Está en la página 1de 103
a : 8 una publicacién de Editorial Julio Korn $.A.C.1.F. y Producciones Garcia Ferré S.A.C.1.F. Director: Manuel Garcia Ferré INDICE EI cerebro humano: La tinica computadora creadora Le eterna magia del Gémo nace un poltito — Las luciémagas: Farolitas dela noche 2.2... Los hombres de las casas de*hielo Historia de los mimeros Los nidos de las aves ED eco Pigmeos y gigantes E] fuego: Una conquista del hombre’ Le que debemos comer fascinante mando de los termes Nuestra amiga la cebolla EI ailtimo mono se ahoga . : EE misterio de la miracién de las aves . E] dia que se acabe el petréleo : Puentes famosos ?el..smundo El reloj biol6gico .. No todos los ojos ven igual La maldicién de Tutankhamén Ta telarafa: Uno astuta obra de ingenteria . Los monos de Nikko ...... Nuevas y extrafias imaneras de desplazarse jas canciones stale La palanca: La mdquina mds antigua del mundo Las magnificos gigantes del reino vegetal - EJ arte de los vitrales .. Los desconocidos nabitantes de una flor Los glaciares: Rios helados ‘aparato digestivo: Una méquina que destruye para construir Prnicr simbolo del trabajo: El arado ..... La palo. mensajera Dibgenes, el hombre que no queria que le quitaran el Sol... gPor qué «1 Sol ye Lana se ven més grandes cuando estén sobre el horizonte?, «af s- ee Beethoven: i hbmbre que vencié al destino Eduaglin para la vida extraterrestre La gemiracién de ta semilla Fr Le porosiana s : Volando’ a pedal Lx hoje: Un, laboratorio’ maravilloso Las méquinas que imitan al hombre 4Por qué no caminan los bebés? La muerte de un gigante El pulpo: Un monstruo a retropropulsién lua invasién de los bérbaros: Incontenible avalancha de sangre y feo El valor del silencio El reloj: El gran tirano de nuestra época . El pan nuestro de cada dia Ladrones de los mares: Piratas, bucaneros y corsarios Los ciclones: La furia desatada de la naturaleza . .. : Ta mcd y el je: Une mdguina simple, pero imprescindibie 2... as algas: Plantas que aseguran Ta vida en la Tierra .........+ El padre del desierto: Un fabuloso coloso de roca. 2Cémo se sabe qué hora es en las diferentes ciudades del mundo? . Fabricacién del acero: El metal de nuestra cicilicacién as dos flechas.... a a magia de las formas: nace wna La Vin Téctea: Una isla en ef Upioerso veevrreevere+ es INDICE gee. Le vida de las abejas 08 E| peligro de la contaminacién ambiental 216 La leccién de las manzanas eee 220 EI magico mundo de Jos titeres 221 La forestacién: Una imperiosa ae de nuestro tiempo 2.20.0". 996 Las iglesias que construyeron los dngeles 230 Curiosos origenes de palabras comunes oe La tierra inquieta: Los terremotos 236 El erepisculo: Un regalo de la naturdleza.. 00.0.0... 2m La pulga: Una vida a los saltos rae Las estancias submarinas . : Un vistoso medio de defensa’ EI casco Qué es una herida? El rayo laser De Ia vida misma... Cipulas y decoraciones extraordinarias El incretble viaje del salmén ......... Las auroras boreales . 270 El eafé: Néctar de la sociedad moderna 212 Le eresién 276 De la vida misma, é 280 Galileo . Fe 281 De la vida’ misma. 285 La magia: Cuando lo imposibie se hace redidad 286 EI drbol genealégico del reino animal 20 Cariosor origenes de palabras comunes | y 204. Los nuevos gigantes del aire... . 296 El muredago: Un radar con alan 298 Las manchas solares 301 Cémo firmaban .... 304 Los dos créteres: Un capricho de la naturaleza 306 El mosquito: Pesadilla de una noche de verano ..... 2a abla: El gran enemigo de mesio mejor omigo Las alas de las mariposas De la vida misma. .. Estilos y escuelas de la pintura universal Util, veloz y divertida: La bicicleta E] elefante: El siltimo gigante terrestre Obeliscos y escaleras famosos .. Los aerolitos: Viajeros de otros mundos De ta vida misma. Vida y obra del genial “manco de Lepanto” Los fuegos artificiales A Pajaros amigos La edad de la Tierra Qué son las mutaciones? : La velocidad: Signo de nuestra época 210.2...) De la vida misma. 5 La historia del Taj-Mahal Maravillas del microscopic Curiosos origenes de palabras comunes El caballo; En el trabajo, en la guerra y en la diversién, un vie compaiero del hombre. ‘ Larcha a muerte por la vida: Una ley de la naturaleza El mimetismo: Un arma silenciosa . De la vida misma, EI mis feroz de los seres vivient Ojo con nuestros O)O¥ esse El increfble valle de la’ Luna Extrafios vegetales: Las plantas carnivoras Historia de Ins autos de carrera Rees De Ia vida misma. senererseaenes El mantis 0 mamboreté Copyright © Producciones Garcia Ferré: Avenida Corrientes 1386, 10° piso, Bue- nos Aires - Republi yentina. Registro de la Propiedad intelectual N* 1.257.335. Queda hecho el depésito que marca la Ley 11.723. Prohibida la reproduccién total o parcial de esta obra. Impreso en Compajiia General Fabril Financiera S.A., Iriarte 2035, Buenos Aires. Encuadernado en Ladefa S.A., Salta 688, 6° piso, Buenos Aires. Distribuidores en la Republica Argentina: Capital Federal Pricolo S,A., Avenida Belgrano 634, 1° piso, “D". Interior: Bertran §.A.. Magdalena 541, Buenos Aires. Industria Argentina - Impreso en la Argentina - Printed in Argentina ° r ee y eee cue cee a tmica computadora creadora igs que se claboran las facultades inte Teetuales que diferencian al hombre del resto de los seres vivos, el pe pacidad de anilisisysintesis, ademas de ls fimientos, lis emaciones y la voluntad, Coincide pacidad de exploracién y comprension vital del de mantenimiento de la especie, pes con él se comunican: el. Sistema. Nervioso de Relacién, que recibe las informaciones a través de los sen- tidos y maneja la capacidad motriz del ser vivo, ¥ el Sistema Neurovegetativo, que las recibe del funcionamiento ‘del propio organismo, siendo capar de st regulaciin automatics En cl adulto, l cerebro pesa poco menos de 1 falogramo y’ cuarto, ys unk computadora electrénica de datos recepcién y manejo de tuviera_que hacer el complicadisimo trabajo de este drgano, su tamaio seria semejante a un Pero, ademis, Ia més perfecta ‘computadora es incapaz de resolver problemas (wenn DE SABIDURIA, imprevistos, crear algo 0 tomar decisiones ante nuevas situaciones, en la forma constante © inagotable como lo hace el cerebro humano, QDONDE SE UBICA ESTE PRODIGIO? El cerebro forma parte del Sistema Nervio- so Central junto con los pediineulos cerebrales, el bulbo raquideo, el cerebelo y la médula ésea, conjunto de érganos encargados de ponemnos en relacién con el medio que nos rodea. Como es un érgano extraordinariamente delicado, la naturaleza Je brinda especial proteccién, res- guardindolo por medio de los huesos del cri- neo —que forman una resistente coraza— y por tres membranas lamadas meninges que lo envuelven delicadamente, entre las que existe tun liquido, el cefalorraquideo, que le presta jun excelente medio para su funcionamiento, ya ‘que lo aisla de toda influencia peligrosa exte- rior, le permite una nutricién adecuada y le sirve, también, para amortiguar golpes y_ stcu- didas UN UNIVERSO INMOVIL DE VELOCIDAD VERTIGINOSA El cerebro no produce ningiin ruido en su trabajo y no tiene varlaciones de tamaiio, pero aunque permanece inmévil y silencioso, nunca descansa, pues se mantiene en permanente co- munieacion con todo el cuerpo. mediante un sistema compuesto por mis de 13 mil millones de células nerviosas lamadas neuronas, unidad elemental del tejido nervioso; se trata de la la muy perfeccionada, constituida. por un equefio cuerpo, con un gran niicleo y prolon- Eaciones de su membrana en forma de ramifi- caciones (dendritas), que le sirven para comu: nicarse con grupos” celulares vecinos, yuna larga prolongacién (que puede tener’ muchos centimetros) Mamada axén 0 cilindro eje, que lh pone en contacto con grupos celulares ale- jados. De estas cétulas, las mas perfeccionadas, en las que se elabora ia comprensién d erior y de sf mis ibe y transmite unos, 50 millones de i.@ ity mensajes nerviosos por segundo, asegurando, por ejemplo, el mantenimiento de la oxigen Cién pulmonar o el funcionamiento del cor 26n, eteétera ‘Como trabaja_permanentemente, es un 6r- gano que necesita mucho alimento y consume un 25 por ciento del oxigeno de la sangre, que le es provista por una vasta red de yasos san guineos. Cuando esta provisién es insuficiente, se producen mareos y pérdidas de la concien- PEQUENA BASE DE MARAVILLOSAS OPERACIONES La asociacién de los cuerpos celulares cons tituye Ja sustancia gris, capa externa del bro que, dado su enorme desarrollo en el ser humano, se pliega y repliega como un papel arrugado, constituyendo las "eircunvoluciones a su vez, los micleos grises de la base cerebral EI conjunto de los axones de las células de la corteza, recubiertos por una sustancia aislante, Ja melina (como el plistico de los cables telef6. Cys ss z v Esquoma del cereby Cada grupo: de. cell del corebro cumple una mision especial; por (050 puede trazarse\ un Yerdadero mapa local zando el lugar donde 36 reciben las. sensacio ‘ose mandan or dones a las. dletintas fee del cuerpo. 4), Informacion. El ce ebro humane. recibe Tos datos para resolver tm problema: lo. mis- mmo "'ocurre con la computadora obieta, las inform Efones almavenadas en eunidades de me 12 computador funetonan como el ee robo nicos 0 eléctricos), que corren a asociarse con todos los confines del cuerpo, constituyen la sustancia blanea del interior del cerebro, al que podemos considerar como la estacién terminal le sistema de comunicaciones raciones de todas las n efecto, en él se s de un insupera y como la base de op funciones del cuerpo, leceionan los impulsos que recibe y se dese- chan los que no son importantes, y de él par ten los mensajes a los que se ajustan nuestras actividades (abrir una caja, manejar una mé- quina, escribir una carta, etcstera). DONDE Y COMO SE FIJAN LAS INFORMACIONES? La informacién recihida se fija, codificada, en una molécula de proteina y asi se conserva en el cerebro, Por eso, posteriormente puede ser evocada y reconocida. Légicamente, alli no termina todo, pues permanentemente intervie- ne la capacidad superior de su funcionamiento: €l juicio y el raciocinio. Pero las sensaciones, informaciones, ideas y razonamientos no. per manecen aislidos, sino que se asocian entre si: Ta idea de blanco nos sugiere la de negro (opnestas); Ia idea de pie nos sugiere otras, tales como zapatos, medias, camino. viaje, et eétera (relacionadas), Este proceso —0 aso- iacidn de ideas samiento, constituye Ia base del pen: gCOMO ES LA COMPUTADORA? La computadora tiene también un “cerebro” con vilvulas electrénicas, condensadores, et- cétera, y cables que comunican los cireuitos en- tre si. Se compone de un alimentador, es decir, una serie de fichas perforadas que proveen in: formacién en forma de cddigo especial; de una serie de unidades de memoria donde se acumu- lan las informaciones que se han de usar; de unidades de elaboracién donde se efectian las operaciones, y del sistema de respuesta, que, por medio de fichas, eintas magnéticas, eteéte- ra, da los resultados. Un computador puede te- ner 8,000 circuitos impresos y necesita mas de 120 kilémetros de cables para conectar entre si 2.000.000 de células de memoria, SEMEJANZA ENTRE EL CEREBRO. Y LA COMPUTADORA Asi como el cerebro recibe las informaciones y los datos auditivos, visuales, gustativos, et ‘cétera, por medio de los érganos de los senti- dos, la computadora recibe la informacién que necesita por medio de fichas perforadas otros medios digitales, como. pueden ser las cintas agnéticas. Para reconocer y.uti- lizar Ja informacién, el hombre recurre a Ta memorie, y la computadora se sirve de los da- tos que tiene almacenados, es decir, los ele- ments de registro que constituyen una suerte de memoriy artificial, Con esos materiales acu imalado:, tanto el cerebro como la computado- perforadas 0 ra elaboran la respuesta. Los dos pueden resol- vver problemas matematicos 0 de otro tipo y ve- rificar si hay error 0 no. PERO EL CEREBRO GANA En sintesis: ambos pueden resolver proble- ‘mas matematicos, son capaces de recoger y pre- parar los datos que reciben y escoger los que correspondan a una situacién correcta de la que no lo es, y ambos trabajan con circuitos eléctricos (aunque la actividad eléctrica del cerebro es sumamente débil). Ademds, la compu tadora es fantésticamente mas répida que el cerebro, pues en un minuto puede realizar céleulos que al hombre o a un equipo de hom- bres le demandarian afios. Por qué su velo- cidad es mayor? Porque los impulsos del calcu- lador electrénico tienen una velocidad cer- ana ala de Ja luz, Pero la computadara es luna maquina que no piensa ni crea, como lo hace el cerebro. Tampoco tiene 1a fabulosa.ca- pacidad de almacenar tanta informacién como el cerebro. gCudntos recuerdos, cuiintos datos, ccudntas experiencias conservamos en nuestra mente? Se cree que suman 15 mil millones de unidades de informacién las que tiene la me- moria de un hombre de 70 afios. Pero, por so- bre todo, a las maquinas les falta la. caracte- ristica primordial del hombre: su sentido de conciencia, su facultad de adaptarse constan- temente a las nuevas situaciones, de crear siem- pre algo nuevo a partir de lo conocido y de te- ner sentimientos. En cambio, la computadora s6lo puede repetir lo que el cerebro humano ha programado para que ella realice. E] ser humano ha creado la computadora, FER me ums somputadors pods crear wn iQUERER A LA NATURALEZA HACE BIEN A LA CABEZA! 3) Elaboracion. Aqui se ‘iferencian el cor y le computadora. Esta ‘etia por repe con a ‘logics a fe"ha’ suminist Programador humano, 4) Resultado, Et hom: ee pine Blas Pascal, on 164 invents una méqul capaz de. sumar estar. Este, maquine perfeccioné ‘Lelbnite lgunas mejoras, es Te actual caleuladora, proyectado una’ mé- uina capa de repre L fascinante especticulo del cireo viene deslumbrando con sun al conquistar la Hélade (Gre sintieron atraidos por las competencias $ que alli se real cel emperador, su corte y el pueblo a disfrutar del especticulo ; i Lay carreras de cusdrigas eran las competen cl ‘que més atraccl6n ejercian sobre blico romano y daban origen a fuertes apuestas EL CIRCO, HACE 2.000 ANOS En aquel entonces la pista del circo tenia la forma de un paralelogramo, y sus extremos eran circulares. Se hallaba dividida a lo largo por una amplia valla denominada “spina", en tomo de la cual corrfan los competidores. Fue tal el éxito del especticulo, que muy pronto se crearon_anfiteatros de_ grandes. dimensiones, entre los que se destacaron el Circo Maximo, ccon una capacidad para 100,000 personas v que Iuego fue ampliado para albergar a 385,000 espectadores. Julio César enriquecié estos especticulos ha- ciendo construir grandes canales de agua en- tre la pista y las graderias para realizar com: petencias de regatas y natacién, y otras de- mostraciones acudticas. Ademés, protegian al piblico de un posible ataque de las fieras EL ESPECTACULO. COSTUMBRES REMOTAS QUE AUN PERDURAN E] clisico desfile del circo, o la gran “para- da” (presentacién de todos los artistas), que generalmente abre el especticulo o lo preanun- cia, tiene origen en la solemne pero bullangue- a procesién de aquel entonces. Lujosas carro- zas y la efigie de los principales dioses de la ciudad abrian esta marcha. Luego venian el emperador y su corte; detris, los que interve- nan en os juegos, musics, atletas, danzarines, jueces, magistrados, y, por iiltimo, los efebos fas doncelas quemando inciensos y-perfumey Al principio eran solamente carreras pedes- tres, pero luego se intercalaron pruebas y ejer- cicios ecuestres y muy pronto aparecieron las carreras de carros, bigas y cuadrigas. Eso dio origen a fuertes apuestas por parte del publico. Para alargar el especticulo se incluyeron combates simulados entre guerreros, los cua- les demostraban su habilidad y destreza. Pero con Ia aparicién de los gladiadores, luchado- la aparicion de los gladiadores, luche- ‘tesionales, los combates’ se. hi te res_profesionales_generalmente elegidos entre prisioneros y delincuentes, las contiendas se hicieron despiadadas. Para’ mejorar la calidad de éstas, Aurelio Escauro (105 a. de C.) fun- dé Ia primera escuela de gladiadores. APARECEN LAS FIERAS Las fieras se.