Está en la página 1de 16

Litis sobre Derechos Registrados

viernes, 2 de diciembre de 2011

¿Qué es la Litis sobre Derechos Registrados?


Antes de iniciar a desarrollar el tema en cuestión de la Litis sobre Derechos Registrados
se hace necesario hablar un poco sobre la raíz de la misma, pues no existiría dicho
procedimiento sin el derecho de propiedad.
El derecho de propiedad forma parte del catálogo de derechos fundamentales que
presenta nuestra Constitución del 2010, no obstante, esto no implica que sea la primera
vez que se encuentre protegido, pues dicho derecho ha sido consagrado por todas las
Constituciones Dominicanas desde nuestros inicios. El artículo 51 de nuestra Constitución
establece que: “El Estado reconoce y garantiza el derecho de propiedad. La propiedad tiene
una función social que implica obligaciones. Toda persona tiene derecho al goce, disfrute y
disposición de sus bienes”.
La realidad es que a medida que va pasando el tiempo la convivencia social y el ponerse
de acuerdo con un grupo de personas se hace cada vez más difícil, producto de ello es que
surgen un sin número de situaciones violatorias a los derechos reales de los particulares,
las cuales dan lugar al procedimiento tipificado en ley como Litis sobre Derechos
Registrados.
Desglosando un poco los términos que describen este proceso podríamos establecer que la
palabra litis se refiere a aquella disputa o conflicto que surge entre los particulares que
necesariamente debe ser resuelta por los jueces. Así el Código Civil Dominicano establece
en su artículo 1700 que: ‘‘se reputa que la cosa es litigiosa, desde el momento en que existe
demanda y contestación sobre el fondo del derecho’’. 
En tal sentido, la Suprema Corte de Justicia ha señalado que para los fines de la litis el
terreno se considera registrado desde el momento en que interviene la sentencia final del
saneamiento, aún cuando la operación material del registro no se haya efectuado. Sin
embargo, lo planteado anteriormente no quiere decir que para la redacción de los actos
que realicen esos adjudicatarios rijan ya las formalidades del art 189 de la Ley de
Registro de Tierras, pues esas formalidades están previstas específicamente para el caso
en que se haya efectuado materialmente el registro.  Con esta afirmación la Suprema
Corte de Justicia establece el marco dentro del cual puede surgir una litis sin ajustarla o
limitarla a un caso específico. Asimismo, desde el punto de vista jurisprudencial, se
considera también registrado un terreno cuando ha sido objeto de una adjudicación
definitiva o irrevocable aunque no se haya ejecutado dicha sentencia.
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 2 comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: ¿Qué es la Litis sobre Derechos Registrados?

Litis sobre Derechos Registrados a la luz de la Ley No.1542 de Registro de Tierras y la Ley
108-05 de Registro Inmobiliario
Es sorprendente como la Ley de Registro de Tierras establece la figura de la litis sobre
derechos registrados, sin embargo, no consagra una definición clara ni un concepto específico
sobre ella. En la actualidad, dicha labor de conceptualización y de llenar los vacios dejados por
la Ley 1542 en cuanto al tema le ha correspondido a la jurisprudencia y a la doctrina
dominicana. A continuación, se presentará una breve comparación de la litis sobre derechos
registrados con relación a la Ley 1542 y la Ley 108-05:

Ley 1542 de Registro de Ley 108-05 de Registro


Tierras Inmobiliario
Consagra el concepto como Consagra el concepto como
litis sobre terrenos litis sobre derechos
registrados. registrados.
Establece que se reputa un Establece que el registro se
terreno registrado cuando el ha efectuado cuando se
Decreto de Registro haya inscribe un derecho, carga o
sido transcrito in extenso en gravamen en el Registro de
el Libro de  Registro, en la Títulos correspondiente.
Oficina del Registrador de
Títulos del Tribunal de
Tierras correspondiente.
Instaura la figura de la litis Define que la litis sobre
sobre derechos registrados, derechos registrados es el
sin embargo, no consagra proceso contradictorio que
una definición clara ni un se introduce ante los
concepto específico sobre Tribunales de Jurisdicción
ella.   Inmobiliaria en relación con
un derecho o inmueble
registrado.
Habla de la litis sobre Destina los artículos que van
derechos registrados a partir desde el 28 hasta el 31 a la
de su artículo 208 y se litis sobre derechos
extiende hasta el 213, sin registrados. Con dicha ley, el
embargo, no  menciona legislador decidió abundar y
detalladamente cual es el ampliar los conceptos
procedimiento a seguir o los establecidos en la antigua
requisitos necesarios para Ley 1542, llenando los
iniciar este proceso ante la vacíos establecidos por la
Jurisdicción Inmobiliaria, lo misma.
cual, a mi consideración, es
algo esencial.
Dedicó un capítulo completo Abunda un poco más en
al “Procedimiento a seguir cuanto a lo que se refiere al
en caso de litis sobre procedimiento que se
Derechos Registrados”, sin necesita para interponer una
embargo el legislador obvió litis sobre derechos
cuales son los pasos a seguir registrados, estableciendo
para iniciar el proceso, y se conceptos y detalles que
dedicó a instituir el habían sido omitidos
desarrollo del proceso luego anteriormente, desde la
de que el juez emita la definición esencial hasta las
sentencia, enfocándose notificaciones requeridas.
mayormente en la situación
de quiebra

