Está en la página 1de 6

CONCILIO GENERAL DE LA ASAMBLEAS DE DIOS PANAMÁ

INSTITUTO SUPERIOR BÍBLICO DE LAS


ASAMBLEAS DE DIOS

TITULO DE TRABAJO
Exegesis en clases

CODIGO
005

MATERIA.
________LÓGICA _______

ESTUDIANTE

Eduardo E. Esturaín Young

PROFESOR:
MITCHELL A. ROJAS J.

FECHA DE ASIGNACION
28 de octubre de 2020.-

EXÉGESIS
Éxodo 33:1-33

ANALISIS LITERARIO: En este hermoso pasaje de Éxodo capítulo 33:1-23, podemos aprender
claramente sobre la manera de pensar y el deseo que tiene nuestro Dios creador de revelársenos y
morar con nosotros, pero que por causa de nuestras desobediencia y rebeldía y por nuestro propio bien
decide alejarse, y acercarse solo a quiénes le creen y lo honran.
Es muy comprensible en este pasaje cómo Jehová le dice o le ordena a Moisés que suba y que marche
con su pueblo del Monte Sinaí donde se encontraban hacia la tierra prometida la cual les había Jurado
a sus antepasados, Abraham, Isaac y Jacob, con quienes había tenido una relación íntima muy especial
al grado de llamarse amigo y Dios de estos patriarcas, dejando en evidencia que sus palabras y sus
promesas a quienes le honran, son una garantía para nuestras vidas y que las podemos alcanzar
viviendo en obediencia y en fe y que se cumplirán a su debido tiempo y también promete claramente
que enviará su ángel poderoso delante de nosotros expulsando a nuestros enemigos garantizándonos
que no seremos destruidos por ellos en nuestro caminar.

VERSICULO CLAVE: “Y él dijo: Mi rostro irá contigo, y te haré descansar”. En ese pasaje el Señor hace
dos declaraciones importantes que son clave para este texto. La primera es, “Y yo enviaré delante de ti
el ángel” (33:2a) y la segunda es, “yo no subiré en medio de ti” (33:2b). Esto marca un cambio
significante en la presencia visible de Dios a la que los israelitas estaban acostumbrados.

INTERPRETACIÓN: En este pasaje interpretamos claramente lo importante que es creer, obedecer y


honrar la voluntad de nuestro Dios, a fin de que se agrade de nosotros y su presencia esté con nosotros,
y vaya el mismo delante de nosotros morando en medio de nuestro campamento, contrario a lo que
sucedió con el pueblo de Israel a quien llamó como Pueblo de dura y que por lo tanto su presencia no
iría en medio de ellos para no destruirlos en su Rebeldía y por lo cual se buscó a un sumo sacerdote, a
un mediador, a un mesías a quién comunicarle su voluntad, sus preceptos y pensamientos.
También aprendemos claramente como Dios mantiene sus promesas, expulsando a los cananeos y aun
así dando la tierra a su pueblo sólo que queda claro que el señor no moraría entre ellos, coyuntura que
nos permite ver como el señor desarrolla una relación impresionante con Moisés e igual que como lo
hizo con los patriarcas, diciéndole que hablaría con É,l Cómo quién le habla a su amigo “cara a cara” y
vemos Cómo Moisés aprovecha la situación para conocer y recibir más aún de Dios.

APLICACIÓN: Una gran lección que aprendemos del capítulo 33 de Éxodo es que en nuestro peregrinaje
sobre esta tierra debemos procurar igual que lo hizo Moisés en el versículo 15 cuando le dice al Señor
"si tu presencia no ha de ir conmigo no nos saques de aquí".
Ya que obviamente en nuestro diario vivir tendremos luchas pruebas cargas preocupaciones fatigas
estrés mal humor depresión y el enemigo procurará desviarnos del propósito de Dios de muchas
formas, pero debemos poner nuestra mirada en el autor y consumador de la fe quién nos dará su
presencia conforme le respondió a Moisés:” Y El respondió: MI PRESENCIA IRA CONTIGO Y YO TE DARE
DESCANSO”.

