Los contratos de juego y apuesta

CONCEPTO Y DISTINCIÓN Como ya hemos expuesto, el vocablo «juego», deriva del latín «iocus» (broma, distracción), que expresa la idea de satisfacción o deleite, si bien es la palabra «ludus» (diversión, pasatiempo), que acentúa el sentido de actividad fácil o que no requiere esfuerzo, la que mejor traduce el término castellano «juego». En cambio, la palabra «apuesta» proviene del verbo latino «apponere» (o adponere), que significa colocar, poner con inmediatividad a algo. La Real Academia de la Lengua Española acepta dos sentidos principales de la palabra juego: 1. «Acción y efecto de jugar», y 2. «Ejercicio recreativo sometido a reglas,y en el cual se gana o se pierde». El primer sentido, que es el más amplio, nos remite al término jugar, que, a su vez, cuenta con varios significados, de los que en este caso interesan los siguientes: 3. «Entretenerse, divertirse tomando parte en uno de los juegos sometidos a reglas, medie o no en él interés»/ 4.»Tomar parte en uno de los juegos sometidos a reglas, no para divertirse, sino por vicio o con el sólo fin de ganar dinero» A su vez, la Real Academia también acepta dos definiciones principales de la palabra «apuesta»: 1. «Acción y efecto de apostar», 2. «Cosa que se apuesta». Del término «apostar» se recogen, entre otros, los siguientes sentidos: 1. «Pactar entre sí los que disputan que aquél que estuviere equivocado o no tuviere razón, perderá la cantidad de dinero que se determine o cualquier otra cosa» 2. Arriesgar cierta cantidad de dinero en la creencia de que alguna cosa como juego, contienda deportiva, etc., tendrá tal o cual resultado; cantidad que en caso de acierto se recupera aumentada a expensas de las que han perdido quienes no acertaron. La doctrina tradicional se ha esforzado en formular un concepto de estas figuras contractuales. SÁNCHEZ ROMÁN define el contrato de juego como «un contrato principal, consensual, bilateral, oneroso y aleatorio, por el cual se convienen dos o varias personas en que paguen, las que pierdan, cierta cosa a las que ganen. Por su parte, CLEMENTE DE DIEGO define el de apuesta como «un contrato principal, bilateral, aleatorio y consensual, por el que dos personas que tienen concepto distinto de un suceso pasado o futuro y determinado, se comprometen a entregar una cantidad a otra.

JUEGO Y PUESTA JUEGO Y APUESTA PERMITIDOS ARTÍCULOS 1942 Por el juego y la apuesta permitidos. Los juegos jurídicamente relevantes siempre son juegos de apuesta. esta solo puede producirse en la medida en que exista vinculación entre el resultado del juego y la existencia de obligaciones y derechos de carácter patrimonial entre los participantes. en juegos individuales o plurales. como resultado de un acontecimiento futuro o de uno realizado. Considerando su aplicación práctica. para que un juego pueda tener relevancia en el mundo del Derecho es necesario que estén involucrados por lo menos dos personas. por ejemplo. De todos estos. es decir. Si no hay ninguna apuesta en el juego este no será relevante para el Derecho. En efecto. el perdedor queda obligado a satisfacer la prestación convenida. Si el juego es sin competencia y se realiza por el mero pasatiempo no origina ninguna alteración en la situación jurídica de los participantes y por lo tanto es irrelevante para el Derecho. El juez puede reducir equitativamente el monto de la prestación cuando resulta excesiva en relación con la situación económica del perdedor. en la medida en que son realizados y sus efectos recaen en una sola persona carecen de importancia. los relevantes son aquellos cuyo desarrollo y resultado originan consecuencias jurídicas. pero desconocido para las partes. la cual solo podría ocurrir si el juego produce un efecto determinado en la condición de los participantes. declarándolos ganadores o perdedores. Los juegos jurídicamente relevantes siempre son juegos plurales. iv) por la manera de determinar el resultado. . Otro elemento definitorio es que siempre son juegos de competencia. ii) por la existencia o no de disputa. Por cierto. pues podría darse el caso de juegos donde un participante es declarado ganador pero esto no se traduce en la obtención de un derecho para dicho participante o una obligación para el perdedor o perdedores. en juegos de azar o de habilidad. iii) por la existencia o no de riesgo patrimonial. Los juegos individuales. en juegos con apuesta o sin apuesta. no basta con ser considerado juego de competencia para ser jurídicamente relevante. ¿Cuáles son los juegos jurídicamente relevantes? En términos generales los juegos son aquellas actividades sujetas a reglas cuyo objeto esencial es constituir un pasatiempo para quien lo practica. pues debe dar origen a una situación creadora de derechos y obligaciones. producen efectos que deben ser tutelados por el Derecho. Como debe existir una relación jurídica a consecuencia del juego. Es por ello que se agrega una tercera característica. los juegos pueden encasillarse en cuatro tipo de clasificaciones: i) por el número de personas. en juegos de competencia o sin competencia.

