Está en la página 1de 6

LA GUERRA DE SECESIÓN

Norte y Sur
frente a frente
UNO DE LOS CONFLICTOS MÁS SIGNIFICATIVOS EN LA FORMACIÓN
DE EE UU TUVO LUGAR DE 1861 A 1865: LA GUERRA CIVIL, EN LA
QUE LUCHARON LOS ESTADOS DE LA UNIÓN CONTRA LOS ESTADOS
CONFEDERADOS, CON LA ESCLAVITUD COMO DESENCADENANTE.
Por Fernando Cohnen, periodista

76
M

GETTY
uchos políticos del Nor-
te detestaban la esclavi-
tud, pero pensaban que
por encima de aquellos
sentimientos tenían la
obligación patriótica de
defender la unión de los Estados. Nada de-
bía interponerse en el objetivo primordial
de mantener unida la nación. El ataque de
John Brown y un puñado de hombres al ar-
senal de Harpers Ferry en octubre de 1859,
cuyo objetivo era hacerse con las municio-
nes allí almacenadas para armar un ejér-
cito de esclavos y comenzar una cruzada a
favor del abolicionismo, soliviantó profun-
damente a los secesionistas. A partir de en-
tonces, las ansias de desligarse de la Unión
se recrudecieron en los Estados sureños.
Para ellos, el final de la esclavitud
suponía el final de su forma de vida. Su
prosperidad dependía totalmente de
los casi cuatro millones de esclavos que
cultivaban las grandes plantaciones de
algodón. Aunque Brown fue apresado,
juzgado y condenado a morir en la horca,
la espiral independentista fue a más. Es
cierto que muchos estadounidenses veían
a Brown como un fanático religioso, pero
bastante gente del Norte creía que era un
espíritu justo y honesto que sólo perse-
guía la imposición del abolicionismo.

DIFERENCIAS IRRECONCILIABLES.
Sin duda, la esclavitud fue el argumento
principal del enfrentamiento entre los par-
tidarios de la Unión (yanquis, federales o
unionistas) y los defensores de la Secesión
(sudistas, rebeldes o confederados). Pero
hubo otros factores que también contri-
buyeron a desencadenar un conflicto bé-
lico (1861-1865) que devastó los Estados
algodoneros y se cobró cerca de 700.000
muertos y cientos de miles de heridos.
Celosos de su peculiar forma de vida,
los aristócratas del Sur se quejaban de la
superioridad moral que exhibían las gen-
tes del Norte cuando condenaban la escla-
vitud. Las diferencias eran tan profundas
que ambos bandos se miraban como ene-
migos. Mientras el Norte apoyaba los aran-
celes para proteger su naciente industria,
el Sur los rechazaba porque temía que, en
represalia, los países europeos compra-
rían el algodón a otras naciones, lo que
arruinaría a la rica aristocracia que vivía
en las ciudades de Nueva Orleans, Atlanta
y, sobre todo, Richmond, cuyos teatros y
UN CONFLICTO MUY SANGRIENTO. Durante los cuatro años
centros intelectuales brillaban con fuerza
que duró la Guerra de Secesión, más de 3 millones de hombres
fueron movilizados y las bajas alcanzaron la cifra de 617.000, aun- en los años previos a la guerra.
que hubo más muertes debidas a epidemias y enfermedades que La victoria que logró la Unión en la gue-
en los combates en sí. La batalla de Gettysburg (1 al 3 de junio de rra contra México en 1850 facilitó la ane-
1863) fue una de las más cruentas de la contienda. En la foto, sol- xión de Texas y la compra de California,
dados confederados en una recreación de la misma en 2013. Nuevo México y Arizona. Según señalaba
el acuerdo de Misuri de 1820, los nuevos

77
era de espíritu sudista, quedaba a merced de los ejérci-
tos confederados. Veintitrés Estados se aliaron con el
Norte y once con el Sur.
En mayo de 1861, el Gobierno británico concedió
a la Confederación de Estados del Sur el papel de
beligerante, lo que equivalía al reconocimiento del
territorio rebelde como un Estado independiente de
facto, algo que no habían osado hacer otras naciones
europeas. Londres quería asegurarse las provisiones
de algodón que necesitaba su industria textil; poco
importaba que fueran recolectadas por ejércitos de
esclavos en los Estados del Sur.
Para evitarlo, Winfield Scott, comandante general
del Ejército federal, diseñó el denominado Plan Ana-
conda, cuyo objetivo era bloquear todos los puertos
para debilitar la economía confederada y tomar asi-
mismo el río Misisipi para dividir de este modo en
dos a los Estados sureños. El plan de Scott era asaltar
los barcos que trataran de forzar el cerco, lo que de-
bilitaría la economía rebelde y facilitaría a la Unión

