Está en la página 1de 3

Recomendaciones para el diseño de Glorietas en

carreteras suburbanas
Las plazas circulares y las glorietas son formas urbanas clásicas, con amplia
tradición en la ordenación física de las ciudades y del territorio. Los trazados
viarios de los crecimientos neoclásicos, de los ensanches decimonónicos y
de los bulevares surgidos de la renovación urbana o de los vacíos dejados
por la desaparición de las antiguas murallas tienen en las rotondas y en las
plazas circulares una de las soluciones habituales de sus encuentros viarios
principales y de las nuevas «puertas» de la ciudad.
Pero también los trazados más emblemáticos de los nuevos barrios
suburbanos del presente siglo. Las ordenaciones de las ciudades jardín y de
las nuevas ciudades udlizan profusamente en sus composiciones las formas
circulares para definir sus puntos singulares. Señalar sus principales ejes e
identificar los diversos fragmentos de la ciudad. En todos estos casos. La
elección de las plazas circulares se basa en su potencial paisajístico y
compositivo. Obviando en gran medida su udlidad funcional. Reguladora de
tráficos.
La prioridad a la circulación en el anillo. Cambio decisivo en
el funcionamiento de las glorietas
Este «protagonismo formal» de la glorieta solo se ha visto acompañado
recientemente de su valoración como ordenación física que influye
favorablemente en el funcionamiento del sistema viario. De la vialidad
donde se inserta, tanto en los espacios urbanos y suburbanos como rurales.
La causa principal de la actualidad de los rotatorios ha sido la adopción
general de la prioridad a la circulación en el anillo. Primero en Gran Bretaña,
hace ya casi treinta años. (1966) Y con posterioridad en los restantes países
hasta su reciente inclusión en la ley española de circulación (1990). La
nueva regulación de los tráficos en las glorietas ha permitido una
considerable reducción del espacio necesario para su construcción y por
tanto una inserción más sencilla en el territorio y sobre todo en las
ciudades. Estas menores dimensiones de los giratorios se deben a que con
el nuevo régimen de prioridad a la circulación anular. La longitud de
trenzado en el anillo no es ya el factor decisivo de diseño puesto que las
colas se generan mayoritariamente en las entradas y no en el interior de la
glorieta. Los nuevos giratorios han tenido efectos directos muy positivos en
el comportamiento de la circulación y de los usuarios de la ruta. En síntesis
dos son las razones principales que explican la actualidad de las glorietas.
Por una parte. Facilitan la articulación de las disdntas categorías de redes
permitiendo la conexión entre vías primarias y secundarias. y entre éstas
úldmas y las locales. A través de las glorietas se consigue pues que la
carretera cumpla uno de sus fines; dotar de acceso a las áreas colindantes.
Por otra parte contribuyen sobremanera a mejorar las condiciones de
circulación desde la perspectiva de seguridad vial. Fundamentalmente
porque constituyen un elemento físico que «impone» una moderación de la
velocidad en las vías afluentes a la rotonda. Pero también porque ordenan

1000 mts. De cara a facilitarle unos cuantos criterios simples y fáciles de aplicar para que pueda decidir el tipo de intersección a emplear en su situación concreta. ni superiores a 1. Islote central . la última nueva ciudad británica. Porque de esta medida depende la capacidad del «itinerario principal» siendo la glorieta o mejor dicho el acceso a la glorieta. el punto crítico. Milton Keynes. Los esquemas proyectados recogen asimismo experiencias extranjeras. En este sentido. En particular. Confirman que las glorietas poseen un índice de seguridad muy superior al de las restantes tipologías de intersecciones vi arias. Los rotatorios facilitan una mayor fluidez de la circulación. etc) y de las características. Las glorietas en la región metropolitana de Madrid La experiencia madrileña en estos últimos ~os ha mostrado la utilidad de las glorietas en ambos aspectos. De lado estando sus cruces resueltos mediante rotondas. Como del entorno en que se inscribe. Cuyos cruces están resueltos mediante rotondas.eficazmente los giros en las intersecciones al establecer unas claras prioridades de las circulaciones. Criterios generales para implantación de glorietas Del análisis de su propio funcionamiento y de la experiencia internacional al respecto. En este sentido en vías suburbanas no es aconsejable situar glorietas a distancias inferiores a 500 mts. En determinadas condiciones de intensidades de tráfico. Al tipo de vías que en ellas confluyen. Recomendaciones La definición geométrica final de una glorieta depende de los objetivos que se persigan con su construcción (estrictamente de tráfico. La totalidad de las estadísticas recientes referidas tanto a Madrid como a otras regiones europeas.000 vehículos diarios en la vía principal). La M-I 00 en el norte metropolitano o las variantes-rondas de Alcalá de Henares y Alcobendas son sólo algunos ejemplos de vías que canalizan altas intensidades de tráfico (en algún caso rondando los 40. Como por ejemplo. Cuya malla principal es una retícula de 800 . En todas ellas el espaciamiento entre cruces es un factor decisivo de diseño. se deduce que las glorietas en tanto que solución específica a la intersección de dos o más vías de tráfico rodado resultan de mayor eficacia en unas condiciones que en otras. monumentales. Etc.000 mts. Por esta misma razón. Tanto de las vías y su tráfico. Primero como forma sistemática de resolver las intersecciones en las redes estructurantes de la Región. condiciones que hacen referencia al entorno o medio en el que se emplazan. El objetivo de este apartado es ofrecer al proyectista una síntesis de las condiciones generales que resultan propicias para la implantación de glorietas. En las áreas suburbanas. Carreteras como la ronda sur AravacaPozuelo. Evitando retenciones.

por otra. a formas elipsoidales de baja excentricidad. . Por una parte. Su forma y. Teniendo en cuenta que la forma del islote es la que define el anillo de circulación y que los cambios de curvatura pueden producir inestabilidad en la trayectoria de los vehículos. Suele tenderse a isletas de forma circular o. a lo sumo.Dos son las cuestiones básicas que se plantean en cuanto a la geometría del islote central en las glorietas. Su tamaño.