Está en la página 1de 22

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERIA

FACULTAD DE INGENIERIA QUIMICA Y TEXTIL


ÁREA ACADEMICA DE INGENIERIA QUIMICA

CIRCUITOS E INSTALACIONES ELECTRICAS INDUSTRIALES

SENSORES BASADOS EN FIBRA OPTICA

Grupo 6B:
 Barrera Ludeña Wini Macol
 Cépeda Paredes Omar Erick
 Díaz Alarcón Juan Enrique
 Rojas Lagos Kevin Bryan

Profesor:
Jorge Cosco Grimaney
LIMA –PERU

1
2018
INDICE

1. Introducción…………………………………………………………………..3
2. ¿Qué es un
sensor?............................................................................................4
3. ¿Qué es fibra
óptica?.........................................................................................5
4. Sensor de fibra Óptica………………………………………………………...7
5. Aplicaciones de los sensores de fibra óptica…………………….9
 Sensores de fibra óptica para la detección de compuestos orgánicos
Volátiles basados en xerogeles silíceos
híbridos………………….......9
 El sensor de fibra óptica para la medida del tip clearance y tip timing

en motores aeronáuticos………………………………………………..1
6
 Sensores de fibra óptica en el medio
ambiente…………………………17
6. Bibliografía
7. Anexos

2
1. Introducción

La aplicación de la Electrónica, presentes actualmente


en innumerables aspectos de nuestra vida cotidiana, no
sería posible sin los sensores. Sin la capacidad que estos
ofrecen al medir las magnitudes físicas para su
conocimiento o control, muchos de los dispositivos
electrónicos no serían más que simples curiosidades de
laboratorio.
Son indispensables para la automatización de industrias
de proceso manufacturados, incluida la robótica, en
ingeniería experimental, en sectores no productivos
como el ahorro energético y el control ambiental, etc.
incluso los equipos de gestión de datos, alejados de las
aplicaciones industriales, incorporan internamente para
su funcionamiento correcto sensores.
El gran desarrollo de los sensores de fibra óptica tiene su
origen en los grandes avances del sector de las
comunicaciones ópticas. Estos sensores han permitido
dar solución a varias de las limitaciones que presentan
los sensores convencionales.

3
SENSOR DE FIBRA OPTICA
2. ¿Qué es un sensor?
Un sensor es un dispositivo que detecta un cambio en un estímulo físico y lo
transforma en una señal que puede ser registrada o medida. En la Ilustración 2 se
presentan los componentes básicos de un sensor: elemento sensor, transductor
y sistema electrónico.
El elemento sensor posee una zona de reconocimiento capaz de interaccionar con
el analito y generar un cambio en alguna propiedad el sistema; usualmente, está
constituida por un material sensible inmovilizado sobre un soporte sólido
adecuado.
El transductor, transforma el cambio producido en el sistema por la interacción del
analito con el sistema sensor en una señal. El transductor es generalmente un
elemento electroquímico, óptico o térmico que mide dichas señales. Las
características ideales de un sensor son las siguientes: una elevada sensibilidad,
selectividad, estabilidad y reversibilidad.

4
La sensibilidad de un instrumento o de un método es una medida de su capacidad
de diferenciar pequeñas variaciones en la concentración del analito. Dos factores
limitan la sensibilidad: la pendiente de la curva de calibrado y la reproducibilidad
o precisión del sistema de medida. La definición cuantitativa de la sensibilidad
aceptada por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC), es la
sensibilidad de calibrado, que se define como la pendiente de la curva de calibrado
a la concentración objeto de estudio.
La selectividad de un método analítico indica el grado de ausencia de
interferencias con otras especies que contienen la matriz de la muestra.
Desafortunadamente, ningún método analítico está totalmente libre de esas
interferencias y en muchas ocasiones hay que realizar diversas etapas para
minimizar sus efectos.
La estabilidad está relacionada con la reproducibilidad de la respuesta a medio y
a largo plazo, y la reversibilidad indica el tiempo de recuperación necesaria para
que el sensor alcance su estado inicial tras la interacción con el analito. A estas
cualidades hay que añadir la rapidez de la respuesta y la robustez frente a los
factores ambientales, la portabilidad, así como el reducido consumo energético y
bajo coste económico. Hoy en día, debido a la investigación y al abaratamiento de
los componentes ópticos, se ha favorecido el desarrollo de nuevos sensores. La
mayor parte de sensores se basa en cambios ópticos o eléctricos.

