Está en la página 1de 5

ANTROPOLOGIA CULTURAL

1. Cuestiones introductorias

1.1 ¿Qué es la antropología cultural? Objeto y método

La antropología cultural estudia los procedimientos creados por el hombre para


enfrentarse y adaptarse a su medio natural y a su ambiente social. Es una ciencia que
se interesa por la creación cultural del hombre: los mitos y leyendas, las creencias y
cosmovisiones, las costumbres y tradiciones, los modos de interacción entre los
miembros de una comunidad y los hábitos sociales en general, la actividad económica
y la manera de transformar el entorno vital, la organización social y política, las
expresiones artísticas y la lengua usada.

El método que emplea la antropología cultural es el de la observación empírica.


Observa y describe las obras y el comportamiento social del hombre, ordenando y
sistematizando los conocimientos adquiridos sobre una cultura determinada. El
antropólogo no emite ningún juicio de valor sobre lo observado, se limita a describir
objetivamente para intentar una comprensión y una explicación de lo observado.
Compara las distintas manifestaciones culturales, sin privilegiar una sobre otra. Cada
cultura tiene un valor en sí misma, tiene unas dinámicas, un desarrollo y unas
características propias, únicas. Cada cultura peculiar expresa la lucha constante del
hombre por sobrevivir en su medio y perpetuarse en el tiempo, expresa la inagotable
capacidad creativa del ser humano.

1.2 Relación de la antropología cultural con otras ciencias

La antropología cultural se relaciona estrechamente con a) la sociología, pues


estudia las instituciones sociales y el proceso de integración del individuo en su
sociedad; b) con la economía, ya que registra los mecanismos y dinámicas que se dan
en las actividades de satisfacción de las necesidades materiales de vida; c) con la
geografía social, puesto que toma en cuenta el impacto ambiental geográfico en la
constitución de una cultura determinada; d) con la lingüística, pues se interesa por el
sistema lingüístico que usa un pueblo, considerándolo como un fenómeno cultural de
alta relevancia porque en la lengua se concentran modos de percepción del mundo y
modos de ser de un pueblo; e) con la religión comparada, ya que investiga las
experiencias trascendentales, las prácticas rituales y concepciones míticas de una
cultura determinada; f) con la teoría del arte, puesto que estudia con cuidado las
realizaciones y manifestaciones artísticas de una comunidad, tales como su música, su
escultura, su arquitectura, su pintura, procurando entender el significado de esos
símbolos culturales; g) con la biología humana, aunque no es de su interés específico,
no descuida las características étnicas ni los aspectos genéticos de un grupo humano;

1
h) con la arqueología prehistórica, ya que en muchos casos se han de estudiar los
restos de una cultura ya desaparecida, o para conocer más acerca de los orígenes
primigenios de un pueblo determinado.

2. La cultura

El hombre se mueve en un espacio físico donde el ambiente natural ejerce sobre él


una influencia que nunca acaba. También se mueve en un ambiente social donde se
siente miembro de una comunidad, identificándose con sus paisanos y cooperando
con ellos en el mantenimiento del grupo, de modo que pueda pervivir en el tiempo.

2.1 Definición de cultura

Hay muchas definiciones de cultura, pero todas coinciden en que es aprendida y


que permite al hombre adaptarse a su ambiente natural. La definición más conocida y
aceptada es la de E.B. Tylor: “Cultura es el conjunto complejo que incluye
conocimiento, creencias, arte, moral, ley, costumbres y capacidades y hábitos
adquiridos por el hombre como miembro de una sociedad”.

2.2 Características esenciales de la cultura

1ra) La cultura es universal en la experiencia del hombre; sin embargo, cada


manifestación local o regional de aquélla es única.

Crear una cultura es un atributo de todos los seres humanos. Se ha constatado que
todos los pueblos tienen un modo de proporcionarse los medios para subsistir. Poseen
una tecnología para producir sus medios de vida y un modo determinado para
distribuir lo que producen. Todos los pueblos dan expresión formal a la institución de
la familia o a otro tipo de parentesco, incluyendo otras formas de asociación sin
vinculación sanguínea. Ningún pueblo vive en completa anarquía; se han encontrado
siempre alguna forma de organización y control político. Ningún pueblo existe sin una
filosofía de la vida, sin un concepto sobre el origen y funcionamiento del universo y sin
un sistema religioso. Todos los grupos humanos poseen cantos, danzas, consejas, artes
plásticas, lengua, sistema de sanciones.

