Está en la página 1de 619

MARTIROLOGIO

ROMANO

77
78
ENERO

Día 1 de enero
Kaléndis ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 26 27 28 29 30 1

S olemnidad de Santa María, Madre de Dios, en la octava de la


Navidad del Señor y en el día de su Circuncisión. Los Padres del
Concilio de Efeso la aclamaron como Theotocos, porque en ella la Pa-
labra se hizo carne y acampó entre los hombres el Hijo de Dios, prínci-
pe de la paz, cuyo nombre está por encima de todo otro nombre.
2. En Cesarea de Capadocia (hoy en Turquía), muerte de san Basilio,
obispo, cuya memoria se celebra mañana (379).
3. En la Campania y en los Abruzos, en Italia, conmemoración de san Jus-
tino, que fue obispo ilustre por su celo y defensa de los cristianos (s. IV).
4. En Roma, san Almaquio, que asistiendo a los juegos de los gladiado-
res, por orden del prefecto de la ciudad, Alipio, fue muerto por ellos y con-
tado entre los mártires vencedores (391).
5. En los montes del Jura, en la región de la Galia Lugdunense (hoy
Francia), conmemoración de san Eugendo, abad de Condat, que desde su
adolescencia vivió en este monasterio, donde promovió denodadamente la
vida común (516).
6. En Ruspe, ciudad de Bizacena (hoy Túnez), san Fulgencio, obispo, que
después de haber sido procurador de Bizacena, abrazó la vida monástica y,
constituido obispo, durante la persecución por los vándalos sufrió mucho a
causa de los arrianos y fue exiliado a Cerdeña por el rey Trasamundo. De
regreso a Ruspe, dedicó el resto de su vida a alimentar a sus fieles con pa-
labras de gracia y de verdad (c. 632).

79
80 MARTIROLOGIO ROMANO

7. En Vienne, de Borgoña (hoy Francia), san Claro, abad del monaste-


rio de San Marcelo, que dejó a sus monjes un ejemplo de perfección religio-
sa (660/670).
8*. En Troyes, ciudad de Neustria (hoy Francia), san Frodoberto, funda-
dor y primer abad del monasterio de Celle (c. 667).
9*. En el monasterio de Fécamp, en Normandía (hoy Francia), muerte de
san Guillermo, abad de San Benigno de Dijon, que al final de su vida dirigió
con firmeza y prudencia a muchos monjes, distribuidos en cuarenta monaste-
rios (1031).
10. En Souvigny, de Borgoña (hoy Francia), muerte de san Odilón, abad
de Cluny, que fue severo consigo mismo, pero dulce y misericordioso con
los demás. Estableció treguas entre los que peleaban entre sí y, en tiempo de
hambre, ayudó a los necesitados con todas sus fuerzas. Fue el primero en
establecer en sus monasterios la Conmemoración de todos los fieles difun-
tos, fijándola para el día siguiente a la Solemnidad de todos los santos (1049).
11. En Gablonné, en Bohemia (hoy Chequia), santa Zdislava, madre de
familia, que prestó consuelo a los afligidos (1252).
12*. En Gualdo Cattaneo, de la Umbría (hoy Italia), beato Hugolino, que
vivió como anacoreta (s. XIV).
13. En Roma, san José María Tomasi, presbítero de la Orden de los Clé-
rigos Regulares Teatinos y cardenal, que, deseando ardientemente la instau-
ración del culto divino, se dedicó con tesón a la investigación y publicación
de textos y monumentos litúrgicos antiguos, así como a la catequesis de ni-
ños (1713).
14*. En Preuilly, de la región de Anjou, en Francia, beatos Juan y Renato
Lego, presbíteros y mártires, que fueron degollados durante la Revolución Fran-
cesa por haberse negado a pronunciar el juramento impuesto al clero (1794).
15. En Roma, san Vicente María Strambi, obispo de Macerata y Tolenti-
no, de la Congregación de la Pasión, que gobernó santamente las diócesis
que tenía encomendadas y por su fidelidad hacia el Romano Pontífice fue
desterrado (1824).
16*. En la ciudad de Hasselt, cerca de Maastricht, en Bélgica, beato Valen-
tín Paquay, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, el cual se dis-

80
ENERO 81

tinguió por el admirable ejemplo de su caridad cristiana en la predicación, en


el ministerio de la reconciliación y en fomentar la devoción al Rosario, y en
su espíritu de humildad alcanzó una gran santidad (1905).
17*. En Lvov, ciudad de Ucrania, beato Segismundo Gorazdowski, presbí-
tero, de origen polaco, que se distinguió por su amor al prójimo, por ser
precursor en el empeño de proteger la vida y por fundar el Instituto de las
Hermanas de San José, dedicado a atender a los pobres y abandonados (1920).
18*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, en Ale-
mania, beato Mariano Konopinski, presbítero y mártir, que, polaco de ori-
gen, falleció en la paz de Cristo a causa de las atrocidades que le infligieron
los médicos (1943).

Día 2 de enero
Quárto Nonas ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 27 28 29 30 1 2

M emoria de los santos Basilio Magno y Gregorio Nazianceno,


obispos y doctores de la Iglesia. Basilio, obispo de Cesarea de
Capadocia (hoy en Turquía), apellidado “Magno” por su doctrina y sabi-
duría, enseñó a los monjes la meditación de la Escritura, el trabajo en la
obediencia y la caridad fraterna, ordenando su vida según las reglas que
él mismo redactó. Con sus egregios escritos educó a los fieles y brilló
por su trabajo pastoral en favor de los pobres y de los enfermos. Falle-
ció el día uno de enero de 379. Gregorio, amigo suyo, fue obispo de
Sancina, en Constantinopla y, finalmente, de Nacianzo. Defendió con
vehemencia la divinidad del Verbo, mereciendo por ello ser llamado “Teó-
logo”. La Iglesia se alegra de celebrar conjuntamente la memoria de tan
grandes doctores (389).
2. En Roma, muerte de san Telesforo, papa, que, según recuerda san Ire-
neo, siendo el séptimo sucesor de los apóstoles, sufrió un glorioso martirio
(c. 136).

81
82 MARTIROLOGIO ROMANO

3. En el territorio de Cori, a treinta miliarios de la ciudad de Roma, san-


tos Argeo, Narciso y Marcelino, mártires (s. IV).
4. En Marsella, ciudad de la Provenza, en Galia (hoy Francia), san Teo-
doro, obispo, que, esforzándose en establecer la disciplina eclesiástica, fue
objeto de persecución por parte de los reyes Childeberto y Guntramno, quie-
nes le exiliaron por tres veces (594).
5*. En el monasterio de Bobbio, en la región de Emilia (hoy Italia), san
Bladulfo, presbítero y monje, discípulo de san Columbano (c. 630).
6. En Milán, ciudad de Lombardía (hoy Italia), san Juan Bueno, obispo,
que restituyó a esta población la sede episcopal, trasladada por causa de los
lombardos a la ciudad de Génova. Por su fe y sus buenas costumbres fue
agradable a Dios y a los hombres (c. 660).
7*. En la región de Tulle, en Aquitania (hoy Francia), san Vincenciano, ere-
mita (672).
8*. En Luimneach, ciudad de Hibernia (hoy Irlanda), san Mainquino, ce-
lebrado como obispo (s. VII).
9. En el monasterio de Corbie, en la Galia Ambianense (hoy Francia),
san Adalardo, abad, que dispuso las cosas para que todos tuviesen lo nece-
sario, de modo que nadie abundase en lo superfluo o pereciese por la mise-
ria, y así dieran alabanza a Dios (826).
10*. En Maurienne, en la Saboya (hoy Francia), san Airaldo, obispo, que,
tanto en la soledad de Portes como en la sede de Maurienne, supo conciliar
la prudencia del pastor con la austeridad y las costumbres de los cartujos
(1146).
11*. En Troina, en Sicilia (hoy Italia), san Silvestre, abad, que vivió bajo la
disciplina de los santos Padres de Oriente (s. XII).
12*. En Forlí, en la región de Emilia (hoy Italia), beato Marcolino Amanni,
presbítero de la Orden de Predicadores, que dedicó con gran simplicidad toda
su vida, en el silencio y la soledad, al servicio de los pobres y de los niños
(1397).
13*. En Soncino, de la Lombardía (hoy Italia), beata Estefanía Quinzani,
virgen, de la Tercera Orden de Santo Domingo, dedicada enteramente a la

82
ENERO 83

contemplación de la Pasión del Señor y a la instrucción cristiana de las jóve-


nes (1530).
14*. En la ciudad de Angers, en Francia, beatos Guillermo Repin y Loren-
zo Bâtard, presbíteros y mártires, que fueron decapitados durante la Revolu-
ción Francesa por su fidelidad a la Iglesia (1794).
15*. En la ciudad de Lachine, en la provincia canadiense de Quebec, beata
María Ana (María Stella) Soureau-Blondin, virgen, la cual, aunque analfabe-
ta en su juventud, fundó la Congregación de las Hermanas de Santa Ana,
para la educación de los hijos de los campesinos, y dio siempre muestras de
un carisma extraordinario en favor de la enseñanza a los jóvenes (1890).

Día 3 de enero
Tértio Nonas ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 28 29 30 1 2 3

E l santísimo Nombre de Jesús, a cuyo solo nombre toda rodilla se


dobla, en el cielo, en la tierra y en el abismo, para gloria de la Divi-
na Majestad.
2. En Roma, en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, san Antero, papa,
que tuvo un breve episcopado después del papa mártir san Ponciano (236).
3. En Nicomedia, de la provincia romana de Bitinia (hoy Turquía), san-
tos Teopempo y Teonas, que sufrieron el martirio en la persecución llevada a
cabo bajo Diocleciano (c. 304).
4. En Cesarea de Capadocia (hoy Turquía), san Gordio, centurión y mártir,
al que san Basilio consideró émulo del centurión que estuvo junto a la Cruz,
por cuanto confesó a Jesús, Hijo de Dios, durante la persecución bajo Dio-
cleciano (304).
5. En Padua, en la región de Venecia (hoy Italia), conmemoración de san
Daniel, diácono y mártir (c. 304).

83
84 MARTIROLOGIO ROMANO

6. En Parios, en el Helesponto (hoy Turquía), san Teógeno, mártir, quien,


en tiempo del emperador Licinio, al negarse a formar parte de los reclutas a
causa de su fe cristiana, fue martirizado en la cárcel y finalmente arrojado al
mar (320).
7. En Vienne, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san Florencio, obis-
po, que participó en el concilio celebrado en Valence (después de 377).
8. En París, ciudad de la Galia (hoy Francia), santa Genoveva, virgen
de Nanterre, que a los quince años, aconsejada por el obispo Germán de
Auxerre, tomó el velo de las vírgenes. Animó a los habitantes de la ciudad,
temerosos por las incursiones de los hunos, y ayudó a sus conciudadanos en
tiempo de hambre (c. 500).
9*. En Lentini, de Sicilia (hoy Italia), san Luciano, obispo (s. X).
10*. En el monasterio de Mannanam, en Kerala, estado de la India, beato
Ciriaco Elías Chevara, presbítero, fundador de la Congregación de los Her-
manos Carmelitas de María Inmaculada (1871).

Día 4 de enero
Prídie Nonas ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 29 30 1 2 3 4

1. En Mesia (hoy en Rumania), santos Hermes y Cayo, mártires, origi-


narios de Reciaria y de Bolonia, respectivamente (s. IV).
2. En Arvernia (hoy Clermont-Ferrand), de Aquitania (hoy Francia),
san Abrúnculo, obispo, que fue obispo de Langres, pero amenazado por los
burgundios huyó de noche y se refugió entre los arvernios, llegando a ocupar
la sede de san Sidonio Apolinar (490).
3. En Dijon, de Borgoña (hoy Francia), san Gregorio, que, después de
haber regido la región de Autun, fue ordenado obispo de Langres (539/540).

84
ENERO 85

4*. En la ciudad de Uses, en la Galia Narbonense (hoy Francia), san


Ferreol, obispo, que escribió una Regla para monjes, fue exiliado por envi-
dia y al regresar junto a su grey al cabo de tres años, le recibieron con ale-
gría, como un verdadero hombre de Dios (581).
5. En Meaux, ciudad de Neustria (hoy Francia), san Rigomerio, obispo
(s. VI)
6. En la ciudad de Reims, también en Neustria (hoy Francia), san Rigo-
berto, obispo, que habiendo sido expulsado de su sede por Carlos Martel,
en contra de lo dispuesto por los cánones, llevó una vida humilde (743).
7*. En Brouay-sur-l’Escaut, ciudad del Artois, igualmente en Neustria (hoy
Francia), santa Faraildis, viuda, que, obligada a casarse con un hombre vio-
lento, abrazó hasta la ancianidad una vida de oración y austeridad (740/750).
8*. En la ciudad de Foligno, en la Umbría (hoy Italia), beata Ángela, la
cual, después de la muerte de su esposo y de sus hijos, siguió las huellas de
san Francisco, entregándose totalmente a Dios, y escribió un libro, en donde
cuenta las experiencias de su vida mística (1309).
9*. En Santa Cruz de Valdarno, en Etruria (hoy Italia), beata Cristiana
(Oringa) Menabuoi, virgen, que fundó un monasterio bajo la Regla de san
Agustín (1310).
10*. En Durham, ciudad de Inglaterra, beato Tomás Plumtree, presbítero y
mártir, que en tiempo de la reina Isabel I fue condenado a muerte por su fi-
delidad a la Iglesia católica y, llevado ante el patíbulo, prefirió ser colgado
antes que vivir en la apostasía (1570).
11. En la ciudad de Emmitsburg, del estado de Maryland, en los Estados
Unidos de Norteamérica, santa Isabel Ana Seton, que al quedar viuda abrazó
la fe católica y trabajó denodadamente para fundar la Congregación de la
Hermanas de la Caridad de San José, con el fin de educar a niñas y atender
a niños pobres (1821).
12*. En Madrid, capital de España, beato Manuel González García, obispo
sucesivamente de Málaga y de Palencia, que fue un pastor eximio según el
corazón del Señor. Promovió el culto a la Sagrada Eucaristía y fundó la Con-
gregación de las Hermanas Misioneras de Nazaret (1940).

85
86 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 5 de enero
Nonis ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 30 30 1 2 3 4 5

1. En Alejandría de Egipto, santa Sinclética, virgen, de quien se cuenta


que llevó vida eremítica (s. IV).
2. En Cartago, ciudad del norte de África (hoy Túnez), san Diosgracias,
obispo, que redimió a muchos cautivos capturados por los vándalos, ofrecién-
doles cobijo en dos grandes basílicas dotadas de camas y lechos (457/458).
3. En Roma, conmemoración de santa Emiliana, virgen, tía paterna de san
Gregorio I Magno, papa, la cual falleció piadosamente poco después que su
hermana Tarsila (s. VI).
4*. En Bretaña Menor (hoy Francia), san Convoión, abad, que fundó en
Roten el monasterio de San Salvador, en el que, bajo su dirección y siguien-
do la Regla de san Benito, floreció un elevado número de monjes, pero des-
truido el monasterio por los normandos, fundo una nueva casa en Plélan, donde
falleció ya octogenario (868).
5. En Londres, en Inglaterra, san Eduardo, apellidado el Confesor, que,
siendo rey de los ingleses, fue muy amado por su eximia caridad, y trabajó
incansablemente por mantener la paz en sus estados y la comunión con la
Sede Romana (1066).
6*. Cerca de Valkenburg, en la región de Limburg (hoy Bélgica), san
Gerlaco, eremita, que se distinguió por el servicio prestado a los indigen-
tes (1165).
7*. En la ciudad de Todi, en la Umbría (hoy Italia), beato Rogerio, pres-
bítero de la Orden de los Hermanos Menores, discípulo de san Francisco y
ferviente imitador suyo (1237).
8*. En Angers, ciudad de Francia, beatos Francisco Peltier, Jacobo Le-
doyen y Pedro Tressier, presbíteros y mártires, que, por mantenerse fieles a
su sacerdocio, fueron degollados durante la Revolución Francesa (1794).

86
ENERO 87

9. En la ciudad de Filadelfia, del estado de Pensilvania, en los Esta-


dos Unidos de Norteamérica, san Juan Nepomuceno Neumann, obispo,
de la Congregación del Santísimo Redentor, quien se distinguió por su
solicitud a favor de los inmigrantes pobres, ayudándoles con sus consejos
y su caridad, así como en la educación cristiana de los niños (1860).
10*. En Génova, ciudad de Italia, beata María Repetto, virgen, de las Her-
manas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario, que vivió es-
condida del mundo y se esforzó por ayudar a los afligidos y dar esperanza
de salvación eterna a los que dudaban (1890).
11*. En Dublín, en Irlanda, beato Carlos de San Andrés (Juan Andrés)
Houben, presbítero de la Congregación de la Pasión, admirable ministro del
sacramento de la penitencia (1893).
12*. En Jazlowice, en Ucrania, beata Marcelina Darowska, que, muertos su
esposo y su primogénito, se dedicó a Dios y, preocupada por la dignidad de
la familia, fundó la Congregación de las Hermanas de la Inmaculada Con-
cepción de la Virgen María, para la educación de las jóvenes (1911).
13*. En Spoleto, en Italia, beato Pedro Bonilli, presbítero, fundador del
Instituto de las Hermanas de la Sagrada Familia, para atender y educar a la
niñas pobres y huérfanas (1935).
14*. En Zaragoza, en España, beata Genoveva Torres Morales, virgen, que
desde joven experimentó las contrariedades de la vida y soportó la enferme-
dad que le aquejaba. Fundó el Instituto de las Hermanas del Sagrado Cora-
zón de Jesús y de los Ángeles, para ayudar a la mujeres (1956).

Día 6 de enero
Octávo Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 30 1 1 2 3 4 5 6

S olemnidad de la Epifanía del Señor, en la que se recuerdan tres


manifestaciones del gran Dios y Señor nuestro Jesucristo: en
Belén, Jesús niño, al ser adorado por los magos; en el Jordán, bauti-

87
88 MARTIROLOGIO ROMANO

zado por Juan, al ser ungido por el Espíritu Santo y reconocido como
Hijo por Dios Padre; y en Caná de Galilea, al hacer patente su gloria
transformando el agua en vino en las bodas.
2. En Antinoe, de la Tebaida (hoy Egipto), santos Julián y Basilisa, már-
tires (s. IV).
3*. En Nantes, ciudad de la Bretaña Menor (hoy Francia), san Félix, obis-
po, quien mostró gran celo poniéndose al servicio de sus ciudadanos, cons-
truyó la iglesia catedral y evangelizó a la población rural de los alrededores
(582).
4*. En Würzburg, ciudad de Franconia (hoy Alemania), beato Macario,
abad, que fue el primer superior del monasterio de los Escoceses de esta
ciudad (1153).
5. En la ciudad de Barcelona, en Cataluña, del Reino de Aragón, muerte
de san Raimundo de Peñafort, del quien se hace memoria mañana (1275).
6*. En Famagusta, ciudad de Chipre, tránsito de san Pedro Tomás, obis-
po de Constantinopla, de la Orden de los Carmelitas, que fue legado del
Pontífice Romano en Oriente (1366).
7. En Fiesole, ciudad de la Toscana (hoy Italia), san Andrés Corsini,
obispo, de la Orden de los Carmelitas, que se distinguió por su austeridad y
por la asidua meditación de la Sagrada Escritura. Rigió sabiamente la Iglesia
que se le había encomendado, repobló los conventos vaciados por la peste,
prestó auxilio a los pobres y reconcilió a los disidentes (1373).
8. En la ciudad de Valencia, en España, san Juan de Ribera, obispo, que
ejerció también las funciones de virrey. Fue muy devoto de la santísima Eu-
caristía, defendió la verdad católica y educó al pueblo con sus insistentes
instrucciones (1611).
9. En Roma, san Carlos de Seze, religioso de la Orden de los Hermanos
Menores, el cual desde la infancia se vio obligado a ganar el pan cotidiano,
e invitaba a sus compañeros a imitar a Cristo y a los santos. Vestido con el
sayal franciscano, se entregaba largamente a la adoración del santísimo Sa-
cramento del Altar (1670).
10. También en Roma, santa Rafaela María del Sagrado Corazón Porras
Ayllón, virgen, fundadora de la Congregación de las Esclavas del Sagrado

88
ENERO 89

Corazón, que estando considerada como enferma mental, pasó santamente


los últimos años de su vida entre tribulaciones y penitencia (1925).
11*. En Montreal, ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá, beato
Andrés (Alfredo) Bessette, religioso de la Congregación de la Santa Cruz,
que trabajó incansablemente en la construcción del insigne santuario dedica-
do a san José que se alza en aquella ciudad (1937).

Día 7 de enero
Séptimo Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 30 1 2 2 3 4 5 6 7

S an Raimundo de Peñafort, presbítero de la Orden de Predica-


dores, eximio maestro en derecho canónico, que escribió de
modo muy acertado sobre el sacramento de la penitencia. Elegido
maestro general de la Orden, preparó la redacción de las nuevas Cons-
tituciones y, llegado a edad muy avanzada, se durmió en el Señor en la
ciudad de Barcelona, en España.
2. En Melitene, ciudad de Armenia, san Polieuto, mártir, que, siendo sol-
dado, a raíz del decreto del emperador Decio que obligaba a sacrificar a los
dioses, rompió los ídolos, por lo cual fue cruelmente martirizado hasta ser
degollado, recibiendo así el bautismo con su propia sangre (c. 250).
3. En la ciudad de Nicomedia, en Bitinia (hoy Turquía), pasión de san
Luciano, presbítero de la Iglesia de Antioquía y mártir, el cual, ilustre por su
doctrina y elocuencia, al ser llevado ante el tribunal, en medio de continuos
interrogatorios acompañados de tormentos se mantuvo intrépido en confe-
sarse cristiano (312).
4*. En Passau, en la antigua provincia romana de Nórico (hoy Alemania),
san Valentín, obispo de la Retia (c. 450).
5. En Pavía, ciudad de la Liguria (hoy Italia), san Crispino, obispo (467).

89
90 MARTIROLOGIO ROMANO

6*. En la ciudad de Coira, en la región de los helvecios (hoy Suiza), san


Valentiniano, obispo, que con gran generosidad repartió limosnas entre los
pobres, redimió a los cautivos y vistió a los desnudos (548).
7*. En el monasterio de Solignac, en la región de Limoges, en Aquitania
(hoy Francia), san Tilón, discípulo de san Eligio, que fue orfebre y monje
(c. 702).
8*. En Constantinopla (hoy Estambul, en Turquía), san Ciro, obispo, el
cual, siendo monje en Paflagonia, fue elegido para ocupar la sede constanti-
nopolitana, pero, depuesto luego de la misma, murió finalmente en el destie-
rro (714).
9*. En la ciudad de Cenomanum (hoy Le Mans), en el reino de los fran-
cos (hoy Francia), san Alderico, obispo, que se esforzó en promover el culto
a Dios y a los santos (856).
10. En los bosques cercanos a Ringsted, en Dinamarca, san Canuto, ape-
llidado Lavard, mártir, quien, hecho duque de Schleswig, ejerció el poder de
modo justo y prudente, y favoreció la piedad de su pueblo. Murió asesinado
por enemigos que rechazaban su autoridad (1131).
11*. En Palermo, ciudad de Sicilia (hoy Italia), tránsito del beato Mateo
Guimerá, obispo de Agrigento, de la Orden de los Hermanos Menores, pro-
pagador devoto del Santísimo Nombre de Jesús (1351).
12*. En Suzute, ciudad del Japón, beato Ambrosio Fernández, mártir, que
se dirigió a tierras de Oriente con fines de lucro, pero, convertido, ingresó
en la Compañía de Jesús y, después de muchas privaciones, murió por Cris-
to en la cárcel (1620).
13. En la aldea An Bai, en Tonquín (hoy Vietnam del Norte), san José
Tuân, mártir, el cual, padre de familia y agricultor, por arrodillarse y orar ante
una cruz, negándose a pisotearla, fue degollado en tiempo del emperador Tu
Duc (1862).
14*. En la ciudad de Lieja, en Bélgica, beata María Teresa (Juana) Haze,
virgen, fundadora de la Congregación de la Hijas de la Cruz, para atender a
personas débiles y pobres (1876).

90
ENERO 91

Día 8 de enero
Sexto Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 30 1 2 3 3 4 5 6 7 8

1. En la ciudad de Hierápolis, en Frigia (hoy Turquía), san Apolinar, va-


rón eximio por su doctrina y santidad, que vivió en tiempo del emperador
Marco Aurelio (s. II).
2. En la provincia romana de Lybia (hoy Libia), santos mártires Teófilo,
diácono, y Eladio, que, después de ser torturados con cascos puntiagudos,
fueron quemados vivos (s. III).
3. En Beauvais, ciudad de la Galia Bélgica (hoy Francia), santos Lucia-
no, Maximiano y Juliano, mártires (c. 290).
4. En la ciudad de Metz, también en la Galia Bélgica (hoy Francia), san
Paciente, obispo (s. IV).
5. En la antigua provincia romana de Nórico (hoy Alemania), en las ri-
beras del Danubio, san Severino, presbítero y monje, que llegado a esta re-
gión después de la muerte de Atila, príncipe de los hunos, defendió a los pue-
blos inermes, aplacó a los violentos, convirtió a los infieles, fundó monaste-
rios e impartió instrucción religiosa a los que la necesitaban (c. 482).
6. En la ciudad de Pavía, en la Liguria (hoy Italia), san Máximo, obispo
(c. 514).
7*. En el monasterio de Choziba, en Palestina, san Jorge, monje y eremi-
ta, que pasaba toda la semana recluido en su celda, pero el domingo oraba
con los hermanos y departía con ellos sobre temas espirituales (c. 614).
8*. En la región de Aberdeen, en Escocia, san Natalán, obispo, insigne por
su caridad hacia los pobres (c. 678).
9. En Ratisbona, ciudad de Baviera (hoy Alemania), san Erhardo, oriun-
do de Escocia, que, deseoso de anunciar el Evangelio, llegó a aquella región
y ejerció la función episcopal (707).

91
92 MARTIROLOGIO ROMANO

10*. En Moorsel, en la región de Brabante (hoy Bélgica), santa Gúdula, vir-


gen, que desde su casa se dedicó enteramente a practicar la caridad y la
oración (c. 712).
11*. En la ciudad de Cashel, en Irlanda, san Alberto, obispo, de origen in-
glés, que peregrinó durante largo tiempo (c. s. VIII).
12. En la ciudad de Venecia (hoy Italia), san Lorenzo Giustiniani, obispo,
que ilustró a esta Iglesia con su doctrina de sabiduría eterna (1456).
13*. En Newcastle upon Tyne, en Inglaterra, beato Eduardo Waterson,
presbítero y mártir, el cual, condenado a muerte por haber entrado en el
país como sacerdote, fue ahorcado en tiempo de la reina Isabel I (1593).

Día 9 de enero
Quinto Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 30 1 2 3 4 5 5 6 7 8 9

1. En la ciudad de Ancona, en el Piceno (hoy Italia), san Marcelino, obis-


po, que, según escribió el papa san Gregorio I Magno, por gracia de Dios
libró a la ciudad de un incendio (s. VI).
2*. En la ciudad de Canterbury, en Inglaterra, san Adriano, abad, el cual,
nacido en África, llegó a Inglaterra desde la ciudad de Nápoles, de la Cam-
pania, y muy preparado en ciencias eclesiásticas y civiles, educó egregiamente
a gran número de discípulos (710).
3*. En Escocia, san Felano, abad del monasterio de San Andrés, notable
por su vida austera y por haber vivido en la soledad (c. 710).
4*. En el monte Olimpo, en Bitinia (hoy Turquía), san Eustracio, apellida-
do “Taumaturgo”, abad del monasterio de Abgaro (s. IX).
5*. En Thénézay, en la región de Poitiers, en Aquitania (hoy Francia), san
Honorato de Buzançais, que, siendo tratante de ganado, repartía su dinero entre
los pobres y fue asesinado por unos ladrones a los que reprendía (1250).

92
ENERO 93

6*. En Certaldo, lugar de la Toscana (hoy Italia), beata Julia de la Rena,


de la Tercera Orden de San Agustín, que permaneció encerrada en una pe-
queña celda junto a la iglesia, en la que vivió sólo para Dios (1367).
7*. En Ancona, en la región del Piceno (hoy Italia), beato Antonio Fatati,
obispo, que en todas las misiones que le encomendaron los Romanos Pontí-
fices se mostró prudente y ecuánime, austero para sí y generoso para con
los pobres y necesitados (1484).
8*. En la ciudad de Nancy, en Francia, beata María Teresa de Jesús
(Alexia) Le Clerc, virgen, que, junto con san Pedro Fourier, fundó la Con-
gregación de Canonesas Regulares de Nuestra Señora, bajo la Regla de san
Agustín, para la educación de las jóvenes (1622).
9. En Seúl, ciudad de Corea, santas mártires Agata Yi, virgen, cuyos pa-
dres murieron también mártires, y Teresa Kim, viuda, que, estando en la cárcel,
primero fueron azotadas y después degolladas (1840).
10*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beatos José Pawlowski y Casimiro Grelewski, presbíte-
ros y mártires, que al ser invadida Polonia durante la guerra fueron deporta-
dos, y consumaron su martirio en la horca (1942).
11. En la ciudad de Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, me-
moria de santa Lucrecia, virgen y mártir, bautizada por san Eulogio, pres-
bítero y mártir (859).

Día 10 de enero
Quarto Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
30 1 2 3 4 5 5 6 7 8 9 10

1. En Roma, en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, san Melquíades,


papa, oriundo de África, que conoció la paz concedida por el emperador
Constantino a la Iglesia, pero víctima de los ataques de los donatistas, se
distinguió por sus esfuerzos encaminados a obtener la concordia (314).

93
94 MARTIROLOGIO ROMANO

2. En la Tebaida (hoy Egipto), san Pablo, eremita, uno de los primeros


en abrazar la vida monástica (s. IV).
3. En la ciudad de Nisa, en la región de Capadocia (hoy Turquía), san
Gregorio, obispo, hermano de san Basilio el Grande, admirable por su vida
y doctrina, que, por haber confesado la recta fe, fue expulsado de su sede
por el emperador arriano Valente (antes del 400).
4. En Jerusalén, san Juan, obispo, que en tiempo de la controversia acer-
ca de la doctrina ortodoxa trabajó denodadamente en favor de la fe católica
y de la paz en la Iglesia (417).
5*. En la ciudad de Die, en la región de la Galia Vienense (hoy Francia),
san Petronio, obispo, que antes había abrazado la vida monástica en la isla
de Lérins (después de 463).
6. En Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), san Marciano, pres-
bítero, que se distinguió en la ornamentación de las iglesias y en la ayuda
prestada a los pobres (471).
7*. En la ciudad de Limoges, en Aquitania (hoy Francia), san Valerio, que
llevó vida solitaria (s. VI).
8*. En Melitene, ciudad de Armenia, san Domiciano, obispo, que trabajó
con ahínco en la conversión de los persas (c. 602).
9. En Roma, en la basílica de San Pedro, san Agatón, papa, que mantu-
vo íntegra la fe ante los errores de los monotelitas y promovió la unidad de
la Iglesia convocando sínodos (681).
10*. En la región de Viviers, cerca del Ródano (hoy Francia), san Arcon-
te, obispo (c. 740-745).
11. En el monasterio de Cuixá, en los Pirineos (hoy Francia), san Pedro
Urseolo, el cual, siendo dux de Venecia, se hizo monje, distinguiéndose por
su piedad y austeridad, y viviendo en un eremitorio cercano al monasterio (c.
987/988).
12*. En el monasterio de Cava, en la Campania (hoy Italia), beato Benin-
casa, abad, que envió cien monjes a Sicilia para restaurar la vida regular en
el abandonado cenobio de Monreale (1194).

94
ENERO 95

13. En la ciudad de Bourges, en Aquitania (hoy Francia), san Guillermo,


obispo, que, deseoso de soledad y meditación, se hizo monje en el monaste-
rio cisterciense de Pontigny. Más tarde fue abad de Chaalis y, después, ele-
gido obispo de Bourges, no abandonando nunca la austeridad de la vida
monástica y distinguiéndose por su amor a los clérigos, a los cautivos y a los
desgraciados (1209).
14*. En Amarante, lugar de Portugal, beato Gonzalo, presbítero de Braga,
que después de una larga peregrinación por Tierra Santa ingresó en la Orden
de Predicadores y más tarde se retiró a una ermita, ayudando a construir un
puente y trabajando en bien de los habitantes del lugar con su oración y pre-
dicación (c. 1259).
15*. En la ciudad de Arezzo, en la Toscana (hoy Italia), beato Gregorio X,
papa, que, siendo arcediano de Lieja, fue elevado a la sede de Pedro, desde
donde favoreció enérgicamente la comunión con los griegos, y para aplacar
las divergencias entre los cristianos y recuperar Tierra Santa, convocó el
Concilio II de Lyon (1276).
16*. En Laurenzana, en la Lucania (hoy Italia), beato Egidio (Bernardino)
Di Bello, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que vivió ence-
rrado en una cueva (1518).
17*. En la ciudad de Arequipa, en Perú, beata Ana de los Ángeles Monte-
agudo, virgen de la Orden de Predicadores, que con sus dones de consejo y
profecía se dedicó a promover el bien de toda la ciudad (1686).
18*. En Perugia, ciudad de Italia, beata Francisca de Sales (Leonia) Aviat,
virgen, que se dedicó con amor materno y sagacidad a la educación de las
jóvenes y fundó las Oblatas de San Francisco de Sales (1914).
19*. En Madrid, capital de España, beata María Dolores Rodríguez Sope-
ña, virgen, la cual dio muestras de su gran caridad cristiana al dedicarse a los
más abandonados de la sociedad de su tiempo, acercándose especialmente a los
suburbios de las mayores ciudades, y para anunciar el Evangelio y atender a los
pobres y a los obreros en cuestiones sociales, fundó el Instituto de la Damas
Catequistas y la Obra de la Doctrina (1918).

95
96 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 11 de enero
Tértio Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 11

1. En Roma, san Higinio, papa, que fue el octavo en ocupar la sede de


san Pedro (142).
2. En África, san Salvio, mártir, del que habló san Agustín ante el pueblo
de Cartago en el aniversario de su muerte (c. s. III).
3. En Tigava, ciudad de la provincia romana de Mauritania (hoy Arge-
lia), san Tipaso, mártir, el cual, habiéndose retirado legítimamente del ejérci-
to, al ser reclamado de nuevo se negó a sacrificar a los dioses, siendo por
ello degollado (297/298).
4. En Cesarea de Palestina, san Pedro, apellidado Apselami o Balsami, már-
tir en tiempo del emperador Maximino, al quien tanto el presidente del tribu-
nal como los demás asistentes al juicio invitaban a considerar su juventud,
pero él desatendió estas indicaciones y demostró su fe en Cristo muriendo
con ánimo esforzado en el fuego, como oro purísimo (309).
5. En Brindisi, en la Apulia (hoy Italia), san Leucio, que es considerado
como el primer obispo de la ciudad (s. IV).
6. En la ciudad de Pavía, en la Liguria (hoy Italia), traslación de santa
Honorata, virgen consagrada a Dios y hermana de san Epifanio, obispo (s.
V).
7. En el desierto de Judea, san Teodosio, cenobita, amigo de san Sabas,
que después de una larga vida de soledad aceptó junto a sí a muchos discí-
pulos e inculcó la vida comunitaria en los monasterios que construyó, y ya
centenario, habiendo padecido persecución a causa de la fe católica, des-
cansó en la paz de Cristo (529).
8*. En Forlí, ciudad de la región de Venecia (hoy Italia), san Paulino, obispo
de Aquileya, que se esforzó en convertir a los ávaros y a los eslovenos, y pre-
sentó al rey Carlomagno un poema insigne sobre la Regla de la fe (802).

96
ENERO 97

9*. En la ciudad de Catania, en Sicilia (hoy Italia), beato Bernardo Sca-


mmacca, presbítero, de la Orden de Predicadores, que se distinguió por su
misericordia hacia los pobres y enfermos (1487).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Carter, que estaba casado
y, por haber publicado un tratado sobre el cisma, durante el reinado de Isa-
bel I fue colgado y descuartizado en Tyburn (1584).
11. En el lugar de Bellegra, del Lacio (hoy Italia), santo Tomás de Cori
(Francisco Antonio) Placidi, presbítero de la Orden de los Hermanos Meno-
res, preclaro por la austeridad de vida y por la predicación, iniciador de los
retiros (1729).
12*. En Gdansk, ciudad de Polonia, beato Francisco Rogaczewski, presbí-
tero y mártir, que fue fusilado durante la ocupación de Polonia por un régi-
men contrario a Dios (1940).

Día 12 de enero
Prídie Idus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 7 8 9 10 11 12

1. En Cesarea de Mauritania (hoy Argelia), san Arcadio, mártir, que se


escondió en tiempo de persecución, pero, al ser detenido un familiar suyo se
presentó espontáneamente al juez y, por negarse a sacrificar a los dioses, sufrió
dolorosos tormentos hasta consumar su martirio (c. 304).
2. En Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), santos mártires Tigrio,
presbítero, y Eutropio, lector, a los cuales, en tiempo del emperador Arca-
dio, se les acusó falsamente de haber incendiado la iglesia principal y el pa-
lacio senatorial como reacción al destierro del obispo san Juan Crisóstomo,
y fueron sometidos al martirio bajo Optato, prefecto de la ciudad, partidario
del culto a los falsos dioses y contrario a la religión cristiana (406).
3*. En Arlés, ciudad de la Provenza, en la Galia (hoy Francia), santa Ce-
sárea, abadesa, hermana del obispo san Cesáreo, quien, para ella y para sus
hermanas, escribió una Regla destinada a santas vírgenes (c. 529).

97
98 MARTIROLOGIO ROMANO

4*. En Grenoble, en Burgundia (hoy Francia), san Ferreol, obispo y már-


tir, que fue herido de muerte por un sicario mientras exhortaba a la multitud
(c. 659).
5. En el monasterio de Wearmouth, en Northumbria (hoy Inglaterra), san
Benito Biscop, abad, que peregrinó cinco veces a Roma, de donde trajo
muchos maestros y libros para que los monjes reunidos en la clausura del
monasterio bajo la Regla de san Benito progresaran en la ciencia del amor
de Cristo, en bien de la Iglesia (c. 690).
6*. En el monasterio de Rievaulx, también en Northumbria (hoy Inglate-
rra), san Elredo, abad, el cual, educado en la corte del rey de Escocia, in-
gresó en la Orden Cisterciense, siendo maestro eximio de la vida monástica
y promoviendo constante y suavemente, con su ejemplo y sus escritos, la vida
espiritual y la amistad en Cristo (c. 1166).
7*. En la ciudad de León, en España, san Martín de la Santa Cruz, pres-
bítero y canónigo regular, que fue varón experto en Sagrada Escritura (1203).
8. En Palermo, ciudad de Sicilia (hoy Italia), san Bernardo de Corileo-
ne, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, admirable por su
caridad y eximio por su penitencia (1667).
9. En Montreal, en la provincia de Quebec, en Canadá, santa Margarita
Bourgeoys, virgen, que prestó gran ayuda a los colonos y a los soldados, y tra-
bajó para asegurar la formación cristiana de las jóvenes, fundando para ello la
Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora (1700).
10*. En Preuilly, del Anjou, en Francia, beato Antonio Fournier, mártir, el
cual, artesano de oficio, fue fusilado durante la Revolución Francesa por su
fidelidad a la Iglesia (1794).
11*. En la ciudad de Caen, en Francia, beato Pedro Francisco Jamet, pres-
bítero, que se distinguió por su ayuda a la religiosas Hijas del Buen Pastor y
por su trabajo para la restitución de la paz a la Iglesia, después de un tiempo
de inestabilidad (1845).
12. En Viareggio, ciudad de Italia, san Antonio María Pucci, presbítero de
la Orden de los Siervos de María, el cual, párroco durante casi cincuenta
años, se dedicó sobre todo a atender a los niños pobres y enfermos (1892).

98
ENERO 99

13*. En el lugar llamado Tomhom, cerca de Bangkok, en Tailandia, beato


Nicolás Bunkerd Kitbamrung, presbítero y mártir, predicador eximio del
Evangelio, que fue encarcelado en tiempo de persecución contra la Iglesia y
a causa de la tisis, que contrajo ayudando a los enfermos, falleció de modo
ejemplar (1944).
14. En el monasterio de Asán, en la región de Barbastro, del Reino de
Aragón, san Victoriano, que, habiendo nacido en Italia, abrazó la vida
monástica, y estando dedicado a la oración en la soledad de las monta-
ñas pirenaicas, aceptó la responsabilidad de dirigir el monasterio que
después llevó su nombre (c. 561).

Día 13 de enero
Idibus ianuárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 8 9 10 11 12 13

S an Hilario, obispo y doctor de la Iglesia, que fue elevado a la


sede de Poitiers, en Aquitania (hoy Francia), en tiempo del em-
perador Constancio, quien había abrazado la herejía arriana, y luchó
denodadamente en favor de la fe nicena acerca de la Trinidad y de la
divinidad de Cristo, siendo desterrado, por esta razón, durante cuatro
años a Frigia. Compuso unos comentarios muy célebres sobre los Sal-
mos y sobre el evangelio de san Mateo (367).
2. En Singidón, en Mesia (hoy Rumanía), santos mártires Hermilio y
Estratonico, que, después de crueles tormentos, fueron precipitados en el río
Ister (hoy Danubio), en tiempo del emperador Licinio (c. 310).
3. En Tréveris, ciudad de la Galia Bélgica (hoy Alemania), san Agricio,
obispo, que convirtió en iglesia el palacio que le regaló santa Elena (c. 330).
4. En la ciudad de Reims, también en la Galia Bélgica (hoy Francia),
muerte de san Remigio, obispo, que después de iniciar al rey Clodoveo en la

99
100 MARTIROLOGIO ROMANO

fuente bautismal y en los sacramentos de la fe, convirtió a Cristo a todo el


pueblo franco y, después de más de sesenta años en el episcopado, falleció
célebre por su vida y su santidad (c. 530).
5*. En Glasgow, ciudad de Escocia, san Kentigerno, obispo y abad, que
estableció en aquel lugar su sede, y de él se cuenta que reunió una gran co-
munidad de monjes, para imitar la vida de la primitiva Iglesia (603/612).
6. En la ciudad de Capitolias, en Batanea (hoy Israel), san Pedro, pres-
bítero y mártir, que acusado ante Walid, príncipe de los sarracenos, de pre-
dicar en público la fe en Cristo, consumó su martirio clavado en una cruz,
después de que se le amputasen lengua, manos y pies (713).
7. En Córdoba, ciudad de la región hispánica de Andalucía, santos már-
tires Gumersindo, presbítero, y Servideo, monje, los cuales, reconociéndose
como cristianos ante los príncipes y jueces musulmanes, perdieron su vida
por la fe en Cristo (852).
8*. En el monasterio de Ilbenstad, en Alemania, san Godofredo, que, siendo
conde de Cappenberg, deseó una vida más perfecta, para lo cual convirtió
su castillo en monasterio y, habiendo tomado el hábito canonical, se entregó
a servir a pobres y enfermos (1127).
9*. Cerca de Huy, en la región de Lieja, en Bélgica, santa Juta o Iveta, la
cual, habiendo quedado viuda, se dedicó a curar leprosos y, más tarde, se
recluyó en una celda cerca de ellos (1228).
10*. En Milán, de Lombardía (hoy Italia), beata Verónica de Binasco Ne-
groni, virgen, que entró en el monasterio de santa Marta, donde se seguía
la Regla de san Agustín, alcanzando una profunda contemplación (1497).
11*. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín (hoy Vietnam del Norte), san-
tos mártires Domingo Pham Trong (An) Kham, Lucas (Cai) Thin, su hijo, y
José Pham Trong (Cai) Tá, todos los cuales, en tiempo del emperador Tu
Duc, prefirieron los tormentos y la muerte antes que pisotear la cruz (1859).
12*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Emilio Szramek, presbítero y mártir, que siendo
oriundo de Polonia, durante la guerra fue enviado a este lugar por defender
la fe en Cristo, y allí falleció después de haber sido atormentado de diversas
maneras (1942).

100
ENERO 101

Día 14 de enero
Décimo nono Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 9 10 11 12 13 14

1. Conmemoración de san Potito, mártir, que, después de ser atormentado


en la ciudad de Sárdica, en la antigua provincia romana de Dacia (hoy Ru-
manía), alcanzó finalmente el martirio al ser ejecutado por la espada (s. inc.)
2. En Antioquía de Siria (hoy Turquía), san Glicerio, diácono y mártir (s.
inc.)
3. En la ciudad de Nola, en la Campania (hoy Italia), san Félix, presbí-
tero, el cual, según cuenta san Paulino, mientras arreciaba la persecución fue
encarcelado y sometido a crueles sevicias. Restablecida la paz, pudo volver
entre los suyos y vivió en la pobreza hasta una venerable ancianidad, como
invicto confesor de la fe (s. III/IV).
4. Conmemoración de los santos monjes que en Raití y en el monte Sinaí
(hoy Egipto) fueron martirizados por su fe en Cristo (c. s. IV).
5. En la región de los iberos, al otro lado del Ponto Euxinio (actual Geor-
gia, junto al mar Negro), santa Nino, que siendo cristiana fue llevada a aquel
país, donde, por su vida santa, suscitó la reverencia y admiración de todos,
hasta el punto de que la misma reina, a quien curó uno de sus hijos con sus
oraciones, el rey y todo el pueblo abrazaron la fe cristiana (s. IV).
6*. En la región de Gévaudan (hoy Francia), san Fermín, obispo (s. V).
7*. En Arvernia (hoy Clermont-Ferrand), en Aquitania (hoy Francia), san
Eufrasio, obispo, del que san Gregorio de Tours alaba la hospitalidad (515/516)
8. En Milán, en la región de Liguria (hoy Italia), sepultura de san Dacio, obis-
po, que en la controversia de los “Tres Capítulos” defendió la sentencia del papa
Vigil, al cual acompañó a Constantinopla, donde murió (552).
9*. En la ciudad de Écija, en la provincia romana de Bética (hoy España),
san Fulgencio, obispo, hermano de los santos Leandro, Isidoro y Florentina.
Su hermano Isidoro le dedicó su tratado De los oficios eclesiásticos (c. 632).

101
102 MARTIROLOGIO ROMANO

10*. En Tagliacozzio, en el Abruzo (hoy Italia), beato Odón de Novara,


presbítero de la Orden de los Cartujos (c. 1200).
11*. En la ciudad de Udine, en la región de Venecia (hoy Italia), beato Odo-
rico de Pordenone Mattiuzzi, presbítero de la Orden de los Hermanos Me-
nores, que viajó por las regiones de los tártaros, de los indios y de los chi-
nos hasta la principal ciudad de China llamada Kambalik. En todas esas re-
giones convirtió a muchos a la fe de Cristo con su predicación del Evangelio
(1331).
12*. En Batavia, lugar de Suriname (Guayana Holandesa), beato Pedro
Donders, presbítero de la Congregación del Santísimo Redentor, que se en-
tregó con caridad desbordante a atender tanto los cuerpos como las almas
de los leprosos (1887).

Día 15 de enero
Décimo octávo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 10 11 12 13 14 15

1. En la ciudad de Anagni, en el Lacio (hoy Italia), santa Secundina, vir-


gen y mártir (s. inc.).
2. En Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), san Juan Calibita, del
que se cuenta que vivió un tiempo en un rincón de la casa paterna y después
en una choza (kalyba), completamente dado a la contemplación, pasando des-
apercibido ante sus propios padres, que en el momento de su muerte sólo le
reconocieron por un ejemplar del Evangelio adornado en oro que ellos mis-
mos le habían regalado (s. V).
3*. En el monasterio de Clúain Creedla, en Hibernia (hoy Irlanda), santa
Ita, virgen y fundadora del mismo cenobio (570).
4. En la ciudad de Rieti, en la Sabina (hoy Italia), conmemoración de san
Probo, obispo, elogiado por el papa san Gregorio I Magno (c. 570).

102
ENERO 103

5. En Glanfeuil, junto al río Loire, en el territorio de Anjou, de la Galia


(hoy Francia), san Mauro, abad (s. VI/VII).
6*. En la región de Rodez, también en la Galia (hoy Francia), santa Tar-
sicia, virgen y mártir (s. VI/VII).
7*. En la aldea de Hamme, en Brabante (hoy Bélgica), san Ableberto o
Emeberto, obispo de Cambrai (c. 645).
8*. En la ciudad de Chartres, en Neustria (hoy Francia), san Malardo,
obispo (c. 650).
9*. En Val de Non, en la región de Trento (hoy Italia), beato Romedio,
anacoreta, quien, después de entregar a la Iglesia todos sus bienes, llevó vida
penitente en el lugar que aún lleva su nombre (c. s. VIII).
10. En Lyon, ciudad de la Galia (hoy Francia), muerte de san Bonito,
obispo de los arvernios, que era prefecto de Marsella cuando fue elevado al
episcopado para ocupar el lugar de su hermano san Avito. Diez años más
tarde renunció a la sede, se retiró al monasterio de Manglieu y, después de
peregrinar a Roma, al regreso murió en Lyon (c. 710).
11*. En Armo, cerca de Reggio Calabria (hoy Italia), san Arsenio, eremi-
ta, célebre por su espíritu de oración y por su austeridad (904)
12*. En el lugar llamado Saint-Gilles, en la región de Provenza (hoy Francia),
beato Pedro de Castalnau, presbítero y mártir, que, habiendo ingresado en el
monasterio cisterciense de Fontfroide, fue llamado por el papa Inocencio III para
que en aquella región anunciara la paz e instruyera sobre la verdadera fe, pero
murió herido por una lanza de los herejes (1208).
13*. En Città della Pieve, en la Umbría (hoy Italia), beato Jacobo, apelli-
dado “Limosnero”, que se mostró buen abogado de pobres y oprimidos (c.
s. XIII).
14*. En el territorio de Gualdo Tadino, también en la Umbría (hoy Italia),
beato Ángel, eremita (1325).
15. En la ciudad de Fu’an, en la provincia de Fujian, en China, san Fran-
cisco Fernández de Capillas, presbítero de la Orden de Predicadores y már-
tir, el cual anunció el nombre de Cristo primero en las Islas Filipinas y des-

103
104 MARTIROLOGIO ROMANO

pués en Fujian, donde, bajo la persecución de los tártaros, fue encarcelado


por largo tiempo y finalmente degollado (1648).
16*. En la aldea de Steyl, en los Países Bajos, beato Arnoldo Janssen, pres-
bítero, que, para difundir la fe en las misiones, fundó la Sociedad del Verbo
Divino (1909).
17*. En Berlín, en Alemania, beato Nicolás Gross, padre de familia y már-
tir, que, dedicado a las cuestiones sociales, se enfrentó con un régimen con-
trario a la dignidad humana y a la religión y, por no querer actuar en contra
de los preceptos de Dios, fue encarcelado y ahorcado, obteniendo así la
participación en la victoria de Cristo (1945).

Día 16 de enero
Décimo séptimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 11 12 13 14 15 16

1. En Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria Nueva, sepul-


tura de san Marcelo I, papa, que, como recuerda el papa san Dámaso, fue
un verdadero pastor, por lo que sufrió mucho, siendo expulsado de su patria
y muriendo en el destierro por haber sido denunciado falsamente ante el tira-
no por algunos que despreciaban la penitencia que les había impuesto (309).
2*. En la ciudad de Aulona, en Iliria (hoy Albania), san Danacto o Da-
nax, mártir (s. inc.)
3. En la ciudad de Rinocorurua, en Egipto, san Melas, obispo, que por
su adhesión a la fe ortodoxa sufrió el destierro en tiempo del emperador arriano
Valente, tras lo cual descansó en paz (c. 390).
4. En Arlés, ciudad de la Provenza, en la Galia (hoy Francia), san Ho-
norato, obispo, que estableció el célebre monasterio en la isla de Lérins y
después aceptó regir la sede de Arlés (429).
5*. En Tarantasia, ciudad de la Galia Vienense (hoy Francia), san Jaco-
bo, obispo, discípulo de san Honorato de Lérins (s. V).

104
ENERO 105

6. En la ciudad de Oderzo, en la región de Venecia (hoy Italia), san Ti-


ziano, obispo (s. V).
7*. En la región de Tours, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), conme-
moración de san Leobato, abad, a quien su maestro, san Urso, designó como
superior del monasterio recién fundado de Sénevière, el cual gobernó santa-
mente hasta su vejez (s. V).
8*. En el lugar de Dombes, en el territorio lugdunense de la Galia (hoy
Francia), san Triverio, presbítero y después eremita (c. 550).
9. En Mazerolles, junto al río Alteia, en la Galia (hoy Francia), san Fur-
seo, abad primero en Irlanda, después en Inglaterra y, finalmente, en la Ga-
lia, donde fundó el monasterio de Lagny (c. 650).
10*. En la ciudad de Bagno, de la Romagna (hoy Italia), santa Juana, que,
admitida en la Orden camaldulense, se distinguió por su obediencia y humil-
dad (1105).
11. En la ciudad de Marrakech, en el Magreb (hoy Marruecos), santos
mártires Berardo, Otón y Pedro, presbíteros, Acursio y Aiuto, religiosos, to-
dos de la Orden de los Hermanos Menores, los cuales, enviados por san Fran-
cisco para anunciar el Evangelio a los musulmanes, fueron apresados en Se-
villa y trasladados a Marrakech, donde les ajusticiaron por orden del prínci-
pe de los sarracenos (1226).
12*. En Kandy, ciudad de la isla de Ceilán (hoy Sri Lanka), en el Océano
Índico, beato José Vaz, presbítero, de la Congregación del Oratorio, que se
entregó con inusitado fervor a predicar el evangelio de salvación a los cató-
licos diseminados por aquellas tierras, confirmando en la fe a los que perma-
necían escondidos (1711).
13*. En Brescia, ciudad de Italia, beato José Antonio Tovini, que, siendo
maestro, se ocupó en erigir numerosas escuelas cristianas y en promover la
construcción de obras públicas, y en toda su actividad dejó testimonio de su
oración y de sus virtudes (1897).
14*. En Valencia, ciudad de España, beata Juana María Condesa Lluch,
virgen, la cual, con solícita caridad y espíritu de sacrificio para con los po-
bres, niños y jóvenes obreras, se entregó completamente a atenderlos y, para
su tutela, fundó la Congregación de Siervas de la Inmaculada Concepción
Protectoras de las Obreras (1916).

105
106 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 17 de enero
Sextodécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 12 13 14 15 16 17

M emoria de san Antonio, abad, que, habiendo perdido a sus


padres, distribuyó todos sus bienes entre los pobres siguien-
do la indicación evangélica y se retiró a la soledad de la Tebaida, en
Egipto, donde llevó una vida ascética. Trabajó para reforzar la acción
de la Iglesia, sostuvo a los confesores de la fe durante la persecu-
ción del emperador Diocleciano y apoyó a san Atanasio contra los
arrianos, y reunió a tantos discípulos que mereció ser considerado
padre de los monjes (356).
2. En la región de Capadocia (hoy Turquía), santos Espeusipo, Elausipo
y Melasipo, hermanos, y con ellos Leonila, su abuela, mártires (s. inc.)
3. En la región de Osroene (hoy en Turquía), conmemoración de san Ju-
lián, asceta, llamado por sus paisanos “Sabas” o anciano, el cual, aunque detes-
taba el ambiente estrepitoso de la ciudad, dejó temporalmente su amada soledad
para confundir en Antioquía a los seguidores de la herejía arriana (c. 377).
4. En la ciudad de Die, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san Mar-
celo, obispo, defensor de la ciudad, que, por haber mantenido la fe católica,
fue desterrado por el rey arriano Eurico (510).
5. En Bourges, ciudad de Aquitania (hoy Francia), san Sulpicio, apelli-
dado el Pío, obispo, que habiendo pasado del palacio real al episcopado, su
mayor preocupación fue el cuidado de los pobres (647).
6*. En Baviera (hoy Alemania), beato Gamalberto, presbítero, que entre-
gó todos sus bienes a Utón, del que había sido padrino en la fuente bautis-
mal, para que construyese el monasterio de Metten (c. 802).
7*. En Fréjus, ciudad de la Provenza, en Francia, santa Roselina, priora
de Celle-Roubaud, de la Orden de la Cartuja, que se distinguió por su abne-
gación y por su austeridad en la comida, el sueño y el ayuno (1329).

106
ENERO 107

8. En la ciudad de Tocolatlán, en México, san Jenaro Sánchez Delgadi-


llo, presbítero, mártir durante la persecución mexicana (1927).

Día 18 de enero
Quintodécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 13 14 15 16 17 18

1. En Cartago, ciudad de África (hoy en Túnez), santos mártires Suce-


so, Pablo y Lucio, obispos, que participaron en un concilio celebrado en la
ciudad y sufrieron el martirio en tiempo del emperador Decio (259).
2. En Nicea, ciudad de la provincia romana de Bitinia (hoy Turquía), san-
tos Cosconio, Zenón y Melanipo, mártires (s. III/IV).
3. Cerca de Foix, en la Galia Narbonese (hoy Francia), tránsito de san
Volusiano, obispo de Tours, que, tras ser capturado por los godos, entregó
su espíritu en el destierro (c. 498).
4. En Roma, conmemoración de santa Prisca, nombre bajo el cual fue
dedicada la basílica edificada en la colina del Aventino (antes de 499).
5. En el monasterio de Lure, en Burgundia (hoy Francia), san Deicolo,
abad, oriundo de Irlanda y discípulo de san Columbano, que fundó ese mo-
nasterio (s. VII).
6*. En la ciudad de Ferrara, en la Emilia (hoy Italia), beata Beatriz de Este,
monja, que al morir su esposo, y renunciando a las obligaciones seculares,
se consagró a Dios bajo la Regla de san Benito, en el monasterio que ella
misma había fundado (1262).
7. En Buda, ciudad de Hungría, santa Margarita, virgen, hija del rey Bela
IV, a la cual sus padres dedicaron a Dios para obtener la liberación de los
tártaros y, niña aún, entró en el monasterio de monjas de la Orden de Predi-
cadores e hizo profesión a los doce años y se entregó totalmente a Dios,
dedicándose a imitar generosamente a Cristo crucificado (1270).

107
108 MARTIROLOGIO ROMANO

8*. En la ciudad de Cremona, en la Lombardía (hoy Italia), beato Facio,


que, orfebre de profesión, dejo su ciudad natal de Verona y se trasladó a
este lugar, llevando una vida penitente y dedicándose a ayudar a peregrinos
y enfermos (1272).
9*. En el convento de Morbegno, en los Alpes (hoy en Italia), beato An-
drés de Peschiera Grego, presbítero de la Orden de Predicadores, que an-
dando visitó repetidas veces aquella región, donde vivía austeramente junto
a los pobres y trataba de conciliar fraternalmente a todos (1485).
10*. En la ciudad de L’Aquila, en el Abruzo (hoy Italia), beata Cristina (Ma-
tías) Ciccarelli, virgen, de la Orden de San Agustín (1543).
11*. En la ciudad de Braunsberg, en Prusia (hoy Alemania), beata Regina
Protmann, virgen, que, llena de amor por los pobres, se entregó generosa-
mente al servicio de los indigentes, fundando la Congregación de las Herma-
nas de Santa Catalina (1613).
12*. En Preuilly, en el Anjou, en Francia, beatas Felicidad Pricet, Mónica
Pichery, Carola Lucas y Victoria Gusteau, mártires, que fueron fusiladas du-
rante la Revolución Francesa a causa de la religión cristiana (1794).
13*. En la ciudad de Cassia, en Italia, beata María Teresa (María Juana)
Fasce, abadesa del monasterio de la Orden de San Agustín, que supo unir la
ascesis y la contemplación junto con obras de caridad hacia los peregrinos e
indigentes (1947).

Día 19 de enero
Quartodécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 14 15 16 17 18 19

1. En Esmirna, de Asia (hoy en Turquía), pasión de san Germánico, mártir


de Filadelfia en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aure-
lio. Fue discípulo de san Policarpo, al que precedió en el martirio, y conde-

108
ENERO 109

nado por el juez en el vigor de la primera juventud, por gracia de Dios supe-
ró el miedo de la fragilidad corporal, llegando a provocar él mismo al animal
que le destinaron para su sacrificio (c. 167).

2. Cerca de Spoleto, ciudad de la Umbría (hoy Italia), san Ponciano, már-


tir, que fue duramente azotado con varas y, finalmente, degollado por su fe
en Cristo, en tiempo del emperador Antonino (s. II).

3. En la vía Cornelia, en el decimotercer miliario antes de Roma, en el


cementerio de Ninfa, santos Mario, Marta, Audifax y Abaco, mártires (c. s.
IV).

4. Conmemoración de san Macario el Grande, presbítero y abad del


monasterio de Scete, en Egipto, que, considerándose muerto al mundo, vivía
sólo para Dios, enseñándolo así a sus monjes (c. 390).

5. Conmemoración de san Macario, llamado Alejandrino, presbítero y


abad en las montañas de Scete, en Egipto (s. V).

6. En la ciudad de Lodi, en la Liguria (hoy Italia), conmemoración de san


Basiano, obispo, que luchó enérgicamente, junto con san Ambrosio de Mi-
lán, para proteger a su grey de la herejía de los arrianos, que aún persistía en
su diócesis (409).

7. En Como, ciudad de Lombardía (hoy Italia), santas Liberada y Faus-


tina, hermanas y vírgenes, que fundaron el monasterio de Santa Margarita
(580).

8*. Cerca de Carnuto (Chartres), de Neustria (hoy Francia), san Launo-


maro, abad del monasterio de Corbión, que había fundado él mismo en la
soledad de Perche (c. 593).

9. En la ciudad de Ravena, en la Flaminia (hoy Italia), san Juan, obispo,


el cual, durante la guerra contra los lombardos que agitaba toda Italia, pro-
veyó óptimamente a las necesidades de su Iglesia, como narra san Gregorio
I Magno, papa, quien le envió su libro de la Regla Pastoral (595).

10*. En Rouen, ciudad de Neustria (hoy Francia), san Remigio, obispo,


hermano del rey Pipino, que se preocupó por introducir el modo romano en
el canto de la salmodia (c. 762).

109
110 MARTIROLOGIO ROMANO

11*. En la isla de Corfú, en Grecia, san Arsenio, obispo, que fue un pastor
completamente dedicado a su grey y asiduo en la oración nocturna (s. X).
12*. En la ciudad de Sevilla, en España, beato Marcelo Spínola y Maestre,
obispo, que fundó círculos de obreros para mejorar la sociedad humana, tra-
bajó por la verdad y la equidad, y abrió su casa a los menesterosos (1906).

Día 20 de enero
Tértiodécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 15 16 17 18 19 20

S an Fabián, papa y mártir, que, siendo simple laico, fue llamado


al pontificado por indicación divina y, después de dar ejemplo
de fe y virtud, sufrió el martirio en la persecución bajo el emperador
Decio. San Cipriano, al hacer el elogio de su combate, afirma que
dejó el testimonio de haber regido la Iglesia de modo irreprochable
e ilustre. Su cuerpo fue sepultado en este día en el cementerio de
Calixto, en la vía Apia de Roma (250).
2. San Sebastián, mártir, oriundo de Milán, que, como narra san Ambro-
sio, se dirigió a Roma en tiempo de crueles persecuciones, sufriendo allí el
martirio. En la ciudad a la que había llegado como huésped, obtuvo el domi-
cilio de la eterna inmortalidad. Fue enterrado en este día en las catacumbas
de Roma (s. IV in.).
3. En la ciudad de Antinoe, en la Tebaida (hoy Egipto), san Ascla, már-
tir, que no temió las amenazas del juez, dado que le causaba mucho más
temor renegar de Cristo, y después de variados tormentos, fue arrojado
al río (s. IV)
4. En Nicea, ciudad de Bitinia (hoy Turquía), san Neófito, mártir (s. IV).
5. En Palestina, san Eutimio, abad, que, nacido en Armenia y consagrado
a Dios desde la infancia, fue a Jerusalén y, después muchos años pasados en la

110
ENERO 111

soledad, al final de su vida, fiel y esforzado en la humildad y en la caridad,


murió dejando ejemplo de observancia y disciplina (473).
6. En la ciudad de Worchester, en Inglaterra, san Wulfstano, obispo, que,
pasando del claustro a la sede, mantuvo las costumbres monásticas junto al
celo pastoral. Visitó incansablemente las parroquias de su diócesis, ocupán-
dose en erigir iglesias, fomentar los estudios y condenar la venta de esclavos
(1095).
7*. En el monasterio de Coltibuono, en la Toscana (hoy Italia), beato Be-
nito Ricasoli, eremita de la Congregación de Valumbrosa (c. 1107).
8*. En Finlandia, san Enrique, obispo y mártir, nacido en Inglaterra, a quien
se le confió la iglesia de Upsala, donde se dedicó con empeño a la evange-
lización de los finlandeses, siendo herido de muerte por un homicida, al que
había tratado de corregir con la disciplina eclesiástica (c. 1157).
9. En la ciudad de Mesina, en Sicilia (hoy Italia), santa Eustoquio Cala-
fato, virgen, abadesa de la Orden de Santa Clara, que se dedicó con todas
sus fuerzas a restaurar la primitiva disciplina de la vida regular, en el segui-
miento de Cristo según el ejemplo de san Francisco (1485).
10. En Seúl, ciudad de Corea, san Esteban Min Kuk-ka, mártir, que fue
degollado en la cárcel por ser catequista cristiano (1840).
11*. En el monasterio de Mount Saint Bernard, cerca de Leicester, en In-
glaterra, beato Cipriano (Miguel) Iwene Tansi, presbítero, de la Orden Cis-
terciense, que nació en el territorio de Onitsha, en Nigeria, y siendo aún niño,
y en contra de su familia, abrazó la fe cristiana y fue ordenado sacerdote,
dedicándose con gran diligencia a la cura pastoral hasta que, hecho monje,
mereció coronar con una santa muerte una vida santa (1964).
12*. En la ciudad de Casoria, cerca de Nápoles, en Italia, beata María
Cristina de la Inmaculada (Adalheides) Brando, virgen, que dedicó su exis-
tencia a la formación cristiana de los niños y fundó la Congregación de la
Hermanas Víctimas Expiatorias de Jesús Sacramentado, con la cual promo-
vió en gran manera la adoración a la Sagrada Eucaristía (1906).

111
112 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 21 de enero
Duodécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 16 17 18 19 20 21

M emoria de santa Inés, virgen y mártir, que siendo aún adoles-


cente, ofreció en Roma el supremo testimonio de la fe, con-
sagrando con el martirio el título de la castidad. Obtuvo victoria so-
bre su edad y sobre el tirano, suscitó una gran admiración ante el
pueblo y adquirió una mayor gloria ante el Señor. Hoy se celebra el
día de su sepultura (s. III/IV).
2. Conmemoración de san Publio, obispo de Atenas, en Grecia, que dio
testimonio de Cristo con su martirio (s. II).
3. En Tarraco (hoy Tarragona), ciudad de la Hispania Citerior (hoy Espa-
ña), pasión de los santos mártires Fructuoso, obispo, Augurio y Eulogio, sus
diáconos, los cuales, en tiempo de los emperadores Valeriano y Galieno, des-
pués de haber confesado su fe en presencia del procurador Emiliano, fueron
llevados al anfiteatro y allí, en presencia de los fieles y con voz clara, el obis-
po oró por la paz de la Iglesia, consumando su martirio en medio del fuego,
puestos de rodillas y en oración (259).
4. En la ciudad de Troyes, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san
Patroclo, mártir (c. s. III).
5. En Pavía, ciudad de la Liguria (hoy Italia), san Epifanio, obispo, que
en tiempo de las invasiones bárbaras trabajó esforzadamente a favor de la
reconciliación de los pueblos, en la redención de los cautivos y en la recons-
trucción de la ciudad arruinada (496).
6. En las montañas que rodean el lago de Zürich, entre los helvecios (hoy
Suiza), san Meinrado, presbítero, que llevó primero vida cenobítica y des-
pués eremítica, siendo asesinado por unos ladrones (c. 861).
7*. En el monte Mercurio, en la Lucania (hoy Italia), san Zacarías, apelli-
dado “Angélico”, maestro de la vida cenobítica (c. 950).

112
ENERO 113

8*. En la ciudad de Londres, en Inglaterra, beatos Eduardo Stransham y


Nicolás Wheeler, presbíteros y mártires, que, reinando Isabel I, fueron con-
denados a muerte por ser sacerdotes y sufrieron el martirio en Tyburn (1586).
9. También en Londres, en Inglaterra, san Albano Roe, de la Orden de
San Benito, y beato Tomás Green, presbíteros y mártires, los cuales, ya an-
cianos, durante el reinado de Carlos I dieron su vida por Cristo, siendo ahor-
cados en Tyburn después de haber pasado en la cárcel diecisiete años el
primero y catorce el segundo (1642).
10*. En el monasterio de Benigamin, en la región de Valencia, en España,
beata Josefa María de santa Inés, virgen, de la Orden de las Descalzas de
San Agustín (1696).
11*. En la ciudad de Laval, en Francia, beatos presbíteros Juan Bautista
Turpín du Comier y otros trece compañeros1, mártires, que, por su constante
fidelidad a la Iglesia católica, fueron degollados durante la Revolución Fran-
cesa (1794).
12. En la aldea de Daegu, en Corea, san Juan Yi Yun-il, mártir, que, sien-
do padre de familia, campesino y catequista, hubo de soportar azotes y luxa-
ción de todos sus miembros, manteniéndose constante en la fe cristiana, con
lo que alcanzó con buen ánimo el martirio al ser degollado. Fue la última víc-
tima de la gran persecución en esta nación (1867).

Día 22 de enero
Undécimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 17 18 19 20 21 22

S an Vicente, diácono de Zaragoza y mártir, que durante la per-


secución bajo el emperador Diocleciano hubo de sufrir cárcel,
1
Sus nombres son: beatos Juan Bautista Triquerie, de la Orden de los Hermanos Menores
Conventuales, Juan María Gallot, José Pellé, Renato Luis Ambroise, Julián Francisco Morvin
de la Gérardière, Francisco Duchesne, Jacobo André, Andrés Dudiou, Luis Gastineau, Francis-
co Migoret Lambardière, Julián Moulé, Agustín Manuel Philippot y Pedro Thomas.

113
114 MARTIROLOGIO ROMANO

hambre, potro, láminas candentes, hasta que, en Valencia, en la His-


pania Cartaginense (hoy España), voló al cielo a recoger el premio
del martirio (304).
2. Conmemoración de san Valerio o Valero, obispo de Zaragoza, en la
Hispania Tarraconense (hoy España), que tomó parte en el primer Concilio
de Illiberis y, conducido a Valencia junto con san Vicente, murió en el destie-
rro (305/315).
3. En la ciudad de Novara, en la Liguria (hoy Italia), san Gaudencio, a
quien se considera el primer obispo de esta sede (c. 418).
4. En Sergiopolis, ciudad de Persia (hoy Irán), pasión de san Anastasio,
monje y mártir, que, después de muchos tormentos que sufrió en la ciudad
de Cesarea de Palestina, fue estrangulado y degollado junto a un río por or-
den del rey de los persas, Cosroes, después de haber presenciado la muerte
de setenta compañeros (628).
5*. En el monasterio de Romans, junto al río Isère, en la región de los Alpes
franceses, sepultura de san Barnardo, obispo de Vienne, que, dejando el servi-
cio del emperador Carlomagno, abrazó la milicia de Cristo, repartió entre los po-
bres los bienes recibidos de su padre, construyó dos cenobios, el de Ambronay
y el de Romans, en donde terminó sus días (842).
6. En Sora, ciudad del Lacio (hoy Italia), santo Domingo, abad, que fun-
do algunos monasterios en diversas partes de Italia y, con su anhelo de re-
forma, condujo a otros a una vida regular (1031).
7*. En la ciudad de Pisa, en la Toscana (hoy Italia), beata María Mancini,
la cual, después de enviudar dos veces y no tener descendencia, siguiendo
las indicaciones de santa Catalina de Siena, estableció la vida común en el
monasterio de Santo Domingo, que presidió durante diez años (1431).
8*. En Como, ciudad de Lombardía (hoy Italia), beato Antonio della Chie-
sa, presbítero de la Orden de Predicadores, que restableció la vida cenobita
en algunos conventos de la Orden, acompañando con indulgencia la debili-
dad humana y corrigiéndola con firmeza (1459).
9*. En la ciudad de Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Patenson, pres-
bítero y mártir, que durante el reinado de Isabel I fue condenado a muerte

114
ENERO 115

por ser sacerdote. Estando en la prisión, reconcilió con la Iglesia a otros seis
compañeros de cárcel, completando su martirio en Tyburn, donde fue des-
cuartizado (1592).
10. En Tonquín (hoy Vietnam del Norte), santos Francisco Gil de Fede-
rich y Mateo Alonso de Leziniana, presbíteros de la Orden de Predicadores
y mártires, que después de una infatigable predicación del Evangelio fueron
encarcelados durante el reinado de Trinh Doanh y, heridos con espada, ob-
tuvieron una muerte gloriosa por Cristo (1745).
11. En Roma, san Vicente Pallotti, presbítero, fundador de la Sociedad del
Apostolado Católico, que con sus escritos y actividades fomentó la voca-
ción de todos los bautizados en Cristo para trabajar a favor de la Iglesia
(1850).
12*. En la ciudad de Burdeos, en Francia, beato Guillermo José Chamina-
de, presbítero, que trabajó audazmente con gran celo pastoral durante los
tiempos de persecución y deseoso de atraer a los laicos a la devoción a la
Santísima Virgen María, y para favorecer las Misiones, fundó el Instituto de
las Hijas de María Inmaculada y la Sociedad de María (1850).
13*. En Junín de los Andes, en Argentina, beata Laura Vicuña, virgen, que
nació en la ciudad de Santiago de Chile, fue alumna del Instituto de María
Auxiliadora y, para obtener la conversión de su madre, a los trece años ofre-
ció a Dios su vida (1904).
14*. En Castelletto di Brenzone, junto al lago de Garda, en Italia, beato José
Nascimbene, presbítero, fundador del Instituto de la Hermanitas de la Sa-
grada Familia (1922).
15*. En Viena, capital de Austria, beato Ladislao Batthyány-Strattmann, que,
siendo padre de familia, dio testimonio del Evangelio con la santidad de su
vida y de sus obras, tanto en el ambiente familiar como en la sociedad civil.
Honró como cristiano el nombre y la dignidad de médico, entregado con toda
caridad a cuidar a los enfermos, para los cuales fundó un hospital en el que
solamente acogía a los pobres y miserables, dejando de lado todo género de
vanidad (1931).

115
116 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 23 de enero
Décimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 18 19 20 21 22 23

1. En Cesarea de Mauritania (hoy Argelia), santos mártires Severiano y


Aquila, esposos, que fueron quemados vivos (s. III).
2. En Roma, en el cementerio Mayor de la vía Nomentana, santa Eme-
renciana, mártir (c. s. IV).
3. En Ancira, ciudad de Galacia (hoy Turquía), santos Clemente, obis-
po, y Agatángelo, mártires (s. IV).
4*. En Teano, ciudad de la Campania (hoy Italia), conmemoración de san
Amasio, obispo (c. 356).
5. En la ciudad de Toledo, en la Hispania Tarraconensis (hoy Espa-
ña), san Ildefonso, que fue monje y rector de su cenobio, y después elegido
obispo. Autor fecundo de libros y de textos litúrgicos, se distinguió por su gran
devoción hacia la santísima Virgen María, Madre de Dios (667).
6*. En Dampierre, cerca de Besançon, en Borgoña (hoy Francia), san
Mainbodo, oriundo de Hibernia (hoy Irlanda), el cual, peregrino y eremita,
fue asesinado por unos ladrones (c. s. VIII).
7. En la ciudad de Seúl, en Corea, san Andrés Chong (Tyong) Hwa-
gyong, catequista y mártir, que colaboró con el santo obispo Lorenzo Im-
bert, haciendo de su casa un refugio para los cristianos y, por esta razón, fue
herido cruelmente y estrangulado en la cárcel (1840).

116
ENERO 117

Día 24 de enero
Nono Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 19 20 21 22 23 24

M emoria de san Francisco de Sales, obispo de Ginebra y


doctor de la Iglesia. Verdadero pastor de almas, hizo volver a
la comunión católica a muchos hermanos que se habían separado y
con sus escritos enseñó a los cristianos la devoción y el amor a Dios.
Fundó, junto con santa Juana de Chantal, la Orden de la Visitación, y
en Lyon entregó humildemente su alma a Dios el 28 de diciembre
de 1621. Fue sepultado en Annecy, en Francia, en este día (1622).
2. En Foligno, ciudad de la Umbría (hoy Italia), san Feliciano, a quien se
considera el primer obispo de esta región (c. s. III).
3. En la región de Troyes, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san Sa-
biniano, mártir (s. III).
4. En Antioquía de Siria (hoy en Turquía), pasión de san Babila, obispo,
el cual, durante la persecución bajo el emperador Decio, glorificó a Dios mu-
chas veces con suplicios y tormentos, y acabó gloriosamente su vida carga-
do de cadenas, con las cuales mandó que le enterrasen. Se cuenta que con
él padecieron tres jóvenes, Urbano, Prilidiano y Epolonio, a los que había
instruido en la fe de Cristo (250).
5. En Cíngoli, del Piceno (hoy Italia), san Exuperancio, obispo (c. s. V).
6*. En Binaco, cerca de Milán, en la Lombardía (hoy Italia), beata Paula
Gambara Costa, viuda, que perteneció a la Tercera Orden de San Francisco
y se distinguió por la paciencia con que soportó a su violento esposo hasta
lograr su conversión, así como por la caridad exquisita que demostró hacia
los pobres (1515).
7*. En la ciudad de Londres, en Inglaterra, beatos mártires Guillermo Ire-
land, presbítero de la Compañía de Jesús, y Juan Grove, su ayudante, que

117
118 MARTIROLOGIO ROMANO

en el reinado de Carlos II, acusados falsamente de sedición, sufrieron en


Tyburn el martirio por su fe en Cristo (1679).
8*. En el lugar de Sainville, en la región de Chartres, en Francia, beata María
Poussepin, virgen, fundadora del Instituto de las Hermanas Dominicas de la
Caridad y de la Presentación de la Santísima Virgen María, para ayudar a
los pastores de almas en la formación de las jóvenes y para la asistencia de
pobres y enfermos (1744).
9*. En Pratulin, en la región de Siedlce, en Polonia, beatos Vicente Lewo-
niuk y doce compañeros2, mártires, que por no haber cedido a las amenazas
y halagos de los que querían apartarlos de la Iglesia católica, y por no haber
querido entregar las llaves de la parroquia, fueron heridos mortalmente y
asesinados (1874).
10*. En Roma, beato Timoteo (José) Giaccardo, presbítero, que instruyó a
muchos discípulos en la Pía Sociedad de San Pablo, para anunciar el Evan-
gelio por medio de los instrumentos de comunicación social (1948).

Día 25 de enero
Octávo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 20 21 22 23 24 25

F iesta de la Conversión de san Pablo, apóstol. Viajando hacia


Damasco, cuando aún maquinaba amenazas de muerte contra los
discípulos del Señor, el mismo Jesús glorioso se le reveló en el ca-
mino, eligiéndole para que, lleno del Espíritu Santo, anunciase el
Evangelio de la salvación a los gentiles. Sufrió muchas dificultades a
causa del nombre de Cristo (c. 67).

2
Son sus nombres: beatos Daniel Karmasz, Lucas Bojko, Bartolomé Osypiuk, Honofrio
Wasiluk, Felipe Kiryluk, Constantino Bojko, Miguel Nicéforo Hryciuk, Ignacio Franczuk, Juan
Andrzejuk, Constantino Lubaszuk, Máximo Hawryluk y Miguel Wawrzyszuk.

118
ENERO 119

2. Conmemoración de san Ananías, discípulo del Señor, que en Damas-


co (hoy en Siria) bautizó a san Pablo (s. I).
3*. En Pozzuoli, en la región de la Campania (hoy Italia), san Artemas,
mártir (s. III/IV).
4. En Cartago, ciudad de África (hoy en Túnez), san Agileo, mártir, del
cual, en el aniversario de su muerte y en su basílica, san Agustín predicó ante
el pueblo (s. III/IV).
5. En la ciudad de Nazianzo, de la región de Capadocia (hoy Turquía),
muerte de san Gregorio, obispo, cuya memoria se celebra el día dos de ene-
ro (379).
6. Conmemoración de san Bretanión, obispo de Tomis, en Escitia (hoy
Ucrania), que se opuso energicamente al emperador arriano Valente y se dis-
tinguió por su santidad y por su celo en defensa de la fe católica (s. IV).
7. En Tabennesi, de Tebaida, en Egipto, san Palemón, anacoreta, hombre
asiduo a la oración y a la austeridad, que fue maestro de san Pacomio (s.
IV).
8. En Arvernia, de Aquitania (hoy Francia), san Preyecto, obispo, y Ama-
rino, hombre de Dios, que fueron asesinados por los notables de la ciudad
(676).
9. En Marchiennes, en Flandes (hoy Bélgica), san Popón, abad de los
monasterios de Stavelot y Malmedy, que difundió en muchos monasterios de
Lotaringia la observancia de Cluny (1048).
10*. En Ulm, ciudad de Suabia (hoy Alemania), beato Enrique Suso, pres-
bítero de la Orden de Predicadores, que soportó pacientemente muchos
contratiempos y enfermedades, compuso un tratado sobre la sabiduría eter-
na y predicó a menudo sobre el Nombre de Jesús (1366).
11*. En la ciudad de Amándola, del Piceno (hoy Italia), beato Antonio Mi-
gliorati, presbítero de la Orden de los Eremitas de San Agustín (1450).
12*. En Mantua, ciudad de la Lombardía (hoy Italia), beata Arcángela
(Leonor) Girlani, virgen de la Orden de las Carmelitas, priora del convento
de Parma y fundadora del cenobio de Mantua (1495).

119
120 MARTIROLOGIO ROMANO

13*. En la ciudad de Tortosa, en España, beato Manuel Domingo y Sol,


presbítero, que instituyó la Sociedad de Sacerdotes Operarios, para fomen-
tar las vocaciones sacerdotales (1909).
14*. En Alejandría, del Piamonte, en Italia, beata María Antonia (Teresa)
Grillo, religiosa, que, habiendo quedado viuda, asumió con misericordia las
necesidades de los pobres y, después de vender todas sus posesiones, fun-
dó la Congregación de las Hermanitas de la Divina Providencia (1944).
15*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Ale-
mania, beato Antonio Swiadek, presbítero y mártir, que durante la guerra,
por defender la fe ante aquellos que seguían doctrinas que negaban la digni-
dad humana y cristiana, adquirió una corona inmarcesible (1945).

Día 26 de enero
Séptimo Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 21 22 23 24 25 26

M emoria de los santos Timoteo y Tito, obispos y discípulos del


apóstol san Pablo, que le ayudaron en su ministerio y presi-
dieron las Iglesias de Éfeso y de Creta, respectivamente. Les fueron
dirigidas cartas por su maestro que contienen sabias advertencias para
los pastores, en vista de la formación de los fieles (s. I).
2. En la ciudad de Hipona, en Numidia (hoy Argelia), san Teógenes, már-
tir, acerca del cual san Agustín predicó un sermón (c. 257).
3. En Belén, de Judea, dormición de santa Paula, viuda, la cual pertene-
cía a una noble familia senatorial y, renunciando a todo, distribuyó sus bienes
entre los pobres, retirándose con su hija, la beata virgen Eustochio, junto al
pesebre del Señor (404).
4*. En Jerusalén, santos Jenofonte y María, con sus hijos Juan y Arcadio,
los cuales, renunciando a la dignidad senatorial y a todas las posesiones,
abrazaron la vida monástica en la Ciudad Santa con gran devoción (s. VI).

120
ENERO 121

5*. En el monasterio de Cister, en Borgoña (hoy Francia), san Alberico,


abad, que, siendo monje en Molesmes, fue uno de los primeros religiosos
que fundaron el nuevo monasterio y, habiendo sido elegido abad, dirigió el
cenobio sobresaliendo por su celo en procurar la formación de sus monjes,
como verdadero amante de la Regla y de los hermanos (1109).
6*. En la ciudad de Nidaros (Trondheim), en Noruega, san Agustín (Eys-
tein) Erlandsön, obispo, que rigió la Iglesia que le había sido encomendada
como primer obispo, procurando su crecimiento y defendiéndola ante los
príncipes (1188).
7*. En la región de Anjou, en Francia, beata María de la Dive, mártir, que,
siendo viuda, fue degollada por su fidelidad a la Iglesia durante la Revolu-
ción Francesa (1794).
8*. Cerca de la ciudad de Munich, en Alemania, beato Miguel Kozal, obis-
po auxiliar de Wloclawek, en Polonia, y mártir, que bajo el régimen nazi, por
defender la fe y la libertad de la Iglesia, pasó con gran paciencia tres años en
el campo de concentración de Dachau, hasta consumar su martirio (1943).

Día 27 de enero
Sexto Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 22 23 24 25 26 27

S anta Ángela Merici, virgen, que vistió primero el hábito de la


Tercera Orden de San Francisco y reunió a varias jóvenes para
instruirlas en obras de caridad. Más tarde, instituyó una orden de muje-
res, llamada de Santa Úrsula, con la finalidad de vivir una vida de perfec-
ción en el mundo y enseñar los caminos del Señor a las adolescentes.
Murió en la ciudad de Brescia, en la Lombardía (hoy Italia) (1540).
2. En la ciudad de Sora, en el Lacio (hoy Italia), conmemoración de san
Julián, mártir, quien, según la tradición, padeció en tiempo del emperador An-
tonino (c. s. II).

121
122 MARTIROLOGIO ROMANO

3. En Cenomanum (hoy Le Mans), en la Galia Lugdunense (hoy Francia),


san Julián, que es considerado como el primer obispo de esta ciudad (s. III).
4*. En Mariana, en la isla de Córcega (hoy Francia), conmemoración de
santa Devota, virgen y mártir (c. 300).
5. En el monasterio de Bodón, en la región de Sisteron, en la Galia (hoy
Francia), san Mario o Marino, abad (c. 550).
6. En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Vitaliano, papa,
que se preocupó por la salvación de los anglos (672).
7*. En Tonnerre, ciudad de Borgoña (hoy Francia), tránsito de san Teo-
dorico, obispo de Orleans, que falleció cuando viajaba peregrinando a Roma,
a las tumbas de los apóstoles (1022).
8*. Cerca de la ciudad de Chartres, en Francia, tránsito de san Gilduino,
diácono de la iglesia de Dol, en la Bretaña Menor, el cual, designado obispo
siendo aún muy joven y considerándose indigno, renunció a este honor en
presencia del papa san Gregorio VII y al regreso de Roma cayó enfermo al
llegar a esta región, terminando así su peregrinación terrestre (1077).
9*. En la ciudad de Thérouanne, también en Francia, beato Juan, obispo,
que, siendo canónigo regular, asumió la sede morinense, la cual gobernó por
más de treinta años, resistiendo a los simoníacos y fundando ocho monaste-
rios de canónigos y de monjes (1130).
10*. En Riva San Vitale, cerca de Como, en la Lombardía (hoy Italia), bea-
to Manfredo Settala, presbítero y eremita (1217).
11*. En la región de Anjou, en Francia, beata Rosalía du Verdier de la So-
linière, virgen del monasterio del Calvario de la misma comarca y mártir, la
cual, durante la Revolución Francesa, por causa del odio a la religión cristia-
na, fue degollada (1794).
12. Cerca de Mengo, en Uganda, pasión de san Juan María, apellidado
“Muzeo” o “Anciano” por razón de su madurez espiritual, que fue servidor del
rey y, hecho cristiano, en el momento de la persecución no quiso huir sino
que confesó espontáneamente su fe ante el primer ministro del rey Mwenga, por
lo cual fue decapitado, siendo la última víctima de aquella persecución (1887).
13. En la villa de Gilet, en la provincia de Valencia, en España, san Enrique
de Ossó y Cervelló, presbítero, que fundó la Sociedad de Santa Teresa, para

122
ENERO 123

la formación de las jóvenes, y más adelante, obligado a dejar dicha institución,


pasó el resto de sus años en el convento de los Hermanos Menores (1896).
14*. En la ciudad de Kaunas, en Lituania, beato Jorge Matulaitis, obispo
de Vilna y después Visitador Apostólico en Lituania, fundador de la Congre-
gación de Clérigos Marianos y la Congregación de Hermanas bajo el título
de la Santísima Virgen María Inmaculada (1927)

Día 28 de enero
Quinto Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 23 24 25 26 27 28

M emoria de santo Tomás de Aquino, presbítero de la Orden de


Predicadores y doctor de la Iglesia, que, dotado de gran inte-
ligencia, con sus discursos y escritos comunicó a los demás una
extraordinaria sabiduría. Llamado a participar en el Concilio Ecumé-
nico II de Lyon por el papa beato Gregorio X, falleció durante el via-
je en el monasterio de Fossanova, en el Lacio, el día siete de marzo,
y muchos años después, en este día, sus restos fueron trasladados a
Toulouse, en Francia (1274).
2. En el monasterio de Réome, en el territorio de Langres, en Neustria
(hoy Francia), san Juan, presbítero, varón devoto de Dios, que presidió durante
tiempo una comunidad monástica según la Regla de san Macario (c. 554).
3. Conmemoración de san Jacobo, eremita en Palestina, que se escondió
largo tiempo en una tumba para llevar vida penitente (s. VI).
4. En la ciudad de Cuenca, en Castilla la Nueva, en España, san Julián,
obispo. Fue el segundo obispo de esta ciudad, una vez recuperada de ma-
nos de los musulmanes, y, egregio por su modo de vivir, se distinguió por
repartir entre los pobres los bienes de la Iglesia, trabajando con sus manos
para obtener el sustento diario (c. 1207).

123
124 MARTIROLOGIO ROMANO

5*. En el monasterio de san Frediano, cerca de Pisa, en la Toscana (hoy


Italia), beato Bartolomé Aiutamicristo, religioso de la Orden de los Camal-
dulenses (1224).
6*. En el lugar de Plévin, de la Bretaña Menor, en Francia, beato Julián
Maunoir, presbítero de la Compañía de Jesús, que se entregó por espacio
de cuarenta y dos años a las misiones populares por todos los lugares y al-
deas de la provincia (1683).
7. En la ciudad de Maokou, en la provincia de Guizhou, en China, santos
Agata Lin Zhao, virgen, Jerónimo Lu Tingmei y Lorenzo Wang Bing, márti-
res, que, siendo catequistas, en tiempo del emperador Wenzongxian fueron
denunciados como cristianos y condenados a ser decapitados (1858).
8*. En la ciudad de Daijiazhuang, en la provincia de Shandong, al sur de
China, beato José Freinademetz, presbítero de la Sociedad del Verbo Divi-
no, que trabajó incansablemente en la evangelización de aquella región (1908).
9*. En la localidad de Picassent, en la provincia de Valencia, en España,
beata María Luisa Montesinos Orduña, virgen y mártir, la cual, durante la
persecución contra la fe, tuvo parte en la victoria de Cristo por el martirio
(1937).
10*. En el campo de concentración de Kharsk, cerca de Tomsk, en la re-
gión de Siberia, en Rusia, beata Olimpia (Olga) Bidà, virgen y mártir, de la
Congregación de las Hermanas de San José, que durante la persecución
antirreligiosa soportó toda clase de pruebas por amor a Cristo (1952).

Día 29 de enero
Quarto Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 24 25 26 27 28 29

1. En la ciudad de Edessa, en Osroene (hoy Turquía), santos mártires


Sarbelio, presbítero, y Bebaia, su hermana, que, bautizados por el santo obispo
Barsimeo, por Cristo padecieron el martirio (c. 250).

124
ENERO 125

2. En Roma, en el cementerio Mayor de la vía Nomentana, santos márti-


res Papías y Mauro, soldados (c. s. III).
3. En la ciudad de Perusa, en la Umbría (hoy Italia), san Constancio,
obispo (c. s. III).
4. En Antioquía de Siria (hoy en Turquía), santos Juventino y Maximino,
mártires, que fueron coronados con el martirio en tiempo del emperador Ju-
liano el Apóstata (363).
5. En Tréveris, ciudad de la Galia Bélgica (hoy Luxemburgo), san Vale-
rio, segundo obispo que gobernó esta sede (s. III ex.).
6. Cerca de Antioquía de Siria (hoy en Turquía), san Afraates, anacore-
ta, que, nacido y formado entre los persas, siguiendo las huellas de los ma-
gos se convirtió al Señor en Belén y se retiró a Edessa, viviendo en una pe-
queña casa fuera de las murallas. Más tarde, con su predicación y sus escri-
tos defendió la fe católica contra los arrianos (c. 378).
7*. En la Bretaña Menor (hoy Francia), san Gildas, apellidado “Sabio”,
abad, que escribió sobre la ruina de Bretaña, llorando las calamidades de su
pueblo, increpando a la maldad de príncipes y clérigos. Fundó el monasterio
de Rhuyis, junto al mar, y murió en la isla de Houat (570).
8. En la ciudad de Bourges, en Aquitania (hoy Francia), san Sulpicio
Severo, obispo, de familia de senadores de las Galias, de quien san Grego-
rio de Tours ensalza su sabiduría, su ministerio pastoral y su empeño en res-
taurar la disciplina (591).
9*. En Florencia, ciudad de la Toscana (hoy Italia), beata Villana de Bo-
ttis, madre de familia, la cual, abandonando la vida mundana que llevaba, vistió
el hábito de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo y se distinguió
por su asidua meditación de Cristo crucificado, por la austeridad de vida y
por pedir limosna por la calles en favor de los pobres (1361).
10*. En la ciudad de Bialystok, en Polonia, beata Boleslava María Lament, vir-
gen, que, en un período de cambios políticos, fundó la Congregación de las
Hermanas Misioneras de la Sagrada Familia, para fomentar la unión de los cris-
tianos, ayudar a los marginados y educar cristianamente a las jóvenes (1946).
11. Conmemoración de san Serrano o Serano, obispo, que desde el siglo
XI está sepultado en la catedral de Oviedo (s. inc.).

125
126 MARTIROLOGIO ROMANO

Día 30 de enero
Tértio Kaléndas februárii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22ç 23 24 25 25 26 27 28 29 30

1. En Jerusalén, san Matías, obispo, que, después de soportar muchas


contradicciones por Cristo, descansó en paz (s. II).
2. En Edessa, de Osroene (hoy Turquía), san Barsimeo, obispo, que en
tiempo del emperador Decio fue azotado por su fe en Cristo, pero terminada
la persecución y liberado de la cárcel, dedicó el resto de su vida a gobernar con
total entrega la Iglesia que tenía encomendada (s. III).
3. En Roma, conmemoración de santa Martina, a quien el papa Dono
dedicó una basílica a su nombre en el foro romano (677).
4. En el monasterio de Chelle, en el territorio de París, en la Galia (hoy
Francia), santa Batilde, que, siendo reina, fundó un cenobio bajo la Regla
de san Benito, al estilo del monasterio de Luxeuil y a la muerte de su esposo,
Clodoveo II, gobernó el reino de los francos. Cuando su hijo asumió el po-
der, se retiró al citado monasterio, viviendo hasta el fin de sus días bajo la
observancia de la Regla (680).
5. En el monasterio de Maubeuge, en Neustria (hoy Francia), santa Al-
degunda, abadesa, en tiempo del rey Dagoberto (c. 684).
6. En la ciudad de Pavía, en la Lombardía (hoy Italia), san Armentario,
obispo, que colocó solemnemente en la basílica de San Pedro in Cælo Au-
reo el cuerpo de san Agustín, trasladado por el rey Liutprando (d. 731).
7. Pasión de san Teófilo, apellidado el Joven, mártir, que, siendo prefecto
de la armada cristiana, fue apresado en Chipre y conducido a la presencia
de Harun ar-Rashid, califa supremo de los sarracenos, y dado que ni las
amenazas ni las promesas pudieron hacerle apostatar de Cristo, fue herido
de muerte con la espada (792).
8*. En la ciudad de Burgos, en Castilla la Vieja, región de España, san
Adelelmo, abad, que convirtió en monasterio la capilla de San Juan y el hos-
pital de pobres contiguo (1097).

126
ENERO 127

9*. En Dublín, ciudad de Irlanda, tránsito del beato Francisco Taylor, mártir,
el cual, siendo padre de familia, pasó siete años en la cárcel por razón de su
fe católica, y después de soportar tribulaciones y ancianidad, terminó su
martirio bajo el reinado de Jacobo I (1584).
10. En la ciudad de Viterbo, en el Lacio (hoy Italia), santa Jacinta Maris-
cotti, virgen, de la Tercera Orden Regular de San Francisco, la cual, des-
pués de perder quince años entregada a vanos deleites, abrazó con ardor la
conversión y promovió confraternidades para consolar a los ancianos, fomen-
tando el culto a la Eucaristía (1640).
11*. En Turín, ciudad del Piamonte, en Italia, beato Sebastián Valfré, pres-
bítero de la Congregación del Oratorio, que con su entrega desinteresada ayu-
dó a pobres, enfermos y encarcelados, y condujo a muchos hacia Cristo con
su amistad y su eximia caridad (1710).
12. En la ciudad de Seúl, en Corea, san Pablo Ho Hyob, mártir, que, sien-
do soldado, fue encarcelado por confesarse cristiano y, sometido a tormen-
to, sus fuerzas cedieron y pareció que se retractaba, pero, arrepentido, él
mismo se presentó ante el juez confirmando su fe en Cristo, por lo cual, en-
carcelado de nuevo, después de largo tiempo falleció a consecuencia de los
golpes recibidos (1840).
13. En Tonquín (hoy Vietnam del Norte), santo Tomás Khuong, presbíte-
ro y mártir, que en la persecución bajo el emperador Tu Duc confesó con
gran fuerza de ánimo que era cristiano y, encarcelado, de rodillas ante la cruz
fue decapitado con un hacha (1860).
14. En la ciudad de Guadalajara, en México, san David Galván, presbítero
y mártir, que durante la persecución mexicana obtuvo la corona del martirio
defendiendo la santidad del matrimonio, siendo fusilado por un soldado, sin
previo juicio (1915).
15*. En Malonne, lugar de Bélgica, san Muciano María Viaux, de los Her-
manos de las Escuelas Cristianas, que dedicó toda su vida con constancia y
generosidad a la formación de los jóvenes (1917).
16*. En el monasterio de san Benito de Maredsous, también en Bélgica,
beato Columba (José) Marmión, que, nacido en Irlanda y ordenado sacer-
dote, llegó a ser abad de aquel monasterio benedictino, donde se distinguió

127
128 MARTIROLOGIO ROMANO

como padre del cenobio, guía de almas en el camino de la santidad y por su


riqueza en doctrina espiritual y elocuencia (1923).
17*. En la villa de Torrent, en España, beata Carmela García Moyón, már-
tir, maestra de la doctrina cristiana, que en la cruel persecución religiosa fue
violada y quemada viva por causa de su fe en Cristo (1937).
18*. En la ciudad de Gdeszyn, en Polonia, beato Segismundo Pisarski, pres-
bítero y mártir, que durante la guerra, por no renunciar a su fe ante los per-
seguidores, fue fusilado junto a su parroquia (1943).

Día 31 de enero
Prídie Kaléndas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 26 27 28 29 30 1

M emoria de san Juan Bosco, presbítero, el cual, después de una


niñez áspera, fue ordenado sacerdote y en la ciudad de Turín,
en Italia, se dedicó con todas sus fuerzas a la formación de adoles-
centes. Fundó la Sociedad Salesiana y, con la ayuda de santa María
Dominica Mazzarello, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora,
para enseñar oficios a la juventud e instruirles en la vida cristiana.
Lleno de virtudes y méritos, voló al cielo en este día en la ciudad de
Turín, en Italia (1888).
2. En Corinto, ciudad de la Acaya (hoy Grecia), santos mártires Victori-
no, Víctor, Nicéforo, Claudio, Diodoro, Serapión y Papías, que consumaron
su martirio después de innumerables suplicios, en tiempo del emperador Decio
(c. 250).
3. Conmemoración de san Metrano, mártir de Alejandría, en Egipto, el
cual, siendo emperador Decio, por negarse a proferir palabras impías como
le exigían los paganos, le atormentaron cruelmente y, llevado fuera de la ciu-
dad, le apedrearon hasta la muerte (c. 249).
4. También en la ciudad de Alejandría, santos mártires Ciro y Juan, que,
después de muchos tormentos, fueron degollados por confesar a Cristo (s. IV).