Figura 1.

5
Figura 2.
3. ¿Qué es la fibra Óptica?
La fibra está compuesta por filamentos de silicio de alta pureza, muy compactos,
mezclados con elementos específicos .estos elementos son agregados para
dopar los filamentos, de modo que se obtengan los índices de refracción
deseados. Fabricadas a altas temperaturas, su proceso de elaboración es
controlado por medio de computadoras, para permitir que el índice de refracción
de su núcleo, que es el guía de la onda luminoso, sea uniforme y evite
desviaciones.
El grosor de una fibra es como la de un cabello humano aprox. un cable de fibra
óptica consiste en varias capas. La parte central y el más importante llamado
núcleo de silicio. El núcleo está cubierto por otra capa de silicio con un índice de
refracción diferente, conocida como revestimiento. Esta es a su vez cubierta por
otra capa de almacenamiento intermediario, y dos más, una de Kevlar y la final de
plástico para darle resistencia al cable

Figura 3

6
La fibra óptica proporciona ventajas:
Las principales ventajas que la tecnología de fibra óptica pone al alcance de los
investigadores para su uso en sensores incluyen:
• Fibras de telecomunicaciones baratas.
• Fuentes infrarrojas disponibles: LED’s, diodos láser. Posibilidad de usar
fibras láser.
• Amplio rango de láseres que se pueden acoplar a fibras de forma
razonablemente efectiva.
• Amplio rango de detectores: dispositivos p-i-n, fotodiodos de avalancha,
etc.
• Disponibilidad de nuevos sistemas ópticos u ópticos integrados
(Grattan:1997, 109-119).
• Sin embargo, existe una serie de problemas tecnológicos que hacen que la
situación ideal no sea aplicable tan fácilmente:
• Las fibras de telecomunicaciones son a menudo inapropiadas para su
aplicación como sensores: necesitan diámetros/ aperturas numéricas
mayores, las fibras exóticas son caras por su producción en pequeñas
tiradas, las fibras con mayores diámetros son caras y poco flexibles.
• Las pérdidas por curvatura de la fibra afectan a sensores basados en
medidas de intensidad.
• Las fuentes láser son a menudo difíciles de acoplar con las fibras ópticas:
muchos diodos láser o LEDs tienen ángulos de emisión anchos y
numerosos láseres proporcionan una potencia limitada en las bandas
útiles.
• Muchas fuentes láser en el visible medio o el infrarrojo son grandes, caras
e inadecuadas para el uso y acoplamiento con fibras.
• Las fibras de telecomunicaciones tienen un rango de temperatura limitado:
típicamente el límite superior está en 100-150ºC mientras que muchas
aplicaciones requieren temperaturas mayores de 200ºC.
• Los métodos de acoplamiento mecánicos en sensores extrínsecos pueden
ser complejos o no fiables, especialmente con cambios medioambientales.
• Las fibras dopadas son caras y limitadas en dopantes disponibles, que
están regidos por las necesidades en telecomunicaciones (Er, Nd).
• Las fibras láser, prometedoras como fuentes, son caras y son
principalmente infrarrojas o rojas, o se requiere un equipo complejo de
doblado de frecuencia.
7
• Necesidad de montaje a mano de los sensores: alto coste asociado a
muchos de ellos.
• Es necesario un adiestramiento para el personal para familiarizarse con las
nuevas técnicas (Grattan:1997).

Figura 4

3. Sensor de fibra Óptica


Se puede definir un sensor de fibra óptica como aquel dispositivo que basado en
fibra óptica es capaz de manifestar los cambios de una magnitud a medir mediante
la modulación de al menos un parámetro de la luz que viaja por dicha fibra. Las
ventajas que proporcionan este tipo de sensores son numerosas, y entre ellas
podemos encontrar su ligero peso y pequeño tamaño, inmunidad frente a las
radiaciones electromagnéticas, gran resolución y sensibilidad, y su idoneidad para
ser multiplexados. Por el contrario, su mayor inconveniente sea seguramente su
elevado coste comparado con sensores mejor establecidos en el mercado.
En función del parámetro modulado los sensores de fibras ópticas serán
clasificados en:
a) Sensores basados en la modulación de la intensidad: el valor de la intensidad
de luz en la fibra varía debido a diferentes mecanismos en función de la
magnitud a medir, este tipo de sensores son simples y de coste reducido lo
que les confiere un gran potencial comercial.