Sin embargo, a pesar de la universalidad del fenómeno de la cultura, no se han


encontrado dos sistemas de cultura que sean idénticos en detalle. Cada cultura es el
resultado de las experiencias particulares de un pueblo concreto; cada cultura ha
tenido, y tiene, un desarrollo peculiar y único.

2da) La cultura es estable y, no obstante, es dinámica, manifiesta un continuo y


constante cambio.

Objetivamente hablando, toda cultura viva es dinámica. Va experimentando


cambios en sus elementos constitucionales a medida que pasa el tiempo. Estos

2
cambios pueden deberse a la influencia de otras culturas, al medioambiente, a
determinadas situaciones políticas o a otros factores. Así también, hay instituciones
culturales que son más dóciles que otras al cambio. La religión, los mitos, las leyendas,
la moral, la estructura familiar son instituciones poco versátiles. Pero la técnica de
producción, el modo de vestir, el modo de interactuar entre los miembros de una
sociedad, el sistema jurídico, el sistema político, incluso la lengua, son más proclives al
cambio.

La cultura es estable en el sentido de que es enseñada, es transmitida como un


conjunto de logros valiosos de la comunidad, es entregada como una herencia que hay
que conservar, porque es beneficiosa para la pervivencia del grupo social.

3ra) La cultura abarca y determina ampliamente el desarrollo de nuestra vida y, sin


embargo, el individuo posee libertad y autonomía para elaborar sus propios
pensamientos.

Los seres humanos aprenden muy bien su cultura. El proceso es profundamente


incisivo y completo. La mayor parte de la cultura, en todos los grupos humanos, se
adquiere mediante un proceso que podemos llamar habituación, imitación, o mejor
aún, condicionamiento inconsciente. La cultura la aprendemos natural y
espontáneamente, día a día, sin pausa.

La cultura es, en primer lugar, algo que se recibe. Está más allá de cualquier
individuo social, trascendiéndolo, superándolo. Los individuos pasan, pero las
instituciones culturales permanecen, el modo de ser de un pueblo se prolonga en el
tiempo. En segundo lugar, aunque la cultura cala nuestro ser social, determinando
nuestro modo de comportarnos, se dan márgenes para la innovación. Así, la cultura es
algo que se recibe, pero al mismo tiempo es algo que se crea. Una idea, una conducta,
un artefacto, una técnica nueva pueden introducirse en la cultura siempre y cuando
sean aceptadas como significativas por el grupo social, como útiles y beneficiosas o
como bellas, en el caso del arte o la moda. Cabe resaltar que las innovaciones, los
cambios, se dan dentro de las pautas culturales establecidas, que poco a poco se hacen
de hábito general.

3. Los aspectos de la cultura

3.1 Tecnología y utilización de recursos naturales

Los humanos extraen de su hábitat, por medio de una tecnología específica, los
alimentos, el abrigo, los vestidos y las herramientas que deben tener para sobrevivir. El
estudio de la tecnología es esencial para la comprensión de la cultura de un pueblo,
para determinar el adelanto o atraso de sus conocimientos prácticos.

3
Hay tecnología sencilla y tecnología compleja. La sencilla usa instrumentos básicos,
como el arado, las redes para pescar, el arco y la flecha, el hacha, el cuchillo, el telar, el
torno alfarero, el molino de agua, el azadón, la hoz, etc. La tecnología compleja usa las
máquinas: es la cultura euroamericana, la que llamamos tecnología moderna.

La tecnología de un pueblo tiene que ver con el modo de utilización de los recursos
naturales, es la manera como se aprovecha lo que la naturaleza ofrece para satisfacer
las necesidades primarias de la vida.

