Está en la página 1de 13

INICIO

JUICIO SUMARIO CIVIL DE


GUARDA Y CUSTODIA.
PROMOVIDO POR: C.
WENDY MARISOL FRANCO
NAAL
V/S
C. JOSÉ RICARDO
RODRIGUEZ TALANGO.
ASUNTO: SE PRESENTA
INICIO DE DEMANDA.

C. JUEZ EN TURNO DEL RAMO FAMILIAR DE PRIMERA


INSTANCIA DEL PRIMER DISTRITO JUDICIAL DEL ESTADO.
PRESENTE.-

C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL, mexicana por nacimiento y


ascendencia, mayor de edad legal, casada, Licenciada en Educación Básica, sabe
leer y escribir, señalando como domicilio para oír y recibir toda clase de
notificaciones en la Calle 31 x 8 y10, sin número, Colonia Guadalupe Seybaplaya
con Código Postal 24460, del Municipio de Champotón, Campeche, y como mis
asesores técnicos al LIC. LUCIANO PACHECO SALAZAR, con cedula profesional
8910587 y Registro Federal de Contribuyentes PASL8210133H2, y al LIC.
CRISTIAN JESÚS GONZÁLEZ CÚ, con cedula profesional 11194596 y RFC.
GOCC940304IB7, de conformidad con los artículos 49 “A” y 49 “B” del Código de
Procedimientos Civiles del Estado en vigor, nombrando al primero como
representante común en este asunto: señalando con domicilio ubicado en la Privada
de la Calle Ecuador, número 10, entre Perú y Jimbal de la Colonia Polvorín, atrás
del parque Ximbal, con Código Postal 24060 de esta Ciudad, a quienes autorizo
para oír y recibir todo tipo de notificaciones a mi nombre y representación a
imponerse de los autos e interponer todo los recursos necesarios para una buena
defensa, ante Usted, con el debido respeto que se merece comparezco y expongo:

Que vengo por medio del presente escrito, copias simples de ley; y
documentación adjunta, A SOLICITAR EN LA VIA SUMARIA CIVIL LA GUARDA Y
CUSTODIA DE MI MENOR HIJA ANGIE GUADALUPE RODRIGUEZ FRANCO, en
contra su señor padre el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, quien puede
ser notificado y emplazado a Juicio en el domicilio ubicado en la Calle 14X 31, sin
número, de la Colonia Guadalupe de Seybaplaya, con Código Postal 24460, del
Municipio de Champotón, Campeche; fundándome de los siguientes hechos y
consideraciones de derecho:

“PRESTACIONES”

I. Solicito la Guarda y Custodia provisional y en su momento definitiva de


mi menor hija ANGIE GUADALUPE RODRIGUEZ FRANCO.

II. Solicito el porcentaje del 30% por concepto de pensión alimenticia a


favor de nuestra menor hija con iniciales A.G.R.F., que deberá de

1
proporcionar de manera quincenal el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ
TALANGO de todas y cada una de sus percepciones económicas diarias.

III. Solicito el pago de $800.00 (son ochocientos pesos 00/100 m.n.) de


manera mensual por el concepto de los gastos escolares de nuestra
menor hija A.G.R.F.

“HECHOS”

1. Siendo el día __ de Marzo del año 2009, contraje matrimonio con el C. JOSÉ
RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, por el régimen ____________, tal y como
lo acredito con el acta de matrimonio con número de folio ________, de los
contrayentes los CC. WENDY MARISOL FRANCO NAAL y JOSÉ RICARDO
RODRIGUEZ TALANGO, por el régimen de ________, con número de oficialía
04, Libro 0001, Acta número 00009, Localidad de Seybaplaya, con Fecha de
Registro __/03/2009, expedida por el Director del Registro Civil de la
Localidad de Seybaplaya, Champotón, Campeche,

2. Durante nuestro matrimonio procreamos a nuestra menor hija con iniciales


A.G.F.R., que actualmente tiene la edad de 4 años y dos meses, tal y como
lo acredito con su acta de nacimiento de la menor ANGIE GUADALUPE
RODRIGUEZ FRANCO con fecha de nacimiento el 28 de Julio del año 2015,
con número de oficialía 04, Libro 0001, Acta 00109, de la Localidad de
Seybaplaya, con fecha de Registro ________, expedido por el Director del
Registro Civil de la Localidad de Seybaplaya, Municipio de Champotón,
Campeche. de igual manera anexo mi acta de nacimiento a nombre de la
suscrita WENDY MARISOL FRANCO NAAL _____________ y del demandado
el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, padre de la menor con
iniciales A.G.F.R., tal y como lo acredito con su acta de nacimiento con
número de folio B 220264, con fecha de nacimiento el día 01 de Enero del
año 1981, con número de oficialía 04, Libro 0069, Acta número 00003,
Localidad de Seybaplaya, con Fecha de Registro 05/01/1981, expedida por
el Director del Registro Civil de la Localidad de Seybaplaya, Champotón,
Campeche, donde acreditamos que ambos somos progenitores de la misma.