128
ENERO 129

5. En Módena, ciudad de la Emilia (hoy Italia), san Geminiano, obispo,


que protegió a su Iglesia del error de los arrianos y la mantuvo en la fe orto-
doxa (s. IV).
6. En Persia, pasión de san Abrahán, obispo de Arbela, el cual, bajo
Sapor, rey de los persas, fue degollado por negarse a adorar al sol (345).
7. En la ciudad de Novara, en la Liguria (hoy Italia), san Julio, presbítero (s.
IV in.).
8. En Roma, conmemoración de santa Marcela, viuda, la cual, como re-
cuerda san Jerónimo, abandonando sus riquezas y dignidades, se ennobleció
con la pobreza y la humildad (410).
9*. En Ferns, en Irlanda, san Maedoc o Aidano, obispo, que fue el funda-
dor del monasterio y se distinguió por su austeridad (c. 626).
10*. En el territorio de Coutances, en Neustria (hoy Francia), san Waldo
o Gaudo, obispo de Évreux (s. VII).
11*. En Viktorsberg, cerca de Rangvillach, en Vorarlberg, de la región de
Baviera meridional (hoy Alemania), san Eusebio, que, nacido en Irlanda, se
hizo peregrino por Cristo y después fue monje en la abadía de Sankt Gall,
terminando sus días como eremita (884).
12*. En Roma, beata Ludovica Albertoni, que educó cristianamente a sus
hijos y, al morir su esposo, entró en la Tercera Orden de San Francisco y
prestó ayuda a los necesitados hasta tal punto que de ser rica llegó a ser pobre
(1533).
13. En Nápoles, ciudad de la Campania, en Italia, san Francisco Xavier
María Bianchi, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de San Pablo,
el cual, dotado de carismas místicos, convirtió a muchos a una vida según la
gracia del Evangelio (1815).
14. En Corea, santos mártires Agustín Pak Chong-won, catequista, junto
con cinco compañeros3, todos los cuales, por mantener fielmente la profe-
sión de su fe cristiana, después de sufrir varios tormentos fueron degollados,
glorificando así a Dios (1840).

3
Sus nombres son: santos Pedro Hong Pyong-ju, catequista; María Yi In-dog, virgen;
Magdalena Son Sobyog, Águeda Yi Kyong-i y Águeda Kwon Chin-i.

129
FEBRERO

Día 1 de febrero
Kaléndis februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 27 28 29 30 1 2

1. En Frigia, conmemoración de san Trifón, mártir (s. inc.)


2. En Ravena, en la región de Flaminia, san Severo, obispo (p. 342).
3. En Augusta Tricastina (hoy Saint-Paul-Trois-Châteaux), en la región
de la Galia Vienense, san Pablo, obispo, que dio su nombre a la ciudad (s.
IV).
4. En Kildare, en Irlanda, santa Brígida, abadesa, que fundó uno de los
primeros monasterios de la isla y, según se cuenta, continuó el trabajo de
evangelización iniciado por san Patricio (c. 525).
5*. En Augusta Pretoria (hoy Aosta), en los Alpes Grayos, san Urso, pres-
bítero (antes del s. IX).
6*. En Anicio (hoy Chiniac), en Aquitania, san Agripano, obispo y mártir,
el cual, al llegar a esta región de regreso de Roma, fue asesinado por unos
adoradores idólatras (s. VII).
7*. En Metz, en Austrasia, el santo rey Sigeberto III, que fundó los mo-
nasterios de Stavelot y Malmedy, así como muchos otros, y se distinguió por
su liberalidad en hacer limosnas a las iglesias y a los pobres (656).
8*. En la villa de Ciruelos, en la región española de Castilla la Nueva, san
Raimundo, abad de Fitero, que fundó la Orden de Calatrava y trabajó en
favor de la cristiandad (c. 1160).
9*. En Saint-Malo, en Bretaña Menor, san Juan, obispo, varón de gran
austeridad y justicia, que trasladó su sede episcopal desde Aleth a esa ciu-

130
dad. San Bernardo lo alabó como obispo pobre, amigo de los pobres y
amante de la pobreza (1163).
10*. En París, en Francia, beato Reginaldo de Orleans, presbítero, quien,
de paso por Roma, conmovido por la predicación de santo Domingo entró
en la Orden de Predicadores, a la que atrajo a muchos con el ejemplo de
sus virtudes y el ardor de su palabra (1220).
11*. En Castro Fiorentino, en la Toscana, santa Viridiana, virgen, que vivió
como reclusa desde la juventud hasta la ancianidad (1236/1242).
12*. En el convento de Piglio, en el Lacio, beato Andrés, de la familia de
los condes de Segni, presbítero de la Orden de los Menores, que, renun-
ciando a altas dignidades, prefirió servir a Cristo en la humildad y simplici-
dad (1302).
13*. En Dublín, en Irlanda, beatos mártires Conor O’Devany, obispo de
Down and Connor, de la Orden de los Hermanos Menores, y Patricio
O’Lougham, presbítero, los cuales, reinando Jacobo I, fueron ahorcados por
ser católicos (1612).
14. En Londres, en Inglaterra, san Enrique Morse, presbítero de la Com-
pañía de Jesús y mártir, que, apresado en diversas ocasiones y exiliado dos
veces, fue encarcelado de nuevo en tiempo del rey Carlos I por ser sacer-
dote y, después de haber celebrado la Misa en la cárcel, ahorcado en Ty-
burn entregó su alma a Dios (1645).
15*. En Preuilly, del Anjou, en Francia, pasión de las beatas María Ana
Vaillot junto con cuarenta y seis compañeras4, que recibieron la corona del
martirio durante la Revolución Francesa (1794).
4
Estos son los nombres: Otilia Baurngarten, religiosa; Juana Gruget, Luisa Rallier
de la Tertinilre, Magdalena Perrotin, María Ana Pichery y Simona Chauvigné, viudas;
Francisca Pagis, Juana Fouchard, Margarita Riviére, María Cassin, María Fausseuse,
María Galard, María Gasnier, María Juana Chauvigné, María Lenée, María Leroy Bre-
vet, María Rouault, Petrina Phélippeaux, Renata Cailleau, Renata Martin y Victoria
Bauduceau, esposas; Juana, Magdalena y Petrina Sailland d’Espinatz, hermanas; Ga-
briela, Petrina y Susanna Androuin, hermanas; María y Renata Grillard, hermanas; Ana
Francisca de Villencuye, Ana Hamard, Carla Davy, Catalina Cottanceau, Francisca Be-
llanger, Francisca Bonneau, Francisca Michau, Jacoba Monnier, Juana Bourigault, Luisa
Amata Déan de Luigné, Magdalena Blond, María Leroy, Petrina Besson, Petrina Ledo-
yen, Petrina Grille, Renata Valin y Rosa Quenion.

131
16. En Seúl, en Corea, santos mártires Pablo Hong Yông-ju, catequista, Juan
Yi mun-u, que se ocupaba de los pobres y enterraba los cuerpos de los
mártires, y Bárbara Ch’oe Yong-i, que imitaba los ejemplos de sus padres y
esposo, muertos degollados por ser cristianos (1840).
17*. En Turín, en Italia, beata Juana Francisca de la Visitación (Ana) Mi-
chelotti, virgen, que fundó el Instituto de las Hermanitas del Sagrado Cora-
zón, para servir al Señor cuidando desinteresadamente a los enfermos po-
bres (1888).
18*. En la ciudad de Cúcuta, en Colombia, beato Luis Variara, presbítero
de la Sociedad de San Francisco de Sales, que dedicó toda su actividad en
favor de los leprosos y fundó la Congregación de Hermanas Hijas de los
Sagrados Corazones de Jesús y María (1923).

Día 2 de febrero
Quarto Nonas februárii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 28 29 30 1 2 3

F iesta de la Presentación del Señor, llamada Hypapante por los


griegos: Cuarenta días después de Navidad, Jesús fue conducido
al Templo por María y José, y lo que podía aparecer como cumpli-
miento de la ley mosaica era realmente su encuentro con el pueblo
creyente y gozoso, manifestándose como luz para alumbrar a las na-
ciones y gloria de su pueblo Israel.
2. En Orleans, en la Galia Lugdunense, san Flósculo, obispo (c. 500).
3. En Canterbury, en Inglaterra, san Lorenzo, obispo, que gobernó esta
Iglesia después de san Agustín y la engrandeció al convertir a la fe al rey
Edbaldo (619).
4. En Würzburg, en Austrasia, san Burcardo, el cual, oriundo de Inglate-
rra, fue ordenado por san Bonifacio como primer obispo de esta sede (754).

132
5*. En Florencia, de la Toscana, beato Simón de Cassia Fidati, presbítero
de la Orden de Eremitaños de San Agustín, que con sus palabras y sus es-
critos condujo a muchos a vivir con más fidelidad la vida cristiana (1348).
6*. En Susa, en el Piamonte, beato Pedro Cambiani de Ruffia, presbítero
de la Orden de Predicadores y mártir, que por odio a la Iglesia fue asesina-
do por los herejes en el claustro (1365).
7. En Prato, de la Toscana, santa Catalina de’ Ricci, virgen, de la Terce-
ra Orden Regular de Santo Domingo, que se dedicó de lleno a la restaura-
ción de la religión y por su asidua meditación de los misterios de la pasión
de Jesucristo, obtuvo experimentarla de alguna manera (1590).
8. En Burdeos, en Francia, santa Juana de Lestonnac, la cual, siendo niña,
rechazó la invitación y los esfuerzos de su madre para apartarla de la Iglesia
católica y, al quedar viuda y después de educar convenientemente a sus cin-
co hijos, fundó la Sociedad de las Hijas de Nuestra Señora, a imitación de la
Compañía de Jesús, para la educación cristiana de las muchachas (1640).
9*. En Roma, beato Nicolás Saggio de Langobardis, religioso de la Orden
de los Mínimos, que ejerció con humildad y santamente el oficio de portero
(1709).
10*. En Genezzano, del Lacio, beato Esteban Bellesini, presbítero de la
Orden de San Agustín, que permaneció fiel a su congregación durante tiem-
pos difíciles y se dedicó infatigablemente a la educación de la juventud, a la
predicación y al trabajo pastoral (1840).
11. En Hanoi, en Tonquín, san Juan Teófano Vénard, presbítero de la So-
ciedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, que tras pasar seis años de
trabajos de ministerio en la clandestinidad y en medio de grandes dificulta-
des, aceptó con alegre ánimo, en tiempo del emperador Tu Duc, ser ence-
rrado en una cueva y después degollado (1861).
12*. En Dernach, lugar de la Renania, en Alemania, beata María Catalina
Kasper, virgen, que fundó el Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo,
para servir al Señor en los pobres (1898).
13*. En Milán, en Italia, beato Andrés Carlos Ferrari, obispo, que trabajó
en favor de las tradiciones religiosas de su pueblo y abrió nuevos cauces para
dar a conocer en el mundo el amor de Cristo y de la Iglesia (1921).

133
14*. En Verona, en Italia, beata María Dominica Mantovani, virgen, que junto
con el beato José Nascimbeni, presbítero, fundó el Instituto de las Hermani-
tas de la Sagrada Familia, de la que fue primera superiora, para atender a
los pobres, huérfanos y enfermos, llevando una vida humilde por amor a Cristo
(1934).

Día 3 de febrero
Tértio Nonas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 29 30 1 2 3 4

S an Blas, obispo y mártir, que, por ser cristiano, padeció en tiem-


po del emperador Licinio en la ciudad de Sebaste, en Armenia
(c. 320).

S an Oscar o Ansgario, obispo de Hamburgo y después también


de Brema, en Sajonia, el cual, siendo monje del monasterio de
Corbie, fue designado por el papa Gregorio IV como legado para
todas las tierras del norte de Europa, anunciando el Evangelio a gran-
des multitudes de Dinamarca y Suecia y consolidando allí la Iglesia
de Cristo. Después de superar con ánimo invicto muchas dificulta-
des, desgastado por sus trabajos murió en Brema (865).
3. En Jerusalén, conmemoración de los santos Simeón, anciano honrado
y piadoso, y Ana, viuda y profetisa, que merecieron saludar a Jesús niño como
el Mesías y Salvador, esperanza y redención de Israel, en el momento en que,
según la ley, fue presentado en el Templo.
4. En Cartago, ciudad de África, san Celerino, lector y mártir, que confe-
só denodadamente a Cristo en la cárcel, entre azotes, cadenas y otros
suplicios, siguiendo las huellas de su abuela Celerina, anteriormente corona-
da por el martirio, y de sus tíos Lorenzo, paterno, e Ignacio, materno, los cua-
les, habiendo servido en campamentos militares, llegaron a ser soldados de
Dios, obteniendo del Señor palmas y coronas con su gloriosa pasión (s. III).

134
5* En Poitiers, en Aquitania, san Leonio, presbítero, que fue discípulo de
san Hilario (s. IV).
6. En Gap, de la Provenza, en la Galia, santos Teridio y Remedio, obis-
pos (s. IV/V).
7. En Lyon, en la Galia, san Lupicino, obispo, que vivió en la época de la
persecución bajo los vándalos (s. V ex.).
8*. En el monasterio de Celle, en Hanonia, san Adelino, presbítero y abad
(c. 696).
9*. En Chester, en la región de Mercia, en Inglaterra, santa Wereburga,
abadesa de Ely, que fundó varios monasterios (c. 700).
10*. En Meerbeke, en Brabante, santa Berlinda, virgen, que se distinguió
en esa ciudad por su vida religiosa de pobreza y caridad (s IX-X).
11*. En el monasterio cisterciense de Froidemont, en la región de Beauvais,
en Francia, beato Helinando, monje, el cual, después de haber vivido como
trovador itinerante, abrazó la vida humilde y escondida en el claustro (post
1230).
12*. En Londres, en Inglaterra, beato Juan Nelson, presbítero de la Com-
pañía de Jesús y mártir, que por haber negado la suprema potestad de la reina
Isabel I en lo referente a la vida del espíritu, fue condenado a muerte y ahor-
cado en Tyburn (1578).
13. En Lyon, en Francia, santa María de San Ignacio (Claudina) Thévenet,
virgen, quien, movida por la caridad y con ánimo esforzado, fundó la Con-
gregación de las Hermanas de Jesús y María, para la formación espiritual de
las jóvenes, especialmente las de condición humilde (1837).
14*. En Bourg-Saint-Andéol, en la región de Viviers, en Francia, beata María
Ana Rivier, virgen, la cual, durante la Revolución Francesa, que suprimió todas
las órdenes y congregaciones religiosas, instituyó la Congregación de las
Hermanas de la Presentación de María, para educar en la fe al pueblo cris-
tiano (1838).
15*. En la población de Steyl, en los Países Bajos, beata María Elena Sto-
llenwek, virgen, que colaboró con el beato Arnoldo Janssen en la fundación
de la Congregación de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo y, habiendo
abandonado la función de superiora, se entregó a la adoración (1900).

135
Día 4 de febrero
Prídie Nonas februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 1 30 1 2 3 4 5

1. En Roma, en las catacumbas de la vía Apia, san Eutiquio, mártir, que


durante mucho tiempo fue castigado con insomnio y hambre y, finalmente,
arrojado a una profunda cavidad. Con su fe en Cristo venció la crueldad del
tirano (s. inc.).
2. En Perge, de Pamfilia, santos Papías, Diodoro y Claudiano, mártires
(s. III).
3. En Alejandría, en Egipto, pasión de los santos mártires Fileas, obispo
de Thmuis, y Filoromo, tribuno militar, que durante la persecución bajo el
emperador Diocleciano, no pudiendo ser persuadidos por deudos y amigos
a pensar en sí mismos, obtuvieron del Señor la palma del martirio al ser de-
gollados (s. IV).
4. En Pelusio, también en Egipto, san Isidoro, presbítero, hombre de pro-
funda doctrina, que, despreciando el mundo y las riquezas, trató de imitar la
vida de san Juan Bautista en el desierto, vistiendo el hábito monástico (c. 449).
5*. En Châteaudun, cerca de Chartres, en la Galia, tránsito de san Aven-
tino, obispo, que había ocupado la mencionada sede de Chartres (c. 511).
6. En Troyes, en la Galia Lugdunense, san Aventino, que fue servidor de
san Lupo, obispo (c. 537).
7. En Maguncia, de la Franconia, en Alemania, san Rabano, apellidado
“Mauro”, obispo, que, siendo monje de Fulda, fue elevado a la sede de
Maguncia, y hombre docto en ciencia y elocuente en el hablar, nunca dejó
de llevar a cabo todo lo que pudiese redundar a mayor gloria de Dios (856).
8*. En Constantinopla, san Nicolás Estudita, monje, que fue exiliado repe-
tidas veces por defender el culto de las santas imágenes y terminó sus días
como hegúmeno del monasterio de Estudion (868).

136
9. En Sempringham, en Inglaterra, san Gilberto, presbítero, que fundó, con
la aprobación del papa Eugenio III, una Orden monástica, en la que impuso
una doble disciplina: la Regla de san Benito para las monjas y la de san Agustín
para los clérigos (1189).
10. En Bourges, de Aquitania, santa Juana de Valois, que siendo reina de
Francia, al ser declarado nulo su matrimonio con Luis XII se dedicó a servir
a Dios, cultivando una especial piedad hacia la Santa Cruz y fundando la
Orden de la Santísima Anunciación de la Santa Virgen María (1505).
11*. En Durham, en Inglaterra, beato Juan Speed, mártir, que, durante el
reinado de Isabel I, por haber auxiliado a unos sacerdotes alcanzó la palma
del martirio al ser degollado (1594).
12. En Amatrice, lugar del Abruzo, san José de Leonessa, presbítero de la
Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, que en Constantinopla sostu-
vo en su fe a los cristianos cautivos y, habiendo sufrido grandes tribulaciones
por haber predicado el Evangelio incluso en el palacio del Sultán, regresó a
su patria y se distinguió por atender a los pobres (1612).
13. En el lugar de Oriur, en el reino de Maravá, en la India, san Juan de
Brito, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, que después de convertir
a muchos a la fe por el hecho de haber abrazado la vida y las costumbres de
los ascetas de aquellas regiones, terminó su vida con un glorioso martirio
(1693).

Día 5 de febrero
Nonis februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 30 2 1 2 3 4 5 6

M emoria de santa Águeda, virgen y mártir, que en Catania, ciu-


dad de Sicilia, siendo aún joven, en medio de la persecución
mantuvo su cuerpo incontaminado y su fe íntegra en el martirio, dan-
do testimonio en favor de Cristo Señor (c. 251).

137
2. En el Ponto, conmemoración de muchos santos mártires que murieron
en la persecución bajo el emperador Maximiano. Unos fueron rociados con
plomo derretido, otros atormentados con cañas entre las uñas, otros más
vejados con repetidos tormentos, hasta merecer todos ellos del Señor la palma
y la corona del martirio (s. III ex.).
3. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Avito, obispo, que, en tiempo
del rey Gundobaldo, con su fe y su actividad pastoral defendió a la Galia de
la herejía arriana (518).
4. En Sabiona, de la Recia, san Ingenuino, primer obispo de esta sede
(c. 605).
5*. En Lucania, san Lucas, abad, que abrazó la vida monástica, según las
instituciones de los santos orientales, primero en Sicilia, su patria, pero debi-
do a la invasión de los sarracenos se mudó a otros lugares, muriendo en el
monasterio de los Santos Elías y Anastasio del Carbone, que él mismo había
fundado (995).
6. En Roma, en el monasterio de San Cesareo, san Sabas, monje, llama-
do el Joven, que junto con su hermano san Macario difundió la vida cenobí-
tica por Calabria y Lucania, en tiempo de la devastación causada por los
sarracenos (995).
7. En Brixen, en la región de Trento, conmemoración de san Albuino,
obispo, que trasladó a esta ciudad la sede episcopal de Sabiona (1005/1006).
8*. En Colonia, de Lotaringia, santa Adalheide, que fue la primera abade-
sa del monasterio de Vilich, en el que introdujo la Regla de san Benito, pa-
sando después al monasterio de Santa María de Colonia, donde falleció
(1015).
9. En Nagasaki, en Japón, pasión de los santos Pablo Miki junto con
veinticinco compañeros, cuya fiesta litúrgica se celebra mañana (1597).
10*. En Laval, en Francia, beata Francisca Mézière, virgen y mártir, que
habiéndose dedicado a educar niños y a curar enfermos, durante la Revolu-
ción Francesa fue condenada a muerte en odio a la fe (1794).
11*. En Roma, beata Isabel Canori Mora, madre de familia, que tras haber
sufrido mucho tiempo, con caridad y paciencia, la infidelidad del marido, angus-

138
tias económicas y la persecución de familiares, ofreció su vida a Dios por la
conversión, salud, paz y santificación de los pecadores, y entró a formar parte
de la Tercera Orden de la Santísima Trinidad (1825).
12. En Valtiervilla, lugar de México, san Jesús Méndez, presbítero y már-
tir, que murió por Cristo durante la persecución mexicana (1928).

Día 6 de febrero
Octávo Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 30 1 3 2 3 4 5 6 7

M emoria de los santos Pablo Miki y compañeros5, mártires, en


Nagasaki, en Japón. Declarada una persecución contra los cris-
tianos, ocho presbíteros o religiosos de la Compañía de Jesús o de la
Orden de los Hermanos Menores, procedentes de Europa o nacidos en
Japón, junto con diecisiete laicos, fueron apresados, duramente mal-
tratados y, finalmente, condenados a muerte. Todos, incluso los ado-
lescentes, por ser cristianos fueron clavados en cruces, manifestan-
do su alegría por haber merecido morir como murió Cristo (1597).
2. En Arvernia, en Aquitania, san Antoliano, mártir (s. III).
3. En Emesa (hoy Homs), en Siria, san Silvano, obispo, que presidió
aquella Iglesia durante cuarenta años y, bajo el emperador Maximiano, fue
arrojado a las fieras, junto con el diácono Lucas y el lector Mocio, obtenien-
do así la palma del martirio (c. 235/238).

5
Sus nombres son: Juan de Goto Soan, Jacobo Kisai, religiosos de la Compañía de Je-
sús; Pedro Bautista Blásquez, Martín de la Ascensión Aguirre, Francisco Blanco, presbí-
teros de la Orden de los Hermanos Menores; Felipe de Jesús de Las Casas, Gonzalo García,
Francisco de San Miguel de la Parilla, religiosos de la misma Orden; León Karasuma, Pedro
Sukeiro, Cosme Takeya, Pablo Ibaraki, Tomás Dangi, Pablo Suzuki, catequistas; Luis Ibaraki,
Antonio, Miguel Kozaki y su hijo Tomás, Buenaventura, Gabriel, Juan Kinuya, Matías,
Francisco de Meako, Ioaquinm Sakakibara y Francisco Adaucto, neofitos.

139
4. En Cesarea de Capadocia, santos mártires Dorotea, virgen, y Teófilo,
estudiante (c. s. IV).
5*. En Ardagh, en Irlanda, san Melis, obispo (488).
6. En Arras, en la Galia Bélgica, san Vedasto, obispo, que fue enviado
por san Remigio, obispo de Reims, a esta ciudad devastada, y allí catequizó
al rey Clodoveo, gobernó aquella Iglesia durante cuarenta años y llevó a cabo
una importante labor evangelizadora entre los paganos de la región (c. 540).
7. En Elnon, también en la Galia Bélgica, sepultura de san Amando, obis-
po de Maastricht, que predicó la palabra de Dios por diversas regiones, lle-
gando incluso a los eslavos, y finalmente, construido un monasterio, terminó
allí su vida (c. 679).
8*. En Tongres, de Brabante, en Austrasia, santa Renula o Reinildis, aba-
desa del monasterio de Eiken (s. VIII).
9. En Palestrina, en el Lacio, san Guarino, obispo, notable por su vida
austerísima y su amor a los pobres (1159).
10*. En Skara, en Suecia, san Brinolfo Algotsson, obispo, célebre por su
actividad eclesiástica y su ciencia (1317).
11*. En Nápoles, en la Campania, beato Ángel de Furcio, presbítero de la
Orden de San Agustín, insigne en su celo por el reino de Dios (1327).
12*. En Angri, cerca de Salerno, en la Campania, beato Alfonso María
Fusco, presbítero, el cual ejerció su ministerio entre los agricultores, pre-
ocupándose sobre todo por la formación de jóvenes pobres y huérfanos, y
fundó la congregación de Hermanas de San Juan Bautista (1910)
13* En Rivolta d’Adda, en la región de Crema, en Italia, beato Francisco
Spinelli, presbítero, que, a pesar de vejaciones y dificultades persistentes,
soportadas con paciencia, fundó y dirigió una congregación de hermanas
dedicadas a la adoración del Santísimo Sacramento (1913).
14. En Durango, ciudad de México, san Mateo Correa, presbítero y már-
tir, que en medio de la persecución desatada contra la Iglesia se negó a re-
velar el secreto de confesión, recibiendo por ello la corona del martirio (1927).

140
Día 7 de febrero
Séptimo Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 30 1 2 4 3 4 5 6 7 8

1. En Nola, en la Campania, san Máximo, obispo, que rigió la Iglesia de


esta ciudad en periodo de persecuciones y, después de una larga vida, des-
cansó en paz (s. III).
2. En Lampsaco, en la región del Helesponto, san Partenio, obispo, que
en tiempo del emperador Constantino fue un eximio propagador de la fe con
su predicación y su ejemplo (s. IV).
3. En las montañas del Sinaí, san Moisés, que, después de haber llevado
vida eremítica en el desierto, a petición de Mavia, reina de los sarracenos,
fue ordenado obispo, logrando imponer la paz entre aquellas gentes violen-
tas y mantener intacta la vida cristiana (c. 389).
4. En Florencia, de la Etruria, santa Juliana, viuda (s. IV).
5*. En Siponte, de la Apulia, san Lorenzo, obispo (c. 545).
6. En Luca, de la Toscana, san Ricardo, padre de los santos Willibaldo y
Waldburgis, el cual, peregrinando junto con sus hijos desde Inglaterra a Roma,
falleció durante el camino (c. 720).
7. En Soterión, de Fócida, san Lucas el Joven, eremita (955).
8*. En Mucia, de la región del Piceno, en Italia, beato Ricerio, que fue uno
de los primeros y estimados discípulos de san Francisco (1236).
9*. En Asís, de la Umbría, beato Antonio de Stroncónio, religioso de la
Orden de los Hermanos Menores (1461).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Sherwood, mártir, que, siendo
comerciante en ropa de vestir, pasó a Douai para iniciarse en el sacerdocio,
y al regresar a Londres para asistir a su padre anciano y enfermo, fue dete-
nido por la calle y conducido al suplicio, en tiempo de la reina Isabel I (1578).

141
11*. En Aubenas, en la región francesa de Viviers, beatos mártires Jacobo
Salès, presbítero, y Guillermo Saultemouche, religioso, de la Compañía de
Jesús, que con su predicación consolidaron la fe del pueblo, pero al caer la
ciudad en manos de los disidentes, un domingo, y en presencia de toda la
población, fueron martirizados (1593).
12. En Nápoles, en la región de la Campania, san Gil (o Egidio) María de
San José (Francisco) Pontillo, religioso de la Orden de los Hermanos Me-
nores, que por las calles de la ciudad pedía humildemente cada día limosna
al pueblo, al cual consolaba con sus palabras (1812).
13. En la ciudad de Changsha, en la provincia de Hunan, en China, san
Juan de Triora (Francisco María) Lantrua, presbítero de la Orden de los
Hermanos Menores y mártir, que, después de una larga y cruel prisión, fue
estrangulado (1816).
14*. En la ciudad de París, en Francia, beata Rosalía (Juana María) Rendu,
virgen de la Hijas de la Caridad, que trabajó incansablemente en una vivien-
da de los suburbios más pobres de la ciudad, dispuesta como refugio para
necesitados, visitando en sus casas a los pobres. En tiempo de luchas civiles
trabajó a favor de la paz y convenció a muchos jóvenes y a ricos para que
se dedicasen a obras de caridad (1856).
15*. En París, en Francia, beata María de la Providencia (Eugenia) Smet,
virgen, fundadora del Instituto de Hermanas Auxiliadoras de las Almas del
Purgatorio (1871).
16*. En Roma, beato Pío IX, papa, que proclamó la verdad de Cristo, a
quien estaba íntimamente unido, e instituyó muchas sedes episcopales, pro-
moviendo el culto de la Santísima Virgen María y convocando el Concilio
Vaticano I (1878).
17*. En Pont de Molins, pueblo de la provincia de Gerona, en España,
beatos mártires Anselmo Polanco, obispo de Teruel, y Felipe Ripoll, presbí-
tero, que, a pesar de las amenazas y de las promesas, mantuvieron su fide-
lidad a la Iglesia (1939).
18*. Cerca de Cracovia, en Polonia, beato Adalberto Nierychlewski, pres-
bítero de la Congregación de San Miguel y mártir, el cual, por haber redac-
tado un documento defendiendo la dignidad humana y la religión bajo un ré-
gimen militar opuesto a ello, fue deportado al campo de concentración de

142
Auschwitz (Oswiecim), donde por su fe en Cristo fue ejecutado después de
crueles tormentos (1942).
19*. En el campo de concentración cercano a la ciudad de Angarsk, en la
región rusa de Siberia, beato Pedro Verhun, presbítero y mártir, que en tiem-
po de persecución religiosa alcanzó la vida eterna con una muerte fiel (1957).

Día 8 de febrero
Sexto Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 30 1 2 3 5 4 5 6 7 8 9

S an Jerónimo Emiliani, que en su juventud se dejó llevar por la


cólera y la lujuria, pero, tras ser encarcelado por sus enemigos,
se convirtió a Dios y se entregó al cuidado de los más necesitados,
especialmente de los huérfanos y enfermos. Junto con los compañe-
ros que logró reunir, dio inicio a la Congregación llamada de los
Clérigos Regulares de Somasca, y después, mientras atendía a los
enfermos en esa misma población de Somasca, cerca de Bérgamo,
en Lombardía, contrajo la peste y falleció piadosamente (1537).

S anta Josefina Bakhita, virgen, nacida en la región de Darfur, en


Sudán, que siendo aún niña fue raptada y vendida en diversos
mercados africanos de esclavos, sufriendo dura cautividad, pero al
obtener la libertad abrazó la fe cristiana e ingresó en el Instituto de
la Hijas de la Caridad (Canosianas), pasando el resto de su vida en
Schio, cerca de Vicenza, entregada a Cristo y al servicio de los de-
más (1947).
3. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de santa Cointa o Quinta,
mártir, a quien los paganos, durante la persecución bajo el emperador De-
cio, querían obligar a adorar a los ídolos, lo que ella rechazó y atada de pies
y manos fue arrastrada por calles y plazas, sufriendo un horrendo suplicio
(249).

143
4. En Pavía, de la Liguria, san Jovencio o Evencio, obispo, que trabajó
denodadamente en favor del Evangelio (397).
5. Conmemoración de los santos monjes mártires del monasterio de San
Dio, en Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), que fueron asesinados
cruelmente por su defensa de la fe católica, con ocasión del envío de la carta
del papa san Félix III contra el patriarca Acacio (c. 485).
6*. En Bretaña Menor, san Iacuto, abad, hermano de los santos Winwal-
do y Guethnoc, que construyó cerca del mar el monasterio que después lle-
vó su nombre (s. VI).
7. En Milán, en Lombardía, memoria de san Honorato, obispo, que ante
el inminente ataque de los lombardos salvó a una buena parte de su pueblo,
trasladándolo a Génova (c. 570).
8*. En Vesoncio (hoy Besançon), en Burgundia, san Nicecio, obispo (c.
610).
9. En Verdún, en la Galia, san Pablo, obispo, que, después de ser monje,
fue elevado a la sede episcopal de esta ciudad, en la que promovió el culto
divino y la vida regular de los canónigos (c. 647).
10*. En Albano, en el Lacio, beato Pedro, apellidado “Igneo” por haber
pasado ileso por el fuego, que fue monje de Valumbrosa y después obispo
de esta ciudad, trabajando sin tregua para restaurar la disciplina eclesiástica
(1089).
11. En Muret, en la región aquitana de Limoges, san Esteban, abad y fun-
dador de la Orden de Grandmont, que confió a los clérigos la alabanza divi-
na y la contemplación, dejando la administración de los asuntos temporales a
la caridad de los hermanos legos (1124).
12*. En Savigliano, en el Piamonte, beata Josefina Gabriela Bonino, virgen,
que bajo la protección de la Sagrada Familia de Nazaret fundó una congre-
gación religiosa para educar a los huérfanos y asistir a los enfermos pobres
(1906).

144
Día 9 de febrero
Quinto Idus februárii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
30 1 2 3 4 6 5 6 7 8 9 10

1. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de santa Apolonia, virgen y


mártir, la cual, después de haber sufrido muchos y crueles tormentos por par-
te de los perseguidores, para no verse obligada a proferir palabras impías pre-
firió entregarse al fuego antes que ceder en su fe (c. 250).
2. También en Alejandría, pasión de los numerosos santos mártires que,
durante una celebración en la iglesia, fueron asesinados de distintos modos
por los arrianos (s. IV).
3. En Lemellefa, en África, conmemoración de los santos Primo y Dona-
to, diáconos y mártires, que, por defender el altar de la iglesia, murieron en
manos de los herejes (c. 361).
4. En una montaña cerca de Apamea, en Siria, san Marón, eremita, muerto
después de una vida de áspera penitencia e intensa piedad, fundándose so-
bre su sepulcro un célebre monasterio, alrededor del cual se originó la na-
ción que lleva su nombre (c. 423).
5*. En el monasterio de Llandaf, en Cambria, san Teliavo, obispo y abad,
cuyos eximios esfuerzos pastorales son recordados por muchas iglesias de
Cambria, Cornualles y Armórica (560).
6. En Canosa, de la Apulia, san Sabino, obispo, que fue amigo de san
Benito y legado de la Sede Romana en Constantinopla, para defender la fe
auténtica ante la herejía monofisita (c. 566).
7. En el monasterio de Hautmont junto al Sambre, en Hainaut, muerte de
san Ansberto, que, después de ser abad de Fontanelle, ocupó la sede epis-
copal de Rouen y fue desterrado por el príncipe Pipino (c. 695).
8*. En Baviera, conmemoración de san Alto, abad, el cual, habiendo naci-
do en Irlanda, fundó en los bosques de esta región el monasterio que des-
pués llevó su nombre (s. VIII).

145
9*. En Nocera, de la Umbría, san Rainaldo, obispo, que fue monje camal-
dulense en Fonte Avellana y, una vez designado obispo, mantuvo las costum-
bres de la vida monástica (1222).
10*. En Premiá de Mar, cerca de Barcelona, en España, san Miguel (Francisco
Luis) Febres Cordero, religioso de los Hermanos de las Escuelas Cristianas,
que durante cuarenta años se dedicó a la educación en la ciudad de Cuenca,
en Ecuador, y, trasladado a España, se distinguió por la perfecta observancia
de la disciplina de la vida religiosa (1910).

Día 10 de febrero
Quarto Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 7 6 7 8 9 10 11

M emoria de la sepultura de santa Escolástica, virgen, hermana


de san Benito, la cual, consagrada desde su infancia a Dios,
mantuvo una perfecta unión espiritual con su hermano, al que visita-
ba una vez al año en Montecasino, en la Campania, para pasar juntos una
jornada de santas conversaciones y alabanza a Dios (c. 547).
2. En Magnesia, en la provincia de Asia, santos Calarampo, Profirio y
Daucto, que junto con tres mujeres sufrieron el martirio en tiempo de Septi-
mio Severo (s. III).
3. En Roma, en el décimo miliario de la vía Labicana, santos Zótico y
Amancio, mártires (s. II/IV).
4. Cerca de Terracina, en la Campania, san Silvano, obispo (s. IV).
5. En la ciudad de Santonas (hoy Saintes), en Aquitania, san Troyano,
obispo (c. 550).
6*. En Vesoncio (hoy Besançon), en Burgundia, san Protadio, obispo (c.
624).

146
7. En la región de Rouen, en Neustria, santa Austreberta, virgen y aba-
desa, que rigió el monasterio de Pavilly, fundado piadosamente por el obispo
san Audeno (704).
8. En la cueva de Stabulum Rhodis, cerca de Grossetto, en la Toscana,
san Guillermo, eremita de Malavalle, cuya vida inspiró y dio origen a nume-
rosas congregaciones de eremitas (1157).
9*. En el monasterio premonstratense de Fosses, cerca de Namur, en
Lotaringia, beato Hugo, abad, a quien su maestro san Norberto, al ser elegido
arzobispo de Magdeburgo, le encomendó la organización de la nueva Orden,
que rigió prudentemente durante treinta y cinco años (c. 1163).
10*. En Rimini, en la Romagna, beata Clara, viuda, la cual, por medio de la
penitencia, mortificación y ayunos expió la vida disoluta que había llevado
antes y, después de reunir un grupo de compañeras en un monasterio, sirvió
a Dios con humildad de espíritu (entre 1324 y 1329).
11*. En Preuilly, en el Anjou, en Francia, beatos Pedro Fremond junto con
cinco compañeras6, mártires, que durante la Revolución Francesa fueron fu-
silados por su fidelidad a la Iglesia católica (1794).
12*. En Valverde del Camino, cerca de Huelva, en la región española de
Andalucía, beata Eusebia Palomino Yenes, virgen del Instituto de las Hijas
de María Auxiliadora, que, dando un egregio ejemplo de humildad y evitando
toda ostentación, mostró su espíritu de abnegación en las tareas más senci-
llas, mereciendo los dones de la gracia (1935).
13*. En la aldea de Krasic, cerca de Zagreb, en Croacia, beato Luis Ste-
pinac, obispo de Zagreb, que rechazó con firmeza las doctrinas que se opo-
nían a la fe y a la dignidad humana y, por su fidelidad a la Iglesia, después de
prolongada prisión, víctima de la enfermedad y la miseria, terminó egregia-
mente su episcopado (1960).

6
Sus nombres son: beatas Catalina y María Luisa du Verdier de la Sorinière, herma-
nas; Luisa Bessay de la Voûte; María Ana Hacher du Bois; y Luisa Poirier, esposa.

147
Día 11 de febrero
Tértio Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 8 7 8 9 10 11 12

M emoria de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes. Cua-


tro años después de la proclamación de su Inmaculada Con-
cepción, la Santísima Virgen se apareció en repetidas ocasiones a la
humilde joven santa María Bernarda Soubirous en los montes Piri-
neos, junto al río Gave, en la gruta de Massabielle, de la población
de Lourdes, y desde entonces aquel lugar es frecuentado por muchos
cristianos, que acuden devotamente a rezar.
2. En Roma, en la vía Apia, en el cementerio que lleva su nombre, santa
Soteris, virgen y mártir, que, como relata san Ambrosio, renunciando por causa
de la fe a la nobleza y a los honores de su familia, no se prestó a inmolar a
los ídolos, ni se dejó vencer por las injurias humillantes, ni temió morir herida
por una espada (c. 304).

3. Conmemoración de los numerosos santos mártires, que durante la per-


secución bajo Diocleciano fueron apresados en Numidia y, no queriendo
entregar las Sagradas Escrituras conforme al edicto del emperador, fueron
víctimas de crueles suplicios (s. IV in.).

4. En Castel Volturno, en la Campania, san Castrense, mártir (s. inc.).

5*. En Apulia, san Secundino, obispo (s. V/VI).

6. En Chateâu-Laudon, en la Galia, san Severino, abad del monasterio


de Agaune (s. VI).

7. En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Gregorio II, papa,


que en los tiempos difíciles bajo el emperador León el Isáurico trabajó en defen-
sa de la Iglesia y del culto de las sagradas imágenes, y envió a san Bonifacio a
predicar el Evangelio en tierras de Germania (731).

148
8. También en Roma, memoria de san Pascual I, papa, que, llevado por
la devoción, trasladó muchos cuerpos de mártires desde las catacumbas a
distintas iglesias de la ciudad (824).
9*. En Borgoña, san Ardano, abad de Tournus (1066).
10. En Chihuahua, en México, san Pedro Maldonado, presbítero y mártir,
que durante la persecución, arrestado mientras administraba el sacramento
de la penitencia, alcanzó el triunfo del martirio al ser golpeado en la cabeza
(1927).
11*. En Vinaroz, en la región de Valencia, en España, beato Tobías (Fran-
cisco) Borras Romeu, religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios
y mártir, que consumó su glorioso sacrificio por odio a la fe durante la per-
secución religiosa (1937).

Día 12 de febrero
Prídie Idus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 9 8 9 10 11 12 13

1. En Cartago, ciudad de África, conmemoración de los santos mártires


de Abitinia7, que durante la persecución bajo el emperador Diocleciano, por
haberse reunido para celebrar la eucaristía dominical en contra de lo estable-
cido por la autoridad, fueron apresados por los magistrados de la colonia y
los soldados de guardia. Conducidos a Cartago e interrogados por el pro-
cónsul Anulino, a pesar de los tormentos confesaron su fe cristiana y la im-
posibilidad de renunciar a la celebración del sacrificio del Señor, derraman-
do su sangre en lugares y momentos distintos (304).
7
Estos son los nombres: santos Saturnino, presbítero, con cuatro hijos: Saturnino
junior y Félix, lectores, y María e Hilarión, aún niño; Dativo o Sanator, Félix, otro Félix,
Emerito y Ampelio, lectores; Rogaciano, Quinto, Maximiano o Máximo, Telica o Tacelita,
otro Rogaciano, Rogato, Januario, Casiano, Victoriano, Vicente, Ceciliano, Restituta, Prima,
Eva, otro Rogaciano, Givalio, Rogato, Pomponia, Januaria, Saturnina, Martín, Clautos, Fé-
lix junior, Margarita, Mayor, Honorata, Victorino, Pelusio, Fausto, Daciano, Matrona, Ceci-
lia, Victoria, Berectina, virgen cartaginesa, Secunda, Matrona y Januaria.

149
2. Conmemoración de san Melecio, obispo de Antioquía, que, por de-
fender la fe de Nicea, fue exiliado varias veces y falleció mientras presidía el
primer Concilio Ecuménico de Constantinopla. San Gregorio de Nisa y san
Juan Crisóstomo exaltaron su figura (381).
3. En el monasterio de San Cornelio de Indam, en Germania, tránsito de
san Benito, abad de Aniano, que propagó la Regla benedictina, confeccionó
un Consuetudinario para uso de monjes y trabajó con empeño en la instau-
ración de la liturgia romana (821).
4. En Constantinopla (Estambul, hoy en Turquía), san Antonio, apelli-
dado “Cauleas”, obispo, que en tiempo del emperador León VI trabajó de-
nodadamente para asegurar la paz y la unidad en la Iglesia (901).
5*. En el monasterio de July, en la región de Troyes, en Francia, beata
Humbelina, priora, la cual, convertida por su hermano san Bernardo de una
vida mundana, con el consentimiento de su marido abrazó la vida monástica
(1136).
6*. En el lugar de Northeim, en Alsacia, junto al río Ill, san Ludano, oriun-
do de Escocia, que descansó en el Señor mientras peregrinaba al sepulcro
de los santos apóstoles (1202).
7*. En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Tomás Hemmeford, Jacobo
Fenn, Juan Nutter, Juan Munden y Jorge Haydock, presbíteros, que, por fi-
delidad a la Iglesia romana y ante la pretensión de la reina Isabel I de atri-
buirse el primado en lo espiritual, fueron condenados a muerte, y descuarti-
zados mientras aún respiraban (1584).
8. En la ciudad de Barcelona, en la Hispania Tarraconense, memoria
de santa Eulalia, virgen y mártir (in. s. IV).

Día 13 de febrero
Idibus februárii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 10 9 10 11 12 13 14

150
1. En Atenas, en Grecia, san Martiniano, que había abrazado la vida ere-
mítica cerca de Cesarea, en Palestina (c. 398).
2. En Karden, cerca del Mosa, en el territorio de Tréveris, san Cástor de
Aquitania, presbítero y eremita (s. IV).
3. En Todi, ciudad de la Umbría, san Benigno, presbítero y mártir (s. IV).
4. En Lyon, en la Galia, san Esteban, obispo (c. 515).
5. En Rieti, en la región de Sabina, conmemoración de san Esteban, abad,
varón de eximia paciencia, acerca del cual escribió san Gregorio I Magno,
papa (s. VI).
6*. En Osnabrück, de Sajonia, en Germania, san Gosberto, obispo de los
suabos, que, habiendo sido desterrado por los paganos, asumió el gobierno
de la citada iglesia de Osnabrück (874).
7*. En Carcasona, en la Galia Narbonense, san Guimera, obispo (c. 931).
8*. En Lodève, también en la Galia Narbonense, san Fulcrán, obispo, in-
signe por su misericordia hacia los pobres y por su celo en el oficio divino
(1006).
9*. En Meaux, en la Galia, san Gilberto, obispo (1009).
10*. Cerca de Ptolemaida, en Palestina, tránsito del beato Jordán de Sajo-
nia, presbítero de la Orden de Predicadores, sucesor e imitador de santo
Domingo, que trabajó incansablemente para extender la Orden y pereció en
un naufragio (1237).
11*. En Spoleto, ciudad de la Umbría, beata Cristina (Agustina) Camozzi,
la cual, muerto su esposo, cedió por un tiempo a la concupiscencia de la carne,
pero convertida, escogió la vida penitente, ingresando en la Orden Secular
de San Agustín, distinguiéndose por su vida de plegaria y por el servicio a
enfermos y pobres (1458).
12*. En Padua, en la región de Venecia, beata Eustoquia (Lucrecia) Bellini,
virgen de la Orden de San Benito (1469).
13. En la localidad de Dongjaochang, cerca de la ciudad de Lezhi, en la
provincia de Sechuan, en China, san Pablo Liu Hanzou, presbítero y mártir,
estrangulado por ser cristiano (1818).

151
14. En Thi-Nghe, en Conchinchina, san Pablo Le-Van-Loc, presbítero y
mártir, que en tiempo del emperador Tu Duc fue degollado en la puerta de la
ciudad por confesar a Cristo (1858).

Día 14 de febrero
Sextodécimo Kaléndas mártii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 11 10 11 12 13 14 15

M emoria de los santos Cirilo, monje, y Metodio, obispo, her-


manos nacidos en Tesalónica, que fueron enviados a Moravia
por el obispo Focio de Constantinopla para predicar la fe cristiana, y
allí inventaron signos propios para traducir del griego a la lengua
eslava los libros sagrados. En un viaje que hicieron a Roma, Cirilo,
que antes se llamaba Constantino, enfermó y, habiendo profesado
como monje, descansó en el Señor en este día. Metodio, constituido
obispo de Sirmium por el papa Adriano II, evangelizó toda la región
de Panonia, y en todas las dificultades que tuvo que soportar fue siem-
pre ayudado por los Pontífices Romanos, recibiendo finalmente el
premio por sus trabajos en la ciudad de Velherad, en Moravia, el día
seis de abril (869 y 885).
2. En Roma, en la vía Flaminia, cerca del puente Milvio, san Valentín, mártir
(s. inc.).
3. En la ciudad de Spoleto, en la Umbría, san Vital, mártir, santificado por
la fe conservada y la imitación de Cristo (s. inc.).
4. En Roma, en el cementerio de Pretextato, en la vía Apia, san Zenón,
mártir (s. inc.).
5. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de los santos mártires Ba-
siano, Tonión, Proto y Lucio, arrojados al mar; Cirión, presbítero, Agatón,
exorcista, y Moisés, quemados vivos; y Dionisio y Ammonio, que entraron
en la gloria eterna tras ser degollados (s. inc.).

152
6. En Ravena, de la Flaminia, san Eleucadio, obispo (s. III).
7. En el monte Scopa, en Bitinia, san Auxencio, presbítero y archiman-
drita, el cual, aprovechando la cátedra que ocupaba, defendió la fe de Cal-
cedonia con la voz de sus virtudes (s. V).
8*. Conmemoración de san Nostriano, obispo de Nápoles (c. 450).
9. En Sorrento, de la Campania, san Antonino, abad, que al ser destrui-
do su monasterio por los lombardos se refugió en la soledad (c. 830).
10. En Córdoba, en España, san Juan Bautista de la Concepción García,
presbítero de la Orden de la Santísima Trinidad, que habiendo iniciado la
renovación de su Orden, la culminó con gran esfuerzo, en medio de dificul-
tades y persecuciones (1613).
11*. En Valencia, en España, beato Vicente Vilar David, mártir, que en la
persecución contra la religión acogió en su casa a sacerdotes y religiosos, y
prefirió morir antes que renegar de su fe (1937).

Día 15 de febrero
Quintodécimo Kaléndas mártii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 12 11 12 13 14 15 16

1. Conmemoración del beato Onésimo, que, siendo esclavo huido, fue


acogido por Pablo y engendrado como hijo en la fe, pasando a estar vincu-
lado a Cristo, tal como el apóstol escribió a su amo Filemón (s. I).
2. En Brescia, en la región de Venecia, santos Faustino y Jovita, mártires,
que recibieron la corona victoriosa del martirio, después de muchos comba-
tes soportados por la fe de Cristo (s. inc.).
3. En Antioquía, en Siria, santos mártires Isicio, presbítero, Josipo, diá-
cono, Romano, Zósimo y Barálo, y Agápis, virgen (s. IV).
4. En Arvernia, de la Aquitania, santa Georgia, virgen (s. V/VI).
5. En Vaison, en la Galia Lugdunense, san Quinidio, obispo (578).

153
6. En el valle de Interocrina, de la provincia de Valeria, en Italia, san
Severo, presbítero, recordado por el papa san Gregorio I Magno (s. VI).
7. En Capua, de la Campania, san Decoroso, obispo (después de 680).
8*. En Palazzuolo, en la Toscana, san Walfrido, abad, que después de haber
tenido cinco hijos, decidió, junto con su esposa, abrazar la vida monástica
(c. 765).
9*. En Växjö, en Suecia, san Sigfrido, obispo, que, oriundo de Inglaterra,
evangelizó con gran paciencia a aquellas gentes y bautizó a su rey Olaf (c.
1045).
10*. En Borgo San Sepolcro, en la Umbría, beato Ángel Scarpetti, presbí-
tero de la Orden de los Eremitas de San Agustín (1306).
11. En Paray-le-Monial, de Borgoña, en Francia, san Claudio La Colom-
bière, presbítero de la Compañía de Jesús, que siendo hombre entregado a
la oración, con sus consejos dirigió a muchos en su esfuerzo para amar a Dios
(1682).

Día 16 de febrero
Quartodécimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 13 12 13 14 15 16 17

1. En la Campania, santa Juliana, virgen y mártir (s. inc.).


2. En Cesarea de Palestina, santos mártires Elías, Jeremías, Isaías, Samuel
y Daniel, cristianos egipcios que, por haber servido a los confesores conde-
nados a las minas, fueron apresados por el prefecto Firmiliano, en tiempo de
Galerio Maximiano, y, después duros tormentos, les degollaron. Tras ellos
fueron martirizados Pámfilo, presbítero, Valente, diácono de Jerusalén, y Pablo,
oriundo de la ciudad de Iamnia, que habían permanecido dos años en la cár-
cel, así como Porfirio, siervo de Pámfilo, además de Seleuco, capadocio que
ostentaba un grado en la milicia, y Teodulo, anciano de la familia del prefec-

154
to Firmiliano. Finalmente, el capadocio Julián, llegado como peregrino en aquel
momento, fue denunciado como cristiano por haber besado los cuerpos de
los mártires y, por orden del prefecto, quemado a fuego lento (309).
3. En el reino de los persas, san Maruta, obispo, que, al establecerse la
paz de la Iglesia, presidió el concilio de Seleucia, reparó las iglesias destrui-
das durante la persecución bajo el rey Sapor y colocó las reliquias de los
mártires de Persia en la ciudad episcopal, la cual recibió en aquella ocasión
el nombre de Martirópolis (antes de 420).
4*. En Borgo San Pietro, en el Abruzo, beata Filipa Mareri, virgen, que,
despreciando las riquezas y el fasto mundano, abrazó la forma de vida de
santa Clara, recientemente establecida en aquella región (1236).
5*. En Perusa, de la Umbría, conmemoración del beato Nicolás Paglia,
presbítero de la Orden de Predicadores, que recibió de santo Domingo el
hábito y la misión de predicar (1256).
6*. En Turín, en Italia, beato José Allamano, presbítero, que, lleno de fer-
vor, para propagar la fe cristiana fundó las congregaciones de hombres y de
mujeres denominadas de las Misiones de la Consolata (1926).

Día 17 de febrero
Tértiodécimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 14 13 14 15 16 17 18

L os siete santos fundadores de la Orden de los Siervos de Ma-


ría: Bonfilio, Bartolomé, Juan, Benito, Gerardino, Ricovero y
Alejo. Siendo mercaderes en Florencia, se retiraron de común acuer-
do al monte Senario para servir a la Santísima Virgen María, fundan-
do una Orden bajo la Regla de san Agustín. Son conmemorados en
este día, en el que falleció, ya centenario, el último de ellos, Alejo
(1310).

155
2. En Amasea, en el Helesponto, pasión de san Teodoro, soldado, que
bajo el emperador Maximiano, por confesar abiertamente su fe cristiana, fue
terriblemente azotado, recluido en la cárcel y finalmente quemado vivo. San
Gregorio de Nisa cantó las alabanzas de este santo, en uno de sus discursos
(306).
3*. En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Bonoso, obispo, que, junto a san
Hilario de Poitiers, trabajó con celo y doctrina para que en las regiones de la
Galia se mantuviese la integridad de la fe (c. 373).
4. En Armenia, san Mesrob, doctor de los armenios, el cual, siendo dis-
cípulo de san Narsete y escriba en el palacio real, se hizo monje. Inventó los
signos del alfabeto para que el pueblo fuese instruido en las sagradas Escri-
turas, tradujo al armenio los dos testamentos y compuso himnos y cánticos
(c. 440).
5. Conmemoración de san Flaviano, obispo de Constantinopla, que, por
defender la fe católica proclamada en Éfeso, fue atacado con puñetazos y
patadas por los partidarios del impío Dióscoro y, enviado al exilio, falleció
poco después (449).
6. En el monasterio de Clúain Ednech, en Irlanda, san Fintán, abad fun-
dador del mismo y prestigioso por su austeridad (c. 440).
7*. En Lindisfarne, de Northumbria, san Fian, obispo y abad, célebre por
su doctrina y por su celo en la evangelización (c. 656).
8. En Auchy, en la región de Morins, sepultura de san Silvino, obispo (s.
VIII).
9*. En el monasterio de Cava, en la Campania, san Constable, abad, que
por su eximia mansedumbre y caridad hacia todos, mereció ser llamado “cu-
bridor de los hermanos” (1124).
10*. En Ratzeburg, en Holsacia, de Germania, san Evermodo, obispo, que,
discípulo de san Norberto en la Orden Premonstratense, se dedicó a la evan-
gelización de los wendos (1178).
11*. En Padua, en la región de Venecia, beato Lucas Belludi, presbítero, de
la Orden de los Frailes Menores, discípulo y compañero de san Antonio
(1286).

156
12. En Pyongyang, en Corea, san Pedro Yu Chong-nyul, mártir, que, sien-
do padre de familia, mientras leía a los fieles congregados durante la noche
en casa del catequista, fue apresado y azotado hasta la muerte por su condi-
ción de cristiano (1866).
13*. En Rzeszow, en Polonia, beato Antonio Lesczewicz, presbítero de la
Congregación de los Clérigos Marianistas y mártir, que, en la ocupación mi-
litar durante la guerra, fue quemado por los perseguidores de la Iglesia a causa
de su fe en Cristo (1943).

Día 18 de febrero
Duodécimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 15 14 15 16 17 18 19

E n Beth Lapat, en el reino de los persas, pasión de los santos


Sadoth, obispo de Seleucia, junto con ciento veintiocho compa-
ñeros mártires, presbíteros, clérigos y vírgenes consagradas, que,
rechazando adorar el sol, fueron apresados y, después de crueles tor-
mentos, sufrieron la muerte por sentencia real (342).
2. En Toledo, en Hispania, san Eladio, que, después de haber dirigido los
asuntos públicos en el palacio real, fue abad del monasterio de Agali y, ele-
vado después al obispado de Toledo, se distinguió por los ejemplos de cari-
dad (632).
3. En Constantinopla, san Tarasio, obispo, insigne por su piedad y su
erudición, que inició el Concilio Niceno II, en el cual los Padres defendieron
el culto de las santas imágenes (806).
4*. En el monasterio de Céntula, en la región de la Galia Ambianense, san
Angilberto, abad, que, dejando los cargos palatinos y militares, y con el con-
sentimiento de su esposa Berta, que también recibió el santo velo, abrazó la vida
monástica y rigió con éxito dicho monasterio (814).

157
5*. En Coimbra, en Portugal, san Teotonio, que peregrinó dos veces a
Jerusalén y, después de recusar la custodia del Santo Sepulcro, volvió a su
patria y fundó la Congregación de Canónigos Regulares de la Santa Cruz (c.
1162).
6*. En Roma, beato Juan de Fiésole, apellidado “Angélico”, presbítero de
la Orden de Predicadores, que, siguiendo de cerca a Cristo, lo que contem-
plaba interiormente lo expresaba en sus pinturas, para atraer a los hombres a
los bienes eternos (1455).
7*. En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Harrington, presbítero y
mártir, oriundo del condado de York, el cual, durante el reinado de Isabel I,
por razón de su sacerdocio ejercido en Inglaterra fue condenado a ser deca-
pitado y alcanzó la corona del martirio en Tyburn (1594).
8*. También en Londres, beato Juan Pibush, presbítero y mártir, que, en-
carcelado varias veces reinando Isabel I, fue condenado a muerte a causa
de su condición sacerdotal, y se cumplió la sentencia en Southwark, siendo
ahorcado y seguidamente descuartizado (1601).
9. En la ciudad de Uchangfou, en la provincia de Hupei, en China, san
Francisco Régis Clet, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir,
que durante treinta años, y en medio de grandes dificultades, anunció el Evan-
gelio, pero, denunciado por un apóstata, después de una larga cautividad fue
estrangulado por su condición de cristiano (1820).
10. En Guizhou, ciudad de China, san Juan Pedro Néel, presbítero de la
Sociedad de Misiones Extranjeras de París, que, acusado por predicar la fe
cristiana, fue atado a la cola de un caballo y arrastrado un largo trecho, so-
metido a todo género de burlas y tormentos, y finalmente degollado. Con él
sufrieron el martirio los santos Martín Wu Xuesheng, catequista, Juan Zhang
Tianshen, neófito, y Juan Chen Xianheng (1862).
11*. En Bérgamo, en Italia, beata Gertrudis (Catalina) Comensoli, virgen,
que fundó una congregación de religiosas para la adoración del Santísimo
Sacramento y la educación de la juventud (1903).
12*. En Rzeszow, en Polonia, beato Jorge Kaszyra, presbítero de la Con-
gregación de los Clérigos Marianistas y mártir, que, durante la ocupación
militar en tiempo de guerra, fue quemado por los perseguidores de la Iglesia
a causa de su fe en Cristo (1943).

158
Día 19 de febrero
Undécimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 16 15 16 17 18 19 20

1. En Nápoles, en la Campania, sepultura de san Quodvultdeus, obispo


de Cartago, que fue desterrado junto con su clero por el rey arriano Gense-
rico, y abandonados en el mar, en naves viejas y sin remos ni velas, contra
toda esperanza llegaron a Nápoles, dónde murió como confesor de la fe (439).
2. Conmemoración de los santos monjes y demás mártires que, en Pales-
tina y por su fe cristiana, fueron víctimas de crueles tormentos por parte de
los sarracenos acaudillados por Alamondir (507).
3. En Milán, de Lombardía, san Mansueto, obispo, que luchó firmemente
contra la herejía de los monoteletas (c. 680).
4. Cerca de Benevento, en la Campania, san Barbado, obispo, del que
se cuenta que convirtió a los longobardos junto con su caudillo (682).
5*. En el monasterio de Vabres, en la región de Rodez, en Aquitania, san
Jorge, monje (c. 877).
6*. En Bisignano, cerca Cosenza, en Calabria, san Proclo, monje, que, muy
bien formado doctrinalmente, fue heraldo de la vida monástica (c. 970).
7*. En el monasterio de Camera, cerca de Bruselas, en Brabante, sepultura
de san Bonifacio, que fue obispo de Lausana, abrazando después la vida
ascética junto a la casa de las monjas cistercienses del lugar (1260).
8*. En Neto, en Sicilia, beato Conrado de Piacenza Confalonieri, eremita
de la Tercera Orden de San Francisco, que, abandonando los placeres se-
culares, perseveró durante más de cuarenta años en una vida austera de ora-
ción y penitencia (1351).
9*. En Córdoba, en la región española de Andalucía, conmemoración del
beato Álvaro de Zamora, presbítero de la Orden de Predicadores, que se
hizo célebre por su modo de predicar y contemplar la Pasión del Señor (c.
1430).

159
10*. En Mantua, en Lombardía, beata Isabel Picenardi, virgen, la cual, ha-
biendo revestido el hábito de la Orden de los Siervos de María, se consagró
a Dios en su casa paterna, recibiendo frecuentemente la comunión eucarísti-
ca, dedicándose a la celebración de la Liturgia de las Horas, a la meditación
de las Sagradas Escrituras y a la devoción a la Santísima Virgen (1468).
11. En la aldea de Kaiyang, cerca de Mianyang, en la provincia china de
Sichuan, santa Lucía Yi Zhenmei, virgen y mártir, que fue condenada a ser
degollada por confesar su fe católica (1862).
12*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, de Alemania, beato José Zaplata, religioso de la Congregación del
Sagrado Corazón de Jesús y mártir, que, condenado a un atroz encarcela-
miento por razón de su fe, enfermó gravemente y consumó su martirio (1945).
13. En la región cántabra de Liébana, en Hispania, san Beato, presbí-
tero y monje del monasterio de San Martín de Turieno, que defendió la
fe contra la herejía adopcionista y escribió un célebre Comentario sobre
el Apocalipsis (c. 802).

Día 20 de febrero
Décimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 17 16 17 18 19 20 21

1. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de san Serapión, mártir,


quien, en tiempo del emperador Decio, fue víctima de atroces tormentos y,
después de descoyuntarle todos los miembros, precipitado desde lo alto de
su propia casa (c. 248).
2. Conmemoración de cinco santos mártires que perecieron en la ciudad
de Tiro, en tiempo del emperador Diocleciano, los cuales, azotados primero
y luego expuestos desnudos a las fieras, mostraron su firme e inamovible
constancia a pesar de su juventud. Uno de ellos, de apenas veinte años, ora-

160
ba con los brazos extendidos en forma de cruz, y todos, finalmente, fueron
degollados (303).
3. En Antioquía, en Siria, conmemoración de san Tiranión, obispo de Tiro
y mártir, el cual, educado en la fe cristiana desde su más tierna edad, alcanzó
la corona de la gloria al ser destrozado con garfios de hierro, junto con el
presbítero Zenobio (311).
4. En Tournai, en la Galia Bélgica, san Eleuterio, obispo (c. 530).
5. En el cenobio de san Trudón, en Brabante, de Austrasia, tránsito de
san Euquerio, obispo de Orleans, que, desterrado por Carlos Martel por razón
de las calumnias de algunos envidiosos, encontró piadoso refugio entre aque-
llos monjes (c. 738).
6. En Catania, de Sicilia, san León, obispo, que se ocupó sobre todo del
cuidado de los pobres (c. 787).
7*. En Ajustrel, cerca de Fátima, en Portugal, beata Jacinta Marto, la cual,
siendo aún niña de tierna edad, aceptó con toda paciencia la grave enferme-
dad que le aquejaba, demostrando siempre una gran devoción a la Santísima
Virgen María (1920)
8*. En Stutthof, cerca de Gdynia (Danzig), en Polonia, beata Julia Rodzins-
ka, virgen de la Congregación de Hermanas de Santo Domingo y mártir, que
durante la ocupación militar de su patria en tiempo de guerra fue confinada
en un campo de concentración, donde, después de haber contraído una gra-
ve enfermedad, pasó a la gloria (1945).

Día 21 de febrero
Nono Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 18 17 18 19 20 21 22

M emoria de san Pedro Damiani, cardenal obispo de Ostia y doc-


tor de la Iglesia. Habiendo entrado en el eremo de Fonte Ave-
llana, promovió denodadamente la vida religiosa y en los tiempos

161
difíciles de la reforma de la Iglesia trabajó para que los monjes se
dedicasen a la santidad de la contemplación, los clérigos a la inte-
gridad de vida y para que el pueblo mantuviese la comunión con la
Sede Apostólica. Falleció el día veintidós de febrero en Favencia, de
la Romagna (1072).
2. Conmemoración de san Eustacio, obispo de Antioquía, el cual, céle-
bre por su doctrina, fue desterrado a Trajanópolis, en Tracia, en tiempo del
emperador arriano Constancio, a causa de su fe católica, y allí descansó en
el Señor (c. 338).
3*. En el monasterio de Granfeld, en la región de los helvecios, san Ger-
mán, abad, que al tratar de defender con pacíficas palabras a los vecinos del
monasterio del asalto de un grupo de salteadores, fue desnudado y atravesa-
do con lanzas, junto con el monje Randoaldo (c. 667).
4*. En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Portmort, presbítero y mártir,
que en tiempo de la reina Isabel I fue encarcelado por ser sacerdote y des-
pués colgado cerca de la catedral de San Pablo, consumando así su martirio
(1592).
5. También en Londres, san Roberto Southwell, presbítero de la Compa-
ñía de Jesús y mártir, que durante varios años ejerció su ministerio en la ciu-
dad y sus alrededores y compuso escritos espirituales. Detenido por ser sa-
cerdote, por orden de la misma reina fue duramente torturado, terminando
su martirio al ser colgado en Tyburn (1595).
6*. En Anjou, en Francia, beato Natal Pinot, presbítero y mártir, el cual,
durante la Revolución Francesa, siendo párroco, mientras se preparaba para
celebrar misa fue detenido y, revestido con los ornamentos litúrgicos a modo
de burla, llevado al patíbulo como al altar del sacrificio (1794).
7*. En Turín, del Piamonte, beata María Enriqueta (Ana Catalina) Domini-
ci, de las hermanas de Santa Ana y de la Providencia, que gobernó sabia-
mente y engrandeció su Instituto durante treinta años hasta su muerte (1894).

162
Día 22 de febrero
Octávo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 19 18 19 20 21 22 23

F iesta de la cátedra de san Pedro, apóstol, al que el Señor dijo:


Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. En el
día en que los romanos acostumbraban a recordar a sus difuntos, se
celebra la sede de aquel apóstol, cuyo sepulcro de conserva en el
campo Vaticano y ha sido llamado a presidir en la caridad a toda la
Iglesia.
2. En Hierápolis, en Frigia, san Papías, obispo, de quien se dice que ha-
bía escuchado al anciano Juan, que fue compañero de san Policarpo, y que
comentó los discursos del Señor (s. II)
3. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Pascasio, obispo, célebre por
su erudición y la santidad de sus costumbres (s. IV).
4. En Ravena, en la provincia de Flaminia, san Maximiano, obispo, que
cumplió con fidelidad su función episcopal y luchó contra los herejes de la
época en favor de la unidad de la Iglesia (556).
5. En Favencia, también de la Flaminia, muerte de san Pedro Damiani,
cuya memoria se celebró el día anterior (1072).
6*. En Longchamp, suburbio de París, en Francia, beata Isabel, virgen, que,
siendo hermana del rey san Luis IX, renunció a matrimonio de realeza y a
ventajas mundanas y fundó un monasterio de Hermanas Menores, con las que
sirvió a Dios en humildad y pobreza (1270).
7. En Cortona, de la Toscana, santa Margarita, que profundamente con-
movida por la muerte de su amante, borró los pecados de su juventud con
una penitencia saludable, pues recibida en la Tercera Orden de San Francis-
co, se entregó a la contemplación de Dios y fue favorecida por especiales
carismas (1297).

163
8*. En la ciudad de Sendai, en Japón, beato Diego Carvalho, presbítero
de la Compañía de Jesús y mártir, que, después de soportar injurias, cárce-
les y caminatas realizadas en pleno invierno, con fe intrépida confesó a Cris-
to, junto con sus compañeros, en el suplicio del agua helada (1624).
9*. En Florencia, de la Toscana, beata María de Jesús (Emilia) d’Outre-
mont, la cual, nacida en Bélgica y madre de cuatro hijos, al quedar viuda, sin
descuidar sus deberes maternos fundó y rigió la Sociedad de Hermanas de
María Reparadora, confiando en el auxilio divino, y superando no pocas
enfermedades, cuando regresaba a su patria terminó su terrena peregrinación,
descansando en el Señor (1878).

Día 23 de febrero
Séptimo Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 20 19 20 21 22 23 24

M emoria de san Policarpo, obispo y mártir, discípulo de san


Juan y el último de los testigos de los tiempos apostólicos,
que en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aurelio
Cómodo, cuando contaba ya casi noventa años, fue quemado vivo en
el anfiteatro de Esmirna, en Asia, en presencia del procónsul y del
pueblo, mientras daba gracias a Dios Padre por haberle contado en-
tre los mártires y dejado participar del cáliz de Cristo (c. 155).
2. En Sirmio, en Panonia, san Sireno o Sinerio, mártir, de oficio hortela-
no, que fue denunciado por una mujer a la que había reprochado su lascivia,
y por haber declarado ante el juez su condición de cristiano y por negarse a
sacrificar a los dioses, fue decapitado (c. 307).
3. En Wenlock, en Inglaterra, santa Milburga, virgen, de la familia real de
Mercia, que fue abadesa de ese monasterio (c. 722).
4*. En Maguncia, de la Franconia, en Alemania, san Willigiso, obispo, exi-
mio por su celo pastoral (1011).

164
5. En Stilo, en Calabria, san Juan, que fue monje según los estatutos de
los Padres orientales y mereció ser llamado “Terestes” o “Segador”, distin-
guiéndose por su caridad hacia los pobres, en cuyo favor acostumbraba a
ayudar a los segadores (s. XI)).
6*. En Bilbao, del País Vasco, en España, beata Rafaela de Villalonga
Ybarra, la cual, siendo madre de siete hijos y con el consentimiento de su
marido, hizo profesión religiosa y fundó el Instituto de las Hermanas de los
Ángeles Custodios, para la protección de las jóvenes y para enseñarles el
camino de los preceptos del Señor (1900).
7*. En Francia, en una nave prisión anclada ante la ciudad de Rochefort,
beato Nicolás Tabouillot, presbítero y mártir, que, siendo párroco, por razón
de su sacerdocio fue detenido durante la Revolución Francesa, terminando
sus días en un hospital, consumido por la enfermedad (1795).
8*. En Roma, beata Josefina (Judit Adeleide) Vannini, virgen, que fundó la
Congregación de las Hijas de San Camilo, para servir a los enfermos (1911).
9*. En Poznan, en Polonia, beato Luis Mzyk, presbítero de la Sociedad
del Verbo Divino y mártir, que durante la ocupación militar de su patria por
un régimen que seguía doctrinas contrarias a los hombres y a la fe, fue ase-
sinado por los guardias de la ciudad, confesando a Cristo hasta la muerte
(1942).
10*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Vicente Frelichowski, presbítero, que durante la
guerra, encarcelado en varias prisiones, nunca decayó ni de la fe ni de su
misión pastoral, y atendiendo a enfermos cayó enfermo a su vez, llegando a
la visión de la paz eterna después de muchas pruebas (1945).
11. En la ciudad de Astorga, memoria de santa Marta, virgen y mártir
bajo el emperador Decio (s. III).

165
Día 24 de febrero
Sexto Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 20 21 22 23 24 25

1. En Nicomedia, de Bitinia, pasión de san Evecio, que, bajo el empera-


dor Diocleciano, viendo colgado en la plaza el edicto contra los adoradores
de Dios, ardiente por la fe rasgó el documento ante todo el pueblo, siendo
sometido por ello a crueles suplicios (303).
2. En la misma ciudad, conmemoración de san Pedro, llamado “Palati-
no”, mártir, que en verdad fue heredero de la fe y del nombre del apóstol
Pedro, y exhaló su espíritu al ser quemado vivo (303).
3. En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Modesto, obispo (c. 480).
4. En Canterbury, en Inglaterra, san Etelberto, rey de Kent, que fue el
primero de los príncipes de los anglos convertido a la fe en Cristo por el
obispo san Agustín (616).
5*. En Ascoli Piceno, en Italia, beato Contancio de Fabriano Servioli, pres-
bítero de la Orden de Predicadores, que se distinguió por la austeridad de
su vida y por su interés en promover la paz (1481).
6*. En Mantua, en Lombardía, beato Marcos de Marconi, religioso de la
Orden de los Ermitaños de San Jerónimo (1510).
7*. En la ciudad de Algemesí, en la región de Valencia, beata Josefa Na-
val Girbés, virgen, que se consagró a Dios en la vida civil, entregada a cate-
quizar a los niños (1510).
8*. En Nocera dei Pagani, de la Campania, en Italia, beato Tomás María
Fusco, presbítero, quien manifestó un amor extraordinario hacia los pobres y
los enfermos, y fundó el instituto de la Hijas de la Caridad de la Preciosísima
Sangre, para trabajar sobre todo entre los jóvenes y los enfermos (1891).

166
Día 25 de febrero
Quinto Kaléndas mártii; vel in anno bissextíli: Sexto Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 21 22 23 24 25 26

1. En Perge, en Pamfilia, pasión de san Néstor, obispo de Magido y mártir,


que en tiempo de la persecución bajo el emperador Decio fue condenado
por el prefecto de la provincia a ser clavado en una cruz, para que sufriese
la misma pena que el Crucificado a quien confesaba (c. 250).
2. En Nazianzo, de la región de Capadocia, san Cesáreo, médico, her-
mano de san Gregorio Nazianceno (369).
3*. En Malbode, en la Galia Bélgica, santa Aldetrudis, virgen y abadesa
(526).
4. En el monasterio de Heidenheim, en la región alemana de Franconia,
santa Waldburgis, abadesa, cuyos hermanos, los santos Bonifacio, Willibaldo
y Winebaldo, la convencieron para que pasase de Inglaterra a Germania, donde
rigió aquel monasterio, doble de monjas y monjes (779).
5*. En Agrigento, en Sicilia, san Gerlando, obispo, que organizó su Iglesia
tras ser recuperada de manos de los sarracenos (1100).
6*. En el priorato de Ursano, en la región de Bourges, en Aquitania, trán-
sito del beato Roberto de Arbrisel, presbítero, que, predicando públicamen-
te la conversión de las costumbres, reunió mujeres y hombres en el monaste-
rio doble de Fontevrault, que fue gobernado por una abadesa (1116).
7. En Luca, de la Toscana, beato Avertano, peregrino, religioso de la
Orden de los Carmelitas (c. 1386).
8*. En Puebla de los Ángeles, en México, beato Sebastián Aparicio, que,
siendo pastor de ovejas, pasó de España a México, donde reunió con su
trabajo una notable fortuna con la que ayudó a los pobres y, habiendo enviu-
dado dos veces, fue recibido como hermano en la Orden de los Hermanos
Menores, en la cual falleció casi centenario (1600).

167
9*. En Lauria, en la Lucania, beato Domingo Lentini, presbítero, que en su lugar
de origen y hasta su muerte ejerció un fructuoso y vario ministerio, cimentado
en una vida de humildad, oración y penitencia (1828).
10*. En el pueblo de Mdina, en la isla de Malta, beata María Adeodata
(María Teresa) Pisani, virgen de la Orden de San Benito y abadesa del mo-
nasterio de San Pedro, que, administrando sabiamente su tiempo, a la vez
que cumplía su propia misión mostraba su interés por los pobres y abando-
nados, contribuyendo así al bien de la comunidad (1855).
11. En la ciudad de Xilianxian, en la provincia china de Guangxi, san Lo-
renzo Bai Xiaoman, mártir, artesano y neófito, que prefirió ser azotado y
degollado antes que negar a Cristo (1856).
12. En la aldea de Tequila, en el territorio de Guadalajara, en México, santo
Toribio Romo, presbítero y mártir, que a causa de su condición sacerdotal
fue asesinado en tiempo de persecución religiosa (1928).
13. Junto al río Beijiang, cerca de la ciudad de Shiuchow, en la provincia
china de Guanddong, santos mártires Luis Versiglia, obispo, y Calixto Caravario,
presbítero, de la Sociedad Salesiana, que sufrieron el martirio por causa de su
acción pastoral en favor de las personas que les estaban confiadas (1930).

Día 26 de febrero
Quarto Kaléndas mártii; vel in anno bissextíli: Quinto Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 22 23 24 25 26 27

1. Conmemoración de san Alejandro, obispo, anciano célebre por el celo


de su fe, que fue elegido para la sede alejandrina como sucesor de san Pe-
dro y rechazó la nefasta herejía de su presbítero Arrio, que se había aparta-
do de la comunión de la Iglesia. Junto con trescientos dieciocho Padres par-
ticipó en el primer Concilio de Nicea, que condenó tal error (326),
2. En Bolonia, en la región de la Emilia, san Faustiniano, obispo, que con
su predicación confirmó y acrecentó a la Iglesia, que estaba sufriendo a cau-
sa de la persecución (s. IV).

168
3. En Gaza, en Palestina, san Porfirio, obispo, el cual, nacido en Tesaló-
nica, vivió como anacoreta en Scete durante cinco años, y otros tantos al otro
lado del Jordán, siendo célebre por su benignidad hacia los pobres. Hecho
obispo de Gaza, hizo demoler muchos templos de ídolos, cuyos seguidores
le hicieron la vida difícil hasta que descansó venerable con los santos (421).
4*. En Nevers, de Neustria, san Agrícola, obispo (c. 594).
5. En Arcis-sur-Aube, en la Champaña, en Francia, san Víctor, eremita,
cuyas alabanzas escribió san Bernardo (s. VII).
6. En Florencia, de la Toscana, san Andrés, obispo (s. IX).
7*. En Londres, en Inglaterra, beato Roberto Drury, presbítero y mártir,
que, acusado injustamente de participar en una conjura contra el rey Jacobo
I, subió al patíbulo en Tyburn confesando a Cristo y revestido con el hábito
eclesiástico para demostrar su dignidad sacerdotal (1607).
8. En Olesa de Montserrat, en la provincia de Barcelona, en España,
santa Paula de san José de Calasanz Montal Fornés, virgen, fundadora del
Instituto de las Hijas de María de las Escuelas Pías (1889).

Día 27 de febrero
Tértio Kaléndas mártii; vel in anno bissextíli: Quarto Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 23 24 25 26 27 28

1. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de los santos Julián y Euno,


mártires. En tiempo del emperador Decio, Julián, imposibilitado por su en-
fermedad de gota, que no le permitía caminar ni estar de pie, se hizo llevar
por dos de sus criados en una silla de mano para presentarse ante el juez.
Uno de los criados renegó de su fe, mientras que el otro, Euno, permaneció
constante en su confesión de Cristo junto con su amo, y conducidos por toda
la ciudad montados en camellos, en presencia del pueblo fueron azotados hasta
la muerte (s. III).

169
2. También en Alejandría, san Besa, mártir, que, siendo soldado, intentó
contener a los que insultaban a los mártires antes citados, por lo cual fue
denunciado ante el juez y, por perseverar en la fe, fue degollado (s. III).
3*. En la región de Rouen, en la Galia, santa Honorina, virgen y mártir (s.
inc.).
4. En Lyon, de la Galia, san Baldomero, subdiácono, hombre dedicado a
Dios (c. 660).
5. En Constantinopla, santos Basilio y Procopio Decapolita, monjes, que
en tiempo del emperador León III Isáurico lucharon decididamente en favor
del culto a las santas imágenes (741).
6*. En el monte Jura, en la región lugdunense de la Galia, san Hipólito, abad
y obispo (c. 770).
7. En el monasterio de Nerek, en Armenia, san Gregorio, monje, doctor
de los armenios, ilustre por su doctrina, sus escritos y su sabiduría mística
(1005).
8*. En Mesina, en Sicilia, san Lucas, abad del monasterio del Santísimo
Salvador, que seguía la normas de los monjes orientales (1149).
9. En Londres, en Inglaterra, santa Ana Line, viuda y mártir, la cual, ha-
biendo fallecido su marido, desterrado por ser católico, ofreció su casa para
acoger sacerdotes y, por esta razón, bajo el reinado de Isabel I fue ahorca-
da en Tyburn. Con ella padecieron los presbíteros y mártires Marcos Bar-
kworth, de la Orden de San Benito, y Roger Filcock, de la Compañía de
Jesús, los cuales fueron descuartizados antes de morir (1601).
10*. También en Londres, beato Guillermo Richardson, presbítero y mártir,
que, ordenado en la ciudad de Sevilla, en España, fue ahorcado en Tyburn,
siendo el último mártir bajo Isabel I (1603).
11*. En el lugar de Sencelles, en la isla de Mallorca, beata Francisca Ana
de la Virgen de los Dolores Cirer Carbonell, virgen, que, sin saber leer ni
escribir, pero movida por el celo divino, se entregó a obras de apostolado y
de caridad, y fundó la comunidad de las Hermanas de la Caridad (1855).
12. En Isola, del Abruzo, en Italia, san Gabriel de la Virgen de los Dolores
(Francisco) Possenti, acólito, que, renunciando a la vanidad del mundo, to-

170
davía adolescente ingresó en la Congregación de la Pasión y en breve tiem-
po consumó su vida (1862).
13*. En Marsella, en Francia, beata María de Jesús Deluil Martiny, virgen,
que fundó la Congregación de la Hijas del Corazón de Jesús y, herida de
muerte por un sedicioso, concluyó su vida derramando su sangre en íntima
unión con la Pasión de Cristo (1884).
14*. En la ciudad de Pasto, en Colombia, beata María de la Caridad del
Espíritu Santo (Carolina) Brader, virgen, que supo conjugar admirablemente
la vida contemplativa con la actividad misionera y, para promover la forma-
ción cristiana, fundó las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada (1943).

Día 28 de febrero
Prídie Kaléndas mártii; vel in anno bissextíli: Tértio Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 24 25 26 27 28 29

1. Conmemoración de los santos presbíteros, diáconos y otros muchos,


que en Alejandría, en tiempo del emperador Galieno, al declararse una gravísima
epidemia se entregaron al servicio de los enfermos hasta morir ellos mismos,
y por ello la piedad de los creyentes les consideró como mártires (262).
2. En el monte Jura, en la región lugdunense de la Galia, sepultura del abad
san Román, que, siguiendo los ejemplos de los antiguos monjes, primero
abrazó la vida eremética y después fue padre de numerosos monjes (463).
3. Conmemoración de las santas Marana y Cira, vírgenes, que en Berea, en
Siria, vivieron en un lugar estrecho y cerrado sin techo, recibiendo el alimen-
to necesario por una ventana y guardando silencio (s. V).

En años bisiestos se omite lo que sigue:


4. En Roma, en la vía Tiburtina, sepultura de san Hilario, papa, que escri-
bió cartas sobre la fe católica, con las que confirmó los concilios de Nicea,
Éfeso y Calcedonia, enalteciendo el primado de la Sede Romana (468).

171
5. En Worchester, en Inglaterra, san Osvaldo, obispo, que fue primero
canónigo y después monje, presidió las sedes de Worchester y de York, in-
trodujo en muchos monasterios la Regla de san Benito, siendo un maestro
benigno, alegre y docto (992).
6*. En L’Aquila, en el Abruzo, beata Antonia de Florencia, viuda, después
fundadora y primera abadesa del monasterio de Corpus Christi, siguiendo la
primera Regla de santa Clara (1472).
7. En la ciudad de Xilinxian, en la provincia china de Guangxi, san Agus-
to Chapdelaine, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París
y mártir, que, detenido por los soldados junto con muchos neófitos de esta
región a los que había convertido, recibió trescientos azotes, fue encerrado
en una reducido agujero y finalmente degollado (1856).

Todos los años:

8*. En París, en Francia, beato Daniel Brottier, presbítero de la Congre-


gación de San Sulpicio, que se dedicó completamente a trabajar en favor de
los huérfanos (1936).
9*. En el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, cerca de
Cracovia, en Polonia, beato Timoteo Trojanowski, presbítero de la Orden
de los Frailes Menores Conventuales y mártir, que, durante la ocupación
militar de su patria, por haber confesado la fe cristiana consumó su martirio
destrozado por los suplicios (1942).

Día 29 de febrero
Prídie Kaléndas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 24 25 26 27 28 29

1. En Roma, en la vía Tiburtina, sepultura de san Hilario, papa, que escri-


bió cartas sobre la fe católica, con las que confirmó los concilios de Nicea,
Éfeso y Calcedonia, enalteciendo el primado de la Sede Romana (468).

172
2. En Worchester, en Inglaterra, san Osvaldo, obispo, que fue primero
canónigo y después monje, presidió las sedes de Worchester y de York, in-
trodujo en muchos monasterios la Regla de san Benito, siendo un maestro
benigno, alegre y docto (992).
3*. En L’Aquila, en el Abruzo, beata Antonia de Florencia, viuda, después
fundadora y primera abadesa del monasterio de Corpus Christi, siguiendo la
primera Regla de santa Clara (1472).
4. En la ciudad de Xilinxian, en la provincia china de Guangxi, san Agus-
to Chapdelaine, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París
y mártir, que, detenido por los soldados junto con muchos neófitos de esta
región a los que había convertido, recibió trescientos azotes, fue encerrado
en una reducido agujero y finalmente degollado (1856).

173
MARZO

Día 1 de marzo
Kaléndis mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 25 26 27 28 29 1

1. En la basílica de San Pablo de Roma, en la vía Ostiense, san Félix III,


papa, que fue antepasado del papa san Gregorio I Magno (492).
2. En Andgevia (hoy Anjou), en la Galia Lugdunense, san Albino, obis-
po, que reprendió con vehemencia las orgullosas costumbres de los podero-
sos y, para renovar la Iglesia, promovió con empeño el Tercer Concilio de
Orleans (c. 550).
3. En Menevia, en Cambria, san David, obispo, que, imitando los ejem-
plos y virtudes de los Padres orientales, fundó un monasterio, del cual par-
tieron muchos monjes que evangelizaron Cambria, Irlanda, Cornualles y Ar-
mórica (c. 601).
4. Cerca de Cenomanum (hoy Le Mans), en Neustria, san Siviardo, abad
de Anille (c. 680).
5. En Werda (hoy Kaiserswerth), isla del Rin, en Sajonia, san Suitberto,
obispo, quien, monje primeramente en Northumbria, fue compañero de san
Willibrordo y, ordenado obispo por san Wifrido, predicó el Evangelio a los
bátavos, frisios y otros pueblos de Germania, falleciendo piadosamente en el
monasterio que había fundado, siendo ya de anciano (713).
6. En la región de Vasconia, san León, obispo y mártir (s. IX).
7*. En el monasterio de Vena, en las fragosidades del monte Mercurio, en
Calabria, san León Lucas, abad de Mula, que, ajustándose a las institucio-
nes de los monjes orientales, destacó en la vida eremítica y cenobítica (c.
900).

174
8*. En Celanova, de Galicia, en España, san Rosendo, antes obispo de
Dumio, que cuidó de promover o instaurar la vida monástica en la misma región
y, habiendo renunciado a la función episcopal, tomó el hábito monástico en
el monasterio de Celanova, que después presidió como abad (977).
9*. En Taggia, en la Liguria, conmemoración del beato Cristóbal de Milán,
presbítero de la Orden de Predicadores, entregado al culto de Dios y a la
doctrina sagrada.
10*. En el monasterio de Bassano, en la región de Venecia, beata Juana
María Bonomo, abadesa de la Orden de San Benito, que, dotada de místi-
cos carismas, experimentó en el cuerpo y en el alma los dolores de la Pasión
del Señor (1670).
11. En la ciudad de Xilinxian, en la provincia china de Guangxi, santa Inés
Cao Kuiying, mártir, la cual, casada con un marido violento, tras la muerte
de éste se entregó con mandato del obispo a la enseñanza de la doctrina
cristiana, por cuyo motivo, después de ser recluida en una cárcel y sufrir
crudelísimos tormentos, confiando siempre en el Señor pasó a los festines
eternos (1856).

Día 2 de marzo
Sexto Nonas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 26 27 28 29 1 2

1. En Neocesarea, en el Ponto, san Troadio, mártir en la persecución bajo


el emperador Decio, cuyo combate ha testimoniado san Gregorio Taumatur-
go (c. 250).
2. En Lichfield, en Inglaterra, san Ceada, obispo, que en momentos difí-
ciles ejerció el oficio episcopal en las provincias de Mercia, Lindisfarne y del
centro de Inglaterra, desempeñando este ministerio con gran perfección de
vida, según los ejemplos de los antiguos padres (672).

175
3*. En Agira, en Sicilia, san Lucas Casali de Nicosia, monje, célebre por
su humildad y demás virtudes (s. IX).
4. En Praga, de Bohemia, santa Inés, abadesa, hija del rey Otokar, que,
tras haber renunciado a nupcias reales y deseosa de desposarse con Jesucristo,
abrazó la Regla de santa Clara en el monasterio edificado por ella misma,
donde quiso observar la pobreza conforme a la regla (c. 1282).
5*. En Brujas, en Flandes, beato Carlos Bono, el cual, siendo príncipe de
Dinamarca y después conde de Flandes, se mostró paladín de la justicia y
defensor de los pobres, hasta que fue asesinado por unos soldados a los que
él impelía hacia la paz que ellos rechazaban (1127).
6*. En Sevilla, en España, beata Ángela de la Cruz Guerrero González,
fundadora del Instituto de las Hermanas de la Cruz, que no se reservó nin-
gún derecho para sí sino que lo dejó todo para los pobres, a los cuales acos-
tumbraba llamar sus señores, y los servía de verdad (1932).

Día 3 de marzo
Quinto Nonas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 27 28 29 1 2 3

1. En Cesarea de Palestina, santos Marino, soldado, y Asterio, senador,


mártires bajo el emperador Galieno. El primero, delatado que era cristiano
por un compañero envidioso, profesó su fe ante el juez con palabras muy
claras y, decapitado, alcanzó la corona del martirio. Asterio, por haber hon-
rado el cuerpo del mártir extendiendo por debajo la propia veste con que se
cubría, mereció a su vez ser martirizado (c. 260).
2. En Calahorra, en la Hispania Tarraconense, santos Emeterio y Cele-
donio, los cuales, estando cumpliendo la milicia en los campamentos junto a
León, en la provincia de Galicia, por confesar el nombre de Cristo al inicio
de la persecución fueron conducidos a Calahorra y allí coronados con el
martirio (c. s. IV).

176
3. En Amasea, en el Ponto, santos Cleónico y Eutropio, mártires en la
persecución bajo el emperador Maximiano, siendo procurador Asclepiódato
(s. IV).
4. En Brescia, en la región de Venecia, san Ticiano, obispo (c. 526).
5. En la península de Armórica (Bretaña), san Winwaleo, primer abad de
Landevenec, del cual la tradición narra que era discípulo de san Budoco en
la isla de Lavret, y que con su vida ilustró la regla monástica (533).
6*. En Benevento, en la Campania, santa Artelaides, virgen (c. 570).
7*. En Nonántola, en la Emilia, san Anselmo, fundador y primer abad de
este monasterio, en el que durante cincuenta años promovió la disciplina
monástica, tanto con sus preceptos como en el ejercicio de las virtudes (803).
8. En el monasterio de Kaufungen, en Hesse, santa Cunegunda, que aportó
muchos beneficios a la Iglesia junto con su cónyuge, el emperador san Enri-
que, y tras la muerte de éste abrazó la vida cenobítica en el monasterio don-
de se había retirado. Al morir hizo a Cristo heredero de todos sus bienes y
su cuerpo fue colocado junto a los restos de san Enrique, en Bamberg (1033/
1039).
9*. En Frisia, beato Federico, presbítero, que siendo párroco en la ciudad
de Hallum, llegó a ser después abad del monasterio de Mariengaarde, de la
Orden Premostratense (1175).
10*. En Palermo, en Sicilia, beato Pedro Geremia, presbítero de la Orden
de Predicadores, que, confirmado por san Vicente Ferrer en el ministerio de
la palabra de Dios, se entregó del todo a la salvación de las almas (1452).
11*. En Vercelli, en el Piamonte, beato Jacobino de’ Canepacci, religioso
de la Orden de los Carmelitas, preclaro por su dedicación a la oración y la
penitencia (1508).
12*. En Gondar, en Etiopía, beatos Liberato Weisss, Samuel Marzorati, y
Miguel Pío Fasoli da Zerbo, presbíteros, de la Orden de los Hermanos
Menores y mártires, que murieron lapidados a causa de la fe católica (1716).
13*. En Vannes, de la Bretaña Menor, en Francia, beato Pedro Renato
Rogue, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir, que en tiempo

177
de la Revolución Francesa, rechazando el injusto juramento impuesto al cle-
ro, permaneció secretamente en la ciudad, para atender con su ministerio a
los fieles, y finalmente, condenado a la pena capital, descansó en la miseri-
cordia del Señor en la misma iglesia donde celebraba los sagrados misterios
(1796).
14. En Brescia, en Lombardía, santa Teresa Eustoquio (Ignacia) Verzeri,
virgen, fundadora del Instituto de las Hijas del Sacratísimo Corazón de Jesús
(1852).
15*. En Bérgamo, también de Lombardía, en Italia, beato Inocencio de Berzo
(Juan) Scalvinoni, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capu-
chinos, que brilló por su eximia caridad difundiendo la palabra de Dios y
escuchando las confesiones (1890).
16. En Filadelfia, del estado de Pensilvania, en los Estados Unidos de
Norteamérica, santa Catalina Drexel, virgen, que fundó la Congregación de
las Hermanas del Santísimo Sacramento y utilizó los bienes de su herencia
con largueza y benignidad, en educar y ayudar a indios y negros (1955).

Día 4 de marzo
Quarto Nonas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 28 29 1 2 3 4

S an Casimiro, hijo del rey de Polonia, que, siendo príncipe, des-


tacó por el celo en la fe, por la castidad y la penitencia, la be-
nignidad hacia los pobres y la devota veneración a la Eucaristía y a la
bienaventurada Virgen María, y aún joven, consumido por la tubercu-
losis, descansó piadosamente en la ciudad de Grodno, cerca de Vil-
na, en Lituania (1484).
2. En Nicomedia, en Bitinia, los santos Focio, Arquelao, Quirino y otros
diecisiete, mártires (s. III/IV).

178
3*. En Tréveris, de Renania, en Austrasia, san Basino, obispo, de la fami-
lia de los duques del reino de Austrasia, que primero fue monje, después abad
de San Máximo de Tréveris y, elevado finalmente a la sede episcopal de la
ciudad, aprobó la fundación del monasterio de Epternach, realizada por santa
Irmina (705).
4*. En Comacchio, en la provincia de Flaminia, san Apiano, monje, que,
enviado desde el monasterio de Pavía, llevó en esta ciudad vida eremítica (s.
VIII).
5*. En el monasterio de Cava, en la Campania, san Pedro, que habiendo
seguido desde su juventud vida eremítica, fue elegido obispo de Policastro,
pero cansado del estrépito de la vida exterior, regresó al monasterio, donde,
constituido abad, restableció admirablemente la disciplina (1123).
6*. En Chambery, en Saboya, beato Umberto, tercer conde de Saboya,
que habiendo sido coaccionado a dejar el claustro para ocuparse del gobier-
no, volvió más tarde a la vida monástica, viviendo con fidelidad (1188).
7*. En Londres, en Inglaterra, los beatos Cristóbal Bales, presbítero, Ale-
jandro Blake y Nicolás Horner, mártires, los cuales, durante la persecución
bajo el reinado de Isabel I, recibieron al mismo tiempo la corona de la gloria
(1590).
8*. En el cenobio de Saint-Sauveur-le-Vicomte, de Normandía, en Fran-
cia, beata Plácida (Eulalia) Viel, virgen, que brilló por su celo y humildad,
dirigiendo la Congregación de las Escuelas Cristianas de la Misericordia
(1877).
9*. En Vicenza, ciudad de Italia, beato Juan Antonio Farina, obispo, cuyo
trabajo en el campo de la pastoral fue intenso, y fundó el Instituto de las
Hermanas Maestras de Santa Dorotea Hijas de los Sagrados Corazones, para
la formación de las jóvenes pobres y ayuda a las personas afligidas (1888).
10*. En la villa de Berezwecz, cerca de la ciudad de Gl_bokie, en Polonia,
beatos Miecislao Bohatkiewick, Ladislao Mackowiak y Estanislao Pyrtek,
presbíteros y mártires, que en tiempo de guerra fueron encarcelados por la
fe de Cristo y fusilados (1942).

179
Día 5 de marzo
Tértio Nonas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 30 29 1 2 3 4 5

1. Conmemoración de san Teófilo, obispo de Cesarea, en Palestina, que


en tiempo del emperador Septimio Severo brilló por su sabiduría e integri-
dad de vida (195).
2. En Pamfilia, san Conón, mártir, hortelano de profesión, que bajo el empe-
rador Decio fue obligado a correr ante un carro con los pies atravesados por
clavos y, cayendo de rodillas, entregó el espíritu mientras oraba (c. 250).
3. En Roma, en la vía Apia, en el cementerio de Calisto, sepultura de san
Lucio, papa, sucesor de Cornelio, que sufrió el exilio por la fe de Cristo y
fue, en tiempos angustiosos, eximio confesor de la fe, actuando con modera-
ción y prudencia (254).
4. En Sinope, en el Ponto, san Foca, mártir, labrador de oficio, que su-
frió muchas injurias por el nombre del Redentor (c. s. IV).
5. En Cesarea de Palestina, san Adriano, mártir, que en la persecución
bajo el emperador Diocleciano, en el día en que solían celebrarse los feste-
jos de la Fortuna de los Cesarienses, por mandato del procurador y por su
fe de Cristo fue arrojado ante un león y después degollado a espada (309).
6. En Palestina, en la ribera del Jordán, san Gerásimo, anacoreta, que en
tiempo del emperador Zenón, convertido a la fe ortodoxa por obra de san
Eutimio, se entregó a grandes penitencias, ofreciendo a todos los que bajo
su dirección se ejercitaban en la vida monástica, la norma de una integérrima
disciplina y el modo de sustentarse (475).
7*. En Sahigir, en la región de Ossory, en Hibernia (hoy Irlanda), san
Kierano, obispo y abad (530).
8*. En Arlés, en la Provenza, san Virgilio, obispo, que recibió como hués-
pedes a san Agustín y a sus monjes, cuando viajaban hacia Inglaterra por
encargo del papa san Gregorio I Magno (c. 618).

180
9*. En Vigevano, en Lombardía, beato Cristóbal Macassoli, presbítero de
la Orden de Hermanos Menores, insigne por su predicación y su caridad para
con los pobres (1485).
10*. En Nápoles, de la Campania, beato Jeremías de Valaquia (Juan) Kos-
tistik, el cual, religioso de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos,
con caridad y alegría asistió incesantemente a los enfermos durante cuarenta
años (1625).
11. También en Nápoles, san Juan José de la Cruz (Carlos) Gaetano, pres-
bítero de la Orden de los Hermanos Menores, que, siguiendo las huellas de
san Pedro de Alcántara, restableció la disciplina de la Regla en muchos con-
ventos de la provincia de Nápoles.

Día 6 de marzo
Prídie Nonas mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 30 1 1 2 3 4 5 6

1. En Tortona, en la Liguria, san Marciano, venerado como obispo y mártir


(s.inc.).
2. En Nicomedia, de Bitinia, san Victorino, mártir (sec. inc.).
3. En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Quirico, presbítero (s. IV in.).
4. Conmemoración de san Evagrio, obispo de Constantinopla, que, des-
terrado por el emperador Valente, descansó en el Señor como confesor exi-
mio (c. 378).
5. En Toledo, en Hispania, san Julián, obispo, que reunió tres concilios
en esta ciudad y expuso con escritos la doctrina ortodoxa, dando muestras
de caridad y celo por las almas (690).
6. En Säckingen, entre los helvecios (hoy Suiza), san Fridolino, abad, que
siendo oriundo de Irlanda, peregrinó por Francia hasta que en esta localidad
fundó un doble monasterio en honor de san Hilario (s. VIII).

181
7. En Metz, en Austrasia, san Crodegango, obispo, el cual impuso al cle-
ro que viviese dentro del recinto del claustro bajo una íntegra norma de vida,
y promovió de modo admirable el canto en la Iglesia (766).
8. En Siria, pasión de cuarenta y dos santos mártires, que apresados en
Amorio de Frigia y llevados al río Éufrates, recibieron con egregio combate
la palma del martirio (848).
9*. En Barcelona, de Cataluña, en España, san Olegario, obispo, que asu-
mió también la cátedra de Tarragona cuando esta antiquísima sede fue libe-
rada del yugo de los musulmanes (1137).
10*. En Viterbo, en la Toscana, beata Rosa, virgen de la Tercera Orden de
San Francisco, que, asidua en las obras de caridad, a los dieciocho años de
edad consumó rápidamente el breve curso de su vida (1253).
11. En Gante, en Flandes, santa Coleta Boylet, virgen, que durante tres
años llevó una austerísima vida, encerrada en una pequeña casa junto a la
iglesia, y después, tras profesar en la Regla de san Francisco, recondujo mu-
chos monasterios de Clarisas a la forma primitiva de vida, insistiendo princi-
palmente en el espíritu de pobreza y de penitencia (1447).