-incorporaron muy pronto. al circo romano. Al principio eran presentadas en jaulas, a las que se les prendia fuego, Cuando los animales, enloquecidos y_bra- mando de terror, buscaban la salida, eran acri- Billados a flechazos por los arqueros. Mas tar- de, los bestiarios inauguraron los combates en- tre fieras y hombres. NACE EL CIRCO MODERNO Durante la Edad Media, algunos juglares ha- cian pruebas de-habilidad fisica recorriendo las ciudades y gandndose asf la vida. Y fue un sar- ‘gento mayor inglés, Philip Astley, quien, en 1767, organiza un especticulo de equitacién (era’ un excelente jinete y actuaba con su far milia), al que muy pronto incorpora acrébatas, malabaristas, payasos. El éxito de su especticulo lo leva a Europa, y su idea es recogida por Antoine Franconi, ‘quien abrié el primer circo del continente eu- opeo. Los primeros circos se instalaron en lo- cales fijos (teatros, salones, etc.), hasta que a mediados del siglo XIX, George y John Sanger popularizaron en Inglaterra el circo desmon- table. LA LEGENDARIA “VIEJA BET” En 1811, James Sharp abre el primer circo de Estados Unidos, pero es Hackaliah Bayley (fu- ‘turo socio del Barnum & Bayley) quien pre- senta un gran especticulo de circo, y en él su estrella: “la vieja Bet”, una elefanta ada da en el afo 1815. Fue tanta la popalaridad de Ja “vieja Bet", que desde entonces no se conc be un especticulo circense sin un buen niime- ro artistico con los simpaticos elefantes. La forma clésica del circo actual, de Jona y circular, fue diseiada por primera vez en Esta dos Unidos por Nate Howes y Aarén Tumer en cl afio 1826. Pero seria Phineas T. Barnum, un hombre con extraordinario sentido de la empresa y la publicidad, que todo lo hizo a lo grande, quien le daria el espaldarazo final al circo moderno. Compré al Parque Zoolégico de Londres a quien seria el mas famoso “artista” de su citeo y heredero de la popularidad de la vieja Bet €f elefante Yumbo. Barnum, luego de asociarse con Bayley, creé el mis grande y completo de los circos con el cual recorrié todo Estados Unidos, en su propio tren de 61 vagones, y con uun contingente de artistas y obreros compu to por mis de 1.200 personas Otro grande del cireo fue William F, Cody, mis conocido por “Biiffalo Bill”. Cody presen: taba un especticulo lamado del salvaje Oes te, donde predominaban las pruebas de equi tacién y destreza en el manejo del revélver y el lazo, APELLIDOS FAMOSOS EN LA DINASTIA DEL CIRCO A lo largo de la historia del circo moderno se destacan Jos apellidos de familias enteras que, dedicadas al maravilloso mundo del circo, hhan creado verdaderas dinastias Los famosos hermanos Ringling, en Esta. dos Unidos; los Feijéo, en Espaiia; el circo Price, también en Espafia; el Orrin, en México; ‘el Bostock, de Inglaterra; el Krone, en Alema: nia; el Circo de Moscti; Frank Brown, en la Republica Argentina, y esa inmensa legién que a lo largo de tantos afios, han dedicado su vi da a la noble tarea de divertir al pitblico en ese mundo mégico del circo, donde todo es posible, todo..., como que hasta los adultos pueden volver a reir con la misma risa pura y limpia de su lejana nifiez. —— ‘ALGO PARA RECORDAR NO SE DEBE DERROCHAR! ers Las prucbes ecuestres ‘son ‘grandes atracclo: ros del citeo moderno, ‘We los aries dos equilibrstas, L. pollito nace de un huevo, como todas las aves. Este huevo, sometido a cierta temperatura, y en el trans- curso de veintitin dias, sufre una se- rie de transformaciones para, final- mente, dar forma a un nuevo ser que se va nut do de las reservas alimenticias que con. tiene el propio huevo, Veamos, pues, ese ma. ravilloso proceso, PERO HABLEMOS PRIMERO DE LA CELULA Todos los seres vivientes, vegetales o anima Tes, estin formados por ciertas particulas com- pplejas llamadas células. La célula constituye una unidad elemental capaz de nutrirse y de repro- ducirse. Hay organismos que se componen de una sola célula, como los microbios, y otros que se componen de varias o millones de células, co- mo el ser humano un arbol. La vida humana, por ejemplo, se debe a la fusin de dos células germinales 0 gametos (una femenina y otra masculina 2QUE ES EL HUEVO? El huevo también es una oéhula, que resulta de la fusién de una célula sexual ‘masculina y una sexual femenina, a partir de la cual se forma el embrién, Esta célula huevo es lo que comtinmente se nateaeriee yy ert tama del huevo” o vitelo, y se forma en el ovario izquierdo, ya que el derecho se atro- fia en la gallina. Guando esté maduro pasa al oviducto (con: ducto por el que los dvulos salen del ovario), donde es impulsado por contracciones muscula: es de sus paredes. El tamaiio depende de | acumulacién de vitelo nutritivo, necesario para el desarrollo del embrién. CUANDO LA GALLINA PONE UN HUEVO He aqui Jo que vemos cuando la gallina pone un. huevo: 1) En el centro se encuentra la yema en. vuelta por la membrana vite ma se observa una pequeiia origen al embrié tancias nutritivas destinadas, precisamen mentar al embrién, 2) Rodeando a la yema es ta la clara, masa rica en sustancias nutritivas albuminoideas. 3) La clara se halla envuelta por la membrana coclear, for pas. Estas se separan en el extremo 1 deado del huevo dejando un espacio llamado cimara de aire, 4) Entre la membrana vitelina de la yema y la membrana coclear de la clara y en direccién a los polos 0 extremos del huevo se encuentran las chalazas 0 de soportes que n wntienen en posicién a la yema. 5) Por ultimo, la cscara, que es tercera membrana porosa impregnada de sales de calcio. b) Ca. clear. @) ‘cha germ ‘itling. Cla yaimina. hh) ama ire 41) Doce horas despuss de haber comenzado la i fa dol polito. 2) Han pasado noventa . sinweide dente del pico,’ el po. Ite ha ‘comenzado. a ‘car la cfsca lreuler. Su CALOR DE MADRE © DE INCUBADORA El embrién comienza a desarrollarse aim an: tes de que el huevo abandone el cuerpo de la gallina; pero su evolucién se ve temporalmente detenida cuando el ave pone el huevo, ¢Por qué? Pues, porque los huevos no tienen regu Jacién automética de temperatura y requieren ser sometidos a determinada temperatura para que el embrién se desarrolle. Ese calor lo stimi nistra la gallina poniéndose sobre el huevo pa ra transmitirle su propio calor. A esto se le Tama incubar Para facilitar esta operacién se producen ciertas transformaciones en el cuerpo de las aves: cae el plumén, desaparecen las grasas, y ‘yna concentracién de vasos sanguneos aumen 4 Ja temperatura de la piel. Se aleanza, asi, ‘Ba temperatura de unos 40 grados centigrados, nécesaria para el desarrollo del embrién. La incubacién también puede hacerse por me- dio de aparatos especiales o incubadoras. En este caso, la temperatura es de 39 grados centi- srados, Después de ocho ‘comienzan” a. for Tos. musculos. #1 ‘embrion tena dos con timetros de largo. y re distinguen yal 026 90 y. el estomago. La Cabeza es. tan grande ‘como el cuerpo. se hace e6meo y ‘em pleza a sbrirse.” Tam bign aparece una peque fa protberanci oi ‘ocupa ens! todo" e! huevo. 7) Rota Ia céscars, el polit saca In cabers imedecida todavia ron Feglmente «vivir, PERO, QUE OCURRE DENTRO DEL HUEVO? Doce horas después de haber comenzado la incubacién, la mancha germinativa que esté en ‘el centro de la yema ha crecido, y en torno de ella se va desarrollando una red de vasos que conducen las sustancias nutritivas hacia el em- Drién. A los 4 dias ya ha aparecido en el centro tuna mancha rosada: es el corazén, El embrién continiia nutriéndose de las re- servas del huevo que forman una vesicula um- bilical grande y pronto queda envuelto por dos membranas: el amnios o bolsa lena de liquido nutrtivo, que lo protege de los golpes exterio- res, y el alantoides, que sirve para la respira- i6n y Ia eliminacién de los residuos que ori- ina el organismo en formacién. Después de 5 dias se han formado el et Jo y las visceras del abdomen; y a los 6 dias el corazn adquiere su forma definitiva y se extiende el sistema vascular Pasados 8 dias comienzan a formarse los ‘miiseulos. En el ¢ Pete y cl coups La cers St pal de como el cuerpo. A los 9 dias, los cartilaga se solidifican, ya los 11. dias’ aparecen 10s primeros indicios de las plumas que eubririn todo el cuerpo A los 13 , los huesos se han solidificado, Secuencia filmada del _ne- clmiento de un pichoncit. Néteso cémo este iicla su patents trea pare rom ‘el cascaron. a fin de oresar al rmundo, iSE_UN PoqUITO MAS QUE AYER! QUE LINDO QUE ES APRENDER! Jos pulmones se han desarrollado y, después de 15 dias, el pico se hace cérneo y empieza a abrirse 'y cerrarse. También aparece una pe- quefia protuberancia 0 diente que serviri para perforar la ciscara, El ojo tiene, ademis de Jos dos parpados, la membrana nictitante 0 tercera membrana propia de las aves. Después de 17 dias, el pollito ocupa cast todo el huevo. La cabeza est generalmente plegada bajo el ala y las patas contrafdas deba- jo del vientre. Las patas y las plumas ya han ferminado de formarse. Y AHORA jA CONOCER EL MUNDO! A los 21 dias, con el fiente del pico, el po- ito ha comenzado a pigar la eéscara en forma circular. Su trabajo puede durar una hora co- mo uno o dos dias. La cfscara se rompe en dos partes como si hubiese sido tallada por una lima, y el pollito saca la cabeza baiiada todavia por los humores del huevo. Voledndose ligera- mente sobre s{ mismo, conseguir librarse de su envoltura, jenza entonces para él la gran aventura de vivir! Las luciérnagas: 22. AS luciémagas o cocuyos han reci- 83 bido un regalo extraordinario de la naturaleza: la facultad de poder fa- Dricar su propia luz; una luz tan ar particular, que no da calor. El hom. bre, creador de tantas cosas, atin no logré al- go parecido; sélo le resta admirar en la no- the'el brio intermitente de estas maravllsas criaturas UN INSECTO APARENTEMENTE COMUN Las luciémnagas, amadas también bichitos de luz, son invertebrados de la clase de los in. sectos y del orden de los coledpteros. Tienen el cuerpo achatado, de color grisiceo, castaiio 0 negro. Las alas anteriores son eémeas, Cuando el insecto esti en reposo, se juntan y forman como un caparazén; en cambio, al volar se abren para permitir el paso de las’ alas posteriores, que son las verdaderas. Es decir, lo comin a muchos insectos. FAROLITOS EN LA NOCHE Al atardecer, en los pafses célidos, cuando el Sol se oculta y la temperatura del aire aleanza cierto grado, las luciérnagas encienden su luz, La tenue claridad proviene de érganos lumino- 808 que se encuentran en los anillos posterio- res del abdomen. Los destellos se produ {gon intervalos de 58 segundos en el macho, y la hembra responde con destellos mas débiles a los 2,1 segundos de haberlos recibido, DE DONDE VIENE SU LUZ? Al estudiar los tejidos que forman los ér- ganos Iuminosos de las luciérnagas, se han dis- tinguido dos capas: una granulosa, cerca de la superficie, y otra debajo, formada por células cristalinas que hacen las veces de espejos re- flectores. En el tejido granuloso se encuentra el elemento luminoso, y en el mismo corre una abundante red de nervios y conductos de oxi- geno. En estos drganos se encuentran dos sus- tancias: la. luciferina, que es combustible en presencia del oxigeno, pero que para combinar- se con este elemento necesita de una enzima amada luciferasa. La Iueiferina y Ia Iueifera- sa son, pues, las sustancias que producen la luz de los insectos. SU TITILAR LUMINOSO. ES UN IDIOMA AMOROSO. Los hombres de ciencia consideran que las luciérnagas emiten su luz para atraer a la pa- reja mediante un sistema de “llamadas” y “res- puestas”, Pero no siempre ocurre esto, porque hay Iuciérnagas adultas que carecen de esos érganos luminosos que, sin embargo, tuvieron cuando eran larvas. La naturaleza guarda atin muchos misterios que el hombre debera descubrir. corneas plegadas (Fig 4). Debajo de éstas 0 ‘encuentran lag slas pos: Terlores, desplogedas 2). Las luciéena toque ‘el hombre atin no pudo Tograr: ta luz fri, 2 AY hombres que habitan regiones E inhéspitas, con temperaturas a me. }, nudo inferiores a los 40°C bajo cero, y con largas noches invernales que duran muchos dias, durante las tales no ven el Sol. Esos hombres se refugian fen casas de hielo para soportar el clima ri 1030; y sin embargo, esos hogares son célidos ¥y confortables. Los esquimales parecen ser la prueba de que el hombre es hijo de su ambiente; ellos se han “adaptado para sobrevivir donde el hielo y la nieve tienen su reino, pero no extrafan la exu- herante vegetacion del trépico y encuentran ‘en las regiones drticas su medio natural. Primitivamente numerosos, se calcula que hoy los esquimales apenas ‘aleanzan a unos 36.00, aunque faltan censos seguros y los da tos son muchas veces contradictorios. Es que resulta dificil censar a este pueblo muchas ve ces némade, que se desplaza buscando condi “ciones nis favorables, Habitan en Alaska y las islas Aleutianas, en el Labrador y centro del Canada y en Groenlandia. gDe dénde vinieron estos hombres de piel amarillo-pardusca, ojos mongélicos y negros cabellos lacios? Parece in- dudable su procedencia asiética, aunque se han ensayado otras teorias. Lo cierto es que —cual- quiera sea su origen— se han adaptado admi- rablemente a las inclementes condiciones del Artico. La expansién del hombre blanco les ha permitido el uso de relojes, ropas y utensilios de la cultura occidental, y un gran niimero de esquimales se ha convertido al cristianismo, Pe- ro en las regiones mis alejadas, este pueblo ‘ain conserva puras sus tradicionales costum- bres ancestrales LAS CASAS DE HIELO Siempre imaginamos a los esquimales en sus os ighis, viviendas semicirculares de hielo. Sin embargo, también construyen otros tipos de casas, En el sur de Alaska, donde abunda la iLA ZONA ANARANSADA ES/POR ELLOS HABITADA! el told resulta un abrigado refugio contra el rigor Invernal. madera flotante en los rios, edifican cabanas rectangulares de madera cubiertas de tierra ‘con un pasadizo subterrineo como entrada pa- ra que no entre el frfo viento por la puerta. En. cl verano, la vida némade ha favorecido el uso de una tienda de pieles eGnica. En la zona cen: tral se constrayen casas circulares de piedra, con béveda de costillas de ball tas de piel EI ighi es una casa de hielo de planta cires lar, muchas veces con dos habitaciones que al bergan a dos familias, Se construye com blo ques de hielo, que el esquimal corta con cu chillos de hueso y que va superponiendo en es piral hasta formar la eapula. El interior suele estar recubierto de pieles, lo mismo que una plataforma que hace las veces de cama, Las lémparas, recipientes de piedra llenos de acei- te de ballena, dan, a la ver, luz y calor, seean Ja ropa y mantienen el ambiente caldeado. La vajilla consiste en cucharones de marfil de mor say platos de cuero o de madera, El tinel de entrada es tan angosto, que la familia debe a dar a gatas por él; un cuero de caribi sive co- mo puerta. Hay orificios para la salida del hu- mo; a veces, un agujero cuadrangular oficia de ventana, cubierta con una pelicula transparen a recubier: te de intestino de foca. La forma de ciipula ayuda a conservar el calor en los largos y ri- gurosos inviernos; y, paraddjfcamente, el hielo de las paredes es Ja defensa més segura contra el frio, la nieve y el viento del exterior. COMEDORES DE CARNE CRUDA La palabra esquimales significa “comedores de carne cruda”, y con este nombre los cono- cfan los algonquinos, sus vecinos del Labrador. efecto, los esquimales no cocinan la carne de reno, foca o morsa cuando esti congelada; en caso contrario, la hierven. Quizé la denomi- nacién nos sugiera un pueblo belicoso y agre- sivo; sin embargo, los esquimales son de buen caricter y hospitalarios. Generalmente viven en. pequefios grupos que trabajan juntos mientras la caza es abundante, pero que se disgregan en familias en cuanto el alimento escasea. Y aho- hablaremos de la prineipal ocupacién de es te pueblo: Ia caza, BOLEADORAS EN EL ARTICO La foca abunda en el mar, y de ella los es- quimales obtienen piel para sus trajes, care, ¥ grasa que les sirve como combustible. La cx 24 ¢5, por lo tanto, su actividad principal. Cuan do las aguas estin heladas, vigilan los agujeros que existen en el hielo, por donde las focas salen a respirar, y las arponean, El arpén, mez- cla de lanza y anzuelo, se usa también para cazar morsas y ballenas. Otra caza que buscan con afin los esquimales que habitan n sur es el caribii o reno salvaje, que aprovechan integramente, jHasta agujas de coser obtienen de sus cuernos, ¢ hilo de sus tendones! En verano, los esquimales navegan en sus ayaks, ligeras embarcaciones que construyen con una armazén de huesos de ballena o de madera, recubierta con pieles cosidas. Para ca- zar en el mar agregan un flotador a sus axpo: nes. Y un dato curioso: algunas tribus utilizan también un arma que les sirve para eazar paja. 10s al vuielo. Consiste en tres bolas de marfil de morsa atadas con tendones boleadoras del Articol . jverdaderas EL MEJOR AMIGO En las heladas extensiones donde habita el esquimal, el medio de transporte terrestre es el trineo, ademés de las raquetas que usan para caminar sobre la nieve. Arman sus tyineos con lefios atados, y la’ punta de los deslizadores se ceubre con marfil para aumentar la velocidad Quizas entre los esquimales sea més cierto que ‘en ningiin otro lugar del mundo aquello de que €l perro es el mejor amigo del hombre. Entre cinco y nueve perros con sangre de lobo, re- sistentes al frio, son uncidos a los trineos. Estos animales son capaces de recorrer un promedio de mas de cien kilémetros diarios. El esquimal confia en sus perros para asegurar su movili dad, cuando debe recorrer largas distancias en busca de buena caza. Por eso los perros son ob- jeto de muchos cuidados, y se les permite refu- iarse en el tiinel de entrada de Jos ighis. Casi podria afirmarse que constituyen parte de la