Está en la página 1de 5

ESQUEMA DE LA EVOLUCION ECONÓMICA

I. LA ECONOMÍA COLONIAL
Mariátegui estudia la evolución económica del Perú aplicando el materialismo histórico,
aunque no de manera rigurosa. En resumen, afirma que el desarrollo económico del
Imperio de los incas, de tipo socialista, se vio “escindido” (interrumpido) por la conquista
española.

Los españoles impusieron una estructura económica feudal y esclavista. Dicho feudalismo
se prolonga hasta la República, con el gamonalismo (caciquismo latifundista), mientras
que la esclavitud es abolida. Según Mariátegui, en su tiempo coexistían en el Perú las tres
economías: la feudal, la burguesa y algunos residuos de la economía comunista indígena
en la sierra.

II. BASES ECONÓMICAS DE LA REPÚBLICA


La segunda etapa de esta economía empieza de un hecho político y militar. La primera
etapa nace de la Conquista y la segunda de la Independencia.

La Independencia de Hispano-América tuvo sus influencias en las ideas de la Revolución


Francesa y la Constitución norteamericana, además añadirle que contaron con personajes
heroicos, que tuvieron la capacidad y voluntad para actuar.

Otro hecho que impulsó la independencia Hispano-Americana fue el fenómeno


capitalista.

Inglaterra, que recién se estaba formando como creación de una economía manufacturera
y librecambista, también tuvo un papel importante en la independencia de Sud-América.

Las colonias de España al ver que no podían ser abastecidas abundantemente, empezaron
a tener contacto con la civilización occidental. Empezaron a intercambiar productos:
enviaban al occidente materias primas y las intercambiaban con tejidos, máquinas y
productos industriales.

A partir de todo esto empezaron a migrar europeos al territorio de América del Sur, los
más favorecidos Argentina y Brasil (debido a que están situados más cerca de Europa).
En cambio, el Perú entra en una etapa de diferenciación y desvinculación del proceso
histórico de otros pueblos de Sud-América (debido a la distancia con Europa, esto dificultó
el comercio con Europa).

Sin embargo, por su posición geográfica, el Perú se encontraba más cerca al Oriente. Es
ahí que el comercio con Asia comenzó a realizarse. Empezaron a llegar al Perú inmigrantes
chinos, quienes sustituyeron a los negros esclavos en las haciendas, el cual habían sido
importados por el Virreinato.

III. EL PERIODO DEL GUANO Y DEL SALITRE


En la época republicana del guano y el salitre, dichas sustancias se volvieron fieles
reemplazantes del oro y de la plata en cuestión de valor atractivo en aquellos tiempos,
España nos veía como productores de oro y plata, mientras que Inglaterra nos veía como
productores de salitre y guano, todo ello debido a la industrialización que se vivía en estas
épocas y la necesidad de abastecerse de dichos productos ya mencionados.

A ello sumémosle que la extracción del guano y salitre era más asequible que la extracción
de metales preciosos. En ese entonces el Perú se llenaba de dinero y comenzó el
despilfarro fiscal y vivió el derroche.

Desde el punto de vista económico aún más complejo, podemos decir que el salitre y el
guando crearon un vínculo entre el mundo occidental y nuestro país que poco o nada
podía aportar en cuanto a ser sede de colonizaciones. Podemos afirmar también que la
deuda externa impulso a que el Perú dependiera estrictamente de Inglaterra.

Como consecuencia de los ingresos de la venta de estos productos, se formó una


burguesía limeña que era descendiente de encomenderos y terratenientes, sin embargo,
se acoplaron a las medidas liberales de aquella época.

El gobierno de castilla formo solidificó la clase capitalista, las ganancias del guano y el
salitre formaron la burguesía y el capitalismo, y fueron ellos mismos quienes ascendieron
rápidamente para adquirir poder.

La economía se convirtió, en consecuencia en prevalentemente costera en relación con la


agraria de la sierra. Como punto clave podemos añadir que la Guerra del Pacifico fue
consecuencia de dicha explotación, ya que al perder las tierras de riqueza, no estábamos
aislando de ser una economía cimentada y prospera a largo plazo.
IV. CARÁCTER DE NUESTRA ECONOMÍA ACTUAL
Este capítulo empieza con un período de colapso de las fuerzas productoras, a causa de la
guerra.

La derrota no sólo significó para la economía nacional la pérdida del guano y del salitre;
sino también la paralización de las fuerzas productoras nacientes, al igual que el comercio,
la depreciación de la moneda nacional y la ruina del crédito exterior.

El poder volvió a caer en manos de los jefes militares para dirigir un trabajo de
reconstrucción económica. Pero, muy pronto, la capa capitalista reasumió su función y
regresó a su puesto.

El contrato Grace fue sin duda uno de los actos más sustantivos de una liquidación
económica de la guerra, inspirada por los intereses y los conceptos de la plutocracia
terrateniente.

Las faces fundamentales de este capítulo en que nuestra economía, convaleciente de la


crisis posbélica, se organiza lentamente sobre bases menos abundantes, pero más sólidas
que las del guano y del salitre, pueden ser concretadas esquemáticamente en los
siguientes hechos:

1º- La aparición de la industria moderna.

2º- La función del capital financiero. El surgimiento de bancos nacionales

3º- El acortamiento de las distancias y el aumento del tráfico entre el Perú y Estados
Unidos y Europa. A consecuencia de la apertura del Canal de Panamá,

4º- La gradual superación del poder británico por el poder norteamericano. El Canal de
Panamá, más que a Europa, parece haber aproximado el Perú a los Estados Unidos.

5º-Se constata el robustecimiento de la burguesía.

6º- La ilusión del caucho.

7º- Las sobreutilidades del período europeo. El alza de los productos peruanos causa un
rápido crecimiento de la fortuna privada nacional. Se opera un reforzamiento de la
hegemonía de la costa en la economía peruana.

8º- La política de los empréstitos. El restablecimiento del crédito peruano en el extranjero


ha conducido nuevamente al Estado a recurrir a los préstamos para la ejecución de su
programa de obras públicas.
V. ECONOMÍA AGRARIA Y LATIFUNDISMO FEUDAL
No obstante, el incremento de la actividad minera desde fines del siglo XIX, el Perú
mantenía su carácter de país agrícola.

La gran mayoría de la población se dedicaba a la agricultura. El indio, que conformaba las


cuatro quintas partes de esa población, era tradicionalmente agricultor.

La agricultura de productos alimenticios se concentraba en la sierra y abastecía el


mercado nacional. Los cultivos agroindustriales destinados a la exportación (caña de
azúcar y algodón) se concentraban en la costa, y estaban bajo control de una clase
terrateniente. Esta mantenía una organización semifeudal que constituía el más pesado
obstáculo para el desarrollo del país. Según Mariátegui, dicho propietario criollo, debido a
su herencia y formación española, no podía desarrollar a plenitud la economía de corte
capitalista.

El interés del autor en el florecimiento pleno del capitalismo en el Perú se debía a que,
según el ideario comunista, esa fase era necesaria para el surgimiento de la revolución
socialista
COMENTARIOS
El gran sistema económico de los incas fue destruido por el egoísmo de los españoles que,
tal egoísmo lo llevaron acabó en la conquista española.

Debido a que España no dejó a sus colonias comercializar con otros países y no las
abastecía abundantemente, ellos decidieron independizarse e intercambiar productos con
otros continentes, como Europa.

Esto no favoreció al Perú, debido a la distancia, el cual dificultaba el comercio, es por eso
que el Perú empezó a comercializar con Asia, ya que se encuentra más cerca al país.

La riqueza del guano y el salitre que fue el inicio y el final de una economía falaz en la que
solo se aprovechó para poder crear burguesía y una clase social capitalista.

Podemos decir también que existieron puntos clave en dichas épocas que permitieron
surgir como economía prospera a ser una economía sin capital ni mucho menos ingresos.

La postguerra dejo en crisis económica a Perú, la dependencia del guano y el salitre se


veían imposibles de reemplazar, pero con la llegada del capital EE.UU. y la
industrialización empezamos a levantarnos, claro con sus desventajas por el
aprovechamiento de nuestros recursos y una dependencia casi total.

El mayor error de los terratenientes criollos fue pensar que la gran propiedad moderna
surgía de la propiedad feudal, pero esto no es así ya que su forma de pensar de ambos es
muy distinta.