Por: Katiuska Ortega


2009-5327
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Litis sobre Derechos Registrados a la luz de la Ley No.1542 de Registro de Tierras y la Ley 108-05 de Registro Inmobiliario

Causas de las Litis sobre Derechos Registrados

El doctrinario Manuel Ruiz Tejada define el concepto de la litis sobre terrenos registrados
como ‘‘aquellas que ponen en juego el derecho sobre la propiedad inmobiliaria, o algún
derecho real accesorio, registrado, como consecuencia de hechos jurídicos que se han
originado entre las partes  después de registrada la parcela’’. No obstante, se hace necesario
mencionar que los derechos accesorios que ponen en juego la litis deben estar también
registrados, pues para fines legales con relación a terceros, los derechos inmobiliarios que no
están registrados no existen, y no son oponibles a terceros. Este es el mejor concepto que se ha
elaborado a propósito del tema, y prueba de ello es que la jurisprudencia dominicana lo ha
acogido y lo reproduce constantemente.
Las litis sobre derechos registrados se caracterizan por ser todas aquellas acciones litigiosas que
surgen después de un primer registro, aquellas circunstancias surgidas después de la expedición
de un certificado de título, es decir, de una adjudicación con carácter definitivo e irrevocable. 
Considero que es importante referirse a la controversia existente en cuanto al concepto real de
la litis, pues algunos dicen que se trata de una “litis sobre terrenos registrados” y otros que se
trata de una “litis sobre derechos registrados”. Ambos conceptos figuran como sinónimos
dentro del sistema y, por consiguiente son totalmente válidos, se pueden utilizar
indistintamente. Sin embargo, estos conceptos encierran alcances jurídicos distintos, pues
cuando hablamos de derechos registrados nos referimos a todo derecho que se registra ante el
Registro de Títulos y, cuando se dice terrenos registrados nos referimos a un concepto más
restringido, ya que se refiere a la cosa u objeto sobre el cual recae el derecho. En fin, el
concepto de derecho registrado es más amplio pues encierra todo derecho real o accesorio
susceptible de ser registrado en el Registro de Título correspondiente.
En conclusión, considero que la litis sobre derechos registrados tiene una gran importancia  en
todo nuestro ordenamiento jurídico, pues las mismas instituyen la vía idónea y los métodos
efectivos para solucionar los conflictos de derechos que surgen en materia inmobiliaria con
posterioridad al primer registro de los terrenos. Como se puede percibir, la Ley 108-05 de
Registro Inmobiliario planteó un considerable avance en cuanto al tema, implicando una mayor
organización y determinación del procedimiento, lo cual era necesario pues todos los inmuebles
registrados en determinado momento pueden ser objeto de una litis sobre derechos registrados,
y es una situación que se va planteando cada vez con mayor frecuencia.
Por: Katiuska Ortega 
2009-5327
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Causas de las Litis sobre Derechos Registrados

Inicio del Proceso - Notificaciones


Es necesario saber desde qué momento inicia el procedimiento de Litis, pues éste se inicia
con el depósito de la demanda por ante la Secretaría del Tribunal de Jurisdicción Original
territorialmente competente.
Se debe de tener en cuenta que el acto introductivo de la demanda debe contener, según lo
establece el artículo 40 del Reglamento de los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria, lo
siguiente:
  Presentarse en forma escrita, firmada por el interesado y/o su representante legal, si
lo hubiere.
  Contener los datos generales que permitan identificar e individualizar al interesado
y/o su representante legal (nombre, número de cédula de identidad y electoral,
nacionalidad, domicilio, estado civil, minoridad o mayoridad), si lo hubiere.
 Describir la acción o recurso que se interpone, el fundamento legal y las pruebas de que dispone para sustentar su pretensión.

