Está en la página 1de 10

Boriska

De vez en cuando, algunos niños nacen con talentos realmente


fascinantes, y raras habilidades. Me contaron la historia de un chico
ruso inusual llamado Boriska, de miembros de una expedición a la
zona de anomalías, localizada en el norte de la región de Volgogrado,
más comúnmente llamada “Medvedetskaya gryada”… “Pueden
imaginarse, mientras todos estábamos sentados alrededor de la fogata
del campamento, por la noche, un pequeño niño (como de
aproximadamente 7 años de edad) de repente pidió la atención de
todos. Encendido, él quiso contarles todo acerca de la vida en Marte,
sobre sus habitantes y sus vuelos a la tierra,” comparte uno de los
testigos. Siguió un gran silencio. ¡Fue increíble! El pequeño, con sus
vivaces y gigantescos ojos estaba a punto de contar una magnífica
historia sobre la civilización marciana, sobre ciudades megalíticas, sus
naves espaciales y vuelos hacia los varios planetas, sobre un
maravilloso país, Lemuria, cuya vida que él conocía detalladamente,
puesto que el descendía allí desde Marte, tenía amigos allí… Los leños
crujían, las neblinas de la noche envolvían el aire y el inmenso cielo
oscuro con su miríada de estrellas brillantemente encendidas parecían
ocultar alguna clase de misterio. Su historia duró sobre una hora y
media. Una persona fue lo suficientemente lista como para grabar toda
la narración. Muchos estaban aturdidos por dos factores distintivos. En
primer lugar, el chico poseía profundo conocimiento excepcional. Su
intelecto estaba obviamente muy lejos de aquel de un típico niño de 7
años. No cualquier catedrático es capaz de narrar toda la historia de
Lemuria y los Lemurianos y sus habitantes con tales detalles. Usted
será incapaz de encontrar a alguien mencionando este país en los
libros de texto de las escuelas. La ciencia moderna todavía no ha
demostrado la existencia de otras civilizaciones. Segundo de todo,
nosotros estábamos todos asombrados por lo que hablaba este joven
chico. Estaba muy lejos de lo que los niños su edad hablaban. Su
conocimiento de terminología específica, detalles y hechos de Marte’ y
el pasado de la Tierra nos fascinó a todos. “En primer lugar: ¿Por qué
comenzó él esta conversación?,” dijo mi interlocutor. “Quizás, él
simplemente estaba emocionado por la atmósfera global de nuestro
campamento con muchas personas conocedoras y de mente abierta,”
continuó él.

– “¿Pudo él haberse inventado todo eso?”

– “Dudosamente”, objetó a mi amigo.”

“Para mí, más bien parecía que el chico estaba compartiendo sus
memorias y recuerdos personales de nacimientos pasados. Es
virtualmente imposible inventar tales historias; uno realmente tendría
que conocerlas.” Hoy, después de conocer a los padres de Boris y
comenzar a conocer bien al chico, empiezo cuidadosamente a ordenar
toda la información obtenida alrededor de esa fogata en el
campamento.

Él nació en el pueblo de Volzhskii, en un hospital suburbano, aunque


oficialmente, basado en los papeles, su lugar de nacimiento es el
pueblo de Zhirnovsk, de la región de Volgograd. Su cumpleaños es el
11 de enero de 1996. (Quizás será útil para los astrólogos). Sus
padres parecen ser personas maravillosas. Nadezhda, la madre de
Boriska, es médico dermatóloga en una clínica pública. Ella se graduó
del instituto médico de Volgograd no hace mucho, en 1991. El padre
del chico es un funcionario jubilado. Ambos padres estarían contentos
si alguien podría verter luz en el misterio detrás de su hijo. Mientras
tanto, ellos simplemente lo observan y lo miran crecer.

-Después de que nació Boriska, yo noté que él era capaz de sostener


su cabeza en 15 días, recuerda Nadezhda. Su primera palabra “baba”,
la profirió cuando tenía 4 meses de edad y muy pronto después
comenzó a hablar. A edad de 7 meses, él construyó su primera frase,
“yo quiero un clavo.” Él dijo esta frase en particular después de notar
un clavo pegado en la pared. Muy notablemente, sus habilidades
intelectuales superaban sus habilidades físicas.

¿Cómo se manifestaron esas capacidades?