constituyen juegos y la relación jurídica que crean es un contrato de juego. Leiva Fernández resume correctamente esta tesis al señalar: "La apuesta que se efectúa sobre el resultado de un juego puede ser hecha por los jugadores o por terceros que no participan del juego. las apuestas sobre cualquier hecho desconocido para las partes -futuro o pasado. tutelando de esta manera la objetividad del evento aleatorio que determina el resultado. más aún en la forma como ha sido regulado en nuestro Código Civil. conlleva una apuesta y toda apuesta refleja la existencia de un juego. Si la apuesta es hecha por los participantes. Nosotros consideramos que no hay justificación jurídica para hablar de juego y apuesta como si fueran dos modalidades contractuales de igual jerarquía pero distinta naturaleza. al regularse esta materia en todos los casos se ha incluido en el título los términos "juego" y "apuesta" como si fueran entidades distintas. Por ejemplo. Si la parte es un participante. los juegos de azar justifican un mayor control. ganar el premio. utilizaremos únicamente el término juego. etc. consecuentemente. En efecto. si es tan solo un espectador. las apuestas hípicas. de competencia y de apuesta. cuando nos refiramos a lo que el Código Civil denomina juego y apuesta. las máquinas tragamonedas son juegos de azar cuyo porcentaje teórico de retorno al público está matemáticamente configurado en el programa de juego. El juego debe ser el contrato nominado y la apuesta constituye uno de sus elementos. todo juego que ostenta la naturaleza de contrato. información que obviamente conoce el conductor de la sala de juego pero no el público asistente. La apuesta puede versar sobre el hecho del juego o sobre la verdad de cualquier afirmación de carácter aleatorio. desde la óptica del interés público. .Finalmente.sean cumplidas en forma imparcial. es un contrato de juego. el Estado debe velar porque dicho porcentaje teórico El juego y la apuesta son contratos diferentes Como puede advertirse de la revisión de nuestros tres Código Civiles. será un contrato de apuesta. será un contrato de juego. los juegos jurídicamente relevantes pueden ser juegos de azar o juegos de habilidad. si entendemos al juego como una actividad sujeta a reglas que determina ganadores y perdedores. En adelante. Sin embargo. De lo contrario -si la apuesta es efectuada entre no participantes.y por lo tanto el Estado debe garantizar que las reglas del juego -previamente evaluadas y aprobadas. no interesa para el mundo del Derecho si el resultado se decide por azar o por habilidad de los participantes pues en ambos casos origina consecuencias jurídicas. La doctrina predominante señala que las diferencias entre el contrato de juego y el de apuesta se encuentran en la posición que las partes asumen en tomo a la actividad cuyo resultado determina los cambios de la situación patrimonial de las partes (perder la apuesta. Todo juego jurídicamente relevante. pues bajo la modalidad de juegos organizados(1). las apuestas so~re competencias deportivas y. dejan al operador en una posición de privilegio respecto de la otra parte contractual -los jugadores.es un contrato de apuesta. Si el juego es plural. en general.).

Esto quiere decir que todos aquellos juegos carentes de reglamentación se encontrarían prohibidos. Dentro de este régimen. . Actualmente. Las consideraciones morales o religiosas que sustentaban la prohibición del juego en las legislaciones civiles de los países de influencia románico-germánica -como el nuestrohan sucumbido a la realidad actual del juego como actividad de entretenimiento tolerada e inclusive incentivada por el Estado por su dimensión económica y social (generadora de nuevas fuentes de ingresos públicos.Sistema negativo: La regla es "a falta de norma se prohibe". Por ejemplo. predomina la legalización parcial. en principio siempre debería haber acción para reclamar lo ganado.Sistema positivo: La regla es "a falta de norma se permite". y como no autorizados. si el Perú adoptara este sistema. Considera que solo son juegos permitidos aquellos que son autorizados por una norma general de manera expresa. juegos no autorizados y juegos prohibidos. pues si existe una legalización total. no debería permitirse la reducción judicial de la deuda. a los que no están ni expresamente prohibidos ni expresamente permitidos por alguna norma legal. también es posible que exista una clasificación tripartita. como prohibidos. los juegos de azar por Internet estarían permitidos. Esto es muy importante. no todo está permitido pues hay algunos juegos considerados prohibidos. es decir. etc. Esta clasificación considera como juegos permitidos. sea utilizando el sistema positivo o negativo. Sin embargo. a los de la zona gris. se podrían utilizar dos sistemas normativos para clasificar a los juegos jurídicamente relevantes: . por ello sería conveniente que en una eventual reforma del Código Civil se simplifique la clasificación de los juegos en permitidos y prohibidos. Por ejemplo. no debería haber excepción para no pagar lo perdido y tampoco acción para recuperar lo pagado y finalmente se debería permitir la transmisión o sustitución de deudas derivadas del juego. a los expresamente prohibidos por las disposiciones legales. pues siempre serían obligaciones civilmente eficaces. es necesario regular los aspectos civiles derivados del juego en forma clara y homogénea para garantizar la seguridad jurídica de todos los actores involucrados en estas actividades. en consecuencia.). como la adoptada actualmente por nuestro Código Civil que divide los juegos jurídicamente relevantes en juegos permitidos. los juegos de azar por Internet estarían prohibidos.Clasificación de los juegos jurídicamente relevantes En primer lugar debe determinarse si se ha legalizado total o parcialmente a toda clase de juegos. promotora de infraestructura turística. Los sistemas antes mencionados se basan en una clasificación bipartita de los juegos en permitidos y prohibidos. incremento de oferta laboral. . si el Perú siguiera este sistema. esto es. Considera que solo son juegos permitidos aquellos que no se encuentran expresamente prohibidos por una disposición legal. a los regulados por las disposiciones legales.

