Está en la página 1de 2

SAN AGUSTÍN. CONTEXTO HISTÓRICO Y FILOSÓFICO MARCO FILOSÓFICO DEL PENSAMIENTO DE SAN AGUSTÍN.

La aparición del cristianismo en el Imperio Romano se realizó


El Cristianismo tuvo su origen en Judea (Palestina) que, en en un momento de profundos cambios culturales que se mani-
aquel momento, era una provincia romana. festaron en el auge de las religiones orientales.
Las doctrinas cristianas se extendieron por todo el Imperio Ro- En lo que se refiere a la Filosofía, la tradición racionalista
mano desde el siglo I hasta comienzos del II de nuestra era. griega quedó reducida a sistemas éticos.
Esta religión defendía la idea de un único Dios verdadero y El aumento de la inseguridad, tanto personal como en relación
transcendente, lo cual provocó entre los romanos reacciones, con el futuro del Imperio, fomentó la sensibilidad religiosa de
que acabaron en persecuciones, al considerar a los cristianos los individuos.
como impíos, por rechazar los dioses tradicionales y la divini-
dad del emperador. En esta época las corrientes filosóficas se entrecruzan con los
movimientos religiosos dando lugar a un sincretismo, esto es, a
Durante los tres primeros siglos de nuestra era, el Cristianismo la creación de un pensamiento en el que se reúnen elementos
adquirió un gran desarrollo, especialmente en las provincias de diversos orígenes.
orientales.
Una de las innovaciones más importantes del pensamiento
En el año 313 el emperador Constantino promulgó el Edicto cristiano es el concepto de creación a partir de la nada. Esta
de Milán y dotó a la religión cristiana de los mismos derechos idea de creación es extraña a la filosofía pues para la razón
que a todas las demás. resulta inconcebible que a partir de la nada aparezca algo.
El emperador Constantino, ejerciendo funciones de jefe de la Todo ser surge de otro, pero no de la nada.
Iglesia, convocó el Concilio de Nicea, en el año 325, para El cristianismo aporta también una nueva visión de la historia.
resolver el conflicto teológico entre el arrianismo (que no con- Frente a la visión cíclica griega, el cristianismo propone una
sideraba que Jesús fuera Dios) y el catolicismo (que defiende visión lineal de la historia, que culminará al final de los siglos
la naturaleza divina y humana de Jesús). Este concilio decla- y en la que Dios va dirigiendo todo el proceso.
rará como doctrina verdadera la católica.
La necesidad de transmitir el mensaje de salvación impulsará
Con el emperador Teodosio (347-395) "El Grande", en virtud al cristianismo a ahondar en la Revelación, buscando el modo
del Edicto de Tesalónica, del año 380, el Cristianismo pasó a en que este mensaje se pueda hacer comprensible para los
convertirse en la religión oficial del Imperio Romano. demás hombres.
A su muerte, el Imperio quedó dividido entre sus hijos, de Esto llevará a un acercamiento del cristianismo a la filosofía
forma que Arcadio (395-408) sería emperador de Oriente y griega. Teniendo en cuenta que la filosofía se presenta como
Honorio (395-423), de Occidente. un discurso sometido a la razón, mientras que el cristianismo
El Imperio Romano de Oriente sobreviviría mil años más, pero se basa en un mensaje revelado, se plantea un problema que
el Imperio Romano de Occidente sucumbió a causa de las in- reaparecerá constantemente a lo largo de la historia de la
vasiones bárbaras que, partiendo del norte, iban poco a poco filosofía cristiana: las relaciones entre la fe y la razón.
infiltrándose a través de los limes del Imperio. Los principales movimientos filosóficos no cristianos que encon-
Siendo emperador Honorio, en el año 410, los visigodos, bajo tramos en esta época son los siguientes:
el mando de Alarico, asaltaron y saquearon Roma.  El estoicismo, que defiende que la felicidad se ha de
Los vándalos, que habían llegado a la Galia y a Hispania en buscar y encontrar en el interior del hombre. El sabio
el año 409, y que saqueaban sistemáticamente los territorios se preocupa por su alma, por desterrar de ella las
a su alcance, cruzaron el estrecho de Gibraltar y llegaron pasiones o afectos (apatía) y seguir los dictados de
hasta Numidia y el África Proconsular, provincias romanas en su razón y de la naturaleza llevando una vida vir-
el Norte de África. tuosa.
 El gnosticismo (gnosis = conocimiento), que defiende
