Está en la página 1de 5

FALTA DE LECTURA EN ADOLESCENTES

Etimológicamente la palabra LECTURA proviene del Latín LEGERE que significa ‘’escoger’’.

Bisbini Jorge (1971:79) dice: “La lectura es una actividad perceptiva e intelectual, consistente en el
reconocimiento de elementos gráficos, es decir, letras, palabras, frases, etc. con propósitos a la
comprensión e interpretación de su significado”.

Sáenz Antonia (1948:14) afirma: “La lectura es una compleja actividad mental, es un esforzarse por
tener conciencia de lo que se lee. Es una actividad que envuelve el reconocimiento visual de los
símbolos, la asociación de estos con las palabras que encarnan, la relación de las palabras con las ideas y
sentimientos que contienen. Pero todavía es mucho más, es la asociación de estas ideas y sentimientos
con nuestros propios pensamientos como lo ya tenido en nuestro intelecto, lo que hace que la lectura
cobre verdadera significación”.

Campos Argelis de Vargas (1974:8) dice “La lectura es más que la identificación de símbolos, palabras,
oraciones o párrafos. La lectura es un proceso gradual y complejo, que se desarrolla secuencialmente;
varía de un sujeto a otro y aún en un mismo individuo presenta diferencias en su desarrollo”.

Desde tiempo atrás el hombre desarrolló el hábito de la lectura a necesidad de comunicarse con sus
semejantes, también para expresar los sentimientos y pensamientos que tenían. Muchos escritores
comenzaron a publicar sus obras con gran frecuencia y la sociedad comenzó a familiarizarse con éste
fenómeno, pero ahora debido a diversos factores; el hábito de la lectura comienza a perder fuerza con
gran frecuencia y en consecuencia comienza a hacerse presente la falta de ortografía.

La mayoría de los niños, tarde o temprano aprenden a leer, unos bien y otros mal. No obstante la lectura
es para ellos un procedimiento pasivo y consiste en un simple reconocimiento de letras, palabras y
oraciones que carecen de algún significado profundo. La lectura es un hábito que disminuye cada vez
más, sustituido muchas veces por algunos medios de comunicación como la radio y la televisión. Esto
nos lleva a reflexionar, que si bien es cierto que la tecnificación avanza para ahorrarle muchas tareas al
ser humano, este debe aprender a pensar más rápida y lógicamente; razón para que tenga una buena
comprensión e interpretación de la lectura.

Nos encontramos ante niños y adolescentes que prefieren cualquier otra actividad que leer; se inclinan
por las materias prácticas evitando aquellas que impliquen lectura de textos, resúmenes etc. Y que decir
de los libros que se consideran únicamente para cultivarnos, esos ni los alzan a ver. En la actualidad, leer
para los niños es algo mortalmente aburrido, algo ajeno totalmente a sus intereses, una tarea impuesta
que no les proporciona ningún placer ni satisfacción, una experiencia que prefiere evitar.

Analizando la situación planteada, parece que en gran medida tenemos responsabilidad los adultos, que
como padres y educadores no hemos tomado en cuenta que la gente lee cuando realmente le interesa lo
que está leyendo, sin poner nuestros esfuerzos, desde el momento en que el niño inicia su educación, en
dirigirlo hacia ese objetivo: despertar su interés por la lectura.

