Está en la página 1de 1

El sindicalismo en República Dominicana.

A principios del pasado siglo XX es cuando empiezan a organizarse diversos grupos de


trabajadores en la Republica Dominicana. En 1905 se forman algunas organizaciones de
trabajadores, entre ellas el Gremio de Panaderos de Santiago, también surgen otras
asociaciones en los sectores portuarios y azucareros.

José Eugenio Kunhardt fue uno de los pioneros del sindicalismo dominicano, era un
agrimensor, que siempre defendió a los trabajadores dominicanos, estuvo en la cárcel y en el
exilio durante el gobierno del Presidente Heureaux.

En 1914 José Eugenio Kunhardt fundó en Puerto Plata la Hermandad Comunal Nacionalista, en
1916 residió provisionalmente en San Pedro de Macoris, donde estaba la mayor concentración
de obreros y braceros de la industria azucarera nacional. El 21 de enero de 1916 se funda en
San Pedro de Macorís, la HERMANDAD COMUNAL NACIONALISTA, dirigida por José Eugenio
Kunhardt.

Kunhardt participó en varios Congresos Internacionales organización por la Confederación


Obrera Panamericana (COPA), denunciado la ocupación norteamericana en la República
Dominicana, y participó como observador en la creación de la Organización Internacional del
Trabajo (OIT), fue el líder obrero más destacado a nivel nacional e internacional en las
primeras décadas del pasado siglo.

En 1919 se creó en Santiago la Hermandad Cigarrera, formada por trabajadores de las diversas
empresas tabacaleras de Santiago.

El 17 de noviembre de 1929 se constituyó la Confederación de Trabajadores Dominicanos


(C.T.D.), incorporada el 10 de abril de 1930 por el Presidente Rafael Estrella Ureña.

Rafael Leónidas Trujillo asume el poder en 1930, que comienza una etapa de una dictadura
muy fuerte frente a los líderes de oposición, las organizaciones de trabajadores y contra los
intereses del pueblo dominicano. Durante los gobiernos de Trujillo no existió libertad sindical.

En 1942 una huelga de trabajadores azucareros en el Central Romana es reprimida por los
militares. En 1943 se dicta la primera ley para regularizar las organizaciones sindicales.

En enero de 1946 se realizó la acción de mayor trascendencia de parte de los trabajadores


frente a la dictadura de Trujillo que fue la huelga de trabajadores de la región del Este que se
originó en La Romana y se extendió a San Pedro de Macorís, duró una semana y concluyó con
un aumento en los salarios de los trabajadores, pero también le costó la vida a varios
dirigentes, persecuciones y prisiones para otros.

El 2 de marzo de 1946 fueron asesinados en La Romana Ángel María Dickson (Blanquito), y


Héctor Porfirio Quezada (Negrito).

El líder de estas acciones fue Mauricio Báez, quien después de estar en prisión logró asilarse en
la Embajada de México, en Santo Domingo, salió hacia La Habana, Cuba, donde fue asesinado
por esbirros del dictador Trujillo. Mauricio Báez fue el principal líder obrero para los
trabajadores azucareros del Este, desempeñó el cargo de Presidente de la Federación de
Trabajadores de San Pedro de Macorís, tenía todas las características de un líder sindical
nacional, tanto en la industria del azúcar como en toda la región del Este.