Está en la página 1de 28

DISEÑO DE UNIONES

El mayor problema en el diseño de las estructuras de madera es la solución de


aquellos puntos en que convergen dos o más piezas (nudos), de modo que se
puedan transmitir adecuadamente sus esfuerzos. Estas uniones deberán ser lo
suficientemente rígidas como para que la deformación total de la estructura no
exceda ciertos valores estimados como admisibles. Es así, como a los elementos
que se usan para materializar las uniones se los condiciona tanto en cuanto a su
capacidad de transmisión descarga como al monto del corrimiento que
experimentan al quedar sometidos a carga. Tradicionalmente se distinguen dos
comportamientos opuestos: uno totalmente rígido representado por las colas y
otro sumamente flexible presentando grandes deformaciones y que corresponde
al caso de los pernos. En un plano, intermedio se, sitúan los clavos. Cada medio
de unión presentará ventajas y desventajas adecuándose cada uno a campos
específicos.

UNIONES CLAVADAS

Por lo general las uniones clavadas son las más económicas, y son muy usadas
en especial para viviendas y edificaciones pequeñas construidas en base a
entramados.
Los clavos se fabrican en un amplio intervalo de tamaños y formas, según el uso
que se quiera dar. Varían en tamaño desde las pequeñas tachuelas a
gigantescas escarpias. Los clavos se clavan mediante un martillo, sin embargo
para clavar muchos clavos, actualmente se cuenta con una gran variedad de
dispositivos mecánicos para clavar.
Todas las especies del grupo estructural C y muchas del grupo B pueden
clavarse fácilmente, sobre todo cuando la madera se encuentra en condición
verde; las maderas más densas y/o secas son por lo general más difíciles de
clavar. Si se clavan maderas del grupo estructural A es conveniente hacer un
pre-taladro con un diámetro del orden de 0.8 veces el diámetro del clavo, esto a
menos que se usen clavos de alta resistencia, clavados mediante dispositivos
mecánicos especiales.
Se debe hacer notar que en cualquier unión se debe usar como mínimo al menos
2 clavos.

Ilustración 1Fig.1 Uniones

Procedimiento de diseño para uniones clavadas:


El procedimiento para diseñar éste tipo de uniones se puede esquematizar de la
siguiente manera:

A) Uniones sometidas a cizallamiento o corte

1) Establecer bases de cálculo:


 Grupo de madera utilizado.
 Cargas actuantes en la unión y su orientación con respecto a las piezas
de madera.

2) Seleccionar la longitud y el diámetro de los clavos. Es conveniente usar clavos


de la mayor longitud posible (si se quiere, usar como guía de acuerdo al elemento
a clavar las Tablas 13.16 y 13.17 del Manual de Diseño para Maderas del Grupo
Andino).
3) Determinar la carga admisible para un clavo a simple cizallamiento (usar Tabla
5.1)
 Clavos a doble Cizallamiento, multiplicar por 1.80 valores de la Tabla 5.1.
 Clavos lanceros, multiplicar por 0.83 valores de la Tabla 5.1.
 Clavos a Tope, multiplicar por 0.67 valores de la Tabla 5.1.
4) Para uniones construidas con madera seca, se puede multiplicar por 1.25.

5) Verificar espesores mínimos y longitudes de penetración; eventualmente


reducir las cargas admisibles por clavo.

6) Determinar el número de clavos y su ubicación.

Fig.2 Unión en cizallamiento o corte

B) UNIONES SOMETIDAS A EXTRACCIÓN

1) Establecer bases de cálculo


 Grupo de madera utilizado.
 Cargas actuantes en la unión y su orientación con respecto a la dirección
de los clavos.

