Está en la página 1de 10

CET (Compañía Expresión Teatral)

Escena I

Narrador: (Dirigiéndose al público) Seguro que todos ustedes conocen el famoso


cuento de Caperucita Roja ¿Verdad? ...Y seguro que les dio pena la pobre
Caperucita , devorada por el lobo y su pobre abuelita , indefensa , ¿ Qué pena ,
verdad ? ( Hace una larga pausa mientras pasea por el escenario ) Pues . Los
han engañado, si, así como lo oyen, los han engañado excelentemente, y... a mí
también, claro está... y a sus papás... y a sus abuelos, y a todo el mundo. ¡Nos
han engañado!

Realmente no sucedió así , quiero decir cómo nos lo han contado , si, es verdad
que hubo una Caperucita , aunque no sabemos con certeza , si era roja , azul o
tal vez morada y si su nombre era ése o se llamaba Clotilde o Faustina , ¡ Vaya
usted a saber !... ; también existió su Guardabosque como es natural , y su abuela
, ( aunque esto , no lo sé con seguridad ) , pero sí sé que había Guardabosques ,
muchos Guardabosques .

Porque vamos a ver, no seamos ingenuos. ¿Ustedes creen sinceramente, que la


abuela de Caperucita podía vivir sola en medio de un bosque y encima estando
enferma? ¿O qué a una buena madre se le ocurre mandar a su hijita pequeñita
cruzar el bosque por donde merodea un terrorífico lobo? (Imitando los andares y la
voz del lobo) Qué madre más cruel sería esa ¿No? Y encima con comida, ¡por
favor!

Y lo más gracioso de todo: La niña se pone a bacilar con el lobo sobre la boca
descomunal que éste tiene, que si sus ojos, que si sus dientes, así, pues claro, se
la come lobo. ¡A quién se le ocurre!

Y cuando el Guardabosque mata al lobo y le abren la panza, salen Caperucita y su


abuelita, tan campantes, ¡Por favor! ¡Como si nada hubiera pasado! , sin un sólo
rasguño. A otro perro con ese hueso, eso no se lo cree nadie.

Lo que realmente pasó es que... pero mejor será que lo veamos y así saldremos
de dudas.

(El Narrador sale. Se oye un aullido del lobo)

1
CET (Compañía Expresión Teatral)

Lobo: ¡Qué lobezna vida la mía , sin una pezuña de oveja que llevarme a la boca ,
a este paso me voy a hacer vegetariano .

( Se oyen disparos de escopeta en la lejanía )

Lobo: Y encima teniéndome que esconder de los Guardabosquees y de lucero,


que se pasan la vida persiguiéndome con sus escopetas, menos mal que son tan
malos que no acertarían a un elefante a dos metros de distancia.

Caperucita: ¿Dónde estás lobito? Lobito ¿dónde estás? Asoma tu hociquito que
quiero darte un besito. Anda Lobito.

Lobo: No la soporto, a ésta, sí que no la soporto ¿Qué le abre hecho yo, madre
mía? Me persigue por todo el bosque y ya no hay madriguera, ni cueva en que me
pueda ocultar. La última vez me rompió tres muelas y un colmillo, así como lo
oyen. Me regaló un suculento filete de res, pero lo rellenó de piedras de río y por
poco me deja sin dentadura la muy malvada.

Caperucita: Lobito, ¿dónde estás? Esta vez te traigo un apetitoso pastel


(dirigiéndose al público y sonriendo malévolamente: relleno de ajos) que te hará
chuparte los dedos, mejor dicho las pezuñitas . ¡Toma lobito , lobito bonito ¡

Lobo: Va a salir tu padre, digo tu madre, porque lo que soy yo, de aquí no me
mueve ni un terremoto. Si me descubre soy lobo muerto, como se las gasta la
niña: la llaman el ángel malvado, porque tiene cara de Ángel, pero es un demonio.

Caperucita: ¡Anda Lobito ! ¡Apiádate de una pobre e indefensa niña que tiene que
cruzar el bosque para ir a casa de su abuelita que está enferma y solita!