Día 7 de marzo
Nonis mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 30 1 2 2 3 4 5 6 7

M emoria de las santas mártires Perpetua y Felicidad, que bajo


el emperador Septimio Severo fueron detenidas en Cartago
junto con otros adolescentes catecúmenos. Perpetua, matrona de unos
veinte años, era madre de un niño de pecho, y Felicidad, su sierva,
estaba entonces embarazada, por lo cual, según las leyes no podía ser
martirizada hasta que diese a luz, y al llegar el momento, en medio
de los dolores del parto se alegraba de ser expuesta a las fieras, y de
la cárcel las dos pasaron al anfiteatro con rostro alegre, como si fue-
ran hacia el cielo (203).

182
2. También en Cartago, pasión de los santos Sátiro, Saturnino, Revocato
y Secundino, que durante la misma persecución, este último murió en la cár-
cel, mientras los demás, maltratados por varias bestias y dándose el ósculo
de la paz, terminaron degollados (203).
3. En Cesarea de Palestina, pasión de san Eubulio, destrozado por leo-
nes y decapitado. Había sido compañero de san Adriano y alcanzó la gloria
dos días después de éste (309).
4. En la región de Quersoneso, santos Basilio, Eugenio, Agatodoro, Elpi-
dio, Eterio, Capitón, y Efrén, obispos y mártires (c. s. IV).
5. En la Tebaida, en Egipto, san Pablo, por sobrenombre “Simple”, dis-
cípulo de san Antonio (s. IV).
6. En Brescia, en la región de Venecia, san Gaudioso, obispo (s. V).
7. En el monasterio de Aniano, en la Septimania, san Ardón Esmaragdo,
presbítero, que fue compañero de san Benito de Aniano en la vida cenobíti-
ca (843).
8. En Prusa, de Bitinia, san Pablo, obispo, que por defender el culto de
las sagradas imágenes fue expulsado de la patria y murió en el exilio (850).
9. En el monasterio de Fossanova, de la Orden Cisterciense, en el Lacio,
tránsito de santo Tomás de Aquino, cuya memoria se celebra el día veintio-
cho de enero (1274).
10*. En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Juan Larke y Juan Ireland,
presbíteros, y Germán Gardiner, que, por su fidelidad al Romano Pontífice,
fueron ahorcados en Tyburn, en tiempo del rey Enrique VIII (1544).
11. En Florencia, en la Toscana, santa Teresa Margarita Redi, virgen, que
habiendo entrado en la Orden de Carmelitas Descalzas, avanzó por el arduo
camino de la perfección y murió siendo aún joven (1770).
12. En Seúl, en Corea, san Juan Bautista Nam Chong-sam, mártir (1866).
13. En el lugar de Sai-Nam-Hte, también en Corea, santos mártires Simeón
Berneux, obispo, Justo Rances de Bretenières, Luis Beaulieu y Pedro Enri-
que Durie, presbíteros de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París, que
fueron degollados por afirmar con decisión que habían venido a Corea en
nombre de Cristo para salvar las almas (1866).

183
14*. En la ciudad de Kirov, en Rusia, beato Leónidas Fëdorov, obispo y
mártir, el cual, siendo exarca apostólico de los católicos rusos de rito bizan-
tino, mereció ser discípulo fiel a Cristo hasta la muerte, bajo un régimen con-
trario a la religión (1934).

Día 8 de marzo
Octávo Idus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 30 1 2 3 3 4 5 6 7 8

S an Juan de Dios, religioso, nacido en Portugal, que después de


una vida llena de peligros en la milicia humana, prestó ayuda con
constante caridad a los necesitados y enfermos en un hospital funda-
do por él, y se asoció compañeros, con los cuales constituyó des-
pués la Orden de Hospitalarios de San Juan de Dios. En este día, en
la ciudad de Granada, en España, pasó al eterno descanso (1550).
2. Conmemoración de san Poncio, en Cartago, diácono de san Cipriano,
al que acompañó en el destierro hasta la muerte, dejando un valioso volumen
sobre su vida y pasión (s. III).
3. En Antínoo, de Egipto, santos Apolonio y Filemón, mártires (287).
4*. En Como, en la provincia de Liguria, san Provino, obispo, fiel discípu-
lo de san Ambrosio, que preservó de la herejía arriana a la Iglesia que se le
había encomendado (c. 420).
5*. En la isla Cathaig (hoy Scattery), en Hibernia (hoy Irlanda), san Se-
nano, abad (s. VI).
6. En Domnoc (hoy Dunwich), en Inglaterra, san Félix, obispo, el cual,
oriundo de Burgundia, evangelizó a los ingleses orientales sometidos a la
autoridad del rey Sigeberto (c. 646).
7. En Nicomedia, de Bitinia, san Teofilacto, obispo, que desterrado por
defender el culto de las sagradas imágenes, falleció en Estróbilo de Caria (c.
840).

184
8*. En la región de Morinos, en Francia, san Humfrido, obispo de Thé-
rouanne, que al ser destruida la ciudad por los normandos, procuró infatiga-
blemente congregar y consolar a su grey (871).
9*. En Pavía, en Lombardía, san Litifredo, obispo (874).
10*. En el lugar de Tayne, en Escocia, sepultura de san Dutaco, obispo de
Ross (c. 1065).
11*. En la ciudad de Estella, en Navarra, san Veremundo, abad de Hirache,
el cual, habiendo abrazado desde joven la vida monástica, estimuló a sus
monjes a buscar la perfección con su ejemplo y con ayunos y vigilias (c. 1095).
12*. En Obazina, cerca de Limoges, en Aquitania, san Esteban, primer abad
de este monasterio, que, buscando a Dios, unió a la Orden Cisterciense los
tres monasterios que había fundado (1159).
13*. En el monasterio de Jedrzejow, en Polonia, tránsito del beato Vicente
Kadlubek, obispo de Cracovia, al cual, tras renunciar a su cargo, profesó
allí la vida monástica (1223).
14*. En la ciudad de Getafe, cerca de Madrid, en España, beato Faustino
Míguez, religioso de la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías,
que, promovido al sacerdocio, se entregó por entero a la tarea docente,
consiguiendo gran prestigio de maestro y perito en ciencias naturales. Fue
diligente en su actividad pastoral y fundó la Congregación de las Hijas de la
Divina Pastora (1925).

Día 9 de marzo
Séptimo Idus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 30 1 2 3 4 4 5 6 7 8 9

S anta Francisca, religiosa, que casada aún adolescente, vivió cua-


renta años en matrimonio, siendo excelente esposa y madre de
familia, admirable por su piedad, humildad y paciencia. En tiempos

185
calamitosos distribuyó sus bienes entre los pobres, asistió a los atri-
bulados y, al quedar viuda, se retiró a vivir entre las oblatas que ella
había reunido bajo la Regla de san Benito, en Roma (1440).
2. En Sebaste, en Armenia, pasión de los santos cuarenta soldados de
Capadocia, que, en tiempo del emperador Licinio, se mostraron compañe-
ros no por razón de sangre, sino por la fe común y la obediencia a la volun-
tad del Padre celestial. Tras cárceles y crueles tormentos, como pernoctar
desnudos al aire libre sobre un estanque helado en el tiempo más frío del
invierno, consumaron el martirio con el quebrantamiento de sus piernas (320).
3. En Barcelona, en la Hispania Tarraconense, san Paciano, obispo, que,
exponiendo su fe, manifestaba que “cristiano” era su nombre y “católico” su
apellido (390).
4*. En el lugar de Rapolla, en la Lucania, san Vital de Castronovo, monje
(993).
5. En Moravia oriental, san Bruno, obispo de Querfurt y mártir, el cual,
cuando acompañaba a Italia al emperador Otón III, movido por la autoridad
de san Romualdo abrazó la disciplina monástica, recibiendo el nombre de
Bonifacio. Vuelto a Alemania y creado obispo por el papa Juan X, durante
una expedición apostólica fue despedazado, junto con dieciocho compañe-
ros, por unos idólatras (1009).
6. En Bolonia, en la provincia de la Emilia, santa Catalina, virgen de la
Orden de Santa Clara, la cual, notable por sus dotes naturales, fue más ilus-
tre por sus virtudes místicas y por la vida de penitencia y humildad, siendo
guía de vírgenes consagradas (1463).
7. En Mondonio, en el Piamonte, santo Domingo Savio, que, dulce y jo-
vial desde la infancia, todavía adolescente consumó con paso ligero el cami-
no de la perfección cristiana (1857).
8. En la aldea de Nei-Co-Ri, en Corea, santos Pedro Ch’oe Hyong y Juan
Bautista Chon Chang-un, mártires, los cuales, siendo padres de familia, se
distinguieron por administrar el bautismo y publicar libros cristianos, razón por
la que fueron entregados al suplicio, manteniéndose tan constantes en la fe
que causaron la admiración de sus perseguidores (1866).

186
Día 10 de marzo
Sexto Idus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
30 1 2 3 4 5 5 6 7 8 9 10

1. En Apemea, junto al Meandro, en Frigia, conmemoración de los san-


tos Cayo y Alejandro, mártires, que durante la persecución bajo los empe-
radores Marco Antonino y Lucio Vero fueron coronados con un glorioso mar-
tirio (después de 171).
2. En África, conmemoración de san Víctor, mártir, en cuya festividad san
Agustín escribió para el pueblo un tratado acerca de él (s. inc.).
3. Conmemoración de san Macario, obispo de Jerusalén, que con sus
exhortaciones obtuvo que los Santos Lugares fueran restaurados y enrique-
cidos con basílicas por el emperador Constantino el Grande y su madre, santa
Elena (325).
4. En Roma, en la basílica de San Pedro, san Simplicio, papa, el cual,
mientras los bárbaros devastaban Italia y la Urbe, confirmó a los afligidos y
fortaleció la unidad y la fe de la Iglesia (483).
5. En París, en Francia, san Droctoveo, abad, a quien su maestro san
Germán de Autun puso de prepósito en un cenobio de monjes establecido
en esta ciudad (c. 580).
6. En el monasterio de Bobbio, en la Liguria, san Attalo, abad, que, aman-
te de la vida cenobítica, se retiró primero al monasterio de Lérins y después
a Luxeuil, y más tarde sucedió a san Columbano en ese lugar, brillando en
gran manera por su celo y discreción (626).
7. En Glasgow, en Escocia, san Juan Ogilvie, presbítero de la Compañía
de Jesús y mártir, el cual, desterrado en diversos países de Europa, después
de dedicar muchos años al estudio de la teología fue ordenado sacerdote y
volvió ocultamente a su patria, donde se entregó diligentemente al cuidado
pastoral de sus conciudadanos, hasta que, encarcelado y condenado a muerte

187
bajo el rey Jacobo I, alcanzó en el patíbulo la gloriosa palma del martirio
(1615).
8*. En París, en Francia, beata María Eugenia Milleret de Brou, virgen,
fundadora de la Congregación de Hermanas de la Asunción, para la educa-
ción cristiana de niñas (1898).
9*. Cerca de la ciudad de Cortázar, en México, beato Elías del Socorro
(Mateo Elías) Nieves del Castillo, presbítero de la Orden de los Hermanos
de San Agustín y mártir, que en el furor de la persecución, hecho prisionero
por desempeñar ocultamente el ministerio, fue fusilado por odio al sacerdo-
cio (1928).

Día 11 de marzo
Quinto Idus mártii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 11

1. En Esmirna, en Asia, san Pionio, presbítero y mártir, de quien narra la


tradición que, por haber hecho una apología de la fe cristiana ante el pueblo,
fue encarcelado, y allí, en prisión, con sus exhortaciones animó a muchos
hermanos a soportar el martirio y, después de sufrir varios tormentos, por
medio del fuego alcanzó la muerte por Cristo (c. 250).
2. En Laodicea, en Siria, santos Trófimo y Talo, mártires, que en la per-
secución bajo el emperador Diocleciano, después de muchos y crueles tor-
mentos consiguieron la corona de la gloria (s. IV).
3*. En Escocia, san Constantino, rey, discípulo de san Columba y mártir
(s. VI).
4. En Jerusalén, san Sofronio, obispo, que tuvo como maestro y amigo a
Juan Mosco, con quien visitó diversos lugares monásticos, siendo elegido a
la muerte de Modesto para la sede de la Ciudad Santa, en la cual, cuando
cayó en manos de los sarracenos, defendió valientemente la fe y la seguridad
del pueblo (639).

188
5*. En Hanonia, de Neustria, san Vidiciano, obispo de Cambrai y Arras,
qie, a raíz de la muerte de san Leodegario, invitó al rey Teodorico III a ex-
piar su crimen con la penitencia (c. 712).
6. En Milán, sepultura de san Benito, obispo (725).
7. En el monasterio de Tallaght, en Hibernia (hoy Irlanda), san Oengo,
de sobrenombre “Cúldeo”, monje, que compuso el catálogo de los santos
de aquel país (c. 824).
8. En Córdoba, en la región de Andalucía, en Hispania, san Eulogio, pres-
bítero y mártir, degollado por su preclara confesión de Cristo (859).
9*. En el lugar de Cupramontana, del Piceno, en Italia, beato Juan Bautis-
ta de Fabriano Righi, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores
(1539).
10*. En York, en Inglaterra, beato Tomás Atkinson, presbítero y mártir, que
en tiempo del rey Jacobo I fue martirizado por ser sacerdote (1616).
11*. En Clona, en Irlanda, beato Juan Kearney, presbítero de la Orden de
los Hermanos Menores y mártir, el cual, condenado a la pena capital en In-
glaterra por ejercer el sacerdocio, con la huida evitó la pena, pero después,
bajo el régimen de Oliverio Cromwell, acusado nuevamente de ser sacerdo-
te en la patria, fue ahorcado (1653).
12. En la ciudad de Hung Yên, en Tonquín, santo Domingo Câm, presbí-
tero y mártir, que durante muchos años, a escondidas y con peligro de la vida,
ejerció el ministerio, pero finalmente, abrazando la cruz del Señor que con fir-
meza había rechazado pisotear, fue degollado por mandato del emperador
Tu Duc (1859).
13. En el lugar de Sai-Nam-Hte, en Corea, santos mártires Marcos Chng
Ui-ba, catequista, y Alejo U Se-yong, los cuales, a causa de su fe cristiana,
fueron sometidos por sus mismos familiares a insultos y azotes (1866).
14. En León, en Hispania, san Vicente, abad del monasterio de San
Claudio (630).

189
Día 12 de marzo
Quarto Idus mártii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 7 8 9 10 11 12

1. En Tebeste, de Numidia, san Maximiliano, mártir, que siendo hijo del


veterano Víctor, y llamado también al ejército, respondió al procónsul Diono
que a un fiel cristiano no le era lícito ser soldado y, habiendo rehusado el
juramento militar, fue degollado (295).
2. En Nicomedia, de Bitinia, conmemoración de los santos mártires
Mígdono, presbítero, Eugenio, Máximo, Domna, Mardonio, Pedro, Esma-
ragdo e Hilario, que fueron ahogados uno tras otro cada día, para atemori-
zar a los demás (303).
3. En la misma ciudad, pasión de san Pedro, mártir, que siendo ayudante
de cámara del emperador Diocleciano y lamentándose con cierta libertad de
los suplicios de los mártires, por mandato del mismo augusto fue detenido y
colgado, torturándole primero con prolongados azotes y después a fuego en
una parrilla. Doroteo y Gorgonio, también servidores del emperador, por haber
protestado fueron sometidos a los mismos suplicios y finalmente estrangula-
dos (303).
4. En Roma, en el cementerio de Ponciano, junto al “Oso peludo”, sepul-
tura de san Inocencio I, papa, que defendió a san Juan Crisóstomo, consoló
a san Jerónimo y aprobó a san Agustín (417).
5. En la ciudad de Léon (hoy Saint-Paul-de-Léon), en la Bretaña Ar-
mórica, san Pablo Aureliano, primer obispo de esta ciudad (s. VI).
6. En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Gregorio I, papa,
de sobrenombre Magno, cuya memoria se celebra el día tres de septiembre,
aniversario de su ordenación (604).
7. En Sigriana, de Bitinia, en el monasterio de Campogrande, sepultura
de san Teófanes, por sobrenombre “Cronógrafo”, que siendo muy rico pre-
firió hacerse pobre monje, y por defender el culto de las sagradas imágenes
fue encarcelado por el emperador León el Armenio durante dos años y de-

190
portado después a Samotracia, donde, agotado de padecimientos, entregó
el espíritu (817).
8*. En Winchester, en Inglaterra, san Elpegio, obispo y monje, que procu-
ró con gran empeño la instauración de la vida cenobítica (951).
9*. En la ciudad de San Geminiano, en la Toscana, beata Fina, virgen, que
desde sus tiernos años sobrellevó con invicta paciencia, apoyada en sólo Dios,
una prolongada y grave enfermedad (1253).
10*. En Recineto, del Piceno, en Italia, beato Jerónimo Gherarducci, pres-
bítero, de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, que trabajó por la paz
y la concordia de los pueblos (c. 1369).
11*. En Arezzo, en la Toscana, beata Justina Francucci Bezzoli, virgen de
la Orden de San Benito y reclusa (1319).
12*. En la ciudad de Guiyang, de la provincia china de Guangxi, san José
Zhang Dapeng, mártir, el cual, recibida la luz de la fe, apenas bautizado abrió
su casa a misioneros y catequistas, y ayudó a pobres, enfermos y niños hasta
que, condenado a la crucifixión, derramó lágrimas de alegría por haber sido
considerado digno de morir por Cristo (1815).
13*. En Cracovia, en Polonia, beata Ángela Salawa, virgen de la Tercera
Orden de San Francisco, la cual, eligiendo entregar su vida en el servicio
doméstico, vivió humildemente entre las criadas, y en suma pobreza descan-
só en el Señor (1922).
14*. En la ciudad de San Remo, de la Liguria, en Italia, beato Luis Orione,
presbítero, que instituyó la Pequeña Obra de la Divina Providencia, para bien
de los jóvenes y de todos los abandonados (1940).

Día 13 de marzo
Tértio Idus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 8 9 10 11 12 13

1. En Nicomedia, de Bitinia, santos mártires Macedonio, presbítero, Pa-


tricia, su esposa, y Modesta, su hija (s. inc.).

191
2. En Hermópolis, en Egipto, san Sabino, mártir, que después de varios
suplicios terminó siendo arrojado al río (s. IV).
3. En Persia, santa Cristina, mártir, que, azotada con varas, consumó el
martirio en tiempo de Cosroas I, rey de los persas (559).
4*. En Poitiers, en Aquitania, san Pientio, obispo, que mucho ayudó a la
beata Radegunda en la fundación de cenobios (s. VI).
5. En Sevilla, en Hispania, san Leandro, obispo, hermano de los santos
Isidoro, Fulgencio y Florentina, que con su predicación y diligencia convir-
tió, contando con la ayuda de su rey Recaredo, a los visigodos de la herejía
arriana a la fe católica (c. 600).
6*. En el monasterio de Novalesa, a los pies del Montecenisio, en el valle
de Susa, san Eldrado, abad, que, muy interesado por el culto divino, enmen-
dó el salterio y cuidó de construir nuevas iglesias (c. 840).
7. En Córdoba, en la región de Andalucía, en España, pasión de los san-
tos Rodrigo, presbítero, y Salomón, mártires. El primero, al negarse a acep-
tar que Mahoma era de verdad el profeta enviado por el Omnipotente, fue
encarcelado, y en el cautiverio dio con Salomón, que algún tiempo antes había
pertenecido a la religión mahometana, y ambos fueron degollados a la vez,
finalizando así gloriosamente el curso de su combate (857).
8. En Camerino, del Piceno, en Italia, san Ansovino, obispo (868).
9*. En el monasterio de Cava, en la Campania, beato Pedro II, abad (1208).
10*. En Oxford, en Inglaterra, beato Agnelo de Pisa, presbítero, que, enviado
por san Francisco a Francia y después a Inglaterra, estableció allí la Orden de
los Hermanos Menores y promovió las ciencias sagradas (c. 1236/1275).
11*. En Erenée, de la región de Mayenne, en Francia, beata Francisca Tréhet,
virgen de la Congregación de la Caridad y mártir, que se entregó con toda
diligencia a la instrucción de los niños y al cuidado de los enfermos, y duran-
te la Revolución Francesa fue guillotinada, completando así su glorioso mar-
tirio por Cristo (1794).
12. En el monasterio de san Claudio, en la ciudad de León, memoria
de san Ramiro y sus doce compañeros, monjes y mártires, que perecie-
ron a manos de los arrianos (s. VI).

192
Día 14 de marzo
Prídie Idus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 9 10 11 12 13 14

1. En Pidna, en Macedonia, san Alejandro, mártir (c. 390).


2. En Milán, de la Liguria, san Lázaro, obispo (s. V).
3. En Chartres, en la Galia, san Leobino, obispo (c. 557).
4. En Quedlinburg, en Sajonia, santa Matilde, esposa fidelísima del rey
Enrique I, la cual, conspicua por la humildad y la paciencia, se dedicó a ali-
viar a los pobres y a fundar hospitales y monasterios (968).
5*. En la región de Fulda, en Alemania, santa Paulina, religiosa (1107).
6*. En Lieja, en la Lorena, beata Eva del Monte Cornelio, reclusa junto al
cenobio de San Martín, que, junto con santa Juliana, priora del mismo ceno-
bio, trabajó mucho para que el papa Urbano IV instituyese la fiesta del Cuer-
po de Cristo (1265).
7*. En Palermo, de Sicilia, en Italia, beato Jacobo Cusmano, presbítero,
que fundó el Instituto de Misioneros Siervos y Siervas de los pobres, y se
destacó por su caridad hacia los necesitados y enfermos (1888).
8*. En Roma, junto a San Pablo, en la vía Ostiense, beato Plácido Riccar-
di, presbítero de la Orden de San Benito, el cual, a pesar de estar afectado
por fiebres continuas, enfermedades y parálisis, abrazó incansablemente la
observancia de la Regla y la oración (1915).
9. En la ciudad de Zaragoza, en la región de Aragón, beato Agno,
obispo, que, siendo canónigo de la catedral, abrazó la vida religiosa en
la Orden de los Hermanos Menores y más tarde ejerció el ministerio
episcopal en Marruecos, terminando su vida en su ciudad natal (1260).

193
Día 15 de marzo
Idibus mártii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 10 11 12 13 14 15

1. En Pario, en el Helesponto, san Menigno, batanero, el cual, según la


tradición, padeció bajo el emperador Decio (c.250).
2. En Roma, san Zacarías, papa, que con suma vigilancia y prudencia
gobernó la Iglesia de Dios, frenando el ímpetu de los lombardos, indicando
el recto orden a los francos, proveyendo de iglesias a los germanos y procu-
rando el entendimiento con los griegos (752).
3. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santa Leocricia, vir-
gen y mártir, que, nacida de familia musulmana, ocultamente abrazó la fe de
Cristo y, detenida en casa junto con san Eulogio, cuatro días después del
martirio de éste pasó a la gloria eterna al ser degollada (859).
4*. Cerca de Burgos, en la región de Castilla, en España, san Sisebuto,
abad de Cardeña (1086).
5. En York, en Inglaterra, beato Guillermo Hart, presbítero y mártir, el cual,
ordenado en el Colegio Romano de los Ingleses, en tiempo de la reina Isabel
I fue ahorcado y descuartizado por haber persuadido a algunos a abrazar la
fe católica (1583).
6. En París, en Francia, santa Luisa de Marillac, viuda, que con el ejemplo
formó el Instituto de Hermanas de la Caridad para ayuda de los necesitados,
completando así la obra delineada por san Vicente de Paúl (1660).
7. En Viena, en Austria, san Clemente María Hofbauer, presbítero de la
Congregación del Santísimo Redentor, que trabajó admirablemente por la
propagación de la fe y por la reforma de la disciplina eclesiástica. Preclaro tanto
por su ingenio como por sus virtudes, impulsó a no pocos varones prestigiosos
en las ciencias y en las artes a entrar en la Iglesia (1820).
8*. En Przemysl, ciudad de Polonia, beato Juan Adalberto Balicki, presbí-
tero, que se dedicó con ardor al ejercicio de su ministerio en favor del pue-

194
blo de Dios, demostrando una especial disposición para predicar el Evange-
lio y asistir a las jóvenes descarriadas (1948).
9*. En la ciudad de Viedma, en la República Argentina, beato Artémides
Zatti, religioso de la Sociedad de San Francisco de Sales, que se distinguió
por su celo misionero y, estableciéndose en la Patagonia, pasó toda su vida
en un hospital de esa región, ayudando con fortaleza de ánimo, paciencia y
humildad a los necesitados (1951).
10. En la ciudad de Coria, en la provincia hispánica de Lusitania, santa
Vicenta, virgen y mártir (424).

Día 16 de marzo
Décimo séptimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 11 12 13 14 15 16

1. En Aquileia, en el territorio de Venecia, santos Hilario, obispo, y Ta-


ciano, mártires (s. inc.).
2. En Seleucia, en Persia, san Papas, oriundo de Licaonia, que, tras mu-
chos tormentos, afrontó el martirio por la fe de Cristo (s. IV).
3. En Anazarbo, en Cilicia, san Julián, el cual, atormentado por largo tiem-
po, fue metido con serpientes en un saco y precipitado al mar (s. IV).
4*. En Artois, de Neustria, santa Eusebia, abadesa de Hamay, que, tras la
muerte de su padre, con su santa madre Rictrude se retiró a la vida monás-
tica y, todavía adolescente, fue elegida abadesa después de su abuela santa
Gertrudis (c. 680).
5. En Colonia, en Alemania, san Heriberto, obispo, que, siendo canciller del
emperador Otón III, fue elegido a la fuerza para la sede episcopal, desde
donde iluminó constantemente al clero y al pueblo con el ejemplo de sus vir-
tudes, que también recomendaba en la predicación (1021).
6*. En Vicenza, en el territorio de Venecia, beato Juan Sordi o Cacciafronte,
obispo y mártir, el cual, siendo abad, fue exiliado por su fidelidad al papa, y

195
elegido después obispo de Mantua y trasladado a la sede de Vicenza, murió
en defensa de la libertad eclesiástica, asesinado por un sicario (1181).
7*. En York, en Inglaterra, beatos Juan Amias y Roberto Dalby, presbíte-
ros y mártires, que bajo la reina Isabel I fueron condenados a la pena capital
por ser sacerdotes, aceptando con alegría el suplicio (1589).
8. En la región de los hurones, en Canadá, pasión de san Juan de Bré-
beuf, presbítero de la Compañía de Jesús, que enviado desde Francia a la
misión del Hurón, murió por Cristo después de ingentes trabajos, atormenta-
do con gran crueldad por algunos paganos del lugar. Su memoria, con la de
los compañeros, se celebra el día 19 de octubre (1649).

Día 17 de marzo
Sextodécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 12 13 14 15 16 17

S an Patricio, obispo, que, siendo joven, fue llevado cautivo des-


de Gran Bretaña a Irlanda, y después, recuperada la libertad,
quiso ser contado entre los clérigos y regresar a la misma isla, don-
de, hecho obispo, anunció con vehemencia el Evangelio y organizó
con firmeza la Iglesia, hasta que en la ciudad de Down se durmió en
el Señor (461).
2. Conmemoración de muchos santos mártires en Alejandría, de Egipto,
que en tiempo del emperador Teodosio, al crecer el número de los cristia-
nos, los adoradores de Serapis apresaron a muchos de ellos, los cuales, por
rechazar este culto, fueron muertos con gran crueldad (c. 392).
3. En Chalons, en Burgundia, de la Galia, san Agrícola, obispo, que du-
rante casi diez lustros rigió esta Iglesia y la robusteció con varios concilios
(580).
4. En Nivelles, en Brabante, santa Gertrudis, abadesa, la cual, nacida de
muy preclara estirpe, recibió de san Amadeo el sagrado velo de las vírgenes,

196
presidió sabiamente el monasterio construido por su madre y, asidua en la
lectura de las Escrituras, consumió su vida con la austeridad de vigilias y
ayunos (659).
5. En la isla de Chipre, san Pablo, monje, que fue quemado vivo por
defender el culto de las santas imágenes (c. 770).
6*. En Modugno, cerca de Bari, en la Apulia, beato Conrado, que en
Palestina llevó vida eremítica, habitando en una mísera cueva hasta la muerte
(c. 1154).
7. En Olomuc, en Moravia, san Juan Sarkander, presbítero y mártir, que,
siendo párroco de Holesov, por negarse revelar el secreto de confesión fue
sometido al suplicio de la rueda y, arrojado a la cárcel cuando aún respiraba,
falleció apenas un mes más tarde (1620).
8. En la región de los hurones, en Canadá, pasión de san Gabriel Lale-
mant, presbítero de la Compañía de Jesús, que con celo valeroso difundió la
gloria de Dios en el mismo idioma de los pueblos de aquel lugar, antes de
que él mismo fuese torturado por los idólatras. Su memoria se celebra, con
la de sus compañeros, el día diecinueve de octubre (1649).
9*. En la ciudad de Málaga, en España, beato Juan Nepomuceno Zegri y
Moreno, presbítero, que consagró su vida en el ministerio al servicio de la
Iglesia y de las almas, y, para procurar mejor la gloria de Dios Padre en Cristo,
fundó la Congregación de las Hermanas de la Caridad de la Santísima Vir-
gen María de la Merced (1905).

Día 18 de marzo
Quintodécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 13 14 15 16 17 18

S an Cirilo, obispo de Jerusalén y doctor de la Iglesia, que a cau-


sa de la fe sufrió muchas injurias por parte de los arrianos y fue
expulsado con frecuencia de la sede. Con oraciones y catequesis

197
expuso admirablemente la doctrina ortodoxa, las Escrituras y los
sagrados misterios (444).
2. Conmemoración de san Alejandro, obispo y mártir, que, yendo de
Capadocia a Jerusalén, recibió el encargo pastoral de la Ciudad Santa, don-
de fundó una preciosa biblioteca y abrió una escuela, y cuando destacaba
por la venerable y longeva edad, fue conducido a Cesarea durante la perse-
cución bajo Decio, completando con un glorioso martirio su confesión de
Cristo (c. 250).
3. En Lucca, en la Toscana, san Frigidiano, obispo, el cual, oriundo de
Irlanda, reunió clérigos en un monasterio, desvió el río Sérculo por otro cau-
ce para bien del pueblo, logrando un nuevo fértil territorio, y convirtió a la fe
católica a los lombardos que habían irrumpido en su jurisdicción (c. 588).
4. En Tours, de Neustria, san Leobardo, que, recluido en la celda llama-
da Mayor cercana a un monasterio, brilló por su admirable abstinencia y
humildad (c. 593).
5. En Zaragoza, en la Hispania Tarraconense, san Braulio, obispo, que
siendo amigo íntimo de san Isidoro, colaboró con él para restaurar la disci-
plina eclesiástica en toda Hispania, siendo su semejante en elocuencia y ciencia
(651).
6. En Wareham, en Inglaterra, san Eduardo, rey, que, todavía adolescen-
te, fue asesinado dolosamente por los criados de la madrastra (978).
7. En Mantua, en Lombardía, tránsito de san Anselmo, el cual, siendo
obispo de Lucca, en la controversia de las investiduras, fidelísimo a la Sede
de Roma, puso en manos del papa san Gregorio VII el anillo y el báculo
pastoral que, de mala gana, había recibido de manos del emperador Enrique
IV, y expulsado de la sede por los canónigos que rechazaban la vida comu-
nitaria, fue enviado a Lombardía como legado del Papa, de quien fue un
valiente colaborador (1086).
8. En Cagliari, en Cerdeña, san Salvador de Horta Grionesos, religioso
de la Orden de los Hermanos Menores, que para la salvación de cuerpos y
almas se hizo humilde instrumento de Cristo (1567).
9*. En Lancaster, en Inglaterra, santos Juan Thules, presbítero, y Rogerio
Wrenno, oriundos de esa misma región, mártires de Cristo en tiempo del rey
Jacobo I (1616).

198
10*. En el cenobio Saint-Sauveur-le-Vicomte, de Normandía, en Francia,
beata Marta (Amada) Le Bouteiller, virgen de las Hermanas de las Escuelas
Cristianas de la Misericordia, que, apoyándose sólo en Dios, cumplió los más
humildes oficios siempre con toda paciencia (1883).

Día 19 de marzo
Quartodécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 14 15 16 17 18 19

S olemnidad de san José, esposo de la bienaventurada Virgen


María, varón justo, nacido de la estirpe de David, que hizo las
veces de padre al Hijo de Dios, Cristo Jesús, el cual quiso ser llama-
do hijo de José y le estuvo sujeto como un hijo a su padre. La Iglesia
lo venera con especial honor como patrón, a quien el Señor consti-
tuyó sobre su familia.
2. En Spoleto, en la Umbría, san Juan, abad de Parrano, que fue padre
de muchos siervos de Dios (s. VI).
3*. En Pavía, de Lombardía, beato Isnardo de Chiampo, presbítero de la
Orden de Predicadores, que en esta ciudad fundó un convento de su Orden
(1244).
4*. En Siena, de la Toscana, beato Andrés Gallerani, que visitó y consoló
con diligencia a enfermos y afligidos y congregó a los Hermanos de la Mise-
ricordia, laicos sin votos, para atender a pobres y enfermos (1251).
5*. En Camerino, del Piceno, en Italia, beato Juan de Parma Buralli, pres-
bítero de la Orden de los Hermanos Menores, a quien el papa Inocencio IV
envió como legado a los griegos, para restaurar su comunión con los latinos
(1289).
6*. En Pavía, en Lombardía, beata Sibilina Biscossi, virgen, la cual, ciega
a los doce años, transcurrió sesenta y cinco recluida junto a la iglesia de la

199
Orden de Predicadores, alumbrando con su luz interior a muchos que acu-
dían a ella (1367).
7*. En Vicenza, en el territorio de Venecia, beato Marcos de Marchio de
Montegallo, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que creó la
obra llamada Monte de Piedad, para aliviar la indigencia de los pobres (1496).
8*. Cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, beato Narciso Turchan,
presbítero de la Orden de Hermanos Menores y mártir, que deportado a causa
de la fe desde Polonia, que estaba sometida a un régimen malvado, a los
campos de concentración de Dachau, allí murió agotado por las torturas
(1942).
9*. En el lugar de Mauthausen, en Austria, beato Marcelo Callo, mártir,
que siendo un joven oriundo de la región de Rennes, en Francia, durante la
guerra confortaba en la fe, con cristiano ardor, a los compañeros de cautive-
rio, que se hallaban agotados por los duros trabajos, y por este motivo se le
hizo morir en un campo de exterminio (1945).

Día 20 de marzo
Tértiodécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 15 16 17 18 19 20

1. Conmemoración de san Arquipo, compañero en los combates del após-


tol san Pablo, que lo recuerda en las cartas a Filemón y a los Colosenses (s.
I).
2. En Antioquía, de Siria, santos Pablo, Cirilo y otros, mártires (s. inc).
3. En Metz, en la Galia Bélgica, san Urbicio, obispo (c. 450).
4*. En Braga, en Portugal, san Martín, obispo, que siendo oriundo de
Panonia, rigió primero la sede de Dumio y después la de Braga, y con su
celo y predicación los suevos abandonaron la herejía arriana y abrazaron la
fe católica (c. 579).

200
5. En la isla de Farne, en Northumbria, tránsito de san Cutberto, obispo
de Lindisfarne, que en el ministerio pastoral se distinguió por la diligencia que
antes demostró en el monasterio y en el eremo, armonizando pacíficamente
las austeridades y género de vida de los celtas con las costumbres romanas
(687).
6. En el monasterio de Fantanelle, en Neustria (hoy Francia), sepultura
de san Vulframno, el cual, siendo monje, fue elegido obispo de Sens y se
dedicó a evangelizar a los frisios. Finalmente, vuelto al citado monasterio, allí
descansó en paz (c. 700).
7. Conmemoración de san Nicetas, obispo de Apolonia, en Macedonia,
que por dar culto a las santas imágenes fue desterrado por el emperador León
el Armenio (733).
8. En la laura de San Sabas, en Palestina, martirio de veinte santos mon-
jes, que fueron ahogados con humo en la iglesia de la Madre de Dios por los
sarracenos que habían invadido el monasterio (797).
9*. En Siena, en la Toscana, beato Ambrosio Sansedonio, presbítero de la
Orden de Predicadores, que fue discípulo de san Alberto Magno, y aunque
eximio en doctrina y predicación, se mostró al mismo tiempo sencillo para
con todos (1287).
10. En Praga, en Bohemia, san Juan Nepomuceno, presbítero y mártir, que
por defender la Iglesia sufrió muchas injurias por parte del rey Venceslao IV
y, expuesto a tormentos y torturas, aún respirando fue arrojado al río Mol-
dava (1393).
11*. En Mantua, en Lombardía, beato Bautista Sapgnoli, presbítero de la
Orden de los Carmelitas, que fomentó la paz entre los príncipes y reformó la
misma Orden, de la cual fue nombrado prepósito por el papa León X (1516).
12*. En Florencia, en la Toscana, beato Hipólito Galantino, fundador de la
Cofradía de la Doctrina Cristiana, que realizó una egregia labor en la instruc-
ción catequética de los niños y de la gente sencilla (1619).
13*. En Erenée, en la región de Mayenne, en Francia, beata Juana Véron,
virgen y mártir, que se entregó al cuidado de niños y enfermos, y por haber
ocultado de los perseguidores a sacerdotes durante la Revolución Francesa,
fue guillotinada (1794).

201
14*. En Tarragona, en España, beato Francisco de Jesús, María y José Palau
y Quer, presbítero de la Orden de Carmelitas Descalzos, que en el ministerio
soportó graves persecuciones y, acusado falsamente, fue relegado a la isla
de Ibiza y abandonado por todos (1872).
15. En Bilbao, del País Vasco, en España, santa María Josefa del Corazón
de Jesús Sancho de Guerra, virgen, que fundó la Congregación de las Her-
manas Siervas de Jesús y las formó especialmente para el cuidado de los
enfermos y de los pobres (1912).
16*. En Lviv, en Ucrania, beato José Bilczewski, obispo de los latinos, que
se dedicó con gran caridad a la formación de las costumbres y de la doctrina
del clero y del pueblo latinos, y durante la guerra hizo de todo para ayudar a
los pobres y necesitados (1923).

Día 21 de marzo
Duodécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 16 17 18 19 20 21

1. En Egipto, san Serapión, anacoreta (s. inc.).


2. Conmemoración de los santos mártires de Alejandría, que bajo el em-
perador Constancio y el prefecto Filagrio fueron sacrificados el Viernes San-
to de la Pasión del Señor, al irrumpir los arrianos y los paganos en diversas
iglesias (339).
3. En Lauconne, en la región de Lyon, muerte de san Lupicino, abad, que
con su hermano san Romano observó en los bosques del Jura las institucio-
nes monásticas (480).
4*. En Irlanda, san Endeo, abad, que en la isla de Aran fundó un cenobio tan
célebre, que por su fama la isla fue llamada de los Santos (c. 542).
5. En Montecasino, muerte de san Benito, abad, cuya memoria se cele-
bra el día once de julio (547).

202
6. En Constantinopla, pasión de san Jacobo, por sobrenombre “Confe-
sor”, que luchó valientemente por el culto de las santas imágenes y terminó
su vida con un glorioso martirio (c. 824).
7*. En Valence, en la región de Vienne, en Francia, san Juan, obispo, que
primero fue abad de Bonnevaux, y elegido obispo después, padeció muchas
contrariedades por la defensa de la justicia, ayudando generosamente a los
pobres y mercaderes arruinados (c. 1145).
8. En la región montañosa vulgarmente llamada Ranft, junto a Sachseln,
en Suiza, san Nicolás de Flüe, el cual, por inspiración divina, deseoso de otro
género de vida dejó a su esposa y a sus diez hijos, retirándose al monte para
abrazar la vida de anacoreta, donde llegó a ser célebre por su dura peniten-
cia y desprecio del mundo. De su celda sólo salió una vez, y fue para apaci-
guar con una breve exhortación a quienes estaban a punto de enfrentarse en
una guerra civil (1487).
9*. En Dorchester, en Inglaterra, beato Tomás Pilchard, presbítero y már-
tir, varón docto y manso, que en tiempo de la reina Isabel I fue condenado a
muerte por ser sacerdote. Con él se conmemora también al beato Guillermo
Pike, mártir, de oficio carpintero, que en la misma ciudad y en día descono-
cido, bajo la misma reina fue despedazado con gran crueldad por haberse
reconciliado con la Iglesia Romana (1591).
10*. En York, también en Inglaterra, beato Mateo Flathers, presbítero y
mártir, que fue alumno del Colegio Inglés de Douai y, en tiempo del rey Ja-
cobo I, por su fidelidad a Cristo le descuartizaron vivo (1608).
11. En la provincia china de Sichuan, conmemoración de san Agustín Zhao
Rong, presbítero y mártir, que, al recrudecerse la persecución, fue encarce-
lado por el nombre de Cristo, y en un día desconocido de primavera afrontó
la muerte (1815).
12*. En Ronco, en la Liguria, beata Benita Cambiagio Frassinello, que, de
acuerdo con su marido, espontáneamente renunció a la vida conyugal y fun-
dó el Instituto de las Hermanas Benedictinas de la Providencia, para la ins-
trucción cristiana de jóvenes pobres y abandonadas (1858).

203
Día 22 de marzo
Undécimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 17 18 19 20 21 22

1. Conmemoración de san Epafrodito, al que el apóstol san Pablo llama


hermano, cooperador y compañero de los combates (s. I).
2. En Narbona, al sur de la Galia, en la vía Domitia, fuera de la ciudad,
sepultura de san Pablo, obispo y mártir (s. III).
3. En Galacia, santos Calinico y Basilisa, mártires (s. inc.).
4. En Ancira, también en Galacia, san Basilio, presbítero y mártir, que, al
ser designado emperador Constancio, resistió enérgicamente a los arrianos,
y bajo el emperador Juliano rogó a Dios para que ningún cristiano se apar-
tase de la fe, por lo cual, apresado y entregado al prefecto de la provincia,
hubo de padecer mucho hasta consumar su martirio (362).
5. Conmemoración de santa Lea, viuda romana, cuyas virtudes y tránsito
a Dios alabó san Jerónimo (c. 383).
6. En Osimo, del Piceno, en Italia, san Bienvenido Scotivoli, obispo, que,
elegido por el papa Urbano IV para esta sede, trabajó por la paz entre los
ciudadanos y, según el espíritu de los Hermanos Menores, quiso morir sobre
tierra desnuda (1282).
7. En Londres, en Inglaterra, san Nicolás Owen, religioso de la Compa-
ñía de Jesús y mártir, que durante muchos años estableció escondites para
reparo de sacerdotes, por lo cual, bajo el rey Jacobo I, fue encarcelado y
cruelmente torturado en el potro hasta exhalar el espíritu, habiendo confesa-
do gloriosamente a Cristo Señor (1606).
8*. En Anjou, en Francia, beato Francisco Chartier, presbítero y mártir, que
durente la Revolución Francesa fue decapitado por ser sacerdote (1794).
9*. En el campo de concentración de Stutthof, cerca de Gdansk, en Polo-
nia, beatos Mariano Górecki y Bronislao Komorowski, presbíteros y márti-

204
res, que, durante la ocupación militar por los seguidores de doctrinas hosti-
les a la religión, fueron fusilados en desprecio a la fe (1940).

Día 23 de marzo
Décimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 18 19 20 21 22 23

S anto Toribio de Mogrovejo, obispo de Lima, que siendo laico,


de origen español y licenciado en leyes, fue elegido para esta
sede y se dirigió a América donde, inflamado en celo apostólico,
visitó a pie varias veces la extensa diócesis, proveyó a la grey a él
encomendada, fustigó en sínodos los abusos y los escándalos en el
clero, defendió con valentía la Iglesia, catequizó y convirtió a los
pueblos nativos, hasta que finalmente en Saña, del Perú, descansó en
el Señor (1606).
2*. En Cornualles, san Fingar o Guignero, mártir (c. 460).
3. Conmemoración de los santos mártires Victoriano, procónsul de Car-
tago, y dos hermanos de la ciudad de Aguas Regias, y también de Frumen-
cio y otro Frumencio, mercaderes, que en la persecución desencadenada por
los vándalos bajo el rey Hunerico, que era arriano, todos ellos padecieron
atroces suplicios por su constancia en confesar la fe cristiana, hasta ser co-
ronados con ilustre martirio (484).
4*. En Pontoise, cerca de París, en Francia, san Gualterio, primer abad del
monasterio del lugar, que, renunciando a su amor por la soledad, enseñó con
su ejemplo a los monjes la disciplina de la Regla y fustigó en el clero las
costumbres simoníacas (c. 1095).
5*. En Ariano, de Irpinia, en Italia, san Otón, ermitaño (c. 1120).
6*. En Gubbio, de la Umbría, beato Pedro, presbítero de la Orden de
Ermitaños de San Agustín (c. 1306).

205
7*. En York, en Inglaterra, beato Edmundo Sykes, presbítero y mártir, que
durante el reinado de Isabel I fue desterrado por ser sacerdote, y habiendo
regresado a Inglaterra de nuevo, fue apresado y ajusticiado (1587).
8*. En el lugar de Naas, cerca de Dublín, en Irlanda, beato Pedro Higgins,
presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que por guardar fidelidad a
la Iglesia Romana, en tiempo del rey Carlos I fue ahorcado sin juicio (1642).
9. En Barcelona, en España, san José Oriol, presbítero, quien, con la
mortificación corporal, el cultivo de la pobreza y la continua oración, mantu-
vo una constante unión con Dios, enriquecido de dones celestiales (1702).
10*. En el pueblo de Cemmo, de Lombardía, en Italia, beata Anunciata
Cocchetti, virgen, que con fortaleza y humildad dirigió el Instituto de Herma-
nas de Santa Dorotea, recientemente fundado (1882).
11. En el lugar de ad-Dahr, en el Líbano, santa Rebeca de Himlaya
ar-Rayy_s, virgen de la Orden Libanense de San Antonio de los Maronitas,
que ciega a los treinta años, y paralizada después en todos los miembros,
permaneció en oración, fija sólo en Dios (1914).
12*. En Leopoldvara, ciudad de Eslovaquia, beato Metodio Domingo Trc-
ka, presbítero de la Congregación del Santísimo Redentor y mártir, que en
tiempo de persecución por causa de la fe, cambió su peregrinar terreno en
vida eterna con su glorioso martirio (1959).

Día 24 de marzo
Nono Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 19 20 21 22 23 24

1. En Cesarea de Palestina, santos mártires Timolao, Dionisio, Páusides,


Rómulo, Alejandro y otro Alejandro, que en la persecución bajo el empera-
dor Diocleciano fueron conducidos maniatados ante el prefecto Urbano, donde
confesaron que eran cristianos, por lo cual, pocos días después, con los

206
compañeros Agapio y otro Dionisio, fueron decapitados, mereciendo las
coronas de la vida eterna (303).
2. En Mauritania, san Secúndulo, que padeció por la fe de Cristo (s. inc.).
3. En Clogher, en Hibernia (hoy Irlanda), san Maccartemio, obispo, a
quien se le tiene por discípulo de san Patricio (s. V).
4*. En Catania, de Sicilia, san Severo, obispo (814).
5*. En Fabriano, del Piceno, en Italia, beato Juan del Báculo, presbítero y
monje, compañero de san Silvestre, abad (1290).
6. En Vástena, en Suecia, santa Catalina, virgen, hija de santa Brígida,
que casada contra su voluntad, con consentimiento de su cónyuge conservó
la virginidad y, al enviudar, se entregó a la vida piadosa. Peregrina en Roma
y en Tierra Santa, trasladó los restos de su madre a Suecia y los depositó en
el monasterio de Vástena, donde ella misma tomó el hábito monástico (1381).
7*. En Ronda, en Andalucía, región de España, beato Diego José de Cá-
diz (Francisco José) López-Caamaño, presbítero de la Orden de los Her-
manos Menores Capuchinos, predicador insigne y propugnador intrépido de
la libertad de la Iglesia (1801).
8*. En el lugar de Pniewite, junto a Gdansk, en Polonia, beata María Karlo-
wska, virgen, que instituyó la Congregación de Hermanas del Divino Pastor
de la Providencia Divina, cuya finalidad era que recuperasen la dignidad de
hijas de Dios las jóvenes y mujeres pobres caídas en la corrupción de cos-
tumbres (1935).

Día 25 de marzo
Octávo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 20 21 22 23 24 25

S olemnidad de la Anunciación del Señor, cuando, en la ciudad


de Nazaret, el ángel del Señor anunció a María: Concebirás y

207
darás a luz un hijo, y se llamará Hijo del Altísimo. María contes-
tó: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.
Y así, llegada la plenitud de los tiempos, el que era antes de los si-
glos el Unigénito Hijo de Dios, por nosotros los hombres y por nues-
tra salvación, se encarnó por obra del Espíritu Santo de María, la
Virgen, y se hizo hombre.
2. Conmemoración del santo ladrón, que en la cruz reconoció a Cristo, y
de Él mereció oír: Hoy estarás conmigo en el Paraíso (s. I).
3. En Nicomedia, san Dula, mártir (s. inc.).
4. En Roma, en el cementerio de Ponciano, en la vía Portuense, san Qui-
rino, mártir (s. inc.).
5. En Tesalónica, de Macedonia, santa Matrona, mártir, que, siendo es-
clava de una hebrea, a escondidas daba culto a Cristo, y descubierta por su
señora, sufrió muchas penalidades, fue azotada con varas y en la confesión
de Cristo entregó a Dios su espíritu incorrupto (s. inc.).
6. En Milán, en la región transpadana, san Mona, obispo (c. 300).
7. En la isla de Antrum (hoy Aindre), cerca de Nantes, en Francia, san
Hermelando, el cual, después de servir en la corte real, se hizo monje del
monasterio de Fontenelle y finalmente fue designado primer abad del lugar
(c. 720).
8*. En Mammola, cerca de Gerace, en Calabria, san Nicodemo, eremita,
que fue maestro de vida monástica, célebre por la austeridad de vida y por
sus virtudes (990).
9. En Sázava, en Bohemia, san Procopio, que, dejando mujer e hijo,
abrazó la vida eremítica y después presidió el monasterio fundado allí por él
mismo, celebrando las divinas alabanzas en rito griego y en lengua eslava
(1053).
10*. En Schaffhausen, en Suabia, beato Everado, que, siendo conde de
Nellenburg, abrazó la vida monástica en el cenobio de Todos los Santos
(Allerheiligen), construido con su esfuerzo (1078).

208
11*. Junto a Costacciaro, en la Umbría, beato Tomás, ermitaño, que pasó
sesenta y cinco años en vida eremítica y la enseñó a otros a vivirla (1337).
12. En York, en Inglaterra, santa Margarita Clitherow, mártir, la cual, con
la anuencia de su marido, abrazó la fe católica, en la que educó también a
sus hijos, y se preocupó de ocultar en su casa a sacerdotes que eran perse-
guidos, por cuyo motivo fue detenida varias veces durante el reinado de Isa-
bel I, y finalmente, rehusando que su causa fuese llevada ante el tribunal para
que los ánimos de los consejeros del juez no cargasen con la responsabili-
dad de su sentencia a muerte, la condenaron, por su fe en Cristo, a ser as-
fixiada hasta la muerte bajo un gran peso (1586).
13*. En Winchester, también en Inglaterra, beato Jacobo Bird, mártir, que
bajo la misma reina, a los diecinueve años de edad, convertido desde poco
al catolicismo, rechazó participar en una liturgia herética, mereciendo por ello
llegar a la celebración del culto celestial (1592).
14. En el Montefiascone, en la Toscana, santa Lucía Filippini, fundadora
del Instituto de Maestras Pías, para promover la enseñanza cristiana de jó-
venes y mujeres, especialmente las carentes de recursos (1732).
15*. En el lugar de Chervonohrad, junto a Lwiw, en Ucrania, beata Josafa-
ta (Miguelina) Hordáshevska, virgen, que fundó el Instituto de Hermanas
Esclavas de María Inmaculada, dedicándose a hacer el bien donde fuese
mayor la necesidad (1919).
16*. En la ciudad de Majdanek, cerca de Lublín, en Polonia, beato Emilia-
no Kov_, presbítero y mártir, que en tiempo de guerra fue deportado a un
campo de concentración, donde, por el combate de la fe, alcanzó la vida eterna
(1944).
17*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Hilario Januszewski, presbítero de la Orden de los
Carmelitas Descalzos y mártir, que en tiempo de guerra, por confesar a Cristo
fue deportado desde Polonia a esta cárcel, y habiéndose contagiado del tifus
por asistir a los enfermos, falleció dejando un hermoso testimonio de fe y
caridad (1945).

209
Día 26 de marzo
Séptimo Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 21 22 23 24 25 26

1. En Roma, en la vía Labicana, san Cástulo, mártir (s. inc.).


2. En Anatolia, santos Manuel, Sabino, Codrato y Teodosio, mártires (s.
inc.).
3. En Sirmio, en Panonia, santos mártires Montano, presbítero, y Máxi-
ma, su esposa, que habiendo confesado a Cristo Señor, fueron arrojados a
las aguas por los infieles (c. 304).
4. Conmemoración de la pasión de san Eutiquio, subdiácono alejandrino,
que en tiempo del emperador Constancio, y bajo el obispo arriano Jorge,
murió por la fe católica (356).
5. En Sebaste, en Armenia, san Pedro, obispo, que fue el hermano más
joven de san Basilio Magno y eximio defensor de la fe ortodoxa ante los
arrianos (c. 391).
6. En Montier-en-Der, en la actual región de la Champaña, en Francia,
san Bercario, primer abad de Hautvillers y luego de Der, que fue herido con
un punzón el día de Jueves Santo por un monje al que había castigado, y el
día de la Resurrección pasó al cielo (685).
7. En el Monte Albano, en la Toscana, santos Baroncio y Desiderio, er-
mitaños (s. VII).
8. En el monasterio de Werden, en Sajonia, tránsito de san Liudgero,
obispo, que fue discípulo de Alcuino y predicó el Evangelio en Frisia, Dinamar-
ca y Sajonia, estableciendo la sede de Münster y fundando varios monaste-
rios, convertidos en centros para la propagación de la fe (809).
9*. En Catania, de Sicilia, en Italia, beata Magdalena Catalina Morano,
virgen del Instituto de Hijas de María Auxiliadora, que se consagró a impar-
tir catequesis, recorriendo sin cesar toda esta región (1908).

210
Día 27 de marzo
Sexto Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 22 23 24 25 26 27

1. En Salzburgo, en Baviera, san Ruperto, obispo, que siendo originario


de la región de Worms, a petición del duque Teodon se dirigió a Baviera y
en la antigua ciudad de Juvavum edificó una iglesia y un monasterio, donde
estuvo al frente como obispo y como abad, y desde allí difundió la fe cristia-
na (c. 718).
2*. En la región Septempedana (hoy San Severino Marche), del Piceno,
en Italia, beato Peregrino de Falerone, presbítero, que fue uno de los prime-
ros discípulos de san Francisco y que, peregrino en Tierra Santa, resultó
admirado incluso por los sarracenos (1232).
3*. En Quarona, junto a Novara, del Piamonte, en Italia, beata Panacea
de’Muzzi, virgen y mártir, que a los quince años de edad, estando orando en la
iglesia, fue asesinada por su propia madrastra, que siempre la atormentaba (1383).
4*. En Turín, también en el Piamonte, beato Francisco Faá di Bruno, pres-
bítero, que unió la ciencia de las matemáticas y de la física con la práctica de
las obras de caridad (1888).

Día 28 de marzo
Quinto Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 23 24 25 26 27 28

1. En Tarso, de Cilicia, san Castor, mártir (s. inc.).


2. Conmemoración de los santos mártires Prisco, Malco y Alejandro, los
cuales, durante la persecución bajo el emperador Valeriano, vivían en una

211
granja cerca de Cesarea, en Palestina, y sabiendo que en la ciudad se les
ofrecían celestiales coronas de martirio, inflamados del ardor divino de la fe,
espontáneamente se presentaron al juez y le reprocharon que se ensañase tanto
con la sangre de los santos, y él, inmediatamente, los entregó a las fieras para
que los devorasen (260).
3. En Heliópolos, de Fenicia, san Cirilo, diácono y mártir, que bajo el
emperador Juliano Apóstata sufrió un cruel martirio (c. 362).
4. En Alejandría, en Egipto, san Proterio, obispo, que el Jueves Santo,
en un tumulto popular, fue cruelmente asesinado por los monofisitas, segui-
dores de su predecesor Dióscoro (454).
5. En Chalons, de Burgundia, en Francia, sepultura de san Gountrán, rey de
los francos, que destinó sus tesoros a las iglesias y a los pobres (593).
6. En el monte Olimpo, en Bitinia, san Hilarión, hegúmeno del monasterio
de Pelecete, que luchó valerosamente por el culto de las santas imágenes (s.
VIII).
7. En el monasterio de Cister, en Borgoña (hoy Francia), san Esteban
Harding, abad, que junto con otros monjes vino de Molesmes y, más tarde,
estuvo al frente de este célebre cenobio, donde instituyó a los hermanos
conversos, recibió a san Bernardo con treinta compañeros y fundó doce
monasterios, que unió con el vínculo de la Carta de Caridad, para que no
hubiese discordia alguna entre ellos, sino que los monjes actuasen con uni-
dad de amor, de Regla y con costumbres similares (1134).
8*. En Naso, cerca de Mesina, en Sicilia, beato Conón, monje, que al
regreso de una peregrinación a los Santos Lugares encontró difuntos a sus
padres y, distribuyendo su hacienda familiar entre los indigentes, abrazó la
vida de anacoreta, según la disciplina de los monjes orientales (1236).
9*. En Monticiano, cerca de Siena, en la Toscana, beato Antonio Patrizi,
presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, que fue verdadero
amador de los hermanos y del prójimo (c. 1311).
10*. En Tours, en Francia, beata Juana María de Maillé, que, al morir su espo-
so en la guerra, quedó reducida a la miseria y, arrojada por los suyos de casa,
vivió abandonada de todos en una celda como una reclusa, junto al convento de
los Menores, mendigando el pan, abandonada totalmente en Dios (1414).

212
11*. En York, en Inglaterra, beato Cristobal Wharton, presbítero y mártir
en tiempo de la reina Isabel I, ajusticiado por ser sacerdote (1600).
12*. En Anjou, en Francia, beata Renata María Feillatreau, mártir, que, es-
tando casada, durante la Revolución Francesa fue decapitada por su fideli-
dad hacia la Iglesia católica, (1794).
13*. En Przemysl, en Polonia, beato José Sebastián Pelczar, obispo, funda-
dor de la Congregación de Esclavas del Sagrado Corazón y maestro eximio
de la vida espiritual (1924).

Día 29 de marzo
Quarto Kaléndas aprílis. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 24 25 26 27 28 29

1*. En Nápoles, de la Campania, conmemoración de san Eustasio, obispo


(s. III).
2. Conmemoración de san Marcos, obispo de Aretusa, en Siria, que du-
rante la controversia arriana no se desvió lo más mínimo de la fe ortodoxa y, bajo
el emperador Juliano el Apóstata, fue perseguido. San Gregorio Nacianceno lo
saludó como varón eximio y santísimo anciano (364).
3. Conmemoración de los santos Armogastes, Arquinimo y Saturno, már-
tires, que en África, en tiempo de la persecución desencadenada por los
vándalos bajo el rey arriano Genserico, sufrieron graves suplicios y oprobios
por la confesión de la verdad (c. 462).
4*. En el Monte Carmelo, en Palestina, beato Bertoldo, que, siendo mili-
tar, fue admitido entre los hermanos que vivían vida religiosa en este monte,
y más adelante, elegido prior, encomendó la piadosa comunidad a la Madre
de Dios (c. 1188).
5*. En Poitiers, en Aquitania, san Guillermo Tempier, obispo, que, prudente
y firme, defendió contra los nobles la Iglesia a él encomendada, ofreciendo
en su persona un integérrimo ejemplo de vida (1197).

213
6*. En Wismar, de Holstein, en Alemania, san Ludolfo, obispo de Ratze-
burg y mártir, que por defender la libertad de la Iglesia fue arrojado a una
reducida cárcel por mandato del duque Alberto, donde quedó tan agotado
corporalmente que, al ser liberado de prisión, emigró hacia el Señor (1250).
7*. En Salisbury, en Inglaterra, conmemoración del beato Juan Ham-bley,
presbítero y mártir, que en tiempo de la reina Isabel I, por ser sacer-dote, se
conformó a la pasión de Cristo subiendo al patíbulo en un día desconocido
de este mes, cercano a la Pascua del Señor (1587).

Día 30 de marzo
Tértio Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 25 26 27 28 29 30

1. En Asti, en la región transpadana, san Segundo, mártir (s. inc).


2. En Tesalónica, en Macedonia, san Domnino, mártir (s. IV).
3. En Senlis, en la Galia lugdonense, san Régulo, obispo (s. IV).
4. Conmemoración de muchos santos mártires, que en Constantinopla, en
tiempo del emperador Constancio, por orden de Macedonio, obispo arriano,
fueron desterrados o torturados con toda clase de tormentos (s. IV).
5. En el monte Sinaí, san Juan, abad, que compuso la célebre obra Esca-
la del Paraíso, para la instrucción de los monjes, señalando el camino del
progreso espiritual a modo de una ascensión por treinta peldaños hacia Dios,
de donde mereció ser nombrado con el sobrenombre de “Clímaco” (649).
6. En Siracusa, de Sicilia, san Zósimo, obispo, que fue primero humilde
custodio del sepulcro de santa Lucía y después abad del monasterio de ese
lugar (c. 600).
7. En Coventry, en Inglaterra, santa Osburga, primera abadesa del mo-
nasterio de este lugar (c. 1018).

214
8. Cerca de Aquino, en el Lacio, san Clino, abad del monasterio de san
Pedro de Silva (d. 1030).
9. En Aguilera, en la región española de Castilla, san Pedro de Valladolid
Regalado, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, conspicuo por la
humildad y el rigor de la penitencia, que fundó dos conventos, para que en
ellos viviesen sólo doce hermanos solitarios (1456).
10*. En Vercelli, en el Piamonte, beato Amadeo IX, duque de Saboya, que
en el gobierno que se le había confiado fomentó de todas formas la paz y,
con su ayuda y celo, sostuvo las causas de los pobres, viudas y huérfanos
(1472).
11. En la aldea de Su-Ryong, en Corea, santos mártires Antonio Daveluy,
obispo, Pedro Aumaître, Martín Lucas Huin, presbíteros, José Chang Chu-gi,
Tomás Son Cha-son y Lucas Hwang Sok-tu, catequistas, que por la fe de
Cristo fueron decapitados (1866).
12*. En Nápoles, en Italia, beato Luis de Casáurea (Arcángel) Palmen-tie-
ri, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores. Impulsado con el ar-
dor de la caridad hacia los pobres de Cristo, instituyó dos congregaciones, a
saber, los Hermanos de la Caridad y las Hermanas Franciscanas de Santa
Isabel (1885).
13. En Turín, también en Italia, san Leonardo Murialdo, presbítero, que
fundó la Pía Sociedad de San José, para educar en la fe y la caridad cristia-
nas a los niños abandonados (1900).
14. En la aldea de San Julián, en el territorio de Guadalajara, en México,
san Julio Álvarez, presbítero y mártir, que en la cruel persecución religiosa
atestiguó con su sangre su fidelidad a Cristo Señor y a su Iglesia (1927).
15*. Cerca de Viena, en Austria, beata María Restituta (Helena) Kafka, virgen,
de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Caridad Cristiana y mártir,
que, nacida en Bohemia, trabajaba en un hospital, y durante la guerra fue dete-
nida por los enemigos de la fe y decapitada (1943).

215
Día 31 de marzo
Prídie Kaléndas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 26 27 28 29 30 1

1. En el lugar de Argol, en Persia, san Benjamín, diácono, que al predi-


car insistentemente la palabra de Dios, consumó su martirio con cañas agu-
das entre sus uñas, en tiempo del rey Vararane V (c. 420).
2. En Roma, conmemoración de santa Balbina, cuyo título situado en el
Aventino muestra la veneración que se tributó a su nombre (antes de 595).
3*. En Colonia, en Austrasia, san Agilolfo, obispo, preclaro por la auste-
ridad de vida y la predicación (751/752).
4*. En Borgo San Domnino, en la región de Parma, san Guido, abad del
monasterio de Ponposa, en el que recibió a muchos discípulos y restauró los
edificios, preocupándose de modo especial por la oración, la contemplación
y el culto divino, y buscando vivir en la soledad, atento sólo a Dios (1046).
5*. En Toulouse, en Francia, beata Juana, virgen, de la Orden de las Car-
melitas (s. XV).
6*. En Udine, en el territorio de Venecia, beato Buenaventura Tornielli,
presbítero de la Orden de los Siervos de María, que con su predicación por
diversas regiones de Italia movió al pueblo a la penitencia, falleciendo ya
octogenario, mientras predicaba un sermón cuaresmal (1491).
7*. En Carlisle, en Inglaterra, conmemoración del beato Cristóbal Robin-
son, presbítero y mártir, que fue testigo del martirio de san Juan Boste y, fi-
nalmente, bajo la reina Isabel I, también, en día desconocido, fue ajusticiado
sólo por ser sacerdote, recibiendo la palma de la gloria (1597).
8*. En la aldea de Ravensbrück, en Alemania, beata Natalia Tulasie-wicz,
mártir, que al ser ocupada Polonia militarmente fue recluida en un campo de
concentración por los nazis y, a causa de la inhalación de gases, entregó su
alma al Señor (1945).

216
ABRIL

Día 1 de abril
Kaléndis aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 27 28 29 30 1 2

1. En Roma, conmemoración de los santos mártires Venancio, obispo, y


compañeros de Dalmacia y de Istria, a saber, Anastasio, Mauro, Pauliniano,
Telio, Asterio, Septimio, Antioquiano y Gayano, que la Iglesia se complace
en honrar juntamente (s. III/IV).
2. En Tesalónica, de Macedonia, santas Agape y Quionia, vírgenes y
mártires, que en la persecución bajo el emperador Diocleciano, por no que-
rer comer carne sacrificada a los ídolos fueron entregadas al prefecto Dulce-
cio, que las condenó a ser quemadas vivas (304).
3. En Palestina, santa María Egipcíaca, célebre pecadora de Alejandría,
que por la intercesión de la Bienaventurada Virgen se convirtió a Dios en la
Ciudad Santa, y llevó una vida penitente y solitaria a la otra orilla del Jordán
(s. V).
4. En Lauconay, cerca de Amiens, en la Galia, san Valerico o Valerio,
presbítero, que atrajo a muchos compañeros hacia la vida eremítica (s. VII).
5. En el lugar llamado Ardpatrick, en la región de Munster, en Irlanda,
san Celso, obispo de Armagh, que trabajó en favor de la instauración de la
Iglesia (1129).
6. En Grenoble, en Burgundia, san Hugo, obispo, que se esforzó en la
reforma de las costumbres del clero y del pueblo, y siendo amante de la
soledad, durante su episcopado ofreció a san Bruno, maestro suyo en otro
tiempo, y a sus compañeros, el lugar de la Cartuja, que presidió cual primer
abad, rigiendo durante cuarenta años esta Iglesia con esmerado ejemplo de
caridad (1132).

217
7*. En el monasterio cisterciense de Bonnevaux, en el Delfinado, en Fran-
cia, beato Hugo, abad, cuya caridad y prudencia lograron la armonía entre el
papa Alejandro III y el emperador Federico I (1194).
8*. En Caihness, en Escocia, san Gilberto, obispo, que erigió la iglesia
catedral en Dornoch y dispuso hospederías para los pobres, y al morir en-
comendó lo que él mismo había observado en su vida, a saber: no hacer daño
a ningún ser, llevar con paciencia los contradicciones permitidas por Dios y a
nadie dar ocasión de tropiezo (c. 1245).
9*. En York, en Inglaterra, beato Juan Bretton, mártir, que, siendo padre
de familia, mostró una gran constancia en la fe de la Iglesia Romana durante
el reinado de Isabel I y, amenazado varias veces, se mantuvo firme, por lo
que al fin, falsamente acusado de sedición, fue estrangulado (1598).
10*. En Brescia, de Lombardía, en Italia, beato Luis Pavoni, presbítero, que
se entregó con ánimo decidido a la formación de los jóvenes pobres, intere-
sándose sobre todo en su educación religiosa y artesana, fundando para ello
la Congregación de los Hijos de María Inmaculada (1848).

Día 2 de abril
Quarto Nonas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 28 29 30 1 2 3

S an Francisco de Paula, ermitaño, fundador de la Orden de los


Mínimos en Calabria, prescribiendo a sus discípulos que vivie-
sen de limosnas, no teniendo propiedad ni manipulando dinero, y que
utilizasen sólo alimentos cuaresmales. Llamado a Francia por el rey
Luis XI, le asistió en el lecho de muerte, y célebre por la austeridad
de vida, murió a su vez en Plessis-les-Tours, junto a Tours (1507).
2. En Cesarea de Palestina, san Affiano o Anfiano, mártir, que, como se
obligase al pueblo a sacrificar públicamente a los dioses en tiempo del em-
perador Maximino, se acercó intrépido al prefecto Urbano y, cogiéndole por

218
el brazo, quiso impedir el rito, por lo cual le prendieron fuego con los pies
envueltos en lino empapado con aceite y, respirando aún, fue arrojado al mar
por los soldados (306).
3. En la misma ciudad, pasión de santa Teodora, virgen, natural de Tiro,
que, en la misma persecución citada, por haber saludado a los confesores de
la fe que estaban de pie ante el tribunal, rogándoles que al llegar ante el Se-
ñor se acordasen de ella, fue detenida por los soldados y llevada al mismo
prefecto, y por mandato de éste fue torturada con acerbos tormentos y arro-
jada finalmente al mar (307).
4. En Como, en la provincia de Liguria, san Abundio, obispo, que envia-
do a Constantinopla por san León Magno, defendió allí con celo la fe orto-
doxa (468).
5. En Capua, de la Campania, san Víctor, obispo, conspicuo por su eru-
dición y su santidad (554).
6. En Lyon, en la Galia, san Nicecio, obispo, que se distinguió por su
dedicación a los pobres y su benignidad para con los sencillos, establecien-
do en esta Iglesia la norma de cantar salmos (573).
7. En el monasterio de Luxeuil, en Burgundia, san Eustasio, abad, discí-
pulo de san Columbano, que fue padre de casi seiscientos monjes (629).
8. En Chelmsford, en Inglaterra, san Juan Payne, presbítero y mártir, que
en tiempo de la reina Isabel I fue ahorcado, acusado falsamente de sedición
(1582).
9*. En el pueblo de Tomhom, de la isla de Guam, en Oceanía, beatos
mártires Diego Luis de San Vitores, presbítero de la Compañía de Jesús, y
Pedro Calungsod, catequista, que fueron cruelmente precipitados al mar, en
odio a la fe cristiana, por algunos apóstatas y nativos seguidores del paga-
nismo (1672).
10*. En Spoleto, en la Umbría, beato Leopoldo de Gaiche, presbítero de la
Orden de Hermanos Menores, que estableció el santuario de Monte Luco
(1815).
11. En el pueblo Xuong Dien, en Tonquín, santo Domingo Tuoc, presbíte-
ro de la Orden de Predicadores y mártir en tiempo del emperador Minh Mang
(1839).

219
12*. En Padua, en el territorio de Venecia, beata Isabel Vendramini, virgen,
que dedicó su vida a los pobres y, tras superar muchas adversidades, fundó
el Instituto de Hermanas Isabelas de la Tercera Orden de San Francisco
(1860).
13*. En Vic, de Cataluña, en España, beato Francisco Coll, presbítero de
la Orden de Predicadores, que, al ser injustamente exclaustrado, prosiguió
su firme vocación y anunció por toda la región el nombre del Señor Jesucris-
to (1875).
14*. En Györ, en Hungría, beato Guillermo Apor, obispo y mártir, que en
plena guerra abrió su casa a unos trescientos prófugos y, por defender a unas
muchachas de manos de los soldados, la tarde del Viernes Santo de la Pasión
del Señor fue herido, falleciendo tres días más tarde (1945).
15*. En Lwiw, en Ucrania, beato Nicolás Carneckyj, obispo, que ejercien-
do como exarca apostólico de Volyn’ y Pidljashja en tiempo de persecución
contra la fe, siguió como pastor fiel las huellas de Cristo y, por su gracia,
llegó al reino de los cielos (1959)
16*. En Maracay, en Venezuela, beata María de San José (Laura) Alva-rado,
virgen, que fundó las Agustinas Recoletas del Sagrado Corazón, siempre
solícita en su caridad a favor de las jóvenes huérfanas, de los ancianos y
pobres abandonados (1967).

Día 3 de abril
Tértio Nonas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 29 30 1 2 3 4

1. En Roma, san Sixto I, papa, que en tiempo del emperador Adriano rigió
la Iglesia Romana, siendo el sexto tras el bienaventurado Pedro (128).
2. En Tomis, en Escitia, santos Cresto y Papo, mártires (c. s. IV).
3. En Tiro, de Fenicia, san Ulpiano, mártir, que, siendo aún adolescente,

220
durante la persecución bajo el emperador Maximino Daza fue encerrado en
un odre con un áspid y un perro y sumergido en el mar, completando así su
martirio (306).
4. En Nápoles, de la Campania, san Juan, obispo, que durante la Noche
Santa de Pascua, mientras celebraba los sagrados misterios, falleció, y, acom-
pañado de multitud de fieles y neófitos, fue inhumado el día de la solemnidad
de la Resurrección del Señor (432).
5. En el monasterio de Medicio, en Bitinia, san Nicetas, hegúmeno, que,
por defender el culto de las sagradas imágenes, en tiempo del emperador León
el Armenio sufrió cárcel y exilio (824).
6. En Constantinopla, san José, por sobrenombre “Himnógrafo”, presbí-
tero, que, siendo monje, en la persecución desencadenada por los iconoclas-
tas fue enviado a Roma para pedir la protección de la Sede Apostólica y,
después de muchos padecimientos, recibió la custodia de los vasos sagrados
de la iglesia de Santa Sofía (886).
7. En Chichester, en Inglaterra, san Ricardo, obispo, que, desterrado por
el rey Enrique III y restituido después en la sede, se mostró generoso en
ayudar a los pobres (1235).
8*. En Policio, en Sicilia, beato Gandulfo de Binasco Sacchi, presbítero de
la Orden de Hermanos Menores, que llevó una vida solitaria y austera, e ilu-
minó aquella región con la predicación de la palabra de Dios (c. 1260).
9*. En Pina, del Piceno, en Italia, beato Juan, presbítero, uno de los pri-
meros compañeros de san Francisco, siendo enviado a la Galia Narbonense,
donde enseñó la nueva forma de vida evangélica (1275).
10*. En Lancaster, en Inglaterra, beatos Roberto Middleton, de la Compa-
ñía de Jesús, y Turstano Hunt, presbíteros y mártires. Este último, al querer
liberar durante el camino al primero, que era conducido prisionero, él mismo
fue apresado y, reinando Isabel I, ambos fueron condenados a muerte por
ser sacerdotes, y por sus tormentos llegaron a la derecha de Cristo (1601).
11. En Udine, en la región de Venecia, san Luis Scrosoppi, presbítero de
la Congregación del Oratorio, que fundó la Congregación de Hermanas de
la Divina Providencia, para la educación cristiana de la juventud femenina
(1884) .

221
12*. Cerca de Cracovia, en Polonia, en el campo de concentración de
Oswiecin o Auschwitz, beato Pedro Eduardo Dankowski, presbítero y már-
tir, que al ser ocupada militarmente Polonia fue detenido por su confesión
cristiana y atormentado hasta consumar el martirio (1942).

Día 4 de abril
Prídie Nonas aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 1 30 1 2 3 4 5

S an Isidoro, obispo y doctor de la Iglesia, que, discípulo de su


hermano Leandro y sucesor suyo en la sede de Sevilla, en la
Hispania Bética, escribió con erudición, convocó y presidió varios
concilios, y trabajó con celo y sabiduría por la fe católica y por la
observancia de la disciplina eclesiástica (636).
2. En Tesalónica, de Macedonia, santos mártires Agatópodo, diácono, y
Teodulo, lector, que, a causa de su confesión de la fe cristiana, en tiempo del
emperador Maximiano, y por mandato del prefecto Faustino, fueron arroja-
dos al mar con una piedra atada al cuello (s. IV in.).
3. En Milán, en la provincia de Liguria, muerte de san Ambrosio, obispo, que
el día de Sábado Santo salió al encuentro de Cristo vencedor de la muerte. Su
memoria se celebra el siete de diciembre, aniversario de su ordenación (397).
4. En Constantinopla, san Platón, hegúmeno, que durante muchos años
luchó con ánimo invencible contra los destructores de las sagradas imágenes
y, con su sobrino Teodoro, organizó el célebre monasterio de Studión (814).
5*. En Poitiers, en Aquitania, san Pedro, obispo, que favoreció los comien-
zos de la Orden de Fontevrault y, removido injustamente de la sede, falleció
exiliado en Chauvigny (1115).
6*. En Siclo, de Sicilia, beato Guillermo Cuffitelli, eremita, que, renuncian-
do a la práctica de la caza, pasó cincuenta y siete años en la soledad y en la
pobreza (1411).

222
7. En Palermo, de Sicilia, en Italia, san Benito Massarari, denominado el
“Negro” por el color de su piel, fue primero eremita, y entró después en la
Orden de los Hermanos Menores, mostrándose humilde en todo y siempre
lleno de fe en la divina Providencia (1589).
8*. En Catania, también de Sicilia, beato José Benito Dusmet, obispo, de
la Orden de San Benito, que fomentó vivamente el culto divino, la instruc-
ción cristiana del pueblo y el celo en el clero, y en tiempo de pestilencia prestó
auxilio a los enfermos (1894).
9*. En el lugar de Aljustrel, cerca de Fátima, en Portugal, beato Francisco
Marto, que, consumido por una enfermedad siendo todavía niño, brilló por
la suavidad de costumbres, la perseverancia en los sufrimientos y en la fe, y
también por la asiduidad en la oración (1919).
10*. En Regio Calabria, en Italia, beato Cayetano Catanoso, presbítero, que
instituyó la Congregación de las Hermanas Verónicas del Rostro Santo, para
alivio de los pobres y abandonados (1953).

Día 5 de abril
Nonis aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 1 2 1 2 3 4 5 6

S an Vicente Ferrer, presbítero de la Orden de Predicadores, que,


de origen español, recorrió incansablemente ciudades y cami-
nos de Occidente, solícito por la paz y la unidad de la Iglesia, predi-
cando a pueblos innumerables el Evangelio de la penitencia y la ve-
nida del Señor, hasta que en Vannes, de la Bretaña Menor, en Francia,
entregó su espíritu a Dios (1419).
2. En Tesalónica, de Macedonia, santa Irene, virgen y mártir, que, por
haber ocultado los libros sagrados en contra de la prohibición del empera-
dor Diocleciano, fue conducida a un lupanar público y después quemada por

223
orden del prefecto Dulcecio, bajo el cual también sus hermanas, Ágape y
Cionia, habían padecido juntas poco antes (204).
3. En Seleucia, en Persia, santa Ferbuta, viuda, hermana de san Simeón,
obispo, que, junto con su acompañante, fue martirizada en tiempo del rey
Sapor II (c. 342).
4. También en Seleucia, conmemoración de ciento once varones y nueve
mujeres, mártires, que, procedentes de varias ciudades regias, por haber
rehusado firmemente renegar de Cristo y adorar el fuego, por mandato del
mismo rey fueron quemados vivos (344).
5. En Regie, de Mauritania, pasión de los santos mártires que, en la per-
secución bajo Genserico, rey arriano, recibieron la muerte en la iglesia el día
de Pascua, y entre ellos, el lector fue traspasado con una saeta en la gargan-
ta, mientras en el púlpito cantaba el “Aleluya” (s. V).
6. En el monasterio de Grande-Sauve, en Aquitania, san Geraldo, abad,
que desde el monasterio de Corbie fue elegido abad de Laon, pero más tar-
de, después de peregrinar varias veces, se retiró a la espesura del bosque,
donde fundó su monasterio (1095).
7*. En Montecorvino, en la Apulia, san Alberto, obispo, que dedicó su vida
a la oración continua y a buscar el bien de los pobres (1127).
8*. En Fosses, de Brabante, santa Juliana, virgen de la Orden de San
Agustín, que fue priora de Mont-Cornillon, junto a Liège, y después llevó vida
reclusa, en la cual, fortalecida con gracias especiales, promovió la solemni-
dad del Cuerpo de Cristo (1258).
9. En la ciudad de Palma, en la isla de Mallorca, en España, santa Cata-
lina Tomás, virgen, que, habiendo ingresado en la Orden de Canonesas Re-
gulares de San Agustín, destacó por su humildad y la abnegación de la vo-
luntad (1574).
10*. En Kaufbeuren, junto al río Iller, en Baviera, beata María Crescencia
(Ana) Höss, virgen, que ingresó en la Tercera Orden de San Francisco y
procuró comunicar a los demás el fervor del Espíritu Santo, con el que ella
misma ardía (1744).

224
Día 6 de abril
Octávo Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 1 2 3 2 3 4 5 6 7

1. En Sirmio, en Panonia, pasión de san Ireneo, obispo y mártir, que en


tiempo del emperador Maximiano, y bajo el prefecto Probo, fue atormenta-
do y después encerrado en la cárcel, siendo finalmente decapitado (s. IV).
2. En Constantinopla, san Eutiquio, obispo, que presidió el Segundo Con-
cilio Ecuménico Constantinopolitano, defendiendo enérgicamente la fe orto-
doxa, y, tras padecer largo exilio, al morir confesó la resurrección de la car-
ne (582).
3. En Roma, santa Gala, hija del cónsul Símaco, la cual, al fallecer su
cónyuge, vivió cerca de la iglesia de San Pedro durante muchos años, entre-
gada a la oración, limosnas, ayunos y otras obras santas, y cuyo felicísimo
tránsito fue descrito por el papa san Gregorio I Magno (s. VI).
4*. En Troyes, de Neustria, san Winebaldo, abad del monasterio de San
Lupo, preclaro por su austeridad (c. 620).
5*. En la misma ciudad, san Prudencio, obispo, que preparó para los iti-
nerantes un breviario del Salterio, recogió de las Sagradas Escrituras los pre-
ceptos para los candidatos al sacerdocio y restauró la disciplina de los mo-
nasterios (861).
6. En Velehrad, de Moravia, nacimiento para el cielo de san Metodio,
obispo, junto con su hermano san Cirilo, cuya memoria se celebra el día
catorce de febrero (885).
7*. En el monasterio de San Gallo, de Suabia, en Alemania, beato Notke-
ro Bálbulo, monje, que pasó casi toda la vida en este cenobio componiendo
secuencias, grácil de cuerpo pero no de ánimo, tartamudo de voz pero no
de espíritu, firme en todo lo divino, paciente en lo adverso, manso para con
todos, diligente en la oración, la lectura, la meditación y el dictado (912).
8*. En el monasterio de San Elías de Aulina, cerca de Palmi, en Calabria,
san Filarete, monje, hombre célebre por su vida entregada a la oración (1070).

225
9. En la isla de Eskyll, cerca de Roskilde, en Dinamarca, san Guillermo,
abad, que pasó de un cenobio de canónigos regulares de París a Dinamarca,
instaurando la disciplina regular en medio de grandes dificultades, y al ama-
necer del domingo de Pascua partió de esta vida (1203).
10. En Milán, de Lombardía, pasión de san Pedro de Verona, presbítero
de la Orden de Predicadores y mártir, el cual, nacido de padres maniqueos,
todavía niño abrazó la fe católica y, siendo aún adolescente, recibió del mis-
mo santo Domingo el hábito. Dedicado a combatir la herejía, de camino ha-
cia Como cayó víctima de los enemigos, recitando en los últimos momentos
el símbolo de la fe (1252).
11*. En el monasterio de Santa María, en el Sacro Monte cerca de Vares-
se, en Lombardía, beata Catalina de Palancia, virgen, que, junto con varias
compañeras, llevó vida eremítica bajo la Regla de san Agustín (1478).
12. En la ciudad de Vinh Tri, en Tonquín, san Pablo Lè Bao Tinh, presbí-
tero y mártir, que, siendo todavía clérigo, permaneció largo tiempo en la cár-
cel y, ordenado sacerdote, dirigió el seminario, confeccionó un libro de ho-
milías y un compendio de doctrina cristiana, y finalmente, de nuevo llevado a
la cárcel en tiempo del emperador Tu Duc, fue condenado a la decapitación
(1857).
13*. En Verona, en Italia, beato Ceferino Agostini, presbítero, que se dedi-
có al ministerio de la predicación, catequesis e instrucción cristiana, y traba-
jó para ayudar a la juventud, a los pobres y a los enfermos, instituyendo la
Congregación de Ursulinas Hijas de María Inmaculada (1896).
14*. En Turín, en Italia, beato Miguel Rua, presbítero, propagador eximio
de la Sociedad Salesiana (1910).
15*. En Varsovia, ciudad de Polonia, beato Miguel Czartoryski, presbítero
de la Orden de Predicadores y mártir, que tras ser invadida Polonia durante
la guerra, por mantener su fe fue fusilado en la parroquia del lugar (1944).
16*. En el lugar Fiobbio di Albino, cerca de Bérgamo, en Italia, beata Pe-
trina Morosini, virgen y mártir, que a los veintiséis años, regresando a casa
desde su trabajo, por defender frente a un joven la virginidad que había pro-
metido a Dios, fue herida en la cabeza hasta la muerte (1957).

226
Día 7 de abril
Séptimo Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 1 2 3 4 3 4 5 6 7 8

M emoria de san Juan Bautista de la Salle, presbítero, que en


Reims, de Normandía, en Francia, se dedicó con ahínco a la
instrucción humana y cristiana de los niños, en especial de los po-
bres, instituyendo la Congregación de los Hermanos de las Escuelas
Cristianas, por la cual soportó muchas tribulaciones, siendo mere-
cedor de gratitud por parte del pueblo de Dios (1719).
2. Conmemoración de san Hegesipo, que vivió en Roma durante los pon-
tificados de Aniceto y Eleuterio, y con estilo sencillo escribió una historia de
los hechos eclesiásticos, desde la Pasión del Señor hasta su tiempo (c. 180).
3. En Alejandría, de Egipto, san Pelusio, presbítero y mártir (s. inc.).
4. En Pentápolis, en Libia, santos mártires Teodoro, obispo, Ireneo, diá-
cono, Serapión y Ammonis, lectores (s. IV).
5. En Pompeiópolis, de Cilicia, san Caliopio, mártir (s. IV).
6. En Sinope, del Ponto, doscientos santos soldados mártires (s. IV).
7. En Mitilene, en la isla de Lesbo, san Jorge, obispo, que en tiempo del
emperador León el Armenio tuvo que padecer mucho por el culto de las
sagradas imágenes (816).
8*. En el monasterio de Crespin, en Hainaut, san Aiberto, presbítero y
monje, que diariamente, después de la salmodia, de rodillas o postrado reci-
taba todo el salterio y comunicaba la divina misericordia a los penitentes que
acudían a él (1140).
9*. En el monasterio de los Premostratenses de Steinfeld, en Alemania, san
Hermanno José, presbítero, que brilló por su delicado amor hacia la Virgen
María y celebró con himnos y cánticos su devoción hacia el divino Corazón
de Jesús (1241/1252).

227
10. En York, en Inglaterra, san Enrique Walpole, de la Compañía de Je-
sús, y beato Alejandro Rawlins, presbíteros y mártires, que, bajo la reina
Isabel I, fueron encarcelados y cruelmente maltratados por ser sacerdotes,
alcanzando la corona eterna al ser después ahorcados y descuartizados
(1595).
11*. En Worcester, también en Inglaterra, beatos mártires Eduardo Old-
corne, presbítero, y Rodolfo Ashley, religiosos de la Compañía de Jesús, que
ejercieron clandestinamente el ministerio durante muchos años, pero finalmen-
te, acusados de tomar parte en un complot contra el rey Jacobo I, fueron
encarcelados y torturados, y después descuartizados vivos (1606).
12. En Conchinchina, san Pedro Nguyen Van Luu, presbítero y mártir, que
en tiempo del emperador Tu Duc fue condenado muerte y subió alegre al
patíbulo (1861).
13*. En el lugar de Dongerkou, en China, beata María Asunto Pallotta, vir-
gen de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María, que, dedicada a
cargos humildes, trabajó sencilla y desconocida por el reino de Cristo (1905).

Día 8 de abril
Sexto Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 1 2 3 4 5 4 5 6 7 8 9

1. Conmemoración de san Agabo, profeta, que, según atestiguan los He-


chos de los apóstoles, movido por el Espíritu Santo anunció una gran ham-
bre sobre toda la tierra, así como las dificultades que Pablo habría de sopor-
tar de los gentiles (s. I).
2. Conmemoración de los santos Herodión, Asíncrito y Flegón, a los que
el apóstol san Pablo saluda en la Carta a los romanos (s. I).
3. Conmemoración de san Dionisiso, obispo de Corinto, el cual, dotado
de admirable conocimiento de la palabra de Dios, no sólo enseñó con la

228
predicación a los fieles de su ciudad y de su provincia, sino también a los
obispos de otras ciudades y provincias mediante sus cartas (180).
4. En Antioquía, en Siria, santos Timoteo, Diógenes, Macario y Máximo,
mártires (s. inc.).
5. En Alejandría, en Egipto, san Dionisio, obispo, varón de gran erudi-
ción, preclaro por su confesión de la fe y por la diversidad de sufrimientos y
tormentos, descansando como confesor de la fe, ya anciano, en tiempo de
los emperadores Valeriano y Galieno (c. 265).
6. En Como, de la Liguria, san Amancio, obispo, que fue el tercero en la
cátedra de esta Iglesia y fundó la basílica de los Apóstoles (449).
7*. En Orvieto, de la Toscana, en Italia, beato Clemente de Auximo, pres-
bítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, que dirigió y promovió
la Orden con gran eficacia y adaptó sabiamente sus leyes (1291).
8*. En Alcalá de Henares, en España, beato Julián de San Agustín, reli-
gioso de la Orden de Hermanos Menores Descalzos, que fue tomado por
loco a causa de su exagerada penitencia y varias veces rechazado de la vida
religiosa, predicando a Cristo más con el ejemplo que con palabras (1606).
9. En Namur, junto al Mosa, en Brabante, santa Julia Billiart, virgen, que,
para asegurar la educación de las jóvenes, fundó el Instituto de Santa María
y propagó la devoción al Sagrado Corazón de Jesús (1816).
10*. En Alassio, cerca de Albenga, de la Liguria, en Italia, beato Augusto
Czartoryski, presbítero de la Sociedad Salesiana, cuya salud enfermiza no le
impidió caminar según la llamada de Dios, mostrando eximios ejemplos de
santidad (1893).
11*. En el convento de Belmonte, cerca de Cuenca, en España, beato Do-
mingo del Santísimo Sacramento Iturrate, presbítero de la Orden de la San-
tísima Trinidad, que trabajó con todas sus fuerzas en la salvación de las al-
mas y en fomentar la glorificación de la Trinidad (1927).

229
Día 9 de abril
Quinto Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 5 6 7 8 9 10

1. En Alejandría, en Egipto, san Máximo, obispo, que, siendo presbítero,


compartió el exilio y la confesión de la fe con el obispo san Dionisio, al que
después sucedió (282).
2. En la misma ciudad, san Edesio, mártir, hermano de san Apiano, que
bajo el emperador Maximino reprochó abiertamente al juez el haber entre-
gado a los leones a las vírgenes consagradas a Dios, siendo detenido por
soldados y torturado, y finalmente, por Cristo Señor, arrojado al mar (306).
3. Cerca de Sirmio, en Panonia, san Demetrio, mártir, muy venerado en
todo el Oriente y, de modo especial, en la ciudad de Tesalónica (s. III/IV).
4. En Cesarea de Capadocia, san Eupsiquio, mártir, que, por haber des-
truido el santuario de la diosa Fortuna, consumó su martirio bajo el empera-
dor Juliano el Apóstata (c. 362).
5. En la ciudad de los cenomanos (hoy Le Mans), en la Galia Lugdunen-
se, san Liborio, obispo (s. IV).
6. En Amida, de Mesopotamia, san Acacio, obispo, que, para redimir a
unos persas cautivos y sometidos a crueles torturas, interesó al clero y ven-
dió a los romanos los vasos sagrados de la Iglesia (s. V).
7. En Castroloco (hoy Mons), de Henao, en Neustria, santa Valdetrudis,
hermana de santa Aldegundis, que, siendo esposa de san Vicente Madelga-
rio y madre de cuatro santos, a semejanza de su marido se ofreció a Dios y
recibió el hábito monástico en el cenobio fundado por ella misma (688).
8. En el monasterio de Jumièges, también en Neustria, san Hugo, obispo
de Rouen, el cual gobernó a la vez el monasterio de Fontenelle y las iglesias
de París y Bayeux, y finalmente, renunciando a estos cargos, estuvo al frente
del monasterio de Jumièges (730).
9*. En el lugar llamado San Vicente, cerca de Briviesca, en la región de
Castilla, en España, santa Casilda, virgen, que, nacida en la religión maho-

230
metana, ayudó con misericordia a los cristianos detenidos en la cárcel y des-
pués, ya cristiana, vivió como eremita (1075).
10*. En Aureil, en la región de Limoges, en Francia, san Gauquerio, canó-
nigo regular, que fue para el clero ejemplo de vida en común y de celo por
las almas (1140).
11*. En el monte Senario, en la Toscana, beato Ubaldo Adimari, presbítero
de la Orden de Siervos de María, que pasó de la milicia terrestre al servicio
de María, por obra de san Felipe Benizi (1315).
12*. En Tana, en la India occidental, beato Tomás de Tolentino, presbítero
de la Orden de Hermanos Menores y mártir, que, habiendo viajado hasta el
imperio de China para anunciar el Evangelio, al dirigirse después hacia el
territorio de los tártaros y de los hindúes coronó su misión con un glorioso
martirio (1321).
13*. En Bricherasio, cerca de Pinerolo, en el Piamonte, beato Antonio Pa-
voni, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que fue apuñalado al
salir de la iglesia, después de predicar contra la herejía (1374).
14*. En el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, cerca de Cra-
covia, en Polonia, beata Celestina Faron, virgen de la Congregación de las Pe-
queñas Siervas de la Inmaculada Concepción y mártir, la cual, al ser ocupada
militarmente Polonia durante la guerra, fue encarcelada por la fe de Cristo y,
agotada por las privaciones, alcanzó la gloriosa corona (1944).

Día 10 de abril
Quarto Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 6 7 8 9 10 11

1. En África, santos Terencio, Africano, Máximo, Pompeyo, Alejandro,


Teodoro y cuarenta compañeros, mártires, que murieron por la fe cristiana
en tiempo del emperador Decio (c. 250).
2. En Alejandría, de Egipto, san Apolonio, presbítero y mártir (s. inc.).

231
3*. En Auxerre, de Neustria, san Paladio, obispo, que fue abad del mo-
nasterio de San Germán y, recibido el episcopado, participó en muchos con-
cilios y se dedicó a restaurar la disciplina eclesiástica (658).
4*. En Gavelo, en el territorio de Venecia, san Beda el Joven, monje, que,
después de estar sirviendo durante cuarenta y cinco años al emperador Car-
lomagno, eligió servir el resto de su vida al Señor en el monasterio (c. 883).
5. En Gante, en Flandes, san Macario, peregrino, quien, recibido entre
los monjes de San Bavón, al año siguiente falleció consumido por la peste
(1012).
6*. En Chartres, en Francia, san Fulberto, obispo, cuya doctrina nutrió a mu-
chos, y con munificencia e ingenio comenzó la iglesia catedral, promoviendo
la devoción a la Virgen María, Reina de Misericordia (1029).
7*. En Túnez, en el norte de África, beato Antonio Neyrot, presbítero de
la Orden de Predicadores y mártir, que, capturado por los piratas y condu-
cido a África, apostató de la fe, pero, con la ayuda de la gracia divina, el día
de Jueves Santo en la Cena del Señor retomó públicamente el hábito religio-
so, delito que expió muriendo apedreado (1460).
8*. En Piacenza, en la Emilia, beato Marcos de Bolonia Fantuzzi, presbí-
tero de la Orden de Hermanos Menores, preclaro por la prudencia y la pre-
dicación (1479).
9. En Valladolid, en España, san Miguel de los Santos, presbítero de la
Orden de la Santísima Trinidad, que se entregó por completo a obras de
caridad y a la predicación de la palabra de Dios (1625).
10. En Verona, en el territorio de Venecia, santa Magdalena de Canossa,
virgen, que espontáneamente renunció a todas las riquezas de su patrimonio
para seguir a Cristo y fundó un instituto doble: el de las Hijas y el de los Hijos
de la Caridad, para fomentar la instrucción cristiana de los niños (1855).
11*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Bonifacio Zukowski, presbítero de la Orden de los
Hermanos Menores Conventuales y mártir, que durante la guerra, quebran-
tado por las torturas, por razón de la fe acabó su martirio en la cárcel (1942).

232
Día 11 de abril
Tértio Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 7 8 9 10 11 12

M emoria de san Estanislao, obispo y mártir, que, entre las difi-


cultades de su época, fue constante defensor de la humanidad
y de las costumbres cristianas, rigió como buen pastor la iglesia de
Cracovia, ayudó a los pobres, visitó cada año a sus clérigos y, final-
mente, mientras celebraba los divinos misterios, fue muerto por or-
den de Boleslao, rey de Polonia, al que había reprendido (1079).
2. En Pérgamo, en Asia, conmemoración de san Antipas, testigo fiel, como
dice san Juan en el Apocalipsis, que fue martirizado por el nombre de Jesús
(s. I) .
3. Conmemoración de san Felipe, obispo de Gortina, en la isla de Creta, que
en tiempo de los emperadores Marco Antonio Vero y Lucio Aurelio Cómo-
do, tuteló enérgicamente la Iglesia que se le había encomendado frente a la
violencia de los paganos y las insidias de los herejes (c. 180).
4. En Salona, en Dalmacia, san Domnión, obispo y mártir, que fue marti-
rizado, según la tradición, durante la persecución bajo el emperador Diocle-
ciano (299).
5. Cerca de Gaza, en Palestina, san Barsanufio, anacoreta, quien, de ori-
gen egipcio, dotado de gracias de contemplación, fue también eximio por la
integridad de su vida (540).
6. En Spoleto, en la Umbría, san Isaac, monje, oriundo de las regiones
de Siria y fundador del monasterio de Monte Luco, cuyas virtudes conme-
mora el papa san Gregorio I Magno (c. 550).
7*. En Calabria, beato Lanuino, compañero y sucesor de san Bruno, que
se distinguió como intérprete del espíritu del fundador, para establecer los
monasterios de la Orden Cartujana (1119).

233
8*. En Coimbra, en Portugal, beata Sancha, virgen, que, siendo hija del
rey Sancho I, fundó el monasterio de Cellis, de monjas cistercienses, y en él
abrazó la vida regular (1229).
9*. En Cúneo, del Piamonte, beato Ángel de Clavasio (Antonio) Carletti ,
presbítero, de la Orden de Hermanos Menores, insigne en la doctrina, la
prudencia y caridad (1495).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Jorge Gervase, presbítero de la Or-
den de San Benito y mártir, alumno del Colegio de Douai de los Ingleses,
que en tiempo del rey Jacobo I, mientras ejercía su ministerio pastoral, fue
detenido dos veces en su patria, confesando con constancia su fe católica
hasta ser ahorcado (1608).
11. En Luca, en Italia, santa Gema Galgani, virgen, la cual, insigne por la
contemplación de la Pasión y por los dolores soportados con paciencia, a la
edad de veinte años consumó su angélica vida el día de Sábado Santo (1905).
12*. En la misma ciudad, beata Elena Guerra, virgen, que instituyó la Con-
gregación de las Oblatas del Espíritu Santo, para la enseñanza de las niñas, y
dio sabios avisos a los cristianos acerca de la cooperación del Espíritu Santo
en la economía de la salvación (1914).
13*. En el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, cerca de
Cracovia, en Polonia, beato Semproniano Ducki, religioso de la Orden de
los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, que durante la guerra, por fide-
lidad a Cristo, fue apresado y culminó el martirio en medio de torturas (1942).