San Agustín murió en 430, durante el asedio de la ciudad de
la creencia en el poder salvador del conocimiento.
Hipona por los vándalos.
Los gnósticos distinguen el auténtico yo (pneuma =
En 476 no había ya, en las antiguas provincias de Occidente, espíritu), que proviene del mundo divino, de la psi-
sino reinos bárbaros. Por esa razón, se considera el año 476 que (alma), que consiste en la fuerza vital de los sen-
como la fecha que marca la caída del Imperio Romano de tidos, de las pasiones y de las apetencias. La gnosis
Occidente y que da comienzo a la Edad Media. es el conocimiento de nuestra condición de extranje-
ros en el mundo y del origen celeste del yo, y tam-
bién el conocimiento del camino para liberarse de
este mundo. Este conocimiento confiere al gnóstico la
conciencia de su superioridad sobre el mundo. La
gnosis no fue combatida como si fuese una religión
extraña, pagana, en la que se hallen en peligro de
caer los cristianos. No eran considerados paganos
sino “herejes”. La ortodoxia no existía en un principio
sino que fue formándose a través de polémicas in- litúrgica en Occidente. San Ambrosio (340-397), que fue ar-
ternas. zobispo de Milán, San Jerónimo (347-420), que hizo una tra-
 El neoplatonismo fundado por Plotino (205-279) ducción de la Biblia al latín conocida como la Vulgata, San
cuya obra Enéadas tuvo mucha importancia en la Gregorio (540-604), que fue Papa, San Isidoro de Sevilla, en
conversión intelectual de San Agustín, ya que no sólo el siglo VII, y San Agustín son los máximos representantes de
le permitió aceptar la idea de una realidad inmate- esta corriente
rial, sino que el concepto de Plotino del mal como
privación (ausencia de bien) permitió a San Agustín
solucionar el problema del mal sin tener que recurrir
al dualismo maniqueo. La doctrina central de Plotino
es su teoría de la Trinidad compuesta del Uno, el
Nous y el Alma. El Uno es indescriptible, ya que es la
unidad, lo más grande, hasta tal punto que a veces
le denomina el propio autor como Dios. El Uno está
más allá del Ser y, por lo tanto, no hay ninguna de-
finición que describa positivamente al Uno y Plotino
opta por la vía negativa: elude su comprensión. El
siguiente elemento es el Nous. El Uno sería el Sol y la
Luz el Nous. La función del Nous como luz es la de
que el Uno pueda verse a sí mismo. El último elemento
es el Alma la cual es de naturaleza doble. En un ex-
tremo está ligada al Nous. En el otro extremo se aso-
cia con el mundo de los sentidos, del cual es crea-
dora. Por tanto Plotino considera a la Naturaleza
(mundo físico) como una emanación hacia abajo del
Alma.
 El maniqueísmo sostiene un riguroso dualismo: la luz
es la fuerza del bien y toda materia es mala. Por
eso prescribe la absoluta abstinencia de todo lo ma-
terial (carne, vino) y condena el matrimonio. Mani,
fundador del maniqueísmo creía que se había per-
dido la verdadera doctrina de Jesús. Se consideraba
enviado de Jesucristo para traernos de nuevo su ol-
vidada doctrina.
En cuanto a la llamada filosofía cristiana podemos decir que
es el resultado de un proceso largo de formación que tiene
diversas etapas:
1. En un primer momento, los escritos, conocidos con el nombre
de Nuevo Testamento, eran de carácter interno y estaban
destinados a dar a conocer la vida de Jesús y los hechos de
los apóstoles a los fieles.
2. A partir del siglo II aparecen las Apologías. Surgen en mo-
mentos de persecuciones donde los escritos apologéticos son
usados para defender la nueva religión.
3. La Patrística, un tercer tipo de escritos que van apareciendo
desde el siglo III al VIII. Su finalidad es la exponer en ellos la
doctrina cristiana. Son, en este sentido, los iniciadores de la
filosofía cristiana. Según sea la lengua utilizada por los auto-
res para redactar sus obras, se puede hablar de Padres grie-
gos y latinos.
a. La patrística griega, durante los siglos III y IV, llevó a cabo
una labor de acuñación de los conceptos filosóficos cristianos
a partir de los usados entre los griegos, sobre todo, los rela-
cionados con el platonismo. Son figuras de este movimiento
Basilio El grande y Gregorio Nacianceno, ambos del siglo IV.
b. La patrística latina cobró importancia a partir de la mitad
del siglo III, cuando el latín reemplazó al griego como lengua