Está en la página 1de 13

Sistema Tegumentario

Santiago Esteban Trujillo, Nathalie Rivera Leguízamo, Francisco Javier Charry Rivera.

setrujilloj@uqvirtual.edu.co, nriveral_1@uqvirtual.edu.co, fjcharryr_1@uqvirtual.edu.co.

Introducción.

El tejido tegumentario cumple funciones específicas, su grosor varían según la especie


presentando adaptaciones a las condiciones de vida, siendo la primera estructura que se
forma en los animales debido a que en su desarrollo necesita aislamiento y protección hay
gran diferencia entre el tejido tegumentario de los seres humanos y el de los animales
debido a que el sistema tegumentario de los animales presentan mayor diversidad de
funciones como excreción, transporte respiración y recepción de estímulos sensoriales
(Hill, 2006).

El tegumento es uno de los órganos mayores del organismo, alcanza cerca del 15% del peso
del cuerpo humano. Juntas, epidermis y dermis forman una de las estructuras más variadas
que se encuentran en los vertebrados. La epidermis produce pelos, plumas, barbas de
ballena, garras, uñas, cuernos, picos y algunos tipos de escamas. La dermis da lugar a
huesos dérmicos y a los osteodermos de los reptiles. Conjuntamente, epidermis y dermis
forman dientes, dentículos y escamas de los peces; de hecho, los destinos en el desarrollo
de la dermis y la epidermis están estrechamente unidos a través de la membrana basal, que
la ausencia de uno de ellos hace que otro resulte inhibido, o sea incapaz de formar por sí
mismo estas estructuras especializadas. Por tanto, en términos de desarrollo embrionario,
epidermis y dermis están emparejadas íntimamente, necesitándose la una de la otra
(Kardong, 2007).

Como frontera critica entre el organismo y su medio, el tegumento tiene varias funciones
especializadas. Se espesa y forma parte del exoesqueleto para resistir lesiones mecánicas.
La barrera establecida por el tegumento impide la entrada de organismos patógenos. Así
mismo, este órgano ayuda a mantener la forma de un organismo. En unión con otros
sistemas, el tegumento contribuye a la regulación osmótica, a la circulación y al
movimiento alternativo de los gases e iones. La piel acumula el calor necesario, o irradia en
exceso, y aloja a los órganos sensoriales. Tiene plumas para la locomoción, pelos para el
aislamiento y cuernos para la defensa. Los pigmentos de la piel bloquean la dañina luz solar
y exhiben colores brillantes durante el cortejo. La lista de funciones podría fácilmente
ampliarse (Kardong, 2007).

La epidermis puede ser más o menos gruesa, dependiendo de las tensiones mecánicas a las
que se haya sometida. Por ejemplo es más gruesa la de la palma de las manos o en aquellas
zonas de fricción frecuente. Independientemente de su grosor se suele dividir en 4 estratos,
que dentro a fuera son: basal o germinativo, espinoso, granuloso y corneo. En la piel gruesa
puede distinguirse a veces un estrato adicional entre granuloso y corneo, denominado
estrato lucido. En el estrato basal es donde se da la proliferación de los queratinocitos, los
cuales van desplazándose hacia la superficie y madurando hasta convertirse en células
muertas queratinizadas, las cuales van desplazándose hacia la superficie y madurando hasta
convertirse en células muertas queratinizadas que forman el estrato corneo. Esto es una
tarea difícil ya que al mismo tiempo que la epidermis debe mostrar una enorme estabilidad,
sus células también tienen que ser dinámicas para regenerar el tejido constante y responder
frente a posibles lesiones.
En muchos animales el tegumento es el encargado de actuar como un regulador térmico
eliminando el calor en forma de agua por transpiración , también suele proteger del frio
gracias a la grasa, absorbe vitamina D y secreta sustancias como feromonas lo que facilita
la comunicación de los individuos (Megias, 2018).

Metodología.

Se hizo un análisis del material demostrativo facilitados en el laboratorio, donde se


encontró organizadamente muestras de vertebrados (Peces, anfibios, reptiles, aves y
mamíferos), se hizo un análisis anatómico de cada una de las muestras, además de realizar
ilustraciones de lo observado con el fin de dar una especificación detallada de los diversos
elementos que componen el tegumento de los vertebrados tales como: tipos de escamas que
se pueden encontrar en peces, aves – reptiles, mamíferos; plumas, que son propias de aves;
tipos de pelo encontrados en mamíferos; especializaciones en las garras, uñas o pezuñas de
los diferentes vertebrados, tipos de glándulas presentes en anfibios y tipos de picos
presentes en aves.

