Está en la página 1de 5

RESUMEN.

“El llano en llamas”

Edgar Daniel Contreras Navez


A01370519
En este escrito se hará un breve resumen del libro titulado “El llano en llamas” escrito
por Juan Rulfo. El motivo de que se haya elegido esta obra, fue porque ya estaba
familiarizado con Juan Rulfo por su libro “Pedro Páramo” y su forma de escritura
que conlleva una mezcla de misterio, humor que muchas veces recurre a la ironía,
sin tramas épicas ni extravagantes, lo cual crea un gancho hacia el lector.

En este libro, el autor nos relata una serie de cuentos en los cuales se centra en
personas de origen rural o residentes de pequeños pueblos. Realmente las historias
que se narran en el libro, al principio no parecen estar ligadas entre sí, pero mientras
la lectura se va haciendo progresiva, se puede notar un patrón en la problemática
que sufren los protagonistas de cada cuento.

Este patrón se centra en su mayoría en temas sumamente impactantes de trasfondo


gris y de un ambiente lúgubre además de trágico debido a las consecuentes
vivencias ocasionadas por la revolución, tales como asesinatos, robos, venganza,
incesto, pobreza e incluso se hace referencia a un tema que casualmente azotó
recientemente al país: sismos. Las historias que en lo personal me parecieron más
impactantes por los temas que se tocaron, fueron “El hombre”

En el cuento “El Hombre”, Rulfo nos narra la historia de un sujeto que se encuentra
huyendo por el bosque, pero va dejando huellas que facilitan su persecución. El
hombre huye de las autoridades porque asesinó a la familia Urquidi, adicionalmente
es buscado por un integrante de la misma familia, el cual busca venganza por la
tragedia ocurrida.

El asesino revela que mató a toda la familia debido a que el integrante que lo
buscaba había matado a su hermano, sin embargo sufría de remordimientos y culpa
por haber acabado con toda la familia, esto debido a que no había luz y no reconoció
al asesino de su hermano, por lo tanto asesinó a diestra y siniestra a inocentes.
Atormentado por la atrocidad que cometió eventualmente conoce a un religioso que
se vuelve su amigo al ofrecerle comida y bebida.

Por la cercanía que mantenía con el sujeto, al ser asesinado este, el pastor es
inculpado, cuando en realidad quien mató al sujeto fue el integrante de la familia
que cobró su venganza, aunque de todas formas el sacerdote es procesado por las
autoridades y al ser enjuiciado declara que inicialmente encontró al sujeto vivo, pero
finalmente lo encontró muerto y a pesar de mencionar que desconocía la identidad
del sujeto, es acusado de encubridor.

Esta historia tuvo un contenido relativamente fuerte respecto a otros cuentos, ya


que muestra que una persona que intentaba ayudar a alguien con problemas
fuertes, tuvo que pagar las consecuencias por los conflictos que cargaba alguien
más. Pero también muestra una especie de causalidad del destino del propio
asesino, lo que lo vuelve sumamente profundo.

Otra historia que considero que tuvo un contenido sumamente fuerte, fue la de “Es
que somos muy pobres” en donde se nos narra la historia de una familia de recursos
muy limitados y de clase social baja, la cual constaba de tres hijas y un hijo. El
cuento nos habla de cómo las hijas se van sumergiendo cada vez más en la
prostitución para poder darle a su familia una vida un poco más “digna”.

Aunque en el cuento nos mencionan que las dos hijas mayores se encuentran
prácticamente sin remedio, parece ser también el único cuento en el que Juan Rulfo
intenta transmitir algo de esperanza al lector, aunque esta sea agridulce. Esto lo
menciono porque en la lectura se hace referencia a la vaca que le dieron a la menor
de las hijas, Tacha, para que pudiera casarse y alejarse de la vida que llevaban sus
hermanas.

Para mí esta esperanza generada es amarga porque depende del bienestar del
becerro, pero tiene dulzura en sí, porque habla de la ilusión de un padre por darle
a su hija un porvenir más prometedor que el que tuvo el resto de su descendencia.
Esta historia toca un tema que es muy común ver en México, aunque se conoce que
este tipo de situaciones se dan en su mayoría en la capital del país.

Considero la historia como algo desgarrador de leer porque para mí representa la


pérdida de la inocencia por una situación en la que las víctimas no tuvieron culpa,
pero por su sacrificio liderado por intenciones buenas, van sumergiendo su vida en
la oscura y fría crueldad del oficio más viejo del mundo. No obstante, la propia
realidad hace que dicho cuento deje un nudo aún más fuerte en la garganta, porque
este tipo de situaciones son, en verdad, reales.

Realmente la conmoción que causó esta obra en mi persona, no se hizo presente


hasta después de haber leído las obras “Nos han dado la tierra” y “El día del
derrumbe”. Estas dos historias, a mi parecer creo que describieron cómo fue la
vivencia de miles de personas que fueron afectadas por el sismo que azotó a la
ahora llamada Ciudad de México.

La serie de analogías que se pueden hacer con esta desgracia, realmente hace que
ambas historias de vuelvan vívidas. Desde la visita del presidente al pueblo de
Tuzcacuexco, como el presidente Peña al colegio Enrique Rébsamen, hasta la
negligencia del suelo árido para la cosecha de los terratenientes, muy similar a la
negligencia que se tuvo por parte del gobierno mexicano hacia la solicitud de fondos
para restauración de estructuras dañadas por el sismo.

Ambas historias representan a las personas como inconscientes de la situación en


la que se encuentran, hasta que es demasiado tarde. Por ejemplo, cuando el
delegado hizo la promesa de que entregaría tierras fértiles y demás, realmente sólo
logró engañar a los propietarios de las tierras, pero no fue hasta que ellos las vieron
por sí mismos cuando se dieron cuenta de la estafa y comenzaron los reclamos al
delegado, quien hizo caso omiso.

Otro claro ejemplo ce la inconsciencia que vive las personas según la obra de Rulfo,
fue cuando en lugar de visitar a las personas afectadas por el terremoto, todos se
dedicaron a beber. Finalmente creo que todos los temas tocados en “El llano en
llamas” fueron más que una serie de relatos imaginarios, fueron más una forma de
informar a las personas del contexto social por el que pasaba México.

Aunque el libro no es algo placentero para leer, genera esa sensación de intriga y
misterio que crean un gancho literario lo suficientemente potente como para
mantener al lector interesado en el libro. Curiosamente, aunque la obra fue
desagradable de leer, me resultó interesante debido a la forma en que se pueden
identificar los problemas sociales de los personajes, con los problemas que
atraviesa México en la actualidad.

Bibliografía.

Rulfo, J. (2005) El llano en llamas. México: Ediciones RM. Pp. 169

También podría gustarte