2) Seleccionar la longitud y el diámetro de los clavos. La longitud debe ser entre


2 y 3 veces el espesor del elemento que contiene la cabeza del clavo.
3) Determinar la longitud de penetración: “a”, en el elemento que contiene la
punta del clavo, y calcular la carga admisible para un clavo perpendicular al
grano usar la Tabla 5.5.
4) Para clavos lanceros multiplicar por 2/3 los valores de la Tabla. Los clavos
paralelos al grano de la madera que contiene a la punta no pueden considerarse
resistentes (llamados clavos a tope).
5) Uniones construidas con madera seca, se puede duplicar la carga admisible.
6) Determinar el número de clavos y su ubicación.
UNIONES DE CIZALLAMIENTO

1.- Cargas admisibles:

La carga admisible de una unión clavada depende de muchos factores, como el


tipo de madera utilizada y su condición, la calidad, longitud y cantidad de clavos,
espesores de los elementos de penetración, etc.
Las cargas admisibles en condiciones de servicio para un clavo se dan a
continuación, y están en dependencia al tipo de Cizallamiento al que se
encuentre los clavos en la unión.
a) Simple Cizallamiento:
Para lo cual se da una tabla con los valores admisibles para un clavo
perpendicular al grano y sometido a simple cizalle, y en esta tabla se
considera la longitud y el diámetro del clavo, así como el grupo estructural
de madera a utilizar:

Tabla 5.1 CARGA ADMISIBLE POR CLAVO-SIMPLE CIZALLAMIENTO


Cabe señalar que los valores de la anterior tabla son para maderas
construidas con uniones húmedas (contenido de humedad mayor o igual
al 30%); para uniones construidas con madera seca se puede mayorar
las cargas admisibles en un 25%.

b) Otros casos
Como por ejemplo un clavo sometido a doble Cizallamiento, clavos
lanceros, y clavos a tope, se determina su carga admisible multiplicando
los valores de la tabla 5.1 por factores que corresponden a cada caso, y
que se dan en la tabla 5.2.
Tabla 5.2 FACTORES MODIFICATORIOS DE LAS CARGAS
ADMISIBLES PARA UNIONES CLAVADAS SOMETIDAS A
CIZALLAMIENTO

ESPESORES MÍNIMOS Y PENETRACIÓN DE LOS CLAVOS

a) Simple Cizallamiento:

El espesor de madera más delgado (que contiene la cabeza del clavo) debe ser
por lo menos 6 veces el diámetro del clavo: 6d. La penetración del clavo en el
elemento que contiene la punta debe ser por lo menos 11 diámetros: 11d.

FIG. ESPESORES MÍNIMOS Y PENETRACIÓN DE CLAVOS SOMETIDOS A CIZALLAMIENTO SIMPLE


Si existen espesores o penetraciones menores, las cargas admisibles deben
reducirse. El factor de reducción debe ser la menor de las siguientes relaciones:
 Espesor del elemento más delgado dividido entre 6d.
 Penetración del elemento que contiene la punta dividido entre 11d.
No deben aceptarse espesores o penetraciones menores que el 50 % de los
(6d, 11d) antes indicados.

 Para clavos lanceros estos mínimos no son aplicables. Los clavos


lanceros deben ser introducidos en puntos ubicados a una distancia igual
a 1/3 de la longitud del clavo a partir del plano de unión y formando un
ángulo aproximadamente de 30 grados con la dirección del grano.

FIG. UBICACIÓN DE LOS CLAVOS LANCEROS

b) Doble Cizallamiento:
El espesor del elemento central debe ser por lo menos igual a 10 veces el
diámetro del clavo: 10d. Tanto el espesor del elemento adyacente a la cabeza
del clavo, como la penetración del clavo en el elemento que contiene la punta no
deberán ser menores que 5 veces el diámetro del clavo: 5d.

FIG.ESPESORES MÍNIMOS Y PENETRACIÓN DE CLAVOS SOMETIDOS A CIZALLAMIENTO DOBLE


Si no se cumplen los requisitos anteriores, las cargas admisibles deben
reducirse. El factor de reducción debe ser la menor de las siguientes relaciones:

 Espesor del elemento central dividido entre 10d


 Espesor del elemento adyacente a la cabeza dividido entre 5d
 Penetración del elemento que contiene la punta dividido entre 5d

No deben aceptarse espesores o penetraciones menores que el 50 % de


los (5d, 10d) antes indicados.

