Está en la página 1de 7

OBERGEFELL V.

HODGES
Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos de América,
26/06/2015.

OBERGEFELL y otros v. HODGES, Director del Departamento de Salud de Ohio y
otros
Recurso contra la Sentencia de la Córte de Apelaciones del Sexto Circuito
Caso Nº 14-556. Alegatos recibidos el 28 de abril de 2015. Resuelto el
26 de junio de 2015*

Syllabus**
Los Estados de Michigan, Kentucky, Ohio y Tennessee definen al
“matrimonio” como una union entre un hombre y una mujer. Los
peticionantes, catorce parejas del mismo sexo y dos hombres cuyas
parejas han fallecido, iniciaron acciones legales en los tribunales
federales de sus Estados de origen, afirmando que los funcionarios
demandados violan la Enmienda XIV al denegarles el derecho a
casarse y de reconocer plenamente los efectos de un matrimonio
legalmente celebrado en otros Estados. En cada Distrito se decidió a
favor de los peticionantes, pero el Tribunal de Apelaciones del Sexto
Circuito unificó las causas y revocó las sentencias.
Se falla: La Enmienda XIV requiere que todo Estado habilite el
matrimonio entre dos personas del mismo sexo y reconozca el
matrimonio entre dos personas del mismo sexo que haya sido
legalmente contraído y celebrado fuera de ese Estado. Pp. 3–28.

*

Resuelto conjuntamente con los casos Nº 14–562, Tanco et al. v. Haslam, Governor of
Tennessee, et al., Nº 14–571, DeBoer et al. v. Snyder, Governor of Michigan, et al., y Nº
14–574, Bourke et al. v. Beshear, Governor of Kentucky, también en apelación ante la
misma Corte. Cítese el fallo como 576 U. S. ____ (2015). Traducción: @gustarballo |
www.saberderecho.com. Se puede ver el fallo completo en el original en la URL
http://www.supremecourt.gov/opinions/14pdf/14-556_3204.pdf
**

NOTA: Siempre que es posible, el syllabus (encabezado) se difunde, como en este
caso, al tiempo en que se emite el fallo. Este syllabus no forma parte del fallo de la
Corte sino que es preparado por el Relator de Fallos para la conveniencia del lector. Ver
United States v. Detroit Timber & Lumber Co., 200 U. S. 321, 337.

-1-

afectando aspectos que antes se reputaban como esenciales. y la homosexualidad se trataba como una enfermedad. como el declive de los matrimonios arreglados y el abandono de las reglas de potestad marital. Estas nuevas concepciones han fortalecido. la Ley Federal de Defensa del Matrimonio fue también invalidada. junto con cambios en las actitudes públicas. (2) La historia del matrimonio es una historia de continuidad y de cambio. que había validado una ley de Georgia que incriminaba algunos actos homosexuales. 186. Pero los peticionantes. Cambios. 558. Numerosos casos de matrimonios entre -2- . concluyendo que las leyes que reputaban un delito a las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo “menoscaban las vidas de las personas homosexuales”. Los planteos sobre el tratamiento dado por las leyes a los gays pronto llegaron a los tribunales. 478 U. muchos estados condenaban la intimidad entre personas del mismo sexo como inmoral. 3–10. 570 U. S. la institución matrimonial. esta Corte revirtió su decisión de 1986 de Bowers v. Windsor.que encuentran en sus privilegios y responsabilidades. y no debilitado. es pertinente aludir a la historia de la materia que está en discusión ante esta Corte. Pp. lo buscan para sí por el respeto –y la necesidad.(a) Antes de pasar a los principios y precedentes que justifican el fallo. 575. (1) La historia del matrimonio como una union entre dos personas de sexo opuesto es el punto de partida para estos casos. extenderlo a personas del mismo sexo vendría a afectar una institución tan inveterada. como lo muestran sus propias experiencias. lejos de despreciar el matrimonio. Pp. Las cambiantes visiones del matrimonio son características de una Nación en donde nuevas dimensiones de libertad van siendo advertidas por las nuevas generaciones. Bien entrado el siglo XX. que han producido profundas transformaciones en la estructura del matrimonio. S. 3–6. Se experimentó un extenso diálogo público y privado. En 2012. ___. Texas. S. Hardwick. donde podían ser discutidos bajo el discurso formal del derecho. Esta dinámica se puede advertir en la experiencia de esta Nación con los derechos de gays y de lesbianas. 539 U. en Lawrence v. Con el correr del siglo los desarrollos políticos y culturales permitieron a las parejas del mismo sexo llevar vidas más abiertas y visibles. United States v. Para los demandados. En 2003.