Resultados.

Peces

Tipos de escamas:

Los tipos de escamas por forma son las siguientes: Las placoideas (imagen #1) tienen una
pequeña cúspide en cada placa. Las rómbicas son las que presentan comúnmente los
pejelagartos. Las escamas cicloideas tienen forma de disco suave en su curvatura, de borde
más o menos circular. Finamente las escamas ctenoideas (imagen #2) tienen en la superficie
o margen posterior presentan "dientes" o forma de peine. Con relación a su estructura hay
dos tipos de escamas: placoideas y no placoideas. Las escamas no placoideas se clasifican
en cosmoideas , ganoideas y con borde óseo. Las escamas placoideas, también llamadas
dentículos dérmicos, tienen una capa ectodérmica que usualmente está formada de una
sustancia parecida al esmalte y es conocida como vitrodentina. Las escamas cosmoideas
tienen una capa externa más delgada, más dura y más separada hacia el exterior que las
placoideas. En una escama ganoidea la capa externa está formada por una sustancia
inorgánica dura que difiere de la vitrodentina y es la ganoína (Lagler et al, 1984).

Imagen #1: Escama placoidea.

Imagen #2: Escama ctenoidea.

Imagen #3: Escama cosmoidea.


Siendo similar a una piel, cuenta con un recubrimiento mucoso de origen glandular que
puede ser más o menos abundante según las especies. Esa mucosa funciona como un
verdadero escudo y cumple múltiples funciones, siendo casi todas ellas exclusivas de los
peces.

En primer lugar, es la mucosa la que actúa como protección contra la penetración de los
agentes patógenos (bacterias, parásitos, hongos). Además de ello protege a la piel contra la
abrasión producida por condiciones inadecuadas en el agua (modificaciones del pH, dureza,
salinidad, temperatura, etc). Cuando esas modificaciones superan los niveles soportados por
la mucosa protectora, esta se desprende y el organismo responde produciendo mayor
cantidad, mayor densidad o viscosidad de la mucosa. Obviamente esto no siempre puede
impedir que se deteriore la salud puesto que la mucosa también sufre dichas alteraciones.

Pese a que esas funciones ya de por sí son importantes, aún existen otras más importantes
todavía. Tal es el caso de impermeabilizar el cuerpo y poner límites o freno a la presión
osmótica. Tratándose de una secreción semipermeable es notable la posibilidad de
funcionar como filtro entre dos líquidos de diferente concentración, uno dentro del cuerpo y
otro externo. De este modo la mucosa tiende a equilibrar la presión osmótica producida por
un medio más diluido y otro más concentrado.

De no existir esta protección los peces podrían deshidratarse o sobre hidratarse si la


densidad de su cuerpo fuera superior o inferior a la del medio que lo rodea. En la ilustración
siguiente podemos observar la estructura de la piel y la ubicación de las escamas dentro de
ella.

Las escamas de los peces difieren en con la de los reptiles porque, las escamas dérmicas de
los peces se forman alrededor del hueso dérmico. Por lo general las escamas de los reptiles
carecen de hueso de soporte o de cualquier otra contribución estructural significativa de la
dermis. En su lugar la escama es un repliegue de la superficie epidérmica. La unión entre
escamas epidérmicas adyacentes es una bisagra flexible.

Anfibios

La piel de los anfibios presenta características únicas y vitales, allí se encuentran una serie
de estructuras que ayudan a cumplir las funciones que son indispensables para la vida, en
cuanto a su estructura es similar a la de mamíferos La capa más externa de la piel se
denomina epidermis, está compuesta por un epitelio plano queratinizado formado por
queratinocitos los cuales provienen del ectodermo, y melanocitos los cuales se originan en
las crestas neurales pero viajan hasta la epidermis para trabajar junto a los queratinocitos
los cuales tiene como función proteger frente a los rayos ultravioleta; las células de
Langerhans, o dendríticas, forman parte del sistema inmune como células presentadoras de
antígenos; las células de Merkel tienen carácter sensorial. Estos tres tipos celulares se
encuentran distribuidos en forma laxa en los estratos profundos de la epidermis, carece de
vasos sanguíneos y esta sobrepuesta sobre una lámina basal que es una capa de matriz
extracelular muy diferenciada. su función es evitar la pérdida de agua y hacer barrera a las
toxinas, también tiene participación en la respuesta inmune. Los queratinocitos son los
encargados de establecer la barrera, formando un esqueleto relacionado entre los estratos
por medio de los complejos de unión. El grosor de la epidermis puede variar según a la
tensión mecánica a la que es sometida. La epidermis es la capa de la piel de los anfibios
más externa y por ende la que proporciona el contacto con el mundo exterior, dependiendo
de la especie podemos conseguir que esta capa puede ser lisa, rugosa, áspera y con
presencia o no de protuberancias, así como de pliegues. Es necesario destacar que esta capa
debe ser permeable para dejar pasar el agua a las siguientes capas, hasta llegar a los vasos
sanguíneos donde se da el intercambio gaseoso, lo que les permite a estos animales respirar
a través de la piel. Igualmente, al ser la capa más expuesta sufre mayores cambios, ya que
estos animales mudan la piel de manera periódica, y en algunos casos donde los anfibios
pasan más tiempo en el hábitat terrestre, la piel de los anfibios puede presentar
queratinizaciones débiles para evitar la desecación. La epidermis está compuesta por cuatro
estratos denominados: 1) germinativo. 2) espinoso. 3) granuloso, y 4) córneo; esta capa
debe ser permeable para dejar pasar el agua a las siguientes capas, hasta llegar a los vasos
sanguíneos donde se da el intercambio gaseoso, lo que les permite a estos animales respirar
a través de la piel. Igualmente, al ser la capa más expuesta sufre mayores cambios, ya que
estos animales mudan la piel de manera periódica.

1) La capa germinativa, es la capa más interna de la epidermis su forma es ondulada y


sus células descansan sobre la membrana basal la cual separa dermis y epidermis.
Tiene una sola línea de células cilíndricas en la piel gruesa y cubicas en la piel fina.
Suelen presentar núcleo ovalado y mitosis constante. Asegura la adherencia de la
epidermis con la dermis.
2) La capa espinosa, su grosor varía dependiendo el tipo de piel (fina, gruesa) las
células de esta capa varían de cubicas de núcleos ligeramente ovalados en la zona
más interna próxima al estrato basal y a medida que el estrato o la capa sube las
células se tornan planas con los núcleos ovalados, estas células no tienen un perfil
liso si no que presentan prolongaciones citoplasmáticas que se asemejan a espinas,
estas células están repletas de sustancias nutritivas y tienen un importante papel
biológico.
3) La capa granulosa, compuesta por células planas se caracteriza por su citoplasma
lleno de gránulos densos de una sustancia llamada queratina, sus núcleos son
ovalados con posición horizontal, y es en esta capa donde la queratinización por
apoptosis tiene lugar haciendo que las células más externas sean células muertas.
4) La capa cornea, está en contacto directo con el medio externo y actúa como barrera
mecánica frente al medio, conformada por placas de queratina que es en lo que
termina convirtiéndose las células muertas del estrato granuloso, estas células se
desprenden regularmente por un proceso denominado descamación. (Welsch,2008)

La dermis entrega soporte mecánico y nutrición a la epidermis, es la línea de defensa de los


traumatismos está formada por tejido conectivo y se ubica por debajo de la lámina basal, las
proyecciones de la dermis a la epidermis se le denominan papilas dérmicas que a su vez
están rodeadas por expansiones de la epidermis llamadas crestas epidérmicas. La dermis
está compuesta por dos capas: la más externa denominada 1)capa papilar, la cual hace parte
de las papilas dérmicas y está compuesta por tejido conectivo laxo con muchos capilares
sanguíneos y linfáticos los cuales regulan la temperatura por vasodilatación y
vasoconstricción, también alimentan la epidermis. La capa más interna se le denomina 2)
capa reticular, la cual está compuesta por un tejido conectivo denso con menos células y
con fibras de colágeno más gruesas (Ross, 2007).

La capa interna o la dermis es mucho más gruesa, flexible y está altamente vascularizada,
esta capa sirve de soporte para otras estructuras llamadas faneras, entre estas estructuras
están las glándulas alveolares las cuales podemos dividir en:

Glándulas mucosas: son glándulas que están dispuesta entre la conexión de la dermis y
epidermis, tiene como función la producción de moco indispensable para la lubricación de
la piel, con la finalidad de mantenerla húmeda y así evitar la desecación por el calor aparte
de ayudar al intercambio gaseoso del mismo.