3. Al inicio de nuestra relación había una buena comunicación y armonía en


nuestro domicilio conyugal que se encuentra ubicado en la Calle 31 X 8 Y
10, sin número, de la Colonia Guadalupe, Seybaplaya, con Código Postal
24460, del Municipio de Champotón, Campeche, el demandado el C. JOSÉ
RICARDO RODRIGUEZ TALANGO durante nuestra convivencia como
cónyuge en el mismo predio siempre ha sido un buen padre cariñoso y
amoroso con nuestra menor hija con iniciales A.G.F.R. de 4 años y 2
meses, pero aproximadamente un año, el demandado empezó a cambiar
repentinamente, en ocasiones el demandado cuando llega después de su
trabajo a nuestro domicilio conyugal, llega con cambios de humor muy

2
irritantes, que en ocasiones discutíamos como cualquier pareja, sin llegar
agresiones, dada esa situación de que discutíamos con más frecuencias, el
demandado el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, en el mes de
mayo del presente año, decide salirse de nuestro domicilio conyugal para
evitar las discusiones que teníamos como pareja, y así no afectar de manera
psicológica a nuestra menor hija con iniciales A.G.F.R. de 4 años y 2 meses,
además que actualmente el demandado no ha regresado a nuestro domicilio
conyugal.

4. En relación a las prestaciones que se encuentras descrita al inicio de la


presente demanda, le hago mención su Señoría, que el demandado y la
suscrita decidimos quedar en un respectivo acuerdo en que se me otorgaría
la guarda y custodia definitiva de nuestra menor hija de 4 años y 2 meses, el
hecho que el demandado siempre me menciona que nuestra hija estaría
mejor a los cuidados de su madre en este caso la suscrita, en relación a los
alimentos solicitado al principio del presente juicio, debido que el C. JOSÉ
RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, en su trabajo como maestro de primaria
le va de manera excelente económicamente, por eso decidio otorgarme el
30% de todas y cada una de sus percepciones económicas diarias, que
percibe en su trabajo, dado que el mismo sabe que los padres estamos
obligados a dar alimentos a nuestros hijos, como se establece en el artículo
320 del Código Civil del Estado en vigor, y usted como autoridad debe
supervisar que se cumpla ese derecho humano de los menores, para que no
exista violación a su principio de intereses superior de la niñez como se
establece en el articulo 4º constitucional, y de igual forma con el articulo
18 de la Convención sobre los Derechos del niño que a la letra dice…. “Los
Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento
del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que
respecta a la crianza y el desarrollo del niño. Incumbirá a los padres o, en su
caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la
crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés
superior del niño; en relación a que se le otorgara a mi menor hija la
cantidad de $800.00 (son ochocientos pesos 00/100 m.n.) mensuales por
concepto sobre los gastos consistentes en desayunos escolares que
consume en la escuela mi menor hija, en el sentido que durante vivíamos
juntos siempre tratamos de darle una excelente calidad de vida a nuestra
hija que no le faltara nada, y en relación a las visitas y convivencias de la
misma, nunca he tenido ningún problema que el demandado vea a nuestra
hija, y a la hora que él decida, porque siempre ha sido un padre cariñoso y
amoroso, siempre se preocupa por el bienestar y la salud de nuestra menor
hija, una cosa sea los problemas que hemos tenido como pareja y una cosa
es el amor que le brinda a nuestra hija, por lo antes mencionado es que
hemos acordado formalizar la Guarda y Custodia, Alimentos y Visitas y
Convivencia de nuestra hija, por eso en este acto de manera formal anexo el
convenio en que ambos decidimos a favor de nuestra menor hija A.G.F.R. de
4 años y 2 meses.

3
Para un mejor análisis jurídico asiento las bases de los siguientes criterios
jurisprudenciales:

“ALIMENTOS. EL CONTENIDO, REGULACIÓN Y ALCANCES DE LA OBLIGACIÓN DE OTORGARLOS


DEPENDERÁ DEL TIPO DE RELACIÓN FAMILIAR DE QUE SE TRATE. Esta Primera Sala ya ha establecido que la
obligación de dar alimentos surge de la necesidad de un sujeto con el que se tiene un vínculo familiar; sin
embargo, es importante precisar que el contenido, regulación y alcances de dicha obligación variará dependiendo
de las circunstancias particulares de cada caso concreto, pero particularmente del tipo de relación familiar en
cuestión. En este sentido, la legislación civil o familiar en nuestro país reconoce una serie de relaciones familiares
de las que puede surgir la obligación de dar alimentos, entre las que destacan: las relaciones paterno-filiales, el
parentesco, el matrimonio, el concubinato y la pensión compensatoria en casos de divorcio. Amparo directo en
revisión 1200/2014. 8 de octubre de 2014. Mayoría de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de
Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Disidente: Olga
Sánchez Cordero de García Villegas. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Javier Mijangos y
González. Amparo directo en revisión 230/2014. 19 de noviembre de 2014. Cinco votos de los Ministros Arturo
Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien formuló voto concurrente, Jorge Mario Pardo Rebolledo,
quien formuló voto concurrente, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.
Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Javier Mijangos y González. Amparo directo en revisión
3929/2013. 8 de julio de 2015. Mayoría de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José
Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Disidente: Olga Sánchez
Cordero de García Villegas. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Luz Helena Orozco y Villa. Amparo
directo en revisión 1340/2015. 7 de octubre de 2015. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea,
quien reservó su derecho para formular voto concurrente, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo,
Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: José Ramón Cossío Díaz.
Secretaria: Luz Helena Orozco y Villa. Amparo directo en revisión 468/2015. 4 de noviembre de 2015. Cinco
votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga
Sánchez Cordero de García Villegas, quien reservó su derecho para formular voto aclaratorio y Alfredo Gutiérrez
Ortiz Mena. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Luz Helena Orozco y Villa. Tesis de jurisprudencia
36/2016 (10a.). Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada de fecha diez de agosto de
dos mil dieciséis. Esta tesis se publicó el viernes 26 de agosto de 2016 a las 10:34 horas en el Semanario Judicial
de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 29 de agosto de 2016, para
los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.”

ALIMENTOS. LA OBLIGACIÓN DE PROPORCIONARLOS ES DE ORDEN SOCIAL, MORAL Y JURÍDICO . La


Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sostenido que, en principio, la obligación de dar alimentos tiene su
origen en un deber de carácter ético o moral, el cual, con posterioridad fue acogido por el derecho y se eleva a la
categoría de una obligación jurídica provista de sanción. En efecto, la obligación de ministrar alimentos, descansa
en la obligación de carácter ético de proporcionar socorro en la medida de encontrarse posibilitado para ello a
quienes formando parte del grupo familiar lo necesitan. En tal virtud, respecto a los alimentos, el derecho ha
reforzado ese deber de ayuda mutua entre los miembros del grupo familiar, imponiendo una sanción jurídica
(coacción) a la falta de cumplimiento de tal deber. Por tanto, la regla moral se transforma en precepto jurídico: la
ayuda recíproca entre los miembros del núcleo social primario, que es la familia. Así, la obligación de proporcionar
alimentos presenta tres órdenes: social, moral y jurídico. Es social, porque la subsistencia de los individuos del
grupo familiar, interesa a la sociedad misma, y puesto que la familia forma el núcleo social primario, es a sus
miembros a quienes corresponde, en primer lugar, velar porque los parientes próximos no carezcan de lo
necesario para subsistir. Es moral, porque de los lazos de sangre derivan vínculos de afecto que impiden a
quienes por ello están ligados, abandonar en el desamparo a los parientes que necesitan ayuda y socorro, a fin de
no dejarlos perecer por abandono. Y, finalmente, es de orden jurídico, porque incumbe al derecho hacer coercible
su cumplimiento, pues el interés público (el interés social) demanda que la observancia de ese deber se halle
garantizado de tal forma, que el acreedor que necesita alimentos pueda recurrir en caso necesario al poder del
Estado para que realice la finalidad y se satisfaga el interés del grupo social en la manera que el derecho
establece. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL SÉPTIMO CIRCUITO. Amparo directo
775/2018. 27 de junio de 2019. Mayoría de votos. Disidente y Ponente: Ezequiel Neri Osorio. Encargado del
engrose: Isidro Pedro Alcántara Valdés. Secretaria: Marcela Magaña Pérez. Esta tesis se publicó el viernes 11 de
octubre de 2019 a las 10:21 horas en el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época Registro:
2020772 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Semanario Judicial de la
Federación Publicación: viernes 11 de octubre de 2019 10:21 h Materia(s): (Civil)
Tesis: VII.2o.C.202 C (10a.)

DERECHO DE LOS MENORES DE EDAD A UN NIVEL DE VIDA ADECUADO. OBLIGACIÓN DEL ESTADO DE
GARANTIZAR LA PROTECCIÓN ALIMENTARIA, CONTENIDA EN EL ARTÍCULO 27 DE LA CONVENCIÓN SOBRE
LOS DERECHOS DEL NIÑO. El artículo citado, en relación con los tratados internacionales de derechos humanos
y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que los progenitores o, en su caso, las

4
personas encargadas de su cuidado, tienen la responsabilidad primordial de la crianza y el desarrollo físico,
mental, espiritual, moral y social de los menores en el núcleo familiar. En ese sentido, utiliza el lenguaje de los
derechos para reconocer aquél de todo niño a un nivel de vida adecuado, con las correlativas obligaciones de sus
cuidadores. Sin embargo, esta formulación no exime ni desplaza al Estado de sus respectivas obligaciones en
materia de protección a la niñez, pues lejos de ello, dicho precepto prevé de forma puntual las acciones positivas a
cargo de los Estados Parte para brindar apoyo a los responsables primarios a fin de lograr el desarrollo físico,
mental, espiritual, moral y social de los niños, lo que incluye proporcionar asistencia material y desarrollar
programas. Asimismo, el citado precepto determina que el Estado debe tomar todas las medidas apropiadas para
asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad
financiera, incluso si éstos viven en el extranjero. En este sentido, en un grado mayor de especificidad que aquel
utilizado en el texto constitucional, el artículo 27 de la Convención sobre los Derechos del Niño dota de
significado al derecho de alimentos de los niños elevando a la máxima jerarquía no sólo su contenido esencial y la
determinación de los sujetos obligados, sino también las condiciones de la obligación alimenticia y la posición del
Estado como garante. Todo ello, además, a la luz del interés superior del niño como principio orientador de la
actividad interpretativa relacionada con cualquier norma jurídica que tenga que aplicarse a un niño o niña en un
caso concreto. Amparo directo en revisión 3360/2017. 21 de febrero de 2018. Cinco votos de los Ministros Arturo
Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y
Norma Lucía Piña Hernández. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Luz Helena Orozco y Villa. Esta tesis
se publicó el viernes 07 de diciembre de 2018 a las 10:19 horas en el Semanario Judicial de la Federación. Época:
Décima Época Registro: 2018616 Instancia: Primera Sala Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Gaceta del Semanario
Judicial de la Federación Libro 61, Diciembre de 2018, Tomo I Materia(s): Constitucional Tesis: 1a. CLVII/2018
(10a.) Página: 300

“DERECHO DE VISITAS Y CONVIVENCIAS. ES UN DERECHO FUNDAMENTAL DE LOS MENORES DE EDAD. El


derecho a las visitas y convivencias de los padres con los hijos menores es un derecho fundamental de éstos que
se encuentra contemplado en el artículo 9.3 de la Convención sobre los Derechos del Niño e implícitamente en el
artículo 4o. constitucional, toda vez que está vinculado directamente con el interés superior del menor, principio
que sí está contemplado expresamente en el citado precepto constitucional. En este sentido, es evidente que
cuando haya separación del menor de alguno de los padres, como ocurre en los casos en los que sólo uno de ellos
detenta su guarda y custodia, debe prevalecer el interés superior del niño, lo que significa que se tomen las
medidas necesarias que le permitan un adecuado y sano desarrollo emocional, lo cual sólo puede lograrse si se
mantienen los lazos afectivos con el padre no custodio. Época: Décima Época Amparo directo en revisión
3094/2012. 6 de marzo de 2013. Mayoría de tres votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Alfredo
Gutiérrez Ortiz Mena y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidentes: José Ramón Cossío Díaz y Jorge
Mario Pardo Rebolledo, quienes formularon voto de minoría. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario:
Arturo Bárcena Zubieta.Esta tesis se publicó el viernes 31 de octubre de 2014 a las 11:05 horas en el Semanario
Judicial de la Federación Época: Novena Época Registro: 177231 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo XXII, Septiembre de 2005
Materia(s): Civil Tesis: I.11o.C.135 C Página: 1516”

"DE VISITAS Y CONVIVENCIAS. SU FINALIDAD. El derecho de visitas y convivencias tiene como finalidad la
búsqueda incesante del desarrollo pleno del menor por medio de la implementación o fortalecimiento de los lazos
entre él y sus familiares, en los casos en que los vínculos afectivos se han resquebrajado, ya que bajo esas
condiciones no son fáciles las relaciones humanas, por existir serias dificultades para verse y relacionarse
normalmente. Ello trasciende a las relaciones sociales que alcanzan en los menores una dimensión aun mayor que
la simplemente familiar, dado que actualmente se hace indispensable una concepción de relaciones humanas que
comprometa otros núcleos sociales. QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER
CIRCUITO. Amparo directo 309/2010. 10 de junio de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano
Hobelsberger. Secretario: Enrique Cantoya Herrejón. Amparo directo 657/2010. 21 de octubre de 2010.
Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano Hobelsberger. Secretaria: Carmina Cortés Pineda. Amparo directo
170/2011. 25 de marzo de 2011. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano Hobelsberger. Secretario:
Enrique Cantoya Herrejón. Amparo directo 706/2010. 25 de noviembre de 2010. Unanimidad de votos. Ponente:
Juan Francisco Sánchez Planells. Secretario: Abel Jiménez González. Amparo directo 782/2011. 2 de febrero de
2012. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano Hobelsberger. Secretario: Enrique Cantoya Herrejón. Época:
Novena Época Registro: 160074 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Libro IX, Junio de 2012, Tomo 2 Materia(s): Civil Tesis:
I.5o.C. J/33 (9a.) Página: 699”

DERECHO DE VISITAS Y CONVIVENCIAS. COMPRENDE ASPECTOS DE CARÁCTER SUSTANTIVO Y PROCESAL


ENCAMINADOS A LA PROTECCIÓN DEL INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR. Este derecho, como cualquier otro,
para lograr su plena eficacia, debe comprender aspectos sustantivos y procesales; por ello, el Estado Mexicano ha
comprometido esfuerzos a nivel nacional e internacional en ambos rubros, tomando siempre como punto de
partida el interés superior del menor. QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER

5
CIRCUITO. Amparo directo 309/2010. 10 de junio de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano
Hobelsberger. Secretario: Enrique Cantoya Herrejón. Incidente de suspensión (revisión) 286/2010. 30 de
septiembre de 2010. Unanimidad de votos. Ponente: María Soledad Hernández Ruiz de Mosqueda. Secretario:
Miguel Ángel Silva Santillán. Amparo directo 657/2010. 21 de octubre de 2010. Unanimidad de votos. Ponente:
Walter Arellano Hobelsberger. Secretaria: Carmina Cortés Pineda. Amparo directo 733/2010. 25 de noviembre de
2010. Unanimidad de votos. Ponente: María Soledad Hernández Ruiz de Mosqueda. Secretario: Hiram Casanova
Blanco. Amparo directo 170/2011. 25 de marzo de 2011. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano
Hobelsberger. Secretario: Enrique Cantoya Herrejón. Época: Novena Época Registro: 161873 Instancia:
Tribunales Colegiados de Circuito Tipo de Tesis: Jurisprudencia Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta Tomo XXXIII, Junio de 2011 Materia(s): Civil Tesis: I.5o.C. J/17 Página: 962”.

5. Lo anterior para salvaguardar el intereses superior de mi menor hija


A.G.R.F., y en virtud por la manifestado con anterioridad su Señoría, solicito
que se me otorgue la GUARDA Y CUSTODIA LEGAL, definitiva de mi
MENOR HIJA CON INICALES A.G.F.R., y todo lo que se solicitó en el
presente Juicio, debido que así decidimos el demandado y la suscrita, para
no afectar de manera psicoemocional, psicológica y física a nuestra menor
hija, y no se desarrolle en un ambiente indecoroso, viendo como sus padres
en cualquier momento esten discutiendo por cualquier asunto, debido que ya
no nos sentimos satisfechos como pareja.

Para un mejor análisis jurídico asiento las bases de los siguientes criterios
jurisprudenciales:

GUARDA Y CUSTODIA DE UN MENOR Y RÉGIMEN DE CONVIVENCIA. RELEVANCIA DEL DERECHO


FUNDAMENTAL A UNA JUSTICIA PRONTA Y EXPEDITA EN LOS JUICIOS FAMILIARES QUE TENGAN POR
OBJETO DEFINIR ESOS ASPECTOS, ATENTO AL INTERÉS SUPERIOR DE LA NIÑEZ (LEGISLACIÓN DEL
ESTADO DE SONORA). El artículo 4o., párrafo noveno, de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos dispone que todas las autoridades del Estado Mexicano deben realizar, en el ámbito de su
competencia, las acciones necesarias para velar por el interés superior de la niñez; por su parte, el artículo 17,
segundo párrafo, de dicho Ordenamiento Supremo prevé el derecho fundamental a una justicia pronta y expedita.
Ahora bien, la conjugación de estos derechos fundamentales, adquiere una especial relevancia tratándose de
juicios donde se demande la guarda y custodia de un menor y el régimen de convivencia. Así, en este tipo de
asuntos, se requiere su pronta y expedita resolución, pues entre más demore el órgano jurisdiccional en
determinar quién de los padres ejercerá en definitiva la guarda y custodia del menor, así como el régimen de
convivencia que habrá de prevalecer, mayor es la posibilidad de que éste pueda resultar afectado
emocionalmente, debido a la situación de inestabilidad en la que se le ubica hasta en tanto se definan esos
aspectos, en perjuicio de su derecho a un sano desarrollo de la personalidad; máxime cuando de las constancias
que obren en autos se adviertan datos objetivos que obliguen al juzgador a actuar con mayor acuciosidad. En
estos casos, la autoridad jurisdiccional inmediatamente debe adoptar las medidas necesarias para cerciorarse del
bienestar del menor y, en todo caso, garantizar la continuación de la convivencia familiar con ambos padres
durante la sustanciación del juicio, como lo ordenan los artículos 9, numeral 3, de la Convención sobre los
Derechos del Niño, 23 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y 315 bis del Código de
Familia para el Estado de Sonora, salvo que esto represente un riesgo, aunque sea mínimo, para la integridad
física y/o psicológica del menor. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS CIVIL Y DE TRABAJO DEL
QUINTO CIRCUITO. Amparo en revisión 64/2017. 29 de junio de 2017. Mayoría de votos; unanimidad en cuanto al
tema contenido en esta tesis. Disidente: Federico Rodríguez Celis. Ponente: José Manuel Blanco Quihuis.
Secretario: Germán Gutiérrez León. Esta tesis se publicó el viernes 29 de septiembre de 2017 a las 10:38 horas
en el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época Registro: 2015195 Instancia: Tribunales
Colegiados de Circuito Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación Libro 46,
Septiembre de 2017, Tomo III Materia(s): Constitucional, Civil Tesis: V.3o.C.T.2 C (10a.) Página: 1871

GUARDA Y CUSTODIA COMPARTIDA. PROTECCIÓN MÁS AMPLIA DEL INTERÉS SUPERIOR DE LOS MENORES.
Si se toma en cuenta que la guarda y custodia única es aquella en la que el cuidado de los hijos y el deber de velar
por ellos es atribuido sólo a uno de los padres, y al otro se le establece un régimen de visitas y los alimentos, lo
que significa que el padre que tenga la custodia legal será quien goce de la total autoridad para decidir en los
asuntos concernientes al menor que se presenten en la vida diaria; sin embargo, el interés superior de los
menores se ve más protegido cuando la guarda y custodia se comparten, pues preserva una esfera de derechos
más adecuada y completa para el menor, porque armoniza los legítimos derechos del padre y de la madre, sin

6
menoscabo del bienestar de los menores y velando por el cumplimiento de sus deberes escolares y sus derechos
regulados en el artículo 9 de la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del
Estado de México; además, por un lado, provee a los menores de mejor calidad de vida, puesto que siempre
existen dos para responder y satisfacer sus necesidades, y, por el otro, los menores establecen un fuerte lazo
afectivo con ambos padres y reduce el sentimiento de pérdida que se da en los casos de divorcio y cuando se
decreta la custodia única; asimismo, dota de independencia a cada uno de los padres para poder tomar acciones y
decisiones en cuanto a cuestiones académicas y escolares, cuidado médico, viajes, etcétera, todas relativas al
desarrollo y diario vivir del menor, con la misma autoridad y en igualdad de condiciones y circunstancias. Por ello,
se debe privilegiar, en la medida de lo posible, tomando en cuenta el material probatorio desahogado, la
procedencia de la custodia compartida, ya que se considera como de mejor estatus para el desarrollo de los
menores. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEGUNDO CIRCUITO CON RESIDENCIA EN CIUDAD
NEZAHUALCÓYOTL, ESTADO DE MÉXICO. Amparo directo 20/2014. 3 de abril de 2014. Unanimidad de votos.
Ponente: Miguel Enrique Sánchez Frías. Secretario: David Fernández Pérez. Esta tesis se publicó el viernes 19 de
septiembre de 2014 a las 09:30 horas en el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época Registro:
2007477 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tipo de Tesis: Aislada Fuente: Gaceta del Semanario
Judicial de la Federación Libro 10, Septiembre de 2014, Tomo III Materia(s): Constitucional, Civil, Civil Tesis:
II.1o.13 C (10a.) Página: 2425

