Está en la página 1de 7

http://www.prensalibre.

com/hemeroteca/guatemala-intentos-por-recuperar-belice

Las tres veces que Guatemala ha


intentado recuperar territorio en
conflicto con Belice
La historia del país registra tres hechos curiosos
de intentos por reintegrar el territorio de Belice
a Guatemala, los cuales colocaron el problema
en el tapete mundial.

Gabriel Joshua Adderley encabezó el Movimiento Progresista de Beliceños y Negros, a favor de la


reincorporación de Belice a Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)
Con las tensiones de los últimos días entre las fuerzas armadas beliceñas y
ciudadanos guatemaltecos asentados en la zona de adyacencia estos hechos
parecen anécdotas de una legendaria disputa.

En sus memorias, el ex presidente Miguel Ydígoras Fuentes relataba que,


como la cuestión de Belice era primordial para él, decidió invadir
pacíficamente ese territorio el 17 de abril de 1958.
Para ello, invitó a los presidentes del Congreso de la República y de la Corte
Suprema de Justicia, así como otras personalidades, a visitar las ruinas de
Tikal. Ydígoras indicó a los pilotos que antes de retornar a la capital los
llevaran a Melchor de Mencos.

La reclamación sobre el territorio de Belice es histórica. (Foto: Hemeroteca PL)

Al llegar, preguntó si había algún vehículo para dar una vuelta por el lugar,
y entonces apareció un Land Rover y un camioncito, los cuales, con
disimulo, había mandado alquilar a Belice.
El presidente invitó a sus acompañantes a conocer Benque Viejo, donde
tenía muchos amigos. Al llegar a dicho lugar, abrió una valija y empezó a
repartir a todos la Constitución de Guatemala.
Se dirigieron a la pequeña plaza, donde llamó a algunos amigos, mientras el
grupo se tomaba fotos con la Constitución en la mano. Como el propósito
era provocar un escándalo, convenció al policía del lugar a que diera parte
al Gobernador de Belice.

Detalle de la portada de Prensa Libre del 30 de agosto de 1956. (Foto: Hemeroteca PL)

"Yo le dictaba al sargento lo que tenía que decir, pero como el Gobernador
no hallaba la solución, le aconsejé que pidiera órdenes para expulsarnos del
territorio", anota Ydígoras.
Aquella incursión fue motivo de un escándalo internacional. En marzo de
1963, el gobernante guatemalteco logró el apoyo del presidente
estadounidense, J.F. Kennedy, quien obligó a los ingleses a volver a la mesa
de negociación, por lo que se programó una reunión para abril de ese año,
pero la noche del 29-30 de marzo Ydígoras fue derrocado.
Con veinte hombres
Otro caso fue el de Francisco Sagastume Ortiz, quien, al mando de 19
hombres, todos agricultores peteneros, armados de pistolas y rifles, invadió
Belice el 21 de enero de 1962.
Después de tres días de caminar 70 kilómetros, desde Poptún, el grupo
invasor llegó a Pueblo Viejo, ya dentro de Belice, donde Sagastume ordenó
arriar la bandera británica y quemarla, e izaron la guatemalteca. Hasta ese
momento no había dicho a sus hombres el objetivo de la incursión.

La tensión bélica entre Guatemala y Belice era constante en los años setenta. Portada del 6 de
noviembre de 1975. (Foto: Hemeroteca PL)

Se regresaron nueve hombres, mientras el resto continuó hacia San


Antonio, donde ,un grupo de indígenas locales armados les esperaba; sin
embargo, no se produjo enfrentamiento; al contrario, les brindaron
transporte para seguir el viaje hacia Punta Gorda.
Cuando Sagastume y sus hombres llegaron a Punta Gorda, les esperaba el
Ejército inglés, por lo que hubo intercambio de disparos. Ante la
desigualdad de fuerzas, los invasores guatemaltecos se dispersaron y fueron
capturados Sagastume y Gustavo Rosado. El resto fue aprehendido un día
después.
LEA MÁS: ¿Hace cuánto surgió el conflicto territorial entre
Guatemala y Belice?
Sagastume y Rosado fueron condenados a 10 años de prisión, mientras los
otros fueron deportados a Petén. Gracias a las presiones internacionales,
los condenados recuperaron su libertad el 17 de diciembre de ese mismo
año.
Beliceños pro Guatemala
El Movimiento Progresista de Beliceños y Negros, presidido por Gabriel
Emmanuel Joshua Adderley, intentó, por medio de gestiones políticas,
tanto en el país como en el resto de Centroamérica, reintegrar el territorio
de Belice a Guatemala.
Según el libro de actas del movimiento, éste proponía, una vez incorporado
aquel territorio, como su candidato a diputado a George Price que años
despues llegó a ser primer ministro. También aparecen nombres de
personajes guatemaltecos, entre ellos: Mario Sandoval Alarcón, Rigoberto
Bran Azmitia, Ricardo Peña, Roberto Skinner Klée, Francisco Montenegro
Sierra, entre otros, como simpatizantes de esa agrupación.
Por sus acciones pro-Guatemala, Adderley estuvo preso un tiempo en
Belice. Al recobrar su libertad, continuó con el movimiento desde la capital
guatemalteca.
Adderley mantuvo contacto estrecho con Jacobo Arbenz Guzmán, Carlos
Castillo Armas y Miguel Ydígoras Fuentes, cuando éstos fueron presidentes,
y le mostraron su apoyo al movimiento, igual que otros gobernantes
centroamericanos.
Dicho movimiento llevó al Congreso, el 18 de septiembre de 1959, una
declaración de la soberanía guatemalteca sobre Belice.
Titular de Prensa Libre del 27 de noviembre de 1980. (Foto:
Hemeroteca PL)

Rumores de guerra
La crisis fronteriza llevó a las tropas guatemaltecas en 1975 y a mediados de
1977 a estar dispuestas a invadir Belice.
El Ejército británico demostró su capacidad de reacción, cuando en 1975 los
rumores de invasión a Belice se hicieron fuertes; inclusive, Inglaterra envió
buques de guerra, para intimidar.
Las crónicas periodísticas de junio y julio de 1977 describen el clima de
tensión que se vivió en aquellos días, cuando tropas guatemaltecas fueron
enviadas a la línea imaginaria de Belice con Guatemala, mientras el Ejército
inglés enviaba unos seis mil comandos, así como aviones Harrier, de
despegue vertical, helicópteros de combate, dos compañías de tanques tipo
"Centurión" y cohetes antiaéreos.
LEA MÁS: Los niños guatemaltecos que viajan 200 km diarios para
aprender inglés
Uno de esos aviones sobrevoló espacio guatemalteco y acrecentó la
posibilidad de un enfrentamiento. El entonces coronel Benedicto Lucas
García comandaba las tropas guatemaltecas en Petén.
En esos años, los estrategas internacionales estimaron que Guatemala sólo
contaría con 48 horas para invadir, antes de que los ingleses montaran el
puente aéreo. Se consideró que sólo habían dos posibles formas de ataque:
un avance relámpago de una columna blindada hasta Belice city, o una
operación aereo-transportada que tomaría el aeropuerto de la capital
beliceña; luego, se demandaría negociar.