8
b) Sensores basados en la modulación de la longitud de onda: probablemente
los más utilizados dentro de esta categoría sean los basados en redes de
Bragg; entre sus grandes ventajas están la facilidad para ser multiplexados en
una sola fibra e instalados en grandes estructuras (incluso embebidos en ellas)
permitiendo la monitorización de su salud estructural.
c) Sensores basados en la modulación de la fase: el cambio de fase de la luz es
detectado mediante métodos interferométricos en los que se hacen coincidir
dos haces de luz, uno de referencia y otro expuesto a la magnitud a medir. Su
mayor ventaja es la gran sensibilidad que son capaces de proporcionar.
d) Sensores basados en la modulación de la polarización: cambios en la tensión
de la fibra u otros efectos, como el efecto Faraday, modifican el estado de la
polarización en el interior de la fibra, permitiendo la medida de magnitudes
como la presión, corriente eléctrica, etc.
e) Sensores basados en la modulación del espectro: los sensores basados en
espectroscopia analizan las variaciones del espectro transmitido para obtener
la medida deseada.
f) Sensores basados en la modulación de la luz dispersada: la amplitud y la
localización de la magnitud a medir puede ser determinada por el estudio de
la luz dispersada por cualquier fenómeno de dispersión.
Otra posible clasificación de los sensores de fibra óptica se puede realizar de
acuerdo a la magnitud a medir. Así, encontramos sensores que miden magnitudes
mecánicas, térmicas, electromagnéticas, radiación, composición química, flujos
de fluidos o aquellas propias de ámbito biomédico. Si se atiende a la distribución
espacial de los sensores, estos se pueden clasificar en tres categorías diferentes.
Los sensores de punto proporcionan la medida en un punto discreto.
Los sensores distribuidos son capaces de proporcionar el valor de la magnitud a
medir a lo largo de toda la fibra óptica.
Entre ambos se encuentran los cuasi‐distribuidos, que se obtienen por la
multiplicación de varios sensores de punto a lo largo de la misma fibra.
-Ventajas y desventajas de los sensores de fibra óptica:
Los sensores de fibra óptica proporcionan varias ventajas frente a los sensores
analíticos convencionales:
 las fibras son inmunes a interferencias electromagnéticas y pueden operar
en medios con riesgos de explosión o incendios

9
 Se pueden utilizar a largas distancias debido a su baja atenuación, (c)
tienen posibilidad de multiplexación
 los costes globales son bajos
 son pequeños y pesan poco.
Sin embargo, también tienen limitaciones: son frágiles, el film tiene que ser
transparente y la interpretación de los datos es difícil ya que hay muchos factores
que afectan a la señal. Con el desarrollo de componentes ópticos y la mejora de
los métodos de inmovilización, los sensores de fibra óptica se aplican cada vez
más a los procesos industriales, control ambiental, procesamiento de alimentos y
aplicaciones clínicas

Figura 5
8. Aplicación de los sensores de fibra óptica
 SENSORES DE FIBRA ÓPTICA PARA LA DETECCIÓN DE
COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES BASADOS EN XEROGELES
SILÍCEOS HÍBRIDOS
Los compuestos orgánicos volátiles (COVs) son perjudiciales para la salud y el
medio ambiente. Aunque las técnicas más empleadas para la medida de COVs
son la espectroscopia y la cromatografía, los sensores de fibra óptica pueden ser
una alternativa por diversas razones: las fibras son inmunes a interferencias
electromagnéticas, pueden operar en medios con riesgos de explosión o
incendios, se pueden utilizar a largas distancias debido a su baja atenuación,
tienen posibilidad de multiplicación, son sistemas de detección más económicos
y poseen capacidad de miniaturización. El objetivo general de este trabajo de

