HISTORIA Y RECUERDOS FAMILIARES

Editor: Rafael Aguirre Bejarano Título: Historia y recuerdos familiares © Rafael Aguirre Bejarano Diagramado por: Doris Martínez Solís Derechos reservados. Este libro o parte de él no puede ser reproducido por ningún medio sin autorización del editor. Santiago de Cali, octubre 2002

INDICE POR TEMAS

Página Prólogo CAPÍTULO I El Hogar de mis Padres El Estudio Pubertad y Juventud Servicio Militar La Policía Nacional Recuerdos policiales CAPÍTULO II Momentos de tristeza Ahora que estoy Vivo Sabemos que debemos Morir Más tiempo Muertos CAPÍTULO III Sociedad Conyugal Mis Hijos CAPÍTULO IV La Huida de la Casa Frustraciones Mis Navidades Los Dulces de Navidad El Estreno de Navidad Inicios de mi Vida Laboral CAPÍTULO V Las Cosas de mi Alma Sueños Huellas Epoca de Aflicción La Enfermedad de Rafael Ernesto 7 9 11 13 15 17 19 20 34 35 35 36 39 46 50 50 51 52 52 54 56 58 59 61

Numerología El carácter Así es la Vida La Mosca y la Abeja CAPÍTULO VI Mi orden familiar Por afinidad Días de Cumpleaños Fechas de Bodas Defunciones CAPÍTULO VII Palabras del Profeta Dedicación del Templo de Bogotá El ángel Moroni La escritura de mi mayor agrado La canción de mi alma Conversión a la Iglesia Testimonio del Sacerdocio Testimonio personal La Visión Significado de la Bendición Patriarcal La Bendición Patriarcal Llamamientos en la Iglesia Línea de Autoridad Las Doce Tribus de Israel y su significado Documento sobre Jesucristo La casa de Israel Las doce bendiciones Lamanitas Registro familiar Significado del escudo personal CAPÍTULO VIII El Apellido Aguirre Memorias de mis Antepasados Acróstico

62 63 63 64 65 68 69 71 71 73 73 77 78 78 78 80 81 83 83 84 86 86 87 87 87 89 90 92 93 94 100

CAPÍTULO IX Anhelos de Adolescencia Recuerdos de la Infancia Mi Mejor Amigo Mi Primera Casa Mi Primer Bicicleta Mi Primer Día Feliz Mis Novias Mi Primer Susto Mi Primera Mentira Mi Primer Accidente Mis Mayores Deleites Autorretrato y escudo Leyendas y fantasmas Otros espantos CAPÍTULO X Oficios como me ganaba la Vida CAPÍTULO XI Municipio de San Pedro Hacienda Altozano La batalla de los chancos El combate de La chamba En el olvido Los símbolos de San Pedro EPÍLOGO Plegaria al trabajo CITAS BIBLIOGRÁFICAS

104 105 106 106 110 110 111 112 112 113 113 113 122 125 129 130 132 131 132 133 133 135 138

PRÓLOGO

Fue en Todosantos, Corregimiento de San Pedro Valle, en la República de Colombia donde transcurrió mi infancia, recorriendo caminos por verdes campos y praderas por entre matas de montes, por llanuras, cultivos agrícolas y hatos ganaderos propios del clima caliente, entre parientes y paisanos analfabetas unos, otros con pequeños conocimientos elementales de las matemáticas y la lectura, pero ricos en la honestidad y en la entrega al trabajo propio legado de los campesinos vallecaucanos. En mi choza, sobre una esquina de la pequeña sala había una esquinera de madera, donde permanecía la única alhaja de valor, un reloj despertador, a base de cuerda que repicaba todas las madrugadas anunciando la levantada de mi papá para ir al trabajo, de mi mamá y mi persona para ir a proveernos del agua para el consumo del día después para pasar a recoger las chambimbas, un fruto de un árbol, que al reventarlas se frotaba sobre la ropa sucia y mojada para que soltara una sustancia jabonosa para la limpieza de la misma. Con frecuencia yo iba al Trapiche de “Betania”, donde procesaban caña de azúcar para producir panela, con el fin que me dieran melao que llevaba en tarros de guadua para endulzar el café; así mismo a las fincas de la colonia antioqueña radicada en la vereda “pavas” quienes bondadosamente me regalaban plátanos, yucas, arracachas y zapallos con lo que completábamos la alimentación con la ayuda de las frutas silvestres que recogía de los potreros para vender en el mercado de Tuluá. Recuerdos inolvidables son aquellos cuando nos enfermábamos, para nosotros no habían médicos, ni pastillas o píldoras ni jarabes, todo era primitivo, a base de sumo de yerbas como la ruda, el romero, la yerbabuena, yanten, matarratón, paico entre otros, que mi mamá era muy conocedora de sus propiedades curativas y cuando ignoraba

8 Rafael Aguirre Bejarano

algo se apoyaba en las ancianas veteranas que con el paso de los años habían adquirido sabiduría. Momentos difíciles fueron aquellos cuando afectados por las dolencias llegaba nuestra progenitora con sus pócimas desagradables al paladar y sin alternativas para elegir tocaba obedecer. También las satisfacciones vividas en las fiestas patronales cuando las alegres campanadas de la Iglesia Parroquial dejaban salir al aire sus repiques, la pólvora bulliciosa los hermosos castillos y las páginas musicales de la banda municipal que amenizaban las celebraciones, los desfiles de los estudiantes de las dos Escuelas, (hombres y mujeres) portando Estandartes y luciendo los Uniformes de Gala; en las fiestas de la madre las recitaciones, en diciembre las novenas de aguinaldo, de fin de año la lectura del testamento del año viejo, los disfraces, la vacaloca y en Semana Santa las procesiones. En todo ese conjunto de actividades cifrábamos nuestras metas, anhelando su advenimiento y en ocasiones para estrenar vestido o zapatos. Así transcurrió la infancia, luego llegó la pubertad entre varios lugares con nuevas experiencias, la juventud, la madurez y los años dorados de que trata esta obra más adelante. En mi vida otoñal, viviendo esos recuerdos con satisfacción, en sus etapas de la vida, dolido por no haber tenido el conocimiento y la preparación que se obtiene a través de las enseñanzas evangélicas, con la cual hubiera sido mejor esposo y padre y no estuviera siendo lastimado, por las disciplinas y tácticas que impuse pensando en ese tiempo era lo mejor y lo correcto; también por sentimientos dudosos que embargaban mi existencia con penosa amargura, que salpicaron a mis hijos y que ahora guardan con resentimiento y reproche sin asomarse al fondo de mi alma a ver las cicatrices que hay en ella, porque los primeros años conyugales fueron muy duros, penosos, escabrosos y muy espinosos. Sin embargo a pesar de todo, me siento liberado y con la satisfacción del deber cumplido, de haber enseñado principios correctos de no ser carga para mis descendientes y por haber sido bendecido con la jubilación para subsistir mis últimos años con autosuficiencia e independencia y así poderme dedicar en el tiempo que me reste para buscar mis antepasados.

“Este es el legado de mis recuerdos”

Historia y recuerdos familiares 9
CAPÍTULO I

EL HOGAR DE MIS PADRES

Se inicia el hogar de mis padres en la ciudad de Tuluá, Departamento del Valle del Cauca, en la República de Colombia, el día 18 de Agosto de 1.930, en la Iglesia Parroquial de San Bartolomé donde contrajeron matrimonio católico
FORTUNATO AGUIRRE OSPINA

recién cumplidos sus 23 años de edad con JUANA MARIA BEJARANO de 16 años de edad, naciendo en ese momento una nueva familia que trajeron al mundo los siguientes hijos: Ana Tulia nacida el 28 de Junio de 1.931; Luis Ernesto nacido el 28 de Septiembre de 1.932; Rafael nacido el 24 de Octubre de 1.934; Alicia nacida el 3l de Diciembre de 1.936; Martina nacida el 30 de Enero de 1.940; Verónica nacida el 26 de Enero de 1.942, María del Carmen nacida el 3 de Enero de 1.944; Armando Hernando nacido el 30 de Noviembre de 1.946; Trinidad nacida el 1 de Diciembre de 1.949, Jesús Antonio nacido el 17 de Septiembre de 1.952 y Cecilia en 1.953. En el Corregimiento de Todosantos, comprensión jurisdiccional del Municipio de San Pedro, en el corazón del Departamento del Valle, el día Miércoles 24 de Octubre de 1.934, yo RAFAEL AGUIRRE BEJARANO por primera vez en la carne vi la luz de la creación siendo el tercero en el hogar de mis padres. Los primeros datos que hablan de mi infancia relatados por mis progenitores son de que fui un niño retardado en el desarrollo, pues mi primer diente apareció a la edad de cuatro años, asimismo a esa edad caminé y hablé, hechos éstos que llenaron de gozo y alegría los corazones de mis padres que estaban entristecidos porque su hijo varón iba a ser mudo, mueco e impedido para

10 Rafael Aguirre Bejarano

caminar, solo era un bulto de carne (muy robusto) tirado en el piso sobre un costal. La casa donde nacimos y nos levantamos mis hermanos y yo era una humilde choza con techos de hiraca, construida en bareque, es decir de madera redonda, guadua, amarras de bejucos, barro con pisos desnudos, en tierra, pero muy limpio y alegre, con un solar grande, al centro se hallaba un árbol de guásimo donde dormían las gallinas, al fondo un pozo que permanecía lleno de agua porque durante las épocas lluviosas se llenaba de gran cantidad de ese líquido que perduraba todo el tiempo y la utilizábamos para el lavado de ropa y riego del jardín ahí vivían muchas ranas que alegraban las noches con su cantar, al final o línea divisoria se hallaban tres grandes árboles de arrayanes y tunas que nos servían como escondite para utilizar ese lugar como letrina, la casa tenía al frente como lindero el camino real que conducía a las veredas situadas al oriente sobre las colinas de la cordillera central, nosotros vivíamos justo al pie donde empezaban las colinas, era la ultima propiedad en terreno plano, en ese frente habían matas de tunas y arrayanes, las primeras en su época de florecer extendían hermosos pétalos en flor de color blanco muy bellas, los arrayanes cuando maduraba su fruto lo recogíamos para comer y hacer tinta para escribir. Durante mi infancia no existió en mi región la luz eléctrica ni la radio, tampoco la televisión y menos el acueducto y el teléfono. Era bonito ver en las mañanas y los atardeceres los desfiles de mujeres y muchachos que iban y venían con sus ollas, tarros, cántaros y calabazos a proveerse del agua en la quebrada denominada “El Yeso” para el consumo humano. El combustible era la leña seca que adultos y muchachos seleccionaban en los montes cercanos para cocinar los alimentos, el alumbrado era con velas, la mayoría de las casas utilizaban velas de cebo, otras pequeñas lámparas de petróleo o gasolina. El transporte era a pie, los coterráneos mejor favorecidos por la fortuna usaban caballos de silla y carga porque semanalmente en esos animales llevaban sus productos agrícolas a los mercados de las ciudades de Tuluá y Buga que estaban a norte y sur respectivamente y a igual distancia, dos horas a pie de recorrido. Los primeros carros que llegaron a la cabecera municipal fueron

Historia y recuerdos familiares 11

las chivas, por muchos años solo una trabajaba todos los días de San Pedro a Buga, y los domingos y lunes dos chivas más con otras que viajaban de Buga a Tuluá recogiendo los pasajeros y la carga de la población campesina para llevarlos con sus productos a los mercados y a proveerse cada quién de los artículos de primera necesidad en esos centros urbanos.

El estudio
A los ocho años de edad fui matriculado en la Escuela pública
LEONARDO TASCON de la cabecera del Municipio de San Pedro,

en el Valle del Cauca, correspondiéndome con el profesor don LUIS CEDANO curso que reprobé porque aún no estaba mi mente disciplinada para asimilar el estudio o por el sistema nunca supe la causa real, al siguiente año me correspondió con el profesor don VITALIANO IZQUIERDO un hombre maduro que era muy amigo de los alumnos y con quién se facilitaba mucho el aprendizaje por su forma de hacerlo, viniendo el segundo curso a cargo del Señor GUILLERMO GALVIZ así mismo el curso tercero con el mismo educador recordando esta etapa de mi vida por la severidad del citado maestro que gracias a su crueldad le rendíamos por temor a los castigos como era los reglazos en las manos, arrodillada en arena, correazos y los temidos regaños, por ese tiempo tuve mucho aprovechamiento de sus enseñanzas y sentía por mi maestro mucha estimación y aprecio, más tarde llegó el cuarto año con el manizalita don JESUS TRUJILLO hombre de suaves maneras y muy delicado, que por su respeto hacia el alumnado poco a poco le tomamos mucha confianza y no rendíamos con el trabajo escolar donde muchos incluido yo perdimos el año, tocando repetir con el Señor GERARDO ROJAS de temperamento soberbio y cruel para los castigos que hacía que su curso fuera de grandes rendimientos, porque existía la frase de que la letra con sangre entra y nos la aplicaban al pie de la letra. Mis más gratos recuerdos es el sentimiento y recuerdo más profundo de mis años escolares que me llegaron al corazón el día de la clausura del curso cuarto de primaria, cuando mis profesores me despidieron con abrazo y lágrimas en los ojos sin decirme nada, caso que fue exclusivo con mi persona y después me llamaron

12 Rafael Aguirre Bejarano

a preguntarme que si quería ellos me ayudaban a conseguir una beca con el Gobierno para que me fuera a manizales a estudiar el bachillerato, yo les dije que la intención era ingresar al Seminario a estudiar la carrera religiosa y mis padres estaban trabajando para ese propósito . Con el paso de los años supe que mis maestros ese día visualizaban de que por mis condiciones económicas no iba a tener posibilidades de continuar estudiando, ya que ellos conocían nuestro modus vivendi, pues ni ropa tenía distinta al andrajo viejo conque andaba a diario lleno de remiendos y desteñido, además mi salud era muy precaria, muy tímido, de mala color física por el paludismo que me afligía, vivía descalzo y con mucha anemia, prácticamente estaba más cerca de la muerte que de la vida y solo contaba con doce años. Durante mi infancia mi lectura favorita era en un viejo texto escolar titulado La Historia Sagrada, basado en trozos del antiguo testamento y me deleitaba leyendo pasajes como la Zarza ardiendo, José vendido por sus hermanos, Sanson y Dalila entre otros. Así mismo otro libro de mamá titulado Róbinson Crusoe, porque no habían más. Siempre mis metas estaba en ser un Sacerdote del Altísimo. Desconociendo el camino para llegar a él, hubo necesidad de que pasara cincuenta años para lograr esta meta que finalmente llegó. De las cosas que aprendí en la infancia fue a pagar mi diezmo porque teóricamente esa parte en la enseñanza religiosa la recibí de mi mamá nunca faltaba y cuando era muchacho acostumbraba ir donde la abuela materna a pedir huevos o frutas para el diezmo que ella gustosamente le mandaba al cura párroco y que yo entregaba como si fuera aporte mío. La mayor parte del estudio lo tuve que realizar en la universidad de la vida, soy un autodidacta, aprendí a escribir a máquina sin maestro, lo mismo a conducir vehículos, a trabajar en oficinas, ser policía, a desempeñarme en funciones de carácter administrativo, y en general en todas las actividades esforzándome y poniéndole sentido común, siendo lanzado y caracterizándome con responsabilidad, lo que nunca aprendí fue a ser cariñoso con los míos y ser detallista son cosas que me provoca pero que riñen con mi personalidad por la forma en que tomé el ejemplo ya que

Historia y recuerdos familiares 13

en mi casa tampoco existía ese sistema que comparto y lo envidio de ser afectuoso y cariñoso pero que lo practico a mi manera con responsabilidad y en forma silenciosa y sin adulaciones.

Pubertad y juventud
Al termino de mis estudios incompletos en la primaria porque solo alcancé al cuarto grado por no haber más cupos en mi Escuela en San Pedro, quedando navegando en el mar de las ilusiones, poco después con mucho esfuerzo mi padre me trajo a la capital del Departamento y me presentó en el Seminario Mayor Diocesano porque desde temprana infancia me habían visto vocación religiosa para que siguiera la carrera en el Sacerdocio católico, al llegar a ese claustro no fui muy bien visto por mi presencia enfermiza y de condición de estrato bajo, pero ante la insistencia de mi papá optaron por hacerme un examen preliminar y como quiera que lo pase satisfactoriamente entregaron unas instrucciones sobre los requisitos de ingreso, por esos días estaban de vacaciones, las clases dijeron empezarían dos meses después, la información hablaba de los costos de matrícula, pensión, internado, vestuario, y libros. Al cabo de dos meses fui notificado en la Alcaldía Municipal de San Pedro de que me estaban esperando en el Seminario en Cali, que me estaban reservando el cupo, que esa comunicación había llegado a través del Juzgado Municipal donde habían requerido información sobre mi persona. No logrando esa oportunidad de estudiar. porque no se consiguió el dinero para sufragar los gastos que valía ese ingreso, mi padre era el único que trabajaba y tenía por salario la suma de un peso por día de trabajo, dinero éste incapaz de atender los gastos básicos de la familia, situación ésta que nos había llevado a la indigencia. Mi madre con el anhelo de ver satisfechas mis ilusiones, empezó a trabajar organizando festivales semanalmente donde vendía empanadas, buñuelos, natilla, arroz con leche, rellenas, tamales, licor, gaseosas, entre otros comestibles, además celebraba bailes donde cobraba el ingreso a esa diversión, mi madre era muy hábil para ésta clase de actividades pero no tenía la capacidad de manejar

14 Rafael Aguirre Bejarano

el presupuesto, para gastos e ingresos y buscar la rentabilidad, además ocupaba muchas personas para que le ayudaran y por tratarse de una causa justa no le cobraban el trabajo, pero en cambio se consumían las utilidades sin que ella se percatara de la realidad. Pasaron varios meses y no alcanzó a reunir ni la tercera parte del dinero que se requería para ese fin, que alcanzaba los dos mil pesos. Ante esa primera frustración mis padres tomaron la decisión de que yo debería aprender un arte para lo cual hablaron con un pariente que ejercía la sastrería en el pueblo y acordaron que él me enseñara el oficio de la sastrería, empecé a asistir al taller más por obediencia que por vocación sumándole al caso la incompetencia de mi instructor en el arte de enseñar, pasé varias semanas y mi maestro decidió hacerme fastidiar por su hijos que estaban en edad menor a la mía para que dejara de asistir, lo logró porque me aburrieron y me tocó desertar. Entonces fui donde otro sastre, el señor Ernesto Miño de nacionalidad Ecuatoriana que gozaba de aprecio y prestigio en la población, él me aceptó con la condición que le pagara la enseñanza con mi trabajo en mandados y quehaceres domésticos, así ingresé a su taller, pronto llegó el fin de año y el trabajo fue abrumador y no había ayudantes más que mi poca experiencia la que el buen señor utilizó para dar cumplimiento en su trabajo haciendo largas jornadas de trabajo que pronto causó huella y fatiga en mi pobre humanidad enfermiza y desnutrida. Como yo no tenía más ropas que la muda vieja que tenía puesta, que cada vez que la lavaba tenía que permanecer en baño dando tiempo de que se secara para volvérmela a poner por tanto decidí abandonar el aprendizaje e ir a buscar trabajo en el oficio en el cual todos mis parientes y antepasados se habían ganado la vida, como obrero del campo, me interné en una finca cafetera de la región y pronto con el dinero que había ganado empecé a comprar mis vestidos. Todos los días en mi oficio heredado, alimentaba la amargura en mi alma por tener que seguir las huellas de mis mayores, por no poder superarme debido al estado miserable conque vivíamos en Todosantos donde no había alternativa de cambio de vida; a partir de ese momento estuve andando de finca en finca resolviendo entonces sembrar venganza sobre mi propia suerte, entonces decidí

Historia y recuerdos familiares 15

olvidarme de los logros que había alcanzado en los cuatro años de estudio, abandonando la lectura y la escritura y sin volver a insistir por volver a las aulas, así seguí hasta que la patria reclamaba mi presencia como Soldado.

El servicio militar
Llegué a la edad de prestar el servicio militar obligatorio a los veinte años de edad, a mi me gustaba pero sentía miedo porque sabía que el soldado lo alistaban era para pelear en las guerras, con todo, esas teorías me fascinaban, a mis coterráneos que habían servicio en el Ejercito me le sabía sus historias ciertas y de fantasía y yo las divulgaba a mis amigos con una inmensa alegría y ansiedad. Mis amigos y familiares alegremente apostaban que yo no servía para el regimiento, así llamaban al Ejército dizque porque tenía la sangre mala por tener verrugas en las manos, brazos, pies y las piernas en esa época me tocaba andar con la mano derecha entre el bolsillo del pantalón o envuelta en un pañuelo, en una ocasión una señora en Riofrio me dio un remedio casero y con eso me curé esa enfermedad cutánea que tanto me atormentaba y deprimía. Se llegó el momento de presentarme a la inscripción cuando fui llamado para resolver mi situación militar en mi pueblo en ese tiempo lo habían por decreto, fijando la lista de quienes habían llegado a la edad para ese fin, después del decreto, lo publicaban en todos los caseríos tocando el bando, (Un toque de tambor seguido de la lectura del documento), me hice presente y me pidieron un fiador para que respondiera por mi en el caso de que fuera inferior a la responsabilidad que me esperaba, me trasladé en mi bicicleta a la vereda de Montegrande y busqué a un tío de mi mamá que gozaba de prestigio pero no era fácil que aceptara hacer este tipo de favores, sin embargo conmigo él siempre fue muy especial y sin reparos me dio el sí y hasta se montó en la barra de mi bicicleta para que lo llevara a la Alcaldía (El tío era

16 Rafael Aguirre Bejarano

mayor de setenta años) y gustoso firmo el acta de compromiso a la vez que anunciaba que él sabia que yo no lo haría quedar mal. Pasaron los meses y la Comisión reclutadora no iba a seleccionar el personal inscrito, pero había también otro problema, el gobierno imperante era conservador y la patria se desangraba en una confrontación entre sus hijos los liberales y los conservadores que se mataban en una violencia atroz y no llevaban liberales a ningún organismo del Estado incluyendo los cuerpos armados, por lo que mis esperanzas de verme con el uniforme de soldado de Colombia cada vez se iba perdiendo, por fin llegó la fecha, diez de octubre de 1.954 en Buga estaban reclutando personal, seguidamente como me hallaba festejando mi día de descanso con mis amigos en esa ciudad, nos volvimos a nuestro pueblo y recogimos la documentación que las autoridades de la Alcaldía nos entregaron y los llevamos a la comisión de reclutamiento esparcimos la noticia y muchos de los que esperaban resolver la situación militar nos alistamos ese día, entre los cuales yo era el más descalificado con la sorpresa de haber sido el primero en ser aceptado como apto, en el curso del día en segunda vuelta y para completar el cupo hicieron otra ronda y sacaron dos compañeros más de mis paisanos. Llegó el día de viajar, el once de noviembre del mismo año, ya preparados y con el guayabo a cuestas por la borrachera y las despedidas, marché a Buga donde nos congregaron a quienes salíamos por el centro del Valle, Luego en tren durante la tarde fuimos a Cali reuniéndonos en el Batallón Pichincha, luego en la noche con un grupo muy numeroso partimos por ferrocarril hasta Armenia donde llegamos por la mañana del día siguiente, tomando buces hasta Ibagué donde volvimos al ferrocarril hasta Bogotá con transborde de nuevo a buces para llegar al Batallón de Infantería No. 21 Vargas en la localidad de Apiay adelante de la ciudad de Villavicencio fueron tres días de viaje incluida las largas esperas en cada transborde haciendo su recorrido muy fatigoso. Allá vi realizado mi sueño cuando estaba metido dentro del Uniforme kaki de soldado, haciendo parte del Ejército Colombiano, pero antes de colocarme el anhelado vestido, pasé mi primera experiencia, nos llevaron al baño, era una piscina acondicionada

Historia y recuerdos familiares 17

de un caño que había sido represado para ese fin, como yo no sabía nadar, me había quedado parado en la orilla sin saber cómo resolvía ese problema cuando de atrás no supe quién me empujó al agua, cayendo al fondo en la parte más onda, con la suerte de que me agarré de un tronco y después de varios sorbos de agua salí. En otro aparte de estas memorias dejé otros pormenores de las experiencias de soldado, ahora prosigo diciendo que terminado el servicio militar, volví a la casa donde mi familia me ofreció una fiesta de bienvenida algo inusual en mi familia y en mi medio, con festejo como de tres días por las diferentes atenciones que mis parientes me daban sintiendo que yo era ya persona importante entre mi núcleo familiar. Con ayuda de parientes logré vínculo laboral con el Gobierno Departamental porque me nombraron como Inspector de Policía en Altaflor donde ejercí esas funciones por espacio de trece meses.

La Policía Nacional
Cuando salí de la Inspección de Policía, de Altaflor, un poco desorientado porque no aproveché ese tiempo para capacitarme, volví a la arena sin ahorros porque mal gasté el dinero y el tiempo, incapaz de trabajar como obrero de fábricas porque no estaba calificado para esa actividad y mi personalidad no era a fin para esos menesteres, decidiendo contra la voluntad de mis padres y familiares, ingresar a la Policía que por esos tiempos estaba muy desacreditada por sus malos procederes en contra de los derechos humanos era muy temida por las gentes del partido diferente al del gobierno que estaban a merced de las atrocidades que los malvados que con aval de la policía cometían porque aún estábamos en tiempos de terror. Fue así que en la mañana del 9 de octubre de1.957 fui al Cuartel central de la Policía del Departamento donde en compañía de otros jóvenes presentamos las pruebas de ingreso, de veinticuatro personas solo eligieron uno para ingresar, ese fui yo permaneciendo en la Institución policiva por espacio de veintiún años y siete meses saliendo a solicitud propia por tiempo cumplido para merecer el sueldo de retiro que es similar a la jubilación en otras actividades laborales, pero que en las Instituciones armadas

18 Rafael Aguirre Bejarano

por el continuo riesgo para la vida por razón del trabajo y de la disponibilidad durante las veinticuatro horas del día hace que llegue ese beneficio con veinte años de servicio a cualquier edad, siendo también favorecido porque normas legales para este tipo de servidores el Estado le había reconocido el tiempo de soldado y doble el servido en zonas de orden público con lo que sumé la cantidad de veintisiete años, siete meses y veinte días con los cuales me liquidaron mis prestaciones de ley y mi salario de por vida con la categoría de Sargento Segundo. En la Institución logré todos los honores y condecoraciones en mi categoría que un servidor pueda alcanzar, quedándome la satisfacción del deber cumplido y un sin número de satisfacciones y buenas amistades que conseguí con mis compañeros desde los diferentes puestos donde laboré extendiendo mi mano en ayuda de todos los que llegaban a buscar un recurso o una solución a sus problemas. Por otra parte la satisfacción porque logré superarme, desempeñando cargos de altura y responsabilidad que refinaron mi personalidad y la oportunidad en varios períodos de volver a las aulas para nuevos aprendizajes y ascensos con los cuales mejoré el nivel de vida para mi familia consiguiendo como patrimonio la casa de habitación y la asistencia médica de por vida para mi esposa y para mí, asimismo tener la tranquilidad que al pasar el velo, ella, mi esposa, queda protegida con mi sueldo de retiro y la asistencia social, además con el auxilio mutuo de Bienestar Social de la Policía en un 50% para ella y el 50% restante para Lucía Elena. También les queda el derecho adquirido de la pensión por vejez en el ISS que en el año 2002 será reconocida por haber cumplido las semanas cotizadas.

Historia y recuerdos familiares 19

Recuerdos policiales

20 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO II

MOMENTOS DE

TRISTEZA

Mi vida ha estado rodeada de serios inconvenientes con riesgos para mi integridad física de los que la divina providencia me ha protegido desconociendo sus designios para conservarme y haber alcanzado largos años de existencia no obstante haber estado por razón de mi trabajo y profesión en lugares y situaciones difíciles en sitios y épocas convulsionadas para desempeñar mis funciones. No tengo una cronología de fechas y un orden de los sucesos y lugares, veamos los que a este momento llegan a mis recuerdos: ➣ Escapé de unos bandidos en tiempos de la violencia política en la zona rural del pueblo Bellavista del Torrat cuando una señora de oficios domésticos me llamó y en privado me avisó que los sujetos que estaban en el comedor estaban planeando quitarme la vida, que me fuera de inmediato y con sigilo ella por el interior de la cocina me ayudó a salir por el cafetal por una colina abajo, ellos estaban ebrios y tenían un vocabulario soez y amenazante y hablaban de política asimismo se reían y no dejaban duda por sus formas de hablar que tenían en serio sus propósitos de acabar con mi vida ya que yo a simple vista no era de la región y decían que no había duda de que era un «cachiporro», palabra ésta con la que denominaban a los liberales. ➣ En otra ocasión siendo aún un niño con el deseo de aprender a nadar en San Pedro y sin ninguna ayuda técnica de personas adultas me amarré de un lazo y me lancé a la piscina, momentos después estaba tragando agua y veía candeladas y en esta agonía perdía la esperanza de vivir cuando alguien haló el lazo y me sacó de la piscina . ➣ En Altaflor, Corregimiento de (Andalucía), cuando me desempeñaba en funciones de inspector de policía Departamental, con frecuencia visitaba las fincas del entorno, entre otras la administrada por un ex-carabinero pues ellos se habían mostrado

Historia y recuerdos familiares 21

siempre muy atentos y formales razón por la cual nos atraía, sin saber que en el fondo al ex-carabinero le molestaba nuestra presencia en su casa, tal vez por celos por tener una esposa joven y bonita, motivo que supongo tuvo para tomar la decisión de liquidarme. En una de esas ocasiones nos entramos en su casa los dos Policías del Puesto y yo, de visita en su vivienda que estaba ubicada dentro de los cafetales y árboles de sombra y frutales del plantío, momentos después de hallarnos ahí él llegó, saludó y volvió a salir muy ligero sin ser visto, había ido a llevar un arma (escopeta o carabina para esperarnos a orillas del camino dentro de la sementera pero ocurrió que nosotros teníamos una diligencia más arriba de esa finca por lo tanto tomamos otro camino, no regresamos por ese sendero librándonos del atentado, conociendo el caso semanas después. ➣ En San Isidro, Corregimiento de Obando, Valle, tuve serias dificultades, en tres ocasiones, una de ellas empezando la noche dos sujetos estuvieron tras de mí, solo los descubrí cuando llegué a la casa, ellos esperaban que saliera para algún lugar solitario pero yo permanecí solo en el centro del vecindario, mi esposa que desde lejos estuvo observando me alertó pero ya había pasado el peligro. ➣ Otra vez fue cuando el famoso bandolero que operaba en esa región conocido con el remoquete de «EL MOSCO» en los años sesenta, trató de entrarse al puesto de Policía una madrugada, pero el ladrar de los perros del vecindario nos alertó y no pasó nada; y finalmente, por haber perdido la popularidad con las gentes de la población donde ejercía como Inspector de policía y en razón a que imponía la ley, castigaba a los infractores, me acusaron primero a la Presidencia de la República (en el gobierno del Dr. Alberto LLeras Camargo) queja que llegó a la Secretaría de Justicia del Departamento donde fui llamado a descargos por haber aplicado una norma policiva de abandono de la región a un sujeto que era cuatrero (hurtador de ganado mayor) y que abastecía de carnes al vecindario y en todo domingo después del mercado se embriagaba y en este estado era muy pendenciero, a mi regreso de la capital del Departamento decidieron por llamar al Alcalde de Obando y al Directorio Liberal para que les escucharan en sus peticiones con relación a mi

22 Rafael Aguirre Bejarano

destitución y traslado del lugar, para el efecto llamaron o mejor citaron a muchos dueños de fincas y personas del campo para que en cabalgaduras y banderas rojas salieran en manifestación de protesta contra el suscrito, para esa ocasión alistaron pólvora para festejar el triunfo cuando terminara la reunión, cuando yo vi que se alistaban de esa manera para quemar la pólvora, una vez que ya me hallaba dentro de un vehículo campero con mis maletas por disposición del burgomaestre municipal mi superior inmediato, les grité a esas personas que estaban en la plazuela del centro del poblado a una distancia de veinte metros de donde estaba el carro, diciéndoles que el primero que quemara un cohete se moriría conmigo a la vez que les apuntaba con mi fusil de dotación oficial ya que yo pertenecía a un cuerpo armado y uniformado (la Policía Nacional), haciéndoles desistir de su intención al menos en ese momento porque me sentía iracundo y derrotado por la voluntad popular y soberana. Los manifestantes en cabalgaduras esa tarde en estado de alicoramiento alzando sus banderas rojas y gritaban abajo al Inspector de Policía y fuera de su territorio. De esa forma impedí que se burlaran en mi presencia pero sigilosamente organizaron una comisión y se fueron a organizar una emboscada en la carretera por donde más adelante debía pasar de regreso a la cabecera municipal con los funcionarios municipales, pero alguien que había sido informado del asunto me pidió que por medidas de seguridad cambiara de vehículo y abordara el ocupado por los funcionarios civiles, así se hizo y al paso por el lugar peligroso la fuerza pública estuvo muy atenta y no pasó nada para mi propio bien. Semanas anteriores yo me vi presionado por medidas de seguridad de sacar mi familia y trasladarla a la población de Primavera a casa de mis suegros. ➣ Cuando trabajaba como agente de tránsito en el retén de Uribe en la carretera «Simón Bolívar» en el norte del Valle, una noche arrimó un sujeto que me buscaba, acercándose al lado de la ventana de la caseta con la misión de liquidarme por venganza porque meses antes lo había puesto a órdenes de las autoridades judiciales quienes lo pusieron en la cárcel por sindicación de delitos contra la integridad física de las personas, no identificándome porque mi contextura física había cambiado en esa época después de una intervención quirúrgica, me había engordado lo que lo

Historia y recuerdos familiares 23

hizo dudar y desistió de su propósito. En esa semana en una acción policiva contra el hampa en Pereira lo mataron, descansando yo por esa parte porque el sujeto ya no volvería a molestarme. ➣ En el Ejército mientras prestaba el servicio militar en orden público en la llanura colombiana región denominada la Uribe en el extenso Departamento del Meta donde en tiempos del Ejército libertador el General Santander disciplinó tropas para llevar al altiplano, me hallaba destacado como radio operador cargo que me daba categoría y distinción por la cual todos los semejantes ponían sus miradas algunos para despertar envidias, otros como admiración, en ese lugar aparte de la tropa sólo habían tres mujeres incluyendo una menor de ocho años el resto de población civil estaba a largas distancias de ese entorno incluyendo los alzados en armas, por celos mis compañeros, porque una de ellas se había fijado en mí, trataron de quitarme la vida por ahogamiento en un caño de charcos profundos donde íbamos a diario a bañarnos, cogiéndome por el cuello tres de ellos para sumergirme, afortunadamente para entonces yo había aprendido a nadar y me defendía en el agua, tomé profundidad y ellos conmigo y cuando a ellos les faltó el aire me soltaron y salieron haciendo lo propio yo por otro lado diferente saliendo de ese percance bien librado. ➣ En Ventaquemada (Toro) Valle, cuando ejercía las funciones de Inspector Departamental de Policía, tuve una pelea con un campesino que no quería cumplir una norma legal consistente en no portar armas en forma visible quienes estuvieran para ello autorizados, este hombre en forma desafinaste y burlona se paseaba frente a mí luciendo una escopeta, razón por la cual lo recriminé dando origen a la pelea donde después de golpearnos y de mi parte amenazarlo con el fusil haciéndole unos disparos cuando él huía por entre un espeso cafetal lleno de árboles, advirtiendo que yo en ese momento estaba solo y en estado de alicoramiento porque había estado compartiendo horas antes con unas personas que me habían visitado, esa noche cuando yo me proponía regresar a dormir a la Inspección después de haber subido a la casa donde me daban los alimentos, por entre las matas de monte escuché un ruido, era el referido sujeto que estaba escondido con una escopeta para asesinarme fallando por el movimiento

24 Rafael Aguirre Bejarano

que hizo para acomodarse cuando sintió mi presencia, tomando yo la delantera haciendo una serie de disparos al aire que lo asustó y huía por entre el monte como si fuera un conejo, esa noche salí bien librado porque no pasó nada en mi integridad física aparte de los golpes que recibí en la reyerta temprano. ➣ En la Tulia (Corregimiento de Bolívar Valle), una noche de lunes cuando iba para la casa a dormir a la altura de la una de la madrugada después de haber consumido considerable cantidad de licor, al pasar por las instalaciones de una construcción que estaba sin luces, escuché un ruido, al acercarme dejando mi ruta, encontré con revólver en mano a un sujeto que en días anteriores por una riña lo había tenido retenido en un calabozo y él estaba ofendido por esa causa por la vergüenza que pasó por haberlo conducido con una llave de fuerza que había aprendido en un curso de defensa personal para manejar ese tipo de situaciones en el servicio policial, el sujeto no disparó porque vio que yo llevaba el fusil en posición de disparar dialogamos por varias horas y arreglamos las diferencias y no pasó nada. ➣ En Albán (Corregimiento de El Cairo Valle), cuando ejercía también las funciones de Inspector de Policía, un grupo de facinerosos mataron un joven campesino en una región lejana del casco urbano de la población y trasladaron su cadáver a un cafetal situado en una colina muy pendiente donde lo abandonaron en una posición de cabeza hacia abajo, cubierta con una ruana, al llegar a la finca con los policías que me acompañaban para la diligencia de levantamiento no se observaba persona alguna, toda la gente se había retirado por conocer que algo grave estaba por suceder, por entre las rendijas de una construcción rústica de madera alcancé a ver una persona escondida que nos miraba, le exigí que saliera con las manos en alto so pena de dispararle, así lo hizo y lo llevamos como guía para localizar el imperfecto, el hombre estaba muy nervioso y miraba por todo lado lo que me despertó severas sospechas, dispuse que los policías tomaran posición de seguridad y ataque para yo proceder con la diligencia de ley, pero al alzar la ruana para observarle el rostro, vimos que la boca la tenia cosida con hilo de derecha a izquierda, debajo de la correa del pantalón una boleta en la que se leía «me mataron por sapo», suspendí la diligencia y ordené al ciudadano que tenía

Historia y recuerdos familiares 25

obligado a colaborar que sacara el cuerpo sin vida del infortunado campesino a un potrero cercano para efectuar la diligencia de levantamiento que teníamos a la vista para mayor seguridad de todas las personas que asistíamos la diligencia con mejor visibilidad, y protección allá en ese lugar en un caballo que conseguimos cargamos el cadáver y salimos con rumbo al pueblo, la gente cuando nos vio a la distancia salieron a la calle principal a ver llegar el cortejo con cierta admiración porque lo que esperaban era la noticia de nuestra muerte en el ataque que nos habían preparado ese día pues era de conocimiento público que en ese levantamiento nos atacarían los bandidos comandada por el triste mente célebre «El pollo Omar» el hombre más temido de la región y que tenía el apoyo político del partido mayoritario de la región. En la mañana siguiente muy temprano y antes del amanecer llegó a mi casa un amigo que era el Director del Colegio de Bachillerato de El Cairo, quién alternaba como apoderado en diligencias judiciales en las oficinas de los juzgados e Inspecciones con instrucción criminal de delitos, por esa razón había nacido nuestra amistad porque yo le colaboraba para ejercer esa función en el Despacho a mi cargo, fue a darme aviso de que durante ese día tenían proyectado asesinarme ahí en el pueblo, que a él lo habían invitado al principio de la noche a una reunión con los orientadores del criminal atentado para analizar las fallas por las cuales habían fracasado en el levantamiento y planear la nueva acción y me decía que no quería saber los detalles por las cuales me había salvado, sólo quería prevenirme y que le guardara el secreto porque si lo descubrían corría peligro su integridad física; ese día tomé todas las medidas de seguridad saliendo todo bien. ➣ En esa misma semana los organizadores de la persecución ante su nuevo fracaso, optaron por inducir a un Agente de la Policía que trabajaba a mis órdenes, que gozaba de la confianza y amistad de toda la gente de la región por haber vivido muchos años en esos contornos aún antes de pertenecer a la Institución policiva en donde tuvo acciones dudosas de comportamiento con lo que se había ganado el aprecio de los malos, mandaron emisarios a contáctarlo, lo emborracharon y lo comprometieron para que fuera él que por su cercanía con mi persona para que efectuara el atentado, esa noche cuando los emisarios se fueron

26 Rafael Aguirre Bejarano

el falso compañero inventó una supuesta emboscada tendida para él cuando llegara a su vivienda y que necesitaba apoyo para ir a inspeccionar el lugar y mientras hablaba hacia demostraciones de como había enfrentado el caso y en todo momento flanqueando el fusil y poniendo con frente a mí porque el propósito era hacer la acción como un accidente, manejé la situación con cabeza fría y mucha precaución y me salvé de caer en sus intenciones. Al otro día me fui a la casa del Secretario de la Inspección antes de amanecer para dejarlo encargado del Despacho y viajé a Cartago al Comando de la Policía a comunicar la situación y pedir el cambio del referido policía. ➣ La necedad no terminó ahí, pues empezaron a mandar gente durante las noches los que se apostaban detrás del sanitario (Letrina) que estaba ubicado en el solar de la casa, allí amanecían residuos de los alimentos que comían en las noches, papeles y colillas de cigarrillos, en ocasiones se escuchaban ruidos y movimientos, nunca pasó nada porque durante casi toda mi vida, no utilizo el baño después de acostarme, siempre he mantenido esa disciplina y por eso no lograron su cometido. Cada día aumentaban los intentos hasta que tuve que insistir ante la Secretaría de Gobierno del Departamento para que me dieran el traslado a otro lugar. ➣ Al llegar a Cali después de varios años llegué a la Policía Secreta, donde por razón de las funciones andaba a diario en carro, en los cuales sufrimos varios accidentes en la persecución del hampa viéndome en peligro en tres ocasiones de perder la vida porque los carros sufrieron graves daños,. ➣ En la misma época me llegó una carta de una hermana de mi esposa que estaba ausente y nadie sabía de su paradero por espacio de varios años y estaba casada con un hombre pendenciero y que le daba malos tratos, pidiendo ayuda porque estaba en serias dificultades con el esposo y había huido para salvar la vida, porque iba a atentar contra su existencia, incluso ya había cavado su sepultura en la finca para desaparecerla y ella se hallaba escondida en una casa de la población de Dagua aquí en el Valle, me trasladé con mi esposa en una pequeña camioneta que teníamos de mi propiedad y fuimos en su búsqueda, al pasar por dentro del caudal del río se me olvidó secar las bandas de los frenos y después

Historia y recuerdos familiares 27

bajando una pendiente al querer utilizar los frenos no funcionaron y el carro tomó velocidad maniobrando la cabrilla con mucha habilidad llevándola a estrecharse primero contra un árbol que estaba a la orilla derecha luego con el retroceso por el impacto la saqué y la llevé contra un anden alto y ahí terminó el caso saliendo ilesos de ese accidente que tenía una pendiente superior de una cuadra de ese sitio en adelante. ➣ En Buenaventura, Valle, cuando ya estaba retirado del servicio público era propietario de un supermercado denominado (El Edén), un sábado al medio día fui atacado por un sujeto de color que llegó al negocio y abriendo un maletín yo pensaba que se trataba de que me iba a ofrecer algún artículo como era costumbre en este pueblo por la gente con el argumento que lo habían hurtado en algún buque y que era mercancía extranjera y de buena calidad, cuando lo que sacó fue un revólver y me apuntaba a la cara, yo estiré la mano en señal de recibirlo y él recogió el brazo y dijo, «LA PLATA», en ese momento me di cuenta que el caso era grave, alcé los brazos en actitud de rendimiento y como estábamos al lado de un arrume de cajas de cerveza y ponymaltas que había comprado en ese momento, le empujé las tres cajas de arriba las que le cayeron sobre la cabeza, al instante me volví atrás y cogí una peinilla y le mandé un lance, el arma se me soltó de la mano porque estaba mojado por el líquido derramado, luego me tiré al piso y moviéndome en los codos y las rodillas avancé siguiendo el rumbo del mostrador que estaba en escuadra cuando gané el segundo frente me levanté y vi al sujeto que estaba aún en la posición inicial como una estatua, levanté una banqueta de madera y se la lancé y yo seguí arrastrándome a ganar la puerta de la calle, al llegar a ella, el sujeto reaccionó y salió y se puso junto a mí y disparó el arma pasando el proyectil cerca de mi humanidad sin lesionarme, en ese momento y mientras mi esposa gritaba pidiendo auxilio, llegó por casualidad una camioneta con policías, por ahí no era común ver a los representantes de la autoridad policial y se lo llevaron. Seguidamente cerré el negocio y como quiera que había quedado muy sucio, ensangrentado porque me había rayado con algún vidrio o lata en el desplazamiento por el piso y a la vez mojado por la cantidad de líquido derramado de la cerveza, fui a asearme

28 Rafael Aguirre Bejarano

y me trasladé a las Instalaciones de las autoridades para proseguir el procedimiento que exige la ley en éstos casos. ➣ En el Cairo Valle, al intervenir en una pelea entre dos hombres en una cantina se lanzaban puñaladas tomé por detrás al más belicoso y se me soltó como si fuera un jabón y me tiró un lance, asustándose cuando vio la imagen de un Policía, ese lance me pegó en un muslo, no me hirió milagrosamente no sé porqué, pues era un cuchillo largo y afilado, solo sentí un leve dolor donde me pegó, el hombre soltó el arma y se entregó. ➣ Una ocasión viniendo de Bogotá en mi Camioneta y por carecer de experiencia para manejar en carretera, venía centrado y cerca de una curva en terreno quebrado en colinas pendientes cuando intempestivamente apareció a gran velocidad un bus intermunicipal librándome del choque por una maniobra rápida de no haberlo logrado la muerte hubiera sido eminente incluso con pérdida a otras vidas. ➣ Recién llegado de Cali del norte del Valle donde serví en varias Inspecciones de Policía y Comandos de Policía de unidades menores, tuve muchas persecuciones de bandidos que venían de varias localidades en mi búsqueda para segarme la vida dolidos por haber sufrido el peso de la ley por sus actividades delictivas lo que me dejó muchos enemigos, en ese tiempo estuve a salvo porque trabajaba como escribiente en la oficina de la Estación donde fui asignado y el recorrido de la casa al trabajo y viceversa lo hacia en bicicleta por diferentes calles sin tener rutina, así los sujetos no me podían ubicar con facilidad y cuando detectaban la vivienda me trasladaba a otra por la facilidad que se me ofrecía porque vivía de arriendo. ➣ En Primavera (Corregimiento de Bolívar),Valle, cuando llegué a ese lugar como integrante del cuerpo de Policía, conocí a la que hoy es mi esposa, como queda expresado en otro capítulo de esta obra, hubo serias dificultades sin embargo no se logró entendimiento para una normal relación y la negativa de la familia de ella fue constante llegando al punto de que Ramón Gómez hermano mayor de ella sin antes conocernos, decidió un sábado en la noche armado de cuchillo posiblemente o barbera, esperarme sobre un puente peatonal del río que estaba cercano a la casa de la familia de mi esposa con el deseo de aprovechar el sitio

Historia y recuerdos familiares 29

estratégico por ser solitario y oscuro, esperarme para matarme y tirarme al río según confesión que varios años después él mismo me hiciera. Esa noche no pasé por ese sitio sino que tomé otro camino para ir a visitarla y por el mismo me regresé sin conocer la situación que en mi contra estaba pendiente, ya en horas de la madrugada encontrándome en una cantina del poblado en medio de muchos borrachos, libábamos bebidas embriagantes al son de la música de carrilera de un viejo picot que volteaba los acetatos de 78 revoluciones de la época, cuando en un momento a otro me llamó la atención un hombre que con el tiempo se volvió un amigo especial con mi persona, para decirme que me cuidara con lo que hablaba, porque alguien me había puesto tema sobre la novia posiblemente a petición de Ramón para él escuchar y tener motivo de encararme para reñir, porque según el informante debía tener precaución y cuidado con el hombre de saco azul y pantalón blanco porque él era hermano de la muchacha y no era persona de confiar. Acto seguido en voz alta mandé al cantinero a suspender la música y ordenar que sirvieran licor a todos los presentes por mi cuenta, con esta actitud los borrachos se alegraron y me aclamaron con vivas al «señor agente», luego ordené continuar la música y personalmente fui a llevarle un brindis al hombre de saco azul y pantalón blanco quién con su característica manera de atención y cordialidad me recibió y entablamos conversación muy amena por el resto de la madrugada con mi intención de desarmarle el espíritu prevenido que tenía hacia mí, es de advertir que mi informante me dijo también que el citado personaje me estaba buscando para matarme. De ahí en adelante todos los fines de semana nos buscábamos para compartir diálogos al calor de las cervezas o los aguardientes a punto de considerarlo ya un amigo. ➣ Recién incorporado a la Institución policial fui asignado a la Sub-Estación Sevilla al norte del Departamento, en ese entonces casi toda la policía estaba contaminada con la política y la mayoría de sus miembros habían llegado por recomendación de los directorios Conservadores del País y muchos ejercían el oficio en forma equivocada pues estaban dedicados a delinquir, aprovechando la ola de violencia y asesinatos que imperaba por esos tiempos, ellos obedeciendo consignas de los criminales de afuera que se confabulaban para cometer fechorías; casi de

30 Rafael Aguirre Bejarano

inmediato al llegar a ese Comando, fui seleccionado para cumplir la tarea de estafeta viajando a diario en forma alternativa unas veces a Cali otras veces Cartago por eso no cumplía funciones de vigilancia, en pocos dias los «COMPAÑEROS» empezaron a invitarme a que los acompañara en sus salidas extras a delinquir, siempre tenía para ellos una excusa hasta que empezaron a sospechar de mí y a temer que los delatara especialmente una noche que como siempre no les acompañé y cometieron un genocidio donde perecieron mujeres, niños y un limitado físico y mental, a partir de ese momento me tocaba en las noche cambiar de sitio para dormir, en varias ocasiones para que no me localizaran, haciéndolo unas veces en cama, otras en hamaca y otras en el piso; una noche me localizaron y me obligaron bajo la orden de un superior a que tenía que integrar una comisión para capturar un peligroso antisocial solicitado por la ley, la comisión salió a primeras horas de la madrugada y en el camino una vez entramos a los potreros de una hacienda (hato) ganadera divisamos un sujeto que alumbró con una linterna en cercanías por donde íbamos, antes que el carro parara yo ya estaba en tierra apoyado a un barranco con mi arma apuntando al sujeto y ordenando detenerse, luego lo hicieron el resto de policías incluyendo el superior que nos comandaba, como no fue nada de cuidado seguimos la marcha y al llegar a la cercanía de la casa donde supuestamente estaba el bandido, el Ejército tomó tres frentes y nosotros un solo lado, nos distribuyeron en cadena de tiradores habiéndome tocado de segundo de la punta izquierda, la noche era muy oscura, el lugar donde estábamos era sembrado de pasto para el ganado y por las frecuentes lluvias estaba encharcado el agua subía hasta los tobillos, cuando escuché el sonar del agua al caminar cuando todos deberíamos estar quietos, como era de varias personas hacia un lugar yo me sumé de curioso para ver y oír que pasaba porque vivía con muchas prevenciones, cuando escuché al cabo que les decía que al amanecer cuando fuéramos a tomar la casa por asalto me dispararan primero a mí y me pasarían por accidente, uno de los seleccionados para el acto le preguntó al cabo y a quién le disparamos y él les dijo pues al chispas porque así me llamaban por el oficio que desempeñaba, seguidamente preguntó y donde está Él y la respuesta fue de

Historia y recuerdos familiares 31

segundo en la cadena de tiradores lado izquierdo, terminada esa charla dispuso que todos a sus puestos, a partir de ese momento empezó mi angustia y las horas me pasaban volando por el susto de lo que me iba a pasar sin tener al parecer alternativas, claro que yo cuando la gente volvía a sus puesto yo me pasé al lado derecho pero sintiendo pesar por el compañero que había quedado en el lugar que yo tenía y a quién apreciaba porque era un hombre sano que no se metía en problemas y tuve cobardía y no fui capaz de avisarle porque la situación mía la vivía solo sin poderla compartir con nadie por el alto riesgo que tenía mi vida y no había gente en quién confiar en ese entorno, amaneció y el Ejército se adelantó llegando a la casa y no encontró al bandido que buscaban, cuando el cabo fue informado que se podía retirar con el personal que no había nada seguidamente me descubrió que estaba en sitio diferente al cual él me había asignado y me reprochó y yo volviéndome hacia él tendido en el piso como estábamos todos, apuntando con esa dirección le contesté que no tenía disculpas. Ahí terminó el operativo y yo solo daba gracias a mi Creador por haberme librado una vez más de mis enemigos. ➣ En la Tulia (Corregimiento de Bolívar) Valle, cuando ejercía las funciones de Comandante del puesto de Policía, tuve necesidad un domingo de ausentarme del poblado para ir hasta Naranjal, otro Corregimiento del mismo Municipio a adquirir una partida de bautismo de mi esposa para enviar al Comando de la Policía del Departamento porque la estaban exigiendo por haber sido establecido el subsidio familiar como prima salarial y yo al día siguiente debía partir a otro Municipio a tomar posesión de un nuevo cargo, madrugué y salí y al pasar por Primavera colgado en un campero (carro liviano para terreno quebrado) al pasar frente a la plaza principal un muchacho me llamó por mi nombre en grito diciendo: Rafael cuídese que hoy lo van a matar..., esas palabras siguieron haciendo eco en mi interior todo el día, estuve en Naranjal hice mi diligencia y en la tarde tomé el servicio expreso de otro campero para regresarme llegando entrada la noche a la casa, al día siguiente partí para Ventaquemada y tres días después volví a la Tulia a la casa de un cuñado a recoger a mi esposa y mis enseres, de paso arrimé al Cuartel a saludar a mis antiguos compañeros quienes me contaron que por no haber estado el

32 Rafael Aguirre Bejarano

domingo anterior en el pueblo me había librado de que me mataran porque había llegado un sicario al pueblo a buscarme y había estado esperando durante todo el día, el sujeto iba desde Betania contratado para segar mi vida. ➣ En Primavera, recién casado salí de paseo una mañana con mi esposa en Caballos a la Vereda. El Retiro a visitar un pariente, desde el momento en que empecé a alistar los Caballos, un sujeto señalado como mala persona también se alistó y estuvo pendiente hasta que nosotros salimos y nos siguió, es de advertir que éste maleante tenía primos de mucho renombre por su actividad delincuencial en toda la región y uno de ellos comandaba una cuadrilla de bandidos y días anteriores en una comisión de orden público en la que me correspondió actuar, en una lluviosa y oscura madrugada llegamos a la guarida de donde se refugiaba el bandido, yo no lo conocía ni había antes oído hablar de él, cuando allanamos el lugar la mayoría de la gente se puso en pie a disposición de quienes representábamos la autoridad menos el ya referido sujeto, yo con mi sangre caliente y con ímpetus de juventud me le acerqué y le exigí el porqué no se levantaba y como quiera que hacía caso omiso le di severos golpes con la culata del fusil hasta que lo hice parar, mis compañeros que lo conocían no se atrevieron a intervenir para evitar problemas y desde ese momento quedé en la mira de la gente mala y con ansias de venganza porque lo había maltratado al que se sentía intocable, de ahí que su pariente esa mañana tuviera intenciones de provocarme para tener un motivo y tomar delantera en la supuesta acción contra mí, durante todo el recorrido por una solitaria carretera íbamos cabalgando a muy corta distancia yo con la mano derecha dentro del bolsillo del pantalón simulando que empuñaba un arma y así se hizo todo el recorrido que duró un poco más de una hora, por suerte como él no sabía hasta donde íbamos trataría de esperar algún lugar más propicio para él intentar atacar, pero nosotros felizmente llegamos a nuestro destino sin novedad. ➣ Cuando trabajaba como Jefe del Grupo Antinarcóticos en la Institución Polícial después de que el sujeto encargado de las compras y traslado de la droga regresara a la ciudad procedente de un puerto sobre el Pacífico, atendiendo las instrucciones del informante le hicimos severas búsquedas en el carro sin hallar la

Historia y recuerdos familiares 33

mercancía, teniendo que acudir a los perros especializados y tampoco detectaban nada, finalmente revisando el carro centímetro a centímetro detectamos la caleta y había regresado con el dinero que era una suma considerable la que fue retenida pero lamentablemente era plata colombiana de libre circulación; durante las averiguaciones para poder devolverla a su portador hubo que llenar un cumulo de requisitos para dejar en claro el procedimiento y no dejar sombras de dudas sobre el particular, llevándome tres días con ese dinero en mi poder y sin poderlo depositar en nadie por temor a que me lo extraviaran y me complicaran la situación, durante ese tiempo estuve bajo la protección de los hombres que estaban trabajando conmigo y que eran de absoluta confianza, cuando fui avisado que un Sargento compañero de trabajo y de malas costumbres se aprestaba a atacarme con otros compinches para robar ese dinero, teniendo que apurar y entregarlo frente a mis superiores ante la eminencia del peligro de robo que se estaba tendiendo hacia mí. ➣ En mi infancia fui muy enfermizo entre las enfermedades más severas que me aquejaron fue el paludismo, la anemia y el colerin calambroso que me postró y por falta de atención médica estuve a punto de perder la vida en todas y cada una de esas emergencias, gracias a la providencia divina con los remedios caseros que me administraron en la casa pude recuperarme. ➣ Cuando trabajé en la Circulación y Tránsito en una ocasión fui destinado al retén de la Uribe en Bugalagrande allí me enfermé de apendicitis pero por la ignorancia y desconocimiento sobre las síntomas no acudí oportunamente al médico, así viajé a Cali a realizar unas compras de materiales en vista de que estaba construyendo mi primer casa, una vez que cancelé los materiales negociados y ante la gravedad de mi estado acudí al servicio de urgencias de un Hospital local donde me dejaron en observación y no recibí atención inmediata y después de transcurrir varias horas resolví evadirme del lugar por la grave preocupación que tenía por estar ausente del lugar de trabajo y sin permiso de los superiores a pesar de estar en mi tiempo libre, la noche la pasé en casa de mis suegros quienes con remedios caseros trataron de calmarme los fuertes dolores pero era en vano, tenía la enfermedad avanzada, así viajé de regreso a casa y cada vez que el bus se

34 Rafael Aguirre Bejarano

movía se me agudizaba con más ímpetu la dolencia, al llegar a casa fui recogido y trasladado al Hospital de Tuluá donde fui intervenido de urgencias a punto de sufrir de una peritonitis por las horas transcurridas sin atención médica, mi muerte estuvo muy cerca en ese momento➣ Otro Suboficial del F-2 de conducta indeseable, matón y ladrón, me tuvo en su mira, un sábado me ofreció transportarme al termino de la jornada laboral cerca de mi casa porque vivíamos en la misma área y una vez estábamos en marcha, desenfundó su revólver y por momentos parecía que iba a decidirse a accionarla, en ese momento yo sólo suplicaba en secreto protección al Padre eterno, en la mitad del camino resolví bajarme del carro con pretexto de ir a otra diligencia en ese lugar poniéndome a salvo en esa ocasión . ➣ Cuando pertenecía al F-2 una tarde después de la formación de verificación de novedades del personal había pendiente un operativo que otros compañeros habían detectado sobre un atraco o robo que iban a realizar en una entidad bancaria en la plaza de Caicedo en pleno corazón de Cali, y por animadversión o porque entre los asistentes en ese día no comulgaban con mi persona por no comprometerme en acciones delictivas de común ocurrencia en esa organización, me eligieron con dos agentes que acababan de llegar por traslado a esta ciudad y no tenían amigos en Cali, ellos muy nerviosos porque eran la cuota de muerte que pondría la Institución en ese operativo según lo planeado por esas mentes enfermas, yo los animaba diciéndoles que yo era persona muy conocida en la ciudad como agente secreto de seguridad, razón por la cual les podía asegurar que mi presencia en el lugar frustaría la acción delictiva y que Dios siempre estaba conmigo en mi ayuda y protección, que no temieran.

Ahora que estoy vivo
Prefiero que compartas conmigo unos minutos, ahora que estoy vivo, y no una noche completa en el velatorio, cuando haya muerto; deseo que estreches mi mano ahora que estoy vivo y no te apoyes sobre mi ataúd a ver mi cadavérica cara cuando esté muerto.

Historia y recuerdos familiares 35

Quisiera que hagas una breve llamada ahora que estoy vivo, y no emprendas un inesperado viaje cuando haya muerto. Me gustaría una sonrisa ahora que estoy vivo y no flores cuando haya muerto. Agradecería me eleves al cielo una corta oración ahora que estoy vivo y no cantidades de alabanzas cuando este muerto. Escucharía con agrado que me digas una palabra de aliento ahora que estoy vivo y no un hermoso poema cuando este muerto. Mejor sería escuchar un solo acorde de guitarras ahora que estoy vivo y no una serenata cuando este muerto. Compartiría con agrado me acompañes en las Ordenanzas del Templo en vida y no vicarias cuando haya muerto. Me inclinaría mas por himnos de alabanzas en mi velatorio, que despliegue de lágrimas con desgarradoras manifestaciones de dolor. Anhelaría en mi tumba la estatuilla de Moroni sobre mi lápida con su trompeta simbolizando las primicias de la resurrección y no la impresión de la cruz que representa el máximo castigo de la costumbre del pueblo Judío impuesto al Nazareno. (autor desconocido. arreglos para la ocasión).

Sabemos que debemos morir
Todos los hombres sabemos que debemos morir por eso sería importante que entendiéramos... nuestra salida de este mundo. Es razonable suponer que Dios haya revelado algo al respecto, y es un tema que deberíamos estudiar más que cualquier otro, debemos estudiarlo día y noche porque el mundo ignora su condición en cuanto a este asunto. Sí tuviéramos el derecho de darnos algo de Nuestro Padre Celestial debería ser conocimiento sobre este importante tema. JOSE SMITH

Más tiempo muertos
Siempre debemos prepararnos para la muerte es algo inevitable, y estaremos más tiempo muertos que vivos, pensemos en esta realidad, y esta vida solo es una oportunidad de preparación para disfrutar de las delicias de la eternidad.

36 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO III

SOCIEDAD CONYUGAL

Estando radicado en Primavera Valle, conocí a la compañera de tiempo y eternidades perteneciente a la religión católica, un domingo en el desarrollo de la misa mayor, miré a mi izquierda y de pronto observé que una joven me estaba mirando, en ese momento se cruzaron nuestras miradas momento en el cuál sentí el impacto que es indescriptible, dejándome impresionado, al salir de la iglesia la acompañé con la vista hasta que cruzó una esquina y no la vi más pero antes intercambiamos palabras que ya olvidé, al día siguiente, el inspector de policía ordenó a los policías que hiciéramos una encuesta. Yo pedí que se me asignaran el sector por donde había visto que la muchacha se había ido con la esperanza de localizarla; así fue, después de recorrer muchas cuadras y casas haciendo la encuesta aprovechaba la oportunidad para preguntar a las personas indicándoles por señas como era ella porque no sabía el nombre pero que vivía en ésa área estando frente a su casa haciendo este interrogatorio al termino de la jornada cuando vi abrirse una puerta de la casa de al frente quedando al descubierto la figura juvenil y alegre de la mujer que había visto antes, mi alma se iluminó y se embargó de gozo y seguidamente me dirigí a ella aprovechando el trabajo que realizaba como simulacro, no fui muy bien recibido por su familia, sin embargo eso poco importaba, era a ella a quien buscaba y la había encontrado. Empezó nuestro romance su nombre es MARÍA TERESA, a partir de ese momento siempre la veía llegar a la iglesia acompañada de una hermana pretexto que utilizaba para nuestros encuentros, por el rechazo que había hacia mí por parte de su familia, pronto le prohibieron las salidas para evitar nuestros

Historia y recuerdos familiares 37

encuentros, entonces utilicé el sistema de cartas y boletas para nuestra comunicación diaria en uno de esos mensajes fui informado de que se la iban a llevar a otro pueblo para impedir nuestro romance, entonces me puse la meta de ir a donde la llevaran, todo el pueblo se puso a la expectativa paras saber el desarrollo de nuestra relación y que pasaría ya que tenía parientes y un hermano reconocidos por la autoridad como de alta peligrosidad y nos estábamos colocando en polos opuestos las pocas personas que me trataban que me eran confidentes me anunciaban de que era un noviazgo imposible por las costumbres anticuadas de esa familia y no admitían tampoco novios forasteros para las hijas, no simpatizaban con la policía y muchas cosas más a la vez que me desafiaban a que no era capaz de hablar y encarar al papá sobre el asunto. Me tracé como reto el probarme a mí mismo y de buscar la manera de hablar con el viejo, enfrentándolo una tarde en la plaza del pueblo cuando el viejo cabalgando un hermoso corcel le llame la atención y con gesto de disgusto me atendió y después de escuchar mi requerimiento me contestó que para que quería enredarme con esa muchacha que no servía para nada, no tuvo nada de cordialidad de su parte la entrevista alejándose rápidamente en su corcel en forma intrépida dejándome sólo pero con la satisfacción de un deber cumplido. Como las circunstancias eran apremiantes, tocaba tomar decisiones rápidas, nos comprometimos en matrimonio cuando sólo habían transcurrido veinte días de habernos conocido, yo no tenía dinero, ni nada que ofrecerle informándola sobre este particular sin embargo así me aceptó. Esa noche un compañero dio muerte a un antisocial, aproveché la oportunidad que ese hecho daba para pedir me dieran la comisión de trasladar el cadáver a la morgue de la ciudad de Roldanillo, con el propósito de adelantar diligencias para el matrimonio, conseguí los documentos, los permisos y la bendición de mis padres regresando a Primavera. El domingo siguiente era siete de diciembre día del alumbrado tradicional en Colombia en honor de la Virgen Inmaculada, en las primeras horas de esa noche la rapté porque no había otra alternativa.

38 Rafael Aguirre Bejarano

Al amanecer el día ocho de diciembre, en grupos los hermanos recorrían el poblado buscándola e indagando por mi paradero, llenos de ira y de dolor, cuando vi el momento adecuado salí de mi escondite y los enfrenté entrando en conciliación acordando los pasos a seguir no sin antes escucharles los reproches por lo que les había hecho, respondiéndoles que no había sido atendido en mis requerimientos a pesar que sabían de mis intensiones que eran la de matrimonio la cuál seguía firme a pesar de la negativa del cura de realizar la ceremonia. Ellos consiguieron la aceptación del párroco y el día nueve de diciembre a las seis de la mañana se llevó a cabo la boda naciendo en ese momento mi hogar. Ese nueve de diciembre de 1958, cometí la aventura más atrevida de mi vida, pactar una responsabilidad con irresponsabilidad pues no contaba con dinero, no tenía apoyo de nadie, al salir a las seis y media del centro religioso, ya casados, no tenía donde llevarla, en mi bolsillo sólo tenía un peso dinero este que no alcanzaba en esa época para comprar un desayuno. Nos quedamos un rato en el atrio de la Iglesia con los curiosos que nos rodeaban cuando de pronto apareció un compañero que en la noche anterior se había comprometido a acompañarme en la ceremonia para cuidarme de un posible atentado por parte de los cuñados, como llegó tarde se disculpó y nos invitó a tomar una copa de vino para festejar el acontecimiento, acto seguido yo agradecí ese gesto y que me sirvió de pretexto para quemar tiempo y esperar realización de milagros, así ocurrió cuando tomábamos la copa de vino llegó el padrino o sea el testigo de la realización de la boda a ofrecernos un desayuno en su casa, mi alma se iluminó y se llenó de esperanzas al ver la providencia divina que ya me había solucionado el primer alimento y un lugar para pasar el tiempo mientras buscaba otras soluciones; después del desayuno mi anfitrión me llamó a solas y me pidió que no le fuera a despreciar un ofrecimiento que me tenía consistente en que le aceptara una pieza de su casa para que viviera allí, como podemos ver ya estaba solucionado otra de las necesidades básicas para vivir, le rogué el favor que me dejara quedar a mi esposa con ellos por un momento mientras iba a la calle a realizar una diligencia, se trataba de ir al restaurante donde me asistían los alimentos para pedir otro cupo cosa que también lo conseguí.

Historia y recuerdos familiares 39

Un rato después llegó un hermano menor de mi esposa a pedirnos que los acompañáramos en una reunión familiar en su casa para animar el espíritu agobiado de los suegros que estaban muy preocupados por que los habían notificado de que nos íbamos a trasladar para Cali y les dolía mucho no volver a ver pronto a su hija, pregunta que me fue hecha de que si eso era cierto respondiéndoles que no era descartable sin embargo no había ningún viaje programado, no podía hacerlo, no había dinero, las funciones de mi trabajo también me lo impedían, asistimos a la reunión y durante el almuerzo hubo cordialidad y se limaron asperezas. Mi creador no me abandonó ese día siguió haciéndome milagros pues como a las cuatro de la tarde pedí prestado un caballo para salir a dar una vuelta por el pueblo para desestresarme porque estaba muy tensionado esperando a todo momento una reacción violenta por la familia de mi esposa, al pasar frente a la oficina de correos me llamó la empleada y me entregó un sobre de carta procedente de la Gobernación del Valle en la que me avisaban de que tenía listo el cheque por prestaciones sociales por el tiempo servido como inspector de policía en una época anterior. Esa noche, con el peso que tenía en el bolsillo le pagué a un minusválido que hacía la limpieza en las calles del pueblo para que en la carreta me trasladara la cama oficial del puesto de policía y un maletín con mis pertenencias a la pieza donde íbamos a iniciar nuestra vida matrimonial.

Mis hijos
JOSE FREDDY. Nació el 26 de Agosto de 1.959 a las siete de la mañana en una finca de la Vereda Ventaquemada en el Municipio de Toro Valle, después de una angustiosa madrugada de fuertes dolores de la madre y sin ayuda profesional para atender el parto, su alumbramiento fue muy primitivo en manos de una matrona que cuando la situación se gravó trató de huir reteniéndola bajo amenazas si no cumplía con su oficio, terminado el nacimiento la madre perdió el conocimiento y permaneció por varios

40 Rafael Aguirre Bejarano

minutos sin vida, colocándome en difícil posición que no sabíamos a quién atender si al infante o a la madre. Luego vino el gozo, las alegrías y la satisfacción por la gran felicidad que llenaba mi alma la presencia de mi primer hijo varón que los amigos me felicitaban efusivamente, fue creciendo y su graciosidad aumentaba, pronto llegó la época de estudiar iniciándose en la Escuela Primero de Mayo del Barrio Antonio Nariño en Cali, donde pasó su infancia y la adolescencia ingresando al Colegio Bienestar Social de la Policía con su Primaria hasta el Cuarto de Bachillerato, pasando al Colegio Rafael Pombo a culminar su educación secundaria.- Recordando entre sus travesuras dos que nos causaron grandes temores y desesperación pues al Colegio iba y venía en el bus del Plantel durante la Primaria y por ser muy pequeño y tenía que cruzar la ciudad de sur a norte para luego seguir hacia el oriente, un sábado no tuvo transporte por el Colegio y lo ignorábamos regresando por sus propios medios pero antes estuvo toda una tarde con sus compañeros jugando fútbol mientras que yo como loco en una bicicleta recorría calles y carreras en su búsqueda, llegando a la casa él solo al anochecer sin saber como se orientó. La otra fue en la víspera de una Navidad nos alistábamos para asistir a la reunión familiar en la casa de mis padres y en ese momento pasó un grupo de muchachos con muzgas disfrazados tocando y alegrando el ambiente festivo, en un descuido Fredy se enroló en esa turba y se fue con ellos, a la hora de salir no estaba por ninguna parte, lo buscábamos en los contornos del barrio sin lograr ubicarlo, finalmente llegó entrada la madrugada feliz y dichoso por lo que había disfrutado mientras nosotros desesperados y llenos de angustia sin saber como hallarlo. Como estudiante de la secundaria sufrió mucho por razón del transporte a pesar de que lo buses pasaban junto a la casa no era posible abordarlos porque siempre iban con sobrecupo y no paraban, a él le correspondía salir muy lejos por sector peligroso antes de amanecer y mal desayunado para poder subirse al bus, con regularidad llegaba tarde porque los buses no lo llevaban oportunamente y recibía como castigo por parte del profesor de disciplina el tener que trotar casi una hora hasta que terminara la primera clase.

Historia y recuerdos familiares 41

Su infancia transcurrió con muchas limitaciones debido a mi excesiva pobreza y hallarnos construyendo la casa que el Gobierno nos había adjudicado en obra negra para terminarla, su crecimiento fue rápido, a los doce años parecía una persona de diez y ocho años, muy amiguero siempre estaba rodeado de bellas amiguitas que se encantaban de su compañía por su manera de ser y de comportamiento. Tuvo varias crisis emocionales porque no faltaban ocasiones que alguna lo impresionara demasiado y trataba de abandonar los estudios tocándome ser duro con él y así lograr sacarlo bachiller título éste que nos regocijó porque en las dos familias fue el primero de lograrlo. Como todo padre, yo tambien quise que mi hijo me superara y no le tocara andar los caminos que yo había recorrido, por esa razón no dejé que él pagara el servicio militar, le pagué la libreta, no obstante cuando ya fue mayor de edad por gustarle la milicia, se enroló en las filas de la Policía donde estuvo hasta iniciarse en el primer grado de la carrera de Sub oficiales, él tratando de imitarme. Cuando se inició como estudiante a los seis años, su primer dibujo que presentó en tema libre fue un semáforo porque su mente estaba muy ligada a mi trabajo en esa época que estuve en la Circulación y Tránsito, ese detalle satisfizo mi ego como padre.
LUCIA ELENA. A las once y media de la noche de un miércoles 22 de Febrero de 1.961 en la Cínica de la Policía que funcionaba en Cali en la Calle 23 No. 4-100 del barrio San Nicolás nació mi primera hija mujer registrándola con los nombres que a mí me parecía los más lindos, con ella conocí que el amor para cada hijo es inmenso pero diferente borrando el erróneo pensar que se quiere más a un hijo que a otro, pues comparando las mujeres que cada una es diferente en belleza a igual que las flores en sus fragancias y colores así es el amor para los hijos. De Elena cuando siendo muy pequeñita la transportaba en una bicicleta hasta el Colegio, me gustaba verla vestida con una batica azul de boleros porque se me parecía a una muñeca bailarina, tuvo una

42 Rafael Aguirre Bejarano

infancia normal y nos representaba mucha alegría y felicidad su compañía. Al trasladarnos a vivir a Bogotá la matriculé en una Academia de Belleza para que aprendiera lo que me parecía era la mejor profesión para las mujeres, con el tiempo hizo otro curso en otro centro de educación de belleza para actualización con especializaciones permanentes. Su interés por los estudios bíblicos contribuyó para que hoy seamos una familia conocedora del Evangelio de Jesucristo y sellados por tiempo y eternidad . Su principal interés lo ha centrado siempre en los estudios teológicos que la llevó a ser una misionera regular por 18 meses en el centro y norte de Colombia con llamamiento recibido desde la Primera Presidencia de la IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS, y a su regreso haber servido como líder religiosa en varias de las Organizaciones auxiliares y ser una maestra del mensaje de la redención.
JOSE Y JESUS. Fueron dos hermanos gemelos que nacieron antes de cumplir el ciclo en el vientre materno, falleciendo el mismo día en que nacieron allá en una finca de Primavera bajo los cuidados de mi suegra ya que por motivos de trabajo yo me encontraba ausente de la casa; fueron sepultados en el campo santo de esa población el mismo día en las horas de la tarde cuando yo llegué de urgencia a la casa cuando recibí el comunicado del caso. GLORIA BETTY. Nacida también en la Clínica

de la Policía en una antigua edificación (ya demolida) en el barrio El Peñón aquí en Cali en la Carrera cuarta con calle segunda oeste a las 13:15 horas (una y quince de la tarde) del día 4 de Agosto de 1.962 un Sábado, desde muy pequeña se distinguió por su belleza, inteligencia y mente amplia para captar y entender, a temprana edad su tono de voz era como si fuera una niña de extracto antioqueño, sobresalía su vivacidad don que la caracteriza asimismo su forma sobresaliente para dirigir, por estas razones le quitamos mucho atención a ella para darle a las hermanas que

Historia y recuerdos familiares 43

aunque normales no la igualaban en sus capacidades. Desde pequeña mostraba que no importaba las consecuencias era muy decidida a la obediencia, era así que cuando cometía alguna falta y se requería disciplinarla se la mandaban por la correa para castigarla y lo hacía, desarmando el espíritu de la mamá quién era quién se ocupaba de las hijas mujeres porque yo nunca fui capaz de castigarlas primero porque nunca me dieron motivo y segundo porque era incapaz de tocar a mis niñas. Dio muestras de ser muy fuerte ante la adversidad y el dolor nunca se quejaba por más enferma que estuviera, ni fue llorona, sabemos de una anédocta que le dijo una vez a su hermana mayor cuando esta padecía un dolor «Sea berraca y no llore». Por eso una ocasión que ella estuvo gravemente enferma cuando vivíamos en Bogotá la vi salir del baño botando lágrimas y en su rostro se dibujaba el sufrimiento y el dolor en ese momento mi alma al verla sufrir en silencio, se conmovía profundamente. A ella le ha correspondido sufrir y pasar difíciles pruebas especialmente en el campo económico donde se ha visto acorralada y acongojada, parece que un terrible karma estuviera persiguiéndola, por su fortaleza increíble que tiene ha pasado en forma solitaria sus dificultades, pero yo se que ella tiene mucho futuro y logrará sobreponerse en el momento en que ella decida enderezar sus sendas y seguir el ejemplo de su familia cual es el de agarrarse de la barra de hierro para darle cambio total a su vida. En el exterior las pruebas han sido fuertes. Después de los sucesos del 11 de septiembre de 2001 viajó a España a las Islas Canarias, sin éxito, regresando a Estados Unidos donde quedó detenida en emigración, porque el tiempo anterior había estado ilegal y no podía regresar a tierras norteamericanas, permaneciendo por espacio de 10 meses y medio en reclusión hasta que fue deportada.
FORTUNATO Y LUIS MARIA. Fueron dos mellizos que lle-

garon al mundo antes de cumplir el embarazo la mamá y que ella atacada por los nervios de verme hospitalizado le sobrevino un aborto, caso que ocurrió en Tuluá en el año de 1.965, ellos nacieron en el Hospital donde ella fue internada en sala diferente a la que yo estaba, permaneciendo vivos uno un día y el otro falleciendo al segundo día.

44 Rafael Aguirre Bejarano LUCRESIA. Fue otra de mis bellas hijas, que nació el 12 de Febrero de 1.966 en Cali, vivió 18 mese y falleciendo por una fuerte neumonía el 6 de Octubre de 1.967 en Cali, sus restos mortales quedaron en el cementerio Central. GLADYS TERESA. Nació el 19 de Febrero de

1.967 en Cali, En la Clínica de la Policía que en esa época funcionaba en una casa de la calle cuarta con carrera segunda del barrio el Peñón. Recuerdo una ocasión cuando mi esposa con mis pequeños hijos pasaban una temporada en la población del Dovio donde un hermano de mi esposa por hallarme yo en comisión de estudios en Bogotá preparándome para mejorar mi trabajo y mis ingresos familiares, al llegar a la casa salieron mi esposa mis hijos mayorcitos cuñados y suegros a mi recibimiento cuando miré hacia adentro del cuarto ya que estabamos parados junto a la puerta, cuando vi la niña sentada en el piso, cuando apenas contaba escasos meses de edad mirándome con una mirada fija y penetrante como preguntándose quién era o donde estaba que era muy significativa sin conocer su interrogante. Se distinguió por su gran capacidad y dedicación para el estudio que daba excelentes resultados con lo que se hizo merecedora a tener becas para la secundaria y posteriormente para la educación superior, teniendo el privilegio de haber sido la primera de la familia que viajó al exterior y recibir un título universitario como economista. Fue la primera de la familia también de haber traspasado el umbral de la Casa del Señor donde hizo los votos de vida eterna y se selló por las eternidades y habernos dado la primera nieta nacida dentro del convenio mediante el espíritu de la promesa. Tal como el Señor le profetizó en su bendición Patriarcal para que iniciara el ciclo de la obra vicaria por nuestros antepasados. A los nueve años, su compañero eterno pasó al paraíso, dejándola sumida en el dolor y sin culminar su carrera profesional pero con un recurso grande para salir adelante, el estudio y la pensión del estado por la muerte del esposo.

Historia y recuerdos familiares 45 SOCORRO. Nació y murió el mismo día por no haber cum-

plido su tiempo en el vientre materno para llegar a la probación.
RAFAEL ERNESTO. Nació en Bogotá, el 9 de Noviembre de 1.971 en la Clínica de la Policía de la Avenida Caracas con Calle sexta al Sur de la ciudad, por ser el último varón, la familia le dió excesivo cariño y protección por parte de la mamá y las hermanas ganando muchas atenciones y cariños que se ganaba por su vivacidad y sociabilidad con que fue dotado por la naturaleza. Fue el único de la familia que no logró tener su educación secundaria a pesar de su sobre saliente inteligencia, por haber sufrido una larga y penosa enfermedad cerebral que estuvo a punto en varias ocasiones con sacarlo del estado probatorio. De adulto volvió a sufrir otra grave enfermedad que gracias a la ciencia médica tan adelantada de los Estados Unidos logró recuperarse después de varios meses de estar recluido en un hospital de ese País y de intervenciones quirúrgicas hasta darle fin a su enfermedad. No obstante no haber tenido la escolaridad académica, su formación secular es aceptable y su habilidad por las artes técnicas lo han colocado en un sitial de honor dentro de la familia para ganarse la vida con su formación vocacional en las artes manuales e industriales para la cual tiene ingenio y habilidad. JUANA MARIA. La ultima de la familia, su alumbramiento

llegó antes de tiempo de cumplirse la gestación a raíz de un viaje por tierra de regreso de unas vacaciones que la madre y yo hicimos para entonces provocando el aborto natural en el que se perdió esa vida para la probación.

46 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO IV

MI HUIDA DE LA CASA

Me preparé psicológicamente para planear mi viaje por la imposibilidad de resistir a un tío. Para entonces vivíamos en la vereda Montegrande de mi pueblo San Pedro, mi edad para entonces era de escasos trece años, trabajaba como obrero en actividades agrícolas, por esos días un patrón me debía varias semanas de salario, con una parte del dinero que él me pagó saqué mi TARJETA DE IDENTIDAD, compré una maleta de viaje y sigilosamente empaqué mis pertenencias, luego el dilema cómo sacarla de la casa, la víspera de viajar durante la noche a igual que las anteriores el tío como nervioso alumbraba a cada instante, posiblemente con sicosis por estar para entonces recién salido de la cárcel a causa de un homicidio causado en riña, alumbraba con frecuencia con una linterna al menor ruido o por inspeccionar, solo se aplacaba después de las cinco de la mañana después de que se levantaban las primeras personas, yo me fui un sábado, después que mi mamá se levantó seguidamente salí y escondí entre un cafetal mi maleta volví a la casa y simulando ir al trabajo antes de amanecer, me despedí de mi mamá pidiéndole la bendición, en una sequía a orillas del lugar donde trabajaba, me hice el aseo, me cambie de ropa y salí a la carretera a tomar transporte a la ciudad de Tuluá donde esperaría el tren que iba para Armenia, así se hizo, y durante las horas de espera del tren yo permanecí escondido porque presumía que de pronto los policías me arrestaban por la falta cometida de haber abandonado la casa, por fin al medio día llegó el tren, y antes del anochecer estaba en Armenia, no conocía la ciudad pero tenía informaciones que en la plaza de mercado había un rincón, o esquina donde los obreros desempleados se agrupaban y ahí llegaban los patronos a contratarlos, al bajar del tren divisé un joven campesino que con maleta al hombro tomó su rumbo, de inmediato me imaginé que

Historia y recuerdos familiares 47

iba con las mismas metas mías y lo seguí, pero este hombre nerviosamente caminaba y me miraba y cada vez apuraba el paso y al final estábamos era corriendo, yo no quería perderlo de vista porque era mi guía y así fue que por ese medio llegué a la plaza de mercado me estaba tomando un refresco y un pastel en una tienda de comestibles cerca del rincón de los obreros cuando sentí que alguien me puso una mano sobre el hombro, me sentí muy asustado creí que me había descubierto las autoridades por estar evadido de la casa pero solo era para ofrecerme trabajo, acepté el ofrecimiento y me dijeron que íbamos para el cuatro yo no conocía la geografía de esas regiones por consiguiente me daba lo mismo para cualquier lado, fuimos a una finca cafetera, estaban en cosecha de café llegamos a las once de la noche; al día siguiente y siguiendo mis costumbres me levanté vestido con mi mejor ropa porque era domingo pero cual sería mi sorpresa al ver a los trabajadores que estaban con sus vestidos viejos y sucios, rápidamente fui y me cambié mis ropas quedando igual que ellos, me recosté a una baranda de un corredor y ahí llegó un buen hombre del grupo de trabajadores y me dijo “POLLO” si quiere que le sirvan desayuno tiene que hacer previamente un oficio ya sea ir por leña seca o por revuelto a la plantación lo que quiera hacer, seguidamente fui y hice lo más cómodo, tomé un hacha y rajé algunos trozos de leña para los fogones, en ese momento sin pensarlo y lo supe años después, fui calificado para ese tipo de actividad ya que no tenía la habilidad para eso hallándome metido en un ambiente que no era el mío al cual no estaba acostumbrado no siendo aceptado para trabajar en esa finca. Un rato después del desayuno me mandaron a que me alistara para llevarme a otra finca lejos de ese lugar ahí pase ese día y el lunes que era mi primer día de trabajo fui asignado a una tercera finca para pagar con mi trabajo unos jornales que le debían a un vecino a una colina diferente a la que estaba la casa de mis nuevos patrones había que pasar montes y cruzar una cañada para volver a subir para llegar a la casa del lugar, trabajé ese día y me regresé a dormir a la casa donde lo había hecho la noche anterior pero me perdí en el camino duré muchas horas extraviado entre la espesa vegetación en el medio de la oscuridad sin hallar el camino de regreso, para completar la odisea llovió durante ese rato y me

48 Rafael Aguirre Bejarano

mojé agregando que estaba en un clima frío y yo soy calentano es decir de clima caliente. Durante las cuatro o cinco horas del extravío del camino lloré, canté, recé y sentí arrepentimiento de haber dejado la casa, en ese momento sentía el karma sobre mi por haber tomado tal decisión sabiendo de que yo era un baluarte necesario en ese momento para ayudar a mis padres y hermanos menores a través de mi trabajo y no haber podido soportar al necio Tío, a la altura de la media noche divisé una luz y guiándome por ella llegué a la casa donde debía dormir, al día siguiente al regresar al mismo sitio donde había trabajado el día anterior pero pensando en la experiencia pasada esa mañana fui dejando señales para guiarme al regreso de la tarde. En ese trabajo estuve pocas semanas porque no me pude adaptar al sistema allá utilizado, además vivía muy temeroso porque uno de los hijos de la patrona que era analfabeto y sordo era un criminal con fama de ser un matón que hacía parte de los bandidos del lugar, la patrona era una anciana bajita de estatura, robusta que por falta de aseo estaba llena de niguas los pies (nigua era un parásito que se introducía en medio de los dedos de los pies y por debajo de las uñas causando gran rasquiña al picar y ella en las noches me ponía a que le sacara esos parásitos, los pies olían a pecueca por falta de buen aseo, oficio para mi muy humillante en mi dignidad, pero había más, la hija menor que era un poco mayor que mi persona que estaba en quince años, se interesó afectivamente y me asediaba no valía mis esfuerzos por eludirla, en las madrugadas me hacía levantar (A las cuatro de la mañana) para que la acompañara en la cocina y le ayudara a moler el maíz de las arepas y pilar el de la mazamorra con el solo hecho de tenerme cerca a ella, por ese tiempo debido a mi edad yo no estaba interesado en comprometerme con mujeres razón por la cual tuve que emigrar al pueblo mas cercano para buscar otro sitio para trabajar, llegué a Pijao ingresé a la Iglesia para participar de los oficios religiosos sintiendo otra frustración el cura exigía que la limosna fuera generosa es decir en billete y no en monedas y quién no le diera le decía que si no tenía le prestaba para ponerlo a uno en ridículo, como la violencia estaba enfurecida en esa región muchos hombres sin ser autoridad portaban a la vista armas de fuego, mataban muchos campesinos por lo que decidí dejar esa tierra, salí hasta

Historia y recuerdos familiares 49

Armenia y por motivo de que la cosecha de café estaba llegando a su fin había mucho éxodo de trabajadores a otras regiones yo tomé rumbo nuevamente a mi Valle del Cauca tierra de mis ancestros y el dinero me alcanzó para llegar en el tren, que era el más económico para viajar; llegué hasta Andalucía como al medio día y me dirigí al centro del poblado y cuando empezaba a iniciar el recorrido a pie con la maleta al hombro por una de las calles del pueblo me alcanzó un viejo camión cargado con caña de azúcar y tras él varios muchachos colgados jugando, uno de ellos al verme me dijo hola Rafael yo no lo conocí, ellos siguieron su viaje en el carruaje y yo seguí mi camino callado, silencioso, sin conocer a nadie, con melancolía en mi espíritu porque estaba desadaptado para enfrentar el desafío de la vida, o poco preparado para ese fin, al llegar ya cerca de la carretera central y al pasar por una boca calle tres niñitas de color mal vestidas me llamaron por el nombre y me dijeron que valla donde mi mamá, les contesté quién es su mamá y señalando a dos mujeres una cuadra atrás me decían que Blanca, me fui con ellas y al llegar y ellas preguntar por mi mamá yo les pregunté quien era ella y me contestó que Blanca Villalobos ese nombre era muy familiar para mí porque mi mamá la nombraba mucho y decía que era hermana de crianza así me sentí halagado y agradecido por que vi la mano del Señor protegiendo a su hijo que estaba en necesidad, con el apoyo de esa familia por su hospitalidad dos días después conseguí trabajo en una tomatera de ese pueblo un medio que yo manejaba con habilidad y de esa manera empezó a mejorar mi situación errante, semanas después cuando menos lo pensaba un lunes al medio día llegó mi mamá al lugar donde yo estaba trabajando me llevé gran susto, no sabía que hacer, si volver a huir o presentarme, sin embargo me revestí de valor y la enfrente y ella muy amorosa y alegre me acogió en sus brazos saliendo de mí ese temor de que con enojo me recibiera reprendido por la evasión del hogar, ese día yo saqué el dinero que tenía ahorrado y se lo entregué a ella luego me pidió la ropa sucia para llevarla al lavado cosa que no hice porque pensaba que era una trampa para volverme a llevar a la casa, semanalmente ella me siguió visitando hasta que yo tuve el atrevimiento de volver a la casa y como me fue bien la primera vez lo seguí haciendo hasta que con el tiempo y una vez mis padre abandonaron la casa del tío

50 Rafael Aguirre Bejarano

volví a estar en la compañía de ellos hasta que me correspondió salir a prestar el servicio militar en los Llanos Orientales de Colombia.

Frustraciones
Marcó mi vida para siempre el no haber tenido la oportunidad de estudiar, por varios factores que se antepusieron porque sentía mucha inclinación por las leyes y la música siempre quise ser un Abogado y un músico profesional en mis meditaciones me veía haciendo parte de los concertistas de las grandes orquestas de música de cuerdas porque mi alma se deleita con páginas líricas y con los bambucos, guabinas y pasillos de nuestra tierra Colombiana

Mis navidades
Tengo gravados en mi memoria gratos recuerdos y tristes desilusiones sobre mis Navidades en Todosantos. Pasé mi infancia en medio de grandes privaciones por la forma primitiva e indigente en que me correspondió pasar mis primeros años de mi existencia, yo, a través del trabajo y del estudio empírico he logrado superación y he empujado igualmente a mi familia a salir de ese penoso fondo. Como anécdota supe que un yerno haciendo un comentario sobre mis parientes decía que yo era un milagro que fuera gente, pero volviendo a mis Navidades recuerdo que de Todosantos íbamos todas las noches a San Pedro cabecera municipal donde estaba el Gobierno y la Iglesia parroquial a participar de las novenas de aguinaldo, de los villancicos, de los juegos pirotécnicos y las alegres página musicales de la banda municipal y en la noche en que se conmemoraba el nacimiento del Mesías en la misa de gallos en la media noche, quemaban mucha pólvora, la banda musical dejaba oír alegres piezas que alegraban el ambiente festivo y en el centro de la celebración hacían aparecer la cuna con una imagen con la figura del pequeño niño Dios apareciendo de algún escondite mientras la banda municipal tocaba el Himno Nacional de nuestro País y el mismo Himno era repetido durante la elevación de la Hostia, durante los domingos de diciembre mi papá me llevaba a Buga a pie (en las madrugadas por caminos oscuros) para

Historia y recuerdos familiares 51

mostrarme los pesebres de varias Iglesias y hablarme del Mesías, de San José y de la virgen María, el porqué del pesebre, de los reyes magos, de Herodes y todo lo que sabía sobre el histórico acontecimiento. Como todo niño en mi corazón siempre había un anhelo y una esperanza de que el niño Dios me trajera un regalito y lo más ansiado era una bomba y pasaron muchas Navidades y nunca tuve el anhelado regalo, el niño Dios nunca se acordó de mí ya adolescente y terminados los cuatro años elementales de estudio primario que pude recibir como educación formal asistía a una sastrería a aprender el arte de la costura de ropa masculina aprendizaje que yo pagaba con trabajo haciendo los mandados, llevando el agua desde una quebrada a la casa para el consumo diario porque no había servicio de acueducto y demás quehaceres domésticos; para una temporada decembrina el maestro recibió mucho trabajo y no tenía mas ayudantes que mi persona, las jornadas eran muy largas y en ocasiones empezábamos en altas horas de la madrugada y terminábamos a la altura de la media noche y las horas de sueño eran muy escasas y entre el material existente para la escogencia de los clientes su telas preferidas había un corte rayado que nadie se fijaba en él, yo empezaba a crearme falsas ilusiones pensando que el Mesías lo tenía dispuesto para mí abrigando la esperanza de que el maestro al verme que solo tenía una sola muda de vestir muy vieja llena de parches ya con la originalidad pérdida por la reconstrucción permanente para no dejarlo acabar, se condoliera de mí, me diera como regalo de Navidad un pantalón con el corte que la gente rechazaba, llegó el esperado día de la Navidad y el corte estaba en su mismo lugar, como yo había trabajado tanto estaba cansado y agotado y a partir de ese momento desmotivado y sin ilusiones tomé la decisión de no volver al centro de costura y olvidarme totalmente de ese oficio que no me satisfacía y me dediqué a otras faenas con lo que logré adquirir dinero para comprar mi vestuario.

Los dulces navideños
Las costumbres de mi tierra para celebrar las Navidades consistía en preparar deliciosos dulces de manjar blanco,

52 Rafael Aguirre Bejarano

desamargados, conservas de papaya verde y arroz de leche, las familias acompañaban sus almuerzos y comidas con estos agradables manjares . En mi casa se presentó en pocas ocasiones estas oportunidades de degustar esos agradables dulces pero siempre nuestros parientes nos ofrecían y nos regocijábamos con tan deliciosos sabores, yo acostumbraba visitar en esas fechas a mis parientes para que me dieran de sus preparativos .

El estreno de navidad
También se acostumbraba que todo el mundo estrenara vestido nuevo para Navidad y los más pudientes lo hacían en año nuevo, yo para poder estrenar ya en mi adolescencia aprovechaba la cosecha de maíz que se recogía entre los meses de Julio y Agosto y con esos salarios compraba mi pantalón, la camisa los zapatos y demás prendas para completar el estreno de Navidad y lo guardaba cuidadosamente durante los meses siguientes hasta las fiestas de diciembre colocándoles bolas de olor (alcanfor) para que se conservaran oliendo bueno y los animales no se anidaran en ellos, con frecuencia los sacaba los contemplaba y los volvía a guardar.

Inicios de mi vida laboral
Aproximadamente a los diez años de edad me correspondió iniciarme en las actividades laborales, lo hice al lado de mi mamá en una hacienda de productos agrícola y ganadera denominada San Isidro ubicaba en la región de Montegrande a la orilla de la línea férrea en el Municipio de San Pedro y la tarea era seleccionar los granos buenos de los malos de la cosecha de fríjol para sacarlos al mercado, el trabajo se hacía en largas hileras de mujeres y muchachos en un corredor de la casona de la finca, colocados en una larga mesa, era una aburrida labor, las penosas horas transcurridas cumpliendo el encargo, escuchando chismes de la época y charlatanerías vacías y sin ningún valor, yo me distraía a ratos viendo los hermosos pavos reales cuando alzaban sus bellos plumajes al aire o al paso del tren para ver el colorido de los vestidos de los ‘pasajeros que se alcanzaban a ver para hacer

Historia y recuerdos familiares 53

apuestas que yo siempre ganaba con asegurar que aunque uno solo iría de camisa roja. En la región de pavas en la zona alta de la cordillera central en la finca de Don Juan Muñoz un viejo antioqueño de mucho prestigio por la cordialidad, amabilidad y don de gentes que era característico en él, pasó otro capítulo de mis inicios como trabajador del agro, esta vez en la recolección del café, unos de los productos que allí cultivaban aparte de la alfarería para tiempos de cosechas ocupaban muchas personas en las diferentes actividades tales como coger el grano, transportarlo al sitio de pelar, lavar y secarlo y empacarlo para llevarlo al mercado. La casa era muy grande con pisos de tablas de madera, no sé como albergaban esa cantidad de personas y familias para dormir lo cierto y central de esta nota es de cómo éramos tratados mi mamá y yo ya que para nosotros no había un espacio apropiado para dormir y nos dejaban en la cocina, a cada uno se nos entregaba un costal grande y nos tocaba meternos dentro de él para que nos sirviera de tendido y cobija a la vez, en un sitio inapropiado para el descanso ya que el piso a pesar de estar seco tenía mucha tierra sucia pegada por el duro ajetreo de la faena del día de las personas que trabajaban ahí entrando y saliendo al patio y demás alrededores donde se llenaban de barro el calzado y por doquier dejaban suciedad, aparte de los olores de los alimentos, este, etc., las noches eran muy frías debido a que en nuestro País no existen las estaciones del tiempo como en Europa, Norte América y en otros continentes y Países del Orbe, nosotros somos pródigos al pertenecer a la zona tórrida donde llamamos invierno a la temporada lluviosa, verano al tiempo de calor y el territorio está dividido entre zonas frías por su altura, cálidas en sus planicies y calientes en las costas de ríos y mares; decía que las noches eran muy frías porque como se estaba en cosecha había muchas lluvias a pesar de estar en una estribación de la cordillera central de los andes colombianos; la situación de dormir en esas condiciones nunca la reprobábamos y todo era muy normal en nuestro medio pero al paso de los años y recordar ese episodio lo siento como humillante y despreciativo y el trato de indignidad pero ahora me siento complacido de vivir en tiempos superados con mucha dignidad.

54 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO V

LAS COSAS DE MI ALMA

El domingo 25 de agosto de 1.996, día de reposo, fue grande y maravilloso, cargado de experiencias espirituales. Comencé llevando en la moto a Elena a la Normal de Señoritas aquí en Cali, a exámenes de Estado (I.C.F.E.S), por estar terminando la educación secundaria aunque con un retardo excesivo pero pensando que nunca es tarde para estudiar. Con buena anticipación estuve esa mañana en la Capilla del barrio Versalles, a participar de las reuniones dominicales de capacitación y adoración al Altísimo, pasando luego a magnificar mi llamamiento en el oficio de Patriarca, confiriéndole las Bendiciones a los hermanos que ese día tenían citas previamente entre ellos un miembro del sumo consejo de la Estaca Cali Colombia, al declararle el LINAJE de la Tribu de Israel, sentí de su cerebro un leve movimiento y cuando terminé la oración de bendición este hombre estaba llorando profusamente, como quiera que este hombre es de contextura robusta y fuerte se le veía con más notoriedad la fuerza que hacía para exhalar el aire de su llanto, cuando me extendió su mano en señal de agradecimiento le dije : «Lo tocó el divino espíritu», y seguidamente se abrazó de la esposa para seguir su llanto con mayor ímpetu. En ese momento me retiré, dejándolos vivir en privado su experiencia espiritual. Yo pasé al salón de a clase de la Escuela Dominical que iba a estar a cargo de un destacado líder, en la pizarra escribió en dos grupos las cosas del reino y las del mundo, en el lado izquierdo el plan de salvación a la derecha una taberna con poca luz es decir oscura, en el templo con la explicación de las Ordenanzas de salvación y los principios del plan de Dios, a la derecha las diversiones del mundo, bailes con sus versiones modernas tales como ombligo con ombligo, etc con acciones como los manoseos, las incitaciones sexuales, violación a la ley de castidad, adulterios,

Historia y recuerdos familiares 55

fornicaciones etc., sitios éstos de pecado donde reina el rey de las tinieblas y por el otro lado el Templo del Señor con su majestuosa belleza, lleno de luz, de espiritualidad, el sentimiento profundo de las cosas del cielo, donde solo hay paz, felicidad y el olvido de todo lo que queda afuera, donde no se siente pasar el tiempo y de donde no quisiera uno salir a la realidad, donde no se siente hambre, sed o fatiga, donde se permanece extasiado de las delicias de la eternidad. El espíritu que se sintió en la clase fue grande dejando la sensación de la santificación, tocando fibras en todos los asistentes. En la noche leyendo las escrituras con Diego Fernando (mi nieto) le enseñaba sobre el día de reposo sintiéndose con fuerza el espíritu que el rostro del niño brillaba, sus ojos brillaban de alegría y destellaban de la felicidad y quería que la clase continuara cuando decidí terminar porque ya era hora de dormir. Al día siguiente, desde que amaneció tuve en mente a JOSE FREDDY, que estaba cumpliendo años, luego empecé a leer la Liahona que contiene los discursos de la Conferencia General de la Iglesia de marzo de 1.996, donde siguió el ciclo emocional y espiritual, después de una noche con sueños que ahora no recuerdo con precisión para que fuera un tanto pesados que al despertar no pude más que implorar una súplica en ferviente oración en medio de la noche. Para que al continuar el sueño fuera agradable cosa que logré, porque seguidamente me vi dentro de una Capilla que conozco perfectamente llena de personas y con la extrañeza de que no eran miembros de la Iglesia, pero seguidores de Cristo y les decía que sí era que el Presidente les había vendido la Capilla, seguidamente me retiré con mi hija Gloria que en el sueño la tenía como una bebé en pañales acostada sobre una de las bancas y al cogerla estaba nadando en orines, cambiando las ropas salí de ese lugar donde daban enseñanzas comunitarias y yo buscaba pequeños grupos en recinto cerrado. Leyendo los discursos de las Autoridades Generales el titulado «Esta obra es verdadera», lo que me impresionó sobre manera el testimonio del Elder David B.Haight sobre la revelación del Sacerdocio del que Él fue testigo presencial y lo que siguió cuando se dio a la divulgación en los periódicos; sobre una Bendición y un llamamiento y de la octava generación.

56 Rafael Aguirre Bejarano

Seguidamente el Elder Richard Scoott, hablando de las maravillas de las olas del mar y el Sol, hizo llegar a mí las «Cosas de mi Alma». Cuando era niño en Todosantos, mi tierra natal, esos bellos atardeceres en verano, la forma como se ocultaba el Sol, los arreboles luminosos que se veían sobre los picos de la alta cordillera occidental que mi papá decía que eran el producto del choque de las olas del mar y como atrás de la cordillera se halla el Océano Pacífico, yo creía y ahora sin comprobarlo sigo dejando en mi mente esa información como recuerdos de mi infancia y no deseo saber si eso es cierto o no porque proviene de mi padre y lo guardo como un tesoro. Años más tarde en la época en que me hallaba prestando el servicio militar, mi mente se hallaba aún en blanco quiero decir sin mayores conocimientos y experiencias, una mañana, o mejor la primera mañana, la única mañana que he tenido hasta ahora en la población de San Martín, en el Meta, en un viaje como Soldado integrante de una Compañía del Batallón «Vargas» que hicimos para prestarle seguridad al Señor Presidente de la República que visitaba esa región del País. Cuando llegó la hora de la levantada antes de amanecer, nos llevaron al río a baño, ahí fui testigo de la salida del Sol que me pareció espectacular, era tiempo de verano, lo vi en el oriente cuando a beso de tierra empezaba a subir, era como una esfera o círculo grande luminoso, aún sin rayos escandilantes, esa esfera parecía rebotar hasta que alcanzó los primeros veinte centímetros de altura para iniciar su cotidiano recorrido con rayos y fulgurante brillo, perdiendo ese color anaranjado suave que tenía cuando salió, para mí fue un acontecimiento muy grande y maravilloso que me regaló la naturaleza que marcó huella de recuerdos en mis años juveniles en ese viaje por las llanuras colombianas. Esa experiencia la he meditado en las palabras del profeta Lehí cuando dijo inspirado por el Señor «Existen los hombres para que tengan gozo» (2 Nefi 2 :25).

Sueños
El 10 de septiembre de 1.991, soñé que me encontraba reunido con muchas personas hablándoles del Evangelio de Jesucristo, les enseñaba del LIBRO DE MORMON y les hacía mucho hincapié

Historia y recuerdos familiares 57

sobre la promesa de MORONI Capítulo 10 :3-4- y 5 ... «He aquí , quisiera exhortaros a que, cuando leaís estas cosas, si Dios juzga prudente que las leáis, recordéis cuán misericordioso ha sido el Señor con los hijos de los hombres, desde la creación de adán hasta el tiempo en que recibáis estas cosas, y que la meditéis en vuestros corazones. Y cuando recibáis estas cosas, quisiera exhortaras a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, Él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo. Y por el poder del Espíritu Santo podréis conocer la verdad de todas las cosas», pero en el sueño sólo les decía como cita a Moroni 10 sin lograr recordar los versículos ya citados, caso que me causaba gran frustación por no lograr llegarles con toda claridad el mensaje como está en la Escritura. Fue satisfactorio y de mucha complacencia para mí tener este tipo de sueños. Antes de ir al Templo, a principios de 1.986 tuve un maravilloso sueño, se encontraban mis antepasados reunidos en el patio de la que fuera la casa de mi abuela materna, debajo de un frondoso árbol lugar que mi abuela María del Carmen Bajaron mantenía bien limpio y bonito, todos eran de piel morena, al centro del grupo y recostado al árbol se hallaba el hombre de mayor edad, de pelo blanco, y al verme aproximar a la congregación, me llamó por mi nombre y me dijo, venga mijo, vea esta es mi familia, yo miré alrededor y el grupo era numeroso de hombres y mujeres, a la vez que me decía yo soy ANDRES OSPINA. Precisamente en esos dias estaba en la tarea de búsqueda de los registros bautismales de Él para realizar la obra vicaria en su favor con los cuales se me habían presentado inconvenientes. Pues había hecho encargos a parientes para que me los consiguieran y habían recibido información en el despacho parroquial de mi pueblo que el archivo se había quemado, posteriormente fui personalmente y conseguí un registro con ese nombre, por la alegría que tuve no verifiqué y cuando me proponía en la casa a llenar el formulario de datos me di cuenta de que la información correspondía a un hijo de el bisabuelo Andrés Opina; en esos días volví al pueblo con ese propósito y conseguí otro

58 Rafael Aguirre Bejarano

registro con el mismo nombre, por la emoción de haberlo conseguido tampoco examiné nada, lo guarde y viajé a la ciudad donde estoy residiendo hace varios años, cuando empecé a diligenciar el formulario descubrí que pertenecía a un vi tío, hijo del bisabuelo en otra mujer razón que me impulsó a volver al despacho parroquial a continuar la diligencia llevando consigo el nombre de la progenitora de mi bis abuelo Andrés Opina. Para entonces yo estaba muy nuevo en la Iglesia y me faltaba mucha experiencia y conocimiento para trabajar en el campo de la genealogía. Finalmente pude viajar al Templo de Lima (Perú) donde nos sellamos como familia por las eternidades y dejar listas varias solicitudes de Ordenanzas por mis antepasados. Si Dios te da un hijo, dale gracias pero tiembla por el depósito que te confió; porque en adelante, tu serás para este niño la imagen de la divinidad. Haz que hasta los diez años te tema hasta los veinte, te ame y hasta la muerte te respete. Hasta los diez años, sé su maestro hasta los veinte, su padre y hasta la muerte, su amigo. Corona de los viejos son los nietos, y la honra de los hijos, sus padre. (Proverbios 17 :6). El que cierra su oído al clamor del pobre, también él clamará y no será oído. (Proverbios 21 :13). Mejor es morar en tierra desierta, que con la mujer rencillas e iracunda. (Proverbios 21 : 19).

Huellas
Una noche tuve un sueño, soñé que caminaba con el Señor a lo largo de una playa, en el sueño, se proyectaban escenas de mi vida y en cada escena se veían dos huellas de pies sobre la arena. Cuando la única escena de mi vida pasó ante mí, miré hacia atrás y vi esas huellas en la arena pude darme cuenta que en

Historia y recuerdos familiares 59

varias escenas había solo una huella y ello sucedía en los momentos más tristes y solitarios de mi vida.
Señor, le dije, yo no comprendo porqué cuando más he necesitado de ti, me has dejado solo. El Señor me contestó: “Hijo mío, mi querido hijo, yo te amo y nunca te he dejado en medio de tus pruebas y sufrimientos, cuando has visto solamente una huellas de los pies es porque en esos momentos yo te llevaba en mis brazos. Yo soy Dios en secreto”. (autor desconocido).

Epoca de aflicción
Mi alma ha sido contristada por el dolor y ese sentimiento de pesar ha invadido lo más profundo de mi ser, como el haber visto irse tras del velo a LUCRESIA, cuando ella apenas contaba con diez y ocho meses de existencia, por una grave enfermedad del sistema respiratorio, el día antes de morir, llegué a la casa, la vi sentada sobre la cama, tenía una mirada lánguida penetrante como suplicante, como preguntando por su sufrimiento físico; al preguntarle a María Teresa cómo seguía la niña, me contestó enojada «eso no se alienta» por su expresión despreciativa sentí como alfileres en el alma que me punzaban, esa misma tarde la internamos en la Clínica de la Policía y falleció al despuntar el alba del siguiente día seis de Octubre de 1.967. El vacío que dejó en el hogar lo sentimos mucho yo en particular esa pena me acongojó y me acompañó por más de seis meses, porque los dolores del alma solo los cura el tiempo dejando profundas cicatrices. Asimismo fue la muerte de mi yerno FREDDY ANTONIO MOSQUERA, esposo de Gladys Teresa, pues él llegó a ocupar un sitial en mi corazón como el nuevo hijo, nunca tuve conocimiento de que hubiera tenido mal comportamiento con mi hija, por el contrario fue un esposo ejemplar que aplicó las enseñanzas de la Iglesia para dirigir su hogar de apoyar y respetar a su compañera eterna, hasta llegué a despreocuparme por mi hija y mucho agradecí a Dios la suerte que ella había merecido. El 13 de Junio de 1.996 tambien partió a la eternidad mi papá después de haber pasado por una larga y penosa enfermedad a la

60 Rafael Aguirre Bejarano

edad de 89 años, 3 meses y 8 dias, su nombre FORTUNATO AGUIRRE OSPINA, estuve muy agradecido de Él porque sentí muy de cerca su afecto hacia mí en particular entre los nueve hermanos que nos criamos y que solo confiaba con mucha seguridad en mis palabras, porque ni mis hermanos ni el resto de la gente lo llegaron a entender y comprender como yo que me le acercaba a su soledad y a penetrarle en sus sentimientos y compartir con Él buenos momentos, por su condición humilde, de pobreza, de hombre solitario, sin bienes de fortuna por esa razón no le daban ninguna importancia y solo veían en Él lo negativo sin lograr conocerle su bondadosa alma y comprender su particular forma de ser. Yo supliqué en varias ocasiones al Padre Eterno que se lo llevara en momentos en que estuvo tan enfermo y desauciado por los médicos y cuando sabíamos que ya no había posibilidades de que se recuperara su salud pues por más de un año fallaron los pronósticos de los entendidos y médicos sobre su fallecimiento, lo que nunca me imaginé que el dolor y pesar por su ausencia me fuera a causar tan profundo sentimiento de nostalgia y desconsuelo que me duró por varias semanas. Tuve sí la satisfacción de que fui su compañero en muchas ocasiones desde mi infancia, ya en el trabajo, en viajes, en paseos, de haberlo tenido en repetidas ocasiones viviendo en mi casa en los diferentes lugares donde estuve transitoriamente domiciliado, de haber podido complacerlo en sus anhelos como fue el de viajar en avión, conocer el mar y el de viajar por diferentes lugares de la geografía de nuestro País. Asimismo me quedó la grata satisfacción de que en el crepúsculo de su vida haya aceptado el mensaje de la redención y se hubiese bautizado y alcanzara ser ordenado al Sacerdocio de Melquisedec meses antes de viajar al mundo de los espíritus y de haberle complacido su última deseo que con tanta insistencia me pidió que al morir lo dejara junto a sus padres en el campo santo de San Pedro Valle, para resucitar junto a ellos porque siempre fue muy creyente de la doctrina de Cristo, el Señor y Salvador del mundo. El ocho de diciembre de 1.994 cuando estábamos transitoriamente viviendo en la Mesa Cundinamarca, a las seis

Historia y recuerdos familiares 61

de la tarde recibimos una llamada del exterior (EE.UU.) era Freddy quién muy nervioso dijo que estaba en Nueva York y que le pasara a Gloria, a ella le contó que estaba detenido, fue un susto inmensamente grande porque no esperaba que un hijo mío llegara a estar en semejante situación y en tierra tan lejana- El acababa de dejar atrás un hogar con tres hijos y aunque la situación económica era muy difícil siempre había otras alternativas para enfrentar la vida sin llegar a esos extremos.

Enfermedad de Rafael Ernesto
Había transcurrido como un mes de fallecido en accidente de Tránsito FREDDY ANTONIO MOSQUERA cuando recibimos la noticia de que RAFAEL ERNESTO estaba hospitalizado en estado de coma en una casa de salud en Nueva Jersey, con una posible menengitis enfermedad mortal, no podíamos viajar para estar a su lado por no tener visa y medios económicos, el único que tenía visa era JOSE FREDDY quién con solo cien mil pesos se aventuró a viajar al País del norte y pasaje fiado, ese viaje fue de ayuda moral y espiritual para RAFAEL ERNESTO quién en un difícil estado comatoso al oír una voz familiar abrió los ojos y en forma borrosa vio a su hermano lo que le dio ánimo y hasta se recuperó transitoriamente, su enfermedad tuvo tres etapas de un mes cada una siempre empezando con estado comatoso hasta que finalmente le fue descubierto el síntoma que le causa el quebranto de salud y fue curado. Fueron meses desesperantes de mucha oración y ayuno con súplicas al ALTÍSIMO por la salud de Rafael Ernesto. Empezando el mes de Noviembre del mismo año perdí mi empleo que por cierto era bien remunerado viviendo una época de amenazas telefónicas que nos obligaron a dejar la casa por una temporada y entrando en una etapa de situación económica llena de dificultades no sólo en mi casa sino que el karma estuvo presente en mis hijos, todas las casas con serias penalidades finalizando con la enfermedad de mi papá que fue muy penosa y larga falleciendo el 13 de Junio de l.996, esos días fueron muy grises, siete parientes fallecieron y en el curso de dos años más de una veintena cruzaron el umbral del velo rumbo a la eternidad.

62 Rafael Aguirre Bejarano

Numerología
En la numerología si así se puede denominar esta nota, el nueve me tiene marcado y fascinado por las circunstancias en que aparece en diferentes actos sin proponerlo en mi vida, aquí algunas de esas maravillosas cosas: Conocí 9 de mis doce hermanos. Me casé el 9 de diciembre. Un 9 de octubre ingresé a la Policía Nacional, $9.000 pesos fue mi último sueldo como activo en la Policía. Mi primer hijo nació en 1.959 El 9 de noviembre nació el hijo que lleva mi nombre. El 19 de noviembre nació la hija que lleva el nombre de mi esposa. Gladys ocupó el puesto 9° en la familia. Las 9 mujeres de mi alma: juana María Bejarano, mi madre; María Teresa Gómez, mi esposa; Lucía Elena Aguirre, Gloria Betty Aguirre, Gladys Teresa, son mis hijas; Aura María, Leidy Jhoana, Stephanie, Andrea Nayeli, son mis nietas. Mis 9 cuñadas: Isabel, María del Carmen, Margarita, Ana de Jesús, Rosario, Raimunda, Carmen, Alba Lucía y Ana María. 9 son las formas en que he viajado: avión, carro, moto, bicicleta, canoa, velero, lancha, caballo y tren. En el noveno mes del año 1985 fuí ordenado Obispo y Sumo Sacerdote. Fuí consevido cuando mi madre tenía 19 años. Mi esposa tenía 19 años cuando nos casamos. Fuí ordenado al Sacerdocio Mayor por quien en la línea de autoridad es el noveno en la línea genealógica. Para el cargo de segundo consejero de obispado el 29 de noviembre de 1989, fui llamado. Fuí llamado como director del Cre el 19 de noviembre de 1997. Recibí la Bendición Patriarcal el día primero del noveno mes de 1985.

Historia y recuerdos familiares 63

Cuando llegué por primera vez a E.E.U.U. vivimos en la casa No. 9 Park Ave en West Caldwell en N.J. 9 de agosto fui asignado a seguir como Patriarca, en la Estaca Versalles. En el segundo viaje a E.E.U.U. llegamos a la casa 9 Summit Av. en Phillipsbeerg NJ. A los 9 años de edad empecé a estudiar. A los 9 años recibí la Eucaristía y sentí gran regocijo. Salí del Ejército el 19 de julio de 1956. Mi casa en San Carlos era la No. 9 en la cuadra. En 1939 nació mi compañera eterna. En el Ejército fuí asignado a la Estación de radio 69. La oficina de la Capilla donde he ejercido la mayor parte de mi ministerio Patriarcal tiene el No. 19. La Oficina de Empleos de la Iglesia donde fuí el Primer Director está marcada con el Nro. 9. 9 Funciones desempeñadas: Agricultor, vendedor, obrero, sastre, policía, oficinista, taxista, marquetería y comerciante.

El carácter
Los pensamientos se convierten en palabras. las palabras se convierten en acciones. Las acciones se convierten en hábitos. Los hábitos forman el carácter. El carácter determina nuestro destino.

Así es la vida
Dios creó al burro y le dijo: trabajarás incansablemente de Sol a Sol, cargarás bultos en tus lomos, comerás pasto y caña, no tendrás inteligencia y vivirás 30 años. ➣ El burro respondió. Pero Señor...vivir 30 años es demasiado, dadme sólo 10 años, .Dios le dio 10 años. ➣ Dios creo al perro y le dijo: Cuidarás la casa del hombre y serás su mejor amigo, comerás huesos y sobras y vivirás 20 años. El perro contestó vivir 20 años es mucho, dadme apenas 10 años. Dios le dio 10 años.

64 Rafael Aguirre Bejarano

➣ Dios creo al mono y le dijo: Saltarás en los árboles haciendo piruetas y payasadas, serás divertido y vivirás 20 años .El mono respondió vivir 20 años es mucho tiempo, quisiera sólo 10 años. Dios lo complació otorgándole 10 años. ➣ Dios creo al hombre y le anunció. Serás el único ser racional sobre la tierra, usarás tu inteligencia para sobreponerte a los demás animales y a la naturaleza, dominarás al mundo y ... vivirás 30 años. El hombre reclamó pero Señor...vivir 30 años es muy poco, regálame los 20 años que rechazó el burro, los 10 años que no recibió el perro, y los 10 años que no aceptó el mono. Así lo dejó Dios con los años que los demás no quisieron. Por eso el hombre vive 30 años como hombre, se casa y vive 20 años de burro trabajando y cargando mercados en el hombro, se debilita y vive 10 años de perro cuidando la casa, se vuelve viejo y vive 10 años de mono saltando de casa en casa donde los hijos... haciendo payasadas para divertir a los nietos. Así es la vida.

La mosca y la abeja
Un día salieron a paseo la mosca y la abeja. La mosca fue a los basureros y recogía millones de microbios en sus patas y los depositaba en los alimentos de la familia infestando a todos. La abeja en cambio iba de flor en flor recogiendo el polén y los néctares, esparciendo fecundidad en las plantas y llevó rica miel para los humanos. Así cada mañana hay personas “moscas” que buscan en la prensa, la radio, la TV, y en el corrillo todo lo triste lo corrupto, lo que oprime y lo cuentan a los demás llenando el ambiente de ponzoñosa inquietud . En cambio otros recogen lo positivo, lo que anima, lo mejor, lo positivo y de ello hablan llenando de entusiasmo, de alegría y de sana paz. Moraleja. Esparza buenas noticias. (autor desconocido).

Historia y recuerdos familiares 65
CAPÍTULO VI

MI ORDEN FAMILIAR

El hombre debe establecer debidamente su lugar correcto en el orden patriarcal por medio de un cuidadoso registro de sus antepasados y de sus descendientes. Esta practica comenzó con Adán quien “declaró esta profecía al ser inspirado por el Espíritu Santo, y se guardaba una genealogía de los hijos de Dios”. El no tener un registro genealógico adecuado puede ocasionar serias consecuencias como aconteció con los desafortunados hijos de algunos de los sacerdotes en los días de Esdras.
RAFAEL AGUIRRE BEJARANO MARIA TERESA GOMEZ ARCILA

Hijos José Freddy Aguirre Gómez Lucia Elena Aguirre Gómez José Aguirre Gómez Jesús Aguirre Gómez Gloria Betty Aguirre Gómez Fortunato Aguirre Gómez Luis María Aguirre Gómez Lucresia Aguirre Gómez Gladys Teresa Aguirre Gómez Socorro Aguirre Gómez Rafael Ernesto Aguirre Gómez Juana María Aguirre Gómez

66 Rafael Aguirre Bejarano
FORTUNATO AGUIRRE OSPINA JUANA MARIA BEJARANO

Hijos Ana Tulia Aguirre B. Luis Ernesto Aguirre B. Rafael Aguirre B. Alicia Aguirre B. Martina Aguirre B. Verónica Aguirre B. María del Carmen Aguirre B. Armando Hernando Aguirre B. Trinidad Aguirre B. Jesús Antonio Aguirre B. Cecilia Aguirre B.
NEFTALI AGUIRRE MARTINA OSPINA TINACO

Hijos. Fortunato Aguirrre Ospina Aristides Aguirre Ospina Cristobalina Aguirre Ospina Hernando Aguirre Ospina María Magdalena Aguirre Ospina.
MARIA DE LOS ANGELES AGUIRRE DAVID NUÑEZ

Hijo Neftalí Aguirre
MARIA DEL CARMEN BEJARANO

HIJOS

PADRES

José Ospina Bejarano Tomasa Ospina Bejarano

Andrés Ospina

Historia y recuerdos familiares 67

José Andrés Ospina Bejarano Beatriz Bejarano Matilde Bejarano Nicolás Bejarano Juana Maria Bejarano Fortunato Bejarano.
ANDRÉS OSPINA FIDELINA TINACO

Andrés Ospina Bocanegra Cipriano Velasquez Gratiniano Bejarano Gratiniano Bejarano Luciano Gómez

Hijos Adolfo Ospina Tinaco Paulina Ospina Tinaco Juan V. Ospina Tinaco Matías Opina Tinaco Mercedes Ospina Tinaco Martina Ospina Tinaco
BELISARIO ZUÑIGA MARIA REMEDIOS BEJARANO

Hijos María del Carmen Bejarano Encarnacion Bejarano
ALCIDES BEJARANO RAFAELA GALLEGO

Hijo María Remedios Bejarano
ISIDORO

ROSAURA BEJARANO

Hijos Gratiniano Bejarano Juan Antonio Bejarano Rebeca Bejarano

68 Rafael Aguirre Bejarano
PEDRO ZUÑIGA MARIA EUFRANIA BEJARANO

Hijo Belisario Zúñiga
WENSESLAO NUÑEZ

Hijo Juan Nuñez
JUAN NUÑEZ MICAILA BEDOLLA

Hijo David Núñez
CRUZ BEJARANO ANA MARÍA CASTRO

Hijos Rosaura Bejarano.
CORNELIA OSPINA

Hijo Andrés Ospina

Por afinidad:
LUIS MARIA GOMEZ RAMIREZ RAIMUNDA ARCILA GOMEZ

Hijos Ramon Gómez Arcila Luis Maria Gómez Arcila Francisco Antonio Gómez Arcila Isabel Gómez Arcila

Historia y recuerdos familiares 69

Maria Del Carmen Gómez Arcila Jesus Maria Gómez Arcila Manuel Jose Gómez Arcila Ana De Jesus Gómez Arcila Margarita Gómez Arcila Rosario Gómez Arcila Joaquin Gómez Arcila Pascual Gómez Arcila Socorro De Jesus Gómez Arcila Maria Socorro Gómez Arcila Maria Teresa Gómez Arcila Raimunda Gómez Arcila Elias Gómez Arcila Carmen Rosa Gómez Arcila

Día de los cumpleaños
Rafael Aguirre Bejarano Maria Teresa Gómez Arcila Hijos Jose Freddy Aguirre Gómez Lucia Elena Aguirre Gómez Gloria Betty Aguirre Gómez Gladys Teresa Aguirre Gómez Rafael Ernesto Aguirre Gómez Nietos Diego Andrés Freddy Alexander Diego Fernando Aura Maria Mosquera Leidy Johana Estefany Andrea Nallely 30 Mayo 11 Mayo 15 Septiembre 10 Abril 30 Septiembre 10 Mayo 12 Febrero 26 Agosto 22 Febrero 04 Agosto 19 Febrero 09 Noviembre 24 Octubre 23 Noviembre

70 Rafael Aguirre Bejarano

Madre Juana María Bejarano 1914-1999 Hermanos Ana Tulia Aguirre Bejarano Alicia Aguirre Bejarano Martina Aguirre Bejarano Veronica Aguirre Bejarano Ma.D.Carmen Aguirre Bejarano Armando Hdo.Aguirre Bejarano Trinidad Aguirre Bejarano José María Aguirre Bejarano Jesús Antonio Aguirre Bejarano Cecilia Aguirre Bejarano Nuera Bertilda Pérez Díaz 14 Marzo 28 Junio 31 Diciembre 30 Enero 26 Enero 03 Enero 30 Noviembre 01 Diciembre 01 Diciembre 17 Noviembre

Historia y recuerdos familiares 71

Fechas de bodas familia Aguirre Gómez
Rafael Aguirre Bejarano Maria Teresa Gómez Arcila José Fredy Aguierre Gómez Bertilda Pérez Díaz Freddy Antonio Mosquera Guevara Gladys Teresa aguirre Gómez Fortunato Aguirre Ospina Juana María Bejarano 09 Diciembre 29 Agosto Junio 18 Agosto

Defunción de familiares
Fortuinato Aguirre Ospina Juana María Bejarano David Armando Aguirre Lucresia Aguirre Gómez Maria Del Carmen Bejarano Freddy Antonio Mosquera G. Neftali Aguirre Martina Ospina Hernando Aguirre Ospina Rosario Gómez Arcila Luis Maria Gómez Ramirez Raimunda Arcila Gómez Maria Magdalena Aguirre O. Fernando Mendoza Aguirre Dora Lucy Cardona Gómez Luis Maria Gómez Arcila Isabel Gómez Arcila Virginia Ospina Matilde Bejarano Jose Alberto Bejarano Beatriz Bejarano Tomasa Ospina Bejarano 13 Junio 17 Diciembre 6 Diciembre 06 Octubre 06 Octubre 17 Agosto 28 Diciembre 30 Julio 15 Noviembre 18 Junio 20 Mayo 06 Enero 24 Noviembre 24 Diciembre 21 Noviembre 26 Febrero 19 Octubre 23 Junio 14 Junio 10 Mayo 22 Abril 21 Abril

72 Rafael Aguirre Bejarano

Ana De Jesus Gómez Arcila Nicolas Bejarano Fortunato Bejarano

22 Junio 15 Julio 02 Noviembre

Pila bautismal de la Casa del Señor

Historia y recuerdos familiares 73
CAPÍTULO VII

PALABRAS DEL PROFETA

Tenemos la responsabilidad de llevar las bendiciones del Evangelio de Jesucristo a todos los que han vivido en la tierra, a todos los que actualmente viven en ella y a aquellas que aún vivirán sobre la tierra. Gordon B. Hinckley. Trae a tu memoria, oh Señor…que el reino que haz establecido, no con mano, llegue a ser una montaña y llene toda la tierra, para que tu Iglesia salga del desierto de las tinieblas, y resplandezca hermosa como la luna, esclareciente como el Sol e imponente como un Ejército con sus pendones. D y C 109:73. Ustedes con un poco de esfuerzo, pueden ser la persona que abra la puerta (de la prisión) que permitan que otra persona avance en su camino hacia la inmortalidad y la vida eterna. Gordon B. Hinckley.

Dedicación del Templo de Bogotá
“Oh Dios, Padre Eterno, estamos reunidos juntos en el nombre de tu hijo amado para dedicarte éste, el Templo de Bogotá Colombia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. Tu nos haz bendecido a nosotros tus siervos, con el santo Sacerdocio, aún la plenitud del Sacerdocio Sempiterno y actuando en virtud de ésta autoridad, en el nombre de Jesucristo, nuestro Redentor y nuestro Señor, dedicamos y consagramos a tí y a él este sagrado edificio. De cierto, es la casa del Señor, tu Templo.

74 Rafael Aguirre Bejarano

Lo aceptarás como ofrenda de tus hijos e hijas por toda la tierra quienes han contribuido con sus diezmos al progreso de tu obra y por eso haces posible esta sagrada estructura, amado Padre, fieles de Colombia han dado generosamente, de sus bienes en esta causa. Bendíceles, amado Padre, por su fe. Abre las ventanas de los cielos y derrama bendiciones sobre ellos, bendice a su posteridad, que puedan continuar siendo fieles. Dios todopoderoso, el gran Elohím, nos inclinamos ante tí en reverencia y amor, y pedimos tu atento cuidado sobre esta, tu sagrada casa. Dedicamos la estructura en su totalidad desde los cimientos hasta el monumento de Moroni, con todas sus instalaciones incluso los altares sagrados donde tu pueblo hará convenios contigo. Dedicamos los jardines para que la vida vegetal crezca allí. Dedicamos la estructura auxiliar asociada con este Templo, la cual proveerá vivienda para los obreros, supervisores y para otros propósitos. Oramos para que protejas ese edificio contra los elementos. Guárdalo seguro de la violación de cualquiera que busque entrar con intenciones maléficas. Permite a todos los que entren a la Casa del Señor que sean aceptables a tí y que lo hagan con dignidad ante tí. Permite que todos los santos se congreguen desde cerca y de lejos en tu casa para recibir las maravillosas bendiciones de la eternidad, y extender estas bendiciones a aquellos que están más allá del velo de la muerte, que tu divino plan para tus hijos e hijas de todas las generaciones puedan fructificar. Oramos por el presidente del Templo y sus consejeros, junto a sus esposas y todos aquellos que sirven aquí. Bendice a todos los que vengan como patrones o supervisores que puedan encontrar gozo e inspiración en su servicio en esta su Santa Casa. Padre Eterno, somos tus hijos quienes nos deleitamos en honrarte y quienes buscamos por tu guía y dirección en nuestras vidas. Te agradecemos por la doctrina y autoridad de tu Iglesia restaurada, y por las prácticas inspiradas de tu pueblo. Caminamos en la luz de la verdad sempiterna y oramos para que nunca nos extraviemos de esta luz. Bendice tu obra en toda la tierra. Bendice tu gente en todo lugar. Permite que la luz y conocimiento destile sobre ellos y les traigas felicidad y paz a sus corazones.

Historia y recuerdos familiares 75

Padre Santo, bendice tu Iglesia y todas las personas dondequiera se encuentren, y bendice en especial, a aquellos a quienes les has dado responsabilidades de liderazgo. Deja que el espíritu de revelación descanse sobre ellos. Apóyalos y magnifícalos ante la gente. Te agradecemos por el profeta José Smith y por todo lo que nos haz dado a través de él en el establecimiento de Sión en esta tierra. Permite que tu Iglesia “salga del desierto de las tinieblas, y resplandezca hermosa como la luna, esclarecida como el sol e imponente como un ejército con sus pendones” (D. y C. 109:73). Estamos agradecidos por aquellos que han ido antes de nosotros estableciendo tu reino en esta parte de la tierra, ahora se erige este hermoso Templo como un testigo y un testimonio de la verdad a todos los que obraron y enseñaron. Ofrece bendiciones exaltadoras del evangelio a todos aquellos que aceptan las ordenanzas que se efectúan aquí. Tu santa obra se extiende desde la vida mortal hasta las eternidades que están más allá. Da mayor entendimiento de la expiación que efectuó el Señor por todos los hombres. A tí, amado Padre, sean el honor, la honra, la gloria, ahora y para siempre, oramos en el nombre de tu Divino hijo, el Redentor del mundo, aun el Señor Jesucristo, amén”.
Octava sesión estacas de cali abril 27/00 por el presidente gordón b. hinckley

(Apartes de la alocución)
“Esta es la 8ª sesión de la dedicación del Templo de Bogotá Colombia, ayer no estábamos aquí, el presidente Faus dirigió las reuniones, yo estaba en Santiago de Chile, tuvimos experiencias espirituales, escuchamos la vitalidad, energía de los miembros. Nos reunimos con cien misioneros, ellos trabajaban en forma mancomunada, se perciben en espíritu de amor, fue una reunión maravillosa. Fue apenas 10 años que teníamos 2000 misioneros en el mundo, como somos hoy la cifra ha aumentado, las autoridades organizaron las reuniones en un estadio, al dirigirnos allí llovía, estábamos muy preocupados, oramos porque el Señor controlara los elementos , los chilenos estaban sufriendo una sequía, pero no necesitaban esa lluvia ese día, pero cuando llegamos al estadio no llovía, era mucha gente

76 Rafael Aguirre Bejarano

por lo menos 53.000 ó 57.000 y seguimos hablando, llegamos hasta 60.000 es la congregación de Santos mayor que hemos tenido, todos podían escuchar. Cuando el servicio terminó percibimos más de 55.000 pañuelos blancos que nos despedían con lágrimas. He servido en toda América y en todas partes del mundo, vine a Cali en una época aproximadamente 30 años, vinimos para comenzar la obra allí, no había nadie, nos encontramos un miembro de la Iglesia, Oliverio Wilmos quien trabajaba en Cali para los Estados Unidos y su amigo Poliken a quien le enseñó el evangelio y lo bautizó, quien luego empezó la obra en Korea. Todo gracias a un amigo. Yo viajaba continuamente a Chile y todo comenzó allí con pequeñas reuniones, tal es el destino de esta obra de Dios. Será grande, avanzará, el número de 10'000.000 crecerá, crecemos al ritmo de 1'000.000 por año o cada tres años y así se extenderá la obra por toda la tierra y donde se establezca la obra con números se construirán Templos pero la obra no estará completa con la Casa del Señor hasta después que todos hagan sellamientos y se unan como familias, marido y mujer, padres e hijos ¡qué bendición más hermosa!, hermanos y hermanas, qué bendición es tener esta casa, bendecirá sus vidas por dignidad, serán hombre y mujeres cada vez que vengan al Templo, partirán siendo mejores, no vacilo en decirlo, tendrán una esperanza santificadora y esta gran nación será bendecida por el Templo. Ustedes tiene problemas y dificultades, yo creo que Dios bendecirá esta tierra de Colombia por el Templo, Que Dios les bendiga pues han tomado sobre sí un convenio sagrado y solemne, un convenio del cual no se podrán librar, ofrezcamos una ofrenda de tomar sobre nosotros el nombre del Salvador y él nos bendecirá, abran otros convenios que hablan de fe, generosidad, una vida mejor, seremos mejores. Ruego que se abran las ventanas para crecer en fe y felicidad como familias que pueden criar a sus hijos, no maltratar a sus hijos, denles amor y enséñeles en amor y llegará el día cuando sean amados y agradecerán al Señor por haberles dado esos bondadosos hijos, esta es la promesa para Cali, serán fuertes y firmes en su testimonio».

La ceremonía se inició con la primera oración ofrecida por el presidente de la Estaca Jardín hno. Nestor López y cerrada con la oración del presidente de la estaca Cali Hno José Luis Alvear.

Historia y recuerdos familiares 77

El Angel Moroni
Cuando el Templo de Bogotá se hallaba en construcción, el día jueves 24 de septiembre de 1998 los miembros de la Iglesia que asistieron a la ceremonia de la colocación de la identidad religiosa sobre la aguja más alta del Templo o sea el Angel Moroni tuvieron la oportunidad de sentir y ver un maravilloso acontecimiento, veamos el testimonio del hermano Roberto Rubio cómo lo describe:
“Mi reloj marcó las 11 am., el día estaba gris, pesado, hacía frío y densas nubes oscuras señalaban el paisaje del cielo, y de pronto, corrió la voz entre la multitud de hermanos y curiosos que se encontraban expectantes: la imponente estatua del ángel Moroni empezaba a ser izada, lenta, muy lentamente, hacia el punto más alto de la torre del Templo. Entonces todos, casi todos, entre ellos mi esposa Leonor y mi hija Marianela, vimos y sentimos la mano del todopoderoso redibujando el ambiente. Primero se fueron alejando las oscuras nubes y aparecieron rincones azules, suavemente iluminados, precisamente encima de la casa santa y, como si se decorriera el velo de creaciones eternas, apareció radiante el sol en la plenitud del meridiano, y, alrededor del astro, ¡oh, milagro! Un gigantesco anillo con los bellos y diáfanos colores que le son propios al arco iris. El Espíritu del Señor estaba ahí, yo podía sentirlo, y todos los corazones se incendiaron en el amor de Dios y, por unos instantes, llenos de gratitud y gozo, fuimos uno con él. Ya no teníamos frío, no teníamos hambre, no sentíamos cansancio, no había oscuridad sólo una plenitud de felicidad y luz; nos sentimos libres del pecado y del enemigo de toda justicia; nos sentimos en verdad como lo que somos: ¡hijos de Dios! El círculo ividescente(?) permaneció por largo tiempo alrededor del sol, y el cielo se cerró. Pero ya no teníamos temor, sólo esperanza. El Señor nos había confirmado a todos que el Sagrado Templo era su casa”.

78 Rafael Aguirre Bejarano

La escritura de mi mayor agrado
VIDA ETERNA

«Esto es vidas eternas, conocer el único Dios sabio y verdadero, y a Jesucristo a quién Él envió. Yo soy él. Recibid, pues, mi ley». D Y C. 132: 24.

La canción de mi alma es Secreta Oración
La canción de mi alma, la tengo en mi mente en los momentos de tensión nerviosa como cuando viajo en avión o por lugares que son escabrosos o peligrosos, en todos los momentos que llegan con dificultades, en los velatorios y sepelios de mis seres queridos, en las reuniones espirituales y en especial siempre que hago aperturas para iniciar una sesión de Bendiciones Patriarcales. Hay una hora de solaz en que mi corazón del mundo se aleja en secreta Oración. Rendiré mi corazón en secreta oración Ganaré por ese don, con el cielo comunión. La senda que nos llevará a la celestial mansión Tan solo se encuentra por secreta oración. Rendiré… Al navegar por ese mar de desesperación, Mi alma se consuela en secreta oración. Rendiré… Y cuando tenga que andar por entre tentación A mi Señor elevaré secreta Oración. Rendiré…

Conversión a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Bautizado el 3 de marzo de 1.985 en la Capilla de Américas Uno de la Estaca Cali-Américas , por el Elder CESAR ALVAREZ (barranquillero) y Confirmado miembro de la Iglesia por el Elder ISMAEL URBINA ( bogotano ) los cuatro principios básicos del Evangelio estuvo a cargo de FREDDY ANTONIO MOSQUERA como invitados especiales estuvo el Presidente de la Misión Colombia

Historia y recuerdos familiares 79

Cali LYNN A. MICKELSEN y su esposa quién estuvo a cargo de la música al piano, del Hno, LUIS EDUARDO ACOSTA amigo de la familia, y como solista en el himno especial con ROCA DE ETERNIDAD el Elder Cesar Alvarez. Me fue conferido el Sacerdocio Aarónico y ordenado al grado de Presbítero el 17 de marzo de 1.985 por el Obispo Adolfo Henao. El 24 de marzo del mismo año fui llamado a bendecir por primera vez la Santa Cena. El 7 de Abril me llegó el primer llamamiento en la Iglesia, el cargo fue como primer consejero de la Escuela Dominical del Barrio Américas Uno. Llamado como MAESTRO ORIENTADOR el 24 de marzo de 1.985. Saliendo a magnificar el cargo el 7 de Abril. Subí al púlpito a dar mi primer discurso el 30 de Junio con el tema LOS DIEZMOS Y LAS OFRENDAS. Fui avanzado al Sacerdocio de Melquisedec el 23 de Junio de l.985 y ordenado Elder por el presidente ARGEMIRO TROCHEZ en una Conferencia Trimestral del Sacerdocio. Recibí la BENDICION PATRIARCAL el 1 de Septiembre de l.985 por el patriarca ARCADIO ANGEL MUÑOZ SAAVEDA en la Capilla de Cristóbal Colón en Cali. Fui ordenado Sumo Sacerdote el l5 de Septiembre l.985 por el Presidente Argemiro Troches En esa misma fecha Ordenado Obispo para el barrio Américas Uno. Por el Presidente Argemiro Troches.El 3 de noviembre de 1.989 fui relevado del Obispado de Américas Uno por cambio de domicilio. En el mismo mes de Noviembre fui apartado como SEGUNDO CONSEJERO del Obispado de Versalles en la Estaca Cali Colombia, y llamado como maestro de Historia Familiar.El 21 de Marzo de 1.986 con mi familia salí rumbo a la ciudad de LIMA (PERU), A
SELLARNOS COMO FAMILIA POR TIEMPO Y ETERNIDAD

entrando al Templo a recibir las Ordenanzas el día 25 de Marzo acompañándonos LUCIA ELENA, GLADYS TERESA, RAFAEL ERNESTO y en forma vicaria LUCRESIA-

80 Rafael Aguirre Bejarano

El 11 de Marzo de 1.990 fui Apartado como Obispo para el Barrio Versalles por el Pte. CARLOS ARTURO ESCOBAR. Relevado honorablemente del Obispado del Barrio Versalles el 30 de Mayo de 1.993.Llamado por el Consejo de los Doce Apóstoles y Ordenado PATRIARCA por el Presidente LIZARDO AMAYA HERNANDEZ. En la Conferencia Semestral de la Estaca Cali Colombia el 8 de Agosto de l.993. Por división de la Estaca Cali Colombia el 9 de Marzo de 1.997 terminó mi llamamiento para esa Estaca y fui llamado por la Autoridad General que presidió la Conferencia para continuar mis funciones como PATRIARCA en la nueva Estaca Cali-Versalles. Terminé de leer por primera vez el LIBRO DE MORMON el 31 de Julio de 1.985.

Testimonio del Sacerdocio
El sábado 14 de Julio de 1.990, en Cali, en momentos en que viajaba en un bus urbano, al termino de una reunión del Comité Ejecutivo del Sacerdocio en el Obispado del barrio Versalles, reunión que había presidido en mi condición de Obispo, iba acompañado del Segundo Consejero el hermano Alfonso Delgado Martínez, dentro del bus nos encontramos con las hermanas Carvajal, Nelly y otra que trabaja como enfermera en la Clínica del Seguro Social, pertenecientes a nuestro barrio pero menos activas razón por la cual yo no la conocía pero si compañera de trabajo del hermano Delgado, cada uno de nosotros entablamos conversaciones con cada una de ellas, yo con Nelly, en la conversación ella me manifestó que tenía un espíritu malo incorporado y que por tiempos la perturbaba mucho, haciéndola protestar, maldecir y decir cosas desagradables contra Dios, y cuando oraba sentía por un lado de la cabeza la presencia de alguien a la vez que escuchaba una voz que le decía «VIVA EL REY DE LAS TINIEBLAS». Yo la cité a la Capilla al día siguiente para darle una Bendición especial, así fue, ella asistió a las reuniones dominicales del día de reposo y cuando estaban en clase de la Sociedad de Socorro la mandé llamar con mi primer Consejero ALBERTO GOMEZ, al Obispado, una vez allí le pedí al hermano Gómez que la ungiera

Historia y recuerdos familiares 81

y desde el momento en que ella llegó al recinto de la oficina se sintió el ambiente pesado y mientras recibía la unción soltó sonidos como aullidos de perro, cuando yo le impuse las manos sobre la cabeza para sellar la unción ella saltó del asiento con giro a la derecha lanzando otro aullido durante la oración de la bendición mientras pronunciaba el nombre de Jesucristo y el poder del Sacerdocio sentí un remezón en mis brazos con furia como tratando de quitarme las manos de la cabeza de la mujer, yo con mi nerviosismo y con mayor ímpetu continué la Oración. Tuve la impresión que ni el hermano Gómez ni la hermana Nelly Carvajal se dieron cuenta del terrible momento que yo estaba viviendo en esa experiencia espiritual a juzgar por la tranquilidad que había en ellos, terminado este acto yo fui al salón donde estaba reunido el Sacerdocio y les expresé mi testimonio de lo que acababa de pasar, uno de ellos me dijo, Obispo está muy pálido, yo le contesté es que estoy muy asustado, me retiré a la cocina y tomé agua y el resto del día lo pasé muy impresionado, en horas de la tarde llamé a mi Presidente de la Estaca y le hice el comentario, el me preguntó si estaba en ayuno y le dije que no, me dijo que no volviera a efectuar ese tipo de bendiciones si no me hallaba en ayuno, que me había librado de que hubiese sido peor la experiencia gracias a las Investiduras y la dignidad que poseía. Lo mismo hice con el Patriarca quién me dio consejos sobre el particular y me hizo referencias de otras experiencias similares y que ese género de cosas solo se hacían estando todos los participantes del Sacerdocio en pleno ayuno. Yo nunca he dudado en mi fe en el Santo de Israel, mi fe siempre ha estado en desarrollo y crecimiento, así como mi espiritualidad y santificación ahora con esta manifestación del demonio sentida en carne propia me hace aferrar más a mis creencias religiosas y ver con más claridad la grandeza del poder del Sacerdocio. Lo anterior lo testifico en el nombre de Jesucristo, amen.

Testimonio Personal
En Cali en la década de los años setenta, un amigo me habló de unos jóvenes Norteamericanos que vestían a diario de Camisa blanca y corbata y que pertenecían a una Iglesia buena, que sus

82 Rafael Aguirre Bejarano

hijos se habían amistado con ellos y estaban muy entusiasmados con la cortesía, educación y buen trato de ellos, que eran muy ejemplares, que no fumaban, iban o hacían reuniones socio culturales y se divertían sin tomar licor y respetaban mucho a las chicas y que el motivo de su permanencia en la ciudad era porque estaban evangelizando. En esa época yo trabajaba en la Policía Nacional, abscrito a la Procuraduría General de la Nación en el área de Policía Judicial, con frecuencia escuchaba a mis compañeros hablar mal de los (gringos) jóvenes norteamericanos que eran miembros de la CIA y que estaban haciendo espionaje para los Estados Unidos, yo los defendía con lo poco que sabía de ellos de que esos muchachos estaban evangelizando y no se metían en política. Pasaron unos años y estando fuera del servicio oficial, me ganaba la vida como taxista, una ocasión le presté un servicio de transporte a dos misioneros norteamericanos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Los Mormones), en el viaje me hablaron del Evangelio pero les dije que no estaba interesado en ello, que una de mis hijas le gustaba los estudios bíblicos, que fueran a mi casa y hablaran con ella, así lo hicieron y veinte días después mi esposa y dos de mis hijas se bautizaron en esa fe religiosa, a la semana lo hizo mi hijo menor, varios meses después lo hice yo, seguidamente mi hijo mayor y así sucesivamente lo han seguido haciendo mis familiares. El testimonio es que yo sé que Jesucristo vive, a nosotros nos ha cambiado mucho la vida, ahora tenemos el conocimiento de la verdad revelada, enseñamos principios correctos y permanentemente nuestro líderes y maestros inspirados nos nutren con la buena palabra de Dios. En mi casa, yo y mi familia, seguimos a Jesucristo. Nuestras vidas han sido grandemente bendecidas con cargos para servir a nuestros semejantes, con el mensaje de la redención, una de mis hijas tuvo el privilegio de servir como misionera durante año y medio, mi esposa en la enseñanza en la Sociedad de Socorro, Mujeres Jóvenes y en la Primaria, igualmente la otra hija, toda mi familia ha tenido llamamientos, los varones uno como presidente de los Hombres Jóvenes y el otro como director de actividades, ahora en enero del próximo año ingresa uno de los nietos al

Historia y recuerdos familiares 83

campo Misional en Santiago de Chile, llamamiento que acaba de recibir de nuesro Profeta Gordon B. Hinckley presidente de la Iglesia. Yo he servido como Obispo en dos ocasiones entre otros, en la actualdiad soy el Patriarca en la Estaca Versalles en Cali.

La visión
Siendo niño, aproximadamente a los nueve años, tuve un sueño maravilloso que me ha acompañado por el resto de mi vida y que no podré olvidar jamás, Vi en un cadiviso (techo con hojas de hiraca, que hacen los campesino en los cosechaderos para protejerse de las lluvias y para guardar el agua y sus alimentos que llevan al lugar de trabajo), era una tarde radiante de luz solar de verano en los valles del trópico, vi acostado al niño Jesús con una sonrisa dibujada en su rostro y posición de jugueteo así como los ve uno a ellos cuando están en las edades entre los seis meses y el año, pero de un momento a otro desapareció la figura infantil y se me convirtió en el mismo lugar en el Señor Crucificado. Al despertar el gozo fue inmenso por haber estado en la compañía del Redentor del mundo desde su infancia y seguía haciendo muchos esfuerzos para volverme a dormir y volver a seguir el sueño pero todo fue inútil.

Significado de la Bendición Patriarcal
La Bendición Patriarcal es un instrumento valioso que da orientación en nuestras vidas espirituales- El Señor nos ha dado este instrumento que marca la dirección de nuestra vida, el Profeta NEFI en el LIBRO DE MORMON dice: Ni la guerra ni los medios serán capaces de confundir ni destruir esta curiosa brújula, tampoco podrían las repentinas tormentas de arena dejar sin efecto sus facultades de orientación. Siglos antes un hombre justo amoroso de nombre LEHI respondiendo al llamado del Señor, tomó su familia y viajó con ella por el desierto. Mas el Señor no decretó que tuvieran que pasar por esa experiencia sin ayuda de los cielos, las palabras de Nefi describen lo que se les proyectó al comienzo de la histórica jornada. (Alma 37: 38-40).

84 Rafael Aguirre Bejarano

El mismo Señor que proporcionó una Liahona a Lehí nos brinda a nosotros hoy un instrumento que da dirección a nuestras vidas, que marca los peligros que se nos interpongan y nos traza un camino seguro hacia nuestra morada celestial. El Patriarca es llamado por Dios por medio de la profecía. El Consejo de los Doce tiene la responsabilidad especial de extender el llamamiento a tales hombres. Un Patriarca posee el Sacerdocio de Melquisedec y su llamamiento no es administrativo. Su finalidad es bendecir a las familias o personas. Darles a conocer su L I N A J E en la Casa de Israel, y profetizarle su futuro, bendiciones que se hacen o llegan a nuestras vidas si cumplimos los mandamientos y los Convenios del Señor. El Patriarca es un hombre humilde, estudioso de las Escrituras, es un instrumento en las manos del Señor para bendecir mediante la imposición de manos sobre la cabeza. El Patriarca tal vez no sea un hombre letrado, poseedor de bienes ni de una profesión definida, pero si un hombre justo, honrado, humilde, lleno de amor de compasión y de integridad.

La Bendición Patriarcal
Fecha: Septiembre 1o. de l.985, Dada a Rafael Aguirre Bejarano. Fecha de nacimiento : 24 de Octubre de 1.934, Lugar San Pedro Valle del Cauca, República de Colombia. Nombre del padre Fortunato Aguirre, nombre de la madre Juana María Bejarano, nombre del Patriarca Arcadio Angel Muñoz Saavedra, Estaca del Patriarca Cali Américas. “Hermano Rafael Aguirre: En el nombre de Jesucristo con autoridad del Sacerdocio de Melquisedec que yo poseo y con el llamamiento de Patriarca es que hoy estoy colocando mis manos en tu cabeza, será beneficiosa a tu vida y a la medida que seas fiel al Señor, todas, bendiciones llegaran a su debido tiempo de acuerdo a tu fidelidad. Hermano hoy te bendigo con fuerza y energía en tu cuerpo y espíritu para que sigas proporcionando a tu hogar las cosas necesarias y para que cumplas eficientemente con tu responsabilidad como esposo, padre y como miembro de la Iglesia.

Historia y recuerdos familiares 85

Recibirás bendiciones de inteligencia y sabiduría para que hagas tus actos correctamente, como también para que seas iluminado en todo tiempo especialmente cuando dediques tiempo para el estudio de las Escrituras, también para que andes en justicia y corrección para que salga a relucir el buen ejemplo en tu hogar y en tus vecinos. Por herencia llevas las bendiciones del linaje de MANASES hijo de José y ellas estarán contigo para tu gozo y felicidad, además el Evangelio acrecentará mas tu deseo de vivir honestamente y deseo de hacer y vivir bondadosamente. Tendrás bendiciones adicionales para que hagas los arreglos necesarios para efectuar tu matrimonio por esta vida y la eterna, como tambien para que recibas las bendiciones de sellamiento con tu esposa y tus hijos en un futuro próximo para que tengas un hogar eterno, tendrás el espíritu de Elias para que sientas la necesidad de hacer la obra vicaria de tus antepasados difuntos, muchos de ellos han sido amonestados y han aceptado el Evangelio, ahora esperan la oportunidad que les brinden sus familiares para ellos ser redimidos y gozar de vida eterna. Bendígote hoy para que tengas todas las oportunidades de progresar tanto temporal como espiritualmente y prepararte para que los llamamientos que te hicieren tus líderes como también para que vuestra imaginación sea abierta a las cosas del reino del Señor. El espera de ti de que seas autosuficiente para ayudar en su reino, tendrás muchas bendiciones para que permanezcas digno a los ojos de Dios, que ninguna influencia maligna llegue a tu cuerpo ni a tu espíritu, que tengas siempre el valor de negarte a participar en las obras de Satanás, esta bendición abarcará todo tu hogar y toda tu familia. Hoy te exhorto para que en adelante vivas confiado en el poder de Dios, que tus actos reflejen siempre la bondad y el deseo de servir para que así presentes a tus semejantes buen ejemplo y buena disposición de agradar al Señor tu Dios. Estas bendiciones no se darán fácilmente sino a través de sacrificios y además tienes que trabajar para alcanzarlas, dependiendo de ello el servicio de la verdad y el deseo de estar cerca al reino del Señor. Hermano todo esto es tu BENDICION PATRIARCAL la que sello en tu cabeza con amor y esperanza para que te levantes en

86 Rafael Aguirre Bejarano

la primera resurrección y tengas vida eterna, por la autoridad del Sacerdocio y el llamamiento de Patriarca, Amen. (Firmado) Arcadio Angel Muñoz Saavedra”

Llamamientos en la Iglesia
Primero: Apartado como primer consejero de la Escuela Dominical. Segundo:Ordenado Obispo para el barrio Américas Uno. Tercero: Apartado como segundo consejero del Obispo del barrio Versalles. Cuarto: Apartado como Obispo del barrio Versalles. Quinto: Ordenado Patriarca para la Estaca Cali Colombia. Sexto: Llamado como Patriarca para la Estaca Cali Versalles. Septimo: Relevo de funciones de Patriarca Octavo: Llamamiento lider misional B. Versalles Noveno: Director del Centro de Historia Familiar

Línea de autoridad
PEDRO, SANTIAGO JUAN fueron ordenados Apóstoles por el Señor Jesucristo. ( Juan 15 : 16 ). Para ordenar a los Doce Apóstoles JOSE SMITH hijo y OLIVERIO CAWDERY, recibieron el Sacerdocio de Melquisedec en el año de 1.829 bajo las manos de PEDRO, SANTIAGO Y JUAN. Los tres testigos fueron llamados por revelación para elegir a los Doce Apóstoles, y el 14 de Febrero de 1.835, fueron bendecidos por la imposición de manos de la Primera Presidencia, JOSE SMITH hijo, SIDNEY RIGDON y FREDERICK G. WILLIAMS. BRIGHAM YOUNC, fue ordenado Apóstol el 14 de Febrero de 1.835 bajo la imposición de manos de los tres testigos OLIVERIO CAWDERY, DAVID WHITR y MARIN JARRIS. GEORGE Q. CANNON, fue ordenado Apóstol el 26 de Agosto de 1.860 por BRIGHAM YOUNC. HEBER J. GRANT. Fue ordenado Apóstol el l6 de Octubre 1.892 por GEORGE Q. CANNON.
Genealogía del Sacerdocio

Historia y recuerdos familiares 87 SPENCER W. KIMBALL, fue ordenado Apóstol el 7 de Octubre de 1.943 por HEBER J. GRANT. GENE R. COOK. Fue ordenado Sumo Sacerdote el 28 de Junio de 1.976, por SPENCER W. KIMBALL. ARGEMIRO TROCHEZ fue ordenado Sumo Sacerdote el 11 de Junio de 1.978 por GENE R. COOK. RAFAEL AGUIRRE BEJARANO fue ordenado Sumo Sacerdote el 15 de Septiembre de 1.985 por ARGEMIRO TROCHEZ.

Las doce tribus de Israel y su significado
Hijos de Jacob Madre:
LEA LEA LEA LEA BIHLA BIHLA ZILPA ZILPA LEA LEA RAQUEL ASENAT ASENAT RAQUEL RUBEN SIMEON LEVI JUDA DAN NEFTALI GAD ASER ISACAR ZABULON JOSE MANASES EFRAIN BENJAMIN

Significado. Ved, un Hijo. Escucha. Se unira. Alabanza. Juzga. He confundido. Ventura. Dicha mía. Recompensa. Morada. El añade Paz Prosperidad. Hijo de mano derecha

La casa de Israel:
Los Judíos, los Gentiles y los Lamanitas.

Documento histórico de la época de nuestro Señor Jesucristo en Judea
“Servicio religioso”

Un documento histórico sobre Jesucristo. Se trata de una carta escrita por Publius Lentulius, antecesor

88 Rafael Aguirre Bejarano

de Poncio Pilato en calidad de Gobernador de Judea, carta dirigida al Emperador Romano, Cesar, en la que trata de Jesucristo. El documento esta escrito en latín y data del tiempo que apareció Jesucristo como predicador del pueblo, o sea, en los comienzos de su vida pública. Damos a continuación la traducción castellana de dicho documento. Fue descubierto en Roma en 1.914 en la biblioteca de los padres Lazaristas. “El Gobernador de Judea, Publius Lentulius, al Gobernador Romano : Supe, oh Cesar que tu deseabas saber algo respecto al hombre virtuoso que se llama Jesucristo y a quien el pueblo considera como profeta y como Dios y de quien sus discípulos dicen que el es hijo de Dios, creador del cielo y de la tierra. Para decirlo brevemente, en realidad, oh Cesar, se oye de El diariamente cosas maravillosas, lo digo brevemente. El hace resucitar a los muertos y sana a los enfermos, es hombre de mediana estatura, de aspecto benigno, de grandísima dignidad, lo cual se manifiesta en su rostro de manera que considerarlo uno infaliblemente siente la necesidad de amarlo y de temerlo. Su cabello largo y caido sobre las orejas tiene un color de nueces maduras y desde allí cayendo sobre la espalda de un color brillante dorado. En la mitad de la cabeza esta dividido según lo usan los nazarenos, la frente es lisa y la cara sin arrugas ni manchas, la barba igual al cabello de la cabeza en el color, es crespa y sin ser larga, se divide en el medio, la mirada seria, posee la virtud de un rayo solar, nadie le puede mirar fijo en los ojos, cuando habla amonestando inspira temor, pero cuando apenas acaba de reprender esta como llorando; a pesar de ser muy severo es afable y amable, se dice que nadie le ha visto reír, pero si llorar. Todos encuentran en sus conversación afable y agradable, pocas veces aparece en publico y cuando lo hace, se le ve siempre muy modesto, tiene una presentación muy noble, es hermoso. Por lo demás, su madre es la mujer mas hermosa que jamas se haya visto en estas regiones. Oh Cesar. Si tu deseas verlo como me haz escrito una vez, házmelo saber y te lo enviare en seguida. El no hizo nunca estudios, no obstante, sabe todas las ciencias. Anda descalzo y con la cabeza descubierta ; muchos al verle

Historia y recuerdos familiares 89

de lejos se ríen pero apenas se acerca tiemblan y lo admiran; dicen que jamas se ha visto en esta tierra un hombre semejante a El. Los Hebreos aseguran que jamas se ha oído doctrina como la suya, muchos dicen que El es el hijo de Dios, algunos que es enemigo del Cesar, los malos Hebreos se molestan mucho pero jamas se dice ha dejado descontento a alguno, mas bien su intento es dejar contentos a todos. En todo caso Oh Cesar, cumpliré cualquier orden que tu me mandes respecto a Él. En Jerusalén invisto 7 del endémico mes. Publius Lentulius, Gobernador de Judía”. (Me fue obsequiada esta copia por un misionero Chileno cuando la dio a conocer en una clase de noche de barrio en la Capilla de Versalles en el año de 1.993).

Las doce bendiciones lamanitas
1. Algún día llegarán a ser un pueblo bendito. Josúe 3:6 2. El Señor promete salvación a los Lamanitas en los postreros días. Enós 11- 12- y 13. 3. Que florecerán como las rosas…en las montañas.Isaías 35:1-D/C 49:24,25. 4. Protección al invocar el nombre del Señor. Alma 9:17. 5. Ellos son el remanente de la Casa de Israel. Alma 46:27. 6. La Conversión los hace fuertes e inmutables Helamaán 15:8-10. 7. El Señor será misericordioso con los Lamanitas en los últimos Días. Helamán 15:12- Alma 9:16’17. 8. El Señor empezó a derramar su Espíritu sobre los Lamanitas por su disposición en creer en sus palabras. Helamán 6:36. 9. Que les será predicado el evangelio en los últimos días. Mormón 5:20-21. 10. Que serán un resto de la descendencia de Jacob y contados entre los del primer convenio. Mormón 7:10. 11.Y serán contados entre sus ovejas. Helamán 15:13. 12. Los Lamanitas son descendientes de los Judíos, la palabra llega a ellos para que crean en el evangelio y no esperen otro Mesías. D/C. 19:27.

REGISTRO FAMILIAR
Sexo
M

Nombre completo del miembro

RAFAEL AGUIRRE BEJARANO

Estaca actual Cali, Colombia Versalles Versalles Nombre de la madre
JUANA MARIA BEJARANO

Dirección actual Barrio Calle 60 Nte. No. 2 AN 25 Tel. 654 17 43 Nombre del padre Lugar San Pedro, Valle, Colombia 3 marzo de 1985S Ofic. el Élder César Alvarez Ofic. Élder Ismael Urbina El 17 de marzo de 1985 por 1 de septiembre de 1985 17 marzo de 1985 23 de junio de 1985 el 25 de junio de 1985 el 25 de junio de 1985 el 15 de septiembre de 1985 el 15 de septiembre de 1985 el 8 de agosto de 1993 en el Templo de Lima Perú 25 de marzo de 1986 Lima, Perú 9 enero de 2000 en Bogotá, Colombia

FORTUNATO AGUIRRE OSPINA

Fecha de nacimiento 24 de octubre de 1934 Ingreso a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Progreso espiritual Bautizado el 3 de marzo de 1985, Cali, Colombia Confirmado el 3 de marzo de 1985 Conferido el Sacerdocio Aarónico Recibí la Bendición Patriarcal Ordenado Presbítero Ordenado Elder Avanzado al Sacerdocio de Melquisedec Ordenado Élder Ordenado Sumo Sacerdote Ordenado Obispo y llamado al barrio Américas Ordenado Patriarca Investiduras el 25 de marzo de 1986 Matrimonio el el Templo Sellado a los padres

Otros cargos: Presidente del Quórum de Élderes en Dover NJ. Estados Unidos. Maestro de Escuela Dominiacal para miembros de habla hispana en Názaret PA. EE. UU. Maestro de Historia Familiar en Cali, Consejero de Escuela Dominical de barrio, Consejero de Obispado, Obispo en el barrio Versalles.

Conyuge

MARIA TERESA GOMEZ ARCILA. Casados el 9 de diciembre de 1958 Primavera, Valle. Nacida el 23 de noviembre de 1939 en Naranjal Valle, Colombia. Hija de Luis María Gómez Ramírez y Raimunda Arcila Gómez

Cargos ejercidos en la Ilgesia. Maestra de manualidades. Presidenta de la Sociedd de Socorro y de Mujeres Jóvenes. Cargos Pdte H. J. Misionera 1990 23 ene. 2001 25 marzo 1986 Ene. 2001 Ene. 2001 Lima Bogotá Bogtá SC. SP. Templo

Mtra. Primaria Director Actividades

Hijos Nombre José Freddy Lucia Elena José Jesús Gloria Betty Fortunato Luis María Lucresia Gladys Teresa Socorro Rafael Ernesto Juana María 2 jul. Guatem. 6 Ene. 2001 6 Ene. 2001 25 Marzo 1986 25 marzo 1986 6 Ene. 2001 25 Marzo 1986 6 Ene. 2001 Bogotá Bogotá Lima Lima Bogotá Lima Bogotá 30 Mayo 1981 11 Mayo 1982 15 Septiembre 1985 10 Abril 1989 30 Septiembre 1989 10 Mayo 1997 12 Febrero 2002

Fecha de Nac. 26 Ago. 1959 22 Feb.1961 14 oct. 1962 4 oct. 1962 04 Ago. 1962 1964 1964 12 Feb. 1967 19 Feb. 1967 1968 9 Nov. 1971 1973

O.B.S. Casado Casada Fallecido Fallecido No miembro Fallecido Fallecida Fallecida Viuda Fallecida Casado Fallecido

Nietos Diego Andrés Freddy Alexander Diego Fernando Aura Maria Leidy Johana Estefanía Andrea Nallely

92 Rafael Aguirre Bejarano

Significado del Escudo personal
Escudo dividido en dos mitades condecorado en la parte superior en madera, con retrato a lápiz que sigue la tradición clásica del retrato, en una marquesina con gotas doradas; descendiendo en un soporte de tres tallos; del principal se sostiene el retrato. Representador de la firmeza de carácter, lograda por la responsabilidad (rama izquierda) y la disciplina (rama derecha). Terminando la base de madera en cuatro puntas distribuidas en partes iguales entre dos manos que sostienen dos banderas. Las puntas señalando hacia arriba son símbolos de cuatro atributos: luz, verdad, grandeza y majestad; las banderas de dos bandas en colores amarillo y verde; de aquí que el amarillo sea atributo de Apolo: Intuición, generosidad e intelecto.Verde representa la función perceptiva, color de Venus, de la fertilidad de los campos, simpatía adaptabilidad; ofrece tranquilidad, sosiego equilibrio y la ponderación; recuerdo del servicio y la dignidad de la autoridad policial. Las dos divisiones siguientes en forma horizontal: la primera en un fondo verde olivo, representativo de la paz y la conexión con la creación, en los lados dos escorpiones (coincidentes con la fecha de mi nacimiento, como representativos de las tradiciones populares) custodias de un libro abierto (libro de memorias y recuerdos), que contiene la historia de mi vida, libro abierto a mis generaciones futuras. La segunda división, parte baja en el lado izquierdo, nueve franjas doradas aspecto místico del sol (exaltación), y ocho franjas de color violeta símbolo de la quietud, discrecióm, sin ruido, tristeza, la penitencia, la serenidad, el sufrimiento, el silencio, color de la realeza y la espiritualidad. Al lado derecho un búho inverso con pico de diamante (el nombre del mineral deriva del griego adamantos que significa «invencible», así como lo es la palabra y la verdad del evangelio. Los ojos formando en color nueve, señal manifiesta en muchos acontecimientos de mi vida. El centro de los ojos en color negro símbolo de la neutralidad y el saber decir no cuando corresponde; El búho animal viajero, curioso, atento, serio y sabio.

Historia y recuerdos familiares 93
CAPÍTULO VIII

EL APELLIDO AGUIRRE

Su origen. El Capitán FRANCISCO DE AGUIRRE natural del señorío de Vizcaya (Bilbao) España, que pasó de Antioquía a principios del siglo XVII contrajo matrimonio con doña Catalina de Ibarra, hija de don Domingo de Ibarra, Español y de doña Isabel González natural de Guayaquil (Ecuador), de este matrimonio solo se conoce por hijo legítimo a don FRANCISCO DE AGUIRRE vecino de esta ciudad de Antioquía donde servió varios empleos y murió en 1.697. En su testamento declara que fue casado con Margarita Elorsa hija del Contador don Domingo de Elorsa Viscaino y de doña Juana de Liscano (folio No.115) y tuvo los siguientes hijos: Doña Manuela, casada con don Antonio Tabares Guerrero, hijo de don Hilario Tabares y de doña Tomasa de Figueroa (folio 391) Bárbara casada con Andrés de Zabala (folio 394). Don Nicolás; Don Domingo; Don Francisco y Doña Juana. De éstos solo he podido encontrar datos de que se casó don Francisco con María Piedrahita y que entre sus hijos se cuenta JUAN DE AGUIRRE casado en Medellín en Febrero de 1.705 con doña Jerónima Casilda Piedrahita, hija de don Juan Piedrahíta y de doña Isabel Mendoza. Más datos del apellido A G U I R R E se puede encontrar en los archivos del Departamento de Antioquía libro de mortuorios tomos 1 -2 - 3 y 4, donde se encuentran mortuorias de muchos individuos de este apellido. JUAN DE LEMUS Y AGUIRRE. Nació el 20 de Junio de 1.610 en Guadalajara de Buga hijo de Mateo de Lemus natural de Málaga, casado con doña FRANCISCA DE AGUIRRE bautizado el 21 de Junio.

94 Rafael Aguirre Bejarano

En el año de 1.671 viajó a Remedios (Antioquía ) y murió de 61 años. Se casó con Magdalena Bocanegra hija del Conquistador Diego Bocanegra que murió octogenario en 1.689 en Buga. Hoy 30 de Septiembre de 1.996 en el CENTRO DE HISTORIA FAMILIAR de la IJSUD en la Capilla del barrio Cristóbal Colón, encontré siete páginas marcadas con los folios del 146 al 152 del Diccionario Heráldico de apellidos escrito por Julio de Atienza que dice en su preámbulo: AGUIRRE no tiene un tronco común. AGUIRRE significa en Vascuense lugar alto que domina en terreno y con este nombre fueron conocidas muchas casas que tenían ésta condición. Los AGUIRRE de Guipúzcoa son los mas antiguos de éste apellido. JUAN DE AGUIRRE vecino de Isasondo (España) en 1.399 de Guipúzcoa son las casas de Gaviria. Aspeitie - Escoriaza . Los Aguirre se extendieron después toda la península acompañando a Fernando VII en la conquista de Sevilla Don JUAN DE AGUIRRE Y ZUAZO natural de Victoria 1.609, don FRANCISCO AGUIRRE DE ARLES natural de Pamplona 1.617; don FRANCISCO AGUIRRE Y ALAXA natural de Victoria 1.621 ; don ORDEÑO AGUIRRE Y RIVAS natural de Arrigorriaga Vizcaya 1.624...(la lista sigue y es extensa de nombres y fechas ) no logré identificar la Heráldica en su innumerables especies y clasificaciones. (Cali Octubre 24 de 1.996 por Rafael Aguirre Bejarano

Memorias de mis antepasados
Lo pensé mucho antes de tomar esta decisión, tal vez por lo primitivo de sus costumbres, sin embargo al leer unos consejos para jóvenes de una autoridad general de IJSUD me sentí orgulloso de mis ancestros, teniendo en cuenta que cada época trae sus momentos y afanes y ellos fueron felices y nunca se lamentaron de su forma como les correspondió vivir.
Neftalí Aguirre

Era mi abuelo paterno, vivió y murió en Todosantos, un Corregimiento del Municipio de San Pedro en el Departamento del Valle del Cauca en el

Historia y recuerdos familiares 95

centro cuando lo conocí ya era viudo, es decir mi abuela ya había fallecido, eso fue en 1.938 lo se porque se me gravó en mi mente la forma de los números que veía a diario impresos en un calendario de pared , para entonces yo estaba por encima de los tres años de edad y mi abuela de siete años de haber traspasado el velo, ella se llama MARTINA OSPINA TINACO el abuelo vivía en una casona grande y alta construida en bareque (madera redonda guadua, cañabrava, amarres de bejucos y rellenada las paredes con barro pisado, con pañetes de barro y por encima una mezcla de cagajón y barro para finalmente cal para su lucimiento a color blanco con zócalo rojo, pisos de tablas de madera aserrada, techada con hojas de palmicha, los exteriores (con pisos) de piedra azul de río para entonces el abuelo era persona muy mayor, alto delgado de buena salud y gozaba del respeto y aprecio entre sus coterráneos y amigablemente lo llamaban «don Neta», usaba sombrero de iraca blanco y redondo adornado con cinta negra a diario usaba saco de dril, calzando albarcas que él mismo fabricaba con pedazos de llanta de caucho y correas de neumáticos, era muy fuerte y resistente para el trabajo, era dueño de una finca de productos agrícolas en la misma región en un paraje denominado EL Hormiguero, entre su cultivos estaba la caña de azúcar, plátano, café, cacao. Frutales como aguacates, piñas, papayas entre otras, cebolla, cilantro y demás productos de tierra caliente asimismo tabaco y guamas. A pesar de tener dos bestias equinas le gustaba cargar sobre su humanidad pesados cargamentos hasta una capacidad como para un caballo , es decir aproximadamente de doce a trece arrobas, cuando iba rumbo a casa solo se le veía los pies y el cargamento en guambias, jigras, leña, y caña era analfabeto de sanas costumbres, de carácter fuerte para mandar la familia, yo alcancé a sentir la rudeza de su brutalidad con las amenazas cuando rehusaba tomar los alimentos que mi mamá preparaba con mal sabor porque pasábamos por una temporada de crisis, eso ocurrió durante una larga enfermedad de mi papá que estuvo marginado del trabajo y estabamos bajo la caridad del abuelo que nos daba de su almacenamiento maíz, caña para moler y preparar el café una vez se procesaba tostando y moliéndolo, asimismo plátano. Con el maíz preparaba la sopa con el solo sabor de la sal para almorzar y en las tarde

96 Rafael Aguirre Bejarano

un plátano asado con un pocillo de tinto. El abuelo me refería historias de la guerra de los mil días, entre esas anécdotas cuando una vez andaba el Ejército reclutando jóvenes para llevar a las filas y prepararlos para el combate, él le tenía mucho miedo a la guerra y se mantenía alerta de que no lo fueran a encontrar y cualquier día en forma sorpresiva se halló en un camino con un grupo de soldados y éstos trataron de cogerlo, huyendo en veloz carrera y sus perseguidores lo seguían teniendo a su favor que sus largas piernas lo ayudaban a avanzar mas terreno alejándose pronto de ellos y al llegar a una división de linderos por una larga fila de matas de piñuela de largas hojas (hojas parecidas a la piña con fuertes y grandes espinas como las uñas de un gato) muy altas con aproximadamente dos metros llegan a crecer y tomar un ancho superior a un metro, de un solo salto cruzó la línea divisora dejando atrás a los soldados que no pudieron pasar librándose de ser capturado y llevado a la guerra. El abuelo vivió muchos años solo es decir sin compañera, un día llegó a su casa a pedir posada una mujer de color negro alta, de una edad madura, su nombre MARIA VIDAL era sola y provenía de Puerto Tejada (Cauca) él la alojó y con el correr del tiempo se hicieron marido y mujer en unión libre pasados los años llegó a la región una curas (Sacerdotes católicos) en misión de enseñar la doctrina y casar las parejas que estuvieran en unión libre, así que ellos fueron unidos en matrimonio católico, ella lo acompañó hasta la muerte. Recuerdo que en la sala de la casa mantenía fijados grandes afiches alusivos a la guerra (en ese entonces se estaba librando la segunda guerra mundial) donde se mostraba los horrores de la guerra, sus bombardeos y soldados en combate, su líder Adolfo Hittler. Asimismo en la esquina de la sala una artofónica o vitrola grande donde escuchaba la música en discos en ese entonces, de un reloj de pared de fabricación alemana que al marcas las horas dejaba oír una hermosa melodía. Fue el primer parroquiano que tuvo música en la casa. Hasta se dio el lujo de organizar una Academia de baile y enseñó a danzar a los jóvenes de esa época en Todosantos dándoles esparcimiento y diversión.

Historia y recuerdos familiares 97
Gratiniano Bejarano

Fue mi abuelo materno, nació el 20 de Julio de 1.889 en la vereda Montegrande en San Pedro , hijo de Rosaura Bejarano, su abuelo materno fue CRUZ BEJARANO y ANA MARIA CASTRO, vivió en unión libre transitoria con mi abuela Carmen Bejarano donde nació mi progenitora JUANA MARIA BEJARANO lo recuerdo como un hombre menudo delgado de regular estatura, blanco en ese tiempo tenía sus cabellos blancos, vivía en una parcela entre los callejones denominados de Montegrande y la Estación en una casona de bareque y palmicha la que compartía con el hermano Juan Antonio Bejarano ya que eran dos solitarios hombres en la vejez en esa misma parcela al extremo occidental había una choza donde vivía la señora Rebeca hermana del abuelo. Volviendo a los recuerdos del abuelo él era agricultor sin instrucción y muy adicto al licor, siempre lo veía borracho y el fin de sus días los pasó de caridad en un asilo para ancianos en Buga donde lo interno un supuesto sobrino quién se le apoderó de los bienes que los dos ancianos poseían. Nacida el 6 de diciembre de 1.884 en San Pedro Valle, hija de MARIA REMEDIOS BEJARANO y BELISARIO ZUÑIGA, sus abuelos maternos ALCIDES BEJARANO Y RAFAELA GALLEGO, vivió y murió en la Vereda de Montegrande el 6 de Octubre de 1.949, fue mujer alta robusta, trigueña oscura, de cabello ensortijado, analfabeta de rígida disciplina, en su mirada se le notaba la severidad en su rostro, se ganaba la vida especialmente en labores agrícolas y hatos como ordeñadora, es decir en la extracción de la leche a las vacas, tenía un pequeño terreno cultivado con plátano, batata (dulce) guineo, frutales, ajonjolí, cilantro, culantro cimarrón, cidra y tubérculos como la yuca , la arracacha y mafafa. Con una pala en la mano para la limpieza de malezas del cultivo era igual a cualquier varón . Fue una mujer autosuficiente, levanto una numerosa familia sin ayuda de los padres de los hijos ya que tuvo seis compañeros para ocho hijos propios y dos adoptivos, esas libertades eran para ella una virtud pues no se sometía a los varones , se hacía sentir y respetar, de genio fuerte,
María del Carmen Bejarano

98 Rafael Aguirre Bejarano

casada con el padre de los tres primeros hijos, ANDRES OSPINA cuya unión se rompió en una pelea en la que ella lo baño con agua hirviendo por haber sufrido antes maltratos sacándolo de su vida de inmediato, llegando otros hombres a su vida que solo le engendraban un hijo y salían, ella terminó sus años acompañada de don Luciano Gómez padre del último hijo y que al parecer fue el hombre a quién ella amó. Mi abuela vivió muy primitivamente, rodeada de pobreza, su casa parecía un bohío, pero muy acogedora por la limpieza, pisos en tierra, en la cocina sobre el piso tenia tres grandes piedras sobre las cuales colocaba las vasijas, adentro de las piedras colocaba leña y prendía fuego para cocer los alimentos, no había asientos sino bancas hechas de guadua y esterilla que ella misma fabricada asimismo eran las camas y en vez de colchones ponían sobre el tablado pieles de animales que cazaban para alimentarse y trapos viejos, volviendo a la cocina en los rincones se veía sillas para montar a caballo, calabazos y mates donde ella guardaba semillas asimismo los tumbos es decir calabazos partidos a la mitad arreglados con cargadores de cabuya los que se amarraba en la cintura con las semillas para hacer las siembras de maíz o frijol para ir arrojándolos a los huecos que iba abriendo con un pequeño recaton en la tierra, también los usaba para la recolección del café. Tenía maestría en la orfebrería pues ella misma fabricaba sus ollas, platos, tazas de barro y con cucharas de mate sacadas de pequeños calabazos para tomar los alimentos, con los mates sacaba el agua de las tinajas donde depositaba el agua, esas tinajas también las fabricaba, el agua provenía de algibes que ella misma con otras ayudas hacía en la tierra. En los mercados solo compraba la sal, pues el dulce lo sacaba de la caña de azúcar que ella cultivaba y que molía en pequeños trapiches caseros que ella denominaba la vieja labrado de un pedazo de árbol con desbastes para ese fin. Asimismo para el maíz lo trillaba en pilones de madera sacados de trozos de arboles a los que les hacía un hueco en el centro y con una manilletas es decir otro pedazo de madera labrada y con largas cabezas se golpeaba los granos esta sacarles el hollejo el corazón. Así mismo el café lo tostaba en callanas de barro.

Historia y recuerdos familiares 99

La abuela tenía muy buena sazón los alimentos que ella preparaba eran de agradable sabor con productos frescos de su propia finca, ganaba dinero con la venta de huevos de las gallinas y bimbos como también de la venta de frutas, los diezmos los pagaba en especie, como cultivaba café y cacao también vendía para atender otras necesidades. No iba a médico ni utilizaba medicamentos químicos, toda dolencia era curada con remedios caseros a base de botánica en lo que también era experta y lo que no sabía lo consultaba con sus amigas. A los muchachos que iban o venían de los centros educativos los llamaba los escuelinos, siempre nos hablaba de que su mamá había sido negra esclava y tenía malos recuerdos de la esclavitud y nostálgicamente recordada esa época atroz que vivieron sus mayores y agradecía al Libertador Simón Bolívar por haber terminado con esa indóminia. Hablaba también de los padecimientos que tuvieron durante la guerra, que les dejó huellas porque en Chancos una vereda cercana se libró una feroz batalla llamada la guerra de los Chancos. Nació en San Pedro, Valle, Colombia, siempre se ocupo como obrero en faenas del campo, se identificó con la cédula de ciudadanía número 2.502.700 expedida en Buga, Valle, ocupó el primer lugar de cinco hijos en su familia, siendo sus hermanos Aristides, Cristobalina, Hernando y María Magdalena. Su principal afición fue por la música de viento, admiraba la trompeta, la flauta entre otras, en la música de cuerdas admiraba la guitarra, en su juventud incursionó como aprendiz en la banda municipal de San Pedro que años después estuvo en primer lugar entre las de su género a nivel nacional. Una de sus frustraciones por falta de educación porque aparte de haber aprendido a leer y escribir fue no haber podido ser Abogado, le gustaba el camino de las leyes y el de ser sacerdote católico siempre hablaba de esas tres cosas, el derecho, la música y la religión.
Fortunato Aguirre Ospina

100 Rafael Aguirre Bejarano

Profesó la fe católica y fue muy constante en sus devociones hasta el atardecer de su vida terrenal, pues en el crepúsculo de su probación aceptó el mensaje de la redención en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días recibiendo la ordenanza del bautismo por inmersión el 23 de Julio de 1.996, siendo confirmado el mismo día, en la Capilla Maracaibo perteneciendo al barrio El Jardín de la Estaca Américas.Le fue conferido el Sacerdocio Aarónico y ordenado Prebítero el 04 de Marzo de 1.996.La Presidencia de la Estaca Cali Américas lo avanzó en el Sacerdocio y lo ordenó Elder el 17 de Marzo de 1.996. Fue padre de once hijos que le dieron a conocer 48 nietos.

Acróstico
Fue humilde Ordenado al Sacerdocio Respetuoso Temeroso de Dios Ultrajado Nació de nuevo Afligido Trabajador Obediente Altar de fe Gigante en el ejemplo Ungido espiritualmente Incomprendido Religioso Resucitará por la mañana Estandarte de verdad y rectitud. Oveja de Cristo Santo de los Ultimos Días Paciente Incorruptible Noble Abnegado.

Juana María Bejarano

Hija de Gratiniano Bejarano y María del Carmen Bejarano, abuelos paternos Isidoro y Rosaura Bejarano Castro, bisabuelos paternos Cruz Bejarano y Ana María Castro; Abuelos maternos Belisario Zúñiga y María Remedios Bejarano, bisabuelos Pedro Zúñiga y María Eufrania Bejarano; Alcides Bejarano y Rafaela Gallego; Nacida el 30 de Marzo de 1914 en

Historia y recuerdos familiares 101

Montegrande, San Pedro Valle y fallecida el 17 de diciembre de 1999 en Cali; casada en Tuluá el 18 de agosto de 1930 con Fortunato Aguirre Ospina. En sus ochenta y cinco años vividos entre San Pedro y Cali, cultivó amistades que no obstante el tiempo, la han seguido recordando por su calidez humana, trabajadora incansable, por su excelso don caritativo con el que El Creador la dotó, cuidadosa en guardar bien todas sus cosas, su inmenso amor por sus hijos y cuidados exagerados que nos prodigaba, amante de las matas, en especial de aquellas que tenían poderes curativos, porque era conocedora de sus facultades curativas, pues para sus hijos mayores siempre nos curaba con zumo de yerbas medicinales y cocimiento de otras que nos daba para aliviar las dolencias, experta en masajes (en ese oficio la denominaban sobandera) en partes maltratadas por golpes y tronchaduras, al igual que con ventosas, a muchas personas les prodigaba bienestar con sus desinteresados servicios, porque los prestaba sin esperar remuneración y solo lo hacía con el ánimo de servir al prójimo. Cuando yo era niño en Todosantos, siempre la oía decir que ella se iba a morir sin conocer a Cali, para mí esa nostálgica desilusión se me convirtió en un desafío de ofrecerle ese gusto, y en la década de los años sesenta, en sus inicios, traje a mis padres y hermanos menores a vivir a Cali, a Puerto Mallarino más exactamente. Meses después los regresé a Todosantos porque yo tenía que volver al Norte del Valle por razones de mi trabajo y no quería dejarlos expuestos a los rigores de la gran ciudad, porque ellos no estaban preparados para sobrevivir solos en la selva de cemento; una vez que logré radicarme en Cali, pocos meses después ellos volvieron a unirse a mí en el barrio Benjamín Herrera, y desde entonces se quedaron en Cali, encontrando una mejor calidad de vida bajo mis cuidados hasta que crecieron mis hermanos menores y entre todos hicimos una causa común para ayudarla. Fueron muchas las veces que en conversaciones diversas ella manifestaba miedo por los aviones y siempre decía que no montaría en esos aparatos. En una ocasión yo estaba alistándome para salir a un período de vacaciones y pensé aprovechar esa oportunidad para llevarla de paseo a Montería, donde vivía mi hermana

102 Rafael Aguirre Bejarano

menor desde su matrimonio y llevábamos como tres años sin vernos, un domingo en la tarde cuando visitaba a mi mamá, yo tenía ya mis planes pensados y la manera de decirle sin que se me fuera a negar de aceptarme el regalo que le quería ofrecer, le djje: ¿Mamá le gustaría ir conmigo donde Trinidad? ella exclamó con sorpresa y alegría !sí!, ¿cuándo?, le contesté, en la otra semana, pero nos vamos en avión, porque eso queda muy lejos, quedó suspensa y empezaron los interrogantes dudosos, hasta que todo se arregló a favor del viaje, motivada por ver a su hija ausente, con extremado susto subió a la nave y en el recorrido de Cali a Montería lo hizo en silencio y muy nerviosa; tiempo después tuvo otra oportunidad de viajar de Cali a Bogotá, en esa ocasión fue difícil porque al llegar y entrar al aeropuerto sufrió taquicardia y estuvo un rato en aprietos, tanto ella como yo. Los nueve hijos que levantó, yo fuí el único que le hizo verter penosas lágrimas y sumirle el corazón de dolor, por causas del destino, unas veces inevitables. La primera fue cuando apenas estaba entrando en mi adolescencia, abandoné la casa a escondidas como quedó registrado en otro lugar de este libro, la segunda cuando salí a prestar el servicio militar, la tercera, cuando ingresé a la Policía y cuando llegaba a lugares peligrosos; Cuarto, cuando estuve en dificultades por la muerte de un compañero en Sevilla en forma accidental. Quinta: cuando estuve hospitalizado en Tuluá por una operación delicada, recuerdo que cuando abrí los ojos despertando de la anestesia lo primero que vi fue a mi mamá a mi lado, ella vivía en Cali; Sexto: cuando me fuí para Bogotá a radicarme con mi familia, Séptimo: cuando me despedí para viajar a los Estados Unidos, ella ya estaba enferma y en silla de ruedas, sin tener en cuenta otros momentos también amargos para ella porque el destino lo quiso así; recuerdo con claridad los momentos finales agónicos de ella cuando regresé de urgencia a su lado, cuando me preguntó que cuando me volvería a ir a Estados Unidos, pregunta con fondo profundo y sentido de agradecimiento a la vez porque estaba a su lado y los días próximos a su fallecimiento cuando la sacamos de urgencia en ambulancia y el médico la inyectó para calmarle el dolor con lo que sintió alivio, pero una vez que la morfina terminó su efecto, suplicaba que la llevaran al doctor donde la había llevado Rafael

Historia y recuerdos familiares 103

para que le quitara ese tormentoso dolor que la hacía gritar, la seguridad y la confianza que ella depositaba en mí es un profundo recuerdo que llevo con gratitud en mi corazón. La sombría pena que su ausencia dejó, para mí fue inconsolable y aun en su tercer aniversario de su fallecimiento, los recuerdos afloran a mi mente y me llenaron de nostalgia que arrrancó de lo profundo de mi alma suspiros, lágrimas y ahogamientos que viví en mi soledad, sobreponiéndome la esperanza de que ella ya descansó y se halla en un estado de felicidad allá en el paraíso al lado de su compañero eterno, de Luis Ernesto, José María y Cecilia sus hijos que partieron temprano a la eternidad, de sus padres, hermanos, abuelos y demás familiares que los lazos sagrados del poder sellador ha unido esos eslabones, para que las familias sean unidas eternamente con la esperanza que podamos todos mis hermanos y yo unirnos a ellos en la mañana de la primera resurrección cuando el Señor venga a recoger sus joyas. El maestro dijo: «Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí no morirá eternamente». JUAN 11:25. Febrero 23 del 2003

104 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO IX

ANHELOS

DE ADOLESCENCIA

Como todo niño anhelaba jugar pero para mí era terminantemente prohibido por mis padres, hacerlo con los muchachos de afuera con mis hermanas no lo hacía yo era solitario, mi hermana mayor era muy peliona y yo la mantenía a distancia para evitar enfrentamientos y la que me seguía era muy pequeña asimismo con las hermanas que siguieron y mi tiempo con ellas era para cuidarlas, cuando no estaba en la quebrada lavando pañales o ayudando en los oficios de la cocina. En la Escuela en los recreos permanecía alejado de los juegos por obediencia a mis padres, una vez ya casi para terminar el último año que cursé, decidí desobedecer y me acerqué a un grupo de compañeros para que me incluyeran en un juego que era de carreras llamado la libertad y cuando me disponía a salir a la primera carrera, pasó frente a la Escuela mi hermana mayor y me vio haciéndome señales de amenaza, yo sabía que llevaría la información a la casa y tendría un momento desagradable como en efecto lo fue. En mi adolescencia y un poco entrado en mi primera juventud soñaba con viajar, primeramente tenía desde muy niño una obsesión por conocer a Guayaquil, ciudad Ecuatoriana nombre que me sonaba agradable al oído cuando lo oía pronunciar a paisanos que tenían parientes residiendo en ese lugar y contaban sus complacencias y vivencias con lo que me hacían crecer esa ilusión y que una vez entrado en la vida de adulto se fue olvidando esos anhelos volviendo a tomar forma cuando viajamos a la ciudad de Lima Perú por haber tenido la opción de tomar la vía de regreso que nos pasaría por esa hermosa ciudad costera Ecuatoriana solo viendo desde la distancia sus edificaciones y el inmenso río que parece mar, así como la Terminal de Transportes que está en las afueras del casco urbano. Madrid la capital española era otra de esas ilusiones infantiles que me deleitaba viendo en las pantallas de cine los bailes

Historia y recuerdos familiares 105

flamencos sus paso dobles, sus canciones, sus tardes de toros, todos esos eventos me avivaban mas las esperanzas sin poder fijar metas si miraba mi entorno que lo hacía imposible por mis responsabilidades y mi estatus lo volvían irrealizables esos anhelos y aún mas si le acompañaba mi incultura que me marcaba limitantes o barreras que no podía cruzar completando mi frustración, Solo alimentaba mi espíritu con las imágenes que se proyectaban en la pantallas o auditivamente a través de la radio habiendo llegado a mi imaginación a crearme un sentimiento platónico con la FARAONA en aquel tiempo en que se hizo famosa con la interpretación de la canción PENA PENITA PENA. Cuando era niño y debido a la gran pobreza (Indigencia más claramente ) y ante la imposibilidad de poder obsequiar un regalo a mi mamá el día de la fiesta de la madre , le escribía cartas con gran ternura y amor donde le resaltaba ese idilio adornando las frases con imaginarias actividades madrileñas , pensando en paseos por jardines y formando un mundo fantástico de ilusiones para agradarla en tan memorable fecha. En ocasiones cuando tenía una moneda , le compraba alguna pasta de jabón de baño, que me gustaba por su olor, color y envoltura así como por el precio que era asequible a mí capacidad de compra sintiéndo una inmensa satisfacción poderle entregar con la misiva.

Recuerdos de la infancia
Empiezo a conocerme en 1.938 lo recuerdo por un viejo almanaque de una página editado por los laboratorios Bayer que estaba fijado en la parte alta de una pared exterior de mi vivienda, yo pasaba muchas horas del día en ese pequeño lugar donde el único mueble era una banca hechiza de guadua por manos de mi papá, desde sentado observaba el calendario muy fijamente hasta que se me gravó la forma de los números sin saberlos leer, porque solo contaba aproximadamente tres años de edad. Otro de esos recuerdos que tal vez sea el primero entre luz y noche las palabras de mi mamá en una ocasión en que me decía que iba a atener un hermanito poco después empiezo a conocer a mi hermana Alicia.

106 Rafael Aguirre Bejarano

Mi mejor amigo
En los diferentes momentos de mi vida siempre he contado con una persona que se ha sumado a los pocos amigos del alma, es decir al confidente, al de confianza, que son muy diferentes a los demás amigos, a los hermanos, al socio, al compañero, al superior, al jefe, al Director o cosa parecida, para mí el concepto de la amistad siempre lo he tenido muy claro, sé que es grande como grande la confianza para entregarle las cosas del alma. Es así que en mi infancia mi primer amigo que entró en mi lista de preferidos fue Daniel Raul Aguirre con quién compartimos muchas veces como compañeros cuando estuvimos en la Escuela y en la Sastrería, fue en ese entonces que nació ese sentimiento bondadoso para preferirlo y tenerlo como mi mejor amigo con quién compartíamos nuestro viario vivir. Ya en la vida adulta y laboral apareció un compañero que nos conocimos hace más de treinta años, con quién hemos estado en varias actividades que por tal razón nació con el también ese sentimiento de amistad que hemos tenido y guardado con respeto y armonía, que nos hemos ayudado mutuamente y que no nos hemos separado en la adversidad, su nombre Alexander Sánchez Montoya persona que está pendiente de todos los acontecimientos y cosas que pasan alrededor de su amigo, su amistad fiel y desinteresada ha sido a toda prueba.

Mi primera casa
Trabajando en el norte del Valle oía con entusiasmo las noticias con respecto a las urbanizadoras que estaban haciendo campañas para ventas de casas y lotes y las facilidades aparentes para adquirir vivienda propia financiada, fue así que conseguí el traslado para trabajar en Cali con la esperanza de poder llegar a poseer mi casa propia aunque no tenía dinero para la cuota inicial pero si una fe viva de que la conseguiría, nunca habíamos vivido en piezas de inquilinato y fue una experiencia dura y desagradable el tener que compartir con varias familias en una misma casa, donde había muchas conductas encontradas a las cuales en nuestra condición de campesinos no conocíamos y que era

Historia y recuerdos familiares 107

imposible imitar por deshonestas, el sufrimiento fue mayúsculo cuando se presentaban peleas, de ahí se fue haciendo más evidente la necesidad de tener independencia en la vivienda, fue así que un domingo salió en la prensa local un anuncio de que entregarían formularios para lotes para casas por parte del Instituto de Crédito Territorial un organismo del Estado ya desaparecido, para entonces yo trabajaba como secretario en una Estación de Policía, al lunes siguiente fui y despaché la documentación de carácter urgente y me fui al Estadio a buscar el ansiado formulario, al llegar había una aglomeración de gente impresionante e imposible para llegar a las ventanillas donde atendían al público, como iba con el uniforme de policía logré llegar a la ventanilla y obtener el documento, ese día hasta muerto hubo en esa aglomeración porque la fuerza pública resultó incapaz de controlar las turbas. Ya en la oficina diligencié el formulario y entre los requisitos para devolverlo estaba el llevarlo con una consignación por noventa pesos, en esos días había sacado a crédito mi primer radio, lo empeñé por cien pesos y consigné el dinero, al entregar la documentación preliminar me exigieron con plazo de diez días llevar otros documentos y la suma de quinientos noventa pesos, empece a buscar ese dinero, con los diez pesos que me habían quedado del empeño del radio fui a mi pueblo a buscar ese recurso con resultados negativos, seguí al norte alcanzando el dinero hasta Bugalagrande ahí trabajaba y estudiaba en un convento de monjas mi hermana Carmen que era una adolescente, al llegar a buscarla no la hallé, había salido para Tuluá con una monja a mercar, me tocó quedarme en el parque varias horas hasta que ella regresó quién me auxilió con diez pesos, con ese dinero seguí mi camino hasta Cartago, luego al Dovio y Primavera en busca de las personas que había conocido como amigos en los lugares donde había trabajado sin conseguir nada, llegué donde los padre y hermanos de mi esposa que por esos días tenían capacidad económica algunos de ellos a informarlos de mi viaje con respuestas como esta, si hubiera venido ayer con mucho gusto, pero hicimos un negocio y quedamos sin plata, los otros argumentos de los otros fueron parecidos sin conseguir nada en la última carta jugada , me devolví a casa desanimado y rabioso porque la gente no confiaba en mí a pesar de que les decía que la

108 Rafael Aguirre Bejarano

garantía para pagarles era un dinero que estaba próximo a recibir por el Gobierno Departamental por unas prestaciones sociales por motivo de haber sido pasado a la Policía Nacional y el Departamento estaba tramitando las cesantías y ahorros que nos adeudaban a quienes habíamos pertenecido a ese organismo ; ya en la mañana del día en que se vencía el plazo para entregar documentos y el dinero en el Instituto llegó a mi oficina un agente que solo nos tratábamos de saludo, el estaba recién llegado de trabajar en la isla de la Gorgona donde existía una penitenciaría a igual que otros agentes más y me preguntó que si había conseguido la plata y al decirle que no me respondió que hablara con el negro Florez manera cariñosa conque distinguíamos al agente Eliseo Florez, que él prestaba plata a interés, le contesté que había sido uno de los primeros a quién había acudido y me había dicho que no tenía plata, luego me dijo, mi Dragoniante, era el título que ostentaba por ese tiempo yo en la Institución, mándeme de servicio esta tarde con el negro Florez y yo me encargo de hablar con él y seguro se la presta, fue así que llamé al comandante de ellos y le pedía que enviara esos dos agentes juntos en patrulla al mejor sector y cerca de la Estación y como a las tres de la tarde volvieron los agentes al Cuartel y el Agente Florez entró a la oficina y me preguntó si había conseguido la plata , le dije que no y seguidamente me dijo, yo se la presto y sacó el dinero y me lo paso, de inmediato salí en carrera al Instituto y sobre la última hora bancaria de ese día realicé mi diligencia habiendo salido respirando aire fresco y lleno de alegría porque había vuelto la ilusión y la esperanza de tener mi casa propia. Dos meses después fueron publicadas las listas de los favorecidos en la prensa local, yo estaba de quinto en más de seiscientos nombres, ese día no leí la prensa, era domingo, al día siguiente cuando iba llegando al Cuartel de la Estación vi aglomerados en la entrada un grupo de compañeros que me miraban y sonreían con cierto aire de alegría, yo llegaba en bicicleta, al bajarme de mi vehículo se me fueron encima a felicitarme y yo no sabía que pasaba porque aún no conocía la noticia. Durante la etapa de la construcción porque nos dieron el lote y con el programa de la Alianza para el progreso una ayuda del Gobierno de Estados Unidos cuando fue Presidente Jhon F.

Historia y recuerdos familiares 109

Kennedy, nos dieron a los adjudicatarios el valor de trescientos cincuenta pesos en materiales de construcción y el dinero que nos habían pedido era para financiar mediante contrato la construcción en serie, durante esa etapa de la construcción yo iba casi todas las noches una veces con mi esposa otras veces solo a ver el lote o lo cimientos y después las paredes para hacer planes futuros el programa demoró varias semanas, se nos entregó dos piezas, una sala comedor, cocina y un servicio sanitario en obra negra, es decir en tierra, sin repello, sin puertas, sin ventanas, sin acueducto, sin luz, sin cañerías, sin encerrar, completamente inhabitables, como estabamos sufriendo mucho en las piezas donde vivíamos con las humillaciones y nos pedían con frecuencia que desocupáramos porque la gente a mi cargo era mucha y vivíamos en piezas, donde se le sumaba la dificultad que nos alquilaran porque teníamos niños pequeños , además estaba, mi mamá con mis tres hermanos menores y un sobrino que ella crió, total que nos tocó por esos dias dividirnos en piezas en casas diferentes y llegar después nosotros a esa casa inconclusa, por ese entonces me pagaron el dinero antes descrito que sumó ochocientos cincuenta pesos, con lo que le pagué a Elíseo Flores, compré una puerta de madera, guaguas y esterillas para hacer una puerta interior y cerrar los huecos donde iban a estar las ventanas, la tubería para las cañerías y una larga manguera para encadenarla con las de los vecinos para recoger el agua durante las noches por turnos desde otra urbanización. Luego me trasladaron al Retén de Uribe y me toco irme con mi familia cerca de dos años a vivir a Bugalagrande y Andalucia dejando a mi mamá y mis hermanos en la casa que continuaba la construcción por esfuerzo propio, a los tres años la logré terminar y la disfrutamos no solamente con mi familia sino con parientes que por temporadas llegaron a compartir con nosotros la vivienda. Por esos dias mejoró mi vida salimos de un estado caído de miseria y logré apoyar también a mis padres y ayudarles con la adquisición de un lote y construcción de vivienda para ellos en su comienzos, ya que al final mi hermana Carmen continúo la construcción y la ayuda de mis progenitores por haber sido favorecida con mejor suerte en el campo económico.

110 Rafael Aguirre Bejarano

Mi primera bicicleta
Desde mi más tierna infancia empecé a anhelar con montar en bicicleta, con frecuencia veía parroquianos que con mejores situaciones económicas poseer cada quién su bicicleta, yo los veía pasar y en seguida me subía sobre una cerca a simular de que iba conduciendo una, hasta que llegó la oportunidad como a los trece años de edad los domingos alquilaba una hora o media hora cuando las circunstancias lo permitían de un aparato de estos y logrando aprender a conducirlas y a deleitarme en ellas . Trabajando en una tomatera de Riofrío un pueblo cercano al mío el patrón una ocasión me ofreció que me vendía su bicicleta, yo no tenía con qué comprarla pues los ingresos solo alcanzaban para las necesidades primarias, sin embargo él con el ánimo de conservarme a su servicio me ofreció que me la fiaba y semanalmente le diera el valor que bien pudiera por cuota, así se hizo y en varias semanas de sacrificios y restricciones logré pagar la suma de cincuenta pesos ( $50,00 ) que fue el valor acordado en esa negociación, el vehículo era muy viejo, tenía mucho uso y sus condiciones no eran las mejores razón por la cual sufría mucho para tenerla funcional y muchas fueron las varadas que tuve que soportar, mis amigos en tono burlesco me la llamaban “la cancana”, cuando ya pagué la deuda empecé a mejorarla y tuve muchas satisfacciones para ir al trabajo ya que no tenía que levantarme tan temprano con opción de dormir un poco más, en las tardes después del trabajo salía a pasear a mostrarme a las jóvenes del vecindario los fines de semana para salir a conocer pueblos vecinos a los cuales nunca había ido y la vida me cambió mucho por las facilidades que el transporte me ofrecía.

Mi primer día feliz
Mi familia tradicionalmente ha sido católica yo lo fui hasta la edad de cincuenta años cuando tuve la oportunidad de conocer la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, mi primer día feliz fue cuando hice la PRIMERA COMUNION porque sentí un gozo infinito que me invadía todo mi ser porque sabia que ese día había recibido al Señor en mi corazón complementado cuando

Historia y recuerdos familiares 111

fui invitado a desayunar en forma especial en el restaurante escolar, pues nunca me había visto sentado al frente de una mesa engalanada con manteles blancos y menos con un menú tan delicioso, completando mi dicha el estar estrenando pantalón largo, usando corbata por primera vez y pisando zapatos nuevos.

Mis novias
Fui muy tímido para las novias, y sobre todo muy respetuoso con ellas, cada vez que cruzaba un mal pensamiento por mi mente, en seguida me acordaba de mis hermanas y como yo no quería nada malo para ellas pensaba que tenía que comportarme bien con ellas, en algunas ocasiones me tocó hacerme sentir con peinilla en mano por el honor de mis hermanas, por eso mi respeto marcado con las que cortejaba, fueron varias las jóvenes por las cuales me decidí y que al no encontrar en ellas valores que soñaba en ellas, salían rápidamente de mi vida. Entusiasmado en una ocasión por una señorita en Ceylán con quién por ser un amor vigilado al extremo por sus hermanos y los padres en las visitas y además las exigencias dio motivos para desacuerdos por las imposiciones que querían ejercer sobre mí para comprometerme y que en ese tiempo no podía satisfacer llegando al momento de romper el compromiso, exactamente el día en que llevaba el dinero para el ajuar como era costumbre en ese tiempo, saliendo dolido y amargado por esa pena tan grande que sufrí por ese amor que con tanto sacrificio alimenté por varios meses, que hasta en bicicleta viajaba para visitarla o en largas jornadas en caballos. Porque yo vivía siempre a considerable distancia de su pueblo, ahogando mis penas desde esa noche en licor al son de una vieja canción de despecho titulada el redentor. Otro de mis amores que dejaron huella fué en Sevilla, mi prometida reunía las cualidades que yo buscaba, mi familia la aceptaban y todo iba bién hasta que por asuntos de la adversidad me toco trasladarme a otra ciudad y en las visitas frecuentes que le hacía en una ocasión la encontré haciendo parte de un comité del equipo de futbol participando de variadas actividades que me molestaron sobre manera, prohibiéndole continuara ayudando en esa actividad deportiva, como quiera que no lo hizo, rompí con

112 Rafael Aguirre Bejarano

mi silencio y tomé otro rumbo, después de que un amigo me dijo que no valía la pena esa chica para que me sacrificara por ella, no fué facil el olvido, hasta que llegué a Primavera y encontré mi compañera de mi vida.

Mi primer susto
Cuando cursaba mi segundo año elemental, para una fiesta de la madre me asignaron un discurso, nunca había hablado en público y cuando llegó el momento de subir al escenario y ver al frente una aglomeración de público formada por mis compañeros de las Escuelas concentrados en el mismo lugar, de padres de familia, de las autoridades civiles y esclesíasticas además del cuerpo de ‘profesores me turbé, el susto no tenía límites, no supe como cumplí mi encargo por el azaramiento hasta creo que fui invadido por la palidez recordando sí que me regocijé por los aplausos.

Mi primera mentira
Oía con frecuencia entre mis coterráneos el cuento de los duendes, muchas leyendas sobre el asunto que terminó por gravárseme en mi memoria la descripción del diabólico personaje, una tarde mi mamá me mandó a acompañar a mi hermana mayor a un mandado no sé porque causa dejamos el camino y nos atravesamos por una sementera o plantío de plátano, de pronto vi un lagarto grande y salí corriendo a donde mi hermana diciendo que había visto al duende y ella me preguntó como era y le describí que era un hombre pequeño de sombrero grande entre otros rasgos, se asusto y salimos corriendo para la casa a decir a mis padres que yo había visto al duende volviendo a dar la descripción anterior y el comentario se regó por todo el vecindario y frecuentemente me interrogaban sobre el particular siendo muy firme en mi mentira.

Historia y recuerdos familiares 113

Mi primer accidente
Teniendo unos trece años de edad estaba aprendiendo a montar en bicicleta, un domingo alquilé una y me fui solo por los callejones del lugar y lejos del caserío central encontré una pendiente y abajo una corriente de agua que lo llamaban el zanjón en cercanías a la corriente del agua y sombreando había un caballo soñoliento atravesado en la vía semi curva , el vehículo tomó velocidad por el declive y yo no tenía la habilidad de controlarla al llegar al semoviente yo grité del susto despertando al animal pegándole con la rueda delantera en el vientre casi me sirve de túnel, seguidamente el caballo disparó un par de patadas que dieron sobre la rueda delantera rompiendo el tenedor, Rin y radios y yo con raspaduras y golpeado.

Mis mayores deleites
Consistía en comer helados y montar en bicicleta deleite éste que me costó muy caro y una gran experiencia en mi vida también dolor y sufrimiento a mi mamá, resulta que para darme esos gustos yo trabajaba tiempo extra en la semana para ganarme un peso con el cual sostenía esas satisfacciones ya que el salario por el jornal que me pagaban todo lo entregaba a mi mamá para satisfacer las necesidades de la familia. Temporalmente mis padres decidieron cuidar la casa de un tío que se hallaba privado de la libertad, él regresó al poco tiempo empezando un calvario para mi porque me cantaletiaba a diario porque malgastaba la plata en boberías parecía tener el espíritu envenenado hacia mí porque las palabras las disparaba con odio en vez de tomarlas como enseñanza y consejo me llegaban como reproche porque yo había tenido la osadía de haberle enseñado al hijo de él también a montar en bicicleta y nos acompañábamos en dichos deleites.

Autorretrato
Nació esta idea en una convención de esposos celebrada en la Capilla Los Guaduales de la Estaca Cali- -Versalles, en el año de

114 Rafael Aguirre Bejarano

2001, en donde en una de las actividades separaron las esposas para que dieran concepto sobre los gustos, costumbres, comportamientos y demás sobre los esposos, ahí me di cuenta que por mas años que estén juntos no son a veces suficientes para llegar al pleno conocimiento de si mismo la pareja, por esta razón decidí escribir este auto retrato para que todos los míos a través del tiempo y cuando lean este registro me conozcan, oír eso he tratado de presentarlo lo mejor posible habiendo tomado como principios los siguientes parámetros para mostrarme Así 1-Cualidades; 2- pasatiempos; 3-Aspectos familiares; 4-éxitos alcanzados; 5-animales preferidos; 6-colores favorito, 7- un símbolo. La atención. Es un atributo que encuadra en mi augusta personalidad, el deseo de acumular conocimiento, tal vez por ser un discípulo de la Escuela de la vida formado no en escolaridad, para recoger lo que el tiempo y la distancia me esté proporcionando de otros actores. La disciplina. Siempre dispuesto con celo profundo a acatar y respetar el orden legal en todos sus ordenes inclusive los que he creado en mi entorno. La responsabilidad. Está con la capacidad intrínsica de dirigir y tomar decisiones cualquiera que sea el escenario y circunstancias con previo análisis en sus proyecciones positivas o negativas. El cumplimiento. Lo ejerzo siempre en todos mis actos y obligaciones por encima de todo, buscando satisfacer y quedar satisfecho como un deber ciudadano y cívico. Respetuoso. No solo con lo del orden social del establecimiento público y familiar, sino de mis convicciones y de lo que para mí es sano y sagrado. La seriedad.Es el primer reflejo de mi personalidad, mi carácter grave, y severo es lo que muestra mi semblante pero quién traspase delicadamente lo que realmente está detrás de esa máscara que no es mas que la timidez que me cubre, va a encontrar confiabilidad, bondad, sinceridad y una buena amistad. La honradez. Es una herencia que cuido con esmero, es el legado precioso que me dejaron no solo mis padres sino que viene
Cualidades

Historia y recuerdos familiares 115

por tradición de todos aquellos que me antecedieron genéticamente y que llevo en mi alma ,esa preciaba disposición procurando que siga su curso sin mancillarse. Existe en el recóndito de mi ser la simpatía por los pasatiempos que disfruto con profundidad, entre ellas la de escuchar música en sus varios géneros y formas, en especial la de cuerdas, en la música se halla uno de los eslabones de las pocas frustraciones que tuve en la vida; desde niño soñaba con ser un gran músico, cerraba los ojos y con los ojos del espíritu me veía y oía las melodías en que participaba en las grandes orquestas del mundo, la guitarra y el violín parecía que hacían parte de ese yo musical, en lo coloquial los bambucos, guabinas,y pasillos tocan siempre las fibras de mi alma, la música andina, la flamenca, la brillante o clásica entre otras cambian rápidamente mi aptitud anímica cuando con sus notas rompen el silencio y llenan el ambiente con sus sonoras melodías mi espíritu. El baile. Siemepre ha sido un antídoto de gran alegría y aunque nunca tuve la satisfacción de tener una orientación académica, en la mayoría de sus aires nunca los ejecutaba bien como me hubiera gustado, a mi manera de pensar, pero que la sentía en mi sangre, pero no podía privarme de esa sensación que desbordaba mi ego de felicidad cuando lo hacía.. Viajar. No es un pasatiempo pero fue una ilusión que en mis años otoñales la vida me ofreció tal vez como premio, lo que era otra de mis frustraciones, ese anhelo estuvo aplazado en mis años juveniles porque el trabajo y las obligaciones familiares y patronales me impedian el gozo de viajar, de niño soñaba visitando a Guayaquil (Ecuador), Madrid (España), New York (Estados Unidos), Guadalajara (Méjico) y muchas otros lugares del planeta, entre otras afuera de la patria, y aún que insatisfacciones no solo del exterior sino internas en el suelo de mi amado País como es la mayoría de la Costa Atlántica, la perla del Ruíz, la ciudad de los parques y Valledupar entre otras. Cuando trabajaba cono asesor de turismo sentía vergüenza con migo mismo, enseñando los paquetes turísticos, hablando de lo maravilloso de cada lugar que solo conocía en teoría, gracias a la
Pasatiempos

116 Rafael Aguirre Bejarano

vida y a mi hijo RAFAEL ERNESTO, tuve el privilegio de ver realizarse milagros que desbordaron mi espíritu de felicidad al haber logrado mucho de lo que ya para mi era un imposible , como fue vivir en dos temporadas en los Estados Unidos, conocer a New York, recorrer a Manjattan en la noche, conocer esa maravillosa ciudad que tiene doble vida, la diurna y la nocturna con sus luces multicolores, lo mas elevado de la tecnología en belleza y adelantos modernos, conocer la Arboleda Sagrada donde empezó la restauración del evangelio de Jesucristo, subir al Cerro de Cumora, donde estuvieron guardas las planchas sagradas de donde se tradujo el LIBRO DE MORMON, haber sentido la sensación y el sentimiento que pudo sentir Moroni cuando estuvo oculto viendo el desarrollo de la última batalla entre Nefitas y Lamanitas desde donde se observa esa hermosa planicie, cococer el Tempo de Washignton, el Tempo de Palmeyra y los lugares donde creció el profeta de la restauración, y estar en una de las siete maravillas del mundo, LAS TATARATAS DEL NIEGARA en la línea fronteriza de Estados Unidos con Canadá y haber navegado en esas aguas y sentir la agradable brisa de las dos grandes tataratas. Otra majestuosa experiencia fue el viaje al Perú por tierra desde Cali, atravezando el Ecuardor, pasando por Guayaquil al regreso de la Excursión al Templo de Lima donde estuve con mi familia haciendo las Ordenanzas del sempiterno convenio en 1.986, El humor. Tengo esa chispa, la disfruto mucho, acostumbro hacer bromas a mis amigos de confianza y a mis nietos, me apaciona los programas de humor, me divierto especialmente con los domésticos y poco entiendo los de otras culturas, la moraleja de ellos cuando tienen ese toque de picarezca es donde encuentro la esencia de ellos. La escritura. Soy un enamorado de la escritura, siento que me expreso mejor por escrito que en palabra, aunque tengo el lastre de no haber podido pulir y brillar mi mente con el estudio secular para el afinamiento gramatical idiomático, sin embargo a veces me olvido de ello y rompo esa barrera para darle rienda suelta a mis ideas y plasmar en escritos los recuerdos y las histórias familiares para preservar o rescatar y no dejarlos fenecer en la penumbra del tiempo, y revivir las custumbres de mis mayores

Historia y recuerdos familiares 117

que pasaron sin dejar huella debido a lo insignificantes que fueron para la humanidad que hemos tenido los de mi estirpe, que en cambio muchos de ellos vivieron y sufrieron la trágica página de la esclavitud en carne propia exibiendo como trofeos las cicatrices de las marcas con hierros calientes con que los marcaban los amos.. Para mi descendencia he escrito mi libro MEMORIAS Y RECUERDOS FAMILIARES donde se hallan las vivencias y acontecimientos que dejo como legado, en la escritura me deleito recogiendo y creando artículos como el de los pioneros de la Iglesia en Cali, y cuando estuve en mi vida laboral en el desarrollo de las políticas institucionales y empresariales para su ejecución o presentación del pensamiento para entes superiores. Así mismo con la organización genealógica de mis antepasados para ofrecerles las ordenanzas vicarias del evangelio, del cual ya existe un primer libro con esos registros. La bicicleta.En el otoño de mi existencia las añoro por no poder en esta época poder disfrutar de lo que fue en mi juventud mi mayor deleite, como quedó registrado en mis memorias, las usaba como medio de transporte para ir a mi trabajo y como elemento de distracción y paseo, Los helados. Hacían parte de mis gratas satisfacciones y el gozo pleno en mi juventud , deleitándome los fines de semana con ese alago y compartirlo con mis amigos y amigas, con lo que pasé amargas experiencias con un tío que hacía lo imposible para privarme de ese pequeño placer que lo hacía con dinero que me ganaba extra en mi trabajo Ya que el salario de la semana lo entregaba todo a mi madre para los gastos cotidianos de la casa. Como hijo. Tuve la satisfacción de haber cumplido a cabalidad, honrado a mis padres mientras vivieron al no desampararlos y hacerlos sentir seguros y que tuvieran lo necesario. Con mi padre que desde mi infancia por ser el mayor de los varones me tomó como su compañero, sentí con profundidad su afecto y su calidez, dentro de los límites de nuestro diario vivir logré ofrecerle la oportunidad de viajar fuera de su entorno que se limitaba entre San Pedro- Buga- Tuluá, Sevilla y Cali., dándole la oportunidad
Aspectos familiares

118 Rafael Aguirre Bejarano

de Conocer y vivir en Bogotá, viajar a Montería, conocer a Medllín, Cartago y otras ciudades colombianas, viajar en avión , disfrutar del Mar en las playas de Moñito en Córdoba, y finalmente llevarlo a su reposo eterno en su tierra natal para resucitar al lado de sus padres, esa súplica me fue reiterada muchas veces, porque no quería quedar en tierra extraña. Como hermano, la vida me otorgó la oportunidad de ofrecerles desde la infrancia la capacidad de extenderles mi mano, teniendo en cuenta la pobreza arraigada en mi familia, que no era Ya pobreza sino miseria, y como hermano mayor desde mis nueve años de edad que ingresé al trabajo simultáneamente con el estudio, ya que vendía dulces y comestibles en la Escuela, en los días libres y vacaciones en las haciendas escogiendo fríjol al lado de mi madre, y al salir del centro educativo ingresar de lleno como obrero del agro para ayudar a sacar adelante a mis ocho hermanos porque era muy escasa la comida y vivíamos hambientos a toda hora, así transcurrió mi primera juventud hasta que ellos alcanzaron su mayoría de edad y fueron autosuficientes y una vez culminada esta etapa, inicié la construcción de la vivienda para mis padres y fomentar un patrimonio de familia en cabeza de mi madre.. No obstante estar casado, compartía mis ingresos con mis dos familias, una ocasión recibí de Carmén la expresión de que yo era para ellos su segundo padre, y sin procurarlo ellos han estado siempre a mi alrededor en busca de guía y Consejo y como tramitador y orientador de sus asuntos legales Como esposo, siempre he tenido en mente mis obligaciones y deberes y he mantenido la armonía en mi hogar, he dado el ejemplo y enseñando los principios de la honradez, la honestidad y la responsabilidad, sin poder nunca de ser meloso, el amor lo he demostrado con mi entrega total y el respeto con la disciplina que se tiene dentro de nuestra casa. Como padre, cargo el lastre de no haber hecho más con la educación de mis hijos se quedó empezada, justisficándome a veces por las circunstancias pero no pude dar más, otros con menos capacidad hicieron más, por lo demás les he puesto mi vida como un espejo para que me imiten y me superen.

Historia y recuerdos familiares 119

Como abuelo, he querido llenar el vacïo que dejë con mis hijos, involuntariamente o por causa de mis ocupaciones y cultura que no visualizaba el futuro, no apliqué con ellos la ternura sino dureza, confianza sino temor, amistad sino autoritarismo. Con mis nietos quiero voltear la página llegando a cansarlos o que no me comprendan y les he oído quejas que en casos he sido canson, sintiendo gran satisfacción con Diego Fernando que en su adolescencia ha llegado a entenderme y compartir mejores momentos cuando las ocasiones lo han permitido. En el trabajo, que se inició en mi infancia, separándome de la oportunidad de haber hecho brillar mi mente con los estudios para llenar la capacidad con que la Deidad me dotó, pero a cambio el trabajo me llevó por senderos de progreso que logré posesionarme donde estoy y que en los quehaceres iniciales y su dureza y búsqueda me hacen reconocer cómo los destinos de la vida me habían favorecido grandemente. En la espiritualidad siempre ha sido un sentir que es la otra mitad de mí o sea la intangible, siempre con inclinaciones a la naturaleza divina, que desde la infancia me ilusionaba y me engrandecía mi interior llevándome al gozo inexplicable a la satisfacción cuando en la fe católica me llevaron al sacramento de la primera comunión que en mi inocencia sentía el espíritu de Dios en esa gran felicidad, después cuando leía y releía las roídas páginas de un texto escolar basado en pasajes del Antiguo Testamentocon temas como la Zarza ardiendo, el sueño de Jacob con la escalera, José vendido por sus hermanos, entre otros que sin duda me señalaban un destino en el llamamiento que tenía de mi preordenación para trabajar en el reino de la piedra no cortada con mano que rodaría hasta llenar el universo. En las actividades cotidianas al sentir, vacíos cuando estaba en grupos, el indio que encierra mi personalidad saliera a flote para orientar y dirigir expresando ideas o que se me reconociera la capacidad y confianza para seguir mis consejos. Cuando empecé a tener mando lo ejercí con equidad, que me llenaba de satisfacciones el alcanzar metas y objetivos propuestos. Cuando llegaba a lugares donde no era conocido sin proponérmelo ese indio me identificaba muy pronto y volvía a verme comprometido en ofrecer dirección y consejo.

120 Rafael Aguirre Bejarano

En el clan familiar me han demostrado y reconocido el sentimiento amoroso de apoyo por el bien común hacia el valor que he desarrollado por ser un buen enlace para no dejar que los lazos familiares se desliguen y que puedan permanecer unidos en el sentimiento hereditario de nuestros mayores y no dejar perder especialmente nuestras raíces. La persuación es un reflejo del don espiritual que tengo de hacerme entender y llevar a la persona sin engaño a la creencia con sinceridad de una cosa o verdad. Con lo que a través del tiempo he logrado credibilidad y confianza de quienees me rodean o cuando ejercí la profesión más hermosa del mundo como son las ventas. El carisma es un sentimiento fascinante que se halla en grupos o personas y en mi caso tuve ese privilegio cuando he ejercido poder. En algunas ocasiones me fue manifestado por diferentes personas cuando ejercía como Obispo en la Iglesia, que al llamar personas para extenderles un llamamiento iban con una disposición de no aceptación y que en la forma como los conducía en la entrevista se veían impedido para negarse y siempre resultaban aceptando convencidos que eran llamados por Dios.
Animales preferidos

Por mis ancestros campesinos y por haber compartido en mi infancia con animales domésticos, llegué a desarrollar mi favoritismo hacia los perros, en especial de los criollos y lo de raza de lobos, sin dejar de admirar las otras especies. Asi mismo los gatos y los caballos. En los albores de mi niñez le conocí a mi papá dos equinos, asi mismo a mis abuelos, más tarde en el patio de nuestra choza, que era grande y empastada, mis padres prestaban servicio como pesebrera a los finqueros que venían en las colinas que bajaban hasta la parte plana con las cargas de sus productos agrícolas para llevarlas al mercado de las ciudades vecinas, dejando sus bestias mulares y caballos, y a mí me pagaban para que les llevara a las quebradas cercanas a beber agua, yo cabalgaba esas bestias con habilidad y fascinante alegría y en la juventud se me presentó la oportunidad y me alisté en un curso de equitación en los carabineros, lo hice por el amor hacia los caballos y para conocer

Historia y recuerdos familiares 121

esa noble disciplina, no sólo de montar sino de la convivencia con los equinos. Los colores también hacen parte de mi vida, probablemente no los he elegido sino que me coinciden y llegan a hacer parte integral temporal y que por casualidad también se han incorporado en el caso del verde, que en más de veinte años mi uniforme (policía) fue verde, hace poco analizando los colores en mi persona, haciendo un inventario por decirlo de alguna manera resultó que hacía supremacía el verde en mi entorno, como el color parcial en las paredes de mi casa, en la pijama, en trajes, y en ropa formal y en muchos otros estaba presente el verde. El amarillo lo he admirado y en pricipio busqué agradar a mi joven esposa obsequiándole prendas amarillas y al notar que no le agradaban me desilusioné, sin embargo ese color lo llevo muy cerca de mi corazón sin dejar que me agraden otros colores desde el punto de vista claros y suaves. El Escorpión es el símbolo del zodiaco que forma parte de los elementos eternos de la creación y lo lleva el mes de octubre y en ese mes ocurrió mi nacimiento, llevando ese distintivo como símbolo de identificación en el tiempo, es así que lo he colocado en mi autorretrato o escudo de la Heráldica. Las canciones son parte de la recreación para mi salud emocional y aunque en otra parte narré sobre la música, quiero resaltar algunas páginas del cancionero popular que han sido muy sentidas en mi alma y aunque no tuve el don de cantar me deleito escucharlas, tampoco la memoria para retener esas letras, llevo en mi alma las siguientes canciones: La enredadera, El Cóndor, Las aves, El turpial, Hury, Yo también tuve 20 años, Pena penita pena (de la farahona), Señorito señorón, y todas las interpretadas por Juan Legido, lo que el viento se llevó, Cenizas al viento, Aquel, Pescador, lucero y río; entre otros sin descartar para reír ls picarescas y de doble sentido.
Un símbolo Colores favoritos

122 Rafael Aguirre Bejarano

¿Leyendas o fantasmas?
El Andamio

Cuando yo era niño, oía hablar a mis padres del espanto que denominaban el andamio y decían que años atrás unos campesinos habían bajado un cadáver amarrado en un andamio, esto es dos varas largas y unos eslabones de madera atravesados como escalera, transportándolo cargado un hombre adelante de los extremos de las varas y otro atrás en idéntica forma y al caminar se escuchaba un rique raque, porque las amarras se flojeaban y producían ese ruido, se escuchaba pasar todas las noches a la altura de la media noche, yo lo oí muchas veces y me causaba pánico.
Astillando leña en la cocina

En Todosantos ( San Pedro Valle ), donde vivimos mis padres, mis hermanos y yo durante mi infancia, yo escuché en muchas ocasiones en altas horas de la madrugada, que en la cocina de nuestra vivienda se oía astillar leña para prender fuego, esa operación la realizaban todas las señoras en la comarca al levantarse a preparar los alimentos.
La bola de candela

En Montegrande, una vereda de San Pedro, donde habitaba la tía Beatriz, hermana de mi mamá, yo la visitaba con mucha frecuencia con la intención de que me diera comida, en nuestra casa era muy escasa, no teníamos pobreza sino miseria y el hambre abundaba en nuestra familia y una noche después de la cena salí por el camino público, ya que normalmente hacía travesía por entre los plantíos de Café y Plátano pero con la oscuridad de la noche me daba miedo, al salir al camino, dentro de la cafetera del frente de la propiedad de la tía vi arriba de un árbol de písamo que por cierto son muy altos, en la cima, una bola de fuego, del tamaño como de un balón de fútbol que chispeaba con mucho brillo, al instante de observarla cayó al piso, me asuste muchísimo y salí corriendo.
El muerto en el cementerio

Una noche pasando frente al cementerio de San Pedro, vi un hombre sentado recostado a una columna al lado de adentro de

Historia y recuerdos familiares 123

la única puerta del campo santo que consiste su hechura de gruesos barrotes de hierro, agachado, vestido con ropas claras, el susto en mi pobre humanidad hizo que me erizara los vellos de mis brazos, la cabeza la sentía convulsionada, y un frío que cubría todo mi cuerpo. A esa hora no debía estar nadie en ese lugar, ni siquiera un borracho. Yo invocaba a santos y ángeles según la creencia católica. Este como los anteriores casos, ocurrió durante mi infancia y parte de la pubertad, vivíamos en una región de San Pedro denominada Tumba Pelo en la vereda de Belén, el patrón de mi papá nos había autorizado como vivienda una pequeña casa que tenía en los predios de su finca donde laboraba mi padre, los vecinos del lugar comentaban que durante años habían visto arder el entierro y otros que había visto el muerto que pasaba por los predios de la casa que habitábamos, en dos ocasiones al salir del dormitorio a orinar en el alar de la vivienda (no teníamos hinodoro, ni letrina para las necesidades físicas) vi arder el entierro, esto era un fogón con llamas en círculo con una altura aproximada de quince centímetros, comenté el hecho con las personas de mi casa y al final mucha gente lo supo, el patrón de mi papá tenía un primo que vivía con ellos y que no trabajaba, era un inútil, un día llegó este hombre a la casa, su nombre era Marcos Quintana, a indagarme sobre el entierro, le conté en detalle y lo llevé al sitio a orilla de un árbol de Jigua, al siguiente día el hombre llegó con herramientas cavo la tierra y unos sesenta centímetros abajo encontró una piedra grande y plana acomodada como tapa, no la puso sacar, luego fue donde él vivía y al frente residía un señor Daniel Viveros. Lo llevó y juntos alzaron la piedra y sacaron una botijuela (botella de barro quemado con cuello largo), la cubrieron con una ruana y se fueron, luego supe que el recipiente estaba lleno de unas monedas de oro que llamaban morrocotas. Días después, Marcos Quintana estaba de comerciante, había adquirido una maleta de cuero grande y vendía cacharro (ropa, hilos, espejos etc.) en el vecindario y el amigo de él organizó una bonita barbería en Buga.
El entierro de tumba pelo

124 Rafael Aguirre Bejarano
El quejido del arenal

Tenía yo aproximadamente doce años, y fui a trabajar a una finca en una vereda de Todosantos en finca de don Víctor Candado, la casa quedaba en la cima de una colina alta y en la falda hacia atrás de la casa quedaban los cultivos y tenía como lindero la cuna de una quebrada llamada El Arenal, en los campos en las noches que no alumbra la luna es muy oscuras y más dentro de terrenos cultivados donde abunden los árboles para sombra de aquellos que lo requieran, una noche el patrón tuvo necesidad de enviar a la mujer que era su compañera, una mujer muy joven puesto que él era ya de edad avanzada, a llevar un mensaje a un vecino que vivía al otro lado de la quebrada y para ir a ese lugar había que cruzar toda La finca en época de oscuridad, bastante lejos de la casa íbamos bajando cogidos de la mano ella y yo porque me mandé a acompañarla, cuando metros antes de una curva al lado de la manga donde dormían los caballos, se escucho un fuerte quejido lamentoso como de un hombre viejo, ella me dijo oíste, yo con el fin de darle ánimo le dijo que no había oído nada, avanzamos y luego volvió a repetirse el quejido con mayor ímpetu pero a escasos centímetros del camino y de donde estabamos parados, Laurencia que así era el nombre de ella, y quien me había seducido y convertido en su amante, salió corriendo por dentro de la manga, yo quede paralizado y cuando reaccioné Laurencia iba lejos, corrí y la alcancé, pero antes escuchamos por tercera vez el quejido, llegamos a la casa donde debíamos ir, Ella dio el mensaje y nos proponíamos a regresar pero no erramos capaces de volver a pasar por ese lugar, nos aconsejaron una ruta pero con un tiempo de recorrido triple, es decir, deberíamos caminar cerca de dos horas para evitar pasar por frente de la pesebrera, al llegar a la casa el patrón estaba seriamente disgustado, le narramos el caso y exclamó, ah...ese es el viejo Tiburcio, él vivió por ahí y tuvo una marranera, en tiempos de cuaresma se oye cuando toca el cayo, llamando los marrano, siempre tarde de la noche, por ahí dejó enterado todo el dinero que acumuló de su trabajo y quedo asustando.

Historia y recuerdos familiares 125
La mula de ventaquemada

Ya adulto, trabajaba en la Policía. Y desempeñaba el cargo de Inspector de Policía en la Vereda de Ventaquemada en el Municipio de Toro, yo estaba ya casado, en la casa donde funcionaba el Puesto de Policía y la Inspección, también tenían una pieza donde residía con mi esposa, todas las noches a las doce, se oía llegar una bestia mular, sus pisadas con sus herraduras sonaban en la arena a orillas de los anden de la casa, a la vez que campaneaba la cadenilla de la barbilla, durante los meses que vivimos en esa casa que fueron muchos meses, la escuchamos mucho, yo me acostumbre y al final no sentía miedo, mi esposa cuando estaba despierta me agarraba con fuerza y se llenaba de terror, así mismo le ocurrió a una hermana mía que era adolescente y en una Visita que nos hizo estuvo despierta para oír la llegada de la mula, si uno salía no veía nada. Me olvidaba, en la infancia y adolescencia también hablaban mis padres y la gente del entorno del espanto denominado el pollo, que oían piar en las noches y tenían el agüero de que si lo escuchaban lejos era porque estaba muy cerca de la persona, yo lo escuché muchas veces, siempre sentía miedo pero sabía que era algo maligno y en ese momento uno se encomendaba a Dios pidiendo protección celestial.
El pollo pío pío

Otros espantos contados por familiares
Siendo muy niño escuchaba a la tía Beatriz hablar de lo dulce que era ella para ver y sentir espantos, hablaba de ver el muerto (figuras o visiones espirituales en los caminos en las noches oscuras), así mismo del gato negro arrojando chispas de candela de los ojos (figura diabólica). En 1.962 el ICT (Instituto de Crédito Territorial) organismo del Estado creado para solucionar vivienda a los Colombianos, yo tuve el privilegio de haber sido favorecido con una adjudicación en el barrio San Carlos, en Cali, construí mi casa a esfuerzo propio
El fantasma de San Carlos El gato negro

126 Rafael Aguirre Bejarano

y una pequeña ayuda del programa de la Alianza para el Progreso del Gobierno del Presidente Kennedy de los Estados Unidos para Latino América, construida la casa años después comentó mi papá que había visto salir de los cuartos de atrás una persona envuelta en una sábana y había entrado a la cocina, incluso una vez tuvo mi papá la sensación de la presencia de una persona cerca de su cama y que le habían tocado los pies, meses después una inquilina que tuvimos comentó haber visto la misma silueta con el mismo recorrido. Mi esposa María Teresa también tuvo la misma visión pero entrando a los baños del corredor frente a las piezas de atrás de la casa.
Lo que han oído en la casa de Antonio Nariño

En la casa paterna de Antonio Nariño construida en la década de los sesenta y que solo fue habitada por mis padres y familiares que ocasionalmente debían de pasar temporadas con ellos hasta el fallecimiento de papá inquilinos que han ocupado la casa han escuchado pasos y han sentido el recorrido desde el cuarto hasta el baño y el regreso al cuarto donde habitó mi padre.
La música en la capilla Américas

En la Capilla Las Américas Iglesia de Jesucristo Sud, algunos líderes que por razón de sus cargos han tenido que trabajar hasta bien entrada la noche, han escuchado sonando el Piano y voces entonando himnos sagrados y al ir a verificar estar el salón solo y cerrado.
Las campanas en la escuela de suboficiales

En 1.971 la Escuela Nacional de Suboficiales de la Policía Nacional fue trasladada a la población de Sibaté en Cundinamarca, iniciando labores en Enero, correspondiéndome el llamamiento para ascenso al grado inmediatamente superior en esa época, las instalaciones estaban abandonadas desde hacía muchos años y ahí había funcionado un monasterio o claustro de frailes, lo llamaban el Seminario de San Benito, la noche anterior a la llegada del personal que iba de las diferentes regiones del País a curso, la guardia y su Oficial de ronda escucharon las campanas al vuelo sonando con ímpetu a la media noche sin que ninguna otra persona estuviera en las instalaciones y que hubiese corrientes fuertes de

Historia y recuerdos familiares 127

aire para pensar que se hubiera movido las pesadas campanas de la capilla, llenándose de espanto la guardia y en especial el oficial de ronda que Estaba muy cerca del campanario. En esa misma época del caso anterior, durante el curso, en el bloque destinado a los Sargentos, en varias ocasiones y por diferentes alumnos al estar en los baños, veían rondar dentro de los mismos un Fraile sin cabeza, a punto de que muchos se abstenían de ir al baño por temor al Fraile que era muy frecuente verlo durante las noches. Mi hija Gloria Betty, trabajó durante varios años en la Notaría de la Mesa (Cundinamarca), y al principio en la primera casa donde estuvieron las oficinas, le proporcionaron a ella una habitación en el segundo piso, una noche al llegar a dormir, (la entrada a su cuarto era por las escaleras del interior al lado de la cocina) vio una persona vestida de negro que al verla le pidió luz, Gloria le dijo espere un momento, subió a la habitación y bajó una vela encendida, se la pasó y ahí se dio cuenta que la figura no tenía cabeza. Noches después sintió y vio una persona que entró a su habitación estando la puerta cerrada, cruzó el recinto y ella quedo igual que en el primer caso, llena de espanto. Cuando vivíamos en Bogotá, recién llegados de Cali, mi esposa María Teresa, sintió y escucho la voz de Cilia Bedoya, una pariente mía que era muy allegada a nuestra familia, y momentos después entró una llamada telefónica anunciando que ella había fallecido. Hace varios años, mi Hija Lucia Elena, siendo ella una adolescente sintió que la tía María Magdalena Aguirre que había fallecido en esos días, se le había sentado en la cama, los detalles ya no los recuerdo.
Visitación de una persona fallecida La despedida de Cilia El fantasma de la notaría El fraile fantasma

128 Rafael Aguirre Bejarano
La mujer vestida de negro

En Cúcuta, cuando Lucia Elena servía una Misión de la Iglesia, en la casa donde vivían vio una mujer de cabellos negros largos que se asomaba hacia donde ella estaba, momentos después la compañera le llamó y le dijo, siento una presencia extraña como si alguien estuviera cerca y es de anotar que estaban solas en esa habitación.
La taza con polvo

En la mesa (Cundinamarca) en la casa de la Notaría donde vivió mi hija Gloria, tanto ella como mi nieto, encontraban con frecuencia en la cocina una pequeña taza con un polvo amarillo, y siempre aparecía en el mismo lugar.
La tumba en jardines del recuerdo

En los primeros días de la muerte de mi mamá, que fue sepultada en el Parque Cementerio Jardines del Recuerdo en Cali, mi hermano Hernando tuvo un sueño consistente en haber ido a la tumba a visitar a mi mamá y vio un pequeño agujero en un extremo de la tumba y que él penetró por ahí y estuvo al lado del cuerpo de mamá que estaba en estado de descomposición orgánica y después de que hablaron un rato, ella le dijo, retírese mijo que ese frío le hace daño. Y cuando fue a la tumba a visitarla por el día domingo tuvo la sorpresa de ver el agujero en el mismo sitio y forma como lo vio en el sueño.
La visión de la abuela Carmen

En 1.949 en San Pedro Valle, falleció la abuela Carmen Bejarano, los ñetos éramos pequeños, Evelio uno de los primos, era un niño de unos cinco años, y cuanta que una tarde recién fallecida la abuela, estaba él parado en la calle frente a la puerta de la casa (vivían a pocos metros del Cementerio) y a una distancia como de una cuadra vio la figura de la abuela que caminaba con dirección a él, durante varios segundos la miró sin quitarle la vista y en un giro de cabeza para mirar al interior en busca de alguna persona para llamarla para que viera la abuela, al volver la vista en busca de la abuela, ya se había desaparecido.

Historia y recuerdos familiares 129
CAPÍTULO X

OFICIOS COMO ME GANABA LA VIDA

Aparte de los oficios que aparecen en la numerología agrego el siguiente: Desde mi más tierna infancia, esto es entre ocho o nueve años, empecé mi vida laboral haciendo los siguientes oficios, así: - Seleccionando granos de fríjol en centros de acopio. - Vendiendo caramelos (dulces de panela) en la Escuela todos los días de clase, asimismo el fruto del árbol del pan cocinado. - Vendiendo empanadas, buñuelos, tamales y otros comestibles por las calles en un canasto ofreciéndolos a la gente los fines de semana. En la casa donde vivíamos había un solar grande con pasto, los campesinos de las fincas de la zona montañosa bajaban en caballos y mulas cuando iban a la ciudad a vender productos y comprar provisiones y mis padres les prestaban el servicio de cuidar los animales mientras ellos se desplazaban a los mercados y a mí me pagaban diez centavos por cada animal que llevara a la quebrada a beber agua. Como obrero agrícola ganando un jornal por día de trabajo. Recogiendo frutos silvestres en los campos para vender en los mercados de las dos ciudades circunvecinas. Como comerciante propietario de tienda mi vecino en Bogotá. Granero El Edén en B/vtura y granero Santafe en Cali. Como Taxista cuando tuve carro propio el Viscayne y el Dodge Alpin En los oficios descritos en la Hoja de Vida. Con disciplina, seriedad, cumplimiento buen ánimo, responsabilidad y con mucho amor desempeñé mis tareas toda mi vida y dejo como ejemplo este legado a mis hijos y nietos. Como Director Administrativo en una organización de trabajo familiar en Reag Químicos de América E.A.T. con productos de aseo.

130 Rafael Aguirre Bejarano
CAPÍTULO XI

MUNICIPIO DE SAN PEDRO VALLE

Año de fundación Fundado por Altura Temperatura Extensión Habitantes Ordenanza de creación
Origen:

1.795 Juan Herrera Gaitán 1.000 mts sobre el nivel del mar 23º Centígrados 478.48 Kilómetros 2. 17.000 (Censo 1993) 33 de 1.888

Cuando los Españoles pisaron este territorio en 1.540 a su paso en vía de exploración hacia el norte del Departamento, estaba poblado por una pequeña tribu llamada «Los Chancos» que en quiché traduce «pequeños ídolos de barro». Don Juan Herrera Gaitán poseedor de estas tierras las pobló y aún se presume que las habitó en compañía de su mujer Francisca de la Espada. El 22 de Junio de 1.812 don Francisco Ospina después otorgó escritura de donación de dos plazas cuadradas de tierra en San Pedro para edificar la Iglesia matriz, de ese curato y la casa parroquial ; por tal motivo el Dr. Tascón asigna como fecha de fundación el día 22 de Junio de 1.812.
Servicios:

Alumbrado eléctrico, Acueducto, Servicio de correos, de telecomunicaciones, planteles de educación primaria y secundaria, Parque, Iglesia Parroquial, Gobierno Municipal, Banda de músicos, Cuerpo de Bomberos, Campo Santo, Cancha de Fútbol, sitios de recreación Estación de Gasolina, entre otros.

Historia y recuerdos familiares 131

Sus ingresos proviene de la agricultura, la ganadería, la industria avícola, y las regalías nacionales.. Distancias, de Buga 10 kilómetros, de Tuluá 10 kilómetros, de Cali 89 kilómetros, sobre la carretera central. Clima caliente en terreno plano y frío en las colinas altas. Está formada la municipalidad por los Corregimientos de Chancos, San José, Todosantos, Buenos Aires y Presidente, con las veredas de Los Mates, Montegrande,Belén, Guayabal, las Agüitas, la puente, la Esmeralda, Potrerillo y Pavas. Celebra con gran pompa sus fiestas patronales el 28 de Junio día de San Pedro y San Pablo, con eventos religiosos, deportivos y culturales. El suelo de San Pedro fue manchado con la sangre de compatriotas en el siglo 19 con dos conflitos bélicos entre liberales y conservadores que fueron calificadas como político-religiosas y conocidas como las batallas de Los Chancos y las Chambas. Desde la época de la fundación este territorio estuvo habitado por los indios Chancos, descendientes de los Pijaos, especialmente en el llano que tomo el nombre de Los Chancos, su comportamiento era pacífico, este territorio queda en el centro del Valle del Cauca. Con el asedio de los conquistadores españoles, emigraron hacia la parte occidental del territorio que ocupa actualmente el Municipio de San Pedro. Estas batallas no se encuentran registradas en las páginas de los libros de historia de COLOMBIA, es extraño que hechos tan importantes hayan sido desapercibidos por los historiadores, solo en las Monografías escritas por dos ilustres educadores Don Luis Alfonso Cedano y Guido Ospina, este último nativo de esta preciosa tierra, las registraron para el conocimiento de las nuevas generaciones. El 31 de Agosto de 1.876 entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde seis mil liberales provenientes del Cauca y siete mil conservadores llegados de Antioquia se enfrentaron en sangrienta lucha.
Batalla de los chancos Composición geográfica:

132 Rafael Aguirre Bejarano

El supuesto fin de esta guerra era derrocar el Gobierno liberal, calificado por los conservadores como ateo, por lo tanto esta tuvo un fin como antes se dijo, político-religioso. El General Rafael Uribe Uribe participó en esta batalla, en la que según cuentan, recibió su bautismo de sangre. El enfrentamiento, al final de la tarde, lo ganaron las fuerzas del Gobierno Liberal, pues los invasores conservadores salieron en desbandada. Entre los combatientes conservadores había un sujeto con locura mística y decía que el era Jesucristo y durante el combate gritaba necedades de religión y momentos antes de culminar la lucha en el humo de la pólvora de las armas, se formó una Cruz que el loco tomó como un milagro y vociferaba anunciando que Dios estaba con ellos. Los liberales ganaron la batalla por un error de los conservadores, los liberales se dieron por ganadores en el momento en que llegaban refuerzos para los conservadores, éstos se confundieron y pelearon contra su propia gente, lo que constituyó una derrota para las fuerzas conservadoras y para los liberales el triunfo.

La Hacienda Altozano
La palabra altozano, según la historia de la Hacienda, significa: Vivienda en la colina plana cerca de la cordillera. Esta sirvió de refugio para los combatientes que salían heridos, dada su cercanía al lugar donde se libraba la batalla, en ella se atendieron sin distingo de partido, se les brindó posada, alimentos y las curaciones, es decir, se convirtió en Hospital de guerra. Según afirman los dueños de esta propiedad, durante mas de doscientos años esta hacienda perteneció a su familia, la familia Aguilera, la batalla llegó hasta la casa, pues en una de las habitaciones remataron a uno de los heridos.

El combate de las chambas
Esta fue otra de las contiendas que tuvo lugar en el centro del Valle, en 1.899 cuando la guerra de los mil días, el liberalismo se

Historia y recuerdos familiares 133

sentía disgustado por la actuación del régimen conservador, por lo cual los liberales tomaron las armas y libraron esta sangrienta batalla desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde, no sabemos el día ni el mes pero en este año. Las fuerzas conservadoras eran comandadas por el General Alejandro Henao y los Liberales por el General Fidel Victoria. Esta contienda la ganaron las fuerzas conservadoras, en ella perdieron la vida cien combatientes y ciento cinco quedaron heridos En el combate tomaron parte algunos habitantes de San Pedro, entre ellos Ulpiano Ospina, Isaías Chacón, Ignacio Ospina y el Coronel José Antonio Aguilera.

En el olvido
La historia no ha sido bondadosa con estas contiendas, aparte de no figurar en las páginas de los libros, los sitios se encuentran en el completo olvido. La administración Municipal de San Pedro, al conmemorar los cien años de la batalla de los Chancos, hizo construir un monumento en honor a quienes allí lucharon, pero hoy se encuentra abandonado y se nota que hace Ya tiempo no se visita el lugar.

Los símbolos de San Pedro
La Escuela urbana de varones lleva por nombre LEONARDO TASCON para honrar el nombre de este preclaro e insigne hijo de esta tierra que brilló por su inteligencia y en las páginas de la historia nacional se guarda la reseña de sus ejecutorias, en la Biblioteca del Colegio Académico de Buga reposa una de sus obras literarias sobre San Pedro. Por varios años permaneció un busto en honor del ex ministro de estado Doctor LEONARDO TASCON, en el Parque de la Municipalidad. El Hospital de San Pedro lleva el nombre de otro de sus importantes hijos, don ULPIANO TASCON, para honrar su memoria.

134 Rafael Aguirre Bejarano

El Colegio de bachillerato de San Pedro lleva el nombre del Coronel JOSE ANTONIO AGUILERA, para honrar la memoria de este ilustre hijo de San Pedro. En épocas recientes surgió un gigante en la música, MARIO LOPERA quién creó y dirigió por varios años la banda de músicos de San Pedro la que estuvo en primer lugar a nivel nacional en este género en los diversos concursos, dando muchos pergaminos a nuestro terruño La administración Municipal erigió un monumento en memoria de la Banda Municipal y orgullosamente se expone en la plaza de la ciudad.

Historia y recuerdos familiares 135
EPÍLOGO

Plegaria al trabajo
Siempre he sido dueño de mis emociones y he manejado con plena conciencia la energía que hay dentro de mi, rechazo que me gobierne los pensamientos nefastos, de fracaso, de indecisión, o cualquier otro de carácter negativo. Me molestan las sugerencias destructivas y dañinas, de los demás, tengo la fuerza, la energía, el valor y la capacidad de mi poder de voluntad vibrante cada día, : me enfrento a la tarea del día con entusiasmo y fe en mi mismo y lleno de confianza en la suprema ley que rige el universo, hoy soy lo que ayer no era, mañana seré lo que hoy no soy, esta meditación silenciosa sobre mi persona es real, ella me tiene equilibrado, sereno y hago caso omiso a cuanto ocurra en mi entorno, siempre estoy decidido en mis cambios, de progresar, de ser mejor, pues ese ha sido mi derrotero, mi meta y amen que lo he conseguido. Salí de un profundo abismo y con mi persona traje los míos a un mundo mejor, de menos padecimientos, recorriendo caminos fangosos unas veces otras por polvorientos senderos a calles pavimentadas, de la pequeña lumbre de la vela de cebo a la bombilla, de llevar el agua en calabazos y tinajas a obtenerla de un grifo instalado en la casa donde recoger el precioso líquido, de la choza de paja del campo a la casa de la ciudad, de trabajadores del agro a obreros urbanos, mis intenciones de cambio no paran siguen en línea recta, nunca he sido inferior a mis responsabilidades porque soy un hijo de Dios, lucho y procuro con honestidad y sudor ganarme la vida con dignidad y en mi etapa otoñal me siento realizado y con buenas satisfacciones, con progresos espirituales para mi muy altos y satisfactorios, el

Evangelio restaurado cambió mi vida por eso soy dueño de las circunstancias a pesar de mis imperfecciones, estoy convencido de que los hechos no tienen razón para amilanar mi vida, por lo que son en sí mismos, sino por lo que pensamos, acerca de ellos. No me acobardo de los desafíos, ellos son los que me hacen sentir vivo, para enfrentarlos y vencerlos, tengo mucha fuerza y poder en mi interior por eso no me desanimo sino que mi ánimo y mi entusiasmo vibran con sobrada energía, pues reconozco que el secreto del éxito consiste en el trabajo constante de saberse levantar cuando hay caídas, porque la felicidad es un estado mental que no depende de los demás, es un efecto de la mente, que para tener sabiduría se requiere de la inteligencia y la voluntad para hacer las cosas con amor y estar actualizado en la disciplina que le sea afín en la personalidad, que la serenidad es un don que se debe aprender a manejar y es un gran secreto con lo que podremos ganar muchas cosas, ahí está la victoria en esta carrera de la vida, pues ella es de naturaleza incierta, está siempre en un continuo fluir, siempre hay algo por suceder que se insinúa esperando ser descubierta, sin embargo en muchas ocasiones dejamos de descorrer telones sin advertir qué hay tras ellos. Por el contrario a veces huimos horrorizados por lo incierto o por lo nuevo que no conocemos, tememos vivir, ver otras cosas, escuchar otros sonidos, navegar o ir a otros mares por miedo de naufragar en ellos, nos olvidamos que en nosotros está la brújula y entonces nos inventamos límites y fronteras que nos mantengan a salvo de todo aquello que pueda comprometer lo que creemos es nuestro, sobre lo que basamos nuestra seguridad ; nos quedamos a la sombra del primer árbol y no penetramos a la espesura del bosque que está en su alrededor perdiendo de disfrutar de su belleza sin igual. Para tener el bienestar hay necesidad de una preparación personal, de vivir dentro de un presupuesto de lo que se tiene, ahorrando para tener una respuesta al mañana , no manteniendo deudas dando servicio, y almacenando para enfrentar la adversidad, cuidando el don de la salud, esas son bases materiales y como nuestra otra mitad es espíritu también sostener esa Edificación con fuertes bases en la Oración para mantener una comunicación de agradecimiento y súplica con el Ser supremo,

alimentando el alma a través de escudriñar las escrituras sagradas, de purificarse mediante el ayuno para sentir gozo y dar una generosa ofrenda para ayudar al necesitado a la manera del Señor, pagar un diezmo íntegro para mantener abiertas las ventanas de los cielos, siendo castos, guardando la palabra de sabiduría para que el ángel destructor pase sin causar daño, guardando fielmente el día de reposo y finalmente haciendo las noches de hogar para tener una familia unida en la fe del unigénito, así obtendremos la felicidad tan esquiva en nuestra existencia, es esta una plegaria al trabajo y a la búsqueda de la felicidad que con cariño dejo a mis descendientes como un legado de amor y a la preparación constante con miras de un progreso eterno. “Entonces los que temían al señor hablaron a menudo, cada uno a su compañero; y el Señor escucho y oyó; y fue escrito un libro de memorias delante de él para aquellos que temían al Señor y pensaban en su nombre. Y serán míos dice el Señor de los ejércitos el día que yo integre mis joyas y los perdonare como el hombre que perdona a su hijo que le sirve”. 3 Nefi 24: 16-17

Entrada a la arboleda sagrada

CITAS BIBLIOGRÁFICAS

➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣ ➣

El libro de Mormón. Doctrina y Convenios. La Biblia. Enseñanzas del Profeta José Smith. Palabras del Elder Julio Davila. Ayudas del centro historia familiar. Libro de apellidos por Gabriel Arango Mejía. Temas de autores desconocidos. Roberto Rubio. Tobert E. Wells. Gordon B. Hinckley. Spencer W. Kimball.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful