Está en la página 1de 15

Especialista Universitario en Energías Renovables

Uso Energías Renovables en Comunidades Aisladas


Brasileñas

Michelle Alves Camilo (1), Cátedra de Energías Renovables, Edición VIII (2)

(1) Madrid michelle@micamilo.com.br

(2) Cátedra
de Energías Renovables, E.T.S. Ingenieros Industriales,
Universidad de Valladolid, Paseo. del Cauce s/n, Valladolid, 47011
catedra.energias.renovables@uva.es

Resumen

Este trabajo pretende demostrar la viabilidad de utilizar sistemas hídricos que


combinan dos fuentes de energía abundantes en Brasil y que no siempre están
disponibles al mismo tiempo. La complementariedad de estas características puede
disponer energía para una gran cantidad de aislados y desconectados del sistema
eléctrico, no sólo para alcanzar las metas de servicio universal establecidos por los
programas de gobierno, sino también para cumplir con las obligaciones sociales de
atención a los más necesitados.

Palabras Claves: Obligaciones sociales, Energías Renovables, Brasil

Abstract

This work aims to demonstrate the feasibility of using water systems that combine two
abundant energy sources in Brazil that are not always available at the same time. The
complementarily of these features can provide energy for a large number of isolated
and disconnected from the electrical system, not only to achieve universal service goals
set by government programs, but also to fulfill the social obligations of care to the
needy.

Keywords: Social Obligations, Renewable Energy, Brazil


1. Introducción

Brasil tiene una red eléctrica fiable, que cubre cerca de 99.5% de su demanda eléctrica, lo que
puede considerarse muy bueno por sus dimensiones continentales, desde que los sistemas de
generaciones que suministra a esta red tengan el crecimiento adecuado a las necesidades
energética del país.

La interconexión de la grande mayoría de los sistemas de generación de grande y mediano porte


confiere al sistema de suministro de los centros urbanos y de los parques industriales, con una
confiabilidad consistente con los requerimientos de calidad esperados para un país en pleno
desarrollo y de grandes dimensiones.

En la actualidad, el parque generador de energía eléctrica nacional tiene más de 2.200 plantas
en funcionamiento y más de 500 proyectos en construcción así como subvenciones para las
obras todavía no iniciadas. El 68,53% de la producción de energía de Brasil es producida por
centrales hidroeléctricas. Los avances tecnológicos y el crecimiento económico son factores
para el aumento del consumo y, en consecuencia, la necesidad de desarrollar nuevas formas de
suministros para proveer la energía necesaria para atender a la población.

FIGURA 1 - Fuente: EPE 2010.


Sin embargo, Brasil es un país de muchos contrastes, en términos de sociales.
Aproximadamente 7% de la población todavía sufre la falta de este bien tan necesario para la
vida moderna, ya que las líneas de distribución de energía tienden a concentrarse en áreas de
alta demanda, de acuerdo con el retorno de las inversiones.

Por esta razón, la búsqueda de soluciones alternativas para cumplir con esta parte de la
población que, por su dispersión y el bajo nivel de consumo previsible en el corto plazo, se
mantiene en precarias condiciones de vida, incapaces de tener acceso adecuado a la educación,
atención médica y en consecuencia al empleo y al mercado de consumo.

Para esto, se observa en el país, un esfuerzo todavía tenue, pero que consigue a cada dia más
apoyo y participación, ya sea a través de ONG, programas gubernamentales o privados. La
propia ANEEL (Agencia Nacional de Energía Eléctrica) ha tomado la iniciativa para regular el
suministro a los consumidores a través de fuentes intermitentes, ya se conoce como SIGFI
(Sistema Individual de Generación de la Energía Eléctrica por las Fuentes Intermitentes).

Dentro de este contexto, varias empresas y universidades han tratado de desarrollar y producir
sistemas y equipos en el país que permite la generación y suministro de energía en forma aislada
de la red convencional para la atención a las pequeñas comunidades y de los consumidores
dispersos, donde el esfuerzo para llegar con la red de distribución parece ser anti económica y, a
menudo de difícil acceso ó con limitaciones ambientales.

