Está en la página 1de 20

DERECHO

INFORME LEGAL
POSTURA: DEMANDADOS
CHANINCHASQA ASOCIADOS S.A.C.
COMPETENCIA INTERNA DE DEBATE & ARGUMENTACION

- Maria Angela Nalvarte Lozada


- Naghira Delgado Barreda
- Jorge Sanchez Malaga
- Joseé Miguel Munñ oz Pinto
- Walter Valcaé rcel Diana

1
VIII SEMESTRE
2014

“Los alumnos declaran haber realizado el presente trabajo de acuerdo a las normas de la
Universidad Catoé lica San Pablo”

_________________ _________________ ____________ ________________ _______________


FIRMA FIRMA FIRMA FIRMA FIRMA
CONTENIDO

I. ANTECEDENTES..........................................................................................................................3
1. DE LA UBICACIÓN:..................................................................................................................3
2. HECHOS..................................................................................................................................3
2.1. HECHOS PRECEDENTES...................................................................................................3
2.2. HECHOS CONCOMITANTES.............................................................................................5
2.3. HECHOS POSTERIORES....................................................................................................7
II. ANALISIS JURIDICO SEGÚN POSIBLES DENUNCIADOS:...............................................................8
1. GOBIERNO DE KEPESH............................................................................................................8
2. EMPRESA CONCESIONARIA R & R S.A.C. por no haber cumplido con lo señalado en la ley
Nro. 25677, en su calidad de consesionaria...................................................................................8
3. EMPRESA AEREA NACIONAL “AIRES DE KEPESH” por haber variado el horario del vuelo de
las 7.00 Hrs.....................................................................................................................................9
3.1. Conforme a lo establecido en los hechos, se pretende denunciar a la empresa Aires de
Kepesh por haber variado el vuelo de 20 pasajeros, al respecto debemos considerar que:..........9
4. RAFAEL SAN MARTI NORIEGA – MINISTRO DEL INTERIOR & DEFENSA.................................10
5. GENERAL RIVAS BALAREZO:..................................................................................................14
6. MILITANTE TERRORISTA MIRIAM ICAZA RAMOS.................................................................16
III. CONCLUSIONES:...................................................................................................................17
DE : CHANINCHASQA ASOCIADOS S.A.C.
PARA : Facultad de Derecho Universidad Catoé lica San Pablo.

FECHA : 21.10.2014

ASUNTO : CONSULTA CASO KEPESH – DENUNCIADOS

I. ANTECEDENTES

1. DE LA UBICACIÓN:
PAÍS: REPÚBLICA DE KHEPESH

 Orientacioé n :Estado social, democraé tico y de Derecho


 Ubicacioé n : noreste del continente Anglo-Zulu
 Poblacioé n :9,500 millones de habitantes
 Principal fuente de riquezas :industria minera y petrolíéfera
 Riqueza cultural e histoé rica : Cultura Pucmay

2. HECHOS

2.1. HECHOS PRECEDENTES


2.1.1.Con fecha 3 de octubre del anñ o 2013, los líéderes de los 14 paíéses miembros del
continente Anglo-zulu acuerdan llevar a cabo la I CUMBRE CONTINENTAL:
“Nuevos paradigmas de desarrollo econoé mico y demograé fico” entre los díéas 05 y
08 de Mayo del anñ o 2014, a realizarse en la “Ciudad Imperial”, capital Khepesh,
donde discutiríéan importantes cambios que afectaríéa al resto del orbe.

2.1.2.Por motivos de la realizacioé n de la cumbre, el gobierno de Kepesh toma medidas


de orden políético y juríédico a fin de evitar todo tipo de contratiempo que
perturbe o ponga en peligro la oé ptima realizacioé n de la cumbre, dado la
relevancia que la cumbre implicaríéa para terminar por consolidar el desarrollo y
presencia de Khepesh.

2.1.3.Con la finalidad de mejorar la infraestructura de la ciudad capital, el Poder


Ejecutivo del paíés permite la inversioé n privada con el objeto de acelerar los
proyectos de obras pué blicas, por lo que lleva a cabo un proceso de Licitacioé n el
23 de Octubre de 2013, para concesionar los 3 aeropuertos de Khepesh.

2.1.4.Como resultado del proceso de licitacioé n, se establece como ganadora la Empresa


Canadiense “R&R S.A.C”, a quien se le concesionan los aeropuertos ubicados en
Ciudad Imperial (Aeropuerto internacional “Costa dorada” & Aeropuerto
internacional “Ciudad Imperial”) y el aeropuerto Ubicado en Sacropolis
(Aeropuerto de “ciudad Sagrada”); con la funcioé n de implementar y finalizar su
construccioé n.

2.1.5.Asimismo, el Congreso Constitucional de Khepesh promulga la ley N° 25677 “Ley


de seguridad y defensa de traé fico aeé reo” que entra en vigencia el 1 de Noviembre
de 2013 con el propoé sito de procurar mayor seguridad al momento del ingreso
de turistas nacionales e internacionales que acudiríéan para presenciar el
desarrollo de la cumbre continental.

2.1.6. Cabe resaltar que los artíéculos 30 & 33 de la Ley N° 25677 hacen referencia a las
obligaciones de las empresas concesionarias en materia aeroportuaria y
decisiones de seguridad y traé fico aeé reo, respectivamente.