y en Turner v. 479. estos casos implicaban a una relación entre parejas de distinto sexo. La historia y la tradición son guías y directrices de esa investigación. el citado Lawrence. al decir que a los reclusos no se les puede denegar el derecho a casarse. 381 U. Ver. p. en Loving v. Pp. tal como el de Baker v. 438. La primera -3- . pero no fijan su límite exterior. deberá articularse una demanda por la libertad.ej. al invalidar la prohibición de los matrimonios interraciales. 78. 388 U. Pero otros y más instructivos precedentes fueron sentando principios más amplios. Baird. 95. Por cierto. Aplicando estos criterios. 405 U. incluyendo a decisiones íntimas definitorias de la identidad y las creencias. Cuando nuevas concepciones revelan una discordancia entre las tutelas centrales de la Constitución y una estructura legal existente.. Griswold v.. Pp. 409 U. Los tribunales deben adoptar un juicio razonado para identificar los intereses de las personas que son tan fundamentales que el Estado debe dispensarles su respeto. 6– 10. Ver. Ver. 482 U. Por ejemplo. en 574. Virginia. (2) Cuatro principios y tradiciones demuestran que las razones por las que el matrimonio es un derecho fundamental para la Constitución se aplican con igual fuerza a las parejas del mismo sexo. Este análisis nos lleva a adoptar la conclusion de que las parejas del mismo sexo deben poder ejercer el derecho a casarse. S. supra. Nelson. 453. (b) La Enmienda XIV requiere que los Estados permitan el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Al estimar si la fuerza y el criterio de estos casos se aplica a parejas del mismo sexo. decisión sumaria de un solo renglón emitida en 1971. 484–486. por ej. esta Corte debe respetar las mismas razones básicas por las que el derecho al matrimonio ha sido tan sostenidamente tutelado. 10–12. Eisenstadt. S. 10–27. Safley. esta Corte ha sostenido desde hace mucho tiempo que el derecho al matrimonio está protegido por la Constitución.personas del mismo sexo que fueron llegando a los tribunales han contribuido a sostener este díalogo. 12. S. que sustuvo que la exclusión de parejas del mismo sexo no importaba una cuestión federal sustancial. en 453–454. por ejemplo. (1) Las libertades fundamentales protegidas por la cláusula del Debido Proceso de la Enmienda XIV se extienden a ciertas decisiones personales que son centrales para la dignidad y la autonomía individuales. S. supra. S. Pp. Eisenstadt v. 810. Connecticut. 1.

Ver Windsor. Ver Lawrence. 381 U. El tercer fundamento para proteger el derecho a contraer matrimonio es que se salvaguarda a los hijos y las familias con el sentido que implican los derechos relacionados de proceación.premisa que emerge de los precedentes relevantes de esta Corte es que el derecho a tomar decisiones sobre su matrimonio. Ver Lawrence. un derecho que se extiende más allá de la mera garantía de que las leyes no tipifiquen como delito a las relaciones íntimas de esas parejas.. y fue reconocido en Turner. Las decisiones sobre el matrimonio están entre las más íntimas que un individuo puede tomar. Por esa conexión insoslayable entre matrimonio y libertad fue que en Loving se invalidó la prohibición de matrimonios interraciales en base a la cláusula del Debido Proceso Legal. Esto es cierto para todas las personas. 268 U. de modo que el derecho a casarse no puede estar condicionado a la capacidad o a la voluntad de procrear. crianza y educación. Connecticut. que sostuvo que la Constitución tutela el derecho de una pareja casada a usar anticonceptivos. las leyes materiales que están cuestionadas lesionan y humillan a los hijos de las familias de parejas del mismo sexo.. 574.ej. en 567. 95. en 485. Pierce v. p. cualquiera sea su orientación sexual. la estabilidad y la predictibilidad que ofrece el matrimonio. Esto no significa que el derecho a casar sea sea menos significativo para aquellos que no tienen o no pueden tener hijos. Un segundo principio de la jurisprudencia de esta Corte es que el derecho a casarse es fundamental porque viene a constituir una unión de dos personas que por su importancia es distinta a cualquier otra que puedan tener los individuos involucrados. 510. Ver. Ver 388 U. supra. La íntima asociación protegida por este derecho fue central en Griswold v. supra. Society of Sisters. una de las cosas más intimas que hace una persona. es un derecho inherente al concepto de la autonomía personal.. en ___. Nuestros precedentes tutelan el derecho de una pareja casada a no procrear. supra. S. Privados del reconocimiento. S. supra. También padecen los significativos costos materiales de ser criados por padres no casados. S. los hijos pueden sufrir el estigma de saber que sus familias son reputadas como algo de menor valor. -4- . Las parejas del mismo sexo tienen igual derecho que las demás a disfrutar de esta asociación. 12. que los relega a pasar una vida familiar más difícil e incierta. Así.

S.Finalmente. J. Feenstra. La Cláusula del Debido Proceso y la Cláusula de Igual Protección están conectadas de un modo profundo. Hill.. 125 U. L. 455. S. pero pueden servir para entender su mutuo significado y alcance. esta Corte ha adoptado los principios de la igual protección para invelidar leyes que establecían desigualdades por sexo en el matrimonio. (3) El derecho de casarse de las parejas del mismo sexo se deriva también de la garantía de igual protección de la Enmienda XIV. Redhail. al reconocer que nuevas visiones y comprensiones sociales pueden advertir una igualdad injustificada en instituciones fundamentales que en su tiempo pasaban inadvertidas e incuestionadas. 102. Los derechos implícitos en la libertad y los derechos asegurados por la igual protección pueden estar sustentados en preceptos diferentes y no siempre son coextensivos. pero su inconsistencia con el significado central del derecho fundamental a casarse se hace ahora manifiesto. Es degradante que se deje fuera de una institución social central de la Nación a las parejas del mismo sexo. La limitación del matrimonio a parejas del mismo sexo puede haber parecido durante mucho tiempo algo natural y justo.ej. B. L. ver. S. Kirchberg v. -5- . Esta dinámica se refleja en Loving. 434 U. M. Los Estados han contribuido al carácter fundamental del matrimonio al darle un lugar central en muchas facetas del orden social y legal. la jurisprudencia de esta Corte y las tradiciones de esta nación dejan en claro que el matrimonio es una pieza fundamental de nuestro orden social. donde esta Corte invalidó una ley que privaba al derecho a casarse de padres que adeudaran cuota alimentaria. p. donde la Corte invocó tanto la Cláusula de Igual Protección como la Cláusula del Debido Proceso. p. No hay diferencias entre parejas del mismo o distinto sexo en respecto a este principio. 450 U. 519 U. 460–461. y en Zablocki v. 120– 121. S. Ver Maynard v. Pp. Por cierto. ver.. 190.. v. ej. y ha confirmado esta relación entre libertad e igualdad. 374. aunque las parejas del mismo sexo se ven privadas de la constalación de beneficios que los Estados le asignan al matrimonio y son relegadas a una inestabilidad que muchas parejas de distinto sexo encontrarían intolerable. siendo que estas también pueden aspirar a los trascendentes propósitos del matrimonio. S. 12–18. 211.

