Está en la página 1de 2

El Cuadro Sinóptico

Es un recurso gráfico que nos permite presentar esquemáticamente el


contenido de un texto. Podemos compararlo con un esqueleto porque
representa la estructura de los textos. Su principal característica son las llaves
o corchetes que se utilizan para clasificar, dividir y subdividir los diversos
elementos que lo integran.

Como herramienta auxiliar para el estudio y como apoyo en la exposición, el


cuadro sinóptico resulta sumamente útil para presentar todos los aspectos que
aborda un tema.

Proceso de elaboración:

• De qué trata cada párrafo del texto, en qué orden los presenta, qué función
estructural desempeñan, es decir, si define, clasifica, analiza, introduce,
compara, describe, concluye, etc.

• Consiste en organizar, clasificar y agrupar la información de manera


esquemática, utilizando llaves o corchetes.

• También puede ser un cuadro o matriz de columnas donde se colocan de


manera organizada las características fundamentales de los aspectos de
interés.

Tipos principales

Los cuadros sinópticos que más se utilizan son: de llaves, de diagrama y en


red.

De llaves: Es el esquema más empleado para elaborar cuadros sinópticos.


Divide la información en tres renglones: el primero contiene las ideas
principales, en el segundo renglón se encuentran las secundarias, y en el
tercero se encuentran los complementos de dichas ideas.
Diagrama: Este posee la particularidad de que cada jerarquía de conceptos
(principales y secundarios) está representada por medio de gráficos
relacionados a los conceptos. También se pueden agregar palabras o ideas
clave en su organización.

En red: En este tipo se busca es originar una relación de reciprocidad y enlazar


las diversas ideas, ya sean principales o secundarias, con los conceptos
generales que se quieren representar en dicho cuadro.