3.2 Economía y satisfacción de necesidades

Todo pueblo tiene necesidades que exceden a su adelanto tecnológico. Donde las
tecnologías son sencillas y las exigencias del hábitat rigurosas, la mayor parte de esas
necesidades están en el nivel de la mera subsistencia. Nos estamos refiriendo a la
satisfacción de las necesidades primarias, tales como la alimentación, el agua y la
protección de toda amenaza natural a la integridad física. Toda sociedad tiene de algún
modo sus métodos de producción, de distribución, de consumo e intercambio de
bienes. La antropología toma en cuenta la manera como una sociedad produce sus
medios de subsistencia: si se lo hace individual, en familia y comunitariamente, si
existe una división del trabajo y en razón de qué criterios se hacen esas divisiones.

3.3 Organización social

La organización social abarca las instituciones que determinan la posición de


hombres y mujeres dentro de la sociedad, haciendo posible las relaciones personales.
Hay instituciones sociales basadas en el parentesco y otras basadas en la libre
asociación. Todas ellas contribuyen a organizar y regular la conducta de los individuos,
inculcando en las generaciones que llegan los patrones de comportamiento del grupo
social, lo cual hace posible la cohesión y la continuidad de la cultura. A las instituciones
les compete poner orden y regular las relaciones de los individuos que componen una
sociedad.

Los grupos humanos se organizan en instituciones. De este modo se establecen


formas de buscar pareja, normas para la convivencia matrimonial y reglas para la
estructuración familiar.

La estructura familiar puede presentar rasgos patrilineales o matrilineales, los


cuales implican la residencia patrilocal o matrilocal, según el caso de cada cultura. La
ascendencia patrilineal se refiere a que sólo se reconoce la línea familiar del padre
como la única válida, ignorándose la línea materna. La ascendencia matrilineal es la
situación inversa.

4
En la mayor parte de las culturas se da la descendencia bilateral, es decir, la que
reconoce tanto la línea familiar paterna como materna. En la cultura occidental se da
la descendencia bilateral con predominio patriarcal.

La descendencia patrilineal es determinada por el lugar de residencia de la familia:


la esposa se va a vivir a la casa o a la comunidad del esposo. En el caso de la
descendencia matrilineal, ocurre al revés.

Por otra parte, el establecimiento del sistema de parentesco, ya sea patrilineal o


matrilineal, entre los miembros de un grupo humano sirve para normar las relaciones
entre esos miembros; así, se puede hablar de matrimonios endogámicos y exogámicos.
El matrimonio es una institución social de alta relevancia, sobre la que se han asentado
complejas reglas.

3.4 La educación como endoculturación

En sentido antropológico, es el proceso mediante el cual un individuo social se


apropia de su cultura, para desenvolverse con aptitud en su medio social. La educación
implica un procedimiento natural y espontáneo, basado en la observación e imitación,
y otro dirigido que se denomina enseñanza-aprendizaje, es la educación formal.

Al niño y al adolescente se les va enseñando los códigos de su cultura a partir del


núcleo familiar. Los padres, los tíos, los abuelos fungen como educadores. Ellos
transmiten a través de la palabra y el ejemplo los valores morales de la sociedad, la
etiqueta (cómo comportarse con los parientes, con las personas mayores e
importantes), el folklore, las creencias religiosas, el sentido de lo sagrado, las técnicas
que servirán para sobrevivir en el mundo, y otros componentes esenciales de la
cultura.

Cada sociedad cultural tiene su propio método de enseñanza: castigos,


recompensas, admonestaciones, elogios, censuras, y también cuenta con entidades
pedagógicas (escuela, universidad, iglesia, etc.). De lo que se trata es de preparar al
nuevo miembro de la sociedad para que sepa desenvolverse en su medio cuando
alcance la madurez.

A los niños se les da, por ejemplo, una educación diferente al de las niñas,
estableciendo así la diferencia de funciones sociales: se los prepara, en función de su
género, para realizar unas labores específicas. Cuando se trata de muchachos o
muchachas que entran en la pubertad, la instrucción es más intensa y específica, pues
están cerca de la mayoría de edad. Cada cultura establece los patrones que rigen el
desarrollo sexual, psicológico y personal del individuo.