10
investigación es optimizar el sistema de medida de sensores de fibra óptica que
funcionan en reflexión, y evaluar el efecto de los sustituyentes orgánicos de los
xerogeles silíceos híbridos en la sensibilidad y reproducibilidad de elementos
sensores en presencia de COVs. Se prepararon tres elementos sensores por
inmersión de las puntas de las fibras ópticas en suspensiones coloidales
obtenidas a pH 4,5, por hidrólisis y condensación de mezclas de TEOS y RTEOS
(R= metilo, etilo y fenilo) en porcentajes molares 70:30%, respectivamente. Se
analizó la respuesta de los elementos sensores en presencia de vapores de
tolueno, ciclo hexano, 2-propanol y etanol. También se midió la respuesta de los
elementos sensores en presencia de vapor de agua. El cambio en la potencia
óptica reflejada de los elementos sensores de fibra óptica con una configuración
en reflexión puede ajustarse a un modelo polinómico de segundo grado,
compatible con un mecanismo de respuesta basado en el cambio del índice de
refracción en la interfase film-analito. Los ciclos de medida con tiempos de
dosificación inferiores a 60 segundos mejoran la sensibilidad y límites de
detección de la respuesta porque minimizan la difusión de los analitos en el film y
la pérdida de vacío en el sistema. La respuesta de los elementos sensores,
expresada como potencia óptica reflejada, aumentó al disminuir la temperatura.
Los elementos sensores preparados con xerogeles sintetizados a partir de TEOS
Y precursores híbridos (MTEOS, ETEOS o PhTEOS) en porcentajes molares
70:30%, respectivamente, no respondieron en presencia de vapor de agua, por
tanto, estos materiales pueden emplearse para detectar compuestos orgánicos
volátiles en condiciones atmosféricas. La sensibilidad del elemento sensor que
contenía el grupo metilo fue mayor que la de los elementos sensores con grupos
etilo o fenilo.
Para preparar sensores de fibra óptica para la detección de diversos COVs en
fase vapor se eligieron xerogeles híbridos. Los COVS analizados fueron tolueno,
ciclohexano, 2-propanol y etanol. También se midió la respuesta de los sensores
en presencia de vapor de agua. Si la respuesta fuera negativa, los elementos
sensores podrían emplearse en condiciones atmosféricas sin que el agua
interfiriese en la medida. Se optó por xerogeles sintetizados a pH 4,5 teniendo en
cuenta los resultados obtenidos donde el xerogel sintetizado a este pH obtuvo
características de buena transparencia, rápida síntesis del xerogel (5 horas),
elevada área superficial y contiene micro y meso porosidad. En concreto, se
prepararon elementos sensores empleando como precursores TEOS y RTEOS,
en proporciones molares 70 y 30%, respectivamente. Los grupos orgánicos del
precursor híbrido fueron metilo, etilo y fenilo. De esta forma se puede investigar el
efecto de grupo orgánico en la respuesta del elemento sensor
Espectroscopia infrarroja:

11
Los espectros infrarrojos se obtuvieron con un espectrómetro Avatar 360 FT-IR
Se analizaron dos intervalos del espectro, con dos concentraciones de muestras
diferentes. Esto se realizó para obtener el espectro óptimo en cada uno de ellos y
facilitar la comparación de bandas. Por un lado, se registró la zona 4000-2200 cm-
1
con 2 g de muestra dispersados en 198 mg de KBr. En este análisis se registró
con mayor detalle la zona hidroxilos y enlaces C-H. Por otro lado, se analizó el
intervalo 2200-400 cm-1 con 0.6 mg de muestra dispersados en 199,4 mg de KBr,
evitando así la saturación de la señal y facilitando el análisis de las bandas
características de los enlaces siloxanos. Con el objetivo de minimizar el agua
adsorbida en las pastillas, dichas pastillas se secaron en una estufa a 1500 °C
durante 24 horas. Los espectros se registraron con 32 barridos y una resolución
de 2 cm-1.