familia; tal es el grado de estima que gozan. INDUSTRIAS DOMESTICAS A MODO DE DESPEDIDA La preparacién y el curtide de las pieles — Todavia queda mucho por decir sobre los ex fonstituyen It principal artesania esquimal, jun- quimales. Son un pueblo cordial e imaginativo, to con la tulla de marfil. Para hacerlas més fle- amante de la miisica, Se acompaian en sus bai Aibles, has pi Fue el esquimal ck son a veces masticadas; esto les y cantos, que in sonidos dela na. tainbor, Muchas las", torneos. poético-inu expliea gasta sus dien- turaleza, con una ¢ les prematuramente, Las pieles se cosen con veces disputan “p ardan en hermosos al sicales en los que el auditorio cla la victoria al an habilidad bres y mujeres, en ama especie de camisa de para el dibuj piel con capuchin, pantalones, botas altas y —- El chaman o mage practica ht medicina, ale mitones que ellos mismos confeccionan, Las » los malos expiritus. Su religion es ani mujeres llevan a sus hijos pequenos en el eas mista, ya que adoran las fuerzay de he natura puchén. Sobre las costuras, pieles tenidas en lea. Después de la muerte. las almay reciben brillantes colores st premio 0 su castigo, Algunas costumbres quimales también fabrican sus impermeables esquimales pueden parecern con intestines de foca; para defenderse ¢ reverberacién de la luz sobre la nieve, usin una frecuentemente. cubierta de una capa de su la son muy amantes de la limpieza, y- su piel esti Las pieles suclen sor mas. gujero para mirar. Como ropa interior, cami. “el clima. Ademés, practican la pol Setay cde, plismas de aves, anarinas; las batitas atid suele prestar a stv mujer como signo de de los recién nacidos son de piel de ave, y su amistad y cortesfa Totten Igoe y reeubren aus Y& —oso ex que ~con una rigurosisima temperatu- hibil, amable ¢ industrios, utiizando, a wodo ceunita, una bolsa de plumas, Pero lo mis cu- —Y ahora, van a decir adids 4 este pueblo ta exterior los esquimales suelen estar casi de despedida, su saludo tratlicional, que com desnudos en el interior del ight. siste en frotarse las narices. Los vestidos de hombres y mujeres esquimales apenas difieren entre si. En Ia costa orlental de Grocniandia, las mujeres recogen sus. cabellos con un rodete en lo’ alto de la cabera, miontras ‘que ‘en otras. tribus prefieren twenzarlo. Todos isan sacos, pantalones y botas de pel. iES BUENO QUE SE RECUERDE: HAY QUE CRUZAR CON LUZ VERDE! Historia ve los numeros OS niimeros Ios utilizamos cons- tantemente en casi todas las mani festaciones de nuestra vida diaria, pero dificilmente nos preguntamos ‘como nacieron y, menos ain, si har ce cinco o seis mil afios nuestros antepasados ‘manejaban esos aximeros con la misma facili- dad con que lo hacemos nosotros. De alli que nos proponemos entrar en el apasionante mun do de los mimeros para recorrer el camino que siguieron a través de los siglos, y cuyo origen esti relacionado con el instinto de propiedad LA NECESIDAD DE CONTAR La invencién de los nimeros data de los al. bores de la humanidad; de alli que el profesor Puig Adam, de la Real Academia Espafiola de Giencias Exactas, Fisicas y Naturales, dijera que “la Matemética es tan vieja como el ins tinto de propiedad, es decir, tan antigua como el hombre”, Y agregara: “Este se sintié mate mitico en cuanto el afin de retener lo suyo I Tlevé a contar sus rebafios y a medir sus tie Pero, gcémo contaba sus ovejas, sus bueyes © sus caballos nuestro antepasado prehistérico? Pues por medio de guijarros, que iba colocar do en un recipiente de barro, uno por ¢ mal que Ievaba a pastar por las mafianas. Al regreso, por cada animal que hacia entrar en el redil sacaba del recipiente uno de 18s gui jarros, Si aquél quedaba vacfo, su majada es tabe completa. He aqut o su instinto de propiedad. Ta mismo fin, solia hacer marcas en los no se_muanifestaba ign, y_con el irboles fueron sus propios dedos, S utlizaban hacer céloulos. En los cua: drados colocaban asc fas, y como no se conc i coro, ese lugar 3 dejabs ‘vacio BaOme a LOS DEDOS: PRIMER SISTEMA DE_NUMERACION En sus comienzos, el hombre numeraba las cosas con los dedos. Si queria decir 1, levan- taba un dedo; si deseaba decir 2, levantaba dos dedos, y asi sucesivamente. Con las dos manos podia contar hasta 10. Para sefialar un nimero mayor hacia girar las manos: dos veces por 20, tues, para 30, etcétera, (Los aborigenes de América, dice Fernando Hoefer en “Historia de las Matemiticas” juntando dos veces las ma. nos expresaban la cifra 20 y, sucesivamente, las demas restantes.) Algunos pueblos utilizaban, ademas, los dedos de los pies como comple mento, Estos antiguos sistemas de numeracién, cu: ya base es e} miimero 20, se hallan todavia pre sentes en el idioma francés. Por ejemplo, tre-vingts’ liza para nombrar al nimero 80 ‘qua- tro veinte) es frase que se uti NACEN LAS CIFRAS Pero ademas de contar, después se hizo ne cesario escribir las cantidades. Entonces sur- ggieron los signos o cifras, y, con ellos, también aparecieron las ereencias sobre ciertos atribu: tos henignos, sagrados 0 maléficos que los an- tignos les adindicaban a algunos nimeros. Podemos ver eémo los numeras romanos se inspiraron en los dedos de las manos. Los indies tomaron le figura del cuadrado y sus diagonales para inventar los Slgnos de. los numeros, que, luego fueron llevados por los srabes a Europa Los nimeros actuales nacieron de una simplificacion de los primeros signos. La forma de los niimeros romanos se parece mucho a la manera de contar con los dedos Asi, el 1, el 2 que se usaba en un principio, y el 3 corresponden a uno, dos y tres de los dedos levantados. La mano abierta con gar estirado significaba 5, y abiertas y cruzadas a ka altura de la mutieca expresaban el 10, Los niimeros que utilizamos actualmente de rivaron también del sistema de contar con los dedos. El 1, desde un comienzo se excribié tal como Jo hacemos hoy; el 2 era representado por dos trazos, pero horizontales: el 3, por tres bastones acostados, el uno sobre el otro; el 4 por dos hastones colocados en forma de cruz, y el 5, por una mano cerrada con el pulgar extendido, Al escribirse rapidamente, sin levan- tar la pluma del papel, fueron tomando Ja for ma con que Tos conocemos NUMEROS ARABIGOS QUE SON HINDUES Los signos que usamos actualmente provie- nen de la antigua escritura de la India; tal vez de la edad de oro del hinduismo, época en que adquirieron extraordinario desarrollo la astronomia, la medicina y la matemética (ba: cia los asios 320 a 400 de nuestra era), cuando, la dinastia Gupta ocupaba el tron. Sin. em: Dargo, estos signos se denominan ardbigos Cuil es el motivo? En el afio 711, los drabes fempezaron su penetracién en la India, a do de Mahomed-ibn-Quasim, y tomaron con: tacto con la civilizacién de ese pais. Posterior- mente, los signos a que hacemos referencia fue ron introducidos por los érabes en Europa; de alli que fueran eonoeidos como signos aribigos. SU MAJESTAD EL CERO El cero no existia; tanto es asi, que en la numeracién romana vo figura, En los table- 0s para cfleulos Hamados abacos —que usaban Jos romanos— se dejaba vacio el lugar que de- bia corresponder al cero, Por fin, un dia ese espacio fue ocupado por el mimero ideado por Brahmnagupta, hindi nacido en el afio 598: el famoso © importantisimo cero Este signo también fue introducido en ropa por los arabes después del siglo X. Y co- mio a este miimero los arabes lo Namaban sifr (que significa vacio), de esta palabra derivé el vocablo cifra con que se designa a los ni- meros. Pero, en realidad, el cero es la cifra por antonomasia, Sin embargo, pese a su importancia, el cero no interviene en la numeracién oral, Por ejer: plo, si escribimos 5.006.004, decimos simple- mente: cinco millones seis mil cuatro, Es de- cir, nombramos iinicamente 3 ntimeros en una cifra que consta, en realidad, de 7 mimeros. CURIOSAS FORMAS DE CONTAR Los distintos pueblos del mundo crearon sus propios simbolos numéricos o formas de escri- bir del 1 al 0. Los babilonios grabaron signos en forma de cufia (cuneiformes) usando un estilete sobre tablillas de barro 0 arcilla. Los egipeios escribieron sobre papiro formas sim: plificadas de sus jeroglifieos. Los mayas tenian dos tipos de numeracién: uno compuesto de rayas y redondeles, y otro con figuras de divi nidades. Los incas utilizaron los quipos series de cuerdas con nudos. En cuanto a los signos numéricos griegos, se formaron valiéndose del alfabeto, Io mismo que los hebreos; y los sig: nos romanos provienen directamente de contar con los dedos. Pero los mimeros aribigos, ge neralizados, son Jos que dominan el mundo. 3 o Los pueblos primitivos de Jaban un espacto vacio en 1 lugar ‘correspondiente al cero, Curiosas manoras de es cribir los nimeros eh dis tintas civiizaciones, 10. 1 Bees | (oe ee n BABILONIOS 7 nw Wa aay, ay < GRIEGOS a 8, eS ee ees |S u ROMANOS 1 u ut Iv Vv Vio vie vinx a eens — =o eS eee Pers 0 9 ee eee ARABES 4 Yer 2 Ge Ne MAYAS Goi ee a ESER Faia Fees = PHO TDA EXCELENTES BENEFICIOS EU REALIZAR EERCICIOS! Los nidos de las apes sro se repite cada primavera: las aves infcian su ciclo de galanteo, buscando a su pareja para hacer su nido e incubar alli sus huevos mere eligen el territorio para anidar y pro- claman su posesién con tuertes cantos. Asi atirman sus derechos y alejan a los otros paja 10s. Esta es una de las principales razones del canto de las aves, segim Io han comprobado los naturalistas. Luego cada una atrae a st Pareja y ambos empiezan a construir su nido, Con verdadero tesén buscan los materiales que necesitan: ramas, hierbas, astillas, plumas, he- bras, hilos, telarafias, barro, arcilla, etc., sein tes de la naturaleza es el instinto que poseen las aves para conscryir sus nidos, Cada una de ellas tiene tun modo especial de hacerlo y tam- bién sus materiales preteridos para construir- Jo, También los lugares donde 10s construyen varian segiin la especie: puede ser en Ia tierra, en los Arboles, en la cima de las montaiias 0 los pefiascos del mar. Pero en todos, desde el mas simple hasta el mas curioso y pertecto, se encuentra vivamente retlejado el deseo de pro- teger a los pichones para que éstos, al nacer, encuentren un lugar suave, tibio y seguro. LOS MATERIALES MAS COMUNES PARA LA CONSTRUCCION DE LOS NIDOS Las aves habitan la Tierra desde hace unos 150 millones de afios. Desde entonces, el mila EI nido del pleatlor 0 co- Tibet ee ol més chico que ‘mide los casos, 'y pacientemente, en muchos viajes, van haciendo su nido, cuyo interior seré tapi zado luego con los elementos mas suaves que encuentran para darle mayor calidez y —por qué no— més comodidad, UNA ARQUITECTURA ORIGINAL En la actualidad se conocen mas de 8,000 especies de aves. Pues bien, puede afirmarse que hay igual cantidad de formas de nidos, porque cada especie lo hace de manera pro: pia, sin copiarse de las demés. Los investiga dores se preguntaron si el instinto es lo que las leva a construir siempre de la misma ma: nera o si las aves jévenes recuerdan el nido en que nacieron, Por miiltiples experiencias, pare- ce ser que es el instinto lo que guia la cons- truceién, LOS NIDOS MAS SIMPLES Cuando un ave se posa en el suelo 0 sobre tun montén de hierbas y se mueve hacia uno y otro lado en movimiento de vaivén, va forman- do una especie de cuenco u hondura. Se origi Le lechucite de! desierto hace su nido en los cactos, na, asi, un nido simple, como, por ejemplo, el del finds, En el caso de esta’ ave sudamerica- nia, €s el macho quien hace el nido en un lugar lano. Es semejante a un plato de més de medio metro de didmetro, recubierto por hojas, pajas y sus propias plumas. Las hem- bras de Ia tropilla -ya que los fiandies andan en grupo~ ponen todas en el mismo nido. Por ‘eso es frecuente encontrar en el campo nidos de fiandi que tienen de 50 a 70 huevos. Co: ‘mo dato curioso puede agregarse que también fs el macho el que se encarga de la incubacién de los huevos y que permanece 42 dias en el nido casi sin levantarse lel mismo. LOS NIDOS DE LAS AVES ACUATICAS Las aves que viven @ orillas de las lagunas 6 rios hacen su nido semejante a una balsa flo- tante, E] macd utiliza juncos, camalotes, pajas, etc., y la pareja incuba turnéndose. A’ veces, ambos se alejan un momento en busca de co- mida y entonces tienen la precaucién de cu- brir los huevos con camalotes, plantas acuati- cas, etc,, no sélo para protegerlos de los ene- migos, sino también para que formen una capa que el Sol caliente, continuindose ast la incubacién de los huevos. En la lamura pam- peana, la garza mora pisotea y voltea los jun- os de las riberas sin cortarlos, y con ellos hace una especie de olla ancha y muy sélida La cigiiena hace su nido de juncos y plantas avuaticas entre las caiias de los bafiados y la- gunas, y es tan fuerte, que, a pesar de tener un diémetro de mas de un metro, puede so- portar el peso de un hombre sin romperse PAJAROS QUE TEJEN Y COSEN Es muy diffeil decir qué nido es el mis cu rioso o qué ave es la més habilidosa para ha- cerlo, Pero, sin duda, el hombre no puede dejar de maravillarse frente al trabajo delicado del iar tjedoro, del pajaro sare El pier t jedor —del Africa~ hace nidos que parecen faroles colgantes de los arboles. Usando la pun- ta de su pico a manera de aguja, empieza el nido por un anillo tefido en las ramas mas altas ‘Con una patita sujeta muy habilmente el extre- mo de una hierba y con el pico anuda el otro. Prosigue asi su tarea hasta obtener una bola hhueca y floja, de tamaiio un poco mayor que él, Este extraordinario tejedor emplea unas EI nido dol hornero 98 muy curloso, Como pue ae EI ido del anda ot Nido del martin pescador 300 hebras para hacer su nido, El boyero teje una bolsa cénica de mis de un metro de largo con hebras de gi © fibras de mimbre que suspende de una rama. xiste también un pdjaro que cose... {sh que cose! su nido. Es el pajaro sastre, que ha dita en Africa ke pri- ace luego eros, hu n el interior del agujeros simétricos en ¢ y por tiltimo pasa fibras e1 ciendo una prolija costura nido-coloca pajitas, pumas y cuanto enenen: tra para hacerlo suave y tibio, DO DEL HORNERO nido del hornero esti construido con barro amasado, al que le agrega cerd: tas, pa no como los que cl pan, De esta caracteristica proviene el nom: bre de 0” que se le da al pajaro, El macho y la hembra trabajan juntos y_tardan, forma Cuando el medio en que viren no let Dentro del para hacerlo, de una a dos semanas, sinning. woporciona nada ‘mejor, hay pufaroe eos reclaman ‘sw alimento,Larvas do . sing weoPersnetruyen sus nidos' ene hue. inectoe, son lor manjeres.prefendos 1 pasa. Una leyenda popular decia que el fos y restos ‘de animales muertos. por clertas especies, homer no trabajaba los domingos ni durante fiestas religiosas, pero se ha comprobado todos los dias trabaja por igual. Adems, es un ejemplo de laboriosidad y pa- es ampliamente conocida su en adversidad: cuantas veces es a vez que ha amasado el barro, lo trans a el ty ide ser una ido para tun poste de wa tranquera, un alero, un farol ol hor del. hombre, Comienza. por porta en el pico hacer e| nido, P able y' vive cerea una base ido, y Inego. wa circular y ;pula redon: jue que divide raforma, que une al sitio ele fantando las paredes en for ndoles la i ‘on de deada, Después le EI nido del mirlo tiene forma de copa primorosamente construida con hilos racteristiea para construir sus nid Ue hierba y pequetias rolcillas. Ee un Aqui vernos uno hecho con pequet tan ejemplo de artesania, [ites entecruzades y sobrepuestes, cl nido en dos partes: la primera ex la “sala! Nido de! pajaro sas ¥ la segunda es la “alcoba” 0 nido propiamente dicho, ya que alli pone los huevitos, sobre pastos secos, cerdas, eteétera, Ta entrada del nido esti orientada de modo que no penetren los fuertes vientos del sur; ademas, {a entrada a Ia “aleoba” es tan peque- Fa, que ico de 20 centimetros de 12 em de profundidad. Las paredes son sél dlas, pues miden de 2a 4 em, y en total puede pesar 4 kilos. Cuando el lugar elegido para la Cconsteuccién del nido es favorable, vuelve a hacerlo en el mismo sitio, uno sobre otro. Es el inventor de las casas en propiedad horizontall UN TUNEL Y UN VOLCAN La necesidad de proteger a las erias obliga a ciertas aves a realizar curiosas construccio- ns. El martin pescador —de América del Sur— hace con su pico una galerfa, en las barrancas de los sfos, en forma de tubo inclinado hacia abajo y que mide unos 50 em de largo por 10 de didmetro, al final del cual practica una ca- vidad redonda y profunda donde deposita los huevos. Blige terrenos altos, y la entrada esti a suficiente altura como para que no Hlegue el Nido del tejedor de Africa agua, que, al subir, podria inundarla pijarocarpintero. sudamericano horada con su pico los troncos de los arboles y hace tuna eavidad de casi medio metro de profundi: dad luego ensancha la base de manera que la hembra pueda alli empollar los huevos, EL MAS CHIQUITITO Y EL MAS GRANDE El picaflor, o colibri, hace un nido en forma de tacita de'25 centimetros de didmetro