2.1.7.Como medidas adicionales el gobierno de Kepesh declara feriados los díéas del
evento, ademaé s establece que el evento se llevara a cabo en los Palacios
Megalíéticos, ubicados a la zona este del complejo arqueoloé gico de “ruinas de
Khepesh”; y adicionalmente habilitaríéa el resto de sus instalaciones al pué blico
para generar ingresos por actividades turíésticas.

2.1.8.Cabe mencionar que estas ruinas son el principal centro turíéstico del paíés, por lo
que la disposicioé n, no fue bien recibida por ciertos sectores del paíés bajo el
argumento de que todo el movimiento que experimentaríéan las ruinas podríéan
causar graves danñ os.

DEL DESARROLLO DE LA CUMBRE


2.1.9. Con fecha 05 de mayo de 2014, siendo las 8.30 horas se inagura el evento con el
discurso del presidente Khepesh, Pablo CantuariasUgarteche; ante la presencia
de 14 presidentes de las naciones del continente Anglo-zulu y los principales
diplomaé ticos de Estado.
2.1.10. Asimismo cabe indicar que contrataron 1200 personas para los servicios de
seguridad, vigilancia, logíéstica, alimentacioé n; mismas que se ubicaríéan en la zona
de los palacios megalíéticos donde se desarrollaríéan los debates.

2.2. HECHOS CONCOMITANTES

2.2.1.Siendo las 10.30 horas, el General de la V Zona Aeronaé utica, Marco Santiago Rivas
Balarezo, recibioé un mensaje de la torre de control del aeropuerto internacional
de “Ciudad Imperial”, mediante el cual le informan que el avioé n del vuelo Nº
2515, operado por la empresa nacional “Aires de Khepesh” procedente de
“Sacropolis” ha variado su trayectoria dirigieé ndose directamente a la zona de la
cumbre, temiendo que el desvíéo tenga por finalidad impactar el edificio donde se
encontraban reunidos los líéderes de las naciones. Con una previsioé n de impacto
de 1 hora maé ximo.

2.2.2.Inmediatamente el General Rivas Balarezo se comunicoé con el Ministro del


Interior y defensa Rafael San Martíén Noriega, quien como primera medida
ordenoé que se abra comunicacioé n con la cabina de control del vuelo a fin de
confirmar cual era la causa por la que este habíéa variado su trayectoria.

2.2.3.A fin de lograr la comunicacioé n, establece comunicaciones con el gerente general


de la empresa “Aires de Khepesh” Carlos Zambrano Maé laga, por medio de quieé n
logra entrar en comunicacioé n con la cabina de control del mencionado vuelvo, la
cual estaba comandada por el Capitaé n Antonio Chaé vez Valdez y el Copiloto Julio
Alvaé n Salas; quien informoé que el avioé n secuestrado por 3 pasajeros miembros
activos grupo terrorista Setiembre negro; Diego Portilla Prado (LIDER), Edson
Gutieé rrez Contreras y Miriam Icaza Ramos, los cuales habíéan logrado evadir los
sistemas de seguridad y reducir a los pasajeros y pilotos con armas de fuego.

2.2.4.A continuacioé n Diego Portilla Prado informa que la decisioé n estaba tomada y que
este ataque serviríéa como ejemplo al mundo de que el reé gimen “imperialista” que
domina el continente “Anglo-zulu” estaba con las horas contadas y
posteriormente corta la comunicacioé n.

2.2.5.Cabe mencionar que durante las comunicaciones con la cabina de control del
mencionado vuelvo,los mensajes no se transmitíéan con toda claridad ya que el
sistema de comunicacioé n habíéa sido alterado y sufríéa un desperfecto.
2.2.6.Tras la comunicacioé n, el Ministro trata de negociar con las fuerzas terroristas
pero no logra nada, y siendo que ya solo faltaban 30 minutos para el impacto,
tiempo que resultaba insuficiente para evacuar a la cantidad de personas en la
cumbre y alrededores.

2.2.7.Asimismo, conforme al ué ltimo informe proveíédo por la central del aeropuerto


“Ciudad Imperial” reportaba que en el avioé n secuestrado habíéan 40 personas.

2.2.8.Siendo las 11.00 horas, el Ministro ordena al general Rivas a desplegar dos
morteros lanza misiles y ubicarlos a 600 metros de la puerta principal de la
entrada al circuito turíéstico de “ruinas de Khepesh” con el objetivo ulterior de
derribar el avioé n del vuelo Nº 2515.

2.2.9.Ante la afirmacioé n del Ministro del interior quien sosteníéa que si no se tomaba
esa medida las consecuencias iban a ser catastroé ficas, toda vez que el avioé n se iba
a estrellar directamente contra el edificio donde se desarrollaba la cumbre
continental, donde habíéa maé s de 1000 personas reunidas, sin contar el
irremediable danñ o que este ataque ocasionaríéa en las preciadas ruinas.

2.2.10. Siendo las 11.20 horas volvioé a abrirsela comunicacioé n entre la cabina de
control del avioé n y la sala de mensajes de la V zona aeronaé utica, donde a
consecuencia de los desperfectos en la comunicacioé n ué nicamente se escucha la
voz de Diego Portilla que decíéa “no…se acaboé …no maé s” cortaé ndose nuevamente
la comunicacioé n sin poder reanudarse.

