano. para sacarlos de la tierra de Egipto, mi pacto
que rompieron, aunque yo era su esposo, declara la SEÑOR. Pero este es el
pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, declara la
SEÑOR: Pondré mi ley dentro de ellos, y la escribiré en sus corazones. Y yo
seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Y ya no cada uno enseñará a su prójimo
y cada uno a su hermano, diciendo: “Conoce la SEÑORA”, porque todos me
conocerán, desde el menor de ellos hasta el mayor, declara la SEÑOR. Porque
perdonaré su iniquidad y no me acordaré más de su pecado.

Este pacto promete el poder interno necesario para que los judíos obedezcan
los mandamientos de Dios, algo que el pacto mosaico de la ley nunca podría
lograr. Este pacto promete una completa regeneración nacional de Israel, y cada
judío en el reino milenial conocerá personalmente al Señor (ver Isaías 29:22-24;
30:18-22; 44:1-5; 45:17; Jeremías 24:7; 50:19-20; Ezequiel 11:19-20; 36:25-27;
Oseas 1:10–2:1; 14:4-8; Joel 2:28-32; Miqueas 7:8-20; Sofonías 3:9-13; Romanos
11:25-27).
Israel no solo experimentará la regeneración en cumplimiento del nuevo pacto
(Jeremías 31:31-34), sino que también se reunirá. El pacto de la tierra registrado
en Deuteronomio 29-30 es eterno e incondicional. Dios prometió que, aunque
Israel estaría disperso por todo el mundo, los reuniría y los devolvería a la tierra
(ver Isaías 43:5-7; Jeremías 16:14-18). Esto tendrá lugar en el reino milenial de
Cristo.
Esto es muy significativo desde un punto de vista profético. Dios hace mucho
tiempo le hizo promesas de tierras específicas a Abraham.

Ese día, el L ORD hizo un pacto con Abram y le dijo: “A tu descendencia daré
esta tierra, desde el lecho de un río de Egipto hasta el río grande, el Éufrates-
la tierra de los ceneos, cenezeos, cadmoneos, hititas, ferezeos, Refaítas,
amorreos, cananeos, gergeseos y jebuseos” (Génesis 15: 8-21 NVI).

Dios pasó estas promesas de tierras a Isaac y sus descendientes.

Quédate en esta tierra por un tiempo, estaré contigo y te bendeciré. Porque


a ti y a tu descendencia les daré todas estas tierras y confirmaré el
juramento que hice a tu padre Abraham. Haré que tu descendencia sea tan
numerosa como las estrellas del cielo y les daré todas estas tierras, y por tu
descendencia serán benditas todas las naciones de la tierra (Génesis 26:3-
4 NVI).

Dios también reiteró las promesas de tierras a Jacob y sus descendientes.

Yo soy el SEÑOR, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac. Te daré a ti y


a tu descendencia la tierra en la que estás acostado. Tu descendencia será
como el polvo de la tierra, y te extenderás hacia el occidente y el oriente,
hacia el norte y hacia el sur. Todos los pueblos de la tierra serán bendecidos
a través de ti y tu descendencia (Génesis 28:13-14 NVI).

Más tarde, la Biblia afirmó que las promesas del pacto de Dios se cumplirían a
través de esta línea familiar distinta.

Él recuerda su pacto para siempre, la promesa que hizo, por mil


generaciones, el pacto que hizo con Abraham, el juramento que hizo a
Isaac. Se lo confirmó a Jacob como un decreto, a Israel como un pacto eterno:
"A ti te daré la tierra de Canaán como la porción que heredarás" (Salmo
105:8-11 NVI).

Está claro, entonces, que después de que Dios reúna a los judíos de todo el
mundo, ellos finalmente y completamente entrarán en posesión total de la tierra
que Dios les prometió. El cumplimiento llega miles de años después de que se
hizo inicialmente la promesa, pero Dios es absolutamente fiel. Israel estará en
plena posesión de la tierra tal como Dios dijo que sería. Esto sucederá al
comienzo del reino milenial de Cristo.
IV - SE CONSTRUYE UN TEMPLO MILENARIO

En Ezequiel 40-48, se construye un templo milenial (véase Isaías 2:3; 60:13;


Joel 3:18) y se instituyen sacrificios de animales milenarios (véase Isaías 56: 7;
60:7; Jeremías 33:17-18; Zacarías 14:19-21). Los eruditos han debatido la
cuestión de si estas profecías deben tomarse literalmente o en algún sentido
figurado.
Algunos interpretan los capítulos simbólicamente, sugiriendo que el templo es
de alguna manera representativo de la iglesia. El problema es que aquellos que
lo ven como representante de la iglesia no están de acuerdo entre ellos en lo que
se supone que dice el símbolo sobre la iglesia. Debido a que el texto se lee
bastante literalmente, proporcionando dimensiones precisas, especificaciones e
instrucciones (tan específicas como las del tabernáculo y el templo de Salomón),
parece obvio para el intérprete imparcial que el pasaje debe tomarse
literalmente, es decir, de hecho, habrá un templo milenario y sacrificios de
animales milenarios. Además, en vista del hecho de que a Ezequiel se le dijo:
"Declara todo lo que veas a la casa de Israel " (Ezequiel 40:4), parece imposible
concluir que se supone que esto simboliza la iglesia futura.
El templo milenial será el templo final para Israel. Las dimensiones previstas
para este templo lo hacen significativamente más grande que los otros tres
templos construidos en la historia de Israel (el templo de Salomón, el templo
postexílico y el templo de la tribulación).
Este gran templo aparentemente representará la presencia de Dios entre su
pueblo durante el milenio (ver Ezequiel 37:26-27). La restauración de Israel
como nación parecerá incluir una restauración de la presencia (y gloria) de Dios,
volviendo visiblemente al templo y estando con Su pueblo. Este templo será un
centro de adoración de Jesucristo durante todo el milenio. Será construido al
comienzo del reino mesiánico (Ezequiel 37:26-28) por Cristo (Zacarías 6:12-13),
judíos redimidos (Ezequiel 43:10-11) y representantes de las naciones gentiles
(Hageo 2:7; Zacarías 6:15).

Ezequiel 37:26-28 describe este templo como la morada de Dios entre la gente:
Haré un pacto de paz con ellos. Será un pacto eterno con ellos. Y los
estableceré en su tierra y los multiplicaré, y pondré mi santuario en medio
de ellos para siempre. Mi morada estará con ellos, y yo seré su Dios, y ellos
serán mi pueblo. Entonces las naciones sabrán que yo soy el SEÑOR que
santifica a Israel, cuando mi santuario esté entre ellos para siempre.

Incluso los gentiles redimidos serán incluidos en la adoración en este templo


milenial (ver Isaías 60: 6; Sofonías 3:10; Zacarías 2:11). La adoración de
Jesucristo en el templo futuro es un aspecto clave de la revelación divina sobre
este tema (ver Jeremías 33:15-22; Zacarías 14:16-21).

¿Por qué sacrificios?


¿Por qué se ofrecerán sacrificios en este templo? El sacrificio de una vez por
todas de Cristo ha quitado el pecado y ha hecho que la ley mosaica de los
sacrificios sea abolida (véase Hebreos 7–10). Entonces, ¿por qué se predice aquí
el sistema de sacrificios? John F. Walvoord resume la pregunta de esta manera:

Naturalmente, surge la pregunta de por qué los sacrificios se observarían en


el milenio si el sacrificio de Cristo de una vez por todas cumpliera la
expectativa típica del sistema de sacrificios del Antiguo Testamento. Si bien
también se hacen otras objeciones de carácter menor, es obvio que esto
constituye el mayor obstáculo, no solo para aceptar el sistema de sacrificios
sino también la posibilidad del futuro templo en el milenio. 2

Al responder a esta cuestión, comenzamos con la observación de que Israel y


la iglesia no solo son distintos hoy (1 Corintios 10:32; Romanos 9-11) sino que
también serán distintos en el reino milenial. Podríamos suponer, entonces, que
las actividades del templo en el milenio se relacionan principalmente con Israel
(aunque los gentiles redimidos también pueden participar) y no con la iglesia
(véase Isaías 60–61).
Siendo este el caso, algunos expositores de la Biblia han conjeturado que los
sacrificios milenarios serán una especie de memorial judío del terrible precio
que Cristo, el Cordero de Dios, que ahora vive entre ellos, tuvo que pagar por la
salvación de estos creyentes, pero no judíos glorificados. (Todavía están en sus
cuerpos mortales, habiendo entrado en el reino milenial después de la
tribulación, a la que sobrevivieron). El sistema del templo supuestamente
funcionará, así como lo hace la Cena del Señor hoy, como un ritual
conmemorativo (1 Corintios 11:25- 26; véanse también Isaías 56:7; 66:20-23;
Jeremías 33:17-18; Ezequiel 43:18-27; 45:13-46:24; Malaquías 3:3-4).

Según este punto de vista, los sacrificios ofrecidos durante el reinado


terrenal de Cristo serán recordatorios visibles de su obra en la cruz. Por lo
tanto, estos sacrificios no tendrán ninguna eficacia excepto para
conmemorar la muerte de Cristo. El soporte principal de este argumento es
el paralelo de la Cena del Señor. Se argumenta que, así como la mesa de la
comunión mira hacia atrás en la cruz sin manchar su gloria, los sacrificios
milenarios harán lo mismo. 3
El problema con este punto de vista es que Ezequiel dice que los sacrificios son
“para hacer expiación” (Ezequiel 45:15,17,20). El punto de vista del "memorial"
parece no explicar estos sacrificios.
La solución puede ser que el propósito de los sacrificios en el templo milenial
sea eliminar la impureza ceremonial y evitar que la contaminación contamine la
pureza del ambiente del templo. Según este punto de vista, esto será necesario
porque Yahvé volverá a morar en la tierra en medio de la gente mortal pecadora
(y por lo tanto inmunda). (Recuerde, estas personas sobreviven al período de la
tribulación y entran en el reino milenial en sus cuerpos mortales. Conservan su
naturaleza pecaminosa a pesar de que son redimidos por Cristo como creyentes).
De esta manera, los sacrificios eliminarán cualquier impureza ceremonial en el
templo.

Debido a la promesa de Dios de morar en la tierra durante el milenio (como


se establece en el Nuevo Pacto), es necesario que Él proteja Su presencia a
través del sacrificio ... Debe agregarse además que este sistema de sacrificios
será temporal en el milenio (con su población parcial de humanidad no
glorificada) durará solo mil años. Durante el estado eterno todos los
habitantes de la Nueva Jerusalén serán glorificados y, por lo tanto, no serán
una fuente de impurezas contagiosas para contaminar la santidad de
Yahweh. 4

Visto desde esta perspectiva, los sacrificios no son un retorno a la ley


mosaica. La ley ha sido eliminada para siempre por medio de Jesucristo
(Romanos 6:14-15; 7:1-6; 1 Corintios 9:20-21; 2 Corintios 3:7-11; Gálatas 4:1-7;
5:18; Hebreos 8:13; 10:1-14). Los sacrificios se relacionan únicamente con la
remoción de impurezas rituales en el templo mientras los seres humanos caídos
pero redimidos permanezcan en la tierra.

V - CRISTO REINA DESDE EL TRONO DAVÍDICO

Dios le prometió a David que uno de sus descendientes gobernaría para


siempre en su trono (2 Samuel 7:12-13; 22:51). Como la tierra prometida a
Abraham y sus descendientes, este es un pacto incondicional. No dependió de
David de ninguna manera para su cumplimiento. David se dio cuenta de esto
cuando recibió la promesa de Dios y respondió con humildad y un
reconocimiento de la soberanía de Dios sobre los asuntos humanos.
Las tres palabras clave del pacto son reino, casa y trono. Tales palabras
apuntan al futuro político de Israel. La palabra traducida casa aquí se refiere a
una dinastía real.
Este pacto encuentra su cumplimiento final en Jesucristo, quien nació del
linaje de David (Mateo 1: 1). En el reino milenial, él gobernará desde el trono de
David en Jerusalén (Miqueas 4: 1-5; Sofonías 3: 14-20; Zacarías 14). Este reinado
de Cristo durante el reino milenial se extenderá más allá de los judíos para incluir
también a las naciones gentiles. Varias profecías en las Escrituras apuntan al
reinado de Cristo durante el reino milenial:

• "¡Que tenga dominio de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la
tierra!" (Salmo 72:8).
• “Porque un niño nos nace, un hijo nos es dado; y el gobierno estará sobre
su hombro, y su nombre se llamará Consejero admirable, Dios fuerte,
Padre eterno, Príncipe de paz. Del aumento de su gobierno y de la paz no
habrá fin, en el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y
sostenerlo con derecho y justicia desde ahora y para siempre. El celo
del SEÑOR de los ejércitos hará esto” (Isaías 9:6-7).
• “Vi en las visiones nocturnas, y he aquí, con las nubes del cielo vino uno
como un hijo de hombre, y vino al Anciano de Días y fue presentado ante
él. Y se le dio dominio y gloria y un reino, para que todos los pueblos,
naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca
pasará, y su reino uno que no será destruido” (Daniel 7:13-14).
• “Hablará paz a las naciones; su dominio será de mar a mar, y desde el río
hasta los confines de la tierra” (Zacarías 9:10; véase también Apocalipsis
20:4).

Tenga en cuenta también que cuando el ángel Gabriel se le apareció a la joven


virgen María para informarle que el Mesías iba a nacer a través de su vientre, le
habló en términos davídicos.

Y el ángel le dijo: “María, no temas, porque has hallado gracia ante Dios. Y he
aquí, concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre
Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. Y el Señor Dios le dará
el trono de su padre David, y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y
su reino no tendrá fin” (Lucas 1:10-33).