y lo tapiza con lana, plumitas y otros materiales suaves que encuentra, como, por ejemplo, telas araia. En contraposicién, se encontrd uu o de dguilas que media casi 3 metros de didmetro y 6 de profundidad. LOS QUE NO HAGEN NIDO Tos péjaros bobos o pingitinos ~que habitan cerea de los polos— no hacen nido. Llevan el huevo bien protegido entre las patas, el vie tre y la cola, Alli esti bien calentito y es tanta Ia habilidad del ave, que puede moverse de un ugar a otro sin que se le caiga. El cucillo es tun ave europea que no construye su nido y por eso deposita sus huevos en nidos de otros par jaros, gSeré por eso que se Ie ha dado como casita el reloj de cued? ICANTA ¥ TRABAQA EL HORNERO iLINDO EJEMPLO COMPARIERO! Nido de ta grulla S UENTA una leyenda griega que tuna ninfa lamada: Eco entretenia con sus cuentos a Hera, la esposa del dios Zeus, mientras éste se dix vertia con otras ninfas. Hera descu: brid el engaiio y en castigo condend a Eco a repetir s6lo la altima silaba de la palabra que escuchaba. Asi los antiguos explicaban este cu- Hioso fendmeno, que hoy podemos conocer bien estudiando lo que sucede con las ondas so- | QUE ES EL ECO? Si nos detenemos frente a una pared alta, tuna montafia, un. acantilado, etc., y desde cier- ta distancia decimos un nombre, escuchamos cen seguida repetido el mismo nombre, Qué ha ‘ocurrido? Un fenémeno actstico. Para com- prenderlo facilmente, tiremos una pelota en li hea recta hacia una pared: veremos que rebota y yuelve hacia nosotros. Algo semejante ocurre ‘con las ondas sonoras que emitimos y que son reflejadas al chocar contra un cuerpo que sea ‘compact. CUANDO SE PRODUCE EL ECO? Para que se produzca el eco debe haber cier- ta distancia. Se calcula que para los sonidos en general es necesario un minimo de 17 metros, ero para la voz humana se requieren como minimo 35 metros para que puedan oirse cla- ramente las sflabas reflejadas. Ello se debe a que en un segundo se puede pronunciar y oir con claridad un niimero limitado de sflabas. Por Jo tanto, como el sonido recorre 340 metros por segundo, tardara un décimo de segundo en tro- pezar con el obsticulo reflejante, a 34 m de distancia, y otro décimo de segundo en volver al punto de partida. Si la distancia fuese me- nor de 34 metros, entonces ambos sonidos se superpondrian, se confundirfan y no podrian, ofrse distintamente, con claridad ‘uando existen obsticulos situados unos frente a otros, como en el caso de montafas, paredes, acantilados, ete., se producen ecos milltiples. Algo muy curioso: las mubes también producen eco. Esta es la causa por la que un cafionazo disparado en el mar, pero bajo un cielo eubierto de nubes, origina eco. A la mis- ma causa obedece el retumbar prolongado del trueno. UTILIZANDO EL ECO E] eco permite averiguar la direccién y la distancia en que se encuentra un obsticulo. Esta propiedad ha sido utilizada por los ma. rinos desde la antigiedad cuando atravesaban por estrechos o lugares dificiles en tiempo de niebla. Entonces lanzaban gritos hacia las altas rocas de las orillas; y al recibir el eco podian ver o sentir” dénde estaba el peligro y asf na vegar con seguridad, Basados en el principio del eco, hoy funcio: nan dos modernos y iitiles aparatos que son altamente valiosos y cuyo uso es impreseindt ble: el radar y el sonar. El radar, en vez de utilizar ondas sonoras emplea ondas de radio, que son mas répidas, y consigue localizar los obstéculos que se ha- flan a su paso. Un avién provisto de radar pue- de obtener un verdadero plano de una ciudad © territorio, marcando sus accidentes geogriti os, edificios de mayor altura, ete, El radar se emplea en los aerédromos, en la navegactén aérea, maritima, etedtera EI sonar envia ondas sonoras a través del agua y recibe ecos de cualquier blanco con ‘que choquen las ondas de salida, Como la ve- locidad del sonido en el agua es de 1450 me- tros por segundo, Ix distancia desde el barco equipado con el sonar hasta el obsticulo pue- de determinarse midiendo el intervalo entre e! El radar esta basado fn el principio. del ; eco, pero on lugar e utilizar ondas. $0- fnoras, omplea ondas de radio.” que’ 500 ; ‘mas rapidas. EI sonar envia ondas so: roras a través del agua, fies y pare Tocalizar ban cos de peces ‘vumbido de la onda sonora de vuelta del co. El sonar se utilizé en la guerra para detectar submarinos sumergidos, pero en tiempos de paz su utilizacién mas valiosa con- siste en descubrir los bancos de peces hacia donde puedan dirigirse los barcos pesqueros para realizar su tarea con mayor rendimiento, valida y la TODO 10 QUE USTED GRIT, EL ECO SE LO REPITEL. jTELiTE!.sTey Ja raza a Tierra vive a muy de la de més alta En efecto, pigmeos y watu- nn el corazén del Afri de fuertes contrastes el dos extremos en la es- UNQUE, mas baja LA VERDE MURALLA Una verdadera muralla de exuberante vege- cién, sombria y misteriosa, donde acechan peligros, es el hogar de los pigmeos. esas espesas selvas, donde nunca penetra el Sol, sélo es posible avanzar trabajosamente abriendo tineles 0 galerias a golpes chete. Sin embargo, los pigmeos ellas con asombrosa agilidad, y so desplazarse corriendo iosa y sin romper una rama en ese laberinto verde, ¢Por qué los pigmeos viven en ese inhéspito. mun- gigantes do? ‘Tratados con violencia por otras tribus, que los consideran inferiores, los pigmeos. se han vuelto timidos y recelosos y se han refu. giado en el corazén de la selva virgen, en un dilatado_territor a sofecante, entre los rfos Congo, S Aparte de I que se los conoce, también son lamados negri Hos 0 bosquimanes, Esto iiltimo quiz por su costumbre de vivir en lo mas intrincado de la selva, LOS BUFONES DEL FARAON Debe entenderse bien que los pigmeos no son enanos, sino seres normales, spect a su t is baja de la Tierra) oscil ‘m en los hombres y es u gos, viajeros e historiadores se refirieron a es tos hombres diminutos, adornando con antoja: tros de estatura, Su cabeza es ggaecha y nuriz afilada. A pesar de que apéliig constitu. yen el 13% de 1 poblacién, dugiltle mucho tiempo lo: watusis tueron considigffdos amos naturales, reservando a los bahutysJos traba- jos pesados. LA SANGRE DEL BUEY 7 Pese a poser cnantiosos rebafog,testos. gi- intes de ébano no comen carne; prefieren le che, mandioca y batatas, Curiosamente, en oca. siones beben la sangre caliente de algiin huey de la manada. Esta iiltima preferencia quizis esti vinculada con alguna antigua supersticién, segiin Ia cual la sangre les otorgaria vigor y coraje en sus expediciones guerreras. No nos jo: nosotros encontramos exquisitos algunos bocados, como las achuras, que otros pueblos miran con repugnancia. La organizacién social de los watusis se apo- ya en la familia; el matrimonio es concertado por los padres, y el novio ofrece a la familia de su futura esposa una vaca o un buey. Este pueblo cree en un dios creador, al que con- sultan los adivinos, pero ultimamente muchos watusis se han convertido al cristianismo. Entre las tradiciones que atin hoy practican se en- cuentra una pléstica danza guerrera, en la que ondulan ritmicamente sus largos cuerpos al comps de los tambores AL MARGEN DE LA HISTORIA Darante siglos, la historia de Ruanda y Bu- rundi se refirié las guerras que desarrollaban entre si los monareas (mami) y principes ‘vatusis, Pero en las cltimas décadas, en que lus convulsiones politicas agitan al Africa, wa- tusis y bahutus se vieron envueltos en’ san- srientas matanzas que conmovieron al. mundo Asi, los watusis, gigantes de la raza humana, son parte activa de la historia, En cambio, los pigmeos, esos diminutos hombrecillos africa nos, siguen luchando por su subsisteneia exc tamente del mismo modo como lo hicieron sus antepasados. Para bien o para mal, han que- dado al margen de la historia ePor qué el pueblo de los pigmeos se detuvo en los albores de la civilizacién humana, mien- tras otros. siguieron avanzando? Encontrar la respuesta seria descubrir el misterio del por qué del progreso del hombre: asombremos demasi Los watusie ejecutan tra dicionales danzas. que r lando rites mente el cuerpo ‘yer diendo 6 alre con us es pades La artesanis ofrece sor brendentes demostracio. hes. Aqui, un nifo bahute hha construido, con trozos de Srboles, una ingeniosa POOR SW ‘CUANDO EL DEBER NOS LLAMA... iA TIRARSE DE LA CAMA 2 VANDO el hombre del periodo pa 5 leolitico, hacia el ano. 50.000 antes # dle muestra era, hallé Ia manera de f encender voluntariamente el fuego, HSSZELE ignoraba que habia dado el paso inas importante en su avance cultural, En efee to, no sélo se iniciaria un proceso de cambio 1 su alimentacién, sino también en sus. hibi tos sociales: haria vida de hogar (vocablo que proviene de fuego), fabricaria utensilios “de tierra cocida, inventaria la metalurgia y comen- zaria a transitar por el camino de la Historia {COMO VIVIA EL HOMBRE ANTES DEL FUEGO? Nuestro antepasado prehistérico era un ani- mal que estaba a merced de otros animales nis veloces y més fuertes que él. Sus tinicas armas eran una piedra y un palo, y comia lo que hallaba a su paso: rafces, hojas, bayas, frutas naturales, hnevos que hurtaba a las aves, algin p4jaro o algin conejo que podia atrapar. Si vivia cerca del agua se alimentaba de peces, rusticeos y moluscos; pero todo cuanto ca zaba o pescaba lo comia crudo, y casi siempre en el mismo lugar en que habia conseguido su presa, pues no podia conservarla mucho tiempo por motives obvios: el animal muerto se descomponta, TRAS EL CALOR Y LA CAZA EI hombre prehistirico se vio forzado a ser errante. Al acercarse la época del fio echaba a andar en pos de zonas mis cilidas o emigra- ba en persecuetén de los animales que podian servirle de alimento, si tenia la fortuna de ca- zarlos. Pero a veces el hambre lo acuciaba, entonces se alimentaba de esearabajos, larvas, hormigas, orugas o langostas En esi marcha en busea de calor y caza se refugiaba en el hueco de algiin Arbol, en al guna madriguera abandonada © bajo un in jo de ramas. Esos eran sus albergues nocturios © su proteccién contra las Muvias o fos abrasi- lores rayos del Sol AGUZAR EL INGENIO O MORIA Como vemos, el hombre primitivo era, w criatura indefensa en un mundo Teno de peli gr0s, de manera que debié aguzar el ingenio para sobrevivir Ided trampas para que en ellas cayeran el mamut, el caballo salvaje o el rinoceronte, Per "*Siguié ‘sin descanso al animal enfermo para caer sobre él cuando desfalleciera. Necesit Faspar, excavar, agujerear, cortar 0 picar, y cligié las piedras mas filosis y puntiagudas. § no his encontraba, las afilabavaliéndose de otras piedras. Asf surgieron las hachas de mano y los raspadores de silex, Como el frio era cada vez mis intenso, a los ‘animales que cazaba les scé la piel para cu: bnrirse. Ademds, aprendié a convertir en ins trumentos Tas partes duras de los animales: cuernos, colmillos y huesos. Ast nacen las agu: jus, los punzones y las puntas de lanza y fle- has de hueso, UN ENEMIGO CONVERTIDO EN AMIGO “A menudo, durante una tormenta —dice Hendrik W. van Loon, caia un arbol derriba- do por un rayo, A veces se incendiaba Ia selva entera. El hombre habia visto es0s incendios. Cuando. quiso acercarse, el calor To ahuyen- té.-. Observé que el fuego daba calor. Hasta tentonces habia sido un enemigo. En aquel mo- tnento se trocd en amigo: un arbol seco, arras- trado a la caverna y encendido mediante ra- mas ardientes de un bosque incendiado, irradié en la vivienda un calor raro pero sin duda agradable.” Fue éta, tal vez, una revelacién, y el hom- ‘bre aguz6 el ingenio para imaginar la forma de producir el fuego a voluntad y luego poder conservarl. LA PRIMERA LLAMA QUE CAMBIA AL HOMBRE Un dia que no figura con precisién en la Historia —hace ya 50.000 ailos—, nuestro remo- to antepasado comenz6 a frotar dos maderos, de los que surgi, al cabo de largos y angustio- sos momentos, una chispa que encendié las amas secas que estaban cerca... Y salié la primera llama, una pequeia y viboreante Ila ma, que era, sin embargo, la més preciada conquista de ese perfodo auroral de la huma- nidad, Y el hombre empezaré a cambiar, a transformar sus costumbres, Mis tarde, el hombre obtendria fuego por 1 procedimiento de la percusién de dos frag- mentos de silex (piedra pedemal) o de una piedra y un metal. Y ya, prictico en la obten- ‘idn del fuego, surgirian las antorchas (hechas de materias vegetales, animales 0 minerales) © las lamparas (hechas con una piedra ahue- cada, en cuya depresién se colocaba grasa ant- ‘mal y una mecha) DESPUES DEL FUEGO, EL HOGAR E] hombre eché la carne cruda en las pie- Gras calientes 0 en las cenizas, y el manjar le parecié. més delicioso. Pero también compro- é otras cosas: que la carne ahumada o tosta- dda se conservaba por més tiempo que la carne cruda; que su cueva se hacia célida y acogedo- Arpones de husso. 4 Fueron muy utes: Hachas de mano en ra; que dentrode ella podia soportar ef invier- no ves api i ter ie eh Fae abets ‘ Si bien coftinué cazando o dedicindose al pastoreo de sus animales domestcados (vac, bvejas, eteétera), se hizo agrcultor. Ahora te: nia un hogar. Ye] hombre emperd a entrar en la Historia DEL HORNO A LA METALURGIA Gracias a la invencién del fuego, de las ma- nos del hombre salieron vasijas, calderas y allas de barro cocido. Nacié también la cerd- mica; surgieron los hornos, donde el fuego se intensified, y se fundié el bronce, més tarde el hierro y el acero. Y el hombre tuvo armas ofen- sivas y defensivas (cuchillos y espadas) Vendri también la técnica de la vitrifica- cién y la elaboracién de materiales refracta- rios... Se opera, en fin, un cambio trascenden- tal; surgen las primeras sociedades agricolas, nacen las aldeas y ciudades, y desaparece el aislamiento primitivo porque se fomenta el comercio: ganado por heramietas, armas por DEL CULTO DEL FUEGO ALA MAQUINA DE VAPOR El fuego se convierte en elemento ritual a objeto de culto. Creado, habia que mantenerlo, Los persas adoraron el fuego junto con el aire y la tierra Los romanos veneraron el fuego, y Vesta era Ja divinidad del hogar. Seis jévenes vestidas de blanco, lamadas vestales, eran las encargadas de mantener el fuego de su templo... Para Tos mayas, uno de los elementos de la creactén era el fuego. Pero los siglos fueron pasando, y el hombre inde culto al fuego en otra forma: estudidn- dolo y transformando el calor en trabajo me- cénico (para la ci el calor no serd mas que una forma de energfa). Y aparecen las wuinas de vapor, en las que la energie tér- mica se obtiene generalmente de la combustién de lefia 0 carbén, El calor pasa a la caldera, donde se encuentra con una masa de agua que ha de hervir para convertirse en vapor. Molde para la fun- dicion de hachas de bronee. EI fuego permitis que el hombre transitara desde la @poca en que. consigulé fundir bbronce y ef hierro hasta la era de Is metalurgia, donde modemas aceriae se cons tituyen en un factor bésico del incesante pro- greso de la humanidad. Vestale: ante el altar de su dios, Una vieja locomotora ingles, do vapor, conetrulda en 1840, {COMO EXPLICARLE AL HOMBRE PREHISTORICO? Nuestro remoto antepasado hubiera quedado mudo de asombro si hubiese visto, en 1690, el que todo comenzé hace 50.000 afios primer motor de combustién interna inventado él se decidié a frotar dos maderos para lograr Se combustion y' se por Denis Papin, o el automévil de vapor crea una chispa, de la cual surgié un vital elemen- La fuerea de do en 1770 por Nicoldés Cugnot, y no compren- to: el fuego, L ser humano se origina, como to- dos los seres vivos, a partir de una célula cuya mitad de componentes son provistos por el padre y la otra tmitad por la madre; debe crecer hasta egar, al cabo de varios afios, al estado adulto, habiendo multipticado su volumen ini- ‘cial millones de veces; debe desarrollar una actividad fisica e intelectual acorde con su edad y ocupacién; debe. mantener su peso y tamafio, y reparar continuamente su organis- mo ante las miiltiples agresiones extemas que significan las enfermedades, los accidentes, los esfuerzos, el embarazo, la lactaneia en la-mu- jer, etc. El crecimiento, el mantenimiento, 1a actividad y la reparacién se logran con la i ‘corporacién de materiales externos que se Ila ‘man ALIMENTOS; a semejanza de una mé- ‘quina, que requiere de metales para construir- Ja, de Tubricantes para mantenerla y de com- hustible para que funcione. Los alimentos humanos han variado en las Lo gue debemos comer COMER PARA VIVIR Y NO VIVIR PARA COMER distintas etapas del desarrollo histérico (car- nes crudas de pequefios animales, o restos de herbivoros muertos por los grandes carniceros, jvestres, hojas y raices en etapas pre historicas, hasta los alimentos desecados y en- vvasados de nuestros dias); son también dif rentes en distintos climas y paises, y en un mismo lugar también varfan de acuerdo con las condiciones sociales, ambientales y econémicas de os individuos EL ALIMENTO DE LAS PLANTAS, LOS ANIMALES Y EL HOMBRE Los alimentos son sustancias que, al ser in- corporadas por los seres vivos, les permiten