Está en la página 1de 3

ALEGRANDO EL CORAZÓN DE DIOS (Prov.

10:1)

INTRODUCCIÓN:
Dios es para nosotros un Padre celestial. Nosotros como verdaderos hijos de Dios,
podemos llevar alegría a su Corazón o podemos llevar tristeza: veamos algunas
cosas prácticas, “que podemos hacer para llevar una alegría al corazón de nuestro
padre celestial:

Querido Señor te doy infinitas gracias por tu inmenso amor que tu nos das en este
día Santo, y que tu presencia sea un gran consuelo de Paz y alegría para con
nosotros, te pido señor que tu formes mi carácter y mi voluntad, para ser un fiel
instrumento tuyo, en tu palabra te lo pido y te lo imploro, en el nombre de tu hijo
Amado Jesús, “Amen”

Vamos a leer. (Prov. 11:20 y Rom. 12:1) Que en entendemos por vuestro culto
racional: hay dos tipos de cutos, El culto Emocional que lo rendimos en la iglesia,
cuando cantamos y adoramos a Dios, pero hay un culto que lo rendimos en la
calle, en el trabajo, en la casa y donde estemos, Este culto que lo damos
diariamente y que debe ser las 24 horas del día, es el Culto Racional: para que
podamos entender:

Tenemos siete citas para saber, como alegrar el corazón de Dios.

I Cita. Es cuando nos consagramos: Todo padres se alegra, cuando sus hijos
andan en obediencia.

Dios también se agrada de nosotros, cuando llevamos una vida de obediencia y


de consagración: (Prov. 11:20)

II Cita. Es cuando creemos en él.


Dios nunca podría mentir, Cuando dudamos de Él, es como un insulto.

Creer en Dios es honrarle y alegrar su corazón:

III. CITA. ALEGRAMOS SU CORAZÓN, CUANDO PASAMOS TIEMPO CON ÉL:


Todo buen padre disfruta al pasar tiempo a solas con sus hijos.

Dios quiere pasar mucho tiempo a solas, con nosotros, cuando separamos un
tiempo para estar a solas con El, leyendo la Biblia y Orando, esto alegra mucho su
corazón. (Prov. 15:8)

IV CITA. ES CUANDO GANAMOS ALMAS.


Dios es el más grande evangelista, Dios quiere que todos sean salvos.

Cuando nosotros ganamos un alma hay fiesta en el cielo. Vamos a leer. (Luc.
15:7)
V. CITA. ES CUANDO AVANZAMOS ESPIRITUALMENTE.
Quiere que avancemos, no quiere vernos estancados ni que desmayemos.

Dios no quiere que retrocedamos, si no que sigamos adelante, cuando nos


mantemos firmes y creciendo, esto trae mucha alegría al corazón de Dios.

VI. CITA. CUANDO DIEZMAMOS Y OFRENDAMOS. Fil. 4:18


Que nos dice: Dios ha establecido que la obra de Dios se sostenga con la ofrenda
voluntaria, y el diezmo, que dan sus hijos: cuando aportamos para la obra eso es
un sacrificio agradable a Dios que lleva una alegría a su corazón:

VII. ALEGRAMOS SU CORAZÓN CUANDO NOS RECONCILIAMOS CON EL:


(LUC. 15:22 HASTA EL 24)
Todos podemos alejarnos de Dios, en algún momento de nuestra vida. Si
reconocemos nuestros errores y volvemos a casa. Como El hijo prodigo, Dios
saldrá a nuestro encuentro para recibirnos y perdonarnos, y su corazón y un
inmenzo amor, rebozara de alegría: amen

Conclusión:
Hermanos: como hijos de Dios seremos obedientes:
Deberíamos preguntarnos. Si la vida que estamos llevando en esta tierra,
estaremos llevando alegría o una tristeza al corazón de Nuestro Padre Celestial:

Para llevar una alegría al corazón de nuestro Padre; que debemos hacer. Orar y
escudriñar su Santa palabra, todos los días:

Lo vamos hacer; “Amen” Que Dios les bendiga.”


PERMANECIENDO EN CRISTO

Introducción.-

Uno de los problemas de la iglesia es la inconstancia de sus miembros. La biblia


es bien clara en la necesidad de permanecer en Cristo; permanecer en Cristo
significa, mantener una buena relación con Cristo Jesús, sobre qué; sobre la base
de nuestra obediencia a su palabra:

Permanecer en Cristo no es una opción es u mandato de fe. El apóstol Juan es


quizás el que más hablo de permanecer en Cristo, tanto en su evangelio, como en
sus epístolas.

Veamos ¿Cómo podemos permanecer en Cristo?


Llevando una vida de obediencia, (Jn. 15.10)
Siendo fieles a la doctrina (1º Jn. 2:24)
Amando a nuestros hermanos. (1º Jn. 2:10)
Congregándonos
Testificando a Nuestro señor Jesucristo. (1º Jn. 4:14-15)
Viviendo como Cristo vivió (1º Jn. 2:6)

¿Cuáles son los resultados de permanecer en Cristo?


Llevando mucho fruto. (Jn. 15:5)
Nuestra Oración será efectiva (Jn. 15:7)
Venceremos al diablo. (1º Jn.2:14)
Venceremos al mundo (1º Jn. 2:15-17)
Venceremos al pecado (1º Jn. 3:6 al 9)
Tengamos confianza cuando Cristo venga.
Llevaremos una vida gozosa. (Jn. 15:10-11

Conclusión:
La voluntad de Dios es que llevemos una vida de Santidad y fructífera, pero cuál
es la clave de nosotros donde está. La clave está en permanecer en Cristo Jesús.
Y su presencia siempre estará con nosotros cuidándonos de toda tentación del
henemigo: hasta el hultimo día:

Vamos a permanecer fieles llevando una vida de santidad para nuestro Señor
Jesús: “Amen”