Adsorción de gases N2 a -196 °C


El análisis de adsorción de gases proporciona información sobre la textura porosa
de los materiales y sobre su polaridad. Las isotermas de adsorción de N2 a -196
ºC se obtuvieron con un equipo volumétrico de adsorción ASAP 2010.
Se pesaron entre 100-200 mg de muestra con precisión ± 0,2 mg en un tubo de
vidrio Pírex de pared recta. Antes del análisis de adsorción, las muestras fueron
desgasificadas a 150 ºC, en el puerto de desgasificación del equipo, durante un
mínimo de 24 horas, con un vacío residual inferior a 0,7 Pa, tras comprobar en los
análisis térmicos que a dicha temperatura los xerogeles perdían el agua y etanol
retenidos. Los volúmenes adsorbidos se calcularon con la densidad de los
adsorbatos en estado líquido. Los tiempos de análisis variaron entre 10 y 48 horas
de adsorción de nitrógeno dependiendo de las características de la muestra. En
los análisis de adsorción de N2 el tubo de muestra fue recubierto con una camisa
isoterma para mantener la temperatura constante a -196 °C y se sumergió en un
dewar de N2 líquido. Los datos de adsorción registrados se analizaron con el
software del equipo o con el programa Data-Master de Micromeritics, ajustando
convenientemente los parámetros de cada modelo. Tras observar en muestras
con contenido altos de grupos orgánicos que adsorbían N2 que algunas isotermas
presentaban ciclos de histéresis abiertos en sus ramas de desorción, se hicieron
algunas pruebas para comprobar que dichos ciclos no se debían a la mala praxis.
Se desgasificaron las muestras a 250 °C durante 48 h a vacío residual inferior a
0,7 Pa, y se observó que el ciclo de histéresis no cerró a presiones relativas de 0,
por lo que se descartó la presencia de agua o disolvente fisisorbido como razón
del ciclo de histéresis.

12
Adsorción de gas N2 a 77 K
Se obtuvieron isotermas de los 3 xerogeles híbridos: xerogel híbrido que contiene
metilo (XG_M), xerogel híbrido que contiene etilo (XG_E) y xerogel híbrido que
contiene fenilo (XG_Ph) con un 30% de precursor orgánico (Ilustración 2). Las tres
isotermas presentan una adsorción pronunciada a presiones relativas inferiores a
0,01 y la cantidad adsorbida tiende a estabilizarse valores de p/p0 superiores a
0,40. Estas características permiten incluirlas en el Tipo I de la clasificación de la
IUPAC. La cantidad adsorbida sigue el orden XG_E >XG_Ph >XG_M. La muestra
XG_E también presenta el codo más abierto que refleja una distribución más
amplia de tamaño de poros.

Isotermas de adsorción de N2 (77K) de los xerogeles híbridos sintetizados


con 30% de precursor híbrido

Detección de COVS
En esta sección se compara la respuesta de tres elementos sensores preparados
a partir de mezclas de teos con mteos, eteos o phteos. Los xerogeles se
sintetizaron a pH 4,5 y las relaciones molares fueron 70% teos y 30% del precursor
híbrido. De esta manera se pretende analizar el efecto del grupo orgánico en la
respuesta. Los compuestos orgánicos volátiles analizados fueron tolueno,
ciclohexano, 2-propanol y etanol. También se analizó la respuesta en presencia
de vapor de agua. Aunque no es un cov, resulta interesante ya que es un
compuesto presente en la atmosfera
Analito Formula n ρ (g mL-1 ) M (g mol-1 ) Pvapor (hPa)
Tolueno C6H5CH3 1.496 0.866 92.13 29
13
Ciclohexano C6H12 1.427 0.778 84.16 103
2-propanol CH3CH(OH)CH3 1.377 0.785 60.10 43
Etanol CH3CH2OH 1.361 0.790 46.07 59
agua H2O 1.333 1.000 18.02 23

Propiedades físico-químicas de los analitos estudiados. La n, ρ y Pvapor


están referidos a una temperatura de 298 K.
Detección de COVs con el elemento sensor XG_M
Se han estudiado diferentes COVs mediante el elemento sensor XG_M. En
el siguiente esquema se muestran la gráficas obtenidas en los diferentes ciclos de
presión con el elemento sensor que contiene metilo. Las gráficas están
constituidas por dos ejes. En el eje de ordenada se representa la presión en hPa.
En eje de abscisa se muestra la señal óptica reflejada en escala logarítmica. Las
presiones analizadas con cada analito variaron según la presión de saturación de
los COVs estudiados.

