Está en la página 1de 18

​TECNOLÓGICO DE COSTA RICA

Escuela de Ingeniería en Construcción

Laboratorio de concreto CO-3404

Informe 5 - ​Granulometría y colorimetría de los agregados (ASTM C136, ASTM


C117-13, ASTM C40)

Grupo 02

Estudiantes:

Lucía Zúñiga Guillén 2016220418

Sergio Navarro Trejos 2014079141

David Barrantes Brenes 201237418

Joshua Vargas Castro 2015022888

Bryan Naranjo Hernandez 2016145461

Subgrupo 02

Profesor: Mauricio Araya Rodríguez

Fecha de entrega: 4 de abril

I Semestre, 2018
Marco conceptual:
La graduación define la distribución por tamaño de las partículas de un
agregado. Producir una graduación continua, ayuda a que se minimicen los
espacios vacíos que dejan las partículas má.s grandes del agregado ya que estos
se complementan con las partículas finas llenando estos espacios y optimizando la
mezcla de tal forma que la pasta de cemento pueda amarrar las partículas
generando una red cristalina de anclaje mecánico adhiriendo las partículas gruesas
con las partículas más finas. Además, una buena dosificación en el diseño de
mezcla genera una pasta con mayor trabajabilidad y así mismo su resistencia
óptima y una mayor economía para el proyecto.
Por otro lado, si se establecen las proporciones por peso, la consistencia y el
contenido de cemento, el tener una mezcla bien graduada produce un concreto más
resistente ya que se requiere menos agua para obtener la trabajabilidad apropiada.
Dado que es casi imposible contar con una granulometría ideal en sus
proporciones correctas es conveniente emplear un método para determinar una
combinación deseable de los materiales. Estos métodos tienen como objetivo lograr
una granulometría que produzca la mayor densidad posible con una trabajabilidad
buena y un requerimiento mínimo de cemento para producir concreto de cierta
consistencia. Los métodos usuales para encontrar la granulometría óptima para un
uso determinado pueden clasificarse como:

• Combinaciones calculadas, fundamentadas en la eliminación de vacíos.


• Combinaciones calculadas mediante el uso de análisis de mallas.
• Combinaciones de prueba.

El segundo método es el que más nos interesa y por eso nos vamos a
concentrar en el mismo. La distribución de las partículas de un agregado se
determina haciendo uso de un conjunto de mallas, ordenadas de la abertura más
grande a la más pequeña, las cuales son agitadas manual o mecánicamente hasta
obtener la cantidad de agregado retenido en cada una de ellas.
Los tamices tienen aberturas cuadradas y se fabrican con alambre resistente
al desgaste y la corrosión, esto porque si el material se corroe, aumenta su sección
transversal por lo que la abertura del tamiz perderá su funcionalidad. Por esta razón
se utilizan materiales como: bronce fosforado (cobre, estaño, fósforo), latón (cobre,
zinc), acero blando. Dentro de la teoría granulométrica, resultan particularmente
importante tres definiciones, las cuales están relacionadas entre sí:
Graduación: Distribución por tamaños de las partículas de un agregado.
Granulometría: Forma en que se expresa la graduación.
Análisis granulométrico: Análisis a partir del cual se determina la granulometría.
Para concretos, los tamices que se utilizan obedecen a una serie en la cual el
tamiz inmediato inferior tiene una abertura que es generalmente la mitad de la
abertura anterior, para definir así una curva granulométrica suave y continua que
asegura una distribución equilibrada entre agregado grueso y fino, que da lugar a un
concreto compacto, donde la cantidad de pasta utilizada resulta ser esencialmente
la mínima requerida y, el concreto resultante, en términos de materiales (cemento,
agua y agregados), equilibra los aspectos de economía, resistencia y durabilidad.
Objetivos

Objetivo General

● Realizar el método de graduación en muestras de agregados gruesos y finos


a partir de las especificaciones descritas en la norma ASTM C-136(2014) y el
lavado del mismo descrito en la Norma ASTM C​-117(2017), así como la
detección de impurezas mediante el ensayo de colorimetría según la Norma
ASTM C-​40(2011).

Objetivo Específico

● Realizar de acuerdo a la norma ASTM C-117(2017) el lavado


correspondiente a la muestra de granulometría de agregado fino para su
posterior graduación.

● Realizar pruebas de Granulometría para agregados gruesos y finos, para


determinar pesos retenidos y porcentajes pasando sobre cada tamiz.

● Obtener el módulo de finura del agregado fino mediante el análisis


granulométrico de agregados según las especificaciones de la norma ASTM
C-136 (2014).

● Conocer el nivel de impurezas presentes en los agregados


mediante la prueba de colorimetría descrita en la norma ASTM
C-40(2016).