2.2.11. Siendo que el Ministro de interior no decodifico el mensaje procedioé a dar la


orden de ataque por lo que a las 11.25 horas el avioé n es derribado cayendo a 2
Km de la zona turíéstica de Khepesh y quedando como ué nica sobreviviente Miriam
Icaza Ramos.

2.3. HECHOS POSTERIORES

2.3.1.Una vez realizadas las investigaciones, se logroé descubrir que los terroristas
habíéan burlado los sistemas de seguridad y deteccioé n de metales del aeropuerto
de “Sacropolis”, puesto que la empresa concesionaríéa R&R S.A.C, no habíéa
terminado de instalar los mismos, desperfecto que solo se encontraba en la
puerta que conectaba al vuelo Nº 2515 y segué n los representantes de la
concesionaria, esto habíéa ocurrido, ya que producto de la cumbre continental se
dio preferencia a la construccioé n e implementacioé n de los aeropuertos
internacionales ubicados en la capital.

2.3.2.De igual forma, se pudo tomar conocimiento que la delegacioé n escolar que
viajaba en el vuelo Nº 2515, inicialmente estaba destinada a abordar el vuelo Nº
2510, el cual debíéa despegar a las 7.00 de la manñ ana del díéa 05 de mayo; sin
embargo por falta de mantenimiento del avioé n que realizaríéa el vuelo Nº 2510, la
empresa nacional “Aires de Khepesh” informoé al encargado de la delegacioé n
escolar, pidiendo las respectivas disculpas por ese acontecimiento y senñ alando
que su vuelo habíéa sido reasignado de nave, al vuelo Nº 2515, donde los ninñ os
podríéan viajar de manera maé s confortable, hecho que fue aceptado por el
profesora encargada Diana Díéaz Santos.

2.3.3.De los registros encontrados en la caja negra del avioé n siniestrado y de las
declaraciones dadas por la ué nica sobreviviente Miriam Icaza Ramos, se tomoé
conocimiento que las armas que traíéan los secuestradores se encontraban sin
municiones, quienes al verse descubiertos por los pilotos habíéan mandado el
mensaje a la cabina de control de la V zona aeronaé utica, donde senñ alaban que se
desistíéan del ataque y que el avioé n ya no se acercaríéa maé s a la zona de las ruinas.

II. ANALISIS JURIDICO SEGÚN POSIBLES DENUNCIADOS:

1. GOBIERNO DE KEPESH
1.1. Ante el supuesto caso que se considere al gobierno de Kepesh como un ente capaz
de ser sujeto pasivo de una accioé n penal y por lo tanto atribuirle responsabilidad
sobre los hechos producidos el díéa 05 de mayo de 2014.
1.2. Parte de la doctrina penal aceptada y practicada en nuestro ordenamiento
juríédico y por defecto aplicada ante los hechos producidos en el paíés de Kepesh se
entiende al delito como una figura que reué ne las caracteríésticas de de conducta,
tíépica, antijuríédica y culpable. Siendo asíé que:
1.2.1.Conducta: o accioé n humano es el despliegue de actividades que realiza un
cambio del mundo fíésico, propio del actuar del ser humano.
1.2.2. Siguiendo la teoríéa de imputacioé n, al ya no configurarse un supuesto de
conducta no tendríéa lugar analizar los demaé s elementos propios del delito.
1.3. Por lo anterior, el Gobierno de Kepesh no puede ser objeto de reproche penal al
no reunir las caracteríésticas antes expuestas, y en caso de considerarlo sujeto
pasivo se incurriríéa en un error demostrando impericia y poca experiencia de la
parte demandante.

2. EMPRESA CONCESIONARIA R & R S.A.C. por no haber cumplido con lo señalado


en la ley Nro. 25677, en su calidad de consesionaria
2.1. Artículo 40 inciso C). de la ley de contrataciones con el estado, aprobada mediante
decreto legislativo N° 1017. Mediante el presente, se ve que el concesionario del
aeropuerto, incumple las clausulas contractuales estipuladas entre el estado y este,
entiendo la falta de implementación en la puerta del aeropuerto de la ciudad como no
terminada por el concesionario por la cual los terroristas pudieron filtrarse y poder
cometer su atentado sin ninguna dificultad algunas.

2.2. Artículo 48. Al haberse dado un incumplimiento del contrato, la entidad verá cuales son
las sanciones que han de ser aplicadas al contratista por el antes dicho, por lo cual es
potestad de la misma poder ver si es que será una resolución del contrato o solo un atraso
por el cual se le cobrara una penalidad por dicho atraso del cumplimiento del contrato.
2.3. De acuerdo al artículo 165 de la ley antes dicha, el contratista puede incurrir en mora por
el incumplimiento o retraso de la entrega de la construcción del aeropuerto que debían
entregar, porque al no entregar el aeropuerto totalmente terminado y con todos sus
implementos como podrían haber aparecido en el requerimiento técnico de la
contratación se da por incumplido o como un retraso dicho contrato. Por el artículo 168,
el estado podrá resolver el contrato suscrito entre este y el contratista, cuando el
contratista incumpla injustificadamente la prestación a su cargo, lo cual sucede de
acuerdo a los hechos que se desprenden del caso, porque al haber dado una priorización
al aeropuerto principal, de esto no se deprende que se deba de dar un menor cuidado a
las otras prestaciones a cargo de la concesionario que debe construir dichos aeropuertos.

