Está en la página 1de 3

NUEVA LEY UNIVERSITARIA Nº 30220 Y LOS CAMBIOS

IMPORTANTES
Entre los principales cambios de la nueva Ley Universitaria están:

1. SUPERINTENDENCIA REEMPLAZANDO A LA ANR Y CONAFU

La SUNEDU será el órgano operador del sistema educativo universitario, aunque, como
ha sido criticada en todo este tiempo, estará adscrita al Ministerio de Educación.
Anteriormente la ANR era un ente autónomo y quizá la oposición toma este referente
para criticar la Ley y amenazar que presentarán una acción de inconstitucionalidad.
Siete serán los integrantes del consejo directivo, de los cuales cinco serán elegidos por
concurso público nacional, mientras que uno representará al Ministerio de Educación y
otro al CONCYTEC. El Ministerio de Educación será encargado de convocar el concurso
público para la elección de los otros cinco integrantes del consejo. Sin embargo, de estos
cinco, dos provendrán de las universidades nacionales y uno de las privadas.
En tanto, el Consejo Nacional de la Educación (CNE) será la institución que evalúe a estos
candidatos, incluidos a los dos puestos restantes. Para el autor de la Ley, el congresista
Daniel Mora, la Superintendencia tendrá autonomía administrativa y presupuestal y solo
se encontrará en la condición de adscrita al Ministerio de Educación.

2. SE ELIMINA BACHILLERATO AUTOMÁTICO

Una de las grandes modificaciones del dictamen son los nuevos requisitos para la
obtención del grado de bachiller. Es así que los estudiantes de pregrado que culminen
satisfactoriamente sus
cursos y créditos ya no
podrán tener el grado con
un solo trámite
administrativo. Los actuales
estudiantes seguirán el
régimen vigente y
obtendrán su diplomado de
acuerdo a sus
procedimientos actuales.
De acuerdo a la norma, para
la obtención del bachillerato
se deberá presentar un trabajo, el cual no es conceptuado como tesis; adicionalmente,
los estudiantes que se encuentren para egresar, deben demostrar que manejan un
idioma adicional al propio.

3. TITULACIÓN PROFESIONAL

Para la obtención del título profesional, se realizan modificaciones sustantivas y se


regresa a la etapa anterior a la Ley 23733. En este caso será obligatorio presentar una
tesis o un trabajo de investigación, el cual deberá cumplir con los procedimientos
administrativos que establece la Ley. Con la finalidad de dar otras alternativas, la Ley
prevé como alternativa a la tesis, un trabajo de suficiencia profesional u otra modalidad
que la universidad establezca como lo son en la actualidad los cursos de actualización
profesional.
Durante los últimos años, varias universidades privadas, ofertaron carreras para formar
a los estudiantes y estos después de culminar su carga académica, se titulaban en otras.
Este aspecto terminará con la vigencia de la nueva Ley, considerando que ya no podrán
titularse en universidad distinta a la que se formaron.

4. CALIDAD CON LA ACREDITACIÓN

Son pocas las especialidades acreditadas en el país. Acreditarse en otras latitudes tiene
una connotación para la calidad. En este caso hubo un cambio en relación a la
acreditación obligatoria y se acordó que sea voluntaria. Inicialmente, se detallaba que
el SINEACE se encargaría de este proceso, pudiendo solo las universidades acreditadas
por esta institución entregar títulos a nombre de la Nación.
Tan solo algunas carreras tendrán la acreditación obligatoria como requisito, pero las
otras recibirán beneficios tributarios en la reinversión si es que obtienen esta
certificación.

5. ESTUDIANTES ETERNOS:
En adelante, los alumnos que desaprueben tres veces el mismo curso serán separados
de la universidad. Además todo estudiante deberá matricularse en al menos doce
créditos para mantener la condición de estudiante regular con los beneficios que
implica.
Cabe recordar que inicialmente el proyecto establecía un límite de dos años adicionales
para acabar la carrera. Sin embargo en pasados debates se eliminó este artículo.

6. ELECCIÓN UNIVERSAL

La Nueva Ley Universitaria especifica que las autoridades universitarias de las


universidades públicas se someterán a elecciones universales, en cambio las privadas
no, se regirán en sus propios estatutos; es decir, la Ley es más flexible para las
universidades privadas. En universidades públicas, el rector y los dos vicerrectores,
serán elegidos por votación universal y deberán presentarse en lista única, debiendo
obtener más del 50 % de los votos ponderados de los estudiantes y docentes.

7. IDIOMA EXTRANJERO OBLIGATORIO

Un aspecto que ya se venía discutiendo desde hace buen tiempo es que los egresados
para la obtención del bachiller deberán acreditar (presentar certificados de estudio) a
la universidad pública o privada donde concluyeron sus estudios de pregrado, el
dominio de idioma nativo o extranjero de preferencia inglés.

8. TITULACIÓN EN LA MISMA UNIVERSIDAD

Con la Ley 23733, los estudiantes que concluían sus estudios de pregrado en una
universidad pública o privada podían elegir cualquier universidad del país para poder
obtener su título profesional; con la Nueva Ley Universitaria, los bachilleres solo podrán
obtener su grado de licenciatura en la universidad donde concluyeron sus estudios de
pre grado.

9. CATEDRÁTICOS A DEDICACIÓN COMPLETA

La nueva Ley, eleva de 15% a 25% el número de profesores a tiempo completo con el fin
de mejorar la investigación científica, la producción editorial y la realización de asesorías
a alumnos Los catedráticos que realicen investigaciones deberán ser remunerados en
50% más, respecto a sus ingresos totales.

10. VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN

La Nueva Ley dispone la eliminación del vicerrectorado administrativo para reemplazar


en su lugar con el vicerrectorado de investigación, esto para darle mayor impulso a la
investigación. La norma también determina la creación de la “gerencia administrativa y
profesional” para que cumpla las funciones del vicerrector administrativo.