Las tres palabras clave usadas por el ángel para describir el futuro gobierno
de Jesucristo fueron trono, casa y reino, las mismas palabras que Dios usó
cuando le prometió a David que uno de su línea gobernaría para siempre (2
Samuel 7:16).
Las palabras de Gabriel deben haber traído inmediatamente a la mente estas
promesas del Antiguo Testamento para María, una joven judía devota. De hecho,
las palabras de Gabriel constituyeron un anuncio claro de que el Hijo de María
vendría a este mundo para cumplir la promesa dada a David de que uno de sus
hijos se sentaría en su trono y gobernaría su reino.
Ahora que el reino milenial es instituido después de la segunda venida de Jesús
el Mesías, estas promesas proféticas tan anticipadas se cumplen: Cristo reina
desde el trono de David.

VI - LOS SANTOS RESUCITADOS REINAN CON CRISTO

La Escritura promete que Cristo reinará gloriosamente desde el trono


davídico. Pero la Escritura también promete que los santos reinarán con
Cristo. En 2 Timoteo 2:12, por ejemplo, el apóstol Pablo instruye: "Si
perseveramos, también reinaremos con él". Aquellos que soporten las pruebas
un día gobernarán con Cristo en Su reino futuro.
Esto proporciona un paralelo interesante entre Jesucristo y los
cristianos. Cristo mismo resistió y un día reinará (1 Corintios 15:25). De la
misma manera, aunque obviamente en un grado mucho menor y bajo el señorío
de Cristo, los creyentes deben perseverar y un día reinarán con Él (Apocalipsis
3:21).
La idea de reinar con Cristo es compatible con lo que aprendemos en otras
partes del libro de Apocalipsis. Por ejemplo, Apocalipsis 5:10 revela que los
creyentes han sido hechos “un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán
sobre la tierra”. Apocalipsis 20: 6 hace una afirmación similar: “¡Bendito y santo
el que participa de la primera resurrección! Sobre los tales la muerte segunda no
tiene poder, pero serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él por mil
años”.
Incluso más allá del reino milenial y en el estado eterno, este privilegio de
reinar con Cristo continúa. “La noche ya no existirá. No necesitarán luz de
lámpara ni de sol, porque el Señor Dios será su luz, y reinarán por los siglos de
los siglos” (Apocalipsis 22:5). ¡Qué gran privilegio y bendición!
¿En qué capacidad reinarán los creyentes? El rango u oficio de las personas,
por así decirlo, aparentemente será acorde con su compromiso y fidelidad
durante sus vidas terrenales. Qué maravilloso sería escuchar estas palabras de
Cristo: “Bien, buen siervo y fiel. Has sido fiel un poco; Sobre mucho te pondré”
(Mateo 25:21).
VII - CRISTO TRAE BENDICIONES FÍSICAS

Las Escrituras revelan que aquellos que entren en el reino milenial de Cristo
disfrutarán de algunas bendiciones físicas únicas. Estos seis son muestras
representativas.

1. La gente vivirá en un entorno bendecido y mejorado.


Se alegrarán el desierto y la tierra seca; el desierto se regocijará y florecerá
como el azafrán; florecerá abundantemente y se regocijará con alegría y
canto. Le será dada la gloria del Líbano, la majestad del Carmelo y de
Sarón. Ellos verán la gloria del SEÑOR, la majestad de nuestro Dios (Isaías
35:1-2).

2. La lluvia y la comida serán abundantes.


Y él dará lluvia por la semilla con que siembres la tierra, y pan, el producto
de la tierra, que será rico y abundante. En ese día tu ganado pacerá en pastos
extensos, y los bueyes y los asnos que labran la tierra comerán forraje
sazonado, aventado con pala y tenedor (Isaías 30:23-24).

3. Los animales vivirán en armonía unos con otros y con los humanos.
Morará el lobo con el cordero, y el leopardo se acostará con el cabrito, y el
becerro y el león y el becerro cebado juntos; y un niño los guiará. La vaca y
el oso pacerán; sus crías se acostarán juntas; y el león comerá paja como el
buey (Isaías 11:6-7).

4. La longevidad aumentará considerablemente.


No habrá más en ella un infante que viva pocos días, o un anciano que no
cumpla sus días, porque el joven morirá de cien años, y el pecador de cien
años será maldito (Isaías 65:20).

5. Se eliminarán las dolencias y enfermedades físicas.


En aquel día los sordos oirán las palabras de un libro, y en su penumbra y
tinieblas verán los ojos de los ciegos (Isaías 29:18).
Y ningún habitante dirá: "Estoy enfermo"; la gente que habita allí será
perdonada por su iniquidad (Isaías 33:24).

6. La prosperidad prevalecerá, resultando en gozo y alegría.


Vendrán y cantarán en voz alta en lo alto de Sión, y estarán radiantes por la
bondad del SEÑOR, por el trigo, el vino y el aceite, y por las crías de las ovejas
y las vacas; su vida será como un huerto regado, y no languidecerán
más. Entonces las jovencitas se regocijarán en la danza, y los jóvenes y los
ancianos se regocijarán. Convertiré su duelo en gozo; Los consolaré y les
daré alegría por el dolor. Festín el alma de los sacerdotes con abundancia, y
mi pueblo se saciará de mi bondad, declara la SEÑOR (Jeremías 31:12-14).

Estas y muchas otras bendiciones físicas estarán abundantemente presentes


durante el futuro reino milenial.

VII - CRISTO INSTITUYE UN GOBIERNO PERFECTO

La Escritura revela que Cristo instituirá un gobierno perfecto en el reino


milenial. Aquí hay cinco características representativas de Su gobierno.

1. El gobierno de Cristo será global.


"En cuanto a mí, he puesto a mi Rey en Sion, mi monte santo". Contaré el
decreto: La L ORD me dijo: “Tú eres mi Hijo; hoy te he engendrado. Pídeme,
y haré de las naciones tu herencia, y los confines de la tierra tu
posesión. Los quebrarás con vara de hierro y los harás pedazos como vasija
de alfarero” (Salmo 2:6-9).
Y se le dio dominio y gloria y un reino, para que todos los pueblos, naciones
y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y
su reino uno que no será destruido (Daniel 7:14).

2. El gobierno global de Cristo se centrará en Jerusalén.


Sucederá en los últimos días que la montaña de la casa del SEÑOR se
establecerá como la más alta de las montañas, y se elevará sobre las
colinas; y todas las naciones fluirán hacia él, y muchos pueblos vendrán y
dirán: “Venid, subamos al monte del SEÑOR, a la casa del Dios de Jacob, para
que él nos enseñe sus caminos y para que caminemos por sus
sendas”. Porque de Sion saldrá la ley y la palabra de la SEÑOR de
Jerusalén. Juzgará entre las naciones (Isaías 2:2-4; ver también Jeremías
3:17; Ezequiel 48: 30-35; Joel 3:16-17; Miqueas 4:1,6-8; Zacarías 8:2-3).

3. Jesús reinará en el trono de David.


He aquí, vienen días, declara el SEÑOR, cuando levantaré para David un
Renuevo justo, y él reinará como rey, obrará sabiamente y hará justicia y
justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado. Y
este es el nombre con el que se le llamará: “La SEÑOR es nuestra justicia”
(Jeremías 23: 5-6).
4. El gobierno de Cristo será perfecto y eficaz.
Porque un niño nos nace, un hijo nos es dado; y el gobierno estará sobre su
hombro, y su nombre se llamará Consejero admirable, Dios fuerte, Padre
eterno, Príncipe de paz. Del aumento de su gobierno y de la paz no habrá
fin, en el trono de David y sobre su reino, para establecerlo y sostenerlo con
derecho y justicia desde ahora y para siempre. El celo del SEÑOR de los
ejércitos hará esto (Isaías 9:6-7).

5. El gobierno de Cristo traerá una paz mundial duradera.


Juzgará entre muchos pueblos, y decidirá por naciones poderosas de lejos; y
convertirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas; No
alzará espada nación contra nación, ni aprenderán más para la guerra; pero
cada uno se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera, y nadie los
atemorizará, porque la boca del SEÑOR de los ejércitos ha hablado (Miqueas
4:3-4).

En resumen, el gobierno de Cristo producirá un clima ideal para vivir en la


tierra. ¡Cristo triunfará donde han fallado todos los gobiernos humanos!

VIII - CRISTO OTORGA UNA GRAN BENDICIÓN ESPIRITUAL

Cristo traerá una gran bendición espiritual en su reino milenial. Estas


bendiciones se relacionan con la maravillosa realidad de que Jesucristo mismo
estará presente con Su pueblo en la tierra. El hecho de que Cristo esté con su
pueblo en la tierra afectará "la vida espiritual de la raza humana en un grado
nunca visto en dispensaciones anteriores". 5

No es de extrañar que el profeta Isaías nos diga que “la tierra estará llena del
conocimiento de la SEÑORÍA como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9). Cuando
combinamos este hecho con la realidad de que Satanás estará atado durante el
reino milenial (Apocalipsis 20:1-3), apenas podemos imaginar la profundidad de
las bendiciones espirituales que prevalecerán en la tierra durante este tiempo.
Las bendiciones espirituales que predominarán durante el reino milenial se
basan en el nuevo pacto (Jeremías 31:31-34). Como resultado de este
maravilloso pacto, abundantes bendiciones espirituales lloverán sobre la
tierra. A continuación, se muestran siete ejemplos.

1. El Espíritu Santo estará presente y morará en todos los creyentes.


Derramaré mi Espíritu sobre tu descendencia y mi bendición sobre tu
descendencia (Isaías 44:3).
Pondré mi Espíritu dentro de ti y haré que andes en mis estatutos y
cuides de obedecer mis reglas (Ezequiel 36:27).
Y pondré mi Espíritu dentro de ti, y vivirás, y te pondré en tu propia
tierra. Entonces sabrás que yo soy el SEÑOR; Yo he hablado y lo haré,
declara la L ORD (Ezequiel 37:14).
Y sucederá después que derramaré mi Espíritu sobre toda
carne; vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos
soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Incluso sobre los
siervos y las siervas en aquellos días derramaré mi Espíritu (Joel 2: 28-
29).

2. La justicia prevalecerá en todo el mundo.


Acerco mi justicia; no está lejos, y mi salvación no se demorará; Pondré
salvación en Sion, para Israel mi gloria (Isaías 46:13).
Se acerca mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los
pueblos; las costas me esperan, y mi brazo esperan (Isaías 51:5).
Todo tu pueblo será justo; para siempre poseerán la tierra, renuevo de mi
plantío, obra de mis manos, para que yo sea glorificado (Isaías 60:21).

3. La obediencia al Señor prevalecerá.


Todos los confines de la tierra se acordarán y volverán al SEÑOR, y todas
las familias de las naciones adorarán delante de ti (Salmo 22:27).
Este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días,
declara el SEÑOR: Pondré mi ley dentro de ellos, y la escribiré en sus
corazones. Y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo (Jeremías 31:33).

4. La santidad prevalecerá.
Y habrá allí una calzada, y se llamará Camino de Santidad; el inmundo no
pasará por ella. Pertenecerá a los que andan por el camino ... Los
redimidos de la SEÑOR volverán y vendrán a Sion con cánticos; gozo
eterno estará sobre sus cabezas; alcanzarán alegría y gozo, y la tristeza
y el gemido huirán (Isaías 35:8-10).
Sabrás que yo soy el SEÑOR tu Dios, que habita en Sion, mi santo monte. Y
Jerusalén será santa, y extraños nunca más pasarán por ella (Joel 3:17).

5. La fidelidad prevalecerá.
Amor inquebrantable y fidelidad se encuentran; la justicia y la paz se
besan. La fidelidad brota de la tierra, y la justicia mira desde el cielo
(Salmo 85:10-11).
Así dice la SEÑOR: He vuelto a Sion y habitaré en medio de Jerusalén, y
Jerusalén será llamada ciudad fiel, y monte del SEÑOR de los ejércitos,
monte santo (Zacarías 8:3).
6. Todos los habitantes del mundo adorarán al Mesías.
Desde que sale el sol hasta que se pone, mi nombre será grande entre las
naciones, y en todo lugar se ofrecerá a mi nombre incienso y ofrenda
pura. Porque mi nombre será grande entre las naciones, dice la L ORD de
los ejércitos (Malaquías 1:11).
En ese momento cambiaré el habla de los pueblos a un habla pura, para
que todos invoquen el nombre del SEÑOR y le sirvan de común acuerdo
(Sofonías 3:9).
Así dice el SEÑOR de los ejércitos: En esos días diez hombres de las naciones
de todas las lenguas tomarán el manto de un judío, diciendo: "Vamos
contigo, porque hemos oído que Dios está contigo" (Zacarías 8:23).

7. La presencia de Dios se manifestará.


Mi morada estará con ellos, y yo seré su Dios, y ellos serán mi
pueblo. Entonces las naciones sabrán que yo soy el SEÑOR que santifica a
Israel, cuando mi santuario esté en medio de ellos para siempre
(Ezequiel 37: 27-28).
Canta y regocíjate, hija de Sion, porque he aquí yo vengo y habitaré en
medio de ti, declara la SEÑOR. Y muchas naciones se unirán al SEÑOR en ese
día, y serán mi pueblo. Y habitaré en medio de ti, y sabrás que el SEÑOR de
los ejércitos me ha enviado a ti (Zacarías 2:10-13).

¡Qué maravilloso será todo!


16
Después del Reino Milenario

EN ESTE CAPÍTULO
I. Satanás Lidera una Rebelión Final
II. Satanás es Arrojado al Lago de Fuego
III. La Segunda Resurrección
IV. Los Malvados Muertos son Juzgados
V. El Lago de Fuego

I - SATANÁS LIDERA UNA REBELIÓN FINAL

E l abismo actualmente sirve como lugar de encarcelamiento de algunos


espíritus demoníacos (Lucas 8:31; 2 Pedro 2:4). El diablo y todos los
espíritus demoníacos estarán atados aquí por 1000 años durante el reino
milenial de Cristo (Apocalipsis 20:1-3). Esta cuarentena eliminará efectivamente
una fuerza poderosamente destructiva y engañosa en todas las áreas de la vida y
el pensamiento humanos durante el reino de Cristo.
Apocalipsis 20: 7-8 advierte, sin embargo, que “cuando se acaben los mil años,
Satanás será liberado de su prisión y saldrá para engañar a las naciones que están
en los cuatro rincones de la tierra, Gog y Magog, para reunir ellos para la
batalla; su número es como la arena del mar ". Moverá sus fuerzas contra
Jerusalén con fervor.
Por supuesto, el engaño siempre ha estado en el corazón mismo de las
actividades de Satanás. “Fue homicida desde el principio, y no tiene nada que ver
con la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, habla de su propio
carácter, porque es mentiroso y padre de mentira” (Juan 8:44). Entonces, cuando
se involucra en el engaño, está en su carácter. Recuerde que usó una mentira
para traer la muerte espiritual y física a la humanidad (ver Génesis 3:4,13; 1 Juan
3:8,10-15).

