P. 1
Semiologia de Cossio

Semiologia de Cossio

3.67

|Views: 17.294|Likes:
Publicado porJesús Loreto

More info:

Published by: Jesús Loreto on Jul 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See more
See less

01/05/2016

BIBLIOTECA DE SEMIOLOGIA

DIRECTORES: T. PADILLA Y P. COSSIO

SEMIOLOGIA
GENERAL

TIBURCIO PADILLA

CUARTA EDICION

BIBLIOTECA DE SEMIOLOGIA

DIRECTORES: T. PADILLA Y P. COSSIO

SEMIOLOGÍA GENERAL

POR EL DOCTOR

TIBURGIO PADILLA

Profesor Titular de Semiología y Clínica Propedeútica
De La Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires
Director del Instituto de Semiología (Hospital de Clínicas)

CON

SEMIOLOGÍA DE HUESOS,
ARTICULACIONES Y COLUMNA VERTEBRAL

POR EL DOCTOR

JULIO PIÑEIRO SORONDO

Profesor Adjunto de Clínica Quirúrjica

De la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires
Cirujano Del Hospital Rawson

CUARTA EDICIÓN

LIBRERÍA Y EDITORIAL
"EL ATENEO"

Florida. 340 — Córdoba, 2099

BUENOS AIRES

19 4 6

ÍNDICE

Prólogo de la cuarta edición

15

Prólogo de la tercera edición

16

Prólogo de la segunda edición

16

Prólogo de la primera edición

16

CAPÍTULO I

Introducción.

Generalidades

17

CAPÍTULO II

Interrogatorio.

Técnica 19
Examen psíquico elemental

21

Lenguaje

23

Dolor físico

24

Clases de dolor físico

26

Terminología

27

Exploración semiológica del dolor

28

CAPÍTULO III

Inspección.

Decúbitos

34

Actitud en la posición de pie 37
Facies

37

CAPÍTULO IV

Conformación corporal. Altura. Peso.

Tipo constitucional. Hábito

39
Altura 41
Peso

42

10

SEMIOLOGÍA GENERAL

CAPITULO V

Examen de la temperatura.

pág.

Fiebre. Hipertermia. Hipotermia

45

Patogenia .

52

Etiología

53

La fiebre en el niño

57

CAPÍTULO VI

Semiología elemental de la piel.

Modificaciones del color

59

Palidez

59

Coloración de la piel

60

Rubicundez

61

Cianosis

62

Alteraciones del color de la piel de origen vascular

69

Urticaria

72

Púrpura

73

Ictericia

83

Discromía. Melanodermia. Leucodermia

88

Piel

94

Pelo

104

Uñas

106

CAPÍTULO VII

Semiología del prurito y de la alergia.

Prurito

111

Alergia

114

CAPÍTULO VIII

Semiología del tejido celular subcutáneo.

Datos anatómicos 118

Exploración

118

Trofismo

118

Sensibilidad

121

Edema

122

Enfisema subcutáneo

133

CAPITULO IX

Semiología elemental del sistema linfático.

Vasos y ganglios linfáticos

135

Exploración de los ganglios linfáticos

138

Semiología de las adenopatías

139

ÍNDICE

11

CAPÍTULO X

Semiología elemental del sistema óseo.

Pág.

Nociones de anatomía y fisiología normal y patológica

143

Medios de exploración del esqueleto. Clasificación de los sín-
dromes óseos

146

Dolor 147

Engrosamiento y tumoraciones

148

Incurvaciones y angulaciones

149

Alargamiento de hueso .

150

Soluciones de continuidad ...

151

Procesos rarefacientes y destructivos

153

Procesos condensantes y constructivos

167

Procesos combinados

172

CAPÍTULO XI

Semiología elemental de las articulaciones.

Breves nociones patológicas

185

Entorsis, luxaciones y fracturas

186

Artritis .

187

Artrosis

187

Anquilosis

188

Métodos de examen

188

Interrogatorio

188

Inspección ...

189

Palpación

191

Estudio de la movilidad pasiva

193

Exploración radiológica

194

Pruebas especiales

194

Principales síndromes articulares .

195

Esguinces, luxaciones y fracturas

195

Insuficiencia articular .

196

Artritis .

196
Artrosis 197
Reumatismo

198

CAPÍTULO XII

Exploración regional. Cabeza. Cráneo y cara. Ojos.

Examen de la cabeza .

206

Frente

201

Cejas .

206

Ojos

207

Semiología ocular elemental. Principales síntomas y sín-
dromes oculares

221

12

SEMIOLOGÍA GENERAL

CAPÍTULO XIII

Examen de la nariz y del oído.

Nariz

230

Labios

234

Orejas y oído externo .

234

Principales síntomas y síndromes auriculares

237

CAPÍTULO XIV

Semiología del cuello.

Volumen y forma .

240

Posición .

241

Rigidez y fijeza

242

Movilidad .

242

Piel .

243

Tumores

243
Latidos del cuello 247
Laringe y tráquea 248

CAPITULO XV

Semiología de la columna vertebral.

Alteraciones de la forma de la columna vertebral

250

Disminución de la movilidad de la columna vertebral

254

Alteraciones de estructura de la columna vertebral .

254

El dolor vertebral y su interpretación .

258

CAPITULO XVI

Semiología de las manos.

Forma y tamaño

260

Articulaciones

264

Examen de los dedos

265

Procesos inflamatorios y deformantes .

265

Alteraciones del color y del trofismo .

270

Temperatura y humedad

272

Trastornos funcionales

273

capítulo XVII

Semiología del antebrazo y del brazo.

Antebrazo

275

Piel, tejido celular, venas y linfático .

275

Arterias

278

Huesos

278

Examen del codo

280

ÍNDICE

13

Pág.

Brazo

281

Forma y posición.

281

Piel, tejido celular y vasos

283

Región axilar .

284

Examen del hombro .

285

CAPITULO XVIII

Semiología de las extremidades inferiores.

Deformaciones y acortamientos

287

Muslo

287

Región inguinal

287

Deformaciones localizadas

293

Cadera

294

Piel y tejido celular

295

Huesos

296
Vasos 296
Músculos

297

Nervios

298

Examen de la pierna

299

Rodilla

299

Piel y tejido celular

302

Músculos

304

Arterias

307

Huesos

307

Examen de los pies

308

Piel

310

Articulaciones y huesos

312

Arterias

312

Uñas

313

CAPÍTULO XIX

Semiología elemental de los órganos genitales.
Organos masculinos .

314

Examen del pene ...

314

>

del escroto 320

>

del testículo

320

>

de la próstata

324

>

del cordón espermático

326

>

de las vesículas seminales

326

>

del periné

326

Interrogatorio en los trastornos genitales femeninos .

327

Significación de los síntomas y síndromes más comunes

327

Bibliografía 331

Indice alfabético 335

CAPITULO I

INTRODUCCIÓN

Semiología (del griego semeion, signos, síntomas; logos, discurso, cien-
cia), es la ciencia que estudia los signos y síntomas de las enfermedades.
Por signo se entiende todo indicio de enfermedad; por síntoma toda mani-
festación ostensible de enfermedad. Los anglosajones prefieren denominar sig-
nos a las manifestaciones objetivas o físicas de enfermedad y síntomas a los
trastornos, molestias o sensaciones subjetivas de enfermedad. En este libro
se empleará este último criterio, más breve y práctico.
La Semiología se compone de dos partes: 1º, Semiotecnia o técnica de
la búsqueda del signo; 2º, Clínica Propedéutica (del griego pro, delante;
paidevo, yo enseño), enseñanza clínica preparatoría, destinada a reunir e in-
terpretar los signos y síntomas, para hacer un diagnóstico. Por consiguiente
la Semiología, puede ser dicha, el arte y la ciencia del diagnóstico.
Por síndrome (del griego sin, con; dromos, carrera, curso), se entiende
un conjunto de signos y síntomas, con una misma carrera y evolución, por
proceder de una misma causa, cualquiera que ésta sea. Por ejemplo: la fie-
bre (hipertermia, taquicardia, taquipnea, anorexia, malestar general, etc.).
Por enfermedad se entiende un conjunto de signos y síntomas, con una
misma evolución, pero procedentes siempre de una causa determinada o es-
pecífica. Por ejemplo: la fiebre tifoidea (fiebre, postración, esplenomega-
lia, etc., debida a una septicemia por bacilos de Eberth).
Pródromos (del griego pro, delante; dromo, cartera), denomina a los
signos o síntomas iniciales de una enfermedad o síndrome, siendo por lo
general vagos, poco característicos.
Patognomónico (del griego pathos, enfermedad; gnomon, indicador),
se dice al signo bien característico, casi exclusivo de una enfermedad. En
realidad hay muy pocos signos patognomónicos; quizás, ninguno.
Para llegar a un diagnóstico, se comienza con la investigación de los
signos o síntomas (Semiotecnia), luego se los agrupa e interpreta (Clínica

PADILLA.

18

SEMIOLOGÍA GENERAL

Propedéutica). Para llegar a un diagnóstico completo se deben hacer los
siguientes diagnósticos parciales:

1 Diagnóstico de los síntomas y signos.
2 Diagnóstico de síndromes (diagnóstico fisiopatológico).
3º Diagnóstico anatómico.
4o Diagnóstico etiológico.
59ºDiagnóstico de la capacidad funcional.
Para establecer la capacidad funcional, además del conocimiento de las
condiciones actuales, es necesario pensar en el pronóstico (del griego pro,
delante, anticipadamente; gignosko, yo conozco). A los signos o síntomas
que permiten prever el curso bueno o malo de una enfermedad, se les deno-
mina pronósticos.

Para llegar a un diagnóstico se utilizan los procedimientos clínicos fun-
damentales: interrogatorio, inspección, palpación, percusión y auscultación,
ayudados por los procedimientos auxiliares, los instrumentales y los de labo-
ratorio,
muchas veces tan imprescindibles como aquéllos.

CAPÍTULO II

INTERROGATORIO

I. TECNICA

El interrogatorio o anamnesis (del griego ana, nuevo; mnesis, memo-
ria) , consiste en interrogar al paciente o a sus allegados, sobre los padeci-
mientos actuales y pasados, como también sobre otros datos que pueden ser
de utilidad para el diagnóstico (edad, profesión, condiciones de vida, etc.) y
los antecedentes familiares (enfermedades familiares, hereditarias, etc.).
El interrogatorio es uno de los procedimientos exploratorios más difíci-
les, requiriendo la mayor capacidad y preparación del médico. Por otra parte,
es uno de los más eficaces para reconocer la enfermedad en sus períodos ini-
ciales, cuando las manifestaciones de la enfermedad son simplemente funcio-
nales, sin haber todavía alteración o destrucción orgánica.
Según las condiciones de edad, mentales o de ánimo, el interrogatorio
se hace directamente al enfermo, a miembros de la familia, amigos o personas
que por circunstancias especiales, pueden estar informados. Toda recomen-
dación sobre la necesidad de ser minucioso en este examen, resulta pobre, en
relación a su importancia. Aun a riesgo de parecer cargoso, debe insistir se
en los detalles, aun en los aparentemente sin relación directa con las moles-
tias y trastornos, señalados por el paciente.
El interrogatorio se hace de acuerdo al siguiente plan:

PADILLA.

Nombre y apellido.
Edad.
Estado civil.
Profesión.
Residencia

actual.

Residencia

habitual.

Residencias anteriores

Datos personales

20

SEMIOLOGÍA GENERAL

ANTECEDENTES PERSONALES

A.
Anamnesis
reciente

B.
Anamnesis
remota

Enfermedad

actual

Datos
complementarios

Estado de las principales funciones vegeta-
tivas y psíquicas: apetito, digestión, sue-
ño, ánimo, etc.
Condiciones de vida y profesión.
Hábitos, costumbres, etc.
Procedencia.
Medio ambiente.

Niñez.
Adolescencia.
Adultez.
Senectud.

ANTECEDENTES FAMILIARES

Del esposo.
De los hijos.
De los padres, abuelos.
De los colaterales, hermanos, tíos.

AI hacer el interrogatorio debe tenerse presente que las causas de enfer-
medad pueden ser: específicas o determinantes, condicionales y predispo-
nentes.

Las causas específicas, constituyen la verdadera etiología (del griego
aitia, causa; logos, estudio), la causa primera o fundamental. No puede ha-
ber diagnóstico completo, sin diagnóstico etiológico. Las causas específicas
pueden reducirse a seis en el momento actual de los conocimientos médicos:
injurias, infccciones, intoxicaciones, defectos de dieta, neoformaciones y mal-
formaciones.

Las dos últimas, neoformaciones y malformaciones, con el progreso de las
ciencias, se podrán diluir probablemente en las otras cuatro causas.
Las causas condicionales, como lo dice su nombre, condicionan o regla-
mentan la acción ce las causas específicas. Pueden referirse tanto al agente
patógeno como al organismo del paciente.
Las causas predisponentes, en el fondo, son una variedad de las causas

Enfermedades
anteriores.
Datos
complementarios

Comienzo.
Evolución.
Manifestaciones

actuales.

Tratamientos efectuados.

INTERROGATORIO

21

condicionales; son las que favorecen anticipadamente la acción del agente pa-
tógeno. Ejemplo:

Causa especifica o etiología: Infección por el bacilo de Koch.
Causa condicional: Abusos alcohólicos. Gripe u enfermedad debilitante.
Causa predisponente: Mala o pobre constitución orgánica.
Para efectuar un buen interrogatorio es conveniente, dejar hablar al
enfermo primero, y después, encauzar el interrogatorio con preguntas precisas.
Según se sospeche, del resultado de la exposición del enfermo, que tal o
cual órgano o sistema es el afectado, será la naturaleza de esas preguntas,
como se indicará en los volúmenes correspondientes.
El interrogatorio suficiente de una persona adulta o anciana, ocupa, por

lo menos, media hora.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->