GETTY
ganar la guerra en un corto período de tiempo. De
LA PRIMERA INSU- hecho, el bloqueo logró acabar con casi todo el co-
territorios tenían vetada la esclavitud, una regla que RRECCIÓN. En 1859, mercio internacional de la Confederación.
pasaron por alto los Estados sureños. Por ese motivo, un partidario del aboli-
el Congreso amagó con votar en contra de la tenencia cionismo, John Brown ARRANCA EL CONFLICTO BÉLICO. El Norte
de esclavos, lo que sublevó a los políticos sureños, que (arriba, su fortín), lide- cimentaba su poder en una creciente industria y un
ró una rebelión de es-
amenazaron con la Secesión. bien asentado sistema financiero, capaces de fabricar
clavos en Virginia ata-
Los miembros del Partido Whig, contrarios al in- el armamento que necesitaban los 117.000 hombres
cando un depósito de
cremento de esclavos, pasaron a engrosar las filas del municiones del ejérci- que el presidente Lincoln había llamado a filas. Pe-
nuevo Partido Republicano. Entre ellos se encontraba to, pero fue capturado, ro, a pesar de su poder económico y financiero, el
el recién elegido presidente Abraham Lincoln, que en juzgado y sentencia- comportamiento del Ejército de la Unión fue calami-
diversas ocasiones había afirmado que su principal do a la horca. toso en el arranque del conflicto bélico. Los prime-
tarea sería mantener la unión de los Estados, no pro- ros combates terrestres demostraron que las tropas
hibir la esclavitud en los territorios donde era legal. confederadas estaban mucho mejor preparadas para
DIVISIÓN DEL PAÍS.
Sin embargo, los sureños no le creyeron en absoluto: Once territorios meri- la guerra que las federales.
temían por el futuro de su fuente económica básica. dionales se separa- Mientras que en los territorios del Norte existían
ron de EE UU entre divisiones entre los que estaban en contra de la es-
EN TERRITORIO REBELDE. Antes de que Lin- 1861 y 1865: fueron clavitud y los que no querían arriesgar sus vidas para
coln fuera proclamado presidente de la Unión, siete los Estados Confede- abolirla, en la Confederación todos luchaban unidos
Estados declararon la Secesión: Carolina del Sur, Flo- rados de América, li- para defender el derecho a tener esclavos y a mantener
rida, Misisipi, Georgia, Alabama, Luisiana y Texas. El derados por Jefferson el estilo de vida que habían heredado de sus padres.
9 de febrero de 1861 se constituyeron en Davis (1808-1889). Aquel sentimiento colectivo equilibraba la
los Estados Confederados de América, con superioridad financiera, industrial y ar-
NARA

Jefferson Davis como presidente. A conti- mamentística del Norte.


nuación, tomaron el control de los fuer- En julio, las tropas rebeldes derrota-
tes, empresas y posesiones federales que ron a los yanquis en la batalla de Bull Run.
se encontraban dentro de sus fronteras. En Preocupado por la cercanía del enemigo, el
aquel entonces, la población del Norte era presidente Lincoln pidió tropas de refresco
de unos 22 millones de personas, frente a para salvar Washington, una ciudad en la
los 10 millones del Sur, de los cuales 3,5 que sólo algunos burócratas y los miem-
millones eran esclavos negros. bros del Gobierno se sentían defensores de
Lincoln juró su cargo de presidente el 4 la causa del Norte. Lincoln puso al frente
de marzo de 1861 y ocho días después los del ejército del Potomac al general George
confederados capturaron Fort Sumter, si- Brinton McClellan, con la misión de de-
tuado en una isla del puerto de Charleston, fender la capital del acoso rebelde. Pero
en Carolina del Sur. Lincoln reaccionó de aquel militar de treinta y cinco años, más
inmediato, decretando el alistamiento de preocupado por su uniforme y entorcha-
miles de voluntarios. En respuesta a la mo- dos que por la iniciativa bélica, evitó el
vilización del Norte, cuatro Estados más choque directo con los rebeldes, cuya ar-
se sumaron a la Confederación del Sur: tillería se encontraba desplegada en la otra
Tennessee, Arkansas, Carolina del Norte orilla del río Potomac.
y Virginia. Sólo el río Potomac separaba a En realidad, esa amenazante batería de
Washington del territorio rebelde. El go- cañones eran simples troncos pintados de
bierno de la capital federal, cuya población negro. Aquel bochornoso engaño, que in-