2. El uso de recursos renovables en la matriz energética brasileña

Los datos del Ministerio de Minas y Energía indican un retroceso en el uso de los recursos
renovables a partir de 1970 hasta el año 2000. En 1970, el porcentaje de recursos renovables en
la matriz energética nacional era de 58,4% del total utilizado en el país. Este porcentaje se
redujo a 41,0% en 2000, lo que indica una alta dependencia de los combustibles fósiles y
recursos contaminantes, exactamente en contra de los esfuerzos necesarios para mitigar los
efectos del calentamiento global y las tendencias energéticas globales. Desde el año 2000, esta
tendencia se invierte, pero en un ritmo bastante lento, alcanzando 44,7% en 2006.
FIGURA 2 - Fuente: MME/BEEB del año 2006.

Naturalmente, con el arranque de los motores a biocombustible, el nuevo ciclo de inversión en


plantas hidroeléctricas y el esfuerzo en el desarrollo y uso de tecnologías de biodiesel y otros
equipos que utilizan energía renovable, esta tendencia viene a acentuarse.

Al analizar los recursos naturales como el viento y el sol en los insumos de la matriz energética
brasileña de 2008, parece que casi nada se ha hecho en este ámbito, ya que ambos aparecen bajo
"Otros", con una cuota de sólo el 3,1% del total. Estas tecnologías son la “niña de los ojos “de
los ambientalistas, científicos y empresarios con visión. Para todos ellos, estas fuentes de
energía, verdaderamente son sostenibles, son ideales para promover el desarrollo humano con la
protección del medio ambiente. Lástima que el gobierno brasileño no ha hecho su parte en el
esfuerzo para consolidar este mercado lleno de oportunidades prometedoras, al igual que países
como Alemania, Francia y como no España.

Los paneles fotovoltaicos de silicio, son identificados como los responsables del alto precio de
la tecnología. Pero aquí tenemos una contradicción, pues Brasil es un importante exportador de
silicio cristalino en el mundo. Además, un refugio de los mayores yacimientos del metal en
crudo.
Brasil cuenta actualmente con 12.600 megavatios de capacidad instalada de paneles solares
fotovoltaicos, lo que equivale a 0,1% de la energía de Itaipú.

FIGURA 3 - Fuente: Canal Energía, 2010

3. Comunidades sin asistencia

Los números del programa “Luz para Todos”, indicaban en 2005 la existencia de unos 2,5
millones de hogares que siguen sin energía eléctrica en el país. Efectivamente los hogares en la
periferia de las grandes ciudades (que representan aproximadamente el 20% del total anterior) y,
a menudo vinculado a la red a través de conexiones ilegales. Otros se encuentran dispersos en
amplias zonas casi deshabitadas, y una extensión de la red de distribución en estos lugares es
anti económica.

Otra encuesta más reciente mostró que casi todos los hogares brasileños tenían en 2009 la
electricidad obtenida a través de la red principal o por medio de generadores o convertidores de
energía solar. Sólo el 1,1% de los hogares (637.000 unidades) no tenía electricidad en
comparación con el 1,4% a partir de 2008. En São Paulo y el Distrito Federal, todos los hogares
tenían electricidad en 2009, según la PNAD (Pesquisa Nacional Muestra para Hogares). Los
estados con peores resultados en este sentido son Piauí (92,5% de los hogares con luz) y
Tocantins (93,3%), según estudio.
En este contexto, hay varias aldeas pesqueras, los descendientes de esclavos, los indios y las
comunidades costeras, tanto en Amazonas y la costa y principalmente en las islas a lo largo de
la costa brasileña. Son numerosas las comunidades con escuelas primarias, centros comunitarios
y algunos puestos de salud que ni siquiera tienen asistencia debido a la falta de profesionales
cualificados y también por la falta de energía eléctrica.

El programa del gobierno actual “Luz para Todos” tiene como objetivo llegar a estas
comunidades con el apoyo financiero de la universalización de la industria eléctrica para
abastecer parte de las inversiones de los concesionarios en su programa.

Sin embargo, mucho de esto depende de la demanda de soluciones no convencionales y en


muchos casos ya tienen generadores de diesel o gasolina, ruidosos, contaminantes y con costosa
operación y mantenimiento. Y en términos numéricos, de los 2,5 millones de hogares que no
son atendidos, alrededor de 500 mil se encuentran en la periferia de las grandes ciudades y los
otros se encuentran en las zonas rurales. Si se asume que alrededor del 60% de la demanda
puede satisfacerse con la ampliación de la red de distribución, existen alrededor de 800 mil de
viviendas que mantienen la necesidad de soluciones alternativas con la generación
independiente.

4. Alternativas en la generación independiente

Hay varias alternativas en el mercado de los generadores que se pueden utilizar en este tema.
Otras alternativas están todavía en desarrollo, pero con varios casos de aplicación ya en
funcionamiento.

Las principales soluciones a utilizar actualmente son:

a) Los generadores a diesel o gasolina;


b) Los paneles solares;
c) Los pequeños generadores de energía eólica;
d) Los generadores que utilizan biomasa como combustible;
e) Los generadores alimentados por aceites vegetales (biodiesel);
f) Las ruedas de agua;
g) Las soluciones del agua (la energía eólica con energía solar y otros).
Cada una de estas soluciones tiene sus ventajas y desventajas, y muchos de ellos en función de
su grado de desarrollo y madurez. Los grupos electrógenos son ampliamente conocidos, tienen
un bajo costo de implementación, pero son muy ruidosos, contaminantes y con alta frecuencia
de mantenimiento en comparación con otras tecnologías. Se utilizan normalmente en
aplicaciones que requieren más potencia durante el día, y en lugares de fácil acceso debido a la
necesidad de transportar el combustible, y recibir la asistencia técnica adecuada.

Los paneles fotovoltaicos son equipos duraderos, tienen muy poco mantenimiento, no requieren
de suministro de combustible, sin embargo, tienen baja capacidad de generación, lo que requiere
un área al aire libre y su costo es bastante elevado. Se utilizan normalmente para cargas bajas en
las zonas con altos índices de insolación.

Biomasa con generación se utiliza en lugares que generan residuos sólidos en cantidades
suficientes para este tipo de aplicación. Por lo general, se utiliza en granjas y fábricas, exigiendo
para ello, las instalaciones adecuadas, el espacio y un costo de operación razonable.

Generadores de biodiesel son similares a los generadores diesel, pero menos contaminantes. Sin
embargo, este combustible todavía no si encuentra completamente disponible, impidiendo su
uso en sitios más remotos.

Los aerogeneradores son también equipos duraderos, con un bajo costo de mantenimiento, no
exige el suministro de combustible, puede ser utilizado en pequeñas cargas y alta y el coste
inicial no es tan alto. Su limitación está en la necesidad de localización en las regiones que
tienen una actividad viento adecuado. Por esta razón, el mercado ya ha desarrollado
aerogeneradores con hélices más eficientes, generadores adecuados para el trabajo a baja
velocidad, lo que permite su funcionamiento con vientos relativamente débiles (5 m / s) y un
sistema de almacenamiento de energía que permite el cumplimiento de las normas para este tipo
de solicitud por el órgano gubernamental, que es ANEEL.

Una de las características básicas de un sistema de generación de energía es asegurar la


continuidad de su fuente. En este contexto, es necesario establecer criterios para su
almacenamiento, ya sea en forma de insumos primarios, ya sea en forma definitiva para su uso,
o ya en forma de energía eléctrica por acumuladores eléctricos (baterías). Con el fin de
minimizar el costo de implementación, el tamaño y el costo de la conservación de banco de
baterías, que es necesario en el caso de la energía solar y eólica, sistemas de agua se están
utilizando para explotar la complementariedad de los recursos primarios de manera más
eficiente.

5. Abundancia de viento

Como dice el refrán, Brasil es el país del sol. La luz del sol en el país es bastante alta en
comparación con otros países. Sin embargo, aunque por el tamaño continental, los vientos se
concentran en determinadas regiones.
Hay países en Europa, donde el viento es abundante y más constante que en Brasil. Sin
embargo, hay regiones del país, donde esta característica es muy abundante. Cómo podemos
observar en el mapa eólico de Brasil, la región este del país, desde el noreste al extremo sur es
un potencial de la energía eólica interesante.

Existen diversos factores que se pueden utilizar para evaluar la utilización de este potencial para
la transformación en energía eléctrica para el hogar y la comunidad (superficie, densidad de
población, consumidores de servicios). Para simplificar, consideramos en esta etapa, el área
cubierta, que ya nos da una buena idea de cómo utilizar este potencial.

ÁREA CUBIERTA N NE CO SE S
Área útil estimada 5% 50% 15% 40% 70%

Tabla 1. Mediciones de vientos, Brasil, 2009.


FIGURA 4 - Fuente: ANEEL 2009.