 Si se clavan la mitad de los clavos desde cada lado, el espesor del


elemento adyacente a la cabeza y la penetración del clavo en la madera
que contiene la punta pueden promediarse para efectos de establecer la
relación con la longitud 5d.

ESPACIAMIENTOS MINIMOS

Los espaciamientos mínimos especificados son necesarios para evitar rajaduras


al clavar la madera. Con frecuencia estos requisitos obligan a utilizar elementos
de madera de dimensiones mayores a las estrictamente necesarias por
resistencia.

En uniones constituidas por elementos de madera orientados en direcciones


diferentes se deben verificar por separado los requisitos de espaciamiento en
cada uno de ellos, resultando para la unión los que sean mayores en cada
dirección

a) Simple Cizallamiento:

TABLA 5.3 ESPACIAMIENTO MINIMO PARA SIMPLE O DOBLE CIZALLAMIENTO CLAVADO EN


UN SOLO LADO
La distancia entre clavos y a los bordes o extremos de las piezas de madera
deben ser mayores o iguales a los indicados en la tabla 5.3.

 Cuando se use un pre-taladrado, pueden usarse los espaciamientos


mínimos siguientes(Tabla 5.4):

TABLA 5.4 ESPACIAMIENTO MINIMO PARA SIMPLE O DOBLE CIZALLAMIENTO CLAVADO EN


UN SOLO LADO

b) Doble Cizallamiento:
Los espaciamientos mínimos recomendados varían de acuerdo a la dirección del
clavado, es decir:

 Si todos los clavos son colocados al mismo lado.


 Si se colocan alternadamente de ambos lados.

Para el primer caso, los espaciamientos mínimos son los mismos que para
simple cizallamiento recomendados en la tabla 5.3. Para el segundo caso (doble
cizallamiento simétrico) los espaciamientos mínimos son los de la tabla 5.4.

UNIONES SOMETIDAS A EXTRACCIÓN

En lo posible el diseño debe evitar que los clavos queden sometidos a fuerzas
de extracción.
La fuerza de extracción que puede ser resistida por un clavo depende de:
 Grupo estructural (A, B, C) al que pertenece la madera utilizada, y su
contenido de humedad.
 Longitud y diámetro de los clavos.
 Ubicación de los clavos en relación a los elementos de madera.
 Penetración de los clavos en la madera que contiene la punta.
Las expresiones que permiten evaluar la carga admisible para un clavo
perpendicular al grano en función al grupo estructural se presentan en la tabla
5.5. Estos valores pueden duplicarse si se utiliza madera seca

FIG. UNIION SOMETIDA A EXTRACCION

Tabla 5.5 CARGA ADMISIBLE DE EXTRACCIÓN

 Para clavos lanceros y clavos aproximadamente paralelos al grano de la


madera, la carga admisible se determina multiplicando los valores
 calculados de la Tabla 5.5 por los factores indicados en la Tabla 5.6.
Ejemplo

Se desea determinar el número de clavos para la siguiente unión. La madera


central tiene de base 5 cm y de altura 10 cm; las maderas laterales son de 2.5cm
de base y de 10 cm de altura. Se pide realizar la unión mediante clavos. Utilizar
madera del grupo B.

Paso1) El grupo Estructural es el B , y la carga a la que se someterán los clavos


es Doble Cizalle perpendicular a la fibra.

Paso2) De la tabla 5.1 se elegirá clavos de 3.5 pulgadas de longitud y 3.7 mm


de diámetro

Paso3) Se determinan las cargas admisibles para este tipo de clavos:

De la tabla 5.2 se saca que se deben multiplicar por 1.80 los valores admisibles
de la tabla 5.1.
Entonces:

Paso4) Verificación de espesores mínimos:

ØØ El espesor del elemento central debe ser por lo menos 10 veces el diámetro
del clavo:

10d = 10 × 3.7 = 37 mm = 3.7 cm

Como la base del elemento central es de 5 cm >>CUMPLE!

Tanto el espesor del elemento adyacente a la cabeza del clavo, como la


penetración del clavo en el elemento que contiene la punta no deberán ser
menores que 5 veces el diámetro del clavo:

5d = 5 × 3.7 = 18.5 mm = 1.85 cm


Como la base del elemento que contiene la cabeza del clavo es de:

2.5 cm >>CUMPLE!