¿Quién se unirá a Satanás?


Aunque el milenio involucrará el gobierno perfecto de Cristo, también incluirá
seres humanos mortales y caídos. Sin duda, Mateo 25: 31-46 es claro que solo los
creyentes son invitados al reino milenial de Cristo. Pero estas personas darán a
luz a bebés y criarán hijos, algunos de los cuales no necesariamente elegirán
seguir a Jesucristo. Mientras no se rebelen externamente contra el gobierno de
Cristo, se les permite vivir durante el reino milenial. Pero toda rebelión exterior
se detendrá instantáneamente.
Cuando Satanás sea liberado al final del milenio, desviará a muchos de estos
incrédulos en una rebelión masiva contra Cristo. Como dice el texto, “su número
es como la arena del mar” (Apocalipsis 20: 8). Esto representará la última batalla
de Satanás.

El ataque contra Jerusalén anulado


Jerusalén, la sede del gobierno de Cristo en todo el reino milenial (Isaías 2: 1-
5), será la ciudad objetivo de la revuelta satánica. El fuego cae instantáneamente
sobre los invasores (Apocalipsis 20: 9), un modo común del juicio de Dios (ver
Génesis 19:24; Éxodo 9:23-24; Levítico 9:24; 10:2; Números 11:1; 16:35; 26:10;
1 Reyes 18:38; 2 Reyes 1:10,12,14; 1 Crónicas 21:26; 2 Crónicas 7:1,3; Salmo
11:6). La rebelión se aplasta instantáneamente; no tenía ninguna posibilidad de
éxito.

Una aclaración sobre Gog y Magog


Anteriormente en el libro, noté que la invasión de Ezequiel contra Israel (por
Rusia, Irán, Sudán, Turquía y varias otras naciones musulmanas) probablemente
tendrá lugar antes del período de la tribulación (Ezequiel 38–39). Sin embargo,
algunos intérpretes creen que esta invasión debe tener lugar después del reino
milenial porque Apocalipsis 20: 7-8 menciona a Gog y Magog.
En ambos casos se menciona una gran cantidad de soldados. En la invasión de
Ezequiel, leemos que “muchos pueblos están contigo” (Ezequiel
38:6,15). Asimismo, la fuerza invasora mencionada en Apocalipsis es enorme,
porque “su número es como la arena del mar” (Apocalipsis 20:8). Además, en
ambos casos, Dios es quien derrota a los invasores (Ezequiel 39:3-6; Apocalipsis
20:9).
Pero esta visión es problemática en varios niveles. Fundamentalmente, la
cronología está mal. La invasión descrita en Ezequiel 38–39 es parte de una
sección más grande del libro de Ezequiel que trata de la restauración de Israel
(capítulos 33–39). A esto le sigue otra gran sección del libro de Ezequiel que
describe el templo milenario judío y la restauración de los sacrificios (capítulos
40-48). En otras palabras, la invasión de Ezequiel es anterior al reino
milenial. Por el contrario, la invasión descrita en Apocalipsis 20:7-10 tiene lugar
después del reino milenial, por lo que estas invasiones están separadas por mil
años.
Los siete meses necesarios para enterrar los cadáveres (después de la invasión
de Ezequiel) no tienen sentido en un escenario al final del reino
milenial. Piénsalo. En el escenario de Ezequiel, los israelitas pasan siete duros
meses enterrando a los malvados muertos que los invadieron. En el escenario de
Apocalipsis, los muertos inicuos son resucitados para participar en el juicio del
gran trono blanco y ser arrojados al lago de fuego. Además, Apocalipsis 20: 9 nos
dice que "descendió fuego del cielo y los consumió". No quedará ningún cuerpo
para enterrar porque todos serán incinerados.
Además, los próximos eventos en el libro de Apocalipsis son el juicio del gran
trono blanco y el comienzo del estado eterno (Apocalipsis 21). Esto,
naturalmente, plantea el problema de la quema de armas durante siete años. Si
esta invasión tiene lugar al final del reino milenial, entonces la quema de armas
tendría que ir más allá del reino milenial y hacia el estado eterno, lo que no tiene
ningún sentido.
También podemos observar que en la invasión de Ezequiel, una coalición de
naciones localizadas (Rusia y varias naciones musulmanas) invaden desde el
norte. La invasión al final del milenio es por una coalición más amplia -
" naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra" (Apocalipsis 20:8).
Además, la invasión profetizada por Ezequiel ocurre relativamente poco
después del renacimiento de Israel como nación y la reunión de judíos de todo el
mundo (Ezequiel 36–37). La invasión mencionada en Apocalipsis 20:7-10, por el
contrario, ocurre después de que Jesús ha estado reinando en la tierra por mil
años.
Además, en Ezequiel, la invasión será el catalizador que Dios usará para atraer
a Israel hacia Él (ver Ezequiel 39:7, 22-29) y poner fin a su cautiverio. La batalla
en Apocalipsis 20, sin embargo, ocurrirá después de que Israel haya sido fiel a su
Dios y haya disfrutado de Sus bendiciones durante 1000 años.
Pero si estas son dos invasiones separadas, ¿por qué el apóstol Juan usó los
términos Gog y Magog para describir la invasión satánica posmilenial contra
Jerusalén? Parece probable que John simplemente estuviera usando los términos
Gog y Magog como una metáfora taquigráfica, como lo hacemos hoy. Por ejemplo,
el término Wall Street ha llegado a referirse metafóricamente al mercado de
valores. Asimismo, en los tiempos del Nuevo Testamento, términos como
Corintio y Nazareno llegaron a referirse metafóricamente a personas con
cualidades menos que deseables. Ya sea entre la gente moderna o en la época del
Nuevo Testamento, el significado de estas palabras es claro para los oyentes.
De la misma manera, cuando Juan usó los términos Gog y Magog en Apocalipsis
20: 7-10, sus lectores sin duda establecieron inmediatamente la conexión
correcta y entendieron que esta invasión al final del milenio sería similar a lo que
describió Ezequiel. Una confederación de naciones atacará a Israel pero no
tendrá éxito. En otras palabras, esto iba a ser una invasión similar a Gog y Magog.

II - SATANÁS ES ARROJADO AL LAGO DE FUEGO

Apocalipsis 20:10 nos dice que después de la rebelión final contra Cristo, “el
diablo que había engañado [a los santos] fue arrojado al lago de fuego y
azufre donde estaban la bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y
noche por los siglos de los siglos." Note que las tres personas de la trinidad
satánica — Satanás, el anticristo y el falso profeta — sufrirán el mismo destino
espantoso. Más específicamente, el anticristo y el falso profeta serán arrojados al
lago de fuego antes del comienzo del reino milenial. Habrán estado ardiendo allí
durante 1000 años cuando Satanás se una a ellos, y los tres continuarán ardiendo
por toda la eternidad. Recibirán lo que les corresponde.
Note también que Satanás no es el único ángel caído que será juzgado y
confinado al lago de fuego. Todos los demonios que han servido a sus órdenes
también serán juzgados. Mateo 25:41 se refiere al “fuego eterno preparado para
el diablo y sus ángeles” (ver también 2 Pedro 2: 4; Judas 6). ¡Los espíritus
demoníacos que han estado acosando a los cristianos a lo largo de los siglos
recibirán un día un juicio justo!

III - LA SEGUNDA RESURRECCIÓN

La Escritura es clara en cuanto a que aquellos que participarán en el juicio del


gran trono blanco, es decir, los muertos inicuos, serán resucitados para
juicio. Jesús mismo afirmó que “viene un tiempo en que todos los que están en
sus tumbas oirán su voz y saldrán; los que hicieron el bien se levantarán para
vivir, y los que hicieron el mal, se levantarán para ser condenados” (Juan 5:28-
29 NVI).
Para aclarar, Jesús no está enseñando que solo hay una resurrección general
que tendrá lugar al final de los tiempos. Al contrario de esta idea, las Escrituras
se refieren a dos resurrecciones (Apocalipsis 20:5-6,11-15). La primera
resurrección es la resurrección de los salvos, y la segunda resurrección es la
resurrección de los malvados (no salvos).
Podemos ser aún más específicos. El término primera resurrección se refiere a
todas las resurrecciones de los justos, aunque están muy separadas en el
tiempo. Una resurrección de los justos ocurre en el rapto, antes del período de
tribulación (1 Tesalonicenses 4:16); otro al final del período de tribulación
(Apocalipsis 20: 4); y otro más al final del reino milenial de 1000 años. Todos
ellos son "primeros" en el sentido de estar antes de la segunda (final)
resurrección de los malvados. En consecuencia, el término primera resurrección
se aplica a todas las resurrecciones de los santos independientemente de cuándo
ocurran, incluida la resurrección de Cristo mismo.
Ésta es una resurrección maravillosa, porque el pueblo de Dios ahora tendrá
cuerpos en los que lo perecedero se volverá imperecedero y lo mortal se volverá
inmortal. Estos cuerpos serán especialmente diseñados para permitirnos vivir
directamente en la presencia de Dios por toda la eternidad, sin enfermarnos ni
morir nunca.
La segunda resurrección, por el contrario, es un espectáculo terrible. Todos los
inconversos de todos los tiempos serán resucitados al final del reino milenial de
Cristo y serán juzgados en el juicio del gran trono blanco (Apocalipsis 20:11-15).
Los cuerpos de los inconversos también serán imperecederos e
inmortales. Sus cuerpos serán cuerpos eternos, y aunque sufrirán los fuegos del
infierno, no se quemarán, sino que durarán por toda la eternidad en un ambiente
de sufrimiento. Cuán horribles son las consecuencias eternas de optar
contra Cristo.

VI - LOS MALVADOS MUERTOS SON JUZGADOS

A diferencia de los creyentes, cuyo juicio se refiere solo a las recompensas y la


pérdida de recompensas, los incrédulos se enfrentan a un juicio terrible que los
lleva a ser arrojados al lago de fuego. Como hemos visto, este es el juicio del gran
trono blanco (Apocalipsis 20:11-15). Cristo mismo juzgará a los muertos
inconversos de todos los tiempos. Este juicio tiene lugar después del reino
milenial, el reinado de 1000 años de Cristo sobre la tierra.
Sabemos que este juicio se lleva a cabo después de que el reino milenario, de
Apocalipsis 20, después de describir el milenio, estados: “Luego vi un gran trono
blanco y al que estaba sentado en él” (verso 11). En otras palabras, primero tiene
lugar el milenio y sigue el juicio.
Aquellos que se enfrenten a Cristo en este juicio serán juzgados sobre la base
de sus obras (versículos 12-13). Es fundamental comprender que en realidad
aparecen en este juicio porque ya no son salvos. Este juicio no separará a los
creyentes de los incrédulos, porque todos los que lo experimentarán ya habrán
tomado la decisión durante su vida de rechazar a Dios. Una vez que se
encuentran ante el Juez divino, son juzgados según sus obras no solo para
justificar su condenación sino también para determinar el grado en que cada
persona debe ser castigada por toda la eternidad.
Cuando Cristo abre el libro de la vida, no aparece el nombre de nadie presente
en el juicio del gran trono blanco. Sus nombres no aparecen en el libro de la vida
porque han rechazado la fuente de la vida: Jesucristo. Debido a que rechazaron
la fuente de la vida, son arrojados al lago de fuego, que constituye la muerte
segunda (versículo 14) e implica la separación eterna de Dios.
Todos aquellos que son juzgados en el juicio del gran trono blanco tienen un
destino horrible por delante que incluye llanto y crujir de dientes (Mateo 13:41-
42), condenación (Mateo 12:36-37), destrucción (Filipenses 1:28), castigo
eterno (Mateo 25:46), separación de la presencia de Dios (2 Tesalonicenses 1:8-
9) y angustia y angustia (Romanos 2:9).
Sin embargo, las Escrituras también indican que habrá grados de castigo en el
infierno (Mateo 10:15; 16:27; Lucas 12:47-48; Apocalipsis 20:12-13;
22:12). Estos grados de castigo serán determinados en el juicio del gran trono
blanco cuando Cristo examine a cada persona con sus ojos penetrantes.
La observación común muestra que las personas no salvas varían tanto en su
calidad de vida como lo hacen las personas salvas. Por ejemplo, algunas personas
salvas son espirituales y caritativas, y otras personas salvas son carnales y sin
amor. Algunos incrédulos son terriblemente malvados (como Hitler), mientras
que otros, como los moralistas incrédulos, son mucho menos malvados.
Así como los creyentes tienen respuestas variadas a la ley de Dios y tendrán
las recompensas correspondientes en el cielo, los incrédulos tienen respuestas
variadas a la ley de Dios y por lo tanto tendrán experiencias correspondientes en
su castigo en el infierno. Así como hay grados de recompensa en el cielo, también
hay grados de castigo en el infierno. El juicio del gran trono blanco distribuirá
juicios perfectamente justos contra los impíos muertos.

VII - EL LAGO DE FUEGO

El lago de fuego será la morada eterna de Satanás, los demonios, el anticristo,


el falso profeta y los incrédulos a lo largo de toda la historia (Apocalipsis 19:20;
20: 10-15). Estará poblada por seres humanos inconversos siguiendo el juicio del
gran trono blanco. Todos los residentes serán atormentados día y noche por los
siglos de los siglos. Es eterno.
El lago de fuego es otro término para el infierno. Las Escrituras nos aseguran
que el infierno es un lugar real. Pero el infierno no era parte de la creación
original de Dios, a la que llamó buena (Génesis 1). El infierno fue creado más
tarde para acomodar el destierro de Satanás y sus ángeles caídos que se
rebelaron contra Dios (Mateo 25:41). Los seres humanos que rechazan a Cristo
se unirán a Satanás y sus ángeles caídos en este lugar infernal de sufrimiento.
La Escritura describe el destino de los malvados como un horno de fuego. Jesús
dijo que en este horno de fuego habría llanto y crujir de dientes (Mateo
13:42). Este llanto será causado por el medio ambiente, la compañía, el
remordimiento y la culpa, y la vergüenza que aflige a todos los que están en el
infierno.
Las Escrituras usan una serie de otros términos para describir los horrores del
infierno, incluido el fuego inextinguible (Marcos 9:47-48), el lago ardiente de
azufre ardiente (Apocalipsis 19:20), fuego eterno (Mateo 18:8), castigo eterno.
(Mateo 25:46), destrucción (Mateo 7:13), destrucción eterna (2 Tesalonicenses
1: 8-9), el lugar del llanto y el crujir de dientes (Mateo 13:42), y la muerte
segunda (Apocalipsis 20: 14). El horror del infierno es inconcebible para la
mente humana.
¿Qué es precisamente el fuego del infierno (o lago de fuego)? Algunos creen
que es literal. De hecho, puede que sea así. Otros creen que el fuego es una
metáfora de la gran ira de Dios. La Escritura comúnmente usa esta imagen.

• “La SEÑOR tu Dios es fuego consumidor, un Dios celoso” (Deuteronomio


4:24).
• “Dios es fuego consumidor” (Hebreos 12:29).
• “Su ira se derrama como fuego” (Nahum 1:6).
• “¿Quién puede pararse cuando aparece? Porque será como fuego
purificador” (Malaquías 3:2).
• Dios dijo: “Mi ira se encenderá y arderá como fuego por el mal que has
hecho; arde sin que nadie lo apague” (Jeremías 4:4 NVI).

¡Cuán terrible es la ira ardiente de Dios!


Las mejores traducciones al inglés del Antiguo Testamento no incluyen la
palabra infierno. En cambio, transliteran la palabra hebrea Sheol. Sheol puede
tener diferentes significados en diferentes contextos. A veces, la palabra significa
"tumba". Otras veces se refiere al lugar de los difuntos en contraste con el estado
de las personas vivas. El Antiguo Testamento describe al Seol como un lugar de
horror (Salmo 55:15) y castigo (Job 24:19; Salmo 9:17).
Cuando llegamos al Nuevo Testamento, encontramos que varias palabras se
relacionan con la doctrina del infierno. Hades parece ser la contraparte del Seol
en el Nuevo Testamento. El hombre rico soportó un gran sufrimiento en el Hades
(Lucas 16:23).
Sin embargo, este era un estado intermedio y no el destino eterno del
rico. Hades es una morada temporal y algún día será arrojado al lago de fuego. En
el futuro, los malvados del Hades se levantarán de entre los muertos y serán
juzgados en el juicio del gran trono blanco. Luego serán arrojados al lago de
fuego, que será su lugar permanente de sufrimiento por toda la eternidad.
Otra palabra relacionada con el concepto del infierno es Gehena (Mateo
10:28). Esta palabra tiene una historia interesante. Durante varias generaciones,
el antiguo Israel cometió atrocidades en el valle de Ben Hinnom, incluidos
sacrificios humanos e incluso el sacrificio de niños (2 Reyes 23:10; 2 Crónicas 28:
3; 33: 6; Jeremías 32:35). Las desafortunadas víctimas fueron sacrificadas al falso
dios moabita Moloc. Jeremías apropiadamente llamó a este valle un "valle de la
matanza" (Jeremías 7:31-34).
Con el tiempo, el valle llegó a ser utilizado como un basurero público en el que
se vertía toda la inmundicia de Jerusalén. No solo la basura, sino también los
cuerpos de los animales muertos y los cadáveres de los criminales fueron
arrojados al montón, donde se quemaron perpetuamente. Los fuegos del valle
nunca dejaron de arder. Y siempre había una buena comida para un gusano
hambriento.
Este lugar se llamó originalmente (en hebreo) Ge [gen] hinnom (el valle de los
hijos de Hinom). Finalmente fue abreviado al nombre Ge- Hinnom. La traducción
griega de esta frase hebrea es Gehena. Se convirtió en un término gráfico y
apropiado para la realidad del infierno. Jesús mismo usó la palabra 11 veces en
referencia al lugar eterno de sufrimiento de la humanidad no redimida.
17
El Estado Eterno

EN ESTE CAPÍTULO
I. Cristo Entrega el Reino al Padre
II. Los Viejos Cielos y la Tierra son Destruidos
III. El Cielo Nuevo y la Tierra Nueva
IV. La Nueva Jerusalén
V. perfecto en Todo sentido

I - CRISTO ENTREGA EL REINO AL PADRE

M ucha gente ha luchado por entender 1 Corintios 15: 24,28, donde Pablo
dice de Jesucristo: “Entonces vendrá el fin, cuando entregue el reino a
Dios el Padre… Cuando todas las cosas le estén sujetas, entonces el Hijo mismo
Sométete también al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en
todos”.
Es importante comprender el significado de estos versículos. Observe que,
aunque Jesucristo es completamente igual al Padre en términos de ser Dios (ver,
por ejemplo, Juan 1:1; 8:58; 10:30; Filipenses 2: 5-11; Colosenses 2:9), Cristo sin
embargo, está sujeto al Padre (Juan 14:28; 1 Corintios 11:3). Muchos teólogos
señalan que Jesús no solo es Dios, sino que también asumió una naturaleza
humana en la encarnación, una naturaleza humana que todavía posee hoy (véase
Lucas 24:37-39; Hechos 2:31; 1 Timoteo 2:5; 1). Juan 4: 2; 2 Juan 7).
Debido a que Cristo todavía posee Su naturaleza humana, todavía está
sometido al Padre. Sin embargo, incluso fuera de su humanidad, Jesús siempre
ha estado y siempre estará sujeto al Padre porque esta es la naturaleza de la
relación de las personas en la Trinidad. Este es uno de los factores teológicos
detrás de versículos como Juan 3:17: "Dios no envió a su Hijo al mundo para
condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él". Dios el Padre es el
remitente; Jesús es el enviado.
Entonces, ¿cuál es el significado de 1 Corintios 15:28? En el plan eterno de
salvación, el papel del Hijo eterno era convertirse en el Mediador (el
intermediario) entre el hombre y Dios el Padre. En 1 Timoteo 2:5, por ejemplo,
leemos: "Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,
Jesucristo hombre".
Sin embargo, es importante reconocer que el papel de Cristo como mediador
es temporal. Este papel no es eterno. Cuando finalmente se completa la tarea de
la redención humana, Cristo el mediador entrega voluntariamente el reino al que
lo envió al mundo para lograr la redención, Dios el Padre.
En ese momento, se completará el rol del Hijo como mediador. Como dijo un
expositor de la Biblia: "Cuando entregue la administración del reino terrenal al
Padre, entonces el Dios trino reinará como Dios y ya no a través del Hijo
encarnado". De hecho, “a lo largo de las edades infinitas de la eternidad, el Dios
1

trino Jehová impregnará el universo con Su amor y gloria celestiales. Entonces


Dios será inmediatamente conocido por todos. Qué glorioso destino aguarda a
los redimidos del Señor ". 2

II - LOS VIEJOS CIELOS Y LA TIERRA SON DESTRUIDOS

Al recordar la escena del Jardín del Edén en la que Adán y Eva pecaron contra
Dios, recordamos que Dios juzgó la tierra con una maldición (Génesis 3:17-
18). De hecho, el universo fue sometido a la futilidad y ahora está esclavizado a
la decadencia (Romanos 8:20-22).
Entonces, antes de que el reino eterno pueda manifestarse, Dios debe ocuparse
de esta tierra y universo malditos. Y Satanás ha llevado a cabo durante mucho
tiempo sus planes malvados en la tierra (ver Efesios 2:2), por lo que la tierra debe
ser limpiada de todas las manchas resultantes de su presencia prolongada.
En resumen, la tierra, junto con el primer y segundo cielo, es decir, la
atmósfera terrestre (Job 35:5) y el universo estelar (Génesis 1:17; Deuteronomio
17:3), deben renovarse. Lo viejo debe dejar espacio para lo nuevo.
Las Escrituras a menudo hablan del paso de los cielos y la tierra antiguos. El
Salmo 102:25-26 es un ejemplo: “Antiguamente tú [oh Dios] pusiste los
cimientos de la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, pero
tú permanecerás; todos se desgastarán como un vestido. Los cambiarás como un
manto, y pasarán. " Isaías 51: 6 es otro: “Alza tus ojos a los cielos y mira la tierra
abajo; porque los cielos se desvanecen como humo, la tierra se desgastará como
un vestido ... pero mi salvación será para siempre”. Esto nos recuerda las
palabras de Jesús en Mateo 24:35: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras
no pasarán".
Quizás la sección más extensa de las Escrituras que trata sobre el paso de los
cielos y la tierra antiguos es 2 Pedro 3:7-13.
Los cielos y la tierra que existen ahora están almacenados para el fuego, y
se guardan hasta el día del juicio y la destrucción de los impíos.
Pero no pasen por alto este hecho, amados, que para el Señor un día es como
mil años, y mil años como un día. El Señor no tarda en cumplir su promesa
como algunos la consideran lentitud, pero es paciente para con ustedes, no
deseando que ninguno perezca, sino que todos alcancen el
arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como un ladrón, y entonces
los cielos pasarán con un rugido, y los cuerpos celestes serán quemados y
disueltos, y la tierra y las obras que se hagan en ella serán descubiertas.
Ya que todas estas cosas han de ser disueltas así, ¿qué clase de personas
deben ser ustedes en vidas de santidad y piedad, esperando y apresurando
la venida del día de Dios, por el cual los cielos serán incendiados y disueltos?
¡Y los cuerpos celestes se derretirán al arder! Pero de acuerdo con su
promesa, estamos esperando cielos nuevos y tierra nueva en los cuales
mora la justicia.

Lo viejo debe pasar para dejar espacio a lo nuevo. Lo que está manchado y en
descomposición debe dejar lugar para lo que será completamente puro y eterno.

III - EL CIELO NUEVO Y LA TIERRA NUEVA

Después de que el universo sea limpiado por el fuego y Dios cree un cielo
nuevo y una tierra nueva, todos los vestigios de la maldición y la presencia de
Satanás serán completamente y para siempre eliminados de toda la creación. El
expositor de la Biblia Albert Barnes hace este comentario:

La tierra no será más maldita, y no producirá más espinos ni cardos; el


hombre ya no se verá obligado a ganarse el pan con el sudor de su frente; la
mujer no estará más condenada a soportar los sufrimientos que sufre
ahora; y las moradas de los bienaventurados no serán más maldecidas por
la enfermedad, el dolor, las lágrimas y la muerte. 3

Todas las cosas serán renovadas, ¡y qué bendito será!

Un cielo expandido
Los teólogos y expositores de la Biblia han tenido cuidado de distinguir entre
el cielo actual donde Dios ahora habita y el lugar al que van los creyentes en el
momento de la muerte (2 Corintios 5:8; Filipenses 1:21-23) y el cielo futuro
donde los creyentes pasarán toda la eternidad. (2 Pedro 3:13; Apocalipsis
21:1). Porque, de hecho, se acerca una renovación.
En la consumación de todas las cosas, Dios renovará los cielos y la tierra,
fusionando Su cielo con un nuevo universo para una perfecta morada que
será nuestro hogar para siempre. En otras palabras, el cielo, el reino donde
Dios habita, se expandirá para abarcar todo el universo de la creación, que
será moldeado en un dominio perfecto y glorioso apropiado para la gloria
del cielo.4

Pedro habla de esta gloriosa realidad futura en 2 Pedro 3:13. Usted y yo


podemos esperar vivir eternamente en un reino magnífico donde el cielo y la
tierra se unen en una gloria que excede las capacidades imaginativas del cerebro
humano finito.
Finalmente se cumplirá la profecía de Isaías 65:17, donde Dios promete: "He
aquí, yo creo cielos nuevos y tierra nueva, y las cosas anteriores no serán
recordadas ni vendrán a la mente". Finalmente se cumplirá la profecía de
Apocalipsis 21: 1,5: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo
y la primera tierra habían pasado, y el mar ya no existía… Y el que estaba sentado
en el trono dijo: "He aquí, yo hago nuevas todas las cosas". También dijo, 'Escribe
esto, porque estas palabras son confiables y verdaderas'”.

Un Universo Renovado
El cielo y la tierra nuevos serán este universo presente, solo que será
purificado de todo mal, pecado, sufrimiento y muerte. La palabra griega que se
utiliza para designar la novedad del cosmos no es neos sino kainos. Neos significa
"nuevo en el tiempo" o "nuevo en origen". Pero kainos significa "nuevo en
naturaleza" o "nuevo en calidad". Entonces, la frase "cielos nuevos y tierra
nueva" no se refiere a un cosmos que es totalmente diferente al cosmos
actual. Más bien, el nuevo cosmos permanecerá en continuidad con el cosmos
actual, pero será completamente renovado y renovado.
El comentarista William Hendrickson explica: "Es el mismo cielo y tierra, pero
gloriosamente rejuvenecido, sin malas hierbas, espinas ni cardos". J. Oswald
5

Sanders hace un comentario similar. “La imagen es del universo transformado,


perfeccionado, purgado de todo lo que es malo y se exalta contra Dios. Es 'nuevo',
no en el sentido de ser una nueva creación, sino de ser de carácter nuevo, un
medio digno para los residentes del pueblo redimido de Dios ”. 6

¡Esto significa que un pueblo resucitado vivirá en un universo resucitado! El


teólogo John Piper lo expresa de esta manera: “Lo que le sucede a nuestro cuerpo
y lo que le sucede a la creación van de la mano. Y lo que le sucede a nuestro
cuerpo no es aniquilación sino redención… Nuestros cuerpos serán redimidos,
restaurados, renovados, no desechados. Y así es con los cielos y la tierra ".
7
Mateo 19:28 (LBLA) habla así de "la regeneración". La NVI lo llama "la
renovación de todas las cosas". Hechos 3:21 (LBLA) menciona la "restauración de
todas las cosas". (Véase también Isaías 65: 18-25; Ezequiel 28:25-26; 34:25-30.)
Los cielos y la tierra nuevos, como nuestra novedad en Cristo, serán regenerados,
glorificados, libres de la maldición del pecado y eterno. Nuestro planeta, de
hecho, todo el universo, será puesto en el crisol, alterado, cambiado y hecho
nuevo, para permanecer para siempre.
La tierra nueva, siendo una tierra renovada y eterna, se adaptará a los vastos
cambios morales y físicos que requiere el estado eterno. Todo es nuevo en el
estado eterno. Todo será según la propia naturaleza gloriosa de Dios. Los cielos
nuevos y la tierra nueva serán llevados a la bendita conformidad con todo lo que
Dios es, en un estado de bienaventuranza fija y perfección absoluta.

El cielo y la tierra se fusionaron


Un día, el cielo y la tierra ya no serán reinos separados, como lo son ahora, sino
que se fusionarán. Los creyentes continuarán así en el cielo incluso mientras
estén en la tierra nueva. La tierra nueva será absolutamente sin pecado. Será
bañado y bañado en la luz y el esplendor de Dios, que no será oscurecido por
maldad de ningún tipo ni oscurecido por malhechores de ninguna descripción.

IV - LA NUEVA JERUSALÉN

La descripción más elaborada de la ciudad celestial contenida en la Biblia se


encuentra en Apocalipsis 21.

Vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, descendiendo del cielo de Dios,


preparada como una novia adornada para su esposo… teniendo la gloria de
Dios, su resplandor como una joya muy rara, como un jaspe, claro como el
cristal. Tenía un muro grande y alto, con doce puertas, y en las puertas doce
ángeles, y en las puertas estaban inscritos los nombres de las doce tribus de
los hijos de Israel: al este, tres puertas, al norte tres puertas, al al sur tres
puertas, y al oeste tres puertas. Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos,
y sobre ellos estaban los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero…
La muralla estaba construida de jaspe, mientras que la ciudad era de oro
puro, transparente como el cristal. Los cimientos del muro de la ciudad
estaban adornados con todo tipo de joyas ... Y las doce puertas eran doce
perlas, cada una de las puertas estaba hecha de una sola perla, y la calle de
la ciudad era de oro puro, transparente como el vidrio ...
Y la ciudad no tiene necesidad de que el sol o la luna brillen sobre ella,
porque la gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero ... Y sus
puertas nunca se cerrarán de día, y allí no habrá noche.

Esta descripción de la Nueva Jerusalén es asombrosa. Contemplamos con


asombro un esplendor tan trascendente que la mente humana apenas puede
asimilarlo. Esta es una escena de gozo extático y compañerismo de ángeles sin
pecado y seres humanos redimidos y glorificados. La voz del Alfa y la Omega, el
principio y el fin, pronuncia una declaración culminante: “He aquí, hago nuevas
todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5).
Las palabras contenidas en Apocalipsis 21-22 sin duda representan un intento
humano de describir lo absolutamente indescriptible.

La impresión general de la ciudad como una gigantesca joya brillante en


comparación con el jaspe, claro como el cristal, indica su gran belleza. John
estaba tratando de describir lo que vio y relacionarlo con lo que podría ser
familiar para sus lectores. Sin embargo, es evidente que su revelación
trasciende cualquier cosa que se pueda experimentar. 8

Millard Erickson está de acuerdo y ofrece estas reflexiones sobre el glorioso


esplendor de esta ciudad celestial.

Imágenes que sugieren un tamaño inmenso o una luz brillante representan


el cielo como un lugar de esplendor, grandeza, excelencia y belleza
inimaginables ... Es probable que, si bien la visión de John emplea como
metáforas los elementos que consideramos más valiosos y hermosos, el
esplendor real del cielo supera con creces cualquier cosa que hayamos
experimentado. 9

George Marsden, autor de Jonathan Edwards: A Life, señala que Edwards ...
relató los símiles usados en las Escrituras para describir el cielo ... Su punto
más importante fue que, por maravilloso que sea imaginar estas cosas, las
imágenes terrenales no son realmente adecuadas ... Estas imágenes bíblicas,
explicó, son "sombras muy tenues" que representan los gozos del cielo los
seres humanos están destinados a disfrutar. 10

En resumen, la ciudad celestial será mucho más maravillosa de lo que


podamos imaginar.
Una cosa es cierta. La ciudad está diseñada para reflejar y manifestar la
increíble gloria de Dios. La mención a la transparencia revela que la ciudad está
diseñada estratégicamente para transmitir la gloria de Dios en forma de luz sin
obstáculos. La imaginación humana es simplemente incapaz de sondear la gloria
inconmensurablemente resplandeciente de Dios que se manifestará
perpetuamente en la ciudad eterna. Esto es especialmente cierto considerando
el hecho de que todo tipo de piedras preciosas se construirán en la ciudad eterna.

V - PERFECTO EN TODO SENTIDO

Debido a que usted y yo estamos tan acostumbrados a vivir en un mundo caído


que ha sido viciosamente estropeado por el pecado y la corrupción, no podemos
concebir cómo sería la vida en un hábitat celestial sin tal pecado y caída. Desde
el nacimiento hasta la muerte, nos enfrentamos a la imperfección en todos los
niveles. Pero en la ciudad eterna, no experimentaremos nada más que la
perfección. Me encanta la descripción de AT Pierson.

No habrá más maldición: restauración perfecta. El trono de Dios y del


Cordero estará en él: perfecta administración. Sus siervos le
servirán: perfecta subordinación. Y verán su rostro: transformación
perfecta. Y su nombre estará en sus frentes, perfecta identificación. Y no
habrá noche allí; y no necesitan vela, ni luz del sol; porque el Señor
los ilumina, perfecta iluminación. Y reinarán por los siglos de los siglos:
gozo perfecto. 11

Una ciudad enorme


La ciudad celestial mide aproximadamente 1500 millas por 1500 millas por
1500 millas. Aunque algunos interpretan estos grandes números de manera
simbólica, supuestamente llevando la idea de que “las personas salvadas nunca
están amontonadas”, creo que las dimensiones deben interpretarse
literalmente. La ciudad eterna es tan grande que mediría aproximadamente la
distancia de Canadá a México y del Océano Atlántico a las Montañas Rocosas. Esa
es una superficie de 2,25 millones de millas cuadradas. (En comparación,
Londres tiene solo 621 millas cuadradas). Dicho de otra manera, el área a nivel
del suelo de la ciudad será 3623 veces mayor que la de Londres. Si la ciudad tiene
historias, cada una de 13 pies de altura, la ciudad tendría 660.000 historias. ¡Eso
es enorme!
Una ciudad tan alta podría parecer un desafío formidable para los viajeros
urbanos. Sin embargo, no debemos olvidar que nuestros cuerpos de resurrección
probablemente tendrán capacidades asombrosas. Algunos expositores creen
que nuestros nuevos cuerpos tendrán la capacidad de volar y llegar a lugares
rápidamente. ¡Eso sería muy emocionante!
Alguien calculó que, si esta estructura tiene forma de cubo, permitiría 20 mil
millones de residentes, cada uno con su propio cubo privado de 75 acres. Si cada
residencia fuera más pequeña, la ciudad tendría espacio para acomodar a cien
mil billones de personas y quedaría mucho espacio para parques, calles y otras
cosas que vería en cualquier ciudad normal.
La ciudad eterna podría tener forma de cubo o de pirámide, y hay buenos
eruditos cristianos en ambos lados del debate. Algunos prefieren considerarlo
con forma de pirámide, porque esto explicaría cómo el río del agua de la vida
podría fluir por sus lados (Apocalipsis 22:1-2). Otros prefieren considerarlo con
forma de cubo, porque el Lugar Santísimo en el Templo de Salomón tenía forma
de cubo (1 Reyes 6:20), y una forma cúbica de la Nueva Jerusalén podría estar
destinada a comunicar que esta ciudad eterna es como un eterno Santo de los
Santos.

Muros altos y puertas abiertas


[La ciudad] tenía un gran muro alto, con doce puertas, y en las puertas doce
ángeles, y en las puertas estaban inscritos los nombres de las doce tribus de
los hijos de Israel ... Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y en ellos
estaban los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero (Apocalipsis
21:12,14).

Quizás los ángeles están en cada una de las 12 puertas no solo como
guardianes, sino también en vista de su papel como espíritus ministradores de
los herederos de la salvación (Hebreos 1:14). Quizás los nombres de las 12 tribus
de Israel están escritos en las puertas para recordarnos que “la salvación viene
de los judíos” (Juan 4:22). Y quizás los nombres de los apóstoles aparecen en los
cimientos para recordarnos que la iglesia fue edificada sobre estos hombres de
Dios (Efesios 2:20).
¿Cuál fue la reacción de Juan cuando vio su propio nombre inscrito en uno de
los cimientos? Qué emoción debe haber sido. Es como un memorial eterno de la
fidelidad de Juan, y la fidelidad de los otros apóstoles, en la defensa de la verdad
de Jesucristo en un mundo a menudo hostil.
Note que “sus puertas nunca se cerrarán de día, y allí no habrá noche”
(Apocalipsis 21:25). En la antigüedad, las puertas de la ciudad se cerraban por la
noche para protegerse contra los invasores. Las puertas eran parte de la
seguridad de la ciudad. Aquellos que viven en la ciudad eterna, sin embargo,
nunca tendrán una amenaza externa. Satanás, los demonios y los incrédulos
estarán en eterna cuarentena en el infierno. Dios mismo morará dentro de la
ciudad. ¿Quién se atrevería a atacarlo?

Un río, un árbol y hojas curativas


“Entonces el ángel me mostró el río de agua de vida, brillante como el cristal,
que fluye desde el trono de Dios y del Cordero por el medio de la plaza de la
ciudad” (Apocalipsis 22:1). Este río puro de vida, aunque real y material, también
puede ser un símbolo de la abundancia de vida espiritual que caracterizará a los
que viven en la ciudad eterna. El arroyo parece simbolizar el flujo perpetuo de
bendiciones espirituales para todos los redimidos de todas las edades, que ahora
disfrutan del pleno resplandor de la vida eterna. Qué bendición espiritual habrá
en el estado eterno.
A continuación, leemos sobre el árbol de la vida (Apocalipsis 22:2). La última
vez que leímos del árbol de la vida fue en Génesis 3, donde Adán y Eva pecaron
en el Jardín del Edén. El paraíso se perdió. Ahora, en el libro de Apocalipsis, el
paraíso es restaurado y nuevamente somos testigos del árbol de la vida en el
glorioso estado eterno.
Se dice que las hojas del árbol son para la curación de las naciones. Pero ¿qué
significa esto? ¿Habrá realmente una necesidad de curación, como si de alguna
manera las cosas no fueran perfectas en el estado eterno? Albert Barnes sugiere:
"No debemos suponer que habrá enfermedad y un proceso de curación en el
cielo, porque esa idea está expresamente excluida en Apocalipsis 21:4". Este12

versículo nos informa que "la muerte no será más, ni habrá más luto, ni llanto ni
dolor".
La palabra que se usa para "curar" en este versículo es therapeia. Derivamos
la palabra en inglés terapia de esta palabra. La palabra lleva la idea de "dar
salud". Debemos interpretar esto en el sentido de que las hojas del árbol
promueven el disfrute de la vida en la Nueva Jerusalén y no son para corregir
males que no existen.

No se necesita sol ni luna


“La ciudad no necesita sol ni luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la
ilumina, y su lámpara es el Cordero” (Apocalipsis 21:23). Esto está de acuerdo
con la profecía de Isaías 60:19: “El sol ya no será tu luz de día, ni la luna te
alumbrará por resplandor; pero la SEÑOR será tu luz eterna, y tu Dios será tu
gloria”. Los comentarios del Dr. Lehman Strauss sobre la gloria del Cordero son
dignos de meditación.

En esa ciudad que Cristo ha preparado para los suyos, no habrá luz creada,
simplemente porque Cristo mismo, que es la luz no creada (Juan 8:12),
estará allí ... Las luces creadas de Dios y de los hombres son como tinieblas
cuando comparado con nuestro Bendito Señor. La luz que Él apaga por toda
la eternidad es la gloria sin nubes y sin empañar de Su propia Santa
presencia. Como consecuencia de la plenitud de esa luz, no habrá noche. 13

Una ciudad santa


En Apocalipsis 21:1-2 encontramos al cielo descrito como "la ciudad
santa". Esta es una descripción adecuada. De hecho, en esta ciudad no habrá
pecado ni injusticia de ningún tipo. Solo los puros de corazón habitarán allí. Esto
no significa que usted y yo debamos alcanzar personalmente la perfección moral
para vivir allí. A los que creemos en Cristo se nos ha dado la misma justicia de
Cristo (ver Romanos 4:11, 22-24). Por lo que Cristo logró por nosotros en la cruz
(tomando nuestros pecados sobre sí mismo), hemos sido santificados (Hebreos
10:14). Tendremos el privilegio de vivir por toda la eternidad en la ciudad santa.

Contrastando la Nueva Jerusalén con la Tierra


Al leer la descripción de Juan de la Nueva Jerusalén, encontramos toda una
serie de contrastes con la tierra. Bruce Shelley ha resumido maravillosamente
estos contrastes.