Estas estimaciones son indicativas y basada en las experiencias con el uso y la medición de
vientos en algunos puntos. Los datos para elaborar el mapa eólico del Brasil son datos medios y
en una misma región pueden variar significativamente dependiendo del relevo y de la altura de
la torre donde son instalados los aerogeneradores. De todas las regiones de Brasil, el noreste es
que tiene un futuro brillante en lo que respecta a la energía eólica. Además de tener las mejores
condiciones climáticas para producir electricidad a partir del viento, con un potencial de 75 GW
de capacidad instalada y 144,3 TW h / año, la región tiene uno aspecto de emergencia: el
agotamiento del potencial hidroeléctrico del río San Francisco. La complementariedad de la
energía eólica y la energía hidroeléctrica seria una solución dinamizadora.
FIGURA 5 - Fuente: Cresesb Cepel 2010

En el noreste se necesita nuevas fuentes de energía para no depender de la electricidad


importada de otras regiones. En este escenario, la energía eólica tiene una oportunidad
importante de integración en el noreste de la matriz eléctrica. Y cuando ocurren sequías entre
julio y noviembre, es exactamente el período de vientos más fuertes en la región, como
demuestra la figura 5.

El precio promedio de la energía hidroeléctrica está aumentando, debido principalmente al


aumento del coste de los proyectos de medio ambiente, mientras que el costo de la energía
eólica está cayendo. Aunque todavía es más alto que el precio de la fuente de agua, el precio de
la energía eólica se ha reducido en la última década. La intensidad de esta reducción dependerá
de la cantidad contratada - es decir, la escala de codicia. La capacidad instalada en Brasil es 414
MW, con aerogeneradores de medio y grandes porte conectado a la red. Además, hay decenas
de pequeñas turbinas de viento que trabajan en lugares aislados de la red convencional para
diversas aplicaciones tales como bombeo, carga de la batería, telecomunicaciones y
electrificación rural. El potencial eólico nacional, medido en 2001 a una altura de 50 metros
sobre la superficie es de 143 GW en 33 parques eólicos.

Ceará 121,8 MW
Rio Grande Norte 49,3 MW
Paraíba 55,2 MW
Rio Grande do Sul 150 MW
Los mayores aerogeneradores de 2 MW.
Santa Catarina 14,4 MW
Pernambuco 75 KW
Instalados en la isla Fernando de Noronha

Tabla 2. Potencia eólica instalada en Brasil, 2010.

En relación con el balance energético, el costo potencial del viento para producir, instalar,
operar y mantener un generador se produce por sí mismo en unos seis meses. Este factor hace de
la energía eólica una fuente más atractiva de energía en términos de planificación mundial. Hoy
solo existen 3 empresas brasileñas que fabrican equipos para producción de energía eólica.

6. Estudio de Caso Isla del Cardoso

La isla del Cardoso son más de 22. 000 hectáreas formadas por playas rocosas, lagunas,
pantanos, ríos y colinas boscosas... Un complejo conjunto de ecosistemas en el que han sido
catalogadas por la ciencia cerca de mil especies de plantas, y entornos que son refugios para
especies en peligro de extinción. Algunos de los animales existentes en la zona son endémicos,
es decir, sólo existen en un solo lugar en la Tierra: en la Isla de Cardoso. Son tales las riquezas
naturales que la UNESCO declaró la Isla del Cardoso, Reserva de la Biosfera un Patrimonio de
la Humanidad.

Por ser un parque estatal de preservación medio ambiental, dónde existen varias zonas pobladas
por 480 nativos locales que sobreviven de la pesca y algo del turismo, hay un esfuerzo del
gobierno para prevenir la expansión de estas comunidades. Por esta razón, existen severas
restricciones en la construcción de nuevos edificios y que las mejorías sean destinadas
únicamente para la población existente.

Para implementar el Plan de mejora y en la estructura del parque, el Departamento de Medio


Ambiente ha recibido la financiación inicial de 1,5 millones de marcos alemanes para el
Programa de Cooperación Financiera entre Brasil y Alemania, a través de una asociación con el
banco alemán KfW. Los fondos se invierten en la vigilancia y la protección de toda la zona de
bosque del atlántico en Estado de San Pablo, llamado de PMMA - Proyecto de Preservación del
Atlántico. En este proyecto de conservación de la Mata Atlántica, en su marco fueran invertido
40millones de marcos y hacia el final del año, 10 millones más pasarán a garantizar el desarrollo
de planes de gestión para todos los parques y estaciones ecológicas en más de 17 000 kilómetros
cuadrados de área de bosque. La seguridad de la liberación de estos fondos fue anunciado
durante una visita realizada en noviembre 2010 por el Secretario de Estado de Medio
Ambiente, Ricardo Trípoli, la Isla del Cardoso, acompañado por un representante del banco de
inversión alemán.