Sumando la base del elemento exterior que contiene la cabeza del clavo más la
base del elemento central, y este valor restando a la longitud del clavo, se
determina cuanta penetración tiene el clavo en el elemento que contiene la punta
del clavo:

5 + 2.5 = 7.5 cm
Lclavo = 8.9 cm

Penetración = 8.9 - 7.5 = 1.40 cm

1.40 cm < 1.85 cm REDUCIR LA CARGA ADMISIBLE DEL CLAVO.

Entonces:

Factor de reducción = 1.40 = 0.76

1.85
Entonces la resistencia admisible por clavo será:

Padm = 86.4 k × 0.76 = 65.66 k.


Paso5) Determinación de número de clavos:

UNIONES ENCOLADAS

Son uniones rígidas de efecto resistente superficial proveniente de acciones


mecánicas y químicas. Su rigidez es tal que generalmente falla antes la madera
vecina a la unión. Corresponden al medio de unión de maderas más nuevo y se
proyecta el de mayores posibilidades para el futuro. Sus principales ventajas se
detallan a continuación:

i) Posibilitan la ejecución de secciones de piezas no limitas por las del


material original.
ii) La efectividad de las secciones transversales compuestas encoladas es
completa, esto es, no se producen corrimientos relativos entre los
componentes.
iii) Facilita la industrialización en la producción (prefabricación).
iv) Permiten un consumo económico de la madera (tablas y tablones).
v) Neutralizan las fallas naturales de la madera.
vi) Las uniones endentadas y en bisel permiten la construcción de uniones
no visibles originando piezas de considerable longitud.
vii) Las estructuras encoladas poseen una alta resistencia al fuego, e incluso
pueden ser calculadas para este objeto.
viii) Se materializan sin debilitar las piezas a unir como sucede con los
restantes medios de unión.
ix) Implican economías en el consumo del acero.
x) La construcción de estructuras laminado encoladas permite solucionar
óptimamente los requisitos estáticos como arquitectónicos.
xi) Estas últimas estructuras poseen una excelente resistencia a los ataques
químicos.
xii) Abren posibilidades de ampliaciones, reparaciones en obra,
modificaciones y desmontaje sin grandes dificultades.
UNIONES APERNADAS

Son uniones desmontables de tipo puntual. El perno constituye uno de los


medios de unión más antiguos y usados pese a que la capacidad de transmisión
de carga en relación al consumo de acero es bastante reducida.

En el funcionamiento de una unión apernada se producen tres fases distintas en


la transmisión de fuerzas:

a. En un comienzo, y especialmente para pernos fuertemente apretados la


unión trabaja por roce. Luego los pernos se ubican contiguos a la madera
presionando las paredes de los agujeros.
b. Esta presión que inicialmente es uniforme en su distribución sobre la
superficie del agujero, con el aumento de la carga se desuniformiza
debido al efecto flector que se produce en el perno, generándose
concentraciones localizadas de tensiones en los bordes de la madera. El
perno deformado se incrusta en la madera.
c. Finalmente, esta deformación del perno es tal que los corrimientos que ha
experimentado la unión superan ampliamente las deformaciones
admisibles en uniones estructurales.

Para efectos de cálculo de uniones apernadas se considera la segunda fase.

Las uniones con pernos deberán realizarse de manera que exista contacto
efectivo entre las piezas unidas. Si el contenido de humedad es alto, al
efectuarse el montaje de la estructura en cuestión deberán hacerse inspecciones
a intervalos no superiores a seis meses hasta verificar que los movimientos por
contracciones han dejado de ser significativos. En cada inspección deberán
apretarse los elementos de unión hasta lograr un contacto efectivo entre las
caras de las piezas unidas. Además se recomienda que todos los elementos
metálicos utilizados con madera húmeda tengan un tratamiento anticorrosivo.

Las uniones apernadas son particularmente eficientes con maderas de los


grupos estructurales A y B, pero pueden utilizarse con maderas del grupo C.