apuestas hípicas. o con el uso de tarjetas de crédito. apuestas en peleas de gallos. en los supermercados con las promociones para no pagar lo adquirido cuando entre lo que se compró se encuentran determinados productos que le permiten participar en sorteos instantáneos. siempre que sean económicamente valorizables. consecuentemente es perfectamente válido pactar en un contrato de juego una prestación de dar. entre los juegos permitidos con mayores adeptos están los juegos de casino y máquinas tragamonedas. La importancia que están teniendo los juegos en las situaciones domésticas hace imperioso que el Código Civil regule este contrato acorde con las circunstancias actuales. a rasgos generales un contrato aleatorio es aquel contrato cuyas ventajas o pérdidas para ambos contratantes o solamente para uno de ellos dependen de un acontecimiento desconocido para las partes. tanto para los asistentes a programas como para los televidentes que usando el teléfono pueden participar en diversos sorteos. aquellos juegos cuya práctica es lícita y se encuentran autorizados expresamente por las disposiciones legales. pero también se encuentran dentro de esta categoría los juegos de bingo. por ejemplo. El legislador ha utilizado la fórmula flexible de "prestación convenida". El ARTÍCULOS 1942 recoge justamente en su contenido esta definición. En efecto. Las circunstancias actuales hacen necesario evaluar esa posición que ha seguido conservándose más por desconocimiento y desinterés que por vocación real. La primera observación a este ARTÍCULOS es justamente que no hace ninguna distinción entre lo que debe entenderse por 'Juego" y por "apuesta". Efectos de los juegos permitidos Con relación a los efectos que el Código Civil ha atribuido a los juegos permitidos podemos mencionar los siguientes: . Otra peculiaridad está dada por la explicación que se hace de las características "particulares" de estos juegos. es decir. El juego nació en los Códigos Civiles como un contrato prohibido y por excepción era permitido.Los juegos permitidos El ARTÍCULOS 1942 del Código Civil trata sobre los juegos permitidos. Los juegos están ahora en todas partes. de hacer e inclusive de no hacer. En nuestro país. juegos promocionales y las loterías en sus diversas modalidades. Los contratos de juego se han difundido masivamente en la realidad diaria de las personas. de tal forma que todo contrato aleatorio en nuestra legislación tendría el nomen juris de contrato de juego. también en la televisión. pues tales alcances realmente constituyen los elementos comunes de todo contrato aleatorio. lo cual no resulta coherente. sea este futuro o uno ya realizado. que la "apuesta" que da vida a este contrato no se circunscribe a dinero ni exclusivamente a prestaciones de dar. pues si el legislador consideró que eran entidades distintas debió aclarar sus razones. También resulta interesante resaltar del ARTÍCULOS 1942.

Al haberse extinguido la obligación. a solicitud del deudor. La figura de la reducción judicial también está contemplada para las obligaciones con cláusula penal. en consecuencia. señalándose en su ARTÍCULOS 1772 lo siguiente: "El que pierde en juego o apuesta de los no prohibidos queda obligado al pago. es irrelevante que pueda probar que el monto de la prestación resultó excesiva con relación a su . El último párrafo del ARTÍCULOS 1942 señala que el juez puede reducir la prestación. el Código Civil funge de paterna lista y el efecto de la norma podría seguir una dirección opuesta a la deseada pues podría estimular que quienes tienen una complicada situación económica se agencien de grandes cantidades de dinero para jugarlas. sin embargo. sin embargo también se admite la reducción judicial de la deuda cuando resulta excesiva en relación con la situación económica del perdedor. pues podrían aprovecharse de la reducción judicial para aminorar sus deudas. La situación económica del perdedor solo puede ser invocada como excepción y no como acción. numeral 2. la reducción judicial no podría solicitarla una persona que ya pagó la deuda a través de una demanda de reducción de deuda de juego y solicitar por lo tanto su devolución parcial. Acción para recuperar lo pagado El deudor que pagó una deuda proveniente de un juego permitido no puede luego demandar su devolución total ni parcial. como lo indicamos anteriormente. el perdedor no podrá eximirse de pagar. La reducción judicial de la deuda proveniente de juegos permitidos ya se contemplaba en el Código Civil de 1936.Acción para reclamar lo ganado y reducción judicial de la deuda Sí se permite al ganador recurrir a la vía judicial para reclamar lo que ha ganado en un juego permitido. la obligación está plenamente extinguida y no tendría entonces título para repetir al que pagó la deuda de juego permitido aunque pretendiera invocar su situación económica. En consecuencia. Es decir. puede reducir equitativamente la pena cuando sea manifiestamente excesiva o cuando la obligación principal hubiese sido en parte o irregularmente cumplida. El juez puede. aun así el juego sea lícito. por causas extrañas al riesgo propio del contrato. sin embargo reducir la obligación en lo que excediere de los usos de un buen padre de familia". Excepción para no pagar lo perdido En un proceso judicial donde el ganador demanda el cobro de lo ganado en un juego permitido. el juez. En este aspecto. el legislador ha considerado necesario proteger al perdedor. sabiendo que dentro del rango de probabilidades será mayor la oportunidad de obtener pingües ganancias. podrá solicitar la reducción de la deuda invocando su situación económica. pues tal circunstancia no necesariamente era un hecho cierto y conocido por el ganador. si esta ya se cumplió. pero si la excesiva onerosidad de la prestación obedece a circunstancias propias del contrato no debería constituir la situación económica del perdedor un criterio válido para que este pueda reducir su deuda. Conforme al ARTÍCULOS 1346. En nuestra opinión. del actual Código Civil. la reducción judicial de la deuda en un juego lícito solo debería ser posible por un acontecimiento extraordinario o imprevisible. tal como lo dispone el ARTÍCULOS 1441.

El que paga voluntariamente una deuda emanada del juego y la apuesta no autorizados. actualmente se identifican tres políticas gubemamentales en tomo a estos juegos: "esperar y ver". "regularlos" o "prohibirlos". sin estar prohibidos por la ley. Como veremos a continuación. de conformidad con las reglas del juego. Actualmente. la primera es la que predomina y en el plano civil se traduce justamente en categorizar a estos juegos como no autorizados.situación económica. conforme a nuestro Código Civil. pero que tampoco existe un pronunciamiento normativo concreto respecto a su autorización. el caso más simbólico. Califican dentro de este grupo aquellos que reúnen las siguientes características: "i) Permiten la obtención de premios en dinero o valuables en dinero. Los juegos por Internet constituyen la modalidad de juegos de azar que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años. pues abundan los web sites para apostar. pues en ellos confluyen los problemas jurídicos propios de la contratación por Internet y los que han nacido de esta nueva modalidad de contrato de juego cuyo evento aleatorio no se produce bajo las formas convencionales. podemos señalar: . salvo que haya mediado dolo en la obtención de la ganancia o que el repitente sea incapaz. pues la reducción judicial solo puede ser invocada como excepción. cuando el deudor actúa como demandado. y iv) El ganador del premio se decide preponderantemente por el azar". son los únicos juegos que calificarían como obligaciones naturales. Los juegos no autorizados En esta categoría se encuentran aquellos juegos que no están expresamente prohibidos por la ley. no puede solicitar su repetición. Características de los juegos no autorizados Entre las características establecidas en nuestro Código Civil para este tipo de juegos. La contratación masiva que actualmente existe por Internet tiene entre sus principales fuentes a los juegos por Internet. existe un silencio legal sobre cómo pueden conducirse estos juegos. ii) Los jugadores participan del juego o de alguna etapa del juego por medio del Internet. Los juegos por Internet producen a los investigadores del Derecho un interés especial. tanto en el país como en el extranjero es el de los juegos por Internet. Justamente. y no otorgan acción para reclamar por su resultado. En otras palabras. iii) Los jugadores realizan un pago monetario u otra prestación económica para participar en el juego a través del Internet. JUEGO Y APUESTA NO AUTORIZADOS ARTÍCULOS 1943 El juego y la apuesta no autorizados son aquellos que tienen carácter lucrativo.

pues son consideradas deudas de honor. no se puede solicitar su devolución parcial alegando su situación económica. es decir. ni natural. como el caso de los incapaces y el del dolo en la obtención de la ganancia. Y por eso. Acción para recuperar lo pagado El deudor que pagó voluntariamente una deuda proveniente de un juego no autorizado no puede luego demandar su devolución. en donde si se permite la repetición. esta tampoco podría ocurrir. Por eso. con un imperativo de su conciencia. conforme al ARTÍCULOS 229 del Código Civil. pues el perdedor de un juego no autorizado nunca va a poder ser judicialmente demandado por tener esta deuda las características propias de una obligación natural y. como regla general por nuestro Código Civil. . Con relación a la reducción judicial. No hay vínculo jurídico entre las partes y por ello no existe el requisito de la exigibilidad.satisface respecto a otra. Y añadimos que nada tiene de ilícito el juego y la apuesta no autorizados.. Excepción para no pagar lo perdido Como no hay acción para reclamar lo ganado. Al analizar la naturaleza jurídica de las deudas provenientes de juegos no autorizados. justamente. no pueden ser exigidas judicialmente pero si son pagadas voluntariamente por los deudores estos no pueden luego exigir su devolución. ( . Osterling Parodi y Castillo Freyre señalan lo siguiente: "En este caso. porque nunca lo fue. como cuando se paga una obligación prescrita. cuando se paga. Las deudas que provienen de los juegos no autorizados han sido consideradas. si el incapaz procedió de mala fe ocultando su incapacidad para inducir a la celebración del acto. además el ARTÍCULOS IV del Título Preliminar del Código Civil dispone que la ley que establece excepciones o restringe derechos no se aplica por analogía. ni civil. se responde a un deber íntimo (3). al igual que en el caso de la obligación prescrita. Tal relación solo origina un deber -muy distinto por cierto de la obligación con contenido patrimonial. no solo por ya haberse satisfecho la prestación. tampoco existe excepción para no pagar lo perdido. que una persona -a quien no podemos llamar deudora. pero no prohibidos por la ley. salvo que el deudor sea un incapaz o que medie dolo por parte del ganador en la obtención de la ganancia. cumpliendo. como "obligaciones naturales". sino además porque este beneficio de la reducción judicial solo es admisible cuando se produce una demanda de pago de deuda de juegos y cuando el juego tiene la naturaleza de permitido. Ahora bien. no se puede repetir. nunca nació obligación alguna. ni él ni sus herederos podrían alegar la nulidad. existen algunas excepciones a esta regla. ni de otras características. se impi de exigir la restitución de lo pagado.Acción para reclamar lo ganado y reducción judicial de la deuda El ARTÍCULO 1943 no permite al ganador a recurrir a la vía judicial para reclamar lo que ha ganado en un juego no autorizado. Se trata de actos lícitos que carecen de acción.. Sin embargo. Por eso. ). en el caso que voluntariamente pagare la deuda.