En contraste con la oscuridad de la mayoría de las ciudades antiguas, Juan


dice que el cielo siempre está iluminado. En contraste con las enfermedades
desenfrenadas en el mundo antiguo, dice que el cielo tiene árboles cuyas
hojas curan todo tipo de enfermedades. En contraste con los áridos
desiertos del Cercano Oriente, él representa el cielo con un río interminable
de agua cristalina. En contraste con una existencia exigua en un clima árido,
Juan dice que en los árboles del cielo crecen doce clases de frutos. En una
palabra, el cielo es un destino maravilloso, libre de las carencias y
malestares de esta vida. 14

Finalmente, se cumplen los propósitos de Dios. El plan de salvación de Dios,


concebido en la eternidad pasada, ahora se realiza plenamente. Y qué glorioso
será. Uno de los grandes comentaristas del pasado, Wilbur Smith, lo describe de
esta manera:

Todos los propósitos gloriosos de Dios, ordenados desde la fundación del


mundo, ahora se han logrado. La rebelión de los ángeles y la humanidad
finalmente es sometida, cuando el Rey de reyes asume su legítima
soberanía. La santidad absoluta e inmutable caracteriza a todos dentro del
reino universal de Dios. Los redimidos, hechos por la sangre del Cordero,
están en resurrección y gloria eterna. La vida está en todas partes y la
muerte nunca volverá a entrometerse. La tierra y los cielos se renuevan. La
luz, la belleza, la santidad, el gozo, la presencia de Dios, la adoración de Dios,
el servicio a Cristo, la semejanza a Cristo, todos son ahora realidades
permanentes. El vocabulario del hombre, hecho para la vida aquí, es incapaz
de describir verdadera y adecuadamente lo que Dios ha preparado para
quienes lo aman. 15

La ciudad eterna, la Nueva Jerusalén, será asombrosa e incomprensiblemente


maravillosa, mucho más de lo que cualquier mente humana podría imaginar o
incluso comenzar a imaginar. Los cristianos son simplemente peregrinos en ruta
hacia la frontera final de la Nueva Jerusalén, simplemente pasando por este breve
punto de tiempo en la tierra.
Somos más sabios cuando elegimos seguir diariamente el consejo del apóstol
Pablo en Colosenses 3:1-2: “Busquen las cosas de arriba, donde está Cristo,
sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la
tierra ".

Al que nos ama y nos libró de nuestros pecados con su sangre y nos hizo un reino,
sacerdotes para su Dios y Padre, a él sea gloria e imperio por los siglos de los
siglos. Amén.

Apocalipsis 1:5-6
Bibliografía

Ankerberg , John y Dillon Burroughs. Derretimiento de Oriente


Medio . Eugene: Casa de la cosecha, 2007.
Berkhof , Louis. Manual de Doctrina Cristiana . Grand Rapids: Eerdmans,
1983.
———. Teología sistemática . Grand Rapids: Eerdmans, 1977.
Bloque, Daniel. El Libro de Ezequiel: Capítulos 25–48 . Grand Rapids:
Eerdmans, 1998.
Buswell , James. Una teología sistemática de la religión cristiana . Grand
Rapids: Zondervan, 1979.
Demar , Gary. Ficción del fin de los tiempos . Nashville: Thomas Nelson,
2001.
Erickson, Millard. Teología cristiana . Grand Rapids: Baker, 1985.
Feinberg, Charles. La profecía de Ezequiel . Eugene: Wipf y Stock, 2003.
Fruchtenbaum , Arnold. Los pasos del Mesías . San Antonio: Ariel, 2004.
Geisler , Norman. Teología sistemática. Minneapolis: Bethany House, 2005.
Geisler, Norman y William Nix. Introducción general a la Biblia . Chicago:
Moody, 1986.
Harrison, Everett, ed. Diccionario de teología de Baker . Grand Rapids:
Baker Books, 1960.
Hays, J. Daniel, J. Scott Duvall y C. Marvin Pate. Diccionario de profecía
bíblica y el fin de los tiempos . Grand Rapids: Zondervan, 2007.
Hitchcock, Mark. Profecía bíblica . Wheaton: Casa Tyndale, 1999.
———. La inminente invasión islámica de Israel . Hermanas: Multnomah,
2002.
———. Irán: la crisis venidera . Hermanas: Multnomah, 2006.
———. ¿Está América en la profecía bíblica? Hermanas: Multnomah, 2002.
———. Los últimos grandes Estados Unidos . Colorado Springs: Multnomah,
2009.
———. La segunda venida de Babilonia . Hermanas: Multnomah, 2003.
Hodge, Charles. Teología sistemática . Grand Rapids: Eerdmans, 1952.
Hoyt, Herman. Los últimos tiempos . Chicago: Moody, 1969.
Ice, Thomas y Timothy Demy. Vigilancia de la profecía . Eugene: Casa de la
cosecha, 1998.
———. Lo que dice la Biblia sobre el cielo y la eternidad . Grand
Rapids: Kregel , 2000.
———. Cuando suena la trompeta . Eugene: Casa de la cosecha, 1995.
Ice, Thomas y Randall Price. Listo para reconstruir: el plan inminente para
reconstruir el templo de los últimos días . Eugene: Casa de la cosecha, 1992.
Ladd, George Eldon. Creo en la resurrección de Jesús . Grand Rapids:
Eerdmans, 1975.
LaHaye , Tim. El principio del fin . Wheaton: Tyndale, 1991.
———. La paz venidera en el Medio Oriente . Grand Rapids: Zondervan,
1984.
LaHaye , Tim, ed. Biblia de estudio de profecía . Chattanooga: AMG, 2001.
LaHaye , Tim y Ed Hindson , eds. El comentario popular de la profecía
bíblica . Eugene: Casa de la cosecha, 2006.
———. La enciclopedia popular de la profecía bíblica . Eugene: Casa de la
cosecha, 2004.
LaHaye , Tim y Thomas Ice. Trazando los últimos tiempos . Eugene: Casa de
la cosecha, 2001.
LaHaye , Tim y Jerry Jenkins. ¿Estamos viviendo en el fin de los
tiempos? Wheaton: Tyndale, 1999.
MacArthur, John, ed. La Biblia de estudio MacArthur . Nashville: Thomas
Nelson, 2003.
MacDonald, W. y A. Farstad . Comentario bíblico del creyente . Nashville:
Thomas Nelson, 1997.
Marsden, George. Jonathan Edwards: una vida . New Haven: Universidad de
Yale, 2003.
McDowell, Josh. Evidencia que exige un veredicto . San Bernardino: Campus
Crusade for Christ, 1972.
Pentecostés, J. Dwight. Cosas por venir . Grand Rapids: Zondervan, 1964.
———. Las palabras y obras de Jesucristo . Grand Rapids: Zondervan, 1978.
Price, Randall. Datos rápidos sobre el conflicto de Oriente Medio . Eugene:
Casa de la cosecha, 2003.
———. Guerra impía . Eugene: Casa de la cosecha, 2001.
Rhodes, Ron. Cristo ante el pesebre: la vida y los tiempos
del Cristo preencarnado . Grand Rapids: Baker, 1992.
———. El cristianismo según la Biblia . Eugene: Casa de la cosecha, 2006.
———. La tormenta de petróleo que se avecina . Eugene: Casa de la
cosecha, 2010.
———. El conflicto de Oriente Medio: lo que necesita saber . Eugene: Casa
de la cosecha, 2009.
———. Aumento de la tormenta del norte: Rusia, Irán y la coalición militar
emergente del fin de los tiempos contra Israel . Eugene: Casa de la cosecha,
2008.
———. El Diccionario Popular de Profecía Bíblica . Eugene: Casa de la
cosecha, 2010.
———. La guía temática de la profecía bíblica . Eugene: Casa de la cosecha,
2010.
Rosenberg, Joel. Epicentro: Por qué los rumores actuales en el Medio Oriente
cambiarán su futuro . Carol Stream: Tyndale, 2006.
Ruthven, Jon Mark. La profecía que está dando forma a la historia: nueva
investigación sobre la visión del fin de Ezequiel . Fairfax: Xulon , 2003.
Ryrie, Charles. Teología básica . Wheaton: Víctor, 1986.
———. Dispensacionalismo hoy . Chicago: Moody, 1965.
Ryrie, Charles, ed. La Biblia de estudio de Ryrie . Chicago: Moody Press,
2011.
Sanders, J. Oswald. Cielo: Mejor de lejos . Grand Rapids: Discovery House,
1993.
Shelley, Bruce. Teología para la gente corriente . Downers
Grove: InterVarsity , 1994.
Duchas, Renald . Maranatha : ¡Ven nuestro Señor! Bellmawr: The Friends of
Israel Gospel Ministry, 1995.
Thomas, FW Maestros del engaño . Grand Rapids: Baker Books, 1983.
Toussaint, Stanley. He aquí el rey: un estudio de Mateo . Grand
Rapids: Kregel , 2005.
Unger, Merrill F. Más allá de la bola de cristal . Chicago: Moody, 1978.
Walvoord , John F. End Times . Nashville: Word, 1998.
———. Jesucristo nuestro Señor . Chicago: Moody, 1980.
———. El Reino Milenario . Grand Rapids: Zondervan, 1975.
———. El manual del conocimiento de la profecía . Wheaton: Víctor, 1990.
———. El regreso del Señor . Grand Rapids: Zondervan, 1979.
Walvoord , John F. y Mark Hitchcock. Armagedón, petróleo y terror . Carol
Stream: Casa Tyndale, 2007.
Walvoord , John F. y John E. Walvoord . Armagedón, petróleo y crisis de
Oriente Medio . Grand Rapids: Zondervan, 1975.
Yamauchi, Edwin. Enemigos de la frontera norte: hordas invasoras de las
estepas rusas . Eugene: Wipf y Stock, 1982.
Notas

Capítulo 1: Introducción a la profecía bíblica


1 . El mérito es para mi asociado común de la conferencia Norman Geisler
por esta fraseología memorable.
2 . Thomas Constable, "Notes on 2 Timothy". Disponible en línea en
www.soniclight.com/constable/notes/pdf/2timothy.pdf.
3 . Citado en Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San
Antonio: Ariel Ministries, 2003), np .
4 . Fruchtenbaum , Las huellas del Mesías .
5 . Génesis 12: 1-3; 15: 18-21; 35: 10-12; ver también Isaías 60:
18,21; Jeremías 23: 6; 24: 5-6; 30:18; 31: 31-34; 32: 37-40; 33: 6-
9; Ezequiel 28: 25-26; 34: 11-12; 36: 24-26; 37; 39:28; Oseas 3: 4-5; Joel 2:
18-29; Amós 9: 14-15; Miqueas 2:12; 4: 6-7; Sofonías 3: 19-20; Zacarías 8:
7-8; 13: 8-9.

Capítulo 2: Antes de la Tribulación


1 . Thomas Ice, “Consistent Biblical Futurism (Part 4)” , Blog de la profecía
bíblica , 21 de enero de 2011.
www.bibleprophecyblog.com/2011/01/consistent-biblical-futurism-part-
4.html.
2 . Joel Rosenberg, Epicenter (Carol Stream: Tyndale House, 2006), pág. 27.
3 . Parte de esta información sobre el regreso gradual de los judíos a su
tierra natal se basa en James Combs, “Israel in Two Centuries”, en Prophecy
Study Bible , ed. Tim LaHaye (Chattanooga: AMG Publishers, 2001),
pág. 970.
4 . Stephen Leeb , The Coming Economic Collapse (Nueva York: Warner,
2006), p. 30.

Capítulo 3: El Rapto
1 . Duchas Renald , Maranatha : ¡Ven nuestro Señor! (Bellmawr: Friends of
Israel, 1995), pág. 214.
2 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
3 . Citado en Showers, Maranatha : Our SEÑOR Come! , p. 197.
4 . Duchas, Maranatha : ¡Ven nuestro Señor ! , p. 128. Véase
también Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah .
Capítulo 4: Los resultados del rapto
1 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
2 . Paul Feinberg, “2 Tesalonicenses 2 y el rapto”, en Cuando suena la
trompeta , ed. Thomas Ice y Timothy Demy (Eugene: Harvest House, 1995),
pág. 307.
3 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
4 . Fruchtenbaum , Las huellas del Mesías .
5 . Feinberg, “2 Tesalonicenses 2 y el Rapto”, pág. 307.
6 . Feinberg, “2 Tesalonicenses 2 y el Rapto”, pág. 307.
7 . Thomas Constable, “2 Thessalonians”, en The Popular Bible Prophecy
Commentary , ed. Tim LaHaye y Ed Hindson (Eugene: Harvest House,
2006), pág. 455.
8 . Constable, “2 Thessalonians”, pág. 455.
9 . Mal Couch, “Restrainer”, en The Popular Encyclopedia of Bible Prophecy ,
ed. Tim LaHaye y Ed Hindson (Eugene: Harvest House, 2004), pág. 325.
10 . Mark Hitchcock, ¿Está vivo hoy el Anticristo? (Colorado Springs: Multnomah,
2002), pág. 83.
11 . Sofá, “Restrainer”, pág. 325.
12 . Citado en David Jeremiah, The Coming Economic Armageddon (Nueva York:
Faith Words, 2010), p. 114.
13 . Feinberg, “2 Tesalonicenses 2 y el Rapto”, pág. 308.
14 . William MacDonald y Arthur L. Farstad , Comentario bíblico del
creyente (Nashville: Thomas Nelson, 1995), np .
15 . J. Oswald Sanders, Heaven: Better by Far (Grand Rapids: Discovery House,
1993), pág. 91.
16 . Jon Courson , Comentario de la aplicación de Jon Courson (Nashville: Thomas
Nelson, 2003), p. 1118.
17 . Albert Barnes, Notas sobre el Nuevo Testamento , vol. 8, 2 Corinthians (Grand
Rapids: Baker, 1996), pág. 105.
18 . Courson , Comentario de la aplicación de Jon Courson , p. 1118.
19 . Paul Powell, Cuando el dolor no desaparecerá (Wheaton: Victor, 1986),
pág. 119.

Capítulo 5: La Iglesia con Cristo en el Cielo


1 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
2 . Thomas Constable, "Notes on Revelation". Disponible en línea en
www.soniclight.com/constable/notes/pdf/revelation.pdf.
3 . John MacArthur, The MacArthur Study Bible (Nashville: Thomas Nelson,
2006), np .

Capítulo 6: La invasión de Israel


1 . Joel Rosenberg, Epicenter (Carol Stream: Tyndale House, 2006), págs.
68-69.
2 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
3 . Thomas Ice, “Ezekiel 38 and 39”, parte 1. Disponible en línea en
www.bibleprophecyblog.com/2011/01/ezekiel-38-39-part-1.html.
4 . Ice, “Ezequiel 38 y 39”, parte 1.
5 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
6 . Joel Rosenberg, Epicenter (Carol Stream: Tyndale House, 2006), págs.
163-64.
7 . Arnold Fruchtenbaum , Los pasos del Mesías .