EXÉGESIS
Proverbio 5

ANALISIS LITERARIO: En la época del Antiguo Testamento se consideraba un crimen robar agua de un
pozo ajeno, así como era un crimen tener relaciones sexuales con la mujer de otro hombre, cometiendo
adulterio. En ambos casos el ofensor ponía en peligro la salud y seguridad de una familia. La
advertencia contra el adulterio, La llamada a la atención, El encanto de la mujer inmoral, El peligro de
la mujer inmoral, La ruina del adulterio trae, Encuentra satisfacción en tu propia esposa

INTERPRETACIÓN: Por diferentes razones, Proverbios contiene muchas advertencias en contra de las
relaciones sexuales ilícitas. La "mujer extraña" es una prostituta y sus encantos se utilizan como un
ejemplo de cualquier tentación para hacer el mal o para abandonar la búsqueda de sabiduría, ya que
es una inmoralidad sexual y va en contra de la ley de Dios.
VERSICULO CLAVE: El destino del hombre dado al adulterio, La provisión de Dios en el matrimonio,
“Pues los caminos del hombre están delante de los ojos del Señor, y El observa todos sus senderos.”
Podemos engañar a la gente e incluso podemos engañar a nuestra pareja, pero no podemos engañar al
Señor. Él conoce nuestros pensamientos desde lejos.

APLICACIÓN: Este pasaje exhorta a las parejas a buscar en su cónyuge satisfacción y compañerismo
para toda la vida, ya la inmoralidad sexual de cualquier tipo fue y sigue siendo extremadamente
peligrosa, destruye la vida familiar, desgasta nuestra capacidad de amar, degrada a los seres humanos
y los convierte en objetos. Por el contrario, es de mucha bendición regocijarse con su cónyuge y
entréguense a Dios y el uno al otro. Las relaciones sexuales son un regalo que Dios da a la gente casada
para su goce mutuo. La verdadera felicidad surge cuando decidimos buscar el placer en la relación que
Dios nos ha dado o nos dará, y comprometernos para hacerlo agradable para nuestro cónyuge.

EXÉGESIS
Mateo 9:17

ANALISIS LITERARIO: Nuevas ideas que contradicen la tradición religiosa

“Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace
peor la rotura. Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se
derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se
conserva juntamente”. Jesús tuvo que lidiar con el problema de querer introducir nuevas ideas en la
mente de personas arraigadas a sus antiguas tradiciones religiosas. Obviamente la tradición enseñaba
que un verdadero religioso se media por la cantidad de ayunos, oraciones y limosnas que daba. De
hecho, podemos ver que algunos de ellos acostumbraban ayunar hasta dos veces por semana (Lucas
18:11); pero ahora viene Jesús y en lugar de hacer todo esto, mantiene un ambiente de gozo entre
todos sus discípulos, algo completamente contrario a la tradición judía. Sin embargo, Jesús aclaro que
es muy difícil querer mezclar las verdades reveladoras del evangelio de Dios con las creencias y
tradiciones humanas. El gran Maestro utiliza dos figuras literarias para ilustrar esta divina verdad. En
primer lugar, dice que es imposible querer remendar la rotura de un vestido viejo con un paño nuevo.
VERSICULO CLAVE: «El vino nuevo se pone en odres nuevos”. No se debe poner vino nuevo en odres
viejos, porque los odres revientan, el vino se derrama y los odres se pierden. En este proceso es
sumamente importante que el vino nuevo se ponga en odres nuevos, ¡y así ambos se conservan!”

INTERPRETACIÓN:  El odre era un recipiente hecho de cuero de animal. Prácticamente al animal
muerto se le quitaba su piel, se cocía desde el cuello hasta el abdomen formando una especie de ovalo,
se sellaba de las patas y se dejaba una pequeña abertura de la parte del cuello, lo cual servía como
salida del líquido. Cuando el odre era nuevo la piel tendía a estirarse lo cual era apropiado con el vino
nuevo el cual en sus primeros días por la fermentación los químicos tienden a aumentar la presión al
interior del recipiente lo que provocaba que el recipiente se estirara. Ahora bien, si el recipiente era
viejo, la piel ya había perdido sus características de elasticidad y este terminaba rompiéndose y el vino
derramándose. Por eso era lógico echar el vino nuevo en un odre nuevo y no en un viejo.

APLICACIÓN: El Reino de Dios no se sostiene con parches, sino que requiere conversión total del
corazón. De algún modo se nos recuerda hoy que Jesucristo es el Hombre Nuevo, el que renueva todo
lo caduco que se había ido pegando a la humanidad a lo largo de los siglos.
De manera similar, es imposible querer conciliar las verdades del evangelio con las creencias y
tradiciones de la religión. Ambas se oponen entre sí. Incluso hoy en día el cristianismo tiene que estar
abierto para no caer en este error negándose a aceptar posibilidades de nuevas formas de hacer las
cosas, siempre y cuando no contradigan la palabra de Dios.
Si una persona quiere renovarse, no es suficiente con ponernos parches, es necesario vestirnos con ropa
nueva. Así, es necesario sacar lo viejo y traer lo nuevo en materia espiritual para poder recibir a Jesús,
que es el "vino nuevo".