● Determinar porcentajes de error para agregados finos y gruesos.

● Determinar el tipo de agregado grueso empleados en los procesos.


​Equipos, materiales y procedimientos:
Equipo
- Tamices (1⁄2”, 3⁄8”,# 4,# 8,# 16, # 30, # 50, # 100, # 200, Charola)
- Bandejas
- Tazones
- Brocha
- Horno 110 °C ​+​ 5 °C (230 °F ​+​ 9 °F)
- Cucharones
- Cepillo de bronce y de hebra suave
- Balanza de digital
- Botella plástica graduada
- Gabacha
- Vidrio de colores
- Lentes de seguridad
- Cubre bocas

Materiales
- Agregado fino
- Agregado grueso
- Hidróxido de sodio

Procedimiento
Para el agregado grueso se siguen los siguientes pasos:
- Se utiliza el agregado grueso apartad de granulometría preparado anteriormente
según las normas ASTM D-75 y C-702.
- Se pesa nuevamente para verificar el dato y tomarlo de referencia para iniciar con el
procedimiento de los tamices.
- Los tamices a utilizar son los (1⁄2”,3⁄8”,# 4 y # 8) qué son los utilizados por norma
debido al tamaño nominal de partícula que se caracteriza por ser agregado grueso.
Es necesario realizarlo tamiz por tamiz para evitar pérdida de material y obtener un
dato más acertado.
- En cada tamiz se debe realizar un total de 25 golpes girando un sexto alrededor de
este.
- Por cada tamiz utilizado se debe pesar en la balanza digital el material retenido con
la masa de la bandeja sumada, este último ya conocido al estar vacío (W ret+ban).

En cuanto al agregado fino se siguen los siguientes pasos:


- Se utiliza la muestra lavada seca de agregado fino puesta en horno.
- Se pesa nuevamente la muestra en la bandeja en la cual está depositada para
obtener el peso de la masa seca de manera que se pueda calcular el peso seco
lavado por el tamiz #200.
- Siguiendo la norma ASTM C136-06 se deben seleccionar los tamices adecuados
para agregados finos que son 3⁄8”, #4, #8, #16, #30, #50, #100, #200. Importante
tomar en cuenta que los tamices se acomodan de forma decreciente en cuanto su
abertura.
- Al igual que para agregado grueso, se debe realizar tamiz por tamiz para evitar
pérdida de material y obtener datos más acertados.
- En cada tamiz se debe realizar un total de 25 golpes girando un sexto alrededor de
este y determinar el material retenido en cada una de las mallas.
- El porcentaje de error permisible según la norma antes mencionada es de un 0,3%.
De superarse ese porcentaje, el ensayo deberá repetirse para propósitos de
aceptación hasta que el error cumpal.

Para la colorimetría se consideran los siguientes pasos:


- De acuerdo a la norma ASTM C-40 se toman 991,1 g de agregado fino para
colorimetría mediante el método de cuarteo.
- La masa seca de agregado se coloca en una botella plástica graduada en mililitros
hast alcanzar los 120 ml para luego llenar con hidróxido de sodio hasta los 200 ml.
- Se agita la muestra de forma tal que se logre sobresaturar con el líquido.
- Durante 24 horas se deja reposar la muestra.
- Luego de ese lapso transcurrido se determina la colorimetría del líquido en la botella
comparándolo con el vidrio de colores con el fin de conocer la cantidad de materia
orgánica contenida en la muestra.
Resultados
Cálculos

Tabla 1. ​Operaciones de cálculos para granulometría

Fuente: Elaboración propia

Tabla 2.​ Pesos respectivos del agregado fino para granulometría

Fuente: Elaboración propia con datos tomado en laboratorio

Tabla 3. ​Granulometría del agregado fino

Fuente: Elaboración propia con datos tomados en laboratorio y aplicando cálculos según tabla 1.
Gráfico 1.​ Curva granulométrica para el agregado fino.

Fuente: Elaboración propia

Tabla 4.​ Pesos respectivos del agregado grueso para granulometría


Fuente: Elaboración propia con datos tomado en laboratorio
De acuerdo a los tamices utilizados, el análisis granulométrico es para una piedra quinta
según la Norma Oficial de Especificaciones para los Agregados Finos y Gruesos para
Concreto del MEIC.

Tabla 5. ​Granulometría del agregado grueso

Fuente: Elaboración propia con datos tomados en laboratorio y aplicando cálculos según tabla 1.

Gráfico 2.​ Curva granulométrica para el agregado grueso.

Fuente: Elaboración propia


La siguiente tabla muestra la colorimetría luego de 24 horas de reposo.