Capítulo 7: El comienzo de la tribulación: el surgimiento del Anticristo


1 . Duchas Renald , Maranatha : ¡Ven nuestro Señor! (Bellmawr: Friends of
Israel, 1995), pág. 21.
2 . Ver Juan 14: 1-3; Romanos 8:19; 1 Corintios 1: 7-8; 15: 51-
53; 16:22; Filipenses 3: 20-21; Colosenses 3: 4; 1 Tesalonicenses 1:10; 4:
13-18; 2 Tesalonicenses 2: 1,3; Tito 2:13; Hebreos 9:28; 1 Pedro 1: 7,13; 5:
4; 1 Juan 2: 28–3: 2; Apocalipsis 2:25; 3:10.
3 . Algunos estudiosos de la profecía asocian a los diez reyes con el
gobierno mundial. Ver Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the
Messiah (San Antonio: Ariel Ministries, 2003), np .

Capítulo 8: El comienzo de la tribulación: el templo y las señales del fin


1 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .

Capítulo 9: La primera mitad de la tribulación: el cordero y sus testigos


1 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
2 . Ver Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio:
Ariel Ministries, 2003), np .

Capítulo 10: La primera mitad de la tribulación: juicios, martirio y


apostasía
1 . JI Packer, Conociendo a Dios (Downers Grove: InterVarsity Press, 1983),
p. 126.
2 . Thomas Constable, "Notes on Revelation". Disponible en línea en
www.soniclight.com/constable/notes/pdf/revelation.pdf.

Capítulo 11: El punto medio de la tribulación


1 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
2 . William MacDonald y Arthur L. Farstad , Comentario bíblico del
creyente (Nashville: Thomas Nelson, 1995), np .
3 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
4 . Fruchtenbaum , Las huellas del Mesías.
5 . Fruchtenbaum , Las huellas del Mesías .
6 . Walvoord , "Revelación".
7 . Arnold Fruchtenbaum , Los pasos del Mesías .
8 . Thomas Constable, "Notes on Revelation". Disponible en línea en
www.soniclight.com/constable/notes/pdf/revelation.pdf.
9 . Thomas Constable, "Notes on Revelation".
10 . William MacDonald y Arthur L. Farstad , The Believer's Bible Commentary .
11 . Walvoord , "Revelación".
12 . Walvoord , "Revelación".
13 . William MacDonald y Arthur L. Farstad , The Believer's Bible Commentary .
14 . Arnold Fruchtenbaum , Los pasos del Mesías .

Capítulo 12: La segunda mitad de la tribulación


1 . Duchas Renald , Maranatha : ¡Ven nuestro Señor! (Bellmawr: Friends of
Israel, 1995), pág. 43.
2 . Ireneo, Adversus Haereses , libro 5, capítulo 30.4.
3 . Citado en Renald Showers, Maranatha : Our SEÑOR Come! , p. 50.
4 . Duchas, Maranatha , pág. 50.
5 . Thomas Ice y Timothy Demy, The Coming Cashless Society (Eugene:
Harvest House, 1996), págs.125-26, 80.
6 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .
7 . Mark Hitchcock, Cashless: Bible Prophecy, Economic Chaos, and the
Future Financial Order (Eugene: Harvest House, 2010), págs. 163-64.
8 . Citado en Thomas Ice y Timothy Demy, Fast Facts on Bible Prophecy
from A to Z (Eugene: Harvest House, 2004), p. 129.
9 . John MacArthur, La Biblia de estudio MacArthur (Nashville: Thomas
Nelson, 2006). Vea la nota sobre Apocalipsis 13:16.
10 . John F. Walvoord , El manual del conocimiento de la profecía (Wheaton: Victor
Books, 1990), np .
11 . Citado en Ice and Demy, The Coming Cashless Society , pág. 132.
12 . William MacDonald y Arthur L. Farstad , Comentario bíblico del
creyente (Nashville: Thomas Nelson, 1995), np .

Capítulo 13: El fin de la tribulación


1 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
2 . Arnold Fruchtenbaum , The Footsteps of the Messiah (San Antonio: Ariel
Ministries, 2003), np .

Capítulo 14: Después de la Tribulación, Antes del Reino Milenial


1 . Duchas Renald , Maranatha : ¡Ven nuestro Señor! (Bellmawr: Friends of
Israel, 1995), págs. 57-58.
2 . Stanley Toussaint, Behold the King: A Study of Matthew (Grand
Rapids: Kregel , 2005), pág. 291.
3 . Merrill F. Unger, Más allá de la bola de cristal (Chicago: Moody, 1978),
págs. 134-35.
4 . J. Dwight Pentecostés, Las palabras y obras de Jesucristo (Grand Rapids:
Zondervan, 1978), p. 410. Véase también J. Dwight Pentecost, Things to
Come (Grand Rapids: Zondervan, 1978), p. 418.
5 . “Mateo”, en The Bible Knowledge Commentary , New Testament
Edition, ed. John Walvoord y Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook,
1983), np .

Capítulo 15: Durante el Reino Milenial


1 . John F. Walvoord , Principales profecías bíblicas (Grand Rapids:
Zondervan, 1991), pág. 390.
2 . John F. Walvoord , The Millennial Kingdom (Grand Rapids: Zondervan,
1981), pág. 310.
3 . Jerry Hullinger , “El problema de los sacrificios de animales en Ezequiel
40–48”, Bibliotheca Sacra 152, julio-septiembre de 1995, p. 280.
4 . Hullinger , “El problema de los sacrificios de animales en Ezequiel 40–
48”, pág. 289.
5 . Walvoord , The Millennial Kingdom , pág. 307.

Capítulo 17: El estado eterno


1 . Charles F. Pfeiffer y Everett F. Harrison, eds., The Wycliffe Bible
Commentary (Chicago: Moody, 1974), pág. 1257.
2 . FW Thomas, Maestros del engaño (Grand Rapids: Baker Books, 1983),
p. 21.
3 . Albert Barnes, “Revelation”, en Notes on the New Testament (Grand
Rapids: Baker, 1996), pág. 454.
4 . John MacArthur, La gloria del cielo (Wheaton: Crossway, 1996), pág. 90.
5 . Citado en J. Oswald Sanders, Heaven: Better by Far (Grand Rapids:
Discovery House, 1993), p. 131.
6 . Sanders, Heaven, pág. 134.
7 . Citado en Randy Alcorn, Heaven (Wheaton: Tyndale, 2004), p. 125.
8 . John F. Walvoord , “Revelation”, en The Bible Knowledge
Commentary , New Testament Edition, ed. John Walvoord y
Roy Zuck (Colorado Springs: David C. Cook, 1983), np .
9 . Millard Erickson, Christian Theology (Grand Rapids: Baker, 1987),
pág. 1229.
10 . George Marsden, Jonathan Edwards: A Life (New Haven: Universidad de
Yale, 2003), pág. 98.
11 . Citado en John Walvoord , The Revelation of Jesus Christ (Chicago:
Moody, 1971), pág. 332.
12 . Albert Barnes, “Revelation”, pág. 453.
13 . Citado en Tim LaHaye , Revelation: Illustrated and Made Plain (Grand
Rapids: Zondervan, 1975), p. 315.
14 . Bruce Shelley, Teología para la gente común (Downers
Grove: InterVarsity , 1994), p. 212.
15 . Citado en “Revelation”, Wycliffe Bible Commentary (Chicago: Moody,
1960), pág. 1524.
Sobre El Autor

El Dr. Ron Rhodes es un autor popular, conferencista y líder


de seminario. Es fundador y presidente de Razonamiento a
partir de las Escrituras, un ministerio dedicado a la formación
y la educación de los cristianos en la Palabra de Dios y en la
apologética. También imparte cursos de apologética en el
Seminario Teológico de Dallas, Seminario Evangélico del Sur,
y la Universidad de Biola.
Rhodes es experto en escribir en un lenguaje sencillo que es
fácil de entender. Sus Obras como: El Movimiento de La
Nueva Era; Razonamiento a partir de las Escrituras; Los
testigos de Jehová, y Razonamiento a partir de las Escrituras Con Los
Musulmanes, fueron nombrados ECPA Finalistas del Medallón de Oro y uno de
sus libros más populares, Encuéntrelo Rápido en la Biblia, es un libro de la
selección del mese de la Asociación Evangelística Billy Graham. Con más de
un millón de libros impresos en varios idiomas, Rhodes es el autor de Las 10
Cosas más Importantes que puede decir a un Testigo de Jehová, Las 10 Cosas
más Importantes que puede decir a un Mormón, Ángeles entre Nosotros, El
libro completo de Respuestas de la Biblia, el libro completo de Promesas de
la Biblia, lo encontrará práctico rápida Bible Encyclopedia, el Desafío de Las
Sectas y Nuevas Religiones, Cielo: Aquel País Desconocido, el Culting de
América, La Falsificación del Cristo de la Nueva Era, y muchos-otros.
En su libro más reciente, Las 10 Cosas que Debe Saber Sobre el Debate de la
Creación vs. Evolución, Rodas expone a través de detalles sobre este tema y
resume las 10 reclamaciones más críticas que rodean esta controversia. Él
arroja luz sobre el registro fósil actual, la verdad acerca de descubrimientos
"hombres-mono", la teoría altamente debatida del "Big Bang", la evidencia
de un diseño inteligente en el universo, y muchos otros temas. Dando a los
cristianos argumentos poderosos que pueden utilizar con eficacia en el diálogo
con los evolucionistas.
Un escritor elocuente y orador público, Rodas ha abordado algunas de las
iglesias más grandes de América, materiales de estudio de la Biblia creados,
y ha escrito más de 200 artículos para publicaciones nacionales. De
adolescente, él y sus siete hermanos y hermanas formaron un grupo musical
que tuvo participaciones en American Bandstand, El Teletón Jerry Lewis, el
desfile de Acción de Gracias Día de Macy, y en muchos otros espectáculos de
variedades. Trabajó con una serie de celebridades y llegó a conocer al Señor,
poco después de actuar en Disneyland con la familia de Pat Boone. Rhodes
fue entrevistado en la PAX-TV sobre el cielo, el año perdido de Jesús, y lo que
sucedió en Roswell para el espectáculo, los encuentros con la inexplicable. Ha
sido entrevistado en Es un nuevo día, la cosecha Show, es hora para Herman
y Sharron, 100 Huntley Street, CNN, El Club 700, Conexión del mediodía, la
decisión de hoy, Beverly LaHaye vivo, América de Janet Parshall, El Zola Levitt
Show, y docenas de otros programas. Rhodes también ha aparecido en
numerosas revistas, incluyendo el Cristianismo Hoy, La Virtud, Carisma, Moody,
Christian Mujeres, Alcohol Emparentado, el Christian Research Journal, y el
Diario espiritual falsificaciones.
Rhodes recibió su Th.M. y Th.D. grados en teología sistemática del Seminario
Teológico de Dallas, donde se graduó con honores. Él y su esposa, Kerri, viven
en Texas con sus hijos, David y Kylie.
Apéndice:
GLOSARIO DE TÉRMINOS ESCATOLÓGICOS
USADOS EN ESTE LIBRO

Apocalipsis: Este vocablo significa revelación. Se usa para designar al último libro de
las Escrituras. La palabra inicial de de este libro es apokálypsis. El libro es en sí «la
revelación de Jesucristo», porque su tema central es la manifestación en gloria del
Señor Jesús.
Anticristo: Este vocablo se usa 5 veces en el Nuevo Testamento (1 Jn. 2:18, 22; 4:3;
2 Jn. 7), donde tiene que ver con los falsos maestros del tiempo de Juan. Dicho
sustantivo se usa, sin embargo, para designar al personaje escatológico mencionado
en Apocalipsis 13 e identificado como «la bestia». También es el mismo a quien Pablo
llama «el inicuo», «el hijo de perdición» y «el hombre de pecado» (2 Ts. 2:3-9).
Día del Señor: Expresión que aparece en el Nuevo Testamento en 1 Tesalonicenses
5:2; 2 Tesalonicenses 2:2; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 1:10 y que se corresponde con
«el día de Jehová» del Antiguo Testamento (Am. 5:18; Jl. 2:2, 11, 31). En su sentido
escatológico tiene que ver con los acontecimientos de los postreros días que incluyen:
(1) La gran tribulación; (2) la segunda venida en gloria del Mesías; (3) el reino
mesiánico; (4) la derrota final de Satanás; (5) el juicio final; (6) la creación de nuevos
cielos y tierra.
Escatología: Es la rama de la teología que se ocupa del estudio de los acontecimientos
de los últimos tiempos.
Gran tribulación: Los juicios escatológicos profetizados por el Señor Jesucristo (Mt.
24:21) que se corresponden con la septuagésima semana de Daniel. En el libro del
Apocalipsis gran tribulación abarca los capítulos 6-19. Es el aspecto inicial del «día
del Señor».
Iglesia: Se refiere a los creyentes en Cristo, comenzando el día de Pentecostés y hasta
el arrebatamiento. El término de la Iglesia significa «un grupo que ha sido convocado».
A veces se refiere a una congregación local (1 Co. 1:1, 2). Otras veces se refiere a la
Iglesia universal, (Ef. 1:22, 23).