Con relación al dolo. La existencia de juegos prohibidos en nuestra legislación ha obedecido fundamentalmente a razones de orden religioso y moral. debe tenerse en cuenta que es causa de anulación del acto jurídico cuando el engaño usado por una de las partes ha sido tal que sin él la otra parte no habría celebrado el acto.También puede darse el caso citado por Leiva Fernández: "Puede ocurrir también que la capacidad no sea la misma al momento de jugar que al momento de pagar la deuda de juego. ya los hemos dicho. han sido los juegos de azar y entre los argumentos invocados en su oportunidad para tal decisión estaban los siguientes: que atentan contra la ética del trabajo. En efecto. y para incentivar la búsqueda de centros de juego se premiaba a los denunciantes con la mitad del dinero encontrado en las mesas de juego. Los que han sido objeto de esta prohibición. no debe haber sido empleado por ambas partes. Además. JUEGO Y APUESTA PROHIBIDOS ARTICULO 1944 El juego y la apuesta prohibidos son los expresamente indicados en la ley. que resulta capaz al momento de efectuar el pago. Si jugó un incapaz en violación a su capacidad. ese mismo año y mes. recibiendo también la mitad del dinero encontrado en las mesas de juego. durante su protectorado. en caso de producirse el pago. que promueven una injusta disposición de la riqueza personal desestimulando la solidaridad entre las personas y que fomentan la corrupción de las entidades estatales Consecuencias civiles de los juegos prohibidos Las consecuencias civiles de los juegos prohibidos son las siguientes: . el General San Martín. especialmente los juegos de azar y esto se advierte desde el albor de la República. el General emitió otro decreto concediendo la libertad a los esclavos que denunciaran el desarrollo de juegos en las casas de sus amos. el pago es válido porque convalida el acto viciado(4). No existe acción para reclamar por su resultado y. Asimismo. Posteriormente. La regla en nuestra legislación civil ha sido prohibir los juegos. tal decreto dispuso que se sancione penal mente a los dueños de las casas donde se jugaba y también a los jugadores. es nulo de pleno derecho. Los juegos prohibidos Solo aquellos juegos cuya prohibición ha sido establecida expresamente por una ley van a estar sujetos a los efectos indicados en el ARTÍCULOS 1944. en enero de 1822 expidió un decreto por el que se consideraba al juego como un delito que ataca la moral pública y arruina las familias.

Es interesante la solución del Código Civil Federal de México. A nuestro criterio. . ni cualquier otro acto jurídico que encubra o envuelva su reconocimiento. Los juegos prohibidos están afectados con la nulidad absoluta.. el demandado podría invocar su inexigibilidad por ser un juego prohibido. tiene derecho de reclamar la devolución del 50% de lo que se pagó. el deudor que pagó voluntariamente una deuda proveniente de un juego puede luego demandar su devolución. sino que se entregará a la Beneficencia pública" IMPOSIBILIDAD DE CONVERTIR EN OBLIGACIONES CIVILMENTE EFICACES LAS DEUDAS DE JUEGOS Y APUESTAS PROHIBIDOS O NO AUTORIZADOS ARTÍCULOS 1945 Las deudas de los juegos y apuestas a que se refieren los artículos 1943 y 1944 no pueden ser materia de novación. Al ser nulo este contrato. Asimismo. pero si esto ocurriera. podrá sin que le sea solicitado. declarar la nulidad del contrato y la improcedencia del cobro de la deuda. Al ser nulo este contrato. o sus herederos. que sanciona parcialmente al perdedor en un juego prohibido. el juez puede declarar de oficio la nulidad cuando esta resulta manifiesta en un proceso que verse sobre la existencia de una deuda derivada de un juego prohibido. El otro cincuenta por ciento no quedará en poder del ganancioso. El juez. significa además que existe acción para recuperar lo pagado en un juego prohibido. La reducción judicial no es posible en estos casos. una empresa peruana que gestiona y colecta en el país apuestas para loterías del exterior demanda a un cliente local el cobro de una deuda generada por la adquisición de varios billetes de esta lotería extranjera. Al respecto señala lo siguiente: "ARTÍCULOS 2765.trata de evitar el pago con otros argumentos. Por ejemplo. Empero. en el supuesto que un organizador de juegos prohibidos demande judicialmente el pago de una deuda proveniente de un juego prohibido.Acción para reclamar lo ganado y reducción judicial de la deuda No se permite al ganador recurrir a la vía judicial para reclamar lo que ha ganado y si esto ha ocurrido es nulo de pleno derecho. tal circunstancia puede ser alegada también por el Ministerio Público. pues el juego es nulo. la participación en un juego prohibido debe afectar a todas las partes contratantes. Acción para recuperar lo pagado Sí existe. otorgamiento de garantía para su pago. Entonces. Efectivamente. Excepción para no pagar lo perdido Sí existe. El cliente -que desconoce estas normas. la nulidad no puede oponerse al tercero de buena fe. significa además que existe acción para repetir lo pagado en un juego prohibido. el juez no debería admitir la demanda. en aplicación de las leyes que regulan el juego de lotería y del ARTÍCULOS 1944 del Código Civil. inclusive. como lo indica el ARTÍCULOS 220 del Código Civil.El que paga voluntariamente una deuda procedente del juego prohibido.

expresamente. se protege al tercero de buena fe. primero en el ARTÍCULOS 1744 del Código de 1852(1) y luego en el ARTÍCULOS 1769 del Código de 1936(2). respectivamente. si el perdedor le cancela el importe abonado. De igual manera. en el caso de los juegos no autorizados. Por regla general. . el deudor tendrá todos los medios posibles para probar que la causa real de la obligación es el juego prohibido o no autorizado y con ello podrá bloquear la acción e impedir su pago. salvo los derechos del tercero de buena fe. no existe novación. se le puede dar forma de título a la orden a favor del ganador.se pronuncia sobre la simulación absoluta. el ARTÍCULOS 194 señala que la simulación no puede ser opuesta por las partes ni por los terceros perjudicados a quien de buena fe y a título oneroso haya adquirido derechos del titular aparente. sin embargo. cuando la obligación que le es exigida (obligación convertida) se le atribuye una causa civilmente eficaz. Lo que señala esta norma es que una deuda de juego prohibido o no autorizado no es susceptible de convertirse por novación u otro medio similar. sin perjuicio del derecho que tendrá el deudor de repetir contra el ganador del juego prohibido por ser este nulo o cuando existe dolo o el repitente es incapaz. Es preciso advertir. en una obligación civilmente eficaz. Es decir. Empero. Las maniobras empleadas para convertir una deuda de juego en deuda civilmente exigible son simulaciones de acto jurídico y nuestro Código Civil -en los ARTÍCULOS 190. quedará sujeto a la disposición contenida en el segundo párrafo del ARTÍCULOS 1943. el ARTÍCULOS 1875 señala que esta no puede existir sin una obligación válida.Estas deudas tampoco pueden ser objeto de emisión de títulos de crédito a la orden del ganador y en contra del perdedor.sí tiene el derecho de cobrar la suma de dinero indicada en el título. que en el ARTÍCULOS 1945 no se indica si el tercero de buena fe adquirió a título gratuito u oneroso el derecho sobre la deuda de juego. El portador de buena fe de tales títulos -a consecuencia de su tráfico patrimonial. la simulación relativa y la simulación parcial. el actual ARTÍCULOS 1286 señala que si la obligación primitiva fuere nula. Con relación al segundo párrafo del ARTÍCULOS 1945. Esta regla siempre se ha considerado en nuestros Códigos Civiles. IMPROCEDENCIA DE REPETICIÓN EN CASO DE CUMPLIMIENTO DEL TERCERO EN DEUDAS DE JUEGO NO AUTORIZADO ARTÍCULOS 1946 El tercero que sin asentimiento del perdedor paga la deuda de un juego o apuesta no autorizados no tiene acción para reclamar su reintegro. quien tuviera una deuda (obligación primitiva) que realmente tiene su causa en este tipo de juegos. Con relación a la novación. De esta manera. Así. con relación a la fianza. podemos indicar algunas situaciones: si un jugador perdió en un juego prohibido o no autorizado puede ser que en dichas circunstancias sea obligado a aceptar una letra de cambio para saldar la deuda. 191 Y 192.

Este es el caso. solo puede exigir la restitución de aquello en que le hubiese sido útil el pago. Son contratos de juego y en consecuencia civiles. la regla se ve afectada por la naturaleza de la obligación regulada en el ARTÍCULOS 1943. JUEGOS Y APUESTAS PERMITIDOS SIN REDUCCIÓN JUDICIAL ARTÍCULOS 1947 Los contratos de lotería. por ejemplo. pronósticos sobre competencias deportivas. Sin embargo. Aquí el legislador debió referirse a todas las modalidades de juegos permitidos. pues sin ninguna justificación lógica se excluye a un gran segmento de juegos de azar que tienen las mismas características técnicas para su funcionamiento y el mismo nivel de interés público que los señalados en este ARTÍCULO 1947. Esta regla. cuya difusión es inclusive mayor en nuestro país que los juegos señalados en este ARTÍCULOS y están sujetos a mayores controles estatales. . El ARTÍCULO 1947 se refiere a algunas modalidades de los juegos de azar y apuesta. peleas de gallos y otros espectáculos y concursos similares. a pesar de ello. cuando aparece un tercero en la relación. ni podrá exigir su reembolso al perdedor. sería de aplicación. no será judicialmente exigible.Por regla general. En estos casos no es de aplicación la reducción prevista en el segundo párrafo del ARTÍCULOS 1942. es decir. como en el caso de la regla general del ARTÍCULOS 1943. se rigen por las normas legales o administrativas pertinentes. a las obligaciones derivadas de juegos autorizados. aun sin el asentimiento del deudor. existen normas especiales que regulan su organización. pero como son juegos organizados y de azar. Pero cuando ocurre el cumplimiento del tercero en una deuda de juego no autorizado. para celebrarse deben previamente obtener una autorización administrativa o. debe celebrarse un contrato administrativo entre la entidad estatal que lo permite y el particular que lo opera. no son judicialmente exigibles pero si son voluntariamente pagadas no son judicialmente repetibles. cualquier persona puede hacer el pago de una obligación. por ejemplo. Como lo hemos manifestado anteriormente. están afectados por la incertidumbre que provoca la reducción judicial y la situación económica del perdedor. A esto la doctrina lo denomina "cumplimiento del tercero". Esta misma norma se aplica para las deudas de juegos no autorizadas pagadas por terceros. en cuyo caso. tenga o no interés en el cumplimiento de la misma. pero si es cancelada por el deudor no podrá ser repetida por este posteriormente. por ello. de los juegos de casino y las máquinas tragamonedas. contemplada en el ARTÍCULOS 1222 del Código Civil. los cuales sí podrán ser afectados con la reducción judicial prevista en el ARTÍCULO 1942. en algunos casos. la situación sigue siendo la misma y este no podrá solicitar su repetición al que recibió el dinero. es decir. las deudas de los juegos no autorizados tienen la naturaleza de obligaciones naturales. apuestas hípicas. la relación que se genera entre el tercero y el perdedor también tiene la naturaleza de obligación natural. Efectivamente.

en la medida en que los legisladores y las autoridades competentes comprendan exactamente la real dimensión y alcance de aquellas actividades que pueden ser englobadas dentro de este término. b) Juegos con ruleta. Se utilizan dos dados.. el legislador civil ha establecido una lista de juegos permitidos sin reducción judicial. que puede ser tratado orgánica y uniformemente para efectos de su regulación administrativa y también civil. como si fueran dos actividades independientes. uno denominado "stickman" y otro "dealer". tanto a nivel doctrinario como legislativo se ha tratado de distinguir en general los juegos de las apuestas y en particular. El gran error de enumerar diversas modalidades de juegos de azar es que no se contempla al género y siempre se incurre en omisiones. no tienen la condición de juegos. los juegos de azar podrían participar de alguna de las siguientes categorías: a) Juegos con naipes. En efecto.. El juego más difundido es el que se denomina "craps". salvo que se hubieran establecido los elementos definitorios o esenciales para pertenecer al grupo de juegos que se liberaban del atributo judicial de la reducción. repite en los ARTÍCULOS 1947 y 1948 a los concursos. Los 'Juegos de azar y apuesta" reciben esta denominación porque justamente el azar y la apuesta constituyen los elementos identificatorios de estos. los juegos de ruleta propiamente dichos como son la ruleta americana o la ruleta francesa. Por ello.Son aquellos juegos de mesa practicados generalmente en los casinos y que utilizan una o más barajas para su desarrollo.Son juegos cuyo resultado está determinado por la puntuación que se obtiene del lanzamiento de los dados.Existen juegos con ruleta horizontal. Actualmente. se juega en una mesa y es operado por dos representantes del casino. podrán con mayor facilidad y sustento determinar el régimen jurídico con que deben conducirse en una determinada jurisdicción. Las apuestas hípicas son tan juegos de azar como las máquinas tragamonedas y son jurídicamente relevantes porque en ambos casos existe una apuesta. pero en ese propósito se han formulado posiciones equivocadas como considerar que las apuestas hípicas u otro tipo de apuestas similares sobre cualquier actividad deportiva o no deportiva cuyo resultado depende del azar. refiriéndose en el 1947 a los concursos "similares" y en el 1948 a los "eventuales".En este ARTÍCULO. cada uno presenta un valor del 1 a 6 puntos en cada uno de los lados del cubo. Como ya hemos visto. El objetivo es pronosticar el valor de . pero sin especificar algún criterio razonable o alguna clasificación técnica sustentable. Los "juegos de azar y apuesta" reúnen a un sector identificable de los juegos jurídicamente relevantes. olvidándose que todas ellas son actividades sujetas a reglas y que constituyen un entretenimiento para quien se involucra en estas. a los juegos de azar. Es más..y con ruleta vertical el más conocido se denomina big six o la rueda de la fortunao e) Juegos con dados. En ambos casos hay un contrato de juego cuyos efectos civiles se rigen por nuestro Código de 1984. no son solamente juegos de azar y tampoco son exclusivamente juegos de apuesta.