a éstos realizar todos los procesos necesarios para su desarrollo y compensar las pérdidas de ener- sgia que ellos ocasionan ‘Las plantas verdes tienen la extraordinaria capacidad de elaborar sus propios alimentos, partiendo de clementos minerales simples, di- sueltos en agua, que toman del suelo, y con la energia solar, en presencia de elorofila, fabri- ‘can sustancias orginicas, asociando, por foto- sintesis, moléculas de agua con anhidrido car- bénico y sales nitrogenadas, para constituir hi- dratos de carbono, aceites y proteinas. Pero los animales y el hombre carecen de esta facut: tad, y entonces deben tomar de las plantas 0 de los animales estas moléculas complejas. ya Formadas, EL hombre es puede comer alimentos de origen vegetal (ver- duras y frutas), de origen animal (carnes, le- che, huevos, ete.) y de origen mineral (agua y sales): sin embargo, no puede asimilarlos tal como los ingiere. Necesita hacer anilisis, es de- cir, dividir y separar las moléculas compuestas, convirtiéndolas en otras inds simples que pue- dan atravesar las membranas de las eélulas y, al mismo tiempo, le sirvan de base para reha- cer moléculas organicas mas complejas, pero con estructura especificamente humana, que sélo asi puede aprovechar: CLASES DE ALIMENTOS Sein su naturaleza quimica, los alimentos se clasifican en: hidratos de carbono, grasas y prot Los hidratos de carbono son sustancias ela boradas por vegetales (almidén y sacarosa) 0 animales, como ef ghicégeno y la glucosa, Esta tiltima es la forma més simple y soluble de los hidratos de carbono y, por lo tanto, transpor- table por glucdgeno y a glu se encuentran en las frutas, hortalizas, aziicar, dulees, harina, fideos, pan, higado, leche, ete. Su funcidn es es como el combustible lo es para los motores Se los denomi 10 de los mise Jos", ya que nan y por eso de- mayor proporcién en la dieta de Jos individuos que realizan exclusivamente tra- bajos fisicos. Las grasas pueden ser de origen vegetal (aceites) 0 animal (manteca, tocino). Como entran en la formacién de las membranas 6 lulares, su presencia es indispensable; ademas de su funcién energética, constitayen la reser- va por excelencia, pues se acumulan en el te fido amado adiposo. Deben desdoblarse fcidos grasos para ser absorbidas por la muco- sa intestinal Las proteinas se distinguen de las anter:ores por tener en su molécula nitrégeno, ademés de cearbono, oxigeno ¢ hidrégeno, que constituyen las moléculas de los hidratos de carbono y gra- sas; para ser asimiladas deben desdoblarse en aminodcidos, que son sus componentes més simples, La funcién de las proteinas es ener- ‘gética, pero, fundamentalmente, reparadora, Keneradora de masa corporal; es decir, con. tribuyen a la formacion de las protefnas huma- nas, al macimiento de nuevas células y forma ci6n de tefidos. Por ello son necesarias durante toda Ia vida, y especialmente en los periodos de crecimiento y en situaciones especiales, co- mo el embarazo, la lactancia y luego de opera ciones y enfermedades = ‘el alime: ALIMENTOS INDISPENSABLES Ademas de proteinas, grasas e hidratos de carbono, hay otras sustancias que si bien no proporcionan . energia, son absolutamente in- dispensables para el mantenimiento de la sa- Ind, ya que regulan los procesos vitales. Son las vitaminas, asi denominadas por el doctor C. Funk en 1911. Se clasifican en vitaminas hi Grosolubles, que se disuelven en agua, como las vitaminas del complejo B (BI, B2, B5, B6, B12), C y P, y vitaminas liposolubles, que se disuelven en grasa, como las vitaminas A, D, Ey K. Bxiste también una serie de sustancias minerales que, en grandes o aun en pequ simas dosis, son necesarias para el organismo: calcio, sodio, potasio, fésforo, azure, magnesio, hierro, yodo, cobre, cobalto, ete. El ser huma- no no puede fabricar estos alimentos ni tampo- cu almacenar muchos de ellos; por eso debe incorporarlos continuamente con la alimenta- 2QUE DEBEMOS COMER? Ta eleccién de la calidad y cantidad de ali mentos es propia para cada persona y debe estar de acuerdo con su tipo fisico, actividad, clima que habita, ete. La racién alimentic es buena cuando asegura el mantenimiento de la salud, el normal funcionamiento de los ér ganos y' de la psiquis, el crecimiento, y, ade- La condicién esencial para una alimentacion ormaly completa es Ja variedad, porque et ‘organise. humane ne ‘csita una cantidad de Sustanclas “que slo distintosaliment TEOMER OE. T000 UN POAUITO PARA, ESTAR FUERTE Y SANTO! mas, cuando cubre la pérdida de energia oca sionada por los procesos vitales de cada una de las células. E] valor energético de cada alimento se caleut a segiin el niimero de calorias que propor ciona por gramo. Se entiende por caloria tina medida de fisica biolégica que equivale a la cantidad de calor que es necesario producir para elevar en un grado (de 145° a 155°) la temperatura de un gramo de agua. Asi, la combustién de las proteinas suministra 4,1 ca- lorias por gramo, igual que los hidratos de carbono; en cambio, las grasas producen 9,3 calorias por gramo, Se ha caleulado que. para mantener su peso, una persona adulta necesita ‘como minimo 1 g de proteina de buena calidad por kilogramo de peso; por ejemplo, un adul: to que pesa 60 kilogramos necesita 60 gramos de proteinas diurias ‘Como los alimentos deben proporcionar la cenergia suficiente para el desarrollo de las fun- ciones orgimicas, se considera que la racion nuinima para un individuo adulto en reposo COMPOSICION DE LOS ALIMENTOS CADA 100 g 0 tyonatos | mroremas | crasas Se Pan 53 8 2 ED Fiteos 16 3 P= ama Aceite 85 2 100 a 85 a 100 & 5 3 4 S crema 4 3 30 Fw Queso 29 36 OE _ tuevo 6 6 S Carne 25 15 — i 25 50 <@B Higado 2 20 4 BA Pescado 20 5a i3 Castafias a 6 5 Vegetales gaz0| ta7 EP Soja [a | WO Frutas sa20| 1a2 ZO Frutas soces sat | 20 40 a 60 y en clima templado es de unas 2400 calo- rias, debiéndose agregar 50 calorias por hora de trabajo liviano, hasta 100 para trabajos mo- derados y unas 200 para trabajos intensos. To- do ello, por supuesto, en forma balanceada Podemos citar como ejemplos generales del tipo y cantidades de alimentos basicos diarios, comunes en nuestra canasta familiar y_itiles part mantener equilibradamente la salud, los siguientes: Pan: 90 g; o cereales: & taza; o papas: diana, Lame. Leche: 1 litro para los nifios. 400 g para los adultos, Carne: 100 g (pollo, pescado, vacunos) Huevo: 1; 0 queso: 60 g; 0 manteca: 30g; © flan: 1 Unidad, Vegetales de hoja Otros. vegetales Fratas: 2 unidades, preferentemente crudas. Completar con alimentos que aumenten las calorias (fideos, dulces, aziicar, ete.), hasta cu- brir las nevesidades energéticas segin el tra- bajo. 3 platos (1 poreién cruda) VARIEDAD: CONDICION ESENCIAL El aparato digestivo humano es apto para digerir una gran variedad de alimentos. Cada alimento aporta slo una parte de las sustan- ‘cias necesarias para la vida, Por eso la condi- ién esencial de una dieta normal es su varie- dad, Los alimentos pueden sustituirse, unos por otros, cuando contengan los mismos_prin- Cipios nutritivos; por ejemplo, la carne de va- ca puede sustituirse por la de cordero, cerdo, higado, pollo, pescado, conejo, queso, leche © huevos, pues todos ellos contienen protet nas. Las verduras frescas, asi como las frutas, aportan vitaminas, hidratos de carbono y sales rminerales; mientras que el aceite, la manteca y los encurtidos suministran grasas. También las verduras y frutas deben ser variadas, pues no todas tienen las mismas vitaminas. Por ejem- plo: el durazno, la zanahoria y el zapallo son ricos en vitamina A; en cambio, en los cftri os, lechuga y hortalizas de hojas verdes pre- domina la vitamina C. El pan, fideos, arroz, aziicar, mermeladas, etc., son ricos en hidratos de carbono. COMO DEBEMOS COMER E] ser humano podria semejarse a una mé. quina, pero no lo es; no basta suministrarle combustible como alimentos, sino que éstos deben estar convenientemente preparados para que le agraden, distribuidos a lo largo del dia para poder mantener su actividad, y ademas deben ingerirse en una atmésfera tranguila, cordial, para que el aparato digestivo segregue los jugos necesarios para la transformacién y asimilacién de los alimentos. Es grave error comer apresurado, intranguilo, discutir en la mesa; lo conveniente es descansar antes »* des- pués de comer, ya que la fatiga dificulta el buen funcionamiento de los érganos de la digestion. fascinante mundo de los termes Sumidos en la més profunda de !as tinieblas, estos blancuzcos y peque- fios insectos, en cuyo nido jamés entra la luz del Sol, viven en une perfecta y apasionante organizacién. Las zonas coloreadas en snaranjadoIndican ‘la istrbuclén geograticn, de los termes. NA vez més, esa fuente inagotable de misterios que es la naturaleza nos asombra al explorar el fascinante mundo de los termes (también Ia mados. termitas, térmites, comeje- nes © carcomas). Sus increbles nidos, verda- deras ciudades donde distintas clases’ sociales viven, trabajan y se reproducen en un perfecto equilibrio; el poder regulador de la especie; su jército, sus obreros, su pareja real; las hormo- nas antirrey y antirreina y mucho més confor- man esta maravillosa sociedad en. miniatura, SUS NIDOS, FANTASTICAS OBRAS DE ARQUITECTURA, Para tener una idea de los colosales nidos que los termes construyen, y que Megan a ve- ces a medir hasta 6 metros de altura, y tenien- do en cuenta el pequefio tamafo de los termes, 1 ser humano deberia construir, sin ninguna clase de herramientas, utilizando nada més que sus_manos, un rascacielos de 500 metros de altura Especies del género de los Bellicositermes son las que realizan este tipo de termitero J género Apicotermes hacen un io de un huevo de avestruz, a centimettos de profundidad y- pric Ios Jardins 4 Todo" allo conetude = ‘ganlzaciones, on el tor Initero todos los trabs Jos fos roalizan tanto los machos como. I TDE MADERA SON GLOTONES! ICUIDADO CON LOS CHICHONES! imposible de localizar desde la superficie. Es tos nidos tienen varios. pisos, tabiques ho zontales y pilares que los sostienen. Al igu que el gigantesco nido de los Bellicositermes, es toda una perfecta obra de ingenicria. Los pisos estin comunicados entre s{ por eémodas Fampas que permiten el facil acceso de uno 2 otto. JARDINES DE HONGOS Y AIRE ACONDICIONADO En el termitero existe un lugar especialmen- te destinado para lo que lamamos un verda- dero jardin de hongos, Una vez que han mi ticado la madera —su principal alimento— la transforman en pequefias esferas, que acumu- Jan hasta que, todas juntas, forman una gran bola o esfera, excelente medio de cultivo para Jos hongos, de los cuales se alimentan los indi- viduos que habitan ese nido. A su vez, la h ‘medad que desprende la enorme bola manti ne un clima constante en todo el termitero (alrededor de 300°C), Cuando hace falta mas humedad, los termes descienden hasta la capa a de agua, la que a veces se encuentra ichos metros de profundidad. Estos nidos, que emergen de la superficie ‘como altivas montafias y que se originan en un pequeno termitero construide primero debajo de ellas, son muy resistentes, y para poder romperlos se necesitan duras herramientas. En la regién chaquefia de la Repiblica Argentina se los denomina “tueuni pueti”, palabra indi- ena que significa monticulo largo. Australia es considerado el pais de los ter- miteros por la cantidad y dimensién que alli tienen, y existen regiones donde se encuentran tnos tan cerca de otros que parecen rascacielos ‘le una enigmatica ciudad. En el termitero jaméis entra la luz, y su in- creible dureza es lograda por los termes pe- gando la tierra con una sustancia viscosa que segregan sus ghindulas ‘Los termes, que en las Antillas son conocidos or comejenes y en Filipinas con el. no de anay, muchas veces son lamados hormigas blancas. Esto es un error, ya que los termes pertenecen a un orden distinto al de las hor- migas. Habitan nuestro planeta desde hace 300 mi: Hones de aiios, y se los encuentra en zonas tropicales de Australia, Africa, Asia o Amér donde los termiteros, con sus curiosas formas, agregan una nota de misterioso encanto al paisaje. E] cuerpo de los termes esté recubierto por un caparazén muy débil de una sustancia or- ginica llamada quitina, que les da ese color blanco. En el mundo se conocen unas 2.000 es- ', que presentan entre ellas algunas dife- da, pero las hay fllosas como navajas yen for wma" de"basten, En la primora etapa det comienzo de unt nueva Bellicos! sis, ol i iubterraneo y. 8 ‘que la colonia aumenta 'y-alcanza una Clerta, madurez, el ter Initero ‘comlenza ‘cer por sobre el. Los termes soldedos ‘son implacables con sus tambien con ‘us propios companeros ae cha, ya que si és tos son ‘heridos en un ‘combate, los devoran in ‘mediatamente -yconti- ‘ndan’peleando. Las por vid las ‘clases. se sociedades de ter estén formadas tres. tpos de" ind os que dan origen 2 oe los ‘de donde Iu ‘saldran la reina (1) y el dos br (3) y los obreros y ras (4) rencias. En cada especie se distinguen los que tienen alas, y que son los sexuados o capaces de reproducirse, y los que no poseen alas 0 estériles, Tienen la propiedad de perder las alas cuando ellos Io consideran oportuno, segiin Jas circunstancias. Son insectos masticadores, y si bien consti- tuyen un grave flagelo para el hombre (atacan ‘irboles, construcciones de madera, casas, etc. su constante actividad favorece al suelo, em queciéndolo al transformar e incorporar a él los restos de madera seca, UNA INCREIBLE ORGANIZACION Tres son las castas que forman el mundo de los termes: los obreros, los soldados y los ala- dos, de donde se origina la pareja teal que gobiema. Cada uno de ellos esti perfectamen- te adaptado a la tarea especifica que debe des- arrollar en el termitero, y todos trabajan armée nicamente. Los OBREROS Son los componentes mis numerosos del ter- aitero, y todos los trabajos estin a cargo de ellos, Son los que construyen los nidos, cavan galerias subterrineas, buscan alimentos, los que roen la madera, atienden a la reina y al rey, cuidan de las Tarvas y, ademds, son los encar- gados de reparar cualquier rotura del nido, ‘Trabajan tanto los machos como las hem- Jas, y son los tinicos capaces de realizar la dligestién de la madera con la que luego ali mentarin al resto del termitero, juntamente con los hongos. Pero ellos tampoco podrian digerir por si so- Jos la madera si no tuvieran la ayuda de micto- xganismos que viven en sus intestinos y que son los que descomponen Ia celulosa de la ma- dera en sus componentes elementals. asiiila bles éstos por los termes. Los soLDaDos Los termiteros cuentan con un diseiplinado ¥ agresivo ejército de soldados dispuestor en cualquier momento a defender su territorio, En €l ejército se distinguen claramente dos bata. Hones: los que tienen como arma principal sus mandibulas, que pueden ser cortantes como navajas, dentadas 0 en forma de bastén; y ef batallén “quimico” o de los nasuti o narigudos, Estos poseen una glindula alargada en forma cénica en lugar del aparato masticador. La seerecién de dicha ghindula es disparada por los nasuti en plena batalla hasta una distancia de dos a tres centimetros, con lo cual inmovie lizan a su victima sin entrar en un peligroso euerpo a cuerpo, del que todo soldado termita debe cuidarse mucho, pues si es herido su: tismos compatieros lo matan y devoran inn Giatamente. LA PAREJA REAL: UN MILLON DE HiJOS POR ANO La misién de esta pareja es la de perpetuar a especie, Dentro del termitero son los tinicos que pueden reproducirse. Luego de la cépula, ambos pierden las alas y pasan a ocupar un lugar especialmente construido en el termite, La hembra comienza a sufrir una extraordina. ria dilatacién de su abdomen, el enal Neg medir hasta tres centimetros de ancho por diez de largo, Su real esposo permanece junto a ella ue, ya inmovilizada hasta el resto de sus dias comienza a poner huevos, mientras los obreros Ja asisten vertiendo en su boca gotas de saliva uy rica en proteinas. La reina llega a poner tun millén de huevos por aio y vive unos diez aos sin que decaiga en absoluto su extraordi naria fertlidad EL EXTRANO FENOMENO DE LA NEOTENIA La neotenia es un raro poder de autorregu- lncién que existe entre los termes. Al alimen: tarse todos mediante la trofalaxia, 0 sea de bo: ca a boca, se intercambian, junto con las si tuneias alimenticias, una hormona social que hace que exista una sola pareja real. Los reyes fabrican esa hormona, y al ser transmitida al resto de los habitantes del termitero impide que ningiin otro individuo pueda reemplazar. Tos. Pero no bien la pareja real desaparece, al dejar de circular esa hormona, un irrefrenable instinto de supervivencia se apodera de algu- nas de las larvas, que aceleran su crecimiento hasta transformarse en alados, abandonan el termitero y salen a la superficie a formar un. nuevo nido. Lo mismo ocurre cuando desaparecen soldae dos u obreros: autométicamente, otros sufren transformaciones y pasan a reemplazar a los que faltan, Asi se mantiene el equilibrio