Está en la página 1de 3

TESIS SOBRE LA GUERRAi

V. I. LENIN
Escrito el 5-6 de setiembre de 1914.

§ 1. La guerra europea y mundial tiene carácter netamente definido de una guerra burguesa, imperialista, dinástica. Una lucha por la posesión de los mercados y por el saqueo de los países, esfuerzos destinados a engañar, a desunir y aplastar a los proletarios de todos los países, incitando a los esclavos asalariados de una nación contra los de otra, en beneficio de la burguesía: tal es el único contenido real y los fines de la guerra. § 2. EI comportamiento de los jefes del partido socialdemócrata alemán de la II Internacional (1889-1914), que votaron los créditos de guerra y repiten las frases burguesas chovinistas de los junkers prusianos y de la burguesía, constituye una traición directa al socialismo. En ningún caso, incluso en la hipótesis de la absoluta debilidad de ese partido y de la necesidad de someterse a la voluntad de la mayoría burguesa de la nación, podría tener justificación el comportamiento de los jefes del Partido Socialdemócrata alemán. En rigor, ese partido ha, seguido en este momento una política nacionalista-liberal. § 3. El comportamiento de los jefes de los partidos socialdemócratas belga y francés, que han traicionado al socialismo al entrar en los ministerios burgueses, merece similar condenación. § 4. La traición al socialismo por la mayoría de los jefes de la II Internacional (1889-1914) significa la bancarrota ideológica de esa Internacional. Esa bancarrota tiene por causa fundamental la preponderancia de hecho, en el seno de dicha Internacional, del oportunismo pequeñoburgués, cuya naturaleza burguesa y peligrosidad han señalado ya desde hace mucho tiempo los mejores representantes del proletariado de todos los países. EI fracaso de la II Internacional fue preparado desde hace mucho por los oportunistas que negaron la revolución socialista para sustituirla por el reformismo burgués; que negaron la lucha de clases que en cierto momento tiene que transformarse necesariamente en guerra civil; que predicaron la colaboración de clase y el chovinismo burgués, so pretexto de patriotismo y de defensa de la patria, desconociendo o negando esa verdad elemental del socialismo, expuesta ya en el Manifiesto comunista, a saber: que los obreros no tienen patria. En la lucha contra el militarismo se han limitado a un punto de vista sentimental, pequeñoburgués, en lugar de reconocer la necesidad de la guerra revolucionaria de los proletarios de todos los países contra la burguesía de todos los países. Han desnaturalizado la necesidad de utilizar el parlamentarismo burgués y la legalidad burguesa haciendo de dicha legalidad un fetiche y olvidando que es obligatorio recurrir a formas ilegales de organización y de propaganda durante las épocas de crisis. Los Cuadernos mensuales socialistas, uno de los órganos del oportunismo internacional, que ha adoptado desde hace tiempo posiciones nacionalistas-liberales, celebra con razón su victoria sobre el

socialismo europeo. EI así llamado centro de la socialdemocracia alemana y de los otros partidos socialdemócratas ha capitulado cobardemente en los hechos ante los oportunistas. La futura Internacional tendrá por tarea la de desembarazar al socialismo, con firmeza y en forma definitiva, de esa corriente burguesa. § 5. Entre los sofismas burgueses y chovinistas que los partidos y gobiernos burgueses de las dos principales naciones rivales del continente, Alemania y Francia, utilizan en especial para engañar a las masas, y que los socialistas oportunistas, confesos o encubiertos, que se arrastran a la cola de la burguesía, repiten servilmente, es preciso destacar y denunciar particularmente los siguientes: cuando los burgueses alemanes invocan la defensa de la patria, la lucha contra el zarismo, la defensa del libre desarrollo cultural y nacional, mienten, porque los junkers prusianos, con Guillermo II a la cabeza, y la gran burguesía alemana, han practicado siempre una política de defensa de la monarquía zarista, y fuese cual fuere el resultado de la guerra, no dejarán de practicar todos los medios para sostenerla; mienten, porque en realidad la burguesía austríaca ha emprendido una campaña de rapiña contra Serbia, en tanto que la burguesía alemana, que oprime a los daneses, los polacos y los franceses (en Alsacia-Lorena), sostiene una guerra ofensiva contra Bélgica y Francia para saquear a países más ricos y libres; y han organizado su ofensiva en el momento más propicio para utilizar los últimos perfeccionamientos que adquirieron en la técnica militar y en vísperas de la aplicación del así llamado gran programa militar de Rusia. Cuando los burgueses franceses argumentan exactamente de la misma manera respecto de la defensa de la patria, etc., mienten también, porque en verdad defienden a los países atrasados desde el punto de vista de la técnica capitalista y que se desarrollan con mayor lentitud, pagando con sus miles de millones a las bandas centurionegristas del zarismo ruso para una guerra ofensiva, con la intención de saquear el suelo austríaco y alemán. Los dos grupos de naciones beligerantes no tienen nada que envidiarse unas a otras en la crueldad y la barbarie con que libran esta guerra. § 6. La socialdemocracia rusa tiene como primera tarea la de librar una lucha implacable e intransigente contra el chovinismo gran ruso y monárquico-zarista, y contra los sofismas de los liberales rusos, de los kadetes y de una parte de los populistas que los defienden. Desde el punto de vista de la clase obrera y de las masas laboriosas de todos los pueblos de Rusia, el mal menor sería la derrota de la monarquía zarista y de sus ejércitos, que oprime a Polonia, Ucrania y toda una serie de pueblos de Rusia, atizando el odio nacional para reforzar el dominio de los gran rusos sobre las otras nacionalidades y para consolidar la reacción y el gobierno bárbaro de la monarquía zarista. § 7. En la actualidad la socialdemocracia debe tener por consignas: en primer lugar, hacer en gran escala, de modo de llegar a todas las tropas y todos los teatros de operaciones militares, la propaganda de la revolución socialista, esclareciendo a

los soldados sobre la necesidad de volver sus armas, no contra sus hermanos, esclavos asalariados de los otros países, sino contra la reacción de los gobiernos y los partidos burgueses de todos los países. La absoluta necesidad de organizar, con vistas a semejante propaganda en todos los idiomas, células y grupos ilegales entre las tropas de todas las naciones. Una lucha implacable contra el chovinismo y el “patriotismo” de los pequeños burgueses y de los burgueses de todos los países sin excepción. Contra los dirigentes de la. actual Internacional, que han traicionado al socialismo, es imperativo apelar a la conciencia revolucionaria de las masas obreras, que soportan todo el peso de la guerra y que son hostiles al chovinismo y al oportunismo; en segundo lugar, tomar como una de las consignas más inmediatas la creación de repúblicas alemana, polaca, rusa, etc., con transformación de todos los Estados de Europa en Estados Unidos republicanos.

i

Las tesis de Lenin sobre la guerra fueron descubiertas: 1) en los archivos del servicio especial del departamento de policía, núm. 343, sección 3, 1914, "Sobre la actividad de los partidos revolucionarios (s. -d.) en relación con la guerra de 1914" (informe de la dirección de la gendarmería de Bakú); 2) en el archivo del 9° Buró del departamento de policía núm. 5, parte 46, hoja B, 1914 (Moscú), en el que se dice que estas tesis sobre la guerra eran difundidas entre los socialdemócratas de Moscú por M. I. Uliánova, que había vuelto de la provincia de Vologdá, en la que purgó una deportación administrativa; 3) en el archivo del 9° Buró del departamento de policía núm. 5/f, 1914, “Sobre el arresto de la conferencia socialdemócrata, en la que participaron los miembros de la Duma del Estado Badáiev, Muránov, Petrovski, Samóilov y Shágov”, entre los elementos de prueba confiscados durante los registros en casa de Badáiev y Petrovski. La confrontación del texto de estas Tesis con la resolución del grupo socialdemócrata, redactada por Lenin con el título de “Las tareas de la socialdemocracia en la guerra europea” (ef. Obras Completas, ed. cit., t. XXI, págs. 9-13), establece en forma indiscutible que el documento aquí reproducido constituye el texto inicial de las tesis de Lenin sobre la guerra, que sirvió luego de base para dicha resolución. Lenin ha expuesto la historia de la elaboración de las tesis en su artículo “La situación y las tareas de la Internacional socialista”, Obras Completas, ed. cit., t. XXI, págs. 29-35. — 285.