Los adolescentes fácilmente han ido perdiendo el hábito por leer, un hábito que aunque ellos no les
importe es uno de los más importantes en la vida del ser humano, leer es más que un simple verbo, leer
es introducirte hacia otras perspectivas de la vida, es ir más allá de la imaginación del escritor y del
lector. Como docentes debemos reforzar ese hábito que se ha ido perdiendo con los años, introducir a los
adolescentes nuevamente por el gusto de la lectura por algo que les interese, reforzar cada día el hábito
por leer y los beneficios que la lectura pueda atraerles. Como ya sé y sabemos son adolescentes, los
cuales están en continuo cambio, no les importa la lectura ya que tiende a aburrirlos o a ser monótona
para ellos. Como docentes no podemos presionarlos a que hagan o que lean algo que ya sabemos que no
les interesa y por lo tanto no leerán. Debemos introducirlos poco a poco a este hábito, a interactuar con
la lectura, con esas ideas plasmadas de tantos autores que hay en el mundo. Leer se basa en reflexionar
sobre las opiniones que tienen los demás acerca de una perspectiva o tema de la vida, como lector juzgas
al escritor y tiendes a tener tu punto de vista y adoptar formas habituales y puntos de vista que no
conocías, así como conocimientos que día con día utilizarás. Leer refuerza tu acervo y tu ortografía. Leer
nos trae muchas cosas buenas, entonces, ¿Por qué no hacerlo?, porque no comprar un libro en vez de
una película, ¿por qué tiene imágenes?, las imágenes no dicen lo que miles de palabras y detalles de
miles de páginas te dirán en unos cuantos minutos, el adolescente debe entender que leer no es aburrido
si sabes hacerlo, leer es igual que el hábito de comer, comes conocimiento para nutrir a tu cerebro de
ellos.

La mala ortografía, la falta de cultura, el déficit en la capacidad de crear argumentos para defender
posiciones y la evidente pérdida de habilidades comunicativas, son las principales consecuencias de no
leer regularmente
El docente de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana de
Bucaramanga, Jaime Pallares, señala que "la falta de hábitos de lectura en las nuevas generaciones se
ha convertido en una voz generalizada. Es muy preocupante ver que los jóvenes no disfrutan de las obras
literarias y que por el contrario las asocian a prácticas sosas y aburridoras".
Esta generación según el profesor, "aprendió a leer textos audiovisuales, los textos escritos perdieron
total validez para ellos, y se convirtieron en la materialización de una práctica que desde su perspectiva
no les ofrece nada", aseguró.
Las consecuencias de esta visión no se han hecho esperar. Varios docentes coinciden en que es común
ver estudiantes que no saben cómo expresar una idea sin utilizar muletillas.
Tal es el caso de Jaqueline Estévez Lizarazo, Comunicadora Social Periodista de la UNAB y candidata a
PhD en Ciencias de la Comunicación y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, quien
asegura que esta generación presenta un panorama muy triste.
"Es difícil encontrar un joven que sea elocuente y coherente a la hora de expresarse y es aún más difícil
encontrar uno que tenga buena ortografía".
Y agrega, "aunque dicen que leen, sólo leen bobadas en internet, no buscan conocimiento y se
acostumbraron a encontrar todo en páginas que no les exigen ni el más mínimo análisis. Si a eso le
sumamos la falta de cultura general que poseen, el panorama es bastante desalentador".
En este sentido Ana Roa, directora de la Biblioteca Nacional y del Plan Nacional de Lectura que lidera el
Ministerio de Cultura, sostiene que es necesario venderles la idea de leer a los jóvenes pero desde otro
ángulo.
"Las plataformas digitales son una salida, ahora existen propuestas multimedia que hacen de leer una
actividad interactiva. Es necesario llegarles a las nuevas generaciones con alternativas diferentes que los
encaminen en la lectura".
Sin embargo, Roa explica que no hay que confundirse con la lectura en internet.
"Uno se imagina que la lectura en internet reemplaza la lectura en libros impresos. Sin embargo, hay una
distinción porque la herramienta digital se utiliza en procesos de búsqueda generalizada mientras que la
lectura como ejercicio le apunta a la profundización, crítica y asimilación de textos. Lo que hay que mirar
es la manera de conjugar las dos y apuntar en esa dirección", explica.
La falta de interés por la lectura, resulta cada vez más notoria en la población juvenil, son muchas la
distintas actividades que realiza un joven durante el día y si las evaluamos resultaría incluso extraño que
una de ellas sea leer por “gusto o porque le apasiona”. La mayoría de los adolescentes leen por
asignaciones, trabajos, evaluaciones, entre otros; notándose que no les provoca interés en informarse o
culturalizase sobre distintos temas.