Las apuestas hípicas son las más populares a nivel mundial.Tienen una estructura similar a las apuestas sobre competencias deportivas. básquetbol. ticket o cartón con los números que le corresponden..los dados después de haber sido lanzados por un participante. etc. . participa tanto el lanzador como los espectadores. béisbol. eventualmente. f) Juegos presorteados. sin embargo. corresponde al Derecho Administrativo. peleas de gallos y peleas de toros. bajo diversas combinaciones y posibilidades. pues involucra el ejercicio de la función administrativa del Estado encargada de autorizar. g) Apuestas sobre competencias deportivas. Debe distinguirse la organización y gestión de un juego. El juego consiste en la posibilidad de obtener un premio mediante la adquisición de una tarjeta..A estos juegos o al menos a su principal modalidad también se les denominan "loterías instantáneas" o "loterías presorteadas". más aún si es de azar. boleto o soporte de participación en el cual figura la indicación de haber obtenido un premio pero que es invisible a la vista hasta que el jugador proceda a su revelado o raspadura. pues los participantes buscan acertar sobre un hecho futuro.Son juegos caracterizados por un sorteo público y colectivo de números o combinaciones. fiscalizar y posiblemente sancionar el desarrollo de estas actividades. fútbol americano. Las más comunes son las que se realizan respecto de fútbol.. e) Máquinas tragamonedas. estos pueden haber sido elegidos voluntariamente por el participante o elegidos al azar. AUTORIZACIÓN PREVIA PARA ORGANIZAR JUEGOS ARTÍCULOS 1948 Las rifas y demás concursos públicos eventuales serán autorizados previamente por la autoridad correspondiente.. El resultado del sorteo es el que determina al ganador o ganadores..Son aparatos electrónicos o electromecánicos que permiten al jugador un tiempo de uso a cambio del pago del precio de la jugada y. en muchas regiones tienen mucha demanda las apuestas sobre carreras de perros (galgos). las cuales contienen la aleatoriedad del juego y el porcentaje teórico de retorno al público. box. h) Apuestas sobre competencias de animales. La regulación de la organización y gestión de un juego. la obtención de un premio que depende del azar. d) Loterías. Esta norma no es de naturaleza civil sino administrativa.Estos juegos reúnen a todas aquellas apuestas vinculadas al resultado de una competencia deportiva. Todos los participantes adquieren un boleto. del desarrollo del mismo. a pesar de que no constituyen una lotería propiamente dicha. esta vez vinculado a animales y no personas. rugby. La mayoría de las máquinas tragamonedas que operan en el mundo son electrónicas y el resultado del juego depende de un software almacenado en unas memorias.

el resultado del juego está determinado por un sorteo. pero no contienen disposiciones de carácter civil y mucho menos referidas a la prescripción y/o caducidad de las acciones derivadas de una controversia suscitada en un contrato de juego. En efecto. La caducidad extingue la acción y el derecho. es un juego público y colectivo. las leyes especiales que regulan modalidades específicas de juegos. Con relación a la rifa. la obligación del participante es pagar el precio. regulan a estos en sus aspectos de Derecho Administrativo (requisitos para obtener una autorización y funciones administrativas del Estado para controlar el juego) y de Derecho Tributario (obligaciones tributarias derivadas del juego regulado). debemos decir que es una modalidad de lotería. Esta disposición es novedosa. por ejemplo. pues ni en el Código Civil de 1852 ni en el de 1936 se estableció un plazo de caducidad para las acciones derivadas de los contratos de juego. la obligación del organizador del juego es pagar el premio al participante que tuvo un número o combinación de números ganadores. por su naturaleza eventual y su fin benéfico. El sorteo generalmente se hace sin emplear ningún sistema sofisticado. el resultado del sorteo es de carácter general. pues goza de todas sus características esenciales. el participante recibe un comprobante para acreditar su participación. constituye una lotería ocasional generalmente desarrollada con fines asistenciales y en la que se sortean bienes. aunque no siempre del mismo valor. y en este caso la regla general es que tiene un plazo de un año. por ello el plazo podría haberse reducido aún más -por ejemplo a la mitad. Usualmente. . Un concurso similar a la rifa. es la tómbola.sin que por ello se afectara los intereses de las partes. el participante introduce su mano en una bolsa donde se encuentran los tickets numerados que identifican a todos los premios. CADUCIDAD DE LA ACCIÓN ARTÍCULOS 1949 La acción para reclamar la deuda derivada de los juegos y apuestas permitidos caduca al año de haber sido puesto su resultado en conocimiento público. salvo plazo distinto señalado por ley especial. La particularidad de este juego es que todas las personas que adquieren un boleto para participar reciben un premio. Los bienes que se dan en premio usualmente son donados. En efecto. la regla es mediante un evento mecánico. pues la relación jurídica que se genera en un juego de azar organizado es una relación civil que se traduce en un contrato de juego.El desarrollo del juego en sí se regula por el Derecho Civil. Los juegos usualmente son instantáneos o de corta duración.