Cuando Boris tenía apenas un año de edad, comencé a darle letras


(basadas en el sistema del Nikitin) y, ¿adivine qué? A la edad de 1 año
y 5 meses era capaz de leer los titulares de los periódicos. No le llevó
mucho tiempo experimentar con colores y sus sombras y matices.
Comenzó a pintar a los 2 años. Luego, poco después de cumplir los
dos años, lo llevamos a una guardería de niños. Los maestros estaban
todos atónitos y aturdidos por sus talentos y su inusual manera de
pensar. El chico posee una memoria excepcional y una increíble
capacidad de retener y asimilar nueva información. Sin embargo, sus
padres pronto notaron que su niño había estado adquiriendo
información de una manera única, de alguna otra parte… Nadie le ha
enseñado eso alguna vez, revoca Nadya. Pero a veces, él se sienta en
una posición del loto y comienza todas estas charlas. Él habla sobre
Marte, sobre los sistemas planetarios, sobre civilizaciones distantes…
nosotros no podíamos creer lo que estábamos escuchando. ¿Cómo
puede un niño saber todo esto? El cosmos, las interminables historias
de otros mundos y los inmensos cielos, son como mantras diarios para
él desde que tuvo 2 años. Fue entonces que Boriska nos contó sobre
su vida anterior en Marte, sobre el hecho que el planeta estaba, de
hecho, habitado, pero como resultado de la catástrofe más poderosa y
destructiva, había perdido su atmósfera, y que hoy día, todos sus
habitantes tienen que vivir en ciudades subterráneas. En ese entonces,
él volaba bastante a menudo a la tierra por comercio y otros
propósitos de investigación. Parece que Boriska piloteaba él mismo su
nave espacial. Esto fue durante los tiempos de las civilizaciones de
Lemuria.

Él tenía un amigo de Lemuria que fue muerto ante sus propios ojos… –
Una importante catástrofe tuvo lugar en la Tierra. Un gigantesco
continente fue consumido por aguas tempestuosas. Luego, de repente,
una piedra maciza cayó en una construcción… mi amigo estaba allí…,
relata Boriska. Yo no pude salvarlo. Estamos destinados a
encontrarnos alguna vez en esta vida. El chico visualiza todo el cuadro
de la caída de Lemuria como si hubiera sucedido ayer. Él lamenta la
muerte de su mejor amigo como si fuera su culpa. Un día, él notó un
libro en la bolsa de su madre, titulado “¿De dónde venimos nosotros?
por Ernst Muldashev. Uno debería haber podido ver la clase de
felicidad y fascinación que este descubrimiento activó en el chico. Él
estuvo hojeando las páginas durante horas, mirando bocetos de
Lemurianos, fotografías del Tíbet. Entonces, comenzó a hablar acerca
del alto intelecto de los Lemurianos… – “Pero Lemuria dejó de existir
como mínimo hace unos 800.000 años…”, proferí en respuesta a sus
declaraciones. ¡Los Lemurianos eran de 9 metros de altura! ¿Era así?

¿Cómo puedes recordar todo esto?

– Yo lo recuerdo, contestó el chico. Más tarde, él empezó a recordar


otro libro escrito por Muldashev titulado “En busca de la Ciudad de los
Dioses.” El libro está principalmente consagrado a las antiguas tumbas
y pirámides. Boriska declaró firmemente que las personas encontrarán
conocimiento bajo una de las pirámides (no la pirámide de Keops).
Todavía no ha sido descubierta. “La vida cambiará una vez se abra la
Esfinge,” dijo él, y agregó que la gran Esfinge tiene un mecanismo de
apertura en alguna parte detrás de su oreja (pero no recuerda
exactamente donde). El chico también habla con gran pasión y
entusiasmo sobre la civilización maya. Según él, nosotros sabemos
muy poco de esta gran civilización y sus personas. Lo más interesante
es que Boriska piensa que hoy día, finalmente ha llegado el tiempo
para que nazcan “los especiales” en la Tierra. El renacimiento del
planeta está acercándose. El Nuevo conocimiento estará en gran
demanda, una mentalidad diferente de terrestres.

– ¿Cómo sabes de estos niños dotados y por qué está pasando


esto? ¿Tú eres consciente que ellos se llaman niños “índigo”?