Glándulas venenosas: tal como su nombre lo indica son glándulas que poseen la capacidad
de producir veneno, el cual actúa sobre los posibles depredadores que puedan tener en su
hábitat natural, este veneno puede actuar inclusive hasta en el sistema nervioso de su
atacante.

Glándulas serosas: estas glándulas, al igual que la anterior, tiene la capacidad de producir
veneno, pero a diferencia dicho veneno es de color blanquecino y es irritante, lo que hace
prácticamente imposible que los anfibios que las posean puedan ser devorados.

Otra estructura presente en la piel de los anfibios son los cromatóforos, los cuales son los
encargados de aportar la coloración distintiva que se observa en algunos ejemplares. Todas
estas estructuras y su conformación dependerán de cada una de las especies que conforman
los 3 órdenes de los anfibios. Así mismo la coloración dada a través de los cromatóforos
juega un papel muy importante en la piel de los anfibios, ya que estos cumplen dos
funciones, la primera servir como camuflaje y así pasar desapercibido tanto para los
depredadores como para las posibles presas, y la segunda función seria de advertencia, ya
que muchas especies expresan coloraciones fuertes para alertar que son especies venenosas,
hecho que han aprovechado especies similares para mimetizarse con coloraciones.
Las glándulas paratoideas las cuales secretan un líquido conocido como “leche de sapo” y
glándulas mucosas acinares simples. En ranas las adhesión de los huevos al dorso de la
materno se debe a la secreción de moco de las células mucosas . en el proceso de
incubación las paredes de la rana forman una capa que contienen capilares sanguíneos la
cual se adapta a la forma de los huevos lo que origina un tipo de cámara en donde cada
embrión lo rodea una membrana vascular

Reptiles

La piel de los reptiles es una piel seca, por contener pocas glándulas. Por ejemplo los
cocodrilos y tortugas puede presentarse unas glándulas debajo de la mandíbula superior, los
cuales durante la temporada de reproducción, secreta una substancia olorosa conocida como
almizcle.

En reptiles, los pulmones presentan repliegues, con lo que la superficie de intercambio de


gases aumenta respecto a los anfibios. Hay que tener en cuenta que los reptiles poseen una
piel gruesa seca, con escamas e incapaz de producir intercambio de gases con el exterior.
Unos pulmones con más superficie interna permitieron la colonización, por parte de estos
animales, de la tierra seca, sin la dependencia del agua. Las serpientes poseen un único
pulmón desarrollado, para evitar excesiva compresión en un cuerpo tan estrecho.

La queratinización del tegumento fue crucial para la colonización del ambiente terrestre,
siendo esta capa un aislante que impermeabiliza la piel garantizando el éxito de los
vertebrados en la tierra ya que la pérdida de agua a través de la piel es prácticamente nula.
Las garras están formadas por placas corneas, derivadas de la epidermis, que sobresalen de
los extremos de las falanges terminales. En el caso de las uñas y garras estas faneras
corneas constan de una parte interna, la raíz ungueal y de la placa ungueal que se asoma al
exterior. Se originas a partir de una parte replegada de la epidermis.

Las uñas son laminas bien compactadas de células epiteliales cornificadas y localizadas en
la superficie de los dedos; así pues, son producto del sistema queratinizante de la piel la
matriz de la uña forma una nueva uña en su base, empujando la ya existente hacia adelante
y sustituyendo la parte del borde libre de la uña que se gasta o rompe. Solamente los
primates tienen uñas; en otros vertebrados el sistema queratinizante al final de cada dedo
forma garras o cascos. Las garras, o zarpas son expansiones queratinizadas del extremo de
los dedos curvadas y lateralmente comprimidas se observan en algunos anfibios y en la
mayoría de las aves reptiles y mamíferos. Los cascos son laminas queratinizadas gruesas
situadas sobre el extremo de los dedos de los ungulados.

El pliegue gular, que funciona para la comunicación visual de la especie Anolis sp. Este
pliegue de piel se ubica bajo la barbilla y los sostiene el segundo cartílago ceratobranquial
del esqueleto hioides el pliegue es una modificación de los arcos branquiales de los peces
que se extiende y contrae voluntariamente

La fuerte queratinización de la epidermis dio lugar a la aplicación de una coraza epidérmica


que permitió a los reptiles el acceso a todos los habitad terrestres, incluidos los desiertos.
Las células muertas queratinizadas de los dedos forman garras que van a permitir la
atracción durante la marcha y facilitan trepar, cavar y desgarrar, en las patas traseras unas
membranas entre cada dedo para facilitarles el impulso dentro del medio líquido, y una cola
poderosa algo aplanada, que utilizan para moverse en el agua; la cual le sirve también de
timón orientador

Aves

Las escamas epidérmicas de las patas de las aves les sirven para protegerse del rozamiento
que tienen contra las superficies en donde transitan como el suelo y la corteza de los
árboles.

Se hizo una revisión del pico del loro y colibrí, en donde se evidencio lo siguiente:

Imagen #1: Pico de loro (Psittacoidea). Según su pico se puede inferir que su dieta consta de
semillas y frutos.
Imagen #2: Pico de colibrí (Trochilidae), ideal para alimentarse del néctar generado por las flores.

Una adaptación especial se pudo notar en las patas de la muestra del loro, en donde se
observó la presencia de 4 dedos, en donde el primer y último dedo se encontraba dispuesto
hacia adelante y los dos del medio lo estaban hacia atrás. Inferimos que esto puede deberse
a una mejor capacidad, en el caso del loro, para poder tomar con mayor facilidad los
elementos.

Una de las funciones más importantes en las garras de las aves es para la locomoción y
obtención de alimentos, eso lo podemos notar en el caso de las aves rapaces y loros, en
donde sus uñas terminan en una prominente curva a diferencia de las aves de hábitos
terrestres, en donde sus patas son más aplanadas y sus uñas son cortas o como las aves
zambullidoras en donde sus uñas son aplanadas.

Una posible diferencia entre las garras presentes en reptiles y aves es que, los primeros
utilizan estas garras para su locomoción en el suelo, ellos están constantemente
desplazándose en el suelo o cavar para crear nidos en los cuales depositar sus huevos. En
las aves las garras tienen funciones para adherirse mejor a los suelos o troncos por los que
transitan generalmente o para atrapar su alimento, sea este fruto u otros animales.
D

B A

F
E

Imagen #1: A: Astil; Eje corneo de la pluma. B: Vexilo; Estructura en forma de lámina, dividida en
dos partes opuestas. C: Cálamo; Parte inferior del raquis, la cual es ancha y hueca, generalmente
desnuda y se introduce en el cuerpo del ave. D: Raquis; Es la parte central, sirve de eje y tiene
aspecto de caña hueca. De ella se originan las barbas. E: Plumón, pluma que se sitúa próxima a la
piel como aislamiento térmico. F: Pluma de contorno, proporcionan la forma aerodinámica del ave.
G: Filopluma, plumas de función sensorial.

Existen varios tipos de plumas. Las plumas de contorno dan la forma aerodinámica a la
superficie. Tumbadas y próximas a la piel constituyen un aislante térmico. Las filoplumas
están a menudo especializadas para la exhibición, y las plumas de vuelo forman la principal
superficie aerodinámica. Las plumas de vuelo de las alas, remiges o remeras, se
caracterizan por tener un raquis largo y una prominente bandera o vexilio aunque estas
plumas poseen alguna utilidad como aislantes, su función primaria es la locomoción.

Mamíferos

La procedencia del pelo de los mamíferos es en la epidermis, ya que sus células epiteliales
son queratinocitos, que pertenecen al sistema queratinizante que forma la capa cornificada,
muerta, superficial de la piel. Las células queratinizadas superficiales son continuamente
exfoliadas y sustituidas por células que proceden básicamente de la capa más profunda de
la epidermis, el estrato basal. La formación del pelo de los mamíferos conta de delgados
filamentos queratinizados. La base de un pelo constituye la raíz y el resto de la longitud
forma el tallo. La superficie externa del tallo a menudo forma una cutícula escamosa. Por
debajo se sitúa la corteza y su parte central forma la medula.

Las vibrisas o bigotes de los hocicos de muchos mamíferos presentan terminaciones


nerviosas asociadas a sus raíces, no sorprende que este tipo de pelos sea muy común en los
mamíferos nocturnos, o en aquellos que viven en galerías con poca luz.

Los pelos más conspicuos en la mayoría de los mamíferos son los pelos de guarda, que se
ubican por fuera del pelaje y sirven para protegerlo y es este tipo de pelaje el que se
encuentra en los roedores, los pelos de guarda están modificados para formar espinas
defensivas.

El pelo de los perezosos crece desde el vientre hacia la espalda y cuenta con surcos muy
pequeños en donde se alojan algas. La melena del león a diferencia del pelo de los
perezosos, está rodeada por una especie de crin, formada de pelos largos y lisos que caen
formando una especie de madeja.

Desde el punto de vista filogenético se han desarrollado las siguientes tres formas
específicas básicas del órgano digital:

-La garra con las almohadillas digitales como su forma más frecuente y probablemente
más originaria.

- La uña con la yema del dedo como órgano terminal típico de los primates

- La pezuña como adaptación de los artiodáctilos (dos dedos) y de los perisodáctilos (un
dedo) al andar digitígrado (apoyado en la punta del dedo).

El órgano terminal del dedo se ha ido desarrollando como protección de los extremos de
los dedos ante la gran carga mecánica que soportan. En un segundo lugar han evolucionado
hacia otras funciones como: herramientas para cavar, escarbas, arañar, rasguñar también
como órgano sensorial.

La función que cumplen las uñas en los mamíferos es proteger los extremos de los dedos de
los daños mecánicos, también ayudan a estabilizar la piel de los extremos de los dedos, de
manera que en el lado opuesto, la piel pueda sujetar con seguridad los objetos asidos.

El grupo de mamíferos que presentan pezuñas son los ungulados. Este camina y se apoya
en la punta de sus dedos o tiene es descendencia de algún animal que lo hacía.

Las pezuñas transfieren la energía del impacto al dedo a través de laminaciones. Buena
parte de la energía del impacto se absorbe también. (Kardong, 2007)
Las uñas son formaciones córneas epidérmicas, que recubren la parte dorsal y terminal de
los dedos, no sólo de los mamíferos, sino también de muchos otros vertebrados terrestres.
Son típicas de los primates. Además de una función defensiva o de agresión, sirven también
como protección para los dedos. En muchos mamíferos las uñas son retráctiles para evitar
su desgaste durante la carrera.

Las garras son las patas armadas con uñas corvas, fuertes y agudas. Su naturaleza es fruto
de la evolución convergente, por adaptaciones a la alimentación. Son características sobre
todo de los insectívoros, carnívoros y quirópteros.

A diferencia de los queridos cuernos de los bóvidos, que tienen un núcleo de hueso denso y
se adjuntan al esqueleto del animal, el cuerno del rinoceronte se compone de queratina, el
mismo componente del que el cabello humano y las uñas están compuestos. Este cuerno no
está conectado al esqueleto del rinoceronte, sino que tiene sus raíces en la piel de la nariz.

Los cuernos son salientes del cráneo cubiertos por el tegumento, que forma un estuche
queratinizado. Los cuernos aparecen en los bóvidos de ambos sexos y, generalmente, son
permanentes. Las astas también son extensiones del cráneo recubierta de tegumento, que
debido a su aspecto se denomina terciopelo. Finalmente este terciopelo recubriente se seca
y cae, quedando las astas de hueso.
Bibliografía

 Lagler, K. F.; J. E. Bardach; R. R. Miller y D. R. May-Passino. 1984. Ictiología. 1ª


edición en español. AGT Editor. México. 489 p.
 Godoy, L.; Ortiz, L.; Teibler, P.; Acosta, O. (2005)
 Heredia, F. (1969)
 Parra, G.; Flores, O.; Mendoza, C. (2014)
 San Mauro, D.; Zardoya, R. (2014)
 Suazo, I.; Alvarado, J. (2004)
 Kardong. K, 2007, Vertebrados, anatomía comparada, función y evolución. Cuarta
edición, 209, 210, 211, 212, 213, 214, 215, 216, 217, 218, 219, 220, 221, 222, 223,
224, 225, 226, 227 p.
 O.N.G.D., A. (2010). ZOOLOGÍA - CORDADOS: Mamíferos - 3ª parte.].
 Bragulla. H (2008). Anatomía de los animales domésticos. Segunda edición. 325 p.
 Franco. N, Clavijo. C, Rojas. J. E. 2018, Plan de Manejo y Conservación de
Perezoso (Choloepus hoffmanni) en la Jurisdicción CAR, Corporación Autónoma
Regional de Cundinamarca CAR.