Día 12 de abril
Prídie Idus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 8 9 10 11 12 13

1. En Fermo, del Piceno, en Italia, santas Visia y Sofía, vírgenes y márti-


res (s. inc.).
2. En Roma, en el cementerio de Calepodio, en el tercer miliario de la vía
Aurelia, sepultura del papa san Julio I, quien, frente a los ataques de los arria-

234
nos, custodió valientemente la fe del Concilio de Nicea, defendió a san Ata-
nasio, perseguido y exiliado, y reunió el Concilio de Sardica (352).
3. En Verona, del territorio de Venecia, san Zenón, obispo, que con su
trabajo y predicación llevó a la ciudad hasta el bautismo de Cristo (c. 372).
4. En Capadocia, san Sabas Godo, mártir, que durante la persecución
contra los cristianos bajo Atanarico, rey de los godos, por haber rechazado
tres días después de la celebración de la Pascua los alimentos inmolados a
los ídolos, tras crueles tormentos fue arrojado a un río (372).
5. Cerca de Gap, en la provincia de la Galia, san Constantino, obispo (p.
517).
6. En Pavía, de Lombardía, san Damián, obispo, cuya carta sobre la rec-
ta fe, referente a la voluntad y al obrar de Cristo, fue leída en el Tercer Con-
cilio de Constantinopla (697).
7*. En Pario, del Helesponto, san Basilio, obispo, que, por defender el culto
de las sagradas imágenes, padeció azotes, cadenas y exilio (735).
8*. En la región de Calais, en la Galia, san Erkembodone, abad de Sithiu
y, a la vez, obispo de Thérouanne (742).
9*. En el monasterio de Cava, en la Campania, san Alferio, fundador y
primer abad, quien, después de ser consejero de Guaimario, duque de Sa-
lerno, se hizo discípulo de san Odilón en Cluny y se distinguió en la obser-
vancia de la vida monástica (1050).
10*. En el monasterio de Belem, cerca de Lisboa, en Portugal, beato Lo-
renzo, presbítero de la Orden de San Jerónimo, cenobio al que acudían
muchísimos penitentes, atraídos por su eximia piedad (s. XIV).
11. En la ciudad de Los Andes, en Chile, santa Teresa de Jesús (Juana)
Fernández Solar, virgen, que, siendo novicia en la Orden de Carmelitas Des-
calzas, consagró, como ella misma decía, su vida a Dios por el mundo peca-
dor, muriendo de tifus a los veinte años de edad (1920).
12. En Nápoles, en Italia, san José Moscati, médico, entregado totalmente
a la cotidiana e incansable asistencia a los enfermos sin reclamar a los po-
bres paga alguna, y, atendiendo a los cuerpos, curaba a la vez las almas con
gran amor (1927).

235
13. En la aldea de San José, del territorio Chilpancingo, en México, san
David Uribe, presbítero y mártir, que en tiempo de persecución contra la
Iglesia, por Cristo Rey padeció el martirio (1927).

Día 13 de abril
Idibus aprílis. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 9 10 11 12 13 14
En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria
en el Calendario español, la conmemoración de san Hermenegildo, mártir, que en
este día figura en el núm. 4.

S an Martín I, papa y mártir, que condenó la herejía de los monote-


letas en el Concilio de Letrán y, por orden del emperador Constan-
te II, fue arrancado de su sede por el exarca Calíopa, que entró por la
fuerza en la basílica de Letrán, enviando al Pontífice a Constantinopla y
encerrándolo en una dura mazmorra bajo estrecha vigilancia, siendo por
fin desterrado al Quersoneso, donde, después de unos dos años, conclu-
yeron sus tribulaciones, alcanzando la corona eterna (656).
2. En Pérgamo, en Asia, santos mártires Carpo, obispo de Tiatira, Pápi-
lo, diácono, Agatonica, hermana de Pápilo, y otros muchos, que, por la di-
cha de su confesión, fueron coronados con el martirio (s. II).
3. En Rávena, de la Flaminia, san Urso, obispo, que trasladó la sede
episcopal desde Classe a esa ciudad, dedicando la iglesia catedral, bajo el
título de la santa Anástasis, el día de Pascua, y en la misma fecha, después
de algunos años, emigró a la gloria de la resurrección (c. 425).
4. En Tarragona, en Hispania, san Hermenegildo, mártir, que siendo hijo
de Leovigildo, rey arriano de los visigodos, fue convertido a la fe católica
por san Leandro, obispo de Sevilla, y recluido en la cárcel por disposición
de su padre al haberse negado a recibir la comunión de manos de un obispo
arriano, el día de la fiesta de Pascua fue degollado por mandato de su pro-
pio padre (586).

236
5*. En el monasterio de Santa María de Capelle, cerca de Wast, en la región
de Boulogne, en Francia, beata Ida, la cual, viuda de Eustaquio, conde de
Boulogne, brilló por su liberalidad hacia los pobres y por su celo en el deco-
ro de la casa de Dios (1113).
6*. En Menevia, de Cambria, en Gales, san Carádoco, presbítero y ermi-
taño, que siendo tañedor de arpa en el palacio real, al constatar que allí se
quería más a los perros que a los hombres, decidió servir a Dios bajo la di-
rección del abad Teliavo (1124).
7*. En el monasterio de Fonte Avellana, en la Umbría, beato Albertini, er-
mitaño y prior de un grupo de eremitas, que antepuso la soledad a los hono-
res y procuró conciliar las ciudades enemistadas entre sí (1294).
8*. En el monasterio cisterciense de Val-des-Roses, en Brabante, beata Ida,
virgen, que desde joven sufrió por parte de su padre antes de entrar en la
vida religiosa y, con la austeridad cotidiana, imitó en su cuerpo a Cristo su-
friente (c. 1290).
9*. En Tiferno Tiberino, de la Umbría, beata Margarita, virgen de las Her-
manas de la Penitencia de Santo Domingo, que, ciega de nacimiento, defor-
me y abandonada, siempre confió, sin embargo, en el nombre de Jesús (1320).
10*. En Rochester, en Inglaterra, beatos Francisco Dickenson y Milón Ge-
rard, presbíteros y mártires, que, tras haberse formado en el Colegio de Reims
de los Ingleses, regresaron a su patria para ejercer clandestinamente el mi-
nisterio sacerdotal, a causa de lo cual, durante el reinando Isabel I ambos
fueron condenados a la horca y después descuartizados (1590).
11*. En York, también en Inglaterra, beatos Juan Lockwood y Eduardo
Catherick, presbíteros y mártires en tiempo del rey Carlos I. El primero, de
ochenta y siete años, que ya había sido condenado dos veces a la pena ca-
pital por ser sacerdote, quiso preceder en el patíbulo a su compañero más
joven, que iba algo angustiado ante la muerte, para animarle al glorioso mar-
tirio (1642).
12*. En la isla de La Reunion, en el Océano Índico, beato Scubilión (Juan
Bernardo), religioso del Instituto de las Escuelas Cristianas, el cual enseñó
incansablemente a los niños y ofreció ayuda a los pobres y esperanza a los
esclavos (1867).

237
13*. En la aldea de Totoclán, en la región de Guadalajara, en México, san
Saba Reyes, presbítero y mártir, que, por Cristo Sacerdote y Rey del Uni-
verso, fue ejecutado durante la persecución mexicana (1927).

Día 14 de abril
Décimo octávo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 10 11 12 13 14 15

1. En Roma, en el cementerio de Pretextato, en la vía Apia, santos Tibur-


cio, Valeriano y Máximo, mártires (s. inc.).
2. En Antioquía, en Siria, santas mártires Bernice y Prosdoca, vírgenes,
junto con su madre Domnina, que en tiempo de persecución, para evitar a
los que querían atentar contra su pureza, buscando remedio en la fuga, halla-
ron finalmente el martirio al ser arrojadas a un río (s. IV).
3. En el desierto de Nitria, en Egipto, san Frontón, abad, que, junto con
setenta compañeros, se retiró al desierto (c. s. IV).
4. En Elphin, en Irlanda, san Asaco, obispo, considerado como discípulo
de san Patricio y primer obispo de esta Iglesia (s. V).
5. En Alejandría, en Egipto, santa Tomáide, mártir (476).
6. En Lyon, en Francia, san Lamberto, obispo, que antes había sido monje
y abad del monasterio de Fontanelle (c. 688).
7*. En Montemarano, de la Campania, san Juan, obispo, que se dedicó a
ayudar a los pobres y a la santificación del clero (s. XI/XII).
8*. En el monasterio de Tiron, junto a Chartres, en Francia, san Bernardo,
abad, que llevó vida eremítica en bosques y en la isla Chausey, siendo maes-
tro insigne de los discípulos que acudían a él en gran número, a los que en-
caminaba hacia la perfección evangélica (1117).
9*. En Aviñón, en Francia, san Benito, que, siendo adolescente, ejercía de
pastor, hasta que se trasladó a esta ciudad y se dedicó, con la ayuda del

238
preboste, a construir un puente sobre el Ródano, muy útil para los ciudada-
nos (1184).
10*. En Tuy, de Galicia, en España, beato Pedro González, llamado vulgar-
mente “Telmo”, presbítero de la Orden de Predicadores, que trató de ser tan
humilde como antes había deseado la gloria, entregándose a ayudar a los más
humildes, sobre todo a marineros y pescadores (1246).
11*. En Schiedam, en Gueldres, santa Lidvina o Liduina, virgen, que por la
conversión de los pecadores y la liberación de las almas, soportó durante toda
la vida enfermedades del cuerpo, confiada sólo en Dios (1433).
12*. En el pueblo Cuevas de Vinromá, cerca de Castalla, en España, beata
Isabel Calduch Rovira, virgen de la Orden de Clarisas Capuchinas y mártir,
que en tiempo de persecución contra la fe murió por Cristo (1936).

Día 15 de abril
Décimo séptimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 11 12 13 14 15 16

1. En Tracia, santos Teodoro y Pausilipo, mártires, que, según la tradi-


ción, sufrieron el martirio en tiempo del emperador Adriano (117/137).
2. En Mira, de Licia, san Crescente, que consumó el martirio por medio
del fuego (s. inc.).
3. En el monte Áureo, del Piceno, en Italia, san Marón, mártir (s. inc.).
4. En Roma, en la basílica de San Pedro, conmemoración de san Abun-
dio, que, como narra el papa san Gregorio I Magno, fue humilde y fiel ma-
yordomo de esta iglesia (c. 564).
5. En Scissy, de la región de Coutances, en la Galia, sepultura de san
Paterno, obispo de Avranches, que, después de haber fundado muchos mo-
nasterios, ya septuagenario fue elegido para la función episcopal, y, lleno de
méritos, entregó su alma a Dios en el monasterio (c. 565).

239
6*. En el monasterio de Landelles, en la región de Bayeux, de Normandía,
san Ortario, abad, célebre por su austeridad y su vida de oración, así como
por su dedicación a curar enfermos y por ayudar a los pobres (s. XI).
7. En Aviñón, de la Provenza, en Francia, beato César de Hus, presbíte-
ro, que, tras haberse convertido de la vida mundana, se entregó por entero a
la predicación y a la catequesis, y fundó la Congregación de los Padres de la
Doctrina Cristiana, para que diese gloria a Dios con la instrucción de los fie-
les (1607).
8*. En Kalavai, de la isla de Molokay, en Oceanía, beato Damián de Veus-
ter, presbítero de la Congregación de Misioneros de los Sagrados Corazo-
nes de Jesús y de María, quien, entregado a la asistencia de los leprosos,
terminó él mismo contagiado de esta enfermedad (1889).
9. En la ciudad llamada Villanueva de la Reina, en la región hispáni-
ca de Andalucía, santa Potenciana, virgen, que se santificó trabajando
como tejedora en su propia casa (s. XII/XIII).

Día 16 de abril
Sextodécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 12 13 14 15 16 17

1. En Corinto, de la Acaya, santos mártires Leónidas y siete compañe-


ras: Carissa, Galina, Teodora, Nica, Nunencia, Callis y Basilisa, que, des-
pués de diversas torturas, fueron arrojados al mar (III/IV).
2. En Zaragoza, en la Hispania Tarraconense, conmemoración de san
Optato y sus diecisiete compañeros8, mártires, que en la persecución bajo el
emperador Diocleciano fueron ejecutados, después de ser atormentados, com-
poniendo Prudencio unos versos sobre su glorioso martirio (s. IV).
8
Sus nombres son: Luperco, Suceso, Marcial, Urbano, Julia, Quintiliano, Publio,
Fronto, Félix, Ceciliano, Evodio, Primitivo, Apodemio y otros cuatro que llevaban to-
dos el nombre de Saturnino.

240
3. En la misma ciudad, santa Engracia, virgen y mártir, que sufrió duros
suplicios, quedándole las llagas como testimonio de su martirio (s. IV).
4. También en Zaragoza, santos Cayo y Cremencio, que en la misma
persecución perseveraron en la fe en Cristo, superando las torturas que se
les infligieron (s. IV).
5. En Astorga, durante el reinado de los suevos, en Hispania, santo Tori-
bio, obispo, que, por mandato del papa san León Magno, se enfrentó decidida-
mente a la secta priscilianista que se difundía por Hispania (s. V).
6. En Braga, de Lusitania, san Fructuoso, obispo, el cual, monje y funda-
dor de monasterios, fue obispo de Dumio y, por voluntad de los Padres del
décimo Concilio de Toledo, obispo metropolitano de Braga, sede que rigió
con prudencia junto con sus monasterios (c. 665).
7*. En Escocia, san Magno, mártir, que, siendo príncipe de las Islas Orca-
das, abrazó la fe cristiana y, encontrándose en dificultades con el rey de
Noruega por acusaciones que se le habían hecho, se presentó desarmado a
su colega en el gobierno para firmar la paz, siendo asesinado traicioneramente
(1116).
8. En Sebourg, en Hainaut, san Drogón, pastor y peregrino por el Señor,
que, buscando una vida sencilla y solitaria, acabó sus días recluso en una
pequeña celda (c. 1186).
9*. En Brona, cerca de Pavía, en Lombardía, conmemoración de san Con-
tardo, peregrino, que escogió vivir en pobreza total y, habiendo iniciado el
camino de Santiago, contrajo una enfermedad que le causó la muerte (1249).
10*. En Siena, de la Toscana, beato Joaquín, religioso de la Orden de los
Siervos de María, que se distinguió por su devoción a la Virgen María y
cumplió la ley de Cristo asumiendo el cuidado de los pobres (1306)
11. En Roma, san Benito José Labre, el cual, deseoso desde su adoles-
cencia de una áspera vida penitente, realizó peregrinaciones a célebres san-
tuarios, vistiendo harapos y contentándose con limosnas, dando ejemplo de
piedad y penitencia, y regresado a Roma, se entregó a una vida de oración y
de pobreza extrema (1783).

241
12*. En Preuilly, del Anjou, en Francia, beatos Pedro Delépine, Juan Mé-
nard y veinticuatro compañeras9, casi todos campesinos, que fueron fusila-
dos durante la Revolución Francesa en odio a la fe cristiana (1794).
13. En Nevers, también en Francia, santa María Bernarda Soubirous, vir-
gen, la cual, nacida en Lourdes de una familia muy pobre, siendo aún niña
asistió a las apariciones de la Inmaculada Santísima Virgen María y, después,
abrazando la vida religiosa, llevó una vida escondida y humilde (1879).

Día 17 de abril
Quintodécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 13 14 15 16 17 18

1. En Melitene, en Armenia, santos mártires Pedro, diácono, y Hermóge-


nes, su coadjutor (c. s. IV).
2. En Persia, pasión de san Simeón bar Sabas, obispo de Seleucia y Ctesi-
fonte, el cual, por orden de Sapor II, rey de los persas, fue detenido y car-
gado de cadenas por rechazar la adoración del sol y proclamar a Jesucristo
libre y valientemente. Encarcelado junto con más de cien compañeros, obis-
pos, presbíteros y de otros órdenes eclesiásticos, fue sometido a torturas, y
el Viernes Santo de la Pasión del Señor, ante sus ojos, y mientras los exhor-
taba, todos sus compañeros fueron degollados, como él mismo lo fue en úl-
timo lugar (341).
3. También conmemoración de muchos mártires que, después de la muerte
de san Simeón, en toda la región de Pesia, e igualmente bajo el rey Sapor II,
fueron degollados por causa del nombre de Cristo, entre ellos san Ustaza-
9
Son sus nombres: Renata Bourgeais, Juana Gourdon, María Gingueneau, Francis-
ca Michoneau, Juana Onillon, Renata Séchet, María Roger, Francisca Suhard, Juana
Thomas, viuda; Magdalena Cady, María Piou, Petrina Pottier, Renata Rigault, Juana
Leduc, Magdalena Sallé, esposas; María Genoveva y Marta Poulain de la Forestrie,
Petrina Bourigault, María Forestier, María Lardeux, Petrina Laurent, Ana Maugrain,
Margarita Robin y María Rochard.

242
des, eunuco del palacio real, que fue padrino del mismo rey y que, en el primer
ímpetu de la persecución, sufrió el martirio en el palacio de Artajerjes, her-
mano del rey Sapor, en la provincia de Adiabena (341).
4. En Tortona, de la Liguria, san Inocencio, obispo (s. IV).
5. En Melitene, en Armenia, san Acacio, obispo, que intervino en el Con-
cilio de Efeso contra Nestorio para defender la fe católica, y después fue
depuesto injustamente de su sede (c. 435).
6. En Vienne, en Burgundia, san Pantagato, obispo (540).
7*. En la isla de Eigg, en las Hébridas interiores, frente a Escocia, san
Donnan, abad, junto con cincuenta y dos monjes, que durante las celebra-
ciones pascuales fueron degollados o quemados por unos piratas (617).
8. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Elías,
presbítero, ya anciano, Pablo e Isidoro, monjes jóvenes, que perecieron en
la persecución llevada a cabo bajo los sarracenos por causa de la fe cristia-
na (856).
9. En el monasterio de Chaise-Dieu, de la Alvernia, en Francia, san Ro-
berto, abad, que, habiéndose retirado a este lugar para vivir como solitario,
se le juntaron muchos hermanos, y con su predicación y ejemplo de vida
reunió a un buen número de ellos (1067).
10. En el monasterio de Molesmes, en Francia, san Roberto, abad, el cual,
deseoso de una vida monástica más sencilla y más estricta, ya fundador de
monasterios y superior esforzado, ya director de ermitaños y restaurador
eximio de la disciplina monástica, fundó el monasterio de Cister, que rigió
como primer abad, y llamado de nuevo como abad a Molesmes, allí descan-
só en paz (1111).
11*. En Perugia, de la Umbría, beato Jacobo de Cerqueto, presbítero de la
Orden de los Eremitas de San Agustín, que dio ejemplo asumiendo con ale-
gría la enfermedad que le aquejaba (1367).
12*. En Pisa, de la Toscana, beata Clara Gambacorti, que, al perder aún
muy joven a su esposo, aconsejada por santa Catalina de Siena fundó el
monasterio de santo Domingo bajo una austera Regla y dirigió con pruden-
cia y caridad a las hermanas, distinguiéndose por haber perdonado al asesi-
no de su padre y de sus hermanos (1419).

243
13*. En Madrid, en España, beata María Ana de Jesús Navarro de Gueva-
ra, virgen, la cual, después de superar la oposición de su padre, recibió el
hábito de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, dedicándose a la vida
de oración, penitencia y ayuda a pobres y afligidos (1624)
14*. En Londres, en Inglaterra, beato Enrique Heath, presbítero de la Or-
den de los Hermanos Menores y mártir, que bajo el rey Carlos I, por la sola
razón de su sacerdocio, fue entregado al verdugo en Tyburn (1643).
15*. En Sault, de la provincia de Québec, en Canadá, beata Catalina Te-
kawitha, virgen, la cual, nacida entre los indígenas del lugar, recibió el bautis-
mo el día de Pascua y ofreció a Dios su virginidad, que ya había conservado
antes de convertirse, sufriendo muchas amenazas y vejaciones (1680).

Día 18 de abril
Quartodécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 14 15 16 17 18 19

1. En Melitene, en Armenia, santos Hermógenes y Elpidio, mártires (s. inc.).


2. En Persia, san Pusicio, mártir, prefecto de los artesanos del rey Sapor
II, que por haber confortado al vacilante presbítero Ananías fue herido en el
cuello y murió el Sábado Santo, ocupando así un lugar insigne en el grupo de
mártires sacrificados después de san Simeón (341).
3. En Fano, del Piceno, en Italia, san Eusebio, obispo, que acompañó al
papa san Juan I en el viaje a Constantinopla impuesto por el rey Teodorico,
y al regreso le siguió también en la prisión (c. 526).
4*. En Leighlin, en Irlanda, san Laisren o Molasio, abad, que extendió
pacíficamente en la isla la celebración de la Pascua, según la costumbre ro-
mana (638).
5. En el cenobio de Lobbes, en Hainaut, san Ursmaro, obispo y abad,
que propagó la Regla de san Benito y atrajo al pueblo a la fe cristiana (713).

244
6. En Constantinopla, santa Antusa, virgen, que, siendo hija del empera-
dor Constantino Coprónimo, se dedicó a ayudar a los pobres, a redimir a
siervos, a reparar iglesias y a edificar monasterios, recibiendo el hábito mo-
nástico de manos del obispo san Tarasio (s. VIII ex.).
7. En la isla Egina, santa Atanasia, viuda, que vivió como solitaria y fue
también hegúmena, ilustre por sus virtudes y observancia monástica (s. IX).
8. En la misma isla, san Juan Isauro, monje, discípulo de san Gregorio
Decapolita, que en tiempo del emperador León el Armenio luchó denodada-
mente defendiendo las santas imágenes (después de 842).
9. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, san Perfecto, pres-
bítero y mártir, que fue encarcelado y después degollado por los sarracenos,
por haber combatido la doctrina de Mahoma y confesado con firmeza su fe
en Cristo (850).
10*. En Brujas, en Flandes, beato Idesbaldo, abad, el cual, después de
perder a su esposa, sirvió durante treinta años en la corte de los condes de
Flandes y, ya maduro, ingresó en el monasterio de Dune, del que fue tercer
abad durante doce años (1167).
11. En Milán, de Lombardía, san Galdino, obispo, que trabajó en la res-
tauración de la ciudad destruida por la guerra y entregó a Dios su alma des-
pués de un sermón contra los herejes (1176).
12*. En Montereale, en el Abruzo, beato Andrés, presbítero de la Orden
de los Ermitaños de San Agustín, que se dedicó a predicar por Italia y Fran-
cia (1479).
13*. En la ciudad de Gandía, de la región de Valencia, en España, beato
Andrés Hibernón, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que, sien-
do joven, fue expoliado por los ladrones, y después cultivó con empeño la
pobreza (1602).
14*. En Pontoise, cerca de París, beata María de la Encarnación (Bárbara)
Avrillot, la cual, madre de familia ejemplar y mujer sumamente devota, intro-
dujo el Carmelo en Francia, fundando cinco monasterios, y, muerto su espo-
so, abrazó la vida religiosa (1618).

245
15*. En Anjou, en Francia, beato José Moreau, presbítero y mártir, que
durante la Revolución Francesa fue degollado un Viernes Santo en odio a la
fe cristiana (1794).
16*. En Siena, de la Toscana, beata Sabina Petrilli, virgen, que fundó la
Congregación de Hermanas de Santa Catalina de Siena, para la ayuda de
jóvenes desamparadas y pobres (1923).
17*. En el lugar de Majdanek, cerca de Lublín, en Polonia, beato Román
Archutowski, presbítero y mártir, el cual, encarcelado por ser cristiano, fue
torturado por los soldados y, consumido por el hambre y la enfermedad, pasó
a la gloria eterna (1943).

Día 19 de abril
Tértiodécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 15 16 17 18 19 20

1. En África, san Mapálico, mártir, que durante la persecución bajo el


emperador Decio, movido de piedad hacia su familia, pidió que se conce-
diese la paz eclesiástica a su madre y a su hermana, que habían abjurado, y
así, conducido ante el tribunal, fue coronado por el martirio. Con él perecie-
ron muchos otros santos mártires, que confesaron igualmente a Cristo, a sa-
ber: Baso, en una cantera; Fortunio, en la cárcel; Pablo, en el tribunal; For-
tunata, Victorino, Víctor, Heremio, Crédula, Hereda, Donato, Firme, Venus-
to, Frutos, Julia, Marcial y Aristón, muertos en la cárcel por hambre (250).
2. En Persia, santa Marta, virgen y mártir, que en tiempo del rey Sapor
II, al siguiente día de la muerte de su padre, Pusicio, sufrió el martirio en la
Solemnidad de la Resurrección del Señor (341).
3. En Antioquía, de Pisida, san Jorge, obispo, que murió en el destierro
por defender el culto de las santas imágenes (818).
4*. En Friesen, en los Alpes de Baviera, san Geroldo, eremita, del que se
cuenta que llevó una vida de penitencia en la región de Vorarlberg (c. 978)

246
5. En la playa junto a Greenwich, en Inglaterra, pasión de san Elfego,
arzobispo de Canterbury y mártir, el cual, mientras los daneses pasaban a
sangre y fuego el país, se presentó ante ellos con la intención salvar a su grey
y, al no poder ser rescatado por dinero, el sábado después de Pascua fue
golpeado con huesos de oveja y finalmente degollado (1012).
6. En Roma, en la basílica de San Pedro, san León IX, papa, que prime-
ro fue obispo de Tulle durante veinticinco años, defendiendo enérgicamente
a su grey, y una vez elegido para la sede romana, reunió varios sínodos para
la reforma de la vida del clero y la extirpación de la simonía (1054).
7*. En el monasterio de Saint-Bertín, de la región de Thérouanne, en Fran-
cia, muerte del beato Bernardo, penitente, que para expiar los pecados de
su juventud escogió voluntariamente el destierro, y descalzo, vestido con un
hábito pobre y comiendo con parquedad, peregrinó incesantemente visitan-
do santos lugares (1182).
8*. En Londres, en Inglaterra, beato Jacobo Duckett, mártir, el cual, es-
tando casado y siendo librero de oficio, por vender libros católicos fue de-
nunciado y encerrado durante nueve años en la cárcel, y después, en tiempo
de la reina Isabel I, fue finalmente ahorcado en Tyburn, junto con el que le
había denunciado, a quien convirtió a la fe católica antes de morir (1602).

Día 20 de abril
Duodécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 16 17 18 19 20 21

1. En Roma, san Aniceto, papa, que recibió fraternalmente como hués-


ped insigne a san Policarpo, para tratar juntos acerca de la fecha de la Pas-
cua (c. 166).
2. También en Roma, santos Sulpicio y Serviano, mártires, enterrados en
el segundo miliario de la vía Latina (s. inc.).
3. En Córdoba, en la Hispania Bética, san Secundino, mártir (s. IV).

247
4. En Embrún, en la Galia, san Marcelino, primer obispo de esta ciudad,
el cual, oriundo de África, convirtió a la fe de Cristo la mayor parte de la
población de los Alpes Marítimos, siendo ordenado obispo por san Eusebio
de Vercelli (c. 374).
5. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Marciano, monje (c. 488).
6. En Constantinopla, san Teodoro, que fue llamado “Triquino” por el
áspero cilicio con que se cubría, y condujo una admirable existencia en la
soledad (s. V).
7. En Antioquía de Siria, san Anastasio, obispo y mártir, que durante el
reinado del emperador Focas fue asesinado cruelmente por unos sicarios
(609).
8*. En la región de Laurino, cerca de Pesto, en la Campania, santa Helie-
na, virgen, la cual, consolidada en el seguimiento de Cristo, abrazó una vida
solitaria, en la que sirvió constantemente a Dios en las necesidades de los
religiosos y de los enfermos (s. VII).
9*. En Osnabrück, en Sajonia, san Vihón, obispo, que siendo oriundo de
Frisia, fue enviado por el emperador Carlomagno como abad para evangeli-
zar la región y, ordenado obispo de esta Iglesia, tuvo que sufrir mucho por
Cristo (804).
10*. En el monasterio de Châteliers, en la región de Poitiers, en Francia,
beato Geraldo de Salles, que, dedicado a la vida penitente, fue un canónigo
pobre y un eremita más pobre aún, atrayendo a muchos al amor de Dios y a
la vida eremítica, y fundando varias casas de canónigos regulares (1120).
11*. En Pisa, de la Toscana, beato Domingo Vernagalli, presbítero de la
Orden de los Camaldulenses, que construyó un orfanato (1218).
12. En Montepulciano, también de la Toscana, santa Inés, virgen, que vis-
tió el hábito de las vírgenes a los nueve años, y a los quince, en contra de su
voluntad, fue elegida superiora de las monjas de Procene, fundando más tar-
de un monasterio, sometido a la disciplina de santo Domingo, donde dio
muestras de una profunda humildad (1317).
13*. En Bolonia, de la Emilia, beato Simón de Todi Rinalducci, presbítero
de la Orden de los Eremitas de San Agustín, que con su enseñanza y su ejem-
plo edificó a los jóvenes estudiantes y a todo el pueblo de Dios (1322).

248
14*. En Lancaster, en Inglaterra, beatos Jacobo Bell y Juan Finch, mártires,
el primero de ellos sacerdote, aunque vivió durante veinte años en la aposta-
sía hasta que se reconcilió con la Iglesia católica a instancias de una piadosa
mujer, y el segundo, padre de familia, agricultor y catequista, por su fe estu-
vo encarcelado durante varios años, sufriendo hambre y otras pruebas, y
alcanzando ambos, en tiempo de la reina Isabel I, el premio de la gloria con
su martirio (1584).
15*. En Londres, también en Inglaterra, beatos Ricardo Sageant y Guiller-
mo Thompson, presbíteros y mártires, que fueron condenados a muerte por
haber entrado y permanecido en el país siendo sacerdotes, cumpliendo su
martirio en Tyburn (1584).
16*. En Clone, en Irlanda, beato Mauricio MacKenraghty, presbítero y
mártir, que después de dos años pasados en la cárcel, por no reconocer la
autoridad de Isabel I sobre la Iglesia, fue ajusticiado en el patíbulo (1585).
17*. En York, en Inglaterra, beato Antonio Page, presbítero y mártir, hom-
bre manso y honesto, que por ser sacerdote fue condenado a crueles supli-
cios (1593).
18*. En Londres, también en Inglaterra, beatos Francisco Page, de la Com-
pañía de Jesús, y Roberto Watkinson, presbíteros y mártires, este segundo
ordenado apenas hacía un mes, los cuales, reinando Isabel I, fueron ajusti-
ciados en Tyburn por ser sacerdotes (1602).
19*. En Pianello Lario, en Italia, beata Clara (Dina) Bosatta, virgen, que,
con la ayuda del beato Luis Guanella, fundó la Pequeña Casa de la Divina
Providencia (1887).
20*. En el lugar de Hartheim, cerca de Linz, en Austria, mientras era con-
ducido al campo de concentración de Dachau, beato Anastasio Pankiewicz,
presbítero de la Orden de los Hermanos Menores y mártir, que hasta la muerte
dio testimonio de su fe contra un régimen que oprimía la dignidad cristiana
(1942).

249
Día 21 de abril
Undécimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 17 18 19 20 21 22

S an Anselmo, obispo y doctor de la Iglesia, que, nacido en Aos-


ta, fue monje y abad del monasterio de Bec, en Normandía, ense-
ñando a los hermanos a caminar por la vía de la perfección y a buscar a
Dios por la comprensión de la fe. Promovido a la insigne sede de Can-
terbury, en Inglaterra, trabajó denodadamente por la libertad de la
Iglesia, sufriendo por ello dificultades y destierros (1109).
2. En Roma, conmemoración de san Apolonio, filósofo y mártir, que, en
tiempo del emperador Cómodo, ante el prefecto Perenio y el Senado defen-
dió con aguda palabra la causa de la fe cristiana, que confirmó con el testi-
monio de su sangre al ser condenado a la pena capital (185).
3. En Alejandría, en Egipto, san Aristo, presbítero y mártir (s. inc.).
4. En el monte Sinaí, san Anastasio, hegúmeno, que defendió incansable-
mente la fe ortodoxa ante los monofisitas y escribió obras destinadas a la
salvación de las almas (c. 700).
5*. En el monasterio de Applecroos, en Escocia, san Maelrubo, abad, el
cual, oriundo de Irlanda y monje de Bangor, fundó un monasterio de misio-
neros, desde el que distribuyó, durante cincuenta años, la luz de la fe a la
población de aquellas regiones (722).
6*. En la ciudad de Cagli, del Piceno, en Italia, beato Juan Saziari, religio-
so de la Tercera Orden de San Francisco (c. 1372).
7*. En Cervere, cerca de Fossano, en el Piamonte, beato Bartolomé Cer-
veri, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que luchó por defender la
fe católica y la confirmó al morir atravesado por lanzas de herejes (1466).
8. En Altötting, en la región alemana de Baviera, san Conrado de Par-
zham (Juan) Birndorfer, religioso de la Orden de Hermanos Menores Capuchi-
nos, que durante más de cuarenta años ejerció el humilde oficio de portero, siempre

250
generoso con los pobres, y que nunca dejaba marchar a un menesteroso sin
haberle ofrecido una ayuda cristiana con sus amables palabras (1891).
9. En Nochistlán, en el territorio de Guadalajara, en México, san Romás
Adame, presbítero y mártir, que en la persecución contra la Iglesia fue mar-
tirizado por confesar a Cristo Rey (1927).

Día 22 de abril
Décimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 18 19 20 21 22 23

1. En Roma, san Sotero, papa, del que san Dionisio de Corinto alaba su
egregia caridad hacia los hermanos y a los extranjeros necesitados y oprimi-
dos por la necesidad o condenados a las minas (175).
2. En Lyon, de la Galia, san Epipodio, que, detenido con su amigo Ale-
jandro, consumó su martirio al ser degollado, después de la muerte de otros
cuarenta y ocho mártires (178).
3. En Alejandría, en Egipto, conmemoración de san Leónidas, mártir, que
bajo el emperador Septimio Severo fue muerto a espada por su fe en Cristo,
dejando a su hijo Orígenes aún niño (204).
4. En Roma, en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, sepultura de san
Cayo, papa, que, escapando de la persecución del emperador Diocleciano,
murió como confesor de la fe (296).
5. Conmemoración de san Maryahb, que significa “El Señor hace”, core-
píscopo y mártir en Persia, que bajo la persecución desencadenada por Sa-
por II, durante la octava de Pascua sufrió el martirio por Cristo (341).
6. En Constantinopla, nacimiento para el cielo de san Agapito I, papa, que
trabajó enérgicamente para que los obispos fuesen elegidos libremente por
el clero de la ciudad y se respetase la dignidad de la Iglesia. Enviado a Cons-
tantinopla por Teodorico, rey de los ostrogodos, ante el emperador Justinia-
no confesó la fe ortodoxa, ordenó a Menas como obispo de aquella ciudad
y descansó en paz (536).

251
7. En Sens, de Neustria, san León, obispo (s. VI).
8. En la aldea de Siceone, en Galacia, san Teodoro, obispo y hegúmeno,
que desde la infancia se distinguió por su amor a la soledad, abrazando
una vida austera, y obligado a aceptar su ordenación como obispo de
Anastasiópolis, insistió ante el patriarca de Constantinopla para ser dispen-
sado de su cargo y volver a su amada soledad (613).
9*. En la región de Séez, en Neustria, santa Oportuna, abadesa, célebre
por su abstinencia y austeridad (c. 770).
10*. En Basto, en Portugal, santa Senorina, abadesa, de la que se narra que,
por su intercesión, Dios proveyó de pan a las monjas que pasaban necesi-
dad (c. 980).
11* En Fabriano, del Piceno, en Italia, beato Francisco Venimbeni, presbí-
tero de la Orden de los Hermanos Menores, eximio predicador de la Pala-
bra de Dios (1322).

Día 23 de abril
Nono Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 19 20 21 22 23 24

S an Jorge, mártir, cuyo glorioso certamen, que tuvo lugar en Diós-


polis o Lidda, en Palestina, celebran desde muy antiguo todas las
Iglesias, desde Oriente hasta Occidente (s. IV).

S an Adalberto (Vojtech), obispo de Praga y mártir, que aguantó


dificultades en bien de aquella iglesia y por Cristo llevó a cabo
muchos viajes, trabajando para extirpar costumbres paganas, pero al
ver el poco resultado obtenido, se dirigió a Roma donde se hizo
monje, pero finalmente, vuelto a Polonia e intentando atraer a la fe a
los prusianos, en la aldea de Tenkitten, junto al golfo de Gdansk, fue
asesinado por unos paganos (997).

252
3. En Edesa, en Siria, san Eulogio, obispo, que falleció, según se narra,
un Viernes Santo o Parasceve (387).
4. En Milán, en la región de la Liguria, san Marolo, obispo, amigo del
papa san Inocencio I (s. V).
5. En Toul, en la Lotaringia, san Gerardo, obispo, que durante treinta y
un años legisló sabiamente para la ciudad, atendió a los pobres, intercedió
por el pueblo con ayunos y plegarias en tiempo de peste, dedicó la iglesia
catedral y ayudó a los monasterios con bienes materiales e instruyendo a los
discípulos (994).
6*. En Suelli, en Cerdeña, conmemoración de san Jorge, obispo (1117).
7*. En Perusa, en la Umbría, beato Egidio de Asís, religioso de la Orden
de los Hermanos Menores, que, siendo compañero de san Francisco, mos-
tró una fe intrépida y una gran simplicidad en sus peregrinaciones (1262).
8*. En Udine, en la región de Venecia, beata Elena Valentini, viuda, que, para
servir únicamente a Dios, abrazó la orden seglar de san Agustín, distinguiéndose
por la oración, la lectura del Evangelio y las obras de misericordia (1458).
9*. En Campo Bisenzio, de la Toscana, en Italia, beata Teresa María de la
Cruz Menetti, virgen, fundadora de la Congregación de Carmelitas de Santa
Teresa (1910).
10*. En el monasterio cisterciense de Grottaferrata, en las inmediaciones de
Frascati, cerca de Roma, beata María Gabriela Sagheddu, virgen, que gene-
rosamente ofreció su vida por la unión de los cristianos, muriendo a los vein-
ticinco años (1939).

Día 24 de abril
Octávo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 20 21 22 23 24 25

S an Fidel de Sigmaringen, presbítero y mártir, el cual, siendo


abogado, decidió entrar en la Orden de los Hermanos Menores

253
Capuchinos, llevando una vida observante de vigilias y oraciones.
Asiduo en la predicación de la Palabra de Dios, fue enviado a la re-
gión de Recia para consolidar la verdadera doctrina, y en Sevis, de
Suiza, fue martirizado por los herejes a causa de la fe católica (1622).
2. En Jerusalén, conmemoración de las santas mujeres María de Cleofás
y Salomé, que, junto con María Magdalena, muy de mañana del día de Pas-
cua se dirigieron al sepulcro del Señor para ungir su cuerpo y recibieron el
primer anuncio de la Resurrección (s. I).
3. En Lyon, en la Galia, san Alejandro, mártir, que tres días después de
la pasión de san Epipodio fue sacado de la cárcel, azotado y clavado en una
cruz hasta expirar (178).
4. En Nicomedia, en Bitinia, san Antimo, obispo, y compañeros, mártires en
la persecución bajo el emperador Diocleciano. Antimio, por confesar a Cristo,
recibió la gloria del martirio al ser decapitado, y de la multitud de sus com-
pañeros, unos fueron degollados, otros quemados vivos, otros abandonado
en alta mar sobre naves, según dispuso el juez (303).
5. En Illiberis, en la Hispania Bética, san Gregorio, obispo, cuyo libro Sobre
la Fe fue alabado por san Jerónimo (s. IV).
6*. En las cercanías de Blois, en la Galia Lugdunense, san Deodato, diá-
cono y abad, que después de llevar vida anacorética, reunió discípulos a los
que presidió (s. VI).
7. En Canterbury, en Inglaterra, san Melito, obispo, que, siendo abad, fue
enviado por el papa san Gregorio I Magno a Inglaterra, donde fue ordenado
obispo de los sajones orientales por san Agustín, y, después de sufrir mu-
chas tribulaciones, accedió a la sede de Canterbury (624).
8. En York, en Northumbria, san Wilfrido, obispo, que, después de tra-
bajar con todo esmero, fue obligado a abandonar su sede y murió entre los
monjes de Ripon, de quienes fue abad durante un tiempo (709).
9. En la isla de Iona, en Escocia, san Egberto, presbítero y monje, que se
preocupó en la evangelización de varias zonas de Europa y convenció, ya
anciano, a los monjes de Iona para que aceptasen el cómputo romano del
día de Pascua, entrando a celebrar la eterna fiesta al término de la misa de la
solemnidad pascual (729).

254
10*. En Mortain, en Normandía, san Guillermo Firmato, eremita, que antes
había sido canónigo y médico en Tours, pero después de una peregrinación
a Jerusalén, se retiró a la soledad hasta su muerte (1103).
11. En Anjou, en Francia, santa María de Santa Eufrasia (Rosa Virginia)
Pelletier, virgen, que fundó el Instituto de las Hermanas del Buen Pastor, para
acoger piadosamente a las mujeres de vida ligera, llamadas Magdalenas
(1868).
12. En Dinan, en Francia, san Benito (Ángel) Menni, presbítero de la Or-
den de San Juan de Dios, fundador de la Congregación de las Hermanas
Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús (1914).
13*. En Roma, beata María Elisabet Hesselbald, virgen, la cual, oriunda de
Suecia, después de varios años de trabajar en un hospital restauró la Orden
de Santa Brígida, notable por su solicitud hacia la contemplación, la caridad
para con los necesitados y la unidad de los cristianos (1957).

Día 25 de abril
Séptimo Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 21 22 23 24 25 26

F iesta de san Marcos, evangelista, que en primer lugar siguió a san


Pablo, en Jerusalén, en el trabajo apostólico, y más adelante siguió los
pasos de san Pedro, que lo llama su hijo. Se dice que su evangelio recogió la
catequesis de Pedro a los romanos y que fue el que instituyó la Iglesia de
Alejandría (s. I).
2. Conmemoración de san Aniano, obispo de Alejandría, en Egipto, que,
como narra Eusebio, desde el octavo año de Nerón fue el primer sucesor de
san Marcos en el episcopado de esa ciudad, que gobernó durante veintidós años,
y que fue un hombre de Dios y admirable en su comportamiento (c. 67).
3. En Dorostoro, en Mesia (hoy Rumanía), santos Pasícrates y Valen-
cio, mártires, que, por confesar a Cristo como único Dios, sometieron deci-
didos sus cuellos a la espada (c. 302).

255
4. En Agen, en Aquitania, san Febadio, obispo, que escribió un libro con-
tra los arrianos y protegió a su grey de la herejía (c. 393).
5. En Antioquía, en Siria, san Esteban, obispo y mártir, que sufrió por parte
de los herejes que rechazaban el Concilio de Calcedonia, y en tiempo del
emperador Zenón murió al ser arrojado al río Orontes (479).
6. En Vienne, en Burgundia, san Clarencio, obispo (s. VII).
7. En Lobbes, de Brabante, en Austrasia, santo Erminio, abad y obispo,
que sucedió a san Usmaro y se distinguió por su vida de oración y por su
espíritu de profecía (737).
8*. En la región de Piacenza, en la Emilia, santa Franca, abadesa, que in-
gresó en la Orden Cisterciense y pasaba las noches en oración ante Dios
(1218).
9*. En Aosta, en los Alpes Graios, beato Bonifacio Valperga, obispo, in-
signe por su caridad y su humildad (1243).
10*. En la isla de Wight, en Inglaterra, beatos Roberto Anderton y Guiller-
mo Marsden, presbíteros y mártires, que durante la persecución bajo el rei-
nado de Isabel I fueron condenados a la pena capital por ser sacerdotes y
por haber desembarcado, a causa de un naufragio, en Inglaterra, aceptando
el martirio con ánimo sereno y decidido (1586).
11. En Antigua, cerca de Guatemala, en América Central, san Pedro de
Betancur, religioso de la Tercera Orden de San Francisco, que, bajo el pa-
trocinio de Nuestra Señora de Belén, se entregó ejemplarmente a cuidar a
huérfanos, mendigos, enfermos, jóvenes abandonados sin formación, pere-
grinos y también a condenados a trabajos forzados (1667).
12*. En la aldea de Remedello, en la región de Brescia, en Italia, beato Juan
Piamarta, presbítero, que, en medio de graves dificultades, inició el Instituto
de los Pequeños Artesanos de Brescia en una colonia agrícola cercana, don-
de daba formación religiosa a los jóvenes, así como un oficio, para lo cual
fundó también la Congregación de la Sagrada Familia de Nazaret (1913).

256
Día 26 de abril
Sexto Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 22 23 24 25 26 27

1. En Roma, conmemoración de san Cleto, papa, que fue el segundo que


rigió la Iglesia Romana después de san Pedro (88).
2. En el lugar de Gabio, en el miliario treinta de la vía Prenestina, san
Primitivo, mártir (s. inc.).
3. En Amasea, del Ponto, san Basileo, obispo y mártir, en tiempo del
emperador Licinio (c. 322).
4. En el eremo del bosque de Crézy, en la región de Amiens, en Neus-
tria, san Ricario, presbítero, que, conmovido por la predicación de unos
monjes escoceses, se convirtió a una vida de penitencia (645).
5. En el monasterio de Corbie, también en Neustria (hoy Francia), san
Pascasio Radberto, abad, que expuso de modo claro y lúcido la verdad so-
bre el Cuerpo y la Sangre del Señor en el misterio de la Eucaristía (865).
6*. En Foggia, en la Apulia, santos Guillermo y Peregrino, eremitas (s. XII).
7*. En Aragón, beatos Domingo y Gregorio, presbíteros de la Orden de
Predicadores, que, sin llevar oro ni plata, mendigando cada día el alimento
necesario, peregrinaban anunciando a todos la Palabra de Dios (s. XIII).
8*. En el monasterio de la Transfiguración, de Moscú, en Rusia, sepultura
de san Esteban, obispo de Perm, que evangelizó a los nativos zyrjani, inven-
tó un alfabeto para aquella lengua, en la que celebraba la liturgia, destruyó
ídolos, erigió iglesias y confirmó las verdades de la fe de aquellas gentes
(1396).
9*. En el monasterio de san Isidoro de Dueñas, en España, beato Rafael
Arnáiz Barón, religioso de la Orden Cisterciense, que, siendo novicio, enfer-
mó gravemente y, confiando siempre en el Señor, con gran paciencia sopor-
tó su enfermedad (1938).

257
10*. En la aldea de Montjuic, cerca de Girona, también en España, beato
Julio Junyer Padern, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que, du-
rante la persecución contra la fe, alcanzó por el martirio la gloria de la vida
eterna (1938).
11*. En el campo de concentración de Sachsenhausen, en Alemania, beato
Estanislao Kubista, presbítero de la Sociedad del Verbo Divino y mártir, que
durante la ocupación militar de Polonia, encerrado en durísima cárcel, entre-
gó su alma a Dios. Con él se conmemora también al beato Ladislao Goral,
obispo auxiliar de Lublín, que padeció en el mismo lugar por defender la dig-
nidad de los hombres y de la fe, falleciendo en día impreciso, víctima de la
enfermedad (1942).

Día 27 de abril
Sexto Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 23 24 25 26 27 28

1. En Jerusalén, conmemoración de san Simeón, obispo y mártir, que,


según la tradición, era hijo de Cleofás y pariente del Salvador según la car-
ne. Ordenado obispo de Jerusalén después de Santiago, el hermano del Se-
ñor, en la persecución bajo el emperador Trajano fue sometido a varios su-
plicios hasta que, ya anciano, murió en la cruz (107).
2. En Cibali, en Panonia, san Polión, lector y mártir, que, detenido en la
persecución durante el emperador Diocleciano, e interrogado por el prefecto
Probo, como confesase insistentemente a Cristo y se negase sacrificar a los
ídolos, fue quemado vivo fuera de la ciudad (c. 303).
3. En Tabennesi, de la Tebaida, en Egipto, san Teodoro, abad, discípulo
de san Pacomio y padre de una congregación de monasterios (s. IV).
4*. En Altino, de la región de Venecia, san Liberal, eremita (c. 400).
5*. En la isla de Man, en la parte septentrional de Cambria, san Macaldo
o Maughold, obispo, célebre por su santidad (s. VII).

258
6. En la isla de Afusia, en Propontide, san Juan, hegúmeno de Catari, que,
por defender el culto de las santas imágenes en tiempo del emperador León
el Armenio, tuvo de luchar con constancia (s. IX).
7*. En Luca, de la Toscana, santa Zita, virgen, la cual, nacida de hogar
humilde, a los doce años entró a servir a la familia de los Fatinelli, perseve-
rando hasta la muerte con admirable paciencia en este servicio doméstico
(1278).
8*. En Tarragona, de la corona de Aragón, en España, beato Pedro Er-
mengol, que, siendo jefe de bandoleros, se convirtió a Dios y entró en la
Orden de la Virgen María de la Merced, dedicando su vida a rescatar cau-
tivos en África (1304).
9*. En Bitetto, en la Apulia, beato Jacobo de Iádere Varinguer, religioso
de la Orden de Hermanos Menores (c. 1485).
10*. En Kotor (Cattaro), de Montenegro, beata Catalina, virgen, la cual,
bautizada en la Iglesia ortodoxa, ingresó en la Orden de Penitencia de Santo
Domingo, tomó el nombre de Hosanna y vivió como reclusa durante cincuenta
y un años, entregada a la contemplación, e intercedió por el pueblo cristiano
en el asedio de los turcos (1565).
11*. En Reims, en Francia, beato Nicolás Roland, presbítero, que, preocu-
pado por la formación cristiana de la infancia, estableció escuelas para niñas
pobres que quedaban fuera de otras instituciones y fundó la Congregación
de las Hermanas del Santo Niño Jesús (1678).
12*. En la ciudad de Ninh-Binh, en Tonquín, san Lorenzo Nguyen Van
Huong, presbítero y mártir, que, detenido cuando de noche visitaba a un
moribundo, por no querer pisotear la cruz fue azotado y degollado, siendo
emperador Tu Duc (1856).
13*. En Salamanca, en España, beata María Antonia Bandrés y Elósegui,
virgen, de la Congregación de las Hijas de Jesús, que entregó su vida a Dios
y se consumió en la desolación en breve tiempo (1919).

259
Día 28 de abril
Quarto Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 24 25 26 27 28 29

S an Pedro Chanel, presbítero de la Sociedad de María y mártir,


que dedicó su ministerio a atender a campesinos y niños, pero
enviado después con algunos compañeros a evangelizar la Oceanía
occidental, llegó a la isla de Futuna, donde no había aún cristianos y,
a pesar de las muchas dificultades que encontró, con su singular
mansedumbre convirtió a algunos, entre los cuales estaba el hijo del
rey del lugar, que, furioso, lo mandó matar, siendo el primer mártir
de Oceanía (1716).

S an Luis María Grignon de Montfort, presbítero, que evangeli-


zó las regiones occidentales de Francia anunciando el misterio
de la Sabiduría Eterna y fundó dos congregaciones. Predicó y escri-
bió acerca de la Cruz de Cristo y de la verdadera devoción hacia la
Santísima Virgen, y después de convertir a muchos, descansó de su
peregrinación terrena en la aldea de Saint-Laurent-sur-Sèvre (1841).
3. En Béziers, de la Galia Narbonense, san Afrodisio, considerado como
el primer obispo de esta sede (s. inc.).
4. En Nicomedia, santos Eusebio, Catalampo y compañeros, mártires (s. inc.).
5. En Ravena, en la provincia de Flaminia, en Italia, conmemoración de
san Vital. En este día, según la tradición, fue dedicada a Dios la celebérrima
basílica de esa ciudad, en la que este santo es venerado desde tiempo inme-
morial junto a los santos mártires Valeria, Gervasio, Protasio y Ursicino, por
haber defendido tenazmente la fe (s. inc.).
6. En Cirta, de Numidia, san Agapio, obispo y mártir (c. 259).
7. En Doróstoro, en Mesia (hoy Rumanía), santos Máximo, Dadas y
Quintiliano, mártires en la persecución desencadenada por el emperador Dio-
cleciano (s. IV in.).

260
8. En Tarazona, en la Hispania Tarraconense, san Prudencio, obispo (861).
9. En Sulmona, del Abruzo, sepultura de san Pánfilo, obispo de Corfinio
(c. 700).
10*. En Pongibonsi, en la Toscana, beato Luquesio, el cual, siendo merca-
der, al convertirse vistió el hábito de la Tercera Orden de Penitentes de San
Francisco, vendió todos sus bienes y los repartió entre los pobres, sirviendo
a Dios y al prójimo con espíritu evangélico, humildad y pobreza (1260).
11*. En la aldea de Saint-Laurent-sur-Sèvre, en Francia, beata María Luisa
de Jesús Trichet, que vistió el hábito religioso como primer miembro de la
Congregación de las Hijas de la Sabiduría, la cual dirigió con suma pruden-
cia (1759).
12. En la ciudad de Ninh-Binh, en Tonquín, santos mártires Pablo Pham
Khac Khoan, presbítero, Juan Bautista Dinh Van Thanh y Pedro Nguyen Van
Hieu, catequistas, que, después de pasar tres años encarcelados y tortura-
dos para que renegasen la fe cristiana, finalmente, bajo el emperador Minh
Mang, fueron degollados, consumando así su martirio (1840).
13*. En el campo de concentración de Mauthausen, en Austria, beato José
Cebula, presbítero de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María
Inmaculada y mártir, el cual, siendo de nacionalidad polaca, fue encarcelado
por odio a la fe y sometido a crueles tormentos hasta la muerte (1941).
14*. En Magenta, cerca de Milán, en Italia, beata Juana Molla, madre de
familia, que, esperando un hijo, no dudó anteponer con amor la vida de la
criatura a la suya propia (1962).

Día 29 de abril
Tértio Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 25 26 27 28 29 1

M emoria de santa Catalina de Siena, virgen y doctora de la Igle-


sia, que habiendo entrado en las Hermanas de la Penitencia de

261
Santo Domingo, deseosa de conocer a Dios en sí misma y a sí misma
en Dios, se esforzó en asemejarse a Cristo crucificado y trabajó tam-
bién enérgica e incansablemente por la paz, para que el Romano Pontí-
fice regresara a la Urbe y por la unidad de la Iglesia, dejando espléndi-
dos documentos llenos de doctrina espiritual (1380).
2. Conmemoración de san Tíquico, discípulo del apóstol san Pablo, al que,
en sus epístolas, llama hermano carísimo, ministro fiel y consiervo en el Se-
ñor (s. I).
3. En Pisa, de la Toscana, san Torpetes, mártir (s. inc.).
4. En Nápoles, de la Campania, san Severo, obispo, al que san Ambro-
sio amó como a un hermano y su Iglesia como a un padre (c. 409).
5. En el monasterio de Cluny, en Borgoña (hoy Francia), san Hugo, abad,
que gobernó santamente su cenobio durante sesenta y un años, mostrándose
entregado a las limosnas y a la oración, mantenedor y promotor de la disci-
plina monástica, atento a las necesidades de la Iglesia y eximio propagador
de la misma (1109).
6*. En el monasterio de Lucerna, en Normandía, san Acardo, obispo de
Avranches, que, siendo abad de San Víctor de París, escribió varios trata-
dos de vida espiritual para conducir el alma cristiana a la perfección, falle-
ciendo y siendo enterrado en esa abadía de la Orden Premonstratense, que
visitaba a menudo (1172).
7. En Seúl, en Corea, san Antonio Kim Song-u, mártir, que acostumbra-
ba a reunir en su casa a varios fieles hasta que, encerrado en prisión, fue
estrangulado (1841).

Día 30 de abril
Prídie Kaléndas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 26 27 28 29 1 2

262
S an Pío V, papa, de la Orden de Predicadores, que, elevado a la sede
de Pedro, se esforzó con gran piedad y tesón apostólico en poner
en práctica los decretos del Concilio de Trento acerca del culto divino,
la doctrina cristiana y la disciplina eclesiástica, promoviendo también
la propagación de la fe. Se durmió en el Señor en Roma, el día primero
del mes de mayo (1572).
2. También en Roma, en el cementerio de Pretextato, en la vía Apia, san
Quirino, mártir, el cual, siendo tribuno, coronó su confesión de fe con el
martirio (c. s. III).
3. En Saintes, en Aquitania, san Eutropio, primer obispo de esta ciudad,
que había sido enviado a la Galia, según la tradición, por el Romano Pontí-
fice (s. III).
4. En Afrodisia, en Caria, santos Diodoro y Rodopiano, mártires, que en
la persecución bajo el emperador Diocleciano fueron lapidados por sus con-
ciudadanos (s. IV).
5. En Evorea, en el Epiro, san Donato, obispo, que en tiempo del empe-
rador Teodosio brilló por su eximia santidad (s. IV).
6. En Novara, de la Liguria, san Lorenzo, presbítero y mártir, que cons-
truyó una fuente bautismal en la que bautizaba a los niños que le confiaban
para su educación, y un día, mientras se preparaba para llevar al baño de
vida a un número elevado de niños, unos impíos lo mataron junto con los
neófitos (s. IV).
7. En Forlí, en la Emilia, san Mercurial, obispo, a quien la tradición con-
sidera como el instaurador de esta sede episcopal (s. IV).
8. En Nápoles, de la Campania, san Pomponio, obispo, que construyó
una iglesia dedicada a la Santísima Virgen dentro de la ciudad y, en tiempo
de la ocupación por los godos, defendió a su grey contra la herejía arriana
(s. VI).
9*. En Roma, beato Pedro Diácono (o Levita), monje del monasterio del
Celio, que, por mandato del papa san Gregorio I Magno, administró con
prudencia el patrimonio de la Iglesia Romana y, ordenado diácono, sirvió con
fidelidad al pontífice (605).

263
10*. En Viviers, junto al Ródano, en Neustria, san Aulo o Augulo, obispo,
que, según cuenta la tradición, fundó en su ciudad un hospital y emancipó a
muchos siervos (s. VII).
11. En Barking, en Inglaterra, muerte de san Earconvaldo, obispo de Lon-
dres, que fundó dos monasterios, uno de varones, que presidió él mismo, y
otro de mujeres, que puso bajo la autoridad de su hermana, santa Ethelbur-
ga (693).
12. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires
Amador, presbítero, Pedro, monje, y Luis, que durante la persecución pro-
movida por los musulmanes, fueron cruelmente martirizados por predicar in-
sistentemente el evangelio de Cristo (855).
13*. En Verona, en la región de Venecia, san Gualfardo, quien, oriundo de
Alemania y guarnicionero de profesión, después de pasar varios años en la
soledad fue recibido por los monjes del monasterio de San Salvador, cerca
de la ciudad (1127).
14*. En Vernon, cerca del río Sena, san Adiutor, que, hecho prisionero en
una guerra y martirizado por razón de su fe, al regresar a su patria se retiró
a un lugar apartado para llevar vida penitente (c. 1131).
15*. En Newcastle upon Tyne, en Inglaterra, beato Guillermo Southerne,
presbítero y mártir, que, después de haber estudiado en Lituania, España y
Douai, tras ser ordenado sacerdote entró en Inglaterra, y por esta razón, en
tiempo del rey Jacobo I, sufrió atroces suplicios que le causaron la muerte
(1618).
16*. En Fossombrone, del Piceno, en Italia, beato Benito de Urbino, pres-
bítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, que fue compa-
ñero de san Lorenzo de Bríndisi en la predicación entre husitas y luteranos
(1625).
17*. En Québec, en Canadá, beata María de la Encarnación Guyart Mar-
tin, la cual, siendo madre de familia, después de la muerte de su esposo con-
fió a su hijo, aún pequeño, a los cuidados de su hermana e, ingresando en las
Ursulinas, estableció la primera casa de este Instituto en Canadá, distinguién-
dose por su actividad (1672).

264
18. En Chieri, cerca de Torino, en el Piamonte, san José Benito Cottolen-
go, presbítero, que, confiando solamente en el auxilio de la Divina Providen-
cia, abrió una casa para acoger a toda clase de pobres, enfermos y abando-
nados (1842).
19. En la aldea de An Bái, en Tonquín, san José Tuan, presbítero de la
Orden de Predicadores y mártir, que, denunciado en tiempo del emperador
Tu Duc, fue detenido mientras administraba a su madre enferma los sacra-
mentos, siendo degollado (1861).
20*. En Paderborn, en Alemania, beata Paulina von Mallinckrodt, virgen,
fundadora de las Hermanas de la Caridad Cristiana, para atender a los niños
pobres y ciegos y auxiliar a los enfermos y pobres (1881).

265
MAYO

Día 1 de mayo
Kaléndis maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 27 28 29 1 2 3

S an José Obrero, el carpintero de Nazaret, que con su trabajo reme-


dió las necesidades de María y de Jesús e inició al Hijo de Dios
en los trabajos de los hombres. Por esta razón, en este día, en el que se
celebra la fiesta del trabajo en muchas partes del mundo, los obreros
cristianos honran a san José como modelo y patrono suyo.
2. Conmemoración de san Jeremías, profeta, que vivió en tiempo de Joa-
quim y Sedecías, reyes de Judá. Profetizó la ruina de la Ciudad Santa y la
deportación del pueblo, sufriendo muchas persecuciones a causa de ello, por
lo que la Iglesia lo considera figura de Cristo sufriente. Predijo, además, que
la nueva y eterna Alianza alcanzaría su plenitud en el mismo Cristo Jesús; más
aún, que, por medio de él, Dios Padre todopoderoso escribiría su ley en el
corazón de los hijos de Israel, a fin de que Él mismo fuese su Dios y ellos
fuesen su pueblo.
3. En la región de Viviers, en la Galia, san Andéolo, mártir (s. inc.).
4. En Hispania meridional, conmemoración de san Torcuato, obispo de
Acci (hoy Guadix), y otros seis obispos más, que se establecieron en dis-
tintas ciudades: Tesifonte, obispo de Bergium (hoy Berja); Esicio, obispo de
Carcer (hoy Carcesa); Indalecio, obispo de Urci (hoy Almería); Segundo,
obispo de Ábula (hoy Abla); Eufrasio, obispo de Iliturgi (hoy Andújar), y
Cecilio, obispo de Illiberis (hoy Elvira, Granada) (s. III/IV).
5. En Auxerre, de la Galia, san Amador, obispo, que trabajó con empe-
ño para extirpar de su ciudad las supersticiones de los paganos y estableció
el culto de los santos mártires (418).

266
6. En Auch, en Aquitania, san Orencio, obispo, que se esforzó en erradi-
car de su ciudad las costumbres de los paganos y en procurar la paz entre
los romanos y el rey de los visigodos de Tolosa (c. 440).
7*. En Bretaña Menor, san Brieuc, obispo y abad, natural de Cambria (País
de Gales), quien fundó un monasterio en la costa armórica (Bretaña), que pos-
teriormente fue elevado a la dignidad de sede episcopal (c. 500).
8. En Agaune, en la Recia, sepultura de san Segismundo, rey de los bur-
gundios, el cual, convertido de la herejía arriana a la fe católica, en ese lugar
instituyó una comunidad que debía dedicarse sin interrupción a la salmodia
ante los sepulcros de los mártires y expió con penitencia, lágrimas y ayunos
un crimen que había perpetrado. Más tarde, y en la región de Orleans, fue
arrojado a un pozo por sus enemigos (524).
9*. En una isla de Bretaña Menor, san Marculfo, ermitaño, y luego monje
y abad del monasterio de Nanteuil (c. 558).
10. En Llan-Elwy, en Cambria (País de Gales), san Asaf, abad y obispo
de la sede que después llevó su nombre (s. VI ex.).
11. En Gap, de la Provenza, en Francia, san Arigio, obispo, que se distin-
guió por su paciencia en las adversidades, por su celo en enfrentarse a los
simoníacos y por su caridad para con los monjes que habían sido enviados
desde Roma para evangelizar Inglaterra (604).
12*. En la región de Montauban, en la Galia Narbonense, muerte de san
Teodardo, obispo de Narbona, que restauró su iglesia catedral, sobresalió
por su diligente magisterio y, finalmente, minado por la enfermedad, murió en
un monasterio, rindiendo su alma a Dios (893).
13*. En Fossombrone, del Piceno, en Italia, beato Aldebrando, obispo, in-
signe por la austeridad de su vida y por su espíritu apostólico (1170).
14*. En Arouca, en Portugal, beata Mafalda, virgen, hija del rey Sancho I,
que después de quedar libre de un contrato matrimonial previamente acor-
dado, se hizo monja e introdujo en su monasterio la reforma cisterciense
(1257).
15*. En Montaione, lugar de Toscana, beato Vivaldo o Ubaldo de San
Geminiano, ermitaño de la Tercera Orden de San Francisco, señalándose por

267
su vida de austeridad, de paciencia y de caridad en el cuidado de los enfer-
mos (c. 1320).
16*. En Castello di Valle d’Istria, en Istria, beato Julián Cesarello, presbíte-
ro de la Orden de los Hermanos Menores, cuya vida fue un continuo pere-
grinar por aldeas y plazas, sembrando la palabra de Dios y esforzándose en
aplacar las facciones de los ciudadanos (c. 1349).
17. En Forlí, en la provincia de Emilia, san Peregrino Laziosi, religioso de
la Orden de los Siervos de María, que desde su dedicación a la Madre de
Dios se distinguió por su amor a Jesucristo y por su solicitud para con los
pobres (1345).
18*. En Moncel, en la región de Beauvais, en Francia, beata Petronila, vir-
gen y primera abadesa del monasterio de Clarisas de aquel lugar (1355).
19. En Roma, muerte del papa san Pío V, cuya memoria se celebra el día
treinta de abril (1572).
20. En la aldea de Son-Tay, en Tonquín, san Agustín Schoeffler, presbítero
de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, quien, después de
haber ejercido durante tres años su ministerio, fue encarcelado y, por orden
del emperador Tu Duc, en un paraje denominado “Cinco Yugadas” fue de-
capitado, obteniendo así la gracia del martirio que cada día había pedido a
Dios (1851).
21. Cerca de la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, san Juan Luis Bonnard,
presbítero de la misma Sociedad de Misiones Extrajeras de París, que tras
haber sido condenado a muerte por haber bautizado a veinticinco niños, al-
canzó la corona del martirio al ser decapitado (1852).
22. En Milán, en Italia, san Ricardo (Herminio Felipe) Pampuri, quien,
después de haber ejercido en el mundo con gran generosidad su profesión
de médico, ingresó en la Orden de San Juan de Dios y, al cabo de casi dos
años, descansó piadosamente en el Señor (1928).
23*. En la ciudad de Wladimir, en Rusia, beato Clemente Septyckyj, pres-
bítero y mártir, superior del monasterio de monjes estuditas de Univ, el cual,
durante el régimen hostil contra Dios perseveró en la fe, mereciendo habitar
en el santuario del cielo (1951).

268
24. En la región de Huesca, en la Hispania Tarraconense, memoria de
los santos Orencio y Paciencia (s. inc.).

Día 2 de mayo
Sexto Nonas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 28 29 1 2 3 4

M emoria de san Atanasio, obispo y doctor de la Iglesia, quien,


preclaro por su santidad y doctrina, en Alejandría de Egipto
defendió con valentía la fe católica desde el tiempo del emperador
Constantino hasta Valente, soportando numerosas asechanzas por
parte de los arrianos y siendo desterrado en varias ocasiones. Final-
mente, regresó a la Iglesia que se le había confiado y, después de
muchos combates y de haber conseguido muchas victorias por su
paciencia, descansó en la paz de Cristo en el cuarenta y seis aniver-
sario de su ordenación episcopal (373).
2. En Atalia, de Panfilia (hoy Antalya, en Turquía), santos Hespero y su
esposa Zoe, junto con sus hijos Ciriaco y Teódulo, mártires, los cuales, se-
gún la tradición, en tiempo del emperador Adriano eran esclavos al servicio
de un pagano, y por orden de su mismo amo fueron primero azotados, luego
brutalmente atormentados a causa de su libre confesión de fe cristiana y fi-
nalmente arrojados a un horno encendido, en donde entregaron sus almas a
Dios (s. II).
3. En Hispalis (hoy Sevilla), en la provincia hispánica de la Bética, san
Félix, diácono y mártir (s. IV).
4. Conmemoración de los santos mártires Vindemial, obispo de Capsa,
en Numidia, y Longinos, obispo de Pamaria, en la Mauritania, los cuales fueron
decapitados por orden de Hunerico, rey de los vándalos, después de haber-
se enfrentado a los arrianos en el concilio de Cartago (483).

269
5*. En el monasterio de Luxeuil, en Burgundia, san Waldeberto, abad (665/
670).
6. En el lugar de Sankt Gallen, en la región de los helvecios, santa Vibo-
rada, virgen y mártir, que vivió encerrada en una celda junto a la iglesia de
San Magno, desde la cual atendía al pueblo. A causa de su fe y de sus votos
religiosos, arrostró la muerte a manos de invasores húngaros (926).
7*. En Linköping, en Suecia, beato Nicolás Hermansson, obispo, el cual,
exigente consigo mismo, se entregó totalmente a su Iglesia y a los pobres, y
recibió la custodia de las reliquias de Santa Brígida (1391).
8. En Florencia, de la Toscana, en Italia, san Antonino, obispo, quien,
después de llevar a cabo una labor de reforma en la Orden de Predicadores,
se consagró con diligencia al ministerio pastoral de su diócesis, resplande-
ciendo por su santidad y por su provechosa y sistemática predicación (1459).
9*. En Clonmell, en Irlanda, beato Guillermo Tirry, presbítero de la Or-
den de Hermanos de San Agustín, mártir bajo el régimen de Oliverio Cromwell
por mantenerse fiel a la Iglesia de Roma (1654).
10. En la ciudad de Vinh Long, en Conchinchina, san José Nguyên Van Luu,
mártir, agricultor y catequista, quien se ofreció voluntariamente en lugar del
presbítero Pedro Luu, que era buscado por los soldados, muriendo en la
cárcel en tiempo del emperador Tu Duc (1854).
11*. En la ciudad de Aranjuez, de Castilla la Nueva, en España, san José
María Rubio Peralta, presbítero de la Compañía de Jesús, que se significó
por su atención a los penitentes en la confesión sacramental, por la predica-
ción de ejercicios espirituales y por sus visitas a los pobres en los suburbios
de Madrid (1929).
12*. En el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, cerca de
Cracovia, en Polonia, beato Boleslao Strzelecki, presbítero y mártir, el cual,
al estallar la guerra fue encarcelado por su fe, alcanzando la corona de la
gloria por medio de los malos tratos recibidos (1941).

270
Día 3 de mayo
Quinto Nonas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 30 29 1 2 3 4 5

F iesta de los santos Felipe y Santiago, apóstoles. Felipe, que, al


igual que Pedro y Andrés, había nacido en Betsaida y era discí-
pulo de Juan Bautista, fue llamado por el Señor para que lo siguiera.
Santiago, por su parte, era hijo de Alfeo, de sobrenombre “Justo”,
considerado en Occidente como el pariente del Señor, fue el prime-
ro que rigió la Iglesia de Jerusalén, y cuando se suscitó la contro-
versia sobre la circuncisión, se adhirió al parecer de Pedro, para que
no fuera impuesto a los discípulos venidos de la gentilidad aquel an-
tiguo yugo. Muy pronto coronó su apostolado con el martirio (s. I).
2. En Antinoe, de Tebaida, en Egipto, santos Timoteo y Maura, mártires
(286).
3. En la vía Nomentana, a siete miliarios de la ciudad de Roma, santos
Evencio, Alejandro y Teódulo (ss. III/IV).
4. En Narni, de la Umbría, san Juvenal, venerado como el primer obispo
de la diócesis (siglo IV).
5*. En Kildare, en Irlanda, san Conleto, obispo, quien compartió con san-
ta Brígida la asistencia espiritual del monasterio que ella dirigía, así como de
otros dependientes de él, y debido a su autoridad tuvo un gran ascendiente
sobre los prelados de su país (c. 520).
6*. En Argo, en Grecia, san Pedro, obispo, que mostró una inmensa cari-
dad hacia los pobres y trabajó incansable para poner paz en los litigios para
bien de las almas (c. 922).
7*. En el monasterio de Fohorst, en Flandes, san Ansfrido, obispo de Utre-
cht, el cual, al quedar afectado por la ceguera, se retiró a este lugar, donde
murió (c. 1008).

271
8*. En Kiev, en Rusia (hoy en Ucrania), san Teodosio, abad, que, según
la tradición, fundó el monasterio conocido con el nombre de las Grutas, ins-
tituyendo en él la vida cenobítica (1074).
9*. En Vercelli, del Piamonte, en Italia, beata Emilia Bicchieri, virgen de la
Orden de Predicadores, quien, a pesar de haber ejercido a menudo el cargo
de priora, realizaba muy contenta en la vida de comunidad los servicios más
humildes de la casa (1314).
10*. En Kazimierz, en Polonia, beato Estanislao, presbítero y canónigo re-
gular, el cual, impulsado por su caridad pastoral, fue ministro diligente de la
palabra de Dios, maestro de la vida espiritual y confesor muy solicitado
(1489).
11*. En Susa, del Piamonte, en Italia, beato Eduardo José Rosaz, obispo,
que durante veinticinco años asistió pastoralmente la diócesis que se le había
confiado, con una dedicación especial a los pobres. Fundó la Congregación
de Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco de Susa (1903).
12*. En la ciudad de Sherbrooke, en la provincia de Quebec, en Canadá,
beata María Leonia (Elodia) Paradis, virgen, que fundó la Congregación de
Pequeñas Hermanas de la Sagrada Familia, dedicadas al servicio doméstico
de los sacerdotes (1912).

Día 4 de mayo
Quarto Nonas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 30 1 1 2 3 4 5 6

1. En Cirta, de Numidia (hoy Argelia), conmemoración de los santos már-


tires Agapio y Secundino, obispos, los cuales, después de un prolongado des-
tierro en la mencionada ciudad, llegaron a ser mártires gloriosos, a causa de
su condición de obispos, durante la persecución bajo el emperador Valeria-
no, en la que se pretendía suscitar el furor de los gentiles para poner a prue-
ba la fe de los justos. Fueron también martirizados con ellos san Emiliano,

272
soldado, santas Tertula y Antonia, vírgenes consagradas a Dios, y una mujer
con sus hijos gemelos (258/259).
2. En Nicea, de Bitinia, santa Antonina, mártir, que fue cruelmente tortu-
rada y atormentada con distintos suplicios, estando tres días colgada, luego
encarcelada durante dos años y, por último, bajo el gobernador Prisciliano, y
por la confesión de su fe en Dios, fue quemada viva (s. III/IV).
3. En Lorch, en la región de Nórico, cerca del Danubio, san Florián, mártir,
el cual, durante la persecución bajo Diocleciano, y por orden del goberna-
dor Aquilino, fue arrojado desde el puente al río Enns con una piedra atada
al cuello (304).
4. En las minas de Feno, en Palestina, donde estaban condenados, san
Silvano, obispo de Gaza, y treinta y nueve compañeros, mártires, todos ellos
coronados con el martirio durante la misma persecución bajo Diocleciano, al
ser decapitados por orden del césar Maximino Daya (c. 304).
5*. En Varsovia, en Polonia, beato Ladislao de Gielniow, presbítero de la
Orden de Hermanos Menores, quien predicaba con fervor extraordinario la
Pasión del Señor y la celebraba con piadosos himnos (1505).
6*. En Londres, en Inglaterra, santos Juan Houghton, Roberto Lawrence
y Agustín Webster, presbíteros y mártires, priores respectivamente de las
cartujas de Londres, Beauvalle y Axholme, y san Ricardo Reynolds, de la
Orden de Santa Brígida, todos los cuales, durante el reinado de Enrique VIII,
y después de haber profesado valerosamente la fe de los padres, fueron arras-
trados vivos hasta el lugar de su suplicio en Tyburn, donde perecieron ahor-
cados juntamente con Juan Haile, presbítero, párroco de la cercana locali-
dad de Isleworth (1535).
7*. En Tréveris, en Alemania, beato Juan Martín Moyë, presbítero de la
Sociedad de Misiones Extranjeras de París, que en la localidad de Lorena,
en Francia, fundó el Instituto de Hermanas de la Providencia, y en China
reunió en régimen de vida común a unas vírgenes dedicadas a la enseñanza.
Se mostró siempre inflamado por el celo de las almas, aún después de verse
obligado a abandonar su patria durante la Revolución Francesa (1793).

273
Día 5 de mayo
Tértio Nonas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 30 1 2 2 3 4 5 6 7

1. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Joviniano, lector y mártir (s.


III).
2. En Alejandría, en Egipto, san Eutimio, diácono y mártir (c. 305).
3. Conmemoración de san Máximo, obispo de Jerusalén, el cual fue con-
denado por el césar Maximino Daya a trabajos forzados en las minas, des-
pués de que le hubieran arrancado un ojo y quemado un pie con un hierro
candente. Alcanzada la libertad, pudo marchar de allí y fue nombrado obis-
po de la Iglesia de Jerusalén, en donde, con el prestigio de su gloriosa con-
fesión, descansó en paz (c. 350).
4*. En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Britón, obispo, quien defendió a
su grey de los errores de Prisciliano, pero tratando en vano de detener, jun-
tamente con san Ambrosio, obispo de Milán, y san Martín, obispo de Tours,
la violencia de los que reclamaban la ejecución de Prisciliano y de sus segui-
dores (386).
5. En Arlés, de la Provenza, san Hilario, obispo, que, después de llevar
vida eremítica en Lérins, fue promovido, bien a su pesar, al episcopado, desde
donde, trabajando con sus propias manos, vistiendo una sola túnica tanto en
verano como en invierno, y caminando a pie, manifestó a todos su amor a la
pobreza. Entregado a la oración, a los ayunos y a las vigilias, y perseverando
en una predicación continua, mostró la misericordia de Dios a los pecado-
res, acogió a los huérfanos y no dudó en destinar para la redención de los
cautivos todos los objetos de plata que se conservaban en la basílica de la
ciudad (449).
6. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Nicecio, obispo (s. V).
7. En Milán, de la Liguria, san Geroncio, obispo (c. 472).
8*. En Marchiennes, en la Galia Bélgica, san Mauronto, abad y diácono,
quien fue discípulo de san Amando (702).

274
9. En Limoges, en Aquitania, san Sacerdote, obispo, que fue monje y
abad, y más tarde obispo, pero al final de su vida quiso de nuevo volver a la
vida monástica (s. VIII).
10. En Hildesheim, de Sajonia, en Alemania, san Gotardo, obispo, que,
siendo abad del monasterio de Niederaltaich, visitó y renovó varios monas-
terios, y al morir san Bernwardo le sucedió en la sede episcopal, promovien-
do la vida cristiana de su Iglesia, la disciplina regular del clero y abriendo
escuelas (1038).
11*. En Calabria, san León, eremita, que, entregado a la oración y a las
obras de beneficencia en favor de los pobres, murió en el monasterio de
Africo, cerca de la ciudad Reggio, que él mismo había fundado (c. s. XIII).
12*. En Vençay, cerca de Tours, en Francia, san Avertino, diácono, que
acompañó a santo Tomás Becket al destierro, y a la muerte de éste volvió a
dicho lugar, viviendo como ermitaño (1189).
13. En Licata, de Sicilia, en Italia, santo Ángel, presbítero, carmelita y mártir
(1225).
14*. En Recanati, en la región del Piceno, en Italia, beato Bienvenido Ma-
reni, religioso de la Orden de los Hermanos Menores (1289).
15*. En Nápoles, de la Campania, beato Nuncio Sulpricio, el cual, después
de haber quedado huérfano, con una pierna infectada por la caries y con su
cuerpo exhausto soportó todos sus sufrimientos con ánimo sereno y alegre,
dispuesto siempre a ayudar a todos, y pobre entre los pobres, consoló en
gran manera a los demás enfermos y alivió sus miserias (1836).
16*. En Somasca, cerca de Bérgamo, en Italia, beata Catalina Cittadini,
virgen, la cual, privada de sus padres desde la más tierna edad, llegó a ser
una paciente y competente maestra, cuidando con esmero una institución
dedicada a la educación cristiana de niñas pobres, y con esta misma finali-
dad, fundó el Instituto de las Hermanas Ursulinas de Somasca. (1857)
17*. En Dresde, en Alemania, beato Gregorio Frackowiak, religioso de la
Sociedad del Verbo Divino y mártir, quien, encarcelado durante la guerra,
después de sufrir por Cristo fue degollado por los enemigos de la fe (1943).

275
Día 6 de mayo
Prídie Nonas maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 30 1 2 3 3 4 5 6 7 8

1. Conmemoración de san Lucio de Cirene, a quien el libro de los He-


chos de los Apóstoles nombra entre los profetas y doctores de la Iglesia de
Antioquía (s. I).
2. En Lambesa, de Numidia (hoy Argelia), santos mártires Mariano, lec-
tor, y Jacobo, diácono. El primero de ellos, después de haber superado con
anterioridad por su fe en Cristo diversas pruebas en la persecución desenca-
denada por Decio, fue detenido de nuevo junto con su querido compañero,
y ambos, al cabo de soportar crueles suplicios, confortados con la gracia de
Dios fueron muertos a espada en compañía de otros muchos (c. 259).
3. En Milán, de la Liguria (hoy Italia), san Venerio, obispo, discípulo y
diácono de san Ambrosio, que acudió en ayuda de los obispos africanos en-
viándoles clérigos y favoreció a san Juan Crisóstomo en su destierro (409).
4. En Roma, santa Benita, virgen y monja romana, de la cual san Grego-
rio I Magno cuenta que descansó en el Señor, tal como ella misma había
pedido con insistencia, a los treinta días de la muerte de santa Gala, quien la
amaba de una manera especial por encima de las demás (s. VI).
5. En Lindisfarne, de Northumbria, en Inglaterra, san Eadberto, obispo,
sucesor de san Cutberto, que brilló por su conocimiento de las Escrituras,
por su observancia de los preceptos divinos y especialmente por sus gene-
rosas limosnas (698).
6*. En Montepulciano, en la Toscana, beato Bartolomé Pucci-Franceschi,
presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, quien, impulsado por su
amor a Dios, dejó a su mujer, a sus hijos y riquezas, haciéndose pobre de
Cristo (1330).
7*. En Londres, en Inglaterra, beatos Eduardo Jones y Antonio Middle-
ton, presbíteros y mártires, los cuales, durante el reinado de Isabel I, por su

276
condición de sacerdotes fueron ahorcados y descuartizados ante su propia
casa (1590).
8*. En Quebec, en el dominio de Canadá, beato Francisco de Montmo-
rency-Laval, obispo, quien estableció su sede episcopal en aquella ciudad y
desde allí, durante casi cincuenta años, se dedicó con todas sus fuerzas a
confirmar y acrecentar la Iglesia en aquella vasta región de América del Norte,
llegando incluso hasta el golfo de México (1708).
9*. En El Cairo, en Egipto, beata María Catalina Troiani, virgen de la Ter-
cera Orden de San Francisco, que desde Italia fue enviada a Egipto, en donde
fundó una nueva familia de Hermanas Franciscanas Misioneras (1887).
10*. En Roma, beata Ana Rosa Gattorno, religiosa, que era madre de fami-
lia, pero, al quedar viuda, lo dejó todo y se entregó totalmente a Dios y al
prójimo, fundando las Hijas de Santa Ana, Madre de María Inmaculada,
brillando por la gran labor que realizó en favor de los enfermos, los débiles y
los niños desamparados, en cuyo rostro contemplaba a Cristo pobre (1900).
11*. Cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beatos Enrique Kaczorows-
ki y Casimiro Gostynski, presbíteros y mártires, que en la invasión de Polo-
nia fueron hechos prisioneros por los perseguidores de la dignidad humana y
conducidos al campo de concentración de Dachau, donde, por su fe en Cristo,
exhalaron el último suspiro en las cámaras de gas (1942).

Día 7 de mayo
Nonis maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 30 1 2 3 4 4 5 6 7 8 9

1. En Roma, conmemoración de santa Domitila, mártir, que, siendo hija


de la hermana del cónsul Flavio Clemente, fue acusada durante la persecu-
ción bajo el emperador Domiciano de haber renegado de los dioses paganos y,
por ello, por su fe en Cristo, junto con otros muchos cristianos fue desterra-
da a la isla de Ponza, en el Lacio, en la que padeció un prolongado martirio
(s. I/II).

277
2. En Nicomedia, de Bitinia, san Flavio y cuatro compañeros, mártires (s.
III/ IV).
3*. En Cenomano (hoy Le Mans), en la Galia, san Cenérico, diácono y mon-
je, quien, después de visitar los sepulcros de san Martín de Tours y de san Julián
de Le Mans, pasó el resto de su vida en la soledad y en la austeridad (s. VII).
4. En Berveley, en Northumbria, san Juan, obispo de Hexham, y después
de York, en Inglaterra, que unió el trabajo pastoral a la oración en soledad
y, después de haber renunciado a su cargo, transcurrió los últimos años de
su vida en el monasterio que él mismo había fundado (721).
5*. En el monasterio de Niedernburg, cercano a Passau, de Baviera, en
Alemania, beata Gisela, que estuvo casada con san Esteban de Hungría, a
quien ayudó en la propagación de la fe, pero a la muerte del rey fue privada
de sus bienes y de su reino, retirándose al citado monasterio, que gobernó
después como abadesa (1060).
6*. En Kiev, en Rusia (hoy en Ucrania), san Antonio, ermitaño, que ini-
ció su vida monástica en el monte Athos y después la prosiguió en el monas-
terio de esa ciudad, denominado de las Grutas (1073).
7*. En Cremona, de Lombardía, beato Alberto de Bérgamo, labrador, el
cual, después de soportar con paciencia las reprensiones que su mujer le hacía
por su gran generosidad hacia los pobres, abandonó sus tierras y vivió como
hermano de penitencia de santo Domingo (1279).
8*. En Roma, beata Rosa Venerini, virgen, que nació en Viterbo y fundó
las Maestras Pías, con las cuales abrió en Italia las primeras escuelas para la
educación de las niñas (1728).
9. En Génova, en Italia, san Agustín Roscelli, presbítero y fundador de la
Congregación de Hermanas de la Inmaculada Concepción de la Bienaventu-
rada Virgen María, para la formación de las niñas (1902).
10. En el campo de concentración de Oswiecim o Auschwitz, cerca de
Cracovia, en Polonia, beato Antonio Bajewski, presbítero de la Orden de
los Hermanos Menores Conventuales y mártir, que alcanzó la gloria del Se-
ñor durante la guerra, terriblemente quebrantado por los tormentos sufridos
en la cárcel a causa de su fe (1941).

278
Día 8 de mayo
Octávo Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
30 1 2 3 4 5 5 6 7 8 9 10

1. En Milán, en la provincia de la Liguria, conmemoración de san Víctor,


mártir, el cual, originario de Mauritania, era soldado del ejército imperial, y
al imponer el emperador Maximiano la obligación de sacrificar a los ídolos,
se desciñó de sus armas, por lo cual le llevaron a la ciudad de Lodi, donde
fue decapitado (c. 304).
2. En Bizancio, san Acacio, soldado y mártir (s. IV).
3. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Heladio, obispo (s. IV).
4. En el monte Scete, en Egipto, san Arsenio, que, según la tradición, fue
diácono de la Iglesia de Roma, y en tiempo del emperador Teodosio se re-
tiró a la soledad, donde, consumado en todas las virtudes, rindió su espíritu
a Dios (s. IV/V).
5*. En la región de Chalons, en la Galia, san Gibriano, presbítero, el cual,
originario de Irlanda, recorrió la Galia como peregrino por amor a Cristo (c.
515).
6*. En Bourges, en Aquitania, san Desiderato, obispo, que habiendo des-
empeñado con anterioridad el cargo de canciller en la corte, como obispo
dotó a su Iglesia con reliquias de mártires (550).
7. En Roma, junto a la basílica de San Pedro, san Bonifacio IV, papa,
que obtuvo del emperador Focas el templo del Panteón, el cual transformó
en iglesia dedicada a la santísima Virgen y a todos los mártires, y fomentó
mucho la disciplina monástica (615).
8. También en Roma, junto a San Pedro, san Benedicto II, papa, el cual,
de espíritu humilde, manso y paciente, se distinguió por su amor a la pobreza
y fue insigne también por sus limosnas (685).
9*. En Verona, en la región de Venecia, san Metrón, ermitaño, de quien se
dice que llevó una vida áspera y penitente (c. s. VIII).

279
10. En Roermond, junto al Mosa, en Brabante, de Austrasia, san Wiro, que,
según la tradición, se dedicó a la evangelización de esta región junto con sus
compañeros Plechelmo y Odgero (c. 700).
11. En Saludecio, del Piceno, en Italia, beato Amato Ronconi, que se dis-
tinguió por su dedicación a la hospitalidad y a la atención espiritual de los
peregrinos (fin. s. XIII).
12*. En el monasterio de Santa María della Serra, también en el Piceno,
beato Ángel de Massaccio, presbítero de la Orden Camaldulense y mártir,
quien fue un incansable defensor de la observancia del precepto dominical
(c. 1458).
13*. En Randazzo, en Sicilia, beato Luis Rabatá, presbítero de la Orden
Carmelitana, fidelísimo en su observancia de la Regla y resplandeciente en su
amor a los enemigos (1490).
14*. En Quebec, del dominio de Canadá, beata María Catalina de san Agus-
tín (Catalina Symon de Longprey), virgen, religiosa de las Hermanas Hospi-
talarias de la Misericordia de la Orden de San Agustín, que vivió hasta su
muerte dedicada al cuidado de los enfermos, señalándose por el consuelo que
les proporcionaba y la esperanza que les infundía (1668).
15*. En el lugar llamado Hegne, de Baden, en Alemania, beata Ulrica (Fran-
cisca) Nisch, virgen, religiosa de las Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz,
quien, como infatigable sierva del Señor, vivió siempre entregada a los traba-
jos más humildes, principalmente en el oficio de ayudante de cocinera (1913).

Día 9 de mayo
Séptimo Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 11

1. Conmemoración de san Isaías, profeta, que en tiempo de Ozías, Jo-


tam, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, fue enviado a un pueblo infiel y peca-

280
dor, para manifestarle al Dios fiel y salvador, en cumplimiento de las prome-
sas que Dios juró a David. Conforme ha transmitido la tradición existente entre
los judíos, murió martirizado bajo el reinado de Manasés (s. VIII a. C.).
2. Conmemoración de san Hermas, mencionado por san Pablo en la Carta
a los Romanos (s. I).
3. En Tebaida, san Pacomio, abad, que cuando aún era pagano se sintió
impresionado por el testimonio de caridad cristiana para con los soldados
detenidos en la cárcel común y, después de abrazar el cristianismo, recibió el
hábito monástico de manos del anacoreta Palamón. Al cabo de siete años,
por inspiración divina, fue abriendo numerosos monasterios con el fin de re-
cibir a los monjes en régimen de vida común, escribiendo para ellos una cé-
lebre Regla (347/348).
4. En Persia, trescientos diez santos mártires (c. s. IV).
5. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Dionisio, obispo (s. IV).
6. En Cagli, en la vía Flaminia, de la región de Piceno, en Italia, san Ge-
roncio, obispo de Ficocle, quien, según la tradición, fue martirizado en este
día, mientras regresaba de un Sínodo celebrado en Roma (c. 501).
7*. En Vendôme, junto al río Loira, san Beato, presbítero y ermitaño (c. s.
VII).
8*. En el monasterio camaldulense de Fonte Avellana, en la región de la
Umbría, beato Forte Gabrielli, ermitaño (1040).
9*. En el lugar de Monticchiello, en la Toscana, beato Benincasa de Mon-
tepulciano, religioso de la Orden de los Siervos de María, que vivió en una cueva
del monte Amiata, en la región de Siena, llevando una vida de penitencia
(1426).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Pickering, mártir, monje de la
Orden de San Benito, el cual, varón de sincera simplicidad y de vida inocen-
tísima, fue acusado falsamente de conjuración contra el rey Carlos II y, mo-
vido por su amor a Cristo, se encaminó con ánimo sereno hacia el patíbulo
en Tyburn (1679).
11. En la ciudad de Nam-Dinh, en Tonquín, san José Dô Quang Hiên,
presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que, encerrado en una pri-

281
sión, se dedicó intensivamente a convertir a los paganos y a confortar en la
fe a los cristianos, hasta que, por decreto del emperador Thiêu Tri, fue deca-
pitado (1840).
12*. En Munich, ciudad de la región de Baviera, en Alemania, beata María
Teresa de Jesús (Carolina) Gerhardinger, virgen, que fundó providencialmente
la Congregación de Pobres Hermanas Escolásticas de Nuestra Señora (1879).
13*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Esteban Grelewski, presbítero y mártir, el cual, al
ser invadida Polonia militarmente al comienzo de la guerra, fue hecho prisio-
nero por los perseguidores de la Iglesia y, extenuado por los crueles tormen-
tos, recibió la corona de la gloria (1941).
14. En la localidad de la Berrueza, en la región de Navarra, memoria
de san Gregorio, obispo (s. XI).

Día 10 de mayo
Sexto Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 7 8 9 10 11 12
En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria
obligatoria en el Calendario español, la conmemoración de san Juan de Ávila, pres-
bítero, que en este día figura en el núm. 12.
1. Conmemoración del santo Job, varón de admirable paciencia en el país
de Hus.
2. En Mira, de Licia, san Dioscórides, mártir (s. inc.).
3. En Lentini, en Sicilia, santos Alfio, Filadelfio y Cirino, mártires (s. III).
4. En Roma, en la vía Latina, san Gordiano, mártir, que fue sepultado en
la cripta de una iglesia, donde se veneraban ya las reliquias de san Epímaco
(c. 300).
5. También en Roma, conmemoración de los santos Cuarto y Quinto,
mártires (c. s. IV).

282
6*. En Irlanda, san Comgall, abad, que fundó el célebre monasterio irlan-
dés de Bangor y fue un padre sabio y un guía prudente de numerosos mon-
jes (622).
7. En Táranto, en la Apulia, san Cataldo, obispo y peregrino, de origen
irlandés, como dice la tradición (c. s. VII).
8*. En Bourges, en Aquitania, santa Solangia, virgen, de la cual la tradi-
ción ha transmitido que sufrió el martirio en defensa de su virginidad (c. s.
IX).
9*. En Pontoise, cerca de París, en Francia, san Guillermo, presbítero de
origen inglés, que ejerció su ministerio de párroco resplandeciendo por su
entrega a las almas y por su fervor religioso (1195).
10*. En Padua, en la región de Venecia, beata Beatriz de Este, virgen, que
restauró el monasterio de Gémmola, situado en los montes Euganeos, de
Padua, y aunque su vida fue breve, recorrió hasta el final el arduo camino de
la santidad monástica (1226).
11*. En Siena, de la Toscana, beato Nicolás Albergati, obispo de Bolonia,
quien ingresó de joven en la Orden Cartujana y, una vez ordenado obispo,
prestó un gran servicio a la Iglesia con su celoso servicio pastoral y con su
participación en legaciones pontificias (1443).
12*. En Montilla, de la región de Andalucía, en España, san Juan de Ávila,
presbítero, el cual recorrió toda la región de la Bética predicando a Cristo y,
después de haber sido acusado injustamente de herejía, fue recluido en la
cárcel, en la que escribió una parte importante de su doctrina espiritual (1569).
13*. En la ciudad de Zagreb, en Croacia, beato Ivan Merz, que, dedicado
al estudio de las letras y a la enseñanza, dio a los jóvenes el ejemplo de un
maestro fiel a Cristo y de un laico creyente entregado al bien de la sociedad
(1928).
14*. En Cremona, en Italia, beato Enrique Rebusquini, presbítero de la
Orden de Clérigos Regulares Ministros de los Enfermos (Camilos), que sir-
vió con sencillez a los enfermos en sus dolencias (1938).

283
Día 11 de mayo
Quinto Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 8 9 10 11 12 13

1. En Bizacena, san Mayulo, mártir en Adrumeto, que fue condenado a


ser devorado por las fieras (s. II/III).
2. En Roma, en el vigésimo segundo miliario de la vía Salaria, san Anti-
mo, mártir (s. III).
3. En Bizancio, san Mocio, presbítero y mártir (s. inc.).
4. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Mamerto, obispo, que, con
motivo de una inminente desgracia, instituyó en esta ciudad unas solemnes leta-
nías para el triduo preparatorio de la fiesta de la Ascensión del Señor (c. 475).
5. En Varennes, de la región de Langres, también en la Galia, san Gan-
gulfo (s. VIII).
6. En Souvigny, de Borgoña, san Mayolo, abad de Cluny, quien, firme en
la fe, seguro en la esperanza y repleto de una doble caridad, renovó nume-
rosos monasterios de Francia e Italia (994).
7*. En el monasterio de Esterp, cerca de Limoges, en la Galia, san Gual-
terio, presbítero y superior de los canónigos, el cual, después de haberse
ejercitado desde su infancia en el servicio de Dios, resplandeció por su man-
sedumbre para con sus hermanos y por su caridad hacia los pobres (1070).
8*. En Verucchio, cerca de Forlí, en la Romaña, beato Gregorio Celli, pres-
bítero de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, de quien se dice que,
después de haber sido rechazado por sus hermanos de religión, se retiró al
monte Carnerio con los Hermanos Menores, en donde murió (1343).
9*. En York, en Inglaterra, beatos Juan Rochester y Jacobo Walworth,
presbíteros y monjes de la Cartuja de Londres, los cuales, durante el reina-
do de Enrique VIII, por haberse mantenido fieles a la Iglesia, fueron suspen-
didos con cadenas de las almenas de la muralla de la ciudad hasta que mu-
rieron (1537).

284
10. En Nápoles, de la Campania, san Francisco de Jerónimo, presbítero
de la Compañía de Jesús, que se dedicó a predicar misiones populares y al
servicio pastoral de los marginados (1716).
11. En Cagliari, en Cerdeña, san Ignacio de Laconi, religioso de la Orden de
los Hermanos Menores Capuchinos, quien por plazas y tabernas del puerto pe-
día incansablemente limosnas para socorrer las miserias de los pobres (1781).
12. En Saigón, en Conchinchina (hoy Vietnam), san Mateo Lê Van Gâm,
mártir, que fue detenido por introducir con su pequeña embarcación a los mi-
sioneros europeos y, al cabo de un año transcurrido en la cárcel, fue decapi-
tado por orden del emperador Thiêu Tri (1847).

Día 12 de mayo
Quarto Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 9 10 11 12 13 14

S antos Nereo y Aquileo, mártires, los cuales, según refiere el papa


san Dámaso, eran dos jóvenes que se habían enrolado en el ejér-
cito y que, arrastrados por el miedo, estaban dispuestos a obedecer
las órdenes impías del magistrado, pero después de convertirse al
Dios verdadero dejaron el ejército, arrojando sus escudos, armas y
uniformes, contentos de su triunfo como confesores de Cristo. Sus
cuerpos fueron sepultados en este día en el cementerio de Domitila,
situado en la vía Ardeatina de Roma (s. III ex.).

S an Pancracio, mártir, que, según la tradición, murió también en


Roma en plena adolescencia por su fe en Cristo, siendo sepulta-
do en la vía Aurelia, a dos miliarios de la Urbe. El papa san Símaco le-
vantó una célebre basílica sobre su sepulcro y el papa san Gregorio I
Magno convocaba a menudo al pueblo en torno al mismo sepulcro, para
que recibieran el testimonio del verdadero amor cristiano. En este día
se conmemora la sepultura de este mártir romano (s. IV in.).

285
3. En Axiópolis, en Mesia (hoy Bulgaria), san Cirilo, mártir, que fue mar-
tirizado junto con seis compañeros (c. s. III).
4. En Salamina, en Chipre, san Epifanio, obispo, el cual sobresalió por su
vasta erudición y por su conocimiento de las ciencias sagradas, y fue admi-
rable también por su santidad de vida, por su celosa defensa de la fe católi-
ca, por su generosidad para con los pobres y por su poder taumatúrgico
(403).
5. En Agira, en Sicilia, san Felipe, presbítero, que, oriundo de Tracia, se
estableció en esta ciudad (s. V).
6. En Tréveris, de la Renania, en Austrasia, san Modoaldo, obispo, que
fundó y enriqueció varias iglesias y monasterios, y constituyó también diver-
sas agrupaciones de vírgenes, siendo sepultado junto a su hermana Severa
(c. 647).
7*. En el monasterio de Marchiennes, en la región de Cambray, en Aus-
trasia, santa Rictrudis, abadesa, quien, después de la violenta muerte de su
esposo Adalbaldo, tomó el santo velo religioso por consejo de san Amando,
gobernando con gran acierto a sus monjas en ese monasterio (c. 688).
8. En Constantinopla, san Germán, obispo, el cual, insigne por su doctri-
na y virtudes, refutó con gran persuasión el edicto contra las imágenes sagra-
das promulgado por el emperador León el Isáurico (733).
9. En la región de Castilla, en España, en la localidad que posteriormente
fue distinguida con su nombre, santo Domingo de la Calzada, presbítero, que
dispuso puentes y caminos empedrados para uso de los peregrinos jacobeos
y, movido por su inmensa piedad, construyó también un hospital de peregri-
nos, provisto de salas destinadas a socorrerles (1060/1109).
10*. En Bolonia, de la Emilia, beata Imelda Lambertini, virgen, aceptada
desde muy pequeña como monja en la Orden de Predicadores y que, siendo
aún joven, después de haber recibido de modo admirable la Eucaristía, en-
tregó inmediatamente su espíritu (1333).
11*. En Aveiro, en Portugal, beata Juana, virgen, hija del rey Alfonso V, que
renunció a contraer matrimonio en varias ocasiones, prefiriendo servir en la
Orden de Predicadores e ingresar en el monasterio de Aveiro, convirtiéndo-
se en refugio de pobres, huérfanos y viudas (1490).

