Está en la página 1de 3

El cigarro

El cigarrillo (también llamado cigarro) es uno de los formatos más populares para el consumo de tabaco. Un
cigarrillo es una planta seca normalmente de tabaco picado envuelto por una hoja delgada de papel en forma
de cilindro. Comúnmente presenta integrado un filtro para reducir los daños a la salud.
Fue definido ya por Bartolomé de las Casas en su Historia de las Indias como «ciertas hojas secas envueltas
en otras hojas, también secas, parecidas a los petardos... Se encienden por un extremo y se chupan por el
otro... para introducir en los pulmones ese humo con el que adormecen el cuerpo y así se embriagan». Fue
condenado por Jacobo I de Inglaterra por ser «repulsivo para el olfato, desagradable para la vista, peligroso
para el cerebro y nocivo para los pulmones».

El hábito de fumar tabaco se considera un uso legal de la droga conocida como nicotina, con fines recreativos.
Aproximadamente, el 80% de los fumadores viven en países de ingresos bajos o medios. 2 También se ha
considerado una afición masculina a lo largo de la historia. Existe evidencia científica que confirma que los
hombres con altos niveles de testosterona son más propensos a fumar tabaco.3
El consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte, enfermedad y empobrecimiento en el
mundo,24 tanto por el consumo voluntario o por respirar el humo de forma pasiva.

Que hay en un cigarrillo?

Se estima que el 50% del cigarrillo está compuesto por hojas de tabaco, el 30% por tabaco reconstituido y el
20% por tabaco expandido con dióxido de carbono.
Las hojas de tabaco contienen NICOTINA. La nicotina se absorbe rápidamente y llega al cerebro en unos 10
segundos lo cual explica su alto poder adictivo. Un cigarrillo promedio tiene 1gramo de nicotina. Estudios
recientes muestran que la nicotina que consume un fumador promedio, tanto de cigarrillos comunes como de
cigarrillos light, aumentó en un 10% en los últimos seis años haciendo que sea más difícil dejar de fumar y más
fácil hacerse adicto.
El tabaco reconstituido está formado por una mezcla de tallos molidos, polvillo de tabaco y tabaco recuperado
a la que se le agregan aditivos.

Los aditivos son fundamentales en la elaboración de un cigarrillo y tienen dos funciones:

1- Manipular el contenido de nicotina (por ejemplo agregando amoniaco, sustancia que aumenta la liberación
de la nicotina)
2- Suavizar la aspereza del tabaco (por ejemplo agregando azúcar, chocolate, miel, regaliz, mentol, etc.).
La lista completa de aditivos no se encuentra disponible. Se estima que son más de 600. Al fumar un cigarrillo,
se genera un proceso de combustión incompleta con temperaturas que llegan a los 1000 ºC, y que transforman
los componentes originales de la planta.
Durante la Conferencia de las Partes (COP4) del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS
realizada en 2010, los funcionarios de salud pública de los países participantes aprobaron las directrices
parciales sobre regulación de productos de tabaco específicamente de ingredientes que aumentan la atracción
y estimulan el inicio en el tabaquismo por los jóvenes. Estas directrices recomiendan la prohibición o restricción
del uso de ingredientes saborizantes, aromatizantes y colorantes, así como la prohibición de los ingredientes
estimulantes o energizantes y aquellos que incorporan efectos "saludables" como vitaminas en los productos
de tabaco haciendo que los cigarrillos sean más atractivos para los nuevos fumadores.
El humo visible representa sólo el 5-8% de lo que se produce al fumar un cigarrillo. El resto está compuesto de
gases invisibles, entre los que se incluye el gas cianhídrico, un gas venenoso que reduce la capacidad del
organismo para transportar oxígeno y el monóxido de carbono (CO) un gas muy tóxico que constituye del 3 al
6% del humo inhalado.

El CO interfiere en el transporte del oxígeno. Al fumar, todos los órganos reciben menos oxígeno.

El alquitrán es un residuo negro y pegajoso que contiene miles de sustancias químicas que se desprenden en
el humo del cigarrillo, sus restos quedan depositados en el pulmón obstruyendo los bronquios y afectando la
respiración.
Los filtros, hechos de acetato de celulosa, retienen parte del alquitrán y del humo antes de que éstos lleguen a
los pulmones del fumador. También enfrían el humo y lo hacen más fácilmente inhalable. Los filtros no son
degradables y son la principal causa de basura en el mundo. Un estudio realizado por la Universidad de San
Luis muestra que los filtros tienen altas concentraciones de cadmio, un metal tóxico para la salud.

Componentes
Luego de realizar pruebas de laboratorio, se encontró que el cigarro contiene alrededor de 4.000 sustancias
químicas, de las cuales 200 son venenosas y 40 de ellas, cancerígenas.
Entre los componentes del cigarro tenemos:

o Acetona: Ingrediente principal en la pintura y removedor de esmalte de uñas.


o Ácido acético: Tinte y revelador del pelo.
o Ácido esteárico: Cera de vela.
o Amoníaco: Limpiador típico de la casa.
o Arsénico: Usado en veneno de rata.
o Amoniaco: Componente de los productos de limpieza.
o Alquitrán: Sustancia oscura y pegajosa que se encarga de llevar la nicotina y demás productos químicos del
tabaco hasta nuestros pulmones.
o Benceno: Cemento de goma.
o Butano: Combustible para las estufas portátiles.
o Cadmio: Encontrado en baterías y pintura de aceite.
o Cianuro de hidrógeno: Veneno en compartimientos de gas.
o Cloruro de vinilo: Ingrediente encontrado en bolsos de la basura.
o Estireno: Encontrado en material de aislamiento.
o Fenol: Usado en desinfectantes y plásticos.
o Formaldehído: Usado para embalsamar.
o Hexamine: Usado como ingrediente de combustión en las barbacoas.
o Hidracina: Usada en combustibles de "jet" y cohetes.
o Nicotina: Es sólo una más de las sustancias peligrosas de los cigarrillos. Pero además es la responsable de
que el tabaco sea tan adictivo.
o Metano: Gas utilizado como combustible.
o Metanol: Combustible para cohetes.
o Monóxido de carbono: Veneno, presente en el humo de escape de los coches.
o Napthalenes: Usado en explosivos, bolas de la polilla, y pigmentos de la pintura.
o Nicotina: Droga de adictiva e insecticida.
o Níquel: Usado en el proceso del electro chapado.
o Polonium: Dosificación de la radiación, igual a 300 radiografías de pecho en un año.
o Toluene: Solvente industrial y pegamento.

Preparación de un plan para dejar de fumar

Una de las claves para dejar de fumar definitivamente es la preparación. Una excelente manera de prepararse
es desarrollar un plan para dejar de fumar. Los planes para dejar de fumar:

 Combinan estrategias para mantenerlo enfocado, confiado y motivado para dejar de fumar
 Ayudan a identificar los desafíos que enfrentará y las formas de superarlos
 Pueden mejorar las probabilidades de que deje de fumar definitivamente

Los siguientes pasos le ayudarán a crear su propio plan personalizado. A medida que avanza por estos pasos,
tenga un registro de su plan siempre disponible.
Escoja una fecha para dejar de fumar
Cuando se trata de elegir una fecha, antes es mejor que después. Muchos fumadores eligen una fecha dentro
de un plazo de dos semanas para dejar de fumar. Eso le dará suficiente tiempo para prepararse. Piense
detenidamente en la fecha. Evite escoger un día en el que sabe que estará ocupado, estresado o tentado a
fumar (por ejemplo, una noche de salida con amigos, días en los que puede fumar en el trabajo).

Siguiente paso: Marque la fecha en su calendario. Escríbala en algún lugar donde la vea todos los días. Eso
le recordará su decisión de dejar de fumar y le dará tiempo para prepararse.
Dígales a sus seres queridos que va a dejar de fumar
Dejar de fumar es más fácil con el apoyo de las personas importantes en su vida. Dígales con anticipación la
fecha en la que planea dejar de fumar. Explíqueles cómo pueden ayudarle. Todos necesitamos cosas distintas,
así que asegúrese de que su familia y sus amigos sepan exactamente cómo pueden ayudar.

Siguiente paso: El apoyo es una de las claves para lograr dejar el tabaquismo. Sin embargo, puede ser difícil
pedir ayuda, incluso de las personas más cercanas a usted. Revise las recomendaciones para asegurarse de
recibir la ayuda que necesita.
Elimine los recordatorios del cigarrillo
Librarse de las cosas que le recuerdan al cigarrillo puede ayudarle a mantenerse firme mientras deja de fumar.
Algunas de estas cosas pueden ser cigarrillos, fósforos, ceniceros y encendedores. También puede ser útil que
todo en su trabajo, su carro y su casa esté limpio y fresco. Hasta el olor del cigarrillo puede provocar antojos de
fumar.

Siguiente paso: Deshágase de todos sus cigarrillos y fósforos. Regale o tire sus encendedores y ceniceros.
No guarde una cajetilla de cigarrillos “por si acaso tiene dudas”.
Identifique sus motivos para dejar de fumar
Cada persona tiene sus propios motivos para dejar de fumar. Tal vez sea para estar más sano, ahorrar algo de
dinero o cuidar a su familia. Cuando se prepare para dejar de fumar, piense en sus propios motivos para dejar
de fumar. Recuérdeselos todos los días. Pueden ser una inspiración para dejar de fumar definitivamente.

Siguiente paso: Prepare una lista de todos los motivos por los que quiere dejar de fumar. Consérvela en un
lugar donde pueda verla todos los días. Cada vez que sienta ansias de fumar, revise su lista. Eso lo mantendrá
motivado para seguir sin fumar. ¿Le cuesta pensar en motivos para dejar de fumar? Complete nuestra Lista de
motivos para dejar de fumar, y descubra su motivación para lograrlo.
Identifique sus desencadenantes
El fumar se vincula con muchas partes de la vida del fumador. Ciertas actividades, sentimientos y personas se
vinculan con el hábito de fumar. Cuando usted se encuentra con estas cosas, pueden “desencadenar” o
despertar su necesidad de fumar. Trate de anticipar estos desencadenantes y desarrollar formas de lidiar con
ellos.

Siguiente paso: Prepare una lista de todo lo que le causa deseos de fumar. Ahora escriba una manera de
manejar o evitar cada elemento de su lista. Mantenga la lista cerca mientras deja de fumar. ¿Se le dificulta
preparar la lista? Encuentre ejemplos de formas de lidiar con los desencadenantes en nuestra página sobre
antojos. Identifique sus desencadenantes y reciba recomendaciones para lidiar con ellos completando nuestra
Lista de verificación de desencadenantes.