Lobo: Enferma dice, y se va todos los domingos a bailar a la casa de los jubilados
y no se pierde ni una fiesta. ¿Y pobre? La mitad de los terrenos del bosque son
suyos y tiene un casa... que ya quisieran todos ustedes, con una alberca de
preciosa ¡Pobre dice! Será mentirosa...

Caperucita: Lobito, me han dicho que eres muy veloz... Pero yo soy más.

Lobo.- ¡Ven y encima me provoca la niña!

Caperucita: ... Te juego una carrera hasta casa de mi abuelita, y quien llegue
primero, tendrá derecho a comerse la cena que me ha preparado mi abuela y a
darse un chapuzón en la piscina olímpica ¿Qué te parece la proposición?

Lobo: Ésta es capaz de ahogarme en la piscina, no, de aquí no me muevo

2
CET (Compañía Expresión Teatral)

Caperucita.- ¡Ya sal de donde te estés escondiendo! Que ya me estoy cansando


¿Quieres salir de una vez? Que para eso te paga mi abuelita, para que salgas en
el cuento y te dejes pegar. A este paso este mes no vas a cobrar ni un peso,
aunque reclames al Sindicato de Lobos.

Lobo: No si al final me va a hacer salir la mocosa ésta. Tal como está el trabajo,
cualquiera se niega.

(El lobo se hace el encontradizo e interpreta su papel de lobo fiero enseñando sus
garras y sus colmillos, pero Caperucita se lo cierra de un bofetón)

Caperucita: Cierra esa bocota tonto, que ya no asustas a nadie. Vamos elige el
camino que prefieres para llegar con mi abue, el de la derecha o el de la izquierda.
Ok, tú el de la izquierda , yo el de la derecha..

Lobo: ¡Pero señorita si el de la izquierda está en reparación y además está lleno


de baches, por ahí es muy difícil pasar y además no me ha dejado elegir .

Caperucita: (Le da otro bofetón) Pues pasas, que para eso eres el lobo y yo una
señorita, pero bueno... ¿Tú qué te has creído? Tú irás por la izquierda y además
deberás contar hasta cien antes de empezar a caminar.

Lobo: Pero Caperucita, si yo no sé contar, nunca he ido a la escuela.

Caperucita: (Dándole otro bofetón) Ya decía yo que eras un ignorante, Ignorante,


más que ignorante, no sé ni cómo te hablo, pues así aprendes, vamos y sin
saltarte ningún número.

Lobo: (Con voz melodramática y mirando el bocata con ansiedad) ¿No podrías al
menos darme un poco de pan del que te estás comiendo , aunque sea para
engañar a la tripa.

Caperucita: (Con repugnancia) ¿Un trozo de mi pan del globo? ¿Mezclar yo, un
trozo de mi pan con tus babas de lobo callejero? ¡No! ¡Gánatelo con el sudor de tu
frente! Lobo pediche. ¡Vamos empieza a contar , y sin saltarte ni un número ( Le
da el último bofetón y desaparece de la escena )

Lobo: Así tropiece con todas los baches y piedras del campo. Si no fuera porque
uno se tiene que ganar el sustento, la mandaba a echar una carrera con su
Guardabosque, su abuela y todos los personajes de este cuento. ¡Qué mala
suerte la mía¡ Un lobo como yo , de buena estirpe y mejor pedigrí y tener que
llevar esta vida de perro.

(El lobo está un rato haciendo que cuenta sobre un árbol, mientras Caperucita
desaparece por el camino de la derecha del Escenario)

3
CET (Compañía Expresión Teatral)

Escena II

(Entra a escena el Guardabosque mientras Lobo está contando y llorando)

Guardabosque: ¡Pero que veo! ¿Al pobre lobo del bosque llorando sobre un
árbol? Esto es obra de Caperucita, que lo va a matar de un disgusto y es el último
lobo que nos queda sano por estos lugares...Lobito... ¿Qué te pasa? ¿Qué te ha
hecho esa grosera de Caperucita?

