Está en la página 1de 2

c  


 www.mirad.cl ʹ contacto@mirad.cl

c c  




 

Luc 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del
bramido del mar y de las olas;
La naturaleza y en los cielos se verán señales de que la venida de Cristo estará cerca, en libros como el apocalipsis podemos saber las
cosas que vendrán al fin de los tiempo, que sabemos que está muy cerca, sin embargo Dios nos da muestras de las cosas que
sucederán.
Hay una muestra muy clara que vemos en las escrituras de cuando sucederán estas cosas y es lo que encontramos en

c!" Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre.
c! Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los
destruyó a todos.

Luc 21:26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias
de los cielos serán conmovidas.
Todo el mundo sabrá cuando venga Cristo, todos le podrán escuchar, todos le podrán sentir. Todo ojo le verá y nadie podrá escapar
de su juicio.

Luc 21:27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.
Cristo vendrá nuevamente pero ahora no a tocar este mundo contaminado, sino para finalizar esta etapa de este mundo
corrompido, hará juicio sobre toda criatura pero la diferencia será que algunos serán justificados por la sangre de Cristo y otros
serán juzgados por sus culpas y el no haberse convertido al único y perfecto Hijo de Dios.

Luc 21:28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
Los creyentes esperamos la venida de Jesucristo, porque nuestra felicidad no está en esta tierra. Nosotros somos peregrinos,
extranjeros, esperando el reino eterno, el reino de Dios en donde reinaremos juntamente con Él.

Luc 21:29 También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos los árboles.
La higuera nos recuerda el hombre y su pecado, recordemos como nuestros padres Adán y Eva se vistieron de hojas de higuera para
cubrir su desnudes, aquel árbol nos recuerda el pecado inicial.
Gén 3:7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se
hicieron delantales.

Luc 21:30 Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.
Aquel fruto de la maldad. No puede dar el mal árbol buenos frutos, los frutos de este mundo son frutos que no agradan a Dios y
frutos que terminaran por condenar a este mundo. Siempre que Dios envió una destrucción fue por los pecados en abundancia que
cometían los hombres y que Dios no podía soportar, muchos pecados de idolatría y fornicación, tanto en el diluvio como en Sodoma
y Gomorra . Entonces si vemos en nuestro alrededor que se están realizando actos inmorales e impropios delante de Dios es porque
pronto viene una condenación de parte del cielo.

Luc 21:31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
No hay que ser adivino o científico para darse cuenta que algo no está bien a nuestro alrededor, los países más liberales e inmorales,
el clima descontrolado, y los fenómenos naturales más agresivos cada día.
Es un mensaje que anuncia algo más grande, algo que ha de venir

Luc 21:32 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
En el relato anterior mencionaba dos profecías una más próxima sobre la persecución del pueblo de Dios y luego una más lejana
sobre la venida de Cristo, lo que Jesús mencionaba sobre que serian perseguidos se cumplió al pie de la letra y ahora estamos
expectantes a los cambios antes de la venida de Cristo

Luc 21:33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.


Y al fin de todas las cosas, todo cambia, el tiempo pasa, y solo la palabra de Dios es lo que permanece para siempre, así que todo el
tiempo que usted invierta en reuniones, en estudiar la Biblia, en orar a Dios, en servirle no es en vano, es lo que realmente fortalece

Por: Iván Pablo Yáñez Fica 




    
c  

 www.mirad.cl ʹ contacto@mirad.cl

al hombre, pero sin embargo todo lo demás, todo lo de este mundo, todo lo que está alejado de Dios, todo le tiempo que invierta en
cosas sin sentido, es tiempo perdido.

Luc 21:34 Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de
esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.
El afanarse por este mundo, el consumismo, la ambición, el querer llenarse de los placeres dejando de lado a Dios, ¿qué es lo que
usted busca?
Usted es responsable de su salvación, si se le pasa el tiempo por estar pendiente de distracciones, quizás no tenga tiempo para
arrepentimiento después.

Luc 21:35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra.
La justicia caerá sobre todos, y nadie se podrá escapar, ley pareja para todos, sin hacer acepción de personas pero la gran diferencia
será que los que se arrepientan son justificados para con Dios y no vendrán a condenación. Pero el que no ha creído ya es
condenado.

Luc 21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar
en pie delante del Hijo del Hombre.
¿Usted está preparado para estar frente al trono de Dios? ¿Cómo se declara delante de Él? Si usted ha creído es pasado por inocente
pero si no ha creído es culpable y merece la condena de la muerte.

Luc 21:37 Y enseñaba de día en el templo; y de noche, saliendo, se estaba en el monte que se llama de los Olivos.
Luc 21:38 Y todo el pueblo venía a él por la mañana, para oírle en el templo.
Nuestro Señor se entregaba por completo, tiempo entero a trabajar en lo que su Padre le envió, muchas veces privándose de
descanso. Todo para que muchas personas lleguen al arrepentimiento, y hoy lo que se hace es seguir transmitiendo las palabras de
nuestro Señor para que muchos otros puedan entrar también por aquella puerta que es Cristo Jesús.

Por: Iván Pablo Yáñez Fica