  Especificar el o los inmuebles involucrados indicando su designación catastral, y en


caso de estar amparado el derecho de propiedad por Constancias Anotadas, indicar
además la extensión superficial de la porción y el propietario(s), o supuesto(s)
propietario(s), a quién(es) corresponde(n).
   Llevar anexo los documentos adicionales que sean necesarios y requeridos para
conocer del caso según su naturaleza.

 Este es un ejemplo de la instancia, con la cual se inicia el proceso, y expresa todo lo


anterior mencionado:
MODELO SOLICITUD LITIS SOBRE TERRENOS REGISTRADOS DEMANDA EN POSESIÓN Y DESALOJO, DAÑOS Y PERJUICIOS Y
SOLICITUD DE ORDENAMIENTO AL ABOGADO DEL ESTADO A OTORGAR LA FUERZA PÚBLICA PARA DESALOJAR INTRUSOS.
View more documents from Lourdes Gómez

El demandante debe de notificar al demandado mediante acto de alguacil sobre dicha


demanda. Éste debe depositar en la secretaría del Tribunal de Jurisdicción Original
competente, la constancia de que ha notificado al demandado el acto introductivo de la
demanda por acto de alguacil, dentro del plazo de la octava franca a partir del depósito de la
demanda por ante la secretaría.[1]
Si el demandante no deposita la constancia de la notificación en el plazo de la octava
franca, la acción interpuesta queda sin efecto. El Juez o Tribunal supuesto a conocer la Litis
sobre Derechos Registrados, no fijará audiencia, ni realizará ninguna actuación hasta que se
haya depositado en la secretaría del despacho judicial la notificación de la demanda a la
contraparte por acto de alguacil.
Una vez que sea depositada por ante la secretaría del tribunal competente, la notificación de
la demanda interpuesta a la contraparte, el juez o tribunal apoderado de la Litis sobre
Derechos Registrados, fijará audiencia en un plazo no menor de 25 días ni mayor de 60 días
posteriores al apoderamiento del tribunal. El tribunal informará al Registro de Títulos y a la
Dirección Regional de Mensuras Catastrales correspondientes, la existencia del proceso. El
Registro de Títulos correspondiente anotará un asiento sobre el inmueble involucrado en el
que se hará constar que el mismo es objeto de un conflicto que se está conociendo en dicho
tribunal.[2]
Por: Katherine Espinosa 
2009-5405
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.

[1] http://www.ji.gov.do/webji/documentos/publicaciones/litis_dre_reg.pdf
[2] Reglamento de los Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria. Artículo 135.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Inicio del Proceso - Notificaciones

¿Qué hacer en las Audiencias cuando esta interpuesta una litis?


Es necesario preguntarse ¿Dónde o cuándo las partes podrán enseñar sus pruebas y explicar
que pretenden con ellas? ¿Cuándo podrán hacer una defensa al fondo? Es más, simplemente
¿Cuándo podrán litigar? La respuesta es muy sencilla, en la audiencia. La audiencia, es la
etapa del proceso judicial mediante la cual el Juez o Tribunal escucha los alegatos,
pretensiones y peticiones de las partes; recibe y toma conocimiento de las pruebas por ellas
aportadas; decide sobre las mismas. (Artículo 52 del Reglamento TS-TJO)  En materia inmobiliaria, en
principio, solo se dan dos audiencias, que son la audiencia de sometimiento de pruebas y la
audiencia de fondo.
Por: Lourdes Suárez 
2009-5083
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: ¿Qué hacer en las Audiencias cuando esta interpuesta una litis?