Cuando se utilicen piezas metálicas de unión, los agujeros deberán localizarse


de manera que queden correctamente alineados con los agujeros
correspondientes en las piezas de madera. Se colocará una arandela entre la
cabeza o la tuerca del elemento de unión y la madera para evitar esfuerzos de
aplastamiento excesivos.

Las arandelas podrán omitirse cuando la cabeza o la tuerca del elemento se


apoyen directamente sobre una placa de acero.

Las cargas admisibles están basadas en resultados de ensayos efectuados a


uniones con pernos según la norma ASTM D 1767 – 74, sometidos a doble
cizallamiento. Estos resultados corresponden a 46 especies, con uniones
cargadas paralelamente al grano o en dirección perpendicular al grano del
elemento central y con relaciones entre el espesor del elemento central y el
diámetro del perno.

UNIONES SOMETIDAS A DOBLE CIZALLAMIENTO

Las cargas admisibles que se presentan en la Tabla que se mostrará a


continuación son directamente aplicables a uniones sometidas a doble
cizallamiento para el caso en que el espesor de cada uno de los elementos
laterales es igual a la mitad del espesor del elemento central. Esto es aplicable
tanto para cargas paralelas como perpendiculares al grano. Para aquellos casos
en que el espesor de los elementos laterales no alcanza a ser la mitad del
espesor del elemento central, se ha optado por considerar como útil solamente
el doble del espesor de los elementos laterales. Para los casos en que el espesor
del elemento central no llega a ser el doble de los laterales, se recomienda que
el espesor útil de los elementos laterales sea sólo la mitad de aquel elemento
central.
Tabla.CARGAS ADMISIBLES PARA UNIONES APERNADAS-DOBLE
CIZALLAMIENTO

REF.: Tabla 12.7 Pág. 12--‐14 “Manual de Diseño para Maderas del Grupo Andino

Influencia de la Orientación de las Fuerzas con Relación al Grano

Los valores indicados como P, son cargas admisibles para el caso en que la
fuerza en la unión sigue la dirección del grano, como se indica en la figura 5.6.

Figura 5.6 UNIÓN APERNADA A DOBLE CIZALLAMIENTO. CARGAS PARALELAS AL


GRANO EN TODOS LOS ELEMENTOS

P
2

P
P
2
L
2
L
L
2

Las cargas admisibles cuando la fuerza es paralela al grano del elemento, pero
perpendicular al grano de los elementos laterales o viceversa (Figura 5.7) se
indican como Q.

Figura 5.7 UNIÓN APERNADA A DOBLE CIZALLAMIENTO.

a) Cargas perpendiculares al grano en los elementos laterales y paralela al grano en el


elemento central

Q
2
Q
2

b) Cargas perpendiculares al grano en el elemento central y paralelas al grano en los


elementos Laterales.

Las cargas admisibles P y Q corresponden a dos situaciones límites. Si la carga


aplicada sigue la dirección del grano en el elemento central, pero forma un
ángulo θ con la dirección del grano en los elementos laterales (Figura 5. 8.a.) o
viceversa (Figura 5.8.b.), la carga admisible puede determinarse con la fórmula
de Hankinson:
PQ
N
P  sen θ  Q  cos2θ
2

Figura 5.8 UNIONES APERNADAS, CARGAS INCLINADAS CON RELACIÓN AL GRANO.

a)

N
N 2
2

b)

Uniones con Pletinas Metálicas

Si los elementos laterales son pletinas metálicas, los valores indicados como P
en la Tabla 5.7. Pueden incrementarse en 25 por ciento. No deben considerarse
incrementos similares para cargas perpendiculares a la dirección del grano, Q.
En ambos casos, L debe tomarse como el espesor del elemento central de
madera (Figura 5.9). Las pletinas metálicas deben tener amplio margen de
seguridad contra posibles fallas por corte o aplastamiento.
Figura 5.9 UNIÓN APERNADA CON PLETINAS METÁLICAS