286
Día 13 de mayo
Tértio Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 10 11 12 13 14 15

M emoria de la Bienaventurada Virgen María de Fátima, en Por-


tugal. En la localidad de Aljustrel, la contemplación de la que,
en el orden de la gracia, es nuestra Madre clementísima, suscita en
muchos fieles, no obstante las adversidades, la oración por los peca-
dores y la profunda conversión de los corazones.
2. Conmemoración de los numerosos santos mártires de Alejandría, que
fueron asesinados por orden de Lucio, obispo arriano, en la iglesia llamada
Theonas (c. 375).
3. En Maastrich, junto al Mosa, en la Galia Bélgica, san Servacio, obispo
de Tongres, quien defendió con tenacidad la fe ortodoxa nicena acerca de la
naturaleza de Cristo en controversias suscitadas en varios concilios (c. 384).
4*. En Poitiers, en Aquitania, santa Inés, abadesa, que recibió la bendi-
ción de manos de san Germán de París y gobernó con inmensa y amorosa
solicitud el monasterio de Santa Cruz de Poitiers (588).
5*. En el lugar llamado Goriano Sicoli, en los Abruzos, beata Gema, vir-
gen, que vivió recluida en una pequeñísima celda adosada a la iglesia, desde
la que podía ver solamente el altar (1465) .
6*. En Como, de Lombardía, beata Magdalena Albrici, abadesa de la
Orden de San Agustín, que reavivó extraordinariamente el fervor de sus her-
manas en religión (1834).
7. En La Puye, de la comarca de Poitiers, en Francia, san Andrés Hu-
berto Fournet, presbítero, quien ejerció como párroco durante la Revolución
Francesa y, no obstante su condición de sacerdote proscrito, fortaleció la fe
de sus feligreses, y al restablecerse la paz para la Iglesia, fundó, junto con
santa Isabel Bichier des Ages, la Congregación de Hijas de la Cruz (1834).

287
8. En la ciudad de Córdoba, en la región hispánica de Andalucía,
memoria de los santos Argentea y Vulfura, mártires (937).

Día 14 de mayo
Prídie Idus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 11 12 13 14 15 16

F iesta de san Matías, apóstol, que siguió al Señor Jesús desde el


bautismo de Juan hasta el día en que Cristo subió a los cielos, y por
esta razón, después de la Ascensión del Señor, fue puesto por los após-
toles en el lugar que había ocupado Judas, el traidor, para que, formando
parte del grupo de los Doce, fuese testigo de la resurrección.
2. En Asia, san Máximo, mártir durante la persecución bajo el empera-
dor Decio y de quien se dice que murió lapidado (c. 250).
3. En Cimiez, en la Provenza, san Poncio, mártir (c. s. III).
4. En Siria, santos Víctor y Corona, compañeros mártires (c. s. III).
5. En la isla de Quío, en el mar Egeo, san Isidoro, mártir, que, según la
tradición, fue arrojado a un pozo (s. III).
6. En Aquileia, en la región de Venecia, santos Félix y Fortunato, márti-
res, cuya ciudad honraron con su glorioso martirio (s. IV).
7. En la isla de Cerdeña, conmemoración de las santas Justa y Enedina,
mártires (s. III/IV).
8*. En Arvernia (hoy Clermont-Ferrand), en Aquitania, san Abrúnculo,
obispo, quien, expulsado de su sede de Langres por Gundebaldo, el rey de
los burgundios, estableció su residencia entre los habitantes de Auvernia (488)
9. En la misma ciudad, san Galo, obispo, tío paterno de san Gregorio de
Tours, varón humilde y bondadoso (551).
10*. En Lismore, en Irlanda, san Cartago, obispo y abad (638).

288
11*. En el monasterio de Fontenelle, en Neustria (hoy Francia), san Erem-
berto, que, habiendo sido obispo de Tolouse, abrazó después la disciplina
monástica (674).
12*. En Santarem, en Portugal, beato Gil de Vaozéla, presbítero, que como
profesor de medicina en París se entregó a una vida disoluta, pero, una vez con-
vertido, ingresó en la Orden de Predicadores, en la que se esforzó en rechazar,
con lágrimas, oración y sacrificios, todas las tentaciones (1265).
13*. En la aldea de Saint Mary of the Woods, de Indianápolis, en los Esta-
dos Unidos de Norteamérica, beata Teodora (Ana Teresa) Guérin, virgen de
la Congregación de las Hermanas de la Providencia, la cual, oriunda de Fran-
cia, residió y murió en esa pequeña ciudad. Era de naturaleza compasiva, y
aún en medio de las mayores dificultades confió siempre en la divina provi-
dencia, preocupándose con solicitud de la naciente comunidad (1856).
14. En el lugar de Bétharram, cerca de Pau, en los Bajos Pirineos de Fran-
cia, san Miguel Garicoïts, presbítero, que fundó la Congregación de Presbí-
teros del Sagrado Corazón de Jesús (1863)).
15. En Nizza Monferrato, del Piamonte, en Italia, santa María Dominica
Mazzarello, fundadora, junto con san Juan Bosco, del Instituto de las Hijas
de María Auxiliadora, dedicadas a la instrucción de niñas pobres. Sobresalió
por su humildad, prudencia y caridad (1881).

Día 15 de mayo
Idibus maii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 12 13 14 15 16 17

En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria


obligatoria en el Calendario español, la conmemoración de san Isidro, labrador,
que en este día figura en el núm. 10.

1. En Lampsaco, del Helesponto, santos Pedro, Andrés, Pablo y Dioni-


sia, mártires (s. III).

289
2. En Arvernia, en Aquitania, santos Casio y Victorino, mártires, que,
según la tradición, sufrieron el martirio bajo la persecución de Croco, rey de
los alamanes (s. III).
3. En la isla de Cerdeña, san Simplicio, presbítero (s. III/IV).
4. En Larisa, de Tesalia, san Aquileo, apellidado “Taumaturgo”, obispo,
que participó en el I Concilio de Nicea y, revestido de todas las virtudes,
evangelizó con fervor apostólico a los pueblos paganos (s. IV).
5*. En Autún, en la Galia Lugdunense, san Reticio, obispo, de quien san
Agustín refiere la gran autoridad de que gozaba como obispo en la Iglesia, y
san Jerónimo lo recuerda por sus insignes comentarios a la Sagrada Escritu-
ra (s. IV).
6. En Etiopía, san Caleb o Elesbaán, rey de Etiopía, que sometió a los
enemigos de Cristo en represalia por los mártires de Nagrán y, según se dice,
en tiempo del emperador Justino envió a Jerusalén su corona real, viviendo
luego como monje, en respuesta a un voto que había hecho, hasta que partió
al encuentro del Señor (c. 535).
7. En Septempeda, de la región del Piceno, en Italia, san Severino, obis-
po, que dio su nombre a la ciudad episcopal (s. in.).
8*. En Bingen, en Austrasia, junto al Rin y cerca de Maguncia, san Ruper-
to, duque, que, cuando era aún muy joven, peregrinó a Roma para visitar las
tumbas de los apóstoles y, al regreso a sus tierras, erigió varias iglesias. Salió
al encuentro del Señor recién cumplidos los diecinueve años (s. VIII).
9. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, conmemoración de
san Witesindo, mártir, que por miedo a los musulmanes se apartó de la fe
católica, pero al negarse después a tomar parte en el culto mahometano, lo
mataron por odio a la fe cristiana (855).
10. En Madrid, en la región de Castilla, san Isidro, labrador, quien, junta-
mente con su mujer, la beata María de la Cabeza o Toribia, llevó una dura
vida de trabajo, recogiendo con más paciencia los frutos del cielo que los de
la tierra, y de este modo se ha convertido en modelo del honrado y piadoso
agricultor cristiano (c. 1130).
11*. En Aix-en-Provence, de la Provenza, beato Andrés Abellón, presbíte-
ro de la Orden de Predicadores, quien, aunque no contaba con muchos

290
medios para el desempeño de su cargo, restauró con firmeza la disciplina
regular en los conventos donde fue superior (1450).

Día 16 de mayo
Décimo séptimo Kaléndas iúnii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 13 14 15 16 17 18

1. En Uzala, en África (hoy El-Alia, en Túnez), conmemoración de los


santos Félix y Genadio, mártires (s. inc.).
2. En Ósimo, en la región del Piceno, en Italia, santos Florencio y Dio-
cleciano, mártires (s. inc.).
3. En Persia, santos Abdas y Abieso, obispos y mártires, que fueron in-
molados en tiempo del rey Sapor II, junto con treinta y ocho compañeros
(375-376).
4. En el lugar de Bouhy, del territorio de Auxerre, en la Galia, san Pere-
grino, mártir, venerado como primer obispo de esta ciudad (s. IV/V).
5. Conmemoración de san Posidio, obispo de Calama, en Numidia (hoy
Guelma, en Argelia), discípulo y amigo fiel de san Agustín, quien le asistió
en su muerte y escribió su admirable vida (c. 437)
6. En Troyes, en la Galia Lugdunense, san Fídolo, presbítero, de quien se
narra que fue capturado por el rey Teodorico cuando devastaba Auvernia,
pero fue liberado e instruido en el servicio divino por el abad san Aventino,
al que sucedió (c. 540).
7. En Irlanda, san Brendán, abad de Clonfert, diligente propagador de la
vida monástica, del cual se cuenta una navegación fabulosa (577/583).
8. En Amiens, de Neustria, san Honorato, obispo (c. 600).
9*. En Bretaña, san Carentoco, obispo y abad de Cardigan (s. VII).
10. En Palestina, martirio de cuarenta y cuatro santos monjes despedaza-
dos por los sarracenos que irrumpieron en la laura de San Sabas, en la épo-
ca del emperador Heraclio (614).

291
11*. En Toulouse, en Aquitania, san Germerio, obispo, que se afanó en ex-
tender el culto de san Saturnino y en asistir al pueblo que se le había confia-
do (s. VII).
12. En Gubbio, de la Umbría, san Ubaldo, obispo, que se entregó a la la-
bor de reformar la vida común de los clérigos (1160).
13*. En Fermo, del Piceno, en Italia, san Adán, abad del monasterio de san
Sabino (c. 1210).
14*. En Burdeos, en Gascuña, san Simón Stock, presbítero, que primero
fue ermitaño en Inglaterra y después ingresó en la Orden de los Carmelitas,
la cual rigió admirablemente, siendo célebre por su devoción singular a la
Virgen María (1265).
15. En Janow, cerca de Pinsk, junto al río Pripet, en los confines de Polo-
nia, san Andrés Bobola, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, que se
esforzó de forma activa por la unión de los cristianos hasta que, habiendo
sido capturado por unos soldados cosacos, dio gustosamente con su sangre
el supremo testimonio de la fe (1657).
16*. Cerca de Munich, en Baviera, en Alemania, beato Miguel Wozniak,
presbítero y mártir, el cual, habiendo sido llevado desde la sometida Polonia
al campo de concentración de Dachau, bajo un régimen hostil a la dignidad
humana y a la religión emigró entre torturas a la gloria celestial (1942).
17*. En la ciudad de Drohovych, en Ucrania, beato Vidal Vladimir Bajrak,
presbítero de la Orden de San Josafat y mártir, que ante los perseguidores
de la religión adquirió el fruto eterno por medio del combate de la fe (1946).

Día 17 de mayo
Sextodécimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 14 15 16 17 18 19

En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria


en el Calendario español, la conmemoración de san Pascual Bailón, religioso, que
en este día figura en el núm. 6.

292
1. En Alejandría, en Egipto, san Adrión, mártir (c. s. IV).
2. En Roma, en la vía Salaria Antigua, en el cementerio de Basilla, san
Víctor, mártir (c. s. IV).
3. En Niveduno, junto al Danubio, en Escitia, santos Heraclio y Pablo,
mártires (c. s. IV).
4. En África Proconsular, conmemoración de santa Restituta, virgen y
mártir (c. 304).
5. En Vercelli, de la provincia de Liguria, en Italia, san Emiliano (s. VI).
6. En Villarreal, de la región de Valencia, en España, san Pascual Bailón,
religioso de la Orden de los Hermanos Menores, quien, mostrándose siem-
pre diligente y benévolo hacia todos, honró constantemente el misterio de la
santísima Eucaristía con ardiente amor (1592).
7. En la ciudad de Kweyang, en la provincia de Guizhou, en China, san
Pedro Liu Wenyuan, mártir y catequista, que fue estrangulado a causa del
nombre de Cristo (1834).
8*. En Casoria, cerca de Nápoles, en la Campania, en Italia, beata Julia
Salzano, virgen, quien fundó la Congregación de las Hermanas Catequistas
del Sagrado Corazón, para enseñar la doctrina cristiana y difundir la devo-
ción hacia la Eucaristía (1923)
9*. En la aldea de Orgosolo, en la isla de Cerdeña, en Italia, beata Anto-
nia Mesina, virgen y mártir, que a los dieciséis años de edad, entregada en
obras a favor de la Iglesia, defendió su castidad hasta la muerte (1935).
10*. En el campo de concentración de la ciudad de Oserlag, próximo a Ir-
kutsk, en Rusia, beato Iván Ziatyk, presbítero de la Congregación del San-
tísimo Redentor y mártir, que en tiempo de persecución por los enemigos de
la fe mereció sentarse a la mesa del banquete celeste de los justos (1952).

293
Día 18 de mayo
Quintodécimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 15 16 17 18 19 20

S an Juan I, papa y mártir, quien, habiendo sido enviado por el


rey arriano Teodorico en embajada al emperador Justino de
Constantinopla, fue el primer pontífice romano que ofreció la Vícti-
ma Pascual en aquella Iglesia, pero a su regreso, detenido de manera
indigna y arrojado en la cárcel por el mismo Teodorico, pereció como
víctima por Cristo Señor en Rávena, en la Flaminia (526).
2. En Salona, de la Dalmacia, san Félix, mártir en la persecución bajo el
emperador Diocleciano (299).
3. En Egipto, san Dióscoro, mártir, quien, hijo de un lector, después de
muchos y variados tormentos consumó el martirio con la decapitación (c.
303).
4. En Alejandría, también en Egipto, santos Potamón, Ortasio y Serapión,
presbíteros, y sus compañeros, mártires (s. IV).
5. En Ancira, en Galacia, santos mártires Teodoto y Tecusa, su tía, y Ale-
jandra, Claudia, Faína, Eufrasia, Matrona y Julita, vírgenes, que, después de
haber sido prostituidas por orden del gobernador, fueron luego arrojadas a
un lago con piedras atadas al cuello (c. 303).
6*. En la región de Argovia, entre los helvecios (hoy Suiza), beato Bur-
cardo, presbítero, que, siendo párroco del pueblo de Beinwil, cuidó del re-
baño a él confiado con asidua diligencia pastoral (s. XII).
7. En Upsala, en Suecia, san Erico IX, rey y mártir, quien durante su rei-
nado gobernó sabiamente al pueblo, veló por los derechos de las mujeres y
envió a Finlandia al obispo san Enrique para que propagase la fe de Cristo,
pero, finalmente, cayó en un ataque bajo las espadas de sus enemigos dane-
ses mientras asistía a la celebración de la Misa (1161).

294
8*. En Toulouse, junto al río Garona, beato Guillermo, presbítero de la
Orden de Ermitaños de San Agustín (1369).
9*. En Roma, san Félix de Cantalicio, religioso de la Orden de los Her-
manos Menores Capuchinos, el cual, de admirable austeridad y sencillez,
ejerció el trabajo de recaudar la limosna en la ciudad eterna durante cuaren-
ta años, sembrando al mismo tiempo a su alrededor paz y caridad (1587).
10*. En Marienau, en Alemania, beata Blandina (María Magdalena) Mer-
ten, virgen de la Orden de Santa Úrsula, que unió el cuidado de la formación
humana y cristiana de las niñas y adolescentes con la vida contemplativa
(1918).
11*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Estanislao Kubski, presbítero y mártir, que duran-
te la guerra entregó su espíritu por Cristo en una cámara de gas (1942).
12*. En el lugar de Hartheim, cerca de Linz, en Austria, beato Martín Opr-
zadek, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores y mártir, quien, de
nacionalidad polaca, contemporáneamente y del mismo modo alcanzó el rei-
no celestial (1942).

Día 19 de mayo
Quartodécimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 16 17 18 19 20 21

1. En Roma y en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, san Urbano I,


papa, que gobernó fielmente la Iglesia Romana durante ocho años, tras el
martirio de san Calixto (230).
2. En la misma ciudad, santos Parteno y Calócero, mártires, que dieron
insigne testimonio de Cristo en tiempo del emperador Diocleciano (304).
3. En Arras, de Neustria, san Adolfo, obispo a la vez de esta ciudad y
de Cambrai (728).

295
4. En Canterbury, en Inglaterra, san Dunstán, obispo, quien, como abad
de Glastonbury, restauró y propagó la vida monástica. Fue promovido a la
sede episcopal de Worcester, luego a la de Londres y, finalmente, a la de
Canterbury, trabajando para promover la concordia regular de los monjes y
de las monjas (988).
5*. En Florencia, de la Toscana, en Italia, beata Humiliana, de la Tercera
Orden de San Francisco, que como esposa soportó muy malos tratos con
una paciencia y una mansedumbre admirables y luego, habiendo enviudado,
se entregó de lleno a la oración y las obras de caridad (1246).
6. En Rocca di Funone, cerca de Alatri, en el Lacio, muerte de san Pe-
dro Celestino, el cual, después de haber abrazado la vida eremítica en el
Abruzo con fama de santidad y siendo conocido por sus milagros, ya octo-
genario fue elegido Romano Pontífice, tomando el nombre de Celestino V,
pero en el mismo año renunció al oficio y prefirió retirarse a la soledad (1296).
7. En un castillo cerca de Tréguier, en la Bretaña Menor, en Francia, san
Ivo, presbítero, que ejerció la justicia sin acepción de personas, fomentó
la concordia, defendió por amor de Cristo las causas de los huérfanos, viu-
das y pobres, y acogió en su casa a esos mismos desfavorecidos (1303).
8*. En Siena, en la Toscana, beato Agustín Novelli, presbítero de la Or-
den de Ermitaños de San Agustín, cultivador de la verdadera humildad y
amante de la observancia religiosa (1310).
9*. En la ciudad de Granada, en Andalucía, martirio de los beatos Juan de
Cetina, presbítero, y Pedro de Dueñas, religioso, ambos de la Orden de
Hermanos Menores, que, por predicar a Cristo, fueron degollados por el
mismo monarca musulmán (1397).
10*. En Suzuta, en Japón, beato Juan de Santo Domingo Martínez, presbí-
tero de la Orden de Predicadores y mártir, que murió en la cárcel por Cristo
(1619).
11*. En Londres, en Inglaterra, beato Pedro Wright, presbítero y mártir, que
por haber abrazado la fe de la Iglesia Católica ingresando en la Compañía
de Jesús y siendo promovido a las órdenes sagradas, en tiempo de la Repú-
blica Inglesa fue conducido al martirio en el patíbulo de Tyburn (1651).

296
12. En Fucecchio, de la Toscana, san Teófilo de Corte, presbítero de la
Orden de los Hermanos Menores, quien propagó en gran manera las casas
de retiro para los frailes, mostrando una gran devoción a la Pasión del Señor
y a la Virgen María (1740).
13. En Roma, san Crispín de Viterbo, religioso de la Orden de los Hermanos
Menores Capuchinos, que mientras recorría los pueblos de las montañas para
mendigar limosna, enseñaba los rudimentos de la fe a los campesinos (1750).
14*. En un barco prisión frente a Rochefort, en Francia, beato Juan Bautis-
ta Javier (Juan Luis) Loir, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores
Capuchinos y mártir, quien durante la Revolución Francesa, casi octogena-
rio, fue encarcelado por ser sacerdote y murió estando arrodillado (1794).
15*. En Cartagena de Nueva Granada, en Colombia, beata María Bernar-
da (Verena) Bütler, virgen, la cual, nacida en Suiza, fundó la Congregación
de las Hermanas Misioneras Franciscanas de María Auxiliadora (1924).
16*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato José Czempiel, presbítero y mártir, el cual, nacido
en Polonia, durante la guerra pereció en la cámara de gas, asociado al sacri-
ficio de Cristo (1942).

Día 20 de mayo
Tértiodécimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 17 18 19 20 21 22

S an Bernardino de Siena, presbítero de la Orden de los Herma-


nos Menores, quien, con la palabra y el ejemplo, fue evangeli-
zando por pueblos y ciudades a las gentes de Italia y difundió la de-
voción al santísimo Nombre de Jesús, perseverando infatigablemen-
te en el oficio de la predicación, con gran fruto para las almas, hasta
el día de su muerte, que ocurrió en L’Aquila, del Abruzo, en Italia
(1444).

297
2. Conmemoración de santa Lidia de Tiatira, vendedora de púrpura, que
fue la primera que creyó en el Evangelio en Filipos, en Macedonia, cuando
lo predicó el apóstol san Pablo (s. I).
3. En Ostia Tiberina, santa Áurea, mártir (s. in.).
4. En Nimes, en la Galia Narbonense, san Baudilio, mártir (s. in.).
5. En Egea, de Cilicia, san Talaleo, mártir (s. III).
6*. En Cagliari, en la isla de Cerdeña, san Lucífero, obispo, el cual, va-
liente defensor de la fe nicena, sufrió muchas persecuciones por parte del
emperador Constancio, siendo enviado al exilio, y al volver a su sede murió
como confesor de Cristo (370).
7*. En Toulouse, en la Galia Narbonense, san Hilario, obispo, que levantó
una pequeña basílica de madera sobre el sepulcro de san Saturnino, su pre-
decesor (c. 400).
8. En Bourges, en Aquitania, san Austregisilo, obispo, quien se entregó
como ministro de caridad, sobre todo entre los pobres, los huérfanos, los
enfermos y los condenados a muerte (c. 624).
9. En Brescia, en Lombardía, san Anastasio, obispo (s. VII).
10. En Pavía, también en Lombardía, san Teodoro, obispo, que padeció el
exilio durante la terrible guerra entre francos y longobardos (c. 785).
11*. En Castagneto, en la Toscana, beato Guido de Gherardesca, ermitaño
(c. 1134).
12*. En Perugia, de la Umbría, beata Columba (Ángela), virgen de la Peni-
tencia de Santo Domingo, que trabajó por la pacificación de la ciudad, la cual
estaba dividida en bandos (1501).
13*. En Seúl, en Corea, san Protasio Chong Kuk-bo, mártir, que volvió de
nuevo a la fe cristiana que había abandonado anteriormente y la profesó has-
ta la muerte en la cárcel, que le causaron en medio de crueles torturas (1839).
14*. En el pueblo de Botticino Sera, cerca de Brescia, en Italia, beato Ar-
cángel Tadini, presbítero, quien se dedicó a trabajar con empeño por los
derechos y la dignidad de los obreros y fundó la Congregación de las Her-
manas Obreras de la santa Casa de Nazaret, dedicada principalmente a la
justicia social (1912).

298
Día 21 de mayo
Duodécimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 18 19 20 21 22 23

S antos Cristóbal Magallanes, presbítero, y compañeros10 , márti-


res, que fueron perseguidos en diversas regiones de México por
odio al nombre cristiano y a la Iglesia Católica, y confesaron a Cris-
to Rey, alcanzando la corona del martirio (1927).
2. En Mauritania, san Timoteo, diácono y mártir (s. inc.).
3. En Cesarea de Capadocia, san Polieucto, mártir (s. inc.).
4. Conmemoración de los santos mártires de ambos sexos que en Ale-
jandría, en Egipto, en tiempo del emperador Constancio, el obispo arriano
Jorge ordenó matar o desterrar, con gran crueldad, durante los sagrados días
de Pentecostés (357/358).
5*. En Dariorige (hoy Vannes), en la Bretaña Menor, conmemoración de
san Paterno, obispo, de quien se cuenta que en este día fue ordenado obis-
po en el concilio provincial reunido por san Perpetuo de Tours en esta mis-
ma sede (c. 460-490).
6. En Niza, en la Provenza, san Hospicio, recluso, varón de admirable
abstinencia, que predijo la llegada de los longobardos (c. 581).
7. En Évora, en Lusitania, san Mancio, mártir (s. VI).
8*. En Vienne, de Borgoña, san Teobaldo, obispo, quien ilustró con su
magisterio aquella sede durante cuarenta y cuatro años, destacando por la
caridad y la piedad (1001).
10
Sus nombres son los siguientes: Román Adame, Rodrigo Aguilar, Julio Álvarez,
Luis Batis Sáinz, Agustín Caloca, Mateo Correa, Atilano Cruz, Miguel de la Mora, Pedro
Esqueda Ramírez, Margarito Flores, José Isabel Flores, David Galván, Pedro Maldona-
do, Jesús Méndez, Justino Orona, Sabas Reyes, José María Robles, Toribio Romo,
Jenaro Sánchez Delgadillo, Tranquilino Ubiarco y David Uribe, presbíteros; y Manuel
Morales, Salvador Lara Puente y David Roldán Lara, laicos.

299
9*. En Abo, en Finlandia, san Hemming, obispo, quien, inflamado por el
celo pastoral, instauró la disciplina en esta Iglesia mediante las ordenaciones
sinodales, favoreció los estudios de los clérigos, embelleció el culto divino y
promovió la paz entre los pueblos (1366).
10*. En una galera en el mar, frente a Rochefort, en la costa de Francia,
beato Juan Mopinot, hermano de las Escuelas Cristianas y mártir, que du-
rante la Revolución Francesa fue detenido por ser religioso y murió enfermo
de peste (1794).
11. En Marsella, de la Provenza, en Francia, san Carlos Eugenio de Ma-
zenod, obispo, quien fundó los Misioneros Oblatos de María Inmaculada para
evangelizar a los pobres, y durante unos veinticinco años ilustró a la Iglesia
con sus virtudes, su labor, sus sermones y sus escritos (1861).

Día 22 de mayo
Undécimo Kaléndas iúnii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 19 20 21 22 23 24

S anta Rita, religiosa, que, casada con un hombre violento, tole-


ró pacientemente sus crueldades reconciliándolo con Dios, y al
morir su marido y sus hijos ingresó en el monasterio de la Orden de
San Agustín en Casia, de la Umbría, en Italia, dando a todos un ejem-
plo sublime de paciencia y compunción (c. 1457).
2. En África, santos Casto y Emilio, mártires, que, según escribe san Ci-
priano, vencidos en una primera batalla el Señor los restituyó victoriosos en
un segundo combate, para que fuesen más fuertes frente a las llamas, ante
las que habían cedido la primera vez, y finalmente consumaron su sacrificio
por el fuego (203).
3. En Comana, en el Ponto (hoy Gumenek, en Turquía), san Basilisco,
obispo y mártir (s. IV).
4. En la isla de Córcega, conmemoración de santa Julia, virgen y mártir
(s. in.).

300
5*. En la región de Aire, en Aquitania, santa Quiteria, virgen (s. in.).
6. En Angulema, también en Aquitania, san Ausonio, considerado el pri-
mer obispo de esta ciudad (s. IV/V).
7*. En Limoges, de nuevo en Aquitania, san Lupo, obispo, que aprobó la
carta de fundación del monasterio de Solignac (637).
8*. En Parma, en la Emilia, san Juan, abad, quien, por las recomendacio-
nes de san Máyolo de Cluny, dispuso muchas normas para promover la ob-
servancia monástica en su cenobio (s. X).
9. En Pistoya, en la Toscana, san Atón, obispo, que había sido abad en la
Orden de Vallumbrosa y luego fue puesto al frente de esta Iglesia (c. 1153).
10*. En Florencia, también en la Toscana, beata Humildad (Rosana), la cual,
con el consentimiento de su esposo vivió reclusa durante doce años, y des-
pués, con permiso del obispo, edificó un monasterio de la Orden de Vallum-
brosa, del que fue abadesa (1310).
11*. En Londres, en Inglaterra, beato Juan Forest, presbítero de la Orden
de los Hermanos Menores y mártir, que en tiempo del rey Enrique VIII, por
defender la unidad católica, consumó el martirio en la plaza de Smithfield, en
Londres, siendo quemado vivo junto con imágenes sagradas de madera
(1538).
12*. En la ciudad de Kori, en Japón, beatos Pedro de la Asunción, de la
Orden de los Hermanos Menores, y Juan Bautista Machado, presbíteros y
mártires, que, por cumplir su ministerio de forma oculta, fueron degollados
por odio a la fe cristiana (1617).
13*. En Omura, también en Japón, beato Matías de Arima, mártir y cate-
quista, que fue torturado hasta la muerte por no querer delatar a ningún mi-
sionero (1620).
14. En Annam, san Miguel Ho Dihn Hy, mártir, que siendo mandarín, alto
funcionario del emperador y catequista, al ser delatado como cristiano murió
degollado después de atroces tormentos (1857).
15. En la ciudad de An-Xá, en Tonquín, santo Domingo Ngon, mártir, pa-
dre de familia y labrador. Al exigirle los soldados que pisotease una cruz, se
postró y la adoró, profesando así valientemente ante el juez que era cristia-
no, mereciendo ser degollado de inmediato (1862).

301
16*. En Luca, en la Toscana, beata María Dominica Brun Barbantini, reli-
giosa, que fundó la Congregación de las Hermanas Ministras de los Enfer-
mos de San Camilo (1868).

Día 23 de mayo
Décimo Kaléndas iúnii. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 20 21 22 23 24 25

1. En Cartago, santos Lucio, Montano, Juliano, Victórico, Víctor y Do-


naciano, mártires, que en tiempo del emperador Valeriano consumaron el
martirio a causa de la religión y la fe que habían aprendido por enseñanza de
san Cipriano (c. 259).
2. Conmemoración de los santos mártires de Capadocia, que en la per-
secución bajo el emperador Maximiano fueron muertos quebrándoles las pier-
nas (303).
3. También conmemoración de los santos mártires de Mesopotamia que,
en la misma época, colgados por los pies y con la cabeza hacia abajo, mu-
rieron ahogados por el humo y consumidos a fuego lento (303).
4. En Langres, en la Galia Lugdunense, martirio de san Desiderio, obis-
po, de quien se narra que al constatar que su grey era vejada por los vánda-
los, se dirigió a su rey para suplicar por ella, pero fue condenado a muerte
por aquél y se entregó libremente por las ovejas que le habían sido confiadas
(c. 355).
5. En Nápoles, en la Campania, san Efebo, obispo, que gobernó santa-
mente al pueblo de Dios y le sirvió con fidelidad (s. IV).
6. En la región de Nursia, en la Umbría, conmemoración de san Eutiquio,
abad, que, según narra el papa san Gregorio I Magno, primero llevó vida
solitaria con san Florencio y procuró conducir a muchos hacia Dios a través
de la exhortación, y luego gobernó santamente un monasterio cercano (c. 487).

302
7. Igualmente en Nursia, san Spes, abad, que durante cuarenta años so-
portó la ceguera con admirable paciencia (c. 517).
8*. En Subiaco, en el Lacio, conmemoración de san Honorato, abad, que
gobernó sabiamente el monasterio donde antes había vivido san Benito (s.
VI).
9*. En Niza, en la Provenza, san Siagrio, obispo, que edificó un monaste-
rio sobre el sepulcro de san Poncio (787).
10. En Sinada, de Frigia (hoy Çifitkasaba, en Turquía), san Miguel, obispo,
el cual, siendo hombre pacífico, favoreció la paz y la concordia entre griegos
y latinos, pero fue enviado al exilio lejos de su patria a causa del culto de las
imágenes sagradas (826).
11*. En Gembloux, en la comarca de la Lotaringia, en Lieja, sepultura de
san Guiberto, monje, que, habiendo abandonado sus insignias militares y
abrazado la disciplina de la vida monástica, construyó un cenobio en un te-
rreno de su heredad, entrando él mismo en el monasterio de Gorze (962).
12. En Roma, san Juan Bautista de Rossi, presbítero, que atendió en la
Ciudad Santa a los miserables y a los más desfavorecidos, y les imbuyó de
santa doctrina (1764).
13*. En la ciudad de Witowo, en Polonia, beatos José Kurzawa y Vicente
Matuszewski, presbíteros y mártires, los cuales fueron asesinados por los
perseguidores de la Iglesia cuando su patria, en tiempo de guerra, estuvo
sometida por la fuerza a un poder extranjero (1940).

Día 24 de mayo
Nono Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 21 22 23 24 25 26

1. Conmemoración de san Mánahen, hermano de leche del tetrarca He-


rodes, que era doctor en la Iglesia de Antioquía, en Siria, sobresaliendo como
profeta bajo la gracia del Nuevo Testamento (s. I).

303
2. También conmemoración de la beata Juana, esposa de Cusa, procura-
dor de Herodes, que junto con otras mujeres servía a Jesús y a los apóstoles
con sus recursos, y en el día de la Resurrección del Señor encontró removi-
da la losa del sepulcro y lo anunció a los discípulos (s. I).
3. En Listra, en Licaonia (hoy Zoldera, en Turquía), san Zoelo, mártir
(s. II/III).
4. En Trieste, en la península de Istria, san Sérvulo, mártir (s. in.).
5. En Nantes, en la Galia Lugdunense, santos hermanos Donaciano y
Rogaciano, mártires, de los cuales se narra que el primero había recibido el
bautismo y el otro todavía era catecúmeno, pero en el combate final, besan-
do a su hermano, Donaciano rogó a Dios para que el que aún no había po-
dido ser lavado por el bautismo sagrado mereciese ser enjugado en la co-
rriente de su propia sangre (c. 304).
6. Conmemoración de treinta y ocho santos mártires, que, según la tradi-
ción, fueron decapitados en Filipópolis, en Tracia (hoy Plovdiv, en Bulga-
ria), en tiempo de Diocleciano y Maximiano (c. 304).
7. En el monasterio de Lérins, en la Provenza, san Vicente, presbítero y
monje, que fue muy célebre por su doctrina cristiana y santidad de vida, y se
empeñó con denuedo en el progreso de la fe de los creyentes (c. 450).
8. En el monte Admirable, en Siria, san Simeón Estilita el Joven, presbí-
tero y anacoreta, que vivió sobre una columna en trato íntimo con Cristo, y
compuso diversos tratados de temas ascéticos y gozó de carismas espiritua-
les (592).
9*. En Piacenza, en la Emilia, beato Felipe, presbítero de la Orden de
Ermitaños de San Agustín, el cual vestía un cota de malla de hierro para cas-
tigar la carne con dureza (1306).
10*. En Marruecos, beato Juan de Prado, presbítero de la Orden de los
Hermanos Menores y mártir, que fue enviado a África para prestar auxilio
espiritual a los cristianos reducidos a esclavitud en los reinos sarracenos, pero
habiendo sido apresado confesó valientemente la fe de Cristo ante el sobe-
rano Mulay al-Walid y, por mandato de éste, consumó el martirio por el fue-
go (1631).

304
11. En Seúl, en Corea, santos mártires Agustín Yi Kwang-hon, en cuya casa
se leían las Sagradas Escrituras; Águeda Kim A-gi, madre de familia, que
recibió el bautismo en la cárcel; y sus siete compañeros11, que fueron todos
degollados a causa del nombre cristiano (1839).
12*. En la ciudad de Saint-Hyacinthe, en Canadá, beato Luis Ceferino
Moreau, obispo, quien en las diversas actividades de la cura pastoral se ex-
hortaba siempre a sí mismo a sentir ardientemente con la Iglesia (1901).

Día 25 de mayo
Octávo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 22 23 24 25 26 27

S an Beda el Venerable, presbítero y doctor de la Iglesia, el cual,


servidor de Cristo desde la edad de ocho años, pasó todo el tiem-
po de su vida en el monasterio de Wearmouth, en Northumbria, en
Inglaterra. Se dedicó con fervor en meditar y exponer las Escrituras,
y entre la observancia de la disciplina regular y la solicitud cotidiana
de cantar en la iglesia, sus delicias fueron siempre estudiar, o ense-
ñar, o escribir (735).

S an Gregorio VII, papa, el cual, anteriormente llamado Hildebran-


do, llevó vida monástica y colaboró en la reforma de la Iglesia
en numerosas legaciones pontificias de su tiempo, y una vez elevado
a la cátedra de Pedro, reivindicó con gran autoridad y fuerte ánimo
la libertad de la Iglesia respecto del poder de los príncipes y defen-
dió valientemente la santidad del sacerdocio. Viéndose obligado a
abandonar Roma por este motivo, murió en el exilio en Salerno, de
la Campania (1085).
11
Sus nombres son los siguientes: san Damián Nam Myong-hyog, catequista;
Magdalena Kim O-bi, Bárbara Han A-gi, Ana Pak A-gi, Águeda Yi So-sa, Lucía Pak
Hui-sun y Pedro Kwon Tu-gin.

305
S anta María Magdalena de Pazzi, virgen de la Orden del Carme-
lo, en Florencia, de la Toscana, que llevó una vida de oración
abnegadamente escondida en Cristo, orando con empeño por la re-
forma de la Iglesia, y habiendo sido distinguida por Dios con muchos
dones, dirigió de un modo excelente a sus hermanas hacia la perfec-
ción (1607).
4. En Atela, en la Campania, san Canión, obispo y mártir (s. III/IV).
5. En Milán, de la Liguria, conmemoración de san Dionisio, obispo, el cual,
habiendo sido desterrado a Armenia por el emperador arriano Constancio a
causa de su fe católica, murió allí mereciendo el título propio de los mártires
(c. 361).
6. En Florencia, de la Toscana, san Zenobio, obispo (s. IV/V).
7. En el cenobio de Mantenay-sur-Seine, junto a Troyes, en la Galia, san
León, abad (s. VII).
8. En Inglaterra, san Aldelmo, obispo, quien, varón célebre por su doc-
trina y escritos, había sido abad de Malmesbury y después fue nombrado
primer obispo de Sherborne, entre los sajones occidentales (709).
9. En Peñalba, en la región de Astorga, san Genadio, obispo, que antes
fue abad y después obispo del mismo lugar. Prestó su consejo a los reyes,
pero movido por el deseo del claustro, renunció a la dignidad episcopal para
vivir el resto de sus años como monje y a veces como solitario (c. 925).
10*. En Villamagna, cerca de Florencia, en la Toscana, conmemoración del
beato Gerardo Mecatti, quien, siguiendo las huellas de san Francisco, distri-
buyó sus bienes entre los pobres y, retirándose a un lugar desierto, por amor
de Cristo se dedicó a acoger a peregrinos y a ayudar a los enfermos (c. 1245).
11*. En Montesanto, del Piceno, en Italia, tránsito del beato Gerio, que
habiendo sido antes conde de Lunel, llevó vida solitaria y murió durante una
peregrinación santa (c. 1270).
12*. En Faenza, en la Flaminia, beato Jacobo Felipe (Andrés) Bertoni, pres-
bítero de la Orden de los Siervos de María, insigne por el don de lágrimas y
suma humildad (1483).

306
13. En Tonquín, san Pedro Doan Van Van, mártir, catequista y administra-
dor de la parroquia de Bau No, quien, ya octogenario, en tiempo del empe-
rador Tu Duc confirmó con su sangre la constancia de su fe (1857).
14. En París, en Francia, santa Magdalena Sofía Barat, virgen, que fundó
la Sociedad del Sagrado Corazón y trabajó muy afanosamente por la forma-
ción cristiana de las jóvenes (1865).
15. En el lugar de Munyonyo, en Uganda, san Dionisio Ssebuggwawo,
mártir, el cual, a los dieciséis años de edad, al reconocer ante el rey Mwanga
que había enseñado los rudimentos de la fe cristiana a dos personas de su
corte, fue traspasado con una lanza por el mismo rey (1886).
16*. En el campo de concentración de la ciudad de Javas, en Moldavia,
beato Nicolás Cehelski, presbítero y mártir, el cual, bajo un régimen de per-
secución contra la religión, superó con la fuerza de su fe los tormentos de su
martirio (1951).

Día 26 de mayo
Séptimo Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 23 24 25 26 27 28

M emoria de san Felipe Neri, presbítero, que, consagrándose a


la labor de salvar a los jóvenes del maligno, fundó el Oratorio
en Roma, en el cual se practicaban constantemente las lecturas espi-
rituales, el canto y las obras de caridad, y resplandeció por el amor
al prójimo, la sencillez evangélica y su espíritu de alegría, el sumo
celo y el servicio ferviente de Dios (1595).
2. También en Roma, san Eleuterio, papa, al que los famosos mártires de
Lyon, apresados entonces, escribieron una célebre carta para que mantuvie-
ra la paz en la Iglesia (189).
3. También en Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria Nue-
va, san Simetrio, mártir (s. in.).

307
4. En Todi, de la Umbría, santa Felicísima, mártir (c. s. III/IV).
5. En el territorio de Auxerre, en la Galia, martirio de san Prisco y sus
compañeros (s. in.).
6. En Canterbury, en Inglaterra, sepultura de san Agustín, obispo, cuya
memoria se celebra mañana (604/605).
7. En el territorio de Lyon, en la Galia, martirio de san Desiderio, obispo
de Vienne, que fue enviado al exilio por la reina Brunequilda, a la que había
recriminado sus relaciones incestuosas y otras depravaciones, y más tarde,
por mandato de la misma, fue coronado con el martirio por lapidación (c.
606).
8. En el monasterio de Saint-Papoul, en la Galia, san Berengario, monje
(1093).
9. En Vence, de la Provenza, san Lamberto, obispo, antes monje de Lé-
rins, que cuidó de los necesitados y fue amante de la pobreza (1154).
10*. En Siena, de la Toscana, beato Francisco Patrizi, presbítero de la Or-
den de los Siervos de María, que con admirable celo se entregó a la predi-
cación, la dirección espiritual y el ministerio de la penitencia (1328).
11*. En Pistoya, de la Toscana, beato Andrés Franchi, obispo, quien, des-
pués de la peste negra, como prior de la Orden de Predicadores reformó la
vida regular en los conventos de su Orden en esta región y aprobó en su
ciudad las cofradías de penitentes, para favorecer la paz y la misericordia
(1401).
12. En Quito, en Ecuador, santa Mariana de Jesús de Paredes, virgen, que
consagró su vida a Cristo en la Tercera Orden de San Francisco y empleó
sus fuerzas en ayudar a los pobres indios y negros (1645).
13. En Fuzhou, en Fujian, provincia de China, san Pedro Sans y Jordá,
obispo de la Orden de Predicadores y mártir, el cual, habiendo sido deteni-
do junto con otros sacerdotes y llevado preso hasta el tribunal a través de un
largo recorrido, se arrodilló en el lugar del suplicio y, terminada su oración,
ofreció de buena gana su cuello al hacha (1747).
14. En Seúl, en Corea, san José Chang Song-jib, mártir, que, ejerciendo
el oficio de farmacéutico y convertido al cristianismo, fue detenido y llevado
a la cárcel, donde murió entre atroces tormentos (1839).

308
15. En la ciudad de Dong Hoy (hoy Annam, en Vietnam), santos mártires
Juan Doan Trinh Hoan, presbítero, y Mateo Nguyen Van Phuong, padre de
familia y catequista, el cual hospedaba a su compañero sacerdote, siendo am-
bos torturados y degollados cruelmente a la vez por su fe, en tiempo del
emperador Tu Duc (1861).
16. En el lugar de Numyanyo, en Uganda, san Andrés Kaggwa, mártir, jefe
de los timbaleros y miembro del séquito del rey Mwanga, que, apenas con-
vertido a Cristo, enseñó la doctrina del Evangelio a los paganos y catecúme-
nos, por lo cual fue cruelmente asesinado (1886).
17. En la aldea de Ttaka Jiunge, también en Uganda, san Ponciano Ngond-
we, mártir, quien, escolta del rey, recibió el bautismo cuando apremiaba la
persecución y enseguida se le encarceló, siendo traspasado con una lanza por
el verdugo mientras era conducido al lugar del suplicio (1886).

Día 27 de mayo
Sexto Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 24 25 26 27 28 29

S an Agustín, obispo de Canterbury, en Inglaterra, el cual, habien-


do sido enviado junto con otros monjes por el papa san Grego-
rio I Magno para predicar la palabra de Dios a los anglos, fue acogi-
do de buen grado por el rey Etelberto de Kent, e imitando la vida
apostólica de la primitiva Iglesia, convirtió al mismo rey y a muchos
otros a la fe cristiana y estableció algunas sedes episcopales en esta
tierra. Murió el día 26 de mayo (6044/605).
2. En Dorostoro, en la Mesia Inferior (Danubio Inferior), san Julio, már-
tir, que por ser veterano y licenciado de la milicia fue apresado por los ofi-
ciales y entregado al gobernador Máximo en época de persecución, y al mal-
decir en su presencia a los ídolos y confesar hasta el fin el nombre de Cristo,
fue condenado a muerte (c. 302).

309
3. En la vía Nomentana, en el miliario décimosexto desde la ciudad de
Roma, san Restituto, mártir (c. s. IV),.
4. En Orange, de la Provenza, san Eutropio, obispo (c. 475).
5. En Wurzburgo, de Franconia, en Alemania, san Bruno, obispo, que
reconstruyó la iglesia catedral, reformó el clero y explicó al pueblo las Sa-
gradas Escrituras (1045).
6*. En el monasterio de Montsalvy, en Auvernia, de Aquitania, san Gaus-
berto, presbítero y ermitaño, que por sus trabajos, aquel lugar, antes espan-
toso, se convirtió en un hospicio para acoger a los peregrinos (1079).
7*. En el lugar de Dryburne, junto a Durham, en Inglaterra, beatos Edmun-
do Duke, Ricardo Hill, Juan Hogg y Ricardo Holiday, presbíteros y mártires,
quienes, después de realizar su formación en el Colegio de Ingleses de Rei-
ms, regresaron a su patria y fueron condenados a muerte y ahorcados en tiem-
po de la reina Isabel I, sólo por el hecho de ser sacerdotes (1590).
8. En Seúl, en Corea, santas mártires Bárbara Kim, viuda, y Bárbara Yi,
virgen de quince años de edad, las cuales, encarceladas por Cristo a un mis-
mo tiempo, murieron por causa de la peste (1839).
9. En el lugar de Nakiwubo, en Uganda, san Atanasio Bazzekuketta,
mártir, quien siendo uno de los pajes de la casa real, y recientemente bauti-
zado, mientras era conducido al lugar del suplicio con algunos otros por su
fe en Cristo, rogó a los verdugos que le matasen allí mismo, y culminó el
martirio batido a golpes (1886).
10. En la aldea de Lubawo, también en Uganda, san Gonzaga Gonza, mártir,
que era uno de los sirvientes del rey, y estando impedido por los grilletes,
mientras era conducido a la hoguera fue traspasado con lanzas por los ver-
dugos (1886).

Día 28 de mayo
Quinto Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 25 26 27 28 29 30

310
1. En Corinto, en Acaya, santa Helicónides, mártir, que en tiempo del
emperador Gordiano, bajo el gobernador Perenne y después bajo su suce-
sor Justino, fue probada con muchos tormentos, consumando finalmente el
martirio con la decapitación (s. III).
2. En Chartres, en la Galia Lugdunense, san Carauno, mártir (s. V).
3. En Urgel, en la Hispania Tarraconense, san Justo, obispo, quien expu-
so de forma alegórica el Cantar de los Cantares y tomó parte en los conci-
lios hispanos (s. VI).
4. En París, en la Galia, san Germán, obispo, que habiendo sido antes
abad de San Sinforiano de Autún, fue llamado a la sede de París y, conser-
vando el estilo de vida monástico, ejerció una fructuosa cura de almas (576).
5*. En el monasterio de Gelona, en la Galia Narbonense, san Guillermo,
monje, el cual, habiendo sido personaje muy brillante en la corte imperial, se
unió luego con verdadero afecto de amor a san Benito de Aniano y vistió el
hábito monástico con gran honestidad de costumbres (812).
6*. En Canterbury, en Inglaterra, beato Lanfranco, obispo, que como monje
de Bec, en Normandía fundó una célebre escuela y disputó contra Berenga-
rio acerca de la verdad del Cuerpo y la Sangre de Cristo en el sacramento
de la Eucaristía, y más tarde fue promovido a la sede de Canterbury, donde
se afanó en reformar la disciplina de la Iglesia en Inglaterra (1089).
7*. En Pisa, de la Toscana, santa Ubaldesca, virgen, quien durante cincuenta
años, desde los dieciséis de edad hasta su muerte, realizó de forma constan-
te y perfecta obras de misericordia en el hospital de su ciudad (1206).
8*. En Castelnuovo de Garfagnana, también en la Toscana, beato Hercu-
lano de Piegaro, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, el cual,
predicador eximio por su austeridad de vida, resplandeció por su constante
abstinencia y la fama de sus milagros (1451).
9*. En Londres, en Inglaterra, beata Margarita Pole, madre de familia y
mártir, que siendo condesa de Salisbury y madre del cardenal Reginaldo, bajo
el rey Enrique VIII, cuyo divorcio había reprobado, descansó en la paz de
Cristo al ser decapitada en la cárcel de la Torre de Londres (1541).
10*. En Florencia, de la Toscana, beata María Bartolomea Bagnesi, virgen,
hermana de la Penitencia de Danto Domingo, que soportó muchos y muy
duros dolores durante casi cuarenta años (1577).

311
11*. En Londres, en Inglaterra, beatos Tomás Ford, Juan Shert y Roberto
Johnson, presbíteros y mártires, los cuales, habiendo sido falsamente acusa-
dos de conjuración ante la reina Isabel I, fueron condenados a muerte y
colgados a un mismo tiempo en el patíbulo de Tyburn (1582).
12. En el lugar de Cho Quan, en Conchinchina, san Pablo Hanh, mártir,
quien, habiendo olvidado las costumbres cristianas, dirigió una banda de la-
drones, pero apresado en tiempo del emperador Tu Duc, confesó que era
cristiano, y no siendo apartado de su fe por halagos, azotes, ni por lacera-
ciones con tenazas, culminó su glorioso martirio con la decapitación (1859).
13*. En Sachsenhausen, en Alemania, beato Ladislao Demski, mártir, el cual,
siendo polaco de nacimiento, fue internado en el campo de concentración y
cruelmente torturado por defender su fe ante los sectarios de las doctrinas
que negaban toda la dignidad humana y cristiana (1940).
14*. En la ciudad de Dzialdowo, en Polonia, beato Antonio Julián Nowowie-
jski, obispo de Plock, quien, habiendo sido recluido en un campo de con-
centración durante la guerra, emigró al encuentro del Señor consumido por
el hambre y las crueles vejaciones (1941).

Día 29 de mayo
Quarto Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 26 27 28 29 30 1

1. En Antioquía, en Siria, san Hesiquio Palatino, mártir, que durante la


persecución en tiempo del emperador Diocleciano, al escuchar la orden de
que quien no sacrificase a los ídolos debía desprenderse de sus insignias
militares, se despojó de ellas y por este motivo fue arrojado al río Orontes
con una gran piedra atada a su mano derecha (c. 303).
2. En Tréveris, en la Galia Bélgica, san Maximino, obispo, que, como
valiente defensor de la integridad de la fe frente a los arrianos, acogió frater-
nalmente a san Atanasio de Alejandría y a otros obispos desterrados y, sien-

312
do expulsado de su sede por sus enemigos, murió en Poitiers, su tierra natal
(c. 346).
3. En el Valle de Non, en la región de Trento, santos mártires Sisinio,
diácono, Martirio, lector, y Alejandro, ostiario, capadocios de origen, quie-
nes, una vez establecida la Iglesia, introdujeron en aquella región los cantos
de la alabanza divina y fueron asesinados por los paganos que ofrecían los
sacrificios lustrales (397).
4. En Ravena, de la Flaminia, san Exuperancio, obispo, que gobernó pru-
dentemente esta Iglesia en la época en que el rey Odoacro se apoderó de
Italia y de la ciudad (430/476-477).
5. En Milán, de la provincia de Liguria, san Senador, obispo, a quien el
papa san León Magno había enviado como legado a Constantinopla cuando
era aún presbítero (c. 480).
6*. En Mâcon, de Borgoña, san Gerardo, que, siendo primero monje, fue
elegido obispo de esta ciudad, retirándose más tarde a llevar vida solitaria
en un bosque (c. 940).
7*. En Pisa, de la Toscana, santa Bona, virgen, que peregrinó piadosa y
repetidamente a Tierra Santa, Roma y Compostela (1207).
8*. En Avignonet, cerca de Toulouse, en Francia, beatos Guillermo Arn-
aud y sus diez compañeros12, los cuales, unidos en la tarea de contrarrestar
el daño causado por los cátaros, mediante engaño fueron apresados por su
fe en Cristo y su obediencia a la Iglesia Romana, siendo muertos a espada
en la noche de la Ascensión del Señor, mientras cantaban a una voz el Te
Deum (1242)
9*. En Pisa, de la Toscana, beata Gerardesca, viuda, que pasó su vida
dedicada a las alabanzas y al trato con el Señor en una celda, cerca del
monasterio camaldulense de San Sabino (c. 1269).
10*. En York, en Inglaterra, beato Ricardo Thirkeld, presbítero y mártir, el
cual, habiendo sido condenado a muerte en tiempo de la reina Isabel I por
12
Sus nombres son los siguientes: beatos Bernardo de Roquefort, García d’Aure,
Esteban de Saint-Thierry; Raimundo de Cortisan, de sobrenombre Escribán, canónigo;
Bernardo; Pedro d’Arnaud, Fortanerio y Ademaro, clérigos; y el Prior de Avignonet,
cuyo nombre se ignora.

313
ser sacerdote y porque había reconciliado a muchas personas con la Iglesia
Católica, fue llevado al patíbulo para ser torturado (1583).
11*. En el lugar llamado Roma, en Basutolandia, en África del Sur, beato
José Gerard, presbítero de los Oblatos de María Inmaculada, el cual prime-
ro anunció a Cristo en la provincia de Natal, y luego, principal e infatigable-
mente, entre el pueblo de los basutos (1914), .
12*. En Roma, beata Úrsula (Julia) Ledóchowska, virgen, que fundó el Ins-
tituto de Hermanas Ursulinas del Corazón de Jesús Agonizante, emprendió
fatigosos viajes por Polonia, Escandinavia, Finlandia y Rusia, y murió final-
mente en Roma (1939).

Día 30 de mayo
Tértio Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 27 28 29 30 1 2

En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria


en el Calendario español, la conmemoración de san Fernando, que en este día figu-
ra en el núm. 6.
1. En Porto Torres, de Cerdeña, san Gabino, mártir (c. s. IV).
2. En Cesarea de Capadocia, santos Basilio y Emelia, los cuales fueron
padres de los santos obispos Basilio Magno, Gregorio de Nisa y Pedro de
Sebaste, y de santa Macrina, virgen. Estos santos esposos, habiendo sido
desterrados de su ciudad en tiempo del emperador Galerio Maximiano, ha-
bitaron en las soledades del Ponto y, después de la persecución, dejando a
sus hijos por herederos de sus virtudes, descansaron en paz (349 y 372).
3. En Pavía, de Lombardía, san Anastasio, obispo, el cual, habiendo aban-
donado la herejía arriana, profesó firmemente la fe católica (c. 680).
4. En Geheel, de Brabante, en Austrasia, santa Dimpna, virgen y mártir
(s. VII/IX).

314
5. En Tervueren, también de Brabante, en Austrasia, tránsito de san Hu-
berto, obispo de Tongres y Maastricht, discípulo y sucesor de san Lamber-
to, que dedicó todas sus fuerzas en difundir el Evangelio por Brabante y las
Ardenas, y allí combatió las costumbres paganas (727).
6. En Sevilla, en España, san Fernando III, rey de Castilla y León, que
fue prudente en el gobierno del reino, protector de las artes y las ciencias, y
diligente en propagar la fe (1252).
7. En Rouen, de Normandía, en Francia, santa Juana de Arco, virgen, que,
conocida como la doncella de Orleans, luchó firmemente por su patria, pero
al final fue entregada al poder de los enemigos, condenada en un juicio injus-
to y quemada en la hoguera (1431).
8. En Londres, en Inglaterra, san Lucas Kirby, presbítero y mártir, que
en la persecución durante el reinado de Isabel I fue colgado en la triple hor-
ca de Tyburn después de muchos tormentos. Con él padecieron el suplicio
en el mismo patíbulo los beatos presbíteros y mártires Guillermo Filby y
Lorenzo Johnson, así como Tomás Cottam, de la Compañía de Jesús (1582).
9*. En la misma ciudad y treinta años después, reinando Jacobo I, beatos
Guillermo Scott, de la Orden de San Benito, y Ricardo Newport, presbíte-
ros y mártires, quienes, por ser sacerdotes, fueron estrangulados, pero el
segundo, como aún respiraba, fue muerto a espada y descuartizado (1612).
10. En Kampala, en Uganda, san Matías Kalemba, de sobrenombre Mu-
lumba o el Fuerte, mártir, que habiendo abandonando el culto mahometano,
después de su bautismo en Cristo renunció al oficio de juez y propagó la fe
cristiana con empeño, por lo cual padeció torturas en tiempo del rey Mwan-
ga y, privado de todo consuelo, entregó finalmente su espíritu a Dios (1886).
11*. En Savona, en Italia, tránsito del beato José Marello, obispo de Ac-
qui, en el Piamonte, que fundó la Congregación de los Oblatos de San José,
dedicada a la formación moral y cristiana de los jóvenes (1895).
12*. En el campo de concentración de Buchenwald, de Turingia, en Alema-
nia, pasión del beato Otón Neururer, presbítero y mártir, el cual, por haber
convencido a una joven católica para que no simulase la celebración del
matrimonio con un partidario del régimen hostil a Dios y a los hombres, y
que estaba ya casado, le encerraron en la cárcel, donde, a pesar de todo,

315
continuó ocultamente con su ministerio entre todo tipo de tribulaciones, hasta
que consumó el martirio al ser colgado por los pies cabeza abajo (1940).

Día 31 de mayo
Prídie Kaléndas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 28 29 30 1 2 3

F iesta de la Visitación de la bienaventurada Virgen María, cuan-


do fue a ver su prima Isabel, que estaba embarazada de un hijo
en su ancianidad, y la saludó. Al encontrarse con alegría las dos fu-
turas madres, el Redentor que venía al mundo santificó a su precur-
sor que aún estaba en el seno de Isabel, y al responder María al salu-
do de Isabel, y exultando de gozo en el Espíritu santo, glorificó a Dios
con el cántico de alabanza del Magnificat.
2. En Roma, en el cementerio de Domitila, en la vía Ardeatina, santa Pe-
tronila, virgen y mártir (s. in.).
3. Junto a Comana, en el Ponto, san Hermias, soldado y mártir (s. III).
4. En Aquileya, en la región de Venecia, santos Cancio, Canciano y Can-
cianila, mártires, los cuales, habiendo sido apresados por el perseguidor y
escapando de la ciudad en un carromato, finalmente fueron ajusticiados (s.
IV).
5*. En Toulouse, en la Galia Narbonense, san Silvio, obispo, que comenzó
la construcción de una basílica para acoger dignamente el sepulcro de san
Saturnino (c. 400).
6*. En Forlí, en la Emilia, beato Jacobo Salomoni, presbítero, quien, de ado-
lescente, fallecido su padre e ingresada su madre en las monjas cistercienses,
distribuyó sus bienes entre los pobres y entró en la Orden de Predicadores, donde
resplandeció durante cuarenta y cinco años dotado de insignes carismas y como
amigo de los pobres y hombre pacífico (1314).

316
7*. En Camerino, del Piceno, en Italia, beata Bautista (Camila) Varano,
abadesa del monasterio de clarisas fundado por su mismo padre, donde ex-
perimentó grandes tribulaciones, pero también consolaciones místicas (1524).
8*. En York, en Inglaterra, beatos Roberto Thorpe, presbítero, y Tomás
Watkinson, mártires, que fueron condenados a muerte en tiempo de la reina
Isabel I, el primero por ser sacerdote y el segundo, padre de familia de edad
avanzada, por haber prestado muchas veces ayuda a los sacerdotes, reci-
biendo, a un mismo tiempo, la corona del martirio en el patíbulo (1591).
9*. En París, en Francia, beato Nicolás Barré, presbítero, el cual, siendo
maestro de teología y célebre director de almas en el espíritu del Evangelio,
fundó por toda Francia las Escuelas Cristianas y de Caridad, así como las
Hermanas Maestras del Niño Jesús, para la educación gratuita de niños po-
bres (1686).
10*. En Nicosia, en Sicilia, beato Félix (Jacobo) Amoroso, religioso, que
después de haber sido rechazado durante diez años, finalmente ingresó en la
Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, desempeñando humildísimos
oficios con sencillez e inocencia de corazón (1787).
11*. En el pueblo de Bellegra, en la comarca romana, beato Mariano de
Roccacasale (Domingo) Di Nicolantonio, religioso de la Orden de los Her-
manos Menores, que cumpliendo el oficio de portero abrió la puerta del
convento a los pobres y a los peregrinos, a quienes atendió en todo con suma
caridad (1886).
12. En el lugar de Mityana, en Uganda, san Noé Mawaggali, mártir, que,
siendo servidor del rey, iniciada la persecución y rehusando impávido em-
prender la fuga, ofreció voluntariamente su pecho a las lanzas de los solda-
dos, quienes se lo atravesaron estando colgado de un árbol, hasta que entre-
gó el espíritu por Cristo (1886).

317
JUNIO

Día 1 de junio
Kaléndis iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 29 30 1 2 3 4

M emoria de san Justino, mártir, que, como filósofo que era, si-
guió íntegramente la auténtica sabiduría conocida en la verdad
de Cristo, la cual confirmó con sus costumbres, enseñando lo que
afirmaba y defendiéndola con sus escritos. Al presentar al empera-
dor Marco Aurelio, en Roma, su Apología en favor de la religión
cristiana, fue conducido ante el prefecto Rústico y, por confesar que
era cristiano, fue condenado a la pena capital (c. 165).
2. También en Roma, santos Caritón y Cariti, Evelpisto y Jeracio, Peón y
Liberiano, mártires, los cuales fueron discípulos de san Justino y, junto con
él, recibieron la corona eterna (c. 165).
3. En Alejandría, en Egipto, santos mártires Amón, Zenón, Ptolomeo e
Ingenuo, soldados, y Teófilo, anciano, que estando en el tribunal, al darse
cuenta de que uno de los cristianos que era martirizado flaqueaba y se incli-
naba a apostatar, con el rostro, la mirada y gestos intentaron animarle, y al
ser objeto de protestas por parte del populacho, se adelantaron confesán-
dose cristianos y, por medio de su victoria, Cristo, que les infundió constan-
cia, triunfó gloriosamente (249).
4. En Licópoli, también en Egipto, santos mártires Isquirión, oficial del
ejército, junto con otros cinco soldados, que bajo el prefecto Arrio y en tiempo
del emperador Decio, por su fe en Cristo fueron muertos de diversas mane-
ras (c. 250).
5. En Bolonia, ciudad de la Emilia, san Próculo, mártir, que por su fe cris-
tiana fue crucificado (c. 300).

318
6. En Montefalco, en la Umbría, san Fortunato, presbítero, de quien se
dice que, siendo pobre, con su trabajo constante ayudó a los desvalidos, y
que entregó su vida en favor de los hermanos (s. IV/V).
7. En la isla de Lérins, en la Provenza, san Caprasio, solitario, que, jun-
tamente con san Honorato, se retiró allí y dio comienzo a la vida monástica
(430).
8*. En Arvernia, en Aquitania, san Floro, que dio nombre al monasterio
que se edificó sobre su tumba, así como a la ciudad y a la sede episcopal (s.
inc.).
9*. En Bretaña Menor, san Ronón, obispo, el cual, oriundo de Hibernia
(hoy Irlanda), vivió como solitario en los bosques de la región (c. s. VIII).
10*. En la región de Leicester, en Inglaterra, san Vistano, mártir, que, per-
teneciente a la estirpe real de Mercia, por oponerse al matrimonio incestuo-
so de su madre fue asesinado por la espada del tirano (849).
11. En Tréveris, de la Renania, en Lotaringia, san Simeón, el cual, nacido
de padre griego en Siracusa, después de llevar vida eremítica en Belén y en
la montaña del Sinaí, finalmente se recluyó en la torre de la Puerta Negra de
esa ciudad, donde murió (1035).
12. En el monasterio de Oña, en el territorio de Burgos, de la región de
Castilla, en Hispania, san Enecón (o Iñigo), abad, varón pacífico, cuya muerte
fue llorada también por judíos y musulmanes (c. 1060).
13*. En la ciudad de Alba, en el Piamonte, beato Teobaldo, que por amor
a la pobreza dio todo su dinero para socorrer a una viuda y, trabajando como
mozo de cuerda, por humildad llevó las cargas de los demás (1150).
14*. En Urbino, del Piceno, en Italia, beato Juan Pelingotto, de la Tercera
Orden de San Francisco, que, siendo comerciante, procuraba favorecer más
a los otros que a sí mismo, y viviendo recluido en una celda, solamente salía
para atender a pobres y enfermos (1304).
15*. En Londres, en Inglaterra, beato Juan Storey, mártir, hombre de leyes
y fidelísimo al Romano Pontífice, que después de haber sido encarcelado y
exiliado, por su fe católica fue condenado a muerte y ahorcado en Tyburn,
alcanzando así los goces eternos (1571).

319
16. En Omura, en Japón, beatos mártires Alfonso Navarrete, de la Orden
de Predicadores, Fernando de San José de Ayala, de la Orden de los Ermi-
taños de San Agustín, y León Tanaka, religioso de la Compañía de Jesús,
que fueron degollados a causa de la fe cristiana, por decisión del supremo
mandatario Hideta (1617).
17*. En una nave-prisión anclada ante el puerto de Rochefort, en Francia,
beato Juan Bautista Vernoy de Montjournal, presbítero y mártir, que era ca-
nónigo de Moulins, y por el hecho de ser sacerdote fue encarcelado, mu-
riendo a consecuencia de la enfermedad que contrajo en prisión (1794).
18. En la ciudad de Hung Yen, en Tonquín, san José Tuc, mártir, joven
campesino que se negó a pisar la cruz, por lo cual le encarcelaron y martiri-
zaron varias veces, hasta que en tiempo del emperador Tu Duc fue degolla-
do (1862).
19*. En Piacenza, en Italia, beato Juan Bautista Scalabrini, obispo, quien
trabajó incansable por el bien de su iglesia, mostrado un especial interés por
los sacerdotes, agricultores y obreros. En favor de los emigrantes a los paí-
ses de América fundó dos Pías Sociedades del Sagrado Corazón (1905).
20*. En Messina, de Sicilia, en Italia, beato Aníbal María Di Francia, pres-
bítero, que fundó la Congregación de los Rogacionistas del Corazón de Je-
sús y las Hijas del Celo Divino, para rogar al Señor que dé santos sacerdo-
tes a su Iglesia (1927).

Día 2 de junio
Quarto Nonas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 1 30 1 2 3 4 5

S antos mártires Marcelino, presbítero, y Pedro, exorcista, de los


cuales el papa san Dámaso cuenta que, en la persecución bajo
Diocleciano, fueron condenados a muerte, y conducidos al lugar del
suplicio, que estaba lleno de zarzales, después de obligarles a cavar

320
su propia tumba fueron degollados y enterrados, para que no quedase
su sepultura, pero, más tarde, una piadosa mujer llamada Lucila tras-
ladó sus restos a Roma, en la vía Labicana, en el cementerio llamado
«ad Duas Lauros» (c. 304).
2. En Lyon, en la Galia, santos mártires Potino, obispo, y Blandina, junto
con cuarenta y seis compañeros13, de quienes la carta de la Iglesia de Lyon
a las Iglesias de Asia y Frigia cuenta con detalle su valeroso y repetido cer-
tamen, en tiempo del emperador Marco Aurelio. El obispo Potino, ya nona-
genario, al poco tiempo de ser encarcelado falleció, algunos otros también
murieron en la cárcel, mientras que los restantes fueron expuestos como es-
pectáculo en el anfiteatro, ante miles de personas, donde los que eran ciuda-
danos romanos fueron degollados y los demás entregados a las fieras, y por
último Blandina, reservada para un combate más cruel y prolongado, des-
pués de alentar a sus compañeros les siguió al ser degollada (177).
3. En Formia, de la Campania, san Erasmo, obispo y mártir (c. 303).
4. En Roma, en la basílica de San Pedro, san Eugenio I, papa, que suce-
dió a san Martín, mártir (657).
5. En el Bósforo, de la Propóntide, muerte de san Nicéforo, obispo de
Constantinopla, quien, propugnador acérrimo de las tradiciones paternas, se
opuso con decisión al emperador iconoclasta León el Armenio, defendiendo el
culto de las sagradas imágenes. Expulsado de su sede y encerrado mucho
tiempo en un monasterio, entregó su alma a Dios (629).
6*. En Acqui, del Piamonte, san Guido, obispo (1070).
7*. En Trani, de la Apulia, san Nicolás, peregrino, que, natural de Grecia,
recorría toda la región llevando un crucifijo en la mano y repitiendo incen-
santemente: «Señor, ten piedad» (1094).
8*. En Sandomierz, junto al río Vístula, en Polonia, beatos Sadoc, presbí-
tero, y sus compañeros de la Orden de Predicadores, mártires, que, según la
13
Estos son los nombres: Zacarías, presbítero, Vecio Epagato, Macario, Asclibía-
des, Silvio, Primo, Ulpio, Vital, Comino, Octubre, Filomeno, Gemino, Julia, Albina, Gra-
ta, Emilia, Potamia, Pompeya, Rodana, Biblis, Quarcia, Materna, Helpis; Santo, diáco-
no; Maturo, neófito; Atalo de Pérgamo, Alexander de Frigia, Pontico, Justo, Aristeo,
Cornelio, Zosimo, Tito, Julio, Zotico, Apolonio, Geminiano, otra Julia, Ausona, otra
Emilia, Jamnica, otra Pompeya, Domna, Justa, Trófima y Antonia.

321
tradición, fueron víctimas de los tártaros mientras cantaban la Salve Regina,
saludando al final de su existencia a la Madre de la Vida (1260).
9. En la ciudad de Au Thi, en Tonquín, santo Domingo Ninh, mártir, jo-
ven agricultor que, por no querer pisotear la cruz, fue degollado en tiempo
del emperador Tu Duc (1862).
10. En la ciudad de Astorga, en Hispania, san Dictino, obispo, que
defendió con firmeza la sana doctrina cristiana (s. V).
11. En la ciudad de Girona, en la Hispania Tarraconense, memoria de
los santos Germán, Paulino, Justo y Sicio mártires (s. inc.).
12. En la localidad de Ortega, en región de Burgos, memoria de san
Juan, presbítero, quien, después de haber visitado los Santos Lugares de
Jerusalén, dedicó su vida a atender a los peregrinos que se dirigían a
Santiago de Compostela (1163).

Día 3 de junio
Tértio Nonas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 1 2 1 2 3 4 5 6

M emoria de los santos Carlos Lwanga y doce compañeros14 , to-


dos ellos de edades comprendidas entre los catorce y los treinta
años, que perteneciendo a la corte de jóvenes nobles o al cuerpo de
guardia del rey Mwanga, y siendo neófitos o seguidores de la fe católi-
ca, por no ceder a los deseos impuros del monarca murieron en la
colina Namugongo, degollados o quemados vivos (1886).
2. En Cartago, san Cecilio, presbítero, que convirtió a la fe en Cristo a
san Cipriano (s. III).

14
Estos son sus nombres: Mbaya Tuzinde, Bruno Seronuma, Jacobo Buzabaliao,
Kizito, Ambrosio Kibuka, Mgagga, Gyavira, Achilles Kiwanuka, Adolfo Ludigo Mka-
sa, Mukasa Kiriwanvu, Anatolius Kiriggwajjo y Lucas Banabakintu.

322
3. En Carcasonne, en la Galia Narbonense, san Hilario, considerado como
primer obispo de esta ciudad, en cuyo tiempo los godos difundieron la here-
jía arriana (s. IV).
4. En Tours, en la Galia Lugdunense, santa Clotilde, reina, por cuyas ora-
ciones su esposo, Clodoveo, rey de los francos, abrazó la fe cristiana, y al
enviudar se retiró a la basílica de San Martín, deseando no ser considerada
como reina sino como sierva de Dios (545).
5. En Meung-sur-Loire, en el territorio de Orleans, también en la Galia,
san Lifardo, presbítero, que en dicho lugar llevó vida solitaria (550).
6. En Anagni, de la Campania, santa Oliva, virgen (s. VI/VII).
7*. En Glendalough, en Hibernia (hoy Irlanda), san Coemgeno (Kevin),
abad, que fundó este monasterio en el que vivieron muchos monjes, de los
que fue padre y guía (622).
8*. En Arvernia, en Aquitania, san Genesio, obispo de Clermont, quien
fundó en Manglieu un monasterio con un hospicio, en cuya iglesia recibió
sepultura (c. 650).
9. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, san Isaac, mártir,
que, siendo monje, en tiempo de la dominación musulmana, llevado por un
impulso no humano sino divino, salió del monasterio de Tábanos para pre-
sentarse ante el juez y hablarle acerca de la verdadera religión, y por esta
razón fue decapitado (851).
10. En la ciudad de Luca, en la Toscana, san Divino, el cual, armenio de
nacimiento, vendió todos sus haberes para ser peregrino por Cristo, visitan-
do los Santos Lugares y los sepulcros de los apóstoles, hasta que, habiendo
enfermado, descansó en el Señor (1051).
11*. En la aldea de Altkirch, en la región de Basilea, entre los helvecios,
san Morando, monje, oriundo de Renania, que siendo presbítero peregrinó a
Compostela y al regreso entró en el monasterio de Cluny, fundando más
adelante el cenobio en el que terminó su santa vida (c. 1115).
12*. En Spello, de la Umbría, beato Andrés Caccioli, que, siendo presbítero,
entró en la Orden de los Hermanos Menores, donde recibió el hábito de manos
de san Francisco, al que asistió en el lecho de muerte (1254).

323
13*. En el cenobio de Santa María de Cardossa, en Lucania, san Cono,
monje, el cual, con la protección de Dios, llegó a la perfección de las virtu-
des mediante la observancia monástica y la inocencia de vida, muriendo cuan-
do era aún joven (s. XIII).
14*. En York, en Inglaterra, beato Francisco Ingleby, presbítero y mártir,
alumno del Colegio de los Ingleses de Reims, que por haber ejercitado el
sacerdocio en su patria fue condenado a muerte durante el reinado de Isabel
I (1580).
15. En la ciudad de Jerez, en la región española de Andalucía, san Juan
Grande, religioso de la Orden de San Juan de Dios, insigne por su dedicación
hacia los cautivos, abandonados y rechazados, que al cuidar de los apestados
durante una epidemia, falleció por haberse contagiado (1600).
16*. En el brazo de mar ante el puerto de Rochefort, en Francia, beato
Carlos Renato Collas du Bignon, presbítero de la Sociedad de San Sulpicio
y mártir, rector del Seminario Menor de Bourges, que durante la Revolución
Francesa, por el hecho de ser sacerdote, fue encarcelado en una nave-pri-
sión, muriendo a consecuencia de la enfermedad que allí contrajo (1794).
17. En la ciudad de Au Thi, en Tonquín, san Pedro Dong, mártir, padre de
familia, que prefirió sufrir crueles torturas antes que pisar la cruz, e hizo de
modo que en su frente se escribiese «verdadera religión» en lugar de «falsa
religión», como se pretendía, siendo degollado en tiempo del emperador Tu
Duc (1862).
18*. En la localidad de Bellegra, en los alrededores de Roma, beato Diego
(José) Oddi, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, eximio por su
vida de oración y simplicidad (1919).
19*. En Roma, beato Juan XXIII, papa, cuya vida y actividad estuvieron
llenas de una singular humanidad y se esforzó en manifestar la caridad cris-
tiana hacia todos, trabajando por la unión fraterna de los pueblos. Solícito
por la eficacia pastoral de la Iglesia de Cristo en toda la tierra, convocó el
Concilio Ecuménico Vaticano II (1963).

324
Día 4 de junio
Prídie Nonas iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 1 2 3 2 3 4 5 6 7

1. En Sabaria (hoy Szombathely), de Panonia, pasión de san Quirino,


obispo de Siscia (hoy Siszeck), en el Illirico, y mártir, que bajo el empera-
dor Galerio fue arrojado a un río con una rueda de molino atada al cuello
(308).
2. En Constantinopla, san Metrófano, obispo de Bizancio, que consagró
al Señor la Nueva Roma (325).
3. En Milevi, en Numidia, conmemoración de san Optato, obispo, en cuyos
escritos trató sobre la universalidad de la Iglesia, la necesidad de la íntima
unidad de los cristianos y los errores cometidos por los donatistas (s. IV).
4. En Cornualles, san Petroco, abad, originario de Gales (594).
5. En Servigliano, del Piceno, en Italia, san Gualtero, abad del monaste-
rio de este lugar (1250).
6. En la isla de Cerdeña, santos Nicolás y Trano, eremitas (s. XII).
7*. En Sassari, también en Cerdeña, beato Pacífico Ramati, presbítero de
la Orden de Hermanos Menores, que murió mientras predicaba en favor de
la defensa de los cristianos (1482).
8. En Agnone, del Abruzo, san Francisco Caracciolo, presbítero, funda-
dor de la Congregación de Clérigos Regulares Menores, que amó de modo
admirable a Dios y al próximo (1608).
9*. En Lecce, de la Apulia, beato Felipe Smaldone, presbítero, que se
dedicó a atender a los sordos y ciegos indigentes, para instruirlos humana y
cristianamente. Fundó la Congregación de las Hermanas Salesianas de los
Sagrados Corazones (1923).

325
10*. Cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beatos Antonio Zawistows-
ki, presbítero, y Estanislao Starowieyski, mártires, los cuales, detenidos en
el campo de concentración de Dachau durante la guerra, murieron por Cris-
to después de atroces torturas (1942).

Día 5 de junio
Nonis iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 1 2 3 4 3 4 5 6 7 8

Memoria de san Bonifacio, obispo y mártir, que era monje en Ingla-


terra con el nombre de Wifrido por el bautismo, pero, llegado a
Roma, el papa san Gregorio II le ordenó obispo, cambiándoselo a
Bonifacio y enviándolo a Germania para anunciar a aquellos pueblos
la fe de Cristo, donde logró ganar para la religión cristiana a mucha
gente. Rigió la sede de Maguncia y hacia el final de su vida, al visitar
a los frisios, en Dokkum fue asesinado por los paganos, consuman-
do así su martirio (754).
2. En Egipto, santos Marciano, Nicandro, Apolonio y compañeros, már-
tires, de quienes se cuenta que, por haber confesado la fe cristiana, después
de varios tormentos fueron emparedados, quedando expuestos al sol ardien-
te hasta que murieron de hambre y sed (s. III).
3. En Tiro, de Fenicia, san Doroteo, obispo, que siendo aún presbítero,
padeció mucho bajo el emperador Diocleciano, y en tiempo del emperador
Juliano, con más de ciento siete años de edad, honró su ancianidad con el
martirio, que consumó en Tracia (s. IV).
4. En Arvernia, en Aquitania, san Ilidio, obispo, quien, llamado por el
emperador a Tréveris para liberar a su hija de un espíritu inmundo, falleció al
regreso del viaje (384).
5*. En Como, en la provincia de Liguria, san Eutiquio, obispo, insigne por
su vida de oración, su amor a Dios y a la soledad (539).

326
6. En Dokkum, en Frisia, santos Eoban, obispo, Adelario y nueve com-
pañeros15, que, junto con san Bonifacio, terminaron su vida con el martirio
(754)
7. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, beato Sancho, már-
tir, el cual, oriundo de Albi, en la Galia, aún adolescente fue hecho cautivo,
siendo educado en el palacio real, pero en la persecución suscitada por los
musulmanes, no dudó en sufrir por Cristo (851).
8*. Cerca de Assergi, en la región de los vestinos, san Franco, eremita,
quien se construyó una celda en una cueva entre montes abruptos, llevando
una vida áspera y sencilla (s. XII).
9*. En Ciano, cerca de Mileto, en Calabria, san Pedro Spanò, eremita,
célebre por su pobreza y compunción (s. XII).
10. En Hanoi, en Tonquín, san Lucas Vu Ba Loan, presbítero y mártir,
degollado en tiempo del emperador Minh Mang por su fe en Cristo (1840).
11. En la ciudad de Tang Gia, también en Tonquín, santos Domingo Toai y
Domingo Huyen, mártires, que siendo padres de familia y pescadores, bajo
el emperador Tu Duc consumaron su martirio al ser quemados vivos después
de los tormentos sufridos en la cárcel, en la cual exhortaban a los compañe-
ros a mantener la fe (1862).

Día 6 de junio
Octávo Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 1 2 3 4 5 4 5 6 7 8 9

S an Norberto, obispo, hombre de costumbres austeras y dado en-


teramente a la unión con Dios y a la predicación del Evangelio,
que fundó cerca de Laon, en Francia, la Orden Premonstratense de
Canónigos Regulares, y luego, designado obispo de Magdeburgo, en
15
Sus nombres: Vintrungo y Gualterio, presbíteros; Amundo, Sevibaldo y Bosa,
diáconos; Vacaro. Gundecaro, Eluro y Atevulfo, monjes.

327
Sajonia, se mostró pastor eximio, reformando la vida cristiana y tra-
bajando para difundir la fe entre las poblaciones vecinas (1134).
2. En Roma, en la vía Aurelia, a dos miliarios de la ciudad, santos Arte-
mio y Paulina, mártires (302).
3. En Scete, en Egipto, san Besarión, anacoreta, que por amor de Dios
se comportó como mendigo y peregrino (s. IV).
4*. En Grenoble, en Burgundia, san Ceracio, obispo, que escribió al papa
san León I para darle las gracias por su escrito a Flaviano, y preservó a su
grey del contagio de la herejía (c. 452).
5. En Milán, en la provincia de Liguria, san Eustorgio II, obispo, que
conocido por su piedad, justicia y demás virtudes propias de un pastor, edi-
ficó un magnífico baptisterio (518).
6*. En Hibernia (hoy Irlanda), san Jarlato, obispo (550).
7. En el monte Jura, san Claudio, a quien se considera como obispo y
abad del monasterio de Condat (c. 703).
8. En la región de Bolonia, en la Emilia, tránsito de san Alejandro, obispo
de Fiésole, el cual, de regreso de la ciudad de Pavía, a la que había ido para
reclamar ante el rey de los longobardos los bienes de su iglesia, retenidos
por usurpadores, estos lo ahogaron arrojándole a un río (823).
9. En Constantinopla, san Hilarión, presbítero y hegúmeno del monaste-
rio llamado de Dalmacio, que, por defender el culto de las sagradas imáge-
nes, hubo de soportar la cárcel, los azotes y el exilio (845).
10*. En las islas Orcadas, próximas a Escocia, san Colman, obispo (c.
1010).
11*. En el monasterio de Cava, en la Campania, beato Falcón, abad (1146).
12*. En Arvernia, en Aquitania, san Gilberto, abad de la Orden Premons-
tratense, quien, después de haber vivido como eremita, fundó el monasterio
y el hospital de Neufontaines (1152).
13*. En Udine, en la región de Venecia, beato Bertrando, obispo de Aqui-
leia y mártir, que trabajó en la formación de su clero, alimentó con sus bie-
nes a los pobres en tiempo de escasez, defendió con tesón los derechos de
la Iglesia y, ya nonagenario, fue víctima de unos sicarios (1350).

328
14*. En Ortona, en el Abruzo, beato Lorenzo de Villamagna de Másculis,
presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, ilustre por su celo en
predicar la palabra de Dios (1535).
15*. En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Greenwood, mártir, de la
cartuja de esa ciudad, que por su tenaz fidelidad a la Iglesia, en tiempo de
Enrique VIII consumó su martirio por la cárcel, el hambre y la enfermedad
(1537).
16. En Saint-Chamond, en la región de Lyon, en Francia, san Marcelino
Champagnat, presbítero de la Sociedad de María, que fundó el Instituto de
los Hermanos Maristas, para la formación cristiana de los niños (1840).
17. En la ciudad de Luong My, en Tonquín, santos mártires Pedro Dung y
Pedro Thuan, pescadores, y Vicente Duong, agricultor, que, en tiempo del
emperador Tu Duc, por negarse a pisotear la cruz fueron condenados a la
hoguera (1862).
18*. En Ciudad de México, tránsito del beato Rafael Guizar Valencia, obis-
po de Veracruz, en México, que durante el tiempo de persecución estuvo
desterrado o ejerció su ministerio episcopal de modo clandestino (1938).
19*. En Sachsenhausen, en Alemania, beato Inocencio Guz, presbítero, de
la Orden de los Hermanos Menores Conventuales y mártir, el cual, siendo
oriundo de Polonia, durante la ocupación militar de su patria por un régimen
contrario a la religión y a los hombres, fue asesinado por los guardias del
campo de concentración a causa de su fe en Cristo (1940).

Día 7 de junio
Séptimo Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 5 6 7 8 9 10

1. En Hibernia (hoy Irlanda), san Colmán, obispo y abad del monasterio


de Dromore, que él mismo fundó, y recordado por su mucho trabajo por
Cristo en la región de Down (s. VI).

329
2. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Pe-
dro, presbítero, Valabonso, diácono, Sabiniano, Vistremundo, Abencio y Je-
remías, monjes, degollados por su fe en Cristo durante la persecución mu-
sulmana (851).
3. En Newminster, de Northumberland, en Inglaterra, san Roberto, abad
de la Orden Cisterciense, el cual, amante de la pobreza y de la vida de ora-
ción, junto con doce monjes instauró este cenobio, que a su vez fue origen
de otras tres casas (1157).
4*. En Amberes, de Brabante, beata Ana de San Bartolomé, virgen de la
Orden de las Carmelitas Descalzas, la cual, discípula de santa Teresa de Jesús
y dotada de gracias místicas, difundió y consolidó su Orden en Francia (1626).
5. En Piacenza, de la región de Emilia, tránsito de san Antonio María
Gianelli, obispo de Bobbio, fundador de la Congregación de las Hijas de
María Santísima del Huerto, que se distinguió por su atención hacia los po-
bres, por la salvación de las almas y, con su ejemplo y dedicación, impulsó
la santidad entre el clero (1846).
6*. En París, en Francia, beata María Teresa de Soubiran La Louvière,
virgen, que fundó la Sociedad de María Auxiliadora, para mayor gloria de
Dios, y al ser expulsada de la misma, paso el resto de su vida en la humildad
(1889).

Día 8 de junio
Sexto Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 6 7 8 9 10 11

1. En Aix, de la Provenza, en la Galia, san Maximino, al que se atribuye


el comienzo de la fe cristiana en esta ciudad (s. I inc.).
2. En Rouen, también en la Galia, san Gildardo, obispo (514).
3. En Soissons, de nuevo en la Galia, san Medardo, obispo de Viroman-
de, quien trasladó su sede de esa ciudad a la de Noyon, desde la cual traba-

330
jó para convertir al pueblo de la superstición pagana a la doctrina de Cristo
(560).
4*. En Fano, del Piceno, en Italia, san Fortunato, obispo, que trabajó en
la redención de cautivos (s. VI).
5. En Metz, de Austrasia, en la Galia, san Clodulfo, obispo, hijo de san
Arnulfo y consejero real (c. 660).
6. En York, en Inglaterra, san Guillermo Fitzherbert, obispo, varón ama-
ble y benigno, que fue depuesto injustamente de su sede y se refugió entre
los monjes de Winchester, pero restituido después en sus funciones, perdonó
a sus enemigos y procuró la paz entre todo el pueblo (1154).
7*. En Londres, de nuevo en Inglaterra, beato Juan Davy, diácono de la
Cartuja de esa ciudad y mártir, que bajo Enrique VIII, por su fidelidad a la
Iglesia y al Romano Pontífice, fue encarcelado hasta morir de hambre (1537).
8*. En Ambiatibé, en Madagascar, beato Jacobo Berthieu, presbítero de
la Compañía de Jesús y mártir, que en tiempos de paz y de guerra trabajó
incansable en favor del Evangelio, siendo tres veces expulsado de las misio-
nes, y finalmente, por odio a la fe, tras ser invitado a la apostasía, fue piso-
teado hasta la muerte (1896).
9*. En Oporto, en Portugal, beata María del Divino Corazón de Jesús
Droste zu Vischering, de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del
Buen Pastor, que promovió con tesón la devoción al Sagrado Corazón de
Jesús (1899).
10*. En la aldea de Kuzhikkattussery, de la región de Kerala, en la India,
beata María Teresa Chiramel Mankidiyan, virgen, que llevó vida eremítica en
medio de una austera penitencia y buscó a Cristo en los más pobres y aban-
donados, fundando la Congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia
(1926)
11*. En Cagliari, de Cerdeña, en Italia, beato Nicolás de Gesturi (Juan)
Medda, religioso de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, el cual,
siempre preparado para atender a los pobres, con el ejemplo de su virtud y
de su benignidad incitó a muchos al amor hacia los más necesitados (1958).

331
Día 9 de junio
Quinto Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 7 8 9 10 11 12

1. San Efrén, diácono y doctor de la Iglesia, que primero ejerció en Ní-


sibe, su patria, el ministerio de la predicación y la enseñanza de la doctrina,
pero cuando los persas invadieron Nísibe se trasladó a Edesa, en Osrhoene,
donde, con los discípulos que le habían seguido, inició una escuela teológica,
ejerciendo su ministerio con la palabra y los escritos. Célebre por su auste-
ridad de vida y la riqueza de su doctrina, por los exquisitos himnos que com-
puso mereció ser llamado “cítara del Espíritu Santo” (373).
2. En la Vía Nomentana, en el lugar llamado «ad Arcas», a quince milia-
rios de la ciudad de Roma, santos Primo y Feliciano, mártires (s. inc.).
3. En Nicea, de Bitinia, san Diomedes, mártir (s. inc.)
4. En Vernemet, de la región de Agen, en Aquitania, san Vicente, mártir,
que, según cuenta la tradición, mientras el pueblo celebraba una fiesta en honor
del sol, él consumó su martirio en nombre de Cristo (292).
5. En Siracusa, de Sicilia, san Maximiano, obispo, al que menciona a
menudo el papa san Gregorio I Magno (594).
6. En la isla de Iona, en Escocia, san Columba o Colum Cille, presbítero
y abad, el cual, nacido en Hibernia (hoy Irlanda) e instruido en los precep-
tos monásticos, fundó, allí y en otros lugares, monasterios célebres por la
observancia y por el cultivo de las letras, y ya anciano, esperando el supre-
mo día, murió cuando estaba al pie del altar (597).
7. En Andria, de la Apulia, san Ricardo, obispo, el cual, inglés de naci-
miento y célebre por sus méritos, recibió con devoción las reliquias de los
santos Erasmo y Ponciano (1196).
8*. En Londres, en Inglaterra, beato Roberto Salt, mártir, monje de la
Cartuja de esa ciudad, que en tiempo de Enrique VIII, por razón de su fide-
lidad a Iglesia, murió de hambre en la cárcel de Newgate (1537).

332
9*. En Reritiba, en Brasil, beato José Anchieta, presbítero de la Compa-
ñía de Jesús, que, nacido en las Islas Canarias, pasó casi toda su vida en las
misiones de Brasil, trabajando denodadamente y con empeño (1597).
10*. En el brazo de mar frente al puerto de Rochefort, en Francia, beato
José Imbert, presbítero y mártir, de la Compañía de Jesús, a quien, durante
los difíciles tiempos de la Revolución Francesa, el papa Pío VI nombró vica-
rio apostólico de Moulins, pero por odio a la Iglesia fue encarcelado en una
nave-prisión, muriendo a consecuencia de la enfermedad que allí contrajo
(1794).
11*. En Roma, beata Ana María Taigi, madre de familia, que, víctima de la
violencia de su marido, cuidó de él y de sus siete hijos, educándolos conve-
nientemente, y además estuvo siempre atenta a las necesidades espirituales y
materiales de los pobres y de los enfermos (1837).

Día 10 de junio
Quarto Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 8 9 10 11 12 13

1. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Censurio, obispo (s. V).


2. En París, de Neustria, san Landerico, obispo, de quien se cuenta que,
en tiempo de hambre, para atender a los pobres enajenó los ornamentos de
la iglesia, y que edificó un hospital junto a la iglesia catedral (657).
3*. En Rochester, en Inglaterra, san Itamar, obispo, que fue el primero de
la región de Kent en ser elevado al orden episcopal, brillando por la digni-
dad de su vida y por su erudición (656).
4*. En Dobrowo, en Polonia, muerte de san Bogumilo, obispo de Gniez-
no, que, después de renunciar a su sede, llevó en este lugar vida eremítica,
consumado por su austeridad (1182)
5*. En Bolonia, en la provincia de Emilia, beata Diana de Andalò, virgen,
la cual, superando todas las dificultades de su familia, prometió ante santo

333
Domingo abrazar la vida claustral e ingresó en el monasterio de Santa Inés,
que ella misma había fundado (1236).
6*. En Treviso, en la región de Venecia, beato Enrique de Bolzano, car-
pintero y analfabeto, que entregaba a los pobres todo lo que tenía y ya al
final, casi sin fuerzas, pedía lo necesario para vivir, no dejando de compartir-
lo con los mendigos (1315).
7*. En la ciudad de Buda, en Hungría, tránsito del beato Juan Dominici,
obispo de Ragusa, que, después de la peste negra, restauró la observancia
regular en los conventos de la Orden de Predicadores, y luego, enviado a
Bohemia y Hungría para contener la predicación de Juan Hus, le sorprendió
la muerte (1419).
8*. En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Tomás Green, presbítero, y
Gualterio Pierson, monjes de la Cartuja de esa ciudad, los cuales, por ha-
berse opuesto al rey Enrique VIII en sus pretensiones de supremo modera-
dor en asuntos eclesiásticos, fueron encerrados en lóbrega cárcel, donde
murieron de hambre y enfermedad (1537).
9*. En Turín, del Piamonte, en Italia, beato Marco Antonio Durando, pres-
bítero de la Congregación de la Misión, que fundó la Congregación de las
Hermanas de Jesús Nazareno, para cuidar enfermos y jóvenes abandonados
(1880).
10*. En la ciudad de Moerzeke-les-Termonde, cerca de Gante, en Bélgica,
beato Eduardo Poppe, presbítero, que con sus escritos y su predicación pro-
pagó por Flandes, en tiempos difíciles, la formación cristiana y la devoción a
la Eucaristía (1924).

Día 11 de junio
Tértio Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 9 10 11 12 13 14

M emoria de san Bernabé, apóstol, varón bueno, lleno de Espíritu


Santo y de fe, que formó parte de los primeros creyentes en

334
Jerusalén y predicó el Evangelio en Antioquía e introdujo entre los
hermanos a Saulo de Tarso, recién convertido. Con él realizó un pri-
mer viaje por Asia para anunciar la Palabra de Dios, participó luego
en el Concilio de Jerusalén y terminó sus días en la isla de Chipre,
su patria, sin cesar de difundir el Evangelio (s. I).
2. En Nápoles, de la Campania, san Máximo, obispo, que por defender
la fe de Nicea fue desterrado por el emperador Constancio, muriendo con-
sumido por diversas calamidades (s. IV).
3. En Bremen, de Sajonia, san Remberto, obispo de Hamburgo y Bre-
men, fiel discípulo y sucesor de san Oscar, que continuó su ministerio por
tierras de Dinamarca y Suecia, y en tiempo de las incursiones de los nor-
mandos se preocupó de redimir a los cautivos (888).
4*. En Maguncia, de Franconia, en Germania, beato Bardón, obispo, el
cual, siendo abad del monasterio de Hersfeld, fue elevado al orden episco-
pal y trabajó con suma solicitud pastoral para bien de su iglesia (1051).
5*. En el monasterio de La Camabre, cerca de Bruselas, en Brabante, santa
Alicia o Aleide, virgen, de la Orden Cisterciense, que a los veintidós años de
edad enfermó de lepra y se vio obligada a vivir como reclusa. Hacia el final
de su vida se vio privada de la vista, de modo que ni un solo miembro de su
cuerpo estuviese sano, excepto su lengua para cantar las alabanzas de Dios
(1250).
6. En Treviso, en el territorio de Venecia, san Paris, presbítero de la Or-
den Camaldulense, que fue director espiritual de religiosas durante setenta y
siete años, falleciendo a la edad de ciento ocho años (1267).
7*. En Gniezno, en Polonia, beata Iolanda, abadesa, la cual, a la muerte
de Boleslao el Piadoso, su esposo, abandonando todos los bienes tempora-
les, y junto con su hijo, profesó como monja de la Orden de Santa Clara
(1298).
8*. En Saluzzo, del Piamonte, beato Esteban Bandelli, presbítero de la
Orden de Predicadores, egregio en la predicación y el sacramento de la con-
fesión (1450).
9. En Salamanca, en España, san Juan de Sahagún González de Castrillo,
presbítero de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, que, con su santi-

335
dad de vida y sus coloquios constantes, logró la concordia entre las faccio-
nes existentes entre los ciudadanos (1479).
10. En Tortosa, en España, santa Rosa Francisca María de los Dolores
(María Rosa) Molas Vallvé, virgen, que convirtió un grupo de piadosas mu-
jeres en la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora de la Consola-
ción, para asistir a las personas afligidas (1876).
11. En Roma, santa Paula Frassinetti, virgen, quien, en medio de grandes
dificultades, fundó la Congregación de Hermanas de Santa Dorotea, para la
formación cristiana de las jóvenes, distinguiéndose por su fortaleza de ánimo,
una gran suavidad en el obrar y la energía para dirigir su Instituto (1882).
12*. En Ragusa, de Sicilia, beata María Schininà, virgen, que escogió una
vida sencilla y humilde, dedicada a curar enfermos, abandonados y pobres,
instituyendo las Hermanas del Sagrado Corazón, para prestar ayuda a todo
género de miseria (1910).
13*. En la aldea de Kara-Kenpru, cerca de Amida, en Turquía, beato Igna-
cio Maloyan, obispo de Mardin, en Armenia, y mártir durante el genocidio
de los cristianos de aquella región por obra de los perseguidores de la fe.
Por no haber querido abrazar otra religión, después de haber consagrado el
pan para la refección espiritual de sus compañeros de cautiverio, fue fusilado
junto con un ingente número de cristianos, ofreciendo su sangre para obtener
el fruto de la paz (1915).

Día 12 de junio
Prídie Idus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 10 11 12 13 14 15

1. En Lorium, en la vía Aurelia, a doce miliarios de la ciudad de Roma,


san Basílides, mártir (s. inc.).
2. En Egipto, san Onofre, anacoreta, que en el amplio desierto llevó vida
religiosa por espacio de sesenta años (400).

336
3. En Roma, en la basílica de San Pedro, san León III, papa, quien co-
ronó como emperador romano al rey de los francos, Carlomagno, y se dis-
tinguió por su defensa de la recta fe acerca de la divina dignidad del Hijo de
Dios (816).
4*. En Utrecht, de Gueldres, en Lotaringia, san Odulfo, presbítero, que
evangelizó a los habitantes de Frisia (c. 855).
5*. En Suecia, san Esquilo, obispo y mártir, que, nacido en Inglaterra, fue
ordenado obispo por san Sigfrido, su maestro, y trabajó con todas sus fuer-
zas para anunciar a Cristo en la provincia de Södermanland, donde murió
lapidado por los paganos (1080).
6*. En Cortona, de la Toscana, beato Guido, presbítero, que fue discípulo
de san Francisco, llevando una vida de ayunos, pobreza y humildad (1245).
7*. Cerca de Ocra, en el Abruzzo, beato Plácido, abad, quien vivió como
eremita en una cueva, y después reunió numerosos discípulos en el monaste-
rio del Santo Espíritu (1248).
8*. En Città di Castello, en la Umbría, beata Flórida (Lucrecia Elena)
Cevoli, virgen, de la Orden de las Clarisas, la cual, aunque afectada por di-
versas enfermedades, cumplió con solicitud todos las funciones que se le
encomendaron (1767).
9. En Verona, en el territorio de Venecia, san Gaspar Bertoni, presbítero,
que fundó la Congregación de los Estigmas de Nuestro Señor Jesucristo,
cuyos miembros son misioneros para ayudar a los obispos (1843).
10*. En Capránica, en la región de Viterbo, cerca de Roma, beato Lorenzo
María de San Francisco Javier Salvi, presbítero de la Congregación de la
Pasión, que favoreció la devoción al Niño Jesús (1856).
11*. En Riobamba, en la República del Ecuador, beata Mercedes María de
Jesús Molina, virgen, que fundó una comunidad religiosa para atender y for-
mar a niñas huérfanas y pobres, y para acoger a mujeres caídas a fin de
ayudarlas a renovar su vida de gracia (1883).