Los Medios de Prueba ante la Jurisdicción Inmobiliaria según la Ley 108-05 y


Reglamentos
Desde el punto de vista legal la prueba se refiere a los elementos de convicción tendentes a
establecer la verdad de una alegación y los medios empleados para evidenciar y justificar la
legitimidad del derecho argüido. (Valoración de la Prueba I – Escuela Nacional de la Judicatura .)  Para
probar lo que se alega, se pueden aportar aquellos medios de pruebas que se estipulen o se
crean necesarios. El Reglamento De Los Tribunales  Superiores De Tierras Y De
Jurisdicción Original De La Jurisdicción Inmobiliaria, a partir del artículo 77 expresa lo
referente a las pruebas.
       Las pruebas literales. Estas pruebas son consecuencia de los escritos, como por ejemplo
aquellos que hayan sido formados o escritos cuando se concluyo un hecho jurídico o una
convención. Estas son ponderadas por el juez y este debe de verificar su forma y fondo, así
como qué importancia tiene para el caso esta prueba documental. Estas son las pruebas por
excelencia, debido a que son pruebas ya pre constituidas y/o pruebas permanentes.
      Por otra parte, la prueba testimonial, el juez puede aceptar la audición de un testigo, y
también puede de oficio o por petición de las partes la citación de un testigo adicional
cualquiera, que cuya declaración se encuentre necesaria e importante (esto se hace durante
la audiencia de sometimiento de pruebas). En principio, la audición de los testigos debe
hacerse en la audiencia de sometimientos de pruebas y solo serán escuchados aquellos
testigos que estén en la lista que haya sido depositada a más tardar cinco días antes de esta
audiencia. En esta lista deben estar expresamente, las generales del testigo y los hechos
sobre los cuales puede declarar.
Ahora bien, ¿Qué pasaría si un testigo debidamente citado no compareciere a la audiencia?
Ante esto, el Juez o Tribunal tiene la facultad de ordenar la conducencia haciendo uso de la
fuerza pública, teniendo como intermediario al Abogado del Estado, fijando fecha para
cuándo será la próxima audiencia y si este no llegara a aparecer, pues el juez o tribunal
puede prescindir de esta prueba. Las declaraciones de los testigos se prestaran  verbalmente
ante el Juez o Tribunal, y cada testigo podrá ser  interrogado por cualquiera de las partes o
por los representantes de  éstas, o por el Juez o Tribunal, con la suficiente amplitud y
libertad  para poner de manifiesto su exactitud, veracidad y ausencia de  interés, con el fin
de esclarecer todos los hechos importantes que  se relacionaren con la cuestión. (Artículo 85
del Reglamento TS-TJO.) Si en el interrogatorio al testigo, se hace alguna pregunta que pueda
insinuar la contestación de este, pues el juez puede limitar y concretar las preguntas, para
que simplemente el testigo responda de manera específica lo que se le haya preguntado.
         Las pruebas periciales. Se utilizan cuando se estima necesario que se realice un peritaje
para la aclaración del caso. Este perito designado, debe presentar previamente sus
credenciales y aquello que acredite que este es un profesional en la materia que se está
tratando en el caso, ante la Secretaria del Despacho Judicial correspondiente. Este perito se
designa por las partes y no puede haber más de tres peritos (peritaje colegiado), al menos,
que las partes hayan convenido que el peritaje se haga por uno solo.
Por: Lourdes Suárez 
2009-5083
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Los Medios de Prueba ante la Jurisdicción Inmobiliaria según la Ley 108-05 y Reglamentos

Los plazos.
Se ha establecido, de manera jurisprudencial, que se consideran plazos procesales aquel período de tiempo que se encuentra establecido para
facilitar la realización de cualquier actuación o cumplimiento de formalidad en el curso de un proceso, una vez iniciada una acción judicial [3].