En el contexto de una larga historia de reprobación de sus relaciones. enjuiciamiento y debate. esta negación opera como un daño grave y continuado. Las leyes impugnadas afectan la libertad de las parejas del mismo sexo. en 575. (4) El derecho a casarse es un derecho fundamental inherente a la libertad de la persona. y los efectos de esos daños permanecieron indudablemente mucho tiempo después de que el criterio de Bowers fuera abandonado.. y la extensa litigación en cortes federales y estaduales ha llevado a cobrar una comprensión ampliada de la materia. pero lo cierto es que los referendums. las personas que sufren un agravio no necesitan esperar un acto legislativo para hacer valer sus derechos. Ver Lawrence. Las parejas del mismo sexo pueden ejercer el derecho fundamental a casarse. Con el caso Bowers. Un fallo contra las parejas del mismo sexo tendría el mismo efecto y sería injustificable bajo la Enmienda XIV. Pp. de hecho. se avaló una acción del gobierno estadual que privaba a gays y lesbianas de un derecho fundamental. las investigaciones y otras publicaciones. 22–23. 18–22. Nelson. Se abandona el criterio de Baker v. las discusiones parlamentarias y las campañas cívicas. Los relatos de los peticionantes -6- . en el interín hubo hombres y mujeres que sufrieron dolor y humillación. y bajo la Cláusula del Debido Proceso y la Cláusula de Igual Protección de la Enmienda XIV las parejas del mismo sexo no pueden ser privadas de ese derecho y esa libertad. S. que viene a sovacar el respeto y a relegar a gays y lesbianas. Las leyes de matrimonio que consideramos son esencialmente desigualitarias: a las parejas del mismo sexo se les priva de beneficios que se conceden a parejas de distinto sexo y se las excluye del ejercicio de un derecho fundamental. Aunque la Constitución espera que el proceso apropiado para el cambio sea el de la democracia. Aunque con el tiempo fuera repudiada. Las leyes estaduales demandadas por los peticionantes en estos casos son declaradas inválidas en la medida en que excluyen a las parejas del mismo sexo del matrimonio civil en los mísmos términos y condiciones que las parejas de distinto sexo. Pp. Esta dinámica se aplica también al matrimonio entre personas del mismo sexo. 539 U. y son restrictivas de preceptos centrales de la igualdad.Esta Corte ha reconocido la natural interrelación que tienen estas salvaguardas constitucionales en el contexto del tratamiento legal de gays y lesbianas. (5) Podría haber una inclinación inicial a aguardar una ulterior legislación.

(c) La Enmienda XIV requiere que los Estados reconozcan legalmente a los matrimonios de parejas del mismo sexo válidamente celebrados fuera de su jurisdicción. 3d 388 queda revocado. a la que adhiere el Juez THOMAS. a la que adhieren los jueces SCALIA y THOMAS. 27–28. no existe base legal para que un Estado se rehuse a reconocer un legítimo matrimonio por el hecho de que por el se haya contraído entre personas del mismo sexo. a la que adhieren los jueces GINSBURG. tengan protegido el derecho de predicar los principios que sean centrales para la realización de sus vidas y de sus credos. -7- . El argumento de los demandados de que al permitir que las parejas del mismo sexo se casen se afectará el matrimonio como institución se apoya en una visión contraintuitiva de cómo toman las decisiones sobre el matrimonio y la paternidad las parejas de distinto sexo. El Juez KENNEDY expone la opinión de la Corte. SOTOMAYOR y KAGAN. BREYER.muestran la urgencia del asunto que han traído hasta esta Corte. la que tiene el deber de considerar sus demandas y de responder a las cuestionaes planteadas. El juez ALITO se pronuncia en disidencia. Pp. Dado que a partir de ahora las parejas del mismo sexo pueden ejercer el derecho a casarse en todos los Estados. la Iª Enmienda asegura que las religiones. Pp. Finalmente. a la que adhiere el Juez SCALIA. El juez THOMAS se pronuncia en disidencia. El juez SCALIA se pronuncia en disidencia. El fallo 772 F. y otros. 23–27. aquellos que profesen una fe religiosa.