Lobo:¡ Ay Don Guardabosque ! esa caperuza en un demonio y me hace bulling,


ahora se ha empeñado que vaya a casa de su abuela por el camino que está
destrozado !

Guardabosque: ¿Por el camino destrozado? ¡Te vas a matar! Ese camino es muy
peligroso y tiene muchos barrancos

Lobo: ¡Naturalmente! ¡Pero como decirle que no! Si la contradices en algo te da


un bofetón que... Mire como me ha puesto los cachetes.

Guardabosque: ¡Qué barbaridad! ¡Qué niña más bestia! Salió a su padre que era
tan violento.

Lobo: ¿Y qué me aconseja usted que haga? No puedo contradecirle.

Guardabosque: Mira, vete por el sendero del valle. Por la orilla del rio, que es un
camino que no conoce Caperucita y es mucho más corto y te evitaras muchos
peligros del camino.

(El lobo, le da las gracias haciendo una reverencia con las manos y se marcha por
el lado derecho del escenario)

Guardabosque: (Mirando por donde ha desaparecido el lobo) ¡Pobrecillo, qué


pena me da¡ Cuando caperucita vea que le gano, se va a enojar. Espero que la
abuela, que es buena persona la tranquilice para que no le vaya tan peor.

(El Guardabosque va a salir cuando su pie es atrapado en una trampa, hay un


papelito junto a la trampa que el Guardabosque lee en voz alta)

“A ver si te fijas por donde caminas y no vuelvas a meter la pata: atentamente


caperucita”. Esto no puede quedar así. Lobito es un alma de la Caridad, al lado de
esa malcriada. ¿Qué puedo hacer? Lobito corre un grave peligro en manos de
caperucita, debo correr a casa de la abuelita y conseguir llegar antes que
caperucita maltrate al pobre Lobito. Tengo que ir a toda velocidad. Yo no sé si
llegaré, pero debo intentarlo. ¡Pobre Lobito... Pobre Lobito!

4
CET (Compañía Expresión Teatral)

Escena III

Narrador: Dice el cuento, que el lobo llegó a casa de la abuelita, se la comió, se


metió en la cama y esperó allí a Caperucita. Pero en esta historia no fue así, es
correcto que el lobito llego primero, gracias a la ayuda del Guardabosque, pero no
se la comió, lo que sucedió fue… para que se los platico mejor veámoslo.

(El lobo llega a la casa de la abuelita y antes de tocar se pone una gorra y una
capa roja para hacerse pasar por caperucita roja)

Abuelita: ¡Caperucita!.. Qué bueno que llegaste…

Lobo: Gracias abuelita, ¿Ya está la cena lista?

Abuelita: No, todavía es muy temprano para cenar. Pero llegaste en el mejor
momento, necesito que me ayudes a limpiar toda la casa, es muy grande y yo ya
no puedo hacerlo

Lobo: ¿Yo?... ¿Ahorita?... mejor primero cenamos y luego limpio abuelita.

Abuelita: Por lo menos limpia primero el piso (le da un trapo) y que quede bien
limpio

Lobo: No abuelita, primero cenamos y luego limpio


Abuelita: Ahora me vas a decir tu que hacer (le jala una oreja) ándale niña, tu
mamá te tiene muy consentida y no te ha enseñado a que aprendas a valerte por ti
misma.

Lobo: Pero abue…

Abuelita: No hay pero que valga, y que quede bien limpio, después ya cenaremos.

(Lobo se hinca y comienza a fregar el piso, después de un momento la abuelita se


percata de los pelos del Lobo)

Abuelita: A ver niña, ven para acá (La observa) Mira nada más cuanto bello te ha
crecido, eso lo heredaste de tu padre, de tanto pelo parecía lobo, pero en una
mujercita como tú eso no está bien, hagamos algo al respecto

(La abuelita saca de su bolso unas cintas adhesivas para depilar)

Lobo: Ay nanita… digo… abuelita, mejor primero termino de limpiar el piso

5
CET (Compañía Expresión Teatral)

Abuelita: No niña, la higiene es lo más importante, si no te aseas y te arreglas te


puedes enfermar y además te ves fatal.