78
EL NORTE SE DIVIDÍA ENTRE LOS QUE ESTABAN Por primera vez en la Historia, los combates maríti-
mos se produjeron entre navíos con casco de blindaje
EN CONTRA DE LA ESCLAVITUD Y LOS QUE NO metálico. Y en ese terreno, la Unión controlaba la ma-
yor parte de los barcos de vapor y la Marina. Por si fue-
QUERÍAN ARRIESGAR SUS VIDAS PARA ABOLIRLA ra poco, Lincoln aprobó un programa de construcción
masiva de navíos, lo que permitió a la Unión controlar

GETTY
los sistemas fluviales y bloquear por completo la costa
de los Estados sureños. También por primera vez en la
Historia, los ejércitos se movilizaron en un escenario
bélico muy amplio, lo que exigió medios de transporte
considerables y la masiva utilización del ferrocarril y
el telégrafo, dos novedades tecnológicas en las que el
Norte también aventajaba al Sur.

DERROTA DE LAS TROPAS CONFEDERADAS.


En enero de 1863, el presidente Lincoln proclamó la
liberación de los esclavos en los Estados sureños, aun-
que no declaró abolida la esclavitud. Era una decisión
de carácter militar que pretendía debilitar al enemigo.
A partir de entonces, cuando el Ejército federal ocu-
para alguna zona del territorio rebelde, los esclavos
quedarían libres y podrían entrar a formar parte de las
fuerzas armadas del Norte. Lincoln y buena parte de su
Gobierno pensaban que el objetivo principal de la gue-
rra no era liberar a los afroamericanos que cultivaban
los campos de algodón, tal y como defendían los aboli-
cionistas, sino mantener la integridad de la Unión. No
CONFEDERADOS EN ARMAS. El primer gran combate en tierra de la Guerra Civil es- era una guerra social, sino una guerra política.
tadounidense fue la batalla de Bull Run, en la que salieron victoriosos los soldados del En julio de 1863, el mayor George Meade consiguió
Ejército confederado (en la ilustración, combatientes del Sur tras el enfrentamiento). derrotar a las tropas confederadas del general Lee

movilizó durante meses a las tropas que custodiaban


la capital, hizo que Lincoln relevara a McClellan del Estados fronterizos
mando supremo. Mientras tanto, en el frente del Oeste

S
el general Ulysses Simpson Grant entabló una serie de e llamó así a los Estados escla- ky permaneció en la Unión, pero cuando
batallas que concluyeron con la captura de catorce mil vistas que nunca declararon la Lincoln les pidió hombres para reforzar
prisioneros rebeldes. Secesión: Delaware, Kentucky, los ejércitos del Norte, la Asamblea se
Al contrario que McClellan, Grant siempre llevaba Maryland y Misuri. La población de es- negó. Tampoco querían luchar contra
el uniforme arrugado y lleno de lamparones. Además, tos territorios estaba profundamente di- sus hermanos del Sur. El gobernador de
le gustaba la bebida, fumaba grandes puros y sabía tra- vidida entre los que defendían la Unión Misuri era simpatizante de los sudistas
tar a los soldados, lo que le granjeó el respeto de sus y los que se sentían cercanos al Sur. Du- y se vio obligado a huir de la capital del
hombres. Su buen hacer captó la atención de Lincoln, rante la guerra, los Estados fronterizos Estado, lo que facilitó el nombramiento
que por aquel entonces nombró al general Henry Ha- sufrieron la lucha de guerrillas y nume- de un nuevo gobernador afín a la Unión.
lleck como nuevo jefe de los ejércitos del Norte. Ha- rosas incursiones militares, que desem- El enfrentamiento entre los dos bandos
lleck visitó a las fuerzas de McClellan acantonadas en bocaron en grandes matanzas. En 1880, tiñó de sangre Misuri.
las cercanías de Richmond y encontró que muchos de más de la mitad de los afroamericanos
sus hombres iban descalzos y sufrían paludismo. de Delaware eran libres, al igual que una
gran parte de la población de color de
DESARROLLO DE LOS ESTADOS YANQUIS. No Maryland. En la guerra, las tropas de la
fue extrañó que aquel ejército derrengado y mal diri- Unión tenían que atravesar Maryland
gido tuviera que retirarse ante el empuje del general para llegar a Washington. De no haber
confederado Robert E. Lee, que poco antes había sido sido un Estado neutral, la capital habría
GETTY

nombrado comandante en jefe de las fuerzas del Sur. estado totalmente rodeada por territorio
Mientras el prestigio del general confederado iba en confederado. La Asamblea de Maryland
aumento, los políticos del Norte aprobaron el trayecto rechazó la Secesión de 1861, pero so-
de la línea de ferrocarril que uniría la costa Este y la licitó que las tropas de la Unión se reti-
Oeste. Meses antes de que los cañones y las bayone- raran del Estado. Querían permanecer
tas impusieran su ley, los sureños presionaron en el unidos, pero se negaban a contribuir a la
Congreso para que el enlace ferroviario pasara por sus matanza de los vecinos del Sur. Kentuc-
Estados algodoneros. Pero el estallido de la guerra hizo
que la línea aprobada fuera la del Norte, lo que en el fu- Frank y Jesse James (dcha., con un ca-
turo acabaría acentuando la decadencia del Sur y el de- marada) lucharon por el Sur en Misuri.
sarrollo industrial y financiero de los Estados yanquis.
LIBRARY OF CONGRESS
en la batalla de Gettysburg, la más sangrienta de la
Guerra Civil americana. El legendario militar sureño
tuvo que retroceder hacia el río Potomac, sufriendo
grandes pérdidas. Al mismo tiempo, el general Grant
tomó Port Hudson, cortando la comunicación entre
los Estados de Texas, Arkansas y Luisiana y el resto
de la Confederación. En noviembre se libró la batalla
de Chattanooga, otra carnicería que puso término a
la lucha en el Estado de Tennessee. Aquella sucesión
de victorias permitió que el Norte tomara por prime-
ra vez la iniciativa en la contienda.

REELECCIÓN DE LINCOLN. El 19 de noviembre


de ese año, Lincoln acudió a los campos de Gettysburg
para rendir homenaje a los miles de hombres que ha-
bían caído en aquella horrible matanza. El público
asistente escuchó atentamente el momento crucial
del discurso, cuando Lincoln afirmó que todos los
allí reunidos iban a tomar una decisión suprema: “La
decisión de que estos muertos no habrán muerto en
vano; de que habrá en esta nación, con la ayuda de
Dios, un nuevo nacimiento de la libertad; de que el
gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo, no
desaparecerá de la faz de la tierra”.
En 1864, Lincoln debía enfrentarse a una elección
presidencial, una situación sin precedentes teniendo
LIBRARY OF CONGRESS
en cuenta que sería realizada durante una guerra civil. PRESIDENTE UNIO-
La Convención Nacional del Partido Republicano, cele- NISTA. El decimocta- cerco a Richmond. En el oeste, el general Sherman,
brada en junio de ese año en la ciudad de Baltimore, vo- vo presidente de EE al mando de un ejército del Norte compuesto por cien
tó por aplastante mayoría a favor de la candidatura de UU, Ulysses S. Grant, mil hombres, irrumpió como un estilete en Atlanta,
Lincoln para un nuevo período presidencial. La noticia logró fama interna- incendiando sus fábricas y almacenes. Luego mar-
cional al liderar las
fue un terrible mazazo para los Estados confederados, chó hacia el sudeste, destruyendo todo a medida que
tropas de la Unión
que en los meses previos habían intentado que Lincoln avanzaba. La moral del Sur, hasta entonces inque-
durante la Guerra de
no fuera elegido para un nuevo mandato. Sus esperan- Secesión. A la dere- brantable, comenzó a derrumbarse.
zas de ganar el conflicto bélico se esfumaron por com- cha de su retrato se En aquel ambiente de derrota, los antaño altivos
pleto. La derrota del Sur era cuestión de tiempo. representa la batalla dueños de esclavos huían despavoridos con un único
Casi al mismo tiempo que Lincoln volvía a ser de Fort Hindman criado y sin apenas alimentos que llevarse a la boca.
candidato para la presidencia, Grant tomó al asalto (Arkansas). Muchas de las magníficas mansiones que salpicaban
la ciudad de Petersburg y pocos días después puso las plantaciones sureñas, adornadas con estilizadas