Detección de los diferentes COVs mediante el elemento sensor XG_M


Las gráficas obtenidas se ajustan a un modelo polinómico de segundo orden como
muestra la Tabla que mostraremos a continuación. La tendencia cuadrática es
similar en el caso de tolueno, ciclohexano y 2-propanol. Estas a su vez son 50

14
veces menor al término cuadrático de la señal producida por el señor XG_M en
presencia de etanol. En el caso del tolueno su comportamiento es lineal.
COV a /hPa-2 b /hPa- c R2
1

2-propanol 0.029 0.0739 -0.8432 0.9904


Tolueno 0.088 - 2.186 0.9985
0.2325
Ciclohexano 0.001 0.401 -0.3542 0.9983
Etanol 0.0001 0.054 0.0298 0.9936

Ajuste polinómico de segundo orden de las gráficas obtenidas.


Puesto que en cada ciclo se han utilizado diferentes presiones ya que los COVs
estudiados tienen diferentes presiones de vapor, para realizar una comparación
se expresa la respuesta frente a la presión de saturación.

Detección de los diferentes COV con el elemento sensor XG_E


Las gráficas obtenidas se ajustan a un modelo polinómico de segundo orden como
muestra la Tabla que mostraremos. El término cuadrático del ciclohexano es 5,3
veces mayor que el del tolueno. Comparando los analitos que tienen estructuras
similares pero diferencias respecto a los electrones π, es decir, tolueno y
ciclohexano, podemos observar que la señal del analito que no contiene
electrones π es 12 veces mayor.

15
COV a /hPa-2 b /hPa-1 c R2
Ciclohexano 30.7 -13.718 2.186 0.9985
2-propanol 25.165 2.1414 -0.8432 0.9904
Tolueno 11.124 4.1318 -0.3542 0.9983
Etanol 0.2536 0.2307 0.0298 0.9936

Ajuste polinómico de segundo orden de las gráficas obtenidas


Detección de COVs con el elemento sensor XG_Ph
Se han estudiado diferentes COVs mediante el elemento sensor XG_Ph. En la
ilustración se muestran las gráficas que se obtuvieron con este elemento sensor
en presencia de tolueno, ciclohexano, 2-propanol y etanol. La Ilustración está
formada por un eje de ordenadas donde se representa la presión en hPa y un eje
de abscisas donde se representa log (I0/I).

Detección de los diferentes COV con el elemento sensor XG_Ph.


Las gráficas que obtuvieron se ajustaron a un modelo cuadrático como se expresa
en la Tabla 1. El término cuadrático que se obtiene en el tolueno es 1,8 veces
mayor que en el caso del etanol. En este caso el orden del término cuadrático
igual que en el caso del sensor XG_M. Pero difieren en la magnitud de la señal ya
que la señal obtenida por el XG_Ph es 26 veces inferior que en el caso de XG_M.

16
COV a /hPa-2 b /hPa-1 c R2
Tolueno 0.0299 -0,0128 0,1717 0,9763
Ciclohexano 0,0002 0,0048 -0,0772 0,9953
2-propanol 0,0001 0,0056 0,0209 0,9749
Etanol 0,0005 -0,0106 0,206 0,9803

Tabla 1. Detección de los diferentes COV con el elemento sensor XG_Ph.


Puesto que en cada ciclo se han utilizado diferentes presiones ya que los COVs
estudiados tienen diferentes presiones de vapor, para realizar una comparación
se expresa la presión frente a la presión de saturación.

Detección de los diferentes COV con el elemento sensor XG_Ph.


Las gráficas obtenidas en la ilustración anterior se ajustaron a un modelo
polinómico de segundo orden como se muestra en la Tabla 2. Los parámetros
cuadráticos son inferiores que los obtenidos con los otros dos elementos
sensores. Se observa que comparando los analitos que tienen estructuras
similares el analito que no contiene electros π es tres veces mayor.

COV a /hPa-2 b /hPa-1 c R2


Tolueno 0,7148 -0,3726 0,1727 0,9763
Ciclohexano 2,1218 0,4965 -0,0772 0,9953
2-propanol 0,2236 0,2422 0,0209 0,9749
17
Etanol 1,8648 -0,6279 0,206 0,9803

Tabla 2.Ajuste polinómico de segundo orden de las gráficas obtenidas.

 EL SENSOR DE FIBRA ÓPTICA PARA LA MEDIDA DEL TIP CLEARANC


E Y TIP TIMING EN MOTORES AERONÁUTICOS
Debido a las importantes ventajas que presentan los sensores de fibra
óptica, estos sensores son cada vez más utilizados para caracterizar
componentes aeronáuticos, así como para verificar la salud estructural de
los mismos. En esta industria los diferentes elementos se diseñan de forma
que sean capaces de soportar cierto grado de deterioro sin que ello afecte
seriamente a su rendimiento. Esto hace que se requieran grandes esfuerzos
en la inspección de los mismos para mantener esos posibles daños dentro
de los márgenes de seguridad. Es aquí donde los sensores de fibra óptica
encuentran su mayor campo de aplicación, ya que van a permitir reducir los
tiempos de inspección y mantenimiento, por lo tanto, el tiempo que las
aeronaves están en tierra.

el sensor de fibra óptica para la medida del tip clearance y tip timing en mo
tores
aeronáuticos ;Se trata de un sensor basado en la modulación de la
intensidad y que consta de una fuente de luz, un haz de fibras ópticas
encargado de transportar la luz hasta los álabes del blisk y recoger la luz
reflejada por los mismos, y unos fotodectectores encargados de realizar la
conversión electro‐óptica. Además también se tiene toda la electrónica para
la adquisición de las señales y su almacenamiento, ya que estas son post‐
procesadas. El componente fundamental del sensor es el haz de fibras
ópticas. Se utiliza un haz de fibras con una distribución coaxial. Aunque no
es la distribución que mejores prestaciones aporta respecto al rango de
medición, debido a su simetría circular va a eliminar grandes problemas de
alineamiento con el álabe que serán importantes cuando el sensor se instale
en un motor.
En este se utilizó un haz de fibras compuesto por 19 fibras ópticas de vidrio
multimodo, todas iguales con una apertura numérica de 0,22 y un radio del
núcleo de 100 µm. Su longitud total era de 3 metros y el rango de
temperaturas para su utilización de ‐190 a 350°C.
En el centro se encuentra la fibra transmisora (amarilla) que va a ser la
encargada de llevar la luz desde la fuente hasta los álabes. Esta luz se
reflejará en el álabe y será recogida por dos anillos de fibras receptoras que

18
denominaremos como anillo 1, el más cercano a la fibra transmisora (6
fibras), y anillo 2, el más lejano de la fibra transmisora (12 fibras).
En el Diseño y desarrollo del sensor; La fibra transmisora transporta la luz
de la fuente conectada a la rama 1 del haz. Se ha utilizado como fuente de
luz un módulo láser, concretamente el módulo FP‐65 7FE‐SMA de Laser
Components. Se trata de un láser de diodo que emite una potencia de 7
mW a una longitud de onda de 655 nm. Las fibras receptoras se van a
agrupar en las ramas 2 (anillo 1) y 3 (anillo 2) del haz, y se conectarán a
sendos fotodetectores. Se han empleado los PDA 100A‐EC de Thorlabs
que básicamente consisten en un diodo PIN inversamente polarizado y un
amplificador de transimpedancia de ganancia configurable. Para adquirir y
guardar las señales del fotodetector se emplea el osciloscopio Infinium
MSO9104A de Keysight Technologies que dispone de una frecuencia de
muestreo máxima de 20 GSa/s.Se eligió un haz de fibras trifurcado para
poder obtener una señal diferencial que permita atenuar los efectos de las
posibles variaciones en la reflectividad de los álabes, fluctuaciones de la
fuente o pérdidas de potencia óptica. El utilizar un haz trifurcado en lugar
de uno bifurcado permite calcular la distancia a los álabes en función del
cociente de las tensiones de los fotodetectores conectados en las ramas 2
y 3. Vamos a denominar V1 a la tensión obtenida en el fotodetector de la
rama 2, debida a la irradiancia de la luz reflejada recogida por el anillo 1 de
fibras receptoras. V2 será la tensión obtenida debido a la luz recogida por
el anillo 2. Ambas tensiones van a depender de la responsividad del
fotodetector, de la ganancia del amplificador y de la irradiancia de la luz
recogida por cada anillo.

 SENSORES DE FIBRA OPTICA EN EL MEDIO AMBIENTE


Ahora se desarrollan los sensores es necesario alcanzar una serie de
compromisos prácticos en especificaciones, materiales, respuesta, tamaño
del sensor y robustez, etc. Esto se fija para llegar a definir lo que debe ser
un sensor de fibra ideal. Las especificaciones ideales sólo serán
practicables para unas ciertas aplicaciones, sin embargo merece la pena,
para el caso particular de sensores de fibra óptica diseñados para explorar
el medioambiente, intentar conseguir estos ideales aunque sólo algunos
puedan adoptarse (Grattan:1997).
Por todo ello, para aprovecharse al máximo de las ventajas disminuyendo al
mínimo los inconvenientes un sensor debería:
• Operar en el infrarrojo o rojo para aprovechar la simpleza y el bajo coste de
fuentes y detectores.