FIGURA 5 - Fuente: Google Mapa

En este contexto, UNICAMP (Universidad Estatal de Campinas) junto con la ONG IEI
(Internacional Energy Incentive) han propuesto un proyecto de mejoría, inicialmente para las
dos escuelas existentes, con el patrocino del banco HSBC, que abarca la mejora educativa de
las escuelas con el suministro de energía, equipos de apoyo educacional como televisores y
DVD y equipo de recepción via satélite para los programas de educación a distancia, así como
refrigerador para conservar los alimentos para la comida escolar.
El proyecto contemplaba el suministro de energía por medio de aerogeneradores, reguladores,
inversores, baterías, torre, refugio para los equipos. Todo proyecto fue coordenado por IEI y
ejecutado por Eletrovento, una de las primeras hijas de la Incubadora de empresas de base
tecnológica de la Unicamp (Incamp).

Los paneles solares fueron proporcionados por el PRODEEM (Programa para el Desarrollo de
Energía de los Estados y Municipios) con el apoyo de la USP (Universidad Estado de San
Pablo). El equipo utilizado para este proyecto para la generación de energía eléctrica fue:

Generación del sistema: Aerogenerador 2kW, 400W de paneles solares, Controladores


independientes, Banco de baterías con una capacidad de 48 horas, Inversor individual 2500
vatios.

El HSBC colaboro con R$ 103.000, el IEI-USP colaboro con R$ 21.000, Eletrovento con el
estudio para su instalación y los costos de accesorios necesarios alrededor de R$ 50,000.

FIGURAS 5 y 6

Fuente: IEI, Proyecto Isla del Cardoso, 2007.


En esta región, aunque costa, tiene un potencial de poco viento y en el otro lado es una región
con alta precipitación, o bien cubierta de nubes, y por lo tanto la variación de la incidencia solar
es significativa, pero a pesar de estas condiciones, el sistema ha conseguido que funcione con
normalidad, sin interrupciones, con la complementariedad de los aerogeneradores.

7. Conclusiones

A pesar de buenas condiciones del sistema convencional eléctrico brasileño, hay muchas
comunidades que no son beneficiadas por la energía eléctrica, lo que resulta una exclusión en la
sociedad como ciudadanos, donde son cerca de 10 millones de personas que representan un 7%
de la populación. Por otra parte y crucial para dar un cambio a matriz energética nacional
brasileña es dar prioridad a la utilización de fuentes de energía limpias y renovables. La
ausencia de una política de estímulo al desarrollo equipos para la industria nacional es
actualmente un gran desafío, además de no haber reglamentación debida.

El desafío es desarrollar una solución económicamente viable para la explotación de estos


recursos tan abundantes y disponibles en los rincones más remotos de este enorme país. Por
ejemplo, el sistema de producir energía solar térmica, como heliotermica, sería una forma
interesante y adecuada a las zonas de alta temperatura, como es común en el país.

Para ello la industria nacional de equipos, necesita una política de desarrollo y de incentivos así
como de investigación tecnológica. Existe la necesidad de crear una base industrial sólida para
sostener el mercado en una cadena consolidada para la oferta nacional.

Brasil todavía es un país que usa ducha eléctrica en la gran mayoría de los hogares. Las familias
brasileñas aun se duchan con el enemigo, al revés de usar colectores solares, el equipo más
eficaz, especialmente ambientalmente y económicamente, para calentar el agua.
8. Referencias

1. AGÊNCIA CANAL ENERGIA. Governo prorroga prazo de conclusão da Luz para


Todos para 2010. Disponível em: <http://www.canalenergia.com.br>

2. CAMARGO, J.C. et al. Potencial fotovoltaico no uso rural para o estado de São Paulo.
In: ENCONTRO DE ENERGIA NO MEIO RURAL. AGRENER, 2003.

3. Energia Solar: Princípios e Aplicações. Disponible en: http://www.cresesb.cepel.br>.

4. ELETROBRÁS. Programa Luz para Todos. Disponible en:


http://www.eletrobras.gov.br/elb/portal/data/Pages/LUMIS32AB99AAPTBRIE.htm>.

5. UNICAMP, Proyecto Isla del Cardoso. Disponible en:


http://www.inovacao.unicamp.br/pipe/report/060821-eletrovento.shtml

6. CNI, Análisis aplicación energía eólica mercado brasileño


http://www.senado.gov.br/sf/comissoes/cma/ap/AP20080619_EnergiaEolica_CNI.pdf