Está en la página 1de 1

La ergonomía es el conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo,

los sistemas, productos y ambientes se adapten a las limitaciones físicas y mentales de


la persona. El objetivo de esta disciplina es adaptar el trabajo a las capacidades y
posibilidades del ser humano.

Los objetivos de la Ergonomía


Un aspecto muy importante de la ergonomía es que está centrada en las personas. Por ello, la
ergonomía estudia las reacciones, capacidades y habilidades de los trabajadores, de manera
que se pueda diseñar su entorno y elementos de trabajo ajustados a estas capacidades y que
se consigan unas condiciones óptimas de confort y de eficacia productiva. Los principales
objetivos de la ergonomía son los siguientes:
 Identificar, analizar y reducir los riesgos laborales (ergonómicos y psicosociales).
 Adaptar el puesto de trabajo y las condiciones de trabajo a las características del operador.
 Contribuir a la evolución de las situaciones de trabajo, no sólo bajo el ángulo de las
condiciones materiales, sino también en sus aspectos socio-organizativos.
 Controlar la introducción de las nuevas tecnologías en las organizaciones y su adaptación a
las capacidades y aptitudes de la población laboral existente.
 Establecer prescripciones ergonómicas para la adquisición de útiles, herramientas y
materiales diversos.
 Aumentar la motivación y la satisfacción en el trabajo.

Los tipos de Ergonomía


La ergonomía se puede clasificar en las siguientes áreas, dependiendo de su ámbito de
estudio:
 Ergonomía de puestos / ergonomía de sistemas.
 Ergonomía de concepción o ergonomía de corrección.
 Ergonomía geométrica.
 Ergonomía ambiental.
 Ergonomía temporal o cronoergonomía.
 Ergonomía informática: hardware y software.

La importancia de la ergonomía en el trabajo


La importancia de la ergonomía es promover la salud y el bienestar, reducir los
accidentes y mejorar la productividad de las empresas. Esta disciplina tiene mucho que
aportar, ya que se pueden reducir riesgos de problemas músculo-esqueléticos, fatiga y
accidentes cuando se mejora la organización del trabajo. Sin embargo, no basta sólo con esto,
sino que también se requiere considerar otros aspectos tales como alimentación, provisión de
elementos de seguridad adecuados, capacitación y exigencias de rendimiento que no
sobrepasen límites recomendables de esfuerzo físico.

Los problemas que soluciona la ergonomía


Como la ergonomía se dedica a resolver situaciones que afectan a los trabajadores y
empresas, es muy importante conocer qué tipo de problemas son considerados por esta
disciplina.
 Las condiciones ambientales del puesto de trabajo como la iluminación, ruido, temperatura,
vibraciones, etc.
 El diseño del puesto de trabajo como alturas de trabajo, espacio disponible, herramientas
utilizadas, etc.
 La carga física realizada, poniendo atención en posturas forzadas, movimientos repetitivos,
manejo manual de cargas, fuerzas, etc.
 Los aspectos mentales o psicosociales del trabajo como el descanso, presión de tiempos,
participación en las decisiones, relaciones entre compañeros y con los responsables, etc.