Un nuevo país después de

AGE
la Guerra de Secesión
U
na vez finalizó la contienda, EE UU en- avances tecnológicos e industriales se unió el
tró en una etapa de acelerado progreso despliegue del ferrocarril de costa a costa, lo
económico debido en gran medida a la que agilizó el comercio y el desarrollo de gran-
definitiva conquista del lejano Oeste, lo que in- des ciudades. El peligroso viaje de varios me-
crementó espectacularmente el territorio del ses que requería cruzar las Grandes Llanuras a
país. Sus grandes reservas naturales, el régimen bordo de viejos carromatos quedó en el olvido.
democrático, la igualdad de oportunidades y el Cualquier ciudadano que se lo pudiera permitir
espíritu emprendedor de su población contribu- podía viajar de este a oeste en pocos días a bor-
yeron al rápido enriquecimiento de la nación. El do de modernos ferrocarriles. A finales del siglo
esfuerzo inventivo del Norte se plasmó en una XIX, cuando las tribus nativas fueron sometidas
industria versátil volcada en la fabricación de y encerradas en míseras reservas, la nación se
grandes navíos de vapor, cosechadoras de gra- encontraba a las puertas de convertirse en la
no, máquinas automáticas, telégrafos eléctricos primera potencia mundial. El estallido de la I
y todo tipo de artilugios mecánicos, muchos de Guerra Mundial iba a contribuir a que Estados
ellos diseñados para la explotación minera. El Unidos diera ese gran salto hacia delante.
desarrollo del mundo financiero y las modernas
rotativas de la prensa vitalizaron todavía más la Un obrero del telégrafo, gran avance de las
economía de la pujante nación. A todos esos comunicaciones (grabado coloreado de 1873).

80
GETTY
GETTY
ABOLICIÓN DEL ES-
columnas blancas en sus fachadas, fueron pasto de CLAVISMO. La batalla
las llamas y desaparecieron. Nada volvería a ser igual de Gettysburg (en la LOS ANTAÑO ALTIVOS DUEÑOS DE
para los orgullosos terratenientes del Sur. El causante foto inferior de la dere-
de su desgracia, el odiado Lincoln, fue reelegido pre- cha, soldados caídos ESCLAVOS HUÍAN DESPAVORIDOS
en combate) supuso la
sidente en diciembre de 1864.
Abatido por la cruda realidad, Lee envió un men-
victoria decisiva de los CON UN ÚNICO CRIADO Y SIN
unionistas. Arriba, en
saje a Grant en el que expresaba su deseo de deponer una postal en honor NADA QUE LLEVARSE A LA BOCA
las armas. Tras la rendición, que se produjo el 9 de de Lincoln de 1863,
abril de 1865, Grant fue magnánimo con su rival, ya aparecen esclavos li- John Wilkes Booth murió al amanecer. El magnicidio
que permitió a los soldados sureños conservar sus berados dándole las de Lincoln no sirvió de nada a los intereses del Sur.
caballos para arar la tierra y a los oficiales sus sables gracias al presidente. Su mundo se había desvanecido definitivamente,
para conservar su dignidad. Pero no todos reacciona- dando lugar al nacimiento de una nación cohesiona-
ron con tanta generosidad. Los políticos del Norte no da y con un futuro muy prometedor.
permitieron que los diputados y senado- Los victoriosos Estados norteños di-
res de los Estados sureños que volvían a señaron un plan para reconstruir el país,
ALBUM

la Unión se sentaran en sus escaños. cuyo resultado se hizo visible en la De-


cimotercera Enmienda (diciembre de
ASESINATO EN EL TEATRO. Seis 1865), mediante la cual se prohibió la es-
días después de la victoria, Abraham clavitud; la Decimocuarta (julio de 1868),
Lincoln acudió al Teatro Ford, en Wash- que extendió la protección legal a todos
ington, para asistir a la representación de los ciudadanos independientemente
una comedia. Cuando comenzaba el ter- su raza, y la Decimoquinta (febrero de
cer acto, se oyó un disparo. El presidente 1870), que abolió las restricciones racia-
había caído malherido por el tiro que le les para votar, al menos en teoría.
descerrajó John Wilkes Booth, un joven
actor que logró huir del teatro. Algunos UNA ÚNICA NACIÓN. Pese al exce-
testigos aseguraron haberle oído gritar: sivo número de víctimas y sus efectos
“Sic semper tyrannis” (“Así siempre a los ciertamente traumáticos, la Guerra Civil
tiranos”), lema del Estado de Virginia y solucionó problemas que se arrastraban
frase que supuestamente dirigió Bruto a desde 1776. Consiguió abolir la esclavi-
César instantes antes de apuñalarlo. tud, aunque la segregación racial pervi-
Durante semanas, el Ejército organizó vió durante décadas en el profundo Sur.
una gigantesca cacería humana para en- Otro efecto positivo de aquel conflicto
contrar al asesino. Finalmente fue aco- bélico fue que unió a los diferentes Esta-
rralado en un viejo almacén cerca de Port EL SUR DEPONE LAS ARMAS. El general Robert dos en una única nación, cuya vitalidad
Royal (Virginia). En plena noche, en me- E. Lee firmó la rendición (este es el documento) industrial y financiera la transformó en
dio de la confusión, un soldado le disparó. del Ejército confederado y puso así fin a la guerra. la gran potencia mundial del siglo XX. MH

81