UNIONES SOMETIDAS A SIMPLE CIZALLAMIENTO

La carga admisible para un perno sometido a simple cizallamiento puede


considerarse como la mitad de la carga tabulada o calculada para una unión con
doble cizallamiento. Para efectos de este cómputo, el elemento central debe
tomarse con igual espesor y orientación que el elemento más grueso en la unión
a simple cizallamiento; los elementos laterales deben considerarse con el
espesor y orientación del elemento más delgado

Figura 5.10 UNIÓN APERNADA SOMETIDA A CIZALLAMIENTO SIMPLE

e
t L= t ó 2·e, el menor
e

UNIONES SOMETIDAS A CIZALLAMIENTO MÚLTIPLE

Para uniones apernadas de 4 ó más elementos (Figura 5.11) la carga admisible


puede determinarse sumando las cargas admisibles para cada plano de
cizallamiento. Estas deben ser calculadas considerando los dos elementos
adyacentes a cada plano y con el procedimiento indicado anteriormente.

Figura 5.11 UNIÓN APERNADA SOMETIDA A CIZALLAMIENTO MÚLTIPLE SIMPLE


Consideraciones para efectos combinados de corte y fuerza axial, además de
los coeficientes de reducción de carga por Efecto de Grupo en las uniones
apernadas son detalladas en el Manual de Diseño para Maderas del Grupo
Andino. (Capítulo 12).

ESPACIAMIENTOS MÍNIMOS

El espaciamiento entre pernos y las distancias entre éstos y los bordes de los
elementos de madera deben ser suficientes para permitir que cada perno
desarrolle toda su capacidad resistente.

En uniones constituidas por elementos de madera orientados en direcciones


diferentes, se deben verificar por separado los requisitos de espaciamiento en
cada uno de ellos, resultando para la unión los que sean mayores en cada
dirección.

En lo que sigue, se define como línea de pernos a la que forman dos o más
pernos en una línea paralela a la dirección de la carga.

a) Cargas Paralelas a la Dirección del Grano


En elementos en los que las fuerzas aplicadas siguen la dirección del grano;
la distancia entre pernos, separación de las filas y las distancias a los bordes
y extremos deben ser mayores o iguales que las indicadas. Todas estas
distancias deben medirse a partir del eje del perno.

Figura 5.12 ESPACIAMIENTOS MÍNIMOS ENTRE PERNOS, CARGAS PARALELAS AL


GRANO

( tracción ) 5d 4d 4d 5d elementos en tracción


( compresión ) 4d 4d elementos en compresión
2d
2d
2d

b) Cargas perpendiculares a la Dirección del Grano


Para elementos cargados perpendicularmente a la dirección del grano, los
espaciamientos mínimos y distancias entre filas y a los bordes y extremos se
presentan en la Tabla 5.8.

Figura 5.13 ESPACIAMIENTO MÍNIMO ENTRE PERNOS, CARGAS PERPENDICULARES


AL GRANO

espaciamientos en este
elemento según requisitos
para cargas paralelas al grano
borde no cargado

2d
4d
4d
4d
borde cargado
2.5
2d y 2d
5d

Como se indica la separación o espaciamiento entre líneas de pernos, s, es


función de la relación L/d. Para L/d mayor que 2 y menor que 6 se puede
hacer una interpolación lineal. (Ver Pág. 12-19 “Manual de Diseño para
Maderas del Grupo Andino”).

Tabla 5.8 ESPACIAMIENTOS MÍNIMOS PARA PERNOS

Espaciamiento entre pernos 4d


A lo largo del grano Distancia al extremo en tracción 5d
Elementos cargados
Distancia al extremo en compresión 4d
paralelamente al
Perpendicularmente Espaciamiento entre líneas de pernos 2d*
grano
a la dirección del
grano Distancia a los bordes 2d
Espaciamiento entre líneas de pernos, s:
para L/d ≤ 2 s= 2.5d
Elementos cargados A lo largo del grano para L/d ≥ 6 s= 5d
perpendicularmente al para 2 ≤ L/d ≤ 6 2.5d ≤ s ≤ 5d
grano Perpendicularmente Espaciamiento entre pernos 4d
a la dirección del Distancia al borde cargado 4d
grano Distancia al borde no cargado 2d
d = diámetro del perno
( * ) Si el espaciamiento entre líneas es mayor de 12.5 cm. es recomendable usar elementos laterales
separados para cada fila.