GUARDA Y CUSTODIA DE LOS MENORES DE EDAD. EL ARTÍCULO 4.228, FRACCIÓN II, INCISO A), DEL
CÓDIGO CIVIL DEL ESTADO DE MÉXICO, INTERPRETADO A LA LUZ DEL INTERÉS SUPERIOR DE LOS
MENORES Y DEL PRINCIPIO DE IGUALDAD PREVISTOS EN LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS
UNIDOS MEXICANOS, ES CONSTITUCIONAL. El artículo 4.228 del Código Civil del Estado de México, establece
que: "Cuando sólo uno de los que ejercen la patria potestad deba hacerse cargo provisional o definitivamente de la
guarda y custodia de un menor, se aplicarán las siguientes disposiciones: I. Los que ejerzan la patria potestad
convendrán quién de ellos se hará cargo de la guarda y custodia del menor. II. Si no llegan a ningún acuerdo: a)
Los menores de diez años quedarán al cuidado de la madre, salvo que sea perjudicial para el menor.". A juicio de
la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, esta porción normativa resulta constitucional,
siempre y cuando se interprete a la luz del interés superior de los menores y del principio de igualdad. En primer
término, es necesario señalar que al momento de decidir la forma de atribución a los progenitores de la guarda y
custodia, hay que tener en cuenta que la regulación de cuantos deberes y facultades configuran la patria potestad,
siempre está pensada y orientada en beneficio de los hijos, finalidad que es común para el conjunto de las
relaciones paterno-filiales y, cabría agregar, este criterio proteccionista debe reflejarse también en las medidas
judiciales que han de adoptarse en relación con el cuidado y educación de los hijos. En esta lógica, el legislador
puede optar por otorgar preferencia a la madre en el momento de atribuir la guarda y custodia de un menor; sin
embargo, este tipo de normas no deben ser interpretadas en clave de un estereotipo en el que la mujer resulta,
per se, la persona más preparada para tal tarea. Es innegable que en los primeros meses y años de vida, las
previsiones de la naturaleza conllevan una identificación total del hijo con la madre. Y no sólo nos referimos a las
necesidades biológicas del menor en cuanto a la alimentación a través de la leche materna, sino, y como lo han
desarrollado diversos especialistas en la materia a nivel internacional, el protagonismo de las madres en la
conformación de la personalidad de sus hijos durante la primera etapa de su vida resulta determinante en el
desarrollo de su conducta hacia el futuro. En esta lógica, la determinación de la guarda y custodia a favor de la
mujer está basada en la preservación del interés superior del menor, el cual, como ya señalamos, resulta el
criterio proteccionista al que se debe acudir. Esta idea, además, responde a un compromiso internacional del
Estado mexicano contenido en el artículo 16 del Protocolo Adicional a la Convención Americana de Derechos
Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Ahora bien, como también señalan los
expertos, pasado cierto periodo de tiempo, se opera un progresivo proceso de individuación del niño a través de
la necesaria e insustituible presencia de ambos progenitores. El menor necesita tanto de su madre como de su
padre, aunque de modo diferente, en función de la edad; ambos progenitores deben hacer posible y propiciar la
presencia efectiva de esas funciones simbólicas en el proceso de maduración personal de los hijos. Amparo
directo en revisión 1573/2011. 7 de marzo de 2012. Cinco votos de los Ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo,
José Ramón Cossío Díaz, quien formuló voto concurrente, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, Olga Sánchez Cordero de
García Villegas, quien formuló voto concurrente y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo
de Larrea. Secretario: Javier Mijangos y González. Amparo directo en revisión 348/2012. 5 de diciembre de 2012.
Unanimidad de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien
reservó su derecho a formular voto concurrente, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo
Rebolledo. Ausente: Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Javier
Mijangos y González. Amparo directo en revisión 918/2013. 12 de junio de 2013. Cinco votos de los Ministros
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien reservó su derecho a formular voto concurrente,
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente:
Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretario: Ignacio Valdés Barreiro. Amparo directo en revisión
1697/2013. 21 de agosto de 2013. Mayoría de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José
Ramón Cossío Díaz, quien reservó su derecho a formular voto concurrente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Olga
Sánchez Cordero de García Villegas. Disidente: Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente: Alfredo Gutiérrez Ortiz
Mena. Secretaria: Cecilia Armengol Alonso. Amparo directo en revisión 2618/2013. 23 de octubre de 2013.
Mayoría de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien formuló

7
voto concurrente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidente: Jorge
Mario Pardo Rebolledo, quien formuló voto particular. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretarios: Ana
María Ibarra Olguín y Arturo Bárcena Zubieta. Tesis de jurisprudencia 52/2014 (10a.). Aprobada por la Primera
Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada de once de junio de dos mil catorce. Esta tesis se publicó el viernes
27 de junio de 2014 a las 09:30 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de
aplicación obligatoria a partir del lunes 30 de junio de 2014, para los efectos previstos en el punto séptimo del
Acuerdo General Plenario 19/2013. Época: Décima Época Registro: 2006790 Instancia: Primera Sala Tipo de
Tesis: Jurisprudencia Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación Libro 7, Junio de 2014, Tomo I
Materia(s): Constitucional, Civil, Civil Tesis: 1a./J. 52/2014 (10a.) Página: 215

“PRUEBAS”
1. Acta de matrimonio, de los contrayentes los CC. WENDY MARISOL FRANCO
NAAL y JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, con régimen matrimonial
de ___________, con oficialía: 04, Libro No. 0001, Acta 00009, Fecha de
Registro __/03/2009, expedido por el Director del Registro Civil de la
Localidad de Seybaplaya, Champotón, Campeche.