–Yo se que ellos están naciendo. Sin embargo, todavía no he


encontrado a nadie en mi pueblo. Quizás esta chica llamada Yulia
Petrova pudiera ser una. Ella es la única que me cree. Otros
simplemente se ríen de mis historias. Algo va a pasar en la tierra; por
eso, estos niños son importantes. Ellos podrán ayudar a las personas.
Los polos cambiarán. La primera catástrofe importante con uno de los
continentes pasará en el 2009. La próxima tendrá lugar en 2013; será
aun más devastadora.

- ¿No estás asustado de que tu vida pueda también acabar


como resultado de esa catástrofe?

-No. No tengo miedo. Yo ya he vivido a través de una catástrofe en


Marte. Allí todavía viven personas como nosotros. Pero después de la
guerra nuclear, todo fue quemado. Algunas de esas personas lograron
sobrevivir. Ellos construyeron resguardos, nuevos armamentos. Hubo
allí también un cambio de continentes, aunque el continente no era tan
grande. Los marcianos respiran gas. En caso de que ellos llegaran a
nuestro planeta, hubieran tenido que estar conectados a tuberías y
respirando en ellas.

- ¿Tú prefieres respirar oxígeno?

- Una vez que usted está en este cuerpo, se tiene que respirar oxígeno.
Sin embargo, a los marcianos no les gusta este aire, el aire de la tierra,
porque causa envejecimiento. Los marcianos son todos relativamente
jóvenes, de unos 30-35 años aproximadamente. La cantidad de tales
niños marcianos aumentará anualmente.

-Boris: ¿Por qué nuestras estaciones espaciales chocan antes


de que lleguen a Marte?

-Marte transmite señales especiales apuntadas a destruirlas. Esas


estaciones contienen radiación dañina.

Yo estaba asombrado por su conocimiento de esta clase de radiación


en “Phobos”. Esto es absolutamente verdad. En 1988, un residente de
Volzhsky, Yuri Lushnichenko, un hombre con poderes extrasensoriales
intentó advertir a los líderes soviéticos sobre la inevitable caída de las
primeras estaciones espaciales soviéticas “Phobos 1” y “Phobos2.” Él
también mencionó esta clase de radiación “poco familiar” y dañina
para el planeta. Obviamente, en ese entonces, nadie le creyó.

– ¿Qué sabes tu sobre múltiples dimensiones? ¿Sabes que uno


no debe volar en trayectorias rectas, sino que maniobrando a
través del espacio multi-dimensional?

Boriska inmediatamente se puso de pie y empezó a verter todos los


conociemientos sobre OVNIS.

– “¡Nosotros despegamos y aterrizamos casi momentáneamente en la


Tierra!” El chico toma una tiza y comienza a dibujar un objeto oval en
una pizarra. “Consiste en seis capas,” dice él. 25% de capa exterior,
hecha de metal durable, 30% segunda capa hecha de algo similar al
caucho, la tercera capa comprende de un 30% de nuevo de metal. El
4% final está compuesto de una capa magnética especial. “Si
cargamos esta capa magnética con energía, esas máquinas serán
capaces de volar a cualquier parte en el Universo.”
– ¿Tiene Boriska alguna misión especial que cumplir? ¿Es él
consciente de ello? Yo formulo estas preguntas a sus padres y
al chico mismo.

– “Él dice que puede suponer”, - dice su madre. Dice que él sabe algo
sobre el futuro de Tierra. Dice que la información jugará un papel más
importante en el futuro…

–Boris, ¿cómo sabes todo esto?

-Está dentro de mí...

–Boris, dinos por qué se enferman las personas.

-La enfermedad viene de la incapacidad de las personas de vivir


correctamente y ser feliz… Usted debe esperar a su mitad cósmica.
Uno nunca debe involucrarse ni interferir en los destinos de otras
personas. La gente no debería sufrir debido a sus errores pasados,
sino que entrar en contacto con lo que ha sido predestinado para ellos
e intentar alcanzar esas alturas y seguir moviéndose para conquistar
sus sueños. (Éstas son las palabras exactas que él estaba usando).
Usted tiene que ser más compasivo y bondadoso de corazón. En caso
de que alguien lo golpease, abrace a su enemigo, discúlpese y
arrodíllese mentalmente ante él. En caso de que alguien lo odie, ámelo
con todo su amor y dedicación y pídale perdón. Éstas son las reglas
del amor y la humildad. ¿Sabe usted por qué murieron los
Lemurianos? Yo también soy parcialmente parte del motivo. Ellos no
quisieron desarrollar más su espiritualidad. Se salieron de su
trayectoria predestinada, destruyendo así la total integridad del
planeta. El Camino de la magia lleva a un callejón sin salida. ¡El amor
es la Verdadera Magia!

– ¿Cómo sabes tu todo esto?

– Yo lo se… Kailis…

¿Qué dijiste?

–Yo dije “¡hola!” Éste es el idioma de mi planeta…

Boriska, el Chico Índigo de Marte, Predice Gigantescas Catástrofes en


2009.
El chico Dice que él era un ser marciano de siete metros de altura en
su vida pasada. El inusual bebé varón nació en el pueblo de Volzhsky,
en la región de Volgograd, en Rusia. Su madre, Nadezhda
Kipriyanovich, dio nacimiento a su hijo una linda mañana. “Todo pasó
tan rápido, ni si siquiera sentí dolor alguno. Cuando me mostraron al
bebé, el chico estaba viéndome con una mirada de adulto. Como
pediatra, conozco que los recién nacidos no pueden concentrar
miradas en nada. Sin embargo, mi pequeño bebé estaba viéndome
fijamente con sus ojos grandes castaños. Apartando ese hecho, él era
un pequeño bebé como otros, como todos los otros niños,” dice la
madre del chico. Cuando la madre y su hijo regresaron a casa del
hospital de maternidad, la mujer comenzó a notar cosas muy curiosas
sobre su pequeño hijo. El chico, a quien la madre llamó Boris, casi
nunca lloraba y nunca padeció dolencia alguna. Él estaba siendo criado
y creciendo como todos los otros niños, pero empezó a hablar frases
enteras a la edad de ocho meses. Los padres le dieron una vara de
medida al bebé, y el chico comenzó haciendo figuras geométricas
correctas de él, combinando con precisión diferentes partes. “Yo tenía
un sentimiento muy raro, de que nosotros éramos como
extraterrestres para él, con quienes el estaba intentando establecer
contacto”, dijo la madre del chico. Cuando Boris, o Boriska, como lo
llaman cariñosamente sus padres, cumplió dos años, él comenzó a
dibujar pinturas que se veían abstractas al principio: eran mezclas de
colores azul y violeta. Cuando los sicólogos examinaron los dibujos,
ellos dijeron que el chico probablemente estaba tratando de dibujar las
auras de las personas, a quienes podía ver alrededor. Boris todavía no
cumplía los tres años cuando comenzó a contarle a sus padres del
Universo. ”El era capaz de nombrar todos los planetas de los sistemas
solares e incluso sus satélites. Él estaba llenándome con nombres y
números de galaxias. Al principio lo encontré bastante atemorizante,
pensé que mi hijo estaba demente, pero luego decidí revisar si esos
nombres realmente existían. Tomé algunos libros sobre astronomía y
me asusté de descubrir que el chico sabía tanto sobre esta ciencia,”
dijo Nadezhda.

Se estaban extendiendo rumores en el pueblo, mucho más rápido que


la velocidad de la luz, sobre un bebé-astrónomo. El chico se volvió una
celebridad local: las personas estaban curiosas sobre el niño, todos
querían entender cómo él podía saber tantas cosas. Boriska tenía la
voluntad de contarles a sus visitantes, sobre civilizaciones
extraterrestres, sobre la existencia de la antigua raza de humanos,
que tenían tres metros de estatura, de futuros cambios climáticos y
globales… Todos escuchaban al pequeño con gran interés, pero es
implícito decir que las personas no creían esas historias. Los padres
decidieron bautizar a su niño sólo para estar en el lado seguro: ellos
ya comenzaban a pensar que definitivamente había algo malo con su
bebé. Poco después de esto, Boriska empezó a decirles a las personas
de sus pecados. Él abordaría a algún tipo en la calle y le diría que
dejara de drogarse; él les diría a hombres adultos que dejaran de
engañar a sus esposas, etc. El pequeño profeta estaba advirtiendo a
las personas contra los problemas venideros y enfermedades, lo que
creó una realmente desfavorable reputación a los padres del chico.
Nadezhda notó más tarde, que su hijo se sentiría a menudo mal, en el
umbral de serios desastres. “Cuando se hundió el submarino de Kursk,
él tenía dolores por todas partes. Él también sufrió durante la crisis de
rehenes en Beslan, se negó a ir a la escuela durante los días de ese
horrible ataque,” dijo la madre del chico. Cuando le preguntaron
acerca de sus sentimientos durante los días de la crisis de Beslan,
Boris dijo que él se estaba quemando desde el interior: “Era como si
una llama estaba se estaba quemando dentro de mí. Yo sabía que la
historia en Beslan tendría un horrible final,” dijo el chico. Sin embargo,
el chico es bastante optimista sobre el futuro de Rusia: “La situación
en el país estará mejorando gradualmente. Sin embargo, el planeta
Tierra tendrá que experimentar dos años muy peligrosos 2009 y 2013.
Esas catástrofes estarán conectadas con agua,” dijo Boriska.