REF.: Tabla 12.9 Pág. 12-20 “Manual de Diseño para Maderas del Grupo Andino”

EMBARBILLADOS
Corresponden a una de las pocas formas de unión de naturaleza ebanística que
pueden ser desarrolladas matemáticamente. Funcionan como rótulas
imperfectas ejecutadas en forma de cuña y pueden transmitir únicamente
fuerzas de compresión. Existen distintas posibilidades de materializar un
embarbillado, de las que se analizarán las tres más importantes.

Embarbillado de Medio Talón

Optimiza el trabajo de compresión entre la cuña o talón y el madero de apoyo.


La superficie de contacto entre la superficie menor del talón y el madero base se
orienta según la bisectriz del complemento del ángulo de incidencia de la barra
comprimida sobre la barra de apoyo. Para la transmisión de fuerzas se considera
solamente esta área frontal del talón, sobre la que la fuerza a transmitir se
descompone en una componente normal C1 y otra según la superficie, D1, que
es neutralizada por roce.

Fig. 4.1. Embarbillado de Medio Talón

La componente C1 tiende a aplastar la entalladura en el área: A= b۰d. De las


gráficas se pueden sacar las siguientes relaciones:

𝛽 𝛼
= 90° −
2 2
𝛽 𝛼 𝛼
𝑠𝑒𝑛 ( ) = 𝑠𝑒𝑛 (90° − ) = cos ( )
2 2 2

𝛼 𝐶1 𝛽 𝑡 𝛼 𝑡
cos ( ) = ; 𝑠𝑒𝑛 ( ) = → cos ( ) =
2 𝐶 2 𝑑 2 𝑑

𝐶1
𝜎𝑎𝑑𝑚. =
𝑏. 𝑑

Reemplazando los valores de las relaciones anteriormente obtenidas tenemos:

𝛼
𝐶. cos ( 2 )
𝜎𝑎𝑑𝑚. = 𝑡
𝑏. 𝛼
cos ( 2 )

Lo más usual es conocer la solicitación en la diagonal C, debiendo determinarse


la profundidad de talón requerida en estas condiciones:

𝜶
𝑪. 𝐜𝐨𝐬𝟐 (𝟐 )
𝒕=
𝒃. 𝝈𝒂𝒅𝒎.

El esfuerzo admisible de aplastamiento de la madera depende del grupo de la


madera y del ángulo de inclinación (𝛼/2).

Las fuerzas transmitidas a la barra traccionada por medio de la superficie de


talón deben ser neutralizadas bajo forma de fuerzas de cizalle en la superficie
del saliente “𝑙. 𝑏”. De ahí que esta longitud queda determinada por la relación:

𝑻
𝒍=
𝒃. 𝝉𝒂𝒅𝒎.

De acuerdo a ensayos realizados, se recomienda una longitud mínima de 𝑙 ≥


20𝑐𝑚., pero sin llegar a sobrepasar el valor de 8𝑡. En relación a la profundidad
de corte “𝑡”, también se encuentra acotada, dependiendo de la magnitud del
ángulo de incidencia de la diagonal:

1.5 cm. ≤ t ≤ h/4 para α ≤ 50º

1.5 cm. ≤ t ≤ h/5 55º ≥α > 50º

1.5 cm. ≤ t ≤ h/6 α > 55º


Para embarbillados simultáneos en ambos lados de la barra deberá cumplirse t
≤ h/6 cualquiera sea el ángulo de incidencia de las diagonales. Para fijar el
embarbillado en posición se pueden usar pernos prensores, cubrejuntas de
madera clavadas o cubrejuntas de acero apernadas.

4.2 Embarbillado de Talón

Se recurre a este tipo de embarbillados cuando la zona de apoyo de la estructura


es lo suficientemente reducida como para no permitir la materialización de una
longitud de saliente exigida por un embarbillado de medio talón.

