Está en la página 1de 5

Características de la ciencia

Algunas de las características de la ciencia más importantes son trascender los hechos,
el análisis objetivo, la posibilidad de verificar los experimentos, la especialización o la
utilidad práctica.
La palabra “ciencia” viene del latín “scientia”, que significa conocimiento. Se le denomina
ciencia al conjunto de conocimientos que se obtienen gracias a la observación,
razonamiento y experimentación metodológica de hechos.

Estas prácticas generan preguntas que luego construyen hipótesis que, de comprobarse o
no, devienen en principios, leyes y esquemas para generalizar resultados.

La ciencia es el resultado de la curiosidad del hombre por conocer más sobre su entorno.
Ejerce su curiosidad al poder ser observador, recolector e identificador de la realidad que
lo rodea, describiendo sus características, dándoles nombres y descubriendo sus
interacciones.

El ejercicio de la curiosidad produce conocimiento y, por ende, razonamiento y


argumentos racionales.

La ciencia no es infalible ni estática. Por el contrario, es susceptible de estar en


permanente revisión de los hechos, del descubrimiento de nuevos hechos y de nuevas
condiciones que pueden modificar los resultados.

Un ejemplo notorio del dinamismo de la ciencia es que, de no serlo, aún en nuestros días
seguiríamos dando por hecho que la tierra es plana y que es el centro del universo.

Mario Bunge, físico, matemático, filósofo y humanista argentino definió la ciencia


dividiéndola en dos grandes áreas: las ciencias formales y las ciencias fácticas, siendo
estas últimas las que utilizan la observación y la experimentación en su metodología y
sirven para verificar hipótesis que, según el autor, suelen ser provisionales.

15 Características Principales de las Ciencias


Fácticas
Según esta concepción, se le pueden atribuir entonces una serie de características a la
ciencia, las cuales enumeramos a continuación.

1- Es fáctica
Parte de los hechos y siempre vuelve a los hechos. El científico debe respetarlos y
distorsionarlos lo menos posible con su intervención, sin olvidar que los hechos en sí son
cambiantes y que pueden sufrir modificaciones que deberán ser contempladas por el
investigador.
2- Trasciende a los hechos
Va más allá de los hechos como tal, puesto que gracias a su análisis, puede aceptarlos
pero también descartarlos y utilizar nuevos que expliquen con mayor exhaustividad el
objeto de estudio.

El hecho científico no surge de una mera observación; también interviene la decisión del
investigador para seleccionar los hechos que considera importantes, desechar los que no
y plantearse hipótesis y teorías que arrojen luz sobre el tema investigado.

3- Es analítica
La investigación científica aborda uno a uno los problemas y trata de fragmentarlos,
dividiéndolos en pequeñas partes que faciliten el estudio particular de cada una por
separado.

A medida que va logrando explicar cada segmento, va interconectándolos y también va


explicando y recomponiendo poco a poco el todo. La ciencia estudia problemas parciales
para lograr resultados generales.

4- Es especializada
Con el paso del tiempo y la ampliación del conocimiento, la investigación científica abarca
cada vez aspectos más específicos susceptibles de estudio.

Esto ha traído como consecuencia la interdisciplinariedad de la investigación, donde


numerosas áreas de estudio se complementan y aportan sus saberes.

Sin importar cuál o cuáles sean las disciplinas involucradas en la investigación, y aunque
sean diferentes sus grados de desarrollo o complejidad, o manejen diversas técnicas, el
método científico se aplicará rigurosamente a todas para conseguir los objetivos
perseguidos.

5- Es clara y precisa
La ciencia se basa en estudios rigurosos que no admiten supuestos, opiniones ni
entendidos.

En la investigación científica el registro de los datos o fenómenos debe realizarse con


exactitud y los enunciados deben ser claros, así como sus resultados, sin olvidar jamás
que siempre podrán ser falibles.

Pero no debe dejar lugar a dudas, ambigüedades o malas interpretaciones. Esa es una de
las principales cualidades de la ciencia, su claridad, su objetivo unívoco.
6- Es comunicable
Es un hecho que la intención y razón de ser de la ciencia es lograr comunicar sus
principios y descubrimientos con el objetivo de lograr avances y cambios en su campo de
estudio.

El objetivo de una investigación es poder comunicar y compartir sus hallazgos, si bien


suele hacerlo en un lenguaje especializado que sólo puede entenderlo aquel que esté
capacitado para ello.

7- Es verificable
Esta característica es la que diferencia al estudio científico del pensamiento filosófico o de
cualquier otro tipo de estudio.

