ANTECEDENTES Y ANÁLISIS DEL POEMA DEL MIO CID Antecedentes: En la Edad media nunca se utilizó el término “épica”, sino

el de CANTARES DE GESTA (que refería a actos heroicos). Los Cantares de Gesta eran obras de arte vinculadas con la vida social. No tenían mucho énfasis en temas amorosos, sino lo estrictamente necesario. Es una de las primeras manifestaciones literarias, y aparecen aproximadamente en el siglo IX, y perduran hasta el s. XII. Un investigador español en el año 1915 intentó demostrar que en los cantares de gesta existía un alto componente de influencia árabe, ya que las leyenda musulmanas (como el relato extraordinario de las Mil y una noches) alentaban el espíritu nacionalista. Este es justamente el caso de los cantares de gesta españoles. Eran interpretados por Rapsodas, quienes cantaban acompañados de un Laud. Este último, era un instrumento parecido a la guitarra, pero sin cintura. La actividad de los rapsodas era llamado mester de juglaría o mester de clerecía. Los juglares eran de origen popular y los de clerecía de corte noble. De hecho, los juglares acostumbrar cantar historias en lugares populares, como ferias, plazas, y celebraciones del vulgo. Los mester de clerecía en cambio, cantaban especialmente en las cortes, en las abadías y a los clérigos, de ahí su nombre (Clérigo = Clerecía). Sus composiciones era elevadas, de alto tono moral y con objetivos literarios y cultos. Existía un tercer grupo llamado “Trovadores”. Estos intentaban cantar historias elevadas, y sólo por gusto, ya que sus vidas acomodadas no les requerían ganarse la vida en la calle como los Juglares. La gran diferencia entre estos dos grupos era la temática de sus cantos, ya que el juglar cantaba cosas entretenidas para ganarse la vida, y por el contrario, al trovador le interesaba cantarle al amor y a las historias amorosas, así como también cantar de política o de asuntos sociales coyunturales. He ahí el porqué muchos cantautores actuales son llamados aun “trovadores” (como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés o Ricardo “El yeta” Arjona xD). Un recuerdo actual de juglares son los famosos “Tuneros”. Los Cantares de Gesta más conocidos son: a) En España: Poema del Mío Cid b) En Francia: El cantar de Rolando c) En Alemania: El anillo de los Nibelungos EL CANTAR DEL MIO CID • • • • Fue compuesto a mediados del s. XII y algo después de la muerte del Mío Cid ocurrida en 1099. Según Menéndez Pidal, un catedrático español, se habría comenzado a escribir en 1140, según un manuscrito encontrado en una abadía española. La obra es anónima. Al final del texto dice “Quién escribió esta obra, déle Dios el paraíso”. Así pues, toda una serie de circunstancias históricas y sociales llevan a los investigadores actualmente a la conclusión de que hay un único autor, que compuso el Cantar de Mío Cid entre fines del siglo XII y principios del siglo XIII, (de 1195 a 1207) y