19
• Operar de forma intrínseca para evitar acopladores y no estar basados en
medidas de intensidad para evitar pérdidas por acoplamiento o curvatura.
• No mostrar problemas con los niveles de potencia: suficientes fotones para
una detección con bajo ruido.
• Usar fibra de telecomunicaciones y minimizar la necesidad y el número de
acopladores.
• Operar en un rango de temperaturas T

Una monitorización constante de los contaminantes es crítica para


continuamente adaptar dicho proceso así como para disminuir los costes
mediante la minimización de esfuerzos de corrección si se alcanza el nivel
de limpieza deseado (Herrera: 2005).

Los sensores de fibra óptica es de gran importancia debido a que el uso de


estos sensores es de forma continua e in situ para el monitoreo de las
concentraciones de diferentes analitos a nivel medioambiental. Empleando
la fibra óptica en conjunto con algun medio utilizado como dopante, abre un
nuevo campo de investigación en la cual el uso de métodos químicos para
el análisis de algunos parametros físicos medioambientales provoca
contaminantes al medio haciendo mayor referencia a los análisis de agua y
suelos. El uso de estas sustancias químicas en ocasiones son nocivas y
agresivas a los ecosistemas, de ahí la importancia de utilizar un sensor de
fibra óptica que proporcione datos confiables para poder aplicar soluciones
que mitiguen los riesgos que existan.

Figura 6

Los sensores actuales de fibra óptica permiten analizar muestras y


determinar la concentración de distintos agentes como el CO2,
contaminantes orgánicos, metales pesados y elementos radiactivos, entre
otros, simplificando tareas que anteriormente solo se podían realizar en un

20
laboratorio y permitiendo realizar monitorizaciones remotas en tiempo real.
Además, el reducido tamaño de la fibra óptica, permite analizar muestras
en lugares de difícil acceso como los mantos acuíferos o la profundidad de
los lagos.

6. Bibliografía

• Alcocer Durand, J. (1998). Contaminación de aguas continentales.


Destrucción del hábitat. Coordinado por G. Toledo Cortina y M. Leal
Páez. México: UNAM-PUMA. Pp. 127-129.
• Alois T. (2001). Modern sensors handbook. S.f., edited by Pavel
Ripka. Pp. 203-209.
• Bustamante Álvarez N. (2001). Sensores de temperatura pH y
detergentes para control medioambiental con un prototipo que utiliza
fibra óptica y luminiscencia con resolución de fase. Tesis de
Doctorado. Universidad Complutence de Madrid. Pp. 55-59.
• Bustos Flores, C. y Chacón Parra, G. B. (2009). El desarrollo
sostenible y la agenda 21. Telos, Universidad Rafael Belloso Chacín,
Vol. 11, Num.2, Venezuela, pp. 164-181.
• Castro-Ortiz. (2007). Estado del arte y perspectivas del uso de
biosensores ambientales en México. Rev. Int. Contam. Ambient. 23
(1) 35-45.
• Díaz Barriga, F., G. Pedraza, R. Reyes, L. Carrizales y L. Yáñez.
(1998). Contaminación por residuos peligrosos. Destrucción del
hábitat. Coordinado por G. Toledo Cortina y M. Leal Páez. México:
UNAM-PUMA. Pp. 104- 115
• www.fibremex.com

21
7. Anexos
 KEYLAR:
El Kevlar es una poliamida sintetizada por Stephanie Kwolek, una química
de la firma DuPont, en 1965. Sus fibras consisten en largas cadenas de
poliparafenileno tereftalamida, molécula que soporta altas
temperaturas con la que se puede construir equipos ligeros, resistentes
-5 veces más fuerte que el acero- y a los que no les afecta la corrosión.
Actualmente se utiliza para reforzar prendas textiles de montaña por su gran
capacidad y resistencia, como por ejemplo en los hombros de las chaquetas
para evitar su desgaste por el rozamiento con la mochila.

Figura 6

22