2. Acta de nacimiento, de la menor ANGIE GUADALUPE RODRIGUEZ


FRANCO, con fecha de nacimiento el 28 de Julio del año 2015, con lugar de
nacimiento en la Ciudad de San Francisco de Campeche, con oficialía 04,
Libro No. 0001, Acta 00109, de la Localidad de Seybaplaya, con fecha de
Registro ________, expedido por el Director del Registro Civil de la
Localidad de Seybaplaya, Municipio de Champotón, Campeche.

3. Acta de nacimiento, de la C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL, con fecha


de nacimiento _________, con lugar de nacimiento en _________, con oficialía
_____, Libro No. ____, Acta _____, con Fecha de Registro __________,
expedido por el Director del Registro Civil de la Localidad de Seybaplaya,
Municipio de Champotón, Campeche.

4. Acta de nacimiento con número de folio B 220264, del C. JOSÉ RICARDO


RODRIGUEZ TALANGI, con fecha de nacimiento el 01 de Enero del año
1981, con lugar de nacimiento Seybaplaya, Champotón, Campeche, con
oficialía 04, Libro No. 0069, Acta 00003, de la Localidad de Seybaplaya, con
fecha de Registro 05/01/1981, expedido por el Director del Registro Civil de
la Localidad de Seybaplaya, Municipio de Champotón, Campeche.

5. Convenio que celebramos el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO y la


suscrita la C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL, de fecha ___ de Octubre
del año 2019, donde decimos como se decretaría la Guarda y Custodia,
Visitas y Convivencias y Alimentos a favor de nuestra menor hija ANGIE
GUADALUPE RODRIGUEZ FRANCO.

“DERECHOS”

8
Sirven de fundamento legal a lo anterior de los artículos 1, 2, 12, 22, 26, 397,
428, 429, 430, 437 y de más relativos aplicables y concordantes del Código Civiles
del Estado en vigor.

En cuanto al fondo del asunto son aplicables los numerales 1, 2, 13, 511 fracción X,
513, 514, 515, 516, 517, 518 y demás relativos aplicables del código de
Procedimientos Civiles del Estado en vigor.

Por lo anteriormente expuesto a Usted C. Juez en turno del Ramo Familiar


de Primera Instancia del Primer Distrito Judicial del Estado, atentamente ocurro y
pido:

PRIMERO: Tenga por presentada a la suscrita, con este escrito de demanda y


documentación adjunta, dando entrada a la misma en los términos planteados.

SEGUNDO: Solicito se me otorgue la Guarda y Custodia provisional, y en su


momento definitiva de mi menor hija con iniciales A.G.R.F.

TERCERO: Asimismo, solicito que se fije fecha y hora para que se lleve a cabo una
junta de mejor proveer para plantear frente Usía el convenio que anexo firmado
por ambas partes en relación a los intereses de mi menor hija.

ATENTAMENTE
PROTESTO LO NECESARIO EN DERECHO
San Francisco de Campeche, Camp; a 24 de Octubre del año 2019

C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL

LIC. LUCIANO PACHECO SALAZAR

LIC. CRISTIAN JESUS GONZALEZ CU

9
CONVENIO QUE CELEBRAN POR UNA PARTE LA C. WENDY MARISOL
FRANCO NAAL Y POR OTRA EL C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ
TALANGO, EN RELACIÓN, A LA GUARDA Y CUSTODIA, VISITAS Y
CONVIVENCIAS, ALIMENTOS DE SU MENOR HIJA CON INICIALES
A.G.R.F., EL CUAL SE REGIRA BAJO LAS SIGUIENTES:

DECLARACIONES

DECLARACIONES DE LA C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL.

a) Ser mayor de edad legal


b) Tener su domicilio en la Calle 14 X 31, sin número, de la Colonia
Guadalupe de Seybaplaya, con Código Postal 24460, del Municipio de
Champotón, Campeche.
c) Que es su voluntad de celebrar el presente convenio en relación a la
guarda y custodia, visitas y convivencias, alimentos de su menor hija
con iniciales A.G.R.F. con el C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ
TALANGO.

DECLARACIONES DEL C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO

a) Ser mayor de edad legal


b) Tener su domicilio en la Calle 31 X 8 y 10, sin número, Colonia
Guadalupe Seybaplaya con Código Postal 24460, del Municipio de
Champotón, Campeche.
c) Que es su voluntad de celebrar el presente convenio en relación a la
guarda y custodia, visitas y convivencias, alimentos de su menor hija
con iniciales A.G.R.F. con el C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL.

DECLARAN AMBAS PARTES.

a). Haber procreado durante nuestra relación a una hija la cual consiste con
las iniciales A.G.R.F., que nació el día 28 de Julio del año 2015, que
actualmente cuenta con la edad de 4 años y 2 meses.

b) Que han convenido en celebrar este instrumento, cuya elaboración y


firma se encuentra libre de dolo, lesión, mala fe o de cualquier otro tipo de
vicio del consentimiento que pudiera invalidarlo o nulificarlo. Por ende se
obligan en los términos en los contenidos, siempre que el mismo sea

10
aprobado por el Juez que conozca el presente asunto y se sujetan a las
siguientes:

CLAUSULAS:

I. GUARDA Y CUSTODIA DE LA MENOR CON INICIALES A.G.R.F.


PRIMERA.- Convienen ambos en que el objeto y fin principal de este
documento, lo constituya en primer término el que queden determinadas las
obligaciones, derechos y responsabilidades de cada uno frente a nuestra
menor hija A.G.R.F.