Fig. 4.2. Embarbillado de Talón

Siguiendo el mismo procedimiento usado en la determinación de la profundidad


de corte en el embarbillado de medio talón obtenemos:

𝑪. 𝒄𝒐𝒔(𝜶)
𝒕=
𝒃. 𝝈𝒂𝒅𝒎.

4.3 Embarbillado de Doble Talón

Se usa cuando la profundidad de talón requerida resulta mayor que la admisible.


Viene a ser una combinación de un embarbillado de medio talón y uno de talón.
En la figura se esquematiza una posibilidad de solución. La profundidad de
cortet2 del talón posterior deberá ser 1 a 2 cm. mayor que la del talón anterior, a
fin de generar dos superficies de cizalle independientes.
Fig. 4.3. Embarbillado de Doble Talón

El proceso de cálculo de este tipo de embarbillados se realiza en 5 etapas:

1.- Se supone en una primera aproximación C1=C2=C/2.

2.- Se determina t2 en función de C2, eligiéndose el máximo valor compatible


con las condiciones del problema.

3.- Con t2 se determina un C2 admisible.

4.- El talón delantero deberá tomar C1=C-C2ad.

5.- Determinar las longitudes de cizalle l1 y l2.

Otra forma de solucionar este problema sin recurrir al uso del embarbillado doble,
que es trabajoso de materializar, es optar por alguna de las siguientes
posibilidades:

- Ensanchamiento del talón y de la barra base por medio de maderos laterales


(se diseñan 1.5 veces la fuerza correspondiente).

- Clavado de cubrejuntas laterales (se diseñan para 1.5 veces la fuerza


correspondiente).

- Aumento de la altura de la barra de apoyo por medio de piezas de madera


auxiliares.
Ejemplo aplicativo:

Se pide diseñar la unión del ejemplo usando un embarbillado de medio talón.

Datos:

𝐿𝑏1 = 1.5𝑚

𝐿𝑏2 = 2.0𝑚

Solución:

Debemos hallar el valor de t, puesto que a partir de ello se podrá dimensionar el


valor de d y los demás que sean necesarios.

Sabemos que:

𝛼 𝛽
+ = 90º
2 2
𝛼
+ 69.3º = 90º
2
𝛼
= 21.7º
2
Una vez hallado el valor de α/2, procedemos a hallar la profundidad vertical “t”
mediante la fórmula:

𝛼
𝐶. (cos 2 )2 1818.18 (cos 20.7)2
𝑡= = = 3.34 𝑐𝑚
𝑏𝜎𝑎𝑝𝑙𝑎𝑠𝑡 6.35𝑥75

Sin embargo, reemplazando en la otra fórmula:

𝐶 1818.18
𝑡= = = 3.82 𝑐𝑚
75𝑏 75𝑥6.35

Escogemos el mayor: 3.82 cm

Ahora, debemos verificar la segunda condición:


𝑡 ≥ 15𝑚𝑚 ≤ 𝑝𝑎𝑟𝑎 𝛼 ≤ 50º
4

La primera condición sí la cumple, pero la segunda no:

6.35
𝑡≤ = 1.59 𝑐𝑚.
4

Entonces, es necesario cambiar la altura de la cuerda inferior para que pueda


satisfacer ésta condición:

ℎ = 4𝑥8.32 ≈ 15 𝑐𝑚. → 6"

Por otro lado debemos verificar que las fuerza transmitidas a la barra traccionada
por medio de las superficies de talón deben ser neutralizadas bajo forma de
fuerzas de cizalle en la superficie saliente “l*b”.

Utilizando la siguiente relación:

𝑇 1038.64
𝑙= = 010.91𝑐𝑚
𝑏 𝜏ℎ𝑜𝑟𝑖𝑧𝑜𝑛𝑡𝑎𝑙 6.35𝑥15

𝑙 = 20 𝑐𝑚.

Como dato adicional, se recomienda colocar un perno:


𝑡 3.82
𝑑𝑝 = = = 1.91 𝑐𝑚 ≈· 3⁄4 "
2 2