Toda investigación (entendida esta como observación, experimentación, etcétera) que


arroja un resultado por primera vez, deberá realizarse muchas veces más para corroborar
sus resultados.

Sólo entonces, los hechos podrán tomarse como verdades científicas, que a la larga se
convertirán en teorías, principios y leyes.

Esto es lo que se conoce como conocimiento objetivo, que analiza y verifica los hechos a
través de la observación y la experimentación.

8- Es metódica
Toda investigación que pretenda obtener resultados serios y verificables, requiere
obligatoriamente la elaboración y seguimiento exhaustivo de una metodología científica
planificada y rigurosa.

Este método incluye el planeamiento previo de cada paso a dar para lograr el resultado
planteado en la hipótesis previa.

En esta planeación, el investigador utiliza técnicas que va perfeccionando


constantemente y hasta podría recurrir de forma intencional a elementos y factores
azarosos para observar si se suceden o no cambios en los resultados.

Pero incluso estos recursos del azar deben estar previamente pensados. La seriedad en
la aplicación de la metodología es lo que garantiza la veracidad de los resultados.

9- Es explicativa
Intenta explicar los hechos en términos de leyes y principios; es decir, mediante premisas
comprobadas e irrefutables.

Todo científico se plantea preguntas a responder: ¿qué ocurre?, ¿cómo sucede? ¿Por
qué sucede de esa forma? También intenta indagar si puede o no ocurrir de otra manera y
por qué pueden (o no) suceder tales modificaciones.

La respuesta a estas interrogantes es lo que permite que el conocimiento científico pueda


generalizarse, difundirse y adoptarse como verdad.

10- Es predictiva
La ciencia no sólo estudia hechos del presente, sino que gracias a ellos puede imaginar o
deducir cómo fueron en el pasado y también puede predecir cómo serán en el futuro,
luego del análisis del comportamiento y los hechos a través del tiempo.

Esta característica de la ciencia es particularmente visible y muy útil, por ejemplo, en la


astronomía, donde pueden predecirse de manera más o menos acertada, aspectos como
el clima (lluvias, nevadas, sequías), los eclipses, los movimientos solares, los fenómenos
naturales, etc., uniendo la observación actual con el estudio de los patrones históricos.

La predicción siempre está sujeta a ser ajustada y perfeccionada, con lo cual se


perfecciona también el conocimiento teórico.

11- Es abierta
No se establece limitaciones previas. Ningún campo de estudio está vedado para la
ciencia y echa mano de cualquier recurso o conocimiento que pueda ayudar al avance de
la investigación.

La ciencia no puede concebirse en compartimientos estancos ni como verdades


monolíticas; por el contrario un buen científico desconfía, refuta, erra y aprende
constantemente.

12- Es útil
Precisamente por la rigurosidad y objetividad de sus métodos, la ciencia es útil y confiable
para otros estudiosos y para la consecución final de verdades y resultados aplicables en
la vida cotidiana.

- Es sistemática
El conocimiento científico no es un cúmulo de ideas o estudios aislados e inconexos, sino
un sistema interconectado que sigue rigurosos patrones de análisis y protocolos de
experimentación que no pueden ser ignorados, alterados ni modificados en ninguna de
sus etapas.

14- Es general
La ciencia busca, a través de su análisis y experimentación, tomar los resultados y
generalizarlos a casos, grupos o áreas de estudio más amplias.

El resultado de un estudio realizado de determinada forma y bajo determinadas


condiciones, puede extrapolarse a otros ámbitos, siempre que tenga las mismas o
similares condiciones que el caso original. Esto es lo que permite que se produzcan leyes
generales aplicables universalmente.

15- Es legal
El conocimiento científico tiene como una de sus funciones la búsqueda de leyes y la
aplicación de las mismas. Estas leyes están bajo constante observación y
perfeccionamiento.

Otras características de la Ciencia


Más allá de la clasificación que hace Mario Bunge, se puede decir que la ciencia es
también concreta, pues estudia problemas específicos, y no se anda por las ramas; por el
contrario, cada vez focaliza más su objeto de estudio. La ambigüedad no tiene lugar en el
método científico.

La ciencia a su vez es empírica; esto quiere decir que se basa en la experimentación, en


la comprobación de la teoría para poder aceptar como ciertos los enunciados teóricos
inicialmente planteados.

Existen muchas otras características del conocimiento científico: es controlable,


lógicamente consistente, contrastable, crítico, fundamentado y provisorio. Muchos
otros autores coinciden también con buena parte de la clasificación de Mario Bunge.