2.4. Por lo antes citado, el concesionario solo tendría una responsabilidad civil para con el
estado, por haber incumplido cláusulas contractuales que debió haber cumplido, mas no
penal, porque su incumplimiento no es una sanción tan radical y fuerte como para poder
ir a la cárcel por lo sucedido. El incumplimiento de no haber culminado con los
requerimientos del aeropuerto para su pronta utilización, sólo se limita a un
incumplimiento parcial del contrato, quedaron como potestad del estado si resolver o
acatar las sanciones que la ley le otorga hacía el incumplimiento o retraso del mismo.
3. EMPRESA AEREA NACIONAL “AIRES DE KEPESH” por haber variado el horario del
vuelo de las 7.00 Hrs.

3.1. Conforme a lo establecido en los hechos, se pretende denunciar a la empresa Aires de


Kepesh por haber variado el vuelo de 20 pasajeros, al respecto debemos considerar
que:
A) La delegacioé n escolar que viajaba en el vuelo Nº 2515, inicialmente estaba
destinada a abordar el vuelo Nº 2510, el cual debíéa despegar a las 7.00 de
la manñ ana del díéa 05 de mayo
B) Sin embargo, por falta de mantenimiento del avioé n que realizaríéa el vuelo
Nº 2510, la empresa nacional “Aires de Khepesh” informoé al encargado de
la delegacioé n escolar que su vuelo habíéa sido reasignado de nave, al vuelo
Nº 2515, donde los ninñ os podríéan viajar de manera maé s confortable, hecho
que fue aceptado por la profesora encargada Diana Díéaz Santos.
3.2. Conforme al ordenamiento juríédico aplicable en el paíés de Kepesh, dentro de la teoríéa
del delito, para que se configure el mismo necesitamos que exista una accioé n tíépica
juríédica y culpable; en el presente supuesto podemos ver que existe una manifiesta
falta de nexo causal que permita atribuir la accioé n de cambiar el vuelo Nro. 2510 por
el Nro. 2515, a la produccioé n del resultado tíépico que constituiríéa un delito, el cual
tendríéa como resultado muerte de los pasajeros.
3.3. Conforme a la teoríéa de la imputacioé n, la accioé n o conducta es causa de un resultado
cuando aquella crea un riego juríédicamente desaprobado o se materializa con la
produccioé n de esta ué ltima. En el caso de autos cuando la empresa cambia el vuelo no
crea ningué n riego juríédico, muy por el contrario lo hace con la intencioé n de darle
mayor comodidad a sus pasajeros.
3.4. En el mismo orden de ideas, debemos considerar que la empresa en cuestioé n no
podríéa haber previsto el hecho de que el vuelo Nº 2515 iba a ser secuestrado por un
grupo terrorista, nos encontramos en una imprevisibilidad del hecho.
3.5. Asimismo, debemos indicar que tampoco se encuentra presente el elemento subjetivo
por el cual la empresa Aires de Kepeshveríéa expresada su voluntad para la
configuracioé n del hecho, y ademaé s su conducta de reasignar el vuelo no conlleva al
resultado fortuito de la muerte de los pasajeros.
3.6. Es en atencioé n a los presentes argumentos que sostener la posibilidad de una
denuncia en contra de la EMPRESA AEREA NACIONAL “AIRES DE KEPESH” por haber
variado el horario del vuelo de las 7.00 Hrs., constituye un imposible juríédico al
existir una manifiesta falta de nexo causal.
4. RAFAEL SAN MARTI NORIEGA – MINISTRO DEL INTERIOR & DEFENSA
4.1 Conforme obra de los antecedentes, el ministro del interior fue quien dio la orden
de destruir la amenaza que representaba el avión, en tal sentido debemos revisar
si cumple con los requisitos de un delito para decidir si es imputable o no. Como
sabemos un delito es una conducta típica, antijurídica y culpable.
4.1.1 Al ser una persona natural su obrar es considerado conducta, esta
se subsume en el delito de homicidio (art. 106 C. Penal), debido a
que realiza todos los elementos objetivos y subjetivos del tipo
penal.
4.1.2 Del mismo modo, la antijuridicidad se presenta al ser su conducta
contraria a derecho y proscrita por el ordenamiento.
4.1.3 Pero al analizar el elemento de culpabilidad nos encontramos con
que esta decisión representa un estado de necesidad ex culpante:
contenida en el artículo 20 numeral 5 del CP:
4.1.4 Según Villavicencio, esta institución jurídica se presenta cuando
existe un conflicto entre bienes jurídicos equivalentes o cuando se
afecta uno de mayor valor; el sujeto está en un estado de
alteración motivacional que hace inexigible una conducta distinta
a la realizada que lesiona un bien jurídico, entendiéndose por
alteración, la situación en la que se colocó al ministro.

Haciendo referencia a la ejecutoria suprema del 9 de julio de 1995


del Exp. 557-559 podemos observar que “La lectura de un folleto
alusivo a la lucha armada bajo amenaza de muerte constituye una
causal de estado de necesidad exculpante” por lo que con mayor
razón la situación que vivía el ministro concurría dicho estado de
necesidad, pues si con la sola lectura de un folleto se da esta figura
con mucha mayor razón si se está amenazando la vida de millones
de personas.

4.1.5 Para el presente caso, el ministro ordena que derriben el avión,


configurando el ilícito de homicidio, si bien el derecho penal
sanciona este injusto, no se puede considerar al ministro (sujeto)
culpable. Si bien es cierto no se puede justificar esta conducta en
base al principio de ponderación de bienes, porque el derecho
protege por igual la vida de todas las personas, en tal sentido, no
se acepta una causa de justificación, en todo caso, lo que se trata
de apreciar es el sacrificio de uno de ellos para salvar al otro,
siendo esta la única vía adecuada. Todo esto dentro de los límites
de exigibilidad normales de la vida ordinaria y cotidiana.

4.2 Los requisitos para defender el presente estado de necesidad exculpante, son:
4.2.1 Situación de peligro: demanda la preexistencia de un bien
protegido por el derecho, en el presente caso es la vida, cuyos
titulares serian el ministro, los concurrentes a la cumbre y las
personas que se encontraban en el avión, siendo todas personas
naturales. De la situación se entiende que existe la posibilidad que
un bien jurídico propio o ajeno se vea lesionado. También existe
un nivel de intensidad respecto a que este es un peligro actual e
inminente debido a que existe la muy alta probabilidad o
seguridad en el daño al bien jurídico. La situación es real no existe
una mera suposición, el origen viene de una conducta o de un
hecho, para el presente caso es una conducta, secuestro y
atentado terrorista. Además es importante precisar que es vital
que del sujeto activo no haya provocado la situación de peligro,
cosa que no ocurre en el presente caso pues no dependía del
ministro el obrar de los terroristas.

4.2.2 Acción necesaria para defender el bien jurídico, la necesidad de


dañar otro bien jurídico es necesaria: Existe una inevitabilidad
respecto de la acción del ministro, es decir, que es insuperable de
otro modo. Es decir, existe la ausencia de otro medio menos lesivo
para reducir los alcances de la amenaza, ya que si los misiles no
eran lanzados, era obvio que el avión caería en la sede de la
cumbre y morirían tanto las personas asistentes a dicha reunión
como las que se encontraban en el avión.

4.2.3 Respecto del elemento subjetivo el ministro debe conocer la


situación de peligro y necesidad de actuar: Asimismo debe querer
actuar con la finalidad de defender el bien jurídico prevalente y así
actuó el, pues decidió salvar las vidas que se encontraban dentro
de la cumbre a perder las vidas de la cumbre y del avión.

4.3 En el presente caso, la calidad de sujeto activo recae sobre el ministro, quien ante
un peligro actual (los terroristas después de reducir a los pasajeros y a la
tripulación, amenazaron con estrellar el avión) E insuperable de otra forma (el
avión al encontrarse en pleno vuelo, en dirección y a media hora de colisión contra
la cumbre no podía ser detenido). Es así, que el ministro con su orden realiza la
conducta típica que sería destruir el avión, salvando otro bien jurídico (su vida y la
vida de los demás invitados y presentes en la cumbre).
Los sujetos pasivos del presente caso son los terroristas, la tripulación y los
pasajeros titulares del bien jurídico lesionado por el Ministro.
4.4 Habiendo ya analizado la normativa nacional, es también necesario tocar algunos
puntos de los convenios internacionales suscritos por el país.

4.4.1 Según el principio de legalidad aceptado y practicado por el Perú


encontramos que el empleo de la fuerza, por parte del personal
militar, se enmarca en la normatividad vigente. Durante el ejercicio
de la función militar, dicho personal sujeta su accionar y conducta
a lo previsto en la Constitución Política del Perú, en la legislación
nacional y en la presente Ley, en estricta observancia de los
Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, según
corresponda. Es necesario recalcar que para el accionar militar
deben concurrir los siguientes requisitos:
a) Necesidad: Situación que justifica el uso de la fuerza por personal militar, ante un acto
hostil o intento de cometerlo. Su finalidad es lograr neutralizar la amenaza.
- En el presente caso existe una amenaza pues los terroristas aseguraron que
estrellarían el avión en la sede de la cumbre, la cual albergaba a miles de personas.
b) Proporcionalidad: Es el uso de la fuerza, en cumplimiento de la misión encomendada, la
cual debe ser la necesaria en intensidad, duración y magnitud, para oponerse a un acto
hostil o intento de cometerlo.
- El hecho de lanzar los misiles era la única vía que tenían para repeler el ataque, ya que
usando cualquier otro medio hubiera sido imposible salvar la vida de las personas.
c) Inmediatez: Es la acción oportuna de empleo de la fuerza que se adopta ante una situación
de agresión de carácter inminente la misma que, de no ser ejecutada de
inmediato, podría ocasionar perjuicios vitales a aquellas fuerzas o personas que actúan
dentro de la legalidad.
- Esta característica fue de vital importancia en el caso concreto pues al tener solo 30
minutos para repeler el ataque se tenían que ejecutar todas las acciones en ese
momento pues de caso contrario no se podría repeler el ataque, siendo estas
circunstancias el ministro tomo la decisión de lanzar los misiles pues de haber
esperado un permiso o analizado mas el tema hubieran muerto miles de personas.
d) Obligatoriedad: Al asignarse órdenes para una misión orientada a la participación del
personal militar en acciones relacionadas con el orden interno, deben incluirse las Reglas
de Empleo de la Fuerza.
e) Razonabilidad: Principio a través del cual el personal militar debe diferenciar las diversas
situaciones de alteración del orden interno que pueden generar grupos hostiles, evaluando
la duración, magnitud, continuidad, riesgos y nivel de intensidad de los actos hostiles o
intentos de cometerlos.
4.5 Del mismo modo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en esta se
establece que:

“En situaciones en que la seguridad del Estado o de los ciudadanos se ve


amenazada por la violencia, el Estado tiene el derecho y la obligación de brindar
protección contra las amenazas y para ello puede utilizar la fuerza letal en ciertas
situaciones. Ello incluye, por ejemplo, el uso de la fuerza letal por funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley en los casos estrictamente inevitables para
protegerse o proteger a otras personas contra una amenaza inminente de muerte
o lesiones graves o mantener por otros medios la ley y el orden cuando sea
estrictamente necesario y proporcionado”1

Según este articulo el actuar del ministro fue totalmente correcto ya que el medio
de ataque que utilizo fue el único adecuada para salvaguardar la vida de las
personas que asistieron a la cumbre, siendo inminente el ataque era necesario
reaccionar de una forma proporcional.

4.6 Una interpretación de los artículos 8º y 44º de la Constitución permitiría que en


casos de especial gravedad y de forma restrictiva, las Fuerzas Armadas puedan
apoyar a la Policía Nacional en el mantenimiento del orden interno, pero
circunscribiendo esto única y exclusivamente para las siguientes situaciones: (i)
narcotráfico; (ii) terrorismo; y (iii) la protección de instalaciones estratégicas para
el funcionamiento del país, tales como puertos, aeropuertos, centrales
hidroeléctricas y de hidrocarburos, yacimientos petrolíferos o represas.

Para los casos de terrorismo, el fundamento constitucional para el accionar de las


Fuerzas Armadas radica en el artículo 44º de la Constitución al establecer como
deberes primordiales del Estado defender la soberanía nacional y proteger a la
población de las amenazas contra su seguridad.

Ya que son deberes esenciales del estado, la defensa de la soberanía nación y


proteger de las amenazas a la población era necesaria la medida tomada por el
ministro ya que de no haberse hecho, se hubiera permitido primero la muerte de
miles de personas, tanto las personas del avión como de las asistentes de la
cumbre, teniendo en cuenta que dichos asistentes no eran personas comunes y
corrientes sino ministros y jefes de estado de todos los países del contienen
“Anglo-zulu” porque lo que no se hubiera solo matado a estas personas si no que
se hubiera permitido que todo el continente entre en crisis. Y además se prefirió
salvaguardar la seguridad y soberanía nacional ya que si no se hubieran tomado
esta decisión se hubiera permitido que el país entre en crisis y miedo, pues los
terroristas hubieran demostrado que son capaces de cualquier cosa, con lo cual la
población en general hubiera sido muy afectada.

5. GENERAL RIVAS BALAREZO:


5.1 De los hechos, el general Rivas Balarezo fue el encargado de dar la orden de
disparar en contra del avioé n que se acercaba a fin colisionar contra las ruinas en el

1
Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Informe Sobre Terrorismo y
Derechos Humanos. Washington: OEA/Ser. L/11.116,2002, numeral 87
que se desarrollaba el evento, esto fue ordenado por el senñ or Ministro de defensa y
de Interior , Rafael San Martíén Noriega.
5.2 Es determinante para desarrollar el caso y calificar la conducta del senñ or Rivas
seguir con el anaé lisis de los niveles de imputacioé n, el general Balarezo al ser una
persona natural su obrar es considerado conducta, esta se subsume en el delito de
homicidio (art. 106 C. Penal), debido a que realiza todos los elementos objetivos y
subjetivos del tipo penal. Una vez concluido el anaé lisis de tipicidad evaluamos la
antijuridicidad de la conducta.
5.3 La antijuridicidad se refiere a que el obrar del imputado debe infringir al orden
normativo y no debe tener una causa de justificacioé n bajo la cual el injusto puede
excluirse o atenuarse; esta imagen se encuentra regulada por nuestro
ordenamiento bajo la causa denominada obediencia jerárquica (Art. 20 inciso 9 del
C. Penal)que reza:

Está exento de responsabilidad penal:


(…)
9. El que obra por orden obligatoria de autoridad competente
expedida en ejercicio de sus funciones.

Segué n Felipe Villavicencio, para que se configure el supuesto antes mencionado se


debe cumplir con las siguientes caracteríésticas:
5.4 El autor debe encontrarse en una relacioé n de superior a inferior, esto implica una
regulacioé n juríédica determinada que especifique tal condicioé n. Esta siendo propia
del derecho pué blico y del fuero militar.
Competencia del superior jeraé rquico, referido a las funciones
correspondientes al superior y abra que atender a lo que senñ ala la
respectiva regulacioé n legal.
5.5 En virtud de tal regulacioé n jeraé rquica el subordinado se encuentra obligado a
obrar, determinado a ciertos paraé metros y materias.
5.6 La orden debe estar revestida de todos los requisitos que senñ ale la ley segué n su
naturaleza, esto implica que al no reunir los mismos la orden no obliga al infractor.
5.7 La orden debe tener el caraé cter de antijuríédica, es decir el aé nimo de vulnerar
bienes juríédicos tutelados.2
5.8 En el caso que nos compete desarrollar, el senñ or Balarezo obro por orden de su
superior jeraé rquico, el ministro de interior y de defensa Rafael San Martíén Noriega.
La regulacioé n juríédica y la relacioé n jeraé rquica de subordinacioé n se encuentran

2
Libro de angelita
regulados a lo largo del decreto legislativo No1134, especíéficamente el artíéculo 5,
inciso 1 que reza;
FUNCIONES
Artíéculo 5.- Funciones rectoras
El Ministerio de Defensa, en el aé mbito de su competencia y en
concordancia con la Constitucioé n Políética del Perué , cumple con las
siguientes funciones rectoras:

1) Dirigir, coordinar, ejecutar, supervisar y evaluar la Políética de


Seguridad y Defensa Nacional (…)

5.9 Por lo tanto el senñ or general Rivas Balarezo es inimputable.

6. MILITANTE TERRORISTA MIRIAM ICAZA RAMOS


6.1 En cuanto a la denuncia en contra de la terrorista Miriam Icaza Ramos tenemos que la
conducta se subsume en el tipo penal de terrorismo, regulado por el decreto ley n° 25475,
articulo 2: “El que provoca, crea o mantiene un estado de zozobra, alarma o temor en la
población o en un sector de ella, REALIZA ACTOS CONTRA LA VIDA, EL CUERPO, LA SALUD,
LA LIBERTAD Y SEGURIDAD PERSONALES O CONTRA EL PATRIMONIO, contra la seguridad de
los edificios públicos, vías o medios de comunicación o de transporte de cualquier índole,
torres de energía o transmisión, instalaciones motrices o cualquier otro bien o servicio,
empleando armamentos, materias o artefactos explosivos o CUALQUIER OTRO MEDIO
CAPAZ DE CAUSAR ESTRAGOS O GRAVE PERTURBACIÓN de la tranquilidad pública o afectar
las relaciones internacionales o la SEGURIDAD DE LA SOCIEDAD Y DEL ESTADO, será
reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte años”

El tipo base del terrorismo, tiene distintos verbos rectores, en el presente caso podemos
adecuar, según el plan criminal de nuestra representada, que su conducta encaja en
“Realizar actos contra la vida, el cuerpo, la salud, la libertad y seguridad personales o
contra el patrimonio”, dado que su intención era utilizar como medio empleado el mismo
avión para estrellarlo contra la superficie.

6.3 Sin embargo, la conducta no alcanzó el grado de consumación quedando simplemente


en tentativa, grado que admite puesto que el delito es uno de resultado y no de mera
actividad. En este caso, se trata de una tentativa inacabada por intervención de un tercero,
dado que gracias a los pasajeros la acción de los terroristas fue anulada. Esto se corrobora
con la propia declaración de la imputada y las pruebas objetivas que se pudieron extraer
de la caja negra del avión.

6.4 Según el Art. 16 del Código Penal, si un delito queda en grado de tentativa el juez podrá
reducir prudencialmente la pena. Ahora bien, la “prudencialidad” sobre la que habla el
código penal ha sido discutida, y la jurisprudencia sobre la misma no tiene un criterio
unificado.
Tenemos que el criterio no es el mismo en cuanto a que la pena aplicable debe ser menor
al mínimo establecido por ley, las posturas son variadas y nada pacíficas al respecto, pero
consideramos que en observancia a los principios de Lesividad y de Responsabilidad por el
hecho, no puede castigarse un acto en grado de tentativa con el mismo rigor, en cuestión
de pena, como un acto que ha llegado a, grado de consumación.

Opinamos que el código al indicar penas mínimas, se refiere a una conducta que ha
alcanzado el grado de consumación, pero que merece una pena menor dadas las
circunstancias que el juez analizará en el caso en concreto. Ahora bien, la jurisprudencia
nacional considera distintos aspectos en los casos de tentativa, en cuanto a la pena
aplicable hay posiciones que señalan que la tentativa es una situación privilegiada, es decir
que se debe analizar preferentemente en el caso en concreto. Según Prado Saldarriaga 3, la
tentativa es una posición privilegiada, por lo que el juzgador puede aplicar una pena
incluso por debajo del mínimo.

Así como se ha desarrollado la teoría de los tercios a la hora de determinar la


determinación de la pena, consideramos que se debe aplicar el mismo sistema de tercios
en cuanto a reducción de pena se refiere, es así que en el caso que nos compete, el
mínimo de la pena es 20 años y el máximo 35 años; aplicando el sistema de tercios
calculamos que son 15 años de diferencia, por lo que un tercio de ésta sería 5 años.

Ahora bien, la señora Miriam Icaza Ramos, al ser intervenida no pudo concretar su plan
criminal, y su conducta queda en grado de delito tentado, ya que de acuerdo a su plan
criminal su objetivo era estrellar el avión, lo cuál no se realizó.

En este caso la pena máxima aplicable sería de 15 años, pero advirtiendo que por lógica
natural sabemos que en un accidente aéreo de tal magnitud, que involucra la intervención
de un misil a un avión en pleno vuelo, los grados de sobre-vivencia son por demás
mínimos, consideramos que la persona de Miriam Icaza Ramos naturalmente ha sufrido
graves alteraciones en cuanto a su salud, lo que configuraría un supuesto de pena natural,
lo que debe ser objeto de análisis por parte del juez al momento de la determinación de la
pena.

6.5 Sobre la muerte de las personas que se encontraban en el avión, opinamos que Miriam
Icaza Ramos no tiene ningún tipo de responsabilidad reprochable penalmente, dado que
no existe relación causal entre la toma del avión que fue anulada, con el posterior derribo
del avión, el cual se produjo por un error en la comunicación que impidió a los tripulantes
dar aviso a las autoridades, lo que finalmente causo el lamentable desenlace, suceso que
no se puede imputar a nuestra defendida.

Es más, consideramos que si el derribo del avión no se hubiera producido, las personas no
habrían sufrido ningún tipo de daño, puesto que la aeronave se encontraba segura al tener
3
PRADO, V. R. (2010). DETERMINACIÓN JUDICIAL DE LA PENA Y ACUERDOS
PLENARIOS (2a Edición). IDEMSA
controlado el ataque terrorista, por lo que, Miriam Icaza Ramos no puede responder de
ninguna manera por estas muertes.

CONCLUSIONES:

3.2 Respecto al Gobierno de Kepesh: doctrinalmente hablando, un actuar, para ser


considerado delito, debe cumplir las características necesarias de este, siendo estas (al
ámbito que nos compete) que la acción debe configurar una conducta, esta es una
característica propia de los seres humanos, por lo que no es aplicable en el caso del
gobierno, al ser este una persona jurídica. Por lo tanto no se comete delito respecto a él.

3.1 Respecto a la responsabilidad penal del General Rivas Balarezo, siguiendo con el
análisis de los delitos nos encontramos que el actuar del general cumple con ser una
conducta, al ser consiente y propia de un ser humano; típica, esta cumple con el tipo
objetivo y subjetivo de un delito (art 106 del código penal) pero está amparado por una
causal de excepción de responsabilidad penal llamada obediencia jerárquica (art 20 inciso
9). Por lo tanto su conducta no contraviene el ordenamiento jurídico.

3.2 Respecto a la responsabilidad penal del Ministro de interior y defensa, como lo


expusimos líneas arriba, el actuar del ministro si bien cumple con los tres primeros
escalones de la teoría de imputación, al llegar al escalón de la culpabilidad vemos como su
conducta se encuentra amparada por la situación de necesidad exculpante, siendo las
órdenes del ministro el único medio por el que se podía llegar a salvar más vidas. Del
mismo modo, analizando nuestra constitución y doctrina internacional el señor actuó de la
manera más diligente posible, amparado en el ordenamiento, cumpliendo sus funciones
preservando la seguridad del país.

3.3 Respecto a la responsabilidad penal de la militante terrorista, por lo expuesto


podemos indicar que los actos realizados por nuestra defendida no llegaron a un grado de
consumación, por lo que debe reducirse prudencialmente la pena, a un rango de pena
máxima aplicable de 15 años, al recaer sus acciones en la figura de tentativa recogida en el
Art. 16 del Código Penal. Y respecto a la responsabilidad por la muerte de los tripulantes,
no existe relación causal entre las acciones de nuestra defendida y la falla en el sistema de
comunicación que ocasionó el resultado final.

3.4 Respecto a la responsabilidad penal de la empresa “Aires de Kepesh”, siguiendo


con nuestra teoría del delito, para que una conducta sea típica y antijurídica debe causar
un riesgo juríédicamente desaprobado o se materializa con la produccioé n de esta ué ltima.
Siendo que la empresa no puedo en ningué n momento prever que el hecho de cambiar
los vuelos causaríéa que el avioé n en el que abordasen los ninñ os fuera secuestrado.
Ademaé s, sin poder preverlo.

3.5 Respecto a la responsabilidad penal de la empresa concesionaria R&R, al haber


sido esta la concesionaria solo responde por el ámbito civil, concretamente la
responsabilidad civil por inejecución de obligaciones, debido a que su obrar no reúne los
requisitos para configurar un delito; y solo fue un incumplimiento del contrato por no
entregar la obra con todos los requisitos pre-establecidos en el contrato al momento de la
entrega de la obra; por ello es que la conducta de la empresa no califica como delito.
BIBLIOGRAFIA

 Donna, Edgardo, Derecho Penal Parte Especial Tomo I y II, Rubinzal-Culzoni


Editores, Buenos Aires.

 Raul Zaffaroni, Eugenio, Tratado de Derecho Penal Parte General Tomo I, II, III
y IV, Sociedad Anoé nima Editora Ediar.

 Casagne, Juan Carlos, Derecho Administrativo Tomo I y II, Sexta edicioé n


actualizada, Buenos Aires.

 Parada, Ramoé n, Concepto y Fuentes del Derecho Administrativo, Marcial Pons,


Madrid, 2008.

 Inñ iguez Guerra, Daniel, Derecho Internacional Pué blico, Caracas 1997.

 PRADO, V. R. (2010). DETERMINACIÓN JUDICIAL DE LA PENA Y


ACUERDOS PLENARIOS (2a Edición). IDEMSA