Tabla 6. ​Colorimetría de agregado fino

Fuente: Elaboración propia


Análisis de resultados: (escrito a mano)
Análisis del agregado fino
El fin de este análisis consta en determinar si los porcentajes pasando de cada tamiz
está dentro de los parámetros establecidos, para así poder considerar que la arena es apta
y tiene una distribución adecuada de finos para la realización de un concreto con buen
desempeño. La norma ASTM C-136 establece que para la prueba deben de haber 300
gramos de material para realizar este ensayo, eso sí después de que este material fuese
sometido a un lavado y un secado para quitar un poco de suciedad. En el caso de este
presente ensayo se utilizó una cantidad de 349,64 gramos, la cual cumple con lo estipulado,
y se obtuvo después del tamizado un peso de 349,25 gramos, por lo que se presento una
pequeña cantidad de pérdida de material generando un error de 0,112% que cumple con el
0,3% de error máximo normado, para que la prueba sea representativa y generar un análisis
de ella.
Del gráfico 1 se puede observar que la línea del centro cumple con la mayoría de los
pasando estipulados por el MEIC, en donde el único tamiz que no cumple es el #8 por una
pequeña cantidad. Por lo tanto, esta arena que es una combinación de muchas otras que
hicieron en el CIVCO no se puede clasificar como una arena apta para la fabricación de
concreto porque un tamiz no cumplio, por lo que se podría revolver con otra arena más fina,
ya que su módulo de finura es grande (3,021) el cual indica que contiene partículas más
grandes que finas, pero cumple con ser menor del 3,1 estipulado. Donde por medio de
combinación con otra más fina se reduciría el módulo de finura, y por medio del método de
la araña se encontraría una arena resultante que haga cumplir al tamiz #8 que no cumplia.

Análisis agregado grueso


Es de suma relevancia considerar si la muestra final del tamizado fue representativa
con la inicial, para así obtener datos que brinden información relevante. Para poder lograr lo
anterior, la norma ASTM C-136 establece un porcentaje de error entre los pesos iniciales y
los finales después del tamizaje, el cual dicho número debe ser menor al 0,3 %, sugerencia
la cual recalcó de manera repetitiva el técnico de laboratorio. Por lo consecuente, el error
obtenido para el agregado grueso en esta prueba fue de 0,134%, por lo que este dato
cumple con los anterior y brinda buena información para interpretar. Es de suma
importancia también recalcar, que esta prueba requiere que el material usado sea secado
completamente al horno, por lo que a la hora de sacar este material del horno esta sin agua
y cuando se deja expuesto al ambiente este absorbe humedad, llenando vacíos y haciendo
el material más pesado. Así que lo anterior explicado podría causar una cierta
incompatibilidad en pesos iniciales y finales, que lo toma en cuenta el porcentaje de error
explicado con anterioridad. Sin embargo, el error no solamente toma la probable absorción
de agua por parte del material seco, sino que también esta diferencia de masas se debe a
que se manipuló más y se perdió muestra o que se quedó parte del material atascado en las
mallas de los tamices.
De acuerdo a los datos obtenidos se puede observar en el gráfico 2 que hay dos de
los resultados que se salen de los límites establecidos por la norma ASTM C-33. Los
tamices en los cuales no se cumple que el material quede en el rango ideal son, el #8 y el
de ⅜”, donde ambos datos superan el máximo del rango establecido, obteniéndose más de
la cantidad normada, por lo tanto no se podría clasificar como una piedra quinta según
MEIC. De todas formas, aunque esos datos no cumplan con lo establecido para que sea
quinta, se puede notar según los porcentajes retenidos en cada tamiz, que este tipo de
material posee partículas con diámetros más pequeños que partículas con diámetros
grandes, ya que se nota un porcentaje retenido muy elevado en la malla #4. Donde
posiblemente si se quiere cumplir para que sea una piedra quinta como se describió en el
laboratorio del CIVCO según el técnico, se tendría que combinar con un agregado que le
proporcione más partículas gruesas al stock del laboratorio. Con el fin de obtener un
material más equilibrado, y proceder a realizar nuevamente el análisis granulométrico para
saber si después de eso realmente cumple con lo que estipula el MEIC.

Análisis Colorimétrico
La prueba de la colorimetría es de gran importancia ya que nos permite determinar la
presencia de materia orgánica en el agregado fino. La presencia de materia orgánica puede
alterar la resistencia de la mezcla del concreto final ya que puede alterar las reacciones
químicas que en este suceden.
En el caso del ensayo realizado, se observó al comparar el color de la muestra 24 horas
después de haberla preparado, con la placa orgánica, que el color de nuestra muestra
estaba entre los vidrios N°3 y N°4 que se tenía como referencia en los vidrios; por lo tanto
se puede decir que hay un contenido de materia orgánica aceptable. Es importante tomar
en cuenta, que en este caso se emplearon botellas de plástico y no de vidrio como lo indica
la norma ASTM C-40.
Dado que la muestra se considera como aceptable , se establece que el agregado
analizado posee menos de un 5% de materia orgánica; si hubiera tenido más del 5% lo
mejor sería lavar la muestra y utilizarla ya con el material orgánico lavado.