el Cid es un buen caballero vasallo de su rey. Este hecho supone según el derecho medieval el repudio de facto de estas por parte de los de Carrión. Por el contrario. su astucia y prudencia.org) CARACTERÍSTICAS Y TEMAS El Cantar de Mío Cid se diferencia de la épica francesa en la ausencia de elementos sobrenaturales. consigue el perdón real y con ello una nueva heredad. Este deshonor supone también el ser desposeído de sus heredades o posesiones en Vivar y privado de la patria potestad de su familia. la estructura interna está determinada por unas curvas de obtención–pérdida–restauración– pérdida–restauración de la honra del héroe. posiblemente notario o letrado. que el texto no refleja. con ello se produce la nueva caída de la honra del Cid. el perdón real y las bodas de las hijas del Cid con grandes nobles. Al manuscrito original le falta una hoja inicial y dos interiores. El destierro con que se inicia el poema es la pérdida. La segunda curva se iniciaría con la pérdida de la honra de sus hijas y terminaría con la reparación mediante el juicio y las bodas con reyes de España. Son versos de arte mayor. además de haber sido un hombre culto. que son vejadas. Pero paradójicamente. fustigadas. donde además los infantes de Carrión queden infamados públicamente y apartados de los privilegios que antes ostentaban como miembros del séquito real. Pero la curva segunda supera en amplitud y alcanza mayor altura que la primera. El poema narra aproximadamente 20 años de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar. malheridas y abandonadas en el robledal de Corpes. debido al ultraje de los infantes a las hijas del Cid. el señorío sobre Valencia. primer motivo de deshonra. las hijas del Cid conciertan matrimonios con reyes de España. Tras la conquista de Valencia. En un primer momento. llegando al máximo ascenso social posible. El poema se inicia con el destierro del Cid. se conciertan bodas con linajes del mayor prestigio cuales son los infantes de Carrión. . cuya restauración supondrá una honra mayor a la de la situación de partida. es decir. y la primera restauración. (Información extraída de Wikipedia. mayores de 11 sílabas divididas en dos partes. gracias al solo valor de su brazo. Por ello el Cid decide alegar la nulidad de estos matrimonios en un juicio presidido por el rey.• • • que debió conocer la zona aledaña a Burgos y la del valle del Jalón. tras haber sido acusado de robo. con monorrima asonante. honrado y con heredades en Vivar. Para ratificar su nuevo estatus de señor de vasallos. Se trata de versos de un número determinado de sílabas. la mesura con la que se conduce su héroe y la relativa verosimilitud de sus hazañas. ESTRUCTURA INTERNA El Cantar de Mío Cid trata el tema del complejo proceso de recuperación de la honra perdida por el héroe. y con profundos conocimientos jurídicos. Así. que se une a su antiguo solar ya restituido. El poema del Mío Cid está escrito en tiradas.

el Cantar presenta al héroe con rasgos humanos. rango al que pertenecen los infantes de Carrión) logra sobreponerse a su humilde condición social dentro de la nobleza. alcanzando por su esfuerzo prestigio y riquezas (honra) y finalmente un señorío hereditario (Valencia) y no en tenencia como vasallo real. Por tanto se puede decir que el verdadero tema es el ascenso de la honra del héroe. potestades y ricos hombres. que se hace conforme a las leyes de extremadura (es decir de zonas fronterizas entre cristianos y musulmanes) de fines del siglo XII. el linaje del Cid emparenta con el de los reyes cristianos y. aunque. / a todos alcanza honra por el que en buen hora nació». que al final es señor de vasallos y crea su propia Casa o linaje con solar en Valencia. en particular franceses.725. comparada con condes. indica que su dignidad es casi real. pues en esa época no se daba ese «espíritu de frontera» y el consiguiente ascenso social de los caballeros infanzones de las tierras de extremadura. cfr. comparable a los condes y ricos hombres. de modo que no sólo su casa emparenta con reyes. Los combatientes del Cid luchan para ganarse la subsistencia. Así. Más aún. ed. si bien latía el título de Emperador. lo cual supone un argumento decisivo de que no pudo componerse en 1140. La verosimilitud se hace patente en la importancia que el poema da a la supervivencia de una mesnada desterrada. se trata de una estrategia narrativa. que al hacer más dudosa la victoria. el Cid es descabalgado o falla algunos golpes. realza más sus éxitos. siendo solo un infanzón (esto es. pues el señorío de Valencia surge como una novedad en el panorama del siglo XIII y podría equipararse a los reinos cristianos.org) . (Información extraída de Wikipedia.724–3. por lo que el Cantar detalla por extenso las descripciones del botín y el reparto del mismo. como dice el poema: «hoy los reyes de España sus parientes son.Además está muy presente la condición de ascenso social mediante las armas que se producía en las tierras fronterizas con los dominios musulmanes. El propio Cid. el enlace de sus hijas con príncipes del reino de Navarra y del reino de Aragón. 3. De hecho. investidos de la dignidad imperial. el Cid del poema nunca deja de reconocerse él mismo como vasallo del monarca castellano. (vv. sin que por ello pierda su talla heroica. de Alberto Montaner). De cualquier modo. nadie nos dará el pan». Respecto de otros cantares de gesta. tanto para los dos Alfonsos implicados como para lo que fue su origen en los reyes leoneses. eso sí. Como señala Álvar Fáñez en el verso 673 «si con moros no lidiamos. sino que estos se ven más honrados y gozan de mayor prestigio por ser descendientes del Cid. un hidalgo de la categoría social menos elevada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful