Está en la página 1de 2

LA
TAGUA


Han
escuchado
hablar
del
tue
tue
o
chonchón,
terrible
ave
de
la
mitología
popular?.
Has
 escuchado
su
canto
de
noche?.
Si
lo
has
hecho
lo
que
muy
probablemente
has
escuchado
 es
 el
 canto
 de
 una
 tagua
 mientras
 vuela
 al
 amparo
 de
 la
 oscuridad.
 Como
 vuelan
 mal
 optan
por
hacerlo
de
noche
y
aunque
su
grito
no
sea
exactamente
¡tué
tué!,
el
susto
hace
 escucharlo
como
si
lo
fuera.
El
resto
es
historia
popular.
Pero
que
vuelen
mal
no
quiere
 decir
que
queden
indefensas
durante
el
día.
Casi
nunca
salen
del
agua
y
si
ven
un
peligro
 Eene
 la
 capacidad
 de
 baEr
 fuerte
 sus
 alas
 y
 correr
 con
 sus
 grandes
 patas
 sobre
 la
 superficie
líquida.
 La
taguas
no
Eenen
problemas
de
conservación
y
viven
 
en
Chile
desde
Coquimbo
hasta
 Magallanes,
 donde
 suelen
 ser
 abundantes.
 También
 son
 comunes
 en
 ArgenEna,
 Brasil,
 Paraguay
y
Uryguay.
Las
podemos
encontrar
durante
todo
el
año
principalmente
en
lagos
 y
lagunas
 
y
en
los
 
remansos
de
los
ríos.
Existe
un
requisito
para
que
los
habiten.
Estos
 lagos,
 lagunas
 o
 remansos
 deben
 tener
 poca
 profundidad
 y
 un
 fondo
 poblado
 por
 abundantes
plantas,
de
las
cuales
las
taguas
puedan
alimentarse,
de
lo
contrario
será
un
 siEo
 de
 paso
 para
 el
 ave,
 que
 necesita
 consumir
 grandes
 canEdades
 de
 vegetales
 para
 sobrevivir.

 Las
 Taguas
 pertenecen
 la
 familia
 rallidae
 que
 en
 Chile
 agrupa
 a
 9
 especies
 de
 taguas
 y
 tagüitas,
 además
 de
 4
 especies
 de
 pidenes,
 los
 que
 se
 caracterizan
 por
 tener
 alas
 muy
 cortas
 y
 redondeadas,
 de
 donde
 deriva
 su
 poca
 apEtud
 para
 volar.
 Una
 de
 las
 caracterísEcas
 mas
 notorias
 de
 las
 taguas
 es
 un
 escudete
 córneo
 que
 se
 ubica
 sobre
 el
 pico.
La
forma
y
colorido
de
este
escudete
permite,
en
la
mayoría
de
los
casos,
reconocer
 a
las
especies.
En
el
caso
de
la
tagua
común
esta
estructura
es
amarilla,
a
veces
con
algo
 de
rojo.
 Esta
es
la
especie
mas
común
de
todas
las
taguas
presentes
en
nuestro
territorio
y
es
fácil
 confundirla
con
otras
especies
que
se
asemejan
bastante,
tanto
en
el
colorido
como
en
el
 tamaño,
 como
 son
 la
 tagua
 chica
 y
 la
 tagua
 de
 frente
 roja
 con
 las
 que
 comparten
 los
 cuerpos
de
agua.


 La
verdad
es
que
todas
la
taguas
Eenen
un
pésimo
carácter:
no
aceptan
intrusos,
tanto
de
 su
 misma
 especie
 como
 de
 otras,
 en
 lo
 que
 consideran
 su
 territorio
 y
 menos
 cuando
 están
 nidificando.
 Es
 común
 ver
 a
 los
 machos
 peleando
 por
 territorio,
 incluso
 en
 los
 pequeños
 claros
 de
 agua,
 que
 comienzan
 a
 dejar
 los
 deshielos
 de
 primavera.
 Es
 diVcil
 captar
 con
 detalle
 las
 peleas,
 ya
 que
 las
 taguas
 al
 combaEr
 revolotean
 y
 cambian
 de
 dirección
 contantemente,
 pero
 una
 acertada
 foto,
 nos
 evidencia
 la
 fiereza
 con
 que
 se
 agreden.
 Entrada
 la
 primavera
 y
 cuando
 ya
 han
 escogido
 a
 su
 pareja,
 comienza
 el
 período
 de
 nidificación.
Construyen
un
nido
flotante
con
juncos
y
ramas,
que
aplastan
con
sus
patas.
 En
esta
especie
ambos
padres
se
preocupan
de
la
construcción
del
nido
y
los
machos
se
 comportan
muy
solidarios
con
las
hembras.





 Cuando
llegan
a
la
etapa
juvenil
su
plumaje
cambia
a
gris
y
blanco.
lo
que
les
afacilita
la
propulsión
 bajo
 y
 sobre
 el
 agua.
Desde
 sus
primeros
días
aprenden
a
nadar
y
lo
hacen
bastante
bien
para
ser
tan
pequeños.
sino
que
uElizan
otra
modificación
de
sus
patas
 para
poder
impulsarse
en
el
agua.
 pero
 las
 hace
 muy
 torpes
 para
 caminar
 en
 Eerra.
 Los
pequeños
nacen
de
color
negro
y
con
el
escudete
frontal
de
color
rojo
oscuro.
pero
si
es
necesario
pueden
prácEcamente
correr
sobre
la
 superficie
 del
 agua.
 manchados
 con
 pintas
 rojizas.
 mientras
 se
 ayudan
 con
 un
 fuerte
 aleteo.
 salen
 unos
 lóbulos
 carnosos.Ponen
 hasta
 6
 o
 7
 huevos
 de
 color
 pardo
 claro.

 Además
Eenen
las
patas
ubicadas
bien
atrás
del
cuerpo.
 Tienen
 huesos
 densos
 que
 les
 facilita
 el
 buceo
 y
 un
 pico
 fuerte
 y
 afilado
 con
 el
 que
 pueden
 cortar
 la
 vegetación
que
consEtuye
su
alimento.
porque
de
cada
uno
de
sus
 dedos.
 ellas
 se
 preocupan
 básicamente
 de
 los
 huevos.

 Las
taguas.
Eso
mamá
lo
logra
 dándoles
de
comer
pequeños
caracoles
que
extraen
del
fondo
de
los
lagos.
Se
llaman
patas
lobuladas.
 para
 avanzar
 a
 gran
 velocidad.
 mientras
 ellos
 cuidan
con
celo
tanto
del
nido
como
del
perímetro
de
su
territorio.
agrediendo
a
todos
 aquellos
que
pretendan
acercarse
inclusive
a
especies
de
mayor
tamaño
que
ellas.
 que
 dejan
 poasarel
 agua
 cuando
 el
 ave
 mueve
 la
 pata
 hacia
 delante
 y
 se
 cierra
 traslapandose
 cuando
 la
 mueve
 hacia
 atrás
 para
 ganar
 impulso.
 .
No
Eenen
las
patas
palmeadas.
 Al
 momento
 de
 empollar.
 pero
 cuando
 son
 juveniles
 deben
 tener
 una
 dieta
 más
 variada
 y
 los
 padres
 incluyen
 proteinas
en
la
alimentación
de
sus
crías
para
su
correcto
desarrollo.
nadan
muy
bien.
como
pueden
 observar
en
esta
imagen.
 Las
taguas
cuando
son
adultas
son
herbívoras
y
consumen
plantas
acuáEcas
sumergidas.

Intereses relacionados