Está en la página 1de 2

Estados Unidos de América, 13 de octubre de 2021

A Vladimir Padrino López:

Siempre resulta difícil y lamentable una muerte innecesaria, para los hombres
de armas, neutralizar un enemigo bajo el imperio de la defensa no surte el mismo
efecto que la pérdida injusta e innecesaria de vida; en el caso del General en Jefe Raúl
Isaías Baduel, más que difícil o lamentable resulta triste y cuando menos un trágico
episodio, otro más en su haber.
Que a un militar de la más alta jerarquía se le haya violado el debido proceso,
pareciera no amilanar a los militares de hoy en día, el General Baduel cumplió su
sentencia y en tu consciencia sabes que su nueva imputación estuvo plagado de
irregularidades e ilegalidades; que inventaron una conspiración para justificar su
secuestro, porque su peso específico en lo político, lo social y lo militar opacaría los
liderazgos post Chávez y resultaba una amenaza para las ambiciones personales del
dictador Nicolás Maduro y su camarilla, incluyendo el “Fiscal” que, jactándose de
defender los derechos humanos, haber sido su amigo y compartir diferentes
momentos políticos, vino a certificar su muerte de la forma más aberrante que puede
existir, encubriendo además lo dudoso del episodio que la rodea.
El miedo es libre y democrático, cada quien elige cuando lo aflora, sé que te
miras en el espejo del General Baduel, prefieres hacer silencio como cuando te dije
que fue el Coronel Rafael Franco Quintero, quien le “sembró” las evidencias para
sustentar su acusación, ordenada por el combo de delincuentes que usurpa el poder,
instruidos desde La Habana y que, como a todos, los tiene bajo extorsión justificando
sus tropelías, cosa que, en base a las ganancias que les proporciona, tampoco les
disgusta, son cómplices del crimen contra él y su sombra pesa y pesará sobre sus
espaldas.
Hoy, la reflexión debe rondar en cada miembro de la FANB, saber que poco
valen si no eres marioneta, que la vida está en manos de politiqueros oportunistas
sin inteligencia para el bien y que, si se escapa un mal comentario o mensaje, sus

Página 1 de 2
superiores son capaces de llevarlo hasta la muerte, sin respeto alguno de su vida o
dignidad, con un sepelio lúgubre y sin siquiera el último adiós de sus familiares.
Confío en que cada vez que te acuestas, te ves en esa imagen, en la del General
Rodríguez Torres y la de los otros militares que han tratado de rescatar la
institucionalidad de Venezuela; sabiendo que tú estás en la misma línea de tiro,
porque cuando ya no sirvas, seas incómodo o trates de arrepentirte, ya ese último
tiempo pasó para ti, no hay punto de retorno en tu existencia.

A los familiares del General en Jefe Raúl Isaías Baduel:

Expreso mis sentimientos de respeto, acompañándolos en el dolor que trae esta


tragedia a sus vidas, mientras estuve como Director del SEBIN, supe escuchar sus
palabras, sus consejos y ejecuté cuanto me recomendó para el respeto de los
derechos de los privados de libertad, el 30 de abril de 2019, quise seguir el ejemplo
de restaurar el hilo constitucional quebrantado, pero la ambición de actuales
miembros del poder en Venezuela, verdaderos traidores a la patria, pudo más que
el juramento de honor y los deberes sagrados que la Constitución nos impone, como
decía su amado deudo “Que Yahvé, Elohim de los Ejércitos, Supremo hacedor de todas las
cosas, bendiga y guarde por siempre a la República Bolivariana de Venezuela”, habrá
justicia en nuestro hermoso país, no pierdan las esperanzas.

Manuel Ricardo Cristopher Figuera


General de División del Ejército Venezolano

Página 2 de 2