337
Día 13 de junio
Idibus iúnii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 11 12 13 14 15 16

M emoria de san Antonio, presbítero y doctor de la Iglesia, el


cual, nacido en Portugal, primero fue canónigo regular y des-
pués entró en la Orden recién fundada de los Hermanos Menores, para
propagar la fe entre los pueblos de África, pero se dedicó a predicar
por Italia y Francia, atrayendo a muchos a la verdadera doctrina. Es-
cribió sermones notables por su doctrina y estilo, y por mandato de
san Francisco enseñó teología a los hermanos, hasta que en Pádua
descansó en el Señor (1231).
2. En la vía Ardeatina, a siete miliarios de la ciudad de Roma, santa Fe-
lícula, mártir (90).
3. En Alejandría, en Egipto, beato Aquíleo, obispo, insigne por su erudi-
ción, su fe, su vida y costumbres (312).
4. En Leucosia (hoy Nicosia), en la isla de Chipre, san Trifilio, obispo,
que defendió enérgicamente la fe de Nicea y fue un orador excelente en su
época, comentando espléndidamente el Cantar de los Cantares, como cuen-
ta san Jerónimo (370).
5. En Abruzzo, san Ceteo o Peregrino, obispo de Amiterno, el cual, al
invadir los lombardos la región, fue acusado de haber entregado la ciudad y
le condenaron a ser arrojado a un río (c. 600).
6. En Alejandría, en Egipto, san Eulogio, obispo, célebre por su doctrina,
al que el papa san Gregorio I Magno escribió varias cartas, diciendo de él:
«no está lejos de mí el que está unido a mí» (c. 607).
7*. Cerca de Limoges, en Aquitania, san Salmodio, eremita (s. VII).
8*. En la región de Lyon, en la Galia, san Ragneberto, mártir, el cual, de
origen noble y adornado de virtudes, se hizo odioso a Ebroino, maestro de
palacio, quien lo envió al destierro y finalmente lo hizo asesinar (680).

338
9*. En el valle de Larboust, en los montes Pirineos, san Aventino, eremita
y mártir, muerto, según la tradición, a manos de los sarracenos (s. VIII).
10. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, san Fandila, pres-
bítero y monje, que en la persecución bajo los sarracenos, en tiempo del emir
Mohamed I fue degollado por su fe en Cristo (853).
11*. En el monasterio de Clairvaux, en Borgoña, beato Gerardo, monje,
hermano de san Bernardo, que doctrinalmente preparado, demostró una es-
pecial sagacidad y criterio en el campo de la espiritualidad (1138).
12. En Hue, en Annam (hoy Vietnam), santos Agustín Phan Viet Huy y
Nicolás Bui Viet The, mártires, los cuales, llevados primero por el miedo,
profanaron la cruz, pero arrepentidos inmediatamente, solicitaron del empe-
rador Minh Mang ser juzgados de nuevo como cristianos, siendo heridos
mortalmente y arrojados, aún vivos, al mar desde una nave (1839).
13*. En la aldea de Naumowicze, cercana a Grodno, en Polonia (hoy Bie-
lorrusia), beata María Ana Biernacka, madre de familia y mártir, que duran-
te la ocupación militar en tiempo de guerra, se entregó a los soldados para
salvar a su nuera encinta, siendo fusilada inmediatamente, alcanzando así la
palma del martirio (1943).

Día 14 de junio
Décimo octávo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 12 13 14 15 16 17

1. En Samaría o Sebaste, en Palestina, conmemoración de san Eliseo, que


fue discípulo de Elías y profeta en Israel, desde el tiempo del rey Jorán hasta
los días de Joás. Aunque no dejó oráculos escritos, con sus milagros anun-
ció la salvación que había de llegar para todos los hombres (s. IX a.C.).
2. En Aquileya, en la región de Venecia, san Proto, mártir (s. inc.).
3. En Soissons, en la Galia Bélgica, santos Valerio y Rufino, mártires (s.
IV).

339
4*. En Nápoles, en la Campania, san Fortunato, obispo (s. IV).
5. En Vienne, en Burgundia, san Eterio, obispo (s. VI).
6. En Constantinopla, san Metodio, obispo, que siendo monje viajó a
Roma para encontrarse con el papa Pascual I, para defender la veneración
de las imágenes, y, elegido obispo, pudo celebrar solemnemente el triunfo de
la fe ortodoxa (847).
7. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santos mártires
Anastasio, presbítero, Félix, monje, y Digna, virgen, que murieron el mismo
día. Anastasio, por confesar su fe cristiana ante los jueces musulmanes, fue
degollado, y con él murió también Félix, de la región de Getulia, en África del
Norte, que había propagado la fe católica y la vida monástica por Asturias.
Digna, aún joven, por haber reprendido al juez por la muerte de los dos
anteriores, fue degollada de inmediato (853).

Día 15 de junio
Décimo séptimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 13 14 15 16 17 18

1. Conmemoración de san Amós, profeta, que siendo pastor de Tecoa y


cuidador de sicómoros, fue enviado por Dios a los hijos de Israel para de-
fender su justicia y santidad contra sus prevaricaciones (s. X a.C.).
2. En Dorostoro, en Mesia (hoy Rumanía), san Esiquio, soldado, que fue
detenido junto con san Julio, y después, bajo el prefecto Máximo, coronado
con el martirio (302).
3. En Lucania, san Vito, mártir (s. inc.).
4. En Arvernia, en Aquitania, san Abrahán, monje, el cual, nacido a ori-
llas del río Eufrates, visitó a los eremitas de Egipto y, detenido por los paga-
nos, estuvo encarcelado durante cinco años. Más tarde, viajando a la Galia,
se estableció entre los arvernios, retirándose al monasterio de Saint-Cyr, donde
murió muy anciano (480).

340
5. En Saint-Crespin, en Hainaut, san Landelino, abad, que, convertido por
san Autberto, abandonó el latrocinio para dedicarse a la virtud, fundando el
monasterio de Lobbes y, seguidamente, el de Saint-Crespin, en el que falle-
ció piadosamente (c. 686).
6*. En Séez, en Neustria, san Lotario, obispo, que, depuesto de sus fun-
ciones, espero la muerte viviendo como solitario (756).
7. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santa Benilde,
mártir, que, siendo ya anciana, encontró la muerte en la persecución desen-
cadenada por los sarracenos (853).
8. En Mont-Joux, en el Valais, san Bernardo de Menthone, presbítero,
que siendo canónigo y arcediano de Aosta, durante muchos años habitó en
las cumbres de los Alpes, fundando allí un célebre cenobio, y para acoger a
los viajeros, en dos montes estableció refugios que llevan aún su nombre
(1081).
9*. En Ratzeburg, de Holstein, en Germania, san Isfrido, obispo, quien
conservó sus costumbres de canónigo premonstratense y trabajó en la con-
versión de los vendos (1204).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Scryven, mártir, monje de la
Cartuja de esa ciudad, que en tiempo del rey Enrique VIII fue encarcelado
por su fidelidad a la Iglesia y murió de hambre en prisión, alcanzando así la
corona del martirio (1537).
11*. En York, también en Inglaterra, beatos mártires Pedro Snow, presbí-
tero, y Rodolfo Grimston, los cuales, reinando Isabel I, fueron condenados a
muerte, el primero por ser sacerdote y el segundo por intentar evitar que lo
apresaran, subiendo juntos al patíbulo (1598).
12. En Pibrac, en la región de Toulouse, en Francia, santa Germana, vir-
gen, que al ser hija de padres desconocidos fue sometida desde niña a una
vida servil a pesar de sus enfermedades, pero todo lo aguantó con ánimo
decidido y rostro risueño, falleciendo a los veintidós años (1601).
13*. En Bérgamo, en Italia, beato Luis María Palazzolo, presbítero, que
fundó la Congregación de Hermanas Pobres y de los Hermanos de la Sagra-
da Familia (1886).
14. En la aldea de Qianshengzhuang, cerca de la ciudad de Liushuitao, en
la provincia de Hebei, en China, santa Bárbara Cui Lianzhi, mártir, que ha-

341
biendo sido muerto su hijo, de noche escapó para salvarse, pero detenida
por los enemigos de los cristianos, fue sometida a crueles torturas hasta que
murió (1900).

Día 16 de junio
Sextodécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 14 15 16 17 18 19

1. En la región de Asia Menor, conmemoración de los santos Quirico y


Julita, mártires (s. inc.).
2. En Besançon, en la Galia Lugdunense, santos Ferreol y Ferrucio, már-
tires (s. IV)
3. En Nantes, también en la Galia Lugdunense, san Similiano, obispo, a quien
san Gregorio de Tours considera como un gran confesor (s. IV).
4. En Amatonte, en la isla de Chipre, san Ticón, obispo, en tiempo del
emperador Teodosio el Joven (s. V).
5. En Maguncia, en la Galia Bélgica, santos Aureo, obispo, Justina, su
hermana, y compañeros, mártires, que, mientras celebraban la Eucaristía,
fueron asesinados por paganos hunos (s. V).
6. En Lyon, en la Galia, sepultura de san Aureliano, obispo de Arlés, el
cual, nombrado vicario en la Galia por el papa Vigilio, fundó en su ciudad
dos monasterios, uno masculino y otro femenino, a los que dio una Regla
propia (551).
7*. En Carrara, de la Toscana, beato Cecardo, obispo de Luni y Sarzana,
quien, inicuamente asesinado por unos obreros cerca de las canteras de
mármol, fue considerado como mártir (860).
8. En Meissen, de Sajonia, san Benón, obispo, que, por defender la uni-
dad de la Iglesia y mantenerse fiel al Romano Pontífice, fue depuesto y des-
terrado (c. 1106).

342
9. En el monasterio de monjas cistercienses de Aywières, en Brabante,
santa Lutgarda, virgen, insigne por su devoción al Sagrado Corazón del Se-
ñor (1246).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Tomás Reding, mártir, monje de la
Cartuja de esa ciudad, que reinando Enrique VIII fue encarcelado y encade-
nado por mostrarse fiel a la unidad de la Iglesia, muriendo consumido por el
hambre y la enfermedad (1537).
11*. En el brazo de mar ante el puerto de Rochefort, en Francia, beato
Antonio Constante Auriel, presbítero y mártir, que siendo vicario parroquial
en Cahors, durante la Revolución Francesa fue encarcelado, por ser sacer-
dote, en una vieja nave, donde murió a consecuencia de la enfermedad, des-
pués de ayudar a sus compañeros (1794).
12. En la ciudad de Lang Coc, en Tonquín, santos mártires Domingo Ngu-
yen, médico, Domingo Nhi, Domingo Mao, Vicente y Andrés Tuong, agri-
cultores, todos los cuales, en tiempo del emperador Tu Duc, fueron deteni-
dos por razón de su fe cristiana y, después de sufrir torturas en la cárcel,
finalmente degollados (1862).
13*. En la aldea de Ingenbohl, cerca de la ciudad de Schwyz, en Suiza, beata
María Teresa (Ana María Catalina) Scherer, virgen, primera superiora de las
Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz (1888).

Día 17 de junio
Quintodécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 15 16 17 18 19 20

1. En Roma, en la vía Salaria Antigua, «ad septem Palumbas», santos


Blasto y Diógenes, mártires (s. inc.).
2. En Apolonia, de Macedonia, santos Isauro, Inocente, Félix, Hérmio,
Peregrino y Basilio, mártires (s. inc.).

343
3. En Dorostoro, en Mesia (hoy Rumanía), santos mártires Nicandro y
Marciano. Siendo soldados, rechazaron hacer ofrenda y se negaron a sacri-
ficar a los dioses, y por ello fueron condenados a la pena capital por el pre-
fecto Máximo, en la persecución durante el tiempo del emperador Diocle-
ciano (c. 297).
4. En Besançon, en la Galia Lugdunense, san Antidio, obispo y mártir, que
fue condenado a muerte, según se dice, por Croco, rey de los vándalos (c.
411).
5. En Bitinia, san Hipacio, hegúmeno del monasterio de los Rufinos, quien,
de vida austera y duros ayunos, enseñó a sus discípulos la perfecta obedien-
cia de la observancia monástica, y a los seglares el verdadero temor de Dios
(446).
6*. En Bretaña Menor, san Herveo, eremita, ciego de nacimiento, que can-
taba los goces del paraíso (s. VI).
7. En Orleans, en la Galia, san Avito, abad (c. 530).
8. En Pisa, en la Toscana, san Rainerio o Raniero, pobre y peregrino por
Cristo (1160)
9. En Lorvaô, en Portugal, santa Teresa, quien, reina de León y madre
de tres hijos, al perder a su esposo abrazó la vida regular en un monasterio
fundado por ella misma, bajo la disciplina cisterciense (1250).
10*. En Venecia, beato Pedro Gambacorta, fundador de la Orden de los
Eremitas de San Jerónimo, cuyos primeros religiosos fueron ladrones que él
mismo había convertido (1435).
11*. En Nápoles, de la Campania, beato Pedro Burali, de la Orden de Clé-
rigos Regulares Teatinos, primero obispo de Piacenza y después de Nápo-
les, que se entregó de lleno a restaurar la disciplina de la Iglesia y a confir-
mar en la fe la grey que se le había confiado (1578).
12*. En el litoral de Francia, en una nave anclada ante el puerto de Roche-
fort, beato Felipe Pappon, presbítero de Autun y mártir, que siendo párroco
durante la Revolución Francesa, por ser el hecho de ser sacerdote fue en-
carcelado, muriendo después de haber dado la absolución a otro cautivo
(1794).

344
13. En el lugar de Qua Linh, en Tonquín, san Pedro Da, mártir, quien, de
oficio carpintero y sacristán, fue sometido a muchos y crueles tormentos en
tiempo del emperador Tu Duc, permaneciendo firme en la profesión de su
fe, por lo que finalmente fue arrojado a las llamas (1862).

Día 18 de junio
Quartodécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 16 17 18 19 20 21

1. En Roma, en el cementerio de Balbina, en la Vía Ardeatina, santos


Marcos y Marceliano, mártires en la persecución bajo el emperador Diocle-
ciano, a los que hermanó el sufrimiento (c. 304).
2. En Trípoli, de Fenicia, san Leoncio, soldado, que por los atroces tor-
mentos sufridos en la cárcel llegó a la corona del martirio (s. IV).
3. En África, santos Ciríaco y Paula, mártires (c. s. IV).
4. En Burdeos, en Aquitania, san Amando, obispo, que instruyó en la
doctrina de la verdad y bautizó a san Paulino de Nola, que, a su vez, alaba
al obispo (s. V).
5. En el monte Cronio (hoy Gemmariario), cerca de las termas de Seli-
nunte, en Sicilia occidental, san Calógero, eremita (c. s. V).
6. En Schönau, de la Renania, en Germania, santa Isabel, virgen, célebre
por su observancia de la vida monástica (1164).
7*. En Mántua, en Lombardía, beata Hosana Andreasi, virgen, que vistió
el hábito de las Hermanas de Penitencia de Santo Domingo y sumó armoni-
zar con las ocupaciones seculares la contemplación de Dios y el ejercicio de
las buenas obras (1505).
8. En Pádua, en la región de Venecia, san Gregorio Barbarigo, obispo,
que instituyó un seminario para clérigos, enseñó el catecismo a los niños en
su propia lengua, mantuvo coloquios con el clero y abrió escuelas, mostrán-
dose liberal con todos y exigente consigo mismo (1697).

345
Día 19 de junio
Tértiodécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 17 18 19 20 21 22

S an Romualdo, anacoreta y padre de los monjes Camaldulenses,


quien, nacido en Rávena, deseoso de la vida y disciplina eremí-
tica viajó por Italia durante varios años, fundando pequeños monas-
terios y promoviendo la vida evangélica entre los monjes, hasta que
terminó sus trabajos en el monasterio de Valdicastro, en el Piceno
(1027).
2. En Milán, en la provincia de Liguria, santos Gervasio y Protasio, már-
tires, cuyos cuerpos fueron encontrados por san Ambrosio, el cual, en este
día, los trasladó con toda solemnidad a la nueva basílica que había edificado
(transl. 386).
3*. En los montes Vosgos, de Burgundia, en Austrasia, san Deodato, obispo
de Nevers, que fundó el monasterio que después recibió su nombre (c. 679).
4*. En el monasterio de Fécamp, en Neustria, santa Quildomarca o Ilde-
marca, abadesa, que recibió y atendió cordialmente a san Leodegario, muti-
lado por Ebroino (c. 682).
5. En Zaragoza, en Hispania, san Lamberto, mártir (c. s. VIII)
6*. En Caltagirone, de Sicilia, beato Gerlando, el cual, caballero de la Orden
de San Juan de Jerusalén, se entregó generosamente al cuidado de las viu-
das y de los niños huérfanos (c. 1271).
7. En Florencia, de la Toscana, santa Juliana Falconeri, virgen, que fundó
la Hermanas de la Orden de los Siervos de María, llamadas, por su hábito,
Mantelatas (1341).
8*. En Pésaro, del Piceno, beata Miguelina, viuda, que entregó todos sus bie-
nes a los pobres y, vestido el hábito de la Tercera Orden de San Francisco, lle-
vó una vida humilde y muy austera, mendigando su pan (1356).

346
9*. En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Sebastián Newdigate,
Humfredo Middlemore y Guillermo Exmew, presbíteros de la Cartuja de esa
ciudad, los cuales, reinando Enrique VIII, por su probada fidelidad a la Igle-
sia de Cristo fueron encarcelados y durante diecisiete días estuvieron de pie,
amarrados con cadenas a unas columnas, hasta que consumaron su martirio
ahorcados en Tyburn (1535).
10*. En la misma ciudad de Londres, beato Tomás Woodhouse, presbítero
de la Compañía de Jesús y mártir, quien, ordenado sacerdote en tiempo de
la reina católica María, posteriormente, en la persecución bajo la reina Isa-
bel I, estuvo encarcelado por más de doce años, reconciliando con la Iglesia
Católica a sus compañeros de cautiverio, hasta que consumó su martirio en
Tyburn (1573).
11. En la aldea de Wuyi, cerca de la ciudad de Schienchian, en la provin-
cia china de Heber, santos Remigio Isoré y Modesto Andlauer, presbíteros
de la Compañía de Jesús y mártires, que, durante la persecución llevada por
los seguidores del movimiento Yihetuan, fueron asesinados mientras oraban
ante el altar (1900).

Día 20 de junio
Duodécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 18 19 20 21 22 23

1. Conmemoración de san Metodio, obispo de Olimpo y mártir, que es-


cribió varios libros en estilo conciso y elegante, y al final de la persecución
bajo Diocleciano fue coronado por el martirio (c. 312).
2*. En la región de Laon, en Neustria, san Gobano, presbítero, el cual,
nacido en Hibernia (hoy Irlanda), fue discípulo en Inglaterra de san Fusco,
pasando luego por amor a Cristo a la Galia, donde llevó vida eremítica en
los bosques (c. 670).

347
3*. En el monasterio de San Jacobo de Foggia, en la Apulia, san Juan de
Matera, abad, insigne por su austeridad y su predicación al pueblo, que ins-
tituyó la Congregación de Pulsano en la región del Gárgano, observando la
Regla de san Benito (1139).
4*. En el monasterio de Medingen, en Baviera, beata Margarita Ebner,
virgen de la Orden de Predicadores, que soportó muchas aflicciones por amor
a Cristo, llevando una vida ejemplar ante Dios y los hombres, y escribiendo
acerca de temas místicos (1351).
5*. En Dublín, en Irlanda, muerte del beato Dermicio O’Hurley, obispo y
mártir, el cual, experto en derecho, fue promovido por el papa Gregorio XIII
a obispo de Cashel, y en tiempo de la reina Isabel I sufrió largos interroga-
torios y torturas, rechazando las acusaciones que se le hacían, y ante el pa-
tíbulo, en Hoggen Green, proclamó que moría por la fe católica y por su
condición de obispo (1584).
6*. En esa misma ciudad, conmemoración de la beata Margarita Ball,
mártir, la cual, habiendo quedado viuda, acogía en su casa a sacerdotes per-
seguidos, a causa de lo cual, denunciada por su propio hijo, fue encarcelada
y torturada, falleciendo a los setenta años en día desconocido (1584).
7*. En Nagasaki, en Japón, beatos mártires Francisco Pacheco, presbíte-
ro, con ocho compañeros16 de la Compañía de Jesús, que fueron todos que-
mados vivos por odio a la fe (1626).
8*. En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Tomás Whitbread y com-
pañeros Guillermo Harcourt, Juan Fenwich, Juan Gavan y Antonio Turner,
presbíteros de la Compañía de Jesús, que, acusados falsamente de tomar parte
en la conjura para asesinar al rey Carlos II, alcanzaron el reino de los cielos
al ser ajusticiados en Tyburn (1679).

16
Estos son los nombres: Baltasar de Torres y Juan Bautista Zola, presbíteros; Pedro
Rinsei, Vicente Kaun, Juan Kisaku, Pablo Kinsuke, Miguel Tozo y Gaspar Sadamatsu,
religiosos.

348
Día 21 de junio
Undécimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 19 20 21 22 23 24

M emoria de san Luis Gonzaga, religioso, quien, nacido de nobi-


lísima estirpe y admirable por su inocencia, renunció a favor
de su hermano el principado que le correspondía e ingresó en la
Compañía de Jesús, sucumbiendo, apenas adolescente, por haber asis-
tido durante una grave epidemia a enfermos contagiados (1591).
2*. En Gaël, en la Bretaña Menor, san Meveno, abad, que, nacido en
Cambria, se retiró a los bosques de la Armórica y fundó un monasterio (s.
VI).
3. En la región de Evreux, en Neustria, san Leufredo, abad, que fundó el
monasterio de la Santa Cruz, el cual presidió durante cuarenta y ocho años
(738)
4*. En Bourges, en Aquitania, san Radulfo, obispo, quien, solícito por la
vida sacerdotal, junto con presbíteros de la iglesia que tenía encomendada
recogió textos de los santos Padres y de los cánones para el uso pastoral
(866).
5*. En Huesca, en Aragón, san Raimundo, que, siendo canónigo regular,
fue designado obispo de Roda y de Barbastro, de donde fue expulsado tres
años de la sede por no querer luchar nunca con las armas contra los enemi-
gos del nombre cristiano (1126).
6*. En Orviero, de la Toscana, beato Tomás Corsini, religioso de la Or-
den de los Siervos de María (1343).
7. En Londres, en Inglaterra, san Juan Rigby, mártir, el cual, reinando Isabel
I, fue detenido en Londres y condenado a la pena capital por haberse re-
conciliado con la Iglesia Católica, siendo ahorcado en Southwark y, aun vivo,
descuartizado (1600).

349
8*. En una nave anclada ante el puerto de Rochefort, en Francia, beato
Jacobo Morelle Dupas, presbítero y mártir, que por ser párroco en la región
de Poitiers, durante la Revolución Francesa fue encarcelado, falleciendo de
hambre, severo para sí mismo y dulce para con los demás (1794).
9. En el lugar de Zapotlanejo, en México, san José Isabel Flores, presbí-
tero, mártir durante la gran persecución en aquel país(1927).

Día 22 de junio
Décimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 20 21 22 23 24 25

S an Paulino, obispo, el cual, recibido el bautismo en Burdeos,


renunció a la dignidad consular y, de noble y rico, por Cristo se
hizo pobre y humilde. Habiéndose trasladado a Nola, junto al sepul-
cro de san Félix, presbítero, para seguir su ejemplo abrazó una for-
ma de vida ascética con su mujer y sus compañeros. Ordenado obis-
po, se distinguió por su erudición y santidad, acogiendo a los pere-
grinos y ayudando a los desvalidos (431).
Santos Juan Fisher, obispo, y Tomás Moro, mártires, que, por no acep-
tar el matrimonio del rey Enrique VIII y mantenerse fieles al prima-
do del Romano Pontífice, fueron encarcelados en la Torre de Lon-
dres. Juan Fisher, obispo de Rochester, varón conocido por su erudi-
ción y por la dignidad de vida, fue degollado este día ante la cárcel,
por mandato del rey. Tomás Moro, padre de familia, de vida integé-
rrima, presidente del consejo real, por mantenerse fiel a la Iglesia
Católica murió el día 6 de julio, uniéndose así al martirio del obispo
(1535).
3. En Roma, conmemoración de san Flavio Clemente, mártir, a quien el
emperador Domiciano, con el que había ejercido el consulado, condenó por
negarse a adorar a los dioses paganos, muriendo por su fe en Cristo (96).

350
4. En Verulamio (hoy Saint-Albans), en Gran Bretaña, san Albano, már-
tir, el cual, según narra la tradición, aún no bautizado recibió en su casa a un
clérigo, que le instruyó en la fe cristiana. Cubriéndose con sus vestidos, se
entregó a las autoridades y fue degollado después de ser azotado y tortura-
do (c. 287).
5. En Léon, en la Bretaña Menor, santos Julio y Aarón, mártires, que
padecieron después de san Albano, durante la persecución bajo el empera-
dor Diocleciano, y tras ser torturados de diversas maneras, consumado su
combate entraron en el gozo de la ciudad del cielo (s. IV in.).
6. En Dólica, en Siria, san Eusebio, obispo de Samosata, que en tiempos
del emperador arriano Constancio visitaba de incógnito, con indumentaria
militar, las iglesias de Dios, para confirmarlas en la fe católica. Fue exiliado a
Tracia por el emperador Valente, pero, recuperada la paz de la Iglesia, vol-
vió a recorrer las comunidades, hasta que una mujer arriana le arrojó una teja
que le hirió en la cabeza, alcanzando así el martirio (379).
7. Conmemoración de san Nicetas, obispo de Remesiana, en la Dacia, al
que alaba san Paulino de Nola en uno de sus poemas por haber convertido
en ovejas a los bárbaros al enseñarles el Evangelio, por convencerles de vi-
vir unidos en paz y por haber obtenido que gente inculta y ladrones apren-
diesen a cantar a Cristo con un corazón romano (c. 414).
8*. En Roma, en Letrán, beato Inocencio V, papa, el cual, perteneciente a
la Orden de Predicadores, enseñó teología en París y ocupó, a su pesar, la
sede episcopal de Lyon. Junto con san Buenaventura, preparó el segundo
concilio ecuménico de Lyon, para tratar de la unión entre latinos y griegos, y
elevado a la cátedra de san Pedro, desempeñó su oficio por breve tiempo,
más mostrado que dado a la Iglesia Romana (1276).
9*. En Laval, en Francia, beata María Lhuillier, virgen y mártir, que, reci-
bida entre las Hospitalarias de la Misericordia, durante la Revolución Fran-
cesa fue decapitada por mantenerse fiel a los votos religiosos de la Iglesia
(1794).

351
Día 23 de junio
Nono Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 21 22 23 24 25 26

1. Conmemoración de muchos santos mártires de Nicomedia, que en tiem-


po del emperador Diocleciano, refugiados por montañas y cuevas, con sere-
nidad aceptaron el martirio por el nombre de Cristo (303).
2. En el monasterio de Eli, en Inglaterra oriental, santa Ediltrude o Etel-
dreda, abadesa, quien, hija de reyes y ella misma reina de Northumbria,
después de dos matrimonios recibió el velo monástico de manos de san Wil-
frido en el monasterio que ella misma había fundado, dirigiendo maternalmente
con sus ejemplos y consejos a sus monjas (679).
3. En Dariórigo (hoy Vannes), en la Bretaña Menor, san Bilio, obispo y
mártir, que fue asesinado por los normandos durante el saqueo de esa ciu-
dad (c. 914).
4*. En Pavía, de Lombardía, beato Lanfranco, obispo, varón pacífico, que
tuvo que sufrir mucho por favorecer la paz y la concordia en su comunidad
(1194).
5*. En Onhaye, en Hainaut, san Walhero, presbítero, que, mientras atra-
vesaba el río Mosa, un presbítero al que recriminaba sus costumbres lo mató
a golpes de remo (1199).
6*. En Oignies, también en Hainaut, beata María, quien, dotada de dones
místicos, con el permiso de su esposo se recluyó una celda, iniciando y or-
ganizando el instituto llamado de las Beguinas (1213).
7*. En el eremo de Valmanente, del Piceno, en Italia, beato Pedro Jacobo de
Pésaro, presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín (c. 1496).
8. En Londres, en Inglaterra, santo Tomás Garnet, presbítero de la Compa-
ñía de Jesús y mártir, el cual, ordenado en el Colegio de los Ingleses de Vallado-
lid, en España, al regresar a Inglaterra fue encarcelado dos veces y, finalmente,
en tiempo del rey Jacobo I, ajusticiado en Tyburn (1608).

352
9. En Turín, del Piamonte, en Italia, san José Cafasso, presbítero, que se
dedicó a la formación espiritual y científica de clérigos, y a reconciliar con
Dios a los presos de la cárcel y a los condenados a muerte (1860).
10*. En Alatri, del Lacio, en Italia, beata María Rafaela (Santina) Cimati,
virgen, de las Hermanas de la Misericordia para los enfermos, quien llevó una
vida humilde y oculta, mostrando constantemente su caridad en atender a los
enfermos, especialmente a los pobres (1945).

Día 24 de junio
Octávo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 22 23 24 25 26 27

S olemnidad de la Natividad de san Juan Bautista, Precursor del


Señor, que estando aún en el seno materno, al quedar éste lleno
del Espíritu Santo, exultó de gozo por la próxima llegada de la salva-
ción del género humano. Su nacimiento profetizó la Navidad de Cristo
el Señor, y brilló con tal esplendor de gracia, que el mismo Jesucristo
dijo que no hubo entre los nacidos de mujer nadie tan grande como
Juan el Bautista.
2. En Roma, en la vía Salaria Antigua, «ad Septem Palúmbas», santos Juan
y Festo, mártires (s. inc.).
3. En Autun, en la Galia Lugdunense, san Simplicio, quien, de noble y
devota estirpe, vivió en perfecta castidad con su esposa y fue elegido obispo
(c. 375).
4. En Créteil, en el territorio de París, muerte de los santos Agoardo y
Agilberto, junto con otros muchos mártires (s. V/VI).
5. En Malinas, de Brabante, san Rumoldo, que es venerado como eremi-
ta y mártir (775).

353
6. En el monasterio de Lobbes, en Austrasia, san Teodulfo, obispo y abad
(776).
7*. En la ciudad de Nantes, en la Bretaña Menor, san Goardo, obispo y
mártir, el cual, mientras estaba celebrando la Eucaristía en la iglesia catedral
con el pueblo, al cantar «Levantemos el corazón» fue blanco, junto con mu-
chos fieles, de las saetas de los normandos (843).
8*. En Vestervig, en Dinamarca, san Teodgaro, presbítero, misionero en esta
región, del que se dice que construyó la primera iglesia de madera (c. 1065).
9. En la provincia de Sichuan, en China, san José Yuan Zaide, presbítero
y mártir, estrangulado en odio a la fe cristiana (1817).
10*. En la ciudad de Guadalajara, en México, beata María de Guadalupe
(Anastasia) García Zavala, virgen, que tuvo parte en la fundación de la Con-
gregación de Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres, distinguién-
dose por sus obras de caridad en favor de los menesterosos y de los enfer-
mos (1963).

Día 25 de junio
Séptimo Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 23 24 25 26 27 28

1. En Turín, en la provincia de Liguria, san Máximo, primer obispo de esta


sede, que llamó al pueblo pagano a la fe de Cristo con su paterna palabra, y
con sólida doctrina lo condujo al premio de la salvación eterna (c. 408-423).
2. Conmemoración de san Próspero de Aquitania, quien, instruido en fi-
losofía y en letras, llevó con su esposa una vida íntegra y modesta. Habiendo
abrazado la vida monástica en Marsella, defendió enérgicamente contra los
pelagianos la doctrina de san Agustín sobre la gracia divina y el don de la
perseverancia, y en Roma fue escribano del papa san León I Magno (c. 463).

354
3. En Reggio, de la región de Emilia, san Próspero, obispo (s. V/VI)
4*. En Maurienne, en Saboya, santa Tigris, virgen, que se dedicó a propa-
gar allí el culto a san Juan, el Precursor (s. VI).
5*. En Roosmarkei, en Escocia, san Moloc o Luano, obispo (c. 592).
6*. En Jaca, en la Hispania Tarraconense, santa Eurosia, virgen y mártir
(c. 714).
7. En Egmon, de Frisia, san Adalberto, diácono y abad, que ayudó a san
Willibrordo con evangélica fidelidad (s. VIII in.).
8*. En Bretaña Menor, san Salomón, mártir, que mientras fue rey instituyó
sedes episcopales, amplió los monasterios y conservó la justicia, pero al re-
nunciar a su cargo fue cegado y muerto por sus enemigos en la Iglesia (874).
9. En Goleto, cerca de Nusco, en la Campania, san Guillermo, abad, el
cual, nacido en Vercelli, se hizo peregrino y pobre por amor de Cristo y,
aconsejado por san Juan de Matera, fundó el monasterio de Montevergine,
en el que reunió a unos monjes a los que impartió una profunda doctrina
espiritual. Después fundó también otros varios monasterios masculinos y fe-
meninos, en la Italia meridional (1142).
10*. En la Cartuja de Le Reposoir, en Saboya, beato Juan, apellidado «His-
pano», monje, que escribió las Instituciones para las monjas de la Orden
cartujana (1160).
11*. En la ciudad de Marienwerder (hoy Kwidzyn), en la Prusia polaca,
beata Dorotea de Montau, que al quedar viuda se hizo construir una celda
junto a la catedral para ocuparla como reclusa, viviendo entregada a la ora-
ción y a la penitencia (1394).
12. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, santos Domingo Henares,
obispo de la Orden de Predicadores, y Francisco Do Minh Chieu, mártires,
el primero de los cuales propagó la fe cristiana durante cuarenta y nueve años,
y el segundo trabajó con él como catequista, siendo ambos degollados por
su fe en Cristo, en tiempo del emperador Minh Mang (1838).

355
Día 26 de junio
Sexto Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 24 25 26 27 28 29
En España es recomendable leer en primer lugar, por tener el grado de Memoria
en el Calendario español, la conmemoración de san Pelayo, que en este día figura
en el núm. 7.
1. En Roma, conmemoración de los santos Juan y Pablo, a los que se
dedicó una basílica en el monte Celio, en el Clivo Scauro, durante el tiempo
del senador Pammaquio (s. IV).
2. En Trento, en la región de Venecia, san Vigilio, obispo, quien recibió
de san Ambrosio de Milán las institutionis insignia, junto con una instruc-
ción pastoral, dedicándose a evangelizar la región encomendada y tratando
de extirpar lo que quedaba de la idolatría. Se asegura que consumó su mar-
tirio por el nombre de Cristo, golpeado por hombres crueles (405).
3*. En Nola, de la Campania, san Deodato, obispo, que sucedió a san
Paulino (405).
4. En la región de Poitiers, en Aquitania, san Maxencio, abad, insigne por
su virtud (c. 515).
5. En Tesalónica, de Macedonia, san David, eremita, que pasó casi ochen-
ta años recluido en una celda, fuera de los muros de la ciudad (c. 540).
6. En Valenciennes, en Austrasia, santos Salvio, obispo, y su discípulo,
que llegaron a esta región procedentes de Arvernia, y que fueron asesinados
bajo Winegardo, señor del lugar (s. VIII).
7. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, san Pelayo, mártir,
que a los trece años, por querer conservar su fe en Cristo y su castidad ante
las costumbres deshonestas de Abd al-Rahmán III, califa de los musulma-
nes, consumó su martirio glorioso al ser despedazado con tenazas (925).
8. En Belley, en Saboya, san Antelmo, obispo, monje de la Gran Cartuja,
que restauró los edificios destruidos por una gran nevada. Elegido prior, con-
vocó el capítulo general, y designado obispo, se distinguió por su aplicación

356
firme y decidida en la corrección de los clérigos y en la reforma de las cos-
tumbres (1177).
9*. En una nave anclada ante el puerto de Rochefort, en Francia, beato
Raimundo Petiniaud de Jourgnac, presbítero y mártir, arcediano de Limoges,
que en tiempos de la Revolución Francesa, por razón de ser sacerdote, fue
encarcelado en condiciones pésimas y, víctima de las enfermedades, consu-
mó su martirio (1794).
10*. En Cambrai, en Francia, beatas Magdalena Fontaine, Francisca Lanel,
Teresa Fantou y Juana Gérard, vírgenes y mártires, que siendo Hijas de la
Caridad, durante la Revolución Francesa fueron condenadas a muerte, con-
duciéndolas al suplicio coronadas con el rosario (1794).
11. En la aldea Qianshengzhuang, cerca de la ciudad de Liushuitao, en la
provincia de Hebei, en China, san José Ma Taishun, mártir, el cual, siendo
médico y catequista, a pesar de que durante la persecución llevada a cabo
por la secta de los Yihetuan todos los miembros de su familia abandonasen
la fe, él prefirió dar testimonio de Cristo derramando su sangre (1900).
12. En Jalisco, en el territorio de Guadalajara, en México, san José María
Robles, presbítero y mártir, que fue colgado de un árbol durante la persecu-
ción contra la Iglesia en tiempo de la Revolución Mexicana (1927).
13*. En Treviso, en Italia, beato Andrés Jacinto Longhin, obispo, que en las
dificultades de la guerra acudió generoso a las necesidades de los prófugos y
cautivos, y, en medio de la agitación de su tiempo, con singular solicitud de-
fendió los derechos de los obreros, los agricultores y de todos los necesita-
dos (1936).
14*. En los bosques de Birok, cerca de la ciudad de Stradch, en la región
de Lviv, en Ucrania, beatos Nicolás Konrad, presbítero, y Vladimiro Pryj-
ma, que, bajo un régimen contrario a Dios, dieron testimonio de la esperanza
en la resurrección de Cristo sin ningún temor a la muerte (1941).
15*. En la aldea de Sykhiv, también en la región de Lviv, beato Andrés Is-
cak, presbítero y mártir, que en la misma persecución fue fusilado por su fe
en Cristo (1941).
16. En Roma, san José María Escrivá de Balaguer, presbítero, fundador
del Opus Dei y de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz (1975).

357
Día 27 de junio
Sexto Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 25 26 27 28 29 1

S an Cirilo, obispo y doctor de la Iglesia, que elegido para ocu-


par la sede de Alejandría, en Egipto, trabajó con empeño para
mantener íntegra la fe católica, y en el Concilio de Éfeso defendió
los dogmas de la unidad de persona en Cristo y la divina maternidad
de la Virgen María (444).
2. En Cartago, santa Gudena, mártir, la cual, por orden del prefecto Ru-
fino, fue sometida por cuatro veces al suplicio del potro, lacerada con gar-
fios, vejada con varias pruebas en la cárcel y, finalmente, degollada (203).
3. En Córdoba, en la provincia hispánica de Bética, san Zoilo, mártir
(303).
4. En Constantinopla, san Sansón, presbítero, amigo de los pobres, que
habiendo sanado de una enfermedad al emperador Justiniano, logró que éste
levantase un hospital (560).
5. En Chinon, en la Galia Turonense, san Juan, presbítero, que, nacido en
Bretaña, por amor de Dios se escondía de la mirada de los hombres, reclu-
yéndose en una celda junto a la iglesia del lugar (s. VI).
6*. En Milán, de Lombardía, san Arialdo, diácono y mártir, que reprendía
enérgicamente las costumbres de los clérigos simoníacos y depravados, y por
su celo en favor de la casa de Dios fue asesinado cruelmente por dos cléri-
gos (1066).
7*. En Corneto, cerca de Bovino, en la Apulia, beato Bienvenido de Gub-
bio, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que se conformó a la
vida de Cristo por su humilde servicio a los enfermos (c. 1232).
8. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, santo Tomás Toán, mártir, el
cual, siendo catequista y responsable de la misión de Trung Linh, en tiempo

358
del emperador Minh Mang sufrió, por su fe en Cristo, nuevos y terribles
suplicios en la cárcel, hasta que falleció de hambre y sed (1840).
9*. En el cantón de Friburgo, en Suiza, beata Margarita Bays, virgen, la
cual, permaneciendo con su familia, trabajaba como sastra y atendía las ne-
cesidades del prójimo sin abandonar la vida de oración (1879).
10*. En Moulins, en Francia, beata Luisa Teresa Montaignac de Chauvan-
ce, virgen, que fundó la Pía Unión de las Oblatas del Sagrado Corazón de
Jesús (1885).

Día 28 de junio
Quarto Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 26 27 28 29 1 2

M emoria de san Ireneo, obispo, que, como escribe san Jeróni-


mo, de niño fue discípulo de san Policarpo de Esmirna y con-
servó con fidelidad el recuerdo de los tiempos apostólicos. Ordena-
do presbítero en Lyon, fue el sucesor del obispo san Potino y, según
cuenta la tradición, murió coronado por un glorioso martirio. Trató
de muchas maneras acerca de la tradición apostólica y escribió egre-
gios libros para defender la fe católica contra los herejes de aquel
tiempo (c. 200).
2. En Alejandría, en Egipto, en tiempo del emperador Septimio Severo,
santos mártires Plutarco, Sereno, Heráclides, catecúmeno, Herón, neófito, otro
Sereno, Heraidis, catecúmena, Potamiena y Marcela, su madre, todos discí-
pulos de Orígenes, que confesaron a Cristo, siendo algunos degollados y otros
entregados a las llamas. Entre ellos destacó la virgen Potamiena, que sufrió
duros combates por mantener su virginidad y fue sometida a atroces tormen-
tos, para, finalmente, perecer quemada viva junto con su madre (c. 202).
3. En Roma, san Pablo I, papa, quien, afable y misericordioso, por la
noche, en silencio, visitaba las casas de los enfermos pobres, prestándoles

359
ayuda. Defensor de la fe ortodoxa, escribió a los emperadores Constantino
y León, para que restituyeran el culto a las sagradas imágenes. Muy devoto
de los santos, cuidó de trasladar desde los cementerios en ruinas al interior
de la ciudad, en los diversos títulos y monasterios, los cuerpos de los márti-
res, en medio de himnos y cánticos (767).
4. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, san Argimiro,
mártir, que en la persecución bajo los sarracenos en tiempo de Mohamed II,
siendo monje, y ya avanzado en edad, fue invitado por el juez a negar a Cristo,
pero, por peseverar en la confesión de la fe, fue atormentado en el potro y
finalmente traspasado por una lanza (856).
5*. En Hassungen, en Hesse, san Heimerado, presbítero y eremita, el cual,
salido del claustro, fue objeto de escarnio y desprecio, en medio de sus con-
tinuas peregrinaciones por amor a Cristo (1019).
6. En Londres, en Inglaterra, san Juan Southworth, presbítero y mártir,
quien, por ejercer su sacerdocio en ese país, tuvo que soportar cárceles y
destierros, y bajo Oliverio Cromwell fue condenado a muerte. Cuando vio el
patíbulo preparado en Tyburn, exclamó que era para él lo que fue la cruz
para Cristo (1654).
7. En Lovere, en Lombardía, santa Vicenta Gerosa, virgen, que fundó,
junto con santa Bartolomea Captanio, el Instituto de las Hermanas de la
Caridad (1847).
8. En la aldea de Wanglajia, cerca de Dongguangxian, en la provincia china
de Hebei, santas mártires Lucía Wang Cheng, María Fan Kun, María Qi Yu
y María Zheng Xu, las cuales, educadas en un orfanato, durante la persecu-
ción llevada a cabo por la secta Yihetuan, cogidas de las manos y alegres
como si fueran a una boda, fueron degolladas (1900).
9. En el lugar de Jieshuiwang, cerca de la ciudad de Shenxian, en la mis-
ma provincia de Hebei, santa María Du Zhaozhi, mártir, madre de un sacer-
dote, que tras haber huido, pero no queriendo traicionar su fe en Cristo,
sometió voluntariamente su cerviz al hacha de sus perseguidores (1900).
10*. En la ciudad de Drohobych, en Ucrania, beatos mártires Severiano
Baranyak y Joaquín Senkivskyj, presbíteros de la Orden de San Josafat y
mártires, que, en la persecución contra la fe, participaron de la victoria de
Cristo con su martirio (1941).

360
Día 29 de junio
Tértio Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 27 28 29 1 2 3

S olemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo. Simón, hijo


de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípu-
los que confesó a Cristo como Hijo de Dios vivo, siendo por ello
llamado Pedro. Pablo, apóstol de los gentiles, predicó a Cristo cru-
cificado a judíos y griegos. Los dos, en fuerza de la fe y el amor hacia
Jesucristo, anunciaron el Evangelio en la ciudad de Roma, donde, en
tiempo del emperador Nerón, sufrieron el martirio, el primero, Pe-
dro, como narra la tradición, crucificado cabeza abajo y sepultado en
el Vaticano, junto a la vía Triunfal, y Pablo fue degollado y enterrado
en la vía Ostiense. Su triunfo es celebrado por todo el mundo con
honor y veneración (s. I).
2. En Génova, en la Liguria, san Siro, venerado como obispo (c. 330).
3. En Narni, de la Umbría, san Casio, obispo, de quien el papa san Gre-
gorio I Magno cuenta que cada día ofrecía sacrificios de expiación acompaña-
dos de lágrimas, que entregó en limosna todo lo que tenía, y que el día de la
Solemnidad de los Apóstoles acostumbraba ir a Roma. Murió en su ciudad,
después de celebrar la Eucaristía y haber distribuido el Cuerpo del Señor (558).
4*. En Gurk, de Carintia, santa Emma, condesa, la cual vivió cuarenta años
como viuda, haciendo muchas limosnas a los pobres y a la Iglesia (c. 1045).
5. En la aldea de Xiaoluyi, cerca de Shenxian, en la provincia china de
Hebei, santos mártires Pablo Wu Juan, su hijo Juan Bautista Wu Mantang y
su sobrino Pablo Wu Wanshu, que en la persecución llevada a cabo por la
secta Yihetuan recibieron juntos la corona del martirio por confesar que eran
cristianos (1900).
6. En la aldea de Dyjiadun, cerca de Shenxian, también en la provincia
china de Hebei, santas mártires María Du Tianshi y su hija Magdalena Du

361
Fengju, que en la misma persecución fueron sacadas del cañaveral donde se
habían escondido y asesinadas por ser cristianas. Magdalena vivía aún cuan-
do la enterraron (1900).

Día 30 de junio
Prídie Kaléndas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 28 29 1 2 3 4

S antos Protomártires de la Iglesia Romana, que, acusados de haber


incendiado la Urbe, por orden del emperador Nerón unos fueron
asesinados después de crueles tormentos, otros, cubiertos con pieles
de fieras, entregados a perros rabiosos, y los demás, clavados en cruces,
quemados para que, al caer el día, alumbrasen la noche. Eran todos dis-
cípulos de los apóstoles y fueron las primicias que la Iglesia Romana
presentó al Señor (s. I).
2. En Alejandría, en Egipto, san Basílides, que, en tiempo del emperador
Septimio Severo, al conducir a la virgen santa Potamiena al suplicio, la pro-
tegió de las intenciones deshonestos de algunos hombres, recibiendo como
premio la gracia de convertirse a Cristo y, después de un breve combate,
llegar a ser mártir glorioso (c. 202).
3. En Limoges, de Aquitania, san Marcial, obispo (s. III).
4. En Cenomanum (hoy Le Mans), de Neustria, san Bertrando, obis-
po, pastor pacífico, muy atento a las necesidades de los pobres y de los
monjes (623).
5. En Salzburgo, en la región de Baviera, santa Erentrudis, primera aba-
desa del monasterio de Nonnberg y sobrina de san Ruperto, que colaboró a
su predicación con la oración y el trabajo (718).
6. En Salánica, en el territorio de Vicenza, san Teobaldo, presbítero y
eremita, que habiendo nacido en la familia de los condes de Champagne, de
Francia, con su amigo Gualterio renunció a las riquezas y a los honores, abra-
zando por Cristo la soledad y la pobreza (1066).

362
7. En Nitra, en los montes Cárpatos, muerte de san Ladislao, rey de
Hungría, que restableció en su reino las leyes cristianas dictadas por san
Esteban, corrigió las costumbres, dando él mismo ejemplo de virtud, y pro-
pagó la fe cristiana en Croacia, que había sido incorporada al reino húngaro,
estableciendo la sede episcopal de Zagreb. Murió cuando se disponía a una
guerra con Bohemia, siendo enterrado en Varadino, en Transilvania (1095).
8. En Bamberg, de Franconia, san Otón, obispo, que evangelizó con gran
celo a los pomeranios (1139).
9*. En Osnabrück, en Sajonia, san Adolfo, obispo, que abrazó las cos-
tumbres cistercienses en el monasterio de Altenkamp (1224).
10*. En Londres, en Inglaterra, beato Felipe Powell, presbítero de la Or-
den de San Benito y mártir, el cual, originario del País de Gales, en tiempo
del rey Carlos I fue detenido a bordo de una nave y, por ser sacerdote e
intentar entrar en Inglaterra, condenado al martirio en Tyburn (1646).
11*. En Nápoles, de la Campania, beato Jenaro María Sarnelli, presbítero
de la Congregación del Santísimo Redentor, que se entregó generosamente a
ayudar a los más miserables (1744).
12. En la ciudad de Hai Duong, en Tonquín, san Vicente Do Yen, presbí-
tero de la Orden de Predicadores y mártir, que, en tiempo del emperador
Minh Mang, fue degollado por odio a la fe cristiana (1838).
13. En la aldea de Chendum, cerca de Jiaohe, en la provincia china de
Hebei, santos Raimundo Li Quanzhen y Pedro Li Quanhui, mártires, que,
siendo hermanos, en la persecución por parte de los partidarios de la secta
Yihetuan dieron un glorioso testimonio; el primero, llevado a un templo pa-
gano, al negarse a venerar aquellas divinidades fue azotado hasta morir, mien-
tras que el segundo fue asesinado con no menor crueldad (1900).
14*. En Lviv, en Ucrania, conmemoración del beato Zenon Kovalyk, pres-
bítero de la Congregación del Santísimo Redentor y mártir, que en tiempo de
un régimen hostil a Dios alcanzó la palma gloriosa en un día desconocido
(1941).
15*. En Winnipeg, en la provincia de Manitoba, en Canadá, beato Basilio
Velyckovsky, obispo de la Iglesia grecocatólica de Ucrania y mártir, que por
haberse dedicado a ejercer clandestinamente en su patria el ministerio entre
los cristianos católicos de rito bizantino, fue martirizado por los perseguido-
res de la fe, muriendo, finalmente, en el exilio (1973).

363
JULIO

Día 1 de julio
Kaléndis iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 30 29 1 2 3 4 5

1. Conmemoración de san Aarón, de la tribu de Leví, a quien su herma-


no Moisés ungió sacerdote del Antiguo Testamento con óleo sagrado. A su
muerte fue sepultado en el monte Hor.
2. En Vienne, ciudad de la Galia Lugdunense, san Martín, obispo (s. III
ex.).
3. En el monasterio de Bebrón, en la región de la Galia Lugdunense, san
Domiciano, abad, que vivió primero vida eremítica en este lugar, y habiendo
reunido a muchos en torno suyo para que se dedicasen al servicio de Dios,
fija su mirada en el cielo, dejó este mundo en buena ancianidad (s. V).
4. En territorio de Neustria Remense, san Teodorico, presbítero, discípu-
lo del obispo san Remigio (533).
5. En Angulema, en Aquitania, san Eparquio, presbítero, que pasó treinta
y nueve años en completa soledad entregado a la oración, y a sus discípulos
les enseñaba: «La fe no teme el hambre» (581).
6* En la Bretaña Menor, san Golveno, obispo, de quien se dice que, des-
pués de llevar vida solitaria, sucedió a san Pablo de León (s. VI).
7*. En el monasterio de Anille, en la Galia Cenomanense, san Carilefo, abad
(s. VI).
8*. En Londres, en Inglaterra, beatos Jorge Beesley y Montford Scott,
presbíteros y mártires, que, condenados a la pena capital por ser sacerdo-
tes, pasando por crueles tormentos consiguieron la palma del martirio en tiem-
po de la reina Isabel I (1591).

364
9*. En Londres también, beato Tomás Maxfield, presbítero y mártir, que,
reinando Jacobo I, fue condenado a la pena capital por haber entrado en
Inglaterra como sacerdote y murió en el patíbulo de Tyburn, que había sido
adornado con flores por los fieles, clara manifestación del gran amor que le
tenían (1616).
10*. En Londres de nuevo, san Oliverio Plunkett, obispo de Armagh y mártir,
que en tiempo del rey Carlos II, falsamente acusado de traición, fue conde-
nado a la pena capital, y ante el patíbulo, que rodeaba una multitud, después
de perdonar a sus enemigos, confesó con gran firmeza la fe católica (1681).
11*. En el mar, frente a la costa de Rochefort, en Francia, beatos Juan
Bautista Duverneuil, carmelita descalzo, y Pedro Aredio Labrouche de La-
borderie, canónigo de Clermont, presbíteros y mártires, que durante la Re-
volución Francesa, por ser sacerdotes fueron recluidos en una nave destina-
da al transporte de esclavos, dejándolos morir en ella consumidos por el
hambre y la enfermedad (1794).
12*. En La Valetta, en la isla de Malta, beato Ignacio Falzon, que, siendo
clérigo, consagró su vida a la oración y a enseñar la doctrina cristiana, po-
niendo gran interés en ayudar a los soldados y marineros para que, antes de
partir hacia la guerra, abrazasen la fe católica (1865).
13. En el pueblo de Zhuhedian, cerca de Jieshui, en la provincia de Hunan,
en China, san Zhang Huailu, mártir, el cual, perseguido por los seguidores
del movimiento Yihetuan, siendo solamente catecúmeno confesó espontánea-
mente que era cristiano y, armado con la señal de la cruz, mereció ser bau-
tizado en Cristo con su propia sangre (1900).
14. En el Rancho de las Cruces, aldea de Guadalajara, en México, santos
Justino Orona y Atilano Cruz, presbíteros y mártires, que durante la perse-
cución desencadenada en ese país, por el Reino de Cristo juntos fueron ase-
sinados (1928).
15*. Cerca de Munich, ciudad de Baviera, en Alemania, beato Juan Nepo-
muceno Chrzan, polaco, presbítero y mártir, que en tiempo de guerra murió
en el campo de concentración de Dachau por defender la fe ante sus perse-
guidores (1942).

365
Día 2 de julio
Sexto Nonas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 30 1 1 2 3 4 5 6

1. En Roma, en el cementerio de Dámaso, en el segundo miliario de la


vía Aurelia, santos Proceso y Martiniano, mártires (sec. inc.).
2. Conmemoración de los santos mártires Liberato, abad, Bonifacio, diá-
cono, Servo y Rústico, subdiáconos, Rogato y Septimio, monjes, y el niño
Máximo, quienes en Cartago, durante la persecución desencadenada por los
vándalos bajo el rey arriano Hunnerico, por confesar la verdadera fe católica
y un solo bautismo, fueron sometidos a crueles tormentos, clavados a los
maderos con los que iban a ser quemados y golpeados con remos hasta que
sus cabezas quedaron deshechas, triunfando ellos brillantemente, por lo que
merecieron ser coronados por el Señor (484).
3. En Tours, de Neustria, santa Monegunda, consagrada a Dios, que,
dejando patria y parientes, se entregó únicamente a la oración (p. 557).
6 En Winchester, en Inglaterra, san Swithun, obispo, célebre por su aus-
teridad y por su amor a los pobres. Construyó muchas iglesias, que visitaba
siempre caminando (862).
5*. En Sezze, en el Lacio, san Lídano, abad, fundador del monasterio de
este lugar, que con sus monjes saneó las tierras circundantes, liberando de
esa forma a sus habitantes de la fiebre palúdica (1118).
6*. En Villeneuve, cerca de Aviñón, en Francia, tránsito del beato Pedro
de Luxemburgo, obispo de Metz, que vivió entregado a la penitencia y a la
oración (1387).
7*. En Fabriano, del Piceno, en Italia, conmemoración de los beatos Juan
y Pedro Becchetti, presbíteros de la Orden de Ermitaños de San Agustín,
unidos más por el género de vida que por los vínculos de la sangre (c. 1420/
1421).

366
8. En Lecce, en la Apulia, san Bernardino Realino, presbítero de la Com-
pañía de Jesús, ilustre por su caridad y su benignidad, que, despreciando los
honores del mundo, se entregó al cuidado pastoral de los presos y de los
enfermos, y al ministerio de la palabra y del sacramento de la penitencia
(1616).
9*. En Lieja, en Bélgica, beata Eugenia Joubert, virgen de la Congrega-
ción de la Sagrada Familia del Sagrado Corazón, que consagró su vida a
enseñar la doctrina cristiana a las niñas y, atacada por la tisis, con amor si-
guió a Cristo paciente (1904).

Día 3 de julio
Quinto Nonas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 30 1 2 2 3 4 5 6 7

F iesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos


le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuan-
do Jesús le mostró su costado traspasado por la lanza, exclamó: «Se-
ñor mío y Dios mío». Es tradición que evangelizó los pueblos de la
India, transmitiéndoles la fe que él había recibido (s. I).
2. En Laodicea, en Siria, conmemoración de san Anatolio, obispo, que
dejó numerosos escritos dignos de admiración, no sólo para las personas
piadosas, sino incluso para los filósofos (s. III).
3, En Bizia (hoy Wiza), en Tracia, san Memnón, centurión y mártir, que
convertido a la fe en tiempos de Diocleciano y Maximiano por san Severo,
juntamente con éste fue sometido a crueles tormentos, subiendo él en primer
lugar victorioso al cielo (c. s. III).
4. En Mesia, conmemoración de los santos Marcos y Muciano, mártires,
que fueron decapitados por negarse a inmolar a los ídolos y por confesar
valientemente a Cristo (c. s. IV).

367
5. En Altino, en la región de Venecia, san Heliodoro, obispo, que tuvo
como maestro a san Valeriano de Aquileya y fue compañero de los santos
Cromacio y Jerónimo, siendo el primer obispo de dicha ciudad (s. IV/V).
6*. En Constantinopla, san Anatolio, obispo, que profesó la fe ortodoxa
sobre las dos naturalezas de Cristo contenida en el tomus que el papa san
León envió a Flaviano, y que se preocupó de que se profesase esta fe en el
concilio de Calcedonia (458).
7. En Roma, en la basílica de San Pedro, san León II, papa, conocedor
de las lenguas griega y latina, amigo de la pobreza y de los pobres, y que
aprobó el Tercer Concilio de Constantinopla (683).
8*. En Toulouse, junto al Garona, en Francia, san Raimundo Gayrard,
maestro de escuela, que, al quedar viudo, consagró su vida a hacer obras de
caridad, fundando para ello un hospital, y, pasado un tiempo, fue admitido
entre los canónigos de la basílica de San Saturnino (1118).
9*. En una nave frente a las costas de la isla de Mallorca, beato Raimundo
Llull, religioso de la Tercera Orden de San Francisco y mártir, el cual, varón
de eximia ciencia e iluminada doctrina, para propagar el Evangelio de Cristo
estableció un diálogo fraterno con los sarracenos (1316).
10. En la ciudad de Hung Yên, en Tonquín, san José Nguyen Dình Uyên,
catequista y mártir, que, en tiempo del emperador Minh Mang, fue encarce-
lado por odio a la fe cristiana, muriendo en la cárcel (1838).
10. En la ciudad de Vinh Long, en Cochinchina, san Felipe Phan Van Minh,
presbítero y mártir, decapitado, en tiempo del emperador Tu Duc, por con-
fesar a Cristo (1853).
11*. En Fuencarral, pueblo cercano a Madrid, en España, beata María Ana
Mogás Fontcuberta, virgen, fundadora de la Congregación de las Hermanas
Misioneras de la Madre del Divino Pastor, para la educación de las niñas y
para cuidar a pobres y enfermos (1886).
12. En una región pantanosa junto a Dongyangtai, pueblo cercano a
Shenxian, en la provincia china de Hebei, santos hermanos Pedro Zhao Ming-
zhen y Juan Bautista Zhao Mingxi, mártires, que en la persecución promovi-
da por los seguidores del movimiento Yihetuan, olvidándose de sí mismos,
mientras protegían a las mujeres y a los niños cristianos que huían, fueron
asesinados (1900).

368
Día 4 de julio
Quarto Nonas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 30 1 2 3 3 4 5 6 7 8

S anta Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en con


seguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad
en favor de los pobres. Muerto su esposo, el rey Dionisio, abrazó la
vida religiosa en el monasterio de monjas de la Tercera Orden de
Santa Clara de Estremoz, en Portugal, que ella misma había fundado,
y en este mismo monasterio murió, cuando se ocupaba en conseguir
la reconciliación de un hijo y un nieto suyos enfrentados (1336).
2. En África, san Jocundiano, mártir (s. inc.).
3. En Vatan, en la región de Bourges, en Aquitania, san Lauriano, mártir
(s. III/IV).
4*. En Cahors, en Aquitania, san Florencio, obispo, alabado por san Pau-
lino de Nola como hombre humilde de corazón, fuerte en la gracia y dulce
en la palabra (s. V).
5*. En Langres, en Aquitania también, san Valentín, presbítero y eremita
(c. s. V).
6*. En Blangy, en la región de la Galia Atrebatense, santa Berta, abadesa,
la cual, habiendo ingresado junto con sus hijas Gertrudis y Deotila en el
monasterio que ella misma había fundado, pasados unos años se encerró en
una celda, donde vivió en completa clausura (c. 725).
7. En Erissos, en la isla de Lesbos, tránsito de san Andrés de Creta,
obispo de Gortinia, que cantó a Dios con admirable arte mediante oracio-
nes, himnos y cánticos, y exaltó a la Madre de Dios, la Virgen inmaculada y
asunta a los cielos (740).
8. En Augsburgo, ciudad de Baviera, san Udalrico, obispo, ilustre por su
admirable abstinencia, su generosidad y sus vigilias, falleciendo nonagenario
después de haber sido obispo durante cincuenta años (973).

369
9*. En Florencia, ciudad de la Toscana, beato Juan de Vespignano (s. XIII/
XIV).
10*. En Dorchester, en Inglaterra, beatos mártires Juan, presbítero, apelli-
dado Cornelio y admitido en la Compañia de Jesús hacía poco tiempo, y los
seglares que con él colaboraban, Tomás Borgrave, Juan Carey y Patricio
Salmon, todos los cuales, en tiempo de la reina Isabel I, glorificaron juntos a
Cristo con el martirio (1594).
11*. En York, también en Inglaterra, beatos mártires Guillermo Andleby,
presbítero, y Enrique Abbot, Tomás Warcop y Eduardo Fulthorp, seglares,
que durante la misma persecución fueron condenados a la pena capital por
su fidelidad a la Iglesia y, pasando por crueles suplicios, volaron al Cielo,
donde recibieron el premio eterno (1597).
12. En la región de los hurones, en Canadá, san Antonio Daniel, presbíte-
ro de la Compañía de Jesús y mártir, que después de haber celebrado la misa
y estando a la puerta de la iglesia protegiendo a sus neófitos ante el ataque
de unos paganos, fue herido con flechas y después quemado. Su memoria y
la de sus compañeros mártires se celebra el diecinueve de octubre (1648).
13*. En Mauriac, en Francia, beata Catalina Jarrige, virgen, de la Tercera
Orden de Santo Domingo, célebre por su entrega a los pobres y a los enfer-
mos, y que defendió durante la Revolución Francesa a los sacerdotes perse-
guidos, ayudándoles y visitándoles en la cárcel (1836).
14. En la ciudad de Wan-sha-wa, en la provincia de Hunam, en China, san
Cesidio Giacomantonio, presbítero de la Orden de los Menores y mártir, que
en la persecución llevada a cabo por los seguidores del movimientoYihetuan,
cuando intentaba proteger de las turbas el Santísimo Sacramento, fue ape-
dreado y, envuelto con un lienzo empapado en petróleo, quemado vivo
(1900).
15*. En Turín, ciudad de Italia, beato Pedro Jorge Frassati, joven militante
en varias asociaciones de seglares católicos y gran deportista, que se entre-
gó alegremente y con todas sus fuerzas a las obras de caridad en favor de
pobres y enfermos, hasta que, atacado por una parálisis fulminante, descan-
só en el Señor (1925).
16*. En el campo de exterminio de Oswiecim o Auschwitz, cerca de Cra-
covia, en Polonia, beato José Kowalski, mártir, que, en tiempo de guerra,

370
fue encarcelado por Cristo y, después de terribles tormentos, consumó el
martirio en la cárcel (1942).

Día 5 de julio
Tértio Nonas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 30 1 2 3 4 4 5 6 7 8 9

S an Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congre-


gación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para
la reforma de las costumbres de los fieles cristianos, y que voló al
encuentro del Salvador en Cremona, ciudad de la Lombardía (1539).
2. En Reggio, de Calabria, san Esteban de Nicea, obispo y mártir (s. I).
3. En Cirene, en Libia, santa Ciprila, mártir, la cual, según cuenta la tradi-
ción, durante la persecución bajo Diocleciano retuvo en sus manos durante
mucho tiempo carbones ardiendo junto con el incienso, para que no parecie-
se, si los tiraba, que ofrecía culto a los dioses, y despedazados luego cruel-
mente sus miembros, su alma, decorada con su sangre, voló al encuentro del
Esposo (s. IV).
4. Conmemoración de san Atanasio de Jerusalén, diácono de la iglesia de la
Santa Resurrección y mártir, que fue atrozmente atormentado por el monje
hereje Teodosio por reprobarle su impiedad y por haber defendido el Con-
cilio de Calcedonia contra quienes lo impugnaban (451/452).
5. Conmemoración de san Domicio, de sobrenombre “Médico”, eremita
en el monte Quros, de Armenia (s. V).
6*. En el monte Admirable, en Siria, santa Marta, madre de san Simeón
Estilita el Joven (551).
7*. En el monte Athos, san Atanasio, hegúmeno, humilde y pacífico, que
estableció la vida cenobítica en la Gran Laura (c. 1004).

371
8*. En el monasterio de Santa María de Terreto, cerca de Reggio Cala-
bria, santo Tomás, abad (1000).
9*. En Wexford, en Irlanda, beatos Mateo Lambert, Roberto Meyler,
Eduardo Cheevers y Partricio Cavanagh, mártires, panadero el primero y
marineros los demás, que, en tiempo de la reina Isabel I, por su fidelidad a
la Iglesia Romana y por ayudar a los católicos perseguidos fueron ahorcados
y descuartizados (1581).
10*. En Oxford, ciudad de Inglaterra, beatos Jorge Nichols y Ricardo Yaxley,
presbíteros, Tomás Belson, que se preparaba para el sacerdocio, y Hunfre-
do Pritchard, todos los cuales, siendo reina la misma Isabel I, por haber
entrado unos en Inglaterra como sacerdotes, y otros, por colaborar con ellos,
fueron condenados a muerte y sufrieron el suplicio en el patíbulo (1589).
11. Cerca de Huangeryin, en la región de Ningjinxian, en la provincia chi-
na de Hebei, santas Teresa Chen Jinxie y Rosa Chen Aixie, hermanas, vírge-
nes y mártires, que en la persecución desencadenada por el movimiento de
los Yihetuan, para salvaguardar el honor de su virginidad y su fe cristiana hi-
cieron frente valientemente a las atrocidades de sus perseguidores, muriendo
alanceadas por sus verdugos (1900).

Día 6 de julio
Prídie Nonas iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
30 1 2 3 4 5 5 6 7 8 9 10

S anta María Goretti, virgen y mártir, que en una época infantil


dura, donde se vio en la necesidad de ayudar a su madre en las
labores de la casa, distinguiéndose ya por su piedad, cuando no con-
taba más que doce años murió en defensa de su castidad a causa de
las heridas que le produjo con un punzón un joven que intentaba vio-
larla cuando estaba sola en su casa, cercana a la localidad de Nettu-
no, en el Lacio, de Italia (1902).

372
2*. En Nicomedia, de Bitinia, santa Ciriaca, virgen, mártir en tiempo del
emperador Diocleciano, que es venerada en la ciudad de Tropea, en Cala-
bria (s. IV).
3. En Fiésole, en la Toscana, san Rómulo, diácono, a quien esta ciudad
celebra como su primer mártir (s. inc.).
4*. En Egipto, san Sísoes, de sobrenombre “Magno”, ermitaño, muy céle-
bre por la perfección con que practicó la vida monástica (c. 429).
5*. En Escocia, conmemoración de san Paladio, obispo, el cual, enviado
desde la ciudad de Roma a Irlanda, murió en ese país cuando san Germán
de Auxerre luchaba en Inglaterra contra la herejía de Pelagio (432).
6*. En la región de Armagh, en Irlanda, santa Monena, abadesa del mo-
nasterio de Killeevy, que ella misma había fundado (517).
7*. En la región de Condat, en el Jura, de Burgundia, san Justo, monje (s.
VI).
8. En la orilla del Rin, san Goar, presbítero, quien, oriundo de Aquitania,
con la aprobación del obispo de Tréveris construyó un hospital y un orato-
rio, para recibir a los peregrinos y procurar la salvación de sus almas (s. VI).
9. En Londres, en Inglaterra, martirio de santo Tomás Moro, que es con-
memorado, junto con san Juan Fisher, el veintidós de junio (1535).
10*. En Londres también, beato Tomás Alfield, presbítero y mártir, que al
ser torturado abjuró de la fe católica y, pese a ello, fue expulsado de Ingla-
terra, pero después, arrepentido, volvió a ese país y, reinando Isabel I, fue
ahorcado en el patíbulo de Tyburn por haber divulgado una Apología en favor
de los católicos (1585).
11*. Frente a la costa de Rochefort, en Francia, beato Agustín José (Elías)
Desgardin, monje cisterciense y mártir, el cual, durante la Revolución Fran-
cesa, por odio a la religión fue sacado de su monasterio de Sept-Fonts y
encerrado en una vieja nave, en la que se entregó al cuidado de sus compa-
ñeros enfermos, muriendo al enfermar también él (1794).
12*. En Orange, también en Francia, beata Susana Águeda (María Rosa)
de Loye, virgen de la Orden de San Benito y mártir, que recluida en una cárcel,
durante la Revolución Francesa, junto con otras treinta y dos monjas de dis-
tintas órdenes y comunidades religiosas, perseveró fiel a su vocación monás-

373
tica, siendo condenada ella la primera a muerte por odio al nombre cristiano,
y subiendo impávida al patíbulo (1794).
13. En Shuangzhong, cerca de Jixian, en la provincia de Hebei, en China,
san Pedro Wang Zuolong, mártir, que en la persecución llevada a cabo por
los seguidores del movimiento Yihetuan, fue ahorcado por negarse a dar cul-
to a los ídolos y a abjurar de la fe cristiana (1900).
14*. En Roma, beata María Teresa Ledochowska, virgen, que se entregó
totalmente al cuidado de los africanos oprimidos y fundó el Instituto de San
Pedro Claver (1922).
15*. En Buenos Aires, en Argentina, beata Nazaria de Santa Teresa March
Mesa, virgen, nacida en España y emigrante con su familia a México, la cual,
llena de celo misionero, consagró su vida a la evangelización de los pobres y
necesitados en varias naciones de América latina y fundó el Instituto de las
Misioneras Cruzadas de la Iglesia (1943).

Día 7 de julio
Nonis iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 6 7 8 9 10 11

1. Conmemoración de san Panteno de Alejandría, varón apostólico, enri-


quecido con toda clase de sabiduría, conocedor en alto grado de la Palabra
de Dios y amante apasionado de la misma, del cual cuenta la tradición que
su fe y ardiente caridad le impulsaron a ir al más lejano oriente a predicar el
Evangelio a los gentiles, retornando al final de su vida a Alejandría, donde
descansó en paz, en tiempo del emperador Antonino Caracalla (s. III).
2. En Ebreuil, en la región de Meaux, en Aquitania, santa Edilburga, aba-
desa del monasterio de Faremoutiers, que, siendo hija del rey de los anglos
orientales, dio gloria a Dios con su gran abstinencia y su perpetua virginidad
(695).

374
3. En Winchester, en Inglaterra, san Edda, obispo de los sajones occidenta-
les, varón preclaro por su sabiduría, que trasladó el cuerpo de san Birino desde
Dorchester a esta ciudad, en la que fijó su sede episcopal (706).
4. En Dryopolis (hoy Eichstätt), en Franconia, san Willibaldo, obispo, el
cual, habiendo abrazado la vida monástica, recorrió como peregrino muchos
santuarios y lugares santos con el fin de establecer en ellos la vida monásti-
ca, hasta que san Bonifacio le ordenó obispo de esta sede e hizo de él un
valioso colaborador suyo en la evangelización de Germania, convirtiendo a
Cristo muchos pueblos (787).
5*. En Tallaght, en Irlanda, san Mel Ruain, obispo y abad, que trabajó
incansablemente en renovar la sagrada liturgia, el culto de los santos y la vida
monástica (789).
6. En Urgel, en el condado de Cataluña, del Reino de Aragón, san Odón,
que, elegido obispo por aclamación del pueblo cuando era aún seglar, una
vez confirmado defendió a los más humildes y fue bondadoso para con to-
dos (1122).
7*. En Perugia, de la Umbría, tránsito del papa beato Benedicto XI, do-
minico, quien, benigno y bondadoso, conciliador y amante de la concordia,
promovió durante su breve pontificado la paz en la Iglesia, restauró la disci-
plina y fomentó la vida cristiana (1304).
8*. En Fossano, en el Piamonte, beato Oddino Barotti, presbítero, párro-
co pobre y de conducta austera, que consumió su vida entregándose día y
noche al cuidado de enfermos y moribundos durante una peste contagiosa
(1400).
9*. En Winchester, en Inglaterra, beatos Rogelio Dickinson, presbítero, y
Raúl Milner, labrador y padre de familia, pobre e iletrado, pero firme en la
fe, los cuales, reinando Isabel I, fueron encarcelados y cruelmente atormen-
tados, muriendo en el patíbulo. Con ellos se conmemora al beato Lorenzo
Humphrey, que había abrazado la fe católica en su juventud y que murió
ahorcado en fecha incierta (1591).
10*. En el mar, ante Rochefort, en Francia, beato Juan José Juge de Saint-
Martin, presbítero y mártir, que, siendo canónigo de Limoges, fue detenido
durante la Revolución Francesa por ser sacerdote y, encerrado en condicio-

375
nes inhumanas en un nave, pasó de este mundo al Señor consumido por la
enfermedad (1794).
11*. En Orange, también en Francia, beata Ifigenia de San Mateo (Francis-
ca María Susana) de Gaillard de la Valdène, virgen, monja benedictina, már-
tir durante la Revolución Francesa (1794).
12. Cerca de la ciudad de Heu-Chow-Fou, en la provincia de Hunan, en
China, santos Antonino Fantosati, obispo, y José María Gambaro, presbíte-
ro de la Orden de los Menores, que durante la persecución promovida por
el movimiento de los Yihetuan, al acercarse a la costa para prestar ayuda a
los fieles cristianos, fueron lapidados (1900).
13. En la ciudad de Ye-Tchoang-Teu, en la provincia de Hebei, en China
también, san Marcos Ji Tianxiang, mártir, quien, a pesar de tener prohibido
durante cuarenta años acercarse al banquete eucarístico porque le era impo-
sible dejar el uso del opio, pese a ello no cesó de seguir pidiendo una muerte
santa y, habiendo sido citado a juicio, profesó con firmeza su fe en Cristo y
fue admitido al banquete eterno (1900).
14. En el pueblo de Hujiacun, en Shenxian, también en la provincia china
de Hebei, santa María Guo Lizhi, mártir, que durante la misma persecución,
cual otra madre de los Macabeos, dio ánimos a los siete miembros de su
familia que le acompañaban en el lugar del suplicio, pidiendo que fuese ella
la última en ser ejecutada, y así, habiéndolos visto partir previamente a todos
al cielo, les siguió finalmente (1900).
15*. En el pueblo de Rakunai, en Nueva Bretaña, isla de Melanesia, beato
Pedro To Rot, mártir, padre de familia y catequista, que durante la guerra fue
apresado por haber seguido ejerciendo su oficio de catequista y sufrió el marti-
rio bajo los efectos de una inyección de veneno letal (1945).
16*. En la ciudad de León, en Nicaragua, beata María Romero Meneses,
virgen del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, que en las diversas obras
sociales para la formación de las jóvenes, en especial las pobres y abando-
nadas, trabajó con eficacia, difundiendo la devoción a la Eucaristía y a la
Santísima Virgen (1977)

376
Día 8 de julio
Octávo Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 7 8 9 10 11 12

1. Conmemoración de los santos esposos Áquila y Prisca o Priscila, co-


laboradores del apóstol Pablo, a quien acogían en su casa y por el que ex-
pusieron sus cabezas (s. I).
2. En Heraclea, de Tracia, santa Gliceria, mártir (s. inc.).
3. En Cesarea de Palestina, san Procopio, mártir, que en tiempo del em-
perador Diocleciano fue conducido desde la ciudad de Scytópolis a Cesa-
rea, donde, por manifestar audazmente su fe, fue inmediatamente decapitado
por el juez Fabiano (c. 303).
4. En Taormina, en Sicilia, san Pancracio, mártir, que al parecer fue el
primer obispo de esta Iglesia (s. inc.).
5. En Toul, en la Galia Bélgica, san Auspicio, obispo (s. V).
6*. En Renania, san Disibodo, ermitaño, que, habiendo reunido algunos
compañeros, fundó un monasterio junto al río Nahe (s. VII).
7*. En el monasterio de Bilsen, en Brabante, santa Landrada, abadesa
(690).
8. En Herbipoli (hoy Würzburg), ciudad de Austrasia, san Quiliano, obis-
po y mártir, natural de Irlanda, desde donde viajó a esta región para predi-
car el Evangelio, y en la que, por velar diligentemente para que se observase
en ella la vida cristiana, fue martirizado (s. VII ex.).
9. En Constantinopla, muerte de los santos monjes abrahamitas, que, en
tiempo del emperador Teófilo, sufrieron el martirio por defender el culto de
la sagradas imágenes (s. IX).
10*. En Spilamberto, de la Emilia, tránsito del papa san Adriano III, que
trabajó incansablemente para que la Iglesia de Constantinopla se reconcilia-
se con la Iglesia de Roma, pero atacado de una grave enfermedad, murió
santísimamente cuando estaba de camino hacia las Galias (885).

377
11*. En Tívoli, en el Lacio, tránsito del beato Eugenio III, papa, discípulo
amado de san Bernardo, que, siendo abad del monasterio de los Santos Vi-
cente y Anastasio «ad Acquas Salvias», fue elegido Papa, defendiendo con
gran tesón al pueblo cristiano de Roma de las insidias de quienes no le eran
fieles y preocupándose por mejorar la disciplina eclesiástica (1153).
12*. En Shimabara, en Japón, beato Mancio Araki, mártir, que, por haber
hospedado en su casa al beato Francisco Pacheco, presbítero, fue encarce-
lado, muriendo en la cárcel consumido por la tisis (1626).
13. En la ciudad de Young Nien, en Hebei, provincia de China, san Juan
Wu Wenyin, mártir, que, siendo catequista, por negarse a renunciar a la fe
cristiana y abrazar el paganismo, fue decapitado durante la persecución des-
encadenada por los seguidores del movimiento Yihetuan (1900).

Día 9 de julio
Séptimo Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 8 9 10 11 12 13

S antos Agustín Zhao Rong, presbítero, Pedro Sans i Jordá, obis


po, y compañeros17, mártires, que en distintos lugares de China y
en distintos tiempos fueron testigos del Evangelio de Cristo con sus
palabras y con sus obras, y, por haber predicado y confesado la fe,
sufrieron persecución, mereciendo por ello pasar al banquete eterno
de la gloria (ss. XVII/XVIII).

17
Son sus nombres: santos obispos Luis Versiglia, Antonio Fantosati, Francisco
Fogolla, Gabriel Taurino Dufresse y Gregorio Grassi; los presbíteros Cesidio Giacoman-
tonio, Elía Facchini, Juan de Triora (Francisco María) Lantrua, José María Gambaro,
Teodorico Balat, de la Orden de Hermanos Menores; Francisco Díaz del Rincón, Fran-
cisco Fernández de Capillas, Francisco Serrano, Joaquín Royo, Juan Alcober, de la
Orden de Predicadores; León Ignacio Mangín, Modesto Andlauer, Pablo Denn, Remi-
gio Isoré, de la Compañía de Jesús; Alberico Crescitelli, del Instituto Pontificio de
Misiones Extranjeras; Augusto Chapdelaine y Juan Pedro Néel, de la Sociedad de

378
2*. En Reggio, de la Emilia, beata Juana Scopelli, virgen, de la Orden
Carmelitana, que, con los donativos recibidos de sus conciudadanos, fundó
un monasterio y con su oración consiguió proporcionar pan a sus hermanas
en el refectorio (1491).
3*. En Londres, en Inglaterra, beato Adriano Fortescue, mártir, padre de
familia y caballero, que, habiendo sido acusado calumniosamente de traición,
fue encarcelado dos veces y finalmente decapitado, siendo rey Enrique VIII
(1539).
4. En Brielle, a orillas del río Mosa, en Holanda, pasión de los santos
mártires Nicolás Pieck, presbítero, y de sus diez compañeros religiosos de la
Orden de los Hermanos Menores y ocho del clero diocesano o regular18,

Misiones Extranjeras de París; Calisto Calavario, salesiano; Francisco Regis Clet, de la


Congregación de la Misión; Pablo Liu Hanzuo y Tadeo Liu Ruiting; también María Paz
(María Ana) Giulani, María de Santa Natalia (Juana María) Kerguin, María de San Jus-
to (Ana Francisca) Moreau, María Adolfina (Ana Catalina) Dierk, María Amandina
(Paulina) Jeuris, María Clara (Clelia) Nanetti, María Emellina de Jesús (Irma) Grivot,
vírgenes del Instituto de Franciscanas Misioneras de María; José Zhang Wenlan y
Pablo Chen Chagpin, seminaristas; Juan Wang Rui, Juan Zhang Huan, Juan Zhang
Jingguang, Patricio Donng Bodi, Felipe Zhang Zhihe, Andrés Bauer, Francisco Zhang
Rong, Matías Feng De, Pedro Wu Anpeng, Pedro Zahang Banniu, Simón Chen Ximan,
Tomás Shen Jihe, religiosos; Jerónimo Lu Tingmei, Joaquín He Kaizhi, Juan Chen Xian-
heng, Juan Zhang Tianshen, José Zhang Dapeng, Lorenzo Wang Bing, Lucía Yi Zhen-
mei, Martín Wu Xuesheng, Pedro Liu Wenyuan, Pedro Wu Guosheng, catequistas; y
Águeda Lin Zhao, Inés Cao Kuiying, Andrea Wang Tianquing, Ana An Jiaozhi, Ana
An Xinzhi, Ana Wang, Bárbara Cui Lianzhi, Isabel Qin Bianzhi, Santiago Yan Guodong,
Santiago Zhao Quanxin, Juan Bautista Lou Tingyin , Juan Bautista Wu Mantang, Juan
Bautista Zhao Mingxi, Juan Bautista Zhou Wurui, Juan Wang Guixin, Juan Wu Weni-
yin, José Ma Taishun, José Wang Guiji, José Wang Yumei, José Yuan Gengyin, José
Yuan Zaide, Lang Yangzhi, Lorenzo Bai Xiaoman, Lucía Wang Cheng, Lucía Wang
Wangzhi, Magdalena Du Fengju, Marcos Ji Tianxiang, María An Guozhi, María An
Lihua, María Du Tianshi, María Du Zhaozhi, María Fan Kun, María Fu Guilin, María
Guo Lizhi, María Qi Yu, María Wang Lizhi, María Zhao Guozhi, María Zhao, María
Zheng Xu, María Zhou Wuzhi, Marta Wang Louzhi, Pablo Ke Tingzhu, Pablo Lang Fu,
Pablo Liu Jinde, Pablo Wu Juan, Pablo Wu Wanshu, Pedro Li Quanhui, Pedro Liu Ziyu,
Pedro Wang Erman, Pedro Wang Zuolong, Pedro Zhao Mingzhen, Pedro Zhou Rixin,
Ramón Li Quanzhen, Rosa Chen Aixie, Rosa Fan Hui, Rosa Zhao, Simón Qin Chunfu,
Teresa Chen Jinxie, Teresa Zhang Hezhi, Xi Guizi y Zhang Huailu, seglares.
18
Cuyos nombres son: santos Jerónimo de Weert, Teodorico van der Eem, Nicasio
de Heeze, Willechadus de Dania, Godefrido Coart de Melveren, Antonio d´Hoornaert,
Antonio de Weert y Francisco de Roye, presbíteros de la Orden de los Hermanos

379
todos los cuales, por defender la presencia real de Cristo en la Eucaristía y
la autoridad de la Iglesia Romana, fueron sometidos por los calvinistas a toda
clase de escarnios y tormentos, terminando ahorcados finalmente su comba-
te (1572).
5. En Città del Castello, de la Umbría, santa Verónica Giuliani, abadesa
de la Orden de las Clarisas Capuchinas, quien, dotada de singulares caris-
mas, participó corporal y espiritualmente de la pasión de Cristo, siendo por
ello encerrada y vigilada durante cincuenta días, dando siempre pruebas de
admirable paciencia y obediencia (1685).
6*. En Orange, ciudad de la Provenza, en Francia, beatas Melania y Ma-
ría Ana Magdalena de Guilhermier y María Ana Margarita de los Ángeles de
Rocher, vírgenes de la Orden de Santa Úrsula, mártires durante la Revolu-
ción Francesa (1794).
7. En la ciudad de Kouy-Yang, en la provincia de Guizhou, en China, san
Joaquín He Kaizhi, catequista y mártir, estrangulado por mantener su fe en
Cristo (1839).
8. En la ciudad de Tai-Juan-Fou, en la provincia de Shanxi, también en
China, pasión de los santos mártires Gregorio Grassi y Francisco Fogolla,
obispos de la Orden de los Hermanos Menores, y de otros veinticuatro com-
pañeros19, que durante la persecución llevada a cabo por el movimiento de
los Yihetuan fueron asesinados en odio al nombre cristiano (1900).

Menores, y Pedro van der Slagmolen d´Assche y Cornelio de Wijk-bij-Duurstede, re-


ligiosos de la misma Orden; Juan Lenaerts, canónigo regular de San Agustín; Juan
Coloniense, presbítero de la Orden de Predicadores; Adriano d´Hilvarenbeek, Santia-
go Lacops, presbítero de la Orden Premostratense; Leonardo Vechel, Nicolás Poppel,
Godefrido van Duynen, Andrés Wouters, presbíteros.
19
Cuyos nombres son: santos Elías Facchini, Teodorico Balat, presbíteros, y An-
drés Bauer, religioso, de la Orden de los Hermanos Menores; María Ermellina de Jesús
(Irma) Grivot, María Paz (María Ana) Giuliani, María Clara (Clelia) Nanetti, María de
Santa Natalia (Juana María) Kerguin, María de San Justo (Ana Francisca) Moreau,
María Adolfina (Ana Catalina) Dierk, María Amandina (Paulina) Jeuris, Religiosas del
Instituto de las Franciscanas Misioneras de María; y también Juan Zhang Huan, Patri-
cio Dong Bodi, Felipe Zhang Zhihe, Juan Zhang Jingguang, Juan Wang Rui, Tomás
Shen Jihe, Simón Chen Ximan, Pedro Wu Anpeng, Francisco Zhang Rong, Matías Feng
De, Santiago Yan Guodong, Pedro Zhang Banniu, Santiago Zhao Quanxin y Pedro Wang
Erman.

380
9*. En Paulópolis, ciudad de Brasil, beata Paulina del Corazón de Jesús
Agonizante (Amábilis) Wisenteiner, virgen, la cual, habiendo venido de Italia
al Brasil siendo aún niña, abrazada la vida religiosa fundó la Congregación
de Hermanitas de la Inmaculada Concepción, para atender a enfermos y
pobres, a los que, pasando muchos trabajos y penalidades, sirvió con gran
humildad y en asidua oración (1942).
10*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Fidel Chijnacki, religioso de la Orden de los Herma-
nos Menores Capuchinos, mártir, el cual, expatriado de Polonia en tiempo de
guerra, fue internado en dicho campo por haber confesado a Cristo, siendo
martirizado con terribles tormentos, por lo que mereció la gloria eterna (1942).
11*. En Roma, beata María de Jesús Crucificado Petkovic, virgen, que ha-
biendo nacido en Blato, en la isla de Korcula, en Croacia, se dedicó a la
oración y a las obras de misericordia, y para servir especialmente a los po-
bres, enfermos y abandonados, fundó la Congregación de las Hijas de la
Misericordia, que agregó a la Tercera Orden de San Francisco (1966).

Día 10 de julio
Sexto Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 9 10 11 12 13 14

1. En Roma, santos mártires Félix y Felipe, enterrados en el cementerio


de Priscila; Vital, Marcial y Alejandro, en el de los Jordanos; Silano, en el
de Máximo; y Jenaro, en el de Pretextato, a todos los cuales recuerda hoy
con alegría la Iglesia Romana, que se siente honrada con tantos triunfos y
protegida por la intercesión de tantos y tan ejemplares santos (s. inc.).
2. En la vía Cornelia, a nueve miliarios de la ciudad de Roma, santas Rufina
y Segunda, mártires (s. inc.).
3. En Sabina, santas Anatolia y Victoria, mártires (s. inc.).
4. En África, santos Jenaro y Marino, mártires (s. inc.).

381
5. En Iconio, de Licaonia, san Apolonio de Sardes, mártir, del que se dice
que sufrió el martirio crucificado (s. inc.).
6. En Nicópolis, de Armenia, santos mártires Leoncio, Mauricio, Daniel,
Antonio, Aniceto, Sisinio y otros, que, siendo emperador Licinio y prefecto
Lisias, fueron martirizados de diversos modos (s. IV).
7. En Pisidia, santos Bianor y Silvano, mártires (s. IV).
8*. En Nantes, en la Bretaña Menor, san Pascario, obispo, que acogió a
san Hermelando y a doce monjes pedidos a la comunidad de Fontenelle, con
quienes fundó un monasterio en la isla de Antros (s. VII).
9. En Tamise, en Flandes, santa Amalberga, a quien san Wilibrordo im-
puso el velo de las vírgenes consagradas (s. VIII).
10*. En Perugia, de la Umbría, san Pedro Vincioli, presbítero y abad, que
reedificó una antigua iglesia dedicada a san Pedro que amenazaba ruina, y a
ella unió un monasterio en el que, venciendo gran oposición y con gran pa-
ciencia, introdujo los usos y costumbres cluniacenses (1007).
11. En Odense, ciudad de Dinamarca, san Canuto, mártir, rey de ardiente
celo, que dio gran esplendor al culto en su reino, promovió el estado clerical
y asentó sólidamente las iglesias de Lund y Odense, siendo finalmente asesi-
nado por unos sediciosos (1086).
12*. En Orange, ciudad de la Provenza, en Francia, beatas María Gertrudis
de Santa Sofía de Ripert d´Alauzin e Inés de Jesús (Silvia) de Romillon, vír-
genes de la Orden de Santa Úrsula, mártires durante la Revolución Francesa
(1794).
13. En la ciudad de Dong Hoi, en Annam, santos Antonio Nguyen Huu
(Nam) Quynh y Pedro Nguyen Khac Tu, mártires y catequistas, que en tiempo
del emperador Minh Mang fueron estrangulados por ser cristianos (1840).
14*. En Damasco, en Siria, muerte de los mártires beatos Manuel Ruiz,
presbítero, y compañeros20, de los cuales siete eran de la Orden de los Her-

20
Cuyos nombres son: beatos Carmelo Volta, Pedro Soler, Nicolás Alberga, Engel-
berto Kolland, Ascanio Nicanor, presbíteros; Francisco Pinazo y Juan Santiago Fer-
nández, religiosos de la Orden de los Hermanos Menores; Francisco, Moocio y Rafael
Massabki, hermanos carnales.

382
manos Menores y los otros tres, que eran hermanos carnales, pertenecían a
la Iglesia maronita. Entregados fraudulentamente por un traidor, sufrieron toda
clase de vejaciones a causa de su fe, consiguiendo la palma del martirio con
una muerte gloriosa (1860).

Día 11 de julio
Quinto Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 10 11 12 13 14 15

F iesta de san Benito, abad, Patrono principal de Europa, que ha-


biendo nacido en Nursia, fue educado en Roma y abrazó luego la
vida eremítica en la región de Subiaco, viéndose pronto rodeado de
muchos discípulos. Pasado un tiempo, se trasladó a Casino, donde
fundó un célebre monasterio y compuso una Regla que se propagó
de tal modo por todas partes, que ha merecido ser llamado “Patriar-
ca de los monjes de Occidente”. Murió, según la tradición, el vein-
tiuno de marzo (547).
2. En Roma, conmemoración de san Pío I, papa, hermano de Hermas,
autor éste de una obra cuyo título es El Pastor, denominación que bien
mereció el santo Pontífice, pues durante quince años fue de verdad un buen
pastor que guardó la Iglesia (155).
3. En Iconio, de Licaonia, san Marciano, mártir, que bajo el prefecto
Perenio alcanzó la palma del martirio, pasando por muchos tormentos (s. III/
IV).
4. En Cesarea de Mauritania, santa Marciana, virgen, la cual, condenada
a las fieras, alcanzó la palma del martirio (c. 303).
5*. En Burdeos, ciudad de Aquitania, san Leoncio, obispo, honor del pueblo
y de la ciudad, que dignificó templos, restauró baptisterios y se distinguió por
su generosidad hacia los pobres (c. 570).

383
6*. En el estuario de Deer, en Escocia, san Drostán, abad, que después de
haber gobernado varios monasterios abrazó la vida erémitica (s. VI ex.).
7*. En Disentis, en la Recia Superior (hoy Suiza), santos Plácido, mártir, y
Sigisberto, abad, este último compañero de san Columbano y fundador del
monasterio de San Martín, en Disentis, donde fue el primero que coronó su
vida monástica con el martirio (s. VII).
8*. En el monasterio de Moyenmoutier, en los Vosgos, san Hidulfo, que
siendo corepíscopo de Tréveris, se retiró a la soledad, y habiendo acudido a
él muchos discípulos, con ellos fundó un monasterio del que fue superior
(707).
9. En Córdoba, ciudad de la provincia hispánica de Andalucía, san Abun-
dio, presbítero, que durante la persecución llevada a cabo por los musulma-
nes, preguntado por el juez confesó intrépidamente la fe, lo que provocó la
ira de éste, que sin más le dio muerte y después expuso su cuerpo para que
fuera pasto de perros y de bestias salvajes (854).
10. En Kiev, ciudad de Rusia (ahora en Ucrania), santa Olga, abuela de
san Vladimiro, la primera de la dinastía de los Ruriks que recibió el bautis-
mo, en el que se le impuso el nombre de Helena, dejando su conversión abierto
el camino para que el pueblo ruso abrazase el cristianismo (969).
11*. En el monasterio de Grandselve, en la región de Toulouse, en Francia,
beato Bertrando, abad, que para restablecer la disciplina regular unió su
monasterio a la Orden Cisterciense (1149).
12*. En Viborg, en Dinamarca, san Quetilo, canónigo regular, que puso gran
interés en el funcionamiento de la escuela capitular, siendo modelo para to-
dos (c. 1151).
13*. En Lincoln, en Inglaterra, conmemoración de los beatos Tomás Bens-
tead y Tomás Sprott, presbíteros y mártires, condenados a muerte en tiempo
de la reina Isabel I por ser sacerdotes, aunque no se sabe con certeza en
qué día de este mes fueron martirizados (1600).
14*. En Orange, ciudad de la Provenza, en Francia, beatas Rosalía Clotilde
de Santa Pelagia Bès, María Isabel de San Teoctisto Pélissier, María Clara
de San Martín Blanc y María Margarita de Santa Sofía de Barbegie

384
d´Albarède, vírgenes, mártires por su fe en Cristo durante la Revolución Fran-
cesa (1794).
15. En Liugongyin, pueblo cercano a Anping, en la provincia de Hebei, en
China, santas Ana An Xinzhi, María An Gouzhi, Ana An Jiaozhi y María An
Lihua, vírgenes y mártires, que al no conseguir de ellas que abandonasen el
cristianismo, fueron decapitadas durante la persecución desencadenada por
el movimiento de los Yihetuan (1900).

Día 12 de julio
Quarto Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 11 12 13 14 15 16

1. En Ancira, de Galacia, santos Proclo e Hilarión, mártires en tiempo del


emperador Trajano y del prefecto Máximo (s. II).
2. En Aquileia, en los confines de Venecia, santos Fortunato y Hermágo-
ras, mártires (s. III).
3. En Milán, ciudad de la Liguria, santos Nabor y Félix, mártires, que,
siendo soldados oriundos de Mauritania, se dice que sufrieron el martirio en
Laus Pompeia (hoy Lodi) y fueron sepultados en Milán (c. 304).
4. En Fano, en la región del Piceno, en Italia, san Paterniano, obispo (s.
IV).
5. En Lyon, ciudad de la Galia, san Vivenciolo, obispo, que fue promovi-
do al episcopado cuando enseñaba en la escuela monástica de San Eugen-
dio, y animó a clérigos y laicos a estar presentes en el Concilio de Pau, para
que el pueblo conociese mejor lo que los pontífices establecían (c. 523).
6. En el monasterio de Passignano, en la Toscana, san Juan Gualberto,
abad, que después de perdonar por el amor de Cristo al asesino de un her-
mano suyo, vistió el hábito monástico, y más tarde, deseando practicar una
vida de mayor austeridad, puso los cimientos de una nueva familia monástica
en Valumbrosa (1073).

385
7*. En el monasterio de Cava, en la Campania, san León I, abad, que
proveyó a los pobres con el trabajo de sus manos y les protegió ante los
príncipes (1079).
8*. En Londres, en Inglaterra, beato David Gunston, mártir, caballero de
la Orden de San Juan de Jerusalén, que por oponerse en lo espiritual al ré-
gimen del rey Enrique VIII, fue ahorcado en el patíbulo de Sout-hwark (1581).
9. En Londres también, san Juan Jones, presbítero de la Orden de los
Hermanos Menores, mártir, el cual, oriundo de Gales, abrazó la vida religio-
sa en Francia, y por haber entrado en Inglaterra como sacerdote, siendo reina
Isabel I, fue condenado a pena capital, consumando el martirio en la horca
(1598).
10*. En Nagasaki, ciudad del Japón, beatos Matías Araki y siete compañe-
ros21, que sufrieron el martirio por su fe en Cristo (1626).
11*. En la población de Orange, en la región de la Provenza, en Francia,
beatas Rosa de San Javier (Magdalena Teresa) Tallien, Marta del Buen Án-
gel (María) Cluse, María de San Enrique (Margarita Eleonor) de Justamond
y Juana María de San Bernardo de Romillon, vírgenes y mártires, que alcan-
zaron la palma del martirio durante la Revolución Francesa (1794).
12. En la ciudad de Nan Dinh, en Tonquín, san Clemente Ignacio Delgado
Cebrián, obispo y mártir, que después de pasar cincuenta años predicando
el Evangelio, fue encarcelado por orden del emperador Minh Mang a causa
de su fe en Cristo y murió en la cárcel, donde tuvo que sufrir mucho (1838).
13. En la provincia de Ninh Binh, en Tonquín también, santa Inés Lê Thi
Thành (Dê), mártir, madre de familia, que en tiempo del emperador Thiêu Tri
fue cruelmente atormentada a causa de haber ocultado en su casa a un sa-
cerdote, muriendo en la cárcel por negarse a abjurar de su fe (1841).
14. En la provincia de Nghê An, en Annam, san Pedro Khanh, presbítero
y mártir, que al ser reconocido como cristiano cuando se hallaba en su mesa
de recaudador, pasó seis meses preso en la cárcel, y al negarse a abjurar de
la fe, fue degollado por orden del emperador Thiêu Tri (1842).

21
Cuyos nombres son: beatos Pedro Arakiyori Chobioye y Susana, esposos; Juan
Tanaka y Catalina, esposos: Juan Nagai Naisen y Mónica, esposos, y su hijo el niño
Luis.

386
Día 13 de julio
Tértio Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 12 13 14 15 16 17

S an Enrique, emperador de los romanos, que, según la tradición,


de acuerdo con su esposa Cunegunda puso gran empeño en re-
formar la vida de la Iglesia y en propagar la fe en Cristo por toda
Europa, donde, movido por un celo misionero, instituyó numerosas
sedes episcopales y fundó monasterios. Murió en este día en Grona,
cerca de Göttingen, en Franconia (1024).
2. Conmemoración de san Esdras, sacerdote y escriba, que, vuelto de
Babilonia a Judea en tiempo de Artajerjes, rey de los persas, congregó al
pueblo que estaba disperso y puso gran empeño en que se conociese, se
cumpliese y se enseñase en Israel la Ley del Señor.
3. Conmemoración de san Silas, elegido y enviado por los apóstoles con
Pablo y Bernabé a las Iglesias de la gentilidad para anunciar el Evangelio,
misión en la que, lleno de la gracia de Dios, puso gran empeño (s. I).
4. En Alejandría, ciudad de Egipto, san Serapión, mártir, que en tiempo
del emperador Septimio Severo y del prefecto Áquila fue quemado vivo, al-
canzando así la corona del martirio (c. 212).
5. En la isla de Chíos, santa Miropa, mártir (s. III/IV).
6. En Filomelia, de Frigia, santos mártires Alejandro y treinta soldados,
que, como cuenta la tradición, fueron martirizados, siendo Magno prefecto
de Antioquía, en Pisidia (s. IV).
7. En Albi, ciudad de Aquitania, trásito de san Eugenio, obispo de Car-
tago, glorioso por su fe y sus virtudes, que sufrió el destierro durante la per-
secución desencadenada por los vándalos (501).
8. En la Bretaña Menor, san Turiavo, abad del monasterio de Dôle y obispo
(s. VII/VIII).

387
9*. En Génova, ciudad de la Liguria, beato Jacobo de Varazze o Voragi-
ne, obispo, de la Orden de Predicadores, que para fomentar la vida cristiana
del pueblo, ofreció en sus escritos muchos ejemplos de virtudes (1298).
10*. En Norwich, en Inglaterra, beato Tomás Tunstal, presbítero de la Or-
den de san Benito, mártir, que en tiempo del rey Jacobo I fue condenado a
muerte y ahorcado por haber entrado, siendo sacerdote, en ese país (1616).
11*. Ante las costas de Rochefort, en Francia, beatos Luis Armando José
Adam, de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y Bartolomé
Jarrige de la Morélie de Biars, presbíteros y mártires, que, encarcelados en
una nave ruinosa durante la Revolución Francesa por ser sacerdotes, murie-
ron en ella, víctimas de la peste y de su caridad para con sus compañeros de
cautiverio (1794).
12*. En Orange, ciudad de la Provenza, en Francia, beatas Magdalena de
la Madre de Dios (Isabel) Verchière y cinco compañeras22, vírgenes, martiri-
zadas durante la misma Revolución Francesa (1794).
13. En la ciudad de Châu Dôc, en Cochinchina, san Manuel Lê Van Phung,
mártir, padre de familia, que, pese a estar detenido en la cárcel, no cesó de
exhortar a sus hijos y familiares para que fueran caritativos con sus enemi-
gos, y finalmente fue decapitado por orden del emperador Tu Duc (1859).
14. En Budrie, ciudad de la Romagna, santa Clelia Barbieri, virgen, que
dedicó su vida a ayudar espiritualmente sobre todo a las niñas pobres y aban-
donadas, y para ello fundó la Congregación de las Hermanas Mínimas de la
Virgen de los Dolores (1870).
15*. En Galeata, cerca de Bolonia, en Italia, beato Fernando María Bacci-
lieri, presbítero, que consagró su vida a la formación, bajo todos los aspec-
tos, del pueblo que se le había encomendado, y fundó la Congregación de
las Siervas de María, cuya misión es ayudar a las familias pobres y, sobre
todo, a la formación de las jóvenes (1893).
16. En el pueblo de Loangziqiao, en Hengshui, de la provincia de Hebei,
en China, san Pablo Liu Jinde, mártir, que ya anciano, y habiendo quedado
solo en la aldea, durante la persecución llevada a cabo por los Yihetuan salió
22
Cuyos nombres son: beatas Teresa Enrica de la Anunciación Faurie, Ana Andrea
de San Alejo Minutte, María Ana de San Francisco Lambert, María Ana de Santa Fran-
cisca Depeyre y María Anastasia de San Gervasio Roquard.

388
al encuentro de los agresores con el rosario y un libro de devoción en la mano
y les saludó como se solían saludar los cristianos, siendo inmediatamente
asesinado (1900).
17. En la ciudad de Nangong, también en la provincia de Hebei, san José
Wang Guiji, mártir, que durante la misma persecución prefirió morir gloriosa-
mente por Cristo antes que salvar su vida diciendo, como le sugerían, una
pequeña mentira (1900).
18*. En la ciudad de Angostura, en Colombia, beato Mariano de Jesús Euse
Hoyos, presbítero, quien, sencillo e íntegro, se entregó totalmente a la ora-
ción, a los estudios y a la instrucción de los niños (1926).
19*. En Caguas, ciudad de Puerto Rico, beato Carlos Manuel Rodríguez
Santiago, que trabajó incansablemente en la renovación de la sagrada liturgia
y en fomentar la vida de fe en los jóvenes (1963).

Día 14 de julio
Prídie Idus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 13 14 15 16 17 18

S an Camilo de Lelis, presbítero, que nació cerca de Teano, en el


Abruzo, y en su juventud siguió la carrera militar, dejándose arras-
trar por los vicios propios de una juventud alegre y despreocupada,
pero convertido de su mala vida, se entregó al cuidado de los enfer-
mos incurables hospitalizados, a los que servía como al mismo Cris-
to. Ordenado sacerdote, puso en Roma los fundamentos de la Con-
gregación de los Clérigos Regulares Ministros de los Enfermos
(1614).
2. En Brescia, en la región de Venecia, san Optaciano, obispo, que subs-
cribió las cartas sinódicas sobre la fe católica en la Encarnación, enviadas
por Eusebio, obispo de Milán, al papa san León (s. V).

389
3*. En Soignies, de Brabante, en Austrasia, san Vicente o Madelgario, que
con el consentimiento de su esposa santa Valtrudis abrazó la vida monástica
y, según cuenta la tradición, fundó dos monasterios (c. 677).
4. En Deventer, de Frisia, san Marchelmo, presbítero y monje, anglosajón
de origen, discípulo desde su juventud de san Wilibrordo, al que acompañó
en los trabajos que éste emprendió por Cristo (c. 775).
5*. En Stáry Kynsperk, lugar cercano a la ciudad de Egres, en Bohemia,
beato Hroznata, mártir, que, fallecidos su esposa y su hijo, dejó el palacio
ducal e ingresó en el monasterio premostratense de Tepla, y por defender
los derechos de este monasterio, fue hecho prisionero por unos malhecho-
res, que lo dejaron morir de hambre (1217).
6*. En el monasterio de Hautecombe, junto al lago de Burget, en Saboya,
inhumación del beato Bonifacio, obispo, el cual, de estirpe regia, se retiró a
una cartuja, pero, pasado un tiempo, fue elevado primero a la sede episco-
pal de Belley y después a la de Cantorbery, entregándose en ambas sedes al
cuidado de su grey (1270).
7*. En Verona, en los confines de la región de Venecia, santa Tuscana, la
cual, muerto su esposo, distribuyó todos sus bienes entre los pobres, y como
miembro de la Orden de San Juan de Jerusalén dedicó su vida al cuidado de
los enfermos (1343/1344).
8*. En Foligno, de la Umbría, beata Angelina de Marsciano, que al quedar
viuda se entregó durante cincuenta años a servir a Dios y al prójimo, e inició
la Congregación de las Terciarias Franciscanas, las cuales, viviendo en un
monasterio, se dedican a la formación de las jóvenes (1435).
9*. En Valencia, ciudad de España, beato Gaspar de Bono, presbítero de
la Orden de los Mínimos, que abandonó las armas de un príncipe terreno
para militar a las órdenes de Cristo Rey y rigió la provincia hispana de dicha
Orden con celo, prudencia y caridad (1604).
10. En Lima, capital del Perú, san Francisco Solano, presbítero de la Or-
den de los Hermanos Menores, que para salvar almas recorrió en todas las
direcciones América Meridional, enseñando con palabras y con milagros a
los indios y a los mismos colonizadores españoles la novedad de la vida cris-
tiana (1610).

390
11*. En Londres, en Inglaterra, beato Ricardo Langhorne, mártir, insigne
jurista, que acusado de traición, siendo rey Carlos II, fue condenado a la pena
capital y entregó su alma a Dios en el patíbulo de Tyburn (1679).
12*. En Cerecca-Ghebaba, pueblo de Etiopía, beato Ghebre Miguel, esto
es, “Siervo Miguel”, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir, que
buscó siempre en sus estudios y en la oración la verdadera fe. Habiendo abraza-
do el dogma de la verdadera Iglesia, sufrió por ello primero cárceles, y después,
custodiado por soldados y cargados sus pies con cadenas, fue obligado a
caminar durante trece meses, hasta que, agotado por los azotes recibidos,
falleció consumido por la sed y el hambre (1855).
13. En la ciudad de Nangon, en la provincia china de Hebei, san Juan Wang
Guixin, mártir, que durante la persecución llevada a cabo por el movimiento
de los Yihetuan prefirió morir por Cristo antes que mancharse con una leve
mentira (1900).

Día 15 de julio
Idibus iúlii. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 14 15 16 17 18 19

M emoria de la inhumación de san Buenaventura, obispo de Al-


bano y doctor de la Iglesia, celebérrimo por su doctrina, por
la santidad de su vida y por las preclaras obras que realizó en favor
de la Iglesia. Como ministro general rigió con gran prudencia la Or-
den de los Hermanos Menores, siendo siempre fiel al espíritu de san
Francisco y en sus numerosos escritos unió suma erudición y piedad
ardiente. Cuando estaba prestando un gran servicio al II Concilio
Ecuménico de Lyon, mereció pasar a la visión beatífica de Dios
(1274).
2. En Porto Romano, santos Eutropio, Zósima y Bonosa, mártires (s. IV).

391
3. En Cartago, en la vía llamada de los Escilitanos, en la basílica de Faus-
to, inhumación de san Félix, obispo de Tibiuca y mártir, que a la orden del
procurador Magniliano para que arrojase al fuego los libros de la Sagrada
Escritura, respondió que prefería ser abrasado él antes que quemarlos, por
lo que el procurador Anulino mandó que le atravesaran con una espada (303).
4. En Cartago también, conmemoración de los santos Catulino, diácono
y mártir, alabado por san Agustín en un sermón al pueblo, y demás santos
mártires que descansan en la basílica de Fausto (303).
5. En Alejandría, ciudad de Egipto, santos mártires Felipe y diez niños (c.
s. IV).
6. En la isla Ténedo, en el Helesponto, san Abudemio, mártir (s. IV).
7. En Nísibe, en Mesopotamia, Jacobo, primer obispo de esta ciudad, que
intervino en el Concilio de Nicea y dirigió su rebaño en paz, alimentándolo
espiritualmente y defendiéndolo con energía de los enemigos de la fe (338).
8*. Cerca de Roermond, en la ribera del Mosa, en los Países Bajos, san
Plequelmo, obispo, oriundo de Nortumbria, que dedicó su vida a dar a co-
nocer a muchos las riquezas de la fe en Cristo (c. 713).
9*. En el monasterio de Ansbach, en Franconia, san Gumberto, abad, que
fundó este monasterio en una casa de campo de su propiedad (c. 790).
10. En Tesalia, tránsito de san José, obispo de Tesalónica, hermano de san
Teodoro Studita, que durante su vida de monje compuso muchos himnos y,
promovido al episcopado, tuvo que sufrir pronto muchos y crueles tormen-
tos, pues se vio precisado a defender la disciplina eclesiástica y las sagradas
imágenes. Relegado a Tesalia, murió de hambre (832).
11. En Nápoles, ciudad de la Campania, san Atanasio, obispo, a quien las
insidias de su impío sobrino Sergio hicieron sufrir mucho, hasta verse incluso
expulsado de su sede episcopal. Sumido en la miseria, voló al cielo en Véro-
li, país de los hérnicos (872).
12. En Kiev, ciudad de Rusia (ahora en Ucrania), san Vladimiro, prínci-
pe, bautizado con el nombre de Basilio, que se preocupó de propagar la fe
ortodoxa en los pueblos que gobernaba (1015).

392
13*. En Ratzeburg, de Schleswig-Hostein, en Germania, san Ansuero, abad
y mártir, lapidado con otros veintiocho monjes por los paganos de Wendes,
sublevados contra quienes predicaban el Evangelio (1066).
14*. En Västeras, en Suecia, san David, obispo, que, originario de Inglate-
rra, abrazada la vida monástica como monje cluniacense fue a predicar la fe
cristiana a los suecos, y descansó piadosamente, ya anciano, en el monaste-
rio que él mismo había fundado (c. 1082).
15*. En Breslau, en Silesia, beato Ceslas, uno de los primeros presbíteros
de la Orden de Predicadores, que trabajó por el reino de Dios en Silesia y
en otras regiones de Polonia (1242).
16*. En Montcallier, pueblo del Piamonte, beato Bernardo, marqués de
Baden, que cuando se dirigía a Oriente para defender a los cristianos, ya que
Constantinopla había sido conquistada por los enemigos, le sorprendió la
muerte (1458).
17*. Pasión de los mártires beatos Ignacio de Acebedo, presbítero, y trein-
ta y ocho compañeros, religiosos todos de la Compañía de Jesús23, que cuan-
do se dirigían a las misiones del Brasil, su nave, de nombre “San Jacobo”,
fue asaltada por un barco pirata, cuyos ocupantes, por odio a los católicos,
los traspasaron con espadas y lanzas (1570).
18. En Campo Salentino, en la Apulia, san Pompilio María Pirrotti, presbí-
tero de la Orden de los Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, célebre por
la austeridad de su vida (1766).
19*. En el mar, ante la costa de Rochefort, beato Miguel Bernardo Mar-
chand, presbítero y mártir, que durante la Revolución Francesa fue encarce-
lado en Rouen por ser sacerdote, siendo trasladado después a una vieja nave,
en la que enfermó y murió (1794).
23
Cuyos nombres son: beatos Diego de Andrade, presbítero; Gonzalo Henriques,
diácono; Antonio Soares, Benito de Castro, Juan Fernandes, Manuel Álvares, Fran-
cisco Álvares, Juan de Mayorga, Esteban Zudaire, Alfonso de Baena, Domingo Fer-
nandes, otro Juan Fernandes, Alejo Delgado, Luis Correia, Manuel Rodrigues, Simón
Lopes, Manuel Fernandes, Alvaro Mendes, Pedro Nunes, Luis Rodrigues, Francisco
de Magalhaes, Nicolás Dinis, Gaspar Álvares, Blas Ribeiro, Antonio Fernandes, Ma-
nuel Pacheco, Pedro de Fontoura, Andrés Gonçalves, Mauro Vaz, Diego Pires, Marco
Caldeira, Antonio Correia, Fernando Sánchez, Gregorio Escrivano, Francisco Pérez
Godoy, Juan de Zafra, Juan de San Martín, religiosos, y Juan, que se unió a ellos.

393
20. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, san Pedro Nguyên Bá Tuân,
presbítero y mártir, que, encarcelado por ser cristiano en tiempo del empe-
rador Minh Mang, murió de hambre en prisión (1838).
21*. En París, capital de Francia, beata Ana María Javouhey, virgen, fun-
dadora de la Congregación de las Hermanas de San José de Cluny, que se
dedican al cuidado de enfermos y a la instrucción cristiana de las niñas, Con-
gregación que la beata consiguió implantar también en tierras de misión (1851).
22. En la provincia de My Tho, en Cochinchina, san Andrés Nguyên Kim
Thông Nam (Nam Thuông), mártir, el cual, en tiempo del emperador Tu Duc,
por ser catequista fue primero encarcelado y después desterrado, obligán-
dole a caminar hacia el destierro encadenado y cargado con un madero, por
lo que murió en el camino como auténtico mártir (1855).
23*. En el pueblo de Bielsk Podlaski, en Polonia, beato Antonio Beszta-
Borowski, presbítero y mártir, que en tiempo de guerra fue hecho prisionero
por los enemigos de la fe y fusilado después, descansando en la paz de Cris-
to (1943).

Día 16 de julio
Décimo séptimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 15 16 17 18 19 20

M emoria de la Bienaventurada Virgen María del Monte Car-


melo, monte en el que Elías consiguió que el pueblo de Israel
volviese a dar culto al Dios vivo y en el que, más tarde, algunos, bus-
cando la soledad, se retiraron para hacer vida eremítica, dando ori-
gen con el correr del tiempo a una orden religiosa de vida contem-
plativa, que tiene como patrona y protectora a la Madre de Dios.
2. En Anastasiópolis, de Galacia, san Antíoco, mártir, hermano de san
Platón (s. III/IV).

394
3. En Sebaste, de Armenia, san Atenógenes, corepíscopo y mártir, que
dejó a sus discípulos un himno en el que habla de la divinidad del Espíritu
Santo, y que fue arrojado al fuego por ser cristiano (c. 305).
4*. En la isla de Jersey, en el mar Británico, san Helerio, ermitaño, marti-
rizado por unos piratas, según la tradición (s. VI).
5*. En Maastricht, en la ribera del Mosa, de Brabante, en Austrasia, san-
tos Monulfo y Gondulfo, obispos (s. VI/VII).
6. En Saintes (o Xantes), en Hainaut, santos mártires Reinildis, virgen,
Grimoaldo y Gondulfo, los cuales, según cuenta la tradición, fueron asesina-
dos por unos salteadores (c. 680).
7. En la ciudad de Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, san
Sisenando, diácono y mártir, decapitado por los sarracenos por su fe en Cristo
(651).
8*. En el monasterio de Frauenwörth, junto al lago Chiemsee, en Baviera,
beata Irmengardis, abadesa, que desde su más tierna infancia, despreciando
el esplendor de la corte, se entregó al servicio de Dios, consiguiendo que
otras muchas vírgenes siguieran al Cordero (866).
9*. Pasión del beato Simón da Costa, hermano coadjutor de la Compañía
de Jesús, que fue martirizado por odio a la Iglesia en la nave “San Jacobo”,
un día después que los otros religiosos con los que iba (1570).
10*. En el monasterio de la Santa Cruz de Viana do Castelo, en Portugal,
beato Bartolomé de los Mártires Fernandes, obispo de Braga, que eximio
por la integridad de su vida, se distinguió por la caridad en el cuidado pasto-
ral de su grey, dejando muchos escritos de sólida doctrina (1590).
11*. En Warwick, en Inglaterra, beatos Juan Sugar, presbítero, y Roberto
Grissold, mártires, el primero de ellos por haber entrado en Inglaterra siendo
sacerdote, y el segundo por haberle prestado ayuda, por lo cual ambos fue-
ron cruelmente atormentados, alcanzaron la palma del martirio en tiempo de
Jacobo I (1604).
12*. En la ciudad de Cunhaú, cerca de Natal, en Brasil, beatos Andrés de
Soveral, presbítero de la Compañia de Jesús, y Domingo Carvalho, márti-
res, que dolosamente encerrados en la iglesia cuando celebraban la Misa, tanto

395
ellos como un grupo de fieles fueron cruelmente asesinados por unos solda-
dos (1645).
13*. Frente a Rochefort, en la costa de Francia, beatos Nicolás Savou-ret,
de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y Claudio Béguignot,
cartujo, presbíteros y mártires, que durante la Revolución Francesa, por odio
al sacerdocio, fueron encerrados en una nave convertida en cárcel, en la que
enfermaron y murieron (1794).
14*. En Orange, también en Francia, beatas Aimée de Jesús (María Rosa)
de Gordon y otras seis religiosas24, vírgenes y mártires, que durante la misma
revolución fueron decapitadas por haberse negado a renunciar a la vida reli-
giosa, recibiendo con alegría la palma del martirio (1794).
15. En Saint-Sauveur-le-Vicomte, pueblo de Normandía, en Francia, san-
ta María Magdalena Postel, virgen, la cual, durante la misma revolución, al
haber sido expulsados todos los sacerdotes, prestó toda clase de servicios a
los enfermos y, en general, a todos los fieles. Vuelta la paz, fundó en la más
completa pobreza la Congregación de las Hijas de la Misericordia, para la
formación de las jóvenes pobres (1846).
16. En Lüjiapo, lugar de Qinghe, en la provincia china de Hebei, santos
Lang Yangzhi, catecúmena, y su hijo Pablo Lang Fu, mártires, que en la per-
secución desencadenada por el movimiento de los Yihetuan, a causa de ha-
ber profesada públicamente su fe cristiana, ambos murieron consumidos por
el fuego dentro de su casa, que había sido incendiada (1900).
17. En Zhangjiaji, pueblo de Ningjin, también en la provincia china de Hebei,
santa Teresa Zhang Hezhi, mártir, que durante la misma persecución, habien-
do sido llevada a una pagoda pagana, se negó a adorar a los ídolos, por lo
que ella y sus dos hijos fueron alanceados (1900).

24
Sus nombres son: beatas María de Jesús (Margarita Teresa) Charansol, María
Ana de San Joaquín Béguin-Royal, María Ana de San Miguel Doux, María Rosa de
San Andrés Laye, Dorotea del Corazón de María y Magdalena del Santísimo Sacra-
mento de Justamont.

396
Día 17 de julio
Sextodécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 16 17 18 19 20 21

1. En Cartago, nacimiento en el cielo de los mártires escilitanos Espera-


do, Narzalo, Citino, Venturio, Félix, Aquilino, Letancio, Genara, Generosa,
Vestina, Donata y Segunda, todos los cuales, por orden del procónsul Satur-
nino y por haber confesado a Cristo, primero fueron encarcelados, al día
siguiente atados a un madero y, finalmente, al mantenerse firmes en su fe en
Cristo y negarse a dar culto al emperador como si fuera un ser divino, con-
denados a la pena capital, y puestos todos de rodillas en el lugar en que iban
a ser ejecutados, dando gracias a Dios fueron decapitados (180).
2. En Amastris, en Paflagonia, san Jacinto, mártir (c. s. III).
3. En Sevilla, ciudad de la provincia hispánica de Bética, santas Justina y
Rufina, vírgenes, que, detenidas por el prefecto Diogeniano, después de ser
sometidas a terribles tormentos fueron encerradas en una cárcel, donde les
hicieron pasar hambre y torturas. Justa exhaló su espíritu encarcelada y Ru-
fina, por seguir proclamando su fe en el Señor, fue decapitada (c. 287).
4. En Milán, ciudad de Liguria, santa Marcelina, virgen, hermana del obispo
san Ambrosio, a la que el papa Liberio impuso el velo de consagrada en la
basílica romana de San Pedro, en la fiesta de la Epifanía del Señor (s. IV
ex.).
5. En Roma, en la basílica situada en el monte Aventino, se celebra con
el nombre de Alejo a un hombre de Dios que, como cuenta la tradición, dejó
su opulenta casa para vivir como un pobre mendigo pidiendo limosna (s. IV).
6. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Teodosio, obispo (s. VI).
7. En Pavía, ciudad de la Liguria, san Ennodio, obispo, que compuso him-
nos en honor de los santos y de sus lugares de culto, y repartió generosa-
mente sus bienes (521).

397
8*. En Deurne, cerca de Anvers, de Brabante, en Austrasia, san Frede-
gando, monje, al parecer procedente de Irlanda, que colaboró con san Foilán
y otros misioneros itinerantes (s. VIII).
9*. En el monasterio de Winchelcumbe, de Mercie, en Inglaterra, san Ke-
nelmo, príncipe de esta región, mártir según la tradición (c. 812).
10. En Roma, en la basílica de San Pedro, san León IV, papa, protector
de la ciudad y defensor del primado de Pedro (855).
11. En Stockerau, cerca de Viena, en Baviera (hoy Austria), san Colma-
no, irlandés, que, cuando se dirigía como peregrino en nombre de Dios a Tierra
Santa, le confundieron con un enemigo que estaba exploraba el terreno, por
lo cual le colgaron de un árbol, llegando de este modo a la Jerusalén celestial
(1012).
12*. En Nitra, en la ribera del río Waag, en los montes Cárpatos, santos
Zoerardo, o Andrés, y Benito, ermitaños, que, venidos de Polonia a Hungría
a petición del rey san Esteban, llevaron en la soledad del monte Zabor una
vida eremítica durísima (1031/1034).
13. En Cracovia, ciudad de Polonia, santa Eduvigis, reina, que nacida en
Hungría, heredó el reino de Polonia y se casó con Jaguelón, gran señor de
Lituania, que recibió en el bautismo el nombre de Ladislao, y con quien im-
plantó la fe católica en ese territorio de Lituania (1399).
14*. En París, capital de Francia, beatas Teresa de San Agustín (María
Magdalena Claudina) Lindoine y quince compañeras25, vírgenes del Carmelo
de Compiègne y mártires, que durante la Revolución Francesa se mantuvie-
ron fieles a la observancia monástica y ante el patíbulo renovaron las prome-
sas bautismales y los votos religiosos (1791).

25
Cuyos nombes son: beatas María Ana Francisca de San Luis Brideau, María Ana
de Jesús Crucificado Piedcourt, Carlota de la Resurrección (Ana María Magdalena)
Thouret, Eufrasia de la Inmaculada Concepción (María Claudia Cipriana) Brard, Enri-
queta de Jesús (María Gabriela) de Croissy, Teresa del Corazón de María (María Ana)
Hanisset, Teresa de San Ignacio (María Gabriela) Trézelle, Julia Luisa de Jesús (Rosa)
Chrétien de Neufville, María Enriqueta de la Providencia (Ana) Pelras, Constancia (María
Genoveva) Meunier, María del Espíritu Santo (Angélica) Roussel, María de Santa Marta
Dufour, Isabel Julia de San Francisco Vérolot, Catalina y Teresa Soiron.

398
15. En Zhujiaxiezhuang, pueblo cercano a Shenxian, en la provincia china
de Hebei, san Pedro Liu Ziyu, mártir, el cual, durante la persecución desen-
cadenada por el movimiento de los Yihetuan, desoyendo a los amigos que le
aconsejaban apostatar, permaneció firme en la fe cristiana ante el mandarín,
por lo que fue traspasado con espada (1900).
16*. En Leopoldvara, de Eslovaquia, beato Pablo (Pedro) Gojdich, obispo
y mártir, que siendo pastor de la eparquía de Presov, durante el régimen
contrario a Dios fue encarcelado, sufriendo toda clase de pruebas, de modo
que, tratado atrozmente pero manteniendo la palabra de Cristo en una con-
fesión constante, pasó a la vida gloriosa (1960)

Día 18 de julio
Quintodécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 17 18 19 20 21 22

1. En la vía Tiburtina, a nueve miliarios de la ciudad de Roma, conmemo-


ración de los santos Sinforosa y sus siete compañeros: Crescente, Julián,
Nemesio, Primitivo, Justino, Estacteo y Eugenio, todos mártires, que pade-
cieron de diversos modos el sufrimiento que los hermanó en Cristo (s. III/
IV).
2. En Milán, ciudad de la Liguria, san Materno, obispo, que, alcanzada la
paz de la Iglesia, trasladó con gran solemnidad desde Lodi a esta ciudad los
cuerpos de los mártires Nabor y Félix (s. IV).
3. En Doróstoro, en Mesia, san Emiliano, mártir, que despreciando los
edictos de Juliano el Apóstata y las amenazas de su vicario Catulino, derrumbó
el altar de los ídolos para impedir los sacrificios, por lo que fue arrojado a
un horno ardiente, alcanzando así la palma del martirio (362).
4. En Brescia, en la región de Venecia, san Filastrio, obispo, cuya vida y
muerte alabó su sucesor san Gaudencio (c. 397).

399
5. En la ciudad de Forlimpopoli, en la Emilia, san Rufilo, obispo, que
parece haber sido el primero que gobernó esta Iglesia, desde la que ganó
para Cristo a la gente de los alrededores (s. V).
6. En Metz, ciudad de Austrasia, san Arnulfo, obispo, consejero de Da-
goberto, rey de Austrasia, cargo al que renunció para abrazar la vida eremí-
tica en los Vosgos (640).
7. En Constantinopla, santa Teodosia, monja, que sufrió el martirio por
oponerse a que se tirase, como había ordenado el emperador León Isáurico,
una imagen de Cristo desde lo alto de la llamada Puerta de Bronce (s. VIII).
8. En Utrecht, ciudad de Güeldres, en Austrasia, san Federico, obispo,
que, ilustre por sus conocimientos sobre las Sagradas Escrituras, se dedicó
incansablemente a la evangelización de los frisones (838).
9. En Segni, en el Lacio, san Bruno, obispo, que trabajó intensamente en
la reforma de la Iglesia, por lo que tuvo que sufrir mucho y se vio incluso
obligado a dejar su diócesis, encontrando refugio en Montecasino, monaste-
rio del que fue abad durante un tiempo (1123).
10*. En Cracovia, ciudad de Polonia, beato Simeón de Lipnica, presbítero
de la Orden de los Hermanos Menores, insigne por su predicación y por su
devoción al nombre de Jesús, que, impulsado por su caridad, se entregó al
cuidado de los apestados moribundos, deseando ardientemente incluso mo-
rir por ellos (1482).
11*. Cerca de Rochefort, en la costa de Francia, beato Juan Bautista de
Bruselas, presbítero de Limoges y mártir, que durante la Revolución France-
sa fue apresado en una nave destinada al traslado de esclavos, en la que,
consumido de miseria y atacado por la peste, descansó en el Señor (1794).
12. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, santo Domingo Nicolás Dinh
Dat, mártir, que, siendo soldado, le forzaron a renunciar a la fe cristiana,
consiguiendo, después de crueles tormentos, que pisase una cruz, pero in-
mediatamente se arrepintió y, devuelto lo que había recibido por apostatar,
escribió al emperador Minh Mang pidiéndole que le juzgasen de nuevo como
cristiano que era, a causa de lo cual murió estrangulado (1859).

400
13*. En la aldea de Krystonopil, en Ucrania, beata Tarsicia (Olga) Mackiv,
vírgen de la Congregación de las Hermanas Siervas de María Inmaculada y
mártir, que, en tiempo de guerra, consiguió ante sus perseguidores dos victo-
rias: la de la virginidad y la del martirio (1944).

Día 19 de julio
Quartodécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 18 19 20 21 22 23

1. Conmemoración de san Epafras, que trabajó mucho en Colosas, Lao-


dicea e Hierápolis en la divulgación del Evangelio, y a quien san Pablo llama
carísimo consiervo, concautivo y fiel ministro de Cristo (s. I).
2. En Meros, de Frigia, santos Macedonio, Teódulo y Taciano, mártires,
que, siendo emperador Juliano el Apóstata, por orden del prefecto Alma-
quio, y después de sufrir muchos tormentos, fueron tumbados sobre parrillas
al rojo vivo, consiguiendo así serenamente el martirio (c. 362).
3. En el monasterio de Annesis, cerca del río Iris, en el Ponto, santa
Macrina, virgen, hermana de los santos Basilio Magno, Gregorio de Nisa y
Pedro de Sebaste, gran conocedora de las Sagradas Escrituras, que abrazó
la vida solitaria y fue ejemplo admirable de amor a Dios y de alejamiento de
las vanidades del mundo (379).
4*. En Constantinopla, san Dío, por sobrenombre “Taumaturgo”, archiman-
drita, natural de Antioquía, que fue ordenado sacerdote en esta ciudad y en
ella fundó un monasterio bajo la regla de los acemetas (s. V in.).
5. En Roma, en la basílica de San Pedro, san Símaco, papa, a quien los cis-
máticos amargaron la vida y murió como un auténtico confesor de la fe (514).
6. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santa Áurea, vír-
gen, hermana de los santos mártires Adolfo y Juan, la cual, en una de las

401
persecuciones realizadas por los musulmanes fue llevada ante el juez y, asus-
tada, negó la fe, pero luego, arrepentida, se presentó de nuevo ante el mis-
mo juez y, repetido el juicio, se mantuvo firme, venciendo al enemigo al de-
rramar su sangre por Cristo (856).
7*. En Utrech, de Güeldres, en Lotaringia, san Bernoldo o Bernulfo, obis-
po, que libró del dominio de los señores laicos a las iglesias y a los monas-
terios de su diócesis, fundó nuevas iglesias e introdujo los usos y costumbres
cluniacenses en los monasterios (1054).
8*. En el monasterio de Marienburg, en Franconia, beata Stilla, virgen
consagrada, sepultada en la iglesia que ella misma había fundado (c. 1140).
9*. En Foligno, de la Umbría, beato Pedro Crisci, el cual, distribuidos to-
dos sus bienes entre los pobres, se puso al servicio de la catedral y llevó
vida humilde y penitente en la torre de las campanas (c. 1323).
10. En Chester, en Inglaterra, san Juan Plessington, presbítero y mártir, que
habiendo sido ordenado sacerdote en Segovia, al volver a Inglaterra fue
condenado por ello a la horca, siendo rey Jacobo II (1679).
11. En Lujiazhuang, pueblo cercano a Yingxian, en la provincia china de
Hebei, san Juan Bautista Zhou Wurui, mártir, que, joven aún, confesó con
franqueza ante los seguidores del movimiento de los Yihetuan que era cristia-
no, por lo cual, después de amputarle varios miembros, le remataron a gol-
pes de hacha (1900).
12. En el lugar de Liucun, cerca de la ciudad de Renqin, también en He-
bei, santos mártires Isabel Qin Bianzhi y su hijo de catorce años Simón Qin
Chunfu, que en la misma persecución, fuertes en la fe, vencieron la crueldad
de sus enemigos (1900).
13*. En el lugar de Borowikowszczyzna, en Polonia, beatos Aquiles Pucha-
la y Hermann Stepien, presbíteros de la Orden de los Hermanos Menores
Conventuales y mártires, que durante la ocupación militar de Polonia, su patria,
fueron asesinados por odio a la fe (1943).

402
Día 20 de julio
Tértiodécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 19 20 21 22 23 24

S an Apolinar, obispo, que al mismo tiempo que propagaba entre


los gentiles las insondables riquezas de Cristo, iba delante de sus
ovejas como buen pastor, y es tradición que honró con su ilustre marti-
rio a la iglesia de Classe, cerca de Rávena, en la vía Flaminia, pasan-
do al banquete eterno el día veintitrés de julio (c. s. II).
2. Conmemoración de san Elías Tesbita, profeta del Señor en tiempo de
Ajab y Ococías, reyes de Israel, que defendió los derechos del único Dios
ante el pueblo infiel a su Señor, con tal valor que prefiguró no sólo a Juan
Bautista sino al mismo Cristo. No dejó oráculos escritos, pero se le ha re-
cordado siempre fielmente, sobre todo en el Monte Carmelo.
3. Conmemoración del bienaventurado José, llamado “Bársabas”, y por
sobrenombre “el Justo”, discípulo de Cristo, que, junto con san Matías, los
seguidores del Señor presentaron a ambos ante los apóstoles para que uno
de ellos desempeñase la misión apostólica en sustitución de Judas, pero aun-
que la suerte recayó en Matías, no obstante ello también sirvió al Señor con
su predicación y con su santidad (s. I).
4. En Antioquía, ciudad de Pisidia, santa Marina o Margarita, que es tra-
dición que consagró su cuerpo a Cristo con su virginidad y con su martirio
(s. inc.).
5. En Etiopía, san Frumencio, obispo, que, habiendo sido hecho prisio-
nero, vivió primero como esclavo y después, ordenado obispo por san Ata-
nasio, propagó el Evangelio en esa región (s. IV).
6. En Cartago, san Aurelio, obispo, firmísimo pilar de la Iglesia, que tra-
bajó para que sus fieles no se dejasen arrastrar por las reinantes costumbres
paganas y puso su sede episcopal en el mismo lugar donde existía un simula-
cro de la diosa Celeste (c. 430).

403
7. En la región de Boulogne, en la Galia, san Vulmaro, presbítero, que
siendo humilde pastor con un gran interés por instruirse, adquirió una buena
formación y fue ordenado sacerdote, viviendo como los antiguos padres del
desierto y, más tarde, en Hautmont, del Hainaut, en los bosques de su patria,
fundó dos monasterios: uno de monjes y otro de vírgenes (c. 700).
8. En Córdoba, ciudad de la región hispánica de Andalucía, san Pablo,
diácono y mártir, que, aleccionado con el ejemplo y la palabra de san Sise-
nando, no temió echar en cara a príncipes y dignatarios sarracenos la false-
dad de su culto, por lo que murió confesando a Cristo como verdadero Dios
(851).
9. En Hildesheim, ciudad de Sajonia, en Germania, beato Bernardo, obis-
po, que, pese a ser ciego, rigió su Iglesia durante veintitrés años (1153).
10. En la ciudad de Seúl, en Corea, santas Magdalena Yi Yong-hui, Tere-
sa Yi Mae-im, Marta Kim Song-im, Lucía Kim, Rosa Kim y Ana Kim Chang-
gum, María Won Kwi-im, virgen, y san Juan Bautista Yi Kwang-nyol, todos
ellos mártires (1839).
11. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, san José María Díaz Sanjurjo,
obispo, de la Orden de Predicadores y mártir, que durante la persecución
ordenada por el emperador Tu Duc fue condenado a muerte en odio a la fe
cristiana (1857).
12. En Zhoujiahe, aldea cercana a la ciudad de Yingxian, en la provincia
de Hebei, en China, pasión de los santos León Ignacio Mangin y Pablo Denn,
presbíteros de la Compañía de Jesús, los cuales, en la persecución promovi-
da por los Yihetuan fueron atravesados con lanzas ante el altar, cuando esta-
ban dando ánimo a los fieles. Con ellos fue asesinada santa María Zhou Wuzhi,
que intentaba proteger con su cuerpo al celebrante san León (1900).
13. En el pueblo de Lujiazhuang, cerca de Yinngxian, en la misma provincia
china de Hebei, san Pedro Zhou Rixin, mártir, quien durante la citada persecu-
ción afirmó ante el prefecto, que se lo exigía, que no podía abjurar de Dios
Creador del mundo, por lo que fue decapitado (1900).
14. En el lugar de Daliucun, en Wuyi, en la misma provincia china, santa
María Fu Guilin, maestra, que durante la misma persecución fue entregada a
los enemigos del Evangelio, siendo decapitada mientras invocaba a nuestro
Salvador Jesucristo (1900).

404
15. En el pueblo de Wuqiao Zhaojia, también en Hebei, conmemoración
de santa María Zhao Gouzhi y de sus hijas Rosa Zhao y María Zhao, que en
la misma persecución, para no ser violadas, se arrojaron a un pozo, pero
sacadas de él, consumaron el martirio (1900).
16. En el lugar de Dechao, igualmente en Hebei, conmemoración de san
Xi Guizi, mártir, que cuando aún no era más que catecúmeno, ante una mul-
titud alborotada se confesó cristiano, siendo bautizado con la sangre que
brotaba de sus heridas (1900).
17*. En la ciudad de Madrid, en España, beatas Rita Dolores del Corazón
de Jesús Pujalte y Sánchez, y Francisca del Corazón de Jesús Aldea y Araujo,
vírgenes de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Sagrado
Corazón de Jesús y mártires, que durante la guerra, hechas prisioneras en la
capilla del colegio por los enemigos de la Iglesia, poco después fueron fusi-
ladas cuando eran trasladadas a otro lugar (1936).

Día 21 de julio
Duodécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 20 21 22 23 24 25

S an Lorenzo de Brindis, presbítero y doctor de la Iglesia, de la


Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, predicador incan-
sable por varias naciones de Europa, que de caracter sencillo y hu-
milde, cumplió fielmente todas las misiones que se le encomenda-
ron, como la defensa de la Iglesia ante los turcos que intentaban do-
minar Europa, la reconciliación de príncipes enfrentados y el gobierno
de su Orden religiosa. Murió en Lisboa, en Portugal, el veintidós de
julio de 1619.
2. En Marsella, ciudad de la Provenza, en la Galia, san Víctor, mártir (c. 292).
3. En Emesa, ciudad de Siria, san Simeón, llamado “Salos”, que, impul-
sado por el Espíritu Santo, por amor a Cristo anheló ser tenido por los hom-

405
bres como un tonto y un plebeyo. Conmemoración también de san Juan,
ermitaño, que convivió durante casi treinta años con san Simeón, peregrinan-
do con él y haciendo también a su lado vida eremítica junto al Mar Muerto
(s. IV).
4. En Roma, conmemoración de santa Práxedes, con cuyo nombre se
dedicó a Dios una iglesia en el Esquilino (antes de 491).
5. En Estrasburgo, ciudad de la Burgundia, san Arbogasto, obispo (s. VI).
6*. En el mar, ante las costas de Rochefort, beato Gabriel Pergaud, presbíte-
ro y mártir, canónigo regular de Belloc, en Brieu, que, por ser sacerdote, fue
sacado de su abadía y encerrado en condiciones inhumanas en la bodega de
una nave, donde murió a consecuencia de una enfermedad contagiosa, me-
reciendo por ello recibir la corona del martirio (1794).
7. En Yanzibian, de Yangpingguan, en China, san Alberico Crescitelli, pres-
bítero del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras, que en la perse-
cución promovida por el movimiento de los Yihetuan, golpeado primero bru-
talmente hasta quedar casi muerto, fue arrastrado al día siguiente, atados sus
pies, por un camino empedrado hasta cerca de un río, donde su cuerpo fue
despedazado y decapitado, mereciendo por todo ello la palma del martirio
(1900).
8. Pasión de san José Wang Yumei, mártir, que durante la misma perse-
cución falleció cuando era llevado a Daining, en la provincia de Hebei, en
China también (1900).

Día 22 de julio
Undécimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 21 22 23 24 25 26

M emoria de santa María Magdalena, que, liberada por el Se-


ñor de siete demonios y convertida en su discípula, le siguió
hasta el monte Calvario y mereció ser la primera que vio al Señor

406
resucitado en la mañana de Pascua y la que se lo comunicó a los demás
discípulos (s. I).
2. En Ancira, de Galacia, san Platón, mártir (s. III/IV).
3. En África, santos mártires Masilitanos, de quienes, en el aniversario de
su muerte, san Agustín predicó un sermón a los fieles (s. III/IV).
4. En Antioquía, ciudad de Siria, san Cirilo, obispo, el cual, siendo em-
perador Diocleciano, fue encarcelado y desterrado (c. 306).
5. En la fortaleza de Suania, en los montes del Cáucaso, san Anastasio,
monje, discípulo de san Máximo el Confesor, con el que, por defender la fe
ortodoxa, fue encarcelado y tuvo que sufrir toda suerte de tormentos. Falle-
ció en dicha fortaleza, o tal vez en camino, cuando se dirigía hacia ella (662).
6. En el monasterio de Fontenelle, en Neustria, san Vandregisilo, abad,
que, habiendo renunciado a vivir en la corte con el rey Dagoberto, hizo vida
monástica en varios lugares, y promovido al sacerdocio por san Audeno,
obispo de Rouen, en el bosque llamado Gemeticense fundó y rigió el monas-
terio de este mismo nombre (c. 668).
7. En Menat, en la Galia Arvernense, san Meneleo, abad (c. 700).
8*. En Pavía, ciudad de la Lombardía, san Jerónimo, obispo (s. VIII).
9*. En Lodi, en la Lombardía también, san Gualterio, fundador del Hospi-
tal de la Misericordia (1224).
10*. En Venecia, beato Agustín de Biella Fangi, presbítero de la Orden de
Predicadores, que prestó grandes servicios en Soncino, en Viglebano y en la
misma Venecia (1493).
11. En Lisboa, capital de Portugal, san Lorenzo de Brindis, cuya memoria
se celebró ayer (1619).
12. En Cardiff, ciudad de Gales, santos Felipe Evans, de la Compañía de
Jesús, y Juan Lloyd, presbíteros y mártires, que, siendo rey Carlos II, fueron
ahorcados al descubrirse que ejercían el sacerdocio en su patria (1679).
13*. Ante el litoral de Rochefort, en Francia, beato Jacobo Lombardie, pres-
bítero de Limoges, mártir, que en la terrible persecución desencadenada contra
la Iglesia durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote fue encarcelado

407
en una pequeña nave, en condiciones insalubres, donde falleció consumido
por una enfermedad incurable (1794).
14. En un lugar llamado Majiazhuang, cerca de Daining, en la provincia de
Hebei, en China, santos mártires Ana Wang, virgen, Lucía Wang Wangzhi y
su hijo Andrés Wang Tianqing, asesinados por el nombre de Cristo durante
la persecución promovida por los Yihetuan (1900).
15. Cerca de Daining, también en la provincia china de Hebei, santa María
Wang Lizhi, mártir, que en la misma persecución, cuando algunos paganos
intentaban salvarla pidiéndole que dijera que no era cristiana, ella afirmó abier-
tamente que era sierva de Cristo Jesús, por lo que fue ejecutada inmediata-
mente (1900).

Día 23 de julio
Décimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 22 23 24 25 26 27

S anta Brígida, religiosa, nacida en Suecia, que contrajo matrimo-


nio con el noble Ulfo, del que tuvo ocho hijos, a los cuales edu-
có piadosamente, consiguiendo al mismo tiempo con sus consejos y
con su ejemplo que su esposo llevase una vida de piedad. Muerto éste,
peregrinó a muchos santuarios y dejó varios escritos, en los que ha-
bla de la necesidad de reforma tanto de la cabeza como de los miem-
bros de la Iglesia. Puestos los fundamentos de la Orden del Santísimo
Salvador, en Roma pasó de este mundo al cielo (1373).
2. Conmemoración de san Ezequiel, profeta, hijo del sacerdote Buzi, que
elegido durante la visión de la gloria de Dios que tuvo en su exilio en el país
de los caldeos, y puesto como atalaya para vigilar a la casa de Israel, censu-
ró por su infidelidad al pueblo elegido y previó que la ciudad santa de Jeru-
salén sería destruida y su pueblo deportado. Estando en medio de los cauti-
vos, alentó a éstos a tener esperanza y les profetizó que sus huesos áridos
resucitarían y tendrían nueva vida.

408
3. En Classe, cerca de la ciudad de Rávena, en la vía Flaminia, conme-
moración de san Apolinar, obispo, cuya memoria se celebra el veinte de julio
(c. s. II).
4. En Bizia (hoy Wiza), en Tracia, san Severo, mártir en tiempo de los
emperadores Diocleciano y Maximiano, que, según cuenta la tradición, con-
virtió al centurión san Memnón y fue martirizado después de él (c. 304).
5*. En Marsella, ciudad de la Provenza, en la Galia, san Juan Casiano,
presbítero, que fundó un monasterio para varones y otro para mujeres, y, como
fruto de su larga experiencia en la vida monástica, escribió para los monjes dos
obras: Instituciones Cenobíticas y Conferencias de los Padres (c. 435).
6*. En Cimiez, también en la Provenza, san Valeriano, obispo, que, saca-
do del monasterio de Lérins para ser elevado al episcopado, puso por escri-
to ejemplos de la vida de varios santos para edificación de los monjes y del
pueblo en general (c. 460).
7*. En Orvieto, ciudad de la Toscana, beata Juana, virgen, terciaria domi-
nica, ilustre por su caridad y su paciencia (1306).
8*. En la localidad de Manzanares, en Castilla La Nueva, en España, bea-
tos Nicéforo de Jesús y de María (Vicente) Díez Tejerina, presbítero, y cinco
compañeros26, miembros todos de la Congregación de la Pasión, que en tiem-
po de persecución fueron fusilados por mantenerse fieles a su vocación reli-
giosa, mereciendo por ello la corona de los mártires (1936).
9*. En Carabanchel Bajo, en la provincia de Madrid, también en España,
y durante la misma persecución, beatos mártires Germán de Jesús y de Ma-
ría (Manuel) Pérez Giménez, presbítero, y ocho compañeros27, religiosos de
la misma Congregación de la Pasión, que al morir por Cristo se convirtieron
en vencedores (1936).
26
Cuyos nombres son: beatos José de los Sagrados Corazones Estalayo García,
Epifanio de San Miguel Sierra Conde, Abilio de la Cruz Ramos y Ramos, Zacarías del
Santísimo Sacramento Fernández Crespo, Fulgencio del Corazón de María Sánchez,
religiosos.
27
Cuyos nombres son: beatos Felipe del Sagrado Corazón de María Valcabado
Granado, presbítero; Maurilio del Niño Jesús Macho Rodríguez, José de Jesús y Ma-
ría Osés Sáinz, Julio del Sagrado Corazón Mediavilla Concejero, José María de Jesús
Muriente Ruiz Martínez, Laurino de Jesús Crucificado Proaño Cuesta, Anacario de la
Inmaculada Benito Nozal, Felipe de San Miguel Ruiz Fraile, religiosos.

409
10*. En la ciudad de Toledo, igualmente en España, beatos mártires Pedro
Ruiz de los Paños y José Sala Picó, presbíteros de la Hermandad de Sacer-
dotes Operarios Diocesanos, asesinados durante la misma persecución
(1936).
11*. En Dachau, cerca de la ciudad de Munich, de Baviera, en Alemania,
beato Cristino Gondek, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores y
mártir, quien desterrado de Polonia, su patria, entonces oprimida por un ré-
gimen hostil a la dignidad humana y a la religión, por su fe cristiana fue tras-
ladado a un campo de concentración, donde, sometido a toda clase de tor-
mentos, alcanzó la gloriosa corona de los mártires (1942).
12*. En la ciudad de Presov, de Eslovaquia, beato Basilio Hopko, obispo
auxiliar de esta eparquía y mártir, que en tiempo de un régimen contrario a
Cristo y a la Iglesia, mientras servía a los fieles de rito bizantino fue encarce-
lado, debiendo sufrir malos tratos y una cruel enfermedad hasta la muerte,
alcanzando así la palma de la victoria (1976)

Día 24 de julio
Nono Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 23 24 25 26 27 28

S an Sarbelio (José) Makhluf, presbítero de la Orden de los Ma-


ronitas Libaneses, que, por amor a la soledad y para alcanzar la
más alta perfección, dejó el cenobio de Annaya, en el Líbano, y se
retiró al desierto, en el que sirvió a Dios día y noche, viviendo con
gran austeridad, ayunando y orando (1898).
2. En Bolsena, ciudad de la Toscana, santa Cristina, virgen y mártir (s.
inc.).
3. En Amiterno, en la Sabina, en la vía Salaria, san Victorino, mártir (c. s.
IV).

410
4*. En Tauriano, de Calabria, san Fantino el Viejo, de sobrenombre “Tau-
maturgo” (s. IV).
5. En la Tebaida, santa Eufrasia, virgen, que, siendo de familia senatorial,
optó por hacer vida eremítica en el desierto, en humildad, pobreza y obe-
diencia (s. V).
6*. En Ardmore, en la provincia irlandesa de Momonia (hoy Waterford),
san Declano, a quien esta Iglesia celebra con gran devoción como su primer
obispo (c. s. V).
7*. En la región de Albi, de Aquitania, santa Sigolena, religiosa (c. s. VI).
8. En Rusia, santos Boris y Gleb, mártires, príncipes de Rus e hijos de
san Vladimiro, que prefirieron morir antes que oponerse por la fuerza a su
hermano Svatopolk. Boris consiguió la palma del martirio cerca de Pereisla-
via, junto al río Altam, y Gleb, poco después, junto al río Dneper, cerca de
Smolensko (1015).
9*. En Rieti, ciudad de la Sabina, san Balduíno, abad, discípulo de san
Bernardo en el monasterio de Claraval, que fue enviado por el mismo san
Bernardo a esta ciudad para fundar y regir el monasterio de San Mateo sub
Lacu (1140).
10*. En el convento de Saint-Trond, en Brabante, beata Cristina, llamada la
“Admirable”, porque en ella obró Dios cosas realmente admirables, tanto en
su cuerpo, pues tuvo que sufrir mucho, como en su alma, enriquecida con
fenómenos místicos (c. 1224).
11. En Stary Sacz, de Tarnow, en Polonia, santa Kinga o Cunegunda, hija
del rey de Hungría y casada con el príncipe Boleslao, la cual, de acuerdo
con su esposo, conservó su virginidad y, muerto éste, profesó la vida religio-
sa bajo la Regla de Santa Clara, en el monasterio fundado por ella misma
(1293).
12*. En Ferrara, ciudad de la Emilia, beato Juan de Tossignano Tavelli,
obispo, de la Orden de los Jesuatos (1146).
13. En Colonia, de la Lotaringia, traslación de los tres magos, sabios pro-
cedentes de Oriente, que fueron a Belén para ofrecer dones y contemplar en
un niño el misterio insondable del Unigénito (1162).

411
14*. En l´Aquila, en la región Vestina, beato Antonio Torriani, presbítero de
la Orden de los Ermitaños de San Agustín, médico de cuerpos y almas (1494).
15*. En Orbe, de Saboya (hoy en el cantón de Vaud), beata Luisa, reli-
giosa, hija del duque beato Amadeo, que contrajo matrimonio con el prínci-
pe Hugo de Châlon-Arlay y, fallecido éste, profesó la Regla de Santa Clara,
reformada por santa Coleta, viviendo fielmente y con humildad la vida reli-
giosa (1503).
16*. En la ciudad de Derby, en Inglaterra, beatos Nicolás Garlick, Roberto
Ludlam y Ricardo Simpson, presbíteros y mártires, que, reinando Isabel I,
después de haber sufrido toda clase de vejaciones por ser sacerdotes, fue-
ron decapitados, alcanzando así la gloria celestial (1588).
17*. En Newcastle, junto al Tyne, también en Inglaterra, beato José Lamb-
ton, presbítero y mártir, que, no contando más que veinticuatro años, por ser
sacerdote fue atrozmente descuartizado (1592).
18. En Durhan, en Inglaterra también, san Juan Boste, presbítero, que, sien-
do reina la misma Isabel I, por ser sacerdote sufrió el martirio y ante el juez
no cesó de dar ánimos a sus compañeros (1594).
19. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, san José Fernández, presbíte-
ro de la Orden de Predicadores y mártir, decapitado a causa de su fe en
Cristo, siendo emperador Minh Mang (1838).
20*. En Nápoles, ciudad de la Campania, beato Modestino de Jesús y de
María (Domingo) Mazzarello, presbítero de la Orden de los Hermanos Me-
nores, que, cercano siempre a toda clase de pobres y afligidos, al asistir a
los moribundos en tiempo de cólera murió contagiado de la misma enferme-
dad (1854).
21*. En la ciudad de Guadalajara, en España, beatas María Pilar de San
Francisco Borja (Jacoba) Martínez García, Teresa del Niño Jesús (Eusebia)
García y García, y María Ángeles de San José (Marciana) Valtierra Tordesi-
llas, carmelitas descalzas, vírgenes y mártires, todas ellas coronadas con el
martirio durante la guerra, mientras aclamaban a Cristo, su Esposo (1936).
22*. En Barcelona, también en España, beata María de la Merced Prat, de
la Sociedad de Santa Teresa de Jesús, virgen y mártir, que durante la misma
contienda fue condenada a muerte por ser religiosa (1936).

412
23*. En Barcelona igualmente, beato Javier Bordas Piferrer, religioso sale-
siano, que con su martirio testimonió claramente que era discípulo del divino
Maestro (1936).

Día 25 de julio
Octávo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 24 25 26 27 28 29

S olemnidad del apóstol Santiago, hijo del Zebedeo y hermano de


san Juan Evangelista, que con Pedro y Juan fue testigo de la trans-
figuración y de la agonía del Señor. Decapitado poco antes de la fiesta
de Pascua por Herodes Agripa, fue el primero de los apóstoles que
recibió la corona del martirio (s. I).
2. En Licia, san Cristóbal, mártir (s. inc.).
3. En Barcelona, ciudad de la Hispania Tarraconense, san Cucufate, mártir,
que, herido con espada durante la persecución desencadenada por el empe-
rador Diocleciano, subió victorioso al cielo (s. IV).
4. En Cesarea de Palestina, santos Valentina, Tea y Pablo, mártires du-
rante la persecución llevada a cabo en tiempo del emperador Maximiano,
siendo prefecto Firmiliano. Valentina, virgen, por haber tirado a tierra de un
puntapié la ara levantada en honor de los dioses, fue arrojada al fuego junto
con Tea, virgen también, después de haber sido cruelmente atormentada,
volando de este modo al encuentro del Esposo. Pablo, condenado a muerte,
habiendo conseguido un breve tiempo para orar, rogó encarecidamente por
la salvación de todos y seguidamente fue decapitado, recibiendo la corona
del martirio (308).
5. En Nicomedia, de Bitinia, tránsito de santa Olimpíada, que, habiendo
enviudado siendo aún joven, pasó el resto de su vida piísimamente en Cons-
tantinopla entre las mujeres consagradas a Dios, sirviendo a los pobres, y

413
permaneció siempre fiel a san Juan Crisóstomo, a quien acompañó cuando el
santo fue desterrado (408).
6. En Tréveris, ciudad de Renania, en Austrasia, san Magnerico, obispo,
discípulo de san Niceto, a quien acompañó fielmente cuando éste fue deste-
rrado y al que emuló, al sucederle en el episcopado, en el celo por la salva-
ción de los almas (c. 596).
7*. En Tréveris también, santos Beato y Banto, presbíteros, que hicieron
vida eremítica en tiempo de san Magnerico (s. VI/VII).
8*. En Metz, ciudad de la Galia Bélgica, santa Glodesindis, abadesa (s. VI).
9. En Córdoba, ciudad de la región hispánica de Andalucía, san Teodo-
miro, monje de Carmona, martirizado, siendo aún joven, durante la persecu-
ción desencadenada por los sarracenos (851).
10*. En Angers, ciudad de Francia, beato Juan Soreth, presbítero de la
Orden de los Carmelitas, en la que introdujo una observancia más estrecha y
la amplió con conventos para monjas (1471).
11*. En Camerino, del Piceno, en Italia, beato Pedro de Mogliano Corradi-
ni, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que brilló por su evan-
gélica predicación, el ejemplo de sus virtudes y la fama de sus milagros (1490).
12*. En la región de Salsette, en la India, beatos mártires Rodolfo Aquavi-
va, Alfonso Pacheco, Pedro Berna, Antonio Francisco, presbíteros, y Fran-
cisco Aranha, religioso, todos jesuitas, asesinados por los infieles a causa de
haber levantado una cruz (1583).
13*. En Bobino, en la Apulia, beato Antonio Lucci, obispo, de la Orden de
los Hermanos Menores Conventuales, que, brillando por su singular doctri-
na, de tal modo se entregaba a ayudar a los pobres que se olvidaba de aten-
der las más mínimas necesidades de sí mismo (1752).
14*. En una nave anclada ante la costa de Rochefort, en Francia, beato
Miguel Ludovico Brulard, presbítero de la Orden de los Carmelitas Descal-
zos, mártir, el cual, durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote fue
encerrado en dicha nave en condiciones inhumanas, muriendo en ella consu-
mido por la enfermedad (1794).

414
15*. En Madrid, capital de España, beata María del Carmen Sallés y Ba-
rangueras, virgen, fundadora de la Congregación de las Hermanas de la In-
maculada Concepción, para la educación de mujeres piadosas e incultas
(1911).
16*. En Urda, pueblo de la provincia española de Toledo, beatos mártires
Pedro del Sagrado Corazón Redondo, presbítero, Félix de las Cinco Llagas
Ugalde Irurzun y Benito de la Virgen del Villar Solano Ruiz, religiosos de la
Congregación de la Pasión, que consiguieron la gloriosa palma del martirio al
ser fusilados por su fe cristiana, durante la persecución religiosa desencade-
nada en la guerra (1936).
17*. Cerca de Talavera de la Reina, en la provincia de Toledo, en España
también, beatos mártires Federico (Carlos) Rubio Álvarez, presbítero, Pri-
mo Martínez de San Vicente Castillo, Jerónimo Ochoa Urdangarín y Juan de
la Cruz (Eligio) Delgado Pastor, religiosos todos de la Orden de San Juan de
Dios, que, sin previo juicio, durante la misma persecución religiosa consiguieron
la corona del martirio (1936).
18*. En Monzón, cerca de Huesca, en Aragón, región de España, beato
Dionisio Pamplona, presbítero de la Orden de los Clérigos Regulares de las
Escuelas Pías, asesinado por odio a la fe en la misma persecución desenca-
dena contra la religión (1936).
19*. En Motril, pueblo en el litoral español de la provincia de Granada,
beatos mártires Deogracias Palacios, León Inchausti, José Rada, Julián Mo-
reno, presbíteros, y José Ricardo Díez, religioso, miembros de la Orden de
los Agustinos Recoletos, detenidos inesperadamente por el populacho durante
la misma persecución e inmediatamente fusilados en el camino (1936).
20*. En el campo de concentración de Dzialdowo, en Polonia, beata María
Teresa Kowalska, virgen de la Orden de las Clarisas Capuchinas y mártir, la
cual, encarcelada durante la ocupación militar de Polonia, permaneció firme
en la fe, alcanzando la vida eterna (1941).

415
Día 26 de julio
Séptimo Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 25 26 27 28 29 30

M emoria de san Joaquín y santa Ana, padres de la Inmaculada


Virgen María, Madre de Dios, cuyos nombres se conservaron
gracias a tradición de los cristianos.
2. Conmemoración de san Erasto, tesorero de la ciudad de Corinto, que
prestó sus servicios al apóstol Pablo (s. I).
3. En el monasterio de San Benito, junto al río Po, en el territorio de
Mantua, san Simeón, monje y ermitaño (1016).
4*. En Auch, ciudad de Aquitania, san Austindo, obispo, que construyó la
iglesia catedral de esta ciudad, mejoró las costumbres del pueblo y fue mo-
delo en la casa de Dios (1068).
5*. En Verona, en los confines de Venecia, beatos Evangelista y Peregri-
no, presbíteros (s. XII/XIII).
6*. En Sassoferrato, del Piceno, en Italia, beato Hugo de Actis, monje de
la Congregación de los Silvestrinos de la Orden de San Benito (1250).
7*. En Septémpeda (hoy San Severino Marche), también del Piceno, beata
Camila Gentili, martirizada por su propio esposo (s. XIV/XV).
8*. En Gateshead, pueblo cercano a Newcastle, a orillas del río Tyne, en
Inglaterra, beato Juan Ingram, presbítero y mártir, que siendo inglés de naci-
miento, una vez ordenado en la basílica Lateranense ejerció su ministerio en
Escocia hasta que, habiendo pasado a Inglaterra, fue ahorcado por ser sa-
cerdote, en tiempo de la reina Isabel I (1594).
9*. En Darlington, en Inglaterra también, beato Jorge Swallowell, mártir,
condenado a muerte el mismo año en que había vuelto a la Iglesia católica, y
aun cuando al ser atrozmente atormentado fue presa de gran pavor, perma-

416
neció firme en la fe católica aceptando los crueles suplicios a que fue some-
tido (1594).
10*. En Lancaster, igualmente en Inglaterra, beatos Eduardo Thwing, de la
Orden de Predicadores, y Roberto Nuter, presbíteros ambos y mártires, que,
después de haber trabajado mucho y de muchos modos en la viña del Señor,
reinando Isabel I fueron condenados a muerte por ser sacerdotes, alcanzan-
do así la gloria del martirio (1600).
11*. En Londres, también en Inglaterra, beato Guillermo Webster, presbíte-
ro y mártir, que después de haber ejercido el ministerio a lo largo de más de
veinte años en diversas cárceles, durante el reinado de Carlos I fue apresado
por ser sacerdote y consiguió la gloria del martirio en el patíbulo de Tyburn
(1641).
12*. En Phû Yên, pueblo de Annam, beato Andrés, catequista, que al exa-
cerbarse la persecución contra la enseñanza de la doctrina cristiana, fue he-
cho prisionero y después condenado a muerte, derramando su sangre por
Cristo, siendo el primer mártir de la Iglesia de ese país (1644).
13*. En una nave anclada ante las costas de Rochefort, en Francia, beatos
Marcelo Gaucherii Labigne de Reignefort, de la Sociedad de los Misione-
ros, y Pedro José Le Groing de la Romagère, ambos presbíteros y mártires.
El primero vivía en un pueblo de Limoges y el segundo era de la localidad de
Bourges, y detenidos durante la Revolución Francesa en odio a la religión,
murieron consumidos por el hambre y la enfermedad (1794).
14*. En Orange, población también de Francia, beatas María Margarita de
San Agustín Bonnet y cuatro compañeras28, vírgenes de la Orden de Santa
Úrsula, que fueron martirizadas durante la misma revolución (1794).
15. En Luere, de la Lombardía, santa Bartolomea Capitanio, virgen, fun-
dadora junto con santa Vicenta Gerosa del Instituto de las Hermanas de la
Caridad de María Niña. Murió a los veintisiete años, atacada por la tisis o
más bien consumida por su caridad (1833).

28
Cuyos nombres son: beatas Catalina de Jesús (María Magdalena) de Jastamont,
Ana de San Basilio Cartier, Clara de Santa Rosalía (María Clara) du Bac e Isabel Teresa
del Corazón de Jesús Consolin.

417
16. En Motril, pueblo de la provincia de Granada, en España, beatos Vi-
cente Pinilla, agustino recoleto, y Manuel Martín Sierra, presbíteros y márti-
res, que, en tiempo de persecución religiosa, fueron sacados por la fuerza de
la iglesia y fusilados al día siguiente (1936).
17*. En el campo de concentración de Dachau, cercano a Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Tito Brandsma, presbítero de la Orden de los
Carmelitas, mártir, holandés de nacimiento, que por defender la Iglesia y la
dignidad del hombre sufrió con ánimo sereno toda clase de quebrantos y
vejaciones, dando ejemplo de una caridad sin límites, tanto en favor de sus
hermanos concautivos como de sus mismos verdugos (1942).
18*. En La Valetta, capital de la isla de Malta, beato Jorge Preca, presbíte-
ro, que se entregó amorosamente a la formación catequética de los niños y
fundó la Sociedad de la Doctrina Cristiana, cuya misión es ser testigos de la
Palabra de Dios y propagarla (1962).

Día 27 de julio
Sexto Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 26 27 28 29 30 1

1. Conmemoración de los Siete Santos Durmientes, que, como cuenta la


tradición, habiendo sido martirizados, descansan en paz en Éfeso esperando
el día de la resurrección (s. inc.).
2. En Nicomedia, de Bitinia, san Pantaleón o Pantalaimón, mártir, vene-
rado en Oriente como médico que ejercía su arte sin retribución alguna (c.
305).
3*. En Lons-le-Saulnier, en los montes del Jura, en Francia, san Desidera-
to, que se cree fue obispo de Besançon (s. V).
4. En Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria, san Celestino
I, papa, que se preocupó de que la Iglesia se mantuviese en la verdadera fe
y ampliase sus límites, instituyó el episcopado en Gran Bretaña e Irlanda y

418
promovió la celebración del Concilio de Éfeso, en el que se condenó a Nes-
torio y se saludó a María como Madre de Dios (432).
5. Cerca de Antioquía, en Siria, san Simeón, monje, que durante muchos
años vivió sobre una columna, por lo que recibió el sobrenombre de “Estili-
ta”, y cuya vida y trato con todos fueron admirables (459).
6*. En Loches, pueblo de la Touraine, junto al río Indre, en Francia, san
Urso, abad, padre de muchos cenobios, célebre por su abstinencia y sus vir-
tudes (s. V/VI).
7*. En Ravena, en la vía Flaminia, san Eclesio, obispo, que compartió con
el papa san Juan I los atroces sufrimientos causados por el rey Teodorico,
sobreviviendo tan sólo él y consiguiendo que su Iglesia adquiriese nuevo es-
plendor (c. 532).
8*. En Béarn, en la región de los Pirineos vasco-franceses, san Galacto-
rio, honrado como obispo y como mártir en Lescar (s. VI).
9. En Mantinea, cerca de Claudiópolis, en la Honoríada, santa Antusa,
monja, que, siendo emperador Constantino Coprónimo, por defender el cul-
to de las sagradas imágenes, después de sufrir la pena de los azotes fue des-
terrada, pero vuelta a la patria, murió en paz (s. VIII).
10. En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santos mártires
Jorge, diácono y monje originario de Siria, Aurelio y Sabigótona, esposos, y
Félix y Liliosa, esposos también, que en la persecución desencadenada por
los sarracenos, deseando dar testimonio de su fe cristiana, no cesaron de
alabar a Cristo en la cárcel, donde fueron finalmente decapitados (852).
11*. En Ochrida, en el Ilírico, san Clemente, obispo de Velica, insigne por
su erudición y por sus conocimientos de las ciencias sagradas, que llevó la
luz de la fe al pueblo búlgaro. Se conmemoran con él a los santos obispos
Gorazdo, Nahum, Sabas y Angelario, continuadores en Bulgaria de la obra
de los santos Cirilo y Metodio (s. IX/X).
12*. En el cenobio de Garsten, en Estiria, beato Bertoldo, abad, que estu-
vo siempre dispuesto a aconsejar a quienes se lo pedían y a favorecer a los
necesitados que acudían a él (1142).

419
13*. En Piacenza, ciudad de la Emilia, beato Raimundo Palmerio, padre de
familia, que, al quedar privado de su esposa y de sus hijos, fundó un alber-
gue para recibir a los pobres (1200).
14*. En Faenza, en la Emilia también, beato Nevolone, insigne por sus san-
tas peregrinaciones, por su austeridad y por la práctica de la vida eremítica
(1280).
15*. En Amelia, de la Umbría, beata Lucía Bufalari, virgen, hermana del
beato Juan de Rieti, oblata de la Orden de San Agustín, ilustre por sus peni-
tencias y por su celo en salvar almas (c. 1350).
16*. En la ciudad de Stafford, en Inglaterra, beato Roberto Suton, presbí-
tero y mártir, ahorcado en tiempo de Isabel I por ser sacerdote (1588).
17*. En Beaumaris, del País de Gales, beato Guillermo Davies, presbítero y
mártir, que durante la misma persecución, sólo por ser sacerdote, orando por
los presentes sufrió el mismo suplicio (1593).
18*. En Brescia, en la región de la Lombardía, beata María Magdalena
Martinengo, abadesa de la Orden de las Clarisas Capuchinas, insigne por su
abstinencia (1737).
19*. En Olleria, pueblo de la provincia de Valencia, en España, beato Joa-
quín Vilanova Camallonga, presbítero y mártir, que en tiempo de persecu-
ción contra la fe consiguió la gloria celestial (1936).
20*. En el pueblo de Llisà, cerca de Barcelona, en España también, beato
Modesto Vegas Vegas, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores
Conventuales y mártir, que derramó su sangre por Cristo durante la misma
persecución (1936).
21*. En Barcelona, también en España, beatos Felipe Hernández Martínez,
Zacarías Abadía Buesa y Santiago Ortiz Alzueta, religiosos de la Sociedad
Salesiana y mártires, que sufrieron el martirio durante la mencionada perse-
cución (1936).
22*. En Oswiecim o Auschwitz, lugar cercano a Cracovia, en Polonia, bea-
ta María Clemente de Jesús Crucificado Staszewska, virgen de la Orden de
Santa Úrsula y mártir, que internada en un campo de exterminio por odio a
la fe, murió a causa de los terribles tormentos a los que fue sometida (1943).

420
23. En Iluro (hoy Mataró), cerca de Barcelona, en la Hispania Tarra-
conense, memoria de las santas Juliana y Semproniana, mártires (s. inc.).
24. En Nicomedia, memoria de san Hermolao, presbítero y mártir (c. 305).

Día 28 de julio
Quinto Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 27 28 29 30 1 2

1. Conmemoración de los santos Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y


Nicolás, prosélito éste de Antioquía, que fueron de los siete elegidos por la
multitud entre los discípulos por considerarlos llenos de Espíritu y sabiduría,
y a quienes los apóstoles impusieron las manos para que se dedicaran a atender
a los pobres (s. I).
2. En Roma, san Víctor I, papa, africano de nacimiento, que fijó para
todas las Iglesias la celebración de la fiesta de Pascua en el domingo que
sigue inmediatamente a la Pascua judía (c. 200).
3. Conmemoración de los numerosos mártires que sufrieron el tormento
en la Tebaida, en Egipto, durante la persecución en tiempo de los empera-
dores Decio y Valeriano. A estos cristianos, que deseaban morir pronto por
Cristo traspasados por espada, sus crueles perseguidores, pretendiendo más
bien degollar sus almas que sus cuerpos, retardaron su muerte lo máximo
posible, sometiéndoles a una larga serie de tormentos (c. 250).
4. En Mileto, en la región de la Caria, san Acacio, mártir en tiempo del
emperador Licinio (c. 308/311).
5. En Milán, de la provincia de Liguria, santos Nazario y Celso, mártires,
cuyos cuerpos fueron hallados por san Ambrosio (inventio 395).
6*. En Troyes, ciudad de Francia, san Cameliano, obispo, discípulo y su-
cesor de san Lupo (s. VI).

421
7. En Dol, ciudad de la Bretaña Menor, san Sansón, abad y obispo, que
propagó en Domnonia el Evangelio y la disciplina monástica, que había apren-
dido en Gales del abad san Iltudo (c. 565).
8*. En la región de Sodermanland, en Suecia, san Botvido, mártir, sueco
de nacimiento y bautizado en Inglaterra, que estuvo trabajando en la evange-
lización de su patria hasta que un criado suyo, a quien él había liberado de la
esclavitud, le asesinó (1100).
9. En Nam Dinh, de Tonquín, san Melchor García Sampedro, obispo, de
la Orden de Predicadores y mártir, encerrado primero por ser cristiano en
una estrechísima cárcel, y después, por orden del emperador Tu Duc, mate-
rialmente despedazado (1858).
10*. En Madrid, capital de España, beato Pedro Poveda Castroverde, pres-
bítero y mártir, fundador de la Institución Teresiana destinada a promover la
formación cristiana, que al comienzo de la persecución contra la Iglesia fue
asesinado por odio a la religión, dando un claro testimonio de su fe (1936).
11*. En Gabasa, pueblo de la provincia de Zaragoza, en España también,
beatos Manuel Segura, presbítero, y David Carlos, religioso de la Orden de
los Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, mártires durante la misma per-
secución (1936).
12*. En Tarragona, igualmente en España, beato Santiago Hilario (Manuel)
Barbal Cosán, religioso de los Hermanos de la Escuelas Cristianas, mártir,
condenado a la pena capital por odio a la Iglesia en la mencionada persecu-
ción (1936).
13*. En Barcelona, de nuevo en España, beatos José Caselles Moncho y
José Castell Camps, presbíteros de la Sociedad Salesiana y mártires, que
durante la misma persecución religiosa merecieron alcanzar con el martirio la
gloria de la vida eterna (1936).
14*. En la ciudad de Bharananganam, en Kérala, en la India, beata Alfonsa
de la Inmaculada Concepción (Ana) Muttathupadathu, virgen, que, para evi-
tar que la obligasen a casarse, metió el pie en el fuego, y admitida en las
Clarisas Malabarenses, vivió casi continuamente enferma ofreciendo su vida
a Dios (1946).

422
Día 29 de julio
Quarto Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 28 29 30 1 2 3

M emoria de santa Marta, que recibió en su casa de Betania,


cerca de Jerusalén, a Jesús, el Señor, y muerto su hermano
Lázaro, proclamó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo, que has
venido al mundo» (s. I).
2. Conmemoración de los santos Lázaro, hermano de santa Marta, a quien
lloró el Señor al enterarse de que había muerto, y al que resucitó, y María,
su hermana, la cual, mientras Marta se ocupaba inquieta y nerviosa en pre-
parar todo lo necesario, ella, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus
palabras (s. I).
3. En Gangra, de Papflagonia, san Calínico, mártir (s. II/III).
4. En Roma, en el tercer miliario de la vía Portuense, en el cementerio
dedicado a su nombre, san Félix, mártir (s. III/IV).
5. En Roma también, en el cementerio de Generosa, santos Simplicio,
Faustino, Beatriz y Rufo, mártires (s. III/IV).
6. En Troyes, ciudad de la Galia Lugdunense, san Lupo, obispo, que con
san Germán de Auxerre fue a Bretaña para luchar contra la herejía de los
pelagianos, defendió después con la oración a su ciudad del furor de Atila y,
habiendo ejercido de modo admirable el sacerdocio durante cincuenta años,
descansó en paz (c. 478).
7. En Orleans, ciudad también de la Galia Lugdunense, san Próspero,
obispo (s. V).
8. En Nídaros (hoy Trondheim), ciudad de Noruega, san Olav, mártir, que
siendo rey de su pueblo, lo liberó de la idolatría y propagó con gran diligen-
cia la fe cristiana que había conocido en Inglaterra, pero finalmente, atacado
por sus enemigos, murió asesinado (1030).

423
9*. En Roma, en la basílica de San Pedro, beato Urbano II, papa, que
defendió la libertad de la Iglesia de las intromisiones de los laicos, luchó contra
los clérigos simoníacos e indignos y, en el Concilio de Clermont, exhortó a
los soldados cristianos a que, con el signo de la cruz, liberasen a sus herma-
nos cristianos de la opresión de los infieles y recuperasen el sepulcro del
Señor, que estaba su poder (1099).
10. En la ciudad de Saint Brieuc, en la Bretaña Menor, san Guillermo Pin-
chón, obispo, que se preocupó de que se construyese la iglesia catedral y
brilló por su benignidad y sencillez, teniendo que sufrir muchas vejaciones y
el destierro por defender con decisión y fortaleza a sus ovejas y los dere-
chos de la Iglesia (1234).
11*. En Omura, región del Japón, beatos mártires Luis Bertrán, presbítero
de la Orden de Predicadores, Mancio de la Santa Cruz y Pedro de Santa
María, religiosos de la misma Orden, que por su fe en Cristo fueron quema-
dos vivos (1627).
12*. En la costa de Francia, ante la ciudad de Rochefort, beato Carlos Ni-
colás Antonio Ancel, presbítero de la Sociedad de Jesús y de María, mártir,
que durante la Revolución Francesa, por ser sacerdote, fue encarcelado en
condiciones inhumanas en un barco convertido en prisión, donde murió como
auténtico mártir, víctima de una enfermedad contagiosa (1794).
13. En la ciudad de Quigyan, en la provincia china de Guizhou, santos
mártires José Zhang Wenlan, Pablo Chen Changpin, seminaristas, Juan Bau-
tista Lou Tingyin, administrador del seminario, y Marta Wang Louzhi, viuda,
que, encerrados en una cueva calurosa y húmeda, sufrieron atroces vejacio-
nes, siendo finalmente decapitados (1861).
14*. En la población de Esplugas, cerca de Barcelona, en España, beato
Juan Bautista Egozcuezábal Aldaz, religioso de la Orden de San Juan de Dios,
que durante la persecución contra la fe desencadenada en esa región fue
asesinado por odio a la Iglesia (1936).
15*. En Calanda, población cercana a Teruel, en España también, beatos
Lucio Martínez Mancebo, presbítero de la Orden de Predicadores, y com-

424
pañeros29, mártires, que, apoyándose en la fortaleza de Cristo, dieron su vida
durante la misma persecución (1936).
16*. En Valencia, igualmente en España, beato José de Calasanz Marqués,
presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que derramó su sangre por Cristo
en esa misma persecución (1936).

Día 30 de julio
Tértio Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23
A B C D E F F G H M N P
24 25 26 27 28 29 29 30 1 2 3 4

S an Pedro, “Crisólogo” de sobrenombre, obispo de Ravena y doc-


tor de la Iglesia, que, habiendo recibido el nombre del santo
apóstol, desempeñó su oficio tan perfectamente que consiguió cap-
turar a multitudes en la red de su celestial doctrina, saciándolas con
la dulzura de su palabra. Su tránsito tuvo lugar el día treinta y uno de
este mes en Imola, en la región de la Emilia Romagna (c. 450).
2. En Roma, en el cementerio de Ponciano, en la vía Portuense, santos
Abdón y Senén, mártires (c. s. III).
3. En Cesarea de Capadocia, santa Julita, mártir, que, por negarse cons-
tantemente a ofrecer incienso a los ídolos como se lo mandaba el juez, fue
arrojada al fuego (c. 303).
4. En Tuburbo Lucernaria, ciudad de África, santas Máxima, Donatila y
Segunda, vírgenes y mártires. Las dos primeras, durante la persecución lle-
vada a cabo por el emperador Diocleciano, rechazaron sin amedrentarse la
orden imperial que mandaba sacrificar a los ídolos, por lo que, en cumpli-

29
Cuyos nombres son: Antonio López Couceiro, Felicísimo Díez González, Saturio
Rey Robles, Tirso Manrique Melero, presbíteros; Gumersindo Soto Barros y Lamberto
de Navascués y de Juan, religiosos, de la Orden de Predicadores; y Manuel Albert
Ginés, presbítero.

425
miento de la sentencia del procónsul Anulino, fueron, juntamente con la jo-
ven Segunda, arrojadas primero a las fieras y después decapitadas (304).
5. En la ciudad de Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Urso, obispo (s.
VI).
6*. En Ghistelles, en Flandes, santa Godeleva, mártir, la cual, casada con
el señor del lugar, tuvo que sufrir mucho por parte de su esposo y también
de la madre de éste, siendo finalmente estrangulada por dos criados (c. 1070).
7*. En Caleruega, en la región de Castilla, en España, conmemoración del
beato Manes Guzmán, presbítero, hermano de santo Domingo y colabora-
dor suyo en la propagación de la Orden de Predicadores, prudente conseje-
ro de religiosas (c. 1235).
8*. En Londres, en Inglaterra, beatos Eduardo Powell, Ricardo Feather-stone
y Tomás Abel, presbíteros y mártires, doctores en sagrada teología, que por
oponerse con firmeza al divorcio del rey Enrique VIII y por permanecer fieles al
Romano Pontífice, después de pasar un tiempo encarcelados en la Torre de la
ciudad, fueron ahorcados en Smithfield (1540).
9. En Daying, pueblo cercano a la ciudad de Zaoqiang, en la provincia
china de Hebei, san José Yuan Gengyin, mártir, comerciante en el mercado
del pueblo, que en la persecución llevada a cabo por los seguidores del
movimiento Yihetuan fue asesinado por ser cristiano (1900).
10*. En Calafell, pueblo cercano a Tarragona, en la costa de España, bea-
tos mártires Braulio María (Pablo) Corres Díaz de Cerio, presbítero, y ca-
torce compañeros30, miembros todos de la Orden de San Juan de Dios, que,
hechos prisioneros durante la persecución desencadenada contra los religio-
sos, perdonaron a sus enemigos y merecieron la felicísima corona del marti-
rio (1936).
11*. En el lugar de Castelserás, cerca de Teruel, en España también, bea-
tos mártires José María Muro Sanmiguel, presbítero, Joaquín Prats Baltue-
30
Cuyos nombres son: beatos Julián (Miguel) Carrasquer Fos, Eusebio (Antonio)
Forcades Ferraté, Constans (Saturnino) Roca Huguet, Benito José Labre (Arsenio)
Mañoso González, Vicente de Paul Canelles Vives, religiosos; Tomás Urdánoz Aldaz,
Rafael Flamarique Salinas, Antonio Llauradó Parisi, Manuel López Orbara, Ignacio Tejero
Molina, Enrique Beltrán Llorca, Domingo Pitarch Gurrea, Antonio Sanchís Silvestre y
Manuel Jiménez Salado, novicios.

426
ña, religioso, ambos de la Orden de Predicadores, y Zósimo Izquierdo Gil,
presbítero, que consiguieron la corona de la gloria al morir por Cristo duran-
te la misma persecución (1936).
12*. En la ciudad de Barcelona, igualmente en España, beato Sergio Cid
Pazo, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, víctima en misma perse-
cución por haber dado sin miedo testimonio de su fe cristiana (1936).
13. En Pavía, ciudad de Italia, san Leopoldo (Bogdan) de Castelnuovo
Mandic, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, que
ardió de celo por la unidad de los cristianos y gastó toda su vida trabajando
para la reconciliación de los mismos (1942).
14*. En la ciudad de Guadalajara, en México, beata María Vicenta de San-
ta Dorotea Chávez Orozco, virgen, fundadora del Instituto de las Siervas de
los Pobres, que confiando sólo en Dios y en la ayuda de la Providencia, dio
pruebas elocuentes de delicadeza y diligencia para con los desamparados y
los pobres (1949).
15. En la misma ciudad mexicana, beata María de Jesús Sacramentado
Venegas de la Torre, virgen, que pasó cincuenta y cuatro años curando en-
fermos pobres en una pequeña enfermería, en la que fundó la Congregación
de las Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1959).

Día 31 de julio
Prídie Kaléndas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24
A B C D E F F G H M N P
25 26 27 28 29 1 30 1 2 3 4 5

M emoria de san Ignacio de Loyola, presbítero, quien, nacido


en el País Vasco, en España, pasó la primera parte de su vida
en la corte como paje del contador mayor hasta que, herido grave-
mente, se convirtió. Completó los estudios teológicos en París y
conquistó sus primeros compañeros, con los que más tarde fundaría
en Roma la Compañía de Jesús, ciudad en la que ejerció un fructuo-

427
so ministerio escribiendo varias obras y formando a sus discípulos,
todo para mayor gloria de Dios (1556).
2. En Milán, en la región Transpadana, san Calimero, obispo (s. II ex.).
3. En Sinnada, en Frigia, santos Demócrito, Segundo y Dionisio, mártires
(s. III).
4. En Cesarea de Mauritania, san Fabio, mártir, que, por haberse negado
a llevar la bandera presidencial en una junta de la provincia, fue encarcelado
y, como permaneciese fiel en la confesión de Cristo, condenado a muerte por
el juez (303/304).
5. En Roma, en la vía Latina, san Tertulino, mártir (c. s. IV).
6. En Ravena, en la vía Flaminia, tránsito de san Germán, obispo de Auxe-
rre, defensor de la fe de los británicos contra la herejía pelagiana, que ha-
biendo acudido a Ravena para obtener la paz de la región de la Armórica,
fue recibido triunfalmente por los emperadores Valentiniano y Gala Placidia,
y, estando allí, subió al reino celestial (448).
7. Cerca de Foro Cornelio (hoy Imola), en la misma vía Flaminia, tránsi-
to de san Pedro Crisólogo, obispo de Ravena, del que se hizo memoria ayer
(c. 450).
8. En Skövde, en Suecia, santa Elena, viuda, a quien se considera mártir
por haber sido injustamente asesinada (c. 1160).
9*. En Acquapendente, de la Toscana, tránsito del beato Juan Colombini,
rico comerciante que, dejándolo todo, abrazó la pobreza. Con los que le
siguieron fundó la Orden de los Jesuatos, a quienes quiso pobres de Cristo y
desposados con la dama Pobreza (1307).
10*. En la ciudad de Londres, en Inglaterra, beato Everardo Hanse, pres-
bítero y mártir, que desde el día en que abrazó la fe católica fue siempre fiel
a ella, la propagó entre sus conciudadanos y, siendo reina Isabel I, confirmó
su fe con el martirio en Tybourn (1581).
11*. En el mar ante Rochefort, en Francia, beato Juan Francisco Jarriges
de la Morelie du Breuil, presbítero y mártir, que durante la Revolución Fran-
cesa, cuando la persecución contra la Iglesia se hacía sentir más intensa, fue
encerrado en una vieja nave destinada al trasporte de esclavos, en la que murió
tísico (1794).

428
12. En Cây Mét, lugar cercano a la ciudad de Saigón, en Cochinchina,
santos Pedro Doàn Côn Quý, presbítero, y Manuel Phung, mártires, que,
después de pasar cerca de siete meses en la cárcel, fueron decapitados por
ser cristianos (1859).
13. En el valle Alighede, en Etiopía, san Justino de Iacobis, obispo, de la
Congregación de la Misión, manso y lleno de caridad, que se entregó al apos-
tolado y a la formación del clero indígena, teniendo que sufrir pronto ham-
bre, sed, tribulaciones y la cárcel (1860).
14*. En la ciudad de Granollers, cercana a Barcelona, en España, beatos
mártires Dionisio Vicente Ramos, presbítero, y Francisco Remón Játiva, re-
ligioso, ambos de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, que en
la persecución desencadenada contra la fe siguieron, con su martirio, los pasos
de Cristo (1936).
15*. En Valencia, en España también, beato Santiago Buch Canals, religio-
so de la Sociedad Salesiana y mártir, que murió durante la misma persecu-
ción, confesando a Cristo (1936).
16*. Cerca de Munich, ciudad de Baviera, en Alemania, en el campo de
concentración de Dachau, beato Miguel Ozieblowski, presbítero y mártir, el
cual, ocupada Polonia, su patria, por un régimen político contrario a la reli-
gión, fue expatriado y encarcelado por su fe, y en prisión, donde fue tortura-
do, alcanzó el martirio (1942).
17*. En Kalisz, en Polonia, beato Francisco Stryjas, mártir, que durante la
misma persecución, pasando por terribles tormentos, voló triunfador al en-
cuentro del Señor (1944).
18*. En la ciudad de Trnava, en Eslovaquia, beata Sidonia (Cecilia) Sche-
lingová, virgen de la Congregación de las Hermanas de la Caridad de la Santa
Cruz y mártir, que en tiempos difíciles para la Iglesia de su país, con motivo
de proteger a un sacerdote, sufrió mucho de cuerpo y alma, y, contraida una
enfermedad, se mostró testigo alegre y constante de Cristo (1955).

429
AGOSTO

Día 1 de agosto
Kaléndis augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
A B C D E F F G H M N P
26 27 28 29 1 2 1 2 3 4 5 6

M emoria de san Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de


la Iglesia, que insigne por el celo de las almas, por sus escri-
tos, por su palabra y ejemplo, trabajó infatigablemente predicando y
escribiendo libros, en especial sobre teología moral, en la que es con-
siderado maestro, para fomentar la vida cristiana en el pueblo. Entre
grandes dificultades fundó la Congregación del Santísimo Redentor,
para evangelizar a la gente iletrada. Elegido obispo de santa Águeda
de los Godos, se entregó de modo excepcional a esta misión, que de-
jaría quince años después, aquejado de graves enfermedades, y pasó
el resto de su vida en Nocera de’Pagani, en la Campania, aceptando
grandes trabajos y dificultades (1787).
2. Conmemoración del triunfo de los siete santos hermanos mártires, que,
en Antioquía, de Siria, durante el reinado de Antioco Epifanes, por su inven-
cible fidelidad en el cumplimiento de la Ley del Señor sufrieron un fin cruel,
al igual que su madre, que presenció con dolor la muerte de cada uno de sus
hijos, coronada de gloria en todos ellos, como se nos refiere en el libro de
los Macabeos.
Conmemoración, asimismo, de san Eleazar, uno de los primeros escri-
bas, varón de edad avanzada, que, en la misma persecución, por negarse para
salvar su vida a comer carne prohibida, aceptó una muerte gloriosísima antes
que una vida despreciable y se adelantó al lugar del suplicio, dándonos un
gran ejemplo de fortaleza.
3. En la vía Prenestina, a treinta miliarios de Roma, san Secundino, mártir
(s. inc).

430
4. En Girona, en la Hispania Tarraconense, san Félix, mártir, en la perse-
cución bajo el emperador Diocleciano (s. IV in.).
5. En Vercelli, en la Liguria, muerte de san Eusebio, obispo, cuya conme-
moración se celebra el día siguiente (371).
6*. En Bayeux, en la Galia Lugdunense, san Exsuperio, al que se venera
como primer obispo de esa ciudad (c. s. IV).
7*. En Aquitania, san Severo, presbítero, que empleó sus bienes en la fun-
dación de iglesias y en el servicio a los pobres (c. 500).
8*. En la isla Vinduneta (hoy Besné), cerca de Nantes, en Francia, santos
Friardo y Secundino, diácono, ambos eremitas (s. VI),
9*. En Marchiennes, en la Galia Bélgica, san Jonato, abad, discípulo de
san Amando (c. 690),
10. En Winchester, en Inglaterra, sepultura de san Ethelwoldo, obispo.
Compuso la famosa Concordia Regular, para restablecer la disciplina mo-
nástica que había aprendido de san Dunstán (984).
11*. En Aosta, en los Alpes Graios, beato Emerico de Quart, obispo, ad-
mirable por su austeridad de vida y por su celo en la salvación de las almas
(1313).
12*. En Rieti, de la Sabina, beato Juan Bufalari, religioso de la Orden de
los Eremitas de San Agustín, joven humilde y amable, y siempre solícito para
con su prójimo (c. 1336).
13*. En Roma, beato Pedro Favre, presbítero. Fue el primero entre los
miembros de la Compañía de Jesús que mantuvo duros trabajos en distintas
regiones de Europa. Murió en la ciudad de Roma, mientras se dirigía al Con-
cilio Ecuménico de Trento (1546).
14*. En York, en Inglaterra, beato Tomás Welbourne, mártir. Era maestro
de escuela y, en el reinado de Jacobo I, fue condenado a muerte por haber
aconsejado seguir al Romano Pontífice. Colgado del patíbulo, murió confi-
gurado con Cristo, Supremo Maestro (1605).
15*. En la ciudad Nam Dinh, en Tonquín, santos Domingo Nguyen Van Hanh
(Dieu), de la orden de Predicadores, y Bernardo Vu Van Due, presbíteros y
mártires, que, durante el imperio de Minh Mang, murieron decapitados por
su fe en Cristo (1838).

431
16. En la aldea La Mure, junto al río Isar, en Francia, muerte de san Pe-
dro Julián Eymard, presbítero, cuya conmemoración se celebra al día siguiente
(1868).
17*. En Madrid, en España, beato Bienvenido (José) de Miguel Arahal,
Presbítero de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y mártir,
que, en el furor de la persecución contra la fe, derramó su sangre por Cristo
(1936).
18*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Ba-
viera, de Alemania, beato Alexis Sobaszek, presbítero y mártir. De naciona-
lidad polaca, fue deportado de manera inhumana por los invasores de su país
durante la guerra y, por Cristo, murió entre tormentos en defensa de la fe
(1942).
19*. En el bosque cercano a la ciudad de Nowogródek, en Polonia, beatas
María Estrella del Santísimo Sacramento (Adelhéidis) Mardosewicz y sus diez
compañeras31, de la Congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia
de Nazaret, vírgenes y mártires. En los funestos tiempos de guerra, fusiladas
por los enemigos de la fe, entraron en la gloria de los cielos (1943).

Día 2 de agosto
Quarto Nonas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26
A B C D E F F G H M N P
27 28 29 1 2 3 2 3 4 5 6 7

S an Eusebio, primer obispo de Vercelli, en la Liguria, que con-


solidó la Iglesia en toda la región subalpina y que, por defender
la fe del Concilio de Nicea, fue desterrado por el emperador Cons-
31
Sus nombres: Beata María Imelda de Jesús Hostia (Hedwigis Carolina) Zak, María
Raimunda de Jesús y María (Ana) Kukolowicz, María Daniela de Jesús y María Inma-
culada (Eleonora Aniela) Jozwik, María Canuta de Jesús en el Huerto de Getsemaní
(Josefa) Chrobot, María Sergia de la Virgen Dolorosa (Julia) Rapiej, María Guidona de
la Divina Providencia (Helena) Cierpka, María Felicidad (Paulina) Borowik, María He-
liodora (Leocadia) Matuszewska, María Canisia (Eugenia) Mackiewicz y María Boro-
mea (Verónica) Tarmontowicz.

432
tancio a Escitópolis y, posteriormente, a Capadocia y a la Tebaida.
Vuelto a su sede después de ocho años, trabajó con empeño y valen-
tía para restablecer la fe contra los arrianos (371).

S an Pedro Julián Eymard, presbítero, el cual fue primeramente


sacerdote diocesano y después miembro de la Compañía de
María. Adorador eximio del Misterio eucarístico, fundó nuevas con-
gregaciones, una de clérigos y otra de mujeres, para fomentar y di-
fundir la piedad hacia el Santísimo Sacramento. Murió en la aldea La
Mure, cerca de Grenoble, en Francia, donde había nacido (1868).
3. En África, conmemoración de san Rutilio, mártir. Durante mucho tiem-
po escapó de la persecución, huyendo de un lugar a otro y, a veces, salván-
dose del peligro por dinero, pero, arrestado finalmente de improviso y pre-
sentado al presidente, fue torturado con grandes suplicios y arrojado por fin
al fuego, recibiendo la corona de un glorioso martirio (c. 212).
4. En Roma, en el cementerio de Calisto, san Esteban I, papa, que pro-
hibió rebautizar a los herejes que buscaban la plena comunión con la Iglesia,
para que no quedase oscurecida la unión bautismal de los cristianos con Cristo,
que debe realizarse una sola vez (257).
5. En la región cercana a la actual ciudad de Burgos, en Hispania, santa
Centolla, mártir (s. inc.).
6. En Padua, en la región de Venecia, san Máximo, obispo, considerado
sucesor de san Prosdócimo (s. III/IV).
7*. En Marsella, en la Provenza, de la Galia, san Sereno, obispo. Cuando
el papa san Gregorio I Magno envió a san Agustín y sus compañeros a evan-
gelizar Inglaterra, les dio hospitalidad, y mientras se dirigía a Roma, descan-
só piadosamente en el Señor en Biandrate, cerca de Vercelli (601).
8*. En Carnuto (hoy Chartres), en Neustria, san Betario, obispo (c. 623).
9*. En Palencia, en la región hispánica de Castilla, muerte de san Pedro,
obispo de Osma. Fue primeramente monje, después archidiácono de la Igle-
sia de Toledo y, finalmente, elevado a la sede de Osma, recientemente libe-
rada del dominio mahometano, la cual organizó con pastoral celo (1109).

433
10*. En Caleruega, población igualmente de Castilla, conmemoración de la
beata Juana, madre de santo Domingo, que, llena de fe, hizo grandes obras
de misericordia en favor de los pobres y necesitados (s. XIII inc.).
11*. En Barbastro, también en España, beatos Felipe de Jesús Munárriz
Azcona, Juan Díaz Nosti y Leoncio Pérez Ramos, presbíteros y mártires.
Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de la Bienaventurada Virgen Ma-
ría, en el furor de la persecución contra la Iglesia fueron fusilados a las puer-
tas del cementerio por las milicias populares, en odio a la vida religiosa (1936).
12*. En la misma ciudad, beato Ceferino Giménez Malla, mártir de raza gi-
tana. Se dedicó a promover la paz y la concordia entre su pueblo y los pue-
blos vecinos. En la persecución ya citada, al ver a un sacerdote arrastrado
por las calles por las milicias populares y salir en su defensa, le detuvieron y,
finalmente, conducido al cementerio, fue fusilado, con el rosario en sus ma-
nos, consumando así su peregrinación por la tierra (1936).
13*. En la aldea de Híjar, cerca de Teruel, en España, beato Francisco Calvo
Burillo, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que, en el furor
creciente de la persecución contra la fe, padeció el martirio (1936).
14*. En Madrid, también en España, beato Francisco Tomás Serer, presbí-
tero de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y mártir, que
en la misma persecución mereció derramar su sangre por Cristo (1936.

Día 3 de agosto
Tértio Nonas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27
A B C D E F F G H M N P
28 29 1 2 3 4 3 4 5 6 7 8

1. En Nápoles, de la Campania, san Asprenato, primer obispo de la ciu-


dad (s. II/III)..
2. En Autun, en la Galia Lugdunense, san Eufronio, obispo, que edificó
una basílica en honor del mártir san Simforiano y dotó de mayor adorno y
belleza el sepulcro de san Martín de Tours (d. 475).

434
3. En el monte Másico, de la Campania, san Martín, que, llevando una
vida solitaria, permaneció muchísimos años encerrado en una estrechísima
cueva (580).
4. En Anagni, en el Lacio, san Pedro, obispo, que brilló primeramente en
la observancia monástica y después en el celo pastoral, y llevó a término la
construcción de la iglesia catedral (1105).
5*. En Lucera, en la Apulia, beato Agustín Kazotic, obispo, de la orden
de Predicadores, que en un principio estuvo al frente de la Iglesia de Zagreb
y, posteriormente, por la hostilidad del rey de Dalmacia, asumió la sede de
Lucera, donde desarrolló una gran obra de ayuda en favor de los pobres y
los necesitados (1323).
6*. En Alicante, en España, beato Salvador Ferrandis Segui, presbítero y
mártir, que, en el furor de la persecución contra la fe, derramó su sangre por
Cristo y alcanzó así la palma de la gloria (1936).
7*. En la aldea de Samalús, cerca de Barcelona, también en España, bea-
tos mártires Alfonso López López, presbítero, y Miguel Remón Salvador,
religiosos de la Orden de Hermanos Menores Conventuales, que en la mis-
ma persecución recibieron la corona del martirio por dar testimonio de Cris-
to (1936).
8. En Barcelona, nuevamente en España, beato Francisco Bandrés Sán-
chez, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que, en tiempo de la mis-
ma persecución, confirmó con su sangre su fidelidad al Señor (1936).

Día 4 de agosto
Prídie Nonas augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
A B C D E F F G H M N P
29 1 2 3 4 5 4 5 6 7 8 9

M emoria de san Juan María Vianney, presbítero, que durante


más de cuarenta años se entregó de una manera admirable al
servicio de la parroquia que le fue encomendada en la aldea de Ars,

435
cerca de Belley, en Francia, con una intensa predicación, oración y
ejemplos de penitencia. Diariamente catequizaba a niños y adultos,
reconciliaba a los arrepentidos y con su ardiente caridad, alimentada
en la fuente de la Eucaristía, brilló de tal modo, que difundió sus con-
sejos a lo largo y a lo ancho de toda Europa y con su sabiduría llevó
a Dios a muchísimas almas (1859).
2. Conmemoración de san Aristarco de Tesalónica, que fue discípulo de
san Pablo, fiel compañero en sus viajes y prisionero con él en Roma (s. I).
3. En Roma, en la vía Tiburtina, santos Justino y Crescencio, mártires
(258).
4. Asimismo en Roma, en la vía Labicana, san Jacinto, mártir (s. III/IV).
5. En Tarsia, de Bitinia, san Eleuterio, mártir (s. IV).
6. En Persia, santa Ia, mártir durante el reinado de Sapor II (c. 632).
7. En Tours, de Neustria, conmemoración de san Eufronio, obispo, que
participó en varios concilios, reparó muchas iglesias en la ciudad, erigió pa-
rroquias en las aldeas y promovió con gran cuidado la veneración de la San-
ta Cruz (573).
8*. En los bosques de Panaia, cerca de Catanzaro, en la Calabria, san
Onofre, eremita, insigne por sus ayunos y por la austeridad de vida (995).
9*. En Split (Spalato), en Dalmacia, san Rainero, obispo y mártir. Fue
primeramente monje y después sobrellevó grandes sufrimientos por defender
los derechos de la Iglesia en la sede episcopal de Cagli, y posteriormente
murió apedreado en la de Split (1180).
10*. En Bolonia, en la Emilia, beata Cecilia, virgen, que recibió el hábito de
religiosa de manos de santo Domingo, de cuya vida y espíritu fue testigo fi-
delísima (1290).
11*. En Londres, en Inglaterra, beato Guillermo Horne, mártir. Fue monje
en la Cartuja de esta ciudad, sin apartarse nunca del cumplimiento de la Regla.
Debilitado por una larga permanencia en la cárcel durante el reinado de En-
rique VII y sometido finalmente al suplicio en el patíbulo de Tyburn, emigró
a la derecha de Cristo (1540).

436
12*. En Montreal, en la provincia de Quebec, en Canadá, beato Federico
Janssoone, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que, para el
fomento de la fe, promovió las peregrinaciones a Tierra Santa (1916).
13*. En Madrid, capital de España, beato Gonzalo Gonzalo, religioso de la
Orden de San Juan de Dios y mártir, que, en el furor de la persecución con-
tra la fe, confirmó con su sangre su testimonio de Cristo (1936).
14*. En Barcelona, también de España, beatos mártires José Batalla Parra-
món, presbítero, José Rabasa Bentanachs y Egidio Gil Rodicio, religiosos de
la Sociedad Salesiana, que, durante la misma persecución, alcanzaron la vida
eterna con la defensa de su fe (1936).
15*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, de Ba-
viera, en Alemania, beato Enrique Krzysztofik, presbítero y mártir. Deporta-
do durante la guerra desde Polonia a una cárcel extranjera por su fe cristia-
na, acabó entre suplicios su martirio (1942).

Día 5 de agosto
Nonis augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29
A B C D E F F G H M N P
1 2 3 4 5 6 5 6 7 8 9 10

D edicación de la basílica de Santa María, en Roma, construida


en el monte Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo
de Dios como recuerdo del Concilio de Efeso, en el que la Virgen
María fue saludada como Madre de Dios (c. 434).
2. En Chalons, en la Galia Bélgica, san Memmio, al que se venera como
primer obispo de esta ciudad (s. III/IV).
3. En Teano, de la Campania, san Páride, obispo, que fue el primero,
según se cree, en ocupar esta sede episcopal (s. IV)
4. En Autun, en la Galia Lugdunense, san Casiano, obispo (s. IV).

437
5. En Nacianzo, de Capadocia, santa Nona, esposa de san Gregorio el
Viejo y madre de los santos Gregorio el Teólogo, Cesáreo y Gorgona (374).
6. En Áscoli, en el Piceno, de Italia, san Emigdio, al que se venera como
primer obispo de esta ciudad y como mártir (s. IV),
7*. En Viviers, junto al Ródano, en la Galia, san Venancio, obispo (d. 535).
8*. En Tremblevif, en la región de Sologne, en Francia, san Viator, eremi-
ta. (s. VI).
9. En el lugar de Maserfield, posteriormente llamado Oswestria en su
honor, en la región de Shropshire, en Inglaterra, san Osvaldo, mártir. Siendo
rey de Northumbria se hizo ilustre por las armas, pero, más inclinado a la
paz, propagó con decisión la fe cristiana en la región y, en un combate con-
tra los paganos, fue muerto por el odio de éstos contra Cristo (642).
10*. En monte Granario, en el Piceno, de Italia, beato Francisco Zanfredini,
popularmente Cecchi de Pésaro, de la Orden Tercera de San Francisco, que,
después de haber empleado todos sus bienes entre los pobres, se retiró a un
lugar solitario que había preparado y fue ejemplo admirable de penitencia,
oración y buenas obras durante casi cincuenta años (c. 1350).
11. En San Severino Marche (Septémpeda), también en la región de Pice-
no, santa Margarita, viuda (1395).
12*. En el brazo de mar frente a Rochefort, en la costa francesa, beato Pedro
Miguel Noël, presbítero de Rouen y mártir, que, durante la Revolución Fran-
cesa, por ser sacerdote fue encerrado de modo inhumano en un una nave de
detención, donde acabó su vida contagiado de peste (1794).

Día 6 de agosto
Octávo Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1
A B C D E F F G H M N P
2 3 4 5 6 7 6 7 8 9 10 11

438
F iesta de la Transfiguración de Señor. Cristo Jesús, el Unigénito
amado del Eterno Padre, manifestó su gloria ante sus santos
apóstoles Pedro, Santiago y Juan con el testimonio de la Ley y los
Profetas, y así quiso mostrar nuestra admirable transformación por
la gracia en la humildad de nuestra naturaleza asumida por Él, dando
a conocer la imagen de Dios, conforme a la cual fue creado el hom-
bre, que, corrompida en Adán, fue renovada por Cristo.
2. En Roma, en la vía Apia, en el cementerio de Calixto, martirio de san
Sixto II, papa, y de sus compañeros, cuya memoria se celebra el día siguien-
te (258).
3. En Compluto (hoy Alcalá de Henares), en la Hispania Cartaginense,
santos mártires Justo y Pastor. Todavía niños, corrieron voluntariamente al
martirio, abandonando en la escuela sus tablillas de escolar y, detenidos por
orden del juez e inmediatamente azotados, animándose y exhortándose mu-
tuamente fueron degollados por su amor a Cristo (304).
4. En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Hormisda, papa.
Abanderado de la paz, consiguió acabar con el cisma de Acacio en Oriente,
y en Occidente hizo que se respetaran religiosamente por los nuevos pueblos
los derechos de la Iglesia (523).
5*. En Savona, de la Liguria, beato Octaviano, obispo y hermano del papa
Calixto II, que tanto en el claustro como en la cátedra buscó con ahínco servir
a Dios y a los hermanos (1132).
6*. En el territorio de Luxemburgo, beato Escelino, eremita, que vivió en
un bosque, sin techo y sin vestidos, confiado en el Señor, que hace bajar la
nieve como lana (c. 1138).
7. En Bolonia, de la Emilia, muerte de santo Domingo, presbítero, cuya
memoria se celebra dos días después (1221).
8*. En Montevideo, de Uruguay, beata María Francisca de Jesús (Ana
María) Rubatto, virgen, que en la ciudad de Loano, cerca de Savona, en Italia,
fundó el Instituto de las Hermanas Terciarias Capuchinas y, habiéndose tras-
ladado a América Latina, puso todo su empeño en el servicio a los pobres
(1904).

439
9*. En las cercanías de Gandía, en Valencia, en España, beato Carlos López
Vidal, mártir, que en tiempo de persecución de la fe alcanzó la gloria celestial
(1936).
10*. Cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beato Tadeo Dulny, már-
tir. Al ser ocupada militarmente Polonia, su patria, fue llevado al campo de
concentración de Dachau por su fe en Cristo y, víctima de crueles tormen-
tos, emigró a la gloria celestial (1942).

Día 7 de agosto
Séptimo Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2
A B C D E F F G H M N P
3 4 5 6 7 8 7 8 9 10 11 12

S antos Sixto II, papa, y compañeros, mártires. El papa san Sixto,


mientras celebraba los divinos misterios y enseñaba a los fieles
los mandatos del Señor, al irrumpir los soldados para aplicar el edic-
to del emperador Valeriano fue detenido e, inmediatamente, decapi-
tado el día seis de agosto. Con él sufrieron el martirio cuatro diáco-
nos, que fueron enterrados con el papa en el cementerio de Calixto,
en la vía Apia, y en ese mismo día, también sus diáconos santos Aga-
pito y Felicísimo murieron en el cementerio de Pretextato, en don-
de fueron sepultados (258).

S an Cayetano de Thiene, presbítero, que en Nápoles, en la región


de la Campania, se entregó piadosamente a obras de caridad, es-
pecialmente a favor de los aquejados de enfermedades incurables,
promovió cofradías para formar religiosamente a los laicos e insti-
tuyó los Clérigos Regulares, para la reforma de la Iglesia, enseñando
a sus discípulos a seguir la primitiva manera de vida apostólica (1547).
3. En Augsburgo, de la Retia, santa Afra, mártir. Siendo pecadora, se
convirtió a Cristo y, sin haber sido aún bautizada, según cuenta la tradición,
fue quemada viva por confesar a Cristo (304).

440
4. En Arezzo, de la Toscana, san Donato, segundo obispo de esta sede.
La virtud y eficacia de sus oraciones son alabadas por el papa san Gregorio
I Magno (s. IV).
5. En Châlons, en la Galia Bélgica, san Donaciano, obispo (s. IV).
6. En Rouen, también en la Galia, san Victricio, obispo. Fue soldado en
tiempo del emperador Juliano y, al rechazar las insignias militares por amor a
Cristo, padeció diversas torturas por orden del tribuno, que le condenó a
muerte, pero, no obstante, habiendo alcanzado la libertad, y tras ser consa-
grado obispo, llevó también a la fe en Cristo a los feroces pueblos de los
morinos y de los nervios, en la Galia del norte (c. 410)
7*. En Besançon, en la Burgundia, san Donato, obispo, que compuso una
Regla para vírgenes, siguiendo los preceptos de san Benito, san Columbano
y san Cesáreo (d. 658).
8*. En Venecia, beato Jordán Forzaté, abad, fundador de monasterios en
Padua. No habiendo podido evitar la ruina de su patria a pesar de todos sus
esfuerzos, padeció el destierro, que vivió piadosísimamente. Insigne por su
modestia, probidad de costumbres y ciencia, se durmió devotamente en el
Señor (c. 1248).
9*. En Mesina, de Sicilia, san Alberto degli Abbati, presbítero de la Or-
den de los Carmelitas, que convirtió a muchos judíos a la fe en Cristo y pro-
veyó de víveres a su ciudad sitiada (c. 1306/1307)
10*. En Sassoferrato, en el Piceno, de Italia, beato Alberto, monje de la
Orden Camaldulense, insigne por la austeridad de vida y la perfecta obser-
vancia de su Regla (1350).
11*. En L’Aquila, en la región Vestina (hoy Abbruzo), beato Vicente, reli-
gioso de la Orden de los Hermanos Menores, célebre por su humildad y su
espíritu profético (1504).
12*. En la ciudad de Gondar, en Etiopía, beatos Agatángelo de Vincennes
(Francisco) Nourry y Casiano de Nantes (Gonzalo) Vaz López Netto, pres-
bíteros de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártires, que
en Siria, Egipto y Etiopía buscaron reconciliar con la Iglesia católica a los
cristianos separados y, por orden del rey de Etiopía, fueron colgados en tron-
cos con su cordón religioso y lapidados hasta la muerte (1638).

441
13*. En Lancaster, en Inglaterra, beatos Martín de San Félix (Juan) Woo-
dcock, de la Orden de los Hermanos Menores, Eduardo Bamber y Tomás
Whitaker, presbíteros y mártires. Por ser sacerdotes y haber entrado en los
dominios de rey Carlos I, fueron ahorcados (1646).
14*. En York, también en Inglaterra, beato Nicolás Postgate, presbítero y
mártir, que en el reinado de Carlos II, a causa de su ministerio sacerdotal,
que había ejercido ocultamente entre los pobres durante casi cincuenta años,
fue colgado en el patíbulo (1679).
15*. En la localidad de Gorka Duchovna, cerca de Posnam, en Polonia, beato
Edmundo Bojanowski, presbítero, que, conforme a los preceptos del Evan-
gelio, trabajó con sumo ahínco en la formación de los pobres y gente analfa-
beta, y fundó la Congregación de las Esclavas de la Inmaculada Concepción
de la Madre de Dios (1871).
16*. En Colima, de México, san Miguel de la Mora, presbítero y mártir, que,
en el furor de la persecución contra la Iglesia, fue coronado con el martirio
por el hecho de ser sacerdote (1927).

Día 8 de agosto
Sexto Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3
A B C D E F F G H M N P
4 5 6 7 8 9 8 9 10 11 12 13

M emoria de santo Domingo, presbítero, que siendo canónigo


de Osma se hizo humilde ministro de la predicación en los
países agitados por la herejía albigense y vivió en voluntaria pobre-
za, hablando siempre con Dios o acerca de Dios. Deseoso de una nue-
va forma de propagar la fe, fundó la Orden de Predicadores, para re-
novar en la Iglesia la manera apostólica de vida, mandando a sus her-
manos que se entregaran al servicio del prójimo con la oración, el
estudio y el ministerio de la Palabra. Su muerte tuvo lugar en Bolo-
nia, el día seis de agosto (1221).

442
2. En Albano, en la vía Apia, a quince miliarios de Roma, santos Segun-
do, Carpófono, Victorino y Severiano, mártires (s. III/IV)
3. En Roma, en la vía Ostiense, en el séptimo miliario de la ciudad, san-
tos Ciríaco, Largo, Crescenciano, Memia, Juliana y Esmaragdo, mártires (s.
IV).
4. En Tarso, de Cilicia, martirio de san Marino, anciano de Anazarbe, que,
en tiempo del emperador Diocleciano y el prefecto Lysia, fue decapitado, y
su cuerpo, por orden de dicho prefecto, arrojado para que lo devoraran las
fieras (c. 303-311).
5. En Milán, en la provincia de Liguria, san Eusebio, obispo, que trabajó
intensamente por la fe verdadera y reconstruyó la iglesia catedral destruida
por los hunos (c. 462).
6. En Vienne, en la Galia Lugdunense, san Severo, presbítero. (c. s. V)
7. En Burdeos, de Aquitania, san Mummolo, abad del monasterio de Fleu-
ry (678)
8. En Cízico, en el Helesponto, san Emiliano, obispo, que, por defender
el culto a las sagradas imágenes, soportó grandes sufrimientos por parte del
emperador León y, finalmente, acabó su vida en el destierro (s. IX).
9*. En el monasterio de Göttweig, en Austria, san Altmano, obispo de
Passau, que fundó numerosas casas de clérigos siguiendo la Regla de san
Agustín, restauró la disciplina del clero y, expulsado de su sede por el empe-
rador Enrique IV por defender la libertad de la Iglesia, murió en el destierro
(1091).
10*. En Galese, cerca de Viterbo, en la Toscana, san Famiano, eremita, que,
nacido en Colonia, después de haber distribuido sus bienes entre los pobres
y haber realizado piadosas peregrinaciones, murió en este lugar, revestido con
el hábito Cisterciense (c. 1150)
11*. En Londres, en Inglaterra, beato Juan Felton, mártir, que fijó en públi-
co la sentencia de excomunión lanzada por el papa san Pío V contra la reina
Isabel I y, por este motivo, fue despedazado cruelmente junto a la iglesia de
San Pablo, mientras invocaba el nombre del Salvador, consumando así glo-
riosamente su martirio (1570).

443
12*. En York, también en Inglaterra, beato Juan Fingley, presbítero y már-
tir, que, también durante el reinado de Isabel I, fue condenado a muerte por
ser sacerdote y ahorcado. Con él se conmemora al beato Roberto Bicken-
dike, que, por aquel mismo tiempo, sin que se conozca el día y el año, sufrió
iguales tormentos por haberse reconciliado con la Iglesia católica (1586).
13. En la aldea Xisiaodun, cerca de Xinhexian, en la provincia de Hebei,
en China, san Pablo Ke Tingzhu, mártir. Era el jefe de la aldea cristiana y en
la persecución desencadenada por los seguidores del movimiento Yihetuan,
al ser despedazado ofreció a los demás un luminoso ejemplo de resignación
cristiana (1900).
14*. En la ciudad de Zamora, en España, beata Bonifacia Rodríguez Cas-
tro, virgen, que fundó la Congregación de las Siervas de San José, para pro-
mover cristiana y socialmente a la mujer mediante la oración y el trabajo,
según el ejemplo de la Sagrada Familia (1905).
15*. En Poggio a Caiano, en la Toscana, beata Margarita María (María Ana
Rosa) Caiani, virgen, que fundó el Instituto de las Hermanas Mínimas Fran-
ciscanas del Sagrado Corazón, para la formación de la juventud y para la
ayuda a los enfermos (1921).
16*. En Sydney, en Australia, beata María de la Cruz (María Elena) Mac-
Killop, virgen, que fundó la Congregación de las Hermanas de San José y
del Sagrado Corazón, y la dirigió entre múltiples fatigas y vejaciones (1909).
17*. En el lugar llamado El Saler, cerca de Valencia, en España, beato An-
tonio Silvestre Moya, presbítero y mártir, que, en el furor de la persecución
contra la fe, llegó victorioso al reino celestial por su testimonio constante de
Cristo (1936).
18*. En Valencia, también en España, beatas María del Niño Jesús Baldi-
llou y Bullit y sus compañeras32, vírgenes del Instituto de las Hijas de María
de las Escuelas Pías y mártires, que, en la misma persecución, salieron glo-
riosamente al encuentro de Cristo, su Esposo, martirizadas por la violencia
de los enemigos de la Iglesia (1936).

32
Sus nombres: Presentación de la Sagrada Familia (Pascalina) Gallén y Martí,
María Luisa de Jesús Girón y Romera, Carmela de San Felipe Neri (Nazaria) Gómez y
Lezaun, y Clementia de San Juan Bautista (Antonia) Riba y Mestres.

444
19*. En el lugar de Gusen, en Alemania, beato Vladimiro Laskowski, presbíte-
ro y mártir, que en tiempo de guerra, encarcelado en un campo de concentración
y cruelmente torturado, alcanzó la gloria del martirio (1940).

Día 9 de agosto
Quinto Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4
A B C D E F F G H M N P
5 6 7 8 9 10 9 10 11 12 13 14

S anta Teresa Benedicta de la Cruz (Edith) Stein, virgen de la


Orden de las Carmelitas Descalzas y mártir, la cual, nacida y edu-
cada en la religión judía, después de haber enseñado filosofía duran-
te algunos años entre grandes dificultades, recibió por el bautismo
la nueva vida en Cristo y la desarrolló bajo el velo de religiosa, hasta
que, en tiempo de un régimen hostil a la dignidad del hombre y de la
fe, fue desterrada y encarcelada, muriendo en la cámara de gas del
campo de exterminio de Oswiecim o Auschwitz, cerca de Cracovia,
en Polonia (1942).
2. En Roma, en el cementerio de san Lorenzo, en la vía Tiburtina, san
Román, mártir (c. 258).
3*. En el monasterio de Achad, en Hibernia (hoy Irlanda), san Nateo, obis-
po y abad (s. VI).
4*. En Kilmor, también en Hibernia (hoy Irlanda), san Fedlimino, obispo
(c. s. VI).
5. En Constantinopla, conmemoración de los santos mártires, que por
defender la antigua imagen del Salvador colocada en la Puerta de Bronce, y
que iba a ser derribada por orden del emperador León el Isáurico, fueron
ejecutados (c. 729).
6*. En Palena, de la Calabria, beato Falco, eremita (s. X/XI).

445
7*. En Florencia, en la Toscana, beato Juan de Salerno, presbítero de la
Orden de Predicadores, que fundó el convento de Santa María Novella y
actuó intrépidamente contra los herejes patarenos (c. 1242).
8*. En el monte Alvernia, también en la Toscana, beato Juan de Fermo,
presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que vivió solitario, domi-
nando su cuerpo con abstinencia y penitencia admirables (1322).
9*. En Londres, en Inglaterra, beato Ricardo Bere, presbítero y mártir, que,
por orden del rey Enrique VIII, a causa de su fidelidad al Romano Pontífice
y por la defensa del matrimonio cristiano, en unión con sus hermanos de la
Cartuja de aquella ciudad, murió extenuado por la suciedad de la prisión y el
hambre, sufridas durante largo tiempo (1537).
10*. En un viejo navío, situado en la costa frente a Rochefort, en Francia,
beato Claudio Richard, presbítero de la Orden de San Benito y mártir, que,
por ser sacerdote, durante la Revolución Francesa fue expulsado de su mo-
nasterio y confinado en una nave de trabajos forzados, donde murió de pes-
te, contraída mientras ayudaba a los enfermos cautivos (1794).
11*. En Salamanca, en España, beata Cándida María de Jesús (Juana Jo-
sefa) Cipitria, que fundó la Congregación de las Hijas de Jesús, para cola-
borar en la formación cristiana de los niños (1912).
12*. En Barbastro, también en España, beato Florentino Asensio Barroso,
obispo y mártir, que en el furor de la persecución contra la Iglesia, acribilla-
do a balazos, dio testimonio con su sangre de la fe que había predicado
constantemente al pueblo que tuvo encomendado (1936).
13*. En Barcelona, igualmente en España, beatos Rubén de Jesús López
Aguilar y sus seis compañeros33, religiosos de la Orden de San Juan de Dios
y mártires, que, en la misma persecución, sufrieron la muerte por odio a la
vida religiosa y así pasaron a presencia del Señor (1936).
14*. En la aldea de Azanuy, en la provincia de Huesca, también en España,
beatos Faustino Oteiza, presbítero, y Florentino Felipe, religioso de la orden

33
Sus nombres: Beatos Arturo (Luis) Ayala Niño, Juan Bautista (José) Velázquez
Peláez, Eugenio (Alfonso Antonio) Ramírez Salazar, Esteban (Gabriel) Maya Gutiérrez,
Melquíades (Raimundo) Ramírez Zuluaga y Gaspar (Luis Modesto) Páez Perdono.

446
de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, ambos mártires, que, en la mis-
ma persecución, entregaron su vida por Cristo (1936).
15*. En el lugar de Argés, cerca de Toledo, asimismo en España, beato
Guillermo Plaza Hernández, presbítero de la Sociedad de Sacerdotes Ope-
rarios Diocesanos y mártir, que el mismo día y en la misma prueba entregó
su espíritu (1936).
16*. En el pueblo de Carcaixent, en la región de Valencia, también en Es-
paña, beato Germán (José María) Garrigues Hernández, presbítero de la
Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, que, en el furor de la
persecución contra la fe, superó la tortura de su cuerpo con una muerte pre-
ciosa (1936).

Día 10 de agosto
Quarto Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5
A B C D E F F G H M N P
6 7 8 9 10 11 10 11 12 13 14 15

F iesta de san Lorenzo, diácono y mártir, que deseó ardientemente


acompañar al papa Sixto II en su martirio. Según cuenta san León
Magno, recibió del tirano la orden de entregar los tesoros de la Igle-
sia, y él, burlándose, le presentó a los pobres en cuyo sustento y
abrigo había gastado abundantes riquezas. Por la fe de Cristo, tres días
más tarde superó el tormento del fuego, y el instrumento de su tor-
tura se convirtió en distintivo de su triunfo, siendo enterrado su cuer-
po en el cementerio de Campo Verano, que desde entonces fue lla-
mado con su nombre (258).
2. Conmemoración de los santos mártires, que en Alejandría, de Egipto,
en la persecución llevada a cabo por el emperador Valeriano y bajo el pre-
fecto Emiliano, fueron torturados durante largo tiempo con diversos y refina-
dos tormentos, alcanzando la corona del martirio con distintas formas de
muerte (257).

447
3*. En Dumblan, en Escocia, san Blano, obispo. (s. VI)
4*. En Alcami, en Sicilia, beato Arcángel de Calatafino Piacentini, presbí-
tero de la Orden de los Hermanos Menores, insigne por su austeridad de
vida y su amor a la soledad (1460).
5*. En la ciudad de Iki, en Japón, beato Agustín Ota, religioso de la Compa-
ñía de Jesús y mártir, que fue decapitado por su fe en Cristo (1622).
6*. En el brazo de mar frente a Rochefort, en la costa de Francia, beatos
Claudio José Jouiffret de Bonnefont, de la Sociedad de San Sulpicio, Fran-
cisco Frangois, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, y Láza-
ro Tiersot, de la Orden de los Cartujos, todos presbíteros y mártires, que
durante la Revolución Francesa, encerrados a una vieja nave, consumaron
su martirio por el hecho de ser sacerdotes (1794).
7*. En el lugar llamado El Saler, cerca de Valencia, en España, beato José
Toledo Pellicer, presbítero y mártir, que configurado con Cristo, Sumo Sa-
cerdote, imitó con su triunfo en el martirio a Aquél a quien había amado y
adorado (1936).
8*. En Valencia, también en España, beato Juan Martorell Soria, presbíte-
ro de la Sociedad Salesiana y mártir, que en la misma persecución sufrió el
martirio. Con él se conmemora también al beato Pedro Mesonexo Rodríguez,
religioso de la misma Sociedad, que en la aldea Vedat de Torrent, en el terri-
torio de Valencia, en un día no conocido, fue coronado por su testimonio de
Cristo (1936).
9*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Ba-
viera, de Alemania, beatos Francisco Drzewiecki, de la Congregación de la
Pequeña Obra de la Divina Providencia, y Eduardo Grzymala, presbíteros y
mártires. Oriundos de Polonia, y devastada su patria durante la guerra, fue-
ron encerrados en una cárcel extranjera, emigrando a Cristo desde la cáma-
ra de gas (1942).

448
Día 11 de agosto
Tértio Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6
A B C D E F F G H M N P
7 8 9 10 11 12 11 12 13 14 15 16

M emoria de santa Clara, virgen, que, como primer ejemplo de


las Damas Pobres de la Orden de los Hermanos Menores, si-
guió a san Francisco, llevando una áspera vida en Asís, en la Umbría,
pero, en cambio, rica en obras de caridad y de piedad. Enamorada de
verdad por la pobreza, no consintió ser apartada de la misma ni si-
quiera en la extrema indigencia y enfermedad (1253).
2. En Comana, en el Ponto, san Alejandro, de sobrenombre Carbonero,
obispo, que a partir de la filosofía alcanzó la eminente ciencia de la humildad
cristiana y, elevado por san Gregorio Taumaturgo a la sede episcopal de aquella
Iglesia, fue célebre no sólo por su predicación, sino también por haber sufri-
do el martirio por el fuego (s. III).
3. En Roma, en el cementerio llamado «Ad duas lauros», en la vía Labi-
cana, a tres miliarios de la ciudad, san Tiburcio, mártir, cuyas alabanzas can-
tó el papa san Dámaso (s. III/IV).
4. También en Roma, conmemoración de santa Susana, bajo cuyo nom-
bre, celebrado entre los mártires en los anales antiguos, en el siglo VI fue
dedicada a Dios la basílica del Título de Gaio, junto a las termas de Diocle-
ciano (s. inc.).
5. En Asís, de la Umbría, san Rufino, a quien se considera primer obispo
de aquella ciudad y mártir (c. s. IV).
6*. En Benevento, de la Campania, san Casiano, obispo (s. IV).
7. En la ciudad de Évreux, en la Galia, san Taurino, a quien se celebra
como primer obispo de esta ciudad (c. s. V).
8*. En Hibernia (hoy Irlanda), santa Atracta, abadesa, que, según la tra-
dición, recibió el velo de las vírgenes de manos de san Patricio (s. V).

449
9. En la provincia de Valeria, en Italia, san Equicio, abad, que, como es-
cribe el papa san Gregorio I Magno, fue padre de muchos monasterios a causa
de su santidad y, donde quiera que iba, daba a beber a los demás de la fuente
de las Sagradas Escrituras (antes de 571).
10. En Cambrai, en Austrasia, san Gaugerico, obispo, célebre por su pie-
dad y caridad para con los pobres. Fue ordenado diácono por Magnerico
de Tréveris y, elegido para la sede episcopal de Cambrai, ejerció el episco-
pado durante treinta y nueve años (c. 625).
11*. En Arlés, de la Provenza, en la Galia, santa Rustícola, abadesa, que
gobernó santamente a sus monjas durante casi sesenta años (632).
12*. En Gloucester, en Inglaterra, beatos Juan Sandys y Esteban Rowsham,
presbíteros, y Guillermo Lampley, sastre, mártires, que durante el reinado de
Isabel I, en días distintos no conservados en la tradición, sufrieron por Cris-
to los mismos tormentos (1586, 1587 y 1588).
13*. Cerca de la costa de Francia, ante el puerto de Rochefort, beato Juan
Jorge (Jacobo) Rhem, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir. En-
cerrado durante la persecución en una escuálida prisión, levantaba la espe-
ranza de sus compañeros de cárcel, cruelmente torturados, hasta que él mis-
mo, por amor a Cristo, murió de una enfermedad incurable (1794).
14*. En la aldea Agullent, en el territorio de Valencia, en España, beato
Rafael Alonso Gutiérrez, mártir, que era padre de familia y, en el furor de la
persecución contra la fe, derramó su sangre por Cristo. Con él se conme-
mora también al bienaventurado mártir Carlos Díaz Gandía, que este mismo
día y en la misma localidad recibió la vida eterna por la defensa de la fe (1936).
15*. En la localidad de Prat de Compte, cerca de Tarragona, en España,
beato Miguel Domingo Cendra, religioso de la Sociedad Salesiana y mártir,
que, en la misma persecución, mereció alcanzar a través del martirio la pal-
ma de la gloria (1936).
16*. En los confines del Tibet, beato Mauricio Tornay, presbítero y mártir.
Era canónigo regular de la Congregación de los santos Nicolás y Bernardo
de Monte Giove (Gran San Bernardo). Anunció con empeño el Evangelio en
China y en el Tibet, y recibió la muerte a manos de los enemigos del nombre
cristiano (1949).

450
Día 12 de agosto
Prídie Idus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7
A B C D E F F G H M N P
8 9 10 11 12 13 12 13 14 15 16 17

S anta Juana Francisca Frémiot de Chantal, religiosa, que siendo


primero madre de familia, tuvo como fruto de su cristiano ma-
trimonio seis hijos, a los que educó piadosamente, y muerto su es-
poso, bajo la dirección de san Francisco de Sales abrazó con deci-
sión el camino de la perfección y realizó obras de caridad, en espe-
cial para con los pobres y enfermos. Dio comienzo a la Orden de la
Visitación de santa María, que dirigió también prudentemente, y su
muerte tuvo lugar en Moulins, junto al Aller, cerca de Nevers, en
Francia, el día trece de diciembre (1641).
2. En Catania, de Sicilia, san Euplo, mártir, que, según la tradición, en la
persecución desencadenada por el emperador Diocleciano, cuando llevaba
en sus manos los volúmenes de los Evangelios, fue encarcelado por el go-
bernador Calvisiano y cuando, interrogado de nuevo, respondió que se glo-
riaba de tener en el corazón los Evangelios, fue flagelado hasta morir (304).
3. En Nicomedia, santos Aniceto y Focio, mártires (s. IV).
4*. En Killala, en Hibernia (hoy Irlanda), san Muredaco, obispo (c. s. V).
5*. Asimismo, en Hibernia (hoy Irlanda), en el monasterio que recibió su
nombre, santa Lelia, virgen (s. V).
6. En Brescia, de la Lombardía, san Herculano, obispo (s. VI).
7. En la isla de Lérins, en la Provenza, santos mártires Porcaro, abad, y
varios monjes, que, según la tradición, murieron a manos de los sarracenos
(c. s. VIII).
8*. En Ruthin, en el norte de Gales, beato Carlos Meehan, presbítero de
la Orden de los Hermanos Menores y mártir. Irlandés de nacimiento, mien-
tras se dirigía a su patria por aquella región, fue detenido y condenado a

451
muerte por haber entrado en los dominios del rey Carlos II, y ahorcado y
descuartizado, alcanzó la palma del martirio (1679).
9*. En Roma, beato Inocencio XI, papa, que gobernó sabiamente la Igle-
sia, pese a estar aquejado de fuertes dolores y pesares (1689).
10*. En una vieja nave anclada frente a Rochefort, en Francia, beato Pedro
Jarrige de la Morélie de Puyredon, presbítero, que, en el furor de la perse-
cución contra la Iglesia, sufrió la muerte tras haber sido expuesto durante
larguísimo tiempo a los ardientes rayos del sol (1794).
11. En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, santos mártires Jacobo Do Mai
Nam, presbítero, Antonio Nguyen Dích, labrador, y Miguel Nguyen Huy My,
médico, que, en tiempo del emperador Minh Mang, fueron decapitados tras
sufrir crueles torturas por su fe en Cristo (1838).
12*. En la villa de Hornachuelos, cerca de Córdoba, en España, beata Vic-
toria Díaz y Bustos de Molina, virgen y mártir. Ejerció el cargo de maestra
en el Instituto Teresiano y, desencadenado el ataque contra la Iglesia, pro-
clamando su fe cristiana y exhortando a otros al martirio, mereció ella misma
sufrir el martirio (1936).
13*. En Valdemoro, cerca de Madrid, también en España, beato Flavio
(Atilano) Argüeso González, religioso de la Orden de San Juan de Dios y
mártir, que, en la misma persecución, murió por el odio contra la fe (1936).
14*. En Barbastro, cerca de Huesca, en Aragón, de España, beatos Sebas-
tián Calvo Martínez, presbítero, y cinco compañeros34, mártires, religiosos de
la Congregación de Misioneros del Inmaculado Corazón de María, que, en
la mencionada persecución, consumaron su combate glorioso (1936).
15*. En Tarragona, también en España, beato Antonio Perulles Estívill, pres-
bítero de la Sociedad de Sacerdotes Operarios Diocesanos y mártir, que, en
el furor de la misma persecución, acabó su martirio estando de camino (1936).
16*. En Dachau, cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beatos Floria-
no Stepniak, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y José Stras-

34
Sus nombres: Beatos Pedro Cunill Padrós, José Pavón Bueno, Nicasio Sierra Ucar,
presbíteros; Venceslao Clarís Vilaregut, subdiácono; Gregorio Chirivás Lacambra, reli-
gioso.

452
zewski, presbíteros y mártires, que, invadida Polonia en el tiempo de guerra,
murieron en la cámara de gas en el campo de concentración (1942).
17*. En la localidad de Planegg, cerca de Munich, en Baviera, de Alema-
nia, beato Carlos Leisner, presbítero y mártir, que encarcelado, cuando to-
davía era diácono, por la proclamación pública de su fe y el constante servi-
cio en favor de las almas, fue ordenado sacerdote en el campo de concen-
tración de Dachau. Puesto en libertad, murió a causa de los sufrimientos
soportados durante su cautividad (1945).

Día 13 de agosto
Idibus augústi. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8
A B C D E F F G H M N P
9 10 11 12 13 14 13 14 15 16 17 18

S antos mártires Ponciano, papa, e Hipólito, presbítero, que fueron


deportados juntos a Cerdeña, y con igual condena, adornados, al
parecer, con la misma corona, fueron trasladados finalmente a Roma,
Hipólito, al cementerio de la vía Tiburtina, y el papa Ponciano, al
cementerio de Calisto (c. 236).
2. En Foro Cornelio (hoy Imola), en la provincia de Flaminia, san Casia-
no, mártir, que, habiéndose negado a adorar a los ídolos, fue entregado a
manos de niños, a los que enseñaba como maestro, para que le torturaran
con sus punzones hasta la muerte y así resultara tanto más duro el dolor de
su martirio, cuanto más débiles eran las manos que le torturaban (c. 300).
3. En Lyon, de la Galia, san Antíoco, obispo, que, cuando todavía era
sólo presbítero, fue a visitar a su obispo san Justo, que moraba por entonces
en el desierto de Egipto (c. 500).
4. En Poitiers, de Aquitania, santa Radegunda, reina de los francos. Cuan-
do todavía vivía su esposo, el rey Clotario, recibió el velo sagrado de reli-
giosa, y en el monasterio de la Santa Cruz de Poitiers, que ella había manda-
do construir, sirvió a Cristo bajo la Regla de san Cesáreo de Arlés (587).

453
5. En la fortaleza de Schemaris, en la ribera del Hippi, en las montañas
del Cáucaso, muerte de san Máximo el Confesor, abad de Crisópolis, cerca
de Constantinopla, célebre por su doctrina y su celo por la verdad católica.
Habiendo luchado con valentía contra los monoteletas, el emperador heréti-
co Constante le cortó la mano derecha y, después de una dura prisión y cruel-
dades de todo tipo, lo desterró en compañía de dos discípulos, llamados
Anastasio ambos, a la región de Lazica, en donde entregó su alma a Dios
(662).
6. En Fritzlar, en Hesse, de Austrasia, san Vigberto, presbítero y abad, al
que san Bonifacio encomendó el cuidado del monasterio del lugar (c. 739).
7*. En el monasterio de Altenberg, en la región de Wetzlar, en Alemania,
beata Gertrudis, abadesa de la Orden Premostratense, que, siendo todavía
una niña, fue ofrecida a Dios por su madre santa Isabel, reina de Hungría, en
este lugar (1297).
8*. En Killmollock, de Irlanda, beatos Patricio O’Healy, obispo de Mea-
th, y Connon O’Rourke, presbítero, ambos de la Orden de los Hermanos
Menores, que por su condición de sacerdotes, puesta de manifiesto pública-
mente, fueron condenados a muerte y ejecutados en el patíbulo (1579).
9*. En Warwick, en Inglaterra, beato Guillermo Freeman, presbítero y
mártir, que, condenado a muerte durante el reinado de Isabel I tan solo por
el hecho de ser sacerdote, frente al patíbulo entonó el himno Te Deum y, con
ánimo decidido, se adelantó al lugar del martirio (1595).
10. En Roma, san Juan Berchmans, religioso de la Compañía de Jesús, que,
amadísimo por todos por su sincera piedad, caridad auténtica y alegría cons-
tante, murió alegre después de una breve enfermedad (1621).
11*. En Viena, en Austria, beato Marcos de Aviano (Carlos Domingo) Cris-
tofori, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Sa-
piente predicador de la palabra de Dios, se interesó de modo extraordinario
por los pobres y enfermos, y suscitó en los poderosos la voluntad de actuar
según la fe y la paz por encima de todo (1699).
12*. En el brazo de mar que se extiende frente a la costa de Rochefort, en
Francia, beato Pedro Gabilhaud, presbítero y mártir, que, por ser sacerdote,

454
fue retenido durante la Revolución Francesa en una nave convertida en cár-
cel, donde murió consumido por el hambre y la enfermedad (1794).
13. En el lugar de Sangues, cerca de Annecy, también en Francia, san
Benildo (Pedro) Romançon, del Instituto de los Hermanos de las Escuelas
Cristianas, que dedicó su vida a la formación de los jóvenes (1862).
14*. En Barbastro, cerca de Huesca, en la región de Aragón, en España,
beatos Secundino María Ortega García, presbítero, y diecinueve compañe-
ros35, mártires. Eran religiosos de la Congregación de los Misioneros Hijos
del Inmaculado Corazón de María y, en el furor de la persecución contra la
Iglesia, sufrieron la muerte por el odio contra la vida consagrada (1936).
15*. En la población de Almazora, cerca de Castellón, en la región de Va-
lencia, beato Juan Agramunt, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares
de las Escuelas Pías, mártir durante la misma persecución (1936).
16*. En Berlín, en el lugar llamado Plötzensee, en Alemania, beato Jacobo
Gapp, presbítero de la Compañía de María y mártir, que, con firmeza de
ánimo, proclamó que los criminales proyectos de un régimen militar enemigo
de la dignidad humana y cristiana estaban en total desacuerdo con la doctri-
na cristiana. Por ello, sometido a persecución, se dirigió a Francia y España
en calidad de desterrado, pero, apresado por unos emisarios, murió finalmente
decapitado (1943).
17*. Cerca de la aldea de Albocásser, en el territorio de Castellón, en Es-
paña, beato Modesto García Martí, presbítero de la Orden de los Hermanos
Menores Capuchinos y mártir, que en la persecución contra la fe evangélica
completó con el martirio su plan de vida (1936).
18*. En Barcelona, también en España, beato José Bonet Nadal, presbítero
de la Sociedad Salesiana y mártir, que durante la misma persecución consu-
mó su combate por la fe (1936).
35
Sus nombres: Beatos Antonino Calvo Calvo, Antonio María Dalmau Rosich,
Juan Echarre Vique, Pedro García Bernal, Hilario María Llorente Martín, Salvador Pi-
gem Serra, lectores; Javier Luis Bandrés Jiménez, José Brengaret Pujol, Tomás Capde-
vila Miró, Esteban Casadevall Puig, Eusebio Codina Millá, Juan Codinachs Tuneu, Rai-
mundo Novich Rabionet, José María Ormo Seró, Teodoro Ruiz de Larrinaga García,
Juan Sánchez Munárriz, Manuel Torras Sais, Manuel Buil Lalueza y Alfonso Miquel
Garriga, religiosos.

455
Día 14 de agosto
Nono décimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F F G H M N P
10 11 12 13 14 15 14 15 16 17 18 19

M emoria de san Maximiliano María (Raimundo) Kolbe, pres-


bítero de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales y
mártir, que fue fundador de la Milicia de María Inmaculada. Depor-
tado a diversos lugares de cautiverio, finalmente, en el campo de ex-
terminio de Oswiecim o Auschwitz, cerca de Cracovia, en Polonia,
se ofreció a los verdugos para salvar a otro cautivo, considerando su
ofrecimiento como un holocausto de caridad y un ejemplo de fideli-
dad para con Dios y los hombres (1941).
2. En el Ilírico, san Ursicino, mártir (s. IV).
3. En Apamea, en Siria, san Marcelo, obispo y mártir, que, por haber
destruido un templo de Júpiter, murió a manos de los enfurecidos gentiles (c.
390).
4. En Roma, san Eusebio, fundador de la iglesia que lleva su nombre en
el monte Esquilino (s. IV/V).
5*. En Ross, en Hibernia , san Facanano, obispo y abad, que estableció
allí un monasterio, célebre por su escuela, en donde se enseñaban ciencias
divinas y humanas (s. VI).
6. En Aldemburgo, en Flandes, muerte de san Arnulfo, obispo de Sois-
sons. Monje después de haber sido soldado, fue elevado al episcopado, desde
donde se esforzó en buscar la paz y la concordia, y, finalmente, murió en el
monasterio que él mismo había fundado (1087).
7*. Cerca de Montebaroccio, en el Piceno, en Italia, beato Sante de Ur-
bino Brancoisini, hermano converso de la Orden de los Hermanos Menores
(1390).
8*. En Otranto, en la Apulia, beatos mártires, ochocientos casi en número.
Llegada una incursión de soldados otomanos, se les conminó a renegar de

456
su fe, pero exhortados por el beato Antonio Primaldo, un anciano tejedor, a
perseverar en la fe de Cristo, recibieron la corona del martirio al ser decapi-
tados (1480).
9. En Nagasaki, de Japón, santos mártires Domingo Ibáñez de Erquicia,
presbítero de la Orden de Predicadores, y Francisco Shoyemon, novicio en
la misma Orden y catequista, que, en tiempo del Emperador Tokugawa Ye-
mitsu, recibieron la muerte por odio al nombre cristiano (1633).
10*. En Coriano, de la Emilia, en Italia, beata Isabel Renzi, virgen, que, fun-
dadora de las Pías Maestras de la Virgen Dolorosa, puso todo su empeño
para que las niñas pobres recibieran en la escuela una formación humana y
catequética (1859).
11*. En la aldea de Picassent, en el territorio de Valencia, de España, beato
Vicente Rubiols Castelló, presbítero y mártir, que, durante la persecución, dio
testimonio de su fe en Cristo a través del martirio (1936).
12*. En la localidad llamada El Saler, cerca de Valencia, en España, beato
Félix Yuste Cava, presbítero y mártir, al que Dios concedió el premio eterno
por su intrépida fidelidad (1936).

Día 15 de agosto
Décimo octávo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
21 22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
A B C D E F F G H M N P
11 12 13 14 15 16 15 16 17 18 19 20

S olemnidad de la Asunción de la bienaventurada Virgen María,


Madre de nuestro Dios y Señor Jesucristo, que, acabado el cur-
so de su vida en la tierra, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria de
los cielos. Esta verdad de fe, recibida de la tradición de la Iglesia,
fue definida solemnemente por el papa Pío XII (1950).
2. En Roma, en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, conmemoración
de san Tarsicio, mártir, que por defender la santísima Eucaristía de Cristo,

457
que una furiosa turba de gentiles intentaba profanar, prefirió ser inmolado,
muriendo apedreado antes que entregar a los perros las cosas santas (c. 257).
3. En Nicomedia, de Bitinia, santos Estratón, Felipe y Eutiquiano, márti-
res (s. inc.).
4. En Milán, en la provincia de Liguria, san Simpliciano, obispo, al que
san Ambrosio designó como sucesor suyo y san Agustín dedicó grandes elo-
gios (401).
5. Conmemoración de san Alipio, obispo de Tagaste, en Numidia, que en
un tiempo fue discípulo de san Agustín y, posteriormente, compañero suyo
de conversión, colega en el ministerio pastoral, camarada en la lucha contra
los herejes, para, finalmente, también ser partícipe con él de la gloria del cie-
lo (c. 430).
6*. En Hildesheim, de Sajonia, en Alemania, san Altfredo, obispo, que
construyó la iglesia catedralicia y favoreció la construcción de monasterios
(874).
7. En Alba Real (hoy Székesfehérvár), en Hungría, muerte de san Esteban,
rey de los húngaros, cuya memoria se celebra el día siguiente (1038).
8. En Cracovia, en Polonia, san Jacinto, presbítero de la Orden de Pre-
dicadores, que fue designado por santo Domingo para propagar la Orden en
aquella nación y, teniendo por compañeros al beato Ceslao y a Enrique Ger-
mánico, predicó el Evangelio en Bohemia y Silesia (1257).
9*. En Saviliano, del Piamonte, beato Aymón Taparelli, presbítero de la
Orden de Predicadores, incansable defensor de la verdad (1495).
10*. En Palancia, cerca de Novara, en Italia, beata Juliana de Busto Arsi-
cio, virgen de la Orden de San Agustín, insigne por su invencible fortaleza de
ánimo, su admirable paciencia y su constante contemplación de los bienes
celestiales (1501).
11. En Roma, san Estanislao de Kostka. Polaco de origen, con el deseo
de entrar en la Compañía de Jesús huyó de la casa paterna y se dirigió a pie
a Roma, siendo admitido allí en el noviciado por san Francisco de Borja y,
consumado en breve tiempo realizando los mas humildes servicios, murió
resplandeciente de santidad (1568).

458
12*. En la ciudad de Wenga, en las cercanías de Busira, en el Congo Bel-
ga, beato Isidoro Bakanja, mártir, que iniciado en la fe cristiana en su ado-
lescencia, la cultivó diligentemente y dio testimonio de ella con valentía, mientras
realizaba su trabajo. El encargado de la colonia, por odio a la religión cris-
tiana, lo torturó azotándole largo tiempo y pasados pocos meses, y perdo-
nando a su verdugo, entregó a Dios su espíritu (1909).
13. En la localidad de Chalchihuites, del territorio de Durango, en México,
santos mártires Luis Batis Sáinz, presbítero, Manuel Morales, padre de fa-
milia, Salvador Lara Puente y David Roldán Lara, que, por odio al nombre
cristiano, sufrieron la muerte durante la persecución mexicana (1926).
14*. En Barbastro, cerca de Huesca, en Aragón, de España, beatos Luis
Masferrer Vila, presbítero, y diecinueve compañeros36, mártires. Eran religio-
sos de la Congregación de Misioneros del Inmaculado Corazón de María y,
en el furor de la persecución contra la Iglesia, pusieron su vida en manos de
Cristo y se unieron en un abrazo con sus hermanos que, el día anterior y en
el mismo lugar, habían sufrido la muerte para gloria del Señor (1936).
15*. En Almazora, junto a Castellón, en el Levante, de España, beato José
María Peris Polo, presbítero de la Sociedad de Sacerdotes Operarios Dio-
cesanos y mártir, que, durante la misma persecución, alcanzó en el cemente-
rio la palma del martirio (1936).
16*. En Madrid, también en España, beata María del Sagrario de San Luis
Gonzaga (Elvira) Moragas Cantarero, virgen, de la Orden de las Carmelitas
Descalzas, y mártir en la mencionada persecución (1936).
17*. Asimismo en Madrid, en España, beato Domingo (Agustín) Hurtado
Soler, presbítero de los Terciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y
mártir, que fue coronado por el testimonio de Cristo (1936).
18*. En Motril, junto a Granada, de Andalucía, en España, beato Vicente
Soler, presbítero de la Orden de los Agustinos Recoletos y mártir, que, en la
36
Sus nombres: Beatos José María Blas Juan, Alfonso Sorribes Teixidó, acólitos; José
María Badia Mateu, José Figuero Beltrán, Eduardo Ripoll Diego, Francisco María Roura
Farró, Jesús Agustín Viela Ezcurdia, lectores; José María Amorós Hernández, Juan
Baixeras Berenguer, Rafael Briega Morales, Luis Escalé Binefa, Raimundo Illa Salvia,
Luis Lladó Teixidó, Miguel Masip González, Faustino Pérez García, Sebastián Riera
Coromina, José María Ros Florerisa, Francisco Castán Messeguer y Manuel Martínez
Jarauta, religiosos.

459
misma persecución, fue condenado a muerte junto con otros cautivos, a los
que él había preparado piadosamente para la muerte y, fusilado ante los muros
del cementerio, alcanzó la gloria del triunfo en Cristo (1936).
19*. En Palma de Gandía, en el territorio valenciano, también en España,
beato Carmelo Sastre Sastre, presbítero y mártir, que, en la misma persecu-
ción, siguiendo las huellas de Cristo llegó, ayudado por su gracia, al reino
eterno (1936).
20*. En la ciudad de Tárrega, cerca de Barcelona, igualmente en España,
beato Jaime Bonet Nadal, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que,
como fiel discípulo, mereció ser redimido con la sangre de Cristo (1936).
21*. En Padua, en Italia, beato Claudio (Ricardo) Granzotto, religioso de la
Orden de los Hermanos Menores, que unió el ejercicio de su profesión reli-
giosa con el arte de escultor, y en pocos años consiguió la perfección imitan-
do a Cristo (1947).

Día 16 de agosto
Décimo séptimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
22 23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
A B C D E F F G H M N P
12 13 14 15 16 17 16 17 18 19 20 21

S an Esteban, rey de Hungría, que, regenerado por el bautismo y


habiendo recibido la corona real de manos del papa Silvestre II,
veló por la propagación de la fe de Cristo entre los húngaros y puso
en orden la Iglesia en su reino, dotándola de bienes y monasterios.
Justo y pacífico en el gobierno de sus súbditos, murió en Alba Real
(Székesfehérvár), en Hungría, el día de la Asunción, entrando su alma
en el cielo (1038).
2. Conmemoración de san Arsacio, que, en tiempo del emperador Lici-
nio, dio testimonio de su fe en Cristo y, apartándose del ejército, llevó vida
solitaria en Niconedia. Finalmente, vaticinando la futura destrucción de la ciu-
dad, entregó su espíritu a Dios mientras oraba (c. 358).

460
3. En Sión, en Valais, entre los helvecios (hoy Suiza), san Teodoro, pri-
mer obispo de aquella ciudad, que, siguiendo el ejemplo de san Ambrosio,
defendió la fe católica contra los arrianos y veneró con magnificencia las re-
liquias de los mártires de Agauno (s. IV).
4. En la Bretaña Menor, san Armagilo, eremita (s. VI).
5. En el territorio de la Galia Cenomanense (Le Mans), san Frambaldo,
monje, que pasó su vida ya en la soledad, ya viviendo en monasterios (c.
650).
6*. En los bosques cercanos a Rennes, en la Bretaña Menor, beato Ra-
dulfo de Fusteia, presbítero, fundador del monasterio de San Sulpicio (1129).
7*. En Subiaco, en el Lacio, beato Lorenzo, llamado el Coracero. Habien-
do matado sin querer a otro, decidió expiar su culpa con gran austeridad y
obras de penitencia, viviendo solitariamente en la cueva de un monte (1243).
8. En la Lombardía, san Roque, que, nacido en Montpellier, del Langue-
doc, en Francia, adquirió fama de santidad peregrinando piadosamente y
curando por toda Italia a los afectados de peste (c. 1379).
9*. En Florencia, de la Toscana, beato Ángel Agustín Mazzinghi, presbíte-
ro de la Orden de los Carmelitas (1438).
10. En Toledo, en España, santa Beatriz da Silva Meneses, virgen, que fue
dama noble de corte de la reina Isabel, pero, después, prefiriendo una vida
de mayor perfección, se retiró a las religiosas de la Orden de Santo Domin-
go durante muchos años y fundó, finalmente, una nueva Orden con el título
de Orden de la Concepción de la Bienaventurada Virgen María (1490).
11*. En Kioto, de Japón, beato Juan de Santa Marta, presbítero de la or-
den de los Hermanos Menores y mártir, que, mientras era conducido al lugar
del suplicio, iba predicando al pueblo y cantando el salmo Alabad al Señor,
todas las gentes (1618).
12*. En Kokura, también en Japón, beatos mártires Simón Bokusai Kiota,
catequista, y Magdalena, su esposa; Tomás Gengoro y su esposa María, y el
hijo de ambos, Jacobo, todavía niño, que, por orden del prefecto Yetsundo
y por odio hacia el nombre de Cristo, fueron crucificados cabeza abajo
(1620).

461
13*. En un viejo navío anclado en el mar frente a Rochefort, en Francia,
beato Juan Bautista Ménestrel, presbítero y mártir, que, durante la Revolu-
ción Francesa, condenado a galeras por ser sacerdote, cubierto de llagas lle-
nas de gusanos consumó su martirio (1794).
14. En la aldea Fanjiazhuang, cerca de Wujiao, en la provincia china de
Hebei, santa Rosa Fan Hui, virgen y mártir, que, durante la persecución des-
encadenada por los seguidores de la secta «Yihetuan», fue arrojada a un río
recubierta de heridas, todavía con vida (1900).
15*. En Barcelona, en España, beata Petra de San José (Ana Josefa) Pérez
Florido, virgen, que ofreció con alegría un cuidado asiduo a los ancianos
abandonados y fue fundadora de la Congregación de Hermanas Madres de
los Abandonados (1906).
16*. En Denia, en el territorio de Alicante, también en España, beato Pláci-
do García Gilabert, religioso de la Orden de los Hermanos Menores y már-
tir, que llevó a cabo un glorioso combate por su amor a Cristo (1936).
17*. En la localidad de Benicasim, cerca de Castellón, igualmente en Espa-
ña, beato Enrique García Beltrán, diácono de la Orden de los Hermanos
Menores Capuchinos y mártir, que, sufriendo el martirio, tuvo parte en la
victoria de Cristo (1936).
18*. En la localidad de Picasent, en el territorio de Valencia, de nuevo en
España, beato Gabriel (José María) Sanchís Mompó, religioso de los Ter-
ciarios Capuchinos de la Virgen de los Dolores y mártir, que, por la violencia
de los enemigos de la Iglesia, emigró al Señor (1936).

Día 17 de agosto
Sextodécimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
23 24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
A B C D E F F G H M N P
13 14 15 16 17 18 17 18 19 20 21 22

1. En Cizico, en el Helesponto, san Mirón, presbítero y mártir, que, se-


gún una tradición, durante el imperio de Decio y bajo el prefecto Antípatro,
fue decapitado tras sufrir muchos tormentos (s. III).

462
2. En Cesarea de Capadocia, san Mamante o Mameto, mártir, que, sien-
do pastor de condición muy humilde, vivió solitario en los bosques con la
máxima frugalidad y, proclamando su fe en Cristo, consumó el martirio du-
rante el imperio de Aureliano (273/274).
3. En Sicilia, muerte de san Eusebio, papa, valeroso testigo de Cristo, que
fue deportado por el emperador Majencio a esa isla, donde dejó la patria
terrena para merecer la patria celestial. Trasladado su cuerpo a Roma, fue
enterrado en el cementerio de Calixto (310).
4*. En Frisia, san Ierón, presbítero y mártir, del que se refiere que recibió
la muerte a manos de los paganos normandos (856).
5*. En Tesalónica, de Macedonia, muerte de san Elías el Joven, que fue
monje según las reglas de los Padres Orientales y, después de haber sufrido
mucho por parte de los sarracenos a causa de la fe, con una fortaleza de
ánimo invencible llevó una vida rigurosa de oración y austeridad, tanto en
Calabria como en Sicilia (903).
6*. En Arcaria, cerca de Milazzo, en Sicilia, beato Nicolás Politi, eremita,
que llevó una vida de máxima austeridad, viviendo en una cueva (1107).
7*. En Colle Etrusco, cerca de Siena, en la Toscana, beato Alberto, pres-
bítero, que dio al pueblo un magnífico ejemplo de virtud (1202).
8. En Montefalcone, de la Umbría, santa Clara de la Cruz, virgen de la Or-
den de los Eremitas de San Agustín, que estuvo al frente del monasterio de
la Santa Cruz con un amor ardiente a la pasión de Cristo (1308).
9. En Nagasaki, de Japón, santos mártires Jacobo Kyuhei Gorobioye
Tomonaga, presbítero de la Orden de Predicadores, y Miguel Kurobioye, que,
en tiempo del emperador Tokugawa Yemitsu, fueron condenados a muerte
por su fe en Cristo (1633).
10. En Saumur, cerca de Angers, en Francia, santa Juana Delanoue, vir-
gen, que, apoyada totalmente en la ayuda de la divina Providencia, acogió
primeramente en su casa a huérfanas, ancianas y mujeres enfermas y de mala
vida. Posteriormente, puso con sus compañeras los cimientos del Instituto de
Hermanas de Santa Ana de la Divina Providencia (1763).
11*. En el mar frente a Rochefort, en Francia, beato Natal Hilario Le Con-
te, mártir, que siendo clérigo de la catedral de Bourges y encargado de la

463
música, fue confinado en una nave durante la persecución por odio a la reli-
gión, muriendo, por Cristo, aquejado de enfermedad (1794)
12*. En Castellfullit de la Roca, cerca de Girona, en España, beato Enrique
Canadell, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías
y mártir, que sufrió la muerte por odio contra la Iglesia (1936).

Día 18 de agosto
Quintodécimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
24 25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
A B C D E F F G H M N P
14 15 16 17 18 19 18 19 20 21 22 23

1. En Palestrina, en el Lacio, san Agapito, mártir (s. inc.).


2. En Utica, en África, santos mártires llamados de la “Masa Cándida”,
que, superiores en número a los peces recogidos en sus redes por los após-
toles, aceptaron con gran fortaleza la muerte por permanecer fieles a su obispo
Cuadrado y confesar, a la vez, a Cristo como Hijo de Dios (s. III/IV).
3. En Myra, de Licia, san León, mártir (s. III/IV).
4. En Roma, en la vía Labicana, santa Elena, madre del emperador Cons-
tantino, que tuvo un interés singular en ayudar a los pobres y acudía a la igle-
sia piadosamente confundida entre los fieles. Habiendo peregrinado a Jeru-
salén para descubrir los lugares del Nacimiento de Cristo, de su Pasión y
Resurrección, honró el pesebre y la cruz del Señor con basílicas dignas de
veneración (c. 329).
5. En Metz, en la Galia Bélgica, san Fermín, obispo (s. IV).
6*. En Arlés, en la Provenza, san Eonio, obispo, que defendió su iglesia
del error de Pelagio y recomendó a su pueblo como sucesor suyo a san
Cesáreo, a quien él mismo había ordenado de presbítero (502).
7. En Bitinia, muerte de san Macario, hegúmeno del monasterio de Pele-
cete, que, en tiempo del emperador León V, sufrió muchas pruebas por la
defensa de las sagradas imágenes, muriendo en el destierro (850).

464
8*. En el monasterio de Cava, en la Campania, beato Leonardo, abad,
hombre sumamente pacífico (1255).
9*. En Ravena, en la Romaniola, beato Reinaldo de Concorégio, obispo,
ilustre por su celo, prudencia y caridad (1321).
10*. En Mantua, de la Lombardía, beata Paula Montaldi, virgen, abadesa
de la Orden de las Clarisas, que se distinguió por su devoción a la pasión del
Señor y por su constante oración y austeridad (1514).
11*. En una nave destinada a trabajos forzados, anclada frente a Roche-
fort, en Francia, beato Antonio Banassat, presbítero y mártir, que, por ser
párroco, en el furor de la Revolución Francesa fue detenido por odio a la fe
y, muerto por inanición, emigró al Señor (1794).
12*. En Valdemoro, cerca de Madrid, en España, beato Francisco Arias
Martín, presbítero y mártir, que siendo novicio en la Orden de San Juan de
Dios, en corto tiempo, durante la persecución religiosa recorrió el camino de
la perfección (1936).
13*. En Barbastro, cerca de Huesca, en España, beatos Jacobo Falgarona
Vilanova y Atanasio Vidaurreta Labra, religiosos de la Congregación de Mi-
sioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María, mártires en la misma per-
secución (1936).
14*. En Alcañiz, cerca de la región de Tortosa, en España, beato Martín
Martínez Pascual, presbítero y mártir. Miembro de la Sociedad de Sacerdo-
tes Operarios Diocesanos, recibió en la misma persecución y en el mismo
día la corona de la gloria (1936).
15*. En la localidad llamada Rafelbunyol, en el territorio de Valencia, en
España, beato Vicente María Izquierdo Alcón, presbítero y mártir, que reci-
bió la muerte por odio contra la fe (1936).
16*. En Santiago de Chile, beato Alberto Hurtado Cruchaga, presbítero de
la Compañía de Jesús, que fundó una obra para que los pobres que carecen
de techo y los vagabundos, sobre todo niños, pudieran encontrar un verda-
dero y familiar hogar (1952).

465
Día 19 de agosto
Quartodécimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
25 26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
A B C D E F F G H M N P
15 16 17 18 19 20 19 20 21 22 23 24

S an Juan Eudes, presbítero, que durante muchos años se dedicó


a la predicación en las parroquias y después fundó la Congrega-
ción de Jesús y María, para la formación de los sacerdotes en los se-
minarios, y otra de religiosas de Nuestra Señora de la Caridad, para
fortalecer en la vida cristiana a las mujeres arrepentidas. Fomentó de
una manera especial la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús
y de María, hasta que en Caen, de la región de Normandía, en Fran-
cia, descansó piadosamente en el Señor (1680).
2. En el lugar denominado «Fabrateria Vetus», cerca de Ceccano, en el
Lacio, san Magno, mártir (s. inc.).
3. En la región de Tarragona, en Hispania, san Magín, mártir (s. inc.).
4. En Gaza, en Palestina, san Timoteo, mártir, que en la persecución rea-
lizada por el emperador Diocleciano y el prefecto Urbano, después de sufrir
victoriosamente muchos tormentos, fue quemado a fuego lento (c. 350).
5. En Cilicia, san Andrés, tribuno, y sus compañeros soldados, que, se-
gún la tradición, habiendo logrado con la ayuda divina una victoria sobre los
persas, se convirtieron a la fe de Cristo y, acusados de ser cristianos, en tiempo
del emperador Maximiliano recibieron una muerte cruel en los desfiladeros
del monte Tauro, a manos del ejército del prefecto Seleuco (s. IV).
6. En Roma, en la vía Tiburtina, junto a san Lorenzo, sepultura de san Sixto
III, papa, que restableció la concordia entre el Patriarcado de Antioquía y el
de Alejandría, y en la Ciudad eterna erigió para el pueblo de Dios la basílica
de Santa María, en el monte Esquilino (440).
7. En la localidad de Sisteron, en Francia, san Donato, presbítero, del que
se dice que llevó vida de anacoreta durante largos años (s. VI).

466
8*. En el monasterio de Bobbio, en la Liguria, san Bertulfo, abad, sucesor
de san Atalo en el gobierno del mismo cenobio (639).
9. En Nüremberg, en la Franconia, de Alemania, san Sebaldo, eremita (s.
IX/X).
10*. En Calabria, san Bartolomé de Simero, presbítero y abad, que, des-
pués de haber abrazado la vida eremítica, fundó un monasterio para los grie-
gos (1130).
11*. En el monasterio de Igny, en Francia, beato Guerrico, abad. Verdade-
ro discípulo de san Bernardo, al no poder dar ejemplo en el trabajo a sus
hermanos por la debilidad de su cuerpo, los fortalecía en la humildad y cari-
dad con reiteradas exhortaciones espirituales (1151/1157).
12*. En el monasterio de Cava, en la Campania, beato León II, abad (1295).
13. En Brignoles, en la Provenza, de Francia, muerte de san Luis, obispo.
Sobrino del rey san Luis, prefirió la pobreza evangélica a las alabanzas y
honores del mundo, y joven en años, pero maduro en virtud, fue elevado a la
sede de Tolosa. Debido a su delicada salud, descansó piadosamente en el
Señor (1297).
14*. En Piacenza, en la Emilia, beato Jordán de Pisa, presbítero de la Or-
den de Predicadores, que en lenguaje popular expuso al pueblo la más alta
doctrina con la máxima sencillez (c. 1311).
15*. En Acquapagana, en el Piceno, de Italia, beato Ángel, eremita de la
Orden de los Camaldulenses (1313).
16*. En Nagasaki, en Japón, beatos mártires Luis Flores, presbítero de la
Orden de Predicadores, Pedro de Zúñiga, presbítero de la Orden de los
Eremitas de San Agustín, y trece compañeros37, marineros japoneses, que,
llevados a puerto y detenidos al punto, sufrieron juntos un mismo martirio,
entre variadas torturas, por la fe cristiana (1622).
17*. En Dorcester, en Inglaterra, beato Hugo Green, presbítero y mártir, que,
ordenado en Duoai, ejerció el ministerio en su patria durante treinta años, hasta
37
Sus nombres: Beatos Joaquín Hirayama, León Sukeyemon, Miguel Diaz, Antonio
Yamada, Marcos Takenoshima Shinyemon, Tomás Koyanagi, Jacobo Matsuo Denshi,
Lorenzo Rokuyemon, Pablo Sankichi, Juan Yago, Juan Nagata Mataktichi y Bartolomé
Mohioye.

467
que, reinando Carlos I, mereció ser asociado a la pasión de Cristo, destro-
zado cruelmente (1642).
18. En Monteagudo, de Navarra, en España, tránsito de san Ezequiel
Moreno Díaz, obispo de Pasto, en Colombia, de la Orden de los Recoletos
de San Agustín, que trabajó y, por anunciar el Evangelio, dio su vida tanto
en las Islas Filipinas como en América del Sur (1906).
19*. En la localidad llamada Llosa de Ranes, de Valencia, también en Es-
paña, beato Francisco Ibáñez Ibáñez, presbítero y mártir, que en el furor de la
persecución contra la fe, acabó su vida unido a Cristo hasta la muerte (1936).
20*. En la ciudad de Gandía, en la misma región de España, beato Tomás
Sitjar Fortiá, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, que, en la misma
persecución, derramó su sangre por Cristo (1936).
21*. En el lugar llamado El Saler, también en la región valenciana, beatas
Elvira de la Natividad de Nuestra Señora Torrentallé Paraire y sus compa-
ñeras38, vírgenes del Instituto de las Hermanas Carmelitas de la Caridad y
mártires, que en la prueba de la fe por Cristo, su Esposo, obtuvieron el fruto
eterno (1936).

Día 20 de agosto
Tértiodécimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
26 27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
A B C D E F F G H M N P
16 17 18 19 20 21 20 21 22 23 24 25

M emoria de san Bernardo, abad y doctor de la Iglesia, el cual,


habiendo ingresado con treinta compañeros en el nuevo monas-
terio del Cister, fue después fundador y primer abad del monasterio
38
Sus nombres: María de Nuestra Señora de la Providencia Calaf Miracle, Francisca
de Santa Teresa de Amezúa Ibaibarriaga, María de los Abandonados del Santísimo
Sacramento Giner Líster, Teresa de la Madre del Divino Pastor Chambó Palés, Águeda
de Nuestra Señora de las Virtudes Hernández Amorós, María de los Dolores de San
Francisco Javier Vidal Cervera, María de las Nieves de la Santísima Trinidad Crespo
López y Rosa de Nuestra Señora del Buen Consejo Pedret Rull.

468
de Clairvaux (Claraval), dirigiendo sabiamente a los monjes por el
camino de los mandamientos del Señor, con su vida, su doctrina y su
ejemplo. Recorrió una y otra vez Europa para restablecer la paz y la
unidad e iluminó a la Iglesia con sus escritos y sabios consejos, has-
ta que descansó en el Señor cerca de Langres, en Francia (1153).
2. Conmemoración de san Samuel, profeta, quien llamado por Dios, siendo
aún niño, fue después juez en Israel y, por mandato divino, ungió a Saúl como
rey de su pueblo, pero rechazado éste por su falta de fidelidad, confirió tam-
bién la unción real a David, de cuya descendencia había de nacer Cristo.
3. Cerca de la fortaleza de Chinon, en el territorio de Tours, en Aquita-
nia, san Máximo, discípulo de san Martín, que primeramente fue monje en el
lugar de Ile-Barbe, cerca de Lyon, y posteriormente fundó un monasterio a
la orilla del río Vigenne, en el que murió en edad muy avanzada (s. V).
4. En el monasterio de Noirmoutier, en la isla de Hero, en la costa de
Aquitania, san Filiberto, abad, que, educado en la corte del rey Dagoberto,
y todavía adolescente, se hizo monje. Fundó y dirigió primeramente el ceno-
bio de Jumièges y después el de Hero (c. 684).
5. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Leo-
vigildo y Cristóbal, monjes. Durante la persecución llevada a cabo por los
musulmanes proclamaron espontáneamente a Cristo delante del juez, por lo
cual fueron decapitados, recibiendo así la palma del martirio (852).
6*. En Siena, de la Toscana, muerte del beato Bernardo Tolomeo, abad y
fundador de la Congregación Olivetana según la Regla de san Benito. Traba-
jó con gran empeño por la disciplina monástica y, cuando la peste asolaba
Italia, murió entre los monjes de Siena, expuestos al mismo peligro (1348).
7*. En una nave anclada frente a Rochefort, en la costa francesa, beatos
Luis Francisco Le Brun y Gervasio Brunel, presbíteros y mártires. Uno era
monje de la Congregación Benedictina de san Mauro, y el otro, prior de la
abadía de la Trapa, de la Orden Cisterciense. Ambos, retenidos de manera
inhumana durante la Revolución Francesa, consumaron el martirio agotados
por la enfermedad (1794).
8*. En Roma, beata María de Matías, virgen, que fundó el Instituto de las
Hermanas de la Adoración de la Preciosísima Sangre del Señor (1866).

469
9. En Roma, muerte del papa san Pío X, cuya memoria se celebra el día
siguiente (1914).
10*. En Vallibona, cerca de Castellón, en la región levantina de España, beato
Matías Cardona, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de las Es-
cuelas Pías, mártir durante la persecución religiosa (1936).
11*. En la ciudad de Játiva, en la región de Valencia, en España, beata María
Climent Mateu, virgen y mártir, que, en el tiempo de la misma persecución,
mereció ser configurada con Cristo por su muerte en la fe (1936).
12*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Ba-
viera, de Alemania, beato Ladislao Maczkowski, presbítero y mártir, que,
polaco de nacionalidad, fue deportado en tiempo de guerra y defendió la fe,
entre torturas de muerte, ante los enemigos de la dignidad humana y cristiana
(1942).

Día 21 de agosto
Duodécimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
27 28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
A B C D E F F G H M N P
17 18 19 20 21 22 21 22 23 24 25 26

M emoria del papa san Pío X, que fue sucesivamente sacerdote


con cargo parroquial, obispo de Mantua y después patriarca de
Venecia. Finalmente, elegido Sumo Pontífice, adoptó una forma de
gobierno dirigida a instaurar todas las cosas en Cristo, que llevó a
cabo con sencillez de ánimo, pobreza y fortaleza, promoviendo en-
tre los fieles la vida cristiana por la participación en la Eucaristía, la
dignidad de la sagrada liturgia y la integridad de la doctrina (1914).
2. En Tracia, santos Agatónico, Gótico y otros mártires, que, según la
tradición, sufrieron el martirio en Selimbria y en otros lugares (s. III).
3. En Roma, en el campo Verano, santa Ciriaca, que dio su nombre al
cementerio de la vía Tiburtina, que ella misma había donado a la Iglesia (s.
III/IV).

470
4. En Útica, en Africa, san Cuadrado, obispo y mártir, que, después de
haber dado todo su pueblo, clérigos y seglares, fiel testimonio de Cristo, al
cabo de cuatro días siguió, como pastor, a la grey que había apacentado (s.
III/IV).
5. En Verona, en los confines de Venecia, san Euprepio, que es tenido
como primer obispo de esa ciudad (s. III/IV).
6. En Foro de Trajano (hoy Fordongianus), en Cerdeña, san Luxorio,
mártir (s. IV).
7. Conmemoración de los santos mártires Basa y sus tres hijos, Teognis,
Agapio y Pistio. Sufrieron el martirio, según la tradición, Basa, la madre, en
la isla de Alone, y los hijos en Edessa, de la Hélade (s. IV).
8. En el territorio de los gábalos (hoy Mende), en la Galia, san Privado,
obispo y mártir, que, en la invasión de los vándalos, fue encontrado en una
cripta, donde se entregaba a la oración y al ayuno, y por negarse a entregar
a sus ovejas y sacrificar a los ídolos, murió destrozado a golpes (c. 407).
9. En Auvernia, en Aquitania, san Sidonio Apolinar. Era prefecto de la
ciudad de Roma cuando fue ordenado obispo de Clermont, y muy bien for-
mado en lo divino y lo humano, y dueño de gran fortaleza cristiana, se en-
frentó a la ferocidad de los bárbaros, como padre de la Iglesia y doctor in-
signe (c. 479).
10*. En Alcira, en el territorio de Valencia, en España, conmemoración de los
santos mártires Bernardo, antes llamado Ahmed, monje de la Orden Cister-
ciense, y sus hermanas María (Zaida) y Gracia (Zoraida), a las que había
convertido de la religión mahometana a la fe en Cristo (c. 1180).
11. En la ciudad de Hung Yen, en Tonquín, san José Dang Dinh (Niêm)
Viên, presbítero, mártir en tiempo del imperio de Minh Mang (1838).
12*. En Antananarivo, en la isla de Madagascar, beata Victoria Rasoama-
narivo, que, después de enviudar de un matrimonio con un hombre violento,
y habiendo sido expulsados de la isla los misioneros, socorrió con toda so-
licitud a los cristianos y defendió a la Iglesia frente a los magistrados públi-
cos (1894).
13*. En la localidad de Alberic, en la región de Valencia, en España, beato
Salvador Estrugo Solves, presbítero y mártir, que, en tiempo de persecución,

471
soportó toda clase de adversidades por amor a Cristo, hasta alcanzar la palma
del martirio (1936).
14*. En el lugar del Morrot, cerca de Barcelona, también en España, beato
Raimundo Peiró Victorí, presbítero de la orden de Predicadores y mártir, que,
en la misma persecución, siguiendo con fidelidad las palabras de Cristo, pasó
a través de la muerte a la vida de la gloria (1936).
15*. Cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beato Bruno Zembol, mártir,
que, sometida Polonia bajo un régimen hostil a Dios, a causa de su fe fue
llevado al campo de concentración de Dachau, donde, destrozado por las
torturas, murió para entrar en la gloria (1942).
16. Conmemoración de los santos Bonoso y Maximiano, mártires. La
crítica histórica dice que murieron en Antioquía, de Siria, pero la Iglesia
de Jaén los considera martirizados en la ciudad de Arjona. (308).

Día 22 de agosto
Undécimo Kaléndas septémbris. Luna:
a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
28 29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
A B C D E F F G H M N P
18 19 20 21 22 23 22 23 24 25 26 27

M emoria de la bienaventurada Virgen María Reina, que engen-


dró al Hijo de Dios, príncipe de la paz, cuyo reino no tendrá
fin, y a la que el pueblo cristiano saluda como Reina del cielo y Madre
de la misericordia.
2. En Autun, en la Galia Lugdubense, san Simfoniano, mártir, que, mien-
tras era llevado al suplicio, su madre, desde la muralla de la ciudad, le ex-
hortaba con estas palabras: «Hijo, hijo, Simforiano, pon tu pensamiento en
Dios vivo. Hoy no se te quita la vida, sino que se te cambia por una mejor»
(s. III/IV).
3. En Roma, en la vía Ostiense, en su cementerio, san Timoteo, mártir
(303).

472
4. En Todi, de la Umbría, san Felipe Benizi, presbítero de Florencia, va-
rón de gran humildad y propagador de la Orden de los Siervos de María,
que consideraba a Cristo crucificado su único libro (1285).
5*. En Mevania (hoy Bevagna), también en la Umbría, beato Jacobo Bian-
coni, presbítero de la Orden de Predicadores, que fundó allí un convento y
rebatió los errores de los nicolaítas (1301).
6*. En Ocra, cerca de Fossa dell’Aquila, en el Abruzo, beato Timoteo de
Montículo, presbítero de la Orden de los Menores, insigne por la austeridad
de su vida y el fervor de su oración (1504).
7*. En York, en Inglaterra, beato Tomás Percy, mártir, conde de Northum-
berland, que durante el reinado de Isabel I fue decapitado por mantenerse fiel a
la Iglesia de Roma, consiguiendo así la palma del martirio (1572).
8*. En el mismo lugar y bajo el mismo reinado, beatos Guillermo Lacey y
Ricardo Kirkman, presbíteros y mártires, que, condenados a muerte por haber
entrado en Inglaterra como sacerdotes, fueron ajusticiados en el patíbulo
(1582).
9. En Worchester, también en Inglaterra, san Juan Wall, presbítero de la
Orden de los Hermanos Menores y mártir, que, tras haber ejercido clandes-
tinamente su ministerio pastoral durante mas de veinte años, en tiempo del
rey Carlos II, por el hecho de ser sacerdote, fue ahorcado y después des-
cuartizado (1679).
10. En Hereford, también en Inglaterra, en el mismo día y año, san Juan
Kemble, presbítero y mártir, que en tiempo de persecución ejerció el minis-
terio pastoral durante más de cincuenta años y, ya octogenario, fue ahorcado
por ser sacerdote, consumando el martirio (1679).
11*. En Ofida, en el Piceno, de Italia, beato Bernardo (Domingo) Peroni,
religioso de la orden de los Hermanos Menores Capuchinos, célebre por su
sencillez de corazón, inocencia de vida y su admirable caridad para con los
pobres (1694).
12*. En el mar frente a Rochefort, en Francia, beato Elías Leymarie de
Laroche, presbítero y mártir, que, durante la Revolución Francesa, encarce-
lado en un viejo navío anclado, fue maltratado cruelmente y, habiendo enfer-
mado, exhaló su espíritu (1794).

473
13*. En la localidad de Starunya, en el territorio de Stanislaviv (hoy Ivano-
frankivsk), en Ucrania, beato Simeón Lukac, obispo y mártir, que durante
un gobierno hostil a la fe ejerció clandestinamente su ministerio en favor de
la grey de católicos de rito bizantino, y con una muerte fiel proclamó la gloria
y el honor de Cristo el Señor y de Dios (1964).

Día 23 de agosto
Décimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
29 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
A B C D E F F G H M N P
19 20 21 22 23 24 23 24 25 26 27 28

S anta Rosa, virgen, quien, todavía muy niña, destacó por su gran
austeridad, y recibido en Lima, ciudad de Perú, el hábito de las
Hermanas de la Tercera Orden Regular de Predicadores, se entregó
a la penitencia y a la oración. Ardiendo en celo por la salvación de
los pecadores y de los indígenas, por quienes deseaba dar su misma
vida, se sometía de buena gana a toda clase de sufrimientos para ga-
narlos para Cristo. Su muerte tuvo lugar el día 24 de agosto (1617).
2. Conmemoración de san Zaqueo, obispo, que, según tradición, fue el
cuarto sucesor de Santiago, hermano del Señor, en el gobierno de la Iglesia
de Jerusalén (s. II).
3. En Roma, en el cementerio de San Lorenzo, en la vía Tiburtina, santos
Abundio y Ireneo, mártires (s. inc.).
4. En Ostia del Tíber, santos Ciriaco y Arquelao, mártires (s. inc.).
5. En Nove, de la Mesia Inferior, san Lupo mártir, que, según la tradi-
ción, alcanzó la libertad de Cristo al ser degollado (s. inc.).
6. En Egea, de Cilicia, santos mártires Claudio, Asterio y Neón, herma-
nos, que, según tradición, acusados por su madrastra de ser cristianos, fue-
ron decapitados en tiempo del emperador Diocleciano y del prefecto Lysias
(303).

474
7. En Autun, de la Galia Lugdunense, san Flaviano, obispo, que brilló en
tiempos del rey Clodoveo (s. V/VI).
8*. En Derry, en Hibernia (hoy Irlanda), san Eugenio, primer obispo de
Ardstraw (s. VI).
9*. En el monasterio de san Felipe Argiró, cerca de Locri, en la Calabria
inferior, san Antonio de Gerace, eremita (s. X).
10*. En una nave anclada frente a Rochefort, en la costa de Francia, beato
Juan (Protasio) Bourdon, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores
Capuchinos y mártir, que encarcelado junto con varios sacerdotes en tiempo
de la Revolución Francesa, procuró alivio a los compañeros de cautiverio,
hasta que murió contagiado de la peste (1794).
11*. En la localidad de Tavernes de Valldigna, en la región de Valencia, en
España, beatos mártires Constantino Carbonell Sempere, presbítero, Pedro
Gelabert Amer y Raimundo Grimaltós Monllor, religiosos, de la Compañía
de Jesús, que sufrieron el martirio durante la persecución contra la fe (1936).
12*. Cerca de la aldea de Vallbona, también en la región valenciana de Es-
paña, beatos mártires Florentino Pérez Romero, presbítero, y Urbano Gil
Sáez, religioso, de los Religiosos Terciarios Capuchinos de la Virgen de los
Dolores, que, en tiempo de la misma persecución, asumieron perfectamente
la prueba por la fe (1936).
13*. En la población de Silla, en el mismo territorio, beato Juan María de la
Cruz (Mariano) García Méndez, presbítero de la Congregación de Sacerdo-
tes del Sagrado Corazón de Jesús y mártir, que en la misma persecución
contra la religión, conservó hasta la muerte la fe de Cristo (1936).
14*. En la localidad de Puzol, también cerca de Valencia, en España, bea-
tas Rosaria (Petra María Victoria) Quintana Argos y Serafina (Manuela Jus-
ta) Fernández Ibero, vírgenes de la Tercera Orden de Capuchinas de la Sa-
grada Familia y mártires, que, en el furor de la misma persecución, alcanza-
ron la gracia del martirio (1936).
15*. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Ba-
viera, de Alemania, beato Francisco Dachtera, presbítero y mártir. Polaco de
nacionalidad, en tiempo de guerra, destrozado por las atrocidades realizadas
por los médicos sin consideración alguna a la dignidad humana, murió por
Cristo (1944).

475
Día 24 de agosto
Nono Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
A B C D E F F G H M N P
20 21 22 23 24 25 24 25 26 27 28 29

F iesta de san Bartolomé, apóstol, al que generalmente se identi-


fica con Natanael. Nacido en Caná de Galilea, fue presentado por
Felipe a Cristo Jesús en las cercanías del Jordán, donde el Señor le
invitó a seguirle y lo agregó a los Doce. Después de la Ascensión
del Señor, es tradición que predicó el Evangelio en la India y que allí
fue coronado con el martirio (s. I).
2. En Claudiópolis, de Honoríade, san Tación, mártir (s. inc.).
3. En Clichy, en la región de París, muerte de san Audeno, obispo de
Rouen, que desde el cargo de refrendario del rey Dagoberto fue elevado al
episcopado y gobernó felizmente su iglesia a lo largo de cuarenta y tres años,
fundando muchísimos templos y protegiendo los monasterios (684).
4. En el monte Olimpo, en Bitinia, san Jorge Limniota, monje, que habien-
do reprendido al impío emperador León III por destruir las sagradas imáge-
nes y por quemar las reliquias de los santos, por mandato de éste y por esta
causa, habiéndole amputado la nariz y quemado la cabeza, emigró como mártir
hacia el Señor (c. 730).
5. En Lima, de Perú, muerte de santa Rosa, cuya memoria se celebra al
día anterior (1617).
6. En Anjou, en Francia, beato Andrés Fardeau, presbítero y mártir, que,
en tiempo de la Revolución Francesa, fue decapitado por odio al sacerdocio
(1794).
7. En Nápoles, en la Campania, santa Juana Antida Thouret, virgen, don-
de en tiempo de la Revolución Francesa siguió con algunas compañeras la vida
religiosa interrumpida, y en Besançon dio comienzo a una nueva sociedad de
Hermanas de la Caridad, dedicadas a asegurar la formación civil y cristiana de la
juventud, la atención a los niños abandonados, a los pobres y a los enfermos,
hasta que murió en el destierro, aquejada de grandes tribulaciones (1826).

476
8. En Marsella, en Francia, santa Emilia de Vialar, virgen, que tras haber
trabajado con denuedo por difundir el Evangelio en países lejanos, fundó la
Congregación de las Hermanas de San José de la Aparición y la propagó
ampliamente (1856).
9. En Valencia, en España, santa María Micaela del Santísimo Sacramen-
to Desmaisières, virgen, fundadora de la Congregación de las Esclavas del
Santísimo Sacramento y de la Caridad, que con tenaz empeño e inflamada
en el deseo de ganar almas para Dios, consagró su vida en volver al buen
camino a las jóvenes descarriadas y a las meretrices (1865).
10*. En Tulcan, ciudad de Ecuador, beata María de la Encarnación (María
Vicenta) Rosal, virgen, que fundó las Hermanas de Belén, con el fin principal
de reivindicar la dignidad de la mujer y formar cristianamente a las niñas
(1886).
11*. Cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, en el campo de concentra-
ción de Dachau, beato Maximiano Binkiewicz, presbítero, que en tiempo de
guerra fue arrancado de Polonia, su patria, por los soldados invasores y allí
murió extenuado a causa de los tormentos y las torturas (1942).
12*. En Dresde, en Alemania, beatos Ceslao Józwiak, Eduardo Kazmierki,
Francisco Kesy, Eduardo Klinik y Iarognievo Wojciechowslci, mártires, que,
polacos de origen, fueron encarcelados durante la misma persecución y con-
sumaron el martirio a golpes de hacha (1942).

Día 25 de agosto
Octávo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
A B C D E F F G H M N P
21 22 23 24 25 26 25 26 27 28 29 1

S an Luis IX, rey de Francia, que, tanto en tiempo de paz como


durante la guerra para defensa de los cristianos, se distinguió por
su fe activa, su justicia en el gobierno, el amor a los pobres y la pa-
ciencia en las situaciones adversas. Tuvo once hijos en su matrimo-

477
nio, a los que educó de una manera inmejorable y piadosa, y gastó
sus bienes, fuerzas y su misma vida en la adoración de la Cruz, la
Corona y el sepulcro del Señor, hasta que, contagiado de peste, mu-
rió en el campamento de Túnez, en la costa de África del Norte
(1270).

S an José de Calasanz, presbítero, que puso en marcha escuelas


populares para instruir a niños y adolescentes en el amor y la sa-
biduría del Evangelio, y fundó en Roma la Orden de Clérigos Regu-
lares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías (1648).
3. En Arlés, de la Provenza, san Genesio, mártir, que todavía catecúme-
no y desempeñando el oficio de escribano, al negarse a actuar contra los
cristianos buscó la salvación en la huida, pero, detenido por los soldados,
fue bautizado con su propia sangre (303).
4. En Itálica, cerca de Hispalis, en la provincia hispánica de Bética, san
Geruncio, obispo, que, según la tradición, murió en la cárcel (s. IV).
5. En Agde, en la Galia Narbonense, san Severo, abad del monasterio
que él mismo fundó en esta ciudad (s. V).
6. En Constantinopla, san Menas, obispo, que, ordenado por el papa san
Agapito, restableció la comunión temporalmente rota con el papa Vigilio y
dedicó la gran iglesia, construida por el emperador Justiniano, en honor a la
Divina Sabiduría (552).
7*. En Attane, en el territorio de Limoges, en Aquitania, san Aredio, abad,
que compuso una Regla llena de sabiduría para el cenobio que había funda-
do, extraída de los escritos de distintos autores de vida monástica (591).
8. En Utrech, de Gueldres, en Austrasia, san Gregorio, abad, que, sien-
do todavía un adolescente, siguió fielmente a san Bonifacio cuando intentaba
la conversión de Hesse y Turingia. Posteriormente, y por mandado del mis-
mo, dirigió como abad el monasterio de San Martín y gobernó la iglesia de
Utrech (775).
9. En Montefiascone, de la Toscana, muerte de santo Tomás Cantelupe,
obispo de Hereford, en Inglaterra, quien, célebre por sus conocimientos, se
mostró severo para consigo mismo, pero excepcionalmente espléndido para
con los pobres (1282).

478
10*. En Scimabara, de Japón, beatos mártires Miguel Carvalho, de la Com-
pañía de Jesús; Pedro Vázquez, de la Orden de Predicadores; Luis Sotelo y
Luis Sasanda, presbíteros, y Luis Baba, religioso de la Orden de los Herma-
nos Menores, que fueron quemados vivos a causa de su fe en Cristo (1624).
11*. En un viejo navío anclado ante la costa de Rochefort, en Francia, bea-
to Pablo Juan Charles, presbítero y mártir, que siendo prior en la Orden
Cisterciense, en el furor de la Revolución Francesa fue conducido por los
perseguidores, por el hecho de ser sacerdote, desde el monasterio de las Sept
Fonts a la cárcel naval, en donde murió consumido por el hambre y la enfer-
medad (1794).
12*. En Córdoba, ciudad de la República Argentina, beata María del Trán-
sito de Jesús Sacramentado Cabanillas, virgen, que se dedicó con empeño a
la formación cristiana de la infancia pobre y abandonada, fundando en ese
país el Instituto de las Hermanas Misioneras de la Tercera Orden de San
Francisco (1885).
13*. En Valencia, de España, beato Luis Urbano Lanaspa, presbítero de la
Orden de Predicadores y mártir, que llevó a cabo una gloriosa prueba por
Cristo (1936).

Día 26 de agosto
Séptimo Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
A B C D E F F G H M N P
22 23 24 25 26 27 26 27 28 29 1 2

1. Conmemoración de san Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios


altísimo, que saludó y bendijo a Abrahán cuando volvía victorioso, ofrecien-
do al Señor un sacrificio santo, una hostia inmaculada. Como figura típica de
Cristo, ha sido interpretado rey de la paz y de la justicia y sacerdote eterno,
aun falto de genealogía.
2. En Roma, en el cementerio de Basila, en la vía Salaria Antigua, san
Maximiliano, mártir (s. inc.).

479
3. En Salona, de Dalmacia, san Anastasio, de oficio batanero, mártir (s. III).
4. En Cesarea de Mauritania, san Víctor, mártir, que, según la tradición,
condenado a muerte, fue crucificado en sábado (s. III/IV).
5. En Bérgamo, de Traspadana, san Alejandro, mártir (s. III/IV).
6. En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Eleuterio, obispo (s. VI).
7*. En el brazo de mar ante Rochefort, en el litoral francés, beato Jacobo
Retouret, presbítero de la Orden de los Carmelitas y mártir, que, en el furor
de la Revolución Francesa, fue llevado desde el convento de Limoges a una
sórdida nave-prisión, en la que, abandonado durante la noche semidesnudo,
murió de frío (1794).
8. En La Puye, cerca de Poitiers, también en Francia, santa Juana Isabel
Bichier des Ages, virgen, que, durante la Revolución Francesa, ayudó a san
Andrés Huberto Fournet cuando éste ejercía clandestinamente su ministerio.
Restablecida la paz de la Iglesia, fundó la Congregación de las Hijas de la
Cruz, para la educación de los pobres y la ayuda a los enfermos (1838).
9*. En la ciudad de Belén, en Tierra Santa, beata María de Jesús Crucifi-
cado (María) Baouardy, virgen de la Orden de las Carmelitas Descalzas, que,
colmada de carismas místicos, unió la vida contemplativa con una singular
caridad (1878).
10. En Liria, en España, santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, virgen, que,
para ayudar a los ancianos, fundó el Instituto de las Hermanitas de los An-
cianos Desamparados (1897).
11*. En Valencia, también en España, beato Ambrosio (Luis) Valls Mata-
males, presbítero de la orden de los Hermanos Menores Capuchinos y már-
tir, que, durante la persecución contra la Iglesia, mereció entrar al banquete
celestial mediante el derramamiento de su sangre (1936).
12*. En Denia, en la región de Alicante, también en España, beato Pedro
(Alejandro) Max Ginestar, presbítero de la Orden de los Hermanos Meno-
res Capuchinos y mártir, que, en la misma persecución, fue gloriosamente
coronado al entregar la vida por Cristo (1936).
13*. En la ciudad de Esplugues, cerca de Barcelona, también en España,
beato Félix Vivet Trabal, religioso de la Sociedad Salesiana y mártir, que,
durante la referida persecución, mereció entrar al banquete celestial (1936).

480
14*. En el lugar de Kharsk, cerca de Tomsk, en la región rusa de Siberia,
beata Lorenza (Leocadia) Harasymiv, virgen de la Congregación de las Her-
manas de San José, que, subyugada su patria por los perseguidores de la fe,
fue conducida a un campo de concentración, donde a la pureza de vida aña-
dió la constancia de la fe en una muerte gloriosa (1952).
15*. En Roma, beata María Beltrame Quattrocchi, que, siendo madre de
familia, ilustró de modo conspicuo a la familia de Cristo y a la sociedad, vi-
viendo ejemplarmente su vida matrimonial y mostrando su comunión de fe y
amor hacia el próximo (1965).

Día 27 de agosto
Sexto Kaléndas septémbris. Luna:

a b c d e f g h i k l m n p q r s t u
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
A B C D E F F G H M N P
23 24 25 26 27 28 27 28 29 1 2 3

M emoria de santa Mónica, que, muy joven todavía, fue dada


en matrimonio a Patricio, del que tuvo hijos, entre los cuales
se cuenta a Agustín, por cuya conversión derramó abundantes lágri-
mas y oró mucho a Dios. Al tiempo de partir para África, ardiendo
en deseos de la vida celestial, murió en la ciudad de Ostia del Tíber
(387).
2. En Capua, de la Campania, san Rufo, mártir (s. III/IV).
3. En Tomis, de la Escitia, santos mártires Marcelino, tribuno, su esposa
Mannea, Juan, hijo de ambos, y Serapio, clérigo, y Pedro, soldado (c. s. IV).
4. En Bérgamo, en la provincia de Liguria, san Narno, que es considera-
do primer obispo de la ciudad (s. IV).
5. En la Tebaida, en Egipto, san Poemeno, abad, tenido en suma consi-
deración entre los anacoretas y del que se refieren muchas máximas llenas
de sabiduría (s. IV/V).

481
6. En Couserans, de la Aquitania, san Licerio, obispo, que, oriundo de
Hispania, fue discípulo de san Fausto de Riez y con sus oraciones libró a la
ciudad de ser destruida por los visigodos (c. 540).
7. En Arlés, de la Provenza, san Cesáreo, obispo, que, después de haber
llevado vida monástica en la isla de Lérins, recibió ese episcopado en contra
de sus deseos. Preparó y reunió sermones apropiados para las festividades
que los presbíteros debían leer con objeto de instruir al pueblo y escribió
también reglas de vida, tanto para hombres como para religiosas, para dirigir
la vida monástica (542).
8. En Pavía, de la Lombardía, san Juan, obispo (c. 825).
9*. En el monasterio de Peterhausen, que él había fundado, en Suabia,
sepultura de san Gebhardo, obispo de Constancia (995).
10*. En el monasterio de Aulps, en Saboya, muerte de san Guarino, obispo
de Sión, que, siendo monje de Molesmes en tiempos de san Roberto, fundó
este cenobio, que dirigió santamente y agregó a la Orden del Císter (1150).
11*. En Lausana, entre los helvecios (hoy Suiza), san Amadeo, obispo. Sien-
do monje de Claraval, fue designado abad del cenobio de Hautecombe y
elegido, más tarde, para la sede episcopal, desde donde educó con destreza
a los jóvenes, formó un clero piadoso y casto y cantó las alabanzas en su
predicación de la bienaventurada Virgen María (1159).
12*. En Foligno, de la Umbría, beato Ángel Conti, presbítero de la Orden
de Eremitas de San Agustín, insigne por sus penitencias y humildad, y de suma
paciencia al recibir ofensas (1312).
13*. En Leominster, en Inglaterra, beato Rogerio Cadwalador, presbítero y
mártir. Había sido ordenado en Valladolid, en España, e, insigne por su cien-
cia, ejerció su ministerio clandestinamente durante dieciséis años en su patria
y, finalmente, condenado por el hecho de ser sacerdote, en tiempo del rey
Jacobo I fue ajusticiado después de crueles torturas (1610).
14*. En Nagasaki, en Japón, beatos Francisco de Santa María, presbítero
de la orden de los Hermanos Menores, y sus catorce compañeros39, márti-
39
Sus nombres: Beatos Bartolomé Laurel y Antonio de San Francisco, religiosos de
la Orden de los Hermanos Menores; Gaspar Vaz y María, esposos; Magdalena Kiyota,
viuda; Cayo Jiyemon, Francisca, Francisco Kurobioye, Luis Matsuo Soyemon, Martín
Gómez, Tomás Wo Jinyemon, Lucas Kiyemon y Miguel Kizayemon.

482
res, que por orden del gobernador de la ciudad sufrieron el martirio en odio
al nombre cristiano (1627).
15. En la ciudad de Usk, en Gales, san David Lewis, presbítero de la
Compañía de Jesús y mártir, que, ordenado sacerdote en Roma, celebró
ocultamente los sacramentos en su patria durante más de treinta años y pres-
tó ayuda a los pobres, hasta que en el reinado de Carlos II fue ahorcado por
ser sacerdote (1679).
16*. En el mar frente a Rochefort, en Francia, en una vieja nave, beatos
mártires Juan Bautista de Souzy, presbítero, y Udalrico (Juan Bautista) Gui-
llaume, hermano de las Escuelas Cristianas, mártires, que, en el furor de la
persecución contra la Iglesia, fueron detenidos de manera inhumana y por
Cristo murieron de hambre y aquejados de grave enfermedad (1794).
17*. En Reading, en Inglaterra, beato Domingo de la Madre de Dios Bar-
beri, presbítero de la Congregación de la Pasión, que, buscando con empe-
ño restablecer la unidad de los cristianos, llevó a muchos al seno de la Igle-
sia católica (1849).
18*. En la localidad de Picasent, en la región de Valencia, en España, beato
Fernando González Añón, presbítero y mártir, que, en tiempo de persecu-
ción, mereció pasar a la bienaventuranza eterna (1936).
19*. En el camino entre las aldeas de Godella y Bétera, en el mismo territo-
rio en España, beato Raimundo Martí Soriano, presbítero y mártir, que, en el
furor de la misma persecución contra la fe, derramó su sangre por Cristo
(1936).
20*. En San Sebastián, en España, beata María del Pilar Izquierdo Albero,
virgen, que muy probada por la pobreza y por graves enfermedades, sirvió a
Dios mostrado una caridad singular en favor de los pobres y afligidos, para
cuyo servicio fundó la Obra Misioner