Está en la página 1de 3

PROVINCIA CHILENA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

PAREMOS ESTE VÍA CRUCIS
Misa Conferre en solidaridad con el Pueblo Mapuche

Queridos Hermanas y Hermanos,

Con ocasión del bicentenario de la independencia de nuestro país nuestros obispos pidieron que bajo
ciertas condiciones se diera un indulto a hermanos y hermanas que viven privados de su libertad. La
reacción que tuvimos como sociedad ante esta petición explicitó que la compasión y solidaridad que
experimentamos en torno al terremoto no alcanza para aquellos hermanos nuestros que privados de
su libertad viven hacinados, en condiciones poco dignas y denigrantes en distintas cárceles.

Un par de semanas atrás nos conmovimos al descubrir, contra toda esperanza, que los mineros
atrapados bajo tierra en la mina San José estaban con vida. Celebramos confiamos en que situaciones
como esta nos comprometerán a revisar las condiciones laborales en que trabajan muchos de
nuestros hermanos.

Al día siguiente de este acontecimiento el diario la Cuarta junto a la foto del rostro de uno de los
mineros titulaba: “Dios nos ha mirado con estos ojos”. Se hacía eco de un pueblo creyente que
reconocía en la mirada de un minero atrapado bajo tierra la mirada de su Señor, el Dios de la vida,
para quien todos son hijos de igual dignidad. El diario popular se nos adelantó en reconocer al Dios
que se hace presente y nos mira en los marginados y excluidos de nuestra sociedad.

Esta tarde nos han invitado a un tiempo de ayuno y oración. Quienes nos convocaron nos recuerdan
que existen demonios y males muy profundos que para enfrentarlos se requiere del ayuno y la
oración. Para nosotros cristianos, religiosos y religiosas, la situación de los comuneros Mapuches es
un signo grave y extremo de la situación que enfrenta el Pueblo Mapuche. La histórica marginación,
discriminación y olvido del Pueblo Mapuche, sumado a la desconfianza que experimenta, es para
nosotros un llamado a procurar estar más cerca de los pueblos originarios, aprender de ellos,
escuchar y dialogar permanentemente, y aprender cómo Dios se ha revelados a ellos, con su lenguaje
y sus formas.

Casilla 597 – Santiago – Chile - Fono (2) 582 7566- Fax (56-2) 582 7549

psicológico es grave.Fono (2) 582 7566.Fax (56-2) 582 7549 . con muchas caídas. del desconocimiento. queremos orar. No son palabras livianas las que dicen nuestros obispos al pedir “justicia y paz con el Pueblo Mapuche”. El rostro del crucificado tiene muchos rostros en este caminar de un pueblo cargando la cruz. La caridad de Cristo nos urge. esto nos conmueve y nos indigna. Reconocemos al Señor cargando su cruz en la vida de estos hermanos en huelga de hambre y en la historia de marginación de su pueblo. Queremos clamar. queremos poner los medios a nuestro alcance para que se pare el vía crucis de quienes están en huelga de hambre. con muchas coronas de espinas. Nos alegra que por fin parece que se estén poniendo los medios para que nuestros hermanos puedan poner fin a la huelga de hambre que puede terminar en una tragedia. Como el Cireneo queremos no sólo acompañar a este pueblo sino que cargar con ellos su cruz. 65 días es ya demasiado tiempo. Por ello nos alegramos de que Monseñor Ezzati este asumiendo un rol que facilite el dialogo entre el gobierno y los voceros de los comuneros. negado. Sin eufemismos decimos que la aplicación de la justicia militar en estos casos es una injusticia y que la aplicación de la ley antiterrorista es otra injusticia. Podíamos reconocer al Dios que nos miraba en la esperanza de vida que transmitían los ojos del minero pero no teníamos la capacidad de reconocer al Señor en la cruz de estos hermanos nuestros para quienes la huelga de hambre era el último recurso para llamar nuestra atención ante la injusticia que se cometía con ellos. De quienes vieron como en nombre de la pacificación de la Araucanía se ocupaban militarmente sus tierras. de sus familiares y de sus amigos. Queremos que se pare el vía crucis de un pueblo ignorado.PROVINCIA CHILENA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS Al mismo tiempo que celebrábamos encontrar a los mineros con vida muchos de nosotros no asumíamos la gravedad de la situación de los comuneros. que por fin se acoge la demanda de quienes no piden no ser juzgados. La muerte ronda. Casilla 597 – Santiago – Chile . biológico. de la burla. El vía crucis de Mapuches detenidos y que están siendo juzgados injustamente. “Paremos este vía crucis” es el llamado que hemos recibido y que nos ha convocado esta tarde. cuales son los pasos que nos sentimos movidos a dar. Se trata de un vía crucis con muchas estaciones. de la falta de respeto… El vía crucis de quienes no son reconocidos como pueblo y cuya cultura no es valorada como una riqueza para este país. su deterioro físico. no da lo mismo cual es nuestra actitud. Como país nos avergüenza que haya sido necesaria esta huelga de hambre para modificar estas leyes y su aplicación. Ante la cruz y el crucificado. sino ser juzgados con justicia. ante los crucificados. paremos este vía crucis. donde nos ponemos. Queremos que la huelga de hambre termine. El vía crucis del desprecio. no escuchado.

” Parar este vía crucis supone para cada uno de nosotros acoger esta misión a la que consagramos la vida. Cada uno de nosotros como consagrados estamos llamados a mirar la situación que enfrentamos como país en relación con los pueblos originarios. y no estarán expuestos al viento quemante ni al sol. proclamar un año de gracia. y comprometernos con la causa de los que siguen viviendo en la exclusión en ese país que celebra su bicentenario. Y que nosotros colaboremos para que esta palabra sea fuente de vida para nuestros hermanos en huelga de hambre. anunciar la libertad a los cautivos y la vista a los ciegos.Fax (56-2) 582 7549 . Las palabras del Señor en la Sinagoga y las del profeta resuenan en nuestros corazones. No padecerán hambre ni sed. a ponernos ante la huelga de hambre de los comuneros mapuches. a los que están en la oscuridad ‘salgan a la luz’. poner en libertad a los oprimidos. Amen Eugenio Valenzuela SJ Iglesia San Francisco 14 de Septiembre de 2010 Casilla 597 – Santiago – Chile . A lo largo del camino pastaran y nos les faltará el pasto ni en los cerros pelados. Somos llamados a comprometernos y colaborar para que no se repita la injusticia y la exclusión que están a la raíz de la tragedia que hoy nos conmueve. Que haya un lugar para todos en la mesa. Al Dios de la vida sea la alabanza y la gloria por los siglos de los siglos. “Dirás a los prisioneros ‘salgan’.PROVINCIA CHILENA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS El Señor que nos invitó a consagrar la vida al anunciar su Reino en la Sinagoga de Nazaret proclamo su misión: “dar una buena noticia a los pobres. El Señor nos señala la misión y el camino para realizarla.Fono (2) 582 7566. al modo que él nos señaló en la Sinagoga de Nazaret. pues el que se compadece de ellos los guiará y los llevará hasta donde están las vertientes de agua” Que esta palabra se haga vida para todos en nuestra tierra.