Está en la página 1de 1

BARBARA D`ACHILLES: Un ejemplo de amor por la naturaleza y el medio ambiente

Bárbara D`Achille es una recordada periodista y ecologista que murió victima del terrorismo, que actuaba en el Perú entre las décadas de 1980 y 1990. Bárbara Bistevins Treinani nació en una familia de artistas en el pueblo de Dobele, en Letonia. Cuando tenía 20 años viajó a Perú y se matriculó en un curso de aeromozas de la compañía Panagra. Entre 1968 y 1984 vivió en la selva peruana y esta le dio una razón de vida. Viviendo en Pucallpa, luego en Iquitos, posteriormente en Manaos y nuevamente en Iquitos y Pucallpa. Vio durante años la destrucción y el deterioro de aquel paraje natural que tanto amaba. Esto le produjo un sentimiento de impotencia y de indignación. Ella amaba la naturaleza es por ello que propuso al doctor Alejandro Miró Quesada hacer una serie de artículos sobre la selva. En 1983 comenzaron a publicarse sus artículos en El Comercio y en 1985 se hizo cargo de la página de Ecología de dicho diario. Escribió crónicas sobre sus viajes a los parques nacionales y otras áreas protegidas como Yanachaga-Chemillén, río Abiseo, Pacaya-Samiria, Cutervo, Manu, Machu Picchu, entre otros. Sus crónicas de viaje relataban los problemas que enfrentan los ecosistemas de nuestro país. Las carencias de las comunidades rurales, las costumbres de aquellos pueblitos olvidados en la lejanía, de los que pocas veces habíamos oído hablar, llegaban a través de aquellos inolvidables relatos. Transmitió con claridad conocimientos científicos y conceptos ecológicos, que crearon una fuerte consciencia entre sus lectores. conservacionista

Bárbara D`Achille es un ejemplo de amor a la naturaleza incluso entregó la vida por ella. Fue asesinada el 31 de Mayo de 1989 en el distrito de Huando, en el Departamento de Huancavelica. Una mañana acudió a la Corporación de Desarrollo-Huancavelica para entrevistarse con el Ingeniero Esteban Bohórquez con quien salio a recorrer las comunidades de Pueblo Libre y Tinyaclla. En el camino fueron emboscados por un grupo de senderistas. El jefe de la columna terrorista ordenó a Bárbara que le hiciera un reportaje a lo que ella se negó categóricamente. Amante de la vida y la paz, como era ella, de ninguna manera se permitiría entrevistar a un jefe senderista, grupo responsable de tanto daño causado al Perú. El terrorista enfurecido la asesinó. Así nos arrebataron a una mujer que fue ejemplo de coraje, valentía pero sobre todo de pasión por la naturaleza. En su memoria, la Reserva de Pampa Galeras, creada en 1967, cambió de nombre a Pampa Galleras – Bárbara D ´Achille en el año 1993 y un lorito verde amazónico adoptó, en su honor, el nombre científico “Nannopsittaca dachilleae”. Antes de llevar su apellido, aquel era conocido como el “pájaro sin nombre”. Nunca más la tendremos entre nosotros, pero de ella nos quedan sus crónicas, que pueden ser consultadas en la Biblioteca del Diario “El Comercio” de Lima, Perú.