1

FUTURO INTELIGENTE
CAPITULO 4 CIUDADES INTELIGENTES
LEANDRO ZANONI

Estudiante
DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Docente
M. SC. JAIRO CESAR LAVERDE

UNIVERSIDAD DE SANTANDER
ESP. GERENCIA DE LA CALIDAD Y AUDITORIA EN SERVICIOS DE SALUD
PENSAMIENTO ESTRATÉGICO
BUCARAMANGA
2016
FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 1

2

TABLA DE CONTENIDO

RESUMEN ................................................................................................................................................... 3
INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................................ 4
ANÁLISIS CRÍTICO ................................................................................................................................... 5
CONCLUSIÓN ............................................................................................................................................ 7
BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................................................... 8

FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 2

3

RESUMEN
La noción de optar por ciudades cada vez más inteligentes cuenta con una serie de
factores propios que se modelan a través de la combinación de todos lo que influye en
el desarrollo de una ciudad: económico, político, social, medioambiental, de movilidad y
calidad de vida. A partir de ellos se avanza hacia un modelo urbano eficiente y
sostenible surgiendo la necesidad de modernas infraestructuras que faciliten la
actividad de sus ciudadanos y mejores lugares donde vivir.
Las ciudades en el proceso de urbanización incluyen cada vez más el dominio
económico y político para su propia evolución. La interconexión de los sistemas se
apoya en la capacidad tecnológica. Sin embargo las grandes urbes deben enfrentar los
desafíos a su sostenibilidad, tanto en la gestión de críticas infraestructuras, el
transporte, el agua, la energía, las comunicaciones y la prestación de servicios a las
empresas y los habitantes.
En nuestros días, donde se pretende aglutinar un conjunto de sistemas inteligentes que
suministren información para y a través de los ciudadanos, se debe aprovechar al
máximo las oportunidades y garantizar un crecimiento sostenible, por tanto las ciudades
tendrán que aprender a ser "inteligentes".

FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 3

4

INTRODUCCIÓN

Las ciudades son los elementos constitutivos fundamentales del mundo. A través de la
historia, han funcionado como centros de innovación, avance y civilización, y como
facilitadoras de la interacción social indispensable para el progreso de la humanidad. Es
razonable pensar que la siguiente evolución de nuestro modo de vivir, trabajar, jugar e
interactuar se está gestando en las ciudades.
Si bien, los países empiezan a advertir que el consumo sin planificación de los recursos
ha dejado de ser una opción viable para el crecimiento económico y social. Las
emisiones de carbono generadas por la actividad y los edificios de las ciudades han
ubicado a estas últimas entre las principales prioridades de las naciones que aspiran a
conservar sus territorios limpios, saludables y habitables para las generaciones futuras.
Por ejemplo, a través de la iniciativa de Ciudades y comunidades inteligentes europeas,
la Unión Europea definió la reducción de las emisiones urbanas como factor decisivo en
relación con su objetivo de reducir el consumo general de energía en un 20% para 2020
y para desarrollar una economía con baja emisión de carbono para 2050. Sin embargo,
los desafíos que deberán enfrentarse para alcanzar esas metas serán cada vez
mayores.
Hacia el 2050, las ciudades albergarán la mayor población mundial, lo que exigirá
expansión e infraestructura. Para dar cabida a tal crecimiento, en los próximos 40 años
tendremos que desarrollar la misma capacidad urbana que la creada por nuestros
antepasados. Las infraestructuras urbanas deberán estar en condiciones de dar mejor
respuesta a los desafíos que plantean los entornos urbanos: escasez de agua y
energía; contaminación y emisiones; congestión del tránsito vehicular; delincuencia;
eliminación de desechos; y riesgos de seguridad provocados por el envejecimiento de
la infraestructura.
El aumento de la movilidad de nuestras sociedades ha dado lugar a una intensa
competencia entre ciudades en materia de inversiones, talentos y puestos de trabajo.
Para atraer a los residentes, las empresas y las organizaciones más destacadas, así
como para promover una cultura floreciente, las ciudades deben desarrollar tres
características decisivas: ser más eficientes, habitables y sostenibles. Los cambios
necesarios para alcanzar esas metas deben introducirse necesariamente en lo que
constituye el núcleo de las ciudades: sus sistemas.
Las ciudades inteligentes no deben imaginarse como ciudades del futuro: pueden ser
las ciudades del presente. Hacia fines de la década actual, muchas tecnologías
indispensables para una ciudad inteligente, como las de monitoreo y sensores, y los
sistemas de tránsito inteligente y de gestión de la energía para edificios, se habrán
implementado en todos los continentes. Y si bien no existe una solución única que
defina la ciudad "inteligente", las tecnologías que se están implementando en la
actualidad son piezas del rompecabezas de la ciudad inteligente.
FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 4

5

ANÁLISIS CRÍTICO
Leandro Zanoni, más conocido como Lalo, periodista argentino de 38 años de edad, es
conocido por su labor en el campo de los medios digitales y la nueva sociedad de la
información. Ha publicado varios libros sobre comunicación y sociedad entre ellos
Futuro Inteligente en la cual evidencia en el capítulo 4to una visión amplia de las
ciudades a futuro y de aquellas que han iniciado el mundo mágico de la innovación.
Las zonas urbanas incrementan a una velocidad impresionante. Más de la mitad de la
población se ha radicado en las ciudades por causas en las mejoras de la alimentación,
la higiene y los avances científicos y tecnológicos.
La tendencia es incluso más prominente en el oriente donde la minoría reside aún en
zonas rurales. El flujo humano hacia las urbes parece irreversible. El aumento de la
población de las ciudades puede convertirse en una problemática, generando así las
superpoblaciones, fenómeno que se produce cuando elevadas densidades de personas
conviven en un mismo lugar, provocando el agotamiento de los recursos y la capacidad
de carga del territorio, generando dificultades en el medio ambiente y en la calidad de
vida de los ciudadano; a no ser que se logre mantener la armonía entre los aspectos
espacial, social y ambiental de las comunidades, así como entre sus habitantes.
Las ciudades inteligentes en muchos países son una tendencia que ponen de
manifiesto el desarrollo tecnológico, innovación, urbanismo, educación, economía,
comunicación, seguridad, arquitectura y la optimización de todos los procesos al
servicio de los usuarios.
Sin embargo, la vía más directa para alcanzar a ser una ciudad inteligente es el que se
abre cuando una comunidad asume el reto de definir su propia visión de sostenibilidad y
proponer un plan necesario para llevarla a cabo.
Asegurarse de que tanto la visión como el camino para alcanzarla se planifiquen
correctamente constituye uno de los desafíos más críticas del proceso, y la mayoría de
las ciudades necesita monitorización para desarrollar los métodos que las llevará a
convertirse en ciudades inteligentes.
Cada ciudad cuenta con geografías, poblaciones y recursos naturales radicalmente
distintos, así como puntos débiles singulares. Por lo tanto, la visión de una ciudad
inteligente debe planearse a medida de las necesidades, desafíos, oportunidades y
recursos de cada una de ellas
Asegurada la visión, los gobiernos, el sector privado y la ciudadanía organizada, deben
aportar más y mejores soluciones, empezando por mejorar los sistemas operativos
existentes, como los de electricidad, agua, transporte, seguridad, educación,
comunicaciones, espacios públicos y gas. La combinación de hardware, software y
dispositivos de medición interconectados facilita la integración y la colaboración entre
sistemas y redes. De este modo, es posible crear una masa crítica de datos relativos a
FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 5

6

la infraestructura de una ciudad para la mejora continua de los sistemas. Es evidente
que la tecnología se hace presente y se convierte en un aliado fundamental e
imprescindible para llevar a cabo las tareas de reacomodamiento de las ciudades.
Todo esto es posible si se logra la integración de la información dándose en el marco
de un proceso evolutivo, a medida que la ciudad progresa en el uso de las tecnologías.
La integración implica la mejora y conexión de los sistemas que proporcionan un
volumen notable de información que es posible analizar mediante sistemas de software
inteligente. Ese análisis de datos brinda a los habitantes la facilidad de ejecutar
información útil que podrán emplear para la prestación de mejores servicios púbicos
más eficientes y eficaces.
Por último, todas las poblaciones deben lograr la participación de todas las partes
interesadas como los funcionarios de gobierno, ciudadanos y el sector privado
miembros activos en el proceso para no enfrentar los desafíos individualmente sino de
manera grupal optimizando así las sendas hacia la realización de la visión. Ninguna
empresa ni organización que actúe en forma individual podrá construir una ciudad
inteligente. Todas las ciudades merecen contar con lo mejor en el nivel local y global, se
trate de las tecnologías instaladas, la planificación o el mantenimiento.
Las ciudades inteligentes que se formen serán aquellas que cuentan con la
colaboración de todos los participantes que proveerán soluciones colectivas, integrales
y de mejor calidad y harán a un lado las competencias empresariales y políticas.
Para lograrlo lo anterior será necesario compartir información entre las diferentes
ciudades con el fin de derribar los compartimentos y contar con la participación de
líderes globales, con competencias de alto nivel, así como de proveedores locales y
partes interesadas, quienes mejor conocen los recursos y necesidades de sus propias
ciudades.
El éxito y evolución de las ciudades resultará de combinar la conducción pública, la
propiedad de los ciudadanos y la colaboración empresarial, así como de alentar la
comunicación entre esos grupos posibilitando la participación real de cada uno de ellos
en la ciudad inteligente construida a partir de la comunidad.

FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 6

7

CONCLUSIÓN
Las ciudades buscan ofrecer prosperidad sostenible a sus habitantes. En esta nueva
era, su potencial influye fuertemente en el ámbito económico, político y tecnológico es
mayor. Todos los sistemas sobre los que se sustentan enfrentan desafíos de
dimensiones sin precedentes, situación que persistirá en el futuro inmediato.
Al trascurrir el tiempo el crecimiento demográfico se intensifican, la contaminación, la
escasez de recursos, la delincuencia, el tránsito, las emisiones y otros problemas; las
poblaciones deben responder de manera preventiva y preservar la integridad, el
atractivo y la competitividad de sus ciudades volviéndolas más inteligentes.
Las ciudades al emprender el proceso inteligente se ven obligados a concretarla de
manera eficaz adoptando un enfoque completo basado en los sistemas claves para
garantizar la eficiencia en el uso de los recursos y la seguridad, así como para
mantener un crecimiento socialmente inclusivo.
Muchas ciudades de todo el mundo han comenzado a aprovechar las oportunidades de
las nuevas tecnologías, fundamental para transformar los sistemas que optimicen el uso
de los recursos limitados, esto debido al crecimiento acelerado de las poblaciones
urbanas, La presión de infraestructuras firmes y el impacto del medio ambiente que
será cada vez más apremiante.
Es momento de actuar, el mundo está cambiando y se debe emprender el camino hacia
la ciudad inteligente para garantizar un mejor estilo de vida.

FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 7

8

BIBLIOGRAFÍA

Lecturalia. (s.f.). Recuperado el Marzo de 2016, de http://www.lecturalia.com/autor/15364/leandrozanoni
Zanoni, L. (2014). Futuro Inteligente. En L. Zanoni. Buenos Aires , Argentina. Recuperado el 07 de Marzo
de 2016

FUTURO INTELIGENTE- DINA MARCELA ROJAS ALVERNIA

Página 8