Está en la página 1de 4

Lucas 7 18-35 Los mensajeros de Juan el Bautista

Job 33:14 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios;


Pero el hombre no entiende.

Luc 7:18 Los discípulos de Juan le dieron las nuevas de todas estas cosas. Y llamó Juan a
dos de sus discípulos,
Luc 7:19 y los envió a Jesús, para preguntarle: ¿Eres tú el que había de venir, o
esperaremos a otro?
¿El que había de venir a qué? Pues el que ellos esperaban hace tantos años, el
mencionado en las profecías, el que libraría a su pueblo, el que los salvaría, el Mesías.

Luc 7:20 Cuando, pues, los hombres vinieron a él, dijeron: Juan el Bautista nos ha
enviado a ti, para preguntarte: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro?
Luc 7:21 En esa misma hora sanó a muchos de enfermedades y plagas, y de espíritus
malos, y a muchos ciegos les dio la vista.
El Señor hacia siempre muchos milagros y cosas maravillosas, y habían personas que solo
le atraía lo espectacular de sus actos. Pero cuando Él hacia una sanación no solo lo hacía
superficialmente sino que también espiritualmente.

Luc 7:22 Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído:
los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos
son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;
Si nos damos cuenta lo que Jesús ordena es decirle a Juan lo que habían visto y oído, lo
que habían visto era muchos milagros de sanaciones increíbles pero también debían
contarle las cosas que Jesús decía, el Señor Jesucristo es quien traía un nuevo mensaje,
antes de Él todos anunciaban al que había de venir, ahora que el estaba el anunciaba que
había llegado la Salvación al mundo, de quien tanto se esperó y se habló, y que venía por
los necesitados por los enfermos, por los muertos y por los pobres.
Pero ¿qué tipo de personas son aquellas? Pues todos los que están en el mundo son así,
todos nacemos enfermos, muertos y pobres.
Nosotros nacimos enfermos pero Dios nos quiere ayudar con eso.

Deu 7:15 Y quitará Jehová de ti toda enfermedad; y todas las malas plagas de Egipto,
que tú conoces, no las pondrá sobre ti, antes las pondrá sobre todos los que te
aborrecieren.

Efe 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y
pecados,

Isa 66:2 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová;
pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.

Luc 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí,


Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;

1 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Pero así como esto nos habla de la necesidad del hombre, también no habla de lo que
causa el pecado, antes de que el hombre pecara no existían sufrimientos sino que
después con la llegada del mal al mundo.

Pero aunque el Señor Jesucristo vino en rescate de estas personas necesitadas que somos
nosotros, también hay otras personas que creen que por sus medio pueden salir a delante
y menosprecian el poder de Dios.

Apo 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo
necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Luc 7:23 y bienaventurado es aquel que no halle tropiezo en mí.


El Señor da una bienaventuranza a quienes lo reconozcan realmente como el Hijo de Dios
y Dios mismo. El Cristo fue perfecto en su andar, y nunca hizo nada mal porque hacia lo
que el Padre le decía, Dios unido en un pensamiento, realizando diferentes tareas como
Padre, Hijo y Espíritu Santo pero coordinados perfectamente.
¿Usted quiere ser bienaventurado? Pues reconozca que usted está necesitado y que solo
el Salvador lo puede ayudar.

Luc 7:24 Cuando se fueron los mensajeros de Juan, comenzó a decir de Juan a la gente:
¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Una caña sacudida por el viento?
Luc 7:25 Mas ¿qué salisteis a ver? ¿A un hombre cubierto de vestiduras delicadas? He
aquí, los que tienen vestidura preciosa y viven en deleites, en los palacios de los reyes
están.
Luc 7:26 Mas ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta.
Aquellas personas que iban a escuchar a Juan el bautista no iban para perder el tiempo, y
no iban a buscar a una persona de vestiduras hermosas como la de los reyes, los que iban
a escuchar a Juan encontraban un mensaje de esperanza, que estaba muy cerca la llegada
del Mesías y como el estaba preparando el camino para aquel día.
Al igual que Juan nuestro Señor no tenía lujos a pesar de ser Rey de Reyes, y tampoco
tenía dinero, a pesar de tener un gran Reino en el cielo.

Luc 7:27 Este es de quien está escrito:


He aquí, envío mi mensajero delante de tu faz,
El cual preparará tu camino delante de ti.
Jesucristo reconoce al Juan el Bautista como el mensajero descrito en las profecías, quien
vendría primero que Él. Y también lo reconoce como un profetar, por profetizar sobre lo
que vendría.

Luc 7:28 Os digo que entre los nacidos de mujeres, no hay mayor profeta que Juan el
Bautista; pero el más pequeño en el reino de Dios es mayor que él.
Juan el Bautista fue alguien muy importante ya que tenía que preparar el camino del
Señor, y no era un trabajo fácil, y Juan no tenía miedo de decir las cosas. Reprendía a
todos por igual de forma frontal e incluso ofensiva.

Luc 7:29 Y todo el pueblo y los publicanos, cuando lo oyeron, justificaron a Dios,
bautizándose con el bautismo de Juan.

2 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Hasta hoy en día es necesario utilizar el bautismo de Juan que era un bautismo en agua en
donde se sumerge totalmente a la persona y es necesario que sea así y no como el mundo
lo muestra a veces en donde solo rocía un poco de agua en la personas, y el otro requisito
es tener conciencia de lo que se hacía. Ellos decidían bautizarse luego de haber
escuchado el mensaje, un bebe no puede entender lo que se le habla, ¿Cómo podría
decidir si bautizarse o no? Esto es una decisión no se le puede obligar a una persona
realizarlo.

Luc 7:30 Mas los fariseos y los intérpretes de la ley desecharon los designios de Dios
respecto de sí mismos, no siendo bautizados por Juan.
¿Por qué el hombre es tan duro para aceptar a Cristo? ¿Por qué no puede comprender que
tiene necesidad? La religión no salva, el ser bueno no salva, las buenas obras no salvan
sino solo Dios.

Luc7:31 Y dijo el Señor: ¿A qué, pues, compararé los hombres de esta generación, y a qué
son semejantes?
Aquí se refiere a los fariseos y los intérpretes de la ley duros de corazón

Luc7:32 Semejantes son a los muchachos sentados en la plaza, que dan voces unos a
otros y dicen: Os tocamos flauta, y no bailasteis; os endechamos, y no llorasteis.
Los compara a un niños que juegan que le hacen fiesta y no se alegran, están de luto
están con pena y no sienten dolor. Les dice que son insensibles que no aceptaron ni el
mensaje de Juan que era más duro, más fuerte, más critico, pero tampoco aceptan el
mensaje del Señor, un mensaje tierno, un mensaje de amor, un mensaje de Salvación
gratuita.

Luc7:33 Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y decís: Demonio
tiene.
Luc7:34 Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y
bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores.
Luego vemos al carácter de Juan, más alejado de las personas, se cuidaba de sus comidas,
sin tener lujos sino que se alimentaba de lo que podía. Y por otro lado a Cristo quien trae
la felicidad, trae el regocijo y comparte a todo el mundo el mensaje del Rescate de
pecadores.
El hombre que no quiere escuchar a Dios, lo hace de forma voluntaria.

Luc7:35 Mas la sabiduría es justificada por todos sus hijos.


Solo los que creen pueden aceptar las palabras sabias del Hijo de Dios, nosotros debemos
ser como aquellos que comprendieron y lo aceptaron y fueron sanados, pero no seamos
como aquellos que no quisieron escuchar, hoy Dios nos habla a través de distintos medios,
de la radio, la televisión, internet, las predicaciones pero ¿lo hemos entendido?

Job 33:14 Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios;


Pero el hombre no entiende.

Esperemos que Dios haga la obra en su corazón y pueda entender esto que es tan
necesario, tan vital, algo de Vida o muerte. ¿Dónde quieres pasar toda tu eternidad? Dios
te da una salida, su Hijo, que lo envió al Mundo a morir por cada uno de nosotros, a pagar
el precio de nuestra enfermedad y sanarnos del pecado, y poder entrar a la presencia

3 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl
Santa de Dios… para estar con Dios solo necesitas aceptar al Señor Jesucristo como
Salvador, escucharas la Voz de Dios que te esta llamando… o harás oídos sordos a el
evangelio.

4 | Página
Por: Iván P. Yáñez Fica www.mirad.cl contacto@mirad.cl