Lobo: Noooo…. Abuelita… te prometo que llegando a mi casa yo hago


desapareces mis pelitos

Abuelita: Otra vez, ya te dije que tú no me vas a decir que hacer.

(La abuelita le pega la cinta al Lobo y la jala, el Lobo lanza un aullido)

Abuelita: Pero que escándalo, hasta gritas como lobo

Lobo: ¡Ay! Es que me dolió mucho

Abuelita: Ay caperucita, pero que ojos tan grandes tienes

Lobo: Son para verte mejor abue

Abuelita: Sí, pero los tienes todos rojos, traes una infección marca diablo, pero no
te preocupes yo me sé un remedio buenísimo

Lobo: No abuelita, llegando a mi casa te prometo ponerme gotitas

Abuelita: sí, pero de limón real, con eso te van a quedar muy limpios

(El lobo intenta huir pero la abuela lo detiene y le pone gotas de limón en los ojos,
el lobo vuelve a lanzar un aullido)

Abuelita: Ay caperucita, pero que oídos tan grandes tienes

Lobo: Son para escucharte mejor abuelita

Abuelita: Sí, pero los traes todos sucios, ven para acá te los voy a limpiar
Lobo: Noooooooo….. ya noooooo… por favooooooor

Abuelita: ¿Cómo no?, sabía que eras un poco mal educada, pero no cochina

(La abuelita toma al lobo y le limpia los oídos con un gran cotonete, el lobo vuelve
a lanzar un aullido)

Abuelita: Ay caperucita, pero que bocota tan grandota tienes

Lobo: Es para hablarte mejor abuelita

Abuelita: Sí, pero la traes toda sucia y llena de baba, ven para acá te la voy a lavar

Lobo: Ya… Ya…. Ya… yo no soy caperucita, soy el Lobo


6
CET (Compañía Expresión Teatral)

Abuelita: Sí claro, y yo soy Angelina Jolie, ven para acá

(La abuelita le lava la boca al lobo, el lobo llorando se quita la capa y la gorra roja)

Abuelita: Pero… de verdad eres el lobo

Lobo: Sí, y usted no es angelina Jolie

Abuelita: Perdón lobito, perdón, pero si creí que eras mi nieta caperucita.

Lobo: Vaya cariño por su nieta

Abuelita: Pues si la quiero mucho, pero es muy mal educada y yo pongo mi granito
de arena para hacerla entender. Pero dime, ¿Dónde está mi nieta? ¿Te la
comiste?

Lobo: Es más fácil que ella me coma a mí, nada más eso le falta

Abuelita: Pero se supone que tú eres el peligro del bosque y mi nieta se tiene que
venir con mucho cuidado para que no te la comas.

Lobo: ¿peligro yo? (risa) peligro ustedes, que además de acabar con nuestro
bosque, van y nos persiguen para matarnos sin importarles que nuestra especie
se extinga, nosotros no nos metemos con ustedes si ustedes no se meten con
nosotros.

Abuelita: Bueno, en eso tienes razón, pero mi nietecita no es cazadora

Lobo: Pues no será cazadora, pero parece boxeadora, me ha puesto unos que
para que le cuento, el maltrato animal tampoco es bonito.

Abuelita: ¿Te ha pegado alguna vez?

Lobo: Alguna vez no, siempre que me ve aprovecha la ocasión para sacar su furia.
Hace rato me dio los últimos y se ha adelantado para acá

Abuelita: ¿Y cómo es que tú has llegado primero?

Lobo: A pues porque el guardabosque me ha dicho de un atajo

Abuelita: Pues quiero verlo con mis propios ojos, me esconderé y estaré al
pendiente de cómo te trata, si te pregunta por mí dile que te dije que ahorita
regresaba.