SIGNOS DE UNA LECTURA DEFICIENTE:

 Características primarias:

• El problema de lectura se manifiesta total o parcialmente por lo general al principio de una enseñanza
formal de lectura.

• El niño demuestra poca habilidad para asociar los sonidos con sus respectivos símbolos.

• Frecuentemente ignora detalles de palabras, esto es, tiene mala memoria de partes de la palabra, así
como también tiene problemas para retenerla completa en su mente.

• La adivinación de palabras es frecuente, debido a la poca habilidad del niño para abordarlas. Busca
claves gráficas y externas.

• Se evidencia una confusa orientación del espacio.

• Existe confusión entre derecha e izquierda.

. • Coordinación confusa (ojo, mano, pie).

• Discriminación auditiva deficiente, no puede distinguir entre palabras como pan y pon o dipo y tipo
cuando le son pronunciadas.

• El niño puede extraviar su lectura en la página o bien saltarse una o dos líneas.

• Coordinación motora torpe la que se manifiesta al presentar dificultades como: armar rompecabezas,
sostener el lápiz, o caminar sobre una línea recta.

• Las palabras recién aprendidas las olvida de un día para otro. El niño puede leer mejor unos días que
otros.

 Características secundarias:

• No hay retraso mental o inteligencia inferior a la media normal.

• Los estados disléxicos son más frecuentes en los varones que en las niñas.

• Se puede presentar un atraso en el habla o dificultades en la misma.

. • Reacciones emocionales negativas en respuesta a prolongados fracasos, conforme el niño intenta


mantenerse al ritmo de sus compañeros.
CAUSAS DEL DESINTERÉS POR LA LECTURA:

.El desinterés por la lectura obedece a dos factores:


Uno es el económico-familiar y el otro está relacionado con los medios masivos de comunicación.

.Los jóvenes consideran la lectura aburrida ya que se encuentra lejos de sus intereses.

.En primer lugar se presenta el factor económico: se considera la situación de padres que deben
comprar una docena de libros para cada hijo en edad escolar, y el alto costo de muchos textos
universitarios.

.Es importante que notemos que muchas veces los libros comprados quedan casi sin uso.

.La multiplicación de planes de estudio y asignaturas hizo que no siempre se encontrarán textos
adaptados a las nuevas materias.

BENEFICIOS DE LA LECTURA:

Comparándola con el cine, la radio, la televisión, nos damos cuenta si observa detenidamente, que con
los medios de comunicación, el espectador se conforma con elegir lo que se le presente en el momento.
Con la lectura la situación es diferente, el lector puede leer obras del pasado y del presente, leer y releer
del texto lo que más le gustó o desee profundizar, interrumpir la lectura si lo desea, puede leer en
silencio o en voz alta, en el momento que quiera, donde, como y cuando le guste. En la lectura las
personas pueden encontrar la información que necesitan para lograr los objetivos a alcanzar. La lectura
proporciona la experiencia estética y emocional que permite al lector apreciar mejor la vida. El leer
permite al lector relacionar entre sí asuntos que leyó, vio, escuchó días o meses atrás. Fomenta la
investigación, el razonamiento; ayuda a formar juicios y criterios propios, e inculca en el lector el hábito
de reflexionar tranquilamente en la soledad. Esta flexibilidad garantiza el valor permanente de la lectura
tanto para la educación como para el entretenimiento.

.Agudiza la astucia.

.Estimula el intercambio de información y conocimiento.

.La costumbre continuada de leer, retarda la aparición de los síntomas de demencia.

.Estimula la percepción.

.Estimula la concentración.

.Estimula la empatía.

.Durante la lectura se activa regiones cerebrales que propician procesos de imaginación a partir de los
acontecimientos de la narración y vienen a la mente recuerdos y confrontaciones con experiencias
personales.
http://www.vanguardia.com/historico/98707-los-jovenes-no-tienen-habitos-de-lectura

http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/07/07_1191.pdf

http://desintresporlalecturaenjovenes.blogspot.pe/