Está en la página 1de 1

Nuestra música no nos pertenece

Por Álvaro Escobar


En la música, existen muchos géneros, y cada uno de ellos tiene sus incontables variantes.
Por ejemplo, si hablamos del género urbano, sus variantes son reggaetón, rap, trap y
romántica, principalmente. Si hablamos del pop, serían electro-pop, indie pop, K-pop, etc.
Por cierto, estos géneros que acabo de mencionar son los más escuchados actualmente
por hispanos y anglosajones (que hablan inglés), respectivamente. Son muy populares
alrededor del mundo. Sin embargo, ¿entendemos realmente de dónde provienen? Desde
el punto de vista comercial, la industria musical, por objetivos capitalistas, usa una receta
prefabricada para acostumbrar al oyente. Pero lo importante aquí es que estos géneros
tienen sus antepasados musicales. Tienen historia, la cual no escribiré, pero es sencillo
darse cuenta que no son del país donde vivimos. Y los géneros que estuvieron de moda
en la época de nuestros padres tampoco.
Los gustos son gustos, por supuesto. No tenemos por qué limitarnos por líneas
imaginarias impuestas por gente que no tiene que ver con nosotros. Si tu visión es la de
ser “ciudadano del mundo” estarás de acuerdo con esto. Quienes sean más nacionalistas,
pensarán que la música peruana como la criolla, el huayno, la marinera y la música de la
selva representa nuestra identidad como peruanos, puesto que son auténticos de este
país, ¿verdad? Pues… no tanto.
La música criolla y la marinera es una fusión del sonido andino con el español. De hecho,
varias cosas “peruanas” son fusión de esto mismo. Los huaynos y música de la selva son
de las culturas andinas y selváticas. Es decir, ¿acaso los incas y los shipibos pensaban en
un tal Perú? ¿Sabían que pronto serían un país, y que su música estaría identificada con
este? Por último, y según ciertas teorías, la población del mundo tiene su origen en África,
por lo que es deducible que la música andina proviene de allí. De hecho, tienen muchas
en común, por distantes que parezcan.
Nos dimos una vuelta por el mundo con algo que creemos netamente peruano, de
nosotros. Puedes comprobarlo de la siguiente forma: Busca en Wikipedia, por ejemplo,
“música criolla”, y una vez en el artículo, anda viajando por los hipervínculos, que son las
palabras en azul del texto. Llegarás a artículos de temas completamente diferentes. Y así
también pasa con los otros tipos de música que, como ya mencioné, tienen una historia
de conexiones detrás.
La identidad del ser humano es compleja y muy densa. Es como querer contar hasta el
último número que existe, porque las conexiones son infinitas. En esta ocasión es la
música, ¡pero en cualquier tema social sucede lo mismo! Concluyendo, es difícil definir
qué somos, porque somos muchas cosas conectadas entre sí. Depende de cada uno
apreciar la belleza o despreciar la confusión de esa complejidad.