Está en la página 1de 5

Crítica literaria

Martín Fierro (José Hernández)

Argumento de las dos partes de la obra


Martín Fierro es un poema escrito por José Hernández. Originalmente eran dos historias separadas, pero hoy
en día, juntas componen un solo libro que se lo considera como un clásico en la literatura argentina. Estas
son: “El Gaucho Martín Fierro” (comúnmente conocida como “La Ida”) y su secuela “La vuelta de Martín
Fierro”, publicadas a mediados del 1870. Es una decisión muy certera la de colocar ambas historias juntas ya
que al finalizar la primer parte, uno se queda con la sensación de que hay muchas cosas que no se están
contando.

Primera parte: “La Ida”

La primer parte comienza con el gaucho Martín Fierro, que se encuentra pasando un buen rato en una
pulpería, lugar que se frecuentaba para beber bebidas alcohólicas, jugar a los naipes, charlar, enterarse de las
novedades, entre otros. Como la típica de los gauchos era que cantaran y tocasen la guitarra, él no se quedó
atrás y decidió que iba a cantar su historia para los demás.

Aquí empieza un relato de horribles sucesos, que hicieron la vida de este hombre una miseria. Muchos
factores se hicieron presente, como la injusticia social y la discriminación racial por parte de las autoridades,
que hicieron que él pierda su libertad como persona.

A partir de esto, se ve obligado a formar parte del ejército que defiende las fronteras argentinas de los
indígenas, dejando detrás a su amada familia. Sin sueldo y maltratado, Fierro hace todo lo posible para seguir
adelante. Un día, en una expedición, él ve la oportunidad de escapar. La aprovecha y lo primero que hace es
ir a reencontrarse con su familia. Lo malo es que nunca los encontró… al parecer debieron vender el rancho
para pagar arrendamientos. Esto cambió completamente la actitud de Fierro para mal.

La susceptibilidad lo consume y lo ciega. No te cruces con él porque vas a salir mal parado. Culpable de una
serie de asesinatos, es perseguido por la policía. Se amiga con el sargento Cruz, un policía que se dio cuenta
de la injusticia vivida por el gaucho.

La Ida finaliza con estos dos dirigiéndose hacia tierras indígenas en busca de mayor seguridad.

Segunda parte: “La Vuelta”

En la vuelta, el relator pide silencio ya que su historia estaba incompleta y le falta la mejor parte. Seguimos
con ambos personajes, pero ahora lo que ocurre es que son tomados como prisioneros por los salvajes.
Gracias al cacique, ellos siguen con vida y se quedan viviendo en aquellos toldos.

Tiempo después, la viruela negra surge en el lugar haciendo desastres. El indio que los salvó y Cruz no se
salvaron y lamentablemente fallecieron. Cruz le pidió a Fierro que buscara a su hijo como un último deseo.

Pasando horas en la sepultura de su amigo, conoce a una cristiana en circunstancias muy inusuales. Se
encuentra cautiva y sola porque le quitaron a toda su familia. Acusada de brujería, Fierro se entromete en la
situación y asesina al indio que la acusó. Inmediatamente se escapan a caballo. Fierro deja a la mujer en una
estancia y él sigue su camino hacia Argentina. Se entera que el juez que lo buscaba ya había muerto y que sus
crímenes estaban en el olvido.
En una pulpería se reencuentra con sus hijos con quienes se pone al día. Sus vidas no fueron para nada
sencillas: el mayor vivió gran parte en la cárcel y el menor cuenta que ha sido cuidado por un hombre llamado
Vizcacha, un hombre muy cleptomaníaco. A su vez, conocen a Picardía, que luego descubrimos que es hijo de
Cruz. Él se suma a la reunión y cuenta su historia también.

Para finalizar, los cuatro se retiran. Fierro aprovecha la oportunidad de aconsejar a sus hijos para que no
cometan los mismos errores que él. Luego, se separan, y cada uno se va hacia la dirección de un punto
cardinal, pero antes acordando cambiarse el nombre. El relator concluye la historia, pero afirma que podría
continuar si se lo propone.

Personajes
Personajes principales

 Martín Fierro

Es un hombre muy solitario y lo que más lo caracteriza es su sufrimiento. Constantemente lo persigue una
sensación de injusticia. Fierro no pierde la oportunidad en demostrarlo a través de sus comportamientos.

Definitivamente digo que Martín Fierro es un personaje esférico y sumamente dinámico. Esférico porque
posee muchas actitudes y comportamientos. No estamos con la presencia de un personaje sencillo. Y
dinámico porque evoluciona a lo largo del poema. En la primera parte nos encontramos con un hombre
rebelde, que no le gusta estar bajo el mandato de nadie. Sus actitudes empeoran hasta llegar a la segunda
parte, donde se nota su esfuerzo por volver a integrarse en la sociedad. Se nota muy arrepentido de sus actos.

Personajes secundarios

 Cruz

Este personaje no aparece mucho a lo largo de la historia, pero eso no implica que no sea importante. Aparece
en un momento muy duro para Fierro y se queda con él ayudándolo. Es el claro ejemplo de la amistad y la
lealtad. No le importó que hacer eso lo perjudicaría de por vida.

Al contrario de Fierro, yo diría que es un personaje plano y estático. Desde siempre sabemos cómo es el como
persona… no se le da muchas vueltas a este personaje. Y estático porque en ningún momento tiene una
evolución. No sabemos cómo era antes de conocer al gaucho, por ende, no podemos saber si su actitud era
diferente o no.

 El hijo mayor de Martín Fierro

En el momento que relata sus vivencias, se nota que estas lo marcaron de por vida. Un día es acusado de
asesinato y es encarcelado por algo que él no estuvo involucrado.

En este caso, nos encontramos con un personaje plano porque simplemente sabemos que se lamenta por
muchas cosas en su vida y que no teme expresar sus sentimientos a pesar de que digan que los hombres son
fuertes y no tienen permitido llorar. Y también es dinámico, porque este mal momento en su vida le cambió
su forma de ver las cosas.

 El hijo menor de Martín Fierro


A diferencia de su hermano, él no se encontraba en pésimas condiciones como sus familiares. Es adoptado
por su tía, pero luego se encuentra bajo la tutela de otra persona debido al fallecimiento de la mujer. El viejo
Vizcacha es el nuevo tutor. El hijo de Fierro sufre mucho a partir del momento que el viejo cae enfermo y
fallece. A partir de aquí siguen varios sucesos que es preferible olvidar.

En este caso, tengo que coincidir y decir que este hijo también es plano y dinámico por las mismas razones
nombradas anteriormente. No hay muchas cosas que caractericen a este personaje.

Narración y focalización
En este poema, la narración está a cargo del protagonista la mayor parte del tiempo, o sea, es en primera
persona. La focalización será interna porque el foco de percepción recae sobre uno de los personajes. En este
caso, Martín Fierro. El estilo que predomina en el relato es el indirecto más que nada.

Durante La Ida existe un cambio de narrador que se produce cuando habla Cruz. En La Vuelta hay varios
cambios, en los que se encuentran los dos hijos de Martín Fierro, Picardía y el Moreno.

Si uno presta atención se puede dar cuenta que existe otro cambio de narrador. De primera persona pasa a
tercera persona omnisciente con focalización cero. Esto significa que el relator sabe más que cualquiera de
los personajes.

En fin, uno puede interpretar que este relator en tercera persona es el autor del poema. En los casos donde
se puede apreciar fácilmente este cambio es al comienzo y al final de La Vuelta, pero principalmente al final
donde cito textualmente:

“Permítanme descansar,

!Pues he trabajado tanto!

En este punto me planto

Y a continuar me resisto:

Estos son treinta y tres cantos,

Que es la mesma edá de Cristo.

Y guarden estas palabras

Que les digo al terminar:

En mi obra he de continuar

Hasta dárselas concluida,

Si el ingenio o si la vida

No me llegan a faltar.”

Un dato curioso sería que la intervención de la autor pasa sumamente desapercibida al utilizar el mismo
lenguaje que los personajes.
Ambiente (lugar y tiempo)
El ambiente natural o el escenario de este poema es La Pampa. En ese momento, se encontraba dividida por
una “línea” que se la denominó frontera. Durante muchos años, esta división fue la causante de muchos
choques con los indios

Pasando a hablar del ambiente histórico social, se podría empezar diciendo que estamos en presencia de tres
momentos o períodos que abarcan la novela y fueron las causantes de varios sucesos en la historia:

 La época de Rosas (hasta 1852): los gauchos vivían en paz. La pampa no se encontraba dividida en
absoluto y no había ningún tipo de restricciones o divisiones sociales.
 Gobierno de Mitre (1862-1868) y Sarmiento (1868-1874): a partir de aquí, todo se fue de mal en peor.
Se comienza a ver las realidades que deben vivir en parte gracias a todo el tema de la frontera, la
inmigración en masa, etc.

Biografía del autor


(Perdriel, San Martín, 1834 - Buenos Aires, 1886) fue un militar, periodista, poeta y político argentino,
especialmente conocido como el autor del Martín Fierro, obra máxima de la literatura gauchesca y un
destacado clásico de la literatura argentina.

Hoy en día se continúa especulando si realmente existió el gaucho Martín Fierro. Algunos afirman de la
existencia de ciertos documentos en la actual ciudad de Maipú e incluso de la entonces llamada Lobería
Grande (actual ciudad de Mar del Plata), lugar en donde los Hernández llegaron a poseer una estancia y donde
el autor pasó gran parte de su niñez y juventud. Se supone que allí vivió un gaucho "matrero" (rebelde) con
ese nombre y ese apellido (bastante comunes). Por otro lado, muchos críticos literarios e historiadores
simplemente toman al personaje del poema como un sujeto ideal y revolucionario de los gauchos hasta los
años 1880.

Datos en función de la novela

Estando proscripto por Sarmiento y escondido en el Gran Hotel Argentino —prácticamente frente a la Casa
de Gobierno, en Buenos Aires— Hernández comenzó a escribir algunos poemas de amor.

Sin interrumpir su trabajo, escribió a continuación los siete cantos y medio que aún perduran de la primera
edición de El Gaucho Martín Fierro. El 28 de noviembre de 1872, el diario La República inició la publicación
por entregas del poema de Hernández, que se completó al poco tiempo.

La obra comenzó inmediatamente a venderse en las zonas rurales. Era leída en grupo, en fogones o pulperías,
y su gran éxito se debió a que pintaba con veracidad las vicisitudes del gaucho y los paisanos se reconocían
en la desgracia del protagonista.

Podría decirse que la primera parte puede leerse como un alegato contra los abusos de la presidencia de
Domingo Faustino Sarmiento.

En 1879, cuando el libro ya había sido reeditado gran cantidad de veces, se publicó la continuación de la obra,
llamada La vuelta de Martín Fierro, en una edición ilustrada por Carlos Clérice. Ambas partes conforman el
Martín Fierro, extenso poema nativo.
El gran mérito de José Hernández fue el de llevar a la literatura la vida de un gaucho contándola en primera
persona, con sus propias palabras e imbuido de su espíritu. En el gaucho, Hernández descubrió la encarnación
del coraje y la integridad inherentes a una vida independiente. Esta figura era, según él, el verdadero
representante del carácter argentino.

Lo que el autor no había conseguido con su actividad política lo obtuvo por medio de la literatura. A través de
la poesía consiguió un gran eco para sus propuestas, y el Martín Fierro fue su más valiosa contribución a la
causa de los gauchos.

En resumen, se puede decir que la segunda parte, realizada siete años más tarde que la primera, la dureza se
rebaja y deja lugar a un cuadro más matizado y complejo del mundo rural.

Conclusión
Lo que más llama la atención de esta obra, es la forma en la que está escrita: en verso. Realmente hay que
tener paciencia para este tipo de lectura. En un comienzo puede resultar un poco denso, o en mi caso, un
tanto aburrido (pero que quede claro que solo por el hecho de que no comprendía que estaba sucediendo).
Una vez que capté la onda de la narración uno no puede parar. Es increíble la cantidad de cosas que el autor
puede hacernos sentir con tan pocas palabras.

En parte, sentía un poco de rechazo a seguir leyendo por los “errores de ortografía”. Creo que no me expreso
bien, no es que tenga errores gramaticales, sino que está escrito en “lenguaje gauchesco”, por así decirlo.
Aunque, una vez que me introduje en este mundo, solo quería seguir leyendo y leyendo (agradezco el glosario
que incluía al final, que me sirvió para comprender algunos términos muy específicos).

La primera impresión que tuve de todos los personajes fue muy buena. Todos me resultaron muy divertidos
al imaginármelos contando sus vivencias cantando. Sentía que la historia cobraba vida y todo el lugar se
llenaba de alegrías a pesar de que la mayor parte de las cosas que sucedían no fueran tan buenas. En fin, es
lo que me transmitió el autor con sus palabras.

Siempre fui un poco prejuicioso antes de leer este poema-novela, porque sinceramente no me animaba a
darle una oportunidad. Supongo que si yo llegué a animarme, cualquiera puede. ¿Cómo definiría esta novela
ahora? Como una obra clásica de la literatura argentina que no iba a dejar pasar. A través de estas páginas
encontramos reflejado todos los aspectos de la vida gauchesca, junto con una crítica muy ardua a la política
en ese entonces y a las inaceptables condiciones que debían soportar los gauchos. Martín Fierro es el
individualismo en persona, y va a tomar todas las medidas necesarias para cambiar su realidad y colaborar
con los de su clase para que tengan los derechos que se merecen.

Un relato de una víctima de la soledad y persecuciones abusivas e irrazonables. Repleto tanto de acción como
tristezas. Sumado a todo esto, siento que lo mejor de este libro es que Fierro no es un simple personaje
ficticio, y esta historia tampoco. Vamos viviendo las realidades que debía afrontar cualquier persona en esa
época y es muy impactante darse cuenta que no está para nada lejos de la realidad de hace muchos años.