social LA VIDA DEBE CONTINUAR Un enjambre de termes alados abandonan el termitero para formar un nuevo nido, pero muchos peligros les aguardan; otros insectos se alimentan de ellos; las feroces hormigas caza @oras tratarin de eliminarlos; los indigenas {TODO ESFUERZO Y SACRIFICIO) BRINDA AL FIN UN BENEFICIO! La reina, imposibilitada de moverse por el enor Ime desarrollo que slean za su abdomen, es aten A diferencia del de los africanos (que, fritos, los consideran un pla Bellicositermes, el ter. exquisito) caer g0, una par fn sobre ellos; pero, sin. embar lograré vencer todos los obs- mao de un huevo de taculos y luego de un largo vuelo formari un a¥estruz'yadopta, en nuevo termitero, Y una vez mis comenzara es ta historia faseinante que se repite silenciosa __‘horlzontales ‘que’ ee. In mente desde hace mis de 300 millones de ios ‘Mereomunlean por me: en nuestro planeta. Es que la vida debe con tinuar. io. de. tineles. Los slefantes, para al mentarseprodicen ge neralmente” una’ deste nie restacin en laze que Fabien," rinocerohte tarel"anls "En pre P $0 Saimin’ eaunda i Nh teae scram lace ) Ganstornn tn mctor Wy sspesernets sed Suestta amine la cebolla A cebolla, mudo testigo de la civi hombre, lo acompaia y lo alimenta desde épocas remotas. {En la gran pirdmide de Egipto hay una lipida que data de los tiempos le Herodoto, 500 afios antes de Cristo, en cu: a inscripeién se informa que se han gastado adqui a alin los obreros que construyeron las enigméticas 1,600 talegas de plata en Ia icién de ce ollas, puerros y ajos para entacién de C,H..S.: UNA VIEJA FORMULA PARA HACER LLORAR Al cortar una cebolla, se desprende de ella ‘na sustancia volitil sulfurada, que es la que le da su olor y sabor caracteristicos, y que irri ta las mucosas, haciéndolas lagrimear. Para evitarlo, se aconseja en algunos casos lavar muy bien la cebolla 0, mejor, cortarla mientras se la mantiene sumergida ‘en agua. De esa manera se evita que el aceite volitil sulfurado que de ella se desprende, y que qui micamente se representa con la siguiente f6r mula: CyHsSs, legue a los ojos. MITOS Y LEYENDAS DE LA CEBOLLA Desde la antigiiedad se le atribuye a la ce bolla una serie de propiedades curativas y es timulantes, y algunas de caricter religioso, Los druidas, casta de sabios, sacerdotes y magos, que como ministros de jus ticia y religién entre los antiquisimos pueblos galos y celtas de la Bretafa, Ia inclujan en sus Fitos: religiosos. Algunos pueblos, machacindola con vinagre, actuabs la utilizaban para friecionarse intensamente a fin de hacer desaparecer las pecas. Nev6n, el famoso em: perador’ romano, in clufa, en sus comidas, cebollas y puerros para mejorar el tono de su CULTIVO Y VARIEDADES DE CEBOLLAS La palabra cebolla viene del latin caepulla Es una hortaliza oriunda del Asia meridional y de la regién mediterrénea, y fue introducida ‘en América por los primeros. conquistadores. La cebolla (Allium cepa) pertenece a la fa- tilia de las liliéceas, y es una planta bienal, de hojas largas y cilindricas y grandes bulbos comestibles, formados por tiinieas carosas, sgruesas, siendo secas las tinicas externas 0 su- perficiales. Es muy resistente, y se cultiva en inviermo en los paises célidos y en primavera © principios del verano en las regiones més fas. Las cebollas que vienen de semilla necesitan tierra suelta, hiimeda y libre de malas hierbas. En algunas regiones se fertiliza el suelo con oryjos de uva antes de sembrar cebollas. Las cebollas destinadas al mercado de «i sumo se reproducen por semillas, aunque tam- bién pueden hacerlo por bulbos, con lo que se logran semillas y cebollas tempranas. El trasplante también da cebollas tempranas, ANEJAMIENTO AL AIRE LIBRE Luego de recolectadas las cebollas, general- ‘mente en largas filas y en el mismo campo, al aire libre, se dejan curar, secindolas al sol. Este proceso natural es lo que les da su sabor caracteristico, con la presencia de un aceite volitil SUS IMPLACABLES ENEMIGOS Las principales pestes que atacan a la c bolla son: et tizén, pequefio hongo parisito, que lo es tambien del trigo y otros cereales, el mildiu velloso, hongo microscépico que se ‘combate con caldo bordolés; las cresas de las cebollas, que se combaten con icido carblico y abonos cilcicos, y las carcomas, que se pueden destruir con emulsiones de querosene. HAY QUIENES ASEGURAN QUE... las virtudes curativas de que goza la ce holla vienen desde mucho tiempo atras. para el dolor y zumbido de los oidos se solia poner unas gotas de su jugo. También ‘era utilizada en friceiones para combatir el reuma y los dolores de tipo neurilgico; como estimulante del tubo digestivo; para aumentar la intensidad y frecuencia de los latidos del corazén, ingerida en cierta abundancia; para roporcionar un buen suefio; para expulsar los Darisitos, Ademés, hay quienes afirman que oniéndose una cebolla debajo de la axila se evitan los mareos que provoca la navegacién, --antiguamente se la utilizaba, cortada en rodajas, para espantar los insectos debido a su fuerte olor. muchos emplearon una cebolla cruda cor- tada para limpiar éleos y los marcos a la hoja, en materia de cocina, y a fin de emplear Ja cebolla en com{das, pero sin su aspecto co- iin, al freirlas debe agregarse un poco de bicarbonate, lo que la eonvierte en una pap a compacta, CEBOLLAS EN CLAVE Con el jugo de la cebolla se obtiene una tinte muy simpética, es decir, una tinta invis. ble, de la siguiente manera: utilizando un pin. cel pequetio o una lapicera de pluma, escribe sobre un papel con el jugo de la cebolla un mensaje, Una vez seca Ie escritura, pasa el pa- pel rapidamente sobre un mechero de gas en cendido 0 un fésforo, y veris aparecer lo que has escrito en un color marrén CONTIGO, PAN Y CEBOLLA Los dichos populares encierran siempre una gran verdad, y como ya desde la antigiiedad fue reconocida como un alimento completo, se ppensé que con pan y cebolla podia alimentarse tuna persona, lo cual fue cierto, ya que en mu- chos paises (Egipto, por ejemplo) los esclavos, sometidos a duros trabajos, se alimentaron mu: chas veces nada més que con estas dos cosas Otro de los refranes dice: “A la maftana, pan y cebolla; al mediodia, cebolla y pan; y a la noche, més vale pan y cebolla que acostarse sin cenar”,.. Lo que demuestra, una vez més, Ja importancia capital de la cebolla y el pan en los momentos de mayor crisis. Por tiltimo, dijo el poeta: “La cebolla es lo Xinico que es capaz de hacernos Horar sin ha- cernos sufrir” Y quizi sea la propiedad de la cebolla de hacer Morar al ser humano lo que hizo nacer en él una consideracién especial para esta hor- tuliza que, por rara coineidencia, es parienta de la hermosa azucena, ya que ambas perte- necen a la familia de las lilidceas. iPARA PELARLAS YO Uso UNA ESCAFANDRA DE 8Uz0! OR fin, después de muchas horas de agotadora marcha a través de la selva, el hombre y sus tres hijos Nlegaron a la margen derecha de un ancho rio, Se dispusieron a cruzar- lo, cosa que, para ellos, no era ningiin proble- ma, pues eran expertos nadadores y diestros en atravesar corrientes répidas y violentas. Pero antes, el padre quiso poner a prueba la ima- winacién e inventiva de sus hijos. Dirigiéndose al mayor, le dijo: =Si no supieras nadar, ¢cémo cruzarias? —Arrojarfa al agua cualquiera de esos tron- os, me subiria en él y harfa que mis manos hicleran las veces de remo, y mis pies, de timén, ~Y ti, gqué harias? —le pregunté al segundo. =Pues, me aferraria a cualquiera de esos ca- malotes que arrastra el ri. ~2¥ ti, hijo? le dijo al mas pequefi, Me subiria « la rama més alta del érbo! ‘més alto, me colgaria de una liana y me eolum- piarla, Después dejarla que el impulso del ba- Janceo me arrojase u la orilla opuesta El padre, después de un momento, les dijo: =Las tres soluciones son légicas y pueden ser practicadas porque son producto de la in- teligencia, facultad que nos coloca a la cabeza de los animales que pueblan la Tierra. Y a propésito de la situacién que les planteé y de la aplicacién de la inteligencia, les voy a rela- tar una vieja historia... Resulfa que un grupo de monos habia salido a recorrer la jungla en busca de alimentos, cuando se encontraron sor- presivamente con que les cortaba el camino un rio ancho y profundo. Comenzaron a discurrir sobre la mejor forma de salvar el obsticulo, pero del meollo de los monos no surgia ningu: na idea provechosa, Por fin, uno de ellos dij: Tengo Ia solucién, Ven aquel WSO alto? il Si! ~chillaon Tos demas “Pues bien, Yo me subizé a la rama més al tay me engancharé con la cola. Con mis manos me tomaré de la cola de uno de ustedes, ét se agerrard. de la cola de un tercer; el terceo, de la cola de un cuait, y asl sucesivamente Una vez que estemos todos blen asegurndes, fuertemente asidos, comenzaremos « mecernos, 4 balancearnos... nos moveremos de un lado al otro, cada vez con més fuerza, con més im- eto. ¥ cuando sea el momento preciso 30 sl tard el dltimo y el impulso lo Ievaré a la otra orilla; después lo hard el que le sigue, y asi su- cenivamente, dea uno por vez |Gémo batisron pelinas los monos ante To que consideraban una genial idea de un herma- no de preclara inteligencial Y pusieron manos a Ja obra: el mono de la idea se subié muy orgu Tloso a la rama més alta del arbol gigante, se aferré a ella con su cola, y con las manos asi @ otro de la cola; as{ fueron haciéndolo los de- més y luego comenzaron a columpiarse hasta que el balanceo fue lo suficiente amplio como Para que pudieran ir soltandose de a uno por vez. Asi, todos cayeron en la orilla opuesta. éTodos? No... Hubo' uno que no Ilegé, Pre: cisamente el de la idea... que cuando los de- més se soltaron, él también lo hizo; pero el {mpulso que 6 tenfa no eran tan grande: como el de los monos que lo habian precedido, pues estaba muy cerca de la rama... jy cayé en medio del rio, en lo mAs profundo, y la corrien- te se lo Hevol El padve sone, y mientras se dlisponia a lanzarse al agua agregé: [Com vex, my ideas que parecen producto dels tnteigenci,‘pero que nc lo wn--- y sue Jen costar fy cares NO de los mas faseinantes misterios _ cie ca n a algunas: del mundo animal son las migracio- ave grar todos los aios de una region a que constituyen un ¢ la Tierra, afrontando graves riesgos. P riales, el hombre h emprenden el vuel ra ello, ha esbozad Y fas teorias, favorables par Los hombr a tan largos, que van de un polo al otro, nes de las a fenémeno tan enigmatic como apa- sionante, Desde tiempos inmem DE EXTREMO A EXTREMO DEL CONTINENTE Mops que indiea tas mi graciones de las aves. qui estin sefalados tos fextonsos viajes que reall an, algunos de ellos ca Si'desde un oxtremo has. ta el otro de le Terra sin deseansar ni de dia ni de noche y sin per- derse- entre ambos hemisferios 4POR QUE EMIGRAN? Muchos ornitélogos sostienen que las migra ciones obedecen a las variaciones de presién y electricidad en el ambiente, pero cuando es ta teoria ha querido confirmarse mediante el uso de aparatos de medicién ultrasensibles, no se han logrado resultados inuy positives. Por otro lado, no se ha podido determinar con qué parte o “aparato” de sw organismo las aves pueden registrar-esos cambios. También se ha hablado de una “memoria heredada vuelan en busca de que las explicaciones. sobre aves 0 los intentos de determinar las leyes que de que alimentos, Lo cierto es los viajes de las den una respuesta cientificamente han fracasado, Y hha avanzado hasta llegar a conquistar ki Luna, las respuestas @ esos interrogantes no han pa aceptable sado de diversas teorias que, si bien serias, no dejan di r jan de ser conjeturas LAS FORMACIONES DE VUELO Para realizar sus viajes, las aves: migratorias adoptan diferentes formaciones de vuelo. Las cigiienias y las grullas, por ejemplo, vuelan en figuran Tn Foponge sus gated "luego "seguirén volando. en busca de lejanos’ pai Angulo, guiadas por un “jefe” de grupo. Cada tanto, el “jefe” es reemplazado por otro com- pafiero, Estas formaciones tienen por finalidad evitar el cansaneio y ahorrar la mayor eantidad de energia posible al tener que “cortar” el viento. LAS ESTACIONES BIOLOGICAS Y EL TRABAJO DE LOS CIENTIFICOS Para conocer el rumbo que toman las aves, el tiempo de vuelo que emplean en sus viajes, la altura « que vuclan, las horas en que se des: phan (por la maiana, por la tarde o por la noche) y- para reconocer los ejemplares que salen y los que llegan, los cientificos utilizan Ja prictica de colocarles cintas numeradas en lus patas, Este trabajo se realiza en lugares Hamados estaciones biolégicas, que estin dis tribuidas en distintas partes del mundo; allt se capturan las aves por medio de redes, se les colocan las cintas y Inego se las deja nue- vamente en libertad, En esas estaciones se recogen informes, se rednen datos y se deter- minan los viajes de cada especie. Otra forma en que los hombres de ciencia obtienen infor: macién sobre las migraciones es realizando ex. pediciones en barco, en avidn, a pie, etcétera Asi es cémo se ha comprobado que las aves no vuelan, como se crefa, en linea recta hacia su destino, Esto es fécil de comprobar viendo las rutas de vuelo, También se ha determinado que las aves migratorias vuelan pausadamente y no desarrollan toda la velocidad de que son ~ capaces. Muchas vuelan a baja altura, siendo © muy pocas las que sobrepasan los 1,000 metros. Esto se debe @ que, més arriba, el aire se en- rarece por la falta de oxigeno, La mayorla de las aves efectian sus viajes por la noche; la razén que fundamentaria esta preferencia es que con la oscuridad pueden evitar més Fécilmente el ataqne de. sus enemi gos y, en cambio, aprovechan la luz del dia para buscar su alimento Muchos son los peligros que acechan a las aves en vuelo, ademas de sus enemigos natu rales, Miles de ellas mueren en cada ei é nieve 0 de agua, Pero no s6lo los elementos de Ta naturaleza pueden determinar su rmuerte; también los inventados por el hombre. como Jos rascacielos, los monumentos, los faros, las Tuces blancas que las deslumbran, testers LA SENAL DE PARTIDA Ademis de los datos conocidos y comprobs dlos fehacientemente con respecto alas aves migratorias, hay muchos otvos, y tal vez los fandamentales, que atin siguen en el terreno de las conjeturas. ¢De dénde procede la senal de partida? gDe alguna perturbacién atmosfé rica? gDe la luz? gAl irse acortando los dias? No se sabe atin, pero lo cierto es que la fiebre Viajera ataca no sélo a las aves que estin en libertad sino a las recluidas en jaulas, que hunea estuvieron libres. Comienzan a aletear intranquilas tras los barrotes, y si se les abe ia jaula... jyuelan sin error por la ruta pre fijada, como en pos de algiin rastro desconocido atin para nosotros, hasta I otra mitadl del lo bo terrestre! EL ZARAPITO EI capitin Cook, Tahiti cinco afios mas tarde, el mismo pajaro fue visto en la costa de Alaska. casi 1950, los cientificos no estuvieron muy se guros del largo viaje de zarapito, que volaba desde para criar alli a sus hijuelos en 1769, encontrd a este animal en tuna isla del Pacifico Sur Desde entonces hasta ta ave zancuda, el ‘ahiti hasta Alaska LOS CHORLITOS DORADOS DE AMERICA Mos shorts donor de Asoérea, que tienen su patria entre la peninsula del ‘Labradors Aulis, emprendon 5 vnje en otto, pero to tuan dtntor rumbos: Los que anidan cn 1 parte orlontl se diigen basta Escocia y lucy Tigucn le corrente elida del Golfo hasta Gu Men’ yinés de 3000 kilometre sin descansar ‘Un viaje vealmente agotador! Sin embargo de Veenuela, Brasil Chile hasta bP Le t £,& Alineamiento frontal ¢ Tres formacto. nee distintas (que. adoptan las vee al emigrar La gaviota de mar una gran cia de yun vuelo ‘iros do danza, co. Inionze eu descen 50 lejos de Ia mi ada del hombre Ya casi en tierra busca un lugar do pare aunque do yesmero. en siegiro Pajaro bobo juanito siguen una ruta distin too; en lugar de vo 1 Atlintico lo hacen a través del continente, con rambo nor este, eruzando luego el golfo de México y siguiendo hasta el Canada Los chorlitos que hacen sus nidos en la parte cccidental del Canada vuelan hacia Hawaii Juego de un corto descanso siguen por el sur del Pacifico hasta Australia y de alli a Nueva Zelandia y Nueva Guinea, CASI DE POLO A POLO. JAsi es! De polo a polo es el largo camino que recorren las cigiievias de Escandinavia Van hacia el sur siguiendo los rios de Alema- nia, Hegan al Mar Negro, atraviesan el estrecho del Bésforo, siguen por la costa del Asia Me Hasta que nacen sus crias cuida celosamente los huevos. Después size ‘nuevamente su vuelo para reanudar sobre el mar sus plasticos glros, Chorlito dorado nor, luego el curso del rio Nilo y Megan a Etio. an y después continian a lo tal hasta -el desierto de 1 trabajo de obser Kalahari. Si nos tomamos el var el mapa, comprobaremos que han recorri do casi media circunferencia DESDE EL MINUSCULO COLIBRI HASTA EL PAJARO BOBO E] colibri, tan minisculo que algunos ejew. plares no Ih na pesar dos ramos, es. yor prendente en cuanto a su resistencia y’ la ener gia de que hace gala, Batiendo t 50. veces. por sobre ido, vuela el nar, El colibri de uwza el golfo de México reco- vis de 700 kilmetros. ia roja Una incalculable cantidad de aves emigh fos. He aqui el comienzo de fo que Y Aificl viaje de miles y miles de kilom Colibri La cigiena blanca arriba a El Cairo a fines gosto; en setiembre esti en Sudin; en oc en noviembre en Natal 0 es buena voladora por tan cortas como las de las en Transva codorniz, que que tiene sus’ al gallina tem en inviemo vuela sobre cl mar Medi También los pajaros bobos emigran, Los ¢ Adelia, que anidan en la Antartida, en el oto lo van hacia el norte, Aunque no pueden vo. lar, si pueden nadar, y pasan el invierno en el mar. Cuando llega la primavera caminan mis de 100 kilémetros sobre las aguas congelaclas, hasta wv ey L mundo se ha visto recientemente ‘conmovido por las restricciones im- puestas en el uso de un precioso elemento: el petréleo. Fue quizis en ese momento cuando los hom- bres advirtieron cabalmente hasta qné punto Ja vida moderna descansa en el aprovechamien- to del “oro negro” EI consumo de energia aumenta dia a dia, En el siglo pasado se consumié tanto combus- tible como todo el usado desde el nacimiento de Cristo, pero en este siglo y en el futuro la demanda seri muchisimo mayor, ‘Sin embargo, todos sabemos que las reservas mundiales de aquel combustible son limitadas, Entonces €l petréleo? Urge, pues, encontrar nuevas fuen- ué sucederé cuando se acabe + equé sucederd cuando se ac yara que el mafiana no consti na para nuestra civilizacién, tuya un probl UN LIQUIDO MALOLIENTE En épocas remotas, el petréleo era hallado en algun lagos de asfalto en el Oriente Medio, y fue considerado como una grasa de las roeas con escaso valor comercial. Desde época inmemo- rial, Ios chinos usaron limparas de petrdleo para alumbrarse. Los egipcios lo empleaban en, sus técnicas de embalsamamiento, Las naves de algunos pueblos de la antigiedad eran ca- lafateadas con petréleo, Las piedras del templo le Nabucodonosor estin ensambladas con una Durante la Edad Media se sdicamento. Pero la mayo. un liquide. malokente a de asfalto, lo emples cor ia lo considesaba leo para ensamblar ple ‘ras y, om Ia Edad Mo ‘como, medicamento, bre servia para. mover mi ‘uinas rudimentarias. ramente, el. hom cubel6 que la fuerza del viento y de la sion de las aguas. de UN MUNDO PARALIZADO Fue la invencién del motor de explosién, a fines del siglo pasado, lo que otorg6 al petr Jeo su papel principalisimo, desplazando al car én, Millones de vehiculos’se mueven hoy gra. cias al petréleo, pero su. aprovechamiento se reduce exclusivamente al transporte. De él se obtienen distintos subproduetos: gases para talefaccién y alumbrado, disolventes, naftas (0, mis correctamente, gasolina) para motores de explosién, querosene, gasoil para motores dié sel y calefaccién, breas, betunes, alquitrin (em: pleados en la construccién de carreteras), acei- tes pesados y aceites lubricantes. Agreguemos a esto que diversos subproductos son emplea- dos para la fabricacién de todos los materiales plisticos, algunas medicinas, componentes ali menticios, ceras, parafinas, ‘etc. La enumera- cién puede resultar fatigosa, pero explica por qué el petréleo es lamado “oro negro”. El petréleo mueve los transportes terrestres, maritimos y aéreos, la produccién de la indus- tria pesada y liviana y la del campo. A él se chen nuestra calefaccién y vestimenta, piezas de nuestro hogar y parte de nuestras medicinas. Sin petréleo, el mundo quedaria paralizado. UNA APASIONANTE BUSQUEDA “Todos los paises del mundo se interesan por la apremiante bisqueda de nuevas fuentes de energia, Ademas de realizar exploraciones pa- ra localizar nuevas reservas de los combust bles tradicionales, tratan de hacer de éstos un uso: mas racfonal, Se sabe que esas reservas se agotardn en un plazo no muy lejano, al tiempo {que se acrecientan las necesidades por el incre mento de las maquinarias y de las industias Cileulos poco optimistas afirman que las re- servas de petréleo apenas si alcanzarin hasta algo mas del aio 2000, Es, en verdad, un pla zo muy breve, El agotamiento de muchos po- zos comunica una sensacién de desaliento; el hallazgo de otros yacimientos insospechados inyecta nuevas esperanzas. Con todo, no resul- ta dificil prever su agotamiento final. Durante miles y miles de afios la naturaleza elaboré el petréleo; en algo més de un siglo, el hombre entusiasmado por sus beneficios inmediatos, lo hha usado indiscriminadamente y ha terminado casi por agotarlo, Debido a ello los trabajos que realizan actualmente los hombres de cien: cia estin dirigidos a otras fuentes de energia. 1) la hidréuliea, 2) la atémica, 3) la solar, 4) Ia de las mareas. LAENERGIA PERPETUA OLVIDADA EI hombre antiguo también supo utilizar la fuerza de la corriente de los rios para mover algunas maquinas rudimentarias, como los mo: linos, o elevar pesadas puertas de castillos, pe- 10 debieron transcurrir muchos siglos hasta que la técnica le permitiera transformar el paso continuo del agua en energia eléctrica; de aqui a Ia obtencién de energia hidroeléctrica apro vechando las caidas de agua naturales o de los grandes diques hay un solo paso. Pero de- ido al entusiasmo del uso del petréleo, ella fue “olvidada” por muchos afios, y sélo cuando 61 encarecimiento de los combustibles obligé @ pensar en otros métodos de obtener energia fueron surgiendo represas en los rios y usinas que suministraran ese maravilloso poder que es la corriente eléctrica. Esta forma de obtener energia es compleja en su planificacién y de clevado costo inicial (deben construirse diques y turbinas, regular el curso de los ros, ete.) pero una vez terminada, la obra es muy barata y pritcticamente eterna, LA ENERGIA DE LOS PEQUENOS MUNDOS Hace ya algin tiempo que el hombre cuenta con un’ maravilloso auxiliar; la energia del tomo, Si: en el dominio de ese diminuto mun- do del tomo se abren insospechadas perspec- tivas, y ya hay varias centrales eléctricas 2 micas en funcionamiento, Estas se componen ~ de una pila o generador atémico que produce fenergia calérica, la que se convierte en ener- sia eléctrica. Por ahora, la construecién y el ‘mantenimiento de esas centrales resultan muy costosos, También la energia atémica puede transformarse en fuerza motriz; por ejemplo, para la navegacién. Ya existen buques y sub: Iarinos atémicos, que requieren una cantidad muy escasa de materia desintegrable para re- correr enormes distancias. No es aventurado suponer que funcionarin automéviles atémicos, que se encuentran ac- tualmente en experimentacién. Se calcula que el aprovechamiento directo de un solo gramo de uranio aplicado al motor de un automévil podria permitir que éste realizara viajes entre Europa y América sin reabastecerse. El descubrimiento més fascinante de nues- tro siglo ha sido, pues, comprobar que con el tomo, esa peque'ifsima porcién de materia, se puede producir una gran cantidad de ener. gia, Segiin el tipo de dtomos, la energia se produce por fisidn de los niicleos pesados o por fusién de los nticleos ligeros ENERGIA ATOMICA POR FISION Esta la producen aquellos étomos que en su ricleo tienen muchos protones 0 neutrones, como ocurre con el uranio. Cuando se consigue romper el pesado miicleo de un. atomo de ura no, a su vez se desprenden neutrones que rompen a otros miicleos, y asi sucesivamente. Se produce entonces lo que se llama reaccién en cadena, que es tan ripida que parece que todos los dtomos se rompieran a un mismo tiem- O, pues estas particulas viajan a la velocidad de la luz. Se libera entonees una gran canti- dad de energia (la que mantenfa unidos los componentes nucleares), que eleva la tempe- ratura a 100.000 grados centigrados. En este fendmeno se basa Ia bomba atémica. Si bien la energia que se desprende de este proceso es enorme, se presentan dos inconve- nientes: la relativa escasez sobre la corteza te- rrestre de los materiales fisionables, y los su productos radiactivos residuales que contam nan la atmésfera UN NUEVO SENDERO: EL DE LA PAZ Los efectos de la reaccién en cadena son tragicos sino pueden ser controlados; por es0 los sabios se consagraron a producit una sién o ruptura ordenada. Consiguié este mila. s0 el fisico italiano Enrique Fermi (Premio Nobel de Fisica en 1938), quien, en 1942, construyé Ia pila atémica o' reactor nuclear. La energia atémica ya se esti empleando con fines pacificos: en 1954 se bots el primer sub- marino atémico, el “Nautilus”; dos aiios des- ués, en Gran Bretafia se inauguré la primera uisina para producir electricidad con un reac tor nuclear, y en 1962 hizo su viaje inaugural el “Savannah”, primer barco mercante con pro- pulsién atémica, En la Argentina se ha cons ‘truido la Central Atémica de Atucha, y otras s¢ estan construyendo en varios paises del mundo. ENERGIA ATOMICA POR FUSION Los itomos de elementos ligeros se compor- tan de manera diferente a los atomos de los elementos pesados. Bajo ciertas condiciones fi sicas, los micleos tienden a unirse o fusionarse, ereando un nuevo dtomo. Es lo que ocurre con 1 hidrégeno. Dos niieleos de hidrégeno pro- ducen un solo niicleo de helio, y al hacerlo li- beran una gran cantidad de energia, Este fe- nnomeno se produce en el interior del Sol y es Jo que origina su formidable poder. Cuando dos miicleos pesados se fisionan se obtiene una transformacién de masa en ener sia del orden del 0,1 %. En cambio, los nie cleos ligeros, al fusionarse para formar win nti- ‘leo mas pesado, liberan por pérdida de masa un 0,7 % de energia; la diferencia es, pues, no- table. Para entender este fenémeno debemos recordar que nada se pierde en el Universo, to do se transforma: la masa en energia y vice Los hombres de ciencia trabajan para poder controlar Ia fusién termonuclear del hidrdgeno, elemento abundante en los mares y, por ello, de inagotable obtencién. El control es fundamen- tal, pues Ta fusién natural produjo nada menos ‘Arriba vorvos el “Nautl- us", primer” submarina ‘atémico, Abajo, un bare ‘20 mercante do ropa con energia atémb En busca de nuevas fuen- en el Sol, Ya se han construido algunos hor ‘hos solares que, con es ppejos, concentran sus ray fen-un_ punto, ob- lendose temperatures hasta 6,000" C. Ya se ests experimen tando con iste lectricidad. La ‘ciencis ¥ fa tecnologia no des. ZN que la bomba de hidrégeno (hecha estallar en 1952) y cuyo poder result superior al de Ia bomba atémica, EL SOL, PERMANENTE FUENTE DE ENERGIA EI calor del Sol no procede de una combus- tin (el Sol no arde como un lefio), sino que procede de la fusién, de la unién de clemen: tos ligeros con pérdida de masa y produccién de energia. Es decir, lo que el hombre ha co: menzado a lograr en pequefia escala (obtener de la materia una gran cantidad de energia) lo realiza el Sol en su interior desde hace mi Hones de afios. Y en él estin puestas las espe- ranzas del futuro en cuanto a fuente de ener- gia. Ya se ha empleado para cargar las bate- rias de los satélites artificiales y otros aparatos El conjunto Tierra-atmésfera recibe del Sol, término medio, dos calorias por minuto y por centimetro cuadrado de superficie. La energia ha sido caleulada en 1,36 Kwh por metro cus Jo, Pero la dificultad esté-en captar esta fnergia que Ilega en forma difusa y se disper sa considerablemente en los gases de la atmés. EMBALSE Marea ascendente 0 flujo Marea descendonte 0 rethio ora, Hay que recogerla y concentrarla, lo que demanda operaciones sumamente costosas. Sin embargo, ya se han construido hornos solares, y en Francia, en la regién de los Montes Pi rineos, donde la atmésfera es mis tenue, se levanta uno de esos hornos que tiene 3.500 es- pejos que concentran los rayos del Sol en una pequefia superlicie y producen una temperatu: ‘de 6.000° C en su punto focal LA FUERZA DE LAS MAREAS Las mareas son provocadas por la fuerza de atraccién que ejercen la Luna y, en menor es ‘ala, el Sol, y se traducen en un ascenso y des- censo de las aguas dos veces por dia. En las costas de los océanos abierto mucho més sorprendente que en los mares ce: rrados, donde apenas se percibe: en la bahia de Fundy (Nueva Escocia, Canada) el flujo lega a los 16 metros; en cambio, en el Medi- terréneo no llega a un metro. Actualmente, los ingenieros estin experimen- tando con sistemas que permitan utilizar la formidable energia que encierran estas enor- mes diferencias de altura y el empuje de la gran masa de agua que avanza sobre las cos- tas para mover turbinas y generar electricidad. En Francia y en Estados Unidos ya se estin utilizando las mareas con fines energéticos MIENTRAS TANTO... Mientras tanto, el hombre usa y malgasta el petréleo, pero por el camino de la ciencia y la tecnologia hallaré la solucién del problema que plantearé, en un futuro més 0 menos cercano, {a falta de los combustibles tradicionales Quiza nuestros hijos podrin ya revelar la gran. incégnita: cémo seri un mundo sin pe- tréleo, EL PUENTE QUE Sz MUDO fo seek mn mene caaye) Sone Come > aa Mundo y hoy se encuentra en los Estados Uni- = Oe ie ieee ~ as des, se tnindia paulatinamente en el fondo del de vehiculos, Era necesario, pues, hacer un nuevo puente, pero el pueblo inglés, tan ape- En la selva ain se utilizan Ios lianas para le cons: ‘yuccién de puentes. Aqui vemos uno’ en Ia Costa de Oro, Afri, puede contestarla con certeza, Lo mis proba de medio. pun. 1 POs to creado por fos rome. 0s, cuando el hombre primitive se encontrd fos se utilize en la frente a un caudaloso rio, tind an drbol para Construccién de puentes ¥. eeueductos “que han Jeaistido. el puec del puente. O, tal vez, al v Testimonio vive los arboles se le ocurrié la idea de hacer puen: jedueto de Se- tes colgantes atando lianas y cuerdas resisten: ‘govla, en Espana, enlazar las dos orillas, Asi nacid el primer las ramas que unian tes, Mas tarde empez6 a utilizar piedras y a cofnbinar distintos materiales. PEQUENA HISTORIA DE LOS PUENTES Los antiguos romanos fueron grandes cons. tructores de puentes y caminos. Los hacian para vincular las lejanas regiones de su_vasto imperio, Los puentes eran, para ellos, simbolo desu creciente expansién y poderio, Pero en la Edad Media las cosas cambia. ron. El temor a Jas invasiones de los birbaros oblig6 a buscar lugares con defensas naturales (rios caudalosos, elevaciones del terreno, etc.) y constrnir alli’ castillos, Se usaron entonces puentes levadizos para permitir la entrada 0 salida del reeinto fortificado, sélo cuando fue x conveniente Durante siglos, la piedra y la madera fue ron los principales materiales usados, y la construceiin de puentes no experiment® ma “_axores cambios, Pero desde hace. poco mis de A50 ais, cuando emperd a utilzarse el hie rro y el acero, la construceién de puentes al canzb extraordinario desarrollo y surge mn los puentes gigantescos que parecen suspendidas en el aire Le construcclin de truir verdaderas me ravillas colgantes, co mo ef Golden. Gate Yel Verrazano, los uentes mas Targos Sel mundo, ae gado a sus tradiciones, no queria perderlo Después de muchas cavilaciones, la Corpor: cién Munieipal Londinense lo puso en venta con la condicién de que el que lo comprara tenia que reconstruirlo de la misma manera, Lo curioso es que se encontré una compaiia que aceptara esta condicién: fae la McCulloch Company. Erf 1968, piedra por piedra, enida- dosamente, fueron stcadas las 10,000" tonela das de granito y embarcadas hacia California, en los Estados Unidos, En 1969 comenzaron los trabajos sobre un afluente del rio Colora: do, y el puente se inauguré con una gran fiesta el 10 de octubre de 1971 EL PUENTE COLGANTE MAS LARGO DEL MUNDO. Es un coloso, pero parece suspendido del cielo, "EI puente mas largo del mundo se en. cuentra en otra ciudad colosal de imponentes rascacielos: Nueva York, en los Estados Uni- dos. Este puente, que se inauguré el 21 de noviembre de 1964, después de cinco afos de arduos trabajos, se llama Juan Verrazano, en homenaje al navegante italiano que explord esa EI puonte de Londres, antes de ser trasladedo California, on Estados Unidos. £1 puente colgante mas grande del mundo es ol Ve rrazano, en Estados Unidos. zona a principios del siglo XVI. La longitud del arco es de 1.298 metros, pero con las vias de acceso se aleanza a los 4827 metros. Se encuentra a la entrada de la ciudad de Nueva York, en el punto preciso en que la isla de Long Island y la Staten Island encierran el curso del rio Hudson hacia si desembocadura. Fue construido por el ingeniero-arquitecto Oth: mar H. Ammann, el mismo que disené el puen. te colgante Jorge Washington, también sobre el rio Hudson, Los puentes gigantes, lo mismo que los ras eacielos, han podido hacerse gracias a los avances en Ja fabricacién del acero, que pesa menos y tiene mayor resistencia, En su cons- truceién se han tenido en cuenta todos los detalles. Asi, la distancia que separa a las dos torres en la ciispide es 4 centimetros mayor que en la base. Eso se hizo para compensar la curvatura de la Tierra. El puente esta soste nido por cuatro cables que constan de miles de alambres torcidos en espiral camisa de gutapercha que los tacto con Ia atmésfera, dentro de una sla de su cone EI puente de la Torre fs uno de los monumen: tos mas. caracteristicos de Londres, cerca do la ho menos famosa Torre Sus" partes moviles se lovantan en menos de. dos minutos» para Permitir el paso de: los bereos. ESQUEMAS DE PUENTES 1) Puonte de arco ‘con via superior. 2) Puente de. vigas’ de hierro. 3) Puente de ‘arco con via central. 4) Puente colgante, 5 Fuente deans ‘simples. 6) Puente bastulante de doble hoja. 7) “Puente. elevacion vertical, Puente 1 puente Presidente Conte's Siva es une gh janterea obra qe Sioss tn bah structuras de to del mundo. Su ctonsién. total es. do 14300 metros. La plata forma mide 26 metros de ancho y tiene 6 es ‘Se ina de" 1974 Presidente Costa ¢ Silva, en Br LAS CIUDADES Y SUS PUENTES Los puentes forman parte de la vida de una ciudad, de su historia, de sus costumbres; de modo que no se puede hablar de ellos sin re= ferirse a la poblacién en la que se encuentran, Su tipica silueta es muchas veces el simbolo de la ciudad. Veamos algunos de los mis co- nocidos, EL PUENTE DE LOS SUSPIROS Se encuentra en Venecia, Italia, y une el Pa lacio Ducal con las prisiones, El Palacio Ducal fue por mas de mil aios el centro politico de la antigua repiblica de Venecia, cuando ella era la reina del Mediterrineo. n él residian el Dux o jefe del Estado, y también los jueces administraban justicia, Los prisioneros, por Io general de caricter politico, eran Mle- vados desde la carcel. hasta la sala’ del juicio en el palacio y debian atravesar este puente. Muchos conocian ya su triste suerte, y al pa: sar por alli se escuchaban sus suspiros y la. mentos; de ello proviene su nombre, que EL GOLDEN GATE Golden Gate, o la Puerta de Oro, es un her Vista nocturna del puente sobre la bahia de San Francisco, Estados Unidos por el oeste. Por muchos aos fue ch mis largo del mundo (mide 1.280 t) hasta quo el Verrazano de Nueva York le arr: hate Ia peimacta, Pero su maravillosa estruc tara es uno de los atractivos de la pujante ciudad El puense, constrido en 1657, cruza ia'buhia. desde San Francisco hasta Oakland por la is de. Yerba Buena y salva ol canal Dor meio de dos pacntes stoped ‘an tral, Un tinel de 152 metros construida en la isla conecta los dos puentes EL PUENTE Dz LA TORRE DE LONDRES Es el mas tipico de Gran Bretafia y se halla Puente de los Suspiros, on Venecia Los pucrtes reciben distintos nombres. se ‘gin ‘sea la principal estinen. Si" sirven SI los utilzan solo los peatones, pass Y st_mantionen Ia continulded de un c\ de agua se denominan "scuedcios. ‘Colorado, en EEUU, Se he 1s sobre las aguas, tra sobre Mla a 325 mot Dakland, formado por dos puentes gemelos colgantes, cerca de la famosa torre, que es la mis anti gua fortaleza, palacio y prisién de Europa, donde se conservan Jas valiosas joyas de corona, En su larga historia fue reconstruido varias veces. Este puente se destaca por tener dos torres simétricas de estilo gético unid 4 las orillas por dos puentes colgantes que s0- portan dos pisos superpuestos. El primero tic- ne 60 metros de largo y esté a 9 metros de ura de] agua. Se compone de dos partes mé= viles en biscula que se levantan con gran ra pidez, en menos de 2 minutos, para dar las grandes embarcaciones. El segundo piso, situado a 43 metros de alto, es una pasarela fija para los peatones, PUENTE ZARATE - BRAZO LARGO En la Argentina se esti construyendo una gigantesca obra vial destinada a unir las pro- vineias de Entre Rios y Buenos Aires, aunque su misién es mucho mayor, ya que tiende a integrar toda la regién mesopotamica con el resto del pais. Se trata del complejo Zérate- Brazo Largo, sobre el rio Parani, que es a la vez camino en dos direcciones para los auto- motores y una via para el ferrocarril EI rio Parana se divide, a esta altura de su curso, en dos brazos principales: el Parana de las Palmas, de unos 500 metros de ancho, y el Parané isla Para solucionar el aislamiento provocado por €l rio se decidié construir dos grandes pu tes sobre ambos brazos, unidos por un largo terraplén en la mencionada isla. Ambos puen tes tendrin 50 metros sobre el nivel més alto de las aguas en las grandes crecientes, lo que obligé a que la altura total de las obras fuera de 200 metros, es decir... jcomo un edificio de 66 pisos! Pero la ta wai, de 800 metros, qu Talavera, mis dificil fue ta colocacién de los cimientos en el lecho pantanoso del rio. Ademas, fue necesario colocar en tierra 37.000 ros de pilotes, cada uno de los cuales tie. ne 2 metros de diimetro y 30 metros de alte ra, y 15.000 metros de pilotes debajo del agua; cada uno de éstos tiene 2 m de didmetro y 70 m de altura. Como se comprenderi ficilmente, la tarea de colocar estos pilotes fue extraordi se necesité perforar unos 100 metros para encontrar suelo firme que padiera soste- nner la pesada estructura, ‘Tan importantes como los puentes en si son los viaductos de acceso, que tienen 10 kiléme- tros de largo para el ferrocarril y 7 kilbmetros para los automotores. Los trabajos di obra estin adelantados y constit dadero orgullo para los argentinos. ciudad ‘de Malla JEL QUE CORRE DEMASIADO NO LLEGA A NINGUN LADO! 5 L ser humano ha inventado, a lo rgo de la evolucién de la civiliza cién, métodos para medir las di- mensiones habituales del espacio: longitud, altura (por & anchura y plo el metro, el pie, la yarda, ete.), y ambién ha tratado de medir la dimensién’ ol vidada; cl tiempo, por medio de relojes como gua, el de arena y los més de péndulo, electrénico, etc Todos los seres vivos, desde los microseépi- Arboles o los mamiferos, enen dimensiones, es decir t y tam! hién duracién, es decir tiempo. Si la forma y el tamaiio son invariables para cada especie le seres vivos, es porque estén genéticamente determinados. Por qué, entonees, no habria Jeterminada la secuencia de el tiempo! de estar también Sin ninguna duda, el continuo transcurrir de los dias y las noches y de las estaciones en su constante sucesién efclica influye en funcio- nes tan primordiales como la vigilia y el sue- fio, el celo y la reproduceién, el apetito, las migraciones e, inclusive, en cosas tan superio- res como el estado de LOS RITMOS DEL PLANETA Siempre nos han preocupado alg, as pre juntas: ¢En qué se dan cuenta los animales migradores que ha Megado el momento de ini iar el viaje? ¢Por qué mecanismo florecen los mes? ¢Cémo saben las aves que ha Hegado la con ella, Ia époea del colo y de primavera y hacer el nido nirando el almanaque tanto si pretendiéramos guiarnos por el estado del tiempo, pues en nuestras latitudes puede haber dias de mas d ados de tempera. tura en pleno invierno y otros muy frfos y aun giones podtia pensarse que el comienzo de las Ta época de los vie el sudeste asiitico 0 la est influir en este ciclo bioldgi temporadas son de duracién y comienzo 0 fi pudieran ico, pero aun estas nalizacién muy variables Evidentemente, tenemos que buscar en un fendmeno més general y fijo la posibilidad de reeonocer las estaciones; es decir, saber para ana determinada comarca la posicién aparente del Sol. Si nos fijamos en un globo terriqueo, observamos que a ambos lados del Ecuador estin las lineas que marcan los trépicos: el de Gineer al norte, que pasa por el paralelo 2 de latitud norte, y el de Capricornio, que pasa por el paralelo 23°5 de latitud sur. Oscilando entre ambos paralelos como desplazamiento miximo y variando lentamente entre ambos, a Io largo del afio, hace su viaje aparente el Sol. En realidad, es la inclinacion del plano ecua- torial de ta Tierra, respecto al plano en que se traslada alrededor del Sol, lo que permite esta escilacién y crea las estaciones, Cuando el Sol tiene su punto més alto (cenit) en el trépico de Cancer, es verano en el hemisferio norte € inviemno en el sur y sucesivamente a la inver- sa, Esta secuencia leva 6 meses, entre el mo- mento en que el Sol ocupa el punto mas alto en el cielo del mediodia y el momento en que ocupa el més bajo en el horizonte de ese mis- mo lugar, también a mediodia; el resto del tiempo se est alejando 0 acercando al cenit LA INFLUENCIA DE LA LUZ (HORAS LUZ) Si asociamos la sucesién de dias y noches con la de las estaciones, podemos observar que en primavera comienzan a alargarse las horas de luz y a acortarse las noches hasta llegar ‘al maximo de horas de luz el dia que el alma- aque indica que comenzé el verano, y ésa es la noche mis corta. Es decir, el Sol esti més tiempo presente en el cielo (sale antes por el este y se pone muy tarde por el oeste) y, al mismo tiempo, esti muy alto, casi vertical, al mediodia; esta situacién se llama solsticio de verano (en esta época, durante el dia, hay mu- chas horas de luz solar y ésta es, ademas, muy intensa) Ocurre a la inversa entre el otofio y el in- vierno: la noche es més larga, y el dia es mis corto, pues e} Sol esté poco tiempo presente Jon ler iene menor infensidad; es aquel en Que comienza el invierno: solsticio de invierno. Es esta modificacién, creciente o decrecien- vi Las funciones fsiolégi- 8 de los seres vives se hacen todos los dias gn forma pride. ia se divide en tres pe Ficdos ‘de. ocho horas cada uno. EI hombre ha creado diversos tipos de relojes ara medir el pero ya ore8 planeta ‘vida en el Relo} de Sol Reloj de arena as Relo} do pulsera a desencadenante de los ritmos bio icos periédicos, Cuando el Sol I minada altura en cl horizonte de un lugar y ga a deter su Tuz dura, con una intensidad particular, un cierto tiempo critica, se desem cadena un fend= meno biologico en’ determinada especie de seres vivos: por ejemplo, florece una variedad jin las golondi- © muda ¢ color del pelo el zorr0, 0 se echa a invernar la de Grboles, inician su mig nas, cambia sus plumas el can tortuga. No escapa a nadie que hacia la. pri: no, a pesar de que ain puede estar el tempo Wo comprobar que hay una ndecuscion perfec de liz y sombre, En general, los animales s lor 0 madhigueras cuando cae el Sol, pero a animales de habitos nocturnos, que en cambio se retiran a descansar cuando comienza la cla ridad de la madrugada, TAMBIEN EN EL RITMO HAY INDIVIDUALIDAD Los fendmenos descriptos son absolutamer generales, como es general la forma de una especie; pero as{ como los individuos de una misma ‘especie on semejantes entre. ai, per na iguales, tal ceurre con los ritmos: hay indi Viduos que ‘se despiertan algo mis tarde y otros son mas madrugadores, y la jornada con Gluye mis precozmente para los primeros y es ms prolongada para los segundos; es como si ilgunes tuvieran su reloj natural adelantado o rasado respecto al término medio de los de. mis. Esto constituye wna particularidad, que dividualiza @ cada ser vivo y debe ser Tes petada. Gracias a este fendmeno se observa tina diferencia de varios dias entre la Hegada Te las primeras golondrinas y la de las «ltimas. Los RITMOS BIOLOGICOS En 1935, el bidlogo americano E. Bunning descubrié la enstencia de estos lone, que cquivatdelan ala sineronizacién que periédi camente hacemos de nuestros relojes con Ja hora oficial. Todas las Funciones fisiolgieas de Jos seres vivos se hacen con una periodicidad diaria constante; si se divide el dia en tres pe- riodos de 8 horas cada uno, a partir del co- mienzo de la mafana (entre las 5 y las 7 ho- ras), se ha podido comprobar que algunas hormonas segregan en gran cantidad en el pri- mer periodo, menos en el segundo y casi nada en el tercero; otras a la inversa; a tempera- tura corporal varia con un pico mayor hacia el final del primer periodo y hacia el comien- zo del tercero; el tono muscular es mayor ha- cia el final del segundo periodo; la capacidad de la memoria es superior hacia el comienzo del tercer periodo *; etcétera. A estas variacio- El elojbiolégico dirigido por la naturaleza es el que hace florecer las plantas y a los péjaros hacer sus nidos siem- preen la misma época. Solsticio Primavera SETIEMBRE nes diarias se las ha llamado ritmos circadianos Un mimero creciente de hombres de cien- cia se esta dedicando al estudio de estos fen6- menos, que constituyen Ia cronobiologia, y las primeras, dificiles y muy elaboradas experien- cias de estos pioneros estin comprobando que Ia periodicidad de las funciones esta fijada en las células del organismo, del mismo modo que lo estén el color de los ojos, Ia forma de las patas o la presencia de plumas en una especie Aeterminada Evidentemente, antes que el hombre ideara el reloj, ya la materia viva utilizaba y fijaba el tiempo en su equilibrio inestable para per- durar. La necesidad que el ser humano siente de medir el tiempo, no s la expresién cons ciente de este mecanismo genéticamente esta blecido en sus propias células? + La fotosintesis de Ias plantas se hace més ac tiva hacla el final del primer periodo, es muy activa sgundo'y decrece rapidamente durante al tercer periodo. RECUERDA Lo QUE HOY TE Dio: 40 MAS LINDOPIES UN AMIGO! Equinoccio Le Tierra girs sobre 1 misma y alrededor dol Sel cescribiendo une 6r bita eliptica. La inclina cién del plano ecuato- Fial de Ia Tierra, respec: to al plano en’ que tresleda alrededor Sol, es lo que crea esivclones. Por eso hay ‘Spocas de mayor © me for intensided y dura len de ia luz solar. y ‘eto ferémeno os el que reduce los ritmos Blo ‘égleos de cada ser vivo, #20 todos los ojos ven igual ojo humano os una méqut na fotografica que toma dos fotos al mismo tiempo, una en color y otra on blanco y negro. Esto es posible porque en la retina hay dos clases de cé- Iulas: los bastoncillos, que captan solo en blanco y ne 49F0, y los conos, que eaptan los’ colores, En el punto ce 490 no hay bastoneillos ni co fos, y por alll sale el ner io optico. que transmite Tas Imagenes al cerebro, ESQUEMA DEL O40 Cornea. is Cristalina cuerpo =n Esclerética L sentido de Ia vita es quizis el Les permite ver el mundo. que los rodes, descubnir su alimenta, ad vertr un peligro, Pero lo curso es rente. AI comparar los ojos-de_los animales Coroides Punto ‘Sptico Retina EL ORGANO DE LA VISION E] ojo es el érgano principal del sentido de Ja vista, que, como una ventana abierta, le permite recibir del exterior las sensaciones Iu minosas. En los invertebrados, como los equi: nodermos, los ojos son simples manchas.pig- mentarias; los insectos tienen dos tipos de ojos Jos simples y los compuestos. Los cefalépodos, como el puipo, poseen un érgano visual muy desarrollado, y en los peces la cémea aparece achatada para evitar lesiones cuando nadan y también para facilitar su avance, pues el ojo convexo ofreceria mayor resistencia en el agua. Las aves tienen ojos grandes y alargados en direccién anteroposterior, y estan dotadas de un mecanismo de acomodacién para ver a grandes distancias 0 desde enormes alturas a sus presas. Los gatos ven bie Bracias a la forma especial de su pupila, que se puede dilatar n en la oscuridad y a las caracteristicas de su ojo interno, que posee capas que refle- jan la luz, lo que hace que las pupilas de este felino brillen en la oscuridad. Los ojos del to po, mamifero de vida subterranea, son muy Pequefios, ya que el animal casi no los nece sita, Y asi, si recorremos la amplia y variada escala bastante numerosa de ejemplos cuya diversidad animal, encontraremos una cantidad nos resultaria tan sorprendente como admira ble. Veamos, comparativamente, el caso del ser humano, del pulpo y de los insectos, EL_0JO HUMANO: UNA MAQUINA terior de la esclerética se halla reemplazada FOTOGRAFICA Por wna membrana transparente, la cémea EI ojo humano es una verdadera maravilla detris de la cual se encuentra el irir con un y funciona de modo similar a la maquina fo- otificio central, la_pupila, Deteis del iris x tografica, En realidad, debe decirse que el encuentra una lente, el cristaling, que concen hombre inventé la miquina fotografiea copién- tra los rayos luminosos sobre la relia, dola del oj. funcionamiento del ojo humano es seme El globo del ojo esti formado por varias jante al de la maquina fotogrifica, El iris ac capas que desde el exterior al interior se lla- tia como el obturador que regula la cantidad tnan esclerética, coroides y retina. La parte an- de luz que entra por el orificio de ka pupila FI cristalino es como la lente que concentra los rayos sobre la retina o pelicula sensible. En lla se representan las imégenes de los objetos en forma invertida, El nervio dptico de cada ojo se encarga de trans: mitir las imagenes has ta el centro dptico de! cerebro Le maquina fotografi 5 la nica maquina mo ‘delada ‘sobre un drgano Tos sentidos. ta’ pu: la es el diafragma:, 31 la lente; fa Ia camara of retina, Ia pla [A través. del_microscopio. feamos los detalles agran ados de la estructura del ojo de un tabano, Las fibras nerviosas que insmiten las impresion=s inosas se. entrecruzan mids atras de los ojos. Co- mmo, consecuencia de ello, SI iad tegulerdo del cere bro registra los estimulos provenientes de objetos fue se hallan a la derecha po dela vision w ASI VE EL SER HUMANO a imagen que capta el ojo sigue un camino hasta Hegar al centro de la vista 0 centro