Está en la página 1de 3

MASAJE DE MIEMBRO SUPERIOR

CONCEPTO:

masoterapia podemos decir que se trata del conjunto de manipulaciones, practicadas


normalmente sin ayuda de instrumentos, sobre una parte o totalidad del organismo, con el objeto
de movilizar los tejidos o segmentos de los miembros para provocar en el organismo
modificaciones de orden directo o reflejo que se traduzcan en efectos terapéuticos.

INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES:

 INDICACIONES:
 Esguinces, contusiones y lesiones ligamentosas, tendinosas, musculares y nerviosas, así
como en artritis, periartritis, fibrosis, tendinitis y lumbalgias.
 Favorecer la relajación psicofísica, contracturas, pacientes psiconeuróticos, mialgias y
miositis.
 Mejorar la circulación de retorno, hematomas y varices.
 Reducción de edemas, celulitis, edemas postraumáticos, linfedemas, etc.
 Liberar adherencias aponeuróticas, periarticulares, masaje para el despegamiento de
rótula, ligamentos y tendones adheridos.
 CONTRAINDICACIONES
 Aquellas enfermedades en las que el efecto mecánico puede producir un grave accidente:
 Heridas sangrantes, tromboflebitis, etc.
 Inflamaciones e infecciones agudas y subagudas.
 Traumatismos recientes, fracturas no consolidadas.
 Afecciones tumorales, enfermedades de la piel: Heridas, dermatitis, etc.
 Embarazo en los primeros meses de gestación.
 Y hasta 40 días tras el parto para el masaje general.
 Inflamaciones de la cavidad abdominal.
 Estados febriles
 Litiasis de todas las clases.
 Cardiopatías descompensadas, taquicardias e hipertensión.
 CONDICIONES PARA EL EJERCICIO:
 La luminosidad, siempre que se pueda, debería ser con luz natural, o en su defecto una
iluminación eléctrica indirecta y que permita controlar la intensidad.
 La limpieza exquisita es indispensable. Es lo primero que se nota al entrar en la sala.
 Una estancia agradable y acogedora hace que los clientes se encuentren a gusto y así se
favorece la predisposición para recibir el masaje. Las plantas naturales, cuadros de
motivos alegres, etc., es lo más indicado. No soy partidario de llenar las paredes de poster
de anatomía ni de tener esqueletos famélicos en los rincones.
 Es indispensable tener una buena ventilación y un olor agradable. El uso de la
Aromaterapia en los masajes, hace que el ambiente sea más adecuado.
 El banco o camilla de masaje debe ser accesible por todo su perímetro, y dis-poner de un
espacio libre circundante suficientemente grande para el masa-jista. El espacio óptimo a
emplear puede ser de 2,5 metros de anchura y 4 metros de longitud.
 Debemos tener fácil acceso a los productos que vamos a utilizar y así evitamos tener que
perder el contacto físico con nuestro cliente.
 La higiene personal también es algo delicado y debemos ser muy exigentes con nosotros
mismos. Evitemos los olores a sudor o productos demasiado fuertes. Cuidemos el estado
de nuestras uñas, siempre bien cortas y arregladas.
 La temperatura debe ser agradable para la persona que se echa sobre una camilla sin
ropa y que no se va a mover. También el masaje hace que se desprenda calor del cuerpo
del cliente y que sientan cierta sensación de frío.
 El masajista siempre tendrá calor debido a que su trabajo es intenso.

 EFECTOS TERAPÉUTICOS

Los efectos fisiológicos del masaje van a depender de varios aspectos:

la sensibilidad del sujeto que recibe el masaje, la región donde se aplica, la intensidad, frecuencia y
ritmo de esta aplicación y, por supuesto del tiempo aplicado en la sesión.

 Secuencia de tratamiento global relajante de la extremidad superior.


1. Toma de contacto y lubricación: Se realiza por medio de presiones

deslizantes superficiales de recorrido largo, desde la mano hasta el

hombro, primero la cara palmar y luego la dorsal.

2. Vaciado venoso: Se utilizan para ello presiones deslizantes profundas

en sentido centrípeto, para retornar a la mano con presión superficial. Al

llegar a la mano, friccionar de sus superficies y contornos de manera

suave, imprimiendo pequeñas oscilaciones.

3. Amasado: comenzando por la zona proximal, se amasan el deltoides,

los músculos de la escápula, el tríceps, el bíceps y el braquial anterior,

primero suavemente y luego con más fuerza, repitiendo luego la misma

operación con las masas musculares del antebrazo.

4. Drenaje linfático: Mediante presiones de bombeo que, comenzando por

la zona ganglionar de la región axilar, se repiten en el brazo y en el

antebrazo mediante presiones de “ordeño”, maniobras de llamada y

presiones deslizantes profundas de impulsión.


5. Fricciones antiálgicas: En la musculatura flexora o extensora del

antebrazo (según demanda por las características del la disfunción).

6. Amasamiento ambipulgar del antebrazo: En la musculatura dorsal en

los casos de epicondilalgia y en la musculatura palmar en los casos de

epitroclealgia.

7. Amasamiento ambipulgar del brazo: En borde externo, con

movimientos de arrastre para separación de tríceps y bíceps.

8. Masaje en estiramiento: En los músculos que lo requieran de toda la

extremidad.

9. Fricciones de los dedos: Uno por uno e imprimiendo pequeños gestos

de rotación cuando la maniobra no resulte dolorosa.

10. Amasamiento de palma y dorso de la mano: Con técnica ambipulgar.


11. Movilizaciones de la muñeca: acompañadas de masaje ambipulgar en

circumducción.

12. Tracciones axiales de la extremidad: En distintas posiciones,

describiendo un arco de abajo arriba y de arriba abajo.