De modo general, se puede establecer que según la forma de computar los plazos, éstos
pueden ser de horas, días, semanas, meses y años. En el caso de la Jurisdicción
Inmobiliaria, de conformidad con el artículo no. 112 del Reglamento de los Tribunales
Superiores de Tierras y de Jurisdicción Original de la Jurisdicción Inmobiliaria, el cual
establece que “los plazos procesales se contarán en días calendario, salvo especificación
contraria de la ley o el presente reglamento”, podemos inferir que los plazos existentes, en
materia inmobiliaria, se calculan en días, por excepción del plazo para recurrir en casación,
y que la salvedad que quiere hacer el legislador en la redacción del previamente señalado
artículo se refiere a la distinción entre días calendarios y días francos, como es el caso del
artículo 30 de la Ley 108-05, donde se establece el plazo de la octava franca en lo
concerniente a la notificación de la demanda a la parte demandada[4]. Con relación al
aumento del plazo en razón de la distancia, ni la Ley, ni el Reglamento disponen nada al
respecto, por lo que se le aplica el principio general que contiene el artículo 1033 del
Código de Procedimiento Civil, conjuntamente con las disposiciones del artículo 73 al 74
del mismo Código cuando se trate de notificaciones al extranjero[5]. 
El artículo 81 de la Ley 108-05 establece el plazo de 30 días contados a partir de la fecha de
la notificación de la sentencia por acto de alguacil a persona o a domicilio, para interponer
el Recurso de Apelación de una decisión emanada de un Juez de Jurisdicción Original por
ante el Tribunal Superior de Tierras, con el objeto de que se disponga su modificación, en
razón de que la parte que se considera perjudicada[6]. Asimismo, en virtud del artículo 80
párrafo I de la Ley 108-05, este recurso debe ser notificado a la contraparte, en un plazo de
diez  (10) días.
En lo concerniente al Recurso de Apelación, el artículo 82 de la Ley 108-05 ha establecido
que este recurso se regirá en virtud de lo establecido por la Ley de Procedimiento de
Casación y demás reglamentaciones en la materia. El artículo 5 de la Ley 3726 sobre
Procedimiento de Casación de fecha  29 de diciembre de 1953, establece que el plazo para
depositar el memorial de casación es el de dos meses luego de la notificación de la
sentencia. Como en materia inmobiliaria no existe el defecto por comparecer, en virtud del
artículo 30 párrafo I de la Ley 108-05, en razón de que hasta tanto la parte demandante no
deposite en la secretaría del tribunal constancia de que ha notificado a la parte demandada,
el tribunal no fija audiencia y no se inicia ningún trámite procesal en relación con la
demanda[7], a los fines de proteger el derecho de defensa, en virtud de todo esto, todas las
sentencias susceptibles de ser recurridas en casación se acogen al plazo antes enunciado en
virtud de que no hay que esperar el vencimiento del Recurso de Oposición, por lo cual , las
disposiciones del artículo 5, en su Párrafo, de la Ley de Casación, no se aplican en esta
materia[8], donde expresa que 
con relación a las sentencias en defecto, el plazo de dos meses es contado desde el día en
que la oposición no fuere admisible[9].
Por: Marianne Olivares 
2009-5067
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.

[3] Escuela Nacional de la Judicatura, Rep. Dom., 2007. Derecho Inmobiliario, III Fase de Implementación.Pág. 41.
[4] Ley 108-05 de Registro Inmobiliario. Art. 30.
[5] Escuela Nacional de la Judicatura, Rep. Dom., 2007. Derecho Inmobiliario, III Fase de Implementación.Pág. 42.
[6] Reglamento de los Tribunales Superiores de Tierras y de Jurisdicción Original de la Jurisdicción Inmobiliaria. Art. 194
[7] Ley 108-05. Art. 30
[8] Escuela Nacional de la Judicatura, Rep. Dom., 2007. Derecho Inmobiliario, III Fase de Implementación.Pág. 50.
[9] Ley 3726 sobre Procedimiento de Casación. Art. 5.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Los plazos.

Jurisprudencia ejemplo sanción a la inobservancia de los plazos.


Sentencia del 10 de diciembre de 2008, núm. 13
Sentencia impugnada: Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte, del 6
septiembre de 2006.
Materia: Tierras.
Cámara De Tierras, Laboral, Contencioso-Administrativo Y Contencioso-Tributario.
Litis sobre derechos registrados.
En sus considerandos, la Suprema Corte de Justicia establece que no obstante la parte
recurrida propone un medio de inadmisión por falta de interés, la Corte decidió examinar de
oficio, en primer término, si el recurso de casación aludido ha sido interpuesto dentro o
fuera del plazo que establece la ley, por tratarse de un asunto de carácter perentorio y de
orden público.
Asimismo, se procedió a examinar el expediente formado con motivo del recurso y se
ponen de manifiesto los siguientes hechos:
a) La sentencia recurrida fue dictada por el Tribunal Superior de Tierras del Departamento
Norte en fecha  6 de septiembre de 2006;
b) Que la misma fue fijada por la Secretaría de dicho tribunal, en la puerta principal del
mismo, el día 11 de octubre de 2007;
c) Los recurrentes interpusieron su recurso de casación contra la referida sentencia el día 26
de diciembre de 2007, según consta en el memorial depositado en esa fecha en la Secretaría
de la Suprema Corte de Justicia.
De conformidad con el artículo 134 de la Ley de Registro de Tierras Núm. 1542 de 1947, al
amparo de la cual fue introducido, instruido y solucionado el asunto de que se trata “el
recurso de casación será interpuesto, instruido y juzgado, tanto en materia civil como en
materia penal, conforme a las reglas del derecho común”. Asimismo, el artículo 5 de la Ley
sobre Procedimiento de Casación establece que en los asuntos civiles y comerciales el
recurso de casación se interpondrá por un memorial suscrito por abogado, con indicación de
los medios en que se funda, que deberá ser depositado en la Secretaría de la Suprema Corte
de Justicia, en los dos meses de la notificación de la sentencia; que, por otra parte, de
acuerdo con la parte final del artículo 119 de la ya mencionada Ley de Registro de Tierras
“Los plazos para ejercer los recursos contra las decisiones dictadas por el Tribunal de
Tierras, se cuentan desde la fecha de la fijación del dispositivo de la sentencia en la puerta
principal del tribunal que la dictó”. De ahí que el plazo de dos meses establecido por el
artículo 5 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, debe ser observado a pena de
inadmisión y por tanto, su inobservancia puede ser invocada en todo estado de causa y no
siendo susceptible de ser cubierta por las defensas al fondo, la Suprema Corte de Justicia
debe pronunciar de oficio la inadmisión resultante de la expiración del plazo fijado por el
referido texto legal para la interposición del recurso, en los casos en que el recurrido no
proponga esa excepción, por tratarse de un asunto de orden público, de conformidad con lo
que establecen los artículos 44 y 47 de la Ley núm. 834 de 1978.
Del mismo modo, se hizo el cálculo correspondiente y con lo que en tal sentido establece la
parte final del artículo 119 de la Ley de Registro de Tierras, es el día en que ha tenido lugar
la publicación de la sentencia, esto es, la fijación del dispositivo de la misma en la puerta
principal del tribunal que la dictó. Se ha señalado en parte anterior del presente fallo, en la
especie consta la mención puesta por la Secretaria del Tribunal a-quo al dorso de la hoja
Núm. 16 y en el encabezado de la primera hoja de la decisión impugnada, que ésta fue
fijada en la puerta principal del Tribunal Superior de Tierras del Departamento Norte, el
día 11 de octubre de 2007; que, por tanto, el plazo para el depósito del memorial
introductivo del recurso de casación, por ser franco, vencía el día 13 de diciembre del
2007, plazo que aumentado en cinco (5) días más en razón de la distancia de 148
kilómetros que media entre el Municipio de Jarabacoa, domicilio de los recurrentes y la
ciudad de Santo Domingo, asiento de la Suprema Corte de Justicia, debía extenderse hasta
el día 18 de diciembre de 2007, ya que el término se aumenta en razón de un día por cada
30 kilómetros de distancia o fracción mayor de 15 kilómetros; que habiendo sido
interpuesto el recurso el 26 de diciembre de 2007, mediante el depósito ese día del
memorial correspondiente en la Secretaría de la Suprema Corte de Justicia, resulta evidente,
que dicho recurso fue interpuesto tardíamente y en consecuencia procede declararlo
inadmisible, por lo que no ha lugar a examinar los medios contenidos en el recurso.
De lo anterior vemos cómo se sanciona a pena de inadmisibilidad el accionar fuera de
plazo.
Por: Marianne Olivares 
2009-5067
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Jurisprudencia ejemplo sanción a la inobservancia de los plazos.

Los Medios de Inadmisión


“Los medios de inadmisión pueden ser propuestos en todo estado de causa, de
conformidad con lo establecido en el artículo 45 de la Ley núm. 834 de 1978.” Son
considerados por la falta de derecho para actuar, tal como la falta de calidad, falta de
interés, la prescripción, el plazo prefijado, y la cosa juzgada. En algunos casos los medios
de inadmisión en materia inmobiliaria tienden a ser evaluados de manera conjunta con el
fondo de la Litis, partiendo de lo establecido en el artículo 62 de la Ley 108-05. De manera
general estos son regidos por el derecho común en base a la Ley 834-78, en sus artículos 44
y siguientes, dentro de los cuales se  establece que estos se verán “sin examen al
fondo”, Es en cierto modo es evidente no hace contraste con lo practicado por algunos de
los jueces de la Jurisdicción Inmobiliaria. Por lo anteriormente esquematizado, la audiencia
de sometimiento de pruebas, es aquella designada para conocer la realización de cualquier
peritaje que dé a conocer la falta de fundamentación de la demanda, en caso de que esta
haya sido ejercida con ligereza censurable o con el propósito deliberado de hacer algún
tipo de daño.
Según algunos juristas, conforme a lo que dispone el artículo 65 del Reglamento de los
Tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria, el cual establece que, “el conocimiento de las
excepciones de procedimiento a pena de inadmisibilidad, deben ser presentadas
simultáneamente y antes de toda defensa al fondo, debiendo ser propuestas en la audiencia
de presentación de pruebas”, entienden que “el juez estima que los mismos al ser
propuestos, tienen una intención dilatoria, decide entonces acumularlos para fallarlos
conjuntamente con el fondo.”  Es cierto que existe, partiendo de esto, un tipo de
contradicción, por el hecho de que por apreciación de los jueces se toma la decisión, en los
tribunales de la Jurisdicción Inmobiliaria, de conocer los medios de inadmisión en conjunto
con la defensa al fondo, es considerado como tipo de acumulación, para evitar una
“eternalización de los procesos” en cuanto al tiempo, siendo un tanto opuesto con lo
previsto por el legislador en los procedimientos de derecho común.
Pudiésemos entender que algunos jueces de la Jurisdicción Inmobiliaria, aplican el
principio de “economía procesal”, pero ya con un enfoque de frente a los asuntos
inmobiliarios. ¿En qué sentido? Tienden  a darse casos en los que se presente un ciudadano
que tiene medio de una Litis,  su único patrimonio (una casa) siendo esto con lo que éste
cuenta para la solución de ciertas deudas. En caso de que se detecte un medio de
inadmisión, siguiendo los pasos de derecho común, se toma la decisión con respecto al
mismo, si se da que la parte sucumbiente no se halle de acuerdo, ésta puede recurrir la
sentencia.
 Lo cual afectaría de manera inminente al titular del inmueble en litigio. Por lo tanto se
considera un tanto más justo evitar ese tipo de situaciones, por lo que los jueces
determinan, por casos como estos, el acumular los medios de inadmisión en conjunto con la
decisión del fondo. No estaría de más que se  evalué ambos procedimientos, el meramente
civil y el inmobiliario, desde perspectivas distintas. Sin embargo, desde un punto de vista
lógico debe de admitirse que el fin de las inadmisibilidades es que impide la discusión del
fondo del asunto.
Por: Farah Almánzar 
2008-5955
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Los Medios de Inadmisión

Estado de Fallo y Decisión


Ya cuando se ha cumplido con todo el proceso, que las partes han dicho sus conclusiones,
se han vencido todos los plazos y no queda nada pendiente para poder tomar una decisión,
pues el expediente entra en estado de fallo. El tribunal tiene un plazo de 60 días para dictar
su sentencia y por causas justificadas el juez puede prorrogar este plazo.
Luego, el siguiente paso es la decisión o sentencia, que es independiente de las partes. Este
solo depende del juez. En la sentencia, se establecerá la decisión del juez ante la Litis sobre
Derechos Registrados, sus motivaciones, todo lo que se vio en el proceso, las pruebas que
forman una base para su decisión, y el pago de las costas del procedimiento (si se pidieren)
a cargo de la parte que sucumba en el proceso. Esta sentencia es susceptible de ser apelada
y se recurre ante la Secretaria del Despacho Judicial de donde emanó la sentencia,
volviendo así a abrirse otra instancia en el proceso.
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: Estado de Fallo y Decisión

La Apelación en Materia Inmobiliaria


Luego de terminado el proceso de Litis, la decisión emitida por el Tribunal de Jurisdicción
Original, es susceptible de ser recurrida, por el recurso de apelación.
El recurso de apelación es la acción mediante el cual se impugna una decisión dictada por
un tribunal de Jurisdicción Original. Éste recurso debe ser interpuesto ante la secretaría del
Tribunal de Jurisdicción Original correspondiente, mediante declaración por escrito
motivado, ya sea personalmente o mediante apoderado.
La Ley 108-05 de Registro Inmobiliario establece que son susceptibles de Recurso de
Apelación las decisiones jurisdiccionales, es decir, aquellas que son dictadas por un Juez o
Tribunal de Jurisdicción Inmobiliaria con motivo de un proceso contradictorio.
En ese sentido, toda sentencia que pone fin a un proceso contradictorio o litigioso, donde el
tribunal apoderado instruyó el caso en audiencia pública, es susceptible de ser recurrida en
apelación.
Éste recurso será interpuesto por la parte que se considere afectada, pues de lo contrario, el
recurso carecería de interés y la consecuencia de la falta de interés es la inadmisibilidad del
mismo. El recurso de Apelación deberá ser interpuesto dentro del plazo de treinta (30) días
después de la notificación de la sentencia que pone fin a la Litis. El mismo, debe ser
notificado a la contraparte en un plazo de diez (10) días. 