Ira del Cordero: Esta expresión aparece en Apocalipsis 6:16. Si bien es cierto que es
una expresión sorprendente (el cordero es un animal manso), no es menos cierto que
el énfasis está en el hecho de que el Señor ha sido infinitamente paciente con la
humanidad. La ira del Cordero, por lo tanto, sugiere que la paciencia de Dios ha
llegado a su límite y ahora actuará en juicio.
Ira de Dios: Se menciona en Apocalipsis 14:10; 15:1, 7; 16:1; 16:19; 19:15 se utiliza
la figura de «beber del vino de la ira de Dios». La expresión señala al juicio de Dios
como expresión de su ira. El Apocalipsis tiene que ver con la consumación de la ira de
Dios que se derramará sobre la humanidad rebelde.
Mid-tribulacional: Postura teológica que afirma que el arrebatamiento de la Iglesia
tendrá lugar en medio de la tribulación. Esa creencia se basa en la premisa de que la
primera mitad de ese periodo será el tiempo de «paz falsa» y que la tribulación en
sí será sólo los tres y medio años finales.
Postmileniarismo: La postura mileniarista que enseña que el milenio precede a la
segunda venida de Cristo. El reino será inaugurado mediante la evangelización del
mundo efectuado por la Iglesia. Después tendrá lugar la segunda venida de Cristo. El
primer postmileniarista fue el italiano Joaquín de Fiore (1135-1202), pero su
sistematizador y propulsor fue el erudito anglicano Daniel Whitby (1638-1726).
Post-tribulacional: La creencia de que la Iglesia permanecerá en la tierra durante el
periodo de la tribulación y que será arrebatada después de haber pasado por dicho
periodo de juicios.
Preira: El punto de vista que enseña que los escogidos (Mt. 24:22,24,31) serán
arrebatados cuando la gran tribulación sea acortada por la parusía o venida de
Cristo, la cual iniciará el Día del Señor o el derramamiento de la ira de Dios sobre el
Anticristo y el resto del mundo impío.
Pre-tribulacional: La creencia de que la Iglesia será arrebatada antes de que
comiencen los juicios de la gran tribulación (1 Ts. 4:13-18; 5:9; Jn. 14:3; Ap. 3:10).
Arrebatamiento de la Iglesia: También se conoce como el rapto de la Iglesia (1 Ts.
4:17). Es la creencia de que la Iglesia será trasladada o removida de la tierra. El pre-
tribulacionista cree que ocurrirá antes de la tabulación. El mid-tribulacionista cree que
será en medio de la tabulación. El post-tribulacionista enseña que será después de la
tribulación.
Semana septuagésima (o setenta) de Daniel: La última de las semanas de años
profetizadas en el libro de Daniel (9:27). Esa septuagésima semana se corresponde
con los siete años que durará la gran tribulación. Los capítulos 6-19 del Apocalipsis
describen los acontecimientos que tendrán lugar durante esa última semana. Su
comienzo coincide con el inicio de «el día de Jehová» o «día del Señor» (Am. 5:18; 1
Ts. 5:2,3).
Tribulación: Este vocablo se usa en ocasiones para indicar los sufrimientos generales
que los creyentes sufren en este mundo (Hch. 14:22; 2 Ts. 1:4; Ap. 1:9; 2:9, 10). No
debe confundirse las tribulaciones y sufrimientos que forman parte de la vida cristiana
(Fil. 1:29) con el periodo de juicios escatológicos llamado «la tribulación» o «la gran
tribulación» (Mt. 24:21).

Otro Glosario:
Abominación desoladora: Cuando el Anticristo se siente en el Templo judío
reconstruido y declare ser Dios, entonces empezará la Gran Tribulación de 42 meses.
Se ordenan a los judíos que viven en Israel que huyan al desierto ante la ocurrencia
de este evento. Todos los santos de la tribulación sabrán, que a partir de ese día
deben esperar 1,260 días para ver a Cristo regresar en las nubes en la Segunda
Venida. (Ver Daniel 9:27; Daniel 11:31 y Mateo 24:15-19
Amilenialismo (El prefijo "a" significa "no"). La creencia de que no habrá ningún reino
de 1,000 años. Esta posición es sostenida por los "cristianos" liberales. Los
Amilenialistas toman Apocalipsis 20 simbólicamente, no literalmente. Los Amilenialistas
generalmente creen que Israel ha sido echado permanentemente a un lado para
siempre y que el plan de salvación solamente corresponde a la Iglesia.
Angustia de Jacob: Designado por Jeremías como "el tiempo de la angustia de
Jacob" y por Daniel como "un tiempo de sufrimiento como nunca lo había habido,".
Este "tiempo" tendrá lugar durante los 3 1/2 primeros años del reino del Anticristo. El
tiempo de la angustia de Jacob será un tiempo de gran sufrimiento en tierra. El
sufrimiento será resultado de las acciones del Anticristo y por la ira de Dios que se
vierte sobre un mundo pecador que no quiere arrepentirse. Ver Jeremías 30:7.
Anticristo: A menudo se describe como el peor hombre que alguna vez existirá en la
tierra. Él llegará a la escena mundial y parecerá ser el salvador del mundo, pero
todos en la tierra pronto se darán de su misión real, la cual será la destrucción de la
humanidad, en especial la destrucción de Israel. También llamado al hombre "de
pecado", "Gog", "el hijo de destrucción" (o perdición) Ver 1 Juan 2:18 y Apocalipsis
13:1-8.
Apostasía: Durante los tiempos del fin la Biblia predice que muchos se descarriarán y
abandonarán la fe. Debido a que nosotros hemos experimentado varias generaciones
en las que la gente se ha rebelado contra Dios, probablemente la apostasía que
ocurrirá durante la Gran Tribulación superará las apostasías anteriores. La palabra
apostasía viene del griego y su uso describe una revuelta organizada por parte de
un comandante militar. Ver 2 Tesalonicenses. 2:3 y Mateo 24:11-13.
Armagedón: Armagedón viene de la palabra hebrea que significa "la Montaña de
Megido. Esta fortaleza antigua se encuentra localizada en el norte de Israel, cerca de
la Llanura de Esdraelón, próximo a Nazaret. Armagedón será el lugar de reunión
para la última de las tres grandes batallas. Ver Apocalipsis 16:16.
Cuerno pequeño: Daniel el profeta describió ver un cuerno pequeño que se levantaba
de entre los diez otros cuernos. El cuerno pequeño es claramente otra representación
del Anticristo porque el recuento de Daniel coincide con el recuento del apóstol Juan
en Apocalipsis 13 donde describe al Anticristo. Ver Daniel 7:7-8 y Daniel 7:19:25.
Dispensacionalismo: El punto de vista historico-bíblico que reconoce el Plan de Dios
de salvación a través de los pasos progresivos llamada edades. Dispensacionalismo
hace una distinción entre el trato de Dios con los judíos y con la Iglesia.
Dispensacionalismo progresivo: Una reciente forma de Dispensacionalismo que da
énfasis al reino espiritual presente de Cristo en el trono de David.
Dragón: El dragón es el nombre simbólico dado al diablo. Satanás también se describe
como "la antigua serpiente." Ver Apocalipsis 20:2
Escatología: El estudio de cosas que se relacionan con los tiempos del fin. Que se
relaciona a los eventos finales de la historia de la humanidad. ¡Una palabra con la
que se puede impresionar a una persona que no sepa de qué se trata!
Falso Profeta: Él administrará el funcionamiento de la iglesia del mundo unido. Él será
una especie de Papa de la Iglesia Falsa. La misión primaria del Falso Profeta será
hacer que el mundo le rinda culto al Anticristo. Ver Apocalipsis 13:11-14.
Gog y Magog: La mayoría de los estudiosos proféticos está de acuerdo en que Gog
y Magog fueron las personas que vivieron en las tierras que son ahora Rusia y parte
de Turquía. Algún día Rusia y una horda de países árabes lanzarán un ataque
sorpresa contra Israel. De las tropas originales que atacarán a Israel, solamente
sobrevivirá una sexta parte. Ver Ezequiel 38 y 39.
Gran Ramera: Durante la primera parte de la Tribulación se levantará el Anticristo y
para impulsarlo se levantará un sistema religioso que incluirá la mayoría, si no todas
las mayores religiones del mundo. Durante la segunda mitad de la Tribulación el
Anticristo destruirá esta falsa iglesia. El libro de Apocalipsis describe esta falsa iglesia
como la gran prostituta. Contrario a lo que muchos creen, esta religión no estará
formada solamente por la iglesia Católica, sinó también por muchas de las
ramificaciones "protestantes" liberales que han abandonado la doctrina sana del
Evangelio de Cristo. Ver Apocalipsis 17:1-5
Gran Tribulación: Un período de tiempo que durará 7 años. Los primeros 3 1/2 años
serán relativamente pacíficos. Los últimos 3 1/3 años no serán tan pacíficos, de hecho
estos traerán el más grande sufrimiento en la historia mientras la ira de Dios y del
Anticristo (Satanás) se vierte sobre la tierra. Ver Daniel 9:27 y Mateo 24:21.
Historicismo: Historicismo se relaciona con el proceso de llevar un orden cronométrico
de la edad de la iglesia actual a través de la teoría de que un año es igual a un día.
La teoría la teoría de que un año es igual a un día toma números como los 2,300 días
(Daniel 8:14) y los 1,290 días (Daniel 12:11) y los declara años. Ellos también
relacionan los sellos, las trompetas, y los juicios de las copas de Apocalipsis y los
designan como eventos históricos que han ocurrido a lo largo de los últimos 2,000
años. Por ejemplo, el quinto sello de Apocalipsis 6, según ellos, puede identificarse
como el martirio bajo el Emperador romano Diocleciano (AD 284-304). El Papa
normalmente es identificado como el Anticristo. Historicismo es el punto de vista
sostenido por los Mormones, los Adventistas del Séptimo-Día, y los Testigos de Jehová.
Juicio ante el Gran Trono Blanco: Este juicio es predominantemente para los perdidos
o aquellos que no buscaron perdón de sus pecados. También se cree que este será un
juicio mucho más duro que el Juicio ante el Tribunal de Cristo. Será aquí donde todos
aquellos cuyos nombres no se encuentran escritos en el Libro de la Vida serán lanzados
en el lago de fuego. Ver Apocalipsis 20:11-15.
Juicio ante el Tribunal de Cristo: Inmediatamente a continuación del Rapto de la
Iglesia, los raptados recibiremos premios y coronas conforme a lo que hayamos hecho
en tierra, sea bueno o malo. El Juicio ante el Tribunal de Cristo es sólo para los
creyentes raptados. Ver 2 Corintios 5:10, Romanos 14:10-12 y Apocalipsis 11:15-18.
Lago de Fuego: El lago de fuego es la morada final para todos los perdidos, el Diablo
y todos sus seguidores. Todos los que sean condenados a este infierno ardiente sufrirán
un indescriptible tormento por la eternidad. El Lago de Fuego y el Infierno no son el
mismo lugar, el infierno es un lugar preliminar, donde se encontraba el rico en la
historia de Lázaro y el rico. El Lago de Fuego se abrirá solamente como morada final
para todos los enemigos de Dios.
Milenio: Después de la Tribulación, Jesucristo preparará un Reino terrenal donde él
gobernará durante 1000 años. Ver Apocalipsis 20: 3-4.
Preterismo: La creencia de que casi todos eventos proféticos ya han ocurrido. El año
70 después de Cristo es el año en el cual los Preteristas alegan que todo lo que se
promete en Apocalipsis sucedió. Los Preteristas están solamente esperando que Jesús
regrese.
Rapto: A una hora y un día desconocidos el Señor Jesús descenderá del cielo, y
mientras permanece en el aire, recoge a su Novia, la Iglesia, y la extrae de este
mundo pecador. Cristo toma la Iglesia entonces al cielo durante los 7 años de la Gran
Tribulación. La razón terrenal para el levantamiento de la Iglesia es para permitir el
levantamiento del Anticristo y para permitir el cumplimiento de la semana final de la
profecía de las 70 semanas de Daniel. Ver Mateo 25:13, 1 Tesalonicenses 4:16 y 1
Corintios 15:51.
Reyes del Este: Y el sexto ángel vertió su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua
del río se secó para que los reyes del oriente puedan pasar y hacer guerra. Yo creo
que los reyes del Oriente son los orientales de hoy día, principalmente involucrando a
China, ya que la Biblia dice que estos reyes del oriente vendrán con un ejército de
200 millones de soldados y solamente China tiene esa capacidad. Ver Apocalipsis
16:12.
Rosh Hashanah: La fiesta judía del Nuevo Año civil celebrada en el primer y segundo
día del mes Tishri. Durante esta fiesta se tocan trompetas haciendo un llamado al
arrepentimiento. Muchos Cristianos piensan que es posible que el Rapto de la Iglesia
ocurra durante la celebración de Rosh Hashanah. Ver Numera 10:1-10.
Segunda Venida: Éste es el momento cuando Jesucristo volverá, derrotará al Anticristo
y reinará por 1,000 años en tierra. La Segunda Venida no es el Rapto. El rapto ocurre
en algún momento al inicio de los 3 1/2 primeros años de los 7 de la Gran Tribulación
y antes de la Segunda Venida. Es en este evento cuando "Todo ojo le verá. Ver
Apocalipsis 20:11-16, Apocalipsis 13:5 y Mateo 25:13.
Sello de la Bestia: "Además hizo que a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres,
libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, de modo
que nadie pudiera comprar ni vender, a menos que llevara la marca, que es el nombre
de la bestia o el número de ese nombre. En esto consiste la sabiduría: el que tenga
entendimiento, calcule el número de la bestia, pues es número de un ser humano:
seiscientos sesenta y seis." El Sello de la Bestia probablemente será la inserción de un
microchip que opera como una ATM o una tarjeta de crédito. ¡Recuerde, todos los que
reciban el Sello de la Bestia serán lanzados al infierno, ¡así que no acepte ese sello!
Ver Apocalipsis 13:16-18.
Testigos, los dos: Durante la Tribulación, dos hombres profetizarán en las calles de
Jerusalén. Estos dos hombres tendrán el poder de impedirle que llueva en la tierra,
de llamar fuego del cielo, convertir los ríos, lagos, etc. en sangre, y de ordenar varias
otras plagas. Después de que ellos prediquen por 42 meses, Dios permitirá que el
Anticristo los mate. Tres y 1/2 días después, ellos resucitarán y ocurrirá el quinto rapto
de la historia. Estos dos hombres serán raptados ante la vista de todo el mundo.
Algunos estudiosos dicen que estos dos hombres puede que sean Elías y Enoc. Ver
Apocalipsis 11:3-13 y Malaquías 4:5 y 6.