SEGUNDA.- La guarda y custodia de la menor con iniciales A.G.R.F.,


quedara a cargo de su madre la señora WENDY MARISOL FRANCO NAAL
de manera definitiva durante el procedimiento como después de
ejecutoriada la sentencia que se dicta al respecto.

TERCERA.- La señora WENDY MARISOL FRANCO NAAL, manifiesta


entender en forma clara y precisa las obligaciones que adquiere respecto de
su menor hija con iniciales A.G.R.F., al hacerse cargo de su guarda y
custodia, y por tal motivo siempre y en todo caso se compromete a adecuar
y anteponer las necesidades de su hija a sus propios interés

CUARTA.- Ambas partes conservaran la Patria Potestad sobre su menor


hija con iniciales A.G.R.F., cualquiera de los dos la perderá en caso de que
con sus acciones u omisiones se afecten las necesidades y beneficios sobre
la menor.

II. VISITAS Y CONVIVENCIAS QUE TENDRA EL PADRE NO


CUSTODIO CON LA MENOR CON INICIALES A.G.R.F.

QUINTA.- La convivencia entre el señor JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ


TALANGO, con la menor con iniciales A.G.R.F, se llevara de forma abierta a
cabo en cualquier día de la semana previo aviso con anticipación para
confirmar la visita encontrándose en estado conveniente sin que con dicha
convivencia se alteren las actividades recreativas y sociales de la menor, en
un horario de 8:00 am a 10:00 pm., Asimismo, manifiestan que de común
acuerdo y queda establecida la obligación para que las partes, cuando
convivan con su hija, deberán guardar y mostrar un comportamiento ético y
moral frente a ellos.

III. ALIMENTOS QUE SE LE PROPORCIONARAN A FAVOR DE LA C.


WENDY MARISOL FRANCO NAAL A LA MENOR CON INICIALES
A.G.R.F.

11
SEXTA.- La señora WENDY MARISOL FRANCO NAAL, se exenta al
porcentaje por concepto de pensión alimenticia a favor de la menor con
iniciales A.G.R.F,, debido que ella se quedara con la Guarda y Custodia de la
misma, y se hará cargo de los gastos necesarios que beneficien a sus
intereses de la menor durante su cargo.

SEPTIMA.- El señor JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, se


compromete a proporcionarle como pago de alimentos a su menor hija
A.G.R.F, el 30% (treinta porciento) de todas y cada una de sus percepciones
económicas diarias de manera quincenal, como producto de su trabajo que
desempeña como Maestro de Primaria.

OCTAVA.- El señor JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, se


compromete a proporcionarle a su menor hija con iniciales A.G.R.F., la
cantidad total de $800.00 (son ochocientos pesos 00/100 m.n.) mensuales,
que entregara por medio de efectivo a la C. WENDY MARISOL FRANCO
NAAL con previo recibo los días primero de cada mes, por concepto de
gastos consistentes en desayunos escolares.

NOVENA.- Ambas partes se comprometen que los gastos escolares ( como


el pago de colegiatura, uniformes, útiles escolares y todo lo necesario en
material escolar) y gastos médicos de la menor A.G.R.F. será cubiertos al
50% por cada uno de nosotros.

DECIMA.- El C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO, se compromete en


realizar los pagos de la siguiente forma:

El 30% (treinta porciento) por concepto de pensión alimenticia a favor de la


menor A.G.R.F. se le harán los descuentos por medio de vía nomina, en su
centro de trabajo.

El pago de los $800.00 (son ochocientos pesos 00/100 m.n.) mensuales por
concepto de gastos consistentes en desayunos escolares, se compromete
entregárselo a la C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL, en efectivo, con
previo recibo los días primero de cada mes.

IV. CLAUSULAS GENERALES

DECIMA PRIMERA.- Ambas partes se obligan y se comprometen, a dar


cumplimiento y ejecutar el presente convenio en el más amplio ámbito de
armonía y respeto posible, y se obligan a abstenerse de interferir en la vida

12
privada de cada uno de ellos en lo presente y futuro; y su comunicación solo
será para asuntos relacionado con la menor.

DECIMA SEGUNDA.-Ambas partes declaran que en este contrato no existe


dolo, mala fe, lesión, enriquecimiento ilícito, empoderamiento legitimo, falta
de voluntad, violencia o cualquier otro vicio que pudiera declarar la nulidad
del mismo.

DECIMA TERCERA.- Para la interpretación y cumplimento del presente


convenio, las partes se someten a la jurisdicción y competencia de los
tribunales de la Ciudad de San Francisco de Campeche del Estado de
Campeche, así como a las disposiciones contenidas en el código Civil
vigente para el Estado de Campeche, renunciado expresamente al fuero que
pudiera corresponderles en razón de su domicilio actual o futuro.

Leído el presente contrato y enteradas las partes de su contenido y


alcances, lo firman en la Ciudad y municipio de San Francisco de Campeche,
a los __ de Octubre del año 2019.
PARTES

C. WENDY MARISOL FRANCO NAAL C. JOSÉ RICARDO RODRIGUEZ TALANGO

TESTIGOS

C. GLORIA MARIA DZUL CASTILLO C. FRANCISCA GUADALUPE VARGAS NOVELO

13