Lobo: Nooooo…. Por favooooor…. Prefiero que me siga depilando a quedarme


con solo con ella.
7
CET (Compañía Expresión Teatral)

(Caperucita grita y la abuelita se esconde, el lobo comienza a temblar)

Caperucita: Abuelita, abuelita (entrando) Abuel…. ¿Y tú? ¿Qué haces aquí?

Lobo: Pues esta era la meta de la carrera ¿No?

Caperucita: De seguro hiciste trampa, no pudiste haber llegado antes que yo y


menos si te llevaba 100 números de ventaja, además tu camino es más largo que
el mío, ¿Cómo le hiciste?

Lobo: Pues así, conté hasta 100 y corrí con todas mis fuerzas lobezcas

Caperucita: No te creo (le da una bofetada) Tramposo. ¿Dónde está mi abuelita?


¿Te la comiste? (le vuelve a pegar) Contesta, ¿te la comiste?

Lobo: Salió y dijo que ahorita regresaba, que la esperaras.

Caperucita: Mentiroso (le vuelve a pegar) ¿Dónde está mi abuelita?

Lobo: Ya te dije que salió y ya deja de pegarme, siempre me pegas y ya me canse

Caperucita: De seguro te la comiste, no te dejare de pegar hasta que aparezca mi


abuelita

(Entra la abuelita)

Abuelita: Caperucita, deja de golpear a ese pobre animal, que te ha hecho para
que lo maltrates

Caperucita: Te comió abuelita

Abuelita: Y yo soy un fantasma ¿O qué?

Caperucita: Bueno... pensé que te había comido.

Lobo: ¿y hace rato porque me pegaste? ¿he?

Caperucita: Lobo chismoso.

Abuelita: Contesta caperucita, porque golpeas a los animales.

Caperucita: (apenada) Yo… bueno… es que… el lobo es un mentiroso, yo nunca


le había pegado.

8
CET (Compañía Expresión Teatral)

Guardabosques: (entrando) Es verdad lo que dice el lobito, yo soy testigo del


maltrato que le has hecho al pobre lobo durante mucho tiempo. Mereces un
castigo semejante.

Abuelita: Creo que el señor guardabosque tiene razón, mereces un castigo.

Guardabosque: Al agua fría con ella, Vamos a darle un buen remojón por
desalmada y violenta.

Caperucita: ¡No, no, por favor , que no sé nadar!

Abuelita: ¡No!, eso no está bien. Lo mejor es que todos, le reprochemos lo que ha
hecho y exijamos que pidan perdón a Lobito .

(De repente Caperucita comienza a llorar y pide perdón)

Caperucita: Perdóname abuelita

Abuelita: No es a mí a quien debes pedir perdón, sino a Lobito, al que has hecho
sufrir enormemente, como todo el que martiriza y se aprovecha de los animales.
Pídele perdón, ahora mismo!

Caperucita: Te ruego que me perdones lobito, estoy muy apenada con todos. De
verdad estoy muy arrepentida de lo que hice

Lobo: Esta bien, te perdono pero con una condición.

Caperucita: ¿Cuál?

Lobo: Que me prometas no volverlo a hacer más

Caperucita:Sí, te lo prometo y además ahora soy conscientes del daño que te


hacíamos . ¡Perdóname Lobito , no lo volveré a hacer ¡

Lobo: Por mí, estás perdonadas y no te guardo rencor. Ven y dadme un abrazo (
Se abrazan ) ¡Ay , juraría que además del abrazo , Caperucita me ha dado un
mordisco , pero en fin , tengamos la fiesta en paz !

(Todos aplauden, mientras que el lobo mira con cara de desconfianza a


Caperucita. Entra música, de preferencia relativa al lobo feroz, todos bailan)

9
CET (Compañía Expresión Teatral)

Escena IV (epilogo)

Narrador: ¿Se arrepintió de las acciones cometidas Caperucita?, ¿Fue tan mala
Caperucita?, ¿Tal vez todo esto fue inventado? ¿Será verdad el cuento que
siempre nos han contado? En cualquier caso, eligan ustedes la versión que más
les haya gustado y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

TELON

10