Boriska atrapó la atención de científicos rusos en el verano del año


actual. Especialistas del Instituto de Magnetismo de la Tierra y ondas
de Radio de la Academia rusa de Ciencias fotografiaron el aura del
chico, que resultó ser extraordinariamente fuerte. “Tiene un
espectrograma anaranjado, lo cual dice que él es una persona alegre,
de un intelecto poderoso,” dijo el catedrático, Vladislav Lugovenko.
“Hay una teoría según la cual el cerebro humano tiene dos tipos de
memoria básicos: memoria de trabajo y memoria remota. Una de las
habilidades más notables del cerebro humano es su habilidad de
guardar información acerca de experiencias, emociones y
pensamientos, tanto interior como exteriormente, en el único espacio
informativo del Universo. Hay algunos individuos únicos que pueden
deducir información de ese campo. En mi opinión, cada ser humano
está conectado con el espacio por medio de energías canalizadas,” dijo
el científico. Según Lugovenko, es posible medir las cualidades extra-
sensoriales de las personas con ayuda de dispositivos especiales que
hacen este procedimiento muy fácil. Los científicos modernos de todo
el mundo conducen trabajos de investigación, en un intento de develar
el misterio de niños fenomenales. Como resultado, las personas que
poseen habilidades únicas nacieron en todos los continentes habitados
del globo durante los últimos 20 años. Los científicos llaman a tales
niños, “niños índigos.” “Boriska es uno de ellos. Al parecer, los niños
índigos tienen una misión especial para cambiar nuestro planeta.
Muchos de ellos tienen espirales de ADN enmendadas, lo cual les da
increíblemente un fuerte sistema inmunológico, que puede derrotar
incluso el SIDA. Yo me he encontrado a tales niños en China, India,
Vietnam, y así sucesivamente. Estoy seguro que ellos cambiarán el
futuro de nuestra civilización” dijo Vladislav Lugovenko. Mientras las
agencias espaciales líderes del mundo están intentando encontrar
rastros de vida en el planeta Marte, Boriska de once años de edad les
dice a sus padres y amigos todo lo que él sabe acerca de la civilización
marciana. Boriska recuerda su vida pasada. Especialistas dicen que él
conoce información que realmente no podría ni tendría que saber. Un
periodista ruso, recientemente habló con el chico sobre su singular y
único conocimiento y experiencias.

¿Boriska, tu realmente viviste en Marte, como cuentan las


personas por estos alrededores?

-Sí, es verdad. Yo recuerdo ese tiempo, cuando tenía 14 o 15 años.


Los marcianos estaban emprendiendo guerras todo el tiempo por lo
que yo, a menudo tuve que participar en incursiones aéreas con un
amigo mío.

-Nosotros podíamos viajar en el tiempo y volar en el espacio en naves


espaciales redondas pero nosotros observábamos la vida en el planeta
Tierra en naves triangulares. Las naves espaciales marcianas son muy
complicadas. Ellas son en capas, y pueden volar por todo el Universo.

¿Hay vida en Marte ahora?

– Sí, la hay, pero el planeta perdió su atmósfera hace muchos años,


como resultado de una catástrofe global. Pero las personas marcianas
todavía viven allí bajo el suelo Ellos respiran gas carbónico.

– ¿Cómo se ven esas personas marcianas?

–Ellos son muy altos, más de siete metros de alto. Poseen increíbles
cualidades. “Cuando mostramos a nuestro chico a una variedad de
científicos, incluso ufólogos, astrónomos e historiadores, todos ellos
estuvieron de acuerdo que sería imposible inventarse todas estas
historias. Idiomas extranjeros y términos científicos que él usa,
normalmente son usados por especialistas que estudian esto o esta
ciencia en particular,” dijo la madre de Boriska. Los doctores de
medicina tradicional reconocen las inusuales habilidades del chico,
aunque ellos, por supuesto, no dicen que el chico vivió en Marte en su
vida pasada.