Conclusiones: (escritas a mano)


- El agregado fino recolectado cumple con casi todos los tamices con excepción del
tamiz #8 el cual requiere que un 3% de material más pase ese tamiz.
- El agregado fino puede ser ajustado por el metodo de combinacion de arenas para
lograr que el material cumpla con los requisitos necesarios.
- El agregado fino puede ser utilizado para la elaboración de concreto, no es el ideal
pero se puede utilizar para ciertos requerimientos de concretos, porque la
combinación de arenas en este caso puede ser caro y no está tan lejos de los
márgenes pedidos.
- El porcentaje de error del agregado fino y grueso no sobrepasa siquiera el 0,3% lo
que se establece para pruebas de laboratorio confiables lo que dice que se realizó la
prueba con una precisión y exactitud muy aceptable.
- Dependiendo del tamaño de agregado grueso (piedra primera, cuarta, cuartilla,
quintilla etc. ) se utilizan determinados tamices según la norma ASTM C-33.
- Material orgánico mezclado en la muestra de agregados finos influye negativamente
en concretos estructurales ya que pueden contener sulfatos que corrosione las
estructuras internas afectando la resistividad.
- De la colorimetría se puedo ver que la presencia de materia orgánica está en los
rangos permitidos lo cual no afecta en gran medida a la calidad del concreto.
- El módulo de finura de la arena indica que tiene partículas más gruesas que finas.

Recomendaciones: (escritas a mano)

Con el fin de lograr una alta calidad de la prueba se deberán tomar en cuenta
lo siguiente:

● Limpiar las mallas adecuadamente antes de comenzar cualquier


procedimiento de tamizado.

● Realizar pruebas de granulometría en orden, verificando que no hayan


pérdidas de material durante el tamizado manual.

● Realizar pruebas de colorimetría en una zona que se encuentre libre de


humedad significativa ya que podría ser un factor que influya en las
muestras.

● Verificar que en la prueba de colorimetría el recipiente se encuentre


cerrado correctamente con la tapa antes de comenzar a agitar para
evitar pérdidas importantes de material.

● Respetar el tiempo establecido en la norma para el proceso de


colorimetría, para que de esta forma, se pueda obtener una conclusión
más veraz acerca del material.

● Estar completamente seguro del peso final del material obtenido en los
tamizados antes de desechar cualquier muestra para evitar repetir el
proceso de granulometría.

● Respetar los juegos de tamices para el ensayo de decantación de la


prueba de lavado.
Bibliografía

Neville, A. M. Tecnología del concreto. Instituto Mexicano del Cemento y del


Concreto, Editorial Limusa, México, 1998.

Cuevas, R. (2017). ​Concreto. Material didáctico del curso CO-3403 Concreto.


Escuela de Ingeniería en Construcción. ITCR, Cartago, Costa Rica.

American Society for Testing and Materials. Norma ASTM C40/C40M - 11. Standard
Test Method for Organic Impurities in Fine Aggregates for Concrete.

American Society for Testing and Materials. Norma ASTM C117 - 13. Standard Test
Method for Materials Finer than 75-µm (No. 200) Sieve in Mineral Aggregates by
Washing.

American Society for Testing and Materials. Norma ASTM C136/C136M - 14.
Standard Test Method for Sieve Analysis of Fine and Coarse Aggregates.

Comisión Guatemalteca de Normas. NTG - 41010 h1 Norma ASTM C136-06.


Método de Ensayo. Análisis granulométrico por tamices de los agregados fino y
grueso.

Comisión Guatemalteca de Normas. NTG - 41010 h3 Norma ASTM C117-04.


Método de ensayo. Determinación por lavado del material que pasa por el tamiz 75
µm (No. 200) en agregados minerales.

Comisión Guatemalteca de Normas. NTG - 41010 h4 Norma ASTM C40. Método de


ensayo. Determinación de materia orgánica en los agregados finos para concreto.
ANEXOS

Anexo 1​. Prueba de colorimetría


Fuente: Fotografía tomada en el laboratorio del CIVCO

Anexo 2​. ​Comparación después del reposo de 24 horas con el vidrio de colores.
Fuente: Fotografía tomada en el laboratorio del CIVCO.
Anexo 3.​ Proceso de tamizado.
Fuente: Fotografía tomada en el laboratorio del CIVCO.