Por Katherine Espinosa 


2009-5405
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest
Etiquetas: La Apelación en Materia Inmobiliaria
La Casación en Materia Inmobiliaria
Según el artículo 82 de la Ley 108-05 el Recurso de Casación es “La acción mediante la que se impugna una decisión dictada por un Tribunal Superior de
Tierras”. Así mismo el artículo 1 de la ley 3726 sobre Procedimiento de Casación dispone que “la Suprema Corte de Justicia decide como Corte de
Casación, si la Ley ha sido bien o mal aplicada en los fallos en última o en única instancia pronunciados por los tribunales del orden judicial”.

Es necesario, que recordemos que el Recurso de casación no nos da paso a una tercera instancia, debido a que la Suprema Corte de Justicia, no es un tercer
grado de Jurisdicción, y esta solo se limita a confirmar o anular la sentencia que haya sido recurrida y no conoce el fondo, sino que es un recurso
extraordinario.

Ahora bien, ¿son todas las sentencias susceptibles de recurrir en casación?, pues no, en principio, solo serán recurribles las sentencias que hayan sido
dictadas en una única o última instancia por un tribunal de la Jurisdicción Inmobiliaria; así mismo, aquellas que hayan sido dictadas por un tribunal
incompetente, se cometió una desnaturalización de los hechos en la sentencia, por violación al derecho de defensa, por la decisión tener falta de base legal o
por existir una contradicción entre el fallo y las motivaciones. Ante esto, solo pueden recurrir aquellos que tengan interés y que hayan participado ya sea por
escrito y oralmente en el proceso. También pueden recurrir, el Abogado del Estado y el Procurador General de la Republica con las limitantes que dispone la
ley.

A partir de ahí el expediente queda en fallo reservado si no hay reenvío por alguna causa o, en caso contrario, se fija nueva fecha para la audiencia.
Agotado el proceso, la sentencia que intervenga puede contener las siguientes modalidades:
a)      El recurso puede ser declarado inadmisible.
b)      Puede ser anulado por vicios de forma.
c)      Puede ser rechazado.
d)      Puede ser acogido y casada la sentencia.
Si ocurre una de las tres primeras hipótesis, la sentencia se convierte en definitiva e irrevocable. [10]

Por: Lourdes Suárez 


2009-5083
Los contenidos plasmados en este sitio responden a una práctica en el marco de la materia de Derecho Inmobiliario-PUCMM.

[10] Escuela Nacional de la Judicatura, Rep. Dom., 2007. Derecho Inmobiliario, III Fase de Implementación.
Publicado por Litis sobre Derechos Registrados en viernes, diciembre 02, 2011 No hay comentarios: 
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

Fuentes Consultadas

         Legislación
o   Ley 108-05 de Registro Inmobiliario
o   Ley 1542 de Registro de Tierras (Derogada)
o   Código Civil Dominicano.
o   Código de Procedimiento Civil
o   Ley 3726 sobre el procedimiento de Casación.
o   Reglamento de los Tribunales Superiores de Tierras y de Jurisdicción Original de la
Jurisdicción Inmobiliaria.
o    Ley No. 834, de fecha 15 de julio del año 1978.
         Páginas de internet.
o   http://www.ji.gov.do/webji/documentos/publicaciones/litis_dre_reg.pdf
ohttp://www.slideshare.net/enjportal/2-presentacion-litis-sobre-derechos-registrados-
presentation
o   http://jottincury.com/publicaciones/PDF/Procesal_Civil/PC_01.pdf
         Otros.
o   Escuela Nacional de la Judicatura, Rep. Dom., 2007. Derecho Inmobiliario, III Fase de
Implementación.
o   Valoración de la Prueba I – Escuela Nacional de la Judicatura
o   Seminario “Litis sobre Terrenos Registrados” Escuela Nacional de la Judicatura.
o   CATEDRAS DE DERECHO INMOBILIARIO